Jump to content

All Activity

This stream auto-updates     

  1. Yesterday
  2. Berenguela, con todo el respeto: la mayor parte del largo mensaje que ha escrito usted tiene poco que ver con mi artículo, que, por cierto, describe hechos probados más que opiniones. Dice usted que no se lo cree. ¿Qué es lo que no se cree exactamente? ¿Ha leído todo el artículo y ha consultado sus fuentes? No se quede solo con el estudio de ADN (que por cierto no es el único que ha arrojado la misma conclusión). Los historiadores citados son fiables y serios. Por otro lado, sí, los cristianos acabamos con los moros, lo mismo que los moros habían acabado antes con los cristianos. ¿Asesinatos? Para asesinatos lea usted la historia de los mozárabes de Simonet. ¿Por qué habríamos de agachar la cabeza ante nuestra historia si ellos no agachan la cabeza ante la suya? No me avergüenzo de descender de los vencedores. Todo lo contrario: estoy orgulloso de mis antepasados. La derrota con honor no es una deshonra, pero no se puede preferir la derrota a la victoria, sobre todo cuando se luchaba por los derechos de los cristianos, de Dios en definitiva. De Él fue la victoria. Sin Él no hubiera sido posible. Seamos agradecidos y dignos herederos de la gesta de la Reconquista. Y a los extranjeros que se hallen en nuestra tierra, si respetan quienes somos, acojámoslos con caridad. Si están aquí para quedarse, deseo que se integren y que las siguientes generaciones se sigan considerando herederas de la gesta de nuestros antepasados. Lo que jamás haré es renegar de los míos para agradar a otros que no reniegan de los suyos.
  3. La estructura de la experiencia se nos va complicando. Sin embargo, Wojtyla adopta una postura optimista derivada de su propia vivencia, que le muestra cómo el hombre suele unificar e integrar los elementos de su experiencia sin grandes dificultades. La experiencia en Karol Wojtyla - 7.
  4. Berenguela

    Los granadinos no descendemos de los moros

    Estoy de acuerdo con muchas ideas que ponen ustedes. Pero, la historia también nos ha revelado que los moriscos fueron diezmados. Se les hizo la vida imposible. Ell@s no querían dejar sus costumbre/religiosas. Vejados, expulsados, asesinados.. También eso de que los trasladaron a los restos al norte. Y que ya por esto mismo, los gallegos tengan más sangre mora. ¿? Por qué iban a mandar a cuántos y a dónde, fuera de Castilla. Se necesita fuente fiable de esos tiempos de esto, demostrar. Y qué fue de sus vidas. Expulsan a los vivos en la rebelión, y una parte al norte. Con todos mis respetos, no me lo creo. Para hacer un estudio de tales dimensiones, deberían haberle sacado sangre a miles de personas con más que tres abuelos de lar gallego. No es serio. Lo que pasa que los medios son así, sensacionalistas. Y luego se engancha todo tipo de intereses políticos, preferencias personales. En mi caso, mi familia es andaluza. Tanto padre como madre, en su inmensa mayoría. Y manchega por un abuelo y atrás. También tengo familia en Galicia y en otras CA, porque mis tíos y tías, numerosos, se fueron a buscar la vida y casaron en muy diversos lares de la piel de toro. Ósea que somos da nosa tierra, España hoy, en su conjunto. A mí no me importaría nada de quien fuese mi sangre. En absoluto. Hace unos años quizás, ya no. Considero que he cambiado a mejor. Y si mañana me dicen, tú eres de aquella punta del "magreb", donde está ahora Egipto. Y de negros zahínos. Pues mejor que mejor. Más cerca estoy de mi Señor en la geografía. Que como nunca se sabe quienes fuimos tan alejadamente en el tiempo; si buenos o malos hacía Nuestro Señor, pues mira, por lo menos más cerca. Es que me da lo mismo. Como si mis tatara tatara abuelos hubiesen sido asesinos. Porque hayan sido quienes fuesen yo no tengo poder en cambiar nada. Yo sola puedo llevar cadenas, pero serán las de Dios. No la de estos hombre y mujeres. Ni sería un deshonor. La deshonra es no acordarte de tus mayores para librarlos del fuego eterno. Además, es una vía purgativa. Venir aquí a pasarlo bien nada más, es ignorancia en carne. Estoy de acuerdo con muchas cosas que ponen, insisto. Pero, la historia nunca jamás va a desvirtuar la Hispanidad. Ni aunque hubiese aquí 20 millones de sangre morisca, sefardí.. Obra de luz. Es un don o gracia, no sé muy bien, el poder verla. Cuasi como la fe personal. La Catolicidad, habría que confirmarla así. ¿Se borra tu Bautismo? No lo creo. Nuestra reconquista por la fe, nuestra defensa del Catolicismo, tenia eso, que el demonio no podrá borrar nunca. A mí no me dan asco las musulmanas. Al contrario, hay en algunas grandes virtudes. Y me apena no poder conocer mujeres judías, ortodoxas virtuosas. Mi Señor bajó al infierno antes de Resucitar. La única persona que ha vuelto de la muerte. Ascos ninguno. Cuanta suciedad vería. Y después de ÉL, aquellos sencillos entre fieras. Y los Martirios. Por qué tengo yo que despreciar al musulmán. Pero, quienes son mis enemigos Señor. Quienes, por dónde empiezo Mi Rey. Por mi casa, mi portal… Por dónde. Tampoco puedo despreciarlos aún siendo consciente que si estuviésemos solos chocaríamos como titanes. Porque, 1: Cristo se desangro por nos. Miedo al miedo al martirio. 2: Son de Abraham. Que empiecen ellos a atacar. Yo me defenderé y Dios conmigo. Mi Señor no busco fariseos y publicanos. Le seguían a ÉL como moscas a miel. Civilmente, admiro toda mi historia. Al Andalus también lego luces. ¿Roma no extenuó nuestra tierra?. Que juzgue Dios. Yo no. Prefiero escuchar a todas las partes. ¿Las únicas vidas loables son las occidentales? Pues tal vez no. Sino un firtin, firtin.
  5. Hispanorromano

    Recomendaciones de películas, series

    Muchas gracias por la recomendación, Berenguela.
  6. Last week
  7. Quiero compartir con ustedes un descubrimiento, que espero no me defraude. Llevo 2 capítulos de la primera temporada. Aunque no es de tema católico, de momento, la encuentro "en orden". No he visto un exceso de recreo en los actores, sino hacía la trama. Dentro de una trama sencilla. Los problemas entorno a un protagonista, en su lar, familia, su amor, el de otros.. Es un poco como una novela televisiva. Pero percibo calidad. Y no he leído al autor de estos 12 libros, creo, pero se supone que un libro siempre está mejor que su adaptación al cine. Para tenerle en cuenta: Winston Graham. Puedes sentir la humedad, el fresco, el viento. Se escuchan pájaros, gallinas, perros. Muy conseguida. Te transporta a ese buen clima. Modales. Folclore. Y de momento, valores. Me da la impresión de que es algo más que una serie romántica. También he detectado alguna conversación cervantina, como: A buen hambre no hay pan duro.. Esos acentos a la "clase baja", que han puesto Y aunque tiene esa utopía romántica del pudiente con la criada, que ya se perfila acabarán juntos. Ves la dicotomía entre los de igual clases, de ambas. Por sus valores, como enfrentan todo. La paisajista de la costa atlántica. Que es de lo más bello que ha hecho Dios. Con su mar, que rebosa elogios. Hasta meigas😂 si, si. Varias mujeres, una de vida alegre y la tía de Poldark, toda una señora, leyendo cartas. Me está gustando. Y a ver si tenemos suerte, y los de rtve no las quitan. Pues son muchos capítulos, y los vemos cuando podamos. La música es buena también. Me da pena que la bbc, tenga series tan buenas, y nosotros hagamos regulin. Hace poco vi El Cid, de prime vídeo. No ha sido fiel a la historia, porque ha maltratado a muchos de sus protagonistas históricos. Pero estaba bien hecha. No está mal. Con exceso de falta de rigor, con aquellas personas. Una lástima. http://play.rtve.es/v/6108742 Un saludo.
  8. Corazón Español

    Damos la bienvenida a JohnSmith5458

    Hola JohnSmith5458. En nombre de la comunidad de foros independiente Corazón Español y como administrador del sitio, quisiera darte la bienvenida y desearte una feliz estancia entre nosotros. Corazón Español es una comunidad de usuarios de foros y redes sociales sin ánimo de lucro, orientada a promover la concordia y el bien común, desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica, impulsando para ello el conocimiento, la reflexión y el debate acerca de la realidad social, religiosa, política y económica de la sociedad. La participación en esta comunidad está regulada por unas normas básicas de convivencia y contenido que es recomendable conocer. Igualmente y aunque esto no sea algo obligatorio, la buena educación sugiere que nos presentemos todos antes de participar en los debates, pues de esta forma abundamos en el conocimiento mutuo y la confianza entre personas que debe prevalecer en una buena comunidad. Si lo deseas, puedes emplear este mismo hilo de bienvenida para presentarte. Finalmente me gustaría añadir una breve reflexión que de alguna forma nos une a todos un poco más. Hoy tenemos la oportunidad de participar en la conquista de este nuevo mundo que se abre en el océano digital, y sentar las bases para el desarrollo de las generaciones futuras que mañana poblarán las nuevas redes digitales. Como herederos de la noble tradición hispana, tenemos la experiencia, las herramientas y el sentido histórico de cómo hacerlo, por tanto quizás sea la hora de darle una nueva oportunidad a ese espíritu universal que todos los hispanos llevamos en el corazón, apostando unidos por ese desafío. Como administrador solo me resta ponerme a tu servicio para lo que puedas necesitar y decir que espero estar a la altura de este desafío. Y por supuesto saludarte y agradecerte personalmente tu confianza puesta en esta comunidad. Gracias y bienvenido a Corazón Español
  9. Como sirva de entendimiento a las múltiples referencias políticas a la Justicia Social que realiza el Santo Padre, tachado por ello de comunista, que sirven de justificación a la derecha liberal para liderar los ataques al Papa, recojo un artículo de José María Permuy publicado originalmente en la revista Arbil, y republicado posteriormente por Catholic.net, donde el autor aborda la cuestión del liberalismo y la Doctrina Social de la Iglesia, y se entrevén aunque sea a priori, los motivos fundamentales por los que esta nueva derecha liberal que hoy tenemos, se atreve a tales posturas cismáticas.
  10. Lo que se va evidenciando perfectamente es el hecho de que apenas existe ya diferencia sustancial entre izquierdas y derechas, a la hora de atacar a la fe católica, en ambos casos por motivos ideológicos. Aunque desde el punto de vista de la fe, es más grave el ataque que se ejerce desde la derecha supuestamente católica, que la que se hace desde la izquierda atea, ya que en el fondo estos últimos carecen del código moral que se le supone a un católico. A un animal no se le pueden pedir responsabilidades por sus actos, pero a su amo sí. Y esto le pasa hoy a las izquierdas y derechas convertidas en mulas y muleros del materialismo. Para ellos el Papa carece de cualquier utilidad, en tanto no les sirva a sus propósitos de tener y poseer, ya sea la razón, el poder, la riqueza o la gloria, pues no en vano encarnan aquellas viejas tentaciones reflejadas en el episodio de Jesús en el desierto. Y así vemos a los comunistas haciendo el animal, después de robarle a la cristiandad la bandera de los pobres y amparar millones de crímenes cometidos en nombre de su ideología, mientras aplauden hipócritamente al Papa cuando este habla de justicia social. O vemos igualmente a los liberales haciendo de cuatreros, después de privar a la cristiandad de su verdadera libertad y amparar la codicia y la usura como exponentes del desarrollo humano, mientras injurian como necios al Papa por llamar a las cosas por su nombre. En cuanto al tipo ese que aparece en el último video ¿qué se puede esperar de un libertario arrogante que presume de hacer tríos sexuales con hombres y mujeres? Si esos son los referentes de la nueva derecha hispana, casi mejor hacerse comunista. Al menos como animales no se pedirán tantas cuentas como sí se les pedirá a los supuestos valedores del humanismo cristiano. Ironías aparte, lo cierto es que da mucha vergüenza ajena escuchar esas cosas, u otras muchas que se dicen por ahí en boca de supuestos católicos, que sin embargo sirven descaradamente al anticristo, tal cual hacen inopinadamente ateos o comunistas. Es decir, todos los que se oponen a la justicia y el amor de Cristo.
  11. Enhorabuena por el artículo, Raderic. Efectivamente, no se puede hablar de una supuesta descendencia moruna de Andalucía, ni aun de otras regiones españolas, sin caer en el error que bien señala el artículo. En ese sentido lo veo un acierto. Sin embargo, también podríamos comentar el legado cultural que aquella gente dejó en España, que permanece especialmente presente en el Levante y Sur de España. Más allá de desmentir nuevos mitos, como bien hace ese excelente estudio con respecto a la falsa idea moderna que se tiene de Al Andalus, estos trabajos deberían servir sobre todo, para revertir también la más grave falsa idea que tenemos hoy igualmente asumida, sobre la identidad de los pueblos. El materialismo moderno ha logrado asentar el concepto que vincula la identidad casi exclusivamente con la tierra, pero en el pasado no fue así, sino que la identidad era fruto sobre todo de la fe. En aquellos siglos la gente no se identificaba tanto con la tierra donde nacía, como con el Dios celestial y el señor terrenal que le amparaban. De ahí también que en nuestro lenguaje perduren o predominen conceptos como "moros y cristianos" o "cristianos viejos", por encima de otros que harían referencia a la procedencia geográfica o material de cada pueblo. Seguir a tal señor o creer en un determinado dios, era lo que dotaba de identidad, más allá de haber nacido aquí o allá. El hecho de que la cristiandad acabase expulsando definitivamente a los mahometanos, no interfiere para que, según la fe de aquellos cristianos ("Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno"), quienes fueron expulsados también tuviesen sus virtudes que produjeran no pocos buenos frutos, que posteriormente fueron recogidos y empleados por sus vencedores, como eran algunas de sus ciencias o las aplicaciones materiales que de estas surgieron, que supusieron para la cristiandad una gran riqueza, si se quiere de conquista: Astronomía, matemática, botánica o farmacología, por no hablar de la fabricación y uso del papel, el algodón o la loza; de los instrumentos científicos para la navegación que servirían después como soporte para los navegantes españoles y portugueses; o de sus sistemas de riego, cultivo y ganadería entre otros, que produjeron lo que posteriormente fueron algunas de nuestras más preciadas joyas, como llegaron a ser la ordenación hidrográfica o la producción del cordero merino, que estuvieron en la base del desarrollo de numerosos lugares. Es decir, sin bien podemos decir que no existe tal legado de sangre como muchos hoy pretenden creer, en cambio sí existe un importante legado cultural que se mantiene, desde el propio nombre de muchos pueblos o enclaves, hasta el uso y empleo que le seguimos dando a muchas de sus ciencias, y ese legado ha sido fundamental para nuestro desarrollo. De modo que, de alguna manera y en ese sentido, sí que podríamos decir, que en cierta medida somos herederos de aquellos mahometanos, aunque sea por derecho de conquista. Del mismo modo que podría decirse del turco, que se enriqueció y prosperó en gran medida gracias al legado cristiano de Bizancio. En definitiva, no veo mal que los españoles nos sintamos en parte herederos e incluso orgullosos de aquella cultura, en la medida que fue vencida y superada por la fe, y que gracias en parte a esa victoria y asimilación, nosotros mismos llegamos a ser lo que la historia nos muestra.
  12. Español

    Damos la bienvenida a Raderic

    ¡Bienvenido al foro, Raderic!
  13. A mí no me caben dudas al respecto. La dinámica de ese partido es similar a la que emplea su contraparte de la extrema izquierda. Utilitarismo maquiavélico, en este caso supuestamente de derechas, cuyo único propósito social es el de oponerse al que ejerce la izquierda. Por eso ahí cabe todo con tal que se manifieste contra la izquierda. Con la agravante en este caso, de que mientras dure supone un gran negocio privado para sus gestores, que se alimentan así de la carroña y el odio, como de otro modo y por desgracia ya es habitual en la historia de esta gente. En realidad su oposición a la izquierda se vende como tal, pero no la contrarresta sino que se suma a una misma dinámica destructiva. Por ello la gente sencilla que opina que son igual o peor que los otros, es en el fondo la más sabia y sensata.
  14. En la última entrada de @Mundo Republiqueto veía yo ayer un vídeo de Moreno y Acosta dedicado al leyendanegrismo en la derecha, que no es moco de pavo. De pasada se hizo referencia a los comentarios leyendanegristas que hizo este personaje, Milei, acerca de la independencia argentina y la administración virreinal, totalmente en la línea del leyendanegrismo anglosajón. La derecha de las naciones hispánicas está ya en una fase muy avanzada de colonización ideológica.
  15. Esto es la derecha hoy. El político argentino Javier Milei, invitado de la fiesta de Vox, y al que el "sector católico" de Vox (Fco. Javier Conteras, etc.) tiene como máximo referente, habla así del Papa:
  16. El artículo de LD es un ejemplo más de la degradación del periodismo, cada vez más sensacionalista y tabernario. En cuanto al primer enlace, se dicen cosas interesantes, aunque debo decir que Bastante me parece otro ejemplo de este tipo de periodismo, pero de la cuerda contraria. Leyendo sus artículos se da uno cuenta de sus fobias y prejuicios ideológicos, que igualan sin duda a los liberales de LD y demás medios fachas. Creo también que hacen un flaco favor al papa desde RD, ya que para ellos parece que antes de Francisco la Iglesia era un grupo de oscurantistas reprimidos y demás lindezas. Basta ver la interpretación que hacen de los pontificados de JPII y B16, a los que consideran responsables de un "invierno eclesial", y opositores de un supuesto "espíritu del concilio", términos que responden más bien al ámbito de una ciencia ficción ideologizada que a la verdad y complejidad de la vida eclesial a través de las décadas.
  17. Vanu Gómez

    Los granadinos no descendemos de los moros

    Parece que en el Reino de Granada, al menos en Málaga, hubo bastante repoblación del norte y noroeste.
  18. Por supuesto, Vanu Gómez. Huelga decir que no me preocupa ningún tipo de pureza racial (cosa que no existe) y no tengo problema en reconocer que la mitad de los judíos que había en España se quedaron y se integraron. Además, los romanos trajeron a nuestras costas personas de los tres continentes conocidos (incluidos negros), y los mismos íberos, que no eran indoeuropeos, bien pudieron ser de origen africano, aunque es una teoría cuestionada. En cualquier caso, tanto europeos como norteafricanos y medioorientales forman parte de la misma raza blanca o caucasoide, de manera que no es una cuestión de razas. Lo que me interesa es dar un mentís a todos los que pretenden que nos identifiquemos con la historia de los musulmanes de Al-Andalus y la veamos como propia solo porque se desarrollase en nuestro suelo. Pues no, nuestra historia es la de Asturias, León y Castilla, es decir, la de la Reconquista, así como la de los mozárabes, hasta que los mahometanos acabaron con ellos. La Hispanidad es catolicismo y mestizaje, pero en este caso el mestizaje no se produjo, de manera que el indigenismo "moruno" es el más estúpido de todos los que existen, y el más fácil de rebatir.
  19. Releyendo este mensaje diría que hasta he caído en un error no muy lejano al que incurre esta gente tan crítica. El de ponerse en plan enjuiciador de la ortodoxia del papa.
  20. Hablan claramente para gente cada vez más borreguizada.Y se parecen también, cada vez más, sus discursos a los de aquella izquierda canalla de las primeras décadas del siglo XX, los que proporcionaron el combustible para una de las mayores persecuciones religiosas que se han conocido, perpetrada por facciones del bando rojo. A día de hoy cuesta cada vez más distinguir entre el veneno que procede de algunos sectores de, vamos a llamarle así, ambos bandos.
  21. Vanu Gómez

    Los granadinos no descendemos de los moros

    Es cierto que hay mucho mito con el asunto. En cualquier caso, tampoco deberíamos ser especialmente sensibles a ese tipo de historias más allá de la mera y justo rectificación de mitos. El problema suele venir cuando se intenta utilizar estos asuntos con objetivos políticos. Entrarle a ese trapo es casi una especie de legitimación de argumentaciones de tipo genético en asuntos políticos. Lo más probable es que la parte de moriscos que quedaron en la península se dispersaran en dirección noroeste, a través de Portugal-Galicia y vía de la Plata.
  22. Sacudir al papa se ha convertido en el deporte favorito de la derecha. Ayer Dragó decía que el Papa irá el Infierno y el rector del ISSEP decía que el Papa es de Podemos. Así todos los días. Pero ahora quisiera preguntaros por esto. Por lo visto algún tertuliano ha dicho que "tenemos un Papa tonto": "Tenemos un Papa tonto": la ultraderecha 'católica' ya no esconde su odio a Francisco ¿Sabéis de quién se trata? ¿Puede que re refiera a este Pablo Molina de LD o se trata de otro? La desgracia de tener un Papa tonto - Pablo Molina - Libertad Digital Me ha venido una frase a la memoria: "¿Quién ha dicho que cuando insultan nuestros sentimientos, antes que reaccionar como hombres, estamos obligados a ser amables?".
  23. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Raderic

    ¡Adelante!
  24. He tenido que hacer una corrección: según la media de estimaciones de diversos historiadores, la población española en 1600 era de unos 7 millones (no "casi cinco" como puse). Fuente: https://www.ine.es/explica/cervantes/files/assets/common/downloads/publication.pdf
  25. Vanu Gómez

    Damos la bienvenida a Raderic

    Bienvenido Raderic.
  26. Hola, quisiera compartir con vosotros un artículo que he redactado recientemente: http://reinodegranada.blogspot.com/2021/10/los-granadinos-no-descendemos-de-los.html Los granadinos no descendemos de los moros Es un mito popular que las gentes de Andalucía en general, y las de Granada en particular, descienden, al menos en parte, de la población musulmana que habitaba la región antes de la conquista castellana; un mito de origen extranjero (promovido desde el siglo XIX por escritores como Washington Irving) que ha calado tanto, que ha acabado teniendo graves repercusiones políticas e identitarias, y ha servido de base ideológica para la artificial Comunidad Autónoma de Andalucía (cuya bandera tiene un origen islámico, como constatamos hace seis años en nuestra entrada El origen moro de la bandera de la Junta de Andalucía y las mentiras de los "andalucistas"). Lo cierto es que los españoles del sur nada tenemos que ver con quienes construyeron la Alhambra (por muy fascinante que nos parezca este monumento), ni fueron nuestros antepasados quienes saquearon Compostela a las órdenes de Almanzor. Lo demuestran, sin ir más lejos, recientes estudios genéticos, [1] así como todos los historiadores serios. Por mucho que vanamente se empeñen algunos en negarlo, las expulsiones masivas de los moriscos se produjeron. Y las repoblaciones masivas de cristianos viejos, también. No es que nos alegremos de que así fuera; más grato nos sería afirmar que, al igual que en América, la política de evangelización y mestizaje hubiese dado resultado y que ningún morisco pacífico hubiese tenido que salir de la tierra que le vio nacer. Simplemente la verdad de los hechos nos obliga a decir las cosas como fueron. Pero vayamos al origen: ¿por qué, salvo algunos esclavos y cautivos, no había cristianos en ninguno de los reinos de Andalucía cuando estas tierras son reconquistadas? No olvidemos que la Bética había sido hogar de muchos santos, incluso de Padres de la Iglesia como San Osio de Córdoba, San Leandro y San Isidoro de Sevilla, y que nuestra tierra incluso había albergado un importante acontecimiento cristiano de la Antigüedad, el Concilio de Elvira. La respuesta es sencilla: los "tolerantes" musulmanes los habían expulsado, aniquilado o habían forzado su emigración. Esta intensa represión tuvo lugar especialmente tras la llegada de almorávides y almohades, pero también antes, como prueban episodios como el de los mártires de Córdoba. Es cierto que en los primeros siglos de Al-Andalus, el grueso de los cristianos hispanos, lejos de islamizarse, [2] siguieron constituyendo la mayoría de la población, que conocemos por el nombre de mozárabes. Pero poco a poco fueron pasando al norte. De hecho, la población del reino astur-leonés iría aumentando casi exclusivamente con los mozárabes venidos del sur. [3] Tras la expedición de Alfonso el Batallador de 1125, con la que colaboraron los mozárabes, una multitud de estos fueron deportados a África por decreto del emir almorávide Alí ibn Yúsuf en el año 1126 [4] (miles de ellos lograrían regresar a España dos décadas después, estableciéndose en Toledo) [5] y, pocos años después, los que habían quedado, sometidos a un hostigamiento continuo, se vieron obligados, por decreto del sultán almohade Abd al-Mumin, a emigrar a Castilla y León o islamizarse, bajo pena de la vida y confiscación de sus bienes. [6] Reconquistada la Baja Andalucía por el rey San Fernando en el siglo siguiente, le tocaría el turno a los musulmanes, que fueron desterrados de esta región a consecuencia de la revuelta mudéjar de 1264. La región quedó despoblada e inhóspita (los moros se marcharon al vecino reino nazarí de Granada) y fue repoblándose con cristianos procedentes del norte durante un proceso lento y prolongado, [7] lo que explica que se tardase también tanto en tomar Granada. El historiador Manuel González Jiménez habla de «la práctica sustitución de una población por otra». [8] Veamos qué pasaba en el reino de Granada. Como demuestra el gran arabista Francisco Javier Simonet, tradicionalista y autor de la monumental Historia de los Mozárabes de España, para cuando llegasen los Reyes Católicos, en este reino no quedaría vestigio alguno de la antigua población hispana: Cuando los Reyes Católicos toman Granada en 1492, se permitió a sus habitantes quedarse sin que tuviesen que renunciar forzosamente a su fe, merced a las condiciones de las capitulaciones. Por otro lado, como es natural, el cardenal Cisneros (hombre caritativo e ilustrado, que nada tiene que ver con la leyenda negra que se ha hecho de él) inició la evangelización de Granada, que en un principio dio muy buenos resultados, hasta tal punto que los mismos doctores musulmanes de la ciudad se convencieron de sus errores y pidieron ser bautizados. Ello impresionó de tal manera a los moros granadinos que, imitándolos, acudieron en masa a bautizarse. [10] Llevado de su celo apostólico, Cisneros mandó quemar públicamente en la plaza Bib-Rambla copias del Corán y libros de teología islámica (salvando expresamente todos los de ciencias), lo que, unido a otros sucesos menores, terminó de soliviantar a los moros no convertidos, los cuales iniciaron un efímero levantamiento en el Albaicín en 1499. [11] Este se extendió a las montañas, y en el año siguiente, Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, tuvo que sofocar una primera revuelta mora en Güejar y Lanjarón. [12] Pacificada la región, Fernando el Católico dictó disposiciones para facilitar la evangelización con estímulos y recompensas para los que se hicieran cristianos. Sin embargo, algunos moros, en lugar de acogerse a estas ventajas y privilegios reales, optaron por asesinar a los misioneros, saquear e incendiar pueblos y vender en África como esclavos a los hombres, niños y mujeres que capturaban en sus correrías. [12] Los moros habían incumplido las condiciones de la capitulación, de manera que se suprimió el estatuto de mudejaría. En 1500 Fernando el Católico dispuso que se aparejasen en el puerto de Estepona los buques necesarios para el transporte de los moros que prefiriesen pasar a Berbería antes que hacerse cristianos. [13] Sin embargo, el problema morisco persistió. Estos siguieron sin integrarse plenamente y España tenía enemigos externos por doquier, por lo que no se podía permitir los enemigos internos. Ante este panorama, se endurecieron las medidas contra ellos. A petición de las Cortes de Castilla (1559-1560), Felipe II prohibió a los moriscos tener esclavos negros a su servicio, para evitar que los educaran en el mahometismo. También se les prohibió usar armas sin autorización, y cuando estos empezaron a rebelarse, se reunió un concilio provincial en Granada, en el que se acordó prohibirles el uso de la lengua árabe y las costumbres moriscas. [14] En 1568 se produjo la insurrección mora más conocida: la llamada rebelión de las Alpujarras (que en realidad afectó a todo el reino de Granada), en la que cientos de cristianos granadinos indefensos fueron degollados por los salvajes monfíes. Degüello de cristianos en Cadiar, según un grabado de la novela Los Monfíes de las Alpujarras (1859) de Manuel Fernández y González. Para conocer las muchas y escalofriantes atrocidades que los moriscos cometieron contra nuestros antepasados, recomendamos la lectura de Historia del Rebelion y castigo de los Moriscos del reyno de Granada (1599), por Luis del Mármol Carvajal. Esta obra fue reeditada en 1797, en palabras de su editor, «como una obra tan digna de ser leida, y que puede dar honor á la nacion por el merito que en sí tiene, y las grandes hazañas de nuestros antepasados en una conquista que tantos bienes acarreó á la Religión Christiana, no merecia que estuviese tan sepultada en el olvido por la rareza de sus exemplares». Como consecuencia de esta revuelta, sofocada por Don Juan de Austria, la práctica totalidad de los moriscos que quedaban en el reino de Granada (más de 60.000) tuvieron que ser diseminados por la Corona de Castilla. [15] Pagaron justos por pecadores, pues se desterró a todos, también a los que no habían participado en la sublevación. [16] En la guerra alpujarreña habían muerto, además, según el embajador veneciano Leonardo Donato, una tercera parte de los moriscos que habitaban la región. [17] Extensas zonas de las actuales provincias de Almería, Granada y Málaga quedaron despobladas (de los 400 pueblos de la región, medio siglo después solo se había conseguido repoblar 270). [18] El historiador Antonio Domínguez Ortiz afirma que, a pesar de los grandes recelos por parte de los cristianos viejos y aunque los matrimonios mixtos fueron rarísimos, con el paso de las generaciones los antiguos moriscos granadinos (ya dispersos por Castilla), podrían haber llegado a ser integrados. [19] Sin embargo, los continuos tratos entre moriscos de diferentes partes de España, sus intrigas con franceses, turcos y berberiscos y el alarmante aumento de la población mora en el reino de Valencia motivaron que, en 1609, Felipe III decretara su expulsión general, por sugerencia del duque de Lerma. [20] Se evitaba así que los moriscos sirviesen de quinta columna en cualquier ataque de turcos o berberiscos. El historiador francés Henri Lapeyre, en su exhaustivo trabajo Geografía de la España morisca, incluso pone cifras detalladas. De los cerca de 300.000 moriscos que vivían en España, abandonaron definitivamente nuestro país en torno a los 275.000 con la primera expulsión. [21] En 1614 se expulsó a otros 7000 más que habían vuelto clandestinamente. [22] Los poquitos que quedaron (por ser esclavos, haberse integrado en familias cristianas o haber abrazado la vida religiosa) suponían menos de un 0,4 % de la población española de casi cinco millones, y no se concentraron en Granada. Notas: [1] Al-Andalus no dejó rastro en la genética del sur de España. El País, 5-6-2019. [2] Simonet, Francisco Javier. Historia de los Mozárabes de España. 1897-1903, p. XXXIV. El mismo autor no ignora que, durante los primeros siglos, entre los mismos musulmanes, los españoles renegados o muladíes, junto con los beréberes, fueron superiores en número a la élite árabe dominante. [3] Simonet, p. 141. [4] Simonet, p. 750. [5] Simonet, p. 761. [6] Simonet, p. 765. [7] González Jiménez, Manuel. «La repoblación de Andalucía (Siglos XIII-XV)». Universidad de Sevilla. Relaciones (COLMICH, Zamora), México, 1997, vol. 18, núm. 69, págs. 31-32. [8] González Jiménez, p. 26. [9] Simonet, 1897-1903, p. 789. [10] Guichot, Joaquín. Historia general de Andalucía. Tomo VI. En «Colección completa de las Obras Literarias y Gráficas de Joaquín Guichot y Parody. Tomo III». 1913, p. 1009. [11] Guichot, p. 1012. [12] Guichot, p. 1016. [13] Guichot, p. 1018. [14] Guichot, p. 1028. [15] Domínguez Ortiz, Antonio. Los moriscos granadinos antes de su definitiva expulsión. Miscelánea de estudios árabes y hebraicos. 1964. Vol. 12-13: p. 114. [16] Lafuente, Modesto. Historia general de España, tomo VIII. 1862, p. 113. [17] Lapeyre, Henri. Geografía de la España morisca. Universitat de València, 2011, p. 14. [18] Domínguez Ortiz, p. 118. [19] Domínguez Ortiz, págs. 120-121. [20] Lafuente, págs. 197-202. [21] Lapeyre, págs. 218-220. [22] Lapeyre, p. 212.
  27. LatinoHispano

    Damos la bienvenida a Raderic

    Bienvenido!
  1. Load more activity
×