Jump to content
Español

Las dinámicas destructivas de la propaganda política

Recommended Posts

Aunque el tema que a continuación paso a exponer, bien podría haberlo integrado en otros abiertos al efecto del seguimiento de conocidos grupos políticos, he preferido dedicarle un tema aparte por la relación que tiene con el estado actual de cosas en nuestra sociedad, cada vez más dividida, polarizada y en suma destruida de sus principios y valores fundamentales.

También podría haberlo titulado haciendo alguna referencia a las técnicas del populismo para extender su mensaje en la sociedad, pero pienso que es más adecuado generalizarlo en el orden de la propaganda política ya que creo que la dinámica que a continuación se retrata, no es exclusiva del populismo, sino que ya es ampliamente utilizada por todas las formaciones políticas que aspiran a alguna forma de gobierno o presencia en la sociedad.

Para exponerlo voy a utilizar un artículo que publica hoy el digital "El Confidencial.es", acerca de los métodos que utiliza Vox para propagarse en la redes, aunque me gustaría que lo tratásemos de manera general, referida a todos los partidos y movimientos que aspiran a mejorar la sociedad -resalto en negritas lo que me parece interesante para apoyar el tema-:

Cita

La maquinaria de Vox en Facebook: así pagan para indignar a la izquierda y viralizarse

La estrategia del partido de Santiago Abascal copia las campañas de Trump: la mejor manera de llegar a sus potenciales votantes es indignando e incordiando a sus rivales

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Autor

"Vamos a dejar en paz al abuelo, a nosotros lo que nos funciona es otra cosa". La frase es recurrente en el seno de Vox para explicar su estrategia en redes sociales, especialmente a través de Facebook. El 'abuelo' es Franco y, pese a que el algoritmo de la red social identifica tres millones de perfiles que de alguna manera simpatizan con el caudillo (en base a sus 'likes', publicaciones, grupos a los que pertenecen, etc.), Vox lleva meses ignorándolos en Facebook. Su técnica es más retorcida y rentable: cabrear a la izquierda asegurándose, así, de que sus mensajes llegan a quienes se indignan con los mensajes de Abascal... y reaccionan.

Vox es uno de los partidos políticos que más están recurriendo a campañas microsegmentadas pagadas en Facebook como arma de promoción. Para ello, utiliza algunos de los 'posts' y noticias publicadas en su muro oficial. Después les inyecta dinero para distribuirlos en forma de publicidad entre grupos muy concretos de usuarios, una técnica a la que recurren muchas empresas y medios de comunicación. La novedad —al menos en la política española— es que Vox no solo paga para que su contenido llegue a sus potenciales votantes, sino también a aquellos que el algoritmo de la red social identifica como de izquierda o extrema izquierda (por ejemplo, los 400.000 usuarios simpatizantes de Ada Colau, los 3,8 millones de Podemos o los 900.000 de Pablo Iglesias...). Este método inspirado en las campañas de Trump, y gastando 10 veces menos que el PP, consigue llegar a mucha más gente.

Vox bombardea a estos grupos de usuarios con mensajes diseñados para 'calentarlos' en busca de la viralidad que necesita. Un análisis de los datos del retorno de estas campañas a que ha tenido acceso Teknautas revela que una publicación sobre el Valle de los Caídos, Franco o Primo de Rivera apenas genera un 5% de interacciones. Sin embargo, un anuncio 'zurrando' a Ada Colau, a Pablo Iglesias, a 'los comunistas' o a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) se dispara hasta el 23%. Es la estrategia perfecta para fabricar conflicto y viralizar así su propaganda en internet.

"Ayer, Pablo Iglesias mandó a los estudiantes víctimas del sistema educativo socialista a manifestarse. Cuando nos vuelvan a preguntar qué significa la #EspañaViva, responderemos con esta imagen de dos jóvenes de cañas por España en Granada plantando cara a la podredumbre podemita". La foto es real y muestra a un joven envuelto en la bandera española en actitud pacifista, frente a otro alterado y en pose amenazante señalándole con el índice a un palmo de su cara. Es solo uno de los cientos de mensajes publicados por Vox en su página de Facebook, pero es uno de los que más comentarios han generado en los últimos días, 530. Se ha compartido más de 1.000 veces.

 

Uno de los mensajes de Vox en su perfil oficial de Facebook.
Uno de los mensajes de Vox en su perfil oficial de Facebook.

La fórmula se repite en sus cuentas como un rodillo. "Cuando el okupa de La Moncloa convoque elecciones generales, la #EspañaViva hará historia". "Así manipulan a los jóvenes andaluces los que quieren imponer el comunismo chavista". "Llenando Colón y dando un portazo a la corrupción socialista y al comunismo bolivariano". Son mensajes publicados en el muro de Vox, listos para activarse como anuncio pagado. "Una vez más, el fundamentalismo que odia nuestra libertad y que no puede convivir con nosotros mancha las calles europeas de sangre", dice otro. Es en realidad una de las campañas, activas ahora mismo, que relacionan directamente terrorismo islámico con inmigración. Se ha compartido casi 1.000 veces en una semana.

Pagar a Facebook por cabrear a la izquierda no es una decisión gratuita, sino una forma de viralizar el contenido y, más importante, cazar votos. "Si logras que la gente se cabree y comente, esos mensajes los ven sus amigos en Facebook. Y no todos van a ser de izquierdas, habrá gente de derechas. Esa es la clave: usar a la izquierda para movilizar a potenciales votantes que de otra forma no llegarían a tu mensaje", explica a Teknautas una fuente conocedora de la estrategia del partido en internet. Gracias a estos clics y 'likes', se obtiene un detallado 'retrato robot' de las debilidades y preocupaciones de simpatizantes potenciales. Una mina de oro para ajustar y personalizar los mensajes y volver a impactar. "Las conclusiones que se sacan analizando las reacciones de la población a sus mensajes arrojan información mucho más precisa que ninguna encuesta", asegura un experto en comunicación digital que participó en la campaña de Matteo Salvini.

Así, por ejemplo, más del 75% de la gente que interactúa con un anuncio de Vox pagado en Facebook (que comenta, da al 'me gusta' o comparte) son hombres que viven principalmente en Madrid, Barcelona, Sevilla y Málaga. Son los puntos calientes del partido, aunque han ido perdiendo cuota desde las elecciones andaluzas, cuando el proyecto de Abascal se ha empezado a popularizar con fuerza en ciudades de tamaño medio y pueblos de toda España. Hay algunas zonas, como áreas rurales de Murcia, donde el incremento de la interacción está siendo vertiginoso. La gran mayoría de esos usuarios cuenta con estudios superiores. Cruces adicionales de datos permiten vislumbrar un perfil laboral que tampoco encaja con ideas preconcebidas: hay desde empleados del sector de servicios financiero y tecnológico a trabajadores de varios ministerios y otros organismos públicos. Y muchos trabajan en algunas de las principales compañías de este país.

El 'hombre Vox'

Facebook ofrece la posibilidad de analizar a todos estos usuarios de forma agregada y con una enorme cantidad de información. Dentro de ese 75-80% de hombres simpatizantes de Vox en la red social, hay una preocupación fundamental: la unidad de España y Cataluña. Datos analizados por este diario señalan que el nivel de interacción de usuarios en Barcelona es hasta un 20% superior comparado con cualquier otro territorio en España. Una confirmación de que el 'procés' catalán ha sido (y sigue siendo) una máquina de generar interés en Vox. Y ellos lo saben: una de las siete campañas de pago del partido en activo ahora mismo en Facebook reza así: "Ayer, Vox acompañó a la España Viva en Cataluña. En este vídeo podrás ver lo que no mostraron los medios". En las imágenes no solo se puede ver a Santiago Abascal dándose un baño de multitudes, también aparece 'el enemigo': miembros de la Plataforma Antifascista enarbolando en una contramanifestación banderas de la URSS y republicanas con la estrella roja. Uno de los mensajes que mejores resultados les han dado en los últimos tiempos es todo lo relacionado a la polémica sonada de mocos de Dani Mateo.

 

 

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (en el centro de la imagen), participó en el acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución convocado en Girona. (EFE)
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (en el centro de la imagen), participó en el acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución convocado en Girona. (EFE)

 

Más allá de Cataluña, hay una segunda temática que preocupa al 'hombre Vox' en la red social de Zuckerberg: el 'buenismo', relacionado con la izquierda. Los simpatizantes de Abascal se han cansado de lo políticamente correcto, de callar "lo que los españoles dicen en su WhatsApp", en palabras del propio líder de la formación. Y eso ayuda a refinar de nuevo la maquinaria. "Mientras el PP habla de emprendedores e innovación, aquí nos cagamos en Pablo Iglesias. Te puedes imaginar qué calienta más", dice otra fuente consultada conocedora de la estrategia interna. Si hay que relacionar inmigración con terrorismo el día de un atentado, se hace. Si hay que colar bulos, se hace. En esta primera fase de despegue, se trata de 'caldear' el ambiente y pescar en río revuelto.

¿Qué hay de las mujeres? Los datos de Facebook analizados demuestran que solo un 15-20% de usuarios que interactúan con sus campañas son mujeres, cuya principal preocupación no son ni Cataluña, ni el buenismo ni la inmigración, sino, curiosamente, frenar el feminismo. Es casi lo único que comparten con los hombres: unos y otros son antifeministas.

 

El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención en un acto público del partido. (EFE)
El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención en un acto público del partido. (EFE)

Vox promulga, entre otras cosas, la derogación de la Ley de Violencia de Género, la supresión de organismos feministas radicales subvencionados y la persecución de denuncias falsas. "Muchas mujeres se meten en Vox porque la ley ha perjudicado a hijos, hermanos, primos o amigos divorciados...". Y, contra todo pronóstico, es un mensaje que está calando entre las mujeres en España. Mientras solo el 30% del voto de Vox es femenino, el 45% de los donantes del partido son mujeres, según datos analizados por este diario. En otras palabras: el potencial de crecimiento en este segmento es muy importante, "mucho mayor que otros partidos", según Rocío Monasterio, arquitecta y presidenta de Vox en Madrid.

Aunque no está tan arriba en el listado de intereses detectados al analizar el comportamiento de Facebook de los simpatizantes, el de la inmigración es otro de sus mensajes estrella. Pero al contrario de lo que ocurre con movimientos similares en Francia o Estados Unidos, el votante de Vox no le interesa tanto la seguridad o el deterioro del mercado laboral relacionado con la llegada de extranjeros. "No tiene absolutamente nada que ver con lo de Trump. En España, al menos en Vox, es un rechazo más cultural, de costumbres, velos, hábitos, de rechazo a lo distinto, generalmente al musulmán", anota una fuente. Uno de los mensajes que mejor se viralizaron, explican, es la reacción del partido a unas declaraciones de la periodista Susanna Griso comentando a su vez las palabras del ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, que calificó de "gusanos senegaleses" a los hombres que violaron a una joven italiana hasta matarla. Entre los contenidos más visitados en la web, por otro lado, se cuentan los extractos del discurso de Abascal en Vistalegre.

El análisis de las campañas de Facebook demuestra que Vox es un partido de 'believers', de entusiastas del proyecto. De hecho, muchos de los contenidos que utiliza el partido —'memes', 'links' con noticias, montajes, etcétera— provienen de los propios simpatizantes. Gente anónima los envía a las cuentas del partido y luego se viralizan desde las cuentas oficiales. De hecho, muchas de las noticias que se promocionan se suben sin ningún filtro y gran parte provienen de portales especializados en difundir rumores y noticias sin confirmar, como Meditarráneo Digital o Caso Aislado. Para bien o para mal, vuelan a lomos de sus fans.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2018-12-20/vox-facebook-redes-sociales-pablo-iglesias_1713790/

De todos es conocida la extendida costumbre que tienen los partidos de izquierdas, de dividir y polarizar la sociedad para alcanzar el poder. No basan su existencia en ningún esfuerzo conjunto por un alcanzar un ideal superior sino en la ruptura de los ideales que dan sentido y unidad a las cosas del bien común existente. De hecho, el propio movimiento de los indignados del 15M, que supuso el renacer del comunismo renovado en España, aparte de encontrar su justificación material en las corruptelas políticas de PP y PSOE, la crisis económica o los recortes de prestaciones sociales, debe también sin duda su existencia ideológica a dicha polarización, astutamente utilizada por lo que después pasó a denominarse "Podemos", cuya denominación refleja como ninguna la verdadera aspiración de ese movimiento, que no es otra que la del poder pretendido para destruir lo creado y organizar desde sus ruinas una nueva sociedad a imagen y semejanza de sus líderes, como bien ha demostrado ya la historia en cada ocasión donde han alcanzado el poder absoluto, y con ello la propia ruina o destrucción del ser humano integrado en esa unidad que es la comunidad social donde vive y se identifica.

No vamos a descubrir nada si decimos que la generación de tensiones y divisiones es lo que tradicionalmente ha alimentado y mantenido viva a la izquierda, desde la más antigua revolucionaria lucha de clases, pasando por la división entre bandos, hasta llegar a la más moderna guerra de sexos donde, el hombre y la mujer han dejado de ser potencialmente la unidad humana para dividirse y convertirse así en dos potencias enfrentadas. Se trata en suma del lema "Divide et impera", tan antiguo como el mundo y aplicado en su más perversa expresión para dominar al propio ser humano que pretende liberar.

Desde la persona humana, pasando por la familia, el clan, el gremio, el municipio, la nación o la patria y así hasta llegar a la metafísica de la Comunión, todas las estructuras que mantienen vivas y unidas nuestras sociedades se sustentan sobre unidades fundamentales formadas por elementos complementarios, que se multiplican generando nuevas unidades: cuerpo y alma, hombre y mujer, amigos, vecinos, paisanos, fieles, etc. El propio ser nacional y en nuestro caso, la democracia, se sustenta sobre esa realidad. La propia ley natural tiene esa forma de estructura. 

La raíz cristiana de nuestras sociedades se fundamenta también en buena medida, en aquel milagro de la multiplicación de los panes y los peces donde, lo milagroso no fue hacer aparecer el alimento de la nada sino convertir el corazón egoísta de los que allí estaban invitándoles a compartir sus propios bienes para que de esta forma se multiplicase el bien de todos. Ese milagro de la multiplicación ha sido el que los españoles han sabido reproducir mejor por el mundo, dando origen a aquella comunión de pueblos y naciones que fuera nuestro imperio, y sentando las bases de la actual hegemonía occidental.

De otro lado, la existencia de las derechas en nuestro marco político, desde su origen en la revolución francesa representando la defensa del orden tradicional frente al veto real de los revolucionarios, hasta llegar a la más moderna "ultraderecha" reclamando la supuesta vuelta a los valores tradicionales, no se entiende sino como una fuerza de contraposición necesaria para conservar la unidad social sobre la que constantemente atenta la división del progreso de la izquierda, y que configura el bien común. Así, izquierdas y derechas vendrían a ser la manifestación social de las expresiones matemáticas de la división y la multiplicación respectivamente pues, de alguna forma la izquierda representa siempre ese proyecto privativo de "lo nuestro" que trata de dividir y repartir el "bien de todos", y que pretendidamente trataría de conservar y multiplicar la derecha.

Digo pretendidamente porque por supuesto, el factor humano es clave en ese análisis de izquierdas y derechas ya que, no se puede afirmar que todos los afectos a las izquierdas y derechas operen en sentido estricto al que orienta su ideología: ni todos los afines de la izquierda pretenden dividir la sociedad, ni todos los de la derecha pretenden conservar y multiplicar el bien común. Es más, por mi propia experiencia casi que me atrevería a afirmar que, por lo general, existe una gran masa invertida en ambos bandos, unos creyendo ingenuamente que mediante la división van a lograr la igualdad deseada y otros actuando astutamente a sabiendas que de la multiplicación van a obtener un beneficio que les sitúe por encima de los demás, pero así de torpe es la condición humana.

Lo importante y curioso en ambos casos es que, tanto las izquierdas como las derechas, aunque operen a conciencia y honestamente, tratan en teoría de lograr una unidad que podríamos definir como bien común, sin embargo, el camino que hoy emprenden ambos extremos dominados por el populismo, es el de la generación de tensiones y la división constante que imposibilitan la construcción y conservación de un bien común y con ello la de la propia identidad nacional y dignidad humana.

¿Por qué partidos de izquierdas, como Podemos que, pretendidamente apuestan por la igualdad o la solidaridad, emplean para sus fines la división constante entre bandos, sexos o regionalismos, o buscando el favor de grupos separatistas que procuran en definitiva la ruptura del bien común, generando así mayor insolidaridad y desigualdad entre todos? ¿Por qué partidos de derechas como Vox, que pretendidamente claman por preservar la unidad y libertad nacional atacadas por la izquierda, emplean esa misma técnica incendiaria de la división social, generando de esta manera una mayor desunión y tiranía entre los sujetos que componen la nación, y en definitiva con ello procurando también la ruptura del actual bien común?

Sé que no vivimos en la sociedad perfecta y que a día de hoy estamos muy lejos de alcanzar ese ideal pero ¿Se trata en ambos casos de proyectos y actuaciones legítimas, surgidas desde la sociedad y para el bien de todos, en función dicho esto de los deseos y promesas expresados por todas esas formaciones en sus respectivos mítines y programas, o en cambio responden a otros intereses superiores que, por encima de ellos mismos y valiéndose del populismo que mueve hoy toda la política, buscan dividir, tensionar y destruir el bien social para hacerse así con el dominio de nuestras vidas? ¿Todo lo que hay es en realidad lo que se ve, o lo que se ve en cambio está ahí para ocultar la realidad? Porque, tan contradictorio e hipócrita me parece clamar por la justicia social, empobreciendo y privando aún más al pobre de sus propios bienes humanos y materiales, como pretender la unidad y la concordia nacional al mismo tiempo que se paga a unos pirómanos para incendiar la sociedad.

Por ejemplo, me he leído varias veces las cien propuestas de Vox para el gobierno y pese a estar conforme con la inmensa mayoría, no tolero de ninguna manera el uso que se hace del tema de la inmigración pues, de igual forma que la izquierda no puede abrir de par en par las puertas de las fronteras si se quiere mantener la paz y el orden en la sociedad, la derecha tampoco puede abrir la puerta de la xenofobia por el mismo motivo pues, en ambos casos de cosifica y deshumaniza a la persona hasta convertirla en simple materia de voto y presupuesto, sin tener en cuenta la dignidad humana y necesidades básicas de los que vienen y de quienes los reciben. Es decir, al igual que lo que comentaba anteriormente, la vía del orden no puede ser generar un mayor desorden. La tolerancia, solidaridad y acogida que caracterizan a los españoles, es una virtud conquistada durante siglos que no podemos permitirnos perder por seguirle el juego a un puñado de intereses políticos y económicos, sean de izquierda o de derecha. Seamos rebaño pero no borregos.

Por todo esto y otras cosas me declaro a menudo objetor de conciencia en materia de voto, cada día más consciente, porque no entiendo como todos esos grupos que supuestamente pretenden mejorar esta sociedad, son incapaces de entender que, sus dinámicas de funcionamiento se orientan a empeorarla. El fin no puede justificar los medios y si se carece de un proyecto ilusionante, capaz de movilizar el voto y aunar voluntades en pos de un futuro mejor para todos, antes de unirse al bando de los incendiarios, es preferible seguir defendiéndo honradamente la casa y quedarse esperando a ver como pasa por delante el cadaver de tu enemigo pues, sin duda en esta vida, todo pasa.

Yo de momento me seguiré absteniendo, y ojalá fueran millones los que lo hiciesen pues así entenderían nuestros políticos que, para construir una sociedad mejor, es más efectivo y humano sacrificarse uno mismo que andar promoviendo el sacrificio de los demás. El origen cristiano de nuestra civilización así nos lo demuestra.

 


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es de las mejores reflexiones que he leído en este foro y está plenamente justificado que se trate en un hilo aparte (el hilo sobre Vox es para breves noticias y comentarios de actualidad sin demasiada trascendencia).

La noticia que acompaña al hilo es tremenda. Si realmente están haciendo ese uso de las redes sociales, me parece muy mal. Es uno de los temas que no me convencen de Vox; desde el  principio, les he visto poco conciliadores y con demasiadas ganas de engendrar división. Entiéndaseme bien: en algunos temas vitales -como la unidad de España o el derecho a la vida- es preciso trazar una raya y mostrarse inflexibles, pero en otros temas no veo la necesidad de buscar el cisma. Sobre todo debe presidir un ánimo de concordia. Ese ánimo de concordia lo observo en muchas intervenciones de José Antonio en esos días aciagos de la Segunda República, pero en Abascal hasta ahora no lo he visto. No niego que en algunos casos esté justificada la confrontación, pero buscarla por sistema no me parece de personas honradas.

Español, me parece singularmente afortunada esa distinción que haces entre los que dividen (izquierda) y los que multiplican (derecha, en teoría). Es verdad que a la derecha también le ha dado últimamente por dividir, y ésas es una de las razones por las que no me siento representado por esa derecha. Comparto tus reservas hacia el discurso de Vox sobre la inmigración: desde lo del Aquarius me parece se les ha ido la mano y, aparte de que a veces se apoyan en bulos, empieza a ser cargante el discurso complotista, con menciones habituales a Soros y Bilderberg. Ya lo único que les falta es hablar del "Plan Kalergi".

Como bien dices, la vía del orden no puede ser generar un mayor desorden. Me parece genial esa frase, pues capta a la perfección el problema de esas nuevas derechas que parece que están triunfando. Además hay que estudiar a quién beneficia ese desorden.

Tanto me han gustado esas dos ideas (la del desorden y la de la división como esencia del fenómeno revolucionario) que me las pienso apropiar, aunque procuraré citarte siempre. ;)

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Por supuesto, por mi parte, lo que aquí comparta es de todos así que ningún problema. Se trata de un concepto sobre el que vengo reflexionando en privado desde hace tiempo y del que voy extrayendo conclusiones que me ayudan a entender mejor la realidad. En este caso aplicado a la política aunque extensivo a otros ambitos de la sociedad. La suma y multiplicación como procesos constructivos propios de la naturaleza ordenada y la vida, frente a la resta y divisón como procesos destructivos y de degradación de la misma.

Como bien has definido, podría decirse que se trata de la esencia del fenómeno revolucionario y añadiría yo, también populista. Por tanto y entendiendo que actualmente, tanto las izquierdas como las nuevas derechas se sirven de esa misma esencia divisoria para romper vínculos y crear el desorden necesario para operar en la sociedad, podría entenderse también que ambas posturas son y responden en esencia a una y la misma cosa: Procesos destructivos de una sociedad que ha olvidado los valores y virtudes que le dan sentido y dotan de significado, en nuestro caso los principios de la cristiandad.

Yo también he estado leyendo algunos mítines y discursos de Jose Antonio, entre otros políticos de la época,  y sinceramente opino como tu. Los discursos de esta nueva derecha se parecen más a los de A. Lerroux que a los de Primo de Rivera, salvando las distancias, no se si has leído a este último. No entiendo ese afán por crear discordia si lo que se busca es la concordia, y me parece hipócrita y cuando menos equivocado, seguir calentado la sociedad cuando precisamente lo que sobra hoy son varios grados de calentura, irreflexividad y falta de sentido común, inducidos por la izquierda durante décadas para mantenerse en el poder. La fiebre alta se quita con baños de hielo y no con paños aún más calientes.

Aunque hayan temas vitales donde hay que mantenerse firmes, no es admisible defenderlos utilizando la misma técnica incendiaria del adversario. Yo me puedo mostrar inflexible con la unidad de España pero no se me ocurrirá incendiar la sociedad española para hacerlo porque en ese caso estaré contribyendo a destruirla. Si alguien me agrede por ello deberé defenderme proporcionalmente, pero siempre buscando detener el proceso destructivo en lugar de alimentarlo, salvo que en el fondo busque la misma destrucción que pretende mi adversario con lo que ya no seré quién digo ser. Eso último es la objeción que alimenta todas mis dudas con respecto a esta gente.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

En los últimos días se ha buscado la confrontación con el tema del asesinato de Laura Luelmo. Sobre todo la izquierda, que ha intentado aprovechar tan terrible suceso en clave feminista o para señalar con el dedo acusador a Vox.

Estos dos artículos critican, a su manera, ese interés por dividir y por convertir todo suceso en una oportunidad para la propaganda:

A Laura la mató un criminal, no una abstracción

No eres Laura. Estás viva. – Las cuatro esquinas del mundo

Share this post


Link to post
Share on other sites

Muy buenos artículos. En efecto, esa es la dinámica acostumbrada de la izquierda. Si le damos un repaso a sus "logros" más polémicos, la mayoría se han logrado tras un proceso destructivo de la razón estructural del orden anterior, y en todos ellos la división ha sido la herramienta utilizada para crear el desorden necesario para conseguirlos.

Por ejemplo, el matrimonio homosexual hubiera sido imposible si previamente no se hubiera dividido la sociedad entre homófobos y partidarios del movimiento gay. El consenso anterior se basaba en considerar la homosexualidad, cuando menos como un afecto desordenado de la persona pero, la introducción de un mensaje divisorio ilustrado con algunos pocos casos, aunque magnificados mediáticamente, de agresiones a homosexuales como aquella foto que recorría hace algunos años las redes de un homosexual colgado de una grua en un país islámico, permitió romper aquel consenso por la vía de las emociones y polarizar así la sociedad entre los buenos gays que mueren a manos de los malos homófobos, hasta lograr el objetivo deseado y llevarse el voto y favor de la comunidad gay, con quién vino después el desorden de toda esa gente que entiende las aberraciones sexuales contranatura como algo sin embargo natural.

Más de actualidad, el propio debate alrededor del feminismo, se basa de nuevo en la idea de dividir la sociedad en hombres y mujeres, hurtando así al entendimiento la unicidad complementaria de la persona humana y la indisolubilidad del matrimonio, generador a su vez de la familia como pilar básico de la sociedad que es. Podríamos seguir con otros temas similares pues la dinámica siempre es la misma pero centrándonos en el caso que citas de Laura Luelnes, y como bien se apunta en el primero de esos artículos, en la naturaleza la anormalidad es precisamente el orden no violento que rige una sociedad como la nuestra y no la violencia del crimen que a diario se produce en el reino animal. Un estado sobrenatural de las cosas que sin embargo se empeña en destruir la izquierda, cuando ataca el orden moral tradicional sobre el que se sustenta.

En definitiva, se trata de un proceso destructivo que, a medida que avanza va generando más y mayor desorden e incapacidad de comprensión para las nuevas generaciones, que se ven sometidas así a un nuevo orden ideológico y bestializante donde, lo bueno y lo malo ya no dependen del orden moral que mantiene unida la comunidad sino del gusto de cada uno, que a su vez depende del rendimiento político o económico que produce pues dicho gusto es habitualmente modelado y orientado a través de estímulos emocionales por esas mismas dinámicas de manipulación social de las que hablamos.

 

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Ya que habláis del asesinato de Laura Luelmo, el artículo reciente de Prada en ABC me parece impecable. No consigo sintonizar con algunos puntos de la línea que últimamente mantiene el escritor pero su visión sobre este asunto la suscribo hasta las comas:

Cita

https://www.abc.es/opinion/abci-degenerados-y-majaderos-201812220117_noticia.html


El nefando asesinato de Laura Luelmo ha servido para que una patulea de majaderos ensarte las necedades más sonrojantes. Hemos escuchado y leído machaconamente que, para evitar que los degenerados sigan desgraciando muchachas, hay que «educar» a los hombres «en materia de género, feminismo y libertad sexual». Sólo una sociedad cretinizada puede soportar sin inmutarse que se culpabilice a la mitad de su población del crimen de un degenerado; y sólo una patulea de majaderos puede pretender que tal «educación» acabe como por arte de birlibirloque con los crímenes de los degenerados. Diríase que el mito roussoniano del buen salvaje, causante de tantas desgracias, hubiese sido suplantado por otro mito igualmente dañino, el del buen planchabragas.

Pero lo cierto es que el degenerado que asesinó a Laura Luelmo, después de someterla a las más bestiales sevicias, estuvo recibiendo durante dos años cursos y terapias «en materia de género y libertad sexual» que no hicieron otra cosa (como es natural) sino exacerbar sus pulsiones criminales. Combatir los crímenes aberrantes de los monstruos extendiendo la mancha de la culpabilidad sobre toda la población masculina no servirá para evitar ni un solo crimen; y, en cambio, servirá para que muchos hombres se revuelvan contra el hostigamiento y se desentiendan de la suerte de las mujeres. Así, azuzando la lucha entre los sexos, se enturbiará todavía más la convivencia social; y se acelerará ese proceso morboso, detectado por Thomas Mann, que «termina haciendo del hombre un ser enfermo, solitario, melancólico, aislado, incomprendido». Que es el caldo de cultivo perfecto para que surjan más monstruos.

Lo cierto es que monstruos con taras innatas siempre habrá (aunque sean mucho más escasos de lo que creemos); y contra ellos sólo se puede combatir mediante el reforzamiento de los frenos comunitarios que detecten su peligrosidad, para que puedan ser recluidos en centros especializados, si aún no han perpetrado ningún crimen; o para que puedan ser castigados ejemplarmente si ya lo han perpetrado. Pero nuestra época enferma hace exactamente lo contrario: dinamita los frenos comunitarios y favorece la fragmentación social, para que estos monstruos no puedan ser detectados; se niega a reconocer los trastornos sexuales, incluso los más aberrantes; y, cuando los monstruos han cometido sus crímenes aberrantes, divulga con fruición morbosa sus circunstancias, para excitar las fantasías imitativas de otros monstruos, a la vez que mitiga su castigo, para que no sirva de escarmiento a nadie.

Y, a la vez que se hace esto con los degenerados congénitos, el medio ambiental fomenta la proliferación de degenerados «sobrevenidos», escarneciendo las virtudes domésticas, alentando la destrucción de los vínculos familiares, amparando la infestación pornográfica, ensalzando las más diversas depravaciones como expresiones de «libertad sexual», promoviendo los «juegos eróticos infantiles»; en definitiva, ensalzando y jaleando las pasiones más pútridas y sometiendo el instinto a constantes estímulos. Y después de que el medio ambiental haya convertido a sus víctimas en manojos de pulsiones sexuales, los majaderos con púlpito aspiran a reconvertirlos en ositos de peluche, mediante cursos y terapias de género. En unos pocos años, comprobaremos que nadie tiene las garras más afiladas que estos falsos ositos de peluche. Sólo espero que, para entonces, los majaderos que hoy impulsan estas necedades reciban el castigo que merecen; y, honestamente, la cadena perpetua se me antoja un castigo muy liviano.

------------

También estoy de acuerdo con lo que habéis dicho vosotros, y en especial me interesa la tesis central del hilo: la propaganda política actual destruye y corrompe a la comunidad política. Y a mi juicio quien marca los tiempos en esta propaganda es la izquierda, aunque la derecha ha adoptado estos modos de proceder en algunos aspectos, como es lógico.

El marxismo es una ideología que vino a enfrentar al patrón con el obrero, al hombre con la mujer, al hijo con el padre, al alumno con el maestro, a hacer mofa y escarnio la virtud y las buenas costumbres* y, en definitiva, a destruír la cohesión social y los vínculos basados en la confianza y el honor. Si es que existen, sería revelador ver los datos del número denuncias presentadas durante las últimas décadas y observar su evolución año por año. Nos han llevado a una sociedad en la que resulta más sencillo poner un pleito que entenderse con un conciudadano. Una sociedad en la que el legalismo abstracto y el derecho pesa más que la palabra de honor y la empatía.

Ante este panorama, es casi lógico que cuando la parte menos corrompida de la sociedad trata, mal que bien, de presentar oposición a estos procesos destructivos su manera de conducirse no sea lo suficientemente limpia. Lo digo porque a pesar de tener simpatías por VOX, creo que acertáis plenamente en lo que decís y respeto vuestro criterio.

*aspecto que en absoluto empezó con la hegemonía de lo que se pretende llamar "progresismo" o "neomarxismo" pretendiendo una contraposición con el marxismo clásico que supuestamente habría sido neutral con estos asuntos por preocuparle esencialmente el bien del obrero (ja). Nada más lejos de la realidad puede estar esta teoría que goza de tanto prodigamiento en ciertos ámbitos de la derecha (probablemente adoptada a través de izquierdistas pasados al identitarismo sin cambiar, en el fondo, de convicciones y motivaciones internas): Es suficiente estudiar las fuentes de los años 20 y 30, que las hay, en las que ya se denuncia a los frentes populares al servicio de Stalin como propagadores del "amor libre", del aborto, el libertinaje y demás conductas antisociales.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La propia idea de "Partido" frente al "Todo" (katholikos, hacia o sobre el Todo), es anticatólica, y por tanto, errada, de por sí. Todas las ideologías de la modernidad son reducciones o simplificaciones de "partes" del Todo imperial que antes se entendía tan bien. Es un saqueo de la máquina caída. Son brochazos, azules, o rojos, o naranjas, de la antigua composición pictórica donde los había de esos y de otros cien colores, todos integrados y compuestos solidariamente como órganos de un cuerpo de naturaleza superior.

Hasta el arte moderno, con esos brochazos, parece que se ha olvidado de que el brochazo ya estaba en el arte antiguo, sólo que no aislado, sino entretejido con el resto. Se puede usar este símil para entenderlo. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Buen simil el que haces de la pintura.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Francamente, ahora mismo tengo la sensación que lo de ese video no es algo puntual. Con motivo de las fiestas he tenido la oportunidad de asistir a varias comidas, y en alguna de ellas he coincidido con gente afín a Vox y y en general a posiciones tradicionales de derechas que se muestran algo excitados por el triunfo de ese partido en Andalucía pero, me veo moralmente obligado a señalar que, el nivel de estupidez, clasismo, racismo y violencia intelectual y verbal que en general, he podido constatar en las opiniones y manifestaciones de demasiada de esa gente, y he de decir que se trata de gente socialmente formada y muy bien situada en el mundo de la empresa y la función pública, me ha dejado perplejo. Seguramente las copas de la sobremesa tuvieron su influencia pero, nunca en mi vida, y ya noy soy un jovencillo, había oído hablar así, con tal grado de odio, inhumanidad y egoísmo con respecto a otras personas, ni siquiera en los tiempos de la transición cuando el ambiente estaba bastante más caldeado que ahora. Lo peor de todo es que supuestamente se decía justificándose en el patriotismo.

No tengo ni ánimos de escribir en el foro, sinceramente, pues ahora mismo no tengo claro siquiera si la función que hacemos aquí conviene o no, tal y como veo que se están poniendo las cosas en la sociedad. Me encuentro francamente perturbado porque tengo la impresión de que se está gestando un monstruo social bastante peligroso e imprevisible. Me parece terrible el efecto dañino que la propaganda y las continuas dosis de odio y división, de unos y otros, están produciendo en la gente. Sobre todo teniendo en cuenta que a bastantes de esas personas las conozco desde hace décadas, algunas de misa diaria, y nunca me las hubiera imaginado manifestarse en este tono tan lamentable e inhumano, al mismo nivel de Burbuja o incluso aún peor.

Lo del video ese ha sido providencial, Hispanorromano pues, no sabía ni como volver a escribir en el foro después de la experiencia de estos días, pero ahora mismo tengo muy claro que si lo sigo haciendo, va a ser en un sentido radicalmente opuesto a cualquiera de las distintas opciones políticas que hay en España. Lo que he oído y visto estos días no es propio de gente civilizada, y mucho menos de patriotas o católicos.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sí, se está gestando algo gordo, pero bien gordo. Diría que VOX va a dar un vuelco sin precedentes, lo de VOXemos que acuñamos en su día se va a quedar corto.

Este sitio hace más falta que nunca. Puede que acabe siendo uno de los pocos reductos católicos en la red que no comulgue con el desbarre cutre que se vislumbra.

Ahora bien, serán los cuatro cabecillas de VOX quienes canalizarán o no el torrentismo que se está desbocando en la sociedad española. 

Ánimo Español, tampoco nos vamos a sorprender a estas alturas, la sociedad española está desquiciada desde hace demasiado tiempo. Estas fechas solo hacen ponerlo aún más de relieve, con grandes focos y sobre el escenario.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Son niñas criadas en la época de Internet y las redes sociales, y lo que antes se habría quedado en un exabrupto para desahogarse, tirarse de los pelos con otro grupo de chicas y llamar la atención, ahora se hace viral. Ya sabemos que el hecho que las personas (mujeres especialmente) estén sometidas a los estímulos e influencias continuadas de las redes es algo nefasto. La politización constante a la que se somete al pueblo tampoco ayuda.

El pueblo español es también, por lo general, muy dado a excesos verbales desproporcionados que luego no siempre se materializan, o lo hacen con menor intensidad. Los españoles son más dados a ser pacíficos y entenderse que lo que cabría esperar por su beligerancia verbal. Lo digo por aportar una nota de tranquilidad al tema.

Pero bueno, siempre será necesario aportar un contrapunto sereno y prudente frente a la impulsividad del ambiente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

El vídeo es alucinante por varias razones:

- Por el vocabulario soez. Todo el rato hablando de "coños", "cimbreles", "pililas" y "pollas" que se meten por los culos. Al parecer, dominan todo el vocabulario para referirse al miembro viril. Está feo que un hombre hable así, pero que unas señoritas de 14 años se expresen en esos términos y que lo publiquen en internet es tremendo. Al final no deja de ser subversión feminista por mucho que pretenda ser una crítica a las "feminazis".

- Por anteponer el adjetivo "puto" a diversos sustantivos, incluida la propia patria. ¿Es normal que un patriota se refiera a España como "este puto país"?

- Por el fondo de algunas posturas. El problema no es que se cambien de sexo sino que se operen por la Seguridad Social; si se operan por la privada, nada que objetar. Las razones esgrimidas en contra del aborto o del feminismo también dejan mucho que desear.

- Porque da la impresión de que repiten una serie de clichés que circulan por las redes sociales sin pararse a pensar mucho en las razones. Además son clichés que vienen en paquetes cerrados. Si eres de derechas, hay que defender a la Manada (de sodomitas y ladrones).

- Porque el vídeo ha hecho fortuna entre los seguidores de Vox. No me consta que nadie de derechas les haya hecho saber lo inapropiado de tal conducta y vocabulario en una señorita. Alguien de derechas podía haberlas defendido de los ataques de la izquierda, pero al mismo tiempo podría haber aprovechado para pegarles una pequeña reprimenda a estas muchachas. Pero no he oído ninguna voz en ese sentido.

No juzgo a estas niñas. Todo hemos dicho y hecho tonterías a los 14 años. Pero da qué pensar este lenguaje y esta pobreza argumental. Da la impresión de que la "ventana de Overton" se mueve en sentidos insospechados: los de derechas parecen izquierdistas redomados. ¿Os imagináis qué pensaría un falangista de los años 30, o siquiera un franquista de los años 70, al ver que unas chicas de 14 años se expresan así? Creo que de todo esto tiene más culpa internet (y la ola que viene de la angloesfera con 4chan) que propiamente Vox. Pero hasta el momento no he visto ningún esfuerzo de Vox para reconducir esto o para poner un poco sensatez.

Me conmueve lo que relata El Español. Y mi percepción es parecida. A mí también me preocupan algunos discursos que se están generalizando entre gente que se supone de derechas. No me reconozco en ese tipo de derecha, suponiendo que se puedan considerar de derechas esas ideas y esas formas. Desde este foro podemos hacer la necesaria labor crítica.

En la página de Youtube no podía faltar el comentario de PutinReloaded* saludando esta deriva:

Cita
Niñas de 14 años contra la inmigración, la viogen, el aborto... la generación Z va a barrer a la giliprogrez millenial. El péndulo va a ser brutal.

* Forero de Burbuja que ha utilizado más de una decena seudónimos. Vigila que las opiniones no sean desfavorables para Rusia y ha llegado a hackear ordenadores en alguna operación de castigo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tengo mis dudas y no me atrevo a pronunciarme rotundamente en contra, si bien comparto que todo lo que contribuya a rasgar aún más la sociedad, no es de suyo bueno.

Pero estamos en tiempos urgentes en los que se ha enseñoreado sin apenas oposición un discurso sectario que en sí mismo ya desgarra a la sociedad, convirtiéndose en una voz gritona que desde su posición natural revolucionaria, ha llegado a aburguesarse de tal manera que prácticamente todos los partidos así como gente de todo el espectro social, han incorporado como propio.

Pero esa incorporación, en la mayoría de los casos, se admite como resultado de la "naturalidad" con la que grupos sociales y políticos se hacen eco de los nuevos puntos de vista con transfondo "humano" y que tanto poder tiene de congraciarnos con una idea de "humanidad" que no es sino la opuesta a la percibimos en nuestra vida diaria. Es como necesitar "creer en algo" en estos tiempos en los que se está prourando matar a la Fe. Ese deseo innato, en el origen tal vez de esa necesidad natural que es la esperanza, ha cambiado de objetivo de la mano de quien tiene en la Fe con mayúsculas un enemigo mortal que les resta poder e importancia.

Tendríamos, antes de la irrupción del "nuevo discurso" de derechas, una masa social adoctrinada, cuando menos, para no interponerse en la agenda de la revolución perpetua... Perpetua, hay que decirlo también, hasta que no quede nada del Viejo Mundo, en la idea marxista del fin de la historia... Si fuera por la "sociedad normal" muchas cosas ocurrirían sin que nadie se percatara o nadie hiciera nada. Es como una predisposición a la inercia aunque también podría responder a esa naturaleza de nuestro cerebro que no es capaz de gestionar cuanto de nuevo sucede a su alrededor. Aquello para lo que no tienes un concepto, siquiera en su forma más primaria, te pasa desapercibido aunque se prodigue delante de tus ojos. Es posible que "algo te cruja" sin que sepas la razón. Y ahí viene en tu socorro un concepto que te permite abrir los ojos de la mente para entender las señales que te proporcionan los otros ojos.

El hecho es que adormecidos y/o convencidos, la gran masa social va asumiendo un discurso monopolar que sin embargo tiene la propiedad de ir especializándose, a tal punto, que no será entendido por todos y cada vez menos asumido por unos pocos. Un discurso que es antinatural y sin frenos; que pudo inicialmente ser aceptado como un principio de humana convivencia, llega en el paroxismo de su superespecialización, a dejar a muchos como huérfanos, y ya desencantados del cariz que van tomando las cosas, empiezan a poner de su parte un punto de buen juicio que acabará siendo el concepto, más o menos mascado, que les servirá a otros para explicarse la desazón que les produce ese buenismo que con tanta ingenuidad aceptamos desde el principio.

Podría decirse que es la reacción natural contra algo que pareciendo natural y razonable, ya es solo razón muerta que lucha contra todo lo natural.

A partir de ese punto cabe preguntarse si es legítimo contribuir a "rasgar aún más la sociedad", es decir, que frente al aturdimiento que arrastra a la mayoría en una determinada dirección, por otra parte nefasta, es o no deseable esa reacción que equilibre un poco las cosas, poniendo trabas a una ideología que por otra parte empieza a manifestar claramente su naturaleza y que no tiene nada de humana en sentido positivo y menos aún de divina.

 A mi me parece normal. A una causa le suceden sus efectos y si el viento arrecia, es mejor ser junto que muro de ladrillos. De algún modo, y puesto que en España este fenómeno es nuevo y tardará en adquirir todos los matices de la nueva derecha, creo más inteligente "dejarse" llevar sin perder el norte, en una especie de "acompañamiento" que propiciaría la reintroducción de los "viejos valores hispanocatólicos" o al menos de intentarlo. Ese nicho del mercado ideológico, como ya habéis apuntado algunos otras veces, está siendo abordado (de abordaje pirata ni más ni menos) por todo cuanto es contra España y el Catolicismo. Si quedamos al margen porque no nos gusta que la nuestra gente adquiera el lenguaje de la propaganda, tampoco podremos intervenir en modificarlo o atemperarlo según nuestra idiosincrasia, quedando marginados y expuestos a los ataques que ya conocemos son tan furibundos con ese nosotros que reivindica más España y más Hispanidad.

Adopto así la postura del maestro que acompaña al pupilo, a sabiendas de las muchas influencias que no podrá controlar en aquel, pero a sabiendas de que sin su entrega y paciencia, su trabajo acabará perdiendo todo el sentido.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Como digo, la canalización de todo el barullo de gente que entra en VOX con la más amplia variedad de intenciones ideológicas, de poder, de revancha, etc. dependerá de la madera que tengan sus dirigentes.

La hora de la verdadera definición vendrá, en mi opinión, cuando se pronuncien como hostiles o no hacía la Iglesia y cuando se pronuncien o no en materia de geopolítica internacional. Ahí es cuando se verá qué y quiénes están detrás de VOX.

Aunque antes de eso ya darán señales en asuntos nacionales. Desgraciadamente el tema catalán, por urgencia, a mí me obliga a tenerles por necesarios. Si hay escalada violenta no será porque ellos iniciaran todo el proceso sino que fue este el que los encumbró.

El separatismo y su mala gestión es el verdadero detonante de VOX. La siguiente sorpresa de este partido, aparte de su explosión en las elecciones de mayo será su incidencia en Cataluña, básicamente en Barcelona (ese es el gran recelo de Cs).

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 8 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 3 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Excellent (100 positive and improvement points)
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(5)
    • Bingbot(3)
    • Googlebot(1)
×