Jump to content

Hispanorromano

Consiliario
  • Content Count

    3,257
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    338

Hispanorromano last won the day on April 22

Hispanorromano had the most liked content!

Community Reputation

61,616 Excelentísimo

1 Follower

About Hispanorromano

  • Rank
    Marqués

Recent Profile Visitors

The recent visitors block is disabled and is not being shown to other users.

  1. Llega una esperanzadora noticia de tierras castellanas: ¡Honor y gloria a estos muchachos! Y que su valiente ejemplo se extienda por todos los institutos. Sin necesidad de "pines parentales" y otras mariconadas. ¡Castilla, otra vez por España!
  2. Hispanorromano

    Eugenesia y racismo: cosas de progres

    Las cosas de los rojos: Parece que se hubiesen intercambiado los papeles. La derecha de hoy se comporta como la izquierda de ayer y asume sus ideas. Los neonazis están empezando a darse cuenta de estas cosas y cada vez sienten mayor afinidad por el bando republicano. Véase cómo este dirigente recalca, con evidente disgusto, que no tiene noticia de ese tipo de propaganda racista en el bando nacional: Ahora sólo queda que reconozcan lo que siempre han sido (rojos o subproductos del sistema capitalista) y den el paso definitivo de afiliarse a ese bando en vez de seguir cubriendo de mierda el patriotismo.
  3. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Isabel45

    Bienvenida, Isabel.
  4. Dejo un artículo de divulgación histórica recién publicado que habla de la presencia de veteranos carlistas en la Guerra de Crimea: Estos carlistas combatían contra Rusia y a favor de Turquía. ¿Sorprendente? En absoluto, aunque sí sorprenderá a los que juzgan de estas cuestiones por internet. Si echáis un vistazo a la prensa española de la época, veréis que los periódicos católicos se situaban en contra de Rusia y a favor de Turquía, de la que se decía que trataba mejor a los católicos que Rusia. Y me parece que en esto seguían consignas de Roma. También se relatan en aquella prensa matanzas espeluznantes de católicos polacos a manos de las tropas del zar. Ahora circula entre los católicos la especie de que Rusia, con los zares, era un Estado muy religioso y casi un modelo ideal. Pero parece que los católicos de la época lo veían de forma muy distinta, hasta el punto de que preferían la victoria de un país musulmán en este conflicto. ¡Qué dirían esos expertos en geopolítica que han surgido hasta de debajo de las setas en internet, según los cuales hay que ir siempre contra los musulmanes y hay que apoyar siempre a Rusia! Resulta curioso que no se haya divulgado mucho esta presencia de carlistas en Crimea y que en cambio se haya hablado hasta la extenuación y con manifiesta falsedad de la presencia de carlistas en otras guerras. Parece que la Historia se manipula de forma cada vez más turbia en clave política y geopolítica. De todas formas, este apunte mío se puede obviar, porque el hilo sólo pretende dejar constancia de que estos veteranos carlistas participaron en la Guerra de Crimea.
  5. Dejo una entrevista a Ana Iris en El País. Señalo en amarillo las frases que me han gustado más, aunque hay una de ellas que me da cierto airecillo nazbol, pero la frase lleva mucha razón y la suscribo. c
  6. Hispanorromano

    La Liga para la Reforma Sexual

    ¿De dónde viene la despenalización de la sodomía? ¿Qué procesos históricos conducen a la actual normalización de la homosexualidad? ¿Qué naciones llevan la batuta en esta revolución sexual? Cito algunos párrafos que me han parecido muy esclarecedores del siguiente artículo académico: Daniel Gaido y Cintia Frencia. (2020). El marxismo y el movimiento de liberación homosexual: De la Socialdemocracia alemana a la Revolución Rusa. Izquierdas, 49, 15. 23 de abril de 2020. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-50492020000100215 Para empezar, es claro que la despenalización de la sodomía se inicia con la Revolución Francesa: Aunque toma el relevo Prusia, y en concreto los médicos prusianos: Es lo que comentaba anteriormente de que buena parte de los cambios en la moral y costumbres son impulsados por médicos y científicos. En efecto, según la perspectiva naturalista y estrictamente empírica, no hay razón para penalizar una u otra conducta sexual. Engels, en una carta que le envía a Marx, advierte de que los pederastas se están organizando en Alemania y barrunta que, aunque ellos no lo verán por su avanzada edad, en el futuro los "heterosexuales" deberán rendir tributo a este grupo organizado: La verdad es que han resultado proféticas estas opiniones. Lástima que se quedasen en el ámbito privado. Pero veamos a qué personas se refería Engels en esta carta a Marx (aviso: hay algún párrafo profundamente desagradable, pero que nos da una idea del tipo de gente que promovía esta despenalización y de las repugnantes razones que les movían): No lo dice el artículo, pero este Karl-Maria Kertbeny, que inventó los términos "homosexual" y "heterosexual" que hoy se han normalizado entre nosotros, era otro activista sodomita. Y es claro que inventó esos términos para avanzar en la normalización de la sodomía, pues así planteado el problema no se puede censurar a los que incurren en tales prácticas. Tengámoslo en cuenta cuando usemos esos términos. A pesar de que Marx y Engels se habían referido despectivamente a este movimiento en sus cartas privadas, sus herederos políticos empiezan a coquetear con la idea de legalizar estas conductas: Encontramos aquí a otro médico germano, el doctor Magnus Hirschfeld, y al socialista August Bebel: Los sodomitas pasan de "criminales" a "enfermos", una palabra que ahora nos parece muy fuerte para referirse a ellos, pero que inicialmente fue una liberación, pues suponía la automática despenalización de esas prácticas. De nuevo, los médicos comandan el proceso de cambio de costumbres, aunque con una aparición estelar del filósofo Schopenhauer: El caso del magnate Krupp, que aprovechan los socialdemócratas para impulsar la despenalización de la sodomía: Nótese que el doctor Hirschfeld, que antes decía que la homosexualidad era una enfermedad, ahora dice que es una tendencia innata, a fin de seguir en el camino de normalización. La secuencia de normalización de la homosexualidad es más o menos la que sigue: Pecado y crimen ==> Enfermedad ==> Tendencia innata ==> Tendencia normal y hasta positiva No se puede penalizar ni condenar lo que es una tendencia innata, lo que es natural. Y también sale en apoyo la ciencia con lo de los "estados intermedios": A estas alturas habrá quedado claro que, si bien los revolucionarios franceses son los primeros en despenalizar la sodomía, Alemania (o desde un luego un importante sector del pueblo alemán) es la principal impulsora del movimiento homosexual y en general de la revolución sexual, como parte de un movimiento más vasto de retorno a las raíces paganas y de reforma de las costumbres ("Lebensreform"), por cierto, con una importante vena racista y muy vinculado al movimiento Völkisch y la contracultura hippie. Cuando una ley no se aplica, el supuesto que recoge se acaba despenalizando. Sucede con el aborto y con la eutanasia, y sucedió entonces con la sodomía: Tiene razón el artículo al decir que la despenalización bolchevique bebe de la tradición marxista alemana, con lo que no es un acontecimiento específicamente ruso. Sin embargo, como señala el mismo artículo, la penalización de la sodomía la introdujeron los zares muy tardíamente (1835) y a imitación de Europa, quedando muy pronto en letra muerta: Lo que era letra muerta con los zares, lo acaban despenalizando los bolcheviques: Es inexorable: todo lo que es letra muerta se acaba despenalizando. Las leyes que no se aplican se eliminan más pronto que tarde. Ésta es la "izquierda definida", la que merece la pena según los seguidores de Gustavo Bueno, en contraposición a la "izquierda indefinida" que representaría la Iglesia católica o los de Fráncfort que se revuelven contra la Ilustración. Menudo timo. Y hasta con matrimonios homosexuales en la URSS: Rusia exporta su revolución sexual mediante la "Liga para la reforma sexual", que da título precisamente a este hilo, y mantiene estrechas relaciones con el doctor alemán Magnus Hirschfeld, ése que según algunos sería un "marxista cultural" que no tiene nada que ver con la "izquierda definida" de la Unión Soviética. Y en el paquete no sólo va la homosexualidad sino también el aborto, el divorcio, las familias monoparentales, la coeducación, la planifiación familiar y el feminismo: La legislación soviética considera a la homosexualidad, la sodomía y todas las otras formas de gratificación sexual que la legislación europea presenta como una ofensa pública contra la moralidad de forma exactamente igual a las así llamadas relaciones sexuales "naturales". Todas las formas de relación sexual son asuntos privados. La cuestión de la persecución penal sólo surge cuando se usa la fuerza y la coacción, como en el caso de una agresión o de que se haya infringido un daño a los intereses de otra persona. (Batkis 1925, p. 22). Más tarde, Batkis y otros representantes soviéticos hablaron en las conferencias de la Liga Mundial para la Reforma Sexual, la cara internacional del Instituto de Investigación Sexual de Hirschfeld. A fines de junio de 1926, Hirschfeld viajó a Moscú y Leningrado como invitado del gobierno, probablemente a iniciativa de Semashko. Hirschfeld dio el primer informe de su viaje a Rusia el 4 de noviembre de 1926, en un evento organizado por la "Sociedad de Amigos de la Nueva Rusia" en el Hotel de Berlín Russischer Hof. Dicha conferencia, titulada "La reorganización de la vida sexual en la Rusia soviética", trató no solamente de la homosexualidad sino también de la igualdad jurídica de la mujer y el hombre, de las nuevas leyes de matrimonio civil y de divorcio, de la protección estatal para la mujer y el niño, de la igualación de los derechos de los hijos legítimos e ilegítimos, de la prohibición de la violencia doméstica, de las provisiones para las familias monoparentales, de la planificación del embarazo mediante métodos anticonceptivos, de la legalización del aborto, de la prevención de las enfermedades sexuales, de la rehabilitación social de las prostitutas, del derecho otorgado a los presos a tener relaciones sexuales heterosexuales en las cárceles y de la coeducación. En dicha oportunidad, Hirschfeld afirmó que "desde la revolución la Rusia soviética ha realizado una obra gigantesca", y que "el desmantelamiento del viejo sistema y la construcción de una nueva sociedad, de una nueva relación entre sexo y sociedad, es un logro que hace época". [...] Anatoli Lunacharsky, el Comisario del Pueblo para la Educación, visitó el Instituto de Ciencias Sexuales de Hirschfeld en 1927 e informó de dicha visita con entusiasmo en el diario Krasnaya gazeta de Leningrado, afirmando que el aprendizaje debía ser mutuo: "La visita del Prof. Hirschfeld y su amistad con la Rusia Roja son necesarios, no sólo porque él puede encontrar la realización de sus ideas entre nosotros, sino también porque nosotros podemos aprender mucho de él. La legislación estatal, por supuesto, no significa en sí misma la cura de todas las heridas abiertas de nuestra vida sexual individual y social, y también nosotros necesitamos la investigación científica a gran escala, atenta, exhaustiva, y probablemente también organizativamente coordinada, de estos problemas, así como las instituciones necesarias para su solución práctica apropiada." Las propuestas de crear un Instituto de Sexología soviético y de una cátedra en ciencias sexuales en una universidad soviética, que Lunacharski hizo en dicho artículo, nunca se materializaron (Herzer 2017, p. 338). A finales de la década de 1920, los higienistas sociales soviéticos desempeñaron un papel prominente en la Liga Mundial para la Reforma Sexual, debido a la legislación bolchevique radical en materia sexual. En las primeras conferencias de la Liga, la despenalización soviética de la homosexualidad masculina era aclamada rutinariamente. La presencia de Alexandra Kollontai, junto con Batkis y el profesor ucraniano Nikolai Pasche-Oserski, en el "Comité Internacional" de directores de dicha organización le dio la apariencia de un apoyo oficial soviético, si bien Kollontai, a diferencia de Semashko y Lunacharski, nunca conoció a Hirschfeld personalmente ni participó en los congresos de la Liga Mundial para la Reforma Sexual.25 Al mismo tiempo, los miembros del Partido Comunista alemán (KPD) apoyaban públicamente las actividades del Instituto de Hirschfeld. Por ejemplo, Martha Ruben-Wolf, una médica y miembro del KPD, publicó, en 1929, un folleto titulado Abtreibung oder Verhütung? (¿Aborto o anticoncepción?), en que recomendaba la despenalización del aborto y su práctica gratuita en los hospitales, así como la entrega de anticonceptivos con receta médica pagados por las cajas de seguros para enfermedad. Al igual que el aborto, las prácticas anticonceptivas tampoco eran enseñadas con métodos científicos en las facultades de medicina alemanas, por lo que la autora finalizaba recomendando una serie de libros de texto en alemán para médicos y legos sobre el tema, así como un listado de los métodos anticonceptivos más eficientes disponibles en aquel entonces y de servicios de asesoramiento (Beratungstellen), entre ellos el Institut für Sexualwissenschaft dirigido por el Dr. Magnus Hirschfeld en Berlín (Ruben-Wolf 1929, pp. 10, 13, 16). La Enciclopedia Soviética no deja lugar a dudas: Sereiskii concluía abogando por la integración de los homosexuales y afirmaba que "nuestra sociedad, mediante una serie de medidas preventivas y de salud, crea todas las condiciones necesarias para que el choque de los homosexuales con la vida sea indoloro, y para que la sensación de extrañamiento, usual en dichos choques, se disuelva en el nuevo colectivo."27 Con Stalin tiene lugar una pequeña marcha atrás. Se vuelve a penalizar a la homosexualidad: En otras palabras, en el derecho penal estalinista, la homosexualidad masculina pasó a pertenecer a los crímenes contra la persona y a castigarse con una pena de prisión de hasta cinco años -y en circunstancias agravantes (por ejemplo, cometer sodomía con menores) con un máximo de 8 años. Esto es lo que ha creado la leyenda de que la URSS perseguía a los homosexuales y de que no tuvo nada que ver con la revolución sexual, leyenda que ahora explotan los nazbol y otros especímenes para beneficio de Rusia. Pero veamos tres detalles importantes: — Esta marcha atrás estalinista es muy débil y las penas son escandalosamente bajas para los estándares occidentales en aquel momento. La pena de 5-8 años de prisión para la sodomía con menores es escandalosamente baja hasta para los estándares actuales. — Es claro que Stalin repenaliza la homosexualidad por pura conveniencia política, no porque estuviese convencido de la maldad intrínsenca de esa práctica. Y lo mismo puede decirse de las leves restricciones que introduce con respecto al aborto, que de todas formas son levantadas por gobernantes soviéticos posteriores. — Hay en esta medida un claro componente propagandístico de cara al exterior, como veremos a continuación, que se parece mucho a lo que está haciendo Putin ahora: En otras palabras, Stalin utiliza lo de la homosexualidad por razones maquiavélicas o de conveniencia política. En el interior le resulta muy útil para perseguir a opositores y le garantiza cierto orden público. En el exterior, utiliza todo esto como una fabulosa arma de propaganda contra el fascismo y contra Occidente, exactamente lo mismo que hace Putin ahora. ¿No resultan asombrosos los paralelismos? Pero al parecer nadie se ha dado cuenta. En definitiva, la revolución sexual de la que hablábamos en este hilo, es impulsada por tres procesos: 1) La Ilustración francesa plasmada en la Revolución, que despenaliza la sodomía y considera lícita cualquier práctica sexual en tanto se realice en el ámbito privado y no medie la fuerza. El naturalismo y el positivismo que surgen de la Ilustración no pueden desembocar en otra cosa. Por eso siempre aparecen médicos y científicos a la cabeza de estos procesos de reforma anticristiana de las costumbres. 2) Alemania, motor del movimiento homosexual en el mundo, que vuelve al paganismo como consecuencia natural de su revuelta contra Roma. 3) Rusia, donde la Revolución, sumada a la tradicional laxitud de los zares en estas materias, desemboca en una total despenalización de la homosexualidad y en una revolución sexual que trata de exportar al mundo, en connivencia con elementos alemanes. Esta pinza germanorrusa ha funcionado y sigue funcionando muy bien para todo tipo de cosas. No dejo fuera al mundo anglosajón y a Estados Unidos, que también han desempeñado un papel crucial en la actual degeneración sexual de Occidente. Tal vez porque se centra en las aportaciones de la izquierda, este artículo no menciona a los neomalthusianos ingleses ni a Bentham y otros utilitaristas del mismo país, que fueron también fundamentales en la normalización de la homosexualidad. Estados Unidos es quizá el principal foco de corrupción de las costumbres en la actualidad, con su cine, su industria pornográfica y del entretenimiento que profanan nuestros hogares; con su Internet como principal motor del cambio de costumbres en las últimas décadas; con sus "guerras culturales" de mierda que exportan a todo Occidente; con su laicismo, que se presenta como conservador y que tiene embelesados a los conservadores que deberían oponerse a estos procesos en España; con sus leyes que abren el camino y que exportan con espíritu imperialista; con su capitalismo libertario que hace de cada vicio un nicho de negocio.
  7. Hispanorromano

    Teletrabajo, ese arma de doble filo.

    Además, no tengo claro que esos teletrabajadores que se instalan en Canarias vayan a beneficiar a la economía local, teniendo en cuenta que en su mayoría están habituados a comprarlo todo por internet. Si hay que darles servicios sanitarios y de todo tipo, pero no se gastan nada en la localidad y desarrollan su trabajo para compañías extranjeras que además no tributan, no veo el negocio por ninguna parte.
  8. Miguel Ayuso tiene una idea parecida a la de Javier de Miguel con respecto a la revolución americana: Añade Pedro Soulinake: Y apostilla Iñaki Lizasoain: Aborda el tema en coordenadas parecidas John Rao, del que traje en su día al foro un artículo precisamente sobre este tema: El americanismo como religión civil - Debate de actualidad - Corazón Español Pero, ya digo, me parece que Javier de Miguel expresa todo esto con mayor acierto, con matices propios y enteramente originales que hacen que su artículo sea ideal para dar a conocer el tema a la derecha española, tan desnortada en los últimos tiempos. Ilustro este desnortamiento con un tuit que vi ayer de unos de los autores que anda promoviendo un conservadurismo antilibertario (iniciativa que en principio me pareció loable y por ello le dediqué un hilo): Si este es el tipo de conservadurismo que promueven en España, conmigo que no cuenten. Me gustaría subir el artículo de Javier de Miguel a portada, pero como se ha registrado igual prefiere hacerlo él y darle el matiz que crea conveniente.
  9. Gracias, @Berenguela. Tiene buenos libros esa web. Y es un detalle que esa editorial ofrezca la descarga gratuita. Aunque es consecuente con su misión de apostolado.
  10. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Vicente

    Bienvenido, Vicente. Ponte cómodo y participa cuando quieras.
  11. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Javier de Miguel

    ¡Bienvenido, Javier! @ICTHYS nos dio a conocer tu canal y para mí ha resultado un gran descubrimiento. No soy muy aficionado a ver vídeos, pero los tres vídeos tuyos que he visto me han parecido impecables. He leído algunos artículos que has escrito, como el del americanismo en su vertiente religiosa, y el grado de coincidencia no puede ser mayor. Además, creo que eres la única persona que está abordando estos asuntos en el ámbito hispano. Es un honor contar con tu presencia.
  12. Sería un honor contar con él.
  13. Desconectar de una máquina a un enfermo que lleva tiempo sin dar señales de vida no se considera eutanasia. Tampoco es eutanasia dar sedación en dosis normales a una persona en estado terminal que la necesita por sus dolores, incluso si esta sedación acorta la vida algunos días como efecto indirecto. Todo eso no se considera eutanasia y la Iglesia lo acepta. Lo que se acaba de aprobar —y la Iglesia rechaza— es que el médico pueda negar tratamientos, alimentación e hidratación para provocar la muerte (eutanasia pasiva) o poner sedantes en dosis mortales con el único fin de provocar la muerte del paciente (eutanasia activa). Mi explicación es algo gruesa, pero la eutanasia viene a ser eso. Si quiere conocer el bagaje histórico de la eutanasia, quiénes la defendieron históricamente y por qué razones —muy diferentes de las alegadas ahora—, le recomiendo que le eche un vistazo a este hilo: Aktion-T4 anarquista: Lo que en verdad la izquierda entendía por 'eutanasia' Inicié dicho hilo exponiendo un artículo favorable a la eutanasia de una conocida dirigente anarquista en los años 30, pero verá que no se trata de una querella ideológica y que a lo largo del hilo se abordan otros casos, inclusive el de unos médicos que ya a finales del franquismo hablaban sin tapujos de aplicar la eutanasia a los niños subnormales. En ese hilo podrá usted comprobar cuál es la verdadera naturaleza de la eutanasia. Por lo demás, es de sobra conocido que fueron los nazis los mayores entusiastas de la eutanasia, por influencia de la medicina alemana, y los que más lejos llegaron en su aplicación, hasta el punto de juzgarse en Nüremberg el tema. Eso hizo que la eutanasia quedase un pelín congelada durante algunas décadas en los países occidentales, para resurgir después con la misma fuerza aunque con una estrategia propagandística más hipócrita. En este foro hemos tratado ampliamente el tema de la eutanasia, a diferencia de lo que ocurre en la derecha y en las redes sociales, porque somos católicos y entendemos que la legalización de esta práctica es la peor noticia de las últimas décadas. Aunque también he comentado yo que este tipo de prácticas no son raras en los hospitales españoles y que lo que hace esta ley es blindarlas jurídicamente de tal manera que la sociedad las acepte en bloque y no se pueda volver atrás. Por eso es preciso oponerse con todas la fuerzas. Verá que hemos dedicado multitud de hilos a denunciar este tema de la eutanasia, lo que contrasta con el escaso espacio e interés que le han dedicado otros sitios que presumen de ser la vanguardia de la ortodoxia católica o de la contrarrevolución: La vida es un don, la eutanasia un fracaso Prosigue la acometida antivida. Alemania hace legal el suicidio asistido Trámite parlamentario de la Ley de Eutanasia. ¿Vamos hacia un genocidio inducido? Indiferencia ante la proyectada ley de eutanasia El arzobispo de Toledo responde al proyecto de ley de Eutanasia en su pastoral semanal «Otra vez se oye hablar de eutanasia». Artículo premonitorio del psiquiatra de izquierdas Guillermo Rendueles De la eugenesia a la eutanasia (Juan Aparicio) Como le decía, no se preocupe, que en ningún caso se defiende aquí la distanasia o encarnizamiento terapéutico, o sea, el uso de medios técnicos desproporcionados para prolongar la vida de pacientes en estado terminal o sin esperanza alguna de curación.
  14. Hispanorromano

    La corrosiva influencia del cine yanqui en la sociedad española

    En este hilo tocamos, entre otros asuntos, la creciente importancia que concede el cine yanqui a la ejecución técnica y visual frente al concepto o la historia, lo que hace que muchas de estas películas sean una simple sucesión de escenas espectaculares sin demasiada conexión entre ellas, aunque repletas de explosiones, efectos especiales y golpes de efecto. Los amigos de @Mundo Republiqueto hablan con gran acierto sobre este tema y denuncian que el cine de Hollywood ya no tiene alma. Me parece imposible definir mejor la tendencia que se observa en la industria audiovisual yanqui. He destacado en negrita algunas frases.
×