Jump to content

Gerión

Cofrade honorífico
  • Content Count

    1,481
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    62
  • Puntos de mejora

    8,899 [ Donate ]

Gerión last won the day on August 4 2019

Gerión had the most liked content!

Community Reputation

10,006 Prestigioso

1 Follower

About Gerión

  • Rank
    Vizconde

Recent Profile Visitors

3,418 profile views
  1. A ti se te ha presentado la verdad -ya te la dije lo que hay que hacer y cómo- y has optado, en ese caso ya se te juzgará en el momento que sea necesario, incluso a lo mejor tú mismo lo harás. Descarrilas completamente con la típica crítica al materialismo de andar por casa, lee y aprende porque no va por ahí la cosa; no sales de ahí por tu agustinismo de corte protestantoide y gnóstico, y por tanto antiespañol y anticatólico. Lo cansino es que lo haces por pura ignorancia y empeño, se te activa una especie de empeño poco racional de cabestro mientras eres manejado por otros que sí saben lo que quieren, lo que son y lo que hacen. Es muy fácil defender el catolicismo asumiendo la plataforma del mismo, pero no caeré más en ese error, precisamente porque no hablo con gente llevada por el Bien sino manejada por el Mal. No hables en nombre del catolicismo, porque eres tú, un hombre manejado el que habla. El criterio de verdad se reconoce como un rayo y este foro, en su amparo del progresismo nihilista está llevando a unas cuantas ovejas al matadero satánico. El que se deje llevar por todo esto no es católico, lo primero que tendrá que hacer es dejar de mentirse y apostatar con todas las de la ley, no a medias, y abrazar la Luz de los iluminados. Es más falso el que se viste de católico que el que se reconoce honestamente como realmente es. Por eso uno precisamente se ve inspirado por el Espíritu eterno y el rayo de fuego que pervive en personas como Paloma Pájaro y sin embargo, con tipos como tú todo eso se va al sumidero y al fango. Este foro es un puente a ninguna parte.
  2. No te dejes engañar, tu intuición era correcta. Paloma Pájaro es una dama de la Hispanidad y defensora de lo católico, más que muchos de los que se dicen "estar dentro de la Iglesia". Este foro hace tiempo que perdió el norte y aplican aquello de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. Te criticarán (unos activamente y otros, lamentablemente no tienen la capacidad para verlo, así que son arrastrados) todo lo que se salga de la estrategia de la "gran derrota", es decir, el vincular y atar a cuantos más miembros de la Iglesia católica puedan al destino marcado por el nihilismo posmoderno y progresista, que no es otro que el infierno, y aquí en este mundo está encarnado por cuatro poderes: 1. El Partido Demócrata de los Estados Unidos. 2. La Unión Europea. 3. Francia 4. El Partido Socialista Obrero Español. El foro sirve a esta Tétrada hasta que no acometa las necesarias reformas.
  3. Completamente de acuerdo. Quien enfoque el debate en lo que ha hecho o dejado de hacer Juan Carlos no entiende nada. Esto no tiene nada que ver con Juan Carlos. Han aprovechado su mala imagen (mala imagen de ahora, porque hace escasos 12 o 15 años aún había un respeto monacal al Rey en todas sus vertientes) para abrir la brecha que tanto desean. Esto es otra fase más de la guerra de consumación centenaria en el que hay tantos actores como almas, y el destino es la final transmutación de España en una republiqueta más -o varias- como las decenas que se engendraron en Ultramar.
  4. Las máquinas no son Satán ni mucho menos. Este pensamiento antimaquinista es el del derrotado, el indio que ve que le pegan cuatro arcabuzazos al jefe y se enroca en que sólo la espada de jade podrá liberarnos del mal. Es el problema de la constitución derrotista y la necesaria vuelta a la batalla para ganarla. Cuando se gana, cuando se está en la cúspide todo es pletórico a la vez, lo técnico y lo humano. Esto lo entendía perfectamente Maeztu a quien cito una vez más. Antitecnología es antihispanidad. No temo a Google, en cuanto EEUU pierda poder demográfico o continúe su programa protestante, su poder ingenieril irá menguando y su software se hará de peor calidad. Facebook ya está desaparecido y hace 10 años amagaba con ser el Gran Hermano redivivo.
  5. Sinceramente creo que es poco católica la hipercrítica a VOX y el consecuente y comodón traslado mental -porque sólo es eso, un viaje astral protestante- hacia el autoposicionamiento -autosalvación cuasi pelagiana, sin Dios, claro- en una plataforma de pulcros elegidos. VOX tiene casi 4 millones de votantes y no, no son esa caricatura. Hay fallas, pero ya está bien de mamoneo en este foro. El socialismo en España también tiene millones de votantes. Y a sus votantes no se les hace ni se permite tamaña caricaturización grotesca. Hay verdades enormes en una y otra plataforma y por eso se les vota. En VOX, por la salvación de este país que está a punto de irse al desagüe. En PSOEmos, por la pobreza de cientos de miles de personas que no saben a dónde tirar; y lógicamente tiran a aquello que huela a izquierda.
  6. Maravilloso. Conocía a Juanelo Turriano pero no estos trabajos tan perfeccionados. Para mí esto ha sido un poco como el mecanismo de Anticitera, pero con la España del Siglo de Oro.
  7. Gerión

    Geopolítica española e iberoamericana.

    Un soplo de aire fresco en la dormidísima geopolítica hispana: el Triple Tablero de Ajedrez mundial, por Marcelo Gullo. El estudioso argentino nos regala un marco de trabajo en las Relaciones internacionales que es tan razonable como sencillo, y aún así, es novedoso. Resumo el vídeo: Se identifican tres juegos, tres tableros -una Trinidad estratégica-, donde la Argentina y por extensión, la Hispanidad, tiene que emplear tácticas muy diferenciadas, ya que tanto el campo de juego, como los adversarios, son distintos: 1. El tablero supranacional (los adjetivos son míos), en el que se desarrolla la lucha entre el "ultracapitalismo" (la oligarquía financiera apátrida, neoliberal y progresista) y las estructuras nacionales que le contienen, algo que equivale a la vieja dialéctica de clases. En este tablero, las élites y los nacionales de China, Estados Unidos o Rusia, o cualquier otra potencia, son ALIADOS de la Hispanidad contra dicha oligarquía. 2. El tablero internacional, o de dialéctica de imperios, hoy día representado en la pugna entre Estados Unidos y China -y otros, si llegan a su nivel de poder- por ocupar el puesto del hegemón mundial. Aquí, la Hispanidad debe ser NEUTRAL. Que diriman las diferencias entre ellos, y así nosotros tendremos un respiro, y una ventana de oportunidad. 3. El tablero subnacional o de las injerencias en nuestros asuntos por parte del imperialismo chino, americano, ruso, europeo o cualquier otro, saltándose el escalón de la diplomacia y actuando directamente sobre los nacionales de la Hispanidad con la intención de manipularles o someterles política, económica o culturalmente. Como es lógico, la Hispanidad debe ser HOSTIL a dichos intentos de injerencia interna. No es difícil, es condenadamente simple; veamos ejemplos. Rusia entrometiéndose en Cataluña: seremos hostiles. Rusia contra la oligarquía capitalista: será nuestra aliada. China contra Trump: ni nos va ni nos viene. China entrometiéndose en la estructura económica suramericana: seremos hostiles. EEUU y Europa aplicando sus recetas clásicas de imposición neocolonial: seremos hostiles. Trump contra la oligarquía financiera: será nuestro aliado. Trump contra las empresas hispanas en Cuba: será nuestro enemigo. Aprovechemos esta claridad y sencillez para ir zanjando de una vez por todas -o contribuir a ello, porque por la profunda necedad e inercia, continuaremos en el error-, y acabar el aburridísimo y equivocado marco fijo y ortopédico de las filias y fobias: la geometría de respuesta debe ser variable, orgánica y multidimensional.
  8. Las referencias que me llegan de Perú es que están pasando una enfermedad indigenista muy fuerte, más que Colombia o Argentina (por poner dos ejemplos), y quizá al nivel de México. Es curioso, aunque también lógico que los virreinatos principales sean hoy los que tengan un penduleo más fuerte en contra, mientras que los virreinatos más recientes se mantengan con algo de amor a España. La corriente de la tradición mesoamericana o incaica debe poder engranarse con la de España, que fue, por así decir, la que traía la primera dinastía mesoamericana e incaica de Ultramar. Esto no chirriaba en tiempo virreinal, cuando representaban a los reyes de España en continuidad natural con los Incas. Extirpar el período hispano, que convirtió en verdaderamente universales a los incas (Potosí como la actual Reserva Federal), es innecesario además de un localismo inaceptable, habida cuenta que el imperio inca tenía una vocación expansiva importante.
  9. Del Perú y de todos los rincones del mundo hispano. Estaba pensando el otro día que uno más de los fundadores del europeísmo español es precisamente Bolívar, cuando se refería a los peninsulares una y otra vez como españoles europeos ("la raza maldita de los españoles europeos"), en sus diversos vómitos. En la época era algo de uso común, pero lo significo por venir del propio Bolívar. Pues mira, al final, sí, sin América, la Península acabó cayendo en la garra europea, y sus habitantes se están haciendo ya muy europeos, mucho europeos y de todo menos españoles, perdiendo así España (se entiende: Hispanoamérica) una de sus mejores posiciones. En la misma línea, encontré el otro día a otro triste nazi hispanoamericano básicamente diciendo que las Filipinas también sobraban. "La Patria era América", ay, y se me olvida media Nueva España. Pedacito a pedacito, los hijos atontados de la implosión hispana van abandonando sus países y convirtiéndose en bestias de madriguera sin capacidad de proyección política.
  10. El problema es ese, que haya sido un "giro". De alguna forma, el partido está marcado "genéticamente" con un angloliberalismo que no casa bien con las otras patas de la geometría de pensamiento católica. Esto el Juan español lo ve, y no es tonto por eso. Aunque luego vota al nazismo agermanado del PSOE en masa, así que no sé qué pensar.
  11. Tal cual se ha dicho, existe porque aún existimos. Esa parte del discurso de Elvira se puede pulir, cuando viene a decir que no tiene sentido que exista hoy la Leyenda Negra, ya que la España de hoy no es la España de entonces, y por tanto está recibiendo injustamente una carga diseñada para una estructura que ya no existe. Pero el caso es que la estructura sí existe, en forma del mundo hispanocatólico al completo, torcido, sí, pero del que todavía queda mucho por destruir, así que en ello están. Lo suele completar con una afirmación un tanto abierta, que dice que la historia del Imperio español es patrimonio de todo el mundo y por tanto en su rescate tendrán que participar todos (se entiende: incluidos los miembros de civilizaciones y entidades políticas ajenas). En la práctica esto implicaría un mundo posthispano, donde se estudiarían los restos muertos con una perspectiva arqueológica, fría, como se hace hoy con los de las civilizaciones egipcia o asiria. Se hará, o lo harán a su debido tiempo, pero no nos enterremos vivos. El rescate que hoy puede hacerse el mundo hispano a sí mismo es real y honesto: no ha pasado tanto tiempo como para perder la continuidad tradicional y encarnada aún en nuestra sangre, lengua, política, religión y cultura. Son dos operaciones muy diferentes.
  12. Sí, en cuanto lees algo de Schopenhauer todo toma un tufo a hinduismo decadente y nihilista que rápidamente se encadena y engancha con un paisaje cultural e histórico enorme de "indogermanismo" pagano, desde la aparición de la lingüística indoeuropea (en tiempos, llamada indogermana), la esvástica de los nazis, el New Age de los hippies en la India, las referencias al Kali Yuga de los místicos identitarios de hoy, el local de yoga kundalini de tu calle donde van aquellos que antes iban a misa, el animalismo por todos lados y su paralelo con los dioses teriomorfos hindúes, lo bien que le viene la sociedad de castas al capitalismo calvinista... Es lo contrario a España, que llegó a las Indias y los cristianiza: estos (ex) cristianos llegan a la India y se convierten ellos en indios. Es una muestra de su debilidad como civilización. En alguna ocasión sí hemos comentado que la filosofía es una disciplina específicamente mediterránea, y en según qué regiones -y religiones-, les sobra. Las narrativas políticas que nos llegan desde la Reforma y la Revolución parecen algo que debería adscribirse al campo de la Literatura, por eso son tan del "sola scriptura". Todo nace del recogimiento antiimperial de un cuartucho ("el continente interior", frente a América) y de cierta incomprensión de lo que se mueve por ahí fuera, sureños, morenitos y de todo. Y henos aquí viviendo todos en cuartitos con nuestra ventanita a Internet, casi imitando ese mundo encerrado y poco ventilado de teólogos protestantes.
  13. Sólo he visto esa intervención. Entiendo que los demás se adhieren a un cierto papanatismo, y de ahí las observaciones que lanza, que para sufridos «hispanoactivistas» como nosotros son puro sentido común. Hacen falta no solo 40 pelis, sino 40 géneros artísticos. Sólo el Oeste norteamericano ya dio un género entero al cine, y aquello fue la periferia de Nueva España. México, despierta.
  14. La derecha es reactiva. Cuando la izquierda era liberal, la derecha se hizo liberal. Cuando la izquierda se hizo socialista, apareció la derecha socialista (Franco, De Gaulle). Con el 1968 la izquierda se hizo identitaria, y entonces la derecha se hizo identitaria. Por tanto atacar a la derecha identitaria es un ataque al suelo, el ataque principal hay que hacerlo a la izquierda identitaria. Destruida esta, la derecha dejará de jugar al espejo y podrá desarrollar su programa.
  15. Gerión

    sociedad Todos somos modernos

    Que el detalle no nos impida ver el conjunto. Tarados hipermedievalistas los tenemos, y ahí tenemos al nacionalismo catalán para demostrarlo, pero el problema principal en nuestros días y ahí es donde se debe enfocar la Gran Crítica, son los tarados hipermodernos. La pura razón nos hace ver que los que abanderan la Modernidad y los que escupen contra la Tradición, son los que suelen traer la Maldad. Una y otra vez, sin pausa. Otra cosa es que se luche para arrebatarles esa bandera, que en un momento dado se consiga, pero la cosa a día de hoy es así. Así, por mi parte, la Modernidad en el foco, directos contra ella, y perdonando sin problemas a compañeros de batalla que se dejen llevar por la natural inercia en el combate.
×