Jump to content
Hispanorromano

Noticias falsas: estado de la cuestión y estrategias para combatirlas

Recommended Posts

Publico dos artículos que creo que pueden resultar de interés. El primero, publicado hoy mismo, pregunta a varios pensadores sobre el fenómeno de las noticias falsas, que podríamos calificar simplemente como bulos o mentiras. Naturalmente, el artículo ha levantado sarpullidos en Burbuja, uno de los principales puntos de creación y difusión de noticias falsas. El artículo contiene algún tópico progre, como es normal cuando se pregunta a profesionales de prestigio, pero creo que en conjunto es interesante. Señalo en negrita lo que me parece más acertado.

Cita

‘Fake news’: cuando la opinión vale más que los hechos

  • Diversos pensadores tratan la imparable proliferación de noticias falsas en un mundo hiperconectado
‘Fake news’: cuando la opinión vale más que los hechos Oriol Malet para Cultura (Oriol Malet)
 
Josep Massot, Barcelona
 
26/12/2017 00:01 | Actualizado a 26/12/2017 00:47

Una consultora líder mundial en tecnologías de la información, Gartner, sostiene en su último informe que en el 2022 el público occidental consumirá más noticias falsas que verdaderas y que no habrá suficiente capacidad ni material ni tecnológica para contrarrestarlas. ¿Quién lo dice? Gartner, con sede en Stamford, tuvo como mayor accionista a la compañía de capital riesgo Silver Lake, participada por varios gigantes de la informática que siguen manteniendo sus posiciones en el consejo directivo. ¿Cómo saber si una noticia sobre ‘fake news’ puede ser también una fake new o un vaticinio interesado?

Las informaciones circulan tan masiva y aceleradamente en las redes sociales que tendemos a agarrarlas y retransmitirlas con el mismo instinto compulsivo que el de un jugador de ping-pong: las capta y rebota, sin detenerse a comprobar su veracidad. Cuando el ritmo de las comunicaciones iba a paso de diligencia o de telégrafo, había más noticias falsas que en la actualidad, con consecuencias a veces trágicas, difíciles de revertir, aun después de haber sido comprobada su falsedad. Hay personas que aún ­creen en El protocolo de los sabios de Sión, un texto redactado por la policía zarista y atribuido a los judíos para justificar los pogromos.

Hoy es cierto que las fake news proliferan y se reproducen a gran velocidad, pero, a diferencia de otras épocas, es más fácil desmentirlas. A pesar de ello, el periodismo riguroso tiene dificultades para hacerse oír entre el griterío.

Palabras de doble lengua

No sólo hay noticias falsas, las técnicas de simulación de la realidad llegan también a la imagen en un mundo que se ha acostumbrado a no distinguir la realidad de la ficción, en literatura, cine, televisión o en las redes sociales. La palabra vive una crisis similar a la de entreguerras y queda como carcasa hueca cuando su significado es alterado según quien la diga. En Catalunya, palabras o conceptos como democracia, nazi, Estado de derecho, nacionalismo, dictadura, legitimidad, ley, autoritario, exclusión, libertad, presos políticos... han quedado huérfanas del pacto social que fijaba sus contenidos para que todo el mundo se entendiera al em­plear­las.

Iván de la Nuez afirma que “la historia ha demostrado que Orwell y no Marx es quien tenía razón”, no sólo por el triunfo de la sociedad vigilada, el Gran Hermano permanente de internet, sino también por la perversión de las palabras. Orwell habla en su libro 1984 del doublespeak y el doublethink Xenófobos o autoritarios ejerciendo la xenofobia o el autoritarismo en nombre de la democracia y la tolerancia. En los mapas europeos que muestran el auge de fuerzas autoritarias y excluyentes, suele verse todo el continente coloreado en diversos tonos, menos la península Ibérica, que aparece en blanco. ¿Dónde están la extrema derecha y el populismo en España? En Twitter las fake news ayudan a cultivar el odio. Y en muchos casos, el odio étnico.

“Si no compartes, no es noticia”

“Si no sale en la tele, no existe”, solían decir los publicistas. Ahora, el lema es otro: “Si no la compartes, no es noticia”. El tuit, comentario en Facebook o vídeo en YouTube que no se comparte está condenado a no dejar huella. Es fácil distinguir los bots que han invadido Twitter, activados por una empresa o un partido político para apoyar a sus clientes o denigrar a sus rivales, pero, una vez visto el truco, van mutando rápidamente para camuflarse mejor. Hoy es posible que uno discuta con un robot o sean los robots quienes debatan con otros robots. Un detalle más para la confusión del ser humano con la inteligencia artificial.

La verificación de las noticias a cargo de profesionales solventes es cara; por eso, en una reciente visita a Barcelona, el músico Brian Eno no dudó en afirmar que el buen periodismo se ha de pagar. “Si es barata, no es noticia”.

Monique Leibovici: “Los hechos no importan, sólo las opiniones”

Monique Leibovici es filósofa y miembro del Laboratorio de Cambio Social y Político de la Universidad París Diderot-París VII. Recientemente ha intervenido en el CCCB en una charla sobre Verdad y mentira en la política, un libro de Hannah Arendt que, reeditado por Página Indómita, vive un fulgurante boom de ventas. Leibovici señaló cómo en 1971 Daniel Ellsberg, un analista militar del Pentágono, filtró al The New York Times un informe secreto que demostraba cómo un grupo de estrategas falseó datos para provocar que Johnson hubiera decidido embarcarse en la guerra de Vietnam antes del hecho que oficialmente desató la intervención: los incidentes de Tonkin de 1964.

“La mentira organizada –dice la pensadora– no concierne a tal o cual hecho aislado, sino que fabrica un sustituto de la realidad que no se contenta con deformar la realidad o esconderla, sino negarla”. La mentira como una obligación moral. Leibovici señala cómo los asesores de Johnson mentían no para conquistar el mundo sino para ganar la batalla de imagen en una operación gigantesca de relaciones públicas, alejados en sus cálculos de toda realidad: “Para salvar a los vietnamitas del peligro comunista no dudaban en incendiarlos con napalm”.

¿Y hoy?, Monique Leibovici cita un tuit de Donald Trump: “Él escribió que el concepto de cambio climático fue creado por los chinos para hacer la industria norteamericana menos competitiva”. “Eso –dice la pensadora– es una perla. Pone en el mismo plano un dato que ha quedado establecido por la ciencia y una opinión. Al decir que era un invento contra la industria norteamericana le daba cierta coherencia y manipulaba los hechos, y la opinión se imponía de forma mecánica”. ¿Qué antídoto hay”. Según Arendt, “una prensa libre y no corrompida, el derecho a una información verídica y no manipulada, sin la cual la libertad de opinión no es más que una cruel mistificación”.

Fina Birulés: “Hay autoengaño, nos gusta vivir en la posverdad”

La filosofa Fina Birulés dice que la palabra posverdad no se ha aceptado tan rápidamente como parece, pues surgió en 1992, en un artículo de un dramaturgo serboamericano. “Hay mucho autoengaño. Parece que queremos vivir en la posverdad. Los hechos no nos importan en nuestra país. Saber la corrupción que hay no genera nada. Si ya es difícil que conozcamos los hechos, cuando llegan, no importan, las dinámicas políticas hacen que se conviertan en irrelevantes. Si Arendt nos enseña algo es que tanto el pesimismo como el optimismo son formas de protegernos. Haga lo que haga, o todo irá bien o todo irá mal”.

Birulés dice que Hannah Arendt vio que en las sociedades democráticas una de las vías para negar la realidad objetiva y conseguir la manipulación masiva de los hechos y de las opiniones es la de que, “con el pretexto de que todo el mundo tiene derecho a su propia opinión, se sustituyen los hechos por opiniones, se miente de manera que incluso algunos consideran que esta es la esencia de la democracia, pero se puede afirmar que, aunque los hechos creen opiniones, la libertad de opinión es una farsa a menos que garantice la información objetiva y no estén en discusión los hechos mismos”. Es la anécdota de Clemenceau. El político francés estaba discutiendo con un alemán sobre a quién culparía la historia del inicio de la Primera Guerra Mundial. Las interpretaciones tienen un limite: “Estoy seguro –dijo Clemenceau– que no dirá que Bélgica invadió Alemania”. “La realidad tiene la desconcertante costumbre de enfrentarnos a lo inesperado”.

Daniel Gamper: “El galimatías no distingue verdad y mentira”

Daniel Gamper es profesor de Filosofía Moral y Política en la Universitat Autònoma de Barcelona. “No es que haya más mentiras o que sean más invasivas –dice–, sino que no hay manera de distinguir entre verdad y mentira. Sin duda los canales por los cuales circulan los mensajes, es decir preferentemente las redes sociales, son en gran parte responsables de eso. La brevedad es necesaria para conseguir una gran difusión. El galimatías no permite distinguir entre verdad y mentira. Se ha destruido el criterio de verificación: los hechos”.

La mayoría de los mensajes –prosigue Gamper– en realidad no son mensajes cuyo contenido sea medianamente objetivable. Son más bien estímulos producidos por imágenes. La falacia en el argumento está vinculada al lenguaje. En una sociedad en que impera la comunicación visual, las palabras pierden peso y pueden ser maltratadas de muchas maneras”.

“Hoy –constata– estamos en el eslogan y, sobre todo, en la imagen. No es ninguna novedad; sin embargo, ya hace tiempo que las imágenes y por consiguiente las relaciones públicas son imprescindibles en política y por los poderes fácticos. La imagen asociada a un mensaje comprensible y lo bastante transversal mueve las masas. Al mismo tiempo, la sociedad es cínica, y todo el mundo ya ha aprendido a dudar, o mejor dicho, cada uno escoge de quién no desconfía. La economía capitalista y su aparato publicista han colonizado la esfera pública, y las relaciones corren el peligro de medirse con patrones economicistas. ‘Gestionamos’ las emociones y ‘administramos’ la vida. Son dos ejemplos de pérdida de humanidad en el lenguaje público. Quizás una de las enfermedades del lenguaje actual sea el imperio del eufemismo: el hecho de que los discursos se muevan entre la sinceridad y el cinismo. Trump es el ejemplo: se le valora por decir lo que piensa y no por pensar antes de hablar”.

Ruiz Simón: “La mentira siempre se ha entendido con la política”

“La mentira –dice Josep Maria Ruiz Simón– siempre se ha entendido bien con la política. No se puede descartar que el incremento de este recurso sea directamente proporcional al de la politización de la sociedad”.

El filósofo y politólogo cree que “probablemente la cultura de la emprendeduría, que es la forma de religión más extendida en las sociedades contemporáneas, ha contribuido a modificar la relación de los individuos con los relatos. En esta cultura no hay lugar para la vieja ética ilustrada que consideraba valioso no engañar a los otros y sobre todo no engañarse a uno mismo. Lo único que valora es el éxito o el fracaso de los relatos en el mercado de la opinión pública”.

¿Cómo se crean los mecanismos de engaño? “El mecanismo que explica por qué alguien compra una realidad en lugar de otra alternativa –sostiene– es parecido al del consumo de otros bienes. Ante versiones diversas de los mismos hechos, cada uno tiende a comprar la que interpreta que satisface mejor sus deseos. Y el deseo de verdad no acostumbra a ser un deseo dominante”.

Fernández-Martorell: “Aprender a pensar por sí mismo”

Mercedes Fernández-Martorell es profesora de Antropología en la Universitat de Barcelona. “Cuando la persona recurre a la mentira en foros o discusiones públicas –explica– expone lo que le gustaría pensar, sentir o saber y convencer a los demás de lo mismo. Rasgos de la mentira: adquirir notoriedad dañando a alguien que tiene reconocimiento; inducir a un error en beneficio propio; encubrir objetivos; proyectar malas prácticas que se cree que autobenefician… Lo que llamamos realidad procede de ideaciones del propio ser humano, al igual que lo que denominamos mentira, así la sustitución de la verdad por la mentira funciona por idéntica fórmula: por consenso. Es decir, por acuerdo, por consentimiento del colectivo”.

Desculturización de la población

Los recortes en educación y cultura acentúan la desculturización de la población, que, así, se encuentra con menos armas para pensar por sí misma y absorber sin crítica alguna los mensajes del marketing político. En un tiempo de relativismo (“una verdad para cada cual”) que Colin Crouch ha definido como posdemocracia, el anuncio de que en cinco años habrá más noticias falsas que verdaderas puede que se cumpla. Pero nada es gratis. Puede servir para que la industria venda cortafuegos, como excusa para que el gobierno limite la libertad de expresión o de acicate para que el periodismo riguroso trate con objetividad los hechos y los separe claramente de la opinión.

http://www.lavanguardia.com/cultura/20171226/433873048868/fake-news-noticias-falsas-ano-2017-opinion-hechos.html

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

El segundo artículo tiene ya unas semanas y se basa en algunos estudios científicos, aunque personalmente dudo de que este tipo de cuestiones sean cuantificables. Se muestra pesimista en cuanto a la posibilidad de contrarrestar esta desinformación, pero apunta qué estrategias podrían resultar más efectivas. De nuevo, contiene algún prejuicio progre, pero creo que aporta información útil que procuro señalar en negrita.

Cita

¡Fake news! ¿Qué hacer? ¿Cómo combatir los bulos?

diciembre 12, 2017 por Guido Corradi

Recibes un WhatsApp con una noticia: la Comisión Europa quiere prohibir el kebab. Vas a Twitter: la misma información ya tiene miles de ‘retuit’. Incluso el periódico y el telediario están diciéndolo. ¡Alarma! El kebab a las cuatro de la mañana peligra y con ello un pilar fundamental en lo que a tu vida fiestera respecta. Al rato tu cuñado -por suerte- te confirma que es un bulo. Podemos respirar tranquilos de nuevo. Sin embargo, estos bulos, misinformations, fake news, pueden llegar a convertirse en problemas de salud pública, educación, historia de la psicología, influencia política; un arma más en el panorama actual que la sociedad tiene que afrontar. Recientemente se ha publicado un meta-análisis (estudio de estudios en el que se combinan y sintetizan resultados de múltiples fuentes) que aporta pruebas cuantitativas respecto a la efectividad de los métodos para contrarrestar la desinformación mediante facilitar información. Podríamos pensar que la información falsa se combate con información correcta y que ‘la verdad acaba brillando más fuerte’, pero no el razonamiento humano no siempre funciona de forma tan simple. Entonces, para combatir las creencias erronéas, ¿qué hacer?

Cambiar las creencias equivocadas, desmontar los mitos y persuadir son tareas complicadas para las que no tenemos todas las claves. Sin embargo, la investigación avanza para entender qué es efectivo y esos avances, se pueden traducir en estrategias para que cuando el bulo de la prohibición del kebab nos llegue a nuestro a WhatsApp, podamos reestablecer efectivamente el orden y la verdad. El meta-análisis citado pretende establecer la efectividad de varios factores para cambiar las creencias equivocadas de personas y las consecuencias que estas creencias puedan tener. Para ello se analizaron 52 trabajos científicos sobre el tema donde, en conjunto, se estudiaron a 6878 personas. Estos estudios meta-analizados son experimentos donde tratan de reducir las creencias erróneas de los participantes en distintos ámbitos, como información política, supuestas investigaciones criminales o sobre la supuesta existencia de comités que deciden quien merece vivir en USA, los conocidos como “death panels”. Los autores investigan los efectos de tres estrategias: a) argumentar a favor de una desinformación, b) argumentar en contra de la desinformación y c) la forma en que se presenta información correctiva según el nivel detalle (mucho o poco detalle). Esto se podría traducir en a) ¿dejo a mi primo segundo disertar y argumentar al detalle respecto al peligro de los tampón vodka? b) ¿Debo pedir a mis alumnos que argumenten en contra del mito de los estilos de aprendizaje? c)¿Decir en el grupo de Facebook familiar “esto que pones, Papá, es una chorrada” es suficiente o tengo que darle una explicación detallada para ser más eficiente convencerle?

El que golpea primero tiene ventaja

El primer mensaje es descorazonador: es más fácil crear un bulo que desmontarlo. Algo que ya intuíamos, ahora tiene un valor numérico. Este valor, el tamaño del efecto, mide cuántas desviaciones estándar cambia el nivel de convencimiento de los participantes tras someterse una información.  En concreto, estiman que el tamaño del efecto de presentar desinformación está entre 2.08-2.41, mientras que para el desmontaje está entre 1.14-1.33. En otras palabras: la desinformación entra fácil (tamaño del efecto: 2.08-2.41) y sin embargo las tareas de desmontaje tienen un efecto mucho menor (1.14-1.33). Esto es debido, quizá, al modo en el que las personas vamos acomodando nuestras creencias sobre la base de las informaciones anteriores. Una vez establecemos una creencia, acomodamos las nuevas informaciones y creencias encima de los cimientos que ya existen, pese a que estos cimientos sean información falsa. Al final, como cualquier discutidor nato sabe, acabamos defendiendo más la coherencia con nosotros mismos que la verdad.

Y de mantener la coherencia con nosotros mismos -y ganar esa maldita discusión en Twitter de una vez, tarea imposible- viene el efecto de la siguiente estrategia. El generar argumentos para defender una desinformación, incrementa la persistencia de esas creencias iniciales, pues la tendencia siempre es hacia confirmar nuestras creencias en vez de desacreditarlas. Parece, entonces, que fomentar que la gente defienda esas creencias erróneas pueda tener un efecto negativo. Algo obvio: elaborar un argumento -en este caso en base a premisas falsas- nos lleva a organizar, actualizar e integrar mejor nuestras creencias falsas en nuestra estructura de pensamientos. Es básicamente permitir a la persona construir un muro cada vez más tupido de argumentos entrelazados que va enterrando y protegiendo la desinformación original.  Es algo que nos tiene que llevar a una reflexión respecto a dar pie a la gente a defender sus posiciones en base a desinformación. El efecto de esta elaboración, por otra parte, tiene su contra parte positiva. El estudio muestra que elaborar argumentos en contra de la desinformación, debilita la creencia en esa desinformación inicial de manera efectiva. La explicación de este efecto positivo sea seguramente que el efecto de repetir hechos, los fija. De cara a estrategias de comunicación centrarse en los hechos es más importante que marcar la información como incorrecta.

El diablo está en los detalles

Como efecto positivo, el estudio indica que el nivel de detalle que muestra la corrección sí está relacionado con la efectividad de la corrección. Cuanto más detallado y argumentado es el mensaje, más efectivo es el desmontaje del bulo en tanto y en cuanto desacredita el mensaje. Sin embargo, también está asociado a una mayor “persistencia de la desinformación”, es decir, a pesar de aceptar la información como falsa a través de la corrección detallada, los participantes de los experimentos igualmente seguían pensando en la misma línea general que la desinformación. La primera impresión cuenta, al menos a la hora de formarnos una idea de algo, pues siempre iremos actualizando nuestras informaciones, creencias y pensamientos en base a lo anterior. De esta manera generamos modelos mentales como estructuras sólidas que es cada vez más difícil desmantelar.

El panorama no parece alentador: la información incorrecta entra fácilmente en el público, cuando lo hace, combatirla es difícil. Dejar a la gente construir sus argumentos los fortalece y limitarnos a decir que algo es falso no es efectivo respecto a dar explicaciones detallas. Reducir la información falsa parece ser la clave. El artículo propone tres implicaciones prácticas para editores, comunicadores y responsables de opinión pública:

1) Reducir la posibilidad de generar argumentos que estén a favor de la desinformación. Cuando se desmiente una noticia en muchas ocasiones se repiten los detalles, argumentos y se los ataca generando un efecto paradójico: la información falsa se recuerda mejor que el desmentido. Por ello, es importante centrarse la información correcta en vez de la incorrecta y reducir al mínimo la presencia de información incorrecta, puesto que como hemos visto es difícil de contrarrestar. Hay que centrarse en hechos detallados en vez de repetir incorrecciones que buscamos desmentir.

2) Informar facilitando el escrutinio y la verificación de la información, así como dar pie a la argumentanción. El escepticismo es sano y se ha de promover, pues la investigación muestra que contra-argumentar a favor de la información correcta debilita la creencia en la incorrecta. A la hora de corregir desinformación es efectivo que la audiencia pueda tener pie a generar contra-argumentos a favor de la información correcta.

3) Corregir la desinformación con nueva información detallada, pero manteniendo la expectativas de la efectivad bajas. Aquellas personas que creen en una desinformación necesitan una información coherente y detallada que pueda sustituir a la información equivocada y elaborarse, procesarse e integrarse en el sistema de creencias del individuo. En ese caso, parece ser que solo señalar la información como falsa puede incluso ser contraproducente. Aun así, el mostrar información coherente y detallada dependerá de cómo se percibe inicialmente esta información por parte de la persona a la que queremos persuadir.

La comunidad científica va descifrando algunas claves del intrincado puzzle de la cognición humana en cuanto a cómo se forman las creencias y como desmontarlas. Los resultados, como ven, no son (muy) esperanzadores, pero porque persuadir no sea fácil, no significa que no haya que intentarlo y hacerlo usando las herramientas que la propia comunidad científica pone a disposición. La lucha contra la información incorrecta –y las fake news– es uno de los grandes retos para la sociedad. El ámbito de actuación es variado, desde minimizar la presencia de información errónea en medios a proveer de correcciones efectivas en nuestro grupo de WhatsApp. Algo está claro: debemos usar las herramientas más efectivas que encontremos para que la sociedad progrese libre de bulos.

 

Si te ha interesado este post, seguramente te interesará: ¿Cómo desmontar un bulo? Usando ciencia para explicar ciencia, Antivacunas, equivocados, pero no estúpidos y la cuenta de Maldito Bulo en Twitter.

PD: Este post debe algunas ideas importantes a la mesa “Cultura científica y ciudadanía democrática” que tuvo lugar en el marco de la VI Edición del Congreso de Comunicación Social de la Ciencia de la que aquí podéis encontrar una crónica . Muchas gracias a los miembros de la mesa y a la organización.

http://rasgolatente.es/fake-news-que-hacer-como-combatir-la-informacion-falsa/

Share this post


Link to post
Share on other sites

Un ejemplo de cómo la desinformación en las redes sociales puede dañar a personas reales indefensas:

http://www.abc.es/sociedad/abci-padres-nina-san-ildefonso-tomada-transexual-temen-sufra-bullying-201712262139_noticia.html

(Resumen: Niña de San Ildefonso lleva el pelo corto. Algún imbécil en las redes sociales dice que es transexual cuando solamente es una niña con el pelo corto. Partidarios y detractores se enzarzan en interminables disputas y llegan a acosar a los padres. La niña se encuentra traumatizada. Esperemos que esta pobre niña no desarrolle ningún conflicto psicológico a raíz de toda esta desinformación )

Share this post


Link to post
Share on other sites

El prblema es que, si bien hay medios y páginas para tratar de informarse acerca de la veracidad de ciertas noticias, en toda esta deriva hacia la irrealidad, tampoco se puede estar cien por cien seguro de que dichos medios puedan estar ofreciendo la versión real de las cosas.

Con el tiempo, y tal y como indica el primer artículo, corremos el riesgo de vivir en una distopía donde la realidad solo exista bajo capas y capas de mentiras. Nuestro mundo se construye (o destruye) mediante la palabra, fuera de eso solo somos animales, y me temo que estamos al borde de un abismo de magnitudes históricas.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, don Fernandito dijo:

Estaría bien ilustrarse con ejemplos prácticos para aprender.

Lo he pensado, pero no sé si sería mejor en este mismo hilo, en un hilo para cada bulo (si el tema es de interés) o en un Fuero.

De todas formas, es complicado aprender con ejemplos. La mejor forma es coger un hábito de dudar, contrastar y restarle puntos de credibilidad a las fuentes que hayan demostrado no tenerla. Eso implicaría que, si la única fuente es un lugar como Burbuja, se deseche automáticamente salvo que se trate de un forero que conozcamos y haya demostrado un exquisito rigor a lo largo de los años.

En el caso de la niña con el pelo corto, habría bastado con plantearse la siguiente reflexión:

  • que una niña lleve el pelo corto no significa que naciese niño;
  • las personas que especulan con esto no tienen ninguna credibilidad y en cambio tienen intereses de parte;
  • sea lo que sea, no es correcto organizar toda esta campaña alrededor de una pobre niña;
  • luego la niña es una niña hasta que se demuestre lo contrario, aunque no tengo especial interés en indagar sobre este caso particular, simplemente por el respeto que se debe tener a una menor y porque tampoco cambiaría nada.

 

hace 1 hora, Bautista dijo:

El prblema es que, si bien hay medios y páginas para tratar de informarse acerca de la veracidad de ciertas noticias, en toda esta deriva hacia la irrealidad, tampoco se puede estar cien por cien seguro de que dichos medios puedan estar ofreciendo la versión real de las cosas.

Con el tiempo, y tal y como indica el primer artículo, corremos el riesgo de vivir en una distopía donde la realidad solo exista bajo capas y capas de mentiras. Nuestro mundo se construye (o destruye) mediante la palabra, fuera de eso solo somos animales, y me temo que estamos al borde de un abismo de magnitudes históricas.

Claro, hay que dudar también de los que dudan. En uno de los artículos que puse dan como incierta la existencia de "death pannels" en los hospitales. pero tengo razones para dudar de esta afirmación. No obstante, conviene establecer jerarquías entre las distintas fuentes de información. Un foro anónimo y degradado, como Burbuja, nunca será comparable a un periódico de pago que tiene una reputación que mantener. A su vez, un libro será por lo general una fuente de información más fiable que un periódico, pues la misma periodicidad impone cierto sensacionalismo, así como medias verdades y afirmaciones apresuradas que se traducen en desinformación.

Tienes razón en que debe tener primacía la palabra sobre la imagen. La imagen facilita enormemente la manipulación de las masas. Lo que vemos en imagen generalmente no lo cuestionamos, a pesar de que hay muchas formas de engañar, empezando por sacar la imagen de contexto. La sociedad de la imagen en la que vivimos es también la sociedad de la manipulación. Ahora, con el mundo digital, estas imágenes pueden ser falseadas a escala industrial con gran facilidad, con lo que en cierta medida ya estamos viviendo en una realidad virtual. Que será de pesadilla cuando se generalicen los programas que también permiten falsear vídeos y sonidos. Se está produciendo un cambio de magnitudes históricas aunque no lo percibamos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

No obstante el tema no es nuevo, solo que ahora estamos en un punto inimaginable hace algunas décadas. Hace años, cuando trabajaba en prensa (fotógrafo de prensa) antes de la aparición de la fotografía digital, recuerdo en numerosas ocasiones que se nos pedía falsear imágenes de determinadas noticias para dar pie a informaciones falsas. Por ejemplo, si te enviaban a cubrir una manifestación, que de antemano se sabía que iba a tener muy poca participación, y al editor le interesaba difundir la versión dada por los manifestantes, te decían que te centraras en los primeros planos de los manifestantes para evitar que se viese la poca participación que hubiese tenido el acto.

Recuerdo una vez que nos enviaron a cubrir una protesta vecinal por unas antenas de telefonía que se habían instalado en unos edificios de un barrio donde trabajaba. Era cuando comenzaron a aparecer las primeras protestas por el tema de la radiación, pero en aquella manifestación no habían mas de veinte o treinta personas. Nos dieron la consigna de recoger y redactar la noticia de modo que pareciese que la protesta había tenido un gran seguimiento, y a mí me encargaron tomar fotos de forma que pareciese que había un gran número de vecinos manifestándose. Tomé varías fotos de los vecinos haciendo como que iban en la cabecera de una gran marcha y primeros planos de los manifestantes con diversos carteles. Al día siguiente la noticia salió publicada con la información de que miles de vecinos del aquel barrio se habían manifiestado por la instalación de las antenas de telefonía. Con el tiempo supe que un determinado concejal de un partido local, familia del director del diario, había organizado todo para tener más peso con el que meterle caña al partido que gobernaba por aquel entonces. De esas he conocido muchas, y en gran medida fue el motivo por el que dejase de trabajar en prensa. Me imagino que hoy, con los medios actuales, la desinformación debe llegar a niveles inimaginables.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pongo otro ejemplo, esta vez visual. Hace tres años hizo gran fortuna esta imagen en los medios "alternativos":

ipv_ucraniaotannazis.jpg

La imagen caracterizaba a los rebeldes ucranianos como nazis y otanistas a un tiempo. Era ideal para demonizarlos. La foto corrió por todos los blogs de extrema izquierda pero también -sorprendentemente- por los de extrema derecha. Siempre que se decía algo sobre Ucrania, te ponían esa foto. En su día me formulé la siguiente reflexión:

  • es sabido que entre los ucranianos hay otanistas -quizá de manera comprensible- y nazis, pero es realmente complicado que confluyan en una misma foto o escena;
  • si se hubiese dado el caso de que confluyesen estos elementos en una única foto, tampoco significaría gran cosa;
  • la imagen procede de medios rusos, que ya han falseado imágenes de este tipo con el fin de demonizar a los ucranianos;
  • la imagen a primera vista parece manipulada.

Sin embargo, no conseguí encontrar la imagen original antes de ser editada en Phostoshop, comprobación que intento hacer en estos casos. Con lo que me planteé que podría ser cierta la imagen, desechando las consideraciones de sentido común que había formulado antes. Mas al cabo de unos meses volví a mirar la imagen y reparé en un detalle: la bandera de la OTAN, en su esquina superior izquierda, cuelga literalmente del aire. Eso es una prueba clara de que ha sido recortada con un programa de manipulación de imágenes. Me sorprendió lo burdo de la manipulación y que yo no la captase en un primer momento.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Desde luego la foto es curiosa, aunque no estoy seguro que la bandera de la Otán esté interpuesta. Si te fijas bien, la bandera deja ver lo que hay tras de ella, y parece que es el mismo vehículo que aparece en la foto. Pueden apreciarse con claridad los perfiles de las ventanillas y parabrisas, con más claridad cuanto más cerca de la tela están. Te adjunto un recorte en el que he maximizado el microcontraste para que se vean mejor los detalles.

recorte.jpg

El efecto que mencionas puede deberse a que haya alguien detrás del grupo sujetándola. Entre las dos personas de la  izquierda parece asomar un pedazo de tela de camuflaje como la que llevan en las ropas. En ese tipo de trabajos, soy de la opnión de que es más fácil pagar a un grupo de voluntarios afines para que posen exprofeso para montar la foto con las banderas, que ponerse a hacer retoques posteriores, ya que eso conlleva el peligro de que alguno de ellos pueda luego decir que se trata de una manipulación de la imagen original.

Pero solo es una opinión. En cualquier caso no estaría mal que tuviésemos un apartado para tratar estos temas.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 12 minutos, Bautista dijo:

No obstante el tema no es nuevo, solo que ahora estamos en un punto inimaginable hace algunas décadas. Hace años, cuando trabajaba en prensa (fotógrafo de prensa) antes de la aparición de la fotografía digital, recuerdo en numerosas ocasiones que se nos pedía falsear imágenes de determinadas noticias para dar pie a informaciones falsas. Por ejemplo, si te enviaban a cubrir una manifestación, que de antemano se sabía que iba a tener muy poca participación, y al editor le interesaba difundir la versión dada por los manifestantes, te decían que te centraras en los primeros planos de los manifestantes para evitar que se viese la poca participación que hubiese tenido el acto.

Recuerdo una vez que nos enviaron a cubrir una protesta vecinal por unas antenas de telefonía que se habían instalado en unos edificios de un barrio donde trabajaba. Era cuando comenzaron a aparecer las primeras protestas por el tema de la radiación, pero en aquella manifestación no habían mas de veinte o treinta personas. Nos dieron la consigna de recoger y redactar la noticia de modo que pareciese que la protesta había tenido un gran seguimiento, y a mí me encargaron tomar fotos de forma que pareciese que había un gran número de vecinos manifestándose. Tomé varías fotos de los vecinos haciendo como que iban en la cabecera de una gran marcha y primeros planos de los manifestantes con diversos carteles. Al día siguiente la noticia salió publicada con la información de que miles de vecinos del aquel barrio se habían manifiestado por la instalación de las antenas de telefonía. Con el tiempo supe que un determinado concejal de un partido local, familia del director del diario, había organizado todo para tener más peso con el que meterle caña al partido que gobernaba por aquel entonces. De esas he conocido muchas, y en gran medida fue el motivo por el que dejase de trabajar en prensa. Me imagino que hoy, con los medios actuales, la desinformación debe llegar a niveles inimaginables.

Haces bien en señalar que el tema no es nuevo. Con la fotografía analógica también se manipulaba. Además es que para manipularla bastaría con sacarla de contexto, cosa que está al alcance de todos.

La manipulación con imágenes data, pues, de la generalización de la fotografía en la prensa escrita y en la publicidad, cosa que ocurrió ya a principios del siglo XX. De ahí se pasa a la televisión, un medio ideal para la manipulación de las masas. Pero desde hace veinte años estamos inmersos en una fase más peligrosa. Antes, los fotógrafos analógicos también podían alterar elementos de la fotografía, pero las manipulaciones no eran tan perfectas y no estaban al alcance de todo el mundo. Ahora con los programas edición es posible manipular las fotos con gran facilidad y a escala industrial. Una persona sin conocimientos puede realizar manipulaciones de gran calado tras echar unas horas con el Photoshop. Todo el mundo puede manipular y, lo que es peor, el resultado de esa manipulación puede difundirse a escala mundial gracias a internet. Esto puede servir para manipular conciencias y para manipular países a una escala antes desconocida.

Pero se está preparando una nueva revolución. Se viene trabajando en la manipulación de secuencias largas de vídeo y de audio, y los resultados por primera vez empiezan a ser creíbles. De todas formas, aunque no fuesen del todo creíbles -como muchas de las fotos que publican ahora de modelos- la gente va bajando su umbral de exigencia hasta adaptarse a la nueva realidad, de forma que dejan de percibir la manipulación. Las empresas de Silicon Valley en están empeñada en lograr la "realidad virtual" y no hay nadie que las cuestione. En una décadas se podría alcanzar una desconexión casi total de la realidad de consecuencias muy peligrosas para la misma Humanidad.

Se me ocurren algunas formas de navegar en este mundo gobernado por la imagen, real o manipulada:

  • dudar por sistema de las imágenes;
  • dudar especialmente de las informaciones que se apoyan principalmente en imágenes;
  • dudar de los medios y personas que nos bombardean a todas horas con imágenes;
  • aplicar a las imágenes la misma duda razonable que aplicamos a las palabras.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Bautista dijo:

Desde luego la foto es curiosa, aunque no estoy seguro que la bandera de la Otán esté interpuesta. Si te fijas bien, la bandera deja ver lo que hay tras de ella, y parece que es el mismo vehículo que aparece en la foto. Pueden apreciarse con claridad los perfiles de las ventanillas y parabrisas, con más claridad cuanto más cerca de la tela están. Te adjunto un recorte en el que he maximizado el microcontraste para que se vean mejor los detalles.

recorte.jpg

El efecto que mencionas puede deberse a que haya alguien detrás del grupo sujetándola. Entre las dos personas de la  izquierda parece asomar un pedazo de tela de camuflaje como la que llevan en las ropas. En ese tipo de trabajos, soy de la opnión de que es más fácil pagar a un grupo de voluntarios afines para que posen exprofeso para montar la foto con las banderas, que ponerse a hacer retoques posteriores, ya que eso conlleva el peligro de que alguno de ellos pueda luego decir que se trata de una manipulación de la imagen original.

Pero solo es una opinión. En cualquier caso no estaría mal que tuviésemos un apartado para tratar estos temas.

Puede ser lo que comentas del grupo de voluntarios que posan para la foto. Quizá por eso les habrían tapado las caras. Incluso puede que sólo estén compinchados el que saca la bandera y el que hace la foto.

Esta herramienta de análisis forense parece indicar que hay algo raro en la zona de las banderas y del camión:

http://fotoforensics.com/analysis.php?id=05ef26cde6945ccc7fe0e98d7b8908ae5ed20d9b.251706&show=ela

Puede que el camión esté incluido en la manipulación. La transparencia con la ventana del camión pienso que se podría lograr con los programas de edición; mientras que no se transparenta la persona que estaría detrás sosteniendo la bandera. Tampoco es normal la forma en la que se sostiene la bandera nazi. A partir de otras herramientas de análisis parece que la foto no tendría información EXIF, cosa que es raro en una foto tomada con móvil o cámara sin manipular posteriormente.

Pero tampoco entiendo gran cosa de estos temas. Quizá tú que te has dedicado a la fotografía puedas concluir algo serio de esas herramientas forenses.

En cualquier caso, quiero dejar claro que la foto me parecería igual de mal sólo con que fuese real la bandera nazi. Es sabido que en Ucrania existen elementos neonazis muy peligrosos, como también los hay en el bando ruso, así como elementos que simpatizan con la OTAN. Lo que me pareció extraño y un poco forzado es que ambos elementos coincidiesen en una misma foto para la posteridad.

EDITO: he visto que el creador del software Foto Forensics en su día encontró una foto de mayor resolución y que de ahí concluyó que el elemento editado es la esvástica, no la bandera de la OTAN:

https://twitter.com/hackerfactor/status/538200535367958528

Pero desconozco si este hombre realmente entiende de lo que habla.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Trabaje en prensa de joven, pero sigo trabajando en la fotografía desde hace 27 años, es mi trabajo principal. Los datos exif se pueden eliminar con objeto de encubrir la procedencia o tratamiento que ha recibido la foto. Si se han preocupado de cubrir el rostro de los sujetos, es también probable que lo hayan hecho con los datos de la imagen. Hay muchos programas accesibles en la red que permiten eliminar esos datos, incluso un simple editor de texto, si sabes lo que haces, puede valer para ese fin.

El análisis de fotoforensic no termino de verlo claro, con un realce de bordes y contrastes como ese se pierden enormes cantidades de detalles. Sin embargo si me parecen sospechosas dos cosas que aparecen a simple vista; una es la presencia, detrás del tipo vestido de marrón con la mano alzada a la izquierda, de lo que parece ser otra persona que estaría sujetando la bandera. Como te decía, se aprecia ropa de camuflaje sobresaliendo por encima de su hombro izquierdo, pero sobre todo llama la atención que encima de su hombro derecho, sobresale lo que parece ser un arma larga que no parece ir ajustada a su cuerpo, al menos no se aprecian correas que la sujeten. Esas supuestas correas si pueden entreverse, en cambio, sobresaliendo por su costado, como si perteneciesen a otra persona. Estoy casi convencido de que detrás de ese sujeto hay alguien sujetando la bandera de la Otan, lo que ignoro es por qué se esconde.

Luego hay otro detalle curioso y es el tipo con gabardina que corona la fotografía, al que sin duda le falta la mano derecha. El muñón o prenda con que se  la estaría tapando, tiene una curva de color diferente a sus ropajes, y su figura no tiene la misma exposición que el resto de la fotografía. Si hay algún retoque en esa foto yo diria que es ese tipo, pero tampoco podría afirmarlo plenamente. Lo que sí te puedo asegurar es que esa foto no se ha hecho con un movil, y ha sido tratada posteriormente con algún programa de edición y por alguien que, al menos, entiende de fotografía, no me extrañaría que fuese un profesional. Hay distintos detalles en la composición, el recorte o la exposición que lo indican, aunque hayan tratado de darle una apariencia de espontaneidad a la foto. Esa imagen está claramente preparada.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Un artículo más donde se aborda otra faceta oscura de las fake news: la redacción de noticias falsas con objetivos económicos:

Cita

 

Dinero real por noticias falsas: así se enriquecen los creadores de las "fake news"

En diciembre de 2016 Facebook declaró la guerra a las ‘fake news’, después de que varios medios descubrieran que en una localidad de Macedonia un grupo de jóvenes ganaba mucho dinero a costa de aprovecharse de la plataforma para difundir noticias falsas beneficiosas para Donald Trump.

Unos días antes, Google había suspendido los anuncios de AdSense con los que Boris, uno de los protagonistas de esta peculiar industria, obtuvo en torno a 16.000 dólares en apenas cuatro meses. “Aquí no podemos ganar dinero con un trabajo real”, contaba a Wired.

Obtener ingresos es uno de los dos grandes incentivos para los creadores de noticias falsas. El otro es influir ideológicamente en la gente para motivar adhesiones o posturas contrarias en un ámbito político concreto, tal y como recordaba Madhav Chinnappa, director de relaciones estratégicas y noticias de Google Europa, en una reunión de la Asociación de Medios de Información en Madrid.

A pocos metros de la sede de ese encuentro, en el Congreso, las ‘fake news’ ya habían entrado en la agenda de los diputados y el Gobierno las incluye en su estrategia de seguridad nacional. El interés y la preocupación por la desinformación crece en España mientras algunos medios juegan al límite para obtener beneficio de ello.

La rentable escala de la mentira

Es relativamente fácil hacer dinero con noticias falsas gracias a la falta de supervisión que implica la automatización en grandes volúmenes de información y operaciones. Si un usuario crea una web que aloje esta clase de contenidos, en pocos minutos puede rodearlos de publicidad gestionada a través de servicios variados como AdSense, Infolinks o Popunder. El grado de control en estos casos a menudo se reduce a comprobaciones rutinarias para garantizar que no hay contenidos sensibles como pornografía o armas.

Una vez armada la estructura de monetización del sitio, hace falta conseguir tráfico, y Facebook y Google son los mejores aliados al respecto. Invertir un mínimo presupuesto en publicidad en esas plataformas puede atraer a usuarios bien segmentados como para que su visita, además de posibles clics e ingresos, proporcione más difusión natural y gratuita a través de la acción de compartir o enlazar. Solo queda sentarse y esperar resultados.

Si una noticia falsa echa a rodar y llega a cada vez más gente, los céntimos que supone cada clic en un anuncio se pueden convertir en cifras muy respetables. Dimitri, otro de los jóvenes creadores de contenidos fraudulentos desde Macedonia, aseguraba a NBC haber ingresado 60.000 dólares en seis meses gracias a los clics de los partidarios de Trump. Esa misma audiencia proporcionó a los creadores de libertywriters.com hasta 40.000 dólares al mes en los meses previos a las elecciones de EEUU.

Ejemplo Fake News Ejemplo de noticia falsa sobre Donald Trump con más de 6.700 compartidos (fuente: Mediashift)

Por tanto, la responsabilidad de los grandes agentes de internet es transversal en el problema. Google ofrece soporte para monetizar noticias falsas aunque lo retire si media denuncia y comprobación, y también recibe dinero de la promoción de estos contenidos. Y la publicidad de Facebook también es utilizada para difundirlos, además de que pueda servir de viralizador natural a coste cero, incluso con páginas que reúnen a audiencias respetables.

La plataforma de Zuckerberg ya anunció hace meses que bloquearía los anuncios de páginas en las que se detecten noticias falsas de forma repetida, aunque este experimento pone en cuestión su efectividad. Por su parte, Google también ha anunciado que trabaja en la mejora de los controles, aunque hace algunas semanas se descubrió que estaba mostrando anuncios de contenidos fraudulentos en sitios que precisamente se dedican a combatirlos y un informe cifra en millones los ingresos del buscador gracias a las noticias falsas.

¿Qué hace mi marca ahí?

El problema de la falta de control se acentúa con el auge de la programática. Se trata de una puja automática de anuncios en tiempo real que en realidad ofrece un control escaso a las dos partes: tanto a quien paga porque su marca figure en alguna parte como a quien cobra por reservar un espacio en su web para mostrar una publicidad que en realidad no conoce. Es imposible supervisar el contenido de operaciones tan rápidas y numerosas, salvo cuando ya se han hecho y están ofreciendo resultados.

Por eso en los últimos tiempos se va imponiendo el concepto de ‘seguridad de marca’, que se basa en que cada vez más empresas quieren cerciorarse de que no aparecerán en sitios poco recomendables para su imagen y tampoco financiarán de esa forma webs contrarias a sus valores. Entre ellas, las de contenidos fraudulentos.

Instrumentos como ads.txt (una lista de dominios permitidos para anunciarse) contribuyen a que las marcas puedan protegerse de aparecer en sitios inadecuados de noticias falsas que a menudo simulan ser medios respetables. A veces los creadores de esta clase de webs optan por dominios que recuerdan a los de publicaciones conocidas o bien le dan un aspecto parecido a su web, de forma que se llevan dinero que correspondería a esos medios.

Esas historias raras bajo las noticias

Seleccion Recomendadas Ejemplos de noticias "políticas" (algunas falsas, otras exageradas) que aparecían en los módulos de recomendaciones mezcladas con artículos normales durante verano de 2016. Fuente: Wired UK

Otro de los motores esenciales para obtener ingresos de noticias falsas son los servicios de recomendación de enlaces que muchas páginas emplean actualmente. Son módulos que por lo general se ven al final de los contenidos, basados titulares clickbait (engañosos, torticeros, sensacionalistas) para atraer el pinchazo del lector, servidos por Outbrain, Taboola o la ya mencionada RevContent.

Todos ganan con estas redes de contenido sugerido, salvo los usuarios. Pablo Reyes, creador de varias páginas de noticias falsas entrevistado por BuzzFeed, aseguraba que “mientras los anuncios sean servidos a gente real, no hay problema“, aludiendo a que no les importa trabajar con contenidos fraudulentos. Donde sí lo hay es en medios fiables que utilizan algunos de estos sistemas de recomendación, por lo que tras contenidos creíbles y trabajados hay otros que no lo son tanto.

Cómo desmontar el negocio de la desinformación

Facebook llegó hace un año a acuerdos con entidades verificadoras para que indicaran a los usuarios si un contenido resultaba más o menos creíble, pero el funcionamiento del sistema no dejó de estar en cuestión. Algunos de los periodistas que trabajaban en él hablaron con The Guardian acerca de conflictos de intereses y mecánicas mejorables, y un estudio alertó de que las noticias falsas no etiquetadas cuentan ahora mayor presunción de veracidad, lo que implica un nuevo problema de escala.

Por todo ello la plataforma ha decidido dejar de marcar los artículos en disputa, y ofrecer en su lugar otras visiones del mismo tema, de forma que los usuarios puedan tener contexto para decidir sobre su fiabilidad, algo que ya estaba en pruebas desde abril. El equipo de diseño de producto del News Feed de Facebook lo explica en Medium, apelando entre otros argumentos a una investigación que vincula el marcado con el refuerzo de la perspectiva para quien comparte algo falso. Otro estudio sugiere que aportar varias puntos de vista sobre un mismo asunto resulta efectivo para neutralizar noticias falsas.

Facebook Noticias Falsas Cómo trata ahora Facebook la "desinformación en el News Feed"

De la economía de la atención a la economía de la confianza

Al margen de las iniciativas de cada empresa, Google, Facebook y Twitter han unido recientemente fuerzas en torno a un proyecto marcado por ‘indicadores de confianza’, que permita a los usuarios establecer la credibilidad de lo que se encuentran en base a quien lo publica.

Ese concepto está también en la base de la mejora de la visibilidad de logos e información asociada a los creadores de contenidos en Facebook. La plataforma trata de que los usuarios puedan evaluar esos contenidos desde la credibilidad que le inspire la autoría. Este cambio contribuye a corregir el hecho de que aproximadamente la mitad de los usuarios no recordara quién había publicado una noticia que se había encontrado en la plataforma, lo que incrementaba el riesgo de difusión involuntaria de noticias falsas.

La finalidad de esas iniciativas es reducir la visibilidad de este tipo de contenidos, lo que a su vez tendría consecuencias en el tráfico y la capacidad que tengan sus creadores para generar ingresos basados en escala con ellas. Y también para aminorar las posibles consecuencias en la política interna de cualquier país, el temor que ha hecho que en Irlanda ya se planteen multas de hasta 10.000 euros o penas de prisión de cinco años por difundir noticias falsas.

 

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Un caso patente de web dedicada a desmontar bulos y falsas noticias, que en realidad trabaja para afianzar la propagación de determinadas informaciones falsas, es la web 'La Buloteca'.

Se anuncian de la siguiente forma:  "¿Cansado de las fake news? La Buloteca nace para luchar contra la propaganda y desinformación en las redes sociales." Sin embargo una simple visita a los contenidos de la web permite ver hasta que punto esa lucha es cierta. Os paso un ejemplo:

 

Cita

 

¿Afirma el Colegio de Pediatras de EEUU que la "teoría de género" perjudica a los niños?

Tras los sucesos con el autobús de Hazte Oír se está enlazando de forma extendida un documento del American College of Pediatricians titulado "Gender Ideology Harms Children" - "La ideología de género daña a los niños", junto con el mensaje de que el Colegio Americano de Pediatras afirma que con la postura de aceptación sobre la transexualidad (esto es, que el género biológico no determina que una persona se sienta hombre o mujer) se está haciendo daño a los niños.

Sin embargo, las cosas no son tan simples como parece. 

¿Qué es el American College of Pediatricians?

Corría el año 2002 cuando la American Academy of Pediatrics (no confundir con el American College) adoptaba como política el apoyo a la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, postura que reafirmó en 2013. La American Academy of Pediatrics fue fundada en 1930 por 35 pediatras y cuenta en la actualidad con 64.000 miembros, 14 departamentos y 26 divisiones, y cuenta con el mayor programa de publicaciones pediátricas del mundo.

En aquella fecha un grupo de pediatras miembros de la AAP se escindió de la misma en protesta por la postura de apoyo a la adopción por parejas homosexuales, fundando el American College of Pediatricians. Esta organización fue definida por su fundador como un grupo con valores judeo-cristianos y tradicionales, abierta a los profesionales médicos de todas las religiones [...] mientras mantengan como ciertas las creencias principales del grupo: que la vida comienza en la concepción y que la familia tradicional, con una pareja de sexo opuesto, cuentan con menores factores de riesgo en la adopción y crianza de los niños.

El American College of Pediatricians está categorizado como grupo de odio por el Southern Poverty Law Center, que define su historial como "propagación de falsedades dañinas sobre las personas LGBT"

¿Cuáles son las posturas del American College of Pediatricians?

Hasta el año pasado, 2016, era posible leer en su web los siguientes posicionamientos:

  • Desalentar la adopción de niños por parte de familias del mismo sexo. 
  • Que los padres puedan elegir si vacunar a sus hijos contra el VPH o no, oponiéndose a la legislación que requiere que la vacunación se efectúe. 
  • Apoyo a uso selectivo de azotes como método de disciplina. 
  • Oposición a aborto y eutanasia. 
  • Oposición a reasignación de género.
  • Apoyo a la abstinencia sexual hasta el matrimonio. 

En resumen...

Si bien es cierto que el American College of Pediatricians se muestra en contra de la aceptación de la transexualidad es necesario destacar que el American College of Pediatricians es una organización menor, escindida cuando su organización originaria apoyó las adopciones por parte de LGBT, que cuenta con 500 socios (en contraste con los 64.000 miembros de la American Academy of Pediatrics, que sí apoya el reconocimiento y aceptación de la transexualidad y reasignación de género) y que está categorizado como grupo de odio.

 

 

En este caso la realidad es que la falsa información, es toda aquella que pretende implantar la ideología de género como un hecho natural que se debe aceptar tal cual se presenta, y esta web, escudándose en su supuesto objetivo de desmontar falsas informaciones, lo que en realidad hace es afianzar la propagación de una información falsa como es el hecho de hacer pasar por una verdad natural lo que en realidad solo es una ideología, o hacer ver que quienes se oponen a ello son, cuando menos, afines a lo que ellos denominan grupos de odio.

Cualquiera que ande desinformado al respecto y caiga en esta web, creyendo que le van a contar la verdad sobre los hechos, sale más confundido de lo que entró. Y por supuesto sale con la semilla del odio puesta sobre quienes piensan diferente, ya que en la información que se ofrece, bien se han encargado de sembrar el odio señalando como odiosos a aquellos que discrepan de la información principal que da sentido al contenido.

 

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

No conocía La Buloteca. Efectivamente, en este caso se observa un sesgo ideológico importante. Parece que su interés es promover la ideología de género más que rebatir inexactitudes. No obstante, hay una información útil en lo que dice y es que la asociación de pediatras que mencionaba HO es una organización minoritaria escindida de la principal. Lo que por supuesto no implica que debamos dejar de combatir esa monstruosidad que es la ideología de género.

Una web que conozco es Maldito Bulo. Tienen pinta de ser de izquierdas, pero hasta ahora no he apreciado que eso influya en sus juicios. Porque he visto que rebatían bulos que beneficiaban claramente a las izquierdas.

A esa web le ha surgido una réplica maliciosa de extrema derecha: Bulo Maldito. La malicia se observa en que plagian el nombre y el logotipo, así como en la clase de noticias que "rebaten":

BULO_MALDITO.png

Por cierto, éste es un tema que merecería un tratamiento aparte. Los identitarios montan todos los años una campaña de propaganda navideña terrible. Ésta incluye acusar a los inmigrantes de la retirada de belenes o del laicismo imperante, informar falsamente de la prohibición de árboles navideños en países que no le son gratos a Rusia, etc. Pero desde el año pasado he visto que esta campaña navideña se ha enriquecido con un elemento más: acusar a la Iglesia católica de haberse inventado el rey Baltasar para promover la mezcolanza racial. El año pasado esta estupidez la difundían elementos señaladamente nazis, pero este año he visto que se ha extendido a gente que en principio presume de católica.

Haces muy bien en traer la noticia sobre el motor económico de muchos bulos. Efectivamente, aparte del móvil político, existe un móvil económico en la difusión de estas noticias. Y este hecho viene favorecido por el diseño de las redes sociales, que premia económicamente los contenidos sensacionalistas que invitan a hacer click y que se hacen virales aunque sean falsos. A veces los móviles político y económico se entremezclan. Por ejemplo, en la campaña de Trump participó gente con ánimo de lucro que vio que era rentable difundir determinado tipo de bulos. Por otra parte, el entramado de RT dispone de una filial (Ruptly Stringer) que retribuye económicamente a los usuarios particulares que les mandan vídeos o informaciones que luego pueden aprovechar ellos en su campañas de desinformación. Funciona mediante una app que te va marcando los objetivos y su diferente cotización en el mercado. Ejemplo: Manifestación X; filmar si hay incidentes; se pagan 40€ . En Suecia se descubrió que había gente que pagaba a las pandillas de los barrios para que quemasen coches y así filmarlo y luego decir que hay "no-go zones" donde no puede entrar la policía.

Es muy interesante todo lo que comentas sobre la fotografía de Ucrania. Si trabajas en la fotografía, eres la persona más indicada para emitir una opinión sobre este tema. Yo apenas entiendo de esto y generalmente no sé detectar las manipulaciones en las imágenes salvo cuando encuentro la fotografía original sin manipular. En este caso, me pareció un tanto inverosímil que se juntasen la esvástica y la bandera de la OTAN en la misma escena, lo que sumado a varios elementos extraños que hay en la foto y al hecho de que no hubiese otras tomas me hizo dudar sobre su origen.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Español
      Aunque el tema que a continuación paso a exponer, bien podría haberlo integrado en otros abiertos al efecto del seguimiento de conocidos grupos políticos, he preferido dedicarle un tema aparte por la relación que tiene con el estado actual de cosas en nuestra sociedad, cada vez más dividida, polarizada y en suma destruida de sus principios y valores fundamentales.
      También podría haberlo titulado haciendo alguna referencia a las técnicas del populismo para extender su mensaje en la sociedad, pero pienso que es más adecuado generalizarlo en el orden de la propaganda política ya que creo que la dinámica que a continuación se retrata, no es exclusiva del populismo, sino que ya es ampliamente utilizada por todas las formaciones políticas que aspiran a alguna forma de gobierno o presencia en la sociedad.
      Para exponerlo voy a utilizar un artículo que publica hoy el digital "El Confidencial.es", acerca de los métodos que utiliza Vox para propagarse en la redes, aunque me gustaría que lo tratásemos de manera general, referida a todos los partidos y movimientos que aspiran a mejorar la sociedad -resalto en negritas lo que me parece interesante para apoyar el tema-:
      De todos es conocida la extendida costumbre que tienen los partidos de izquierdas, de dividir y polarizar la sociedad para alcanzar el poder. No basan su existencia en ningún esfuerzo conjunto por un alcanzar un ideal superior sino en la ruptura de los ideales que dan sentido y unidad a las cosas del bien común existente. De hecho, el propio movimiento de los indignados del 15M, que supuso el renacer del comunismo renovado en España, aparte de encontrar su justificación material en las corruptelas políticas de PP y PSOE, la crisis económica o los recortes de prestaciones sociales, debe también sin duda su existencia ideológica a dicha polarización, astutamente utilizada por lo que después pasó a denominarse "Podemos", cuya denominación refleja como ninguna la verdadera aspiración de ese movimiento, que no es otra que la del poder pretendido para destruir lo creado y organizar desde sus ruinas una nueva sociedad a imagen y semejanza de sus líderes, como bien ha demostrado ya la historia en cada ocasión donde han alcanzado el poder absoluto, y con ello la propia ruina o destrucción del ser humano integrado en esa unidad que es la comunidad social donde vive y se identifica.
      No vamos a descubrir nada si decimos que la generación de tensiones y divisiones es lo que tradicionalmente ha alimentado y mantenido viva a la izquierda, desde la más antigua revolucionaria lucha de clases, pasando por la división entre bandos, hasta llegar a la más moderna guerra de sexos donde, el hombre y la mujer han dejado de ser potencialmente la unidad humana para dividirse y convertirse así en dos potencias enfrentadas. Se trata en suma del lema "Divide et impera", tan antiguo como el mundo y aplicado en su más perversa expresión para dominar al propio ser humano que pretende liberar.
      Desde la persona humana, pasando por la familia, el clan, el gremio, el municipio, la nación o la patria y así hasta llegar a la metafísica de la Comunión, todas las estructuras que mantienen vivas y unidas nuestras sociedades se sustentan sobre unidades fundamentales formadas por elementos complementarios, que se multiplican generando nuevas unidades: cuerpo y alma, hombre y mujer, amigos, vecinos, paisanos, fieles, etc. El propio ser nacional y en nuestro caso, la democracia, se sustenta sobre esa realidad. La propia ley natural tiene esa forma de estructura. 
      La raíz cristiana de nuestras sociedades se fundamenta también en buena medida, en aquel milagro de la multiplicación de los panes y los peces donde, lo milagroso no fue hacer aparecer el alimento de la nada sino convertir el corazón egoísta de los que allí estaban invitándoles a compartir sus propios bienes para que de esta forma se multiplicase el bien de todos. Ese milagro de la multiplicación ha sido el que los españoles han sabido reproducir mejor por el mundo, dando origen a aquella comunión de pueblos y naciones que fuera nuestro imperio, y sentando las bases de la actual hegemonía occidental.
      De otro lado, la existencia de las derechas en nuestro marco político, desde su origen en la revolución francesa representando la defensa del orden tradicional frente al veto real de los revolucionarios, hasta llegar a la más moderna "ultraderecha" reclamando la supuesta vuelta a los valores tradicionales, no se entiende sino como una fuerza de contraposición necesaria para conservar la unidad social sobre la que constantemente atenta la división del progreso de la izquierda, y que configura el bien común. Así, izquierdas y derechas vendrían a ser la manifestación social de las expresiones matemáticas de la división y la multiplicación respectivamente pues, de alguna forma la izquierda representa siempre ese proyecto privativo de "lo nuestro" que trata de dividir y repartir el "bien de todos", y que pretendidamente trataría de conservar y multiplicar la derecha.
      Digo pretendidamente porque por supuesto, el factor humano es clave en ese análisis de izquierdas y derechas ya que, no se puede afirmar que todos los afectos a las izquierdas y derechas operen en sentido estricto al que orienta su ideología: ni todos los afines de la izquierda pretenden dividir la sociedad, ni todos los de la derecha pretenden conservar y multiplicar el bien común. Es más, por mi propia experiencia casi que me atrevería a afirmar que, por lo general, existe una gran masa invertida en ambos bandos, unos creyendo ingenuamente que mediante la división van a lograr la igualdad deseada y otros actuando astutamente a sabiendas que de la multiplicación van a obtener un beneficio que les sitúe por encima de los demás, pero así de torpe es la condición humana.
      Lo importante y curioso en ambos casos es que, tanto las izquierdas como las derechas, aunque operen a conciencia y honestamente, tratan en teoría de lograr una unidad que podríamos definir como bien común, sin embargo, el camino que hoy emprenden ambos extremos dominados por el populismo, es el de la generación de tensiones y la división constante que imposibilitan la construcción y conservación de un bien común y con ello la de la propia identidad nacional y dignidad humana.
      ¿Por qué partidos de izquierdas, como Podemos que, pretendidamente apuestan por la igualdad o la solidaridad, emplean para sus fines la división constante entre bandos, sexos o regionalismos, o buscando el favor de grupos separatistas que procuran en definitiva la ruptura del bien común, generando así mayor insolidaridad y desigualdad entre todos? ¿Por qué partidos de derechas como Vox, que pretendidamente claman por preservar la unidad y libertad nacional atacadas por la izquierda, emplean esa misma técnica incendiaria de la división social, generando de esta manera una mayor desunión y tiranía entre los sujetos que componen la nación, y en definitiva con ello procurando también la ruptura del actual bien común?
      Sé que no vivimos en la sociedad perfecta y que a día de hoy estamos muy lejos de alcanzar ese ideal pero ¿Se trata en ambos casos de proyectos y actuaciones legítimas, surgidas desde la sociedad y para el bien de todos, en función dicho esto de los deseos y promesas expresados por todas esas formaciones en sus respectivos mítines y programas, o en cambio responden a otros intereses superiores que, por encima de ellos mismos y valiéndose del populismo que mueve hoy toda la política, buscan dividir, tensionar y destruir el bien social para hacerse así con el dominio de nuestras vidas? ¿Todo lo que hay es en realidad lo que se ve, o lo que se ve en cambio está ahí para ocultar la realidad? Porque, tan contradictorio e hipócrita me parece clamar por la justicia social, empobreciendo y privando aún más al pobre de sus propios bienes humanos y materiales, como pretender la unidad y la concordia nacional al mismo tiempo que se paga a unos pirómanos para incendiar la sociedad.
      Por ejemplo, me he leído varias veces las cien propuestas de Vox para el gobierno y pese a estar conforme con la inmensa mayoría, no tolero de ninguna manera el uso que se hace del tema de la inmigración pues, de igual forma que la izquierda no puede abrir de par en par las puertas de las fronteras si se quiere mantener la paz y el orden en la sociedad, la derecha tampoco puede abrir la puerta de la xenofobia por el mismo motivo pues, en ambos casos de cosifica y deshumaniza a la persona hasta convertirla en simple materia de voto y presupuesto, sin tener en cuenta la dignidad humana y necesidades básicas de los que vienen y de quienes los reciben. Es decir, al igual que lo que comentaba anteriormente, la vía del orden no puede ser generar un mayor desorden. La tolerancia, solidaridad y acogida que caracterizan a los españoles, es una virtud conquistada durante siglos que no podemos permitirnos perder por seguirle el juego a un puñado de intereses políticos y económicos, sean de izquierda o de derecha. Seamos rebaño pero no borregos.
      Por todo esto y otras cosas me declaro a menudo objetor de conciencia en materia de voto, cada día más consciente, porque no entiendo como todos esos grupos que supuestamente pretenden mejorar esta sociedad, son incapaces de entender que, sus dinámicas de funcionamiento se orientan a empeorarla. El fin no puede justificar los medios y si se carece de un proyecto ilusionante, capaz de movilizar el voto y aunar voluntades en pos de un futuro mejor para todos, antes de unirse al bando de los incendiarios, es preferible seguir defendiéndo honradamente la casa y quedarse esperando a ver como pasa por delante el cadaver de tu enemigo pues, sin duda en esta vida, todo pasa.
      Yo de momento me seguiré absteniendo, y ojalá fueran millones los que lo hiciesen pues así entenderían nuestros políticos que, para construir una sociedad mejor, es más efectivo y humano sacrificarse uno mismo que andar promoviendo el sacrificio de los demás. El origen cristiano de nuestra civilización así nos lo demuestra.
       
    • By Hispanorromano
      Veníamos hablando sobre los bulos y las noticias falsas. Algunas las promueven los gobiernos por intereses políticos. Otras tienen un interés económico: publicar bulos es muy rentable en el ecosistema digital que promueve Google. En muchas ocasiones confluyen esos intereses políticos y económicos. Pego un artículo sobre el tema que me ha parecido interesante. Menciona varios de los medios de los que hablábamos en el subforo de Temas controvertidos. Llama la atención que bastantes de ellos están vinculados a derecha. Aclaro que de ningún modo se trata de blanquear las mentiras que a veces también cuenta la prensa tradicional. Tampoco de apoyar una censura de acuerdo con la cosmovisión progre.
       
    • By Hispanorromano
      En las últimas semanas han circulado diversos bulos, como viene siendo la norma. En dos de los casos, los autores se han jactado de de sus bulos con la alegría del que sabe que no sufrirá ninguna consecuencia.
      El primer caso es el de una pintada feminista a la que le añadieron una frase. Un forero de Burbuja reconocía ser el autor entre el regocijo general:

      Los foreros, lejos de recriminarle la manipulación, la aplaudieron con entusiasmo. No les causa ninguna duda moral el descubrir falsa la foto que venían difundiendo. No les causa ninguna indignación hallar que parte de su pensamiento se asienta en mentiras cuidadosamente elaboradas. La mentira es revolucionaria también para los antiprogres.
      Esta manipulación realmente no tiene mucha importancia. Podría haber ocurrido eso con la pintada y no tendría mayor trascendencia. Sin embargo, esa foto manipulada ha centrado el debate en las últimas semanas y ha llegado a los periódicos.
      Hay otra manipulación que reviste una mayor gravedad en mi opinión. Se trata de un falso tuit que intentaba mezclar el rechazo al feminismo con el rechazo a la inmigración, a rebufo de la polémica con la Manada. De nuevo, el autor del bulo se jacta de su manipulación sin temor a las consecuencias, como explica este resumen de Maldito Bulo:

      Este falso tuit ha hecho correr ríos de indignación y ha centrado gran parte del debate en los nodos identitarios de las redes sociales. Con ese tuit se ha justificado absolutamente todo, desde el apoyo a la Manada hasta una hipotética guerra racial. Sorprende que el autor del bulo se sienta tan impune como para jactarse de su intoxicación. Es evidente que no le pasará factura.
      Hay una característica que le añade gravedad. El propietario de esa cuenta hace campaña por Vox. Quizá Santiago Abascal debería aclarar si forma parte de su partido y si habitualmente utilizan estas técnicas de manipulación.
      Son solamente dos ejemplos recientes que tratan de ese tema como podrían tratar de cualquier otro. Creo que es un fenómeno a analizar esta indiferencia a la verdad. Los propios autores de los bulos se jactan de ellos ante el aplauso de sus fieles. Saben que sus engaños no les penalizarán socialmente por mentirosos ni le supondrán deserciones a la causa. Al contrario, puede que la causa gane muchos adeptos. ¿Qué tipo de sociedad se puede construir así?
      Llega un momento en que cada grupo ideológico vive en su realidad virtual, cada vez más ajeno a los hechos. Hace quince años podía ser un juego de gente con mucho tiempo libre. Ahora, con casi todo el mundo pendiente de las pantallas de sus móviles, este juego puede llegar a ser muy peligroso. Ya no digamos en manos de manipuladores expertos con ingentes recursos económicos. Internet tiene cada vez más influencia en lo que pensamos. Si los datos con los que alimentamos nuestros juicios son falsos, las conclusiones serán erróneas. Quizá es hora de darle más importancia al papel que a la pantalla.
      Pero lo que más me intriga es que el reconocimiento de los bulos no produzca ninguna reacción moral en quienes los habían dado por válidos. ¿No sé sienten decepcionados al ver que habían estado creyendo en una mentira? ¿O quizá intuían que era mentira pero mantenían el secreto? Desde luego las consecuencias que se derivan de esta indiferencia a la verdad son terribles.
    • By Hispanorromano
      El Español habló en otro hilo de las granjas rusas de trolls. Hace unas semanas Xavier Colás, el corresponsal en Rusia de El Mundo, publicó un artículo que es el que yo creo que da una visión más clara sobre este asunto. No se ha publicado nada mejor en español. Y puesto que no se ha compartido en ningún otro foro, he pensado que sería interesante publicarlo aquí. Es un tema muy serio y lo va ser cada vez por la importancia que va adquiriendo internet en nuestras vidas. La gente no tiene las herramientas necesarias para lidiar con esta desinformación que inunda los foros y las redes sociales. Conozco varios casos de personas en la vida real que han cambiado su forma de pensar por el contante machaconeo de estos trolls. Marco en negrita algunos aspectos que me parecen que ilustran mejor el funcionamiento de esta fábrica de mentiras.
    • By Hispanorromano
      He hecho una pequeña trampa. En el título del hilo he cambiado "democracias" por "naciones". Pero si se lee el artículo completo, se verá que este cambio es lícito y responde plenamente al espíritu del artículo, que trata de cómo la filosofía de las redes sociales rompe los vínculos que unen a la comunidad nacional y facilita la actuación de las entidades que quieren destruir estos vínculos.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





      • 8 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
      • 3 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×