Jump to content
Hispanorromano

Noticias falsas: estado de la cuestión y estrategias para combatirlas

Recommended Posts

Me ha parecido interesante lo que comenta este tecnólogo (las negritas son mías):

Cita

El tecnólogo que predijo las 'fake news' cree que lo siguiente será un apocalipsis informativo

12 Febrero 2018

El tecnólogo Aviv Ovadya fue una de las primeras personas que intentó advertir al mundo sobre la amenaza de las noticias falsas en redes sociales. Lo hizo en 2016, antes de las presidenciales estadounidenses. Ahora, recién estrenado el 2018, cree que lo peor todavía está por llegar en forma de un apocalipsis informativo en el que las tecnologías capaces de distorsionar la realidad están evolucionando más rápido que la capacidad para comprender, controlar o mitigar el fenómeno.

Sus primeras preocupaciones surgieron hace casi dos años, cuando vio síntomas de lo que podía pasar. Fue cuando decidió dejar su trabajo y dedicarse a alertar sobre lo que creía que se avecinaba. Semanas antes de la elección de Donald Trump, compartió sus preocupaciones sobre una inminente crisis de desinformación en una presentación que tituló "Infocalypse".

En ella explicaba, cuenta BuzzFeed News en un extenso reportaje tras haberse entrevistado con él, cómo los incentivos que rigen estas plataformas recompensaban de una forma frecuente información que resultaba ser engañosa y polarizante. Vista la situación, sentía que todo se encaminaba hacia un punto crítico de desinformación adictiva y tóxica.

Empleados de grandes tecnológicas, algunos de Facebook, vieron la presentación. A pesar de lo que contaba en ella finalmente sucedió, apenas se tuvo en cuenta. Lo peor de todo es que sus vaticinios no terminaron ahí.

"¿Qué pasa cuando alguien puede hacer que parezca que ha pasado algo?"

"El alarmismo puede ser bueno; debería ser alarmista sobre estas cosas", dijo Ovadya una tarde de enero antes de esbozar con calma una proyección profundamente inquietante sobre las próximas dos décadas de noticias falsas, campañas de desinformación asistidas por inteligencia artificial y propaganda. "Estamos tan jorobados que está más allá de lo que la mayoría de nosotros podemos imaginar", dijo. "Fuimos jorobados hace un año y medio y ahora estamos más jorobados. Y dependiendo de lo lejos que mires hacia el futuro, solamente empeora".

Ovadya imagina ese futuro con una serie de herramientas tecnológicas sofisticadas y fáciles de usar que podrán manipular la realidad o falsificarla sin dejar cabos sueltos. "¿Qué pasa cuando alguien puede hacer que parezca que ha pasado algo, independientemente de si ocurrió o no?", se pregunta.

Ese futuro que roza lo distópico, en parte, está aquí. Uno de los ejemplos más populares han sido los vídeos pornos falsos con famosas creados con algoritmos de aprendizaje automático y software de código abierto que en poco tiempo han tenido que ser baneados en servicios como PornHub, Reddit y Twitter. Otro ejemplo es el vídeo que puede verse encabezando estás líneas, uno de tantos trabajos universitarios en los que es posible convertir clips de audio en un vídeo realista y sincronizado con los labios de una persona grabada. Una manipulación, la del movimiento de labios, que incluso se puede llevar a cabo en tiempo real.

El tecnólogo, graduado por el Instituto Tecnológico de Massachusett, actual jefe en el Centro de Responsabilidad de Medios Sociales de la Universidad de Michigan y miembro de innovación de Knight News en el Tow Center for Journalism Digital en Columbia, cree que esta clase de vídeos podrían tener un efecto desestabilizador en el mundo si se usan como parte de una malintencionada estrategia política.

Existe la "manipulación diplomática", en la que un actor malicioso utiliza tecnología avanzada para "crear la creencia de que un evento ha ocurrido" para influir en la geopolítica. Imagínate, por ejemplo, un algoritmo de aprendizaje automático (que analiza montones de datos para enseñarse a sí mismo a desempeñar una función determinada) alimentado con cientos de horas de imágenes de Donald Trump o del dictador Kim Jong Un, que luego podría escupir un clip de audio o vídeo del líder declarando una guerra nuclear o biológica, prácticamente imposible de distinguir de la realidad. "No tiene que ser perfecto, sólo lo suficientemente bueno para hacer que el enemigo piense que pasó algo que provoca una reacción temeraria de venganza".

Estas tecnologías también podrían materializar lo que Ovadya llama "simulación de política", así como una práctica denominada automated laser phishing. En el primer escenario bots que funcionen a partir de inteligencia artificial serán capaces de manipular a los movimientos políticos, el discurso público y las opiniones que reciben los legisladores y gobernantes en línea, sin que puedan ser descubiertos por ser indistinguibles de pareceres humanos. En el segundo, los objetivos serán personas concretas. Tras analizar su presencia en la red, una inteligencia artificial sería capaz de crear mensajes falsos, pero creíbles, de una víctima sin que sea fácil sospechar sobre ellos.

La parte positiva es que frente a la primera amenaza, la que estalló en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016, se ha admitido el fallo de previsión y se está trabajando para evitar situaciones similares en el futuro. La parte negativa es que frente a estos nuevos riesgos no estamos preparados y, además, no sabemos cuán lejos estamos de su posible utilización masiva. "Muchas de las señales de advertencia ya han tenido lugar", advierte Ovadya.

https://www.genbeta.com/seguridad/el-tecnologo-que-predijo-las-fake-news-cree-que-lo-siguiente-sera-un-apocalipsis-informativo

Esto es un resumen del artículo el inglés, que se puede encontrar aquí:

https://www.buzzfeed.com/charliewarzel/the-terrifying-future-of-fake-news?utm_term=.dlL07MLO0#.qleJEBkQJ

Share this post


Link to post
Share on other sites

El refinamiento del bulo como arma de desestabilización, provocación, etc. Funciona muy bien cuando el receptor teme o tiene el prejuicio adecuado de que algo tiene probabilidad de suceder. En los sucesos que tuvimos recientemente en Cataluña podría haber sido el caso de un muerto en cualquiera de "ambos bandos".

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 23 minutos, don Fernandito dijo:

El refinamiento del bulo como arma de desestabilización, provocación, etc. Funciona muy bien cuando el receptor teme o tiene el prejuicio adecuado de que algo tiene probabilidad de suceder. En los sucesos que tuvimos recientemente en Cataluña podría haber sido el caso de un muerto en cualquiera de "ambos bandos".

Pues efectivamente un muerto podría haber inclinado la balanza peligrosamente. Que conste que RT lo intentó:

RT_en_Espa_ol_en_Twitter-_-_Sonidos_de_d

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Claro, claro, cuando preparas el en esa dirección es mucho más fácil creer el bulo cuando salta al ruedo. Solo era cuestión de haber esperado el momento propicio. Y a través de un bulo de muerto puedes inducir la reacción airada que finalmente lo provoque --> profecía autocumplida.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Comparto un artículo que me ha parecido interesante.

Cita

Por qué la posverdad no es lo mismo que las mentiras de toda la vida

Miguel Ángel Quintana Paz

8 Feb 2017 - 04:40 CET

Alguna vez lo he mencionado ya, con tono medio (pero solo medio) jocoso; que, dado que los economistas fueron incapaces de predecir la última gran crisis económica, y los politólogos no vieron venir casi ninguno de los convulsos resultados electorales que nos legó 2016, es el momento en que se nos dé una oportunidad a otros profesionales, a menudo postergados: los filósofos. De hecho, alguien que hubiera seguido con atención los últimos treinta años de filosofía no se habría sorprendido demasiado por el éxito que ha cobrado últimamente el término “posverdad”, declarado “Palabra del año” por los diccionarios Oxford en 2016.

Ahora bien, igual que internet contribuye a poner rápidamente de moda palabras como esa, parece exigirnos también entenderlas rápidamente. Y por ello me temo que la mayor parte de los que leen de nuevas la palabra “posverdad” se sienten obligados a darle inmediatamente un significado. Y razonan (más o menos) así: si la posverdad está claro que no es la verdad, y lo contrario de la verdad es la mentira, apresurémonos a concluir que “posverdad” no es sino un nuevo rótulo para las mentiras de toda la vida, que a saber por qué oscuros motivos no reciben ya ese nombre de siempre.

Yerran, sin embargo, al razonar así. La filosofía exige pausada reflexión y lo cierto es que no, que la posverdad no es lo mismo que la mentira. Filósofos tan distintos como Gianni Vattimo, Mario Perniola o Harry Frankfurt llevan lustros advirtiéndonos de que esto iba a pasar (con distintos lenguajes, pues cada uno pertenece a una tradición filosófica distinta; con diferente sensación de agrado frente a ello, pues cada uno repara en unas u otras de sus consecuencias). Pero ninguno ha banalizado las cosas hasta el punto de afirmar que, simplemente, lo que iba a pasarnos es que la gente iba a prodigarse (aún más) en el mentir.

¿Qué es, pues, la posverdad, si no se limita a un prosaico “engañar”? Harry Frankfurt, profesor entonces en Yale, escribió hacia 1986 un potente texto sobre ella. Demasiado adelantado a su tiempo, sin embargo, no sería hasta diecinueve años más tarde que tal ensayo se haría famoso en forma de pequeño libro, bajo el título de On bullshit. Es decir, algo traducible por “Acerca de las chorradas” o “las milongas”. Hoy diríamos: “Acerca de la posverdad”. La idea de Frankfurt en esa obrita era doble: en primer lugar (a pesar de lo reacios que suelen ser los filósofos anglosajones a emitir juicios generales sobre nuestra cultura) empezaba diciendo que vivimos momentos en que el bullshit, la posverdad, prolifera por doquier, vigorosa. En segundo lugar, distinguía esta posverdad o bullshit de la mentira: mientras que a un mentiroso le interesa la verdad, justo para transmitirte la idea contraria (su mentira), en tiempos de posverdad lo que le ocurre a la verdad es que simplemente ha dejado de interesar. No importa que lo que digas sea verdadero. Tampoco, como al mentiroso, te interesa convencer de algo falso (y beneficioso para ti). Simplemente te interesa hablar con una total indiferencia hacia cómo son las cosas en realidad. Y que a tu audiencia, naturalmente, también le dé igual qué sea o no sea verdad.

En esos mismos años 80 en que Frankfurt definía así las cosas desde Connecticut, a miles de kilómetros de distancia, en Turín, el italiano Gianni Vattimo redactaba La sociedad transparente, donde trabajaba sobre la misma idea. Aunque en su caso lo hacía con un lenguaje que echaba mano de Nietzsche y Heidegger y, a diferencia de Frankfurt, no se arredraba a la hora de decirnos por qué iba a triunfar la posverdad. Para Vattimo los grandes responsables (¿los grandes villanos?) iban a ser los medios de comunicación. A medida que cada cual pudiese leer periódicos (o los digitales) que solo un grupito más de afines leyese; a medida que cada cual pudiera ver las televisiones (o los canales de YouTube) que más le dieran la razón; si cada cual iba a escuchar la radio (o los podcasts) de su preferencia; entonces acabaríamos compartiendo cada vez menos referencias comunes. Cada cual terminaría (ha terminado) por vivir en un mundo diferente. La verdad común no importará ya a nadie, solo el sustituto que cada camarilla tenga como posverdad. Vattimo escribía antes de internet, pero parecía estar describiéndola, así como lo que hoy llamamos “ciberguetos” (esos grupos de personas que solo consumen los medios que saben ya por anticipado que les darán la razón. Es decir, esos grupos a los que quizá pertenecemos ya todos nosotros).

Acaso lo más irónico de Vattimo es que en los años 80 contemplaba todo esto con ojos gozosos: un mundo en que cada cual pudiese elegir las verdades que más le gustaran le parecía el culmen de la libertad. No obstante, en cuanto empezó a ver las consecuencias de lo que él mismo había predicho, la cosa empezó a no complacerle tanto. Así, en el año 2000 escribió un prólogo a una nueva edición de ese mismo libro. Allí reconocía que, si ese poder de los medios de comunicación para crear realidades alternativas había terminado aupando al poder en Italia a Silvio Berlusconi, es que las cosas no eran tan optimistas como se las prometía años atrás.

El caso de Vattimo es significativo. Pues no es el único intelectual izquierdista que empieza cantando elogiosos ditirambos al hecho de que nos olvidemos de la verdad mas, en cuanto comprueba que eso puede beneficiar también a políticos de derecha, recoge velas y empieza a añorar… justo esa verdad que poco antes denostaba. Hace unos días nos recordaba Óscar Monsalvo en estas mismas páginas de The Objective un caso similar, más cercano en el tiempo y más español: cómo una profesora que en octubre pasado (es decir, poco antes de la victoria electoral de Trump) menospreciaba el valor de la verdad en política y la acusaba ¡incluso! de totalitaria, hace apenas dos semanas se había reconvertido en aguerrida paladina de las verdades de siempre, al ver cómo se aprovecha el nuevo presidente americano de la posverdad. Los amores y desamores, cariños seguidos de menosprecios, por parte de cierta izquierda divagante (el término es de Gustavo Bueno) hacia la verdad tal vez darían para una de las novelas románticas de Corín Tellado, que humildemente yo propondría titular “Una malquerida a la que llamaban Verdad”.

En este sentido el último filósofo de los que cité antes, Mario Perniola, ha mantenido sin duda una coherencia mayor. Pertenecen a la década de los 80 también los primeros textos en que aventuraba lo que se nos venía encima, de nuevo años antes de internet. Pero él siempre ha contemplado sin frivolidad alguna el reto al que nos estamos enfrentando: un mundo en que la verdad ya no importa, en que no nos fiamos de los medios de comunicación, en que los propios periodistas afirman que lo que nos dicen no es objetivo (socavando así, sin darse cuenta, los pobres, cualquier interés que pudiera quedarnos en lo que nos cuenten —y ¡ay! en pagar dinero por que nos lo cuenten—). Un mundo, en suma, donde incluso los medios que publican mentiras ya no pretenden que nos las creamos, sino simplemente que, aturdidos por su ruido, acabemos desconfiando de todo y de todos (estrategia típica de la propaganda rusa hodierna, bien descrita aquí y aquí; estrategia en que el nuevo presidente estadounidense parece ser alumno aventajado, puesto que tuitea a menudo datos sin preocupación alguna por si cuentan con respaldo o no).

¿Queda sitio en este nuevo mundo, brave new world, para los que seguimos estando encaprichados con la verdad a secas? ¿Tendremos que reunirnos para traficar en secreto con ella, ahora que ya ni a los políticos ni a los periodistas parece interesarles tanto? ¿Se convertirá la exigencia de que te cuenten la verdad en una nueva impertinencia social, mirada con mohín despreciativo en las reuniones de sociedad por parte de la gente respetable? A menudo he tenido la sensación, cuando le he pedido verdades (y no meras opiniones) a alguien, de que las cosas acabarían siendo pronto así. Pero reconozcamos que no tenemos certeza alguna sobre lo que nos ocurrirá en ese futuro, o posfuturo. De modo que nuestro propio aprecio por la verdad nos obliga, llegados a este punto, a reconocer que hemos de callar.

http://theobjective.com/elsubjetivo/miguel-angel-quintana-paz/por-que-la-posverdad-no-es-lo-mismo-que-las-mentiras-de-toda-la-vida/

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Demoledor por la realidad que descibre tan ajustada a la verdad. Y es que al desaparecer el bien común del ideal colectivo, la verdad, como bien intrínseco al ser humano que es, queda relegada a la misma suerte que corren todos los demas bienes apreciados por los hombres, en simples sumas de intereses más o menos generales. De ahí que hoy ya nadie hable del bien común sino del interés general a secas.

De todos modos la verdad, como absoluto es algo que, por más que se distraiga, nunca de ser como la luz a las plantas, algo que el ser humano busca por su propia naturaleza. Abundando en este simil, es posible pensar que poco a poco alguien nos haya ido metiendo en un invernadero donde la luz proviene ahora de diferentes lámparas alógenas, una aquí y la otra más allá pero algún día, a ese alguien, por exceso de consumo, se le fundirán los plomos y la oscuridad que eso produzca llevará de nuevo a esta sociedad vegetativa en la que vivimos,  a moverse para buscar la luz incansable que pese a todo, sigue entrando por las ventanas de nuestras almas, pues el sol y la luna siguen indiferentes a todos estos procesos gobernando la verdad de las órbitas de la tierra.

Y ahora, el que pueda que lo entienda jaja


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Noticias falsas que pueden tener consecuencias mortales, en Asia News:

Cita

En Assam, jóvenes linchados a muerte por noticia falsa: 65 personas arrestadas

de Nirmala Carvalho

Nilotpal Das y Abhijeet Nath quedaron envueltos en la sospecha, acusados de ser raptores de niños.  Las autoridades piden a otras 70 personas que cancelen de sus celulares y perfiles las noticias falsas y los videos montados. En el último mes, al menos siete personas fueron agredidas en toda la India por acusaciones carentes de fundamento.  

INDIA_-_0613_-_Linciaggi_e_fake_news.jpg
 

Bombay (AsiaNews) – Las autoridades de Assam (India oriental), han arrestado a 65 personas acusadas por el linchamiento de dos presuntos raptores de niños. El crimen tuvo lugar luego de la difusión de fake news que informaban la presencia de una banda de secuestradores. Por la difusión de la noticia falsa, fueron arrestadas cerca de 40 personas. Otras 25 fueron trasladadas a un centro penitenciario, tras ser señaladas como autores materiales del delito.

El incidente se produjo el 8 de junio, cuando Nilotpal Das, un artista de Goa, y su amigo Abhijeet Nath, fueron rodeados y apaleados hasta la muerte en la localidad de Panjuri Kachari. Los dos jóvenes se habían detenido con su automóvil para pedir indicaciones viales, pero los habitantes del pueblo creyeron que se trataba de extranjeros implicados en el tráfico de menores.  

Lo que condujo al brutal homicidio fue la difusión de mensajes falsos y videos manipulados que circularon en las famosas plataformas de mensajería online, como Whatsapp. En la India, la difusión de las noticias falsas ha detonado una verdadera manía contra los presuntos raptores de niños. Por ello, la sola presencia de personas extranjeras, que resulten desconocidas para la población local, o que no hablen el dialecto regional, ha llevado, en el último mes, al linchamiento de cuando menos siete inocentes en todo el país.

Las autoridades alegan que una vez que la noticia falsa comienza a circular en las redes sociales, es difícil frenar su propagación. Debido a esto, la policía de Assam pidió a cuando menos 70 personas que fueron interrogadas en el caso del linchamiento de los dos jóvenes, que procedan a eliminar de sus teléfonos celulares y perfiles sociales, todos aquellos videos y contenidos falsos.

La falsificación de contenidos incluso golpeó a las mismas autoridades: algunos hackers crearon un perfil de Facebook con el nombre del comisario de policía de Guwahati, Hiren Chandra Nath. A través de esa página, difundían mensajes cargados de odio. La policía se vio obligada a emitir un comunicado en el cual se declara que el policía en cuestión no utiliza las redes sociales.

http://asianews.it/noticias-es/En-Assam,-jóvenes-linchados-a-muerte-por-noticia-falsa:-65-personas-arrestadas--44152.html

Y noticias falsas como arma de propaganda:

Cita

El horripilante caso de los bebés despedazados

El tráfico de órganos infantiles en Latinoamérica es un ejemplo fascinante de la expansión mundial de un bulo

El horripilante caso de los bebés despedazados

Había una vez un caserón perdido en los arrabales de una ciudad centroamericana. Dentro, una veintena de bebés dormían en cunas desvencijadas. Dos mujeres se encargaban de cebarlos. De vez en cuando, algún extranjero acudía a llevarse alguna de las criaturas, arropado por las sombras del amanecer. Y aquel niño nacido en la miseria acababa vendido por pedazos: una pequeña córnea por aquí, un riñoncito por allá, para salvar la vida de otros infantes de familias adineradas de un lejano país. Esta versión moderna de Hansel y Gretel, aún más terrorífica y sin el final feliz del cuento de los hermanos Grimm, recorrió América Latina a finales del siglo XX y, a pesar de los desmentidos, movilizó a ONG y al Parlamento Europeo, y acabó incrustada en el imaginario mundial.

 El tráfico de órganos infantiles constituye un caso fascinante, y paradigmático, de fake news, o bulo, como se ha llamado siempre. Reúne los mismos ingredientes que hemos visto en episodios recientes, ya sea las elecciones de Estados Unidos o la crisis catalana: una estrategia, unos agentes propagandistas (periodistas, ONG, políticos), unos tontos útiles (periodistas, ONG, políticos) y un público crédulo. Solo faltaban Internet y las redes sociales, que no existían aún.

La leyenda surgió a la vez en Honduras y Guatemala y sirvió a la propaganda soviética en los estertores de la Guerra Fría

Entonces, como ahora, hubo también informadores serios que se preocuparon por investigar y desmontar las patrañas, muchas veces a contracorriente. Gracias a ellos se ha podido trazar el origen de esta leyenda urbana que surgió simultáneamente en Honduras y Guatemala, y que sirvió a la propaganda soviética en los estertores de la Guerra Fría.

El 2 de enero de 1987, La Tribuna de Tegucigalpa titula: “Niños hondureños despedazados para traficar con sus órganos”. Un tal Leonardo Villeda, de un organismo de bienestar social, asegura que “muchas familias extranjeras” adoptan bebés en Honduras para “venderlos a trozos” o destinarlos “para fines sexuales o ritos diabólicos”. Un mes después, en El Gráfico de Guatemala, un tal Baudilio Hichos dice que hay “casas de engorde” de bebés, que se venden por 20.000 dólares para trasplantes. Las autoridades de ambos países no hallan una sola prueba de tan terrorífica práctica. Villeda e Hichos aseguran que se expresaron mal. (Por cierto, si buscan en Google el nombre de Baudilio Hichos, descubrirán la insuperable trayectoria delictiva de este expolicía y diputado convertido en “testigo” de excepción).

Tres meses después, en abril de 1987, Pravda, el órgano del Partido Comunista Soviético, recoge y adorna la historia: “Miles de niños hondureños son trasladados a EE UU y usados como donantes de órganos”. El mismo día, la agencia soviética Tass difunde el reportaje, que es reproducido por los diarios comunistas de todo el mundo. En Francia, L’Humanité titula: “Corazones de niños en venta”. Los periodistas se copian unos a otros y el bulo corre como la pólvora. De poco sirven los desmentidos de la ONU, las explicaciones de los expertos sobre su imposibilidad científica, la ausencia de pruebas, las crónicas rigurosas de medios como Die Zeit, Le Monde o The New York Times… Meses después, en septiembre de 1988, el Parlamento Europeo da carta de naturaleza al rumor al condenar el tráfico de órganos de niños comprados por “familias estadounidenses o israelíes”. La moción, aprobada por el procedimiento de urgencia y sin debate, ha sido presentada por Danielle De March, diputada del Partido Comunista Francés. Para entonces, las investigaciones del Gobierno norteamericano ya apuntan a una maniobra de intoxicación del KGB, los servicios secretos soviéticos.

La fábula inmemorial del sacrificio de niños inocentes; la figura del científico maligno, tan repetida en la literatura y el cine, y el mito del pérfido hombre blanco alimentan una leyenda que se superpone a la cruda realidad

“El relato incorpora viejas convicciones, miedos y fantasmas y desemboca en una moraleja: la denuncia del insaciable ogro imperialista, que devora los recursos de los países pobres, incluidos sus niños, que son su futuro”, afirma Verónique Campion-Vincent, antropóloga del CNRS (centro nacional para la investigación científica de Francia). La fábula inmemorial del sacrificio de niños inocentes, ya sea a manos de romanos o de judíos; la figura del científico maligno, tan repetida en la literatura y el cine, y el mito del buen salvaje y del pérfido hombre blanco alimentan una leyenda que se superpone a la cruda realidad centroamericana de aquellos años: la pobreza que atenaza a esos países y la falta de control en las adopciones, además de la lucha por el poder que enfrenta a unas guerrillas entrenadas por Cuba a regímenes dictatoriales apoyados por Washington. A ello se añade un fenómeno que se iría desarrollando con el avance de los trasplantes: la venta voluntaria, e ilegal, de órganos por parte de adultos.

El bulo de los bebés de repuesto se diluyó con la caída del muro de Berlín, en 1989…, para rebrotar en 1992, exactamente con los mismos patrones. Las mafias, los niños desvalidos que desaparecen para regresar luego a sus casas con un costurón en el costado y los inefables “testigos” Villeda e Hichos desfilaron de nuevo en las páginas de la revista mensual Le Monde Diplomatique y en otro informe del Parlamento Europeo, que volvió a cubrirse de gloria. Casi tanto como los jurados que entregaron dos premios periodísticos en Francia (el Albert Londres, en 1995, a Marie-Monique Robin) y en España (el Juan Carlos I, en 1996, a Ana Beatriz Magno) por sendos trabajos sobre casquería infantil en Colombia y Brasil, a pesar de las protestas de científicos y de colegas que desvirtuaron los “reportajes”. Luego, de nuevo, se hizo el silencio y el bulo se diluyó. Aunque nada garantiza que Baudilio Hichos y los niños sin córneas no vuelvan a estremecer algún día a la humanidad.

El horripilante caso de los bebés despedazados | Internacional | EL PAÍS

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me ha parecido interesante este artículo, aunque no estoy de acuerdo en algunos puntos:

Cita
Notas sobre noticias falsas, propaganda política y 'la verdad de las mentiras'.
18 Junio 2018

1. La posverdad no es la mentira de siempre. Aunque tampoco está claro lo que es. El Oxford English Dictionary la define como una situación en que “los hechos objetivos son menos determinantes que la apelación a la emoción o las creencias personales en el modelaje de la opinión pública”. Para el DRAE, es la “distorsión deliberada que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública”. Parece más adecuada la del OED. Manuel Arias Maldonado ha escrito que la mejor definición del concepto es una viñeta del New Yorker que dice: “Este ha sido el pronóstico meteorológico demócrata, a continuación veremos el pronóstico republicano.”

No es tanto la frase de Montaigne, según la cual la verdad es una y la mentira son muchas. Es más bien que, como dice Kenan Malik, vivimos en un mundo con demasiadas verdades.

2. Las fake news existen desde hace mucho. Pensemos en casos como los protocolos de Sión o la voladura del Maine. Es célebre la frase que dice que la primera víctima en la guerra es la verdad. Antes eran los Estados y los periódicos quienes tenían más capacidad de creación y promoción de noticias falsas. Una diferencia que presentan las circunstancias actuales es que la facilidad de producción y diseminación permite que estructuras más pequeñas lo hagan. Dos tipos en calzoncillos en un sótano de Macedonia pueden inventar que el papa apoya a Donald Trump y que esa noticia falsa circule. En el nerviosismo de los medios y los gobiernos por las fake news hay un elemento que tiene que ver con la ansiedad que produce la pérdida de un monopolio: el de la intoxicación.

3. Dos elementos más de las fake news. A veces, como en El hombre que fue Jueves, lo que hay detrás de esos actores son los Estados. Y, como ocurre a menudo, lo que dice el otro son fake news: Trump lo utiliza con los medios que publican noticias desfavorables.

4. Se ha hablado mucho de Orwell. Pero el ejemplo en el que se suele pensar (1984) no es muy adecuado. Es una alegoría de un Estado totalitario. Allí lo que vemos es un lugar donde la información –o la desinformación– está canalizada. Un solo poder controla el flujo. Altera el pasado según los intereses del presente. Ahora lo que vemos es un ecosistema donde la información llega de muchos lados: la información rigurosa y la mentira conviven como en un lago donde llega agua de distintos lugares. El objetivo y el resultado es enfangar, dificultar las diferencias, introducir una especie de visión cínica(Los textos de Orwell sobre el lenguaje y la política, o sobre la visión de la guerra civil española pueden ser más útiles.)

5. Tiene que ver con la pereza mental. Se aprovecha de los sesgos, de lo que preferimos pensar. A lo que encaja con lo que pensamos o deseamos oponemos menos resistencia. Se beneficia de una confusión entre hechos y opiniones: la verdad es lo que se percibe como verdad. Hannah Arendt decía que esa confusión era una de las bases del totalitarismo, una condición para su triunfo.

6. Una anécdota sobre la mentira que cuenta Arendt:

Un centinela montaba guardia para advertir a la población en caso de que apareciese el enemigo. El hombre era amigo de las bromas, así que, para divertirse, dio una falsa voz de alarma. Sin embargo, después corrió a las murallas para defender la ciudad de los enemigos que él mismo había inventado. De ello se sigue que cuanto más éxito tenga un embustero y mayor sea el número de los convencidos, más probable es que acabe por creer sus propias mentiras.

7. Se aprovecha también de la confusión, de lo que se ha llamado relativismo epistémico, la aceptación de ese estado de cosas. En el artículo que he mencionado, Malik lo vincula con el posmodernismo, que propicia la erosión de conceptos como universalidad. Este relativismo, que fue dominante en la academia, fue practicado por la izquierda académica: la medicina no es superior a la brujería, se trata simplemente de dos sistemas de pensamiento distintos. Por bienintencionada que sea esa tendencia, por escarmentados que estemos por la arrogancia racionalista de Occidente y sus consecuencias, no hay nada, sostiene Malik, progresista en esa negación del universalismo, en la adopción del relativismo, en la primacía de lo subjetivo sobre lo objetivo.

8. Hay un énfasis en lo identitario y una negación de lo común. La verdad será distinta para unos y para otros, según sus condiciones, y en último término la experiencia es incomunicable. La política de la identidad y el relativismo, dice Malik, puede haber sido adoptada por la izquierda, pero parte de una visión profundamente conservadora. Son ideas que tienen una raíz romántica, contrailustrada. No hay que despreciarlas por completo: la Contrailustración, en cierto sentido, también es parte de la Ilustración. Posiblemente quienes usan la posverdad no piensan en el relativismo epistémico, pero para Malik que la izquierda suscribiera esas tesis la dejó en una posición frágil para defenderse.

9. Las formas de comunicación modernas, con su primacía de la expresión, de lo subjetivo sobre lo objetivo, refuerzan esa tendencia. Y contribuyen –como la fragilidad de los medios, la fragmentación, la facilidad de acceso a la información y de publicación– al desgaste de la autoridad, de la confianza en la veracidad, en una sociedad paradójica: por un lado hay un ethos falsamente igualitario, donde se cuestionan los expertos y se detesta a los pedantes, pero se adora obsesivamente el éxito.

10. La prensa quiere fiscalizarlo todo pero no se deja fiscalizar por nadie. Una parte esencial y simple está en que los periódicos cuenten bien las cosas, hagan bien su trabajo (algo que incluye las soflamas sobre cómo vamos a salvar la democracia –a todos nos gusta un poco de épica–, pero quizá cosas más modestas también como publicar bien las noticias). Ha habido intentos de regulación: por ejemplo, en Francia y en Alemania. También Le Monde puso un sistema de evaluación de la información. Ha habido propuestas de las empresas de tecnología. Todas tienen sus complejidades técnicas y generan dudas. Yo soy instintivamente partidario de la frase de Rorty: “Cuida de la libertad y la verdad se cuidará sola.” Aunque también, como dice Arias Maldonado, las redes están en un Estado de naturaleza: para llegar a Elias habrá que pasar por Hobbes. Una nueva realidad comunicativa requerirá nuevas formas de regulación, sabiendo que en caso de duda debe primar la libertad.

Notas sobre la mesa redonda 'La verdad de las mentiras', celebrada en la Feria del libro de Madrid con Arcadi Espada, Daniel Gascón y Sandrine Morel. 

https://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/10-apuntes-sobre-la-posverdad

Share this post


Link to post
Share on other sites

A ver qué os parece esta aproximación matemática a las noticias falsas:

Cita

Así le manipulan las noticias falsas según su nivel de alerta

El poder de engaño de los bulos divide a la sociedad en tres grupos: los que no saben que existen las noticias falsas, los que son sí lo saben pero son incapaces de identificarlas y los que las detectan al instante. El simple hecho de saber que existen reduce su capacidad de manipulación

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Ana Milutinovic
  • 21 Septiembre, 2018

Políticos y líderes de opinión de todo el mundo están intentando ponerse de acuerdo para definir naturaleza de las noticias falsas y su impacto en la sociedad, la democracia e, incluso, la propia verdad (ver OFERTA: Manipule a los votantes con noticias falsas por menos de 400.000 euros). Pero su debate está envuelto en un sinfín de desacuerdos sobre cómo definir el fenómeno. Y sin una definición adecuada, los políticos, los periodistas y la ciudadanía tienen dificultades para abordar el problema. Por eso, es urgente que demos con una forma clara y decisiva de plantear qué son las noticias falsas para permitir un análisis objetivo.

Para intentar solucionar el problema, el investigador de la Universidad de Surrey Dorje Brody y el de la Universidad de Brunel (ambas en Reino Unido), David Meier, han utilizado la teoría matemática de la comunicación. Gracias ha ella, han diseñado un modelo matemático que representa la influencia de las noticias falsas en los referendos y las elecciones, y señala las formas de mitigar sus efectos.

Primero algunos antecedentes. El problema fundamental de la comunicación consiste en reproducir un mensaje creado en un punto del mundo en otro distinto. Pero esto no es fácil, ya que la transmisión de la información va acompañada de un ruido que distorsiona el mensaje: los 0 se convierten en 1, la b suena como la d, y las señales de humo se esfuman.

El receptor de cualquier mensaje debe tener una estrategia para lidiar con este ruido. Algo que resulta posible en muchas situaciones. El matemático e ingeniero Claude Shannon demostró que un mensaje siempre se puede reproducir con más o menos precisión siempre que el ruido esté por debajo de un determinado nivel de umbral. Así que los investigadores han aplicado esta idea para abordar las noticias falsas de forma matemática como si fueran un tipo especial de ruido.

Brody y Meier definen las noticias falsas como información que no tiene coherencia con la realidad objetiva. El objetivo es eliminar el ruido lo antes posible para interpretar una señal correctamente. Sin embargo, el ruido de las noticias falsas tiene características especiales porque cuenta con sesgos específicos, a diferencia de un ruido aleatorio.

Cualquier flujo de información contiene varios elementos. Además del mensaje objetivamente correcto, pueden aparecer detalles incorrectos y rumores, que corresponden al ruido aleatorio. Pero en el caso de las noticias falsas, los mensajes están sesgados deliberadamente.  La clave para interpretar correctamente una señal consiste en eliminar tanto el ruido aleatorio como el deliberadamente sesgado para dejar el mensaje puro.

No es una tarea fácil. Pero resulta que los matemáticos tienen unas poderosas herramientas matemáticas que se ajustan perfectamente a este objetivo. La teoría del filtrado, desarrollada en las décadas de 1950 y 1960, es una rama de la teoría de la comunicación que tiene como objetivo filtrar el ruido en los canales de comunicación. Fundamentalmente, esta teoría trata el sesgo y el ruido aleatorio de diferentes modos para llegar a la señal subyacente.

fake-news-model.png

Gráfico: capacidad de persuasión de las noticias falsas sobre los tres grupos de personas.

Brody y Meier han usado esta idea para modelar cómo los votantes interpretan las noticias. Para dividieron a los votantes en tres categorías. Primero los que no son conscientes de que las noticias falsas y las abordan como cualquier otro tipo de ruido aleatorio. Al no ser tener en cuenta que las noticias pueden ser falsas, tienen plena confianza en sus puntos de vista. "Esta categoría es la más vulnerable a las noticias falsas", afirman los investigadores.

El segundo grupo son aquellos conscientes que las noticias falsas existen pero no saben cómo distinguirlas del ruido. Este grupo es menos susceptible a las noticias falsas pero también tiene menos confianza en sus opiniones debido a la incertidumbre que crean las noticias falsas. "Las personas en esta categoría son considerablemente más conscientes de las dudas en sus opiniones", sostienen Brody y Meier.

Y, por último, están los que son capaces de detectar las noticias falsas e inmediatamente eliminarlas de sus valoraciones. Estas personas confían en sus puntos de vista porque no se ven afectadas por el sesgo que las noticias falsas adoptan. Sin embargo, Brody y Meier consideran que este grupo es una utopía. "Al fin y al cabo, es casi imposible que alguien pueda identificar a la perfección qué elementos de noticias son falsos y los que no", señalan.

El siguiente paso de los investigadores fue el de simular un proceso electoral en el que cada grupo recibió una serie de noticias salpicadas por ruido aleatorio así como noticias falsas. Luego, repitieron esta simulación más de 1.000 veces para ver cómo las noticias falsas influían en las preferencias de los votantes. Los resultados son interesantes. Tal y como se esperaba, los votantes del primer grupo son fácilmente manipulados por las noticias falsas. Del mismo modo, a los del tercer grupo no les afectan.

La sorpresa estuvo en el segundo grupo. Los votantes de esta categoría son conscientes de la existencia de las noticias falsas, pero no saben cuáles son. Por lo tanto, tienden a exagerar demasiado la posibilidad de que la información que reciben esté contaminada. Eso sí, en cuanto este grupo detecta una noticia falsa, su influencia en su opinión desaparece. "Esto se puede interpretar como una señal de que el simple hecho de saber que puede que una noticia sea falsa ya es un poderoso antídoto contra sus efectos", concluyen Brody y Meier.

El trabajo ofrece así un rayo de esperanza bajo la idea de que el impacto de las noticias falsas se puede mitigar. Aunque también deja algunas preguntas sin respuesta. Por ejemplo, no sabemos qué proporción de votantes integra cada categoría, ni si es posible que cambien de una a otra.  Otro tema importante es la naturaleza de la realidad objetiva. Muchos observadores se preguntarán si realmente se puede asumir la existencia de una realidad factual objetiva, particularmente cuando se trata de cuestiones políticas y de mirar hacia el futuro.

Y aunque exista una realidad objetiva, ¿acaso la comunicación nos ayuda a comprender su verdadera naturaleza o a simplemente a ponernos de acuerdo sobre lo que podría ser? Brody y Meier, como muchos antes que ellos, no han podido responder a esta peliaguda pregunta. 

Ref: arxiv.org/abs/1809.00964: How To Model Fake News

https://www.technologyreview.es/s/10527/asi-le-manipulan-las-noticias-falsas-segun-su-nivel-de-alerta

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es sorprendente el grado de realismo al que están llegando algunas herramientas de manipulación de vídeos:

Se nota algo artificial en el vídeo, pero puede dar el pego para algunas personas y la técnica puede mejorar.

¿Qué pasará cuando se generalicen los "vídeos falsos"? Se podrían falsificar declaraciones de guerra por parte de algún presidente. O se podría chantajear a personas honradas haciéndolas aparecer en vídeos deshonrosos. El potencial de estos vídeos falsos para intoxicar y enfrentar es descomunal. Nos adentramos peligrosamente en la realidad virtual.

Por cierto, se está trabajando también en la falsificación de sonidos. Anuncian herramientas que lograrán que a ese vídeo falso se le acople la voz de Abascal.

¿A quién benefician estos "progresos"? A la humanidad me parece que no.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 8 horas, Hispanorromano dijo:

Es sorprendente el grado de realismo al que están llegando algunas herramientas de manipulación de vídeos:

Se nota algo artificial en el vídeo, pero puede dar el pego para algunas personas y la técnica puede mejorar.

¿Qué pasará cuando se generalicen los "vídeos falsos"? Se podrían falsificar declaraciones de guerra por parte de algún presidente. O se podría chantajear a personas honradas haciéndolas aparecer en vídeos deshonrosos. El potencial de estos vídeos falsos para intoxicar y enfrentar es descomunal. Nos adentramos peligrosamente en la realidad virtual.

Por cierto, se está trabajando también en la falsificación de sonidos. Anuncian herramientas que lograrán que a ese vídeo falso se le acople la voz de Abascal.

¿A quién benefician estos "progresos"? A la humanidad me parece que no.

tremendo, estoy seguro que se está invirtiendo mucho dinero en lograr eso, me temo que va a llegar el momento en que sea perfectamente posible conseguir un monigote con la misma voz e imagen, a partir de ahí los bulos serán imparables... al menos durante un tiempo... el que tarde en generarse una costra de excepticismo, la cual será a su vez tan peligrosa como los bulos porque instaurará la desconfianza en todo lo que no vea uno en persona.

en ese sentido, esto será un arma del Diablo... quién podría, por ejemplo, evitar la simulación de una infidelidad para romper un matrimonio, previo encargo? o simular un discurso herético de un papa? etc, etc, etc.

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

El fraude potencial que supone que estas herramientas estén libremente disponibles en la red es tremendo, y el gran problema o consecuencia que a la larga acarreará, no es en definitiva que alguien nos pueda engañar sino que, una vez acostumbrados a que este tipo de cosas sean habituales, al final todos desconfiemos de todos y con ello se rompra la confianza social, que es la argamasa mediante la que se estructura cualquier sociedad. En definitiva, se trata del mismo objetivo que a la larga busca el conspiracionismo o tantas otras cosas similares, es decir, la siembra de la desconfianza entre personas y con ello destrucción del tejido social y la puesta en manos de estados y corporaciones, de los elementos básicos de las relaciones humanas.

Cita

‘Deep fakes’: así se hacen los videos falsos más reales de internet

 

Con una aplicación gratuita, unas horas de tiempo y un poco de experiencia, es posible hacer videos que muestren a una persona haciendo algo que, en realidad, nunca ha hecho.

deepfakes-videos-falsos.jpg
 

Todo parecía normal. El ex presidente de Estados Unidos Barack Obama hablaba frente a una cámara de algún tema político, como solía hacerlo. Su voz y sus gestos sobrios eran los mismos de siempre. Pero era un video falso.

Fue creado por investigadores de la Universidad de Washington, que buscaban entender cómo sincronizar los labios de un personaje con una grabación de la voz de esa misma persona. No lo hacían para darles herramientas a los mentirosos profesionales, sino porque tenían un interés académico genuino en solucionar un reto que hace años inquieta a los expertos en inteligencia artificial.

La dificultad principal, según el artículo académico que publicaron los investigadores, radica en que “los seres humanos somos extremadamente sensibles a los movimientos sutiles en la región de la boca”. Los intentos anteriores, según aseguran, no se veían lo suficientemente naturales como para ser realistas.

Este desarrollo podría facilitar algunas tareas de edición de video, o ayudarles a llevar una vida normal a personas que perdieron el habla o el oído. Además, es un avance importante en el campo de la inteligencia artificial, pues era un problema que se había intentado solucionar hace mucho tiempo.

Pero al poco tiempo comenzaron a aparecer videos pornográficos en los que el rostro de la actriz original había sido cambiado por el de una estrella de cine. Aunque la técnica no es exactamente la misma que usaron los investigadores, el potencial de esta tecnología para la manipulación de información fue evidente: esta clase de videos pronto recibieron el nombre de ‘deep fakes’, lo que traduce algo así como ‘falsedades profundas’.

 

¿Cómo se hacen estos videos?

Por lo pronto, hacer estos videos no es tan sencillo como crear un montaje fotográfico. Se necesita de una persona de que la que ya haya muchas horas de video disponibles. El algoritmo creado por los investigadores en Washington modela los movimientos de la boca del personaje basándose en todo ese material audiovisual, y luego mezcla la boca creada digitalmente con una imagen del resto de su rostro.

Pero la técnica empleada por quienes suplantan los rostros de los videos para adultos es más sencilla. Basta con tomarse cientos de fotos haciendo toda clase de gestos, y conseguir también cientos de imágenes de la persona a la que desea reemplazar –que, en este caso, pueden ser capturas de pantalla del video original.

Eso fue lo que intentó Kevin Rose, un periodista del New York Times que quiso hacer un ‘deep fake’ de sí mismo en una película del actor Ryan Gosling usando la misma técnica. El algoritmo tomará esas fotos para ‘entrenarse’ y modelar el rostro de las dos personas.

No es que cualquiera pueda poner la cara de un político o una figura pública en cualquier video. Pero los recursos para hacerlo ya están ahí afuera.

Ahora bien, no es viable hacerlas en un computador personal cualquiera. Aunque el programa que permite crear estos videos es gratuito y está disponible en internet, sí requiere de un poder de procesamiento superior al de un equipo común para que los resultados no tomen días o semanas. Rose tuvo que alquilar un pequeño servidor en la nube, lo que le permitió hacer los videos en tiempos de entre ocho y diez horas.

Además, no todos los rostros funcionan en todos los videos. Cuando el primer experimento de Rose no salió bien, el periodista le pidió ayuda a un creador experimentado de ‘deep fakes’, quien tenía “una percepción más intuitiva de cuáles videos podrían producir un resultado más limpio, y más experiencia con los ajustes sutiles que hay que hacer al final del proceso”. Al final, el periodista sí pudo suplantar a otros actores y presentadores –menos apuestos que Gosling, eso sí.

Así que, por ahora, no es que cualquiera pueda poner la cara de un político o una figura pública en cualquier video. Pero los recursos para hacerlo ya están ahí afuera, y seguramente los desinformadores organizados ya están haciendo sus experimentos.

 

Cuándo sospechar de un video

Ira Kemelmacher-Shlizerman, una de las investigadoras de la U. de Washington, dice que es importante entender esta técnica para saber cómo atajarla: “Cuando sabes cómo hacer algo, sabes cómo hacerle ingeniería inversa. Por eso, es posible crear métodos para distinguir los videos editados de los reales”, le dijo a la BBC.

El problema es que, hasta ahora, nadie ha descubierto la manera de señalar cuándo un video ha sido publicado sin alteraciones, ni de hacerles ingeniería inversa a los ‘deep fakes’. Sin embargo, sí hay algunos indicios que pueden indicar que un video ha sido manipulado o hace afirmaciones falsas:

  • No viene de una fuente reconocida: Si el video apareció en un canal desconocido de YouTube, o forma parte de una cadena de WhatsApp, verifica que la información haya sido publicada por al menos una fuente reconocida, como un medio serio de comunicación o el perfil oficial del protagonista. Si lo que se dice en el video no aparece en ningún otro lado, posiblemente es falso.
  • Los lugares y las fechas no coinciden: Puedes revisar si es verdad que algo sucedió en alguna parte si buscas el clima de ese lugar el día que salió. Si no coincide, ya ‘agarraste’ la primera mentira. Si no aparece alguna referencia geográfica que debería estar allí, es muy posible que el video no muestre lo que dice mostrar.
  • Tiene detalles que no cuadran: Si ves un logotipo que no debería estar allí, o algún detalle extraño, es posible que se trate de un indicio de un video falsificado.
  • Apela a la emoción: Como dijo Alastair Reed, ex jefe de redacción de la organización First Draft Media, en un encuentro del colectivo Hacks/Hackers, los contenidos desinformativos y manipuladores “buscan generar una respuesta emocional”. Así que si el video tiene un tono emotivo y busca que la gente se altere, probablemente tenga intenciones de desinformar.

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

En una entrevista que le hace el diario ABC al ministro de Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, éste hace un repaso sobre varios temas entre los que destaca el de la injerencia rusa, especialmente en el caso de Cataluña e Hispanoamérica, al igual que el de la poca importancia que se le está dando por parte de los gobiernos europeos a la gran cantidad de dinero procedente de aquel país, que sin duda se estaría blanqueando en Europa.

En síntesis y entre otros asuntos, el ministro letón confirma la injerencia de Rusia en temas de política interior con el único fin de desestabilizar naciones, y pone el foco sobre el dinero que se estaría blanqueando a través de banco europeos y que estaría siendo utilizado para tal fin desestabilizador.

Dejo el extracto de la entrevista donde se abordan estos puntos y el enlace a la misma por si alguien quiere leerla completa.

Cita

Fuente: ABC/ «Cataluña es un ejemplo muy sofisticado de desinformación rusa»

(...)

¿Cuándo comenzó la actual guerra de desinformación rusa contra los países bálticos?

Los Países Bálticos llevan en el punto de mira de la desinformación desde mucho antes de que los Estados miembros comenzaran a debatir al respecto. Tras la independencia de la Unión Soviética vimos mucha propaganda sobre la situación interna en cuanto a historia y a la integración letona en la UE y la OTAN. Desde la anexión ilegal de Crimea por Rusia, hemos visto también estos patrones de desinformación en muchas naciones europeas, EE.UU. y Canadá. Contamos con mucha más experiencia que algunos de nuestros amigos europeos. Por ejemplo, tenemos el caso de estudio de España con Cataluña, y toda esa lucha en las redes entre quienes apoyan la unidad nacional y los que apoyan el movimiento independentista. Como en EE.UU. y Letonia, no es tanto apoyar un lado u otro en redes sociales, sino impulsar este conflicto más y más. No es blanco o negro, es una guerra mucho más sofisticada.

¿Puede concretar más esos patrones en Europa?

O en Estados Unidos, que estamos viendo la lucha política entre demócratas y republicanos.

¿Y sobre Cataluña? Como comprenderá, este es un tema de mayor interés en España...

(Ríe) El medio más influyente ahora mismo son las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. Afecta a casi todos los países. Hay muchas cuentas falsas y trolls que están intentando apoyar a los dos extremos de cada crisis. Compartiendo desinformación para instigar el descontento en la sociedad. Aquí el patrón es muy singular. Hay muchas cuentas anónimas en Twitter y Facebook que están compartiendo desinformación, a veces vemos al mismo tipo compartiendo desinformación favorable a ambos extremos. No es un tuitero apoyando la unidad de España y otro el movimiento independentista. Lo que buscan es un mayor grado de inestabilidad. Tenemos que trabajar todos juntos para contrarrestar esto. Las redes sociales no tienen el mismo control en la UE que los medios tradicionales, hay que promover una mayor legislación europea dado que las nacionales no parecen ser muy efectivas.

Edgars Rinkevics bromea con el expresidente catalán Artur Mas, mientras son observados por Mariano Rajoy y José Manuel García-Margallo en una fotografía de 2015 en Barcelona
Edgars Rinkevics bromea con el expresidente catalán Artur Mas, mientras son observados por Mariano Rajoy y José Manuel García-Margallo en una fotografía de 2015 en Barcelona - EFE

¿Pero está en condiciones de culpar directamente al Kremlin?

Supongo que estará al corriente de la fábrica de trolls en San Petersburgo. No culpo a Rusia directamente. Es un fenómeno más amplio. Hay patrones que conducen a la Federación Rusa especialmente con respecto a Latinoamérica. No puedes hablar de guerra de desinformación como un fenómeno ajeno a la ciberseguridad. Cuando buscas noticias en Facebook o Twitter sobre Venezuela, Rusia o España, todos esos datos de búsqueda se están recabando y analizando para difundir mejor los anuncios políticos. Por ejemplo, con respecto a la Convención de Estambul sobre la violencia contra las mujeres, en el Este de Europa, también en Letonia, hay un movimiento muy fuerte en contra de su ratificación. La desinformación sale en los medios rusos y se traduce a multitud de lenguas. Como usuario, cuando te llega tal cantidad de información no tienes tiempo de verificar. Los medios tradicionales de algún modo se han visto debilitados por razones económicas. Y eso ha terminado afectando a la verificación de datos. Por ello estoy reclamando la misma legislación que tienen los medios tradicionales para las redes sociales.

Bancos letones habrían sido utilizados para lavar dinero con el que interferir en Europa...

Sí, el sector financiero se ha visto fuertemente afectado. Estamos limpiando vigorosamente el sistema bancario, algunos bancos han sido cerrados y también hay varias investigaciones abiertas contra el sector. No es solo una cuestión báltica, también hay varios bancos escandinavos. Las lecciones aprendidas es que necesitamos más esfuerzos de la UE contra el lavado de dinero. Nosotros estamos haciendo nuestros deberes, pero no es un problema específico de la región. Tenemos sospechas que ese dinero se está lavando en otras partes de la UE. En los próximos años vamos a verlo.

¿Se refiere a Chipre?

No solamente. Vemos también por ejemplo en España, apuesto que parte del dinero de los rusos de aquí no es muy limpio. Lo mismo está ocurriendo en el Reino Unido, que está dejando la UE. Lo mismo en Francia e Italia. No es solo el sistema bancario, es también el inmobiliario en la costa mediterránea. Pedimos que se empodere más a la UE y se organice un cuerpo específico para combatir el lavado de dinero. Ahora mismo estamos viendo los efectos del dinero que está entrando en la UE y no solo procedente de Rusia. Todos podemos compartir lecciones y hacer más por esta causa.

Edgars Rinkēvičs, ministro de exteriores de Letonia

Edgars Rinkēvičs, ministro de exteriores de Letonia - Isabel Permuy

(...)

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 8 horas, Hispanorromano dijo:

Otra vuelta de tuerca (no sé si también han falsificado la voz):

 

mierda, me lo había tragado como un colegial...

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Español
      Aunque el tema que a continuación paso a exponer, bien podría haberlo integrado en otros abiertos al efecto del seguimiento de conocidos grupos políticos, he preferido dedicarle un tema aparte por la relación que tiene con el estado actual de cosas en nuestra sociedad, cada vez más dividida, polarizada y en suma destruida de sus principios y valores fundamentales.
      También podría haberlo titulado haciendo alguna referencia a las técnicas del populismo para extender su mensaje en la sociedad, pero pienso que es más adecuado generalizarlo en el orden de la propaganda política ya que creo que la dinámica que a continuación se retrata, no es exclusiva del populismo, sino que ya es ampliamente utilizada por todas las formaciones políticas que aspiran a alguna forma de gobierno o presencia en la sociedad.
      Para exponerlo voy a utilizar un artículo que publica hoy el digital "El Confidencial.es", acerca de los métodos que utiliza Vox para propagarse en la redes, aunque me gustaría que lo tratásemos de manera general, referida a todos los partidos y movimientos que aspiran a mejorar la sociedad -resalto en negritas lo que me parece interesante para apoyar el tema-:
      De todos es conocida la extendida costumbre que tienen los partidos de izquierdas, de dividir y polarizar la sociedad para alcanzar el poder. No basan su existencia en ningún esfuerzo conjunto por un alcanzar un ideal superior sino en la ruptura de los ideales que dan sentido y unidad a las cosas del bien común existente. De hecho, el propio movimiento de los indignados del 15M, que supuso el renacer del comunismo renovado en España, aparte de encontrar su justificación material en las corruptelas políticas de PP y PSOE, la crisis económica o los recortes de prestaciones sociales, debe también sin duda su existencia ideológica a dicha polarización, astutamente utilizada por lo que después pasó a denominarse "Podemos", cuya denominación refleja como ninguna la verdadera aspiración de ese movimiento, que no es otra que la del poder pretendido para destruir lo creado y organizar desde sus ruinas una nueva sociedad a imagen y semejanza de sus líderes, como bien ha demostrado ya la historia en cada ocasión donde han alcanzado el poder absoluto, y con ello la propia ruina o destrucción del ser humano integrado en esa unidad que es la comunidad social donde vive y se identifica.
      No vamos a descubrir nada si decimos que la generación de tensiones y divisiones es lo que tradicionalmente ha alimentado y mantenido viva a la izquierda, desde la más antigua revolucionaria lucha de clases, pasando por la división entre bandos, hasta llegar a la más moderna guerra de sexos donde, el hombre y la mujer han dejado de ser potencialmente la unidad humana para dividirse y convertirse así en dos potencias enfrentadas. Se trata en suma del lema "Divide et impera", tan antiguo como el mundo y aplicado en su más perversa expresión para dominar al propio ser humano que pretende liberar.
      Desde la persona humana, pasando por la familia, el clan, el gremio, el municipio, la nación o la patria y así hasta llegar a la metafísica de la Comunión, todas las estructuras que mantienen vivas y unidas nuestras sociedades se sustentan sobre unidades fundamentales formadas por elementos complementarios, que se multiplican generando nuevas unidades: cuerpo y alma, hombre y mujer, amigos, vecinos, paisanos, fieles, etc. El propio ser nacional y en nuestro caso, la democracia, se sustenta sobre esa realidad. La propia ley natural tiene esa forma de estructura. 
      La raíz cristiana de nuestras sociedades se fundamenta también en buena medida, en aquel milagro de la multiplicación de los panes y los peces donde, lo milagroso no fue hacer aparecer el alimento de la nada sino convertir el corazón egoísta de los que allí estaban invitándoles a compartir sus propios bienes para que de esta forma se multiplicase el bien de todos. Ese milagro de la multiplicación ha sido el que los españoles han sabido reproducir mejor por el mundo, dando origen a aquella comunión de pueblos y naciones que fuera nuestro imperio, y sentando las bases de la actual hegemonía occidental.
      De otro lado, la existencia de las derechas en nuestro marco político, desde su origen en la revolución francesa representando la defensa del orden tradicional frente al veto real de los revolucionarios, hasta llegar a la más moderna "ultraderecha" reclamando la supuesta vuelta a los valores tradicionales, no se entiende sino como una fuerza de contraposición necesaria para conservar la unidad social sobre la que constantemente atenta la división del progreso de la izquierda, y que configura el bien común. Así, izquierdas y derechas vendrían a ser la manifestación social de las expresiones matemáticas de la división y la multiplicación respectivamente pues, de alguna forma la izquierda representa siempre ese proyecto privativo de "lo nuestro" que trata de dividir y repartir el "bien de todos", y que pretendidamente trataría de conservar y multiplicar la derecha.
      Digo pretendidamente porque por supuesto, el factor humano es clave en ese análisis de izquierdas y derechas ya que, no se puede afirmar que todos los afectos a las izquierdas y derechas operen en sentido estricto al que orienta su ideología: ni todos los afines de la izquierda pretenden dividir la sociedad, ni todos los de la derecha pretenden conservar y multiplicar el bien común. Es más, por mi propia experiencia casi que me atrevería a afirmar que, por lo general, existe una gran masa invertida en ambos bandos, unos creyendo ingenuamente que mediante la división van a lograr la igualdad deseada y otros actuando astutamente a sabiendas que de la multiplicación van a obtener un beneficio que les sitúe por encima de los demás, pero así de torpe es la condición humana.
      Lo importante y curioso en ambos casos es que, tanto las izquierdas como las derechas, aunque operen a conciencia y honestamente, tratan en teoría de lograr una unidad que podríamos definir como bien común, sin embargo, el camino que hoy emprenden ambos extremos dominados por el populismo, es el de la generación de tensiones y la división constante que imposibilitan la construcción y conservación de un bien común y con ello la de la propia identidad nacional y dignidad humana.
      ¿Por qué partidos de izquierdas, como Podemos que, pretendidamente apuestan por la igualdad o la solidaridad, emplean para sus fines la división constante entre bandos, sexos o regionalismos, o buscando el favor de grupos separatistas que procuran en definitiva la ruptura del bien común, generando así mayor insolidaridad y desigualdad entre todos? ¿Por qué partidos de derechas como Vox, que pretendidamente claman por preservar la unidad y libertad nacional atacadas por la izquierda, emplean esa misma técnica incendiaria de la división social, generando de esta manera una mayor desunión y tiranía entre los sujetos que componen la nación, y en definitiva con ello procurando también la ruptura del actual bien común?
      Sé que no vivimos en la sociedad perfecta y que a día de hoy estamos muy lejos de alcanzar ese ideal pero ¿Se trata en ambos casos de proyectos y actuaciones legítimas, surgidas desde la sociedad y para el bien de todos, en función dicho esto de los deseos y promesas expresados por todas esas formaciones en sus respectivos mítines y programas, o en cambio responden a otros intereses superiores que, por encima de ellos mismos y valiéndose del populismo que mueve hoy toda la política, buscan dividir, tensionar y destruir el bien social para hacerse así con el dominio de nuestras vidas? ¿Todo lo que hay es en realidad lo que se ve, o lo que se ve en cambio está ahí para ocultar la realidad? Porque, tan contradictorio e hipócrita me parece clamar por la justicia social, empobreciendo y privando aún más al pobre de sus propios bienes humanos y materiales, como pretender la unidad y la concordia nacional al mismo tiempo que se paga a unos pirómanos para incendiar la sociedad.
      Por ejemplo, me he leído varias veces las cien propuestas de Vox para el gobierno y pese a estar conforme con la inmensa mayoría, no tolero de ninguna manera el uso que se hace del tema de la inmigración pues, de igual forma que la izquierda no puede abrir de par en par las puertas de las fronteras si se quiere mantener la paz y el orden en la sociedad, la derecha tampoco puede abrir la puerta de la xenofobia por el mismo motivo pues, en ambos casos de cosifica y deshumaniza a la persona hasta convertirla en simple materia de voto y presupuesto, sin tener en cuenta la dignidad humana y necesidades básicas de los que vienen y de quienes los reciben. Es decir, al igual que lo que comentaba anteriormente, la vía del orden no puede ser generar un mayor desorden. La tolerancia, solidaridad y acogida que caracterizan a los españoles, es una virtud conquistada durante siglos que no podemos permitirnos perder por seguirle el juego a un puñado de intereses políticos y económicos, sean de izquierda o de derecha. Seamos rebaño pero no borregos.
      Por todo esto y otras cosas me declaro a menudo objetor de conciencia en materia de voto, cada día más consciente, porque no entiendo como todos esos grupos que supuestamente pretenden mejorar esta sociedad, son incapaces de entender que, sus dinámicas de funcionamiento se orientan a empeorarla. El fin no puede justificar los medios y si se carece de un proyecto ilusionante, capaz de movilizar el voto y aunar voluntades en pos de un futuro mejor para todos, antes de unirse al bando de los incendiarios, es preferible seguir defendiéndo honradamente la casa y quedarse esperando a ver como pasa por delante el cadaver de tu enemigo pues, sin duda en esta vida, todo pasa.
      Yo de momento me seguiré absteniendo, y ojalá fueran millones los que lo hiciesen pues así entenderían nuestros políticos que, para construir una sociedad mejor, es más efectivo y humano sacrificarse uno mismo que andar promoviendo el sacrificio de los demás. El origen cristiano de nuestra civilización así nos lo demuestra.
       
    • By Hispanorromano
      Veníamos hablando sobre los bulos y las noticias falsas. Algunas las promueven los gobiernos por intereses políticos. Otras tienen un interés económico: publicar bulos es muy rentable en el ecosistema digital que promueve Google. En muchas ocasiones confluyen esos intereses políticos y económicos. Pego un artículo sobre el tema que me ha parecido interesante. Menciona varios de los medios de los que hablábamos en el subforo de Temas controvertidos. Llama la atención que bastantes de ellos están vinculados a derecha. Aclaro que de ningún modo se trata de blanquear las mentiras que a veces también cuenta la prensa tradicional. Tampoco de apoyar una censura de acuerdo con la cosmovisión progre.
       
    • By Hispanorromano
      En las últimas semanas han circulado diversos bulos, como viene siendo la norma. En dos de los casos, los autores se han jactado de de sus bulos con la alegría del que sabe que no sufrirá ninguna consecuencia.
      El primer caso es el de una pintada feminista a la que le añadieron una frase. Un forero de Burbuja reconocía ser el autor entre el regocijo general:

      Los foreros, lejos de recriminarle la manipulación, la aplaudieron con entusiasmo. No les causa ninguna duda moral el descubrir falsa la foto que venían difundiendo. No les causa ninguna indignación hallar que parte de su pensamiento se asienta en mentiras cuidadosamente elaboradas. La mentira es revolucionaria también para los antiprogres.
      Esta manipulación realmente no tiene mucha importancia. Podría haber ocurrido eso con la pintada y no tendría mayor trascendencia. Sin embargo, esa foto manipulada ha centrado el debate en las últimas semanas y ha llegado a los periódicos.
      Hay otra manipulación que reviste una mayor gravedad en mi opinión. Se trata de un falso tuit que intentaba mezclar el rechazo al feminismo con el rechazo a la inmigración, a rebufo de la polémica con la Manada. De nuevo, el autor del bulo se jacta de su manipulación sin temor a las consecuencias, como explica este resumen de Maldito Bulo:

      Este falso tuit ha hecho correr ríos de indignación y ha centrado gran parte del debate en los nodos identitarios de las redes sociales. Con ese tuit se ha justificado absolutamente todo, desde el apoyo a la Manada hasta una hipotética guerra racial. Sorprende que el autor del bulo se sienta tan impune como para jactarse de su intoxicación. Es evidente que no le pasará factura.
      Hay una característica que le añade gravedad. El propietario de esa cuenta hace campaña por Vox. Quizá Santiago Abascal debería aclarar si forma parte de su partido y si habitualmente utilizan estas técnicas de manipulación.
      Son solamente dos ejemplos recientes que tratan de ese tema como podrían tratar de cualquier otro. Creo que es un fenómeno a analizar esta indiferencia a la verdad. Los propios autores de los bulos se jactan de ellos ante el aplauso de sus fieles. Saben que sus engaños no les penalizarán socialmente por mentirosos ni le supondrán deserciones a la causa. Al contrario, puede que la causa gane muchos adeptos. ¿Qué tipo de sociedad se puede construir así?
      Llega un momento en que cada grupo ideológico vive en su realidad virtual, cada vez más ajeno a los hechos. Hace quince años podía ser un juego de gente con mucho tiempo libre. Ahora, con casi todo el mundo pendiente de las pantallas de sus móviles, este juego puede llegar a ser muy peligroso. Ya no digamos en manos de manipuladores expertos con ingentes recursos económicos. Internet tiene cada vez más influencia en lo que pensamos. Si los datos con los que alimentamos nuestros juicios son falsos, las conclusiones serán erróneas. Quizá es hora de darle más importancia al papel que a la pantalla.
      Pero lo que más me intriga es que el reconocimiento de los bulos no produzca ninguna reacción moral en quienes los habían dado por válidos. ¿No sé sienten decepcionados al ver que habían estado creyendo en una mentira? ¿O quizá intuían que era mentira pero mantenían el secreto? Desde luego las consecuencias que se derivan de esta indiferencia a la verdad son terribles.
    • By Hispanorromano
      El Español habló en otro hilo de las granjas rusas de trolls. Hace unas semanas Xavier Colás, el corresponsal en Rusia de El Mundo, publicó un artículo que es el que yo creo que da una visión más clara sobre este asunto. No se ha publicado nada mejor en español. Y puesto que no se ha compartido en ningún otro foro, he pensado que sería interesante publicarlo aquí. Es un tema muy serio y lo va ser cada vez por la importancia que va adquiriendo internet en nuestras vidas. La gente no tiene las herramientas necesarias para lidiar con esta desinformación que inunda los foros y las redes sociales. Conozco varios casos de personas en la vida real que han cambiado su forma de pensar por el contante machaconeo de estos trolls. Marco en negrita algunos aspectos que me parecen que ilustran mejor el funcionamiento de esta fábrica de mentiras.
    • By Hispanorromano
      He hecho una pequeña trampa. En el título del hilo he cambiado "democracias" por "naciones". Pero si se lee el artículo completo, se verá que este cambio es lícito y responde plenamente al espíritu del artículo, que trata de cómo la filosofía de las redes sociales rompe los vínculos que unen a la comunidad nacional y facilita la actuación de las entidades que quieren destruir estos vínculos.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 57 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
    • Pieza movida: Discusión sobre la Iglesia procedente del tema "Pregunta al Lector silente"
      Debate de alcance sobre la posición de la Iglesia en el mundo actual y el liderazgo del Papa Francisco al frente de la misma.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 64 replies
  • Current Donation Goals

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×