Saltar al contenido
Gerión

¿Opiniones sobre los "gilets jaunes"?

Publicaciones recomendadas

Pues eso, tenemos unas fuertes protestas en Francia aparentemente contra la subida de precios e impuestos, especialmente en los combustibles.

https://www.elsaltodiario.com/tribuna/quienes-son-el-movimiento-de-los-chalecos-amarillos-gilets-jaunes

Pero la lectura que me parece más sugerente es la que habla de un eje de monárquicos + comunistas "clásicos" de Mélenchon + identitarios de Le Pen, contra la alta masonería representada por Macron.

https://www.lemonde.fr/societe/article/2018/11/17/a-bar-le-duc-melenchonistes-lepenistes-et-monarchistes-portent-tous-un-gilet-jaune_5384930_3224.html

 

Cita

A Bar-le-Duc, mélenchonistes, lepénistes et monarchistes portent tous un gilet jaune

Depuis l’aube, samedi, les bloqueurs de la Meuse font part de leur « ras-le-bol général ».

Par Lucie Soullier Publié le 17 novembre 2018 à 16h40 - Mis à jour le 18 novembre 2018 à 11h56

 

Los principales partidos de la masonería en España, Ciudadanos y PSOE, que dependen muchísimo de las telarañas que los unen con los Grandes Orientes, deben estar tirándose de los pelos.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Apenas tengo información de este movimiento y no sabría cómo encuadrarlo. Puede ser una reacción de lepenistas y melenchonistas contra el centrista Macron, como tú comentas. Aunque yo sacaría a la masonería de la ecuación.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

En este artículo de ABC se interpreta como un movimiento espontáneo de la Francia rural o de provincias contra la Francia parisina:

Cita

Le Pen y Mélenchon compiten por captar el movimiento «chalecos amarillos»

Este fin de semana se prevé que vuelva a haber bloqueos y protestas en todo el país

Juan Pedro Quiñonero

CORRESPONSAL EN PARÍS

Actualizado:24/11/2018 02:38h

Crece el apoyo nacional a los «chalecos amarillos», un movimiento sin líderes, sin organización, sin exigencias muy concretas, que se propone dar un nuevo aldabonazo contra Emmanuel Macron y su gobierno, acusados de manera de incrementar los impuestos, disminuir el poder adquisitivo y agravar las tensiones y divisiones entre la Francia rica de las grandes ciudades y la Francia pobre y profunda que tiene peores servicios y peores condiciones de vida. Convocados a través de las redes sociales, los «chalecos amarillos» estarán este sábado y quizá este fin de semana, al frente de una nueva gran jornada nacional de bloqueos de cortes de carreteras y autopistas, culminando con una gran manifestación en París, en uno o varios lugares altamente simbólicos.

Según un sondeo publicado por «Le Figaro», 7 u 8 de cada 10 franceses consideran «justificado» el movimiento de los chalecos amarillos, que se ha convertido en un fenómeno social de nuevo cuño -que inquieta a Macron-, que está apoyado moralmente por la extrema derecha y la extrema izquierda, y es objeto de incontables análisis de historiadores, sociólogos, demógrafos.

Alain Duhamel, politólogo, comenta: «Un movimiento sin líderes, sin organización, sin objetivos claros y precisos, corre el riesgo de caminar hacia ninguna parte. Pero, ojo, ese “ninguna parte” puede tener muchas consecuencias para todo el sistema políticos francés, que se descompuso con la elección de Emmanuel Macron y no ha vuelto a recomponerse».

Incertidumbre y angustia

Jean-Pierre Le Goff, historiador, pone en perspectiva un movimiento que tiene raíces históricas inmediatas: «En el fondo, los chalecos amarillos son una suerte de venganza de los franceses a quienes se ha tratado de arcaicos y pueblerinos, en oposición a las élites bien pensantes que creen comprender la mundialización, la ecología y los “ajustes necesarios”… esa Francia profunda, y sufriente, quizá no esté organizada ni tenga líderes, pero se echa a la calle para protestar y dar visibilidad a su incertidumbre, su angustia».

Hervé Le Bras, demógrafo, ha estudiado la geografía de la movilización nacional de los chalecos amarillos, y llega a esta conclusión: «De entrada, parece evidente que la movilización de fondo del movimiento es más profunda en los territorios, departamentos y regiones que tienen peores servicios, con modelos agrícolas y económicos en crisis… en esos territorios, el francés medio se siente abandonado y sin representación».

Christophe Guilluy, geógrafo, lleva años anunciando la crisis y enfrentamientos de fondo entre la Francia periférica (suburbios y territorios con peores servicios) y la Francia parisina, urbana y relativamente elitista. A su modo de ver, los chalecos amarillos anuncian un movimiento de mucho fondo: «Se trata de una revuelta de la Francia periférica, que se siente abandonada, un poco o un mucho perdida en los suburbios y las poblaciones medianas o pequeñas. Esos franceses de muy diversa sensibilidad tienen algo en común: se sienten menospreciados por el resto de la Francia urbana, comparativamente elitista».

¿Hacia donde va el movimiento de los chalecos amarillos? Nadie lo sabe. Jérôme Fourquet, director del departamento de opinión del Instituto francés de la opinión pública (IFOP), evalúa varias posibilidades: «De momento, los chalecos no son un movimiento frontista, pero… Jean-Luc Mélenchon, desde la extrema izquierda, y Marine Le Pen, desde la extrema derecha, compiten para intentar recuperar en beneficio propio una revuelta sin cabezas ni programa visible, por el momento». Jacques Julliard, historiador de las ideas, insiste en la «fragilidad» de las libertades y los modelos democráticos: «Más allá de las fronteras nacionales francesas parece evidente la emergencia de nuevos movimientos, que ponen de manifiesto una contradicción aparente: la libertad y la democracia pueden disociarse. Las nuevas formas de inseguridad ciudadana engendran nuevas formas de incertidumbre, tomando formas políticas imprevisibles».

En la extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon sueña con transformar los «chalecos amarillos» en una suerte de Podemos a la francesa. En la extrema derecha, Marine Le Pen, con ponerse al frente de un hipotético Movimiento 5 Estrellas italianos.

https://www.abc.es/internacional/abci-y-melenchon-compiten-captar-movimiento-chalecos-amarillos-201811240238_noticia.html

La idea de una revuelta de las zonas rurales contra las grandes capitales me es simpática y entiendo que tiene cierta justificación en lo que respecta al precio de los carburantes.

Aunque el movimiento es espontáneo, Mélenchon y Le Pen tratarían de "cabalgarlo".

Por otra parte he visto que en Sputnik y demás medios asociados están muy activos promocionando este movimiento:

La nueva lucha de clases en Europa - Sputnik Mundo

La verdad es que no sé quién lleva razón. Desde aquí es difícil hacerse una idea. Lo mejor sería conocer la opinión de los amigos que residen en Francia.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

En otro sitio que he visto hablan de una comunión entre la Francia rural y también la de las clases medias urbanas, contra el combo formado por, diríamos el Emperador y la tropa mercenaria (la élite parisina y los habitantes de las cités).

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Parece que se está recrudeciendo la situación. Según informa La Vanguardia, este sábado han habido más de centenar y medio de detenidos (casi trescientos según la prensa francesa) y los manifestantes han tomado enclaves simbolicos en medio de una batalla campal que según las fotos que publica Le Figaró, parece una auténtica revolución.

Cita

La violencia vuelve al centro de París


 
La protesta de los ‘chalecos amarillos’ degenera en choques con la policía en la capital francesa

La violencia vuelve al centro de París
La protesta de los ‘chalecos amarillos’ degenera en choques con la policía en la capital francesa (LVD)

Los ‘chalecos amarillos’ mantienen su pulso con el Gobierno francés. Por tercer sábado consecutivo, la protesta ha degenerado en choques entre manifestantes y fuerzas antidisturbios en el centro de la capital francesa. Según fuentes de Interior, las detenciones ascienden a 158, algunas de las cuales implicaron a individuos que acudieron armados con objetos que podían ser utilizados de forma violenta, como martillos.

Los alrededores de los Campos Elíseos se han convertido en un escenario de guerra, cubierto por una masa de gases lacrimógenos y humo por los numerosos incendios de coches, contenedores y terrazas en numerosas avenidas del centro de París. La policía lanza gases lacrimógenos y emplea cañones de agua, mientras que los activistas más radicales improvisan barricadas en las calles adyacentes a los Campos Elíseos.

Un grupo de manifestantes ha intentado forzar la entrada a la avenida
Un grupo de manifestantes ha intentado forzar la entrada a la avenida (Lucas Barioulet / AFP)

Un grupo de manifestantes ha forzado la entrada a la avenida y la policía ha replicado con contundencia. Pese a que muchos comercios cumplieron la orden de autoprotegerse y de retirar el mobiliario urbano de las aceras, los manifestantes lograron hacerse con objetos para improvisar barricadas.

Otro grupo ocuparon hoy la azotea del Arco del Triunfo, uno de los monumentos más famosos de Francia y situado en el epicentro de las protestas en la capital francesa. La zona más asociada al poder político, donde residen embajadores y diplomáticos y se localizan buena parte de las instituciones públicas, es el foco de estos enfrentamientos.

Chalecos amarillos

Más de 150 personas han sido detenidas

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha denunciado que un grupo de alborotadores han forzado las barreras de protección para asaltar el Arco de Triunfo. “Quiero decir lo mucho que me ha sorprendido este cuestionamiento a los símbolos de Francia” ha expresado Philippe.

Según las imágenes de BFM-TV, se llegaron a arrancar justamente los grandes paneles de chapa de madera que se habían colocado para preservar los escaparates. Algunas tiendas y restaurantes decidieron cerrar sus puertas, de modo preventivo, después de los graves daños que sufrieron el sábado pasado.

Algunas de las pancartas que llevan los manifestantes
Algunas de las pancartas que llevan los manifestantes (Vincent Kessler / Reuters)

El presidente Emmanuel Macron -que se halla en Argentina en la cumbre del G-20- y su Gobierno se enfrentan al dilema de cómo responder a la movilización y las reivindicaciones, que amenazan con prolongarse hasta la Navidad y causar un grave daño a la actividad económica. Por un lado no quieren dar marcha atrás en los planes de implantar una ecotasa para los carburantes que ven imprescindible para avanzar en la transición ecológica.

Tercer sábado de protestas
Tercer sábado de protestas (Lucas Barioulet / AFP)

Por otro, están ofreciendo algunas medidas compensatorias para aplacar los ánimos. Sin embargo, la protesta exige un cambio total de política fiscal, más justa, amén de medidas de rango institucional que llegan incluso a la supresión del Senado. Es difícil para el Ejecutivo encontrar interlocutores, dada la dispersión del movimiento contestatario y la ausencia de líderes reconocidos.

El primer ministro dio las cifras de participación en las movilizaciones de los "chalecos amarillos" contra el alza de los impuestos al carburante y la pérdida de poder adquisitivo, que ascienden a 5.500 en París y 36.000 en toda Francia.

Los manifestantes lograron hacerse con objetos para improvisar barricadas.
Los manifestantes lograron hacerse con objetos para improvisar barricadas. (Kamil Zihnioglu / AP)

"Desde muy temprano, individuos equipados y determinados a provocar las fuerzas del orden se reunieron en el exterior del perímetro establecido para permitir una manifestación en orden. Mostraron una gran violencia en ataques que la propia policía ha calificado de una violencia inaudita", dijo el jefe del Gobierno.

Philippe insistió en la voluntad del Gobierno de dialogar con los que deseen transmitir su mensaje junto a organizaciones sindicales o políticas y defendió el derecho de reunión y expresión pero se mostró firme en “no dejar pasar” ninguna acción violenta.

El presidente Emmanuel Macron -que se halla en Argentina en la cumbre del G-20- y su Gobierno se enfrentan al dilema de cómo responder a la movilización

En el tercer sábado consecutivo de protestas de los ya conocidos como “chalecos amarillos”, que visten esta prenda obligatoria en carretera y reclaman principalmente la suspensión del alza de impuestos a la gasolina y el diésel, el movimiento ha mostrado su división entre pacíficos y otra parte cada vez más radicalizada.

Las escenas de caos se repiten en torno a la Place Étoile, donde se encuentra el Arco del Triunfo que corona los Campos Elíseos, con el incendio de terrazas, lanzamiento de adoquines, y lanzamiento de agua mediante cañones o gases lacrimógenos por parte de los antidisturbios, medio millar de manifestantes protestaba de forma pacífica a lo largo de la avenida.

La protesta exige un cambio total de política fiscal, más justa
La protesta exige un cambio total de política fiscal, más justa (LV)
Cita

«Gilets jaunes» : le chaos à Paris en photos après un samedi de violences

«Gilets jaunes» : le chaos à Paris en photos après un samedi de violences
À 18h, la préfecture annonçait 92 blessés, dont 14 parmi les forces de l'ordre, à Paris. «C'est l'anarchie, on n'est pas assez nombreux», s'exclamait un policier rencontré par notre journaliste Stephan Kovacs. <br/>
Plusieurs «gilets jaunes» se sont pris en selfie devant les voitures brûlées. Souvent dispersés dans les rues autour de l'Arc de triomphe, les manifestants ont rapidement investi le XVIe et le VIIIe arrondissement de Paris. <br/>
Voitures brûlées, radars et feux rouges arrachés, chantiers pillés pour élever des barricades... Les dégradations sont nombreuses dans la capitale. <br/>
Ce samedi matin, Laurent Nunez, secrétaire d'État auprès du ministre de l'Intérieur, comptait 3000 casseurs sur le plateau de l'Étoile. <br/>
C'est autour de l'Arc de triomphe et dans les rues adjacentes que la manifestation a commencé à dégénérer. Certains manifestants sont montés sur l'Arc de triomphe, qui a également été tagué: «Les gilets jaunes triompheront» peut-on notamment y lire. <br/>
Le dispositif de sécurité s'est rapidement révélé insuffisant. Les premiers gaz lacrymogènes ont été utilisés dès 9h du matin. <br/>
Sur les Champs-Élysées, les «gilets jaunes» ont aspergé les forces de l'ordre avec de la peinture jaune. Entre 5000 et 6000 membres des forces de l'ordre étaient mobilisés. <br/><br/><b>» LIRE AUSSI - <a  data-cke-saved-href=«Gilets jaunes»: Laurent Wauquiez demande l'organisation d'un référendum
"/>

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El Confidencial también publicaba ayer la posibilidad cierta de que la revolución se extendiese a España, tal como parece que se ha extendido también a otros países como Bélgica o Alemania, aunque en este último caso y a diferencia de Francia, el motivo ha sido la inmigración.

Cita

La rebelión de los 'Chalecos amarillos' se asoma a España en pleno debate por el diésel

La revuelta francesa que está poniendo en jaque al Gobierno de Emmanuel Macron —y que estalló por el malestar que creó en algunos colectivos la subida de impuestos al carburante— se extiende

Foto: Foto de manifestantes con chalecos amarillos en los Campos Elíseos de París. (EFE)
Foto de manifestantes con chalecos amarillos en los Campos Elíseos de París. (EFE)

"Ya estamos aquí, guerra". Es el lema de una pancarta colgada esta misma semana en un puente de la M-30 de Madrid por tres ciudadanos ataviados con el chaleco amarillo reglamentario que utilizan los conductores.

Es la prenda característica de un fenómeno multitudinario en Francia que está poniendo contra las cuerdas al gobierno de Emmanuel Macron. El malestar de la Francia periférica por la subida de los combustibles de la ecotasa ha generado en muy poco tiempo una legión de adeptos a la causa y la repercusión social y política del movimiento no para de crecer.

Las revueltas de miles de franceses en los Campos Elíseos de París acontecidas el pasado fin de semana han generado una onda expansiva que está teniendo eco en otros países. La rebelión de los 'Chalecos amarillos' se extiende: este mismo viernes un centenar de protestantes se concentraron en Bruselas (Bélgica).

 

Manifestantes del colectivo
Manifestantes del colectivo

 

En España aún es un germen, pero la semilla ya está plantada. Varios grupos de Facebook han aparecido en los últimos días y ya han organizado una quedada este mismo sábado a las seis de la tarde en la plaza Colón de Madrid para dar un paseo con el chaleco amarillo del coche.

Javier, un taxista que apoya esta iniciativa, asegura que "la situación social en España es aún peor que la de Francia". También aquí se está sufriendo la subida de los carburantes, de la luz y otros problemas que merecen respuesta de la ciudadanía. Está sorprendido por la cantidad de apoyo que ha recibido de diversos colectivos de distintos puntos de la geografía española a la página de Facebook que ha creado.

Pide quedar en el anonimato ya que el movimiento no tiene líderes y recalca que no quieren que exista ningún sesgo político. "Los gobernantes enfrentan a la ciudadanía entre sí con cuestiones como la exhumación de Franco o el independentismo en Cataluña cuando el problema es el empeoramiento de las clases con menor poder adquisitivo, como sucede con las restricciones en la movilidad, que benefician a aquellos con más dinero que pueden permitirse mejores coches y lastra a los que solo cuentan con un coche diésel antiguo que no pueden sustituir".

Uno de los promotores del movimiento de los Chalecos Amarillos en España asegura que la situación aquí es mucho peor que la de Francia

Este activista asegura haber recibido apoyo de perfiles tan distintos como agricultores, trabajadores de la industria del norte de España que se está quedando en paro, estibadores o taxistas molestos con la disminución de sus condiciones de vida.

Señala que este sábado se iban a juntar unas 20 personas y está sorprendido por la cantidad de gente que le ha dicho que va a asistir a la convocatoria, solo un día después de que se estrene Madrid central, las restricciones al tráfico en el centro de la ciudad.

La fuerza del movimiento en Francia está creciendo a ritmos agigantados. Este sábado vuelven a la carga en París. Tras los fuertes altercados de hace una semana, el presidente Macron ha tenido que matizar su discurso medioambiental con guiños a las clases más afectadas por los nuevos impuestos que pretende introducir: "Hay que conjugar el cuidado del planeta con las cuentas a fin de mes de las familias", declaró este martes. Un día antes, el lunes, el Senado francés votó en contra de la subida de carburantes.

El escenario no puede ser más peligroso para el actual Gobierno de Pedro Sánchez, en plena antesala de un año plagado de citas electorales y a punto de tener que detallar a Bruselas su Plan de Energía y Clima, en el que tendrá que ir dando cuenta de su política medioambiental.

 

Las ministras de Política Territorial, Meritxell Batet (i); Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera (c) y Economía, Nadia Calviño (d), durante una sesión de control al Gobierno. (EFE)
Las ministras de Política Territorial, Meritxell Batet (i); Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera (c) y Economía, Nadia Calviño (d), durante una sesión de control al Gobierno. (EFE)

 

Esta misma semana ha estado en el punto de mira la prohibición de los vehículos diésel en 2040, medida impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica. A eso hay que añadir la promesa de elevar los impuestos al gasóleo, medida incluida en los Presupuestos Generales del Estado pactados con Podemos.

En Francia, Macron trató de relacionar el movimiento de los 'Chalecos amarillos' con la ultraderecha de Marine Le Pen. Sin embargo, aseguran que no tienen sesgo político. El líder de la izquierda más radical Jean-Luc Mélenchon también apoya a los manifestantes. Los 'Chalecos amarillos' cuentan con un apoyo de la sociedad gala del 75%, según las encuestas publicadas en los últimos días. 'Celebrities' como Brigitte Bardot o el rapero Kaaris se han fotografiado con el chaleco reflectante.

El malestar por la subida de impuestos ha llevado a los manifestantes a tapar o pintar más de 130 radares en los últimos 10 días, otro de los elementos que consideran eminentemente recaudatorio.

El movimiento acumula un apoyo del 75% de la sociedad en Francia, recibe apoyo desde partidos políticos opuestos y está presionando a Macron

El movimiento también se juega en clave de lucha entre la Francia periférica y los urbanitas parisinos. Las gentes de los pueblos que usan vehículos diésel para sus desplazamientos que ahora asumen las subidas de impuestos a los carburantes. En España, Ciudadanos y Partido Popular se han apresurado a criticar el impuesto al diésel y pedir su retirada.

La realidad es que España tiene un mandato de Bruselas de subir los impuestos medioambientales, 5.000 millones de euros por debajo de la media europea. Y todo eso cuando la lucha contra el cambio climático es cada vez más firme, dadas las externalidades que genera en forma de enfermedades y muertes provocadas por la contaminación, entre otros problemas.

Pero el Gobierno tendrá que lidiar con este contexto en pleno proceso electoral. Un panorama altamente inflamable si finalmente la revolución de los 'Chalecos amarillos' prende en España.

Yo también simpatizo con los protestantes en lo que tiene que ver con su rechazo a la subida de los carburantes. Puede que para alguien que viva en la ciudad parezca justo por aquello del cambio climático, la ecología y tal pero, para todos aquellos que viven en la realidad del mundo rural o dependen de sus vehiculos para el trabajo, la subida del 31% al diesel que a partir del próximo año quiere implantar el PSOE, me parece un hachazo a la economía de los más débiles que no tiene justificación, mucho menos en un gobierno que se dice socialista. Lo mismo podría decirse del excesivo peso fiscal que soportan las familias en sus recibos energéticos de gas y electricidad.

De todas formas no comparto el caracter violento de las protestas, que ya están entrando en España con ese mismo tono violento. Estos son dos de los grupos de Facebook que se mencionan en el anterior artículo y viendo el tono agresivo de sus proclamas, promete que de prender, la cosa puede ser incendiaria.

https://www.facebook.com/Chalecos-Amarillos-España-289194068379210/

https://www.facebook.com/Chalecos-Amarillos-España-985670618299717

(Todavía me falta confirmarlo pero el segundo grupo creo que está organizado por gente de BBJ). En este segundo grupo, más numeroso en "Likes" que el primero, también se incluye la componente antimigratoria tal como ocure en Alemania.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

¿Creéis que este movimiento puede acabar en una réplica del 15 M, abanderado en este caso por la extrema derecha?


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El 15M no ha muerto, no murió jamás, la gente que estaba harta sigue estándolo. Lo único que ocurrió es que fue usurpado por una secta de iluminados trotskistas. Es lógico que vuelva la protesta.

Sobre la violencia. Realmente, el nivel de violencia de políticos contra sus ciudadanos es extremo, destruyendo vidas al ritmo de 100 mil abortos anuales, más los que no nacen por la cultura antifamiliar. La guerra y los muertos quizás no se escuchen, pero estamos en medio de una y somos el objeto de su exterminio.

Sólo espero que se encarrile mejor que la última vez. Estos años ha habido un potente desarrollo teórico que faltaba en el 2007—2010.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 13 horas, Gerión dijo:

El 15M no ha muerto, no murió jamás, la gente que estaba harta sigue estándolo. Lo único que ocurrió es que fue usurpado por una secta de iluminados trotskistas. Es lógico que vuelva la protesta.

Que en general hubiese por aquel entonces (y sigue habiéndolo) un nivel de hartazgo en la sociedad, suficiente como para hacer posible el surgimiento del 15M no lo pongo en cuestión pero, que el 15M fuese un movimiento genuino y espontáneo de la gente, copado después por ese grupo de iluminados, no lo comparto. Aquel movimiento, desde mi punto de vista, responde a un plan estratégico diseñado desde arriba para transformar la sociedad desde abajo e implementar una serie de políticas neoliberales que no hubieran sido posibles en España sin aquel maremagnum social. De espontáneo no creo que tuviese nada.

Si queréis abrimos un hilo específico para el tema pero como resumen basta mencionar el Informe Transforma España, elaborado por la Fundación Everis y presentado al Rey cuatro meses antes del 15M, en el que un centenar de empresarios y analistas de la élite empresarial y política española, entre los que destacaban César Alierta, José Manuel Entrecanales, Felipe Benjumea, Baldomero Falcones, Eduardo Serra, José Ignacio Goirigolzarri, Antonio Massanell o Tomasz Szabelewski (que fue después, este último, una de las figuras más relevantes de las acampadas de Sol), planteaban una regeneración económica, social y política del país que coincidía casi exactamente con las propuestas que poco después liderara el movimiento 15M.

Podéis descargar el informe aquí.  y si le hecháis un vistazo a la página 100 y siguientes podréis ver de qué manera más cristalina se describen las demandas que poco después recogería el 15M y capitalizaría posteriormente Podemos, grupo capitaneado por cierto por Pablo Iglesias quién saltaría a la escena pública de la mano de Intereconomía TV con motivo de aquellas protestas. Para mi no hay duda de que aquello fue uno de los engaños más grandes que ha vivido la sociedad española en toda su democracia.

hace 13 horas, Gerión dijo:

Sobre la violencia. Realmente, el nivel de violencia de políticos contra sus ciudadanos es extremo, destruyendo vidas al ritmo de 100 mil abortos anuales, más los que no nacen por la cultura antifamiliar. La guerra y los muertos quizás no se escuchen, pero estamos en medio de una y somos el objeto de su exterminio.

Sólo espero que se encarrile mejor que la última vez. Estos años ha habido un potente desarrollo teórico que faltaba en el 2007—2010.

Hombre, alegar violencia de la clase política sobre las bases sociales me parece extremadamente exagerado y reduccionista. Que hay un gran nivel de mentira no lo pongo en duda pero no veo yo que España sea una sociedad donde se violente la dignidad humana de forma tal que quede justificada la destrucción de la propiedad privada y la confrontación social con resultados de muerte como en Francia. Eso es más propio de revolucionarios que otra cosa. Además, del aborto y la cultura antinatalista y antifamiliar que mencionas, participan en igual medida los políticos y los ciudadanos. La degradación de valores y principios es algo que afecta a todas las capas sociales, aunque evidentemente los políticos tengan su responsabilidad en ello.

Yo solo espero que esto no sea otro 15M esta vez por el flanco derecho de la soceidad, aunque como ya digo, simpatizo con algunas de sus reclamaciones y en general con la indignación que produce vivir en una sociedad como la actual, pero eso no me justifica a mi el uso de la violencia. Antes que violencia lo que hace falta es una profunda reflexión social y un examen de conciencia que lleve a la persona ante su responsabilidad personal en el marco social.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

La violencia se acaba haciendo necesaria para derribar estructuras de corte e inspiración demoníaca, y en ello entra tanto la conquista del Imperio azteca como el necesario derribo del Imperio masónico actual, unos, adoradores de la Serpiente emplumada y otros, de la Serpiente del Árbol del Conocimiento.

Comparemos el desmadre mediático del 8M feminista con la ocultación que se hizo de la primera marcha del 15M para diferenciar lo que sí está fomentado por el poder y lo que no. Yo soy un férreo defensor del 15M, participé en él sin coacción ni recomendación ninguna, otra cosa es que fuera un movimiento con mucho corazón y muy poco cerebro, y no niego el pastoreo y planes de entornos de degenerados entregados a la Sombra, como los que comentas, pero aún así estaba ahí con unas ideas y muchos igual que yo.

Por eso digo que el desarrollo teórico que faltaba en esos años, yermos, infestados de 68ismo izquierdista, de alguna manera hoy existe, dando algo de cerebro a ese corazón. La vanguardia está hoy en las bases, en ese Magma del que habla Elvira Roca, y es responsabilidad de las mismas (de nosotros) el asegurar la supervivencia del Todo, habida cuenta de que las élites han elegido el Mal.

Sin arrojo y garra, con buenas palabras, no siempre basta. Evangelización y Cruzada, Iglesia e Imperio, Diplomacia y Guerra van de la mano.

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Que participases sin coacción te lo concedo pero que fueses sin recomendación lo pongo en duda. En todo movimiento social, la participación individual de las personas responde a las inercias que le vienen dadas, salvo que seas el ideólogo y promotor del mismo lo cual creo que no es el caso. De cualquier forma ¿acaso este nuevo movimiento no está igualmente yermo -de amor- y preñado de la misma ideología del odio que motiva buena parte de las revoluciones e injusticias? Mencionas la evangelización, la Iglesia y la cruzada para justificar la violencia de esta gente pero ¿estás seguro de que ese movimiento,  que casualmente se está extendiendo por Europa meses antes de las elecciones europeas, en pleno auge del identitarismo y con el beneplácito de los medios de comunicación rusos, "también" es igual de genuino e inocente que el 15M, y no responde en cambio a ideologías e intereses de corte anticatólico? Cuando un tipo encapuchado se pone a quemar coches en medio de una calle o a destruir pequeños comercios y poner en cuestión la paz social, no lo hace en nombre de ningún otro dios que no sea él mismo y sus deseos. No llevemos a nadie a engaño, aquí no hay nada de evangélico, ni esta violencia tiene en modo alguno que ver con las enseñanzas de la Iglesia, ni responde a otra cruzada que no sea la habitual guerra de intereses particulares.

 

chalecos-amarillos-alemania-kt0G--620x34

 

No, el catolicismo no se basa en la guerra y la violencia, de hecho es la respuesta sobrenatural de la gracia a la violencia que de forma natural se da en todas las sociedades. Que la legítima defensa de lo que es bueno, justo y verdadero haya ocasionado episodios violentos en la historia y siga justificando hoy el uso de la misma en determinados casos, no sirve para excusar el obligado examen de conciencia que todo hombre y mujer de bien debe hacer antes de salir a la calle a reclamar nada. Comienzo a estar ya un poco harto de las apelaciones al catolicismo para justificar cosas que son ajenas al catolicismo cuando no directamente anticatólicas.

Los políticos tienen mucha responsabilidad en las mentiras y males que sufrimos en nuestras sociedades modernas, pero aquí nadie es inocente, mucho menos desde el prisma de la cosmovisión católica. La mujer que aborta a su hijo o la pareja que decide no tener hijos, lo hacen bajo su propia responsabilidad, a menudo por pura y simple comodidad, y hoy en día hay suficiente información como para conocer perfectamente cuál es la moral cristiana que ha informado nuestra civilización y dado fundamento a los valores que se dicen defender. No es cierto decir que toda la culpa es de los políticos, es más, esos políticos surgen en su mayoría en el propio seno una sociedad, deshumanizada, descristianizada y podrida hasta las trancas. El "ojo por ojo" fue superado hace dos mil años y dicha superación ha dado forma en gran medida a la civilización actual, aunque no hayan faltado personajes e ideologías que se hayan fundamentado en el mismo. Como católico no puedo estar más en desacuerdo con esa justificación.

No se trata de domar serpientes con buenas palabras sino de procurar siempre lo que es bueno y verdadero, y rechazar lo que no lo es. Y no veo que la violencia o la destrucción de la propiedad privada sea conforme a la verdad, la justicia y el amor que debe orientar la conciencia católica. No quiero decir con esto que muchas de las reclamaciones no me parezcan justas pero, desde luego ese no es el camino para resolver los problemas, al menos el camino católico, y por tanto me parece errado, como poco, apelar al catolicismo para justificarlo. La verdadera revolución católica siempre comienza por el cuestionamiento de uno mismo y su puesta en comparación con el Dios del amor. Es la propia comparativa de uno mismo frente a ese Dios, lo único que puede engendrar una nueva conciencia. Todo lo demás es ideología, es decir, corrales de pensamiento que impiden la construcción de ese imperio que tanto hemos mencionado.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

De todos modos, hay que decir en su descargo que la mayoría de chalecos amarillos no ejercen violencia: Solamente se dedican a bloquear el tráfico. Otro debate sería si, aún así, la estrategia de protesta es correcta: Mediante el bloqueo del tráfico no se está perjudicando a los responsables de la subida del precio de los carburantes, sino a otros ciudadanos de a pie afectados exactamente de los mismos problemas. Pero a la vez entiendo que elijan este modo de protesta a falta de otra manera de que sus protestas sean tenidas en consideración. Hoy en día la gente se siente ignorada, a mi juicio debido a la sustitución de los órganos naurales de interrelación (municipio, barrio, familia) por una representatividad abstracta que nos pregunta sobre lo que no nos incumbe pero ignora nuestros problemas reales del día a día.

Con respecto a los actos violentos, éstos han sido atribuídos por el Gobierno francés a la extrema derecha. Naturalmente, grupos comunistas y anarquistas están igual o más implicados en estos actos, pero como es lógico el Gobierno nunca se va a meter con el matón de la clase si puede identificar la protesta con ultraderechistas violentos. Por lo general, y según mi visión del asunto, no puede identificarse la protesta con ningún sector ideológico, aunque el movimiento no tiene guía y puede acabar en cualquier cosa.

También decir que estoy muy de acuerdo con lo que dice el Español de que no debemos escusarnos en la injusticia del sistema y de los políticos para evitar asumir nuestras responsabilidades. Creo que eso conecta bien con la crítica al populismo que escribí hace unos días.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Es cierto, esa es otra que no hemos mencionado. Se esta atribuyendo la violencia a la ultra derecha cuando en ese movimiento participan igualmente grupos de ultra izquierda.

A mi me llama curiosamente la atención el hecho de que existe el mismo intervalo de tiempo entre estas protestas y las próximas elecciones europeas, que el que existía entre el informe que he mencionado anteriormente con la puesta en marcha del movimiento 15M O que las medidas políticas que lo han provocado, se estén implantando en España al mismo tiempo. ¿periodo de germinación quizás?

No me parece casual, como no me lo parece el excesivo eco que está encontrando el movimiento en determinados medios de comunicación que sirven, por no existir aparentemente ningún órgano director, de núcleo propagador de las protestas. Tengo la sensación de que esto, al igual que 15M, es un movimiento diseñado con fines políticos deteminados, aprovechando la coyuntura política y la hartura de la propia gente. Lo que no me atrevo es a aventurar en qué sentido se está dando ni cuáles son esos intereses.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El examen de conciencia nacional e internacional es una extensión del examen de conciencia personal. Aquí mucha gente ha cumplido con su deber, padres de familia, obreros que han hecho todo lo que tenían que hacer en sus vidas. Muchos han completado su examen personal, pero ven cómo la existencia de una estructura gobernada por la Serpiente obliga y condena a muchos a impedir ese examen. ¿Eran los ciudadanos aztecas 100% responsables de lo que ocurría en las Pirámides? No lo creo.

Las posiciones de responsabilidad existen y hace tiempo que no reina un Rey "por gracia divina", sólo maniquíes agitados por la Sombra: Macron, Rivera y Sánchez lo son. Seguramente Casado también. Estamos en un sistema en el que el poder de los padres sobre sus hijos, de los trabajadores sobre su trabajo, de las personas sobre su vida, en lógica correspondencia con el escalado de las estructuras tecnológicas y de proyección de poder, está muy disminuido. No creo que haya que explicar mucho esto.

Dicho esto, no niego que en todos estos movimientos haya una importante injerencia de múltiples grupos, incluidos muchos sionistas y gnósticos de todo cuño, y que seguramente la mayoría de los que protestan tienen muy poco de católico. Pero como decía en otras ocasiones, la extensión del izquierdismo progresista es tal, y es tan destructiva, que en esta guerra, que ha de lucharse (lo hacemos todos los días, sólo que aquí usamos la palabra y el teclado), no queda otra que encontrarse extraños compañeros de trinchera.

Al igual que Cortés marchó con 150 mil tlaxcaltecas sobre el imperio de la Serpiente emplumada, de los cuales en aquel momento dudo que ni diez llegaran a ser católicos.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

La recta conciencia, no se alcanza por un examen que se haga una vez en la vida sino a través de una costumbre diaria que se realiza en el marco de la oración personal. De esa recta conciencia puede nacer una verdadera reflexión nacional, pero no existe tal cosa como un examen nacional de conciencia porque la nación no es un ente con conciencia propia e independiente de las personas que la componen. Ni siquiera que lo hiciese el jefe del estado por muy legítimo que sea. Lo que quiero decir con esto es que, un día un padre de familia puede considerar que ha cumplido con sus obligaciones, pero eso no implica que al día siguiente pueda echarse a la calle a quemar coches porque otros no hayan hecho su examen, y de producirse ese acto violento, será responsabilidad suya y no de los políticos. La estructura política no impide el examen personal de conciencia, sino la voluntad propia de cada uno de aceptar o no el orden moral implicado, y eso es algo que ocupa toda la vida de la persona.

Puede ser que esas estructuras dificulten a muchos conocer la verdad existencial humana, pero no impiden emprender esa búsqueda moral de la verdad porque de ser así, nunca el hombre la hubiera conocido ya que esas estructuras de dominio no son algo nuevo sino tan viejas como el mal. Insisto, la voluntad de la persona puede verse impedida en el plano material de las cosas pero en lo concerniente al orden moral, más en una sociedad de raíz cristiana como la nuestra, no se puede afirmar que la gente este impedida de examinar su conciencia sobre lo que está bien o mal en sus propios actos.

Los ciudadanos aztecas no conocieron hasta la llegada de los españoles, que se sepa, otro orden moral que no fuese el que les llevaba a hacer sacrificios humanos, y esa circunstancia no se da en la actualidad de un continente de raiz cristiana como el nuestro. Si Cortés marchó con ciento cincuenta mil tlaxcaltecas, fue por que estos aceptaron el orden moral católico que vino con los españoles del S XV, pero hoy en día no puede decirse que el 15M o los Gilets Jaunes, estén dispuestos a aceptar dicho orden moral, a pesar de que muchas de sus reivindicaciones tengan su fundamento en él.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas relevantes

    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 13 respuestas
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Gracias (1 positivo)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 12 respuestas
    • Publicación  en JM de Prada continúa su descarrilamiento: ""
      Prada critica el 155. Dice que es arbitrario y en general da a entender que el Estado español se está excediendo en la represión.

      Por eso decía que la explicación que ofreció a su anterior artículo es insuficiente. Dijo que el hablaba de la nación en sentido cultural, pero ese hecho no explicaría por qué se opone al encarcelamiento de los organizadores de la revuelta separatista o por qué le parece excesivo el 155. Tampoco explicaría la comparación que hizo de Cataluña con Kosovo, ni la afirmación de que los "poderes internacionales" ya habían decidido que Cataluña no fuese independiente.

      En su página oficial de Facebook se refirió a los que criticaron sus declaraciones a La Vanguardia como "alimañas" y "fachas paulovianos". Y, lo que es más preocupante, apareció por ahí un tradicionalista dando a entender que, en el fondo, Oriol Junqueras era un patriota español, y Prada pareció suscribirlo.

      Creo que algunos carlistas están incurriendo en la ideologización que suelen denunciar en otros. Parece como si, por llevar la contraria a los liberales, estuviesen cayendo en esquemas ideológicos igual de cerrados e irreales. Tal vez deberían someter el foralismo a una revisión crítica. No digo que lo abandonen, pero podrían adaptarlo a las circunstancias actuales, que no son las mismas que en el siglo XIX o en la Reconquista, que es cuando tenía sentido conceder privilegios a los territorios que se fuesen incorporando.

      Una vez que media Cataluña ha mostrado su voluntad de separarse de España, no tiene mucha aplicación el esquema foralista ni cabe esperar que esos catalanes vayan a recuperar el amor a España porque se les hable de fueros o se les reconozcan sus rasgos diferenciales. Si no hay lealtad, sería suicida ahondar en el reconocimiento de las diferencias.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
    • La tesis del complot del 11-M que promueve Villarejo
      Desde hace semanas el comisario Villarejo, encerrado por graves delitos, promueve una teoría de la conspiración sobre el 11-M que, en los titulares de Pedro J. Ramírez, apuntaba primero a Marruecos y luego a Francia. Al principio no se le dio mucho crédito en las redes sociales, pero en los últimos días, por la cercanía con el 11 de marzo, está cobrando fuerza en los canales de intoxicación habituales. Explico por qué la tesis carece, en mi opinión, de fundamento y es un ataque contra el pueblo español.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 9 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Bingbot(4)
    • Chrome(4)
    • Googlebot(2)
×