Jump to content

Latino I

Cofrade
  • Content Count

    119
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    29

Latino I last won the day on July 19

Latino I had the most liked content!

Community Reputation

3,606 Excelente

About Latino I

  • Rank
    Furriel mayor

Información personal

  • Gender
    Hombre

Recent Profile Visitors

845 profile views
  1. Me parece interesante el artículo y que demuestra la honestidad intelectual de la gente que escribe en este diario; me parece también muy acertada la cita que insertan de Danilo Castellano, un pensador tradicionalista italiano vinculado a Miguel Ayuso y su revista Verbo.
  2. Latino I

    Periódico Digital "El Debate"

    Si es un sitio con las características que tú apuntas, bienvenido sea. Mirando por alto la lista de firmas, sin embargo, a mí me parece que tienen una línea liberal-conservadora. Por lo que a mí respecta, no me convence nada esta línea ideológica. Basta con mencionar en este sentido a Alfonso Ussía, uno de sus columnistas: https://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/20190403/alfonso-ussia-le-mete-buenas-hostias-consagradas-papa-francisco-desprecio-espana-noticia-689403839319/ Yo en este tema del papa siempre digo que lo que debiera reinar es la prudencia, es decir, criticar cuando hay que criticar (esto es hasta un deber para el católico) pero sin caer en la calumnia y la difamación, como hacen estos medios. Un ejemplo de esto último es cuando este periodista, en el artículo que enlazo, le espeta al papa que "no necesitamos su visita", lo que demuestra su estilo faltón y tabernario. No niego que en este medio se pueden encontrar cosas valiosas, como en otros de tendencia similar, pero creo que peca de este liberalismo que endiosa ciertos elementos (como la constitución, la supuesta buena convivencia de estas décadas, el capitalismo desaforado...) dejando la fe católica como un aspecto personal que se ha de subordinar a todo lo demás.
  3. En este asunto, como en tantos otros, se intenta poner el foco en el papa Francisco, como si las raíces del problema no fuesen más profundas. A mí me parece que la actual confusión en el mundo católico se produce cuando en un momento dado se decide dejar de condenar todo lo que de manera objetiva se opone a la verdadera vida cristiana. Si os soy sincero, a mí también me causan confusión ciertas omisiones o ambigüedades, y los católicos liberales, como los de Infovaticana, aprovechan claramente ese estilo que, repito, no se inicia con el papa Francisco, sino que ha sido común durante muchas décadas entre los obispos y demás miembros del clero.
  4. Me parece que la CT mantiene los principios tradicionales que se han ido desarrollando en España hasta el s. XIX. El problema, me parece, es traducir esos principios en acciones operantes en la sociedad de hoy en día. Personalmente, y a medida que los voy conociendo, me identifico en gran medida con sus postulados; me parece que en el plano teórico no presentan incoherencias de ningún tipo, y que se ajustan a la doctrina social de la Iglesia y a la tradición española. Se pueden discutir, entiendo, sus juicios acerca de cuestiones prudenciales, de cómo llevar a término en las condiciones concretas de hoy esos principios.
  5. Interesante artículo de Juan Manuel de Prada en ABC/Religión en Libertad, que aborda el tema de la libertad sexual insertándolo en el marco de una sociedad capitalista como la nuestra. https://www.religionenlibertad.com/opinion/786387191/hipersexualismo.html
  6. Latino I

    Preguntas sobre la biblia y el cristianismo

    Muy interesante tu comentario! Qué diferente es el cultivo de esta virtud a la mentalidad contemporánea que pone el foco en la autorrealización personal, que no es otra cosa que el endiosamiento del "yo", un vicio que solo conduce a la soledad y la esclavitud. Es una gran paradoja este "bajar" del que hablas, esta docilidad que es la que verdaderamente da la libertad auténtica.
  7. Sí, concuerdo totalmente. Es como si lo escribiese con unas cuantas copas de más encima...
  8. Latino I

    Seguimiento de la crisis en Venezuela

    Está claro que somos, como bien dices, un apéndice de USA, ya desde hace muchas décadas. Y también está claro que su filosofía imperialista de corte protestante es diametralmente opuesta a los fundamentos de la verdadera hispanidad. Por eso no tienen el menor reparo en saltarse cualquier principio ético para defender su imperio del dinero. Las dictaduras latinoamericanas como la venezolana no existirían, creo yo, si este imperio yanqui del dinero no hubiese inundado todo el continente, ya que estas dictaduras son reacciones equivocadas a dicho imperialismo (simplificando mucho, claro está). No cabe otra salida para estos pueblos que el redescubrimiento de los verdaderos principios de la catolicidad, sin contaminaciones marxistas, fascistas, neoliberales, y demás ideologías de corte moderno.
  9. Latino I

    Preguntas sobre la biblia y el cristianismo

    Gracias por su comentario, "Un pensador 789"; me gustaría resaltar el concepto de "interpretación literal", ya que en ningún caso se puede confundir con la "historicidad" de los hechos narrados. En el caso del relato del Génesis, interpretar de manera "literal" este pasaje no significa en ningún caso pensar que Dios creó el mundo en 7 días cronológicos. Interpretar de manera literal significa leer teniendo en cuenta el sentido original del relato y la intención de su autor. Comparto este artículo de "Aleteia" donde se explica muy claramente lo que esta interpretación literal significa. También le recomiendo los vídeos que de los sentidos de la escritura ha realizado nuestro compañero ICTHYS: https://www.corazonespanol.es/forums/temas/2419-los-cuatro-sentidos-de-la-escritura/ https://es.aleteia.org/2016/03/21/cuando-hay-que-interpretar-la-biblia-simbolicamente-y-cuando-al-pie-de-la-letra/ Criterios para descubrir lo que Dios transmite a través de las Sagradas Escrituras «La verdad se presenta y se enuncia de modo diverso en obras de diversa índole histórica, en libros proféticos o poéticos, o en otros géneros literarios» (Constitución Dogmática Dei Verbum (DV) sobre la Divina Revelación 12). La Biblia es una «biblioteca» de 73 libros, los cuales están escritos en varios estilos literarios. Parte son hechos históricos (Éxodo, Crónicas, Reyes, Hechos de los Apóstoles, entre otros), parte es profecía (la mayor parte en el Antiguo Testamento), parte son parábolas, parte es poesía (el Cantar de los cantares, los Salmos), parte son cartas, parte son proverbios, etc.. ¿En la Biblia algo o todo se debe tomar al pie de la letra? En la comunicación oral o escrita a veces se utilizan numerosas formas de expresión figurativas tales como la antítesis, la metáfora, el símil y la personificación, entre otras. En todo caso, con o sin figuras de pensamiento, para entender bien hay una manera de interpretar las cosas, no es que cada uno interprete a su manera lo dicho o leído. Algo parecido pasa con la Biblia. ¿Hay que leer la Biblia de manera textual para interpretarla al pie de la letra? No, aunque puede haber en la Biblia hechos que se cuentan tal como sucedieron. Y pongo la palabra «textual» para no confundir con «literal» porque el sentido literal de un texto no es interpretarlo textualmente o al pie de la letra, sino según lo que se quiso decir. Hay que tener en cuenta que leer textualmente no equivale a interpretar en sentido literal; una cosa es lo que se dice y otra lo que se quiso decir (este es el sentido literal). Por tanto, ¿podemos o debemos interpretar la Biblia literalmente? No sólo podemos, sino que debemos. Una interpretación literal, (es decir en su sensus literalis, interpretar o leer según fue escrito) es la única forma de determinar lo que Dios está tratando de comunicarnos. De manera pues que la Biblia se lee LITERALMENTE, pero hay que saber entender esta expresión, expresión que más adelante ahondaremos. No nos podemos contentar con el texto en sí mismo, sino que es necesario ir más allá; en este sentido, y en un segundo momento, habrá que ahondar más en el asunto recurriendo a la hermenéutica y la exégesis. La hermenéutica se utiliza para describir la interpretación de un determinado texto, bíblico en nuestro caso; y la exégesis para extraer del significado del texto. Lee un ejemplo: ¿El purgatorio existe? No sale en la Biblia…. Por consiguiente las funciones de ambas ciencias se complementan pero teniendo en cuenta que la exégesis es el complemento indispensable de la hermenéutica. ¿Qué es la hermenéutica? Es el conocimiento y el arte de la interpretación de textos para determinar el significado exacto de una frase o texto. La hermenéutica sirve para interpretar correctamente un texto bíblico, usando el método gramático-histórico sin descuidar la influencia del contexto en que se pronunció o escribió. En fondo la hermenéutica responde, por ejemplo, a las preguntas: ¿cuál es el significado del texto? ¿es cierto o no lo que en este texto dice? ¿Qué es la exégesis? La exégesis con sus métodos es un proceso consistente en comprender un texto antiguo, y explicarlo en términos actuales. La exégesis ayuda a conocer y/o entender las circunstancias de tiempo y de espacio del texto, por quién y para quién fue escrito, y finalmente los motivos que tuvo el autor para escribir dicho texto. Es necesario poner atención a lo que los autores quisieron afirmar o a lo que Dios quiso manifestarnos mediante sus palabras; es decir la exégesis es la explicación actualizada de la Sagrada Escritura. El exégeta, por tanto, tiende un puente entre un texto muy antiguo y la persona. Para conocer «la intención» del hagiógrafo (autor sagrado) es necesario tener en cuenta su cultura y las circunstancias del momento histórico, las maneras de narrar y de hablar en ese tiempo; todo esto concretado a través de los géneros literarios (DV, 12). Lee otro ejemplo: ¿Cómo es posible que Dios haya creado el Universo en seis días? La exégesis en fondo responde a la pregunta: ¿Cuál es el mensaje que el texto nos quiere revelar? Es obvio que a lo largo de la historia el mensaje nunca puede ser contradictorio. La exégesis, con sus investigaciones históricas y culturales, permitirá que la hermenéutica sea completa y confiable. Eso sí, una buena hermenéutica y una buena exégesis no van nunca en contra de la correcta interpretación que debe estar en línea con la historia de la salvación. Es decir, antes que todo hay que recordar que la Sagrada Escritura es inspirada por el Espíritu Santo; por tanto el primer, único y principal principio a tener en cuenta para la recta interpretación, es saber que «la Escritura se ha de leer e interpretar con el mismo Espíritu con que fue escrita» (DV 12). Para esto hay tres criterios que señala el mismo Concilio Vaticano II y que recuerda el catecismo. 1. “Prestar una gran atención «al contenido y a la unidad de toda la Escritura». En efecto, por muy diferentes que sean los libros que la componen, la Escritura ES UNA en razón de la unidad del designio de Dios, del que Cristo Jesús es el centro y el corazón, abierto desde su Pascua” (Catecismo, 112). 2. “Leer la Escritura en ‘la Tradiciónviva de toda la Iglesia’. Según un adagio de los Padres de la Iglesia, «la Sagrada Escritura está más en el corazón de la Iglesia que en la materialidad de los libros escritos«. En efecto, la Iglesia encierra en su Tradición la memoria viva de la Palabra de Dios, y el Espíritu Santo le da la interpretación espiritual de la Escritura” (Catecismo, 113). 3. “Estar atento ‘a la analogía de la fe’. Por ‘analogía de la fe’ (cf. Rm 12,6) se entiende la cohesión de las verdades de la fe entre sí y en el proyecto total de la Revelación” (Catecismo, 114). Hay otros principios o pistas para entresacar el mensaje de Dios en la Biblia: a) Tener objetividad de juicio: Ser objetivos al interpretar un texto dejando a un lado el influjo de las propias actitudes personales, ya sean negativas o positivas, sobre la lectura del texto. Otra actitud importante al leer la Biblia es tener humildad, apertura de corazón y docilidad a la enseñanza del Magisterio de la Iglesia, única garantía de que no se hará decir a la Biblia lo que me conviene. b) Conocer el sentido de ciertas palabras. Hay palabras que cambian de significado, traspasando fronteras de espacio y de tiempo. c) Conocer el estilo del libro: es decir, el género literario o formas de expresión. d) Considerar el contexto del fragmento: Hay que tener en cuenta el contexto para interpretar correctamente un texto bíblico. Para conocer el contexto hay que tener en cuenta cuatro aspectos: 1. Vincular los versículos anteriores y posteriores al texto. 2. Tener en cuenta el contenido global y el objetivo del libro en el que se encuentra el texto. 3. Conocer otros escritos del mismo autor. 4. Ver el contenido global y el objetivo de toda la Biblia. e) Debe haber armonía del sentido literal y el sentido espiritual. El sentido literal Literal es un adjetivo empleado para referirse a aquella interpretación que se hace de un texto y que se ajusta o es fiel al sentido original de las palabras. Es importante tener en cuenta el momento y el lugar en que se escribió. El sentido literal, como se decía antes, no se debe confundir con la lectura literalista o textual o ‘al pie de la letra’; este es el error de los fundamentalistas. “El sentido literal es el sentido SIGNIFICADO por las palabras de la Escritura y DESCUBIERTO por la exégesis que sigue las reglas de la justa interpretación. Todos los sentidos de la Sagrada Escritura se fundan sobre el sentido literal” (Catecismo, 116). El término ‘SIGNIFICADO’ es entender que el hagiógrafo no puso algo diferente a lo que tenía en mente; debemos saber qué significan esas palabras. El término ‘DESCUBIERTO’ hace referencia al sentido del texto. Leer un texto bíblico no es simplemente leer como si se estuviera leyendo el periódico, sino que hay un sentido que necesita ser descubierto por la exégesis y sus reglas teniendo en cuenta la intención del autor, los destinatarios, la situación de su tiempo y el género literario empleado. Es decir, no se puede leer un texto bíblico como si se hubiera escrito hoy. El sentido literal es importante porque leer la Biblia no es leerla de corrido de forma textual; si fuera así, el papa Pío XII en su encíclica Divino Afflante Spiritu (del 1943) no motivaría, en el numeral 15, a conocer las lenguas, a conocer el contexto (trasladarse a la época misma donde fue escrito el texto), y hacer comparaciones con pasajes paralelos. Es decir, si el sentido literal fuera simplemente tomar ‘al pie de la letra’ un texto, no se podría profundizar ni ver el hilo conductor que enlaza todos los libros de la Biblia. Por esto la Iglesia insta a profundizar el sentido literal valiéndose de la hermenéutica y la exégesis. Este sentido literal requiere del uso de dos tipos de crítica: la histórica y la literaria. La crítica histórica descubre la historia literaria del texto bíblico, ubicando la época y cultura en que se escribió y así conocer la intención teológica del hagiógrafo. La crítica literaria analiza el género literario. El sentido espiritual Es el que trasciende el sentido literal. El sentido espiritual se divide en tressentidos, según dice el Catecismo en su numeral 117. “Sentido alegórico: Podemos adquirir una comprensión más profunda de los acontecimientos reconociendo su significación en Cristo: así, el paso el mar Rojo es un signo de la victoria de Cristo y por ello del bautismo. Sentido moral: Los acontecimientos narrados en la Escritura pueden conducirnos a un obrar justo. Fueron escritos ‘para nuestra instrucción’ (1 Co 10, 11). Sentido anagógico: Podemos ver realidades y acontecimientos en su significación eterna, que nos conduce hacia nuestra patria. Así la Iglesia en la tierra es signo de la Jerusalén celeste”. Pero sin fe, no se entenderá ni se aceptará la Biblia como Palabra de Dios. Para entender la Sagrada Escritura se necesita sobre todo la fe: creer que Dios es el autor que hay detrás de la Sagrada Escritura; creer que el Espíritu Santo asiste al Magisterio para su auténtica interpretación; creer que la Tradición contribuye a la recta interpretación de la Escritura.
  10. Me parece interesante el contraste de reacciones que se han dado entre los diarios "La Esperanza" y "Tradición Viva" entorno a la revocación de Roe vs. Wade en Estados Unidos. Personalmente, me parece de mucha más seriedad el artículo de "La Esperanza", que está en línea con lo que generalmente se publica en el medio en cuestión. Sigo sosteniendo que es el diario de corte tradicionalista que tiene en su haber unas firmas más competentes, siempre agudas y tratando los temas desde una óptica tradicional, hispanista y católica. No sé qué pensaréis vosotros, pero la diferencia en la forma y en el fondo es evidente... Artículo de "La Esperanza": https://periodicolaesperanza.com/archivos/12775 Artículo de "Tradición Viva": https://www.tradicionviva.es/2022/06/26/dios-bendiga-al-tribunal-supremo-u-s-a/
  11. Recupero este hilo interesantísimo que no había leído aún desde que inicié mi andadura por el foro. Me parece un tema que abarca muchos otros, ya que la expresión “procesos disolventes” es de lo más acertada, y la consideración de que éstos se han acelerado de manera dramática en los últimos veinte años también lo es. Un proceso implica una serie de fases sucesivas en el tiempo, por lo que un debate interesante sería el de determinar el punto cronológico en donde podemos situar el inicio de dicha progresión. Creo que en definitiva, la disolución que se ha producido en los últimos veinte años tiene unas raíces muy profundas que, como bien apuntaba Español, tienen que ver con la rebelión del hombre ante Dios y con su animalización; esta animalización implica de manera lógica una rebelión contra su propia naturaleza, puesto que lo que nos diferencia esencialmente del resto de animales es la presencia de la razón (el logos griego y cristiano) en nosotros. No recuerdo si era Chesterton quien decía algo así como que cuando el hombre se olvida de lo sobrenatural daña también lo natural. Pues hoy vemos que este olvido de lo sobrenatural, esta apostasía silenciosa, acaba destruyendo también nuestra naturaleza personal y social. En mi opinión, las raíces profundas de este fenómeno, desde el punto histórico (no teológico, pues estas se encuentran en el pecado original) se hallan en la reforma protestante, que en cierto sentido fue el germen del liberalismo. La rebelión en masa contra Dios en la sociedad, y también contra su propia naturaleza, desde el punto de vista histórico, surge cuando se pone en cuestión la autoridad de la Iglesia fundada por Él, que es su arca “natural” en esta tierra. A lo largo de los últimos siglos esta rebelión se ha visto claramente frenada por las estructuras que aún pervivían en muchos ámbitos, como la familia, las parroquias, la convivencia rural, los gremios… Estoy muy de acuerdo cuando apuntáis al surgimiento de los medios de comunicación de masas (radio y televisión) como un punto clave en la proliferación de estas ideas perniciosas. Y me parece acertadísima la hipótesis de Hispanorromano que abre este hilo, ya que Internet y las redes sociales logran esquivar todos esos frenos que mencionaba antes, creando mónadas de individuos aislados y desvinculados. Ojalá que al final de este proceso de aniquilación de la naturaleza humana y de la razón, que durante siglos había custodiado la Iglesia, se produzca un renacer, un redescubrimiento de esta vocación natural que tenemos al Logos, que nunca deja de atraernos hacia sí. Creo, sin embargo, que haríamos mal en poner todo el foco de culpabilidad en los medios materiales, ya que éstos, de manera paradójica, también nos sirven para sembrar la semilla del Bien por todas partes, véase el ejemplo de este foro. Por eso, cuanta más irritabilidad nos causen las consecuencias nefastas de estos medios, más celosos tenemos que ser de plantar la batalla también en dichos medios.
  12. Latino I

    Seguimiento de la guerra en Ucrania

    Interesantes las opiniones del papa Francisco en el tema de la guerra de Ucrania; me parece que está haciendo una lectura correcta de la situación, sin caer en los excesos que caracterizan a partidarios de cualquiera de las facciones y leyendo todo desde una perspectiva global.
  13. La Corte Suprema de Estados Unidos ha decidido revocar la sentencia Roe vs. Wade que abrió la puerta al derecho al aborto en Estados Unidos hace algunas décadas. Me parece interesante este artículo de Juan Manuel de Prada publicado en ABC hace algunas semanas, en el que aborda el tema de una manera original, como es habitual en él. Gran acierto, a mi parecer, cuando califica el aborto como "la piedra angular del sistema", lo que explica toda la consternación de la inmensa mayoría de medios de comunicación y de amplias capas de la sociedad. También me ha gustado su realismo al reconocer que esta decisión se ha llevado a cabo desde unas premisas claramente liberales, que dejan el problema ahora en manos de los votantes y los estados. Es decir, esta cuestión, pese al avance producido en el día de hoy, seguirá estando sometida al relativismo dominante, que implica dejar en manos de las mayorías el bien y el mal, lo justo y lo injusto. Por eso, creo que la alegría en este caso está justificada, pero recordando que es aún un paso corto en el objetivo de erradicar este gran mal que nos azota. Ha causado gran revuelo la filtración interesada de un documento donde se anuncia que una mayoría de los magistrados del Tribunal Supremo de Estados Unidos estaría dispuesta a revocar la sentencia Roe vs. Wade. Si esta revocación se produjese (pero la filtración se ha realizado, precisamente, para que tal cosa no ocurra), el aborto no sería prohibido en Estados Unidos, sino que cada estado tendría capacidad para limitarlo o ampliarlo dentro de su territorio. Se trataría, pues, de un aspaviento característico de la relativista justicia ‘liberal’, que no se funda en juicios objetivos sobre la naturaleza del aborto ni en la defensa del bien común, sino que confía a la mayoría la determinación del bien y del mal, al más puro estilo ponciopilatesco. Así y todo, la filtración ha desatado una campaña rabiosa contra los jueces dispuestos a favorecer el aspaviento, desatada por toda la izquierda caniche mundial. Es natural que así sea, pues la izquierda es hoy la vanguardia ideológica del turbocapitalismo global, que para poder imponer los designios de sus élites necesita realizar lo que Lippmann denominaba eufemísticamente un "reajuste necesario en el género de vida" de las masas. Y, dentro de ese "reajuste en el género de vida", el crimen del aborto ocupa un lugar medular; podríamos decir, incluso, que se trata de la piedra angular del sistema, que, por tratarse de un crimen nefando, requiere ser envuelta con rebozos doctrinales campanudos (emancipación, libertad individual, autonomía de la voluntad, etcétera) que hagan sentirse 'empoderadas' a quienes, con sus vientres yermos, son instrumentos del turbocapitalismo global, que necesita, para mantener su sistema de producción, el deterioro de las condiciones laborales. Al turbocapitalismo global no le convienen los vínculos indestructibles que genera un hijo; pues sabe -ya lo explicó David Ricardo en su ley de bronce de los salarios- que si los trabajadores tienen hijos se vuelven más pugnaces en la exigencia de subidas salariales. Las sociedades fecundas luchan con ardor por el porvenir de sus hijos; las sociedades estériles se raspan el útero, mientras miran las pantallitas de Apple o Netflix. El capitalismo, como nos enseña Hayek, tiene hecho su 'cálculo de vidas'; y a asegurar el 'cálculo de vidas' que necesita el turbocapitalismo global se dedica la izquierda sistémica hoy, convertida en caniche de la plutocracia. Nada más natural, pues, que haya movilizado a todas sus fuerzas de choque, después de filtrarse la noticia de la tímida palinodia del Tribunal Supremo estadounidense. Por supuesto, en este artículo hemos explicado tan sólo las causas 'naturales' de su reacción rabiosa; la causa sobrenatural no podemos explicarla a fondo porque nos han recortado mucho la extensión. Pero ya se sabe que la nueva alianza de Dios con el hombre, que se sella en la Cruz, se inicia en el vientre de una mujer; y el vientre de la mujer se convierte así en el epicentro de una guerra sin cuartel (Gn 3, 15). Publicado en ABC. https://www.religionenlibertad.com/opinion/535895801/piedra-angular-sistema.html
  14. Latino I

    reflexión Dudas sobre la Iglesia católica

    Suscribo todo lo dicho por Berenguela.
  15. Latino I

    política Victoria absoluta del PP en Andalucía

    Un peligro y una tentación muy grande de los católicos en política es la elección del mal menor cuando se trata de ir a votar. Al final, se corre el peligro de ir aceptando poco a poco toda la ideología liberal-progresista que defienden todos los partidos, y de ir diluyendo las convicciones católicas en este magma anticristiano que lo inunda todo. Me parece que hay muchas formas de hacer política al margen de las mecánicas electorales y parlamentarias, pues todo empeño en el bien común es ya un ejemplo de ello. El bien común exige, por otra parte, un reconocimiento de una comunidad que tenga los mismos fines, que comparta unos principios y que tenga unas nociones comunes acerca de lo justo y lo injusto, del bien y del mal. Por este mismo motivo, los católicos no deberían votar a ningún partido en la actualidad, pues todos ellos abogan por el relativismo moral y el ateísmo práctico en la vida pública. Por eso me da pena que ciertos medios de comunicación que podrían ser aprovechables den su apoyo a Vox, engañando así al electorado diciendo que son el único partido cristiano, cuando en realidad, este partido se parece cada vez más al PP. Por eso harían bien estos pocos medios en dar la batalla cultural de verdad, desde posiciones verdaderamente católicas y defendiendo la verdadera tradición española en la política.
×