Jump to content

BGA

Consejero
  • Content Count

    124
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    2
  • Puntos de mejora

    1,704 [ Donate ]

BGA last won the day on May 30 2018

BGA had the most liked content!

Community Reputation

1,232 Distinguido

About BGA

  • Rank
    Furriel mayor

Recent Profile Visitors

786 profile views
  1. No es enfado. De eso hace mucho y recibí con alegría sus disculpas. Mi estilo va en otra línea más de campo de batalla aunque soy consciente de que quien con fuego juega, se acaba quemando. No pierdo la esperanza ni la Fe, que se acrecienta día a día y por mi trayectoria personal puedo creer que entiendo mejor a personas que están aún al otro lado dando pruebas de que quisieran estar en éste. Una cosa más, como recién llegado sé que adolezco de formación y puedo ofrecer imágenes distorsionadas de nuestra Fe, pero quiero decirles a todos que el escrito de El Español, que ha suscitado que entrara en esta ocasión, me parece clarividente y perfecto y lo hago mío al cien por cien. Digo ésto por dos motivos, por reconocer el merecimiento de su autor y por darme a entender mejor si desde mis rústicas entendederas pudiera dar a entender lo contrario. Como dice de sí Gerión, a mi me mueve también la empatía y llevo mal la discordia entre los que considero mis aliados y por tanto prefiero la prudencia que un juicio temerario. Es preferible, según creo, dar oportunidades a quien busca, incluso de manera grotesca -hablo del otro foro- como hay tantos casos, que cerrar ninguna puerta. Saludos a todos y otro abrazo para "tigo"....
  2. Me dejas sin palabras. Gerión, creo que no estás lejos. Salta y no mires atrás. El texto de El Español es tan claro como apasionante. No te pierdas a Dios..
  3. Así es Paloma, la guerra que nos consume en Europa y luego en el mundo, es Germania.contra Roma El Rin y es la frontera. Riqueza contra dignidad en la pobreza. Protestantes contra católicos. "Naciones" contra el Imperio... Y lo más importante, el transfondo de todo: El Mesías. Creo que ya se entiende de qué voy.
  4. Hipocresía en estado puro. Ocultan sus derrotas y ensalzan a nuestro héroes derrotados. Al enemigo ni agua. No dejarse llevar por cantos de sirena. En nuestra hambre mandamos nosotros. Tan indigno es alabar a tu opresor como alabar a tu esclavo. Nunca rendirse, hasta que nadie quede entre nosotros que pueda recordar esta frase.
  5. Yo sí creo que el modelo de Franco fue exitoso... mientras mantuvo el timón. El mundo "es noticia", "idea" y en definitiva propaganda. La propaganda sin un transfondo claro y potente ideológico solo tiene la capacidad de ensalzar lo puntual, lo cotidiano y se olvida, porque no forma parte, del futuro, del relato que enhebra el resultado actual, puntual, con un "trayectoria" ideológica; con "un relato". Es posible que el PP sea al fin y al cabo, heredero del Franquismo... La derecha católica está huérfana de ideología y todas las que pudiera barajar como próximas o factibles, tienen un copyright de "dudosa" procedencia. Podría decir que carecemos de referencias inmediatas y que todo lo que hubiera antes traído a la actualidad, necesitaría ser actualizado, o lo que es casi igual, dejarlo como está, que es como todo el mundo lo entiende y a acepta o combate, y que otra cosa parecería llegar tarde al reparto de roles "democráticos". LA fractura del consenso católico, como si de un árbol caído se tratase, da lugar que unos y otros se repartan sus dos ramas principales pareciendo que son incompatibles: la justicia social y el libre mercado, o la libertad individual a secas, convencida -deseo vicioso convertido en virtud, frente a su alter ego vicioso que convierte en virtud la justicia social a costa de la libertad personal- que la mano invisible (¿el sentido común?) acabará siempre llevando las cosas a su óptimo punto de equilibrio. Una derecha católica que si es sincera tiene medio pie fuera de este mundo y que aún siendo falsa parece que también lo tiene pero no fuera del mundo en la idea del otro mundo, sino fuera del mundo de las ideas y de la propaganda con vocación de trayectoria vital, tiene muy difícil encontrar "su sitio". Estar a medias es no estar en realidad cuando la cosa aprieta. Solo huyen los cobardes y los que no encuentran, llegado el momento, un motivo de peso que les haga liviano el peso de su cruz... ¿Es la unidad de la Patria el único y débil eslabón en que se ata esta derecha "católica" a un pasado del que se siente deudora?. Diría que si y a tal punto lo creo que antes veremos cuestionarse ese extremo ante la tentación del ru-run negociero que al contrario. ¿Por qué habría de inmolarse cuando un disgusto acaba siendo pasajero ante el futuro prometedor?. Las penas con pan, son menos... Amigos, estamos solo. Solos de solemnidad. Ese estar solos y convencidos de que los naturales aliados ya no son ninguna de las dos cosas. El mundo está cambiando y en la pugna por su hegemonía no encontraremos ya a tantos que considerábamos amigos o camaradas. En un mundo tan controlado como el nuestro tengo la sensación de que las buenas noticias fluyen solo cuando llegan tarde. La única derecha posible, que si tiene "ideología" y proyección, se parece tanto, a mi juicio, a la estrecha imbricación de la Iglesia y el Estado... que me parece imposible.
  6. BGA

    Errores de Francisco

    Estuve 5 años interno en un colegio de "curas". Salir de allí me superó en muchos aspectos para los cuales no estaba preparado, pues si era mucha mi devoción, el mundo y muchas personas muy queridas quisieron, cooperación mía mediante, enmendar esos sesgos tan antipáticos de sacristía. Conocí de inmediato "otros" pensamientos con los que no estuve ni entonces ni después de acuerdo. Era, por decirlo de algún modo, un hijo sin padre rodeado de tantos hermanos dispuestos a llevarme por el camino "correcto". Así pasé buena parte de mi vida, tratando de ser un hombre de mundo y olvidando a marchas forzadas aquellos pasajes de mi vida que a sus ojos a mi mismo me empezaron a parecer ridículos. Bsuqué "otros refugios," otros brazos que sostuvieran este espíritu tan perdido como inquieto y aquello, gracias a Dios, no me vino mal después de todo, pues buscando "más" me encontré que las ofertas disponibles cada vez me sabían a menos, no porque fueran malas o me sentaran mal, sino porque algo en mi agonizaba y no quería otra vez, hacer oídos sordos a una realidad que al fín sentía encarrilada. Mi "conversión" es muy reciente y coincide casualmente con los últimos momentos de Benedicto y el inicio del papado de Francisco. En aquel tiempo tan cercano, la imagen que tenía del Papa apenas superaba la que tuviera el más ignorante de los ignorantes que no luchara contra la Iglesia. Ni fu ni fa. No se ofendan. Luego asistí incrédulo al ataque a su persona y en general a todo el catolicsmo. No tenía por menos que procurar defender a ambos en la seguridad de que nada de lo que llegué a conocer se le acercaba lo más mínimo y pese a mi manifiesta ignorancia hice no pocas veces de abogado en entorno hostiles que casi nunca acabaron bien. Quiero decir con ésto que carezco de referencias "papales" que me condicionen al punto de echar a otros de menos. "Progre" como fuí, y reconozco que ha de costarme tanto aculturizarme como en su día me costara el camino inverso, este Papa me cayó muy bien pues sentía como si desatascara ciertos asuntos que en mi fuero interno, según iba profundizando en estos temas, me tenían un tanto confundido. Es decir, la imagen que tengo de Francisco no es ni la peor ni la menos observada. Nada tengo que decir en su contra a pesar de tanto como han dicho muchos cuyas palabras me fueron introductorias en este nuevo mundo que para mi es la Iglesia y el mismísimo Cristo. Lo comento para que Español entienda que todo parecido existente entre mis comentarios al respecto de lo que nos ocupa, nada tienen que ver con adscripciones a ninguna corriente dentro o aparentemente dentro de la Iglesia. De hecho no comparto su estilo, pues ignorante como soy en estos temas, no puedo apelar a mayor instancia interna que la presencia o no de la caridad y de la serenidad, cosa que no se da en esos foros de católicos cabreadísimos... Pero en este asunto, su locuacidad, incluso la osadía de suscitar "jaleo" como aquel transgresor que aspira a movilizar las conciencias, cosa por cierto que aplaudo cuando su mensaje es estrictamente religioso o social sin caer en sesgos antropológicos e históricos, creo que se ha equivocado y en ningún momento he llegado a afirmar que fuera esa su intención. No estoy en su mente y quiero confiar en que sus acciones acaben presentando en el tiempo el transfondo verdadero que ahora muchos discuten y que yo discuto también por primera vez en público. Si tengo que elegir entre Dios y la Patria, lo siento por la Patria. Pero si tengo que elegir entre la Patria y un Papa concreto, lo siento por el Papa. No puedo evitar ver en su persona a un ser humano cuyos amores pueden no ser los míos en este sentido. Y puesto que de amor se trata, un amor incondicional y que no espera nada, un hombre bueno sabrá comprenderme, incluso si estuviera en el error de amar algo en lo que veo la mirada bondadosa de Dios. No me mueve la fama ni el prestigio de mi país pues estoy seguro de que solo necesita de la justicia para comprenderlo y de la esperanza para amarlo. Desde ahí, que sea lo que Dios quiera. Habré visto con mis ojos un gran prodigio y para mí será, en este aspecto, más que suficiente.
  7. BGA

    Errores de Francisco

    Español, ¿cree que cuando menciona "la Patria Grande" se refiere a la Hispanidad o al resultado de la América hispana "independiente" de España?. Cuando menciona "neocolonialismo" ¿no está certificando que los virreinatos fueran precisamente colonias?. Cuando habla de los "pueblos" que lucharon por su independencia... ¿a qué pueblos se refiere y contra quién luchaban para obtenerla?. El sueño de Bolívar y los bolivarianos llevado a su máxima expresión. Del primero al mencionar la Patria Grande, que no es la Madre Patria. De los segundos admitiendo implícitamente toda esa ideología modernista del buen salvaje, del feroz y codicioso conquistador español y del sufrimiento sin par de esos pueblos a manos de nuestros antepasados. Ví el discurso en directo y se me pudieron escapar muchos detalles pero no se me escapa "el escenario" ni la encerrona victimista de sus patrocinadores buscando en el Papa un espaldarazo a su ideología claramente antiespañola. No es lo mismo pedir perdón de una manera ceremonial en la que los elementos escénicos sutiles y no tanto no se adosen como lapas al reconocimiento de los errores. Si uno pide perdón desde el Trono de San Pedro, es virtud reconocible pues es Roma y desde Roma quien lo hace y no como se hizo en la cuna de las reivindicaciones indigenistas y paganas a las que se tuvo que acomodar. Al añadir "sobreabundó la gracia," la mente, al menos la mía, me lleva a la Gracia de Dios interpretada por los hombres de Dios, que no por los hombre del rey. Uno puede procurar recoger de ese discurso las migajas que considere nutritivas al respecto de España y para eso deberá esforzarse en leer entre líneas, llegando a la disyuntiva de no saber si la conclusión a la que llegue es fruto de la letra o de su mejor intención en interpretarla. En el aspecto doctrinal nunca le he cuestionado pues no es menor mi ignorancia que la confianza que tengo puesta en la Iglesia. Lo que aquí defiendo es una "sensación", un regusto arenoso de cuanto el Papa Francisco ha dicho o dejado de decir sobre nuestra patria. Hay silencios y sesgos más explícitos que las palabras más vehementes. Contestando a Vanu Gómez al respecto de que el España ha pedido perdón a los judíos comprometiéndose a ofrecerles la nacionalidad española, cosa que niega, según su comentario, a los españoles olvidados de Puerto Rico, decir que España, la España que amo, no es un gobierno o un monarca en particular y que los transciende a todos. Sus defectos no me resultan el oportuno contraste sobre el que otras acciones haya de parecerme virtuosas. Pongo mi cuenta a disposición del moderador si entiende que mi opinión puede causar perjuicio a este foro. Aunque no pueda participar, tengan claro que les seguiré leyendo. Saludos.
  8. BGA

    Errores de Francisco

    Cuando el Papa pidió perdón en Bolivia creó una bomba de relojería que está ya dando sus frutos en la polémica suscitada por el presidente de México, pues si se entiende que la Iglesia pida perdón, se sobreentiende que debería también hacerlo su brazo armado, en aquel caso España. ¿Porqué pedir perdón si la obra de Dios fue puesta en marcha en un nuevo continente y al pedirlo, asume errores -abusos tal como se traducen hoy en día- desmarcándose de España?. Inmediatamente después de pedir ese perdón, dijo también que "sobreabundó la gracia", pero ya sabemos que esa parte fué liquidada en todos los noticieros cuya línea editorial es que siempre llueva sobre mojado al respecto de la Iglesia y de España?. ¿Quiere ésto decir que "me opongo al Papa" o suscito animadversión contra él y en consecuencia contra la cabeza visible de la Iglesia de Cristo?. No lo veo así. ¿Ven al Papa Francisco aclarando puntos conflictivos o creando nuevos donde ya se sobreendendían los matices?. Amigo, llevo tiempo observándolo -al Papa- y tengo la sensación personal que la obra de España la mira con más recelo que aplauso y su obligación como jefe de la Iglesia y del Estado Vaticano, es disponer de la información más veraz y articular su acción desde ella, no ofreciendo a los enemigos la carnaza que necesitan aunque no fuera esa su intención. Decir la Verdad está lejos de mencionar unos aspectos de la misma con más intensidad que sobre otros aspectos. A la Iglesia, por Fe siquiera, se le perdonan en el ámbito católico, cosas que no se perdonan con la misma caridad y comprensión a quien no es Iglesia y además fuera un Estado y un Imperio. Y decir "toda la Verdad" acaba siendo un modo de desmarcarte dejando a "tus socios" a los pies de los caballos. El indigenismo americano cuya sustancia es anticahispana y anticatólica, acaba siendo una manifestación festiva de reconciliación de la Iglesia con el mundo que se cobra como víctima propiciatoria, como sacrificio, una nación que por sus particulares ambiciones y modos, no ha de contar con el mismo perdón, en un momento histórico en el que nuestro país necesita toda la ayuda posible, siquiera de quienes fueran en cierto modo sus viejos aliados. Eso no quiere decir, en modo alguno, que La Iglesia nos deba nada... salvo un punto de lealtad que no habrá de privilegiarnos pero si echarnos un capote en un momento de mucha necesidad. Y aquí entran los "ateo católicos" que cara al público generalista están haciendo más que nadie en una doble dirección: poner en valor el pensamiento católico cuando todo el mundo tiene la "sospecha" que es la causa de nuestra desgracia como comunidad hispánica, y poner coto al relato leyendanegrista al que no es ajeno la propia Iglesia. Lo he dicho otras veces: podemos caminar juntos hasta donde cada cual considere su punto de llegada. Mientras el que se quede satisfecho no reproche o ataque a quien continúa adelante, amigos para siempre. Creo que algunos jesuitas compartirán esta consideración. ¿Peligro de que los ateos católicos se hagan dueños del discurso hispano-católico?. Es posible, pero le digo una cosa: quien busca la Verdad y ya está impregnado del pensamiento católico, será más fácil que siga adelante o al menos reconozca que no le interesa sin que ello les lleve a declararnos ninguna guerra. A fin de cuentas, la Fe no es solo una preferencia personal y es en realidad un regalo. Reprochar a quien carece de ella estando en lo demás de nuestro lado, me parece una postura finalista sin contacto con la realidad y con los hombres. Mi idea de España está totalmente coordinada con Dios; es una idea "espiritual" materializada en una nación y sus gentes. La Espada es una expresión de la naturaleza humana, un error humano, que adquiere una dimensión superior poniendo a Dios por medio. Pedir perdón por la espada sería los mismo que pedir perdón por Dios en el antiguo testamento. ¿Cómo sabe que la voluntad de Dios no se expresa en el hombre a sabiendas de las imperfecciones y veleidades del hombre?. Y eso de pedir perdón sin un compromiso de resarcimiento... ¿No es lo mismo que hacerlo cuando con ello se gana popularidad sin verse obligado a purgar de manera manifiesta tales culpas?. No estoy haciendo una crítica abierta contra la institución sino contra la persona bajo la corona de esa institución. Y en todo caso no es una crítica a la totalidad que es lo que me parece se desprende de su comentario, sino con el caso que nos ocupa. Cuando se quiere quedar a bien con todos, suelen salir mal parados los más fieles, que por serlo, parece que nadie tiene la urgencia de pedirles perdón también a ellos, o al menos no involucrarlos en un sindios para el que en su condición de parte interesada tiene mala defensa tras el ejemplo dado por una organización superior que está por encima del bien y del mal... y de las cosas rupestres.
  9. BGA

    Errores de Francisco

    Este tema me tiene bastante desubicado. Lo he dicho otras veces, mis dos ejes con los que pienso el mundo, son Dios y España. ¿Vaticanista?. Frente al ataque de terceros, que son además nuestros enemigos como españoles. ¿Más vaticanista que el Papa?. Dependerá del Papa, pero si su labor de arbitrio empiezo a verla injusta, seguiré siendo católico pero me reservaré mis simpatías para otra ocasión. No entiendo que tengamos que arrastrar cadenas por nuestros pecados, pues habiendo sido los más fieles, pareciera que ahora se juzga nuestro desnorte como la mayor traición, la mayor fatalidad, como si otras potencias también católicas no hubieran sido abiertamente hostiles y que hoy, siendo potencias, pareciera que se las aprecia más por que se las teme que por la justicia de hacerlo. En nuestro caso, al parecer, ni una cosa ni la otra. No puedo ver a Dios en todas las cosas que no entiendo. Veo, eso sí, "hombres" que como tales se equivocan frecuentemente, como nosotros, y para los que siempre ha de estar disponible el perdón y el acercamiento. Las intervenciones de El Español en su aspecto doctrinal, incluso histórico, me gustan como es habitual, pero en este caso lo eleva todo a un rango espiritual de causa y efecto que presenta en y contra nuestro país una radicalidad que más pienso sea un modo de justificar que un juicio sensato. Llevo intentando escribir ésto varias horas en diferentes momentos, no encontrando la forma de ser franco y al mismo tiempo evitar tiranteces o suspicacias. En cierto modo me estaba dando una oportunidad a pensar las cosas en frío pero no ha cambiado nada. Todos tenemos más o menos alguna duda tras las intervenciones del Papa y eso no es bueno que suceda siempre. Él dice que le gusta hablar crípticamente y eso tampoco es bueno, ni que piense hacerlo ni que diga que lo hace, pues atrae sobre sí un protagonismo personal peligroso en un mundo en el que las noticias y sobre todo, las falsas noticias, vuelan, dando pábulo a todo tipo de interpretaciones ajenas a su labor pastoral y más incrustadas en lo mundano que en lo que de la Cabeza de la Iglesia se espera. Aveces pienso que su cargo le viene grande a su humildad, que no duda en exhibir con gestos que parecen autistas y fuera de los modos ordinarios que no se prestan tanto a las intrigas. Se que las cosas son más que lo que parecen, pero todos somos pecadores y tenemos nuestras debilidades. La mía es España en lo que respecta al mundo y no la vivo ajeno a Dios. Es más si algún día la catolicidad ha de contar con alguien que la defienda, tal vez tengamos que ser nosotros de nuevo. Luego, cuando los vientos cambien y todo parece volver a empezar en ese ciclo de conquistas y derrotas, se volverán a olvidar de nosotros y encontrarán quien los justifique.... P.D. Vanu Gómez, creo que se ha precipitado en traer gente del otro foro a éste y lo digo no por el contenido, que es estupendo en la expresión de dos sensibilidades distintas, sino en exponerme a mi, que siempre he defendido al Papa contra los enemigos de la Iglesia y que aquí me atrevo a dar opiniones más sinceras pensando que estoy entre amigos. Aveces le puede el entusiasmo y otras una audacia que me resulta bastante difícil interpretar sin que llegue a preocuparme.
  10. BGA

    Errores de Francisco

    Me has leído el pensamiento Español. Creemé que tuve en mente la parábola del Hijo Pródigo y en cierto modo asumía yo mismo, en mi enfado, el papel del hijo que no se fue... Pero me quedé parado, porque al mismo tiempo que he entendido del Papa -y justificado no pocas veces en el otro foro- ese abrir los brazos a "los pródigos" mientras con nosotros no tiene el mismo perfil amable, entendí también que muchos de esos pródigos, que no son el pueblo o lo pueblos del mundo, no quieren volver a casa y si lo hacen me pongo a temblar. Ningún pródigo puede ni debe querer destruir España y ningún Padre aceptaría que el regreso de los perdidos supusiera el desastre de quien se mantuvo fiel. Como español, el resto de naciones y sus pueblos los considero mis iguales pero ni ellos son nosotros ni nosotros somos ellos. Las luchas "humanas" están en nuestra condición y desde esa perspectiva sería capaz de admitir un Papado que trate de llevar a acuerdos a las naciones enfrentadas antes que favorecer injustamente a alguna de ellas, ni siquiera a la nuestra. Comprendo esos niveles de los que hablé antes conviene no perderlos nunca de vista. Las aspiraciones de un país deben ser justas como justa su convivencia entre el resto de naciones, pero no todos piensan lo mismo, ni mucho menos quienes pueden ver en nuestro país un competidor que despierta de su letargo. Ocupar el lugar que nos corresponde por tantas cosas ya dichas y con la Gracia de Dios, no debería ser motivo para que quieran acaban con nosotros, como españoles y como católicos. Esos no son hijos pródigos y el Papa lo sabe. Entiendo su mano izquierda porque mantener los equilibrios entre las hienas debe ser tremendo. Por ello entiendo el diálogo interreligioso una vez se constata que el verdadero enemigo de las religiones no son sus "competidoras", sino quienes las usan para provocar su enfrentamiento. Hay un "ellos" y un "nosotros" multinivel y espero haber dejado clara mi postura. España debe ser salvada. Rezo por ello. Muy bueno y tranquilizador tu mensaje, Hispanorromano.
  11. BGA

    Errores de Francisco

    Son muchas las actitudes de la curia que no puedo sino entender como meramente humanas, con sus pruritos y deseos más o menos en concordancia con la Iglesia que representan. El conflicto que pudiera derivarse de una visión global por su parte y la mía encajada en la idea de la Hispanidad, no voy a resolverlo fácilmente. Es más, me niego, y si bien es cierto que ello no podrá en riesgo mi Fe, también es cierto que los hombres se equivocan y en la Iglesia y sus aferes políticos y diplomáticos, es un hecho histórico. Tengo "dos" formas de ver las cosas: desde la Fe hasta donde la siento y entiendo, y desde el legítimo derecho a pensar también en clave española. Puedo entender discurso equidistantes acerca de las naciones pues acepto el papel arbitral del la Iglesia. Pero "se" que estos arbitrios no siempre obedecen a formulaciones estrictamente "espirituales"... Es suficiente saber que dentro de la Iglesia existen "sensibilidades" hacia el mundo que demuestran el vigor de la institución, pero también la disparidad de criterios. Franco protegió a la Iglesia y la Iglesia le olvidó en cuanto pudo. Esas cosas suceden y del mismo modo en que la política expresa ideas opuestas, en la Iglesia se expresan puntos de vista que cuesta entender desde el prisma puramente espiritual. En cuando descendemos de ese plano, todo deviene muy humano, grotescamente humano... Cuanta menos lata demos como católicos españoles, más fácil lo tendrán para trazar las líneas generales que sin embargo tendrán que tener en cuenta actitudes menos dóciles y entregadas. Se leer entre líneas y me preocupa el silencio que me advierte de que hay algo que está ocurriendo mientras espero que alguien me lo confirme, tal vez, cuando ya sea tarde. Estoy de acuerdo con Gerión en que la obra de España tiene continuidad per se. Todo quedó a medio hacer, como algunos habéis dicho en algún momento. Siendo ésto cierto, la visión globalista de las cosas claudica o se enfrenta con suma paciencia y mimo a realidades menos piadosas y casi siempre más contrarias a la propia expresión católica en el mundo. Se están empeñando en borrar a España de la Historia y del futuro y temo que dentro de la Iglesia hay mucha gente que no le importa lo más mínimo, eso si no se está dando el caso de que los haya que lo verían con buenos ojos... No puedo entenderlo.
  12. BGA

    Errores de Francisco

    Está todo muy raro. Comprendo a Gerión y al Español. Cada uno tiene un esquema mental que a mi juicio no son entre sí incompatibles y sus diferencias están en el alcance. Me han gustado ambas intervenciones, la una como español y la otra como católico. Falta que me siente a gusto siendo ambas cosas, que sería como mi mayor sueño, pero no delego en ninguno esa responsabilidad. Trato de entender y encontrar nexos entre una España en la que quepamos todos y un catolicismo resuelto. Comparto las críticas que habéis hecho de la Escuela de Oviedo e incluso de la Sr. Roca y al tiempo les reconozco un mérito fundamental por hablar de lo hispano y de cómo lo hacen, desde sus raíces nada sospechosas de pertenecer a un modo de pensar religioso que a tantos espanta. Yo mismo, y Vanu Gómez tal vez lo recuerde, me resistí a pensar España en términos católicos, como si aquella epopeya magnífica pudiera sustanciarse en el hecho de lo español sin perjuicio de su espíritu católico aunque de forma subsidiaria, sobre todo en el aspecto puramente religioso y no tanto del pensamiento condicionado por la religión. Es decir, que el mundo se mueve y toma de lo religioso lo que quiere y lo doblega a conveniencia, pues el mundo, mundo es. El Español ha dejado claro que lo más importante es salvar el alma y que todo lo demás es secundario. Es cierto y como católico, mi mayor esperanza no está en España sino en Dios. Pero como español me duele salir constantemente malparado, ninguneado e incluso proscrito... He defendido siempre a este Papa y no dejaré de hacerlo en el otro foro, pero muchas veces, después de retorcer todo lo que puedo los argumentos para encontrar alguna luz al fondo de sus palabras, no la encuentro, como si en el fondo su sesgo cultural pesara más que que decir la Verdad, no necesariamente a quemarropa, pero si algún detalle que nos permita a los católicos españoles encontrar en sus palabras algún reconocimiento explícito de la obra de aquella España Católica a la que tanto debe en su existencia terrena el propio Vaticano. Puedo entender que la obra de España era la voluntad del Señor. Puedo entender que aquella España no es esta España lanzada a los brazos del más disparatado progresismo, pero esos silencios y cuando no son tales, ese modo de eludir aquel protagonismo en foros en los que ese silencio se convierte de inmediato en una aprobación implícita a los sesgos culturales indigenistas de los que bien podría derivarse una crítica a la acción de España, me duelen profundamente. El país que más ha hecho por extender por el mundo el mensaje cristiano vive sus horas más bajas y ni una palabra del Papa viene en nuestro auxilio, como si este neo-hispanismo que se reconoce católico, siquiera funcional, estuviera ya fuera de tiempo y fueran otras sus prioridades al respecto de congraciar a todas las comunidades del mundo saltando por encima de la historia y de la concreción respecto a los agentes que la hicieron posible.
  13. Cuando en México se está llevando a cabo la revisión hispanófila de su historia, vuelven con nuevos bríos los relatos hispanófobos, y éstos ya no proceden de opiniones más o menos acreditadas, sean historiadores de carrera o autodidactas, sino del propio jefe del gobierno mexicano. "Algo" se mueve por ahí abajo quesigue teniendo a España en su memoria....
  14. Estamos mentalmente como encarcelados, bloqueados. Estamos cruzando la tormenta y la brújula o los astros ahora sirven de poco. Atención a las olas agrestes y a los vientos racheados. Un buen marino sabe lo que tiene que hacer incluso cuando de sus decisiones dependa antes la vida que el destino de su viaje.
  15. BGA

    El fenómeno VOX

    No es lo mismo tener un solo legado -o muchos concretados en Hispania- que compartir varios como el indígena en todos sus aspectos, y el europeo fundamentalmente hispano. Dense cuenta que el cariz que toma este minidebate, si mirado desde fuera, resultaría un tanto elitista al modo en que es posible que antaño se replicara en los mismos términos entre peninsulares y criollos. Ambos tendrían un mismo origen racial y cultural pero a ambos les separaba diferente paisaje y proyección. En tiempos de la invasión napoleónica, esos criollos pretendieron salvaguardar España en América pero... consiguiendo separarse de España. Si me lo permiten introduzco una nueva figura a añadir a la madre y las hermanas. Puesto que la Hispanidad fue definida como una catolicidad menor, España sería un "vaticano" menor respecto a esa "iglesia". No es, según lo entiendo, una cuestión de tamaño, economía y proyección demográfica, sino una cuestión "espiritual". El ser hispano-español no deja muchos grados de libertad... ser hispano-americano los permite todos. Unos tenemos una sola herencia mientras otros, siquiera mentalmente, pueden ubicarse en la que quieran porque pueden elegir más de una. La fuerza no siempre es un hecho implícito sino una consecuencia cuando no existe nada más que una opción con dos resultados posibles: vivir o morir. El peso de nuestra historia nos impele a seguir la misma ruta que emprendieron nuestros ancestros; continuar lo que dejó de hacerse con la fuerza y el espíritu renovados tras superarnos de la derrota y de haber perdido con ella el sentido de la orientación. Bueno decía que los problemas de España se superarán cuando empecemos a mirar de nuevo hacia fuera de nosotros mismos en un nuevo proyecto imperial. Lo dijo él pero se que antes que él lo han dicho otros. Ese diagnóstico, que es a la vez un imperativo cuando no precisa explicarse y la consecuencia de un proceso de interpretación de nuestro ser histórico, ubica a España en el lugar que le corresponde como fuerza bruta liberada de sus complejos y de la decadente puesta en escena de estar buscando aún su sitio. Esa es, creo, la España que unos debemos recuperar para que siga siendo para otros la madre inspiradora de un amor que amalgama la diversidad hispanoamericana. No pretendo crear una discontinuidad entre los aspectos materiales y espirituales como si fueran inconciliables. Creo más bien que es necesario pensar en los vínculos perdidos que hacían inteligible esa dualidad.
×