Saltar al contenido

elprotegido

Consejero
  • Publicaciones

    249
  • Registrado

  • Última visita

  • Días Top

    11
  • Puntos de mejora

    1,858 - Donar

elprotegido en el 16 de Febrero publicó el contenido mejor valorado

elprotegido ha publicado el contenido mejor valorado

Acerca de elprotegido

  • Rango
    Maese

Visitantes recientes al perfil

532 visitas al perfil
  1. El ejemplo del dilema del prisionero muestra una ley inexorable: Ninguna persona podrá llegar muy lejos si no vive inserto en una comunidad con la que coopera y en la que existe confianza mutua. Si ambos prisioneros confían el uno en el otro -si, por ejemplo, son hermanos- ambos van a confesar el delito y cumplirán menor pena. Si, en cambio, no se fían el uno del otro, ambos inculparán a su colega y cumplirán una pena más alta. Nuestro intelecto busca una lectura elevada de esta situación hipotética y nos conduce a la idea de que los lazos comunitarios y las relaciones personales profundas son, pues, parte intrínseca de la Creación. Uno de los conceptos básicos de la teoría de juegos (de la que advierto que no soy especialista) es el llamado "equilibrio de Nash" (en referencia al matemático estadounidense que fue premio Nobel de Economía), que es el que en este caso da lugar al escenario aparentemente desconcertante y paradójico. Un equilibrio de Nash es una situación en la que si un jugador decide desviarse de su estrategia cambiándola por otra distinta es imposible que aumente su beneficio. Es decir, una situación en la que si todos los jugadores están aislados e incomunicados entre sí, lo mejor que pueden hacer es no cambiar de estrategia. En el caso del dilema del prisionero, la situación cooperativa en la que ambos jugadores confiesan no es un equilibrio de Nash: En efecto, si un jugador decide desviarse de la estrategia cooperativa e inculpar al otro jugador, que confiesa, su beneficio se verá aumentado. Un equilibrio de Nash existe, en cambio, en la situación en la que ambos prisioneros se inculpan mutuamente: Efectivamente, si el otro prisionero va a inculparme, para reducir mi pena no debo dejar de inculparle a él. Ahora bien (y aquí ya me desvío de la exposición de los dos párrafos anteriores para entrar en mi interpretación personal), el equilibrio de Nash es un escenario -el más simple desde el punto de vista de los escenarios generales en juegos que pueden tener algún interés tanto matemático como de la interpretación de la realidad que pretende hacer el modelo matemático en cuestión- propuesto en los momentos en los que la teoría de juegos era una área naciente. Sin embargo, a mi juicio es (gracias a Dios) dudoso que en la vida real las personas suelan (ni que sea inconscientemente) conducirse siguiendo equilibrios de Nash. Por los siguientes motivos: - La teoría de juegos en general siempre supone que los jugadores saben utilizar de manera óptima la información de la que disponen. Huelga decir que eso es nada realista. - La teoría de juegos supone que el interés de los jugadores es maximizar su beneficio personal. Sin embargo, a veces las personas (nobles) sacrifican sus intereses por un amor, una pasión, una fe o una lealtad. Otras personas (más bien innobles) sin embargo, sacrificarían su beneficio para regodearse en haber provocado la desgracia ajena. Inculparían al otro prisionero sin más contemplaciones y sin importarles lo que va a hacer, para verlo pudrirse en prisión el mayor tiempo posible. - Más en concreto, el equilibrio de Nash lo es en referencia a las desviaciones individuales, mientras que es completamente insensible a las coaliciones y las estrategias cooperativas. El caso del dilema del prisionero es un ejemplo: Si ambos reclusos se tienen gran aprecio y confianza mutua, ambos van a confesar. Es decir que, en este caso, conocer cuál es el equilibrio de Nash no habría servido en absoluto para predecir el comportamiento de los jugadores. Todo esto muestra que los modelos matemáticos que intentan explicar las relaciones humanas no dejan de ser un intento que está lejos de poder explicar nuestra manera de relacionarnos, a pesar de que tengan su indudable interés. El positivismo cree que un progresivo refinamiento de los modelos matemáticos llegará a explicar con bastante precisión el comportamiento humano (lo que sin duda nos lleva a relacionarlo con la quimera transhumanista). Sin embargo, debemos proclamar que los positivistas se equivocan: El hombre ha sido creado por Dios y, por lo tanto, su alma no podrá nunca ser diseccionada por el intelecto humano, quedando siempre una parte de la misma completamente ininteligible.
  2. elprotegido

    seguimiento de las próximas elecciones del 28 de abril

    El ejemplo del dilema del prisionero muestra una ley inexorable: Ninguna persona podrá llegar muy lejos si no vive inserto en una comunidad con la que coopera y en la que existe confianza mutua. Si ambos prisioneros confían el uno en el otro -si, por ejemplo, son hermanos- ambos van a confesar el delito y cumplirán menor pena. Si, en cambio, no se fían el uno del otro, ambos inculparán a su colega y cumplirán una pena más alta. Nuestro intelecto busca una lectura elevada de esta situación hipotética y nos conduce a la idea de que los lazos comunitarios y las relaciones personales profundas son, pues, parte intrínseca de la Creación. Uno de los conceptos básicos de la teoría de juegos (de la que advierto que no soy especialista) es el llamado "equilibrio de Nash" (en referencia al matemático estadounidense que fue premio Nobel de Economía), que es el que en este caso da lugar al escenario aparentemente desconcertante y paradójico. Un equilibrio de Nash es una situación en la que si un jugador decide desviarse de su estrategia cambiándola por otra distinta es imposible que aumente su beneficio. Es decir, una situación en la que si todos los jugadores están aislados e incomunicados entre sí, lo mejor que pueden hacer es no cambiar de estrategia. En el caso del dilema del prisionero, la situación cooperativa en la que ambos jugadores confiesan no es un equilibrio de Nash: En efecto, si un jugador decide desviarse de la estrategia cooperativa e inculpar al otro jugador, que confiesa, su beneficio se verá aumentado. Un equilibrio de Nash existe, en cambio, en la situación en la que ambos prisioneros se inculpan mutuamente: Efectivamente, si el otro prisionero va a inculparme, para reducir mi pena no debo dejar de inculparle a él. Ahora bien (y aquí ya me desvío de la exposición de los dos párrafos anteriores para entrar en mi interpretación personal), el equilibrio de Nash es un escenario -el más simple desde el punto de vista de los escenarios generales en juegos que pueden tener algún interés tanto matemático como de la interpretación de la realidad que pretende hacer el modelo matemático en cuestión- propuesto en los momentos en los que la teoría de juegos era una área naciente. Sin embargo, a mi juicio es (gracias a Dios) dudoso que en la vida real las personas suelan (ni que sea inconscientemente) conducirse siguiendo equilibrios de Nash. Por los siguientes motivos: - La teoría de juegos en general siempre supone que los jugadores saben utilizar de manera óptima la información de la que disponen. Huelga decir que eso es nada realista. - La teoría de juegos supone que el interés de los jugadores es maximizar su beneficio personal. Sin embargo, a veces las personas (nobles) sacrifican sus intereses por un amor, una pasión, una fe o una lealtad. Otras personas (más bien innobles) sin embargo, sacrificarían su beneficio para regodearse en haber provocado la desgracia ajena. Inculparían al otro prisionero sin más contemplaciones y sin importarles lo que va a hacer, para verlo pudrirse en prisión el mayor tiempo posible. - Más en concreto, el equilibrio de Nash lo es en referencia a las desviaciones individuales, mientras que es completamente insensible a las coaliciones y las estrategias cooperativas. El caso del dilema del prisionero es un ejemplo: Si ambos reclusos se tienen gran aprecio y confianza mutua, ambos van a confesar. Es decir que, en este caso, conocer cuál es el equilibrio de Nash no habría servido en absoluto para predecir el comportamiento de los jugadores. Todo esto muestra que los modelos matemáticos que intentan explicar las relaciones humanas no dejan de ser un intento que está lejos de poder explicar nuestra manera de relacionarnos, a pesar de que tengan su indudable interés. El positivismo cree que un progresivo refinamiento de los modelos matemáticos llegará a explicar con bastante precisión el comportamiento humano (lo que sin duda nos lleva a relacionarlo con la quimera transhumanista). Sin embargo, debemos proclamar que los positivistas se equivocan: El hombre ha sido creado por Dios y, por lo tanto, su alma no podrá nunca ser diseccionada por el intelecto humano, quedando siempre una parte de la misma completamente ininteligible.
  3. elprotegido

    seguimiento de las próximas elecciones del 28 de abril

    Con lo que dices de Cs estoy muy de acuerdo: son liberales de centro-izquierda. Es impresionante la realidad paralela que crean los medios de comunicación, que han llegado incluso a decir que Cs es de extrema derecha. Entiendo que si uno es filo-comunista casi todo le parece extrema derecha... Pero, hombre, hasta yo sé reconocer que el PSOE (y hasta alguno de Podemos) no es de extrema izquierda... Con respecto a las elecciones, parece que el electorado de izquierdas acudirá a ellas desilusionado y desmovilizado debido a las luchas internas de Podemos, así como por la nefasta imagen que dejan Pedro Sánchez y su cúpula (incluso para los estándares morales e intelectuales del PSOE), a pesar del continuo lavado de imagen en los medios. Con respecto al electorado de derechas, cabe suponer todo lo contrario por la victoria en Andalucía y la sonora irrupción de VOX, ambas cosas contra todo pronóstico. Por lo tanto, la predicción parece clara, aunque nunca se sabe. Ahora bien, como bien dice el Español, la duda está en Cs, partido completamente líquido con un rumbo subordinado a la imagen de su líder. Está claro que lo que le interesa a Cs es la "gran coalición", pero los líderes actuales tanto del PP como del PSOE son de lo más refractario a esta idea, que habría podido funcionar si Susana Díaz y Soraya Sáenz de Santamaría hubieran ganado las respectivas primarias. Mi apuesta es que harán presidente a Casado sin hablar con VOX, repitiendo la fórmula andaluza, con todas las dificultades y complejidades que eso supondrá.
  4. elprotegido

    Una teoría sobre las conspiraciones

    Efectivamente, me interesa bastante y me ha gustado mucho el artículo. Te agradezco que me hayas dado a conocer la página. Ya la tengo guardada para irla estudiando.
  5. Suscribo los análisis que habéis hecho. Intento explicar mi visón (complementaria) del asunto. El capitalismo es amoral, en el sentido que en la práctica no defiende moral objetiva alguna. Un sistema así deja la moral (cristiana) en el ámbito estrictamente privado, aunque no la ataca. Es una evolución seguramente del pragmatismo protestante y de hecho así funcionaron los EEUU desde su fundación hasta los años 50, cuando las ideas comunistas empiezan a extenderse y la evolución de la sociedad ya no puede explicarse por entero por la acción del capitalismo. Son sociedades que, no obstante, pueden "funcionar". El comunismo, en cambio, es antimoral en el sentido que los valores comunistas son aquellos que, de implantarse, llevan a las comunidades a la autodestrucción y al colapso. Por ejemplo, el activismo comunista pone mucho énfasis en ridiculizar las creencias religiosas y en general todo comportamiento honorable y virtuoso. La Iglesia, el Ejército, la Policía y en general toda institución que proporcione cohesión a la sociedad es atacada virulentamente por el comunismo. Por lo anterior, los Regímenes que son comunistas en alto grado nunca "funcionan" y la gente huye de ellos hacia Regímenes capitalistas que, aunque siendo malos, sí funcionan. Esa disfunción de los Regímenes comunistas no puede atribuírse por entero a un "boicot" del capitalismo, pues si bien ese argumento serviría (o podría servir) para Corea del Norte, no lo haría en el caso de la URSS. En cualquier caso, un sistema amoral es completamente vulnerable a un sistema/virus antimoral, pues carece de esquemas que propugnen una verdad moral objetiva que pueda contrarrestar la subversión, cuando ésta se presenta. Por eso en las sociedades capitalistas los comunistas gozan de una infiltración y poder crecientes en los puestos claves de la sociedad. Sólo eso explica que nuestra sociedad sea más comunista culturalmente hoy que a la fecha de la caída de la URSS. Es decir, de algun modo las sociedades capitalistas están condenadas irremediablemente al comunismo. De ahí que ante el auge del comunismo en los años 30, la única respuesta que de verdad pudo pararlo proviniera de la Europa Católica, donde la conciencia católica todavía existente sí defendía una moral objetiva como guía de la sociedad frente al indiferentismo capitalista. No por casualidad el "insulto" preferido por los comunistas es el de fascista. Podría debatirse si el nacionalsocialismo a su vez opuso otra "moral" objetiva a la vez opuesta al comunismo y al catolicismo, pero como en cualquier caso juzgo esa supuesta moral como rechazable desde mis creencias no me interesa debatirlo aquí. Por concluír, y en esto estoy en desacuerdo con lo que dice Prada en su artículo, no es el capitalismo quien promueve venenos sociales como la ideología de género (consecuencia lógica de cualquier forma de feminismo, que tampoco se olvide) y otros, sino más bien que el capitalismo, con su indiferentismo en las cuestiones morales, es incapaz de articular ninguna oposición a los subvertidores que promueven esos venenos. Viéndolo desde otro punto de vista, el capitalismo tiende a considerar a la sociedad como un juego en el que todos los jugadores buscan maximizar su beneficio económico. A partir de allí, se postula una tendencia a un cierto equilibrio en el que todos los actores estarán satisfechos y se alcanzará con ello la cohesión social. El inconveniente, a mi juicio, es que muchas veces las motivaciones humanas están lejos de estos impulsos. Hay personas que encuentran más satisfacción en la desgracia de otros que en su propia felicidad, por lo que lo anterior es incapaz de "predecir" el comportamiento de esas personas.
  6. Castarne, muy interesante su erudita exposición. No quisiera abusar de su tiempo, pero hay una cuestión que me gustaría plantearle. Estaba al corriente de lo que afirma Ud de que los chinos manejaban cuentas con números negativos y el cero, mientras que en Grecia desconocían su uso. La razón sin duda por la que la matemática griega fue predominantemente geométrica. Lo que, en cambio, desconozco es si los antiguos chinos llegaron a descubrir el concepto de demostración lógico-matemática y por extensión si introdujeron algo similar a una axiomática de la que tratar de obtener resultados a través de razonamientos de tipo deductivo, que es lo que de hecho conocemos como demostración. En Occidente siempre se supuso que ese descubrimiento -que, en mi opinión, supone el verdadero nacimiento de la matemática- se debía por entero a los griegos, en particular a la obra de los Elementos de Euclides. Aunque quizá tampoco habría que descartar el hecho que ambos pueblos (chinos y griegos) hicieran el descubrimiento de manera independiente, de ahí mi pregunta. Es posible que la pregunta, aunque muy interesante para mí, sea demasiado específica para atraer su interés, en cualquier caso le quedo agradecido por adelantado.
  7. elprotegido

    Damos la bienvenida a Castarne

    Bienvenido, Castarne.
  8. Desde luego, la idea de un cine que hable bien de España hecho en algún país hispanoamericano es muy atractiva. Nos subiría mucho la moral que hablaran con simpatía de nosotros aquellos a los que, según se nos dice, tratamos de manera criminal. En cualquier caso, estoy bastante desconectado del panorama del cine español actual como para saber si en España habría gente que pudiera hacer cine de este estilo, llegado el caso.
  9. Estoy bastante de acuerdo con lo que comentas. Ahora bien, con respecto al cine estadounidense (clásico), en cierto modo habría que tenerlo como modelo. Hasta los años 60-70 el cine estadounidense era un cine epopéyico que ensalzaba la historia y el origen de los EEUU, siendo el "western" el ejemplo arquetípico de todo eso. Naturalmente, ese cine no dejaba necesariamente bien a la Hispanidad, pero al fin y al cabo si se buscaba ensalzar a EEUU, nación de fundamento protestante y anglosajón, lo raro habría sido lo contrario (aunque en la mayoría de películas no se percibía ninguna intención explícita de herir a España). Pero era un tipo de cine del que yo me enorgullecería si fuera yanqui (aunque su calidad ya la disfruto siendo español) y de ahí que lo proponga como modelo: No tanto por su contenido -exaltación de los EEUU- sino por su poderío estético trasladable a un hipotético cine de la Hispanidad. Viendo el pasado español y el cine no ya sólo mediocre, sino furibundamente antiespañol, que se viene haciendo durante las últimas décadas, sólo puedo pensar en el enorme potencial perdido, siendo el dinero malgastado un problema menor. Es desde luego indignante que las subvenciones para el cine no se dediquen a hacer películas sobre Blas de Lezo, los valientes tercios o los intrépidos conquistadores y hombres de fe, sino a cineastas y actores -la mayoría progres que desprecian al pueblo que pretenden que vaya a ver su cine- que perpetran películas insulsas, mediocres y antinacionales que hacen pasar como "cultura" y, por extensión, como inculto a todo el que no "aprecie" esas creaciones. Pero el daño moral causado y las afrentas a España son mucho más graves que ese dinero malgastado. En cualquier caso, el problema no son las subvenciones en sí, sino lo que se hace con ellas. Naturalmente yo estaría a favor de subvencionar una película que narrara las gestas del Gran Capitán, por mucho que luego resultara deficitaria. Que un arma narrativa de tal calibre como el cine esté controlada por el mercado libre no es sensato. En cualquier caso, estoy muy de acuerdo con lo que dices de criticar a la derecha por rechazar el mundo del cine, mi mensaje parte de la base de que habría que abandonar de inmediato esa actitud. Y se equivoca desde luego VOX reduciéndolo todo al argumento economicista de las subvenciones. P. D. Quizá con este mensaje se haya iniciado una desviación que daría para otro hilo.
  10. elprotegido

    Seguimiento de la crisis en Venezuela

    No coincido de ningún modo con el artículo de Prada. Según escribe, Estados Unidos quiere instalar un gobierno títere en Venezuela para saquear sus recursos. Sin embargo, a la vez da a entender -pues no dice lo contrario y es el meollo de la cuestión- que ahora Venezuela es un país completamente independiente que trata de tú a tú a sus "poderosos aliados" (como sabemos, nunca ha habido países satélite de China y Rusia). Mientras tanto, salen noticias de que Maduro está intentando vender todas las reservas de oro que puede reunir. La cabra tira al monte y los rojos tienen fijación por el oro. Por otro lado, critica Prada que EEUU cierre con saña su frontera a los emigrantes hispanoamericanos. Pero habiendo (él y muchos otros) apoyado durante las elecciones pasadas a Trump, el candidato con el programa más duro en este sentido, no parece muy sincera esa preocupación. Además, si uno quería que EEUU fuera blando con el Régimen de Maduro y otros de la cuerda, lo lógico habría sido apoyar a Clinton o a Sanders o bien abstenerse de prestar apoyo a cualquier candidato. Pero si apoyas a la facción republicana ya sabes lo que va a haber. Por recapitular, me parece que en el foro (perdón si me equivoco) Español y yo seríamos los más partidarios de apoyar a Guaidó, pero en cualquier caso creo que los demás coincidiréis en que ahí se está deslizando un doble juego. En este sentido me parece más honesta la posición de Francisco I. Aunque la considere equivocada, sus motivaciones me parecen mejores.
  11. elprotegido

    Una teoría sobre las conspiraciones

    Tú lo has dicho, Español, no se puede explicar mejor. Y, a diferencia de lo que ocurre con las teorías de la conspiración al uso, esa "Gran Conspiración" de la que hablas no es en absoluto conspiranoia. Pues esa "Gran Conspiración" no es sino una herramienta para subvertir la confianza (como bien dices) que fundamenta(ba) las sociedades. No es sino un eslabón más de las guerras propagandísticas de la actualidad y de hecho es su mismo corazón. Los problemas a mi juicio son dos, y graves: - Por definición, "los malos" (específicamente, las personas que pueden funcionar sin realizar introspección moral) son siempre los que mejor dominan la propaganda. - Internet ha hecho, y va a continuar haciendo cada vez más, de la propaganda el arma que gana las guerras. La era de Internet es la era de propaganda, porque la era de Internet es la era en la que no se leen más de 15 líneas seguidas en alguna red social, donde no cabe más que propaganda. Y en la se sustituye el libro por el vídeo, siendo el medio visual el que mayor capacidad de manipulación entraña. Con Internet tenemos acceso a una inmensidad de conocimiento certero y edificante, pero sin embargo la aplastante mayoría de la información obtenida a través de Internet es propaganda. En este sentido, soy pesimista. Claro es, según parece, que el movimiento lógico consiste en utilizar las herramientas del enemigo para intentar contrarrestar su propaganda con nuestra propia propaganda. Así desde luego lo entiende gran parte de la derecha. Pero tristemente, como digo, se trata una batalla que veo muy difícil: Nuestros propios objetivos y convicciones nos impiden crear una propaganda lo suficientemente efectiva.
  12. elprotegido

    Limpieza y simplificación del foro

    En principio yo no tengo nada más que añadir a lo que ya se ha dicho. Simplificar las funcionalidades a las que hasta ahora no hemos dado uso es bastante razonable, lo que no significa que no puedan ser de utilidad más adelante.
  13. elprotegido

    Una teoría sobre las conspiraciones

    Refloto trayendo un hilo del foro Burbuja en el que se ataca la teoría de la conspiración que vincula a la ETA con la CIA: https://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/1128403-me-quedo-duda-de-eta-controlada-cia-o-kgb-dijo-subnormal.html La recepción del hilo en Burbuja fue lógicamente mala.
  14. elprotegido

    Seguimiento de la crisis en Venezuela

    Pero Maduro ya apoya al separatismo catalán con entusiasmo, y de hecho la cosa no puede ir a peor. Es de los que ha creado a los de Podemos. Sería un error creer que si se actúa con un perfil bajo se va a conseguir no cabrearle, cuando está probado que se haga lo que se haga el chavismo sólo hará que escupir a España.
  15. elprotegido

    Gremio del taxi, a mojarse.

    Estoy de acuerdo con todo lo que decís. Un tanto lapidariamente digo que los propietarios de Uber y Cabify -así como los de otras empresas de intermediación tecnológica de ese estilo, cuyo modus operandi tiene el mismo denominador común- son más peligrosos y tienen motivaciones más perversas que el mismísimo George Soros. No hay nada más peligroso que un izquierdista con dinero y poder, y es por todos sabido que el mundillo tecnológico está minado de personas de mentalidad izquierdista, materialista y positivista. Es de hecho el perfil mayoritario. El proteccionismo nacional y la autarquía son, pues, la última esperanza contra los apátridas millonarios de Silicon Valley, cuya motivación real no es acumular más dinero del que jamás podrán gastar, sino la quimera transhumanista.
×