Jump to content

Hispanorromano

Consiliario
  • Content Count

    2,897
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    276
  • Puntos de mejora

    44,673 [ Donate ]

Everything posted by Hispanorromano

  1. Ha tenido cierto éxito este artículo que realiza una ácida crítica a los antinatalistas con un lenguaje muy coloquial:
  2. Hispanorromano

    Darwin, Marx y Freud: arquitectos del materialismo moderno

    Procede de una página protestante, pero el artículo es bueno y el autor, Richard Weikart, muy a tener en cuenta:
  3. Dejo un artículo del blog Otras políticas que me ha parecido interesante: Desde luego, es clara la responsabilidad de estos tres pensadores en el caos del mundo actual, en su alejamiento de Dios y en el materialismo imperante. Aunque habría que añadir a un cuarto pensador que es, si cabe, más demoledor: Nietzsche, que está conectado a su vez con Darwin y Freud.
  4. Hispanorromano

    Actualidad internacional desde una perspectiva escéptica

    Si alguien espera que Rusia ayude a los armenios contra los azeríes, puede esperar sentado: El presidente de Azerbaiyán: "Los armenios mueren en la tierra que su Gobierno quiere mantener ocupada" - Sputnik Mundo Exclusive: Azerbaijani President Aliyev Says Armenian PM Pashinyan is a Product of George Soros - Sputnik International Rusia les vende armas tanto a los armenios como a los azaríes. Y los medios rusos se esfuerzan en vincular al Presidente de Armenia con Soros, como también se puede observar en BBJ. Ya sabemos lo que eso significa.
  5. Abro este hilo con la intención de recoger artículos y noticias sobre la actualidad internacional que merezcan la pena. Parto de un enfoque escéptico, que no se casa con la prensa tradicional pero tampoco con los medios que se presentan como "alternativos". Procuraré recoger artículos que abran alguna perspectiva interesante o poco tratada en los medios, lo que no quiere decir que los comparta en su totalidad o siquiera en parte. Intentaré acompañar los recortes de algún comentario, de forma que esto no sólo sea copiar y pegar. Os animo publicar vuestras propias noticias en el hilo, así como comentar lo que queráis sobre estos temas, también si estáis en desacuerdo con algo de lo publicado. El hilo no es mío. Como me comentó el El Español -y estoy de acuerdo con él- es preferible que cada artículo o noticia vayan en su hilo propio, porque ello facilita el etiquetado y los posteriores enlaces externos. Pero creo que por el momento es preferible recoger esa clase de noticias en un mismo hilo, para no inundar el foro ni molestar a los que no están tan interesados en esos temas. Si más adelante si ve que es mejor la otra fórmula, se cambia en un momento. Empiezo con un artículo sobre la reciente crisis de los bombardeos en Siria por parte de EEUU. De lo que he leído sobre este tema, me ha parecido el que más se aproxima a la realidad, aunque bien me puedo equivocar. Como ya he comentado, que publique un artículo no quiere decir que comparta todas sus afirmaciones o que simpatice con el espíritu que anima a su autor. Se trata tan solo de aportar materiales interesantes que puedan arrojar algo de luz sobre la compleja situación internacional. No soy más que un ignorante que intenta comprender lo que está pasando.
  6. Hispanorromano

    Repoblación de los pueblos de la España vacía.

    Interesante artículo que intenta explicar por qué Madrid actúa como un agujero negro que se traga todo el talento y riqueza del resto de provincias. Alemania ha evitado esto de manera muy sabia. Creo que le interesará a @Vanu Gómez. (Ojo, algunos gráficos sólo se pueden ver accediendo el enlace original.)
  7. Por lo visto hay una corriente en internet que defiende el conservadurismo al viejo estilo. El conservadurismo de un Maura o de un Calvo Sotelo. No sé qué pensar. Son tres o cuatro personas a lo sumo, pero parecen tener cierta formación que en otros sectores no existe. Una de las cosas negativas que he observado es que apoyan a Trump y que están obsesionados con la política estadounidense. Pero defienden algunas cosas positivas; por ejemplo, la crítica contra los libertarios que traigo aquí está bien fundamentada y creo que merece la pena leerse con detenimiento, aunque no comparto algunos aspectos. Siempre me ha parecido que hay un error de fondo en el conservadurismo clásico, y es seguro que no me voy a hacer conservador, pero de todas formas parece que estas ideas son bastante más dignas que las que actualmente triunfan en la derecha, importadas de otras latitudes. ¿Habría que darle una oportunidad a este tipo de conservadurismo a la vieja usanza? No lo sé. De momento dejo el artículo en el que se muestran contrarios a la "ola libertaria", marcando en negrita los párrafos que me parecen más acertados.
  8. El otro día terminé el libro Política de la familia, de Ferdinando Loffredo, un intelectual fascista que en la posguerra trabajó desde la Acción Católica. El libro es muy recomendable para toda persona que esté interesada en reactivar la natalidad española, pues aborda todas las cuestiones esenciales, desde la Religión hasta el feminismo. Siempre que leo algún libro anoto referencias que luego investigo en internet, pues generalmente me dan pistas útiles sobre multitud de temas. En esta ocasión la investigación me ha llevado por algunos derroteros que creo interesante compartir con vosotros antes de que se pierdan en mi memoria. Tenemos la idea de que la eugenesia es una cosa más bien de derechas. Un profesor de demografía recoge así la historia de la eugenesia en España [introduzco algunas notas en rojo]: El último párrafo no dice la verdad y si lo cito es por no mutilar el escrito. Este profesor de demografía es progresista y, como tiene mala conciencia por la responsabilidad del progresismo en la eugenesia y en los subsiguientes genocidios, se ve obligado a añadir este párrafo final según el cual el franquismo habría continuado con la eugenesia. Primero, se confunde al hablar de César Vallejo Nájera. El tan mentado doctor se llama Antonio, no César, y a poco que uno lea su obra "Eugenesia de la Hispanidad" se da cuenta de que lo que propone en realidad es una antieugenesia. Esto era muy común en la época: se utilizaba el nombre de eugenesia para cosas que, según la perspectiva actual, no son eugenesia. La Iglesia, por ejemplo, decía que la mejor eugenesia era la moral católica. Pero bueno, este tema se puede tratar aparte si alguien tiene dudas. El caso es que tenemos varias realidades comprobadas: Las ideas eugenésicas son introducidas en España por sectores progresistas. Las defienden muy especialmente anarquistas, republicanos y socialistas. Las derechas se oponen radicalmente. Los únicos periodos en los que las que el eugenismo es reprimido son la Dictadura de Primo de Rivera y la de Franco, es decir los dos únicos periodos en que la sociedad y la política giran hacia la derecha. La democracia -y esto no lo cuenta el profesor de demografía- rehabilita la eugenesia con el aborto eugenésico y la esterilización de deficientes. Queda claro que el eugenismo es una idea progresista y no hay ningún estudioso académico serio que discuta el hecho, aunque algunos lo intenten minimizar, como nuestro profesor de demografía, inventando una falsísima eugenesia franquista. En el caso del racismo, el origen progresista e ilustrado también está claro para muchos estudiosos de prestigio, pero pesa mucho la idea de que el racismo sería una cosa de derechas por las asociación que todos hacemos con el régimen nacionalsocialista. Por ello, es algo más difícil encontrar estudios académicos en español que expongan esta raigambre progresista del racismo. Y sobre todo al público general le choca mucho la idea de que el racismo pueda ser algo de izquierdas. Veamos si puede aportar alguna luz esta reseña de un libro sobre el hispanomericanismo durante la Restauración: Tres conclusiones que se pueden extraer de aquí: El "Día de la Raza" lo instituyó el liberalismo de la Restauración y lo mantuvo sin problemas la Segunda República. Es Franco el que lo cambia al "Día de la Hispanidad" con el aplauso de la Falange y de las derechas, que veían ese término mucho más adecuado. Los derechoides que se aferran a la primera denominación quedan retratados en su ignorancia. Quienes empiezan con los discursos raciales son los progresistas, entre ellos los krausistas, pues parten de la misma concepción naturalista y biologicista del hombre que da lugar a la eugenesia. El progresismo está en el origen de todas estas ideologías que reducen al hombre a la animalidad. Los conservadores y los reaccionarios de la época se oponen a esa interpretación racial. Los reaccionarios, como Menéndez Pelayo, exaltan la latinidad española frente a la raza germana, que asocian -con razón- al progresismo y a la barbarie. Habría mucho que hablar sobre estos temas. Y se podrían poner muchos más ejemplos. Pero de momento expongo estos breves apuntes para explicar la raigambre progresista de algunas ideas que hoy han asumido las derechas. Esta publicación ha sido promocionada como artículo
  9. Muy interesante la discusión mantenida aquí. Muchas personas estamos en una situación parecida a la de Inés: es el signo de nuestra generación. El sistema está montado de tal forma que es muy difícil formar matrimonios duraderos. Son muchas las trabas y, de todas formas, las personas que tienen la posibilidad de casarse en su mayoría eluden el compromiso o lo postergan hasta que ya no es posible tener hijos. Conozco cientos de casos. De mis amigos, los pocos que han contraído matrimonio lo han hecho con mujeres extranjeras, pero de todas formas apenas han tenido hijos. A veces pasa que los se quieren casar no encuentran pareja o no son muy "cotizados" en el ámbito femenino, mientras que a los que no tienen ninguna voluntad de casarse no les faltan parejas sucesivas o incluso simultáneas. En un hilo hablé de la soledad del varón occidental, pero no debemos caer en el error de creer que es un problema que sólo afecta a los varones. También hay mujeres excelentes que están teniendo dificultades para contraer matrimonio con una persona que las quiera. La sociedad, toda la sociedad, está del revés. Sería complejo analizar este problema en su conjunto y de momento no me atrevo a hacerlo. Sí diré que, además del alejamiento de la Religión y de la orientación contranatura que va adquiriendo la sociedad occidental, en mi opinión juega un papel importante el igualitarismo absoluto de los sexos. También la incomunicación brutal a la que nos aboca este mundo cada vez más digitalizado, donde resulta fácil comunicarse con una persona a miles de kilómetros, a la que no conoces, pero en cambio muy difícil comunicarse con vecinos, compañeros de trabajo y personas del entorno más cercano. Le agradezco a Inés que nos haya contado su experiencia en este foro. No es fácil hablar de estas cosas personales y hay que agradecerle que las haya compartido con nosotros. Lleva razón Inés en que no se puede forzar un matrimonio si los diversos candidatos que van apareciendo no suscitan en nosotros "algo". Yo no diría tanto como el "enamoramiento" del que habla Inés (que a veces es difícil encontrar y que muchas personas afirman no haber sentido jamás), pero la persona con la que contraigamos matrimonio debe al menos resultarnos atrayente por algún motivo (no necesariamente físico) o debe suscitar "algo" en nosotros. En otras etapas de la historia quizá esto no sería un requisito fundamental: algunas parejas se casaban sin apenas conocerse y se enamoraban después del matrimonio. Pero en el contexto actual, radicalmente distinto del de entonces, parece imposible adoptar ese enfoque y en todo caso sería como jugar a la ruleta rusa. El soltero puede servir a Dios de muchas formas. Así que no hay que apurarse por eso. De todas formas, le comento a @Inés, en línea con lo que ha explicado @Lidia , que el tener 33 años no es razón para tirar la toalla. De hecho, en España lo raro es que se contraiga matrimonio antes de los 35 años. Sí, sé que lo que ocurre en España no es lo óptimo, pero lo comento para que Inés vea que su caso no es raro y que en cualquier momento puede surgir una persona inesperada con la que queramos contraer matrimonio y que a su vez nos corresponda. Dios dirá. Mientras tanto, procuremos tejer lazos con las personas de nuestro entorno y no nos encerremos en nuestro caparazón: estemos abiertos al "otro".
  10. Ahora que se cuestiona la Monarquía imperfecta (o, si lo preferís, seudomonarquía) que hay en España y que hay grandes fuerzas empeñadas en cambiar el régimen a una República, creo interesante dar a conocer los argumentos por los que muchas personas en el pasado consideraron que la monarquía, como forma de gobierno, era preferible a la república. Por lo general son argumentos muy poco conocidos. Lo natural es que la gente joven, de izquierdas o de derechas, crea que el régimen más razonable es una república y considere a la monarquía una institución irracional y anticuada que no tiene ninguna virtud intrínseca. En este hilo publicaré artículos que traten de explicar la razón de ser de la monarquía y cuáles son sus virtudes frente a la república. No se trata tanto de la encarnación actual de la monarquía en Felipe VI, muy imperfecta, sino de la monarquía como forma de gobierno atemporal. Creo que es necesario dar a conocer los argumentos que antaño esgrimían los monárquicos a las nuevas generaciones. Porque nadie se ha molestado en explicarles a estas nuevas generaciones por qué la monarquía puede llegar a ser un sistema más racional y eficiente que la república. Empiezo recogiendo dos artículos publicados por un columnista de Ahora Información. Aunque el director de esa publicación carlista, y otros de su misma formación política, se han mostrado favorables a la caída de la monarquía con argumentos de lo más chocarreros, hay un columnista, Iván Blanco, que viene escribiendo una serie de brillantes artículos en los que expone las virtudes de la monarquía como forma de gobierno. Reúno estos dos primero artículo y señalo en negrita los que a mi juicio son los pasajes más acertados.
  11. Hispanorromano

    historia El complotismo antijesuitico

    Dejo una entrevista antigua a un historiador francés que resulta interesante, aunque contiene algunas afirmaciones cuestionables:
  12. Geopolica.ru (la página de Dugin) ha publicado un artículo de Jean Meyer sobre el complotismo antijesuítico. Jean Meyer es un historiador serio, aunque un tanto sesgado a favor de la iglesia ortodoxa. El artículo habla sobre las teorías de la conspiración que ponen a los jesuitas a la cabeza del complot. Parece que uno de los orígenes de esta teoría del complot es Rusia y por ello el artículo se centra en ese país, pero también menciona a otros países europeos, como Francia, donde la izquierda y la derecha se unen contra los jesuitas. El artículo está bastante embrollado y a veces no se distinguen las citas del propio texto, pero aborda cuestiones muy interesantes que procuro marcar en negrita. Al final comento un par de cosas. Ni Khomiakov, ni Ambrosio son un fenómeno aislado; no son "un cometa caprichoso en el ciclo de los astros de la ortodoxia". Tampoco Dostoyevski (1821-1881), a quien podemos considerar como su alumno. Veinte años después de la guerra de Crimea, en 1873, siente que el papa Pío IX sigue animado por el odio latino de monseñor Sibour contra la ortodoxia: El tema de la conjura católica lo he tratado ya ampliamente [...] el quid de los acontecimientos actuales en toda Europa está en la conjura católica. ¿De dónde procede ese ánimo belicoso que raya en pasión y lleva al catolicismo incluso a defender a la ortodoxa Turquía contra la cismática Rusia? [...] Ni en Inglaterra, ni en Hungría existen hoy enemigos tan acérrimos de Rusia como estos belicosos clericales. No ya algún prelado, sino el Papa mismo ha hablado con alborozo del triunfo de los turcos y profetizado un porvenir pavoroso para Rusia. Ese anciano moribundo que todavía se llama jefe de la cristiandad no ha tenido reparo en confesar públicamente que las victorias de los turcos le producen siempre alegría. Tan tremendo odio resulta comprensible en cuanto se reconoce que el catolicismo romano está haciendo efectivamente la guerra.15 En septiembre de 1877, en su Diario de un escritor, los acontecimientos balcánicos le inspiran estas reflexiones: la guerra contra Turquía es por la verdadera cristiandad y Rusia, como el Cristo de las naciones, se sacrifica de manera desinteresada por los búlgaros, los serbios y todos los eslavos del Sur: El camino empieza en Roma, y arranca del Vaticano, donde el anciano moribundo, el jefe de los jesuitas que lo rodean, hace ya mucho tiempo marcó ese derrotero. Al plantearse la cuestión de Oriente, comprendieron los jesuitas enseguida que había llegado el momento propicio [...] Pero la parte esencial de la lucha consistirá en que con ella se resolverá el milenario problema católico, viniendo a ocupar su puesto, por voluntad de la providencia, el cristianismo oriental.16 En marzo de 1876 trata de Roma, del papa y de sus jesuitas en "Fuerzas moribundas y fuerzas nacientes": ¿Y no nos hemos llevado con el catolicismo las más increíbles sorpresas? De pronto, cuando le hizo falta, vendió a Cristo por los bienes terrenos y estableció el dogma de que "el cristianismo no puede subsistir sin el poder temporal del Papa", creando así un nuevo Cristo, que ya no se parece nada al antiguo y que ha cedido a la tercera tentación demoníaca, la del poder mundano: "¡Todo esto te daré si me adoras!" [...] Es la resurrección de la antigua idea romana del imperio del mundo, que nunca morirá en el catolicismo romano [...] De esa suerte se ha consumado el trueque del verdadero Cristo por un imperio profano. Y en el catolicismo romano se cumple verdaderamente.17 Por eso Dostoyevski puede hablar del "Cristo ruso", ortodoxo, como el verdadero Cristo, y considerar que los rusos que pasan de la ortodoxia, de la única y verdadera Iglesia, a la confesión romana, la del papa y de sus jesuitas, consuman una monstruosidad imperdonable y dejan de ser rusos. Shatov, en Los demonios, recuerda a Nikolai Stavroguin que dijo: "quien no es ruso ortodoxo, no puede ser ruso". El zar Nicolas II no había dicho otra cosa. El príncipe Gagarin y El Idiota En junio de 1876 , Dostoyevski recuerda con tristeza, en el Diario de un escritor, que los rusos en el extranjero se distinguen o por su liberalismo y su adhesión a las izquierdas y extremas izquierdas, o bien se convierten en unos conservadores europeos auténticos, al grado de convertirse al catolicismo. Los define como "los más consumados negadores de Rusia [...] destructores, enemigos de Rusia". Y así nos encontramos con dos tipos de ruso civilizado: el europeo Bielinskii, que a la par que niega a Europa, se acredita de ruso en altísimo grado, y el auténtico noble ruso, príncipe de Gagarin, que luego de volverse europeo estimó necesario no sólo convertirse al catolicismo, sino hasta meterse a jesuita. ¿Cuál de los dos es el mayor enemigo de Rusia? ¿Cuál de los dos se conservó más ruso? [...] no hay ruso alguno que se vuelve seriamente europeo como conserve aunque sólo fuere un pizca de ruso.18 "El auténtico noble ruso": efectivamente, Iván Gagarin (1814-1882), hijo del príncipe Gagarin y de Barbara Pushkin, pertenecía a una de las mejores y más antiguas familias de Rusia, cuyo linaje remontaba a Riurik, el fundador de la primera Rus, por los príncipes de Starodub-Vladimirski. El jefe de los Gagarin (décima séptima generación después de Riurik) fue el príncipe Mijaíl "a" Gagara...Iván, el futuro jesuita, era amigo de Piotr Chaadaev, Alexander Pushkin, Dolgorukov, Saltykov, Samarin, Volkonskii, algunos de los mejores espíritus de Rusia; hizo una carrera diplomática en Europa, entre 1833 y 1842 y su Diario cubre dichos años, hasta su entrada en la Iglesia católica: doble traición, a Rusia y a la verdadera Iglesia. En una carta a Maikov, Dostoyevski afirma que "quien pierde a su pueblo y a su espíritu nacional, pierde la fe de sus padres y a Dios [...] Toda la misión de Rusia se resume en la ortodoxia, en la luz que viene de Oriente".19 Por eso le perturba tanto el "renegado" Gagarin, que aparece en El Idiota, como Pavlischev. El príncipe Mishkin se horroriza al saber que su admirado Pavlischev "abrazó el catolicismo". ¿No es aquel Pavlischev quien tuvo una historia singular?...con un abate...el abate...olvidé su nombre, pero eso hizo mucho ruido dijo el "dignitario", esforzándose para recordar. El abad Gouraud, un jesuita, respondió Iván Petrovich. Sí, ¡ahí están nuestros hombres admirables y dignos de estima! Sin embargo, Pavlischev tenía nacimiento y fortuna, era chambelán y... se hubiera mantenido en el servicio... pero de repente abandona sus funciones y todas sus relaciones para abrazar el catolicismo y hacerse jesuita. Lo hizo con entusiasmo y casi con espectáculo. Francamente murió a tiempo... sí, todo el mundo lo dijo entonces... El príncipe no se aguantó más. Pavlischev... Pavlischev ¿converso al catolicismo? ¡Imposible! Gritó en un tono de espanto. [...] dijo el viejito en un tono importante; además esa gente tiene una manera de predicar que tiene tanta... elegancia, tanta personalidad... y saben asustar. Me asustaron, lo confieso. Fue en 1832, en Viena; pero no sucumbí, huí,¡ha! ¡ha! Palabra de honor, tuve que huir. Pavlischev era un hombre de claro ingenio y un verdadero cristiano -dijo de pronto el príncipe-. ¿Cómo podía aceptar una fe que no tiene nada de cristiana? El catolicismo -agregó con ojos chispeantes, mirando alrededor como si tratara de ofuscar a todos a la vez- no es más que una fe no cristiana. -Bueno, eso ya es ir demasiado lejos- musitó el pequeño viejo, mirando sorprendido a Iván Fyodorovich. ¿Cómo puede ser el catolicismo una religión no cristiana? -En primer lugar, es una religión no cristiana- dijo el príncipe de nuevo, con gran agitación y excesiva vehemencia. Eso en primer lugar; en segundo lugar, el catolicismo romano es incluso peor que el ateismo... ¡ésa es mi opinión! El ateismo sólo predica la negación, pero el catolicismo va más allá; predica un Cristo deforme, un Cristo al que ha calumniado y difamado, ¡lo contrario de Cristo! ¡Predica el Anticristo, juro y aseguro que así lo hace!... no es ni siquiera una religión, sino claramente una continuación del Sacro Imperio Romano, y todo en él se supedita a esa idea, empezando por la fe misma... ¡No, señor, no! No es sólo una cuestión de teología, se lo aseguro. Nos afecta mucho más cerca de lo que usted supone... Es necesario que nuestro Cristo brille en oposición a las ideas venidas de Occidente, nuestro Cristo, conservado por nosotros y desconocido de ellos. Y hacerlo, sin caer pasivamente en el lazo que nos tienden los jesuitas.20 En sus Apuntes, Dostoyevski escribe que Palischev es Gagarin y que el abad Gouraud es el jesuita De Ravignan, quien tuvo un papel importante en la decisión del príncipe. Afirma que Gagarin "odia, no las condiciones en Rusia, sino al pueblo ruso". En cuanto a los jesuitas... en mayo-junio de 1877, Dostoyevski les dedica el párrafo IV en Diario de un escritor, intitulado "El ejército negro.-La opinión de las legiones como nuevo elemento de civilización". A propósito del Kulturkampf llevado por Bismarck contra la Iglesia católica, profetiza que "este ejército negro declarará sencillamente la guerra a Alemania en el momento crítico". Imagina a los jesuitas manipulando a Francia contra Alemania: "Saben que de vencer Francia, serán los dueños de todo y podrán enquistarse allí para siempre". Pero los jesuitas revolucionarios no proceden de un modo legal, sino desusado. Este ejército negro está fuera de la Humanidad, fuera de la civilización y se gobierna a él solo. Es un status in statu, es el ejército del Papa que sólo ansia el triunfo de su idea... aunque se hunda todo lo demás, si se atraviesa en su camino; aunque perezca todo lo que no esté con él: ¡cultura, humanidad, ciencia! De fijo que aspiran a fundir de nuevo a Francia en un molde nuevo y definitivo [...] para luego darle una Constitución nueva que haya de estar siempre bajo la tutela jesuítica.21 En septiembre de 1877, Dostoyevski trata otra vez del Kulturkampf y dice que Roma prepara una contraofensiva para que Bismarck no reduzca al papa de soberano universal a mero patriarca europeo. Como la cuestión de Oriente se atraviesa justo en aquel momento (guerra ruso-turca a propósito de Bulgaria), teme que el papa y su ejército negro se aprovechen de la crisis : "Y aunque Europa entera haya de anegarse en torrentes de sangre... ¿qué importa? En cambio, triunfará el Papa... lo que para el romano vicario de Cristo es todo". Otra vez el tema de la conjura católica.22 En octubre del mismo año, le dedica el capítulo III de su crónica a "Los clericales romanos en Rusia" y denuncia la "inclinación de los polacos hacia los turcos y su secreto anhelo de agravar la situación de Rusia mediante la agitación revolucionaria". Considera "chocante" y "odiosa" esa actuación de "cierto partido que desde el interior de Rusia" trabaja de acuerdo con los enemigos de Rusia. "Hay no pocos elementos romano clericales que se ocultan bajo distintos ropajes. Hoy ya está enterado y escribe todo el mundo de la conjura clerical mundial... la conspiración vaticanista". La noticia de la candidatura del cardenal Ledochovski, "que, naturalmente, es polaco", para la sede pontificia le parece confirmar la existencia de "la conjura clerical": "luego de elegido papa, sólo se preocuparía de la existencia de su Polonia".23 En noviembre de 1877, desarrolla la idea de que los herejes latinos son peores que los paganos porque Roma "falsea a Cristo". "El catolicismo vendió a Cristo al bendecir a los jesuitas y aprobar su máxima de que el fin justifica los medios. Toda la doctrina cristiana la ha empleado exclusivamente en la adquisición de bienes terrenales y el logro de la soberanía del mundo".24 En su última obra, Los hermanos Karamazov, los jesuitas siguen presentes, aun cuando el Gran Inquisidor de la leyenda escrita por Iván no es un discípulo de Ignacio de Loyola. Tanto el P Dirscherl S.J. como Fülöp-Miller subrayan que el inquisidor tiene todas las características del jesuita arquetípico de Dostoyevski. Por eso Fülöp-Miller no duda en decir que el gran escritor es "el mayor enemigo que haya surgido contra la Sociedad de Jesús desde Pascal... porque consideraba a los jesuitas como los representantes más importantes del espíritu católico, hombres que por su sabiduría mundana, su hábil dialéctica y sistema ético fueron los primeros en dar armas espirituales a la sed católica de poder".25 En Los hermanos Karamazov, el autor da forma al material acumulado durante los siete años del Diario, sobre el tema del catolicismo y del jesuitismo. Así, en la novela, Iván Karamazov publica un artículo muy comentado sobre la Iglesia y el Estado en el cual afirma que Roma ha dejado de ser una Iglesia, al convertirse en Estado hace mil años: "No es simplemente ultramontanismo, ¡es archi ultramontanismo! ¡Más allá de los sueños del papa Gregorio VII!"26 Y el padre Paisii de comentar: "Eso es Roma y sus sueños. Esa es la tentación del tercer diablo". Ese diálogo, en el cual Dostoyevski ordena su visión de la Iglesia católica, es, de cierta manera, el preludio al "poema" del Gran Inquisidor.27 Aliosha Karamazov reacciona con emoción a lo que su hermano hace decir al Inquisidor: que los papas han tomado la espada de César para asumir el poder sobre toda la tierra: "Eso es aplicable a Roma, y aun así, no a toda Roma; [...], los peores católicos son los inquisidores y ¡los jesuitas![...] ¿Conoces a los jesuitas? [...]Ellos no son otra cosa que el ejército de Roma para el futuro universal imperio terreno, con un emperador..., el pontífice romano". Iván, al despedirse de Aliosha menciona al "catolicismo romano con sus ejércitos y sus jesuitas", antes de decirle: "¡No pensarás tú que yo me voy a ir ahora allá con los jesuitas para sumarme a ellos, los que han corregido las proezas de Él!"28 No haría lo que el otro Iván, el príncipe Iván Gagarin. Ponerse al servicio del Anticristo. El Anticristo en la cultura rusa Cesare G. DeMichelis demostró en 1988 que en la tradición cultural rusa, desde la visita del jesuita Antonio Possevino, hasta los tiempos soviéticos, se identifica al Adversario con la imagen del papa y de su representante y mejor soldado: el jesuita. A la hora de la Unión de Brest, a fines del siglo XVI, surge esa versión del papa-Anticristo que retoman, a principios del siglo XX, personajes tan diferentes como D. Merejkovskii, A. Lunarcharskii o N. Bujarin. El 7 de marzo de 1930, Nikolai Bujarin publicó en Pravda un artículo: "Finansovii kapital V mantii papy", o sea "El capital financiero debajo del manto del papa". Según Stephen Cohen, este alegato histórico bien documentado contra los papas, la Inquisición y los jesuitas, desarrollaba una sutil analogía entre la obediencia absoluta impuesta por la Compañía de Jesús y el stalinismo.29 O sea, Stalin como "papa-anticristo" y la OGPU como la orden jesuita... Alguna vez, alguien le había preguntado a Lenin si, al fundar el Partido, no se había inspirado en Ignacio de Loyola, y en 1920 Evguenii Zamiatin en su obra teatral Ogni sviatogo Dominica (Los fuegos de Santo Domingo) había evocado a la Cheka bajo la forma de los jesuitas. DeMichelis señala cómo, en febrero de 1582, cuando el P. Possevino S.J. regresaba a Moscú, los mercaderes ingleses residentes en la ciudad entregaron al zar Iván un panfleto protestante sobre el "papa-anticristo". Possevino cuenta cómo ciertos ingleses, "totalmente herejes", habían sugerido al zar "maldades sobre el Pontífice Máximo" que tuvo que refutar durante su debate público con Iván el Terrible, en el Kremlin.30 Fue la Unión de Brest (1596), con la agravación consecuente del antagonismo entre las Iglesias y las eternas guerras entre Rusia y Polonia, la que popularizó el tema del "papa-anticristo" y lo grabó con la ecuación católico-jesuita-polaco en las mentalidades, en el inconsciente colectivo ortodoxo y ruso.31 Con toda razón DeMichelis puede afirmar que "este proceso complejo, a la vez histórico-político, histórico-militar y religioso-cultural, tiene una importancia decisiva en la evolución de la temática".32 Dicha temática no ha desaparecido del todo en 2014, por lo menos, en ciertos círculos de la Iglesia Ortodoxa de Rusia. El grueso libro La ortodoxia y el cristianismo occidental. Manual para los seminarios y escuelas conciliares, publicado en 1995 por la Academia Religiosa Moscovita se hace eco de la "maquinación jesuita", latina y romana. La memoria ortodoxa, agraviada y dolida, no ha olvidado nada, ni el abominable saqueo de Constantinopla en 1204 por los cruzados, ni el Falso Dimitri y sus jesuitas polacos, y se indigna al ver como los jesuitas polacos organizan, después de la desaparición de la URSS, la provincia rusa de la Compañía de Jesús.33 La Iglesia católica con sus jesuitas, por ser el adversario histórico y más antiguo, cristaliza en forma admirable, todas las angustias y fobias de la Iglesia Ortodoxa Rusa. La "maquinación jesuita" Antes de que apareciera el mito de los Protocolos de los Sabios de Sion que pretendían dominar al mundo, después del mito de los templarios y de los rosacruces, pero antes del mito de la conspiración masónica, nació el mito incombustible del complot jesuítico. Desde los primeros días, en tiempos de su fundador, la Compañía de Jesús despertó sentimientos ambivalentes de admiración y odio, reverencia y aversión, a los cuales se mezclaron la malicia y la calumnia. Como botón de muestra está el famoso apócrifo, Monita secreta Societatis Jesu, publicado por primera vez en Cracovia en 1614, por un supuesto sacerdote de nombre Heronym Zahorowski. No tuvo mucha difusión en el siglo XVII, pero conoció ulteriormente gran fortuna: traducido al español en 1712, al francés en 1719 como Instructions secretes, al inglés en 1723, fue utilizado por el parlamento francés en su ofensiva contra los jesuitas en la segunda mitad del siglo XVIII, y también por los enciclopedistas. Publicado en España en 1881, ha sido reeditado en Oviedo en 2000 con el título ¡Pobres Jesuitas! Monita secreta o instrucciones reservadas al lector. Por cierto, Yuri Samarin, en sus cartas contra los jesuitas, cita a las Monita.34 El motivo oficial de su expulsión de Francia en 1762 era que constituían un Estado en el Estado y bien podrían destruir la monarquía. En el artículo Jesuitas de la Enciclopedia, D'Alembert les atribuye todos y cada uno de los asesinatos e intentos de asesinato de varios reyes de Francia. Nicolas de Bonneville publica en Londres, en 1788, Les Jésuites chassés de la Maçonnerie et leurs poignards brisés par les Maçons; el autor señala que "hoy, como bien se sabe, hay jesuitas en Rusia, Suecia y Dinamarca". En el siglo XIX coinciden curiosamente denuncias de derecha y de izquierda: así, ciertos contrarrevolucionarios pensaban que la revolución francesa era la obra del complot jesuita internacional; que los jesuitas querían destruir a los reyes y la sociedad para asegurar su poder. En la casa de enfrente, Jules Michelet y Edgar Quinet atribuían, en 1843, la restauración de los Borbones en 1815 al complot jesuítico. Esos dos autores pensaban que la Compañía de Jesús había tendido sus redes sobre el mundo entero y que, al servicio de una autoridad supranacional, el papado, funcionaba como un verdadero ejército para hacer una guerra a muerte a la república y al progreso. La misma monarquía de Julio combatió a los jesuitas por su apoyo a los legitimistas. En 1844-1845, Eugenio Sue popularizaba el mito del aquel complot en su Le Juif errant.35 La lógica de la teoría del complot es que encuentra un sentido a la Historia y, además, sirve a intereses políticos evidentes de movilización y radicalización del combate político. Hitler lo dijo sin tapujos en Mein Kampf: "El arte de sugerir al pueblo que los enemigos los más dispares pertenecen a la misma categoría es el hecho de un gran jefe". En cuanto a Charles Maurras(1868-1952), el fundador de la Action Française, lanzó el mito del Complot des Quatre Etats confédérés (protestantes, masones, judíos y métèques), mito adoptado con entusiasmo por todos los que colaboraron con los nazis, en la Francia ocupada del mariscal Pétain. Hoy en día, la red está saturada por textos que mantienen la mitología negra de la Compañía de Jesús. Como botón de muestra, están los textos del activísimo Eric Jon Phelps, autor norteamericano de Vatican Assasins. The Diabolical History of the Society of Jesús, libro enorme publicado por cuenta del autor en 2001 y otra vez en 2004. Entre los crímenes que atribuye a los jesuitas se encuentra el asesinato del presidente Kennedy. Hoy en la red, afirma que el gobierno de Washington está controlado por ellos: Vean como el gobierno americano utiliza su poderío militar, político, financiero para mantener el poder temporal del Papa. No solamente en Haití -Aristide era un peón completo del Papa y de la Orden de los jesuitas-, en todas partes. Rusia es otro ejemplo [...] Israel también. Rothschild controla a los judíos, su familia tiene una alianza con el general de los jesuitas desde 1876. Así Roma controla al gobierno israelí. Lo controla a través del Mossad [...] Lo que no saben los musulmanes es que son utilizados por los jesuitas para reconstruir su propio templo en Jerusalén. Les gustaría tenerlo reconstruido para el Papa, para que pueda sentarse en el y ser el Anticristo del libro de Daniel, capítulo 9. Es lo que veo venir. ¡Hasta los encuentra detrás del "naufragio del Titanic, con la creación de la White Star Line, JP Morgan y demás". Y termina diciendo, como Dostoyevski y ciertos ortodoxos del siglo XXI, que los jesuitas son ateos.36 "Estos documentos nos explican lo que se esconde detrás de esta dominación mundial de los jesuitas, el porqué de tal maquinación bárbara y oculta por parte de los jesuitas que controlan la Masonería y que no reconocen más autoridad que el Vaticano y el imperio de Roma y Jerusalén como gobierno mundial". Así empieza un largo texto intitulado L'Ordre des Jésuites. Illuminés! Star Warspour le Reich. Le Pape qui est soumis à l'Ordre des Jésuites, un Ordre occulte qui siège au Vatican. El lector descubre, entre otras maravillas, que Abraham Lincoln fue asesinado por los jesuitas, y también Malcolm X, quien luchaba contra el aliado de los jesuitas, Martín "Lucifer" King... "Desde 1868 ellos controlan los Estados Unidos". Concluye con las Monita secreta de 1614.37 Se cierra el círculo. En Rusia hoy El jesuita Constantin Simon empieza su artículo "How Russians See Us: Jesuit-Russian Relations Then and Now" con la anécdota siguiente encontrada en Izvestia del 26 de mayo de 1994: el periodista Alexei Chelnokov se topa con jóvenes neonazis moscovitas y los entrevista; para que entienda bien sus actividades, uno de ellos le explica: "No somos un partido político. Más bien somos una antigua orden religiosa jesuita".38 Tal cual. Precisamente en estos años, la Iglesia Ortodoxa de Rusia se quejaba del "proselitismo" realizado por los "misioneros" católicos, en general, y por los jesuitas, en particular. La cultura soviética no había mejorado para nada la idea que los rusos podían tener de los jesuitas, si uno recurre a la definición de la palabra "jesuita" ofrecida por el muy oficial diccionario de la Academia Soviética de Ciencias, Slovar sovremennogo russkogo iazika (Diccionario de la lengua rusa contemporánea): "un miembro de una orden religiosa católica, una organización eclesiástica militante, sirviendo de baluarte al papa y a la reacción". El artículo cita a Herzen: "los jesuitas, estos siniestros monjes-soldados, guardianes de la frontera entre el papismo y la Reforma". Las definiciones, en el mismo diccionario, de "jesuitismo", "jesuítico" y otros derivados no difieren de las correspondientes en un diccionario francés o español: "hipocresía, doblez, astucia, traicionero". El historiador soviético D.E. Mijnevich, en su libro Ocherki iz istorii katolicheskoi reaktsii (iyezuity) (Ensayo sobre la historia de la reacción católica-jesuitas), define desde la primera página a la Compañía de Jesús como "el baluarte de la más negra reacción, del oscurantismo más inveterado, de la inmoralidad más sucia". Pero para aquellos jóvenes neonazis, los jesuitas formaban una organización secreta e internacional de conspiradores militantes y agresivos, algo como los caballeros Templarios, o Teutónicos, monjes-soldados para los cuales todos los medios eran buenos, empezando por la violencia. He encontrado en Ogoniok y en Komsomolskaya Pravda, entre 1992 y 1995 predicciones alarmistas tan pronto como llegaron noticias que los jesuitas polacos desembarcaban en Moscú: ¡Eran dos, nada más! Fue suficiente para que se anticipara que pronto una red de colegios jesuitas iba a cubrir Rusia, ofreciendo además de una escolaridad gratuita, desayuno y comida. Una periodista, presumiendo haber realizado trabajo de archivo, anunció que por la quinta vez en la historia la Sociedad estaba a punto de conquistar el sistema educativo ruso. En 1994, el obispo de Magadan denunciaba la presencia de seiscientos jesuitas, repartidos en toda la Federación de Rusia: eran en aquel entonces menos de treinta. "Por la quinta vez"...No sé si Svetlana Kirillova empezaba su conteo a partir del P. Antonio Possevino S.J., pero la memoria amarga del clero ortodoxo tiene registrado cada uno de los desencuentros, para no decir más, entre la "latinidad" y la ortodoxia. No olvida ni perdona que, en el siglo XX, Roma haya esperado, en palabras de un jesuita, "la conversión prometida, que tanto anhelamos, de esa Rusia a la que Nuestra Señora ha tomado a su cargo", según lo anunciado en Fátima en 1917;39 conversión que con la caída del zar pareció muy próxima para ciertos dirigentes católicos, ilusionados con la idea de que un concordato podía ser negociado con los bolcheviques. Entraron en escena dos jesuitas, el estadounidense Edmund A. Walsh, miembro de la American Relief Administration y director de la misión vaticana, misiones que combatían la hambruna en la URSS, en 1922-1923, y el francés Michel d'Herbigny, jesuita de todas las confianzas del papa Pío XI. Especialista de las relaciones entre la Iglesia católica y la ortodoxa, el obispo d'Herbigny manifestó una soberana torpeza, típicamente europea y romana, que llevó la empresa al desastre. Subestimó trágicamente, durante varios años, la hostilidad del régimen contra la religión en general y creyó que la ruina de la Iglesia ortodoxa abría las puertas a su Iglesia. En 1926, había mandado a dos jesuitas para abrir un seminario en Odessa. Luego los obispos que consagró fueron arrestados y en 1929 comprendió su error. Sus labores dejaron en los ortodoxos la convicción de que Roma había intentado de manera maquiavélica tomar el lugar de la Iglesia ortodoxa, precisamente cuando Lenin, luego Stalin la estaban destruyendo de diversas maneras.40 Todo esto dejó un pesado contencioso con la Iglesia ortodoxa de Rusia, que ni el Concilio de Vaticano II, ni la famosa Ostpolitk de Pablo VI lograron liquidar. Después de la segunda guerra mundial la Revista del Patriarcado de Moscú, Pravda, Literaturnaya Gazeta y demás diarios y revistas soviéticas siguieron su doble línea política y religiosa, denunciando la política del Vaticano como una "traición permanente de los principios del cristianismo" y como una empresa "colonialista". Así en el número de noviembre de 1960, la revista del Patriarcado publicó un largo artículo de A.F. Shishkin sobre "El Vaticano y su lucha por la paz, la amistad entre los pueblos". Según Shishkin, la historia de la Iglesia romana manifiesta la inutilidad de los intentos del Vaticano por justificar la actividad no eclesiástica de la Curia romana invocando motivos de orden religioso y moral [...] El catolicismo político no pone en práctica la enseñanza cristiana del amor a la paz y al prójimo [...] La actividad política del Vaticano en los últimos cincuenta años sirve intereses no eclesiásticos. Más adelante exponía que esa plaga, el catolicismo político, seguía royendo a los papas, los cardenales y "al cuerpo de la Iglesia católica romana. Se manifiesta en la primera y la segunda guerra mundial y en su apoyo a la 'guerra fría'". Concluía que "con la bendición del papa Juan XXIII la prensa católica no ceja en su lucha sistemática contra los movimientos de liberación de los pueblos coloniales y la idea de coexistencia pacífica". El "colonialismo" del Vaticano era uno de los temas preferidos de la propaganda soviética que denunciaba las actividades de los "misioneros" católicos y en especial de los jesuitas. Literaturnaya Gazeta de enero de 1961 dice, a propósito de los jesuitas, que "la rapacidad gana a la Iglesia católica. Sus políticos en sotana se lanzan en las aventuras más arriesgadas y desesperadas. Cuando el colonialismo vive sus últimos días, cuando nada puede salvar al orden antiguo, blandiendo la cruz, ellos llaman a sus antiguos esclavos a obedecer". No hay diferencia entre la prensa ortodoxa y la comunista. En 1962, el historiador L. Vyshnevskii escribe en su libro La Unión de Florencia y el destino histórico de Rusia un párrafo que se llama "De los planes antirrusos del Vaticano y de sus fieles sirvientes, los Jesuitas".41 El mismo afirma, en 1973, que "los Jesuitas querían una Rusia gobernada por el Papa romano y los Jesuitas [...] La sangre de Pushkin, evidentemente, está sobre la sotana negra del jesuita Gagarin".42 En 1985 todavía, la Pravda llamaba a intensificar la propaganda atea y el 24 de noviembre de 1986, Mijaíl Gorbachov afirmaba en Tashkent que había que luchar con resolución contra la religión. La ortodoxia era el mal menor, frente a un catolicismo que conspiraba con los enemigos de la URSS. El líder de la perestroika cambió luego de parecer, puesto que en 1988, con motivo del milenio del cristianismo eslavo, reconoció "los errores cometidos en el pasado por los dirigentes soviéticos para con la Iglesia" y anunció una ley sobre la libertad de conciencia. El 1 de diciembre de 1989, Juan Pablo II recibió a un Gorbachov que, el 5 de julio en París, había anunciado que había sido bautizado... En 1991, Roma procede a la reorganización de la Iglesia católica de rito latino en las repúblicas de Bielorrusia, Rusia y Kazajstán que alojan comunidades católicas de origen polaco y alemán. El 14 de mayo, en Fátima, Juan Pablo II agradece a la Virgen "haber guiado los pueblos del Este hacia la libertad". Roma instituye la arquidiócesis de Minsk y Mogilev y cinco administraciones apostólicas, destinadas a devenir diócesis, entre las cuales la de Moscú, algo que no podía ser del agrado de la Iglesia ortodoxa. Menos aún si uno piensa que se mandó a Moscú al monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, un polaco de 76 años, nacido en Estonia, o en Bielorrusia. Las nuevas circunscripciones eclesiásticas de Siberia y Kazajstán deben, ciertamente, atender a los católicos polacos, baltos, ucranianos, bielorrusos y alemanes deportados por Stalin y sus sucesores, sin hacer proselitismo entre los ortodoxos. Pero el patriarca Alexei sospecha y denuncia el "proselitismo", consecuencia lógica de estas "estructuras misioneras paralelas, la ortodoxia ha sido prácticamente eliminada de la Ucrania occidental".43 Nada para facilitar el diálogo entre las Iglesias, mucho para recalentar el fantasma del complot jesuita. La apertura, en 1991, de la Academia de teología católica Tomás de Aquino en Moscú, con varias extensiones en toda Rusia y la presencia mayoritaria de jesuitas contribuye a la sospecha; los jesuitas abren un seminario en San Petersburgo, con los P. P. Bernardo Antonini y Jean-Marie Glorieux, en 1993; desarrollan centros de enseñanza en varias ciudades de la Rusia europea, y un grupo de jóvenes jesuitas rusos se activa en Siberia: desarrollan contactos con las universidades de Novossibirsk. En esta ciudad cuyo obispo católico es un jesuita, abren un seminario... En 1992, la Compañía de Jesús es la primera orden religiosa católica en recibir la legalización oficial, con todo y personalidad jurídica. Por más prudentes que sean los jesuitas, no pueden rechazar a las personas que quieren entrar en la Iglesia católica. No que sean muy numerosas, pero es suficiente para fundamentar la acusación de "proselitismo" y los viejos reflejos siguen vivos; poco después de la legalización de la Compañía, Literaturnaya Gazeta publicó estos versos: "Despreciando la cultura y la ciencia / inspirando el odio y el miedo / los jesuitas calientan sus manos / a las hogueras donde arden sus presas".44 Por eso los arciprestes Arkadi Shatov, Alexander Shargunov, Valentín Asmus, el monje Kirill (Sajarov) y otros eclesiásticos mandan una carta al Patriarca Alexei II, en 1995, alertando sobre la expansión de la Iglesia católica romana en Ucrania, Bielorrusia y Serbia. Dicen que en Rusia la penetración ocurre de manera más taimada, pero es preocupante la cooperación entre "algunos religiosos y no religiosos y aquellas estructuras que se dedican a hacer labor proselitista en Rusia". Denuncian la actividad de propaganda escrita y radial de los católicos y, en especial, de los jesuitas. "Se les oye defender las fatales creencias católicas, hacen apología de los santos latinos". Han contagiado a sacerdotes ortodoxos como aquel que dijo en un programa de radio: "En cuanto a los católicos, les diré con franqueza que para mi son tan ortodoxos como aquellos que se llaman ortodoxos [...] Se tiene la impresión de que el Vaticano ha formado dentro de la Iglesia Ortodoxa de Rusia un grupo de religiosos que le son fieles y que sirven a la causa escandalosa de la reunificación [...] La actividad de estos sacerdotes representan una grave amenaza a la existencia de la Iglesia ortodoxa. Pedimos a Vuestra Santidad tomar medidas contra la penetración del catolicismo jesuita en nuestra Santa Iglesia".45 En cuanto al patriarca, suspendió un tiempo, en el mismo año de 1995, la comunión con Bartolomé de Constantinopla, acusado de latinizar y de ser papista. Era la consecuencia de los esfuerzos del "papa polaco", Juan Pablo II por acercarse a la Ortodoxia. Se decía que Karol Woytila y Lech Walesa, dos polacos, como responsables de la destrucción de la URSS, eran los dignos herederos del rey de Polonia, Segismundo III y del Falso Dimitri, que a principios del siglo XVII se habían instalado en el Kremlin con sus sacerdotes polacos y jesuitas. Woytila, sirviente del Vaticano, era un "rey jesuita", como el Falso Dimitri... y el papa que había alentado Solidarnosc mandaba ¡jesuitas a Moscú! El principal problema entre Roma y Moscú consiste en que la Iglesia ortodoxa, como institución, no reconoce para los católicos un eventual derecho a ejercer su ministerio en Rusia, porque es un territorio canónicamente ortodoxo, y tampoco concede a los rusos el derecho a "latinizar". Por eso ha presionado al gobierno ruso y a la Duma, en tiempos de Boris Yeltsin, para revisar una ley de libertad de conciencia considerada como demasiado liberal, en cuanto a los "romanos" y a los protestantes. Con la llegada a la presidencia de Vladimir Putin, las presiones dejaron de ser necesarias. El 9 de septiembre de 2000, el presidente aprobó la nueva Doctrina de Seguridad Informativa de la Federación de Rusia. El punto III señala como amenaza a la seguridad y a los "otros intereses de la federación de Rusia, la expansión económica, demográfica y religioso-cultural de los Estados limítrofes". El punto IV dice que le toca al Estado proteger la seguridad nacional, lo que incluye "la defensa de la herencia cultural, moral, espiritual y de las tradiciones históricas". El punto VI confía al Estado "la contraposición a la influencia negativa de las organizaciones religiosas y de los misioneros extranjeros".46 Ejerciendo su función de defensor de la ortodoxia, el Estado expulsó de Rusia, el 19 de abril de 2002, a Yierzhy Mazur, obispo católico de Irkutsk en Siberia. Poco antes, la Duma había pedido a la Secretaría de Relaciones "dejar de otorgar visas a los representantes del Vaticano [...] que violan las libertades religiosas del pueblo ruso al practicar su proselitismo [...] cometen una agresión espiritual". La moción fue votada por 66 % de los diputados. La mayoría de las 200 (algunas fuentes dicen 300) parroquias católicas no eran realmente nuevas, sino resucitadas, pero el hecho de que sólo 15 % de los sacerdotes fueran rusos explica la sensación de "agresión" e "invasión", especialmente cuando se trata de polacos y jesuitas. La elección de un jesuita como papa, a principios de 2013, se presta a soberbios delirios sobre la eterna actualidad de la "maquinación jesuita". En conclusión, la realidad histórica de los "reyes jesuitas" y polacos, en Rusia durante el Tiempo de los Disturbios, engendró el mito incombustible del complot jesuita contra Rusia y su Ortodoxia: perdura hasta la fecha. Bien dijo Sigmund Freud que la razón no puede nada contra las psicosis colectivas. Estamos en presencia de una reivindicación polémica de una memoria dolorosa que no termina. Por lo tanto, es inseparable de la teoría explicativa de la "maquinación"; no nos habla de historia, sino de mitos ligados a la identidad. Hoy en día, la identidad nacional rusa, por lo menos, la que buscan juntos el Estado y la Iglesia ortodoxa, sigue frágil. Explican esa fragilidad por la amenaza jesuita que busca desde siempre la "conversión a Roma". El análisis de la teoría del complot manifiesta que la cuestión de fondo es la relación entre el Estado, la sociedad y la nación. Bibliografía citada Bercé, Yves-Marie, Le roi caché. Sauveurs et imposteurs. Mythes politiques populaires dans l'Europe moderne, Fayard, París, 1989. [ Links ] Beshoner, Jeffrey Bruce, Ivan Sergeevich Gagarin. The Search for Orthodox and Catholic Union, Notre Dame, University Press, 2002. [ Links ] Codevilla, Giovanni, Stato e Chiesa nella Federazione russa. La nuova normativa nella Russia postcomunista, Milán, la Casa di Matriona, 1998. [ Links ] Chiesa e Impero in Russia. Dalla Rus di Kiev alla Federazione Russa, Lucca, Jaca Book, 2011. [ Links ] Cubit, Geoffrey, The Jesuit Myth: Conspiracy Theory andPolitics in XIXth Century France, Oxford, Clarendon Press, 1993. [ Links ] DeMichelis, Cesare G., "L'Antéchrist dans la culture russe", Cahiers du Monde Russe et Soviétique, XXIX (3-4), julio-diciembre 1988, 303-315. [ Links ] Dirscherl, Denis, S.J., Dostoevski andthe Catholic Church, Loyola University Press, 1986. [ Links ] Dostoyevski, Fiodor, Obras Completas, tomo III, Los hermanos Karamazov, Madrid, Aguilar, 1991. [ Links ] Diario de un escritor. El idiota, Madrid, Alianza Editorial, 1996. [ Links ] Föllüp-Miller, René, Fyodor Dostoevski. Insight, Faith and Prophecy, Nueva York, Scribner, 1950. [ Links ] Gagarine, Ivan, Journal, 1833-1842, París, Desclée de Brouwer, 2010. [ Links ] Gallagher, Louis, S.J., Edmund Walsh S.J. A Biography, Nueva York, Benzinger Br. Inc., 1962. [ Links ] Jugie, R.P. Martin, Joseph de Maistre et l' Eglise gréco-russe, Bonne Presse, París, 1922. [ Links ] Karatheodores, Stephanos, Orthodoxie et Papisme. Examen de l'ouvrage du Père Gagarine par un grec membre de l'Eglise d'Orient, París, 1859. [ Links ] Khomiakov, A.S., L'Eglise latine et le Protestantisme au point de vue de l'Eglise d'Orient, Lausanne, Benda, 1872. [ Links ] Kreis, Emmanuel, Lespuissances de l'ombre. Juifs, Jésuites, Francs maçons, réactionnaires. La théorie du complot dans les textes, París, CNRS, 2009. [ Links ] Larionova, Catherine, "Mémoire sur la Russie ancienne et moderne de Nicolas Karamzine et les Quatre chapitres sur la Russie de Joseph de Maistre", Romantisme, núm. 92, 1996. [ Links ] Leroy, Michel, Le mythe jésuite de Michelet à Béranger, París, PUF, 1992. [ Links ] Mailleux, P., S.J., Entre Rome et Moscou. L'exarque Léonide Féodoroff, Bruges, Desclée de Brouwer, 1966. [ Links ] Maistre, Joseph de, Quatre chapitres inédits sur la Russie, publiés par son fils le comte Rodolphe de Maistre, París, Vaton, 1859. [ Links ] Mervaud, Michel, "Jacques Jubé et l' Union des Églises", Revue des Études Slaves, París, LXX/2, 1998. [ Links ] Meyer, Jean, El papa de Iván el Terrible 1581-1582, México, Fondo de cultura Económica, 2003. [ Links ] Roma y Moscú, 1988-2004, México, CIDE, 2005. [ Links ] La gran controversia. Las iglesias católica y ortodoxas de los orígenes a nuestros días, México, Tusquets, 2006. [ Links ] Nivat, Georges, Lephénomène Soljenitsyne, París, Fayard, 2009. [ Links ] Pierling, Paul, S.J., Leprince Gagarine et ses amis, París, Beauchesne,1996. [ Links ] Sáenz, Alfredo, S.J., Rusia y su misión en la historia, tomo II la experiencia soviética y la supervivencia de la vocación de Rusia, Guadalajara, APC, 2001. [ Links ] Samarin, Yuri, Iezuity i ikh otnosheniie k Rossii. Pisma k iezuitii Martynovu, Moscú, 1866. [ Links ] Les Jésuites et leurs rapports avec la Russie, París, Cherbuliez, 1867. [ Links ] Simon, Constantin S.J., "How Russians See Us: Jesuit Russian Relations Then and Now", Religion, State and Society, 23-4, 1995, 343-358. [ Links ] Suchanek, Lucjan, "Les catholiques russes et les procatholiques en Russie dans la premiére moitié du XIXe siècle", Cahiers du Monde Russe et Soviétique, julio-diciembre 1988, 361-374. [ Links ] Tondini de Quarenghi, C., La Russie et l'union des Eglises, París, Lethielleux, 1897. [ Links ] Trasati, Sergio, Vatican-Kremlin. Les secrets d'un face a face, París, Payot, 1995. [ Links ] Wilbois, Joseph, L'avenir de l'Eglise russe, París, Bloud, 1907. [ Links ] Notas: Jean Meyer, El papa de Ivan el Terrible, 1581-1582, México, Fondo de Cultura Económica, 2003. P. Mailleux S.J., Entre Rome et moscou. L'exarque Léonide Féodoroff, pp. 101-102. Joseph Wilbois, L'avenir de l'Eglise russe, pp. 290-291. C. Tondini de Quarenghi, La Russie et l'union des Eglises, capítulo VI. F. Dostoyevski, Diario, p. 232. Lucjan Suchanek, "Les catholiques russes et les procatholiques en Russie dans la première moitié du XIX siècle", p. 364 Georges Nivat, Lephénomène Soljenitsyne, p. 275. Jean Meyer, La gran controversia. Las iglesias católica y ortodoxas de los orígenes a nuestros días, p. 283. Lucjan Suchanek, "Les catholiques russes...", p. 371. Jeffrey Bruce Beshoner, Ivan Sergeevich Gagarin. The Search for the Orthodox and Catholic Union, p. 43. A.S. Khomiakov, L'Eglise latine et le protestantisme au point de vue de l'Eglise d'Orient, p. 46-47. Jean Meyer, La gran controversia..., p. 302. A.S. Khomiakov, L' Eglise latine... pp. 46-47. "Del luteranismo y del catolicismo; tres cartas del starets hieromonaco Ambrosio de Optino", en Pravoslavanaya Rus, 3, 1982, 8 (en ruso). F. Dostoyevski, Diario de un escritor, p. 743-744. Idem, p. 751. Ibidem, p. 349-350. Ibidem, p. 420-421. Jean Meyer, La gran controversia..., p. 306. F. Dostoyevski, El idiota, p. 762-764. F. Dostoyevski, Diario..., p. 686-688. Idem, p. 745. Ibidem, p. 770 y 781. Ibidem, p. 805. Denis Dirscherl, S.J., Dostoievski and the Catholic Church, p. 121. F. Dostoyevski, Los hermanos Karamazov, p. 931. Idem, p. 1066-1080. Idem, p. 1077 y 1079. Cesare G. DeMichelis, "L'Antéchrist dans la culture russe", p. 304. Jean Meyer, Elpapa de...p. 96. Jean Meyer, La gran controversia..., p. 198-226. Cesare G. DeMichelis, "L'Antéchrist...", p. 308. Jean Meyer, Roma y Moscú, 1988-2004, p. 22. Yuri Samarin, Iezuity i ikh otnoshenie k Rossii. Michel Leroy, Le mythe jésuite de Michelet à Béranger. Emmanuel Kreis, Les puissances de l'ombre. Juifs, Jésuites, Francs Maçons, réactionnaires. La théorie du complot dans les textes. Umberto Eco acaba de retomar el tema del complot de Eugène Sue en su novela El panteón de Praga. http://www.The forbiddenknowlege.com/hardtruth/blackpope.htm http://www.secretebase.free.fr/…/orga…/jesuites/jesuites.htm Constantin Simon, "How Russians See Us", p. 343. Alfredo Saenz S.J., Rusia y su misión en la historia, tomo II, p. 536. Giovanni Codevilla, Stato e chiesa nella Federazione rusa, pp. 321-349; Louis Gallagher S.J., Edmund Walsh SJ. A Biography, p. 66; Jean Meyer, La gran controversia..., pp. 333-347. Jeffrey Bruce Beshoner, Ivan Sergeevich Gagarin..., p. 15. Idem, p. 17. Sergio Trasati, Vatican-Kremlin, les secrets d'un face à face, p. 386. Constantin Simon SJ, "How Russians see...", p. 355. "Sobre una carta enviada a Alexei II", Russkaya Mysl, 21-27 diciembre 1995, 1. Giovanni Codevilla, Chiesa e Impero in Russia. Dalla Rus di Kiev alla federazione Russa, p. 595. https://www.geopolitica.ru/es/article/la-maquinacion-jesuita Jean Meyer cita la obra "El judío errante", del progresista francés Eugene Sue, como ejemplo de la literatura antijesuítica. Está demostrado que "Los Protocolos de los Sabios de Sion" se inspiraron en esa obra. Pero aparte de los párrafos que están copiados de esa novelucha anticlerical de Sue, en los Protocolos también se menciona despectivamente a los jesuitas en un párrafo: Es claro que menciona a los jesuitas como los grandes conspiradores después de los judíos. No se entiende cómo se les pasó este detalle a algunos católicos de la época. A día de hoy se sabe que los Protocolos fueron una intoxicación de la Ojrana rusa probablemente pergeñada por Madame Glinka, de la Sociedad Teosófica, que viene a ser la matriz espiritual del gnosticismo duguiniano. Curiosa esta confluencia que parece haber entre gnosticismo, complotismo y organizaciones secretas vinculadas al Estado ruso. Y curioso también la estrecha vinculación que parece haber entre el complotismo antisemita y el complotismo antijesuítico. En cuanto a la Monita Secreta, la falsificación de la que desciende casi toda la literatura antijesuitica, nos dice el articulista que fue publicada en Cracovia por Hieronim Zahorowski. La Metapedia dice lo siguiente sobre Hieronim Zahorowski: No sé de dónde saca la Metapedia este texto, pero he podido comprobar por algún estudio académico serio que, efectivamente, los Zahorowski eran una familia ortodoxa, lo que no excluye que entrasen en escuelas jesuitas por el prestigio que éstas tenían. De nuevo, parece que los fraudes complotistas nos lleven a gente del partido ruso, en este caso en Polonia, aunque el falsificador también contó con la ayuda de una familia protestante. Un tema apasionante para investigar lo de este Zahorowski. En los libros que abordan estos temas sólo he encontrado referencias muy escuetas a este personaje. Pero más interesantes me parecen las conexiones que parece haber entre el complotismo antisemita y el complotismo antijesuitico, inventado este ultimo por los enemigos de la fe católica y de España, pues consideran al jesuita la quintaesencia de la Contrarreforma católica impulsada por España.
  13. Hispanorromano

    Eugenesia y racismo: cosas de progres

    Una noticia actual que ha pasado totalmente desapercibida incluso a los medios católicos: El Congreso aprueba por unanimidad erradicar las esterilizaciones forzosas de las mujeres con discapacidad “Me ligaron las trompas con 18 años. Mi decisión no fue libre” | Sociedad | EL PAÍS En España, por obra del régimen democrático, se venían practicando esterilizaciones forzosas de naturaleza eugenésica. Si no habíais escuchado hablar antes de este tema tan grave es porque a los que se supone que les debería importar (la derecha, los "provida" y los medios que se dicen católicos) en el fondo les daba igual. Ahora convendría investigar quién introdujo la legislación que permitía esas esterilizaciones. Y exigirle cuentas a los responsables.
  14. Hispanorromano

    España: ¡pide perdón!

    En el hilo dedicado al Presidente de México comentábamos la última salida de este personaje, que después de bajarse los pantalones con Trump insistía por enésima vez en que España y la Iglesia debían pedirle perdón: López Obrador todavía espera que el Rey o el Papa se disculpen por la Conquista de México La buena noticia es que cada vez se oyen más voces contrarias a este discurso falaz en México, incluso en el propio partido del Presidente (MORENA). En una publicación digital de esta formación (Reforma), el senador Germán Martínez Cázares escribía hace un par de días una columna que es una excelente refutación de esas tonterías de López Obrador. La columna está detrás de un muro de pago y la traigo a este foro en exclusiva, porque creo que merece la pena: Recuerdo que también los revolucionarios zapatistas del EZLN le pegaron un enorme rapapolvo a López Obrador hace unos días. Por más que citen a referentes de izquierdas y que su discurso esté un tanto lastrado por la retórica revolucionaria, sus palabras me parecen muy emotivas y estimo de gran valor que se refieran en esos términos a España y a la Iglesia, por mucho que no le haya gustado al gustavobuenista, voxiano e intereconómico Iván Velez. Vuelvo a citar las palabras del EZLN: Creo que sería un error rechazar este capote que le echan los zapatistas a España y a la Iglesia sólo porque citen a referentes progres, como Almodóvar o Serrat, que no son de nuestro agrado. De la misma forma, el artículo del senador de MORENA cita a Azaña y a otros personajes cuestionables. Pero hay que estar por encima de estas cosas. Y hay que respetar que la gente viva la Hispanidad a su manera. Cuando habla la Patria, deben callar las ideologías. ¡Viva la Hispanidad!
  15. Es muy interesante el tema que planteas, Inés. A tus 33 años, todavía tienes tiempo de encontrar a un hombre que te ame y se comprometa contigo. En España es muy normal que las personas contraigan matrimonio después de esa edad. Pero ¿qué pasaría si, por la razón que sea, alguno de nosotros se queda finalmente soltero? Bueno, en ese caso, pienso que podemos seguir el mandato de "ser fecundos" en un plano espiritual. Aunque no tengamos hijos, podemos ser fecundos de las siguientes formas: 1) adoptando a un niño al que hayan abandonado sus padres; 2) "adoptando espiritualmente" o encargándonos de educar, cuidar y proteger a una persona que necesite ayuda, sea de la familia (por ejemplo, un sobrino) o de fuera de la familia; 3) creando o haciendo algo que sea de ayuda para la sociedad. A mi juicio, esas labores podrían dar sentido a la vida del soltero. Pero me baso en mi intuición y no estoy plenamente seguro de que la Iglesia respalde este punto de vista. A ver qué dicen los compañeros del foro.
  16. El tema que planteas es muy interesante. En las guerras civiles siempre afloran rencillas personales, injusticias y abusos de poder como el que describes y que pueden lastrar a varias generaciones. Por eso conviene evitar las guerras civiles. De guerrear, mejor con algún país extranjero. En la última guerra civil, las directrices del entonces máximo responsable de Falange, el cántabro Manuel Hedilla, fueron claras. En el discurso radiofónico de la Nochebuena de 1936 decía lo siguiente: Está claro que no le hicieron mucho caso. Pero la Falange estaba descabezada (sus máximos dirigentes habían muerto) y anegada por elementos ajenos, y el propio Hedilla sería encarcelado poco después. Las directrices de Hedilla están ahí y no pueden ser más claras. Mis familias paterna y materna fueron represaliadas por los rojos y simpatizaban claramente con el bando nacional. Sin embargo, también fueron testigos de actuaciones poco limpias. Por ejemplo, a cierto cónsul mexicano que salvó a mi abuelo paterno -y a muchos otros nacionales- jugándose el tipo, en la posguerra se le quiso procesar por masón. Si el hombre fue masón o no, no lo sé, pero en el momento que arriesgó su vida para salvar a muchos católicos resulta estúpido que le quisieran represaliar. Mi abuelo materno fue fusilado en Paracuellos al poco de empezar la guerra; su esposa, embarazada, y el resto de hijos quedaron en territorio controlado por los rojos hasta el final de la guerra. Al quedar en territorio rojo, la ciudad fue bombardeada por la aviación nacional. ¿Qué habría pasado si una de esas bombas hubiese matado o herido a alguno de estos familiares? Pues aunque simpatizasen con el bando nacional, quizá habrían desarrollado algún tipo de animadversión hacia el naciente régimen, y creo yo que sería comprensible. No fue el caso. Pero sí que tuvieron algún problema. Rojos incrustados en el nuevo régimen (de ese tipo de rojos que se las arreglan para estar bien en todos los regímenes) acusaron falsamente mi abuela, viuda de guerra, de estraperlo. Su hijo mayor, falangista convencido, llegó a pedir a ayuda a P. Canales, que aunque tenía algunos cargos en el régimen también era el jefe de la Falange clandestina. Se solucionó el tema porque la acusación era falsa. Pero ya ves que hasta las rencillas y las injusticias podían alcanzar a los propios nacionales. Por cierto, no sé sabe cómo, pero a mi pobre abuela, viuda al cargo de cinco niños, gente incrustada en los "vencedores" se las arregló para ir poniendo a su nombre numerosos terrenos que ella había heredado de su familia. Un expolio en toda la regla contra el que mi pobre abuela, tan atareada como estaba sacando adelante a cinco niños, no tuvo tiempo ni ganas de protestar o impugnar, de lo buena que era. Una guerra civil siempre trae aparejadas este tipo de rencillas. Mucha gente con mal fondo aprovecha para saciar viejos odios y pescar en río revuelto, tanto en el bando perdedor como en el ganador. Creo sinceramente que Franco no hizo lo suficiente para evitar o mitigar estos problemas. Aun así, estos problemas se van a dar inevitablemente en toda guerra civil, por lo que conviene evitar una guerra de ese tipo a toda costa. España no se puede permitir otra guerra civil: si de las anteriores nos las hemos arreglado para salir adelante cada vez más debilitados, la próxima guerra civil probablemente sería la defunción definitiva de España. ¿Qué hacer si esas rencillas no se han extinguido o vuelven a aflorar ahora, entre familias diferentes o dentro de una misma familia? Pues creo que la pauta la marca Hedilla. Si en diciembre de 1936, cuando España ardía y eran habituales los asesinatos y los saqueos más terribles, Hedilla llamaba a sembrar el amor y a ser generosos con los oponentes, ¿no habría mayor razón para hacer lo propio pasados ochenta años de aquello? Además, yo tendría en cuenta una cosa: todo el que trabaja para producir un conflicto civil o para perpetuarlo, sea de izquierdas o de derechas, está conspirando contra España. De modo que el patriotismo exige no alimentar conflictos estériles ni perpetuar conflictos pasados. Un patriota no busca el conflicto con el resto de sus compatriotas; antes bien, trata de amortiguarlo y procura que se cierren las heridas. Si ama a España.
  17. Hispanorromano

    Eugenesia y racismo: cosas de progres

    Seguimos con los progresistas españoles, en este caso con los anarquistas de la CNT. Poco antes de la Guerra Civil, en 1936, celebraron un sonado Congreso en cuyas conclusiones se abogaba por la eugenesia y otro tipo de aberraciones. En este párrafo del manifiesto se habla de las comunas naturistas y desnudistas (vemos, por tanto, que no se trata de una invención reciente, del movimiento hippie o de Mayo del 68): Están en contra de las cárceles y creen que los delitos tienen causas sociales: Hasta aquí nada raro: es el pensamiento que podíamos esperar de un anarquista. Pero después se va complicando la cosa. En el siguiente párrafo se da a entender que la delincuencia también se hereda, o sea, que tiene causas biológicas. Y lejos de acabar con la represión, como parecía en el utópico párrafo anterior, el movimiento anarquista pretende que los delitos los juzguen las asambleas y que de los delincuentes se "ocupen" los médicos, que en un momento dado podrían dar un sesión de electroshock al que muestre malas inclinaciones o incluso ponerle una inyección letal de esas que le gustaban a la libertaria Amparo Poch, dado que esos delitos tendrían una causa biológica y, por tanto, sólo podría solucionarse con la muerte: Lo que en principio parecía un pensamiento utópico que partía de la creencia en la natural bondad del hombre, unos párrafos más adelante se ha convertido en una lúgubre tiranía ejercida por médicos y pedagogos: en vez de a la cárcel te mandan al manicomio, pero lo peor es que consideran que el delito está codificado en tus genes. Claro, si en vez de reprimirme el policía y el juez, me reprime la asamblea y el médico, ¡ya me siento mucho más tranquilo! Hay que destruir la familia, pero poco a poco, para que no se note tanto. Un paso importante para destruirla será que la mujer trabaje como norma y que no dependa de ningún modo del varón: Y aquí brincamos directamente del "amor libre" a la EUGENESIA pura y dura, que incluye matar a las "aberraciones humanas" y dar a los niños una "educación sexual" que asegure la selección de la especie y la eliminación de los feos, débiles o racialmente tarados: Hay que reconocer que este párrafo habría hecho las delicias de Hitler. Y ochenta años después la autocrítica de los anarquistas en este campo ni está ni se la espera. También es Importante lo que dice sobre la "procreación consciente", concepto de cuño eugenésico y neomalthusiano que al parecer han adoptado ingenuamente algunos sectores católicos en la actualidad. Prosigo. La religión será respetada en tanto quede relegada al sagrario de la conciencia individual: ¿No es asombroso? Esto de la religión relegada a la propia conciencia y fuera del espacio público lo firmaría hoy hasta la extrema derecha. La mayoría de las ideas que expone este manifiesto han triunfado. A continuación, este manifiesto anarquista explica en qué consiste para ellos la cultura: llenarles a los niños la cabecita de ideas evolucionistas y ateas. ¡Ah!, y mucha "educación sexual" para asegurar la eugenesia: Iba a poner esta reseña en el hilo sobre la Revolución Sexual, pues este manifiesto anarquista toca varios temas asociados. Pero me parece especialmente importante lo que dice sobre la eugenesia, que podría firmar perfectamente el organismo doctrinal del NSDAP. Ya que está de moda la "memoria histórica", ¿pedirán perdón alguna vez las izquierdas por ser incansables defensoras en España de la eugenesia y de la biopolítica? ¿Reconocerán que la derecha de aquel entonces y la Iglesia se oponían firmemente a estas ideas genocidas?
  18. Me ha parecido interesante esta reseña sobre las redes sociales y el comportamiento de las nuevas masas digitales, que se apoya en el clásico La psicología de las masas de Gustave Le Bon: El párrafo anterior es de Leonarda García-Jiménez en En defensa de la comunicación. Página 31. La otra es una de mis anotaciones sobre el libro de Le Bon: Causas de la aparición de las especiales características de las masas: El número da al individuo un sentimiento de potencia invencible que le permite ceder a instintos que a solas reprimiría. Anónimo=irresponsable. El contagio mental. Se sacrifica el interés personal al colectivo. Sugestibilidad, consecuencia del contagio. Vemos que el individuo que en un ámbito de comunicación interpersonal se comportaría de forma razonable porque teme la censura social, cuando está en masa físicamente u online se inhibe de esas restricciones si ve que su prejuicio encuentra respaldo. Esto, unido a lo que dice Zeynep Tufecki: «Rather, the problem is that when we encounter opposing views in the age and context of social media, it’s not like reading them in a newspaper while sitting alone. It’s like hearing them from the opposing team while sitting with our fellow fans in a football stadium. Online, we’re connected with our communities, and we seek approval from our like-minded peers. We bond with our team by yelling at the fans of the other one. In sociology terms, we strengthen our feeling of “in-group” belonging by increasing our distance from and tension with the “out-group”—us versus them. Our cognitive universe isn’t an echo chamber, but our social one is. This is why the various projects for fact-checking claims in the news, while valuable, don’t convince people. Belonging is stronger than facts.» Es decir, quizá ese individuo leyendo en su casa encontraría la suficiente racionalidad como para cuestionarse sus prejuicios pero leerlo en un contexto de confrontación online le hace inmune al razonamiento y los hechos. Esto va dedicado a aquellas personas que se dedican al periodismo de verificación y les gustaría que su trabajo tuviera más fruto: hay un componente irracional de las redes sociales que corresponde con su número. La lectura online es la lectura de un panfleto (sin sentido peyorativo) clavado en una plaza pública. No se lee exclusivamente de manera racional sino en grupo, observado por los demás y con deseo de ser aceptado entre los tuyos: ser aceptado es más fuerte que los hechos. Y, como dice Leonarda, hay prejuicios que se callan en el día a día pero cuando se ven confirmados por un whatsapp o un post en Facebook, se tornan en dogmas difíciles de contradecir. Es un ‘ya lo decía yo’ que enlaza con la función que antes tenían los medios, según Noelle-Neumann: articular el discurso del núcleo duro para darle palabras y hacerle salir del estado de secta al estado de vanguardia. Las masas en el siglo XXI
  19. No sé si visteis esta noticia, que deja en absoluto ridículo a López Obrador: Los zapatistas no creen que España deba disculparse por la conquista como exige López Obrador Pero más que citar la noticia de ABC, prefiero acudir directamente al comunicado del EZLN, que entre mucha hojarasca progre y revolucionaria, dice cosas muy razonables y tiene bellas palabras para España y para la Iglesia católica: Me han sorprendido muy gratamente estas palabras de los revolucionarios zapatistas, que son un verdadero varapalo al indigenismo. Pensaba que serían visceralmente contrarios a España y a la Iglesia católica. Pero siempre se aprende algo. Quizá se ha cometido un error al meter a todos estos movimientos, vagamente inspirados en la Teología de la liberación, en un mismo saco. Puede que el antimperialismo que promovían algunos de estos grupos fuese dirigido contra Estados Unidos más que contra España. Quizá por eso le inquietaban tanto al coloso WASP del norte, y de ahí esa obsesión con la citada Teología y con los jesuitas.
  20. Y sigue con la matraca habitual: López Obrador todavía espera que el Rey o el Papa se disculpen por la Conquista de México
  21. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a jdg

    ¡Bienvenido, Jesús David! Muchas gracias por tu amable mención a mi artículo o reseña. Al final hice una especie de collage con varias intervenciones del hilo, con que el texto de portada quedó un poco raro. Pero me alegra que lo encontrases interesante. No dudes en intervenir, incluso abriendo un hilo, si tienes interés en comentar algo. Estás en tu casa.
  22. (Podéis saltaros esta introducción mía e ir directamente al artículo de Eugenio Montes, que es lo verdaderamente importante.) Doy a conocer una serie de crónicas que el escritor falangista Eugenio Montes escribió desde Alemania para ABC. No sigo un orden cronológico, pues en verdad los artículos toman como pretexto alguna noticia de Alemania para reflexionar sobre cuestiones morales y políticas de gran calado. Por ejemplo, este artículo que traigo hoy trata de cuestiones religiosas y de filosofía política. ¿Quién fue Eugenio Montes? Muchos neofalangistas ni lo conocen, pero fue uno de los fundadores de la Falange y un íntimo colaborador de José Antonio, además de un escritor, periodista, intelectual y ensayista muy reconocido antes de la Guerra Civil. En la Wikipedia se puede leer una escueta biografía, aunque contiene alguna inexactitud. No tuvo ningún cargo político en la Falange pero sí contribuyó a elaborar su marco teórico, como nos recuerda esta columnista gallega que protesta por la retirada de un busto dedicado a Eugenio Montes en su localidad natal: Se desilusionó pronto del nuevo régimen, pero a diferencia de otros no abdicó de su ideal falangista y tradicionalista. No se unió a ningún grupo de falangistas disidentes y colaboró en lo que se le pidió desde arriba, pero fue progresivamente marginado y yo diría olvidado. En los años cincuenta escribió el guion de la película Surcos, la que algunos dicen que fue la única película falangista rodada durante el franquismo. En la película se plantea una crítica al éxodo rural hacia las grandes ciudades, con el desarraigo y la corrupción de costumbres que ello conlleva. Un tema muy falangista, como ya he comentado aquí alguna vez, aunque los neofalangistas ni han oído hablar del asunto. En sus memorias, Dionisio Ridruejo se refiere en estos términos a Eugenio Montes: En las crónicas que Eugenio Montes publicó desde Alemania se puede ver su franco recelo ante el régimen nazi y ante la doctrina racista, de cuyo carácter pagano advertía a los lectores. Se expresa siempre de forma muy correcta y en ocasiones dice cosas positivas de aquella Alemania, lo que también es de justicia, pero se adivina su preocupación ante lo que se estaba gestando en ese país. Y ¡ojo!, las críticas que realiza a las concepciones nazis las publica en un momento (años 30) y en un lugar (ABC) donde más bien lo políticamente correcto era hablar bien de Hitler por su lucha contra la amenaza bolchevique. Así que Eugenio Montes no decía lo que decía para quedar bien con la sociedad de su época. Eugenio Montes conoció el nacionalsocialismo en la propia Alemania y su visión no estaba contaminada por la propaganda posterior a la Segunda Guerra Mundial. Además, Eugenio Montes no era ningún rojo que tuviese un interés especial en dejar mal a los nazis. Eugenio Montes era asiduo de la revista Acción Española, participó en la fundación de la Falange y tenía una gran simpatía por el régimen fascista de Mussolini. Y, sin embargo, se muestra crítico con el nacionalsocialismo y avisa del peligro que se está gestando. Eugenio Montes era muy apreciado por los carlistas y algunas de estas crónicas para ABC fueron republicadas, acompañadas de grandes elogios, en la prensa tradicionalista. En este artículo toca varias cuestiones muy interesantes: 1) la patria no se puede someter a plebiscito; 2) el nacionalismo excluyente, que reniega de la universalidad, empequeñece a la patria; 3) el carácter herético y anticristiano del racismo; 4) la desesperación no es virtud cristiana y no es correcto ese «catolicismo desesperado» que se muestra indiferente ante la propia patria y ante su ruptura si no tiene como oficial la Religión católica. En este último punto se refiere al plebiscito de la región del Sarre, pero tiene todavía mayor aplicación a España, donde no es raro que algunos católicos tradicionalistas (o eso dicen ellos) muestren indiferencia ante la ruptura de España o ante su desgraciada suerte con el pretexto de que ha dejado de ser católica. Craso error que ya hemos comentado aquí en algún momento y que este artículo rebate a la perfección. Creo interesante y necesario rescatar estas crónicas de Eugenio Montes por varias razones: 1) por el valor literario de estas crónicas; 2) por reivindicar a un «gran olvidado» y a un escritor al que no se le ha hecho justicia en España; 3) por su especial interés histórico, al mostrarnos un retrato de la Alemania nacionalsocialista que no está sesgado por la ideología izquierdista o por las vicisitudes posteriores de la Guerra Civil y de la Segunda Guerra Mundial; 4) porque ilustra muchas cuestiones del presente, entre ellas la del racismo que parece florecer hoy en algunos sectores patrióticos y católicos por influencias extranjeras, pero también otros muchos asuntos relacionados con la religión, la moral, la política o la cultura; 5) para estudiar el pensamiento de la derecha tradicional sobre un gran número de cuestiones que se han visto oscurecidas con el paso de los años y la degradación progresiva de Occidente; 6) por el carácter genuinamente católico e hispánico de Eugenio Montes, que pienso que cuadra muy bien con los principios que defiende este foro. Disculpad esta larga introducción, que he entendido que era necesaria para el primer artículo de la serie. Os dejo con la prosa de Eugenio Montes. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  23. Ojo, porque la cosa empeora por momentos. Supongo que habréis leído alguna vez esta acusación de asesinato que viene lanzando insistentemente Enrique de Diego contra el rey emérito: Sandra Mozarowski fue asesinada y el principal sospechoso es Juan Carlos de Borbón. - Rambla Libre Los esfuerzos de Enrique comienzan a dar su fruto. He visto que ha retomado esta campaña gente de Podemos, que con tal de tumbar a la monarquía se apuntan a un bombardeo. Pero lo peor es que exhiben como prueba un programa de Telecinco/Mediaset que al parecer ha abordado el asunto en horario de máxima audiencia: El que sale en el vídeo hablando como "autoridad" es Javier Bleda, un facha cloaquero que dirigía la revista del abogado mafioso Rodríguez Menéndez y que participó anteriormente en otras "operaciones de Estado" muy turbias. Además de lanzar la acusación de "asesino" contra el emérito, también lanza la de "pederasta". Si acusaciones de este tipo se están emitiendo en Telecinco, se avecinan curvas peligrosas. Recuerdo que Telecinco es de Berlusconi, que no es precisamente de izquierdas y que es muy amigo de un mandatario eslavo que todos conocéis. Además, Telecinco es la primera cadena que en su día empezó a emitir "informaciones" extraídas del libro firmado con el seudónimo de Patricia Sverlo por una editorial proetarra. Edito: veo que La Razón también está hurgando el tema: La extraña muerte de la supuesta amante del Rey Juan Carlos - La Razón No sé si es verdad o mentira lo que dicen. Y si fuese verdad, vería bien que se enjuiciase al emérito, porque los crímenes no deben quedar impunes. Pero lo que está claro es que, sea verdad o mentira, si esta acusación continúa de boca en boca y en medios de máxima audiencia, como Telecinco o La Razón, a la monarquía en España le quedan tres telediarios. Nadie va aceptar que siga reinando una persona que recibió la corona de un padre al que se acusa, con total impunidad, de abusar de una menor y de asesinarla junto con el hijo de ambos.
  24. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Parvulo

    Jeje, parece que le estamos sometiendo a un Tercer Grado a Parvulo, y el primer culpable soy yo por empezar preguntándole en su hilo de presentación. Hay que tener en cuenta que Parvulo empezó en FE-JONS, con lo que le quedaría ese primer recuerdo antes de su paso por CEDADE. Por favor, Parvulo, no te sientas presionado y responde sólo a lo que creas conveniente de las preguntas que te formulamos, como bien te decía Vanu. ¡Y perdóname a mí por iniciar la ronda de preguntas! Como te puedes imaginar, lo que nos mueve es el ansia de saber y no la de juzgar. Yo en su época a CEDADE sólo la conocí de refilón. Vi una de sus revistas en la casa de un primo, que al parecer volvió de un viaje a Barcelona con un ejemplar de "Mi Lucha" y otro de "El Capital", este último para disimular con sus padres. Hojeé la revista y me pareció todo bastante disparatado, empezando por una imagen en la que presentaban a Hitler como un enviado de Jesucristo. No obstante, me picó la curiosidad (la natural curiosidad que surge ante todo lo "prohibido") y en Madrid estuve preguntando en varios quioscos por la revista de CEDADE. Realmente era sorprendente que pudiesen editar una revista con tanto lujo y número de páginas, algo impensable en cualquier otro grupo. Como tú, yo también estuve FE-JONS, aunque unos años más tarde, en el periodo del 91 al 95. Recuerdo también los puestos que ponían en la Feria del Libro de Madrid, con libros cuestionando el Holocausto o contra la vivisección animal, contraste este que suscitaba numerosas bromas en el ambiente falangista; recuerdo también sus apariciones en algunos 20-N a pesar de lo mucho que detestaban a los "fachas". Recuerdo perfectamente la campaña que comentas sobre Rudolf Hess. A mi ciudad no llegaron los carteles, pero sí se llenó la ciudad de pintadas, que decían "Rudolf Hess ya es libre", la misma noche de su muerte, con lo que consiguieron un gran impacto. Me sorprende que ya tuviesen los carteles impresos bastante antes de la muerte de Hess. Quizá ya sabían de la intención de Hess de suicidarse o quizá sólo estaban siendo previsores en el mejor espíritu protestante. Preguntabas cómo subir imágenes. El foro no implementa ningún sistema propio para subir imágenes, por lo que solemos utilizar este servicio externo: https://postimages.org/ No hace falta registrarse, aunque si te registras las imágenes se alojan indefinidamente en principio.
  25. ¿Conocías de Eugenio Montes y de esta visión, muy similar a la expresada por José Antonio, sobre el nacionalsocialismo? La prensa falangista y tradicionalista de la época está llena de juicios similares, pero parece que se ha corrido un tupido velo sobre ellos. Me parece buena idea rescatar estos artículos que han caído en el olvido y que ni siquiera conocen los falangistas actuales. Pensamos en vosotros antes de publicar este hilo. Comentamos que quizá sería buena idea mandaros como colaboración lo que hemos publicado aquí, pero al final no sabíamos si encajaría con la línea de MR.
×