Jump to content

Leaderboard


Popular Content

Showing content with the highest reputation since 05/16/2019 in all areas

  1. 40 points
    Aquí mi composición no será de gran calidad pues soy más ducho soldando que lo que es versos armar. Leonés de pura cepa. a los pies del gran Teleno nacime yo en un pueblo de arrieros y granjeros. Será eso que a este foro me ha atado dónde he creído hallar mis valores expresados Respeto, honor, hispanismo, algo de regionalismo Que también patriotismo con espiritualismo Que en mi casa y pueblo en todo momento habido. Y le pido disculpas pues por haberme excedido Pues como de ciencias soy y las rimas no controlo O digo demasiado O demasiado poco. Discúlpenme por las dos primeras estrofas, que por error en la forma se ven horrorosas
  2. 27 points
    Siguiendo la idea formulada por Gerión de que es necesario abordar el "problema alemán", publico un texto, inédito en internet, de Ernesto Giménez Caballero, en el que aborda el problema de la germanofilia en España y de su máximo represente en aquel entonces, Ortega y Gasset. Y posiblemente publique más textos en esta línea, con varios objetivos: 1) dar a conocer el problema germanófilo que siempre ha existido en España; 2) mostrar que esta germanofilia, como orientación cultural, era propia del sector progresista y que, por el contrario, era condenada por las derechas y especialmente por la Falange; 3) mostrar que Ortega y Gasset fue un intelectual muy cuestionable y que uno de los ámbitos donde más se le cuestionaba era precisamente el falangismo, pese a la leyenda en sentido contrario. A pesar de esta crítica de Giménez Caballero al germanismo, veréis que al final rescata algunos aspectos en clave monárquica, un poco en el sentido que apuntaba Vanu Gómez. Suprimo las notas a pie de página y respeto las cursivas originales. Me gustaría destacar algunas cosas en negrita, pero al final he optado por no hacerlo y así no orientar el pensamiento del lector. Ya comentaréis qué os parece. _________________________________________________ 2) El tema de lo «franco» Sabido es que el «quid» original de la España invertebrada reside en ese hallazgo orteguiano que pudiéramos llamar de «lo franco». Es decir, en ese remedio que distingue a la terapéutica orteguiana de toda la farmacología anterior. Para Ortega la raíz de la enfermedad de España no está en lo económico, lo libertario, lo indigenista y lo cultural, sino en algo de puro laboratorio eugenésico, en una espe­cie de clínica vacunatoria de Europa, en el vitalismo de lo franco. Para la formación de las cuatro naciones europeas (Francia, Inglaterra, Italia y España) entraron, según Or­tega, tres ingredientes: la raza autóctona, el sedimento romano y la inmigración germánica (p. 146). Para Ortega, la desgracia española consistió en que de esos tres ingredientes, el decisivo (p. 147), fuera el últi­mo, la vitalidad germánica. Porque la vacuna visigoda, re­cibida en el brazo de España, no era lo suficientemente eruptiva, venía ya en malas condiciones, debilitada por su contacto romano (p. 148). En cambio Francia tuvo la suerte de recibir una vacu­nación perfecta y saludable. «El franco irrumpe intacto en la gentil tierra de Galia ver­tiendo sobre ella el torrente indómito de su vitalidad» (p. 149). «Vitalidad es el poder que la célula sana tiene de engen­drar otra célula» (p. 150). Sentadas tales bases eugénicas e histológicas, lo conse­cuente hubiera sido que Ortega demostrase cómo el desa­rrollo ulterior de España fue una especie de viruelas locas, mientras los desenvolvimientos de los otros tres pacientes fueron una inmunización contra toda virulencia letal. Y es lo curioso que lo intenta demostrar con España. Demostrar que en España la debilidad del feudalismo (p. 158) (gran síntoma de haber prendido la vacuna vital germánica) fue la causa de que el imperio español durase sólo desde 1480 a 1600 (p. 163). Y que España no se verte­brase definitivamente. Pero lo sorprendente es que Ortega no demuestre cómo Francia —con su magnífico virus— no logra un imperio... hasta Napoleón. E Inglaterra hasta la reina Victoria. E Ita­lia... hasta que Mussolini se salga con la suya, si se sale algún día. Y mucho más sorprendente que la ternera de ese virus maravilloso, la misma Alemania, no alcance unidad nacio­nal hasta anteayer. Y que cuando quiso ensayar durante la Edad Media un Imperio, fracasase. Y cuando lo quiere reiterar en 1914... termine en el Tratado de Versalles. Desde ese punto de vista causaría asombro Portugal, lleno de sangre negra, y con el tercer imperio del mundo. Y no menor asombro: el que pueblos tan rubios, puros e indómitos como los escandinavos, crisol de vikingos, de reyes bárbaros, de dinastías egregias... hayan terminado en unas modestas naciones de socialistas, demócratas y pacifiqueros. Indudablemente, España está a punto de deshacerse. Eso es cierto. Pero ¡cuatro siglos de perduración imperial! son muchos siglos para que pueda sentirse envidiosa de no haber sido lo bastante «franca» en aceptar el ingre­diente mágico. La vertebración indómita. Lo que sucedió es que ese mágico ingrediente del «vita­lismo franco», que constituye el único quid original de la España invertebrada de Ortega, no era un descubrimiento original más que... «en el Mediterráneo». No fue descubrimiento eso del «vitalismo rubio» más que en esta España mediterránea, latina, decadente, donde Ortega —dócil a sus padres del 98— recoge fielmente sus imperativos de «europeizarnos» de «germanizamos», de aceptar la tesis pangermanista de lo ario, de lo rubio, de lo vital que la gran propaganda alemana de la anteguerra —y las complacencias larvadas del anticatolicismo y de la masonería— habían hecho llegar hasta las páginas de la aldea de un Baroja, hasta los puritanismos de un Unamu­no, hasta la delicuescencia exquisita de un Azorín por la dulce Francia. Es ese momento ya histórico del pangerma­nismo en España: cuando Hinojosa busca lo germánico en nuestro Derecho. Menéndez Pidal en nuestra Épica. Mel­quiades Álvarez en el «reformismo» de origen protestante. Baroja en el color del pelo. Y los médicos acuden a Alemania por el fermento milagroso. Y los militares. Y los ingenieros. Y los pedagogos para poner muchos cristales en las escuelas. ¡Luz! Mehr Licht! ¡Ah!, «lo franco», nuevo Lourdes del aldeanismo hispano, así fuese entonces «inte­lectual» tal aldeanismo. Se generaliza la cerveza como bebida de «minorías selectas». En las cervecerías alema­nas de Madrid se espuma El Sol (1917), cuyos titulares góticos encerraron todo el secreto de esa generación que creyó en el «virus germánico» corno salvador de todas las gripes nacionales. ¿Qué de extrañar si Ortega —el coetáneo terapeuta de la gripe nacional— formulase su remedio de «lo germáni­co, de lo franco», como el decisivo de lo español? Ortega, ya en 1914 (año justo de empezar la guerra), y en sus Meditaciones del Quijote, no se resignaba a ser moreno y latino. Más bronceado que Pío Baroja, hace constar sin embargo su disgusto por ello. «Yo no soy sólo mediterráneo.» «Quién ha puesto en mi pecho estas remi­niscencias sonoras, donde —como en un caracol— pervi­ven las voces íntimas que da el viento en los senos de las selvas germánicas?» «el blondo germano, meditativo, y sen­timental, que alienta en la zona crepuscular de mi alma» (pp. 120, 1, 2). También en ese mismo ensayo hace la distinción de las dos culturas europeas: la latina es la confusa. La germá­nica, la clara. Es Germania quien hereda a Grecia. Ello sería posible. Pero a España lo que le interesó en su histo­ria no fue Grecia, ¡sino Roma! Y ya lo demuestra el mismo Ortega, como ahora veremos. No el pueblo con exceso de minorías selectas, como el griego, sino el pueblo de Roma, que —como el de Castilla— supo trabar en la historia un formidable imperio. A pesar de que Roma no se vacunó con lo franco. Y de que Castilla no dio excesiva impor­tancia a tan mágica varita de virtudes orteguiana. La tesis «rubia» de Ortega no es sólo un error tera­péutico respecto a la genialidad de España: es algo más grave: una herejía. La máxima de las herejías que puede escuchar España, genio antirracista, por excelencia: pue­blo que dio a los problemas de raza una solución de fe, pero nunca de sangre. España no asimiló al judío, al protestante o al morisco porque fueran morenos o blondos, sino porque aceptaron o no su credo. La tesis de Ortega es el viejo mito germánico que tuvo validez allá en el tras Rin, desde el dios Wotan hasta el Los-von-Rom. Y que hoy reverdece, con el hitlerianismo, esa nueva mítica de la sangre, del orgullo de raza que ya analizaremos en la tercera parte de este libro. Si España un día llegó a instituir la Fiesta de la Raza, fue precisa­mente en el sentido contrario al germánico: o sea, en aquel de negar la raza pura de España, admitiendo como base de nuestro genio la fusión de razas, el sentimiento cristiano y piadoso de la comunión del pan y del vino, del cuerpo y de la sangre, bajo el símbolo de una unidad supe­rior, de una divinidad más sublime, menos somática que esa corporal y sangrienta. Muchas veces he estado tentado de realizar el guión de un film burlesco, el pergeño de un sainete, llevando al absurdo y a la comicidad la angustia de estos descarria­dos españoles que sufren del corazón por no haber nacido áureos como valquirias. * * * Ahora bien: no está en mi ánimo llevar la censura del «germanismo en España» hasta el absoluto. ¡Lejos de mí la burla por lo germánico en España! Pues ya se verá más adelante que entre los «fundamentos geniales de España» está el sustrato germánico. De lo que me sonrío es de la manera falsa y herética de interpretar ese fermento rubio Ortega y su época. Ortega no se atreve a reconocer la forma en que ese fermento nos fue útil y mágico a España: la forma de las dinastías y de la mística occidental. Mística de sangre y mística de libertad. Pero de ello hablaremos a su debido tiempo. [Ernesto Giménez Caballero, Genio de España, Editorial Planeta, 1983, pp. 60-64] […] España sólo podía admitir —y admitió y volverá a ad­mitirlo— el germanismo, el fermento rubio, para ponerlo al servicio de una religión sin razas, basada en un credo y no en una casta. Utilizando al Ario, en su capacidad mágica de jerar­quías, de organización y de invenciones mecánicas en la vida. Y para utilizar así el fermento ario, rubio, ¡no necesitó fundirse con francos puros, con ostrogodos raceadores, en amplias ganaderías humanas! Le bastó —oh señor maes­tro Ortega y Gasset!— utilizar el ario feudal y egregio en esa mágica institución que se llama la dinastía. Y más tarde, en épocas de cruzamiento culturales: a través de la mística flamenca del norte. Yo censuro la adoptación integral y palurda de los sistemas ideológicos de Alemania para España. Eso es lo que hizo Sanz del Río y luego Ortega y Gasset. [Ernesto Giménez Caballero, Genio de España, Editorial Planeta, 1983, p. 191] Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  3. 25 points
    Y por dar mi punto de vista, el único defecto de los españoles es no ser suficientemente españoles. Es decir, hay que completar el reloj con las piezas que se han quedado por el camino, o arreglar aquellas que han sido deformadas de tal manera que ya no transmiten el movimiento a las otras. Muchos valores tradicionales actuaban como un sistema de contrapesos, al perder algunos, los otros se desequilibran.
  4. 20 points
    Es recurrente para mí este hilo del forero Priede de BBJ en el que creo que hizo una radiografía costumbrista en que lo borda identificando el que, según él, es el principal defecto de los Españoles. Creo que estará entretenido si lo comentamos con un poco de pausa (independientemente de que dicho forero nos caiga mejor o peor porque el texto es meritorio, a mi parecer). Yo estoy de acuerdo con el asturiano en que no es, como se suele decir, la envidia el defecto que más nos caracteriza con respecto a otras naciones. Puede que se acerque al centro de la diana con esta reflexión: https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/el-verdadero-defecto-de-los-espanoles-el-personalismo.373364/
  5. 20 points
    La Montaña y el Llano en la geopolítica histórica hispánica: entidades verticales y horizontales España es cierto que tiene una geografía rota, atravesada por sierras y montañas. Insistamos por un momento en esta condición. En estas condiciones lo "esperable" es que España fuera una península atomizada e irrelevante, como lo es la región del Cáucaso. Sin embargo ocurrió lo contrario, y eso es lo fabuloso, y es que elevándose espiritualmente por encima de esa condición, ese precisamente "ser de altas cumbres" inspiró, desde el nacimiento en las Montañas asturianas, una vocación que es el Imperio católico, con el grito del Beato de Liébana como verdadero Padre de la Patria hispánica universal. Casi como si al estar en esos montes, cerca del Cielo, fuera más sencillo plantearlo. Esa condición de nacimiento en la Montaña no se agotó ahí, y se desbordó por llanos y mares (de la Meseta castellana, al Llano andaluz, al Mar Océano), para luego reencontrarse de nuevo en la Montaña en las serranías americanas de los Andes y la Sierra Madre. Se puede decir que España es por tanto una entidad transversal, vertical, que baja desde el Cielo hasta la Tierra y el nivel del mar y vuelve a ascender. Sin embargo los otros países son entidades horizontales, nacen en el llano o la costa y ahí se quedan. Curiosamente ningún imperio europeo tuvo este recorrido "montañero" como el que describo, transversal, y esto sí que puede ser algo que conforma el "ethos" de los países. El ethos hispano comprende la necesidad de la sangre, la costumbre, y la Fe, otros países sólo tienden a hablar de sangre, o de Fe, o de costumbre, pero no todo a la vez: una sola escala (¿una sola cota?), en vez de todas. Las Españas hoy día vuelven a refugiarse en las altas cumbres, en esas "geografías rotas", tanto en la Meseta como en los Andes y las tierras altas mexicanas. Pero no basta, igual que no bastaba con los núcleos hispanoastures en el 710. Hace falta un nuevo grito para hacer bajar a esas buenas gentes a los llanos y al mar y volver a reconstituir "verticalmente" todos los niveles y escalas del orbe.
  6. 20 points
    Premio de la fundación Villacisneros a Elvira Roca.
  7. 20 points
    Sí, yo también creo que conceder la doble nacionalidad de forma automática sería un grave error. La nacionalidad no se puede conceder alegremente. Y toda inmigración masiva es problemática al margen de la afinidad cultural. No obstante, yo tampoco me cerraría a cupos controlados y seleccionados de inmigración hispanomericana dirigida a las zonas despobladas de España, aunque habría que articular algún mecanismo para que no se acabasen yendo a las ciudades. El hecho de que haya tanta gente en Hispanoamérica que valore la posibilidad de venir a España lo veo como un activo de España más que como un peligro. Pensemos en un detalle: en todo Occidente hay una crisis demográfica brutal desde hace décadas que dejará postrados a esos países. Para paliar -que no resolver- la crisis, estos países vienen tirando de inmigración extraeuropea y generalmente de países musulmanes, porque no tienen otra cosa. Pero nosotros tenemos la posibilidad de abrir la puerta, en función de nuestras necesidades, a la inmigración de Hispanoamérica, que no daría tantos problemas de integración. Hispanoamérica es el único lugar de Occidente donde la demografía no está del todo quebrantada y eso, lejos de ser un problema como suponen los descerebrados identitarios, es un gran activo de España que en un momento dado nos puede dar una gran ventaja con respecto al resto de países occidentales, que morirán sin remedio. Es más o menos lo que sostiene Elvira Roca en esta entrevista (a partir del minuto 31:40, aunque también es muy recomendable lo que dice en el bloque anterior):
  8. 20 points
    En realidad la mayor parte del problema reside en la inactividad política, coincido en que el tiempo corre en nuestra contra, pero este tema bien se merece un abrazo de Vergara de toda la clase política, pero ni en las alcaldías,ni en las diputaciones, ni en las comunidades veo esa intención. Y mucho menos en el panorama nacional donde solo se ollen barbaridades y difamaciones. La repoblación tiene que durar y no me gustaría que la tendencia cambiará durante unos pocos años para volver a ser la misma y dejar a la gente comprometida con la causa con menos dinero
  9. 20 points
    Un sacerdote y columnista de Infocatólica (el mismo que citaba el libro de Arrekarallo) la tiene emprendida contra Perón y rara es la semana que no escribe una diatriba, con la que también pretende golpear al Papa Francisco: "Santa Evita" Perón Yo también tengo dudas sobre el peronismo. Me preocupan los excesos en que incurrieron el ala izquierda y el ala derecha del peronismo. Me preocupa la posibilidad, que algunos comentasteis, de que Perón no fuese tan amigo de la Hispanidad en su última época. Sin embargo, en esta entrevista de sus últimos años, Perón sigue mostrando una fuerte tendencia hispanista: En la entrevista menciona a Hipólito Yrigoyen, el presidente argentino que instauró el Día de la Raza. Lo más natural sería pensar que este gran amigo de España sería de derechas. Pero resulta que no, que era de la Unión Cïvica Radical, un partido más bien de izquierdas. A lo mejor las coordenadas de izquierda y derecha no resultan útiles a la hora de distinguir a los amigos de España en el exterior.
  10. 20 points
    Menuda la que le está montando al Papa esta gentuza. Lo jodido es que se hacen pasar por tradicionalistas y al parecer mucha gente les cree. Por ejemplo, en el aquelarre que montó ayer Salvini en Milán, hubo abundantes referencias religiosas en clave identitaria: Nótese cómo con las referencias elogiosas a Benedicto XVI y Juan Pablo II se pretende minar la autoridad de Francisco I. En esta otra crónica se ve más claro y se añaden al cóctel Churchill y la izquierdista Oriana Fallaci: En esta otra crónica dice que también alabó a Margaret Thatcher (y eso que Anguita nos vende a Salvini como el amigo de los obreros) y que el público abucheó al Papa Francisco : Deberían resultar sospechosas estas exhibiciones pseudorreligiosas en boca de una persona con hijos de diferentes "parejas" pese a no haber contraído matrimonio nunca. Pero por si acaso, recuerdo que a los criptosedevacantistas de Religión en Libertad se les escapó que, pese a exhibir el rosario, Salvini no lo rezaba: Da asco esta utilización de símbolos religiosos para fines completamente mundanos por parte de gente que no es católica y que de hecho intenta minar a la Iglesia. Pese a lo cual hay toda una tropa católico-conservadora, entre ellos JMP, que se empeña en vender a Salvini como un líder católico. Aquí, por ejemplo, los sinvergüenzas de Infovaticana: 'El Inmaculado Corazón de María nos llevará a la victoria' | InfoVaticana Aquí el conspirador Ignacio Arsuaga (HazteOir) promocionando a Salvini como provida en un congreso pagado en rublos: Cuando Salvini reconoce abiertamente que está a favor del aborto y de la disolución de la familia: Pero nada, que suena Salvini para los premios provida de HazteOir: Cuidado con Salvini, con Bannon y con todos estos sedicentes católicos que les hacen el caldo gordo. Van contra la Iglesia y contra España. Y están al servicio de potencias extranjeras.
  11. 20 points
    La idea del funcionariado va pareja a la idea del Estado. Siempre defendemos, o al menos yo lo hago, siguiendo a Elvira Roca y otros, un "Estado pequeño pero fuerte", la idea del Estado atlético. Que puede correr sobre una superficie dura y firme, la capa basal de la sociedad española, fuerte y poderosa. La montaña y el montaraz. Pero ahora tenemos un obeso rodando por un fango.
  12. 20 points
    El problema del encaje de Brasil en la Hispanidad es idéntico al encaje de Portugal en la idea ibérica o española peninsular. Naciones que, por cultura, historia, lengua, son completamente equiparables a sus vecinas, pero cuya deriva histórica ha hecho que eligieran "la vía anglosajona", mientras que España se puede decir que optó primero por un proyecto universal propio, y luego elige "la vía francesa". Lo que dice el artículo es correcto. En Brasil la palabra "latinoamericano" se identifica con lo que aquí llamamos "hispanoamericanos". Se suele contraponer de la forma: "los brasileños son así, y los latinos, asá". Hay vídeos de ¿somos los brasileños latinos? Y la mayoría responde en negativo, aunque hay una minoría que asume que sí, son latinos. Sí hay consenso en que "son parte de Latinoamérica" (como región), pero no parece traducirse en una identidad mayoritaria. Los brasileños se sienten antes "americanos" (incluso, unos "segundos Estados Unidos", con los que comparten la raíz afroeuropea, más que mestiza eurindia), que "latinos". Digamos que, "consuetudinariamente", es así. Añadimos que el término "latinoamericano", a pesar de su origen francés, es tomado hoy día, sobre todo, por las élites que nosotros llamamos hispanoamericanas, precisamente para proyectarse sobre Brasil y de paso, Haití y con suerte Canadá, haciendo una pinza sobre su "gran Satán", los Estados Unidos. Pero si bien el pueblo brasileño es (actualmente) así, otra cosa muy diferente son las élites brasileñas. Las élites brasileñas están divididas entre "occidentalistas" y "meridionalistas". Los occidentalistas plantean que Brasil sea un subimperio proxy del Norte, es decir el "delegado de EEUU" en la zona. Los meridionalistas, sin embargo plantean que Brasil siga su propia agenda, y son los que apoyan el eje con los BRICS o la unidad latinoamericana a través de iniciativas como el "Foro de São Paulo". Lula da Silva era un admirador de Fidel Castro, y fue quien planteó la ley del español. También comentar que en cuanto el brasileño viaja, se da cuenta de esta unidad. Brasil es enorme y el desconocimiento del vecino provoca cierto aislamiento (el "común brasileño" opina que el país más parecido a Brasil es Argentina, y para de contar), pero muchos brasileños en España (también quizás, por cuestiones personales, de gusto por el país, etc.) mencionan muchas veces la unidad cultural, "latina" o como se quiera llamar. El problema en Latinoamérica es que la geopolítica va unida a la ideología. Las asociaciones de países se identifican con una ideología (por ejemplo, UNASUR=izquierda), y si hay un cambio de color en el gobierno, deshacen la asociación y hacen otra (Prosur=derecha). En general en Brasil el latinoamericanismo se identifica con posiciones de izquierda, y el occidentalismo o proyankismo, con posiciones de derecha. No existe una posición latinoamericana de derecha en el Brasil, habría que construirla. Habría que intentar encontrar una arquitectura de organizaciones "transversal", donde lo ideológico no sea constituyente. Aún así fijémonos, hay cierta hermandad latinoamericana en el derechismo, con el ejemplo del Prosur lo vemos: Brasil se ha unido rápidamente a la iniciativa de Colombia y Chile. En descargo de este "problema brasileño", habría que ver también cuántos mexicanos o argentinos se identifican como hispanoamericanos o latinoamericanos, o cuántos españoles como hispanos (la cifra nos sorprendería). Normalmente el rótulo de "latino" se identifica con lo caribeño (de ahí el porcentaje disparado en Colombia: también porque fue la Gran Colombia de Bolívar la que intentó unir a todas las repúblicas), o incluso lo hispano-useño. Al final, ninguna nación hispana (incluido el Brasil y Portugal) se identifica como tal. Aquí vamos de "europeos", en México van de "norteamericanos" y en Argentina también de "europeos". Lo vemos con los separatistas en la misma península. El escenario es el síntoma de la enfermedad. Si la Hispanidad fuera como un cohete, veríamos un cambio radical de identidad, Brasil incluido. Mi opinión es que por la geografía y la cultura, lengua e historia común, Brasil está condenado a entenderse con Hispanoamérica e Hispanoamérica está condenada a entenderse con Brasil. ¿Con quién si no? La propia Hispanoamérica es la zona de proyección más sencilla para el propio Brasil. Sobre el aspecto imperial, Brasil fue una monarquía, pero México también. Ambos polos forman el necesario eje latinoamericano con el que debe entenderse España, la tercera monarquía imperial hispana. Y entre las tres patas, organizar todas las demás repúblicas. Abandonar Brasil al occidentalismo anglo convierte Suramérica en una enorme línea defensiva y hace que la Hispanidad se repliegue al "monte", a los Andes, de tal forma que pierde la necesaria extensión continental y y fracciona su principal llanura productiva industrial, que es la Cuenca del Plata, que sólo es capaz de ponerse en marcha a través de la Entente y Amistad argentino-brasileña, mecanismo básico que dio lugar al Mercosur (y que, si hubiera incorporado a México en sus inicios, como quería el diplomático Jorge Abelardo Ramos, ya habría constituido Latinoamérica como ente unificado en el 1990). Al propio Brasil le interesa, porque si no, no dejará nunca de ser un "colgajo" de los EEUU. Antes o después, sus élites querrán ser algo más, y de la mano de la Hispanidad puede hacerlo, formando parte nuclear de la misma, no auxiliar. Otra cosa es que el propio EEUU se hispanice hasta tal punto (¿de la mano de élites texanas, californianas, miameñas, nuyorriqueñas? que esa querencia brasileña por los EEUU acabe siendo una segunda vía de inoculación hispánica. En este caso ya hablaríamos de un "magno proyecto hispanohemisférico" con EEUU-México-Brasil como tres enormes patas hispánicas, la disolución de la diferencia "derecha norteña Vs. izquierda sureña" y el escenario ideal que uno puede soñar.
  13. 19 points
    Pues, por ejemplo en la universidad hace falta una purga yo diría que de proporciones bíblicas. En la secundaria diría que la gente tiene mayor valor.
  14. 18 points
    Lo que quiero decir es que el aspecto cultural puede sobrevivir con menos medios, para mí un gran problema es el economico, la cultura se regenera a sí misma la economía no lo hace con la misma eficacia
  15. 18 points
    El funcionariado cumple el papel del clero. El tema es complejo y creo que no se presta a una valoración definitiva. El católico que vea una traslación en continuidad del orden antiguo al orden moderno, lo valorará en tanto que es clero. El que vea una oposición entre ambos órdenes, lo despreciará porque es el garante y depositario del nuevo, es el clero de la religión nueva. Cierto es que comparados con los partidos salen ganando, pero es que nos vamos casi al peor oponente posible. En general por ejemplos cercanos no veo en la carrera funcionarial una especie de vocación por el servicio a España, sino un salvamento individual ante la ruina que es la privada, que soporta todo el peso de esa capa funcionarial. Las personas que he visto que se han metido a lo público lo han hecho movidos por un fuerte sentido materialista (trabajar poco y cobrar mucho) y su pensamiento político suele ser progre. Además la fuerte competencia hace que la entrada en lo público sólo sea posible a través de un proceso de "esterilización personal", o castración voluntaria (casi como el eunuco que pretendía entrar a la Corte china y se cortaba los genitales), de estar años y años dedicado a la oposición en detrimento de la vida personal y de la negación o postergación de un proyecto familiar. Cosa que hace bastante mella en la conformación mental del que finalmente accede a dicho puesto. Acaba premiándose al que ha disfrutado de tiempo libre pagado por sus familias o parejas; en general gentes que quieren mantener ese estado de dependencia, desde su familia al Estado. Esto resulta en curiosos "perfiles antropológicos" dentro del funcionariado que están muy comentados en según qué foros. Se añade que la importante diferencia salarial entre públicos y privados resulta en que se conforman dos Españas también en lo económico, una con sueldos europeos y otra con sueldos africanos, lo cual redunda en la división nacional, cosa que no interesa. Sería mejor que el límite se diluyera más. La mera existencia de ese nutrido funcionariado con intereses diferentes al del conjunto de la Nación provoca su apoyo en masa a un Partido u otro, el que apueste por mantener esa fractura socioeconómica, así que al final en vez de contrapeso como se apunta en el título del hilo, me temo que el funcionariado refuerza la partitocracia. Otra cosa es que se quiera plantear un escenario ideal de funcionarios al servicio del Estado hispánico, hispanizante e hispanizado. O que, "de perdidos al río" y si es el Estado el único mueble que queda sin quemar, nos intentemos agrupar en torno a él. Por supuesto. Pero a día de hoy, si tengo que poner las cosas en una balanza, veo más necesario el refuerzo de los importantísimos cimientos de lo privado, que de hispanización del funcionariado, que también. Lo primero es una guerra total, afecta a muchos campos, lo segundo más bien cultural. No confundamos tampoco "formación" con "deformación". Por ejemplo, en Cataluña es el "lumpen" sin estudios el garante de la unidad de España (de ahí la "defensa del gañán" que hemos comentado alguna vez), mientras que el profesorado es la soldadesca del Protoestado nazi, debido a su deformación garantizada a lo largo de años de desviados y antihispánicos estudios: muchos funcionarios se deben a esos proto-Estados que son las Autonomías, lo cual en sí mismo también es otro problema.
  16. 16 points
    Sí podría plantearse una nacionalidad honoraria panhispánica o iberoamericana, para académicos, emprendedores, o gentes con un perfil de méritos determinado, con ciertas facilidades para el movimiento y el trazado de proyectos, redes, conexiones, etcétera. Un documento de prestigio que tenga atribuciones y ventajas muy estudiadas. Quizás puede darse este documento a todos los nacionales iberoamericanos, pero con un sistema o escala de puntos, y sólo con muchos puntos de méritos consigues los máximos beneficios. Pero no meter gente a capazos, eso ya se hizo en España en el 1999-2006 y si bien el país lo aguantó hasta cierto punto sin el problema que vemos en Europa (nuevamente, vemos el proyecto contrapuesto de Euramérica contra Euráfrica), no es para nada recomendable. España no metió a sus 300 mil aliados tlaxcaltecas en los pueblos castellanos. Ocurriría lo contrario, rechazo de la idea hispánica, igual que meter a cien mil guiris borrachos no hace bien a la idea de Europa. Este tipo de cosas sólo sería planteable en el caso de una igualdad efectiva entre salarios, seguridad, desarrollo, etcétera entre unas zonas y otras de la Hispanidad, lamentablemente estamos lejos de eso.
  17. 15 points
    Yo coincido con Vanu en que la iglesia a de ser una estructura independiente del estado, si bien colabore con el en ciertos temas, la iglesia no es patrimonio de nadie, ni siquiera el papá tiene derecho a mancillar la y mucho menos un rey, esto no quita las acciones políticas o militares que se llevaron acabo contra los estados pontificios sean algo pecaminoso, ya que era en clave de derrotar a un jefe de estado y no a un líder religioso, pero también coincido con Geiron, en que parte del clero descuida sus obligaciones, y se deja embaucar por corrientes políticas, pero eso no es algo contra la Hispanidad, si no a nivel mundial, y es que la iglesia necesita revisar su historia, la de sus santos y su fundador, para que el mensaje del reino de Dios, no decaiga en esta sociedad en la cual hay mucho creyente que no va a misa por el que dirán o por simple pereza, porque como dice mi abuelo hasta el más ateo reza cuando ve que el paracaídas no se abre.
  18. 15 points
    Se plantea el siguiente cuadro ontológico general intentando explicar la historia de las filosofías del Mundo occidental como una serie de secesiones de un cuerpo común. Se comprende que la Realidad está compuesta de 3 Escalas: I. La Escala basal: materia biológica, física, económica II. La Escala psicosocial: cultura, costumbres, psicología, antropología III. La Escala abstracta: ideas y verdades matemáticas, dogmas religiosos, filosóficos. Se entiende que el Catolicismo comprende perfectamente la necesidad de las Tres Escalas con la teología de la Santísima Trinidad y cubre todo el espectro. Sin embargo las escisiones no. Depredan y se fundamentan sólo en una escala. Se interpreta la Historia de la Filosofía de Occidente con 3 escisiones antiguas y 3 modernas, a saber: >las antiguas son el judaísmo, el gnosticismo y el Islam (Triángulo Oriental); >las modernas son el anglocalvinismo (mecanicismo biologista), el galicanocalvinismo (absolutismo racionalista) y el idealismo luterano alemán (Triángulo Occidental, el de Westfalia). Ocurriendo que estas tres escisiones tienen desarrollos paralelos y lógicamente encuentran espacios de alianza en la actualidad: -El judaísmo y el anglocalvinismo acaban degenerando en fundamentalismo de I: "la materia lo es todo". Fundamentalismo biologista, economicista (comunismo, liberalismo) o mecanicista (predestinación, "la mano invisible"). Su eje geopolítico esla conexión anglosionista, eje EEUU-Israel. -El gnosticismo y el galicanocalvinismo acaban degenerando en fundamentalismo de II: "la voluntad y el conocimiento lo son todo". Fundamentalismo voluntarista, cientifista, racionalista, humanista, iluminista. Su eje es la conexión orientalista de la masonería de base francesa (egiptología, asiriología). -El Islam y el germanoidealismo acaban degenerando en fundamentalismo de III: "la idea lo es todo". Fundamentalismo idealista, misticista. Su eje geopolítico es la conexión islamo-turco-europea de la UE de liderazgo germano. Ocurriendo también que los dos grandes imperios católicos, Roma y España, han sufrido en paralelo ambos sistemas de escisiones: Roma y su descomposición en Islam+sectas gnósticas (contaminación del imperio bizantino y refluencias en Persia y Rusia)+judíos cabalistas abandonando al Rey (Cristo), pierde así todo el Oriente; España y su descomposición en el protestantismo, la revolución y el socialismo, pierde así todo el Occidente.
  19. 15 points
    Cada vez es más descarado todo el movimiento este magmático de seudopatriotas tan furibundamente antipapistas, para más escozor aliados con extraños sectores de la Iglesia. Es algo que venimos viendo desde hace años en foros ya tomados por esas hordas, como es el caso de BBJ, con todo tipo de propaganda venenosa en ese sentido. Se confirma el acierto de VOX al no prestarse de momento a participar en semejantes aquelarres. falso-patriotas. Pero especialmente interesante me parece la reacción por parte de la Iglesia en forma de lo que parecen anticuerpos ideológicos o geoestratégicos al rarillo "movimiento" de Bannon, dicen que en el sitio de Avigliana, en los Alpes. PD: no entro en la discusión de si el pavo este de Bannon es el verdadero cerebro de ese intento subversivo o el "careto borrachín" está siendo utilizado por otros en su intento desestabilizador desde dentro mismo. https://www.elperiodico.com/es/internacional/20190518/steve-bannon-contra-papa-francisco-7460344
  20. 15 points
    Contra los partidos. Otra forma de hacérselo entender al gran público. Las elecciones son una guerra simulada. Es mejor que la guerra se contenga en una rencilla o escaramuza entre pequeños equipos, a que se convierta en un elemento disruptor nacional de una facción contra otra. Cuanto menor sea el porcentaje de gente enfrentada, mejor. Es por tanto que el concepto de Partido ha de ser reducido. Todo lo que sea "partir al partido", será bueno. Por ejemplo: 1. Personas, no partidos. Las personas son elementos que parten al partido. 2. Abandonar la idea de bloques ideológicos. Votar idea a idea. 3. Municipios, mejor que regiones. Nuevamente, reducir la escala. 4. Temporalidad de las juntas. Es decir, convocar un estamento político sólo en casos extraordinarios, no como algo permanente. Todo esto creo que es muy hispánico porque el hispano responde a una idea universal, y con estas "particiones de partidos" el poder se diluye y enhebra con lo que no es el Partido.
  21. 15 points
    Bueno, al final voy a pasar de abrir otro hilo con esta noticia. Lo dejo ahí, como decía, es tema de prensa local pero en la mayor parte de España andamos parecido. https://www.eldiariomontanes.es/economia/mitad-ganaderos-cantabros-20190519202859-ntvo.html Es sencillamente aterrador y lo peor es que lo estamos viendo suceder impasibles, sin reacción, como si no pasara nada, como si no fuéramos conscientes de lo que se nos está viniendo encima. Sencillamente con la jubilación de las actuales generaciones activas, sin relevo, acabarmos con un campo aniquilado en su vertiente de comunidad humana. Dígase lo que se diga, esto no es un tema puramente económico, no se trata de que el relevo lo tomen macroempresas agroganaderas y parte de sus empleados puedan mantener algunas casas abiertas. Se trata del desmontado de comunidades humanas con arraigo de siglos, con todo lo que ello conlleva en su legado. Es un espanto solo pensarlo.
  22. 15 points
    Casi parece que este hombre nos ha leído. Si es así, bienvenido sea. Aunque aún tiene que autojustificarse: "No es exagerado decir que todos somos marxistas, como somos weberianos o kantianos o hobbesianos. " No amigo, algunos somos antimarxistas, antiweberianos, antikantianos y antihobbesianos hasta la médula, y deberías planteártelo también como presidente (nada más y nada menos) del Real Instituto Elcano, máximo órgano geoestratégico de la nación que actuó aristotélicamente por todo el Orbe, al menos por cuidado de nuestro Patrimonio cultural. Toca vomitar todo eso que se ha malaprendido en las escuelas llenas de papelajos producidos por la Barbarie noreuropea y sus palmeros como Ortega. Europa, sí, pero con toda la España detrás, la que va del Pirineo a la Antártida, no sólo el trocito deshilachado que llega a Gibraltar.
  23. 15 points
    España y Francia: ¿Naciones capitanas del Meridión? Visto que nuestro destino al menos estos años es un alejamiento del EEUU de Trump, es necesario para España sacar partido de la alianza con Francia en la que está inmersa, de la mano de Cs y el sector europeísta francófilo en general (PSOE y otros). Deberíamos recordar a nuestros queridos aliados transpirenaicos, y a nuestros miopes políticos cispirenaicos, si alguien se ha planteado sacar algo de provecho de esta alianza para España y para Europa, reeditando de alguna manera el Pacto de Familia que unió a España y Francia durante tantos años. Y dejo aquí dos ideas, muy básicas, pero fundamentales: 1. La primera está planteada en este mismo hilo en los primeros mensajes, en aquel momento, hablando de la pequeña entente informal entre Charles de Gaulle y Franco, dos hombres con admiración mutua y con un destino: armar nuclearmente a sus países. Uno lo consigue, el otro no. Primer objetivo que sería ciertamente provechoso: reabrir las conversaciones para dotar con armamento nuclear a España, en paralelo a Francia, para que la UE sea aún más temible, suponiendo que la UE no esté encaminándose al suicidio. 2. La segunda es elaborar una geometría de proyección paralela, muy sencilla: Francia y España, ambas en la UE, codo con codo, han de hacer fuerza como dos pistones anclados en los Pirineos y expansivos sobre el Sur global, sobre el Meridión: Francia se proyecta sobre África; España se proyecta sobre América. Euráfrica y Euramérica como proyectos complementarios de la UE. Sólo España y sólo Francia son capaces de una proyección extraeuropea de tal magnitud (el otro capaz es el Reino Unido, pero ya sabemos que prefiere largarse). Tú a Boston y yo a California, sin pisarnos, pero a la vez reforzándonos, dos corredores en dos carriles en paralelo. ¿Es posible una Latinidad en estos términos? Las ideas se alimentan entre sí. La segunda idea es la moneda de cambio para permitir la primera. La primera idea hace más fácil la segunda. Sin España, América cae rápidamente del lado usano, privando a Europa de su proyección sobre el área. Con una España nuclear, fuerte... no tanto. Posible articulación institucional: cumbre UE+Iberoamérica+Unión Africana, presencias significativas del Rey y del Presidente de la República francesa, además de los grises líderes y burócratas europeos. Amigos políticos y diplomáticos, piensen en esto. Amigos conforeros, pueden comentar.
  24. 15 points
    I pick up a video that was recommended to me, where the truth of the Catalan slogan is analyzed in images. "We are people of peace"
  25. 15 points
    La bajada de natalidad está ocurriendo de forma generalizada en todo el mundo, todas las religiones, todas las naciones y todas las razas. Algunas van un par de pasos por detrás de otras, pero sólo es cuestión de décadas, todas van incorporándose a la misma senda. Aquí un enlace con tablas: Parece que la cosa se estabiliza en 1.5 o así. Parece que no tiene nada que ver con la economía. Los países ricos o con facilidades para tener hijos, están igual o peor que los pobres.
This leaderboard is set to Madrid/GMT+02:00
×