Jump to content
Vanu Gómez

¿Cuál es el principal defecto de los Españoles?

Recommended Posts

Es recurrente para mí este hilo del forero Priede de BBJ en el que creo que hizo una radiografía costumbrista en que lo borda identificando el que, según él, es el principal defecto de los Españoles. Creo que estará entretenido si lo comentamos con un poco de pausa (independientemente de que dicho forero nos caiga mejor o peor porque el texto es meritorio, a mi parecer).

Yo estoy de acuerdo con el asturiano en que no es, como se suele decir, la envidia el defecto que más nos caracteriza con respecto a otras naciones. Puede que se acerque al centro de la diana con esta reflexión:

https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/el-verdadero-defecto-de-los-espanoles-el-personalismo.373364/

Cita

La reseña procede de una entrevista a Javier Cremades, candidato a presidir el Colegio de Abogados de Madrid, donde hace una crítica a Gallardón. Solo extraigo este párrafo tan elocuente, aunque nos aleje del asunto que trata Cremades.

(...) como ejemplo a Francia donde "con casi un 40% más de población hay casi la mitad de litigios y abogados, o Japón, donde la población triplica la nuestra, hay sólo 2.000 abogados en todo el país". En este sentido ha dicho que "la litigiosidad tiene que ver mucho con la cultura para resolver las disputas entre personas".

Javier Cremades: "Gallardn ha causado un deterioro adicional a la justicia" - Libertad Digital

Por cierto: este es un mal que arranca del siglo XVII, cuando a todo el mundo le dio por estudiar leyes. A día de hoy incluso el más aldeano de los sujetos visita a su abogado, porque un abogado es algo así como un pastor eléctrico frente al vecino.

No hablemos de los ruidos en las comunidades de vecinos y en las calles y que además se tiene a gala (somos el segundo país más ruidoso del mundo). Todo indica que fastidiar al vecino se entiende como la manera más usual de dejar constancia de que uno existe, de ese modo la molestia que se ocasiona no es más que una muestra de ese supuesto poder. 

Creo que aciertan quienes sostienen (en algún lado lo leí) que el problema de los españoles no consiste, tal y como dicen tantos, en el individualismo, porque en sí mismo eso no sería malo, salvo que llevase al egoísmo más radical y a perder la perspectiva del bien común que a todos atañe. El mal está en el personalismo, en ese "porque yo lo valgo" y el "aquí voy yo", que soy más chula o más chulo que un ocho. Abarca todos los sectores: jóvenes y mayores, directivos y mandados, asalariados y parados, escritores y albañiles, médicos y periodistas. Todos sin excepción. 

Un porcentaje elevado de los litigios tienen al culpable en el demandante. Lo he visto varias veces. Un caso en concreto, de un amigo: un sujeto y su maridita lo insultaban cada vez que lo tropezaban, aparte las burlas. Y todo porque los dos tipejos sostenían que nadie podía aparcar al lado de su casa, donde no había vado ni prohibición de ningún tipo. Harto de la situación, un día que se repitió la escena, le pegó dos guantazos a él y otro a ella. Lo crujieron en los tribunales, y eso por más que los testigos aseguraron que la pareja era absolutamente incívica. Ya se pueden imaginar: perica togada de fiscal y perido togado de juez. Ambos: "la Justicia soy yo", a la manera como Luis XIV pensaba que el Estado era él. No digamos si el perico y la perica tienen ante sí a dos acusados por defenderse de un atraco en su propia casa, donde el perico y la perica togados también son la Justicia. El portavoz del sindicato CEP de la policía lo contaba: "no tememos a los delincuentes, tememos a los jueces y sobre todo a los fiscales". ¿Recuerdan a aquel chulito cortijero que llegó a ministro, un tal Bermejo? Creo que hizo escuela, y que los fiscales y fiscalas más jóvenes, y jóvenas, no le tienen nada que envidiar

Ahora veámoslo del otro lado y pensemos en el incivismo más light: recuerdo la noticia de cuando un par de niñatos españoles de viaje en Copenhague esperaron a la parada de un tren, o tranvía, y ni cortos ni perezosos sacaron sus spray y se pusieron a pintar. Tras unos instantes de estupor general, los allí presentes se abalanzaron sobre ellos, los retuvieron y los entregaron a la policía. Aunque es probable que mayor estupor debió de ser el de los niñatos. Me los puedo imaginar: "qué pasa", "pero esta peña está loca o qué". Siete mil euros de multa a cada uno. Los papás fueron a recogerlos y traérselos de vuelta a casa, no sin antes pagar a tocateja bajo amenaza de estancia en la cárcel, creo que de seis meses. Ni una protesta hicieron los papás. ¿Se imaginan aquí, que a mi niño lo multe el alcalde? Los resultados están a la vista: se pintan las calles y no pasan dos meses antes de que dé asco mirar para ellas.

Y lo mismo ocurre con la lectura. La inmensa mayoría de los españoles (no sé en otros países) no tiene comprensión lectora, no les han enseñado que no existe nada menos libre que el pensamiento, dado que uno no puedo pensar como le da la gana, y menos cuando trata de rebatir los argumentos de otro. Hay en muchos españoles un instinto que les empuja a transitar por los renglones ajenos, ciegos a los argumentos del otro. Desde la primera línea que leen no hayan sosiego hasta encontrar un recoveco donde consideren que pueden meter baza, dándoles lo mismo que venga o no venga al caso y emprendiendo así una enmienda a la totalidad. Y eso cuando se esfuerzan; normalmente parten del convencimiento de que no son menos que nadie, eso les permite pasar por alto cualquier argumentación en la que otro se ampare, dado que eso, consideran, es de flojos.

Lo veo en la Burbuja y en cualquier otro foro; en los blogs, en los comentarios al pie de las noticias, en la calle, en el bar. Es imposible centrar un discusión. Confunden permanentemente opinión y conocimiento, y encima con alevosía: "me suda la polla", "me importa una mierda", "esa es tu opinión, la mía no; y qué". Sin ir más lejos, aquí en la Burbuja: entran en el hilo llamando cerdos a los españoles, alegrándose del desastre en el que estamos. Al tercer renglón te das cuenta de que el sujeto es el vivo retrato de lo que critica, y de que en su idiocia lo único que hace es proyectar en el país su propia estulticia. Cuando a esos insultos les respondes con otros personales, avisan a la moderación, convencidos de que pueden dedicar insultos que abarcan a millones de personas pero que a ellos no les pueden mentar a la madre. Eso jamás. Pero lo deprimente no es tanto ver esto como ver que el resto de foreros juzga el asunto empezando por donde les conviene y no por el principio, que es por donde toca.

(Por cierto: los separatistas han advertido ese juego y se suman gustosos a esa laceración contra todo lo que suene a España; jamás los verás hacer la más mínima autocrítica a la basura que inunda su región; les basta con el necio pringao al que llaman hispanistaní; y el hispanistaní, en su idiocia, para huir del insulto, se pone del lado de ellos, aunque en el fondo ellos no hagan otra cosa que sentir desprecio por él).

Lo veo desde hace décadas, y cuando leo a nuestros antepasados, también. Las memorias de los exiliados de nuestra última guerra civil son un claro ejemplo: nadie fue responsable del desastre de todo orden ocurrido dentro del Frente Popular; todos culpaban al vecino, las más de las veces con argumentos ridículos; muy sonado el de Azaña cuando echaba pestes a diestro y siniestro, empezando por los compañeros de partido, pero incapaz de presentar la dimisión. Quemaban iglesias, violaban monjas, mataban a los frailes y a sus alumnos, y sin embargo era incapaz de asumir su responsabilidad. Es muy recordada la frase de Azaña cuando, recién proclamada la república y presidiendo el Ministerio de Gobernación, atajó a Maura al recriminarle este que no detuviera los saqueos y los incendios de iglesias en Madrid, provocados por los amigos ateneístas de Azaña: "Todos los conventos de Madrid no valen la vida de un republicano". Después culpó a todos menos a sí mismo. Da vergüenza leer lo que escribía en plena guerra (y escribía maravillosamente); como si aquello no fuese con él, obsesionado por el qué dirán, por dejar constancia de que él sí estaba altura, cuando resulta que era todo lo contrario. Y como Azaña, los demás. 

Hay en el español --por cierto, en palabras de Azaña-- un fuero interno por el cual considera que puede hacer y decir lo que a los demás les está vedado; es más, incluso el mismo individuo que habla sentenciando se enfurece si le responden. Vuelvo a lo mismo: es frecuente aquí faltar e insultar y luego avisar en moderación cuando le contestan. Y a su vez vuelvo también al principio: esto no es otra cosa que un reflejo de lo que ocurre en la calle, en el bar, en el trabajo, en la aulas, en la comunidad de vecinos o en el autobús. 

El progretariado docente celebró la imposición de una asignatura como la EpC, pero no eran normas de conducta cívicas lo que les enseñaban a los alumnos, que eso sería propio de la España cavernícola, sino el catecismo progre. El resultado está ahí: maltrato constante en cualquier lugar, violencia verbal y física; y litigios, muchos litigios, "porque yo lo valgo" o "porque donde hay cojones sobran razones". Y si acaso eso no alcanzara, lo que no hay "es derecho". No hay derecho, que dicen tantos.

Bien. Al menos riámonos un rato, que el panorama está lejos de cambiar a mejor; mas bien parece que todo lo contrario:
 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Bueno, no lo veo como defecto, esto forma parte del pseudoanarquista ethos católico, según el cual, de alguna manera hay un pequeño Dios en cada uno de nosotros, y no respetamos a ninguna otra autoridad que no sea el gran Dios, el de verdad. Lo que pasa es que nos falta lo segundo, y la otra pata queda coja. La envidia es un posible resto de aquella necesidad de destruir la herejía del que se cree el mismo Dios.

El carácter orgulloso y levantisco es centenario, y hubo rencillas desde siempre, los mismos conquistadores se mataban y apaleaban entre ellos, y hubo alguno que hasta se "independizó" del Rey Emperador ahí, en medio de la Conquista del XVI. Forma parte de ese "exceso de energías" del español clásico, que no se agotaba terminada la empresa en la que participase.

Nuestra querencia por las toneladas de letras tampoco tiene por qué ser algo malo, forma parte de nuestra tradición civilizada y escrita frente a las palizas colectivas físico-orales del Norte, cosa que por ejemplo sí veo como importación extranjera (la cultura del linchamiento).

Share this post


Link to post
Share on other sites

Y por dar mi punto de vista, el único defecto de los españoles es no ser suficientemente españoles. Es decir, hay que completar el reloj con las piezas que se han quedado por el camino, o arreglar aquellas que han sido deformadas de tal manera que ya no transmiten el movimiento a las otras.

Muchos valores tradicionales actuaban como un sistema de contrapesos, al perder algunos, los otros se desequilibran.

Share this post


Link to post
Share on other sites

No está mal el escrito de Priede. Pero tampoco creo que los españoles seamos especialmente litigiosos, sobre todo si comparamos con países como Estados Unidos, donde te demandan por cualquier tontería. No tengo estadísticas, pero de mi circulo de amistades y de familia (que la tengo numerosa) no recuerdo a nadie que haya entablado litigios. Además, hay que soltar bastante pasta para entablar un litigio y eso ya es una importante barrera de entrada.

Lo de que siempre queremos llevar razón y confundimos opinión con conocimiento es verdad, pero de nuevo, no veo que sea algo propio de los españoles sino del género humano. Y desde luego es una cosa muy favorecida por el tipo de sociedad que fomentan los anglosajones, con inventos como internet que rompen todas las jerarquías y fomentan la idea de que la información es lo mismo que el conocimiento.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pues a mí me parece que tiene un buen punto de razón. Esa actitud de plantarse en según qué círculo, irrumpir sin pedir permiso, soltar una bravata ofensiva como sintiéndose en derecho a decir lo que haga falta y, eso sí, sentirse ofendido en cuanto se es replicado... no sé si es algo español de toda la vida o reciente pero sí que veo que es algo relativamente extendido. Es posible que sea la cara fea de una característica con una cara gloriosa, torera si quieres.

Desde luego, lo que sí tengo visto es una actitud desafiante con las normas del "territorio de nadie" (la calle) que no se ve tanto por otros países europeos, hasta el punto de que la respuesta poco permisiva de las autoridades o de la misma gente suele suponer para el español despitado por esos mundos, acostumbrados al "no pasa ná" patrio o al "quién me va a quitar a mí el derecho de...".

Y ojo, que le veo un punto sano en cierto modo a esta actitud levantisca... supongo que cuesta canalizarla hoy en día a mejores fines que el mero saque de pecho.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es el tema de siempre, el "qué educados/limpios/silenciosos/..." son los "noreuropeos/germanos/asiáticos/...".

No es tampoco plan de ponerme unamuniano, con el "que inventen otros", ahora con  "que limpien otros", pongamos, al tirar un chicle al suelo, pero el español con esa tirada de chicle lo que hace es un poco decir que el suelo o la acera está por debajo de su libertad y de su humanidad, derivadas del cielo mismo, no somos como el Catoblepas, animales que no pueden levantar la cabeza y dejar de mirar al suelo, y del suelo tampoco nacen los españoles por generación espontánea, cosa en la que sí cree el neopaganismo volkisch terrocéntrico de según qué separatismos.

El bárbaro adoraba al árbol, la Civilización lo talaba y con sus maderos, construía templos.

En esos ethos no católicos, por ejemplo nadie critica a un político, y aquí estamos una y otra vez cuestionándolos. Otra cosa es que el mundo moderno se quiera ver transhumano y un lugar donde van a ganar los que se comporten de forma más maquinista y predeterminada, pero eso está aún por ver.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Recuerdo por ejemplo el caso del español en aquel estadio de Miami, cómo su forma tradicional de "arreglar" la situación, levantisca, pero seguramente conciliadora a corto-medio plazo, una actitud donde el Orden procede de sí mismo (diríase transmitido por Dios), lo emitía de forma natural, contrastaba con la del cubanoamericano acusador, que rápidamente anuló su libertad y responsabilidad y se incorporó como un engranaje a la jerarquía de violencia estatal, llamando a los agentes de seguridad, y así procediendo al linchamiento injusto por parte de la Ley Escrita a la manera de Biblia protestante, no interpretada de forma adecuada por los que allí estaban presentes (la micro-Iglesia natural), sino por magistrados puritanoides en un escenario completamente fuera de lugar.

Algunos alaban este proceder, yo no lo tengo tan claro.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 14 minutos, Gerión dijo:

Recuerdo por ejemplo el caso del español en aquel estadio de Miami, cómo su forma tradicional de "arreglar" la situación, levantisca, pero seguramente conciliadora a corto-medio plazo, una actitud donde el Orden procede de sí mismo (diríase transmitido por Dios), lo emitía de forma natural, contrastaba con la del cubanoamericano acusador, que rápidamente anuló su libertad y responsabilidad y se incorporó como un engranaje a la jerarquía de violencia estatal, llamando a los agentes de seguridad, y así procediendo al linchamiento injusto por parte de la Ley Escrita a la manera de Biblia protestante, no interpretada de forma adecuada por los que allí estaban presentes (la micro-Iglesia natural), sino por magistrados puritanoides en un escenario completamente fuera de lugar.

Algunos alaban este proceder, yo no lo tengo tan claro.

sí, el cubanoamericano demostró "integración" en el sistema y saber cómo manejar al gallego recién llegado.

en España la mayoría de la gente aún no es consciente de nuestra especificidad, de lo contrario no estaríamos constantemente despotricando contra algo para lo que la mayoría carecen de elemento de referencia.

a veces pienso que para Puigdemont será más castigo no poder volver a España que la propia cárcel que en ella le espera.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





      • 10 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 24 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(3)
    • Bingbot(2)
    • Safari(1)
×