Jump to content

BGA

Consejero
  • Content Count

    171
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    2
  • Puntos de mejora

    3,016 [ Donate ]

BGA last won the day on May 30 2018

BGA had the most liked content!

Community Reputation

2,560 Eminente

About BGA

  • Rank
    Sargento mayor

Recent Profile Visitors

890 profile views
  1. BGA

    Fracasología: el nuevo libro de Elvira Roca

    Ayer estuve escuchando una conferencia de Elvira que hablaba de las Iglesias Nacionales y cómo ese detalle en España, por carecer de ella y porque el jefe de esa Iglesia a la que se adhiere lo es también de un Estado. venía a justificar a su juicio que nuestro error como país tenía que ver, entre otras cosas, con esa situación de dependencia de otro Estado... Ya lo dijo, creo que Reverte, que nos habíamos equivocado de Religión... La conferencia era a tres y uno de los conferenciantes, haciendo un esfuerzo por atenerse a la verdad, comentó que quizás el hecho de permanecer católica supuso un moralidad superior a la de los otros países respecto a su imperio. Encuentro alguna contradicción cuando afirma eso al mismo tiempo que culpa de talibanismo religioso a los países protestantes. Si el jefe de la religión nacional lo es el rey, caben dos posibilidades, que se utilice la religión como armadura moral de circunstancia o que sea la religión la que guié la acción de ese país. Si los trata como a los países musulmanes, a menos que tal crítica sea solo una forma de desprestigio contra-leyendanegrista, está afirmando que esos países protestantes u ortodoxos con iglesias nacionales ponen el acento de su acción en la religión y no que tomen la religión como un convidado de piedra que al mismo tiempo se le asfixia que se le pone en volandas... En este punto la veo muy perdida y no la culpo en el sentido de que en cierto modo "no sabe de lo que habla" cuando se refiere al hecho religioso. De hecho, si acierta en la identificación del problema en general, pierde fuelle cuando trata de construir la base mínima sobre la que construir su solución. Decía que en su familia hubo un grado 33 de la masonería. Decía también que uno de los grandes problemas de España es que no había sido capaz de crear su propia masonería independiente del exterior... Esta afirmación me dejo como mirando a Pamplona. ¿Es consciente acaso de la profundidad operativa y "espiritual" de la masonería, o la observa quizás como un club de patriotas de los que cabe esperar una especie de patriotismo "laico"?. No desdeño en absoluto todo lo que está haciendo en pro de la verdadera memoria de España en aquellos asuntos sobre los que carece de prejuicio. Es un paso muy importante que alguien sintetice nuestra realidad histórica a pesar de los errores que comete cuando plantea le religión justo como la plantean los ateos. El utilitarismo solo es entendible a posteriori, como justificación, pero en el momento en que se plantea la religión como coadyuvante de acciones futuras sin atender nada más que a sus aspectos sociales, culturales, folclóricos o de zanahoria y palo social, toda su buena intención, en cierto modo, me hace recordar que hay una ciudad que se llama Pamplona... Habría, no obstante, que recordar el escrito de S. Pio X al respecto de colaborar con toda persona u organización que persigan un bien para la Religión y la Patria. En el caso de Doña Elvira deberemos mirar con buenos ojos que dedique sus mejores intenciones con la Patria, que dado nuestro estar buscando aún a nuestro padre,,, no está nada mal. Resumiendo. No está nada mal pero eso nos exige a los católicos estar vigilantes. Se amigo de los enemigos de nuestro enemigos es solo una etapa de transición que no debe hacernos perder el horizonte de la Verdad.
  2. Hispanorromano, esperaré a que me des el visto bueno a llevarme este texto a la primera línea... Es impresionante para mí en el sentido de que yo mismo me doy una imágen de liberalidad que necesitaba de muchas aclaraciones. Se "buena gente" no está reñido con la inteligencia ni con nuestra Religión. Es oro puro en el sentido de salir al paso de quienes hacen justo lo contrario de lo que dice S. Pío X. Al final no fue el levita que evitó al leproso rodeándolo sino el buen samaritano que simplemente vio a un hombre que necesitaba ayuda y se la ofreció sin preguntar quién era ni elucubrar si se la merecía... Algún "levita" de nuestro tiempo le tiraría la suya y todas la piedras que por prudencia y temor de Dios no se han lanzado todavía.
  3. Tesis, antítesis y síntesis que dejan fuera de juego a la fuente de la que todos han manado según su particular "sensibilidad". Es la "mano invisible" de la economía aplicada a la política por la cual, en su extrema pureza litigante, llegaríamos a un equilibrio "natural" que no implicara la participación de dioses ni morales universales. En definitiva, que la paz es el resultado de una guerra de equilibrios. Es como decir, haz lo que quieras hasta que no puedas evitar que tu vecino te corte la alas de tu libertad y que el tampoco pueda evitar que te interpongas en su abusos... Es como si la moral humana dependiera de las leyes físicas o naturales en las que percibimos un orden estupendo sin que tengamos que poner nada de nuestra parte.
  4. BGA

    Una crítica a "La opción benedictina"

    Me posiciono a favor de Prada completamente. La respuesta del autor del libro me parece que peca de esas dos falacias tan comunes que estoy viendo, la de la autoridad que pretende dejar al oponente sin palabras a riesgo de parecer que está en contra de esa autoridad, y la del hombre de paja. Añadiría una tercera que es capaz de encontrar la cuadratura del círculo como es el argumento non sequitur que tanta atención exige para ser delatado. Todo ésto tiene un tufo puritano -en el sentido del puritanismo calvinista- que espanta. Trata de poner la virtud y la vida cristiana en un arca bajo siete llaves. Congelar el tiempo y el espacio hasta mejor ocasión, como si una suerte de milagro científico puede abrir un tiempo en que la salida del congelador se convierta en un hecho de apoteosis triunfal del cristianismo "resistente". La de cosas que aprende uno del enemigo, oyes... Ambas, la Carta a Diogneto como el extracto del discurso de Benedicto XVI deberían estar clavadas con chinchetas en nuestro tablón "consciente". No se pueden enlazar mejor los dos extremos de la historia de la Iglesia para tener el material necesario que nos permita abordar el tiempo presente. Francisco lo ha dicho bien claro: quiere jaleo. Pues bien hagámosle caso. No me extraña que los conservacionistas-congelacionistas anden a la greña sin entrar en esos particulares procurando defenestrarlo por otros motivos. Muchos se dirán católicos sin comprender o rechazando su carácter de "universales".
  5. BGA

    "Maestros sin autoridad" de JM de Prada

    El problema es que ese tiranuelo también lo llevan encima los enseñantes y antes preferirán sufrir los efectos de su error que reconocerlos en persona tratando de hacer algo al respecto. Ser progre implica necesariamente verse a uno mismo en la misión de arreglar el mundo "desde" uno mismo proyectando sus anhelos según su idiosincrasia personal que no tienen muchas dudas ha de ser la mejor dado el fracaso de otros que quisieron hacer lo mismo. Luego vienen las ansiedades y la necesidad de culpar a los demás. Son parte del problema -en absoluto los culpables principales- pero no lo entienden así. Piensan que de natural el ser humano es un dechado de virtudes olvidadas o "desvirtuadas" por sistemas autoritarios conducentes al pensamiento único, tan nefasto para el desarrollo de esas potencialidades desde niños. Quizás tenga que ver esa rebeldía cultural en contra del sentido de culpabilidad-judeocristiano. Este es otro de los memes fundamentales del mundo moderno. Parecería que vendría a combatir esos sentimientos de culpabilidad asociados a la Religión pero lo que ha conseguido es eliminarlos del todo. Sentirse culpable es vivir en el pasado y la felicidad es cosa de aquí y ahora. No obstante ese sentimiento, que ya no está sometido a la conciencia personal, lo está ahora a la conciencia "social" y se expresa en la culpabilidad nuestra de ser poco sensibles con la madre naturaleza y toda la morralla ideológica que medra entorno suyo. Pasamos de "dialogar" con un Dios personal, a hacerlo con una entidad suprema impersonal... Vamos, que cada cual establece un diálogo consigo mismo como poniéndose delante de un espejo. Desde ahí, el diálogo resultante está sometido estrictamente al criterio de cada uno que encuentra en los criterios compartidos -del todo incompletos ante la plenitud de la vida humana- la razón de ser de adherirse a las ideologías y desde ellas desplegar toda nuestra potencialidad sin percatarnos -o no queriendo mirar tan afondo el asunto- de los abismos existenciales de cada ser humano respecto a la ideología que creen les define mejor.
  6. BGA

    "Maestros sin autoridad" de JM de Prada

    Los maestros de hoy son los progres de ayer. Es una generalización por supuesto pero no creo equivocarme mucho. En ese proceso de desautorización han contribuido y contribuyen los que entonces fueron alumnos y hoy son maestros. ¿Recuerdan aquel eslogan que decía: prohibido prohibir nada?. Pues muchos de los maestros actuales pintarían esa frase en sus institutos, escuelas o facultades. Y si no lo hicieron les pareció gracioso, ocurrente, chisposo... como a casi todos. Me gusta observar esta crítica a los excesos de nuestro tiempo desde la "óptica del cansancio" por la cual se podrían explicar, al menos en parte, la deriva que han llegado a tomar tantas cosas. Si miran groso modo las etapas precedentes desde el humanismo renacentista, cada "movimiento" del pensamiento agota o destruye al anterior. El espíritu humano según se va alejando de lo transcendente, se cansa cada vez más deprisa de los estados anteriores y de su influencia en el momento actual. Es como una carrera hacia ninguna parte que no acaba de encontrar sentido objetivo en nada de lo que esa carrera va encontrando por el camino y así, ocurrencia tras ocurrencia, a veces aprovechada y otras veces promovidas por filósofos y creadores, se van creando nuevas formas de estar y de pensar a cada momento más livianas sin que ello implique que sus efectos no sean devastadores. Cuanta menor sea la energía aportada a un sistema, con más rapidez tiende al caos. Un mundo de "materia" y una inteligencia que persiste en confundirse con ella, es un mundo al que se le priva de la sustancia "externa" que pone coto a la entropía... El problema ya no es en sí que a ciertos sectores se les haya descabalgado de cualquier forma de autoridad. El problema es que todos tenemos a un pequeño dictador sentado sobre nuestras cabezas que no sabrá lo que quiere pero sabe de sobra lo que no quiere y si hay algo que detesta es perder su dominio "personal". Niños, padres, profesores, sociedad en su conjunto... comparte el difícil equilibrio entre tanto tirano sentado encima de cada uno de nosotros. La autoridad final, la última que nos quedaría para conservar, sería precisamente aquella que por su naturaleza desprecia cualquier otro modo de autoridad que no sea la suya. Vamos directos al caos y eso supondrá un cambio de "época" o el fin de los tiempos. La oferta político-social que pretenda colarse en este sistema, deberá por un lado hacer casi un juramento de adhesión a los principios del "movimiento", mientra por otro va anunciando la necesidad que tenemos de autocontrol y como éste fuera imposible alcanzar en un mundo "de iguales", muchos acabarán prefiriendo más seguridad a cambio de libertad... De una libertad extraña, pues se trataría de ver en qué medida ese tiranuelo que opera en cada uno, está dispuesto en realidad a callarse un poco... Me cuesta ver en futuro distinto del más de lo mismo tirando a peor, por la mera reorganización de la sociedad que de manera pacífica y democrática revierta tantos pasos como se han dado precisamente con esos dos programas mentales que nos han traído hasta aquí. Si ha de haber un cambio de paradigma se producirá en medio de un caos tan insoportable que obligue al tiranuelo personal a plantearse una retirada sensata... El comentario de Prada lo veo en la línea de ese populismo que le dice al pueblo cosas que ya sabe, o al menos intuye, sin hacerle partícipe -culpable en lo que le toca- del estado de cosas, lo que le lleva a anhelar curar su salud sin percatarse que él es precisamente el portador del virus infeccioso. Una palabra muy de moda es "integral" y al caso se refiere a tratar de manera integral las cosas del niño, del joven, del adulto y del anciano. A mi me suena a impostura de primer grado pues se ha procurado por todos los medios -con gran aceptación por la inmensa mayoría- de desintegrarlo todo: alma-cuerpo, individuo-sociedad, yo-vosotros... son realidades que hasta no hace mucho tiempo estaban más o menos integradas y como esa integración no fuera perfecta, pues se destruyó. Y ahora nos vienen de nuevo con eso de integrar que más parece pretender abarcan tanto como para tener la coartada de no conseguirlo. Es como derribar una casa y luego de estar un tiempo a la intemperie se propusiera recuperar su integridad haciendo cada uno lo que mejor sabe, sea colocar tejas, alicatar baños, construir la cimentación... todos al mismo tiempo. Ah, y sin olvidar las instalaciones ni los electrodomésticos o el niño encerrado en su habitación virtual escuchando su murga preferida. Empiezo a pensar que no existiría mejor modelo a imitar que el de la Iglesia; seguir sus pasos, poco a poco, recuperando "filosóficamente" la integridad del ser humano en el pensamiento individual y colectivo. Sin ese cimiento casi imposible de imaginar siquiera en este mundo que vivimos, lo demás serán palos de ciego y ocurrencias de pensadores y analistas confinados en la estrechez de lo políticamente correcto. Esta nueva "inquisición", contraria a la verdadera, no vendrá a conservar logros verdaderos sino a imposibilitar que se destruya precisamente el origen de nuestro fracaso.
  7. Francisco decía el otro día algo así como "no están cambiando los tiempos, el tiempo está cambiando". Buena frase bajo cuya perspectiva puede entenderse todo este ritmos frenético que pretende implantar a las bravas algo tan sintético a una sociedad que mal que les pese, es más lenta que sus perversas ocurrencias. Algunas veces se me ha pasado por la cabeza la idea de que todo este "sindios" tenga justamente un propósito totalmente opuesto al aparente, como una psicología inversa, como si prepararan el terreno para que sea el propio pueblo quien pida "más seguridad y menos libertad"... Otras, sin embargo, pienso que su prisa podría deberse a que se les acaba "el tiempo". Tiempos de cambio. Eso supone nuevos paradigmas. Podría ser también que esas fuerzas que se nos venden como monolíticas no lo sean tanto y exista una pugna verdadera sobre cuyo futuro inmediato van precipitando los planes, los interese y las mentes.
  8. Muy acertados todos los comentarios a mi juicio. Yo he sido siempre progre... y ser de nuevo católico es como regresar a casa sin haber malgastado toda mi herencia. Fíjense en el tirón que tiene para el español el asunto de la dignidad personal, de que nadie es más que nadie si no hace más que nadie. En este mundo dominado por fuerzas hostiles a esta idiosincrasia, apenas alcanzamos a sobrevivir sacando la nariz del agua como en un gesto desafiante... Izquierdas y derechas convergen al otro lado del espejo cristiano.
  9. Hay que acompañar también a quien no desea nuestra compañía y solo puede acompañar quien sabe su camino. Vivimos unos momentos Crísticos tan densos que casi da miedo...
  10. BGA

    El porqué del Sínodo de la Amazonía

    Me he tenido que leer todo el Instrumentum con cierta prisa; como se dice ahora en diagonal. Mientras lo leía me vinieron a la cabeza escenas de la película "La Selva Esmeralda", "la Misión" y la novela "Manaos". De Brasil, mis primeros recuerdos no eran nada buenos. Aquello de "los niños del Brasil" ha permanecido en mi memoria emocional desde entonces. Es una país "raro". Lo leí para ver qué tenía que ver ese coco que a tantos espanta con la realidad del documento. Realmente es un "instrumento" integral que aborda y concentra en el caso de la Amazonía, toda una crítica al "progreso" que se ha dado a lo largo de la historia moderna. Al pasar por la "colonización de la espada y la Cruz", uno siempre se lleva una sensación desagradable. En esto de la recuperación de "la memoria Hispánica" podemos llegar a crearnos un relato tan contrario al leyendanegrista que hace bueno todo lo que no fue tanto. Todo desde una óptica religiosa que sabemos no es la óptica bajo la que escrupulosamente haya funcionado nunca el mundo, ni siquiera en su mejor momento. Engañados como niños no podemos responder con las euforias del adolescente. Conviene admitir esa parte menos gloriosa que los hispanos del otro lado conocen aunque de manera magnificada. El enfrentamiento directo entre esos dos puntos de vista, a muchos les dejará fríos y a otros le empujará en su desconfianza. Todo está relacionado. Entendiendo este movimiento de marea católica, como a su contraparte, me hace posible discernir que ese catolicismo religioso y de estado, compartían y comparten mucho más que lo que no comparten. Entender a la Iglesia es entender mejor a la Hispanidad. Resulta francamente curioso a pesar de los reconocimiento tan aparentes como poco profundos que tenemos de ambas realidades. No temamos reconocer nuestro pecados ante Dios y ante la historia. Ese arrepentimiento en lo que nos toca, no debe ser compungido ni paralizante. Al contrario, es saberse libre de seguir dando pasos. En la competencia directa bajo el paradigma materialista llevamos todas las de perder. El mundo tiene ya sus templos en este sentido y lo que tenemos en la Hispanidad apenas son parroquias o museos. En el fondo tenemos miedo a la Verdad porque profesamos un servil reconocimiento a la verdad contingente. Esto va de un TODO dejado de explorar frente a alguna de sus ramas desgajadas dispuestas a consumir por su vida la sangre de todo el árbol... Tiempos interesantes y por ello casi malditos. Pero tal vez la maldición no consista en otra cosa que obligarnos a salir de nuestras zonas de confort.
  11. Se podría interpretar aquello del "humo de satanás" como la bruma que obtura la percepción de la relación entre causas y efectos. Al caso, como bien apuntas, el discernimiento sobre las consecuencias de determinadas afirmaciones.
  12. Parece ser que ni siquiera el mundo católico es capaz de sustraerse a las divisiones ideológicas. Me parece obvio que hay intereses en mover el avispero en un momento en que como ocurre con los temas conspiranoícos, el personal anda ya "blando" también en este tema. Hoy la ideología lo empapa todo y me atrevo a decir que más que la defensa de su media verdad, se combate a la otra media. Todo es oposición que deriva de la desconfianza total en las intenciones ajenas. Con pensar..."no me cuadra", cerramos ojos y oídos ante lo que se nos tenga que decir por la parte contraria. Más allá del combate dialéctico, lo que vivimos en este tiempo es un combate "intencionéctico". Si tu me dices algo que rompa mi "armonía intelectual", no atenderé a razones pero seguro que una viva desconfianza habrá brotado en mi corazón. El corazón siempre detrás de una mente rectora que por muy pretenciosa que luzca, es el "órgano" más fácil de engañar. Si al menos conserváramos un corazón "nutrido" de lo suyo... tal vez la razón se viera en la obligación de esperar sus intuiciones para discriminarlas después. Fe y corazón son como hermanos. La inteligencia que opere tras esta hermandad, será una inteligencia viva y bien orientada. Al contrario, es una Fe y un corazón que se ven obligados a responder a la tiranía de la razón. Entenderán que esta dialéctica entre el corazón y la razón tiene que ver con todo aquello que implica al corazón y a la Fe y no otra cosa... O sí. Quién sabe.
  13. BGA

    La gota fría. Qué se podría hacer.

    Dejando al margen temas de corrupción, el asunto complejo es llegar al equilibrio entre la oportunidad y la seguridad. Al final el coste de los proyectos puede elevarse muchísimo considerando la seguridad por encima de otros aspectos, cosa que sí se hace por ejemplo de las presas, pero no tanto en el dimensionamiento de canales capaces de drenar una cuenca completa en el peor escenario. Como se ve en la fotos el terreno parece bastante plano, lo que da unas llanuras de inundación enormes que requerirían cauces de protección también enormes y una potente red de drenaje secundaria. Entre la economía y la seguridad está el asunto. En muchas zonas se vive asumiendo ese riesgo en la seguridad de que es posible que no ocurra en varias generaciones, con lo cual el beneficio actual podría compensar las pérdidas futuras... Al margen de todo, está la lucha política y la falta de criterios de estado que eviten críticas oportunistas. Una inversión enorme que solo será apreciada cada muchos años, siempre es susceptible de convertirse en un problema entre los que dirán que todos esos recursos no eran tan necesarios "porque llueve muy poco" y los mismos que luego se quejarán de que la administración "es cortoplacista". Del mismo modo que no confiamos en el estado, estamos seguros -queremos creerlo más bien- que siempre hace lo que debe en este tipo de tragedias. La expansión urbana de la que se nutre la especulación, deja muchas cosas en el olvido. Son costes de oportunidad en los que no es tan fácil conseguir un equilibrio, que por serlo, debe contemplar que no está haciendo todo lo necesario ante estas "singularidades". El dicho de Santa Bárbara y la lluvia nunca dejará de ser cierto.
×