Jump to content

Hispanorromano

Consejero
  • Content Count

    1,799
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    158
  • Puntos de mejora

    15,588 [ Donate ]

Everything posted by Hispanorromano

  1. Hispanorromano

    La comparativa entre Rajoy y Aznar

    Gerión, antes de Aznar, AP nunca se había definido como un partido de "centro reformista". Mi percepción de aquellos años, previos a su acceso al poder, es que Aznar progretizó a la derecha como nunca antes había logrado otro político. Y que por otros temas, como la corrupción desmadrada, la falta de sensibilidad social o la sumisión a poderes extranjeros, después de pasar por el poder ha sumido a la derecha en un descrédito del que es difícil que se recupere. A Aznar y a Felipe los contemplo como las dos cabezas de la hidra progresista en España. Lo mismo que al Partido Republicano y al Partido Democráta los considero las dos cabezas de la hidra progresista en Yanquilandia y, por su carácter imperialista, en el mundo. Creo que en ese punto diferimos, pues tu aprecias en Aznar y en Trump ciertas cualidades que pueden servir para contrarrestar el imperio progre. Tienes razón en que solemos dedicar mucho espacio a criticar a la derecha mientras que apenas tratamos de la izquierda, por dar esa crítica ya por descontada. Al menos puede ser mi caso. Pero es una cosa muy natural. La izquierda dedica mucho espacio a criticar a los izquierdistas que considera que se han vendido al enemigo; de la misma forma, es normal que en la derecha se critique a los derechistas que a nuestro juicio son progres disfrazados. Porque la crítica a los progres sin disfraz se da por descontada. Ésa es la razón que, al menos a mí, me lleva a poner el foco más en lo que se conoce como derecha, aunque no lo sea, que en la izquierda que se proclama orgullosamente de izquierdas. Evidentemente, también es necesario que haya gente que siga criticando a la izquierda clásica o, por decirlo de otra forma, a la cabeza izquierdista de la hidra progre, pero es un papel para el que te puedo asegurar que no faltan voluntarios. De todas formas, tampoco hemos escatimado críticas a los progres sin disfraz, por ejemplo, al pájaro de Villacañas y su panfleto antiespañol o a la izquierda eutanásica, y desde luego el foro está abierto a cualquier crítica que se quiera lanzar contra los podemitas, los anarquistas, los socialistas o la facción del Partido Demócrata que está empeñada en luchas sexuales e identitarias que luego se transmiten a todo Occidente. Aunque, por mi parte, estimo que sería un error articular esas críticas en función del argumentario que suministra la cabeza derechista de la hidra progre.
  2. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a vrodri

    Bienvenido, vrodri.
  3. Para enjuiciar el nombramiento del obispo Planellas deberíamos formularnos tres preguntas sucesivas: 1) ¿Es cierto el incidente de la bandera que relata Boadella? 2) En caso afirmativo, ¿la bandera a) la puso el que ahora es obispo; b) no la puso pero la toleró; c) la pusieron los feligreses sin su conocimiento? 3) Si es cierta alguna de las dos primeras del punto anterior, ¿era este hecho conocido por el Papa antes de nombrarle obispo? 4) Suponiendo que el Papa conociese el hecho, ¿es este hecho y lo que denota (transigencia con el nacionalismo) el que ha motivado su nombramiento como obispo? * * * Tirando de hemeroteca, descubro algunos hechos de los que no se nos ha informado y que, por lo tanto, no hemos tenido en cuenta a la hora de enjuiciar el nombramiento de Planellas. El obispo saliente, Jaume Pujol, sí que era nacionalista a pesar de ser del Opus Dei. Esta noticia es del 24 de marzo de 2018: Esta otra noticia es del 27 de abril de 2017: Y la cosa viene de lejos. Estas declaraciones son del 19 de octubre de 2012: En esta noticia del 25 de junio de 2017 se traza el siguiente panorama de episcopado catalán: Por tanto, vemos que el obispo saliente, Jaume Pujol, forma parte del frente nacionalista, mientras que Omella, que es el que supuestamente ha propuesto al nuevo obispo Planellas, no formaría parte de ese frente. Y, ¡oh sorpresa!, el recién nombrado Planellas no ha firmado ninguno de los manifiestos separatistas que han lanzado los curas catalanes, como reconoce Dolca Catalunya: Eso no impidió que Infocatólica y otros portales conservadores hiciesen todo lo posible por blanquear al obispo nacionalista saliente, lo mismo que en su día hicieron con Novell, al que presentaban como la gran esperanza conservadora del episcopado pese a que es el más separatista de todos: Infocatólica - El Arzobispo de Tarragona pide a sus sacerdotes que no usen los templos para actos políticos Infocatólica - Mons. Novell: «Si ser conservador es hacer lo que Jesús quiere en su iglesia, encantado de serlo» - Infocatólica / Germinans Germinabit - El ciclón Novell Esto es lo que les importa la Patria española a los infocatólicos y en general a los conservadores que hoy se rasgan las vestiduras por el nombramiento del obispo Planellas por el Papa Francisco. Si el separatista es de su cuerda ideológica, no tienen el menor problema en apoyarlo. Y, por cierto, antes de este nombramiento, consta que Boadella le tenía una extraña tirria al Papa actual. Estas declaraciones son del 16 de mayo de 2017: Albert Boadella: "El Papa es un frescales que cree poco en Dios" | Papel | EL MUNDO ¿Qué objetividad puede tener este señor que en algunos se tuits se jacta de haber sido manoseado por los curas y de haberlo disfrutado? * * * En conclusión, tenemos dos hechos ciertos y comprobados que se han omitido de las noticias de estos últimos días: 1) El obispo saliente, Jaume Pujol, además de estar implicado en el encubrimiento de abusos sexuales, formaba parte del frente nacionalista del episcopado catalán. 2) El recién nombrado obispo Planellas, pese al incidente que relata Boadella, no consta que forme parte de ese frente nacionalista, pese a que quizá tolerase conductas nacionalistas de sus feligreses. El obispo Planellas podría derivar hacia el nacionalismo, pero de momento parece una opción menos nacionalista que su predecesor Pujol y, lo que es más importante, menos dispuesta a tolerar la pederastia. Así que en principio no veo la razón para llevarse las manos a la cabeza por este nombramiento ni para deducir de ahí que forma parte de un plan del Papa Francisco para fomentar el separatismo catalán, como hipócritamente sostienen los conservadores apátridas de Infocatólica e Infovaticana. Al contrario, los hechos objetivos indican que este nombramiento, pese a no ser el ideal, va en la buena línea de despolitizar a la iglesia catalana y alejarla del nacionalismo, en consonancia con la línea anterior de Francisco. Pero como hay un interés especial en cargarse al Papa Francisco, la noticia se ha presentado al revés. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  4. Por volver al caso Planellas. Germinans Gerrminabit, que agrupa a sacerdotes contrarios al separatismo y que no simpatiza demasiado con el Papa Francisco, publica esta reseña de una intervención de Planellas en TV3 en la que terminan recociendo que o bien Planellas no era tan nacionalista como se venía afirmando o bien desde Roma le han pegado un toque: Estoy seguro de que no veremos estas rectificaciones parciales ni en Infocatólica ni en Infovaticana, pese a que tienen línea directa con los sacerdotes de Germinans Germinabit.
  5. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Laudetur

    Bienvenido, Laudetur. Espero que te animes a participar.
  6. No te equivocas, javier. La Religión católica es la única que defiende esos preceptos morales que son atacados en todo el mundo. Sin embargo, hay una serie de señores que se proclaman de derechas que están empeñados en hacernos creer que la Iglesia es progre o que se ha vendido al progresismo. Cuando precisamente son esos señores de derechas los que han abjurado de esos preceptos morales que todavía defiende la Iglesia. Con la Iglesia se muestran inflexibles moralistas, pero con ellos mismos y con sus ídolos mundanos (se llamen Trump, Salvini, Orbán o Putin) tienen manga ancha.
  7. Hispanorromano

    Aznar, el gran destructor de la derecha

    Nunca entendí muy bien esa corriente de odio contra Rajoy que surgió dentro del PP, atizada por personajes turbios como Losantos, César Vidal o Ariza a los que les hizo concesiones la liberal Esperanza Aguirre. Para mí Aznar y Rajoy fueron malos gobernantes, pero estimo preferible a este último. Rajoy se encontró con el legado envenenado de Aznar y lo intentó gestionar como pudo. Cuando hablo del legado envenenado de Aznar no me refiero sólo a la corrupción desmadrada del PP, que todos sabemos que procede de la época de Aznar, sino también a la transformación ideológica de AP en un partido progre de centro, que fue pilotada enteramente por Aznar. Conozco el proceso por algo más que la lectura atenta de los periódicos, ya que un familiar formó parte de la antigua AP y vivió la refundación en PP. Efectivamente, fue Aznar el que convirtió un partido de derecha moderada, como AP, en un partido de centro progresista. Se desterró la palabra "derecha" del vocabulario y Aznar no se cansaba de repetir que el PP era un partido de centro progresivo. En el colmo del disparate, recuerdo que un periodista le preguntó a uno de los líderes del PP en esta época de Aznar por el voto de la derecha y, ni corto ni perezoso, respondió que el PP no era un partido de derechas y que por lo tanto no le interesaba el voto de la derecha, con lo que si alguien era de derechas mejor que no votase al PP. Así de claro y de directo. Por eso no entiendo esas idealizaciones de Aznar a posteriori. Aznar fue el que convirtió al PP en un partido progre, favorable a la sodomía y al reconocimiento legal de las uniones de hecho sodomíticas; favorable al aborto hasta legalizar la píldora abortiva, aunque tuviese compradas a las organizaciones provida; favorable al feminismo y a todo tipo de inmoralidades. Fue Aznar el que le dio carta de naturaleza a todas esas aberraciones dentro de la derecha. Dudo mucho que, de haber estado al mando Rajoy, hubiese normalizado todas esas aberraciones con la misma celeridad que Aznar, aunque sólo fuese por su carácter más prudente y menos ambicioso. De todas formas, recuerdo que Rajoy procedía de la Unión Nacional Española de Gonzalo Fernández de la Mora, el partido menos liberal de los que se integraron en AP. Fue Aznar el que vapuleó la memoria de los nacionales en la Guerra Civil, el que condenó en el Congreso el Alzamiento de 1936, el que se hartaba de condenar la dictadura franquista a todas horas y el que puso de moda a Azaña como referente de la derecha, de la mano de izquierdistas reconvertidos como Losantos. Fue también Aznar el que entregó España definitivamente a los separatistas, pactando con ellos incluso cuando no tenía necesidad, y cediéndoles importantes competencias que han servido para socavar la unidad de España. Fue Aznar el que dijo que el PP sólo debía ocuparse de gestionar la economía y que debía dejar al margen cualquier batalla ideológica. Fue el que convirtió al PP en un partido liberal, en lo moral y en lo económico. Fue el que hizo tábula rasa de toda tradición anterior de la derecha, que incluso en su versiones más descafeinadas siempre se había mostrado crítica con el liberalismo económico. Superó al PSOE en corrupción, que ya era difícil, y fue el más fiel lacayo que se ha conocido de Estados Unidos e Israel. Nos metió en una guerra internacional cuyas consecuencias golpearon a España y todavía golpean al mundo y, para minimizar la pérdida de votos, generó una guerra civil de baja intensidad a base de teorías de la conspiración. Ni Atila lo habría hecho mejor. Rajoy tuvo que gestionar todo este legado envenenado de Aznar y se llevó todas las culpas. Así lo he vivido yo al menos. Y me daría igual por Rajoy (pues algo de culpa le toca) si no fuese porque Aznar se marchó de rositas, se presenta como espejo de gobernantes y sigue mangoneando pese a haber dejado España y la derecha como un solar.
  8. Hispanorromano

    La comparativa entre Rajoy y Aznar

    elprotegido, lo veo bastante parecido a ti. Nunca entendí muy bien esa corriente de odio contra Rajoy que surgió dentro del PP, atizada por personajes turbios como Losantos, César Vidal o Ariza a los que les hizo concesiones la liberal Esperanza Aguirre. Para mí Aznar y Rajoy fueron malos gobernantes, pero estimo preferible a este último. Rajoy se encontró con el legado envenenado de Aznar y lo intentó gestionar como pudo. Cuando hablo del legado envenenado de Aznar no me refiero sólo a la corrupción desmadrada del PP, que todos sabemos que procede de la época de Aznar, sino también a la transformación ideológica de AP en un partido progre de centro, que fue pilotada enteramente por Aznar. Conozco el proceso por algo más que la lectura atenta de los periódicos, ya que un familiar formó parte de la antigua AP y vivió la refundación en PP. Efectivamente, fue Aznar el que convirtió un partido de derecha moderada, como AP, en un partido de centro progresista. Se desterró la palabra "derecha" del vocabulario y Aznar no se cansaba de repetir que el PP era un partido de centro progresivo. En el colmo del disparate, recuerdo que un periodista le preguntó a uno de los líderes del PP en esta época de Aznar por el voto de la derecha y, ni corto ni perezoso, respondió que el PP no era un partido de derechas y que por lo tanto no le interesaba el voto de la derecha, con lo que si alguien era de derechas mejor que no votase al PP. Así de claro y de directo. Por eso no entiendo esas idealizaciones de Aznar a posteriori. Aznar fue el que convirtió al PP en un partido progre, favorable a la sodomía y al reconocimiento legal de las uniones de hecho sodomíticas; favorable al aborto hasta legalizar la píldora abortiva, aunque tuviese compradas a las organizaciones provida; favorable al feminismo y a todo tipo de inmoralidades. Fue Aznar el que le dio carta de naturaleza a todas esas aberraciones dentro de la derecha. Dudo mucho que, de haber estado al mando Rajoy, hubiese normalizado todas esas aberraciones con la misma celeridad que Aznar, aunque sólo fuese por su carácter más prudente y menos ambicioso. De todas formas, recuerdo que Rajoy procedía de la Unión Nacional Española de Gonzalo Fernández de la Mora, el partido menos liberal de los que se integraron en AP. Fue Aznar el que vapuleó la memoria de los nacionales en la Guerra Civil, el que condenó en el Congreso el Alzamiento de 1936, el que se hartaba de condenar la dictadura franquista a todas horas y el que puso de moda a Azaña como referente de la derecha, de la mano de izquierdistas reconvertidos como Losantos. Fue también Aznar el que entregó España definitivamente a los separatistas, pactando con ellos incluso cuando no tenía necesidad, y cediéndoles importantes competencias que han servido para socavar la unidad de España. Fue Aznar el que dijo que el PP sólo debía ocuparse de gestionar la economía y que debía dejar al margen cualquier batalla ideológica. Fue el que convirtió al PP en un partido liberal, en lo moral y en lo económico. Fue el que hizo tábula rasa de toda tradición anterior de la derecha, que incluso en su versiones más descafeinadas siempre se había mostrado crítica con el liberalismo económico. Superó al PSOE en corrupción, que ya era difícil, y fue el más fiel lacayo que se ha conocido de Estados Unidos e Israel. Nos metió en una guerra internacional cuyas consecuencias golpearon a España y todavía golpean al mundo y, para minimizar la pérdida de votos, generó una guerra civil de baja intensidad a base de teorías de la conspiración. Ni Atila lo habría hecho mejor. Rajoy tuvo que gestionar todo este legado envenenado de Aznar y se llevó todo las culpas. Así lo he vivido yo al menos. Y me daría igual por Rajoy (pues algo de culpa le toca) si no fuese porque Aznar se marchó de rositas, se presenta como espejo de gobernantes y sigue mangoneando pese a haber dejado España y la derecha como un solar.
  9. A la Bestia_Parda se le ve el plumero cuando empieza a acusar al Papa de "montonero". Es el típico fachilla pauloviano que se mueve en manada y que no es capaz de comprender lo que fueron el carlismo o el falangismo. Esto de acusar al Papa de separatista ha sido un recurso más del ataque planificado contra el Santo Padre. En verdad no les importa gran cosa lo de Cataluña. Por eso en los últimos años apoyaron a un partido antiinmigración que votaba a favor de mociones separatistas en los ayuntamientos catalanes y que se retrataba con la estelada. Además de por su condición de hispano y de jesuita, creo que la razón principal del odio a Francisco es la postura que tiene en relación con la inmigración y el islam, por lo demás bastante similar a la de papas anteriores. El tema es que en los últimos siete años se han producido una serie de movimientos tectónicos en el campo derechista que han hecho que vire hacia posiciones cada vez más racistas e islamófobas, al son que marcan los intereses geopolíticos de determinadas potencias cuya influencia en la derecha habría sido impensable hace años.
  10. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a javier

    Javier, muy interesante lo que comentas de la teoría de la conspiración como medio para sembrar la desconfianza y como una de las malas artes del demonio. Es un tema al que le hemos dedicado varios hilos y que personalmente me preocupa mucho. Confieso haber creído en alguna teoría de la conspiración que con los años descubrí que era falsa y que había sido más bien un medio para manipularme. Es normal que pasen estas cosas. Pero con internet todo esto está cobrando un auge que empieza a dar miedo. El otro día puse no sé qué vídeo en Youtube y en la barra lateral el sistema me ofrecía sugerencias automáticas: que si la Tierra plana, que sí los políticos pederastas, que si la conspiración de los jesuitas y del Vaticano... Sería genial que pudieses ampliar tu opinión en los hilos que hemos dedicado a estos temas o, incluso mejor, que abrieses un hilo para explicar tu punto de vista.
  11. Hispanorromano

    Una teoría sobre las conspiraciones

    ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa. Las razones que aporta el artículo me parecen muy válidas. Es evidente que en algunos complotistas hay un afán de sentirse especiales y de distinguirse artificialmente de los "borregos". Por otra parte, ante una realidad incierta y compleja, es más cómodo y aporta más tranquilidad atribuir los problemas a una única causa. Yo añadiría que en ocasiones el complotismo es un sucedáneo religioso que puede dar lugar a verdaderas sectas. Cristina Martín, después de agotar el tema Bilderberg, ha escrito un libro sobre los "dioses venidos del espacio". También podría haber algo de proyección en este esquema: si estás acostumbrado a maquinar, es probable que le atribuyas a los demás ese mecanismo mental. Estas tesis psicológicas pueden explicar por qué algunas teorías de la conspiración enganchan a mucha gente. Pero no explican quién crea las teorías de la conspiración y por qué razones, lo que en mi opinión es más importante, porque el problema conviene atajarlo en su origen. Yo manejo varias teorías al respecto: 1) Origen espontáneo: lo mismo que pueden surgir rumores de la maledicencia del populacho, la confluencia de varios rumores podría dar origen a algunas teorías de la conspiración de manera espontánea. Pero creo que esto sólo sería aplicable a un número reducido de casos. 2) Origen comercial: es evidente que la difusión de estas teorías se ha convertido en un gran negocio. En Youtube los vídeos que mejor se monetizan son los de conspiraciones. Gana el conspiracionista y gana Yotube/Google. Las librerías están atestadas de estos libros. La industria del entretenimiento ha encontrado un gran filón. 3) Origen gnóstico: muchas de estas teorías tienen un trasfondo gnóstico. En general todo el mundillo del "misterio" que cultivan Iker Jiménez y compañía. El subforo 'Conspiraciones' de BBJ es un hervidero gnóstico donde lo mismo te hablan de los cátaros que te dicen que Yahvé es Satanás. 3) Origen político e ideológico: muchas de estas teorías podrían haber sido creadas por grupos ideológicos y sobre todo por Estados. Es difícil demostrarlo, pero en algunas casos salta la vista. Por ejemplo, en el caso de la conspiración sobre el asesinato de Kennedy, es evidente que le convenía a Rusia para ocultar su propia pista, lo mismo que le convenía sembrar la duda sobre la llegada de EEUU a la Luna: *Tema mítico* : PUTIN desenmascarara la mayor mentira de la Guerra Fria que Nixon nos colo con lo de la llegada a la Luna Con el derribo del MH17 sobre la Ucrania ocupada y el asesinato de Skripal, los medios rusos lanzaron al ruedo infinidad de teorías que sirvieron para ocultar su responsabilidad y para generar desconcierto en Occidente. Este artículo lo explica muy bien: How a powerful Russian propaganda machine chips away at Western notions of truth La teoría de las conspiración sobre los jesuitas les aprovecha políticamente a los ortodoxos (por los jesuitas se ganó Polonia para la Catolicidad), pero también a los protestantes y a los ilustrados. En general les aprovecha a los enemigos de la Iglesia católica y a los enemigos de España. Como internet es anglocéntrica, las teorías sobre los jesuitas acaparan gran parte de las páginas conspiracionistas. En ocasiones el origen es más ideológico que político, pero sigue teniendo aplicaciones políticas. La teoría de que los monjes envenenaban las aguas tiene su origen en el anticlericalismo liberal, pero le aprovechaba políticamente a la Francia que entonces intentaba imponer su hegemonía en Europa. El Plan Kalergi se lo inventó Gerd Honsik, un neonazi austriaco bastante lerdo que buscaba así propagar su ideología. Pero ahora le aprovecha políticamente a Rusia para embestir contra Europa. Estas teorías tuvieron un origen ideológico, pero pronto se les encontraron aplicaciones geopolíticas. Me inclino a pensar que, en su mayoría, las teorías de la conspiración tienen un origen ideológico y político que a veces se entremezcla con otros factores. Con la imprenta se desató una guerra de propaganda en la que nunca entramos los españoles, pero con internet se ha convertido en una guerra total en la que siguen llevando la batuta los Estados, pero socorridos ahora por miles de cibervoluntarios que en algunos casos ni siquiera son conscientes de su función en el engranaje. Quizá la verdadera conspiración sea la de quienes se dedicar a crear y difundir estas teorías que se utilizan como arma arrojadiza. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  12. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a javier

    Javier, tus palabras son reconfortantes. Espero que te sientas a gusto en el foro y nos honres con tus intervenciones. Por cierto, ¿es posible que en su día formases parte del FSTM?
  13. Caray, EspañolCompungido, tu mensaje es de los que levantan el ánimo.
  14. Hispanorromano

    Petición a Peritta.

    Precisamente por ese detalle que ha comentado es mucho más fiable Europa Press que Russia Today. Europa Press es un negocio que se basa en dar noticias lo más ajustadas a la realidad que sea posible. Si fuese propaganda, como Russia Today, sería gratis. Pues la propaganda busca la máxima difusión y no pone cortapisas al "copiar y pegar". Si Europa Press mintiese reiteradamente, la gente (o más exactamente los periódicos) dejarían de pagar por sus servicios y se iría a pique su negocio. Más le vale no inventarse cosas.
  15. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a INIDENTIFICADA

    Bienvenida y ojalá te animes a participar.
  16. Hispanorromano

    El hilo de la Contrarmada contra Elvira Roca.

    Se producen las primeras réplicas al panfletillo de Villacañas, en este caso de un médico:
  17. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a Nexcor

    Bienvenido.
  18. Hispanorromano

    Damos la bienvenida a patriciolons

    Bienvenido, Patricio.
  19. Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
  20. Hispanorromano

    Santiago Mata.

    Muy importante esta información de Santiago Mata: Lo pongo aquí por no abrir un hilo nuevo, pues creo que no dedicamos ninguno al Yunque y su entramado. Otro tema interesante es el influjo nazbol que se empieza a notar en la derecha. El otro día, un artículo de Prada en el que, a cuento de la serie sobre Chernóbil, sale en defensa de la URSS. Acabo de terminar un libro de Gambra en el que varias veces hace una defensa disimulada de la URSS. El tema comienza a ser preocupante. Nos decían que Putin no tenía nada que ver con la URSS y ridiculizaban a todo el que sugería que tal vez había una conexión profunda que va más allá de cambios de régimen, pero siempre que pueden salen en defensa de la URSS. Así que algo no cuadra.
  21. Hispanorromano

    Contra el germanófilo Ortega y Gasset

    Rescato otra interesante crítica al germanófilo Ortega, esta vez de José Pemartín, intelectual poco conocido pero que tuvo gran importancia como ideólogo de la Unión Patriótica del General Primo de Rivera y más tarde en el franquismo de los inicios. Se sitúa en las coordenadas de un tradicionalismo al margen de las organizaciones carlistas. El pasaje que cito procede de un artículo de la revista Acción Española, de la que era asiduo colaborador. Se podría titular perfectamente Maeztu frente al germanófilo y anticatólico Ortega. Espero que os guste, pero también podéis comentar si no estáis de acuerdo en algún punto. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - De entre las ruinas de este grupo del 98 sólo dos valores intelectuales destacan, señeros, en este año de 1934: José Ortega y Gasset y Ramiro de Maeztu. Ambos proceden de un mismo origen; el más bello libro de Ortega y Gasset, Meditaciones del Quijote, lleva la siguiente dedicatoria: «A Ramiro de Maeztu con un gesto fraternal». Después sus rutas se han separado... Son los dos escritores de la España de hoy que han tenido mayor influencia sobre mi espíritu. El hecho es sin interés; lo anoto porque lo creo común a muchos de mi generación. José Ortega y Gasset, siguiendo el camino tradicional en los heterodoxos españoles, fue a buscar más allá de las fronteras el ideal que no supo encontrar en España. Ramiro de Maeztu también. Pero fueron en distintas épocas y por distintos mundos. Y esto puede explicar la divergencia total del resultado. Maeztu, en su temprana juventud, viajó por América. Estuvo en Cuba en los últimos momentos dolorosos de la separación. Y a través de la tremenda declinación del prestigio español en América pudo vislumbrar en su alma dolorida por la dura circunstancia la obra civilizadora, humana, cristiana de la España del XVI. Después Maeztu volvió a salir de España poco antes de la guerra, y durante la guerra, en aquellos años azarosos en que el bisturí sangriento de la lucha terrible ponía al descubierto la médula podrida de la llamada civilización europea: la consecuencia de ese europeismo en el que se han inspirado todos, todos los movimientos antinacionales: el de los enciclopedistas, el de los afrancesados, el de los kraussistas. Y por último el de los germanizantes de la generación del 98, de los discípulos de Cohen, de Natorp, de la escuela de Marburgo, sobre cuyo frente se destaca Ortega y Gasset. Maeztu salió a Europa a buscar respuesta a esta pregunta: «¿En qué consiste la superioridad de los anglo-sajones?». Y se encontró con que esa superioridad, esa civilización superior no es sino aparente, y debida principalmente a ciertas circunstancias y coincidencias pasajeras, de tipo económico: vapor y minas de carbón, industrialismo liberal y dominios de ultramar explotables, etcétera. Civilización que se derrumba estrepitosamente —ejemplos actualísimos y decisivos: Norteamérica, Irlanda, la India— cuando las circunstancias materiales varían. Maeztu encontró también que la civilización católico-hispánica ha creado un admirable tipo social: la familia cristiana en la «Romanía» europea, Portugal, España, Francia, Italia, Rumania, parte de Bélgica y Suiza. Y en las irradiaciones de esta extensa zona sobre Alemania, Austria, Inglaterra y los países del Norte. Y en toda Sud-América. Con ello la civilización romano-cristiana ha construido, en el fondo sustancial humano del mundo, un edificio moral de altísimo valor espiritual y vital, infinitamente superior al de esa pretendida civilización anglo-sajona, fundada en la desviación de soberbia y de rebeldía de Lutero y del puritanismo... La doctrina esencial de Maeztu es el dogma cristiano de la salvación por el apostolado; la creencia en la misión histórica, providencial, de España, de llevar la Gracia de Cristo y de la Redención por todo el orbe. La doctrina esencial de Ortega y Gasset (1) es precisamente la supresión del Catolicismo como parte fundamental de la Historia de España. Esto, que parece un monstruoso absurdo, una pura exageración por mi parte, es la verdad exacta. No podemos detenernos en esta rápida crónica todo lo que esta inconcebible actitud cultural merece. Pero a continuación se verá un extracto de la concepción histórica de la cultura europea, y por ende española, resumido en media docena de párrafos tomados todos ellos de Ortega y Gasset: «Grecia ha inventado los temas substanciales de la cultura europea...» «Hay, no una cultura latina, sino una cultura mediterránea...» «Roma no es más que un pueblo mediterráneo...» «Aparecen semejanzas entre las instituciones de los pueblos norte-africanos y los sur-europeos...» «La cultura de Roma es, en los órdenes superiores, totalmente refleja...» «Una vez rota la cadena de tópicos que mantenía a Roma anclada en el Pireo, las olas del mar Jónico, de inquietud tan afamada, la han ido removiendo hasta soltarla en el Mediterráneo, como quien arroja de casa a un intruso.» «Europa comienza cuando los germanos entran plenamente en el organismo unitario del mundo histórico...» «Germanizadas Italia, Francia y España, la cultura mediterránea deja de ser una realidad pura y queda reducida a un más o menos de germanismo...» «Los pensamientos nacidos en Grecia toman la vuelta de Germania. Después de un largo sueño, las ideas platónicas despiertan bajo los cráneos de Galileo, Descartes, Leibnitz y Kant, germanos. El dios de Esquilo, más ético que metafísico, repercute toscamente, fuertemente, en Lutero; la pura democracia ática de Rousseau y las musas del Partenón, intactas durante siglos, se entregan un buen día a Donatello y Miguel Ángel, mozos florentinos de germánica prosapia.» La tesis de Ortega y Gasset es, pues, muy sencilla. Suprimir en absoluto la influencia de la Roma cristiana en la civilización europea. Roma, el cristianismo romano del año 100 al año 800 no ha existido, según esta concepción de la cultura europea. Se borran de la historia los ocho primeros siglos de nuestra era, y ya está. Los fundamentos históricos de la cultura europea son, pues, para Ortega y Gasset: 1.º La filosofía griega. 2.º Las invasiones germánicas, «que modelan a Europa medieval según el derecho germánico». 3.º El platonismo del Renacimiento y el racionalismo subsiguiente, a los que Ortega, con un desparpajo que asombra, pretende dar una tonalidad exclusivamente germánica. La cultura romano-cristiana, la cultura post-imperial y cristiana, la que dio a Francia, a España, a Italia, a Portugal, a la «Romanía» sus idiomas, su religión; el Derecho romano, las ciudades latinas de Occidente, el Imperio Cristiano de Oriente, los Concilios, la Patrística, toda aquella lenta pero radical transformación del germanismo bárbaro entre el siglo VI y el X bajo la influencia civilizadora del Cristianismo romano; toda esta formación cultural de la que la filología románica nos va marcando la labor civilizadora admirable; todo lo que han escrito Fustel de Coulanges y Gastón Boissier, Schultze y Ferdinand Lot... Todo esto Ortega lo borra de un trazo de su pluma dogmática. Constantino, Teodosio, Tertuliano, San Jerónimo, San Agustín, San Isidoro y San Hermenegildo, San Remigio y Clodoveo, Gregorio VII y Enrique IV, la filosofía aristotélica medieval, San Alberto Magno, Santo Tomás de Aquino, Dante... Y después la Contrarreforma, el Concilio de Trento, San Ignacio de Loyola, el divino Impaciente, la Evangelización de los indios, la civilización de América... Todo esto no existe... Tan sólo cuentan, en la civilización europea, según Ortega, Grecia con su pensamiento en el siglo V antes de Jesucristo, y después Germania y sus filósofos, a partir del siglo XV, después de Jesucristo. Todo lo demás es «cultura mediterránea», pseudo africana... Esta es, en suma, la absurda, la radicalmente antiespañola concepción del mundo occidental por José Ortega y Gasset (2). Semejante concepción de la Historia es sencillamente una negación de España. Porque borrar al Catolicismo y a Roma de la cultura europea es borrar de ella a España. Ortega y Gasset suscribe, pues, íntegra la necia frase del pretencioso doctrinario hugonote Guizot: «España no influyó en la civilización del mundo». Por eso, a pesar de su talento innegable, a pesar de la elegancia de su estilo, bien puede decirse que D. José Ortega y Gasset ha clavado su bandera en el castillo de popa del buque Fracaso. Y con él se hunde en el descrédito como político y como pensador español. Como filósofo, no es este el lugar ni el tiempo para el comentario. Señalemos tan sólo que puede decirse de él lo que él dice de Roma: que es un reflejo... Ramiro de Maeztu tomó decididamente una posición antigermánica —en el sentido filosófico, se entiende— cuando en su célebre libro La Crisis del Humanismo, publicado en el año 1919, hizo notar que la terrible guerra europea había sido una consecuencia directa de la concepción hegeliana del Estado, en contraposición con la concepción cristiana. Y cuando, contra el antiguo humanismo, contra el racionalismo kantiano, descendiente de la Reforma, afirmó la trilogía de los Valores morales: el Poder, el Saber y el Amor. Más tarde, su pensamiento se afirma más y más en sentido positivo, en el sentido español y católico, hasta llegar a esos admirables estudios sobre el Ser de la Hispanidad, con los que tanto ha honrado e ilustrado a nuestra Revista. _______________ (1) Me refiero a su concepción histórica; su concepción filosófica, de contornos tan esfumados, resulta, por lo menos para mí, indescriptible. (2) No se crea que esta concepción de Ortega y Gasset —cuyos párrafos citados los tomo todos del Apartado VI, Cultura mediterránea (páginas 76 a 83), de Meditaciones del Quijote (tercera edición)—, es una ligereza pasajera de esas que algunas veces se escapan a nuestro meditador nacional; no. En otros muchos párrafos de su variada obra, su germanismo radical vuelve testarudamente a querer eliminar de la cultura europea toda influencia cristiano-romana. Vida cultural – Filosofía – Maeztu en la Academia Española, José Pemartín, Acción española, Madrid, 16-2-1934, n.º 47, pp. 1138-1142.
  22. La frase es para enmarcarla: Al margen de que no nos gusten algunos aspectos de este Papa, no hay duda de que es el Papa y de que no hay un "papa alternativo". Laminar la autoridad del Papa en función de sentimientos personales con escasa relación con la realidad, sin ofrecer además ninguna alternativa, como hacen los conservadores, es trabajar para la destrucción de la Iglesia. A la hora de juzgar a un papa, sería un un grave error guiarse por lo que publican trapisondistas como Ariza, Fernández de la Cigoña y Bustamante*, a los que la democrática internet ha concedido la posibilidad de presentar sus detritos de perros rabiosos como si fueran juicios fundamentados. Sería un error guiarse por estos opinadores maliciosos que, además, tienen una dirección internacional cada vez más clara. Una dirección que no es nada favorable a los intereses españoles ni en general a la Iglesia católica. En Francisco veo a un Papa cuyas formas no me gustan exceso y que ha cometido algunas equivocaciones, pero no más que sus predecesores. Veo a un Papa que está animado de una buena voluntad que, en algunos aspectos, me parece más limpia que la de algunos predecesores. Veo a un Papa bueno que trata de sacar la Iglesia adelante en medio de enormes dificultades, pero al que desde el principio la derecha amoral y apátrida ha tratado de boicotear de forma salvaje, negándole el más elemental respeto que se le debe a un padre, a un papa, sólo por el hecho de serlo. Al principio de su papado yo era crítico, como lo he sido con papas anteriores, pero cuando he comprendido el juego sucio que se traen entre manos sus detractores, no me ha quedado más remedio que tomar partido por este Papa, por un deber elemental de justicia y por el deber católico de defender a la Iglesia amenazada. ----- *Por cierto, la CTC ha decidido premiar la febril actividad cismática de Luis Fernando Pérez Bustamante concediéndole una columna en su publicación oficial, Ahora Desinformación, desde la que seguir vomitando su odio antipapista de criptoprotestante: Luis Fernando Pérez – Ahora Información
  23. Las fiestas populares ya hace tiempo que están muy paganizadas. Por ejemplo, las fiestas en honor a San Fermín han ido perdiendo su esencia religiosa y cada vez más son una verdadera orgía pagana, donde el sexo y el alcohol fluyen con una naturalidad que asustaría a los antiguos paganos. No entiendo cómo las autoridades religiosas no han tomado cartas en el asunto. De otro lado, ese carácter de desenfreno sexual y alcohólico, unido a la presencia masiva de la juventud, hace que estas fiestas resulten proclives a la violencia. Donde hay sexo —o simplemente competición sexual— hay violencia. Donde hay alcohol hay una desinhibición que en algunos individuos hace que afloren la agresividad y los peores instintos tribales. Si todo ello lo aderezamos con la presencia masiva de la juventud —de por sí proclive a la violencia, por simple condición física y por la necesidad de afirmar su personalidad— en espacios muy reducidos, donde abundan los involuntarios pisotones, empujones y codazos para abrirse paso entre la multitud, tenemos un cóctel explosivo. En ese ambiente de competición sexual y desinhibición alcohólica, cualquier pisotón involuntario es susceptible de interpretarse como una agresión y dar lugar a una pelea. La música tampoco acompaña. La música moderna, desde el rock hasta el tecno, se basa en ritmos sincopados que despiertan instintos tribales y generan agresividad en el oyente. Esa agresividad musical puede ser positiva si, en un momento dado, estoy deprimido en casa y necesito algo que me anime. Me pongo una canción de hard rock o de tecno industrial y por momentos me siento mejor. Pero a la larga ese tipo de música no despierta instintos sanos en el individuo y mucho menos en la masa. Las tribus urbanas y la ultraviolencia tipo La naranja mecánica están muy unidas a toda esa música moderna. En suma, con esos precedentes, es lógico que en las fiestas populares se produzcan de forma regular episodios de violencia graves. Desde que empecé a salir por la noche, a principios de los noventa, recuerdo siempre peleas de las que resultaba difícil escapar por muy buena voluntad que le echases. En la zona de los bares copas y discotecas, todos los fines de semana se libraba una guerra que a algunos les dejó simples magulladuras pero que a otros les supuso una estancia en el hospital o la muerte. Esta violencia era especialmente notoria en las fiestas populares, donde las aglomeraciones, el alcohol y la competición sexual alcanzaban su punto más alto. De siempre, recuerdo que en las fiestas de mi ciudad se producían todo tipo de peleas y reyertas que a veces acababan en muertes. No sé desde cuando es así, pero he leído algunas crónicas locales de los años 60 en las que se retrataba una violencia parecida, aunque no tan nihilista. En los últimos tiempos la novedad es que a los episodios de violencia pura se unen los de abusos y violencias sexuales, con frecuencia sodomíticas, que al menos en mi época eran una cosa rara en las fiestas populares. Supongo que algo tendrá que ver que desde la infancia se tenga un acceso ilimitado a la pornografía más escabrosa que se pueda imaginar desde el PC o desde el teléfono móvil. O el hecho de que, gracias al feminismo, se considere a la mujer igual al hombre, con lo que no debería ser objeto de especial respeto o protección, y se considere que es un derecho de la mujer hacer uso de los reclamos sexuales que estime oportunos. En los últimos tiempos los medios publican muchas noticias sobre agresiones en fiestas. Pero, sinceramente, no creo que haya un aumento significativo de la violencia. Incluso diría que, desde hace una década, las zonas de copas son mucho más tranquilas que antaño. La diferencia es que ahora abren los telediarios y copan las redes sociales informaciones que antes no pasaban de la crónica de sucesos en la prensa local. Y me parece que esa sobreexposición mediática no aporta nada positivo. Por el contrario, puede hacer que surjan imitadores, de lo que conozco más de un caso. Ahora bien, el problema de la violencia de la juventud existe y lo venimos arrastrando desde hace tiempo. ¿Cómo solucionarlo? Una parte de la violencia es inherente a la juventud y al ligoteo. Ayudaría frecuentar otro tipo de músicas, moderar el consumo de alcohol, evitar las aglomeraciones y proponer a la juventud otros cauces para encontrar "pareja". Pero veo difícil que se solucione si no vamos a la raíz, que es la paganización de unas fiestas que en origen eran cristianas. Si la sociedad no vuelve a ser católica, seguirán estas violencias o, en el caso de que se reduzcan por la falta de juventud o por la creciente reclusión de ésta en lo "virtual", como de hecho podría estar sucediendo, se trasladarán al ámbito privado, sobre todo al terreno sexual.
  24. No le auguro un gran futuro al libelo de Villacañas. De momento, en las librerías no se publicita en los expositores preferentes. No creo que se esté vendiendo mucho. El libro de Elvira Roca ha estado durante mucho tiempo en los expositores principales. Y ahora se sigue exhibiendo en baldas preferentes, además en dos ediciones: la normal, que ya no sé por qué edición va, y la de lujo en tapa dura, para regalar a los amigos. Alrededor de Imperiofobia se exhiben otros libros que tratan de desmontar la leyenda negra. Elvira Roca ha creado escuela. En cambio, la escuela de Villacañas es tan conocida y ha sido objeto de tanta atención que es probable que termine provocando hartazgo e indiferencia en el público general. Sólo convencerá a los sectarios de siempre. No sé si Elvira Roca ha respondido a Villacañas o tiene previsto hacerlo. De momento no me consta. ¿Creéis que debería responder? A veces el mejor desprecio es no hacer aprecio.
  25. A mi juicio existen varios problemas que en mi intervención anterior no traté por falta de tiempo. De un lado, las fiestas populares ya hace tiempo que están muy paganizadas. Por ejemplo, las fiestas en honor a San Fermín han ido perdiendo su esencia religiosa y cada vez más son una verdadera orgía pagana, donde el sexo y el alcohol fluyen con una naturalidad que asustaría a los antiguos paganos. No entiendo cómo las autoridades religiosas no han tomado cartas en el asunto. De otro lado, ese carácter de desenfreno sexual y alcohólico, unido a la presencia masiva de la juventud, hace que estas fiestas resulten proclives a la violencia. Donde hay sexo —o simplemente competición sexual— hay violencia. Donde hay alcohol hay una desinhibición que en algunos individuos hace que afloren la agresividad y los peores instintos tribales. Si todo ello lo aderezamos con la presencia masiva de la juventud —de por sí proclive a la violencia, por simple condición física y por la necesidad de afirmar su personalidad— en espacios muy reducidos, donde abundan los involuntarios pisotones, empujones y codazos para abrirse paso entre la multitud, tenemos un cóctel explosivo. En ese ambiente de competición sexual y desinhibición alcohólica, cualquier pisotón involuntario es susceptible de interpretarse como una agresión y dar lugar a una pelea. La música tampoco acompaña. La música moderna, desde el rock hasta el tecno, se basa en ritmos sincopados que despiertan instintos tribales y generan agresividad en el oyente. Esa agresividad musical puede ser positiva si, en un momento dado, estoy deprimido en casa y necesito algo que me anime. Me pongo una canción de hard rock o de tecno industrial y por momentos me siento mejor. Pero a la larga ese tipo de música no despierta instintos sanos en el individuo y mucho menos en la masa. Las tribus urbanas y la ultraviolencia tipo La naranja mecánica están muy unidas a toda esa música moderna. En suma, con esos precedentes, es lógico que en las fiestas populares se produzcan de forma regular episodios de violencia graves. Desde que empecé a salir por la noche, a principios de los noventa, recuerdo siempre peleas de las que resultaba difícil escapar por muy buena voluntad que le echases. En la zona de los bares copas y discotecas, todos los fines de semana se libraba una guerra que a algunos les dejó simples magulladuras pero que a otros les supuso una estancia en el hospital o la muerte. Esta violencia era especialmente notoria en las fiestas populares, donde las aglomeraciones, el alcohol y la competición sexual alcanzaban su punto más alto. De siempre, recuerdo que en las fiestas de mi ciudad se producían todo tipo de peleas y reyertas que a veces acababan en muertes. No sé desde cuando es así, pero he leído algunas crónicas locales de los años 60 en las que se retrataba una violencia parecida, aunque no tan nihilista. En los últimos tiempos la novedad es que a los episodios de violencia pura se unen los de abusos y violencias sexuales, con frecuencia sodomíticas, que al menos en mi época eran una cosa rara en las fiestas populares. Supongo que algo tendrá que ver que desde la infancia se tenga un acceso ilimitado a la pornogafía más escabrosa que se pueda imaginar desde el PC o desde el teléfono móvil. O el hecho de que, gracias al feminismo, se considere a la mujer igual al hombre, con lo que no debería ser objeto de especial respeto o protección, y se considere que es un derecho de la mujer hacer uso de los reclamos sexuales que estime oportunos. En los últimos tiempos los medios publican muchas noticias sobre agresiones en fiestas. Pero, sinceramente, no creo que haya un aumento significativo de la violencia. Incluso diría que, desde hace una década, las zonas de copas son mucho más tranquilas que antaño. La diferencia es que ahora abren los telediarios y copan las redes sociales informaciones que antes no pasaban de la crónica de sucesos en la prensa local. Y me parece que esa sobreexposición mediática no aporta nada positivo. Por el contrario, puede hacer que surjan imitadores, de lo que conozco más de un caso. Ahora bien, el problema de la violencia de la juventud existe y lo venimos arrastrando desde hace tiempo. ¿Cómo solucionarlo? Una parte de la violencia es inherente a la juventud y al ligoteo. Ayudaría frecuentar otro tipo de músicas, moderar el consumo de alcohol, evitar las aglomeraciones y proponer a la juventud otros cauces para encontrar "pareja". Pero veo difícil que se solucione si no vamos a la raíz, que es la paganización de unas fiestas que en origen eran cristianas. Si la sociedad no vuelve a ser católica, seguirán estas violencias o, en el caso de que se reduzcan por la falta de juventud o por la creciente reclusión de ésta en lo "virtual", como de hecho podría estar sucediendo, se trasladarán al ámbito privado, sobre todo al terreno sexual.
×