Jump to content

Hispanorromano

Consejero
  • Content Count

    1,799
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    158
  • Puntos de mejora

    15,598 [ Donate ]

Everything posted by Hispanorromano

  1. Comparto un artículo de la prensa mexicana que me ha gustado bastante. Me ha gustado porque, contra lo que cabía prever, no saca a a relucir ningún mantra indigenista y de hecho enmarca muy correctamente el atentado de El Paso dentro de una corriente más profunda de hostilidad hacia España y hacia el catolicismo que ha caracterizado siempre a los Estados Unidos. También incluye algunas consideraciones geopolíticas que merecen tenerse en cuenta. Creo que es una buena noticia que los mexicanos empiecen a contemplar los ataques que sufren en Estados Unidos como parte de una corriente más amplia que va contra España y contra el catolicismo. Añado una pequeña coda. La derecha española y el sector católico que vienen simpatizando a muerte con el Partido Republicano ocultan el apoyo que recibe este partido de importantes lobbies ecologistas y eugenésicos que apoyan el aborto, al esterilización y todo tipo de medios inmorales para limitar el crecimiento de la población hispana. El NYT publicó hace pocos días un interesante artículo sobre el tema (cito sólo cito los cuatro primero párrafos pero animo a leerlo entero): Sobre esta peculiar filántropa racista e hispanófoba hay más información en otro artículo del NYT: In Her Own Words: The Woman Who Bankrolled the Anti-Immigration Movement - The New York Times Aunque no es la única millonaria WASP que está embarcada en este tipo de lobbies racistas e hispanófobos que otorgan su apoyo al Partido Republicano. De esto nunca nos hablan los desvergonzados fans españoles del Partido Republicano. Tampoco los falsos provida que siempre hacen campaña por este partido.
  2. Me ha parecido interesante este mensaje publicado en BBJ en el que se formula una crítica a dicho foro que es extensible a toda internet, con importantes implicaciones sociales: Lo podía haber puesto en alguno de los hilos en que abordamos el fénomeno complotista, pero creo que la reflexión de este forero es lo bastante interesante para encabezar un hilo propio. Puede que exagere en algún punto, pero creo que retrata con bastante fidelidad el espíritu que reina en BBJ. Pero creo que sería un error centrarlo en ese foro. Es también el espíritu que reina en otros foros masivos y en las redes sociales. Es un espíritu de radical desconfianza hacia todas las autoridades (políticas, académicas o morales) y a la vez de infinita credulidad en todos los charlatanes que saben tocar las teclas adecuadas. Es un pesimismo radical que lleva a la autodestrucción y al aislamiento de la sociedad, al destruir por el placer de destruir, a la esterilidad completa en el plano físico y moral. Ha sentado fatal ese mensaje en BBJ. Acusan al autor de progre. Pero no veo nada de progre en ese retrato de la internet actual. Los progres, es verdad, se caracterizan por ser excesivamente optimistas, pero también hay un sector de la izquierda que se regodea en el pesimismo hasta provocar la autodestrucción. Es verdad que las cosas no marchan bien, pero llevarlo a ese punto de negatividad me parece que hace al individuo impotente y le impide una respuesta. Cierto pesimismo es ingrediente necesario en una actitud realista y hasta sana, pero llevar el pesimismo y el escepticismo a cotas tan radicales puede ser igual de contraproducente que el más radical de lo optimismos. Desde luego —poniéndome en plan conspiranóico— si quisiera cargarme una sociedad trataría de insuflarla sentimientos negativos de ese cariz que sólo pueden llevar a la impotencia y, finalmente, al suicidio.
  3. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    Buena definición de ese foro. Así lo veo yo también y ésa es la única razón por la que lo consulto. Puede servir para detectar tendencias. Es verdad que apenas es posible detectar una corriente de inspiración claramente española. Ya no sólo en ese foro sino en general en internet. Con internet todos giramos un poco alrededor del mundo anglosajón o desde luego de su lengua y cultura.
  4. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    Creo que sería bueno elaborar un listado de las xenofilias que circulan en España al objeto de catalogarlas y estudiarlas, quizá por separado en hilos específicos. Estas xenofilias pueden ser ligeramente inocuas o pueden dar lugar a la constitución de una especie de quinta columna que trabaje, consciente o inconscientemente, para los intereses de una nación extranjera. Esas naciones extranjeras conocen la utilidad de esos sentimientos y por ello dedican recursos para promoverlos y para capitalizarlos en su provecho. FRANCOFILIA Es quizá la más antigua de todas las xenofilias. Desde la Ilustración y la Revolución Francesa, gran parte de la opinión española gira en torno al país vecino. Tiene gran incidencia en los partidos liberales, especialmente en los de cuño más radical, que hacen gala de republicanismo, laicismo, anticlericalismo, etc. El posmodernismo ha influido mucho en la extrema izquierda. Pero, a mi juicio, Francia ha tenido también gran influencia sobre la extrema derecha. En algunos sectores del tradicionalismo se advierte una importante influencia de los legitimistas franceses y de otros sectores contrarrevolucionarios menos santos. De Francia viene la Revolución, pero también la reacción contra esa revolución, con lo que hasta cierto punto es normal esa influencia. Durante la Segunda República, los tradicionalistas no carlistas se agruparon en Acción Española, que era un calco, hasta en el nombre, de la Acción Francesa. En el ámbito religioso, quizá se ha prestado demasiada atención a la espiritualidad católica que venía de Francia y a fenómenos como el de la FSSPX, mientras que se desdeñaron fenómenos más genuinamente españoles como la Hermandad Sacerdotal Española, también tradicionalista pero que no cuestionaba tanto la autoridad papal. Otras dos influencias, éstas claramente perniciosas, se extienden desde Francia a la extrema derecha española: por un lado, la derecha que juega con el gnosticismo y el ocultismo, cuyo exponente más conocido sería Guénon; por otro, la famosa Nueva Derecha y algunos precedentes como Gobineau, aunque yo diría que estos últimos en realidad constituyen el Partido Alemán en Francia. ANGLOFILIA La distingo de la americanofilia aunque con frecuencia se dan juntas. La anglofilia afecta también al liberalismo español, pero más bien a los sectores conservadores, a diferencia de la francofilia, que afectaba a los sectores más progresistas. De siempre ha habido en España un sector conservador que simpatiza con la flema y con el clasismo típicamente británicos. También hay anglofilia en la extrema derecha: unos, por racismo, admiran el tratamiento que los británicos dieron a los habitantes de sus colonias, lo mismo que admiran fenómenos británicos como el de las tribus urbanas, especialmente el de los cabezas rapadas y los ultras futboleros. Otros, desde un punto de vista católico, le prestan una excesiva atención a Chesterton y al Movimiento de Oxford. De repente, parece que dentro del pensamiento católico no existan más que Chesterton, Belloc, Evelyn Waugh, C. S. Lewis y el Cardenal Newman. Algunos llegan a cabrearse si la Iglesia no beatifica a Chesterton y lo tienen todo el día en los labios. Soy un apasionado lector de Chesterton, y de hecho tengo previsto traer al foro algunos de sus artículos menos conocidos, pero me parece un poco desmedido ese culto a Chesterton y a los intelectuales ingleses que se da en el catolicismo español. Sobra decir que hay una anglofilia transversal que se manifiesta en el uso constante del inglés y en su defensa como lengua vehicular en la escuela. AMERICANOFILIA Se puede dar en conjunción con la anterior filia o por separado. Inicialmente era la izquierda la que sentía mayor admiración por los Estados Unidos, la más importante república moderna y también fuente de toda clase de movimientos utópicos que a veces se plasmaban en comunas, con una libertad de costumbres sin igual. No en vano, Estados Unidos se constituyó inicialmente con toda suerte de herejes que no tenían hueco en Europa. Aunque ha decaído esta admiración por Yanquilandia, por su enfrentamiento con Rusia, la izquierda sigue importando buena parte de su ideario de los Estados Unidos. La derecha era radicalmente antiyanqui: veía en Estados Unidos el gran enemigo de Hispanoamérica y el que nos usurpó los últimos restos del Imperio, pero también veía en este país el gran coloso de la modernidad inhumana, junto a Rusia. A partir de 1953, y quizá desde unos años antes, la derecha va abandonando esta animadversión contra Estados Unidos. Influye el giro de Franco, pero también la inundación de películas americanas y el hecho de que este país se promocione como el gran bastión contra el comunismo. La americanofilia también alcanza a la extrema derecha: en Estados Unidos hay toda suerte de chiflados racistas en los que encuentran inspiración. Admiran a Reagan; admiran a los vaqueros que lo solucionan todo a tiros (Hollywood marca la pauta); admiran la Segunda Enmienda y el ideal libertario; admiran el Sur racista y esclavista; y admiran a la masonería sana del KKK. Lo mismo que en la extrema izquierda, esta americanofilia no es incompatible con encendidas declaraciones verbales contra el imperialismo yanqui; en cuanto se despistan, empiezan a mascullar chulerías sacadas de la película de El Sargento de Hierro, te sueltan frases completas en inglés o se cuadran ante la bandera sudista. El subconsciente les delata. Es quizá la más fuerte de todas las filias. De alguna manera, la política española gira en torno a la política americana. También el imaginario popular. Y la hegemonía de la cultura anglosajona viene de EEUU más que de Inglaterra. GERMANOFILIA Para la izquierda, Alemania siempre fue el país prometido del progresismo. Es verdad que en Alemania se gobernaba a base de taconazos, pero de ahí también venían el ecologismo, el nudismo, el vegetarianismo, el neopaganismo, la admiración por la India y tantas otras cosas que hoy son seña de identidad de la izquierda más lunática. También viene de Alemania la rebelión contra la Iglesia romana y una filosofía que se utiliza como ariete contra el cristianismo. Marx y Nietzsche son los grandes heraldos de la modernidad sin Cristo. Esta admiración progresista por Alemania se nubla un poco con la Segunda Guerra Mundial, sobre todo después de la ruptura del pacto Molotov-Ribbentrop, pero a día de hoy sigue fuerte. Porque gran parte de los libros de cabecera de la izquierda se escribieron originalmente en alemán. La izquierda sería impensable sin Alemania. Hay también una germanofilia de derechas y otra de extrema derecha. La de la derecha se manifiesta en una admiración por la destreza técnica, la laboriosidad, la supuesta moralidad superior y la capacidad de progreso del pueblo alemán, frente a una supuesta incapacidad de los pueblos latinos. La admiración llega al punto de que basta anunciar un producto como alemán para que tenga éxito. La germanofilia de extrema derecha añade a lo anterior una admiración rendida por la raza aria, de la que los alemanes serían sus más genuinos representantes, por el militarismo prusiano, por el materialismo biológico, por el darwinismo social y por la eugenesia. Estos últimos tres aspectos también eran compartidos abiertamente por la extrema izquierda. Y en el fondo los siguen compartiendo, aunque más soterradamente porque ahora se asocian en el imaginario colectivo con el nazismo. La cultura pop está llena de guiños a Alemania y al nazismo. Muchos grupos de rock, desde los Rolling Stones a los Led Zeppelin, han usado símbolos nazis como provocación estudiada. Hay multitud de foros y asociaciones que están dedicados al estudio de la Segunda Guerra Mundial, con especial énfasis en Alemania. Teóricamente estudian toda la guerra, pero se centran obsesivamente en Alemania y se saben hasta el más pequeño detalle de los uniformes. Aunque este estudio se haga desde presupuestos izquierdistas o neutros, hay en esta corriente una secreta admiración hacia Alemania, hacia sus valores estéticos y hacia sus supuestas virtudes guerreras. Considero esta filia de las más preocupantes, sobre todo porque no se ha estudiado y ni siquiera se llega a reconocer su existencia. RUSOFILIA Inicialmente es la izquierda la que rinde culto a este país a raíz de la Revolución de 1917. Rusia se convierte en la patria de la izquierda, aunque sin abandonar del todo su admiración por Francia y por Alemania. Cerca de la Segunda Guerra Mundial y, en contraste con el comunismo soviético, cierta derecha manifiesta destellos de admiración por la antigua Rusia zarista. Pero estos destellos son relativamente raros y siempre hay una derecha que recuerda que los zares eran también bastante bárbaros. Caída la URSS y llegado al poder Putin, la izquierda sigue manteniendo la admiración por Rusia. Aunque Putin se presente a veces como un conservador y su régimen sea capitalista, la izquierda sigue viendo en Rusia un país que se contrapone al imperialismo yanqui y a todo lo que detestan. Sin que la izquierda haya abandonando esta antigua simpatía, desde la llegada al poder de Putin se produce un fenómeno inesperado: la extrema derecha se hace rusófila, tanto o más que la izquierda. El fenómeno es mucho más visible a partir de 2010. De repente, en la derecha se habla mucho de de los zares, de Dostoyevski, de Bizancio, de la Tercera Roma, de Eurasia, de los rusos blancos que apoyaron al bando nacional en la Guerra Civil (aunque la mitad se pasó al bando rojo), de las bondades de la iglesia ortodoxa, del hondo conservadurismo cristiano que viene del Este y que será la salvación de Occidente. No faltan quienes dentro de la derecha revisan su concepción historiográfica de la URSS y le adjudican un papel muy positivo. Lo esquizofrénico de este cambio indica hasta qué punto la rusofilia es una corriente irracional que ha arraigado con fuerza en la derecha. Al final quienes más se destacan en la rusofilia son los sectores más extremos del arco político, aunque no faltan rusófilos en los sectores intermedios. Considero esta filia bastante preocupante en la medida que no es reconocida ni abordada. FILIAS CULTURALES En este apartado no hablo de países concretos sino de culturas dispersas que tienen legiones de admiradores. Por un lado, existe un orientalismo que se puede manifestar en una admiración o querencia por la cultura musulmana, por la cultura judía o por las culturas y religiones del Oriente Lejano, con especial hincapié en el hinduismo y el budismo. Considero mucho más grave este último tipo de orientalismo, pues gran parte del pensamiento débil del actual Occidente se inspira en él y nadie lo combate. Por otro lado, se da una eslavofilia de corte conservador que se manifiesta en admiración por los países eslavos que, como Polonia, se resisten a los embates de la modernidad (supuestamente). Cursa generalmente con rusofilia asociada, aunque lo más habitual es que, en caso de conflicto entre la eslavofilia y la rusofilia, se opte por esta última. Para una parte de la derecha los eslavos serían como los nuevos arios. Y finalmente un nordicismo, que conjuga muy bien con la germanofilia y que se manifiesta en una admiración por todos los países del norte de Europa, por sus progresos técnicos y morales, y por sus virtudes raciales, en contraposición con el supuesto atraso de los países del sur, latinos o mediterráneos. FILIAS PINTORESCAS O MENORES Derechistas de corte libertario, al estilo Anxo Quintana, que ven en Suiza el país ideal. Jóvenes adictos a internet que están obsesionado con la cultura japonesa. Fanáticos desmelenados de Hungría a causa de Víktor Orbán. Cierta admiración por el Imperio austrohúngaro que, en lo que tenga de compatible con el Imperio español, no me parece mal. Admiración por Irán o por China derivada de la rusofilia geopolítica. Admiración por Israel como vanguardia antimusulmana y, como contrapunto en la izquierda, cierta obsesión por la causa palestina. Periódicamente surgen corrientes de admiración hacia países a los que se presenta como modélicos en algún aspecto (Islandia, etc.) CARÁCTER NO EXCLUSIVO DE LAS FILIAS Se da el caso de personas que cultivan una única filia. Pero lo más habitual es que se den varias filias en el mismo sujeto. Un caso corriente podría ser el de un militante ultraderechista que lleva imaginería del Tercer Reich al tiempo que ondea una bandera rusa y porta una pancarta con algún lema en inglés. Un caso más concreto sería el de César Vidal: ha hecho de su vida una defensa de Alemania y de la aberración protestante; pero lo mismo se fotografía con el sombrero de cowboy y la bandera sudista que con el típico gorro ruso, como muestra de su admiración por estas dos naciones y de su profundo desprecio por España. Los que antecede es un resumen de las xenofilias que vengo captando en las últimas décadas. Puede que la enumeración no sea exhaustiva y puede que las descripciones de las filias no sean las más adecuadas. He dedicado tiempo a meditar sobre el tema, pero quizá no el suficiente, y por otra parte no he encontrado libros que aborden esta cuestión de forma monográfica, con lo que voy un poco a tientas. Por ello, no dudéis en rectificar los puntos que consideréis desacertados o en añadir los que falten. Abramos el debate. Una vez que delimitemos las filias, se pueden estudiar concienzudamente por separado, en hilos monográficos. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  5. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    El catálogo inicial es un boceto muy imperfecto. Decía que la rusofilia en la izquierda databa de la Revolución de 1917, pero es posible que venga de antes. Tolstoi tuvo gran impacto en la izquierda. De Rusia son los principales teóricos anarquistas, como Bakunin y Kropotkin. Antes de 1917, los nihilistas, inventores del terrorismo, hacían las delicias de la izquierda. Muchas de estas influencias vinieron a través de Francia. Esos autores rusos se tradujeron al francés y de ahí al español. También Nietzsche vino a través de Francia en primera instancia. Las herejías se propagan de norte a sur y Francia era un paso intermedio necesario. Ahora, con la globalización total de internet, ya no es necesario que pasen por Francia. Pueden viajar de Alemania a EEUU y de ahí a España. En los años 2000-2005, el racista estadounidense David Duke fue de los que más hizo por implantar la rusofilia en la extrema derecha. Como la cultura que respiramos es anglosajona y no francesa, ahora el país de tránsito suele ser EEUU. El inglés es la llave universal para todos los que quieran influir en el pensamiento contemporáneo. No se debería considerar la rusofilia una cosa menor. Todos los días en BBJ se abren hilos incensando a Rusia. A veces el hilo lo abre un izquierdista pero le contestan favorablemente muchos derechistas. ¿Cuántos hilos se abren en BBJ alabando a Francia? Yo no recuerdo ninguno. Habrá algún que otro hilo que alabe a Inglaterra, pero sospecho que el número es muy inferior a los que alaban a Rusia. ¿Es BBJ representativa de la sociedad? Puede que no lo fuese hace ocho años, pero ahora sí lo es. El mismo discurso de BBJ lo he escuchado en la calle en muy diferentes personas. El que no lo lee en BBJ, lo lee en Forocoches o en las redes sociales. Es una cosa generalizada en internet. Hiperconectados como estamos, internet tiene cada vez más peso en nuestros pensamientos.
  6. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    Creo que sería bueno elaborar un listado de las xenofilias que circulan en España al objeto de catalogarlas y estudiarlas, quizá por separado en hilos específicos. Estas xenofilias pueden ser ligeramente inocuas o pueden dar lugar a la constitución de una especie de quinta columna que trabaje, consciente o inconscientemente, para los intereses de una nación extranjera. Esas naciones extranjeras conocen la utilidad de esos sentimientos y por ello dedican recursos para promoverlos y para capitalizarlos en su provecho. FRANCOFILIA Es quizá la más antigua de todas las xenofilias. Desde la Ilustración y la Revolución Francesa, gran parte de la opinión española gira en torno al país vecino. Tiene gran incidencia en los partidos liberales, especialmente en los de cuño más radical, que hacen gala de republicanismo, laicismo, anticlericalismo, etc. El posmodernismo ha influido mucho en la extrema izquierda. Pero, a mi juicio, Francia ha tenido también gran influencia sobre la extrema derecha. En algunos sectores del tradicionalismo se advierte una importante influencia de los legitimistas franceses y de otros sectores contrarrevolucionarios menos santos. De Francia viene la Revolución, pero también la reacción contra esa revolución, con lo que hasta cierto punto es normal esa influencia. Durante la Segunda República, los tradicionalistas no carlistas se agruparon en Acción Española, que era un calco, hasta en el nombre, de la Acción Francesa. En el ámbito religioso, quizá se ha prestado demasiada atención a la espiritualidad católica que venía de Francia y a fenómenos como el de la FSSPX, mientras que se desdeñaron fenómenos más genuinamente españoles como la Hermandad Sacerdotal Española, también tradicionalista pero que no cuestionaba tanto la autoridad papal. Otras dos influencias, éstas claramente perniciosas, se extienden desde Francia a la extrema derecha española: por un lado, la derecha que juega con el gnosticismo y el ocultismo, cuyo exponente más conocido sería Guénon; por otro, la famosa Nueva Derecha y algunos precedentes como Gobineau, aunque yo diría que estos últimos en realidad constituyen el Partido Alemán en Francia. ANGLOFILIA La distingo de la americanofilia aunque con frecuencia se dan juntas. La anglofilia afecta también al liberalismo español, pero más bien a los sectores conservadores, a diferencia de la francofilia, que afectaba a los sectores más progresistas. De siempre ha habido en España un sector conservador que simpatiza con la flema y con el clasismo típicamente británicos. También hay anglofilia en la extrema derecha: unos, por racismo, admiran el tratamiento que los británicos dieron a los habitantes de sus colonias, lo mismo que admiran fenómenos británicos como el de las tribus urbanas, especialmente el de los cabezas rapadas y los ultras futboleros. Otros, desde un punto de vista católico, le prestan una excesiva atención a Chesterton y al Movimiento de Oxford. De repente, parece que dentro del pensamiento católico no existan más que Chesterton, Belloc, Evelyn Waugh, C. S. Lewis y el Cardenal Newman. Algunos llegan a cabrearse si la Iglesia no beatifica a Chesterton y lo tienen todo el día en los labios. Soy un apasionado lector de Chesterton, y de hecho tengo previsto traer al foro algunos de sus artículos menos conocidos, pero me parece un poco desmedido ese culto a Chesterton y a los intelectuales ingleses que se da en el catolicismo español. Sobra decir que hay una anglofilia transversal que se manifiesta en el uso constante del inglés y en su defensa como lengua vehicular en la escuela. AMERICANOFILIA Se puede dar en conjunción con la anterior filia o por separado. Inicialmente era la izquierda la que sentía mayor admiración por los Estados Unidos, la más importante república moderna y también fuente de toda clase de movimientos utópicos que a veces se plasmaban en comunas, con una libertad de costumbres sin igual. No en vano, Estados Unidos se constituyó inicialmente con toda suerte de herejes que no tenían hueco en Europa. Aunque ha decaído esta admiración por Yanquilandia, por su enfrentamiento con Rusia, la izquierda sigue importando buena parte de su ideario de los Estados Unidos. La derecha era radicalmente antiyanqui: veía en Estados Unidos el gran enemigo de Hispanoamérica y el que nos usurpó los últimos restos del Imperio, pero también veía en este país el gran coloso de la modernidad inhumana, junto a Rusia. A partir de 1953, y quizá desde unos años antes, la derecha va abandonando esta animadversión contra Estados Unidos. Influye el giro de Franco, pero también la inundación de películas americanas y el hecho de que este país se promocione como el gran bastión contra el comunismo. La americanofilia también alcanza a la extrema derecha: en Estados Unidos hay toda suerte de chiflados racistas en los que encuentran inspiración. Admiran a Reagan; admiran a los vaqueros que lo solucionan todo a tiros (Hollywood marca la pauta); admiran la Segunda Enmienda y el ideal libertario; admiran el Sur racista y esclavista; y admiran a la masonería sana del KKK. Lo mismo que en la extrema izquierda, esta americanofilia no es incompatible con encendidas declaraciones verbales contra el imperialismo yanqui; en cuanto se despistan, empiezan a mascullar chulerías sacadas de la película de El Sargento de Hierro, te sueltan frases completas en inglés o se cuadran ante la bandera sudista. El subconsciente les delata. Es quizá la más fuerte de todas las filias. De alguna manera, la política española gira en torno a la política americana. También el imaginario popular. Y la hegemonía de la cultura anglosajona viene de EEUU más que de Inglaterra. GERMANOFILIA Para la izquierda, Alemania siempre fue el país prometido del progresismo. Es verdad que en Alemania se gobernaba a base de taconazos, pero de ahí también venían el ecologismo, el nudismo, el vegetarianismo, el neopaganismo, la admiración por la India y tantas otras cosas que hoy son seña de identidad de la izquierda más lunática. También viene de Alemania la rebelión contra la Iglesia romana y una filosofía que se utiliza como ariete contra el cristianismo. Marx y Nietzsche son los grandes heraldos de la modernidad sin Cristo. Esta admiración progresista por Alemania se nubla un poco con la Segunda Guerra Mundial, sobre todo después de la ruptura del pacto Molotov-Ribbentrop, pero a día de hoy sigue fuerte. Porque gran parte de los libros de cabecera de la izquierda se escribieron originalmente en alemán. La izquierda sería impensable sin Alemania. Hay también una germanofilia de derechas y otra de extrema derecha. La de la derecha se manifiesta en una admiración por la destreza técnica, la laboriosidad, la supuesta moralidad superior y la capacidad de progreso del pueblo alemán, frente a una supuesta incapacidad de los pueblos latinos. La admiración llega al punto de que basta anunciar un producto como alemán para que tenga éxito. La germanofilia de extrema derecha añade a lo anterior una admiración rendida por la raza aria, de la que los alemanes serían sus más genuinos representantes, por el militarismo prusiano, por el materialismo biológico, por el darwinismo social y por la eugenesia. Estos últimos tres aspectos también eran compartidos abiertamente por la extrema izquierda. Y en el fondo los siguen compartiendo, aunque más soterradamente porque ahora se asocian en el imaginario colectivo con el nazismo. La cultura pop está llena de guiños a Alemania y al nazismo. Muchos grupos de rock, desde los Rolling Stones a los Led Zeppelin, han usado símbolos nazis como provocación estudiada. Hay multitud de foros y asociaciones que están dedicados al estudio de la Segunda Guerra Mundial, con especial énfasis en Alemania. Teóricamente estudian toda la guerra, pero se centran obsesivamente en Alemania y se saben hasta el más pequeño detalle de los uniformes. Aunque este estudio se haga desde presupuestos izquierdistas o neutros, hay en esta corriente una secreta admiración hacia Alemania, hacia sus valores estéticos y hacia sus supuestas virtudes guerreras. Considero esta filia de las más preocupantes, sobre todo porque no se ha estudiado y ni siquiera se llega a reconocer su existencia. RUSOFILIA Inicialmente es la izquierda la que rinde culto a este país a raíz de la Revolución de 1917. Rusia se convierte en la patria de la izquierda, aunque sin abandonar del todo su admiración por Francia y por Alemania. Cerca de la Segunda Guerra Mundial y, en contraste con el comunismo soviético, cierta derecha manifiesta destellos de admiración por la antigua Rusia zarista. Pero estos destellos son relativamente raros y siempre hay una derecha que recuerda que los zares eran también bastante bárbaros. Caída la URSS y llegado al poder Putin, la izquierda sigue manteniendo la admiración por Rusia. Aunque Putin se presente a veces como un conservador y su régimen sea capitalista, la izquierda sigue viendo en Rusia un país que se contrapone al imperialismo yanqui y a todo lo que detestan. Sin que la izquierda haya abandonando esta antigua simpatía, desde la llegada al poder de Putin se produce un fenómeno inesperado: la extrema derecha se hace rusófila, tanto o más que la izquierda. El fenómeno es mucho más visible a partir de 2010. De repente, en la derecha se habla mucho de de los zares, de Dostoyevski, de Bizancio, de la Tercera Roma, de Eurasia, de los rusos blancos que apoyaron al bando nacional en la Guerra Civil (aunque la mitad se pasó al bando rojo), de las bondades de la iglesia ortodoxa, del hondo conservadurismo cristiano que viene del Este y que será la salvación de Occidente. No faltan quienes dentro de la derecha revisan su concepción historiográfica de la URSS y le adjudican un papel muy positivo. Lo esquizofrénico de este cambio indica hasta qué punto la rusofilia es una corriente irracional que ha arraigado con fuerza en la derecha. Al final quienes más se destacan en la rusofilia son los sectores más extremos del arco político, aunque no faltan rusófilos en los sectores intermedios. Considero esta filia bastante preocupante en la medida que no es reconocida ni abordada. FILIAS CULTURALES En este apartado no hablo de países concretos sino de culturas dispersas que tienen legiones de admiradores. Por un lado, existe un orientalismo que se puede manifestar en una admiración o querencia por la cultura musulmana, por la cultura judía o por las culturas y religiones del Oriente Lejano, con especial hincapié en el hinduismo y el budismo. Considero mucho más grave este último tipo de orientalismo, pues gran parte del pensamiento débil del actual Occidente se inspira en él y nadie lo combate. Por otro lado, se da una eslavofilia de corte conservador que se manifiesta en admiración por los países eslavos que, como Polonia, se resisten a los embates de la modernidad (supuestamente). Cursa generalmente con rusofilia asociada, aunque lo más habitual es que, en caso de conflicto entre la eslavofilia y la rusofilia, se opte por esta última. Para una parte de la derecha los eslavos serían como los nuevos arios. Y finalmente un nordicismo, que conjuga muy bien con la germanofilia y que se manifiesta en una admiración por todos los países del norte de Europa, por sus progresos técnicos y morales, y por sus virtudes raciales, en contraposición con el supuesto atraso de los países del sur, latinos o mediterráneos. FILIAS PINTORESCAS O MENORES Derechistas de corte libertario, al estilo Anxo Quintana, que ven en Suiza el país ideal. Jóvenes adictos a internet que están obsesionado con la cultura japonesa. Fanáticos desmelenados de Hungría a causa de Víktor Orbán. Cierta admiración por el Imperio austrohúngaro que, en lo que tenga de compatible con el Imperio español, no me parece mal. Admiración por Irán o por China derivada de la rusofilia geopolítica. Admiración por Israel como vanguardia antimusulmana y, como contrapunto en la izquierda, cierta obsesión por la causa palestina. Periódicamente surgen corrientes de admiración hacia países a los que se presenta como modélicos en algún aspecto (Islandia, etc.) CARÁCTER NO EXCLUSIVO DE LAS FILIAS Se da el caso de personas que cultivan una única filia. Pero lo más habitual es que se den varias filias en el mismo sujeto. Un caso corriente podría ser el de un militante ultraderechista que lleva imaginería del Tercer Reich al tiempo que ondea una bandera rusa y porta una pancarta con algún lema en inglés. Un caso más concreto sería el de César Vidal: ha hecho de su vida una defensa de Alemania y de la aberración protestante; pero lo mismo se fotografía con el sombrero de cowboy y la bandera sudista que con el típico gorro ruso, como muestra de su admiración por estas dos naciones y de su profundo desprecio por España. Los que antecede es un resumen de las xenofilias que vengo captando en las últimas décadas. Puede que la enumeración no sea exhaustiva y puede que las descripciones de las filias no sean las más adecuadas. He dedicado tiempo a meditar sobre el tema, pero quizá no el suficiente, y por otra parte no he encontrado libros que aborden esta cuestión de forma monográfica, con lo que voy un poco a tientas. Por ello, no dudéis en rectificar los puntos que consideréis desacertados o en añadir los que falten. Abramos el debate. Una vez que delimitemos las filias, se pueden estudiar concienzudamente por separado, en hilos monográficos.
  7. Hispanorromano

    Manual de instrucciones identitario

    Todos los días Telecinco abre sus telediarios con noticias de asesinatos conyugales y de violaciones grupales. Casi todo el telediario está ocupado por sucesos que antes estaban reservados a publicaciones subversivas o de baja estofa como El Caso. Y ocurre casi lo mismo con el resto de la prensa. Poco a poco las informaciones se han convertido en una crónica de sucesos escabrosos. Lo de bombardear todos los días con noticias de asesinatos conyugales y de violencia de género no es nuevo. Fue la táctica que se siguió hace unas décadas para aprobar una legislación que criminalizaba al varón por el hecho de serlo. Los telediarios abrían siempre con estas noticias truculentas y elaboraban listados periódicos: 5 mujeres asesinadas en lo que va de mes, 25 mujeres asesinadas en lo que va de año... Parecía que estaba teniendo lugar un holocausto de mujeres a manos de sus maridos. La prensa sigue con esta música pero últimamente ha incorporado una nueva melodía. Ahora también bombardea con noticias de violaciones grupales y de menas. Hubo una época en que eran los manteros, que un poco más y podrían ser los responsables de la muerte de Manolete, y ahora son más bien los menas que, cuando no roban, matan o violan. Lo de las violaciones grupales empezó con la famosa Manada de sevillanos aficionados a recibir por la retambufa. No se les puso ese mote sino que ellos, algunos miembros de las cuerpos de seguridad del Estado, se denominaban así en sus chats. La prensa estaba hablando a todas horas de aquella Manada, dando así un mal ejemplo a admiradores e imitadores. Se entabló una lucha entre feministas y jueces y desde entonces la prensa tiene a bien informar en primera plana de todas las manadas, con particular atención al origen nacional de sus integrantes. Vox y ADÑ han encontrado un gran filón en esta nueva melodía que tocan los medios. O quizá sea al revés y Vox haya subido porque los medios tocan esa melodía. El caso es que desde hace bastante tiempo las cuentas en Twitter de Vox y ADÑ son básicamente recopilaciones de sucesos protagonizados por inmigrantes, algunos reales, otros falseados y otros inventados. Si hace falta, también nos informan de sucesos en Oklahoma y en Kuala Lumpur. De repente el mundo es un pañuelo. Y de repente, a raíz de la condena a la Manada sevillana, los inmigrantes moronegrohispanos no paran de violar en grupo. Se confirma, pues, que estos moronegrohispanos son malos por naturaleza y que llevan en sus genes lo de violar y matar, incluso cuando son niños. Pero estas relaciones de sucesos que suben a la red Vox y ADÑ tienen excepciones. Por ejemplo, ayer los medios informaron de una manada de franceses que había violado en grupo a dos noruegas. En BBJ, Alerta Digital, Caso Aislado y otros medios del ramo enseguida empezaron con las bromitas de siempre: ¡ya, ya, "franceses" como los de la selección de fútbol! Porque, claro, un blanco es incapaz de violar. En esos medios abonados a la mentira llegaron a publicar que eran moros los violadores, pero que lo ocultaba la prensa como parte la conspiración de Kalergi. Pero en las cuentas oficiales de Vox, ADÑ y otros partidos patrióticos no informaron de esta violación grupal. ¡Que raro —pensé— , se les habrá pasado! ¡Con lo metódicos que son! Al abrir esta noche las noticias he descubierto la verdadera razón por la que no informaron ni van a informar de esta violación grupal: Los violadores no dan el aspecto de moronegrohispanos. Son franceses de raza blanca, son verdaderos franceses según el ADN. Por lo tanto, no sirven a nuestro fin de demostrar que la maldad está codificada en los genes. No sirven a nuestro fin de hostigar y expulsar a los moronegrohispanos. Porque no estamos contra los extranjeros que delinquen. Solamente estamos contra los no blancos (los que delinquen y los que no delinquen). No es una lucha nacional: es una lucha racial. En otras ocasiones, como los violadores eran españoles y no eran tan rubitos, funcionó aquello de decir que en realidad eran moros. Por ejemplo, en aquel caso de unos autóctonos viciosos que manosearon a una mujer en una playa nudista. En esta ocasión, como los franceses de Benidorm son demasiado rubitos, el truco no podía funcionar. Así que mejor no informar del suceso. ¡Sólo informamos de delitos que se puedan asociar a moronegrohispanos! ¡Pero luego vamos llorando por las esquinas porque nos llaman racistas! Manual de instrucciones identitario Ante cualquier suceso, los identitarios siguen más o menos este manual de instrucciones: ¿El delincuente es moronegrohispano o marrón? a. SI ==> utilizar en la propaganda y repetirlo dentro de unos meses. b. NO ==> Estrategias alternativas: 1. Si no consta la nacionalidad, diremos que se debe a que es extranjero y marrón pero lo quieren ocultar. 2. Si consta la nacionalidad, diremos que la nacionalidad es sólo un papel que no representa la raza, que es lo único que importa. 3. Por tanto, mientras no exista un análisis de ADN que certifique la raza, se ha de interpretar que todo delincuente es moronegrohispano o marrón, salvo que haya una foto que nos deje con el culo al aire, en cuyo caso prescindiremos de incorporarlo a nuestras listas de delincuentes marrones. Si no existiesen sucesos suficientes: a) siempre se pueden inventar; b) se pueden reciclar de fechas anteriores; c) podemos informar de sucesos de todo el mundo. El caso es demostrar que esos delitos están asociados a la raza y no a otras variables. Vox antes no seguía este manual de instrucciones. Su cuenta de Twitter no era una recopilación de sucesos en clave racial. Algo ha pasado para que esto sea así. Quizá sólo han copiado a ADÑ o quizá hay algo más. O quizá sea verdad, como me dijo un amigo, que España está sucumbiendo por la delincuencia inmigrante (mejor no salir a la calle porque te violan o te matan) y que estamos en una guerra racial de la que sólo nos puede salvar Putin. Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  8. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    No creo que el apoyo a Alemania de algunos sectores tradicionalistas y falangistas en las dos guerras mundiales estuviese determinado por una germanofilia de fondo. Creo que era posición coyuntural. No había un afecto real hacia Alemania ni una sintonía ideológica, aunque sí podía haber cierta simpatía por la Austria católica. El caso es que los alemanes mandan en la Europa actual. O sea, que algún peso sí que tienen aunque hayan renunciado teóricamente a campañas militares en el extranjero. De todas forma, el peligro de germanofilia, más que por la posibilidad de una invasión militar, viene dado por el potencial antihispánico que conlleva, como vimos en el caso de Villacañas (izquierda) y César Vidal (derecha), o como vemos en los burbujistas germanófilos que se refieren despectivamente a los españoles.
  9. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    La atracción hacia China la mencioné como una filia menor derivada de un posicionamiento geopolítico favorable a Rusia. Pero tienes en razón en que con el auge de China quizá tiene la suficiente entidad propia, no necesariamente vinculada a Rusia, para dedicarlo un apartado propio. La islamofilia y la indofilia las consideré dos vertientes del orientalismo. La indofilia también fascina a la derecha anglogermánica. De ahí viene todo el rollo ese de la raza aria, etc. Tienes razón en que la afrofilia es peligrosa en Cuba y en Brasil. La francofilia ha sido históricamente peligrosa en España, y lo sigue siendo, incluso en las derechas. Pero yo diría que en la actualidad ha sido superada por la americanofilia y la anglofilia. De alguna manera vamos al son que marca EEUU. ¿Dónde dejamos la germanofilia? A mi juicio su peligrosidad deriva de su no reconocimiento y de su carácter un tanto subterráneo. De los anglófilos y de los francófilos en España se ha hablado largo y tendido; de la germanofilia no.
  10. Creo un poco exagerado decir que el Partido Demócrata tiene como programa la eliminación de los humanos de la Tierra. De todas formas, convendrás conmigo en que si el Partido Demócrata promueve el aborto libre, y el Republicano hace lo mismo pero además potencia el aborto entre los hispanos, casi es más dañino esto último. La cosmovisión malthusiana no está claro que sea de izquierdas o que proceda de la izquierda. Malthus era un clérigo anglicano conservador. En la derecha anglogermánica la norma es el malthusianismo. Los anarquistas adoptaron el malthusianismo y finalmente también los socialistas y los comunistas. Pero en su época Proudhon y Marx eran muy contrarios al mathusianismo. Sería un interesante tema de estudio: ¿cómo se originó el malthusianismo? ¿Es de izquierdas o de derechas?
  11. Hispanorromano

    JM de Prada, antes molabas más...

    Propaganda que está difundiendo el Instituto Lepanto con las palabras de Prada: Prada ha escrito un artículo meritorio sobre la pornoadicción, aunque abunda en argumentos anteriores: Pornoadictos. Juan Manuel de Prada Si Prada escribe cosas acertadas y de verdad políticamente incorrectas, no tengo problema en reconocer su mérito.
  12. Es interesante la siguiente entrevista al alcalde de Lampedusa, porque remarca lo que comentaba El Español de que siguen entrando embarcaciones a Italia de las que no informan los medios. Iba a citar los párrafos concretos, pero como está repartido por todo el texto, cito la entrevista entera y marco en negrita lo más relevante: Macron se reunió con Putin y dejó este mensaje en Twitter en el que aboga por una Europa unida "de Lisboa a Vladivostok": Puede que sea parte del juego diplomático. Pero si comenzamos a oír hablar bien de Macron en ciertos medios alternativos, ya sabemos la razón. :)
  13. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    Si, se podían haber metido en la misma categoría. Decidí mantenerlas por separado porque presentan rasgos distintos en algunos casos y a veces no coinciden en el mismo individuo. Por ejemplo, en el caso de Vox, son muy americanófilos pero son bastante reivindicativos con los ingleses por lo de Gibraltar. Luego hay chestertonianos anglófilos que no ven con buenos ojos a Estados Unidos, entre ellos el propio Chesterton. Los anglófilos puros suelen tener un aire más distinguido, casi aristocrático, mientras que los americanófilos suelen ser chabacanos y primarios.
  14. Hispanorromano

    Catálogo de xenofilias

    De acuerdo en que la "filia" hacia Portugal, Italia, Francia y Austria debe verse con ojos distintos por los rasgos religiosos y culturales que compartimos con ellos. Y de acuerdo también en que no hay nada malo en fijarnos en lo que otras naciones tengan de bueno. Quizá debí hablar de "manías" más que de "filias". Muchas gracias por tu comentario. En mi opinión, la más potente es la americanofilia, acompañada de anglofilia en muchos casos. Es la más potente por la inundación cultural que sufrimos desde esos países a través de la radio, el cine, la televisión e internet. Es casi un problema estructural: opera en la mayoría de nosotros aunque no seamos conscientes. Yo puedo ciscarme en la cultura yanqui, pero a la hora de la verdad me atrae más una canción pop yanqui que una ranchera mexicana. Por fortuna me voy dando cuenta del mecanismo. La germanofilia y la rusofilia me preocupan porque no se ha tomado conciencia de ellas y no se han estudiado. Están ahí operando sin que nadie las reconozca. Y en el caso de la rusofilia tiene una maquinaría potentísima que opera sobre todo a través de internet y que está haciendo estragos en las derechas.
  15. Sí, lo de Vox con Salvini es muy preocupante. Primero de todo, no deberían aplaudir a un tipo que apoya a los separatistas en España, por mucho que se empeñen en decir lo contrario algunos mentecatos. Pero si este argumento no hace mella (y parece que no la hace en los últimos tiempos) y si les preocupa tanto la inmigración, no deberían tampoco aplaudir a un tipo que lo único que quiere es mandarnos los barcos a España. Es sencillamente ridículo que, ante mensajes como éste, en los que Salvini se jacta de mandarnos el barco a España, la única respuesta de Abascal sea hacerle la pelota y envidiar su "dignidad": En definitiva, Abascal esta aplaudiendo al político que nos manda el barco a España. Y ya es la segunda vez. Está aplaudiendo a un demagogo que lo único que quiere es mandarnos a España los barcos que le llegan por cercanía con Libia (en gran parte por sus malas decisiones), mientras que a nosotros no nos quieren ayudar con los que nos llegan por el Estrecho. Pero además a Salvini le da igual todo. Algunos países ya acordaron que repartirían a los inmigrantes de este barco, una de las peticiones de Salvini. Pero ahora no lo quiere dejar desembarcar. Quiere mandarlo a España. Quiere incendiar los ánimos en España, como hizo con el Aquarius. Y quiere dinamitar Europa a toda costa. Por un puñado de rublos y quizá también de dólares. No me gusta hablar de este tema, porque al hablar de los barcos se corre el peligro de deshumanizar a los pasajeros, que en su mayoría son pobres personas, muchas de ellas cristianas. Pero en mi opinión la primera decisión que tomó Pedro Sánchez de no aceptar el barco fue la correcta. España no puede hacerse cargo de los barcos que salgan de las costas libias, lo mismo que los demás no se hacen cargo de los que salen de las costas marroquíes. Y no entiendo por qué desde Vox y desde la derecha mediática no se ha apoyado esta decisión e incluso, desde esta última, se ha jugado a demonizar a Sánchez por racista. Parece que en el fondo estén interesados en que el Open Arms desembarque en España porque les sirve para agitar el avispero. No quieren solucionar el problema; quieren exacerbarlo. Se sabe desde hace tiempo que están llegando embarcaciones a Italia pese a la propaganda oficial. Salvini tampoco ha expulsado a nadie pese a sus proclamas racistas. Pero con toda la propaganda que hay en las redes sociales una gran parte de Europa lo ve como un salvador. Ya no es sólo cosa del peloteo rastrero de Abascal en Twitter. En la calle, muchas personas que votaban a PP/Cs sostienen que Salvini es el único político que merece la pena y lo ven casi como un mesías que nos librará de la marea "marrón" de "delincuentes", "violadores", "terroristas" y "parásitos". Tantos años de propaganda han tenido su efecto. Entonces la solución pasa por ponerse a las órdenes de Salvini y de su jefe directo, Putin. Ellos son la solución de Europa y fuera de eso no interesa ninguna otra cosa. Además de esta manipulación geopolítica, que yo creo que no tiene solución en tanto no se tome conciencia del problema, se ha conseguido generar un fenómeno de histeria colectiva que llega a cotas inhumanas. En la Red y en la calle mucha gente dice, de forma implícita o explícita, que hay que hundir como sea el barco con sus ocupantes dentro. Es decir, quieren matar a las personas que viajan en el barco como quien mata a una plaga de insectos ("parásitos"). Algunos, en su cinismo, llegan a decir que hay que "torpedear el buque negrero" para evitar el "tráfico de esclavos": Ya se ve a donde conduce toda esta retórica que se ha instalado en la derecha sobre los "negreros" y los "esclavos": para evitar la "esclavitud" hay que matar a los "esclavos". Lo mismo que la izquierda evita la pobreza matando a los pobres, la derecha de cuño moscovita acabará con los buques negreros matando a los negros. Señal de que en realidad no los consideran esclavos; si de verdad los considerasen esclavos, lejos de preocuparse, estarían muy complacidos. Pero el llamarlos "esclavos" y referirse a los que los ayuden como "negreros" les resulta muy útil para demonizarlos y al mismo tiempo alejar las sospechas de racismo. ¡Si yo sólo quiero acabar con la esclavitud, hombre! No sé en dónde acabará todo esto, pero en principio le veo muy difícil solución. España y Europa están a punto de caramelo. Y nadie está haciendo nada para evitar la amenaza geopolítica ni para darle una solución definitiva a estos movimientos masivos de población que instrumentalizan potencias antieuropeas. La UE también nos ha dejado tirados con las marrullerías de Salvini, así que por mi parte también se pueden ir a la mierda.
  16. Hispanorromano

    El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda

    Hay gente pagada seguro. Algunos acumulan decenas de miles de mensajes y publican incansablemente desde que amanece hasta que se pone el sol. Tan intensa participación es incompatible con un actividad laboral, salvo que la actividad laboral consista precisamente en publicar mensajes. La influencia de 4Chan en BBJ es muy clara: en temática, en vocabulario y en memes. Ahora mismo, salvo excepciones notables, prácticamente no se habla de nada en BBJ que no proceda de 4Chan y de la ponzoñosa Alt-Right yanqui, aunque en ocasiones el origen remoto hay que rastrearlo más bien en Oriente.
  17. El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera. El pasado viernes, Brenton Tarrant asesinó a 49 personas en una mezquita de Nueva Zelanda. El terrorista grabó la acción en vídeo y la difundió junto con un manifiesto identitario en el que incidía en las mismas teorías de la conspiración que hace tiempo son moneda común en internet, entre otras razones, por la febril actividad de los medios rusos y de sitios ligados a la cultura de internet, como 4chan. Muchos internautas han aplaudido, justificado o banalizado la acción terrorista en foros y redes sociales. En cierto foro que todos conocéis el que ha condenado el atentado ha sido la excepción. Meme con el que celebraban el atentado de Nueva Zelanda en 4chan Atentados de este tipo no son nuevos en Estados Unidos y en el podrido mundo anglosajón, donde abundan los chalados con inclinaciones racistas. Pero parece que se están acelerando los ciclos y hay tres novedades importantes: 1) hay un importante sector de occidentales que aplaude o justifica estas acciones; 2) los terroristas se radicalizan a través de internet y están abonados a determinadas teorías de la conspiración que causan furor en los ambientes derechistas; 3) las acciones se orientan sobre todo contra los musulmanes y se pretende que sean parte de una guerra a sin cuartel de los cristianos contra el islam en la estela del manifiesto de Breivik, y esto a pesar de que los terroristas profesan creencias paganas en su mayoría. En mi opinión, también hay un factor geopolítico importante. El manifiesto de Tarrant contiene alusiones positivas a Rusia mientras que acusa a la OTAN y a la UE de apoyar a los islamistas. El que mandó las cartas bomba a Soros y demás personas también publicaba mensajes rusófilos en las redes sociales. Por otra parte, las teorías de la conspiración que tienen absorbida la mente de los terroristas son difundidas día y noche por los medios rusos, los oficiales y los extraoficiales. Pero si queréis nos olvidamos de ese factor geopolítico —que entra en el terreno de la conjetura— y nos centramos en lo más tangible: cada vez con más frecuencia, están cometiendo atentados terroristas personas que creen en determinadas teorías de la conspiración y que frecuentan ciertos lugares de la Red. ¿Hasta qué punto los atentados no son provocados por los que crean y difunden estas teorías? Si alguien cree de verdad que se está produciendo una invasión musulmana para acabar con la Cristiandad y con la raza blanca, lo normal sería que tome las armas. Y es un hecho que han tenido que prever los que crearon esas teorías de la conspiración, de la misma manera que quien creó los Protocolos de los Sabios de Sión previó que produciría matanzas de judíos. Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. En 4chan resumían así su propia trayectoria: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  18. Hispanorromano

    JM de Prada, antes molabas más...

    No veo mal el cambio de título. Lo cierto es que Prada antes tenía opiniones bastante distintas sobre estos temas y no se expresaba como si estuviese en un mitin. Quizá sea buena idea rescatar esos artículos antiguos. Desde luego yo me quedo con el Prada antiguo, menos apegado a la actualidad política y geopolítica, más chestertoniano que revertiano. Sí, el primer párrafo es una escasamente soterrada diatriba contra el Papa. Y también, cuando cita a Pío XII, pretende contraponerlo a Francisco, cuando este último ha dicho cosas similares.
  19. Hispanorromano

    El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda

    La Vanguardia informa de que el asesino de Nueva Zelanda está difundiendo sus ideas desde la cárcel, gracias que a la correspondencias que mantiene con sus admiradores. De nuevo es 4Chan el vehículo de difusión. En BBJ publicó la carta un admirador identitario: Carta de Brenton Tarrant es publicada en 4chan. | Burbuja.info No la he analizado a fondo pero he visto que habla mucho de Rusia. Dejo las capturas, pero si creéis que puede dar alas al terrorista, las borramos:
  20. Hispanorromano

    Manual de instrucciones identitario

    Comentaba en el manual identitario que uno de las tácticas era asumir como marrón a cualquier delincuente de cuya nacionalidad no se informe; por ejemplo: Pero hay que enriquecer el manual identitario con una nueva táctica que emplea un forero judío de BBJ/El Caso: si el periódico en cuestión informa de la nacionalidad española del delincuente, es racista: O sea, que en cualquiera de los casos hay una conspiración marrón para acabar con la raza blanca.
  21. Hispanorromano

    JM de Prada, antes molabas más...

    Aprovechando la operación Salvini, Prada inicia una serie de artículos dedicados a la inmigración. Algunos de sus argumentos pueden ser válidos, pero veo algo que no me gusta en las formas, en el trasfondo y en el contexto. Es posible que no coincidáis en ese juicio mío. Evito señalar nada en concreto para no influir. El primer artículo: El segundo artículo de la serie:
  22. También hay que proteger a los buitres de los malvados ganaderos: Un científico rebate la "barbaridad" de que los buitres ataquen al ganado No queda alimaña del campo que no defiendan estos ecologistas urbanitas. Pero no me suena haberles leído nada en defensa de las ratas. Las alimañas de la ciudad sí se pueden exterminar.
  23. Hispanorromano

    El racismo catalanista

    Me ha llamado la atención este artículo que publicó Jordi Graupera en La Vanguardia (2012): La retórica me parece calcada a la que suelen emplear los partidos identitarios para referirse a los inmigrantes extraeuropeos. Sorprende que el catalanismo pueda referirse a los inmigrantes andaluces de esta forma tan despectiva sin que les pase factura. También sería interesante analizar la acusación que formula contra el socialismo andaluz de ser la gran reserva contra las pretensiones independentistas. ¿Creéis que puede ser cierto o es un delirio más de estos racistas?
  24. Hispanorromano

    El racismo catalanista

    Racismo puro y duro: Por cierto, el desprecio a Hispanoamérica es calcado del que sienten los identitarios.
  25. Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga. La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos: Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
×