Jump to content
Gerión

cultura Intercomprensión portugués-español

Recommended Posts

Bueno, como decía en otro hilo, vamos a tratar aquí de lo que considero una "bomba nuclear" sociocultural que está desactivada y silenciada a día de hoy por las repercusiones que tendría: la intercomprensión lingüística entre portugués y castellano. Me ha dado por escribirlo en plan entrevista para hacerlo ameno. Ahí os lo dejo:

¿Qué es la intercomprensión?

El concepto de intercomprensión es sencillo: yo hablo mi lengua, tú hablas tu lengua, ambos nos comprendemos.

Yo no tengo ni idea de hablar tu lengua, pero te entiendo.

Tú no tienes ni idea de hablar mi lengua, pero me entiendes.

¿Es un concepto nuevo?

Pues no, todo lo contrario. La intercomprensión es el operativo por el cual funcionó la Europa romana/latina durante siglos, usado por los peregrinos del camino de Santiago, los caballeros franceses y occitanos en la Reconquista, los monjes viajeros, los marinos del Mediterráneo. El latín se usaba para el escrito, pero cuando todas estas gentes se movían, en el día a día, en los caminos y posadas, cada uno hablaba su romance particular y acercando un poco la oreja, los otros les entendían, y así recíprocamente. La intercomprensión es la "Tradición" en el mundo de las lenguas.

¿Qué ha ocurrido?

Ocurre que este mundo que describo se vino abajo en la era Moderna ante la construcción de grandes Estados-nación, que acabaron imponiendo un determinado estándar lingüístico. Curiosamente, el castellano es de los que "menos se impuso" ya que el área de habla castellana antes de las revoluciones modernas era muy parecida a la actual, hablándolo el 80% de los peninsulares. Nada que ver con el francés, que sólo hablaban un 3% de los franceses en 1780.

La cosa se aceleró en el siglo XIX con los planes de educación general, en este momento desaparecieron un montón de lenguas y hablas de transición, creándose verdaderas fronteras lingüísticas ya que los estándares, por ejemplo el francés parisino y el castellano, ya no eran tan similares por tener orígenes ya lejanos, y la intercomprensión no era tan sencilla.

En el siglo XX, la victoria norteamericana en la Segunda Guerra Mundial añade una capa más que es el de la irrupción del inglés como lingua franca en todos los territorios conquistados, de Europa a Japón. Este proceso no fue una divertida coincidencia, sino que fue un plan a conciencia apoyado y guiado por autoridades norteamericanas, que en los años 1950 acabaron abandonando toda iniciativa lingüística anterior (como la de la interlingua de IALA) para desarrollar e imponer un inglés sencillo de 800-1000 palabras (el "Simple English"), heredado de las comunicaciones militares entre los aliados, que sería enseñado en todos los planes de educación de Occidente. A partir de 1970-1980 la cosa arraiga y el resto es historia.

En el mundo actual todos esperan que uno hable su lengua estándar nacional y tenga un dominio aceptable de ese inglés simple. Las relaciones entre lenguas que no son el inglés, sufren y van debilitándose. A veces parece el "fin de la historia" lingüística.

¿Entonces nos olvidamos de la intercomprensión?

No tan rápido. Ha habido iniciativas para recuperar la intercomprensión. En los 1990, ante el arrollador avance del inglés, algunos europeos intentaron crear un marco de intercomprensión para lenguas romances. El proyecto que conozco es "EUROM", que empezó siendo EUROM4 (portugués, francés, italiano, español), luego EUROM5 (se añade el catalán) y EUROM6 (se añade el rumano). Para quien quiera leer sobre el tema, que eche un ojo a esta página y que busque con las referencias que he dado.

http://www.eurom5.com/p/chisiamo-es/lastoria

¿Funcionó?

Hubo unos cuantos experimentos, libros, vídeos y documentales. Nuevamente, quien esté interesado, que los busque. Pero la cosa no parece que prosperara, porque no se oye hablar de esto y seguimos congelados en ese mundo de "lengua nativa + inglés sencillo + desconocimiento de todas las demás". 

 

 

*****

Ahora viene mi opinión. Por supuesto, muchas de estas cosas son muy personales: hay gente que tiene "don de lenguas" y otros que no.

Creo que el fracaso del proyecto EUROM fue el ser demasiado ambicioso. La intercomprensión entre las 6 lenguas latinas más importantes exige un esfuerzo superior al de aprender ese "inglés sencillo de 800 palabras" que es el "competidor" en todo esto. Por ejemplo, no parece muy viable meter el rumano en el mix: entender rumano exige aprender un montón de vocabulario no latino. Pero incluso quedándonos en las 4 más habladas (francés, italiano, portugués, español), nos encontramos que la similitud léxica compartida entre todas no sube del 75%, hay un 25% de palabras que te tienes que aprender "a la vieja usanza" para cada una. Además, del 75% restante, aunque la raíz se comparta, la diferencia en su forma es muy grande, y sin un estudio previo no son comprensibles. ¿Cómo puede ser que "nariz" equivalga a "nez"? Para eso, me aprendo "nose" y me vale para todo el mundo. Esto entra en conflicto con la idea de la intercomprensión.

La idea de la "intercomprensión" es no tener que hacer un estudio "reglado", "oficial", "al uso", "académico", el tipo de estudio que todos conocemos de las Escuelas de Idiomas. La intercomprensión pasa por hacer cursillos rápidos, de reglas o trucos de entendimiento: de igual forma que decimos "los andaluces aspiran la s final", pasamos a decir "los portugueses dicen -ção en vez de -ción". Se parte de lo que se sabe para no tener que empezar en la casilla de salida.

Creo que la intercomprensión sí es posible si nos quedamos con el mínimo minimísimo del proyecto EUROM. Y el mínimo es el tándem portugués-castellano. Estas dos lenguas han tenido la suerte de ser estándares nacionales, pero compartir un origen muy cercano: ambas son lenguas del tronco iberorromance y subtronco occidental. Están más cerca que el castellano y el catalán, por ejemplo. Comparten ya no un 75%, sino un 87% de léxico. Y el léxico compartido ya no varía tanto: "nariz" es "nariz" (basta con coger un diccionario portugués-español para darse cuenta de esto). Las cosas parece que mejoran mucho.

En este sentido he empezado a ver cosillas muy minoritarias pero que quiero compartir. Por ejemplo, esta Conferencia del año pasado de "iberofonía e intercomprensión". El ponente analiza bastante bien el escenario de intercomprensión castellano-portugués. Abajo os dejo el vídeo.

Me convence lo que dice de que no tiene sentido estudiar portugués como se estudia alemán. Por eso se propone una especie de "Certificado de intercomprensión de portugués" para castellanohablantes. Seguramente tendría su gemelo en un "Certificado de intercomprensión de castellano" para lusohablantes. A mí me ha gustado la idea. Se me ocurre que sería parecido al carnet de conducir, una cosa que te sacas en un mesecillo, un verano, o similar. Nada parecido a los años y años de estudio sufrido del inglés para obtener resultados pésimos que ya conocemos. Este certificado, si se hace generalizado, posibilitaría un mundo en el que portugués y castellano compartieran el espacio audiovisual, radiofónico, de forma simultánea, igual que ahora escuchamos acentos del castellano.

Incluso algo más: podría permitir un espacio de educación compartido: poder responder en castellano exámenes de universidad en Brasil, poder responder en portugués exámenes en España...

Me consta que el español es entendido por los lusófonos sin apenas esfuerzo. A nosotros nos cuesta más, sin exposición previa entendemos un 40-50% del oral, aunque sí entendemos un 90%-95% del escrito. La idea en ese "mesecillo" sería trabajar sobre todo el oral, en nuestro caso, escuchando mucho portugués.

Esto ya ocurre en otras esferas lingüísticas. Por ejemplo, no pocos árabes (del Magreb, Siria...) conocen el dialecto egipcio, además del nativo y del fusha (estándar), sólo porque son aficionados a las telenovelas o noticias egipcias. Quien conozca el árabe, sabe que estas 3 variedades están más separadas que el portugués y el español. Bastante más.

¿Y por qué todo esto, y por qué digo que es una "bomba nuclear"?

Porque el español y el portugués, juntos, siendo las únicas macrolenguas donde se puede plantear una intercomprensión realista, son habladas por un total de 800 millones de personas. Es el doble que el mercado de habla inglesa. Estamos hablando de una cantidad similar a la del chino mandarín. Quizá incluso más, porque el chino tiene muchos dialectos no intercomprensibles. Un mundo de habla hispanolusa tiene un potencial arrollador. Además, la traducción automática entre ambas lenguas es ya casi perfecta: al ser lenguas tan similares, las máquinas lo hacen excepcionalmente bien. Podrían traducirse absolutamente todos los escritos de una lengua a otra. Y además, esto tiene evidentísimas consecuencias geopolíticas, con la inserción del coloso brasileño en el mundo hispano (lo que precipitaría la unidad iberoamericana). Quizás por eso, es un arma que, de momento, está desactivada y silenciada.

"Disclaimer": la intercomprensión hispano-lusa no tiene por qué ir reñida con el estudio de ese inglés sencillo. De hecho, imagino que perfectamente podrían convivir. Y ese trío de lenguas permitirían cimentar la unidad interamericana. También, el estudio de español + portugués en intercomprensión podría ser algo muy "jugoso" para vender al extranjero que se acerca a nuestra cultura: por el precio de una lengua, te llevas dos.

 

1200px-Lenguas_iberorromance.png


Esta publicación ha sido promocionada como artículo
Edited by Gerión

Share this post


Link to post
Share on other sites

Efectivamente, sería una bomba. De hecho, la dificultad de comprensión va más bien en una de las direcciones, es una cuestión fundamentalmente fonética... por eso yo creo que entendemos mejor -curiosamente- el portugués de Brasil que el de Portugal.

Share this post


Link to post
Share on other sites

¡Excelente! Cada día me maravillo más del potencial hispano y entiendo mejor los entresijos que explican la deriva que hemos tomado como pueblo y cono cultura. 

Potencialmente seguimos siendo,  como cultura,  el principal peligro para la hegemonía del mundo anglosajón,  y me atrevo a pesar que también lo somos para los otros bloques que pugnan por alcanzarla. Nuestra fe y nuestra lengua podrían desbaratar el anhelo supremacista de otras potencias y culturas y eso explicaría  que se sigan sembrando prejuicios y teorías leyendanegristas, que se alimente el odio y la división en nuestras sociedades,  o qué se fomente y permita la mala praxis económica en las principales naciones de nuestra órbita, aunque haga ya más de un siglo desde que pasamos a jugar en segunda división. No veo otra explicación,  de hecho no entendía muchas cosas que observaba hasta que poco a poco he ido conociendo y comprendiendo los pormenores de los últimos siglos de nuestra historia.

La reunificación del mundo latino,  significado mayormente por la hispanidad,  supondría un gigante cultural casi imposible de doblegar, dé hecho han hecho falta casi tres siglos para lograr ponernos en la situación en la que estamos. 

Que necios seríamos si, sabiendo esto, no hiciéramos cuanto estuviese en nuestras manos por ayudar a frenar la actual deriva y devolver al proyecto hispano-católico el destino universal que desde su origen ha tenido y sigue siendo. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Investigando un poco acerca del tema que ha planteado Gerion, me he encontrado con un proyecto iniciado hace algunos años en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile, donde un grupo de profesores desarrollaron un metodo de intercomprensión hispano-luso-francesa, y editaron al efecto un manual denominado 'Interlat' que permite una rápida intercomprensión escrita de las tres lenguas. Os dejo un apunte que he encontrado:

Cita

Manual INTERLAT. Comprensión escrita en portugués, español y francés Gilda Tassara Ch. y Patricio Moreno F.

Ediciones Universitarias de Valparaíso, 2007. 455 pp. + CD Audio.1

Dra. Alba Valencia Espinoza

Presidente Asociación de Lingüística y Filología de la América Latina (ALFAL)

 

Interlat es una bella obra, que acusa rigurosidad, compromiso y amor por parte de todas las personas involucradas en su realización. Su motivación se encuentra en EuRom 4, novedoso método para la enseñanza simultánea de portugués, español, italiano y francés, editado en Florencia, en 1997, e impulsado por las Universidades de Provenza, Lisboa, Salamanca y Roma. Interlat se suma, pues, a los proyectos desarrollados en Europa, siendo ahora Chile también uno de los propulsores del método de intercomprensión que posibilita una comunicación exitosa entre personas de distintas lenguas, expresándose cada una en la suya.

 

Los autores Tassara y Moreno, explican que Interlat se remite a la comprensión de escritos en tres lenguas: portugués (por ser Brasil una indiscutida potencia latinoamericana), español (lengua emergente y propia de la América hispana) y francés (por la influencia de la cultura del país galo en el mundo de la educación en particular). En efecto, tal como los mismos autores lo expresan, todo conduce a pensar que será en torno a estos tres ejes - el español y el portugués como lenguas continentales, y el francés como idioma latino de formación humanista - que América Latina debiera construir su futuro en materia de política lingüística.

 

¿En qué se basa este interés por las competencias en lenguas románicas? Hay varias razones. Entre otras, (i) las tres lenguas en cuestión pertenecen a la misma familia lingüística;

(ii) las necesidades de comunicación en constante crecimiento debido a la mundialización, junto con la adopción del inglés como herramienta de comunicación internacional, ha provocado, una acción de defensa de las lenguas romances como un bien identitario que convoca a un importante sector de la humanidad y donde puede darse la intercomprensión lingüística; (iii) la decodificación comprensiva de textos y la búsqueda personal de estrategias para captar el sentido, contribuye a perfeccionar la comprensión lectora en la lengua materna y capacita para la adquisición de otros idiomas; (iv) la competencia en distintas lenguas potencia el desarrollo cognitivo del individuo y, desde el aspecto emocional, le permite descubrir al otro, al , desarrollando sentimientos de solidaridad para integrarlo en el nosotros. Siendo este proceso tan deseable en el mundo de hoy, bien vale la pena comenzar por mejorar nuestro conocimiento de las lenguas más estrechamente emparentadas a la nuestra.

 

Estructurado para permitir el uso en forma autónoma o con la participación de un monitor, el Manual Interlat está elaborado en versión trilingüe y se compone de tres partes. En la primera, se dan a conocer las bases científicas y metodológicas, y se entregan las instrucciones y la tabla de abreviaturas. En la segunda, se encuentra una serie de 15 textos en

 
  clip_image001.png
 

 

1 Este texto es un extracto de la presentación del libro realizada el 14 de junio de 2007, en la Universidad de  Playa Ancha, Valparaíso. Colaboradora en Interlat : Profesora Genoveva Varela G.

los tres idiomas (45 en total), cada uno con una sección de traducción a las otras dos lenguas. La tercera parte contiene un Apéndice con las respuestas a los tests de comprensión lectora, un glosario enciclopédico y un fichero de clasificaciones gramaticales (morfológicas, sintácticas  y formas verbales). Un CD con la grabación de los textos por voces de nativohablantes acompaña el Manual.

La selección de los textos se efectuó a partir de artículos periodísticos (de longitud fluctuante entre 200 y 600 palabras) con variada y actualizada temática de valor cultural. Mediante la contrastividad de los tres idiomas, se pretende poner de manifiesto los puntos de congruencia derivados de la tradición cultural común, facilitando de ese modo las estrategias de inferencia de parte de los usuarios. Un breve resumen de contenido encabeza cada texto. Este resumen es otro detalle de una aproximación holística al texto, que, de modo muy amigable, tiene por función reducir cierto nivel de ansiedad que a veces produce el enfrentarse a lo desconocido.

Ayudan al usuario las tablas de correspondencias léxicas que, transparentando las trampas semánticas de los “falsos amigos”, permiten evitar errores de comprensión, anotando las equivalencias significativas contextuales para cada unidad. Por otro lado, las ayudas gramaticales ilustran los principales puntos de contraste en la morfología y la sintaxis. Cuando el texto lo requiere, se incluyen notas de orden cultural.

Cada lección culmina con un test. Éstos apuntan a calibrar la comprensión del texto mediante preguntas por el contenido explícito y de inferencias derivadas de la lectura. La verificación de las respuestas figura en el Apéndice, y también se puede recurrir a la sección de traducción de los artículos.

En resumen, vemos en Interlat una magnífica oportunidad para que quien comenzó deseando comprender otras lenguas vecinas pueda, poco a poco, también interactuar en ellas. Y si éste es el resultado, se habrá logrado el objetivo de sensibilizar el individuo para que continúe desarrollando sus competencias lingüísticas y acentuando su deseo de comunicación para romper las barreras geográficas y sociales. Por todo lo dicho, Interlat es una interesante apuesta de futuro en nuestro medio, que hay que valorar en su verdadera dimensión. El campo potencial de aplicación de este trabajo es enorme... Tarea aparte es saberlo aprovechar.

Los autores, profesores universitarios de larga experiencia en lingüística aplicada a la enseñanza de lenguas y que se declaran “hispanohablantes por naturaleza y francófonos por adopción”, se han inspirado en la vanguardia francesa de investigación de métodos para la intercomprensión escrita multilingüe y simultánea en lenguas romances. Este método, que se limita al desarrollo de una sola de las habilidades lingüísticas, viene a revolucionar el ámbito de la enseñanza de lenguas, pues constituye un drástico cambio de perspectiva respecto de la pedagogía tradicional al disociar las competencias de recepción de las de producción. Los positivos resultados obtenidos en la fase de validación de los materiales muestran que es un acierto haber extrapolado este método a nuestra realidad latinoamericana.

Si el potencial del mundo hispano luso es enorme, imaginad que sería si al mapa que anteriormente presentaba Gerion, se sumara el del mundo francófono:

mapa-paises-francofonos.jpg

Es más fácil la intercomprensión directa entre hispanos, lusos y francófonos, que entre estos indirectamente a través del inglés, como es el caso de las relaciones internacionales que se dan hoy en el mundo. Con Francia, al igual que con Portugal, también tenemos mucho pasado en común además de la raíz linguística; fe, tradición, dinastías...

A fin de cuentas estamos hablando del maltratado y despojado mundo católico, frente al arrogante mundo protestante que hoy impera a través de las finanzas y la anglofonía. O en conceptos algo más trascendentes: El libre albedrío frente a predeterminismo, que modulan todo el conocimiento, comprensión, acción y proyección del ser humano frente a su realidad.

Por eso no me canso de insistir en la importancia capital de la fe católica, ya que aquello que creemos es lo que determina nuestros actos. Y no hablo solo de catolicismo cultural sino de verdadera fe, es decir de la creencia cierta de la persona en un Ser Supremo del que procede y hacia el que aspira. La fe y verbo lo son todo; el espíritu y la mente que crean y recrean la efimera realidad de cada momento.

Supongo que los esfuerzos ecuménicos de la Iglesia Católica con el mundo protestante, deben entenderse desde esa perspectiva. La unidad del ser humano depende de aquello en lo que creemos y de cómo lo comprendemos: Común-Unión.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sinceramente, no creo que sea posible de forma sencilla y amplia, algo que abarque más allá del castellano-portugués. Vale tanto para escrito como para hablado.

Pero ojo, todo sería verlo. Estaría dispuesto a cambiar de idea pero la realidad hispano-portuguesa está contrastada por la experiencia práctica, la hispano-francesa me temo que no.

Share this post


Link to post
Share on other sites

No estoy proponiendo nada sino, solo constataba el trasfondo que subyace en las dificultades de entendimiento  entre los pueblos latinos, y subrayaba los posibles caminos que ya hay abiertos para salvar dichas dificultades. Como dije anteriormente, el potencial de la reunificación del mundo latino, tradicionalmente entendido, laminaría por completo todo el mundo protestante que hoy domina el mundo y las relaciones internacionales.

A propósito del tema y aunque tratado indirectamente, me gustaría citar un artículo que leí hace un par de meses en un blog carlista, donde se hace una crítica a la obra de Roca Barea, que profundiza en la dimensión real que tuvo la Monarquía hispana, como obra misionera más que como imperio tal cual es mostrado en el libro de la autora.

Es importante entender este matiz metafísico pues de su comprensión puede entenderse igualmente la importancia que puede tener la intercomprensión del mundo latino, como heredero de la tradición católica europea frente a la revolución protestante.

Cita

La Monarquía Hispánica, más allá de un “Imperio” y de la Imperiofobia

 
elvira%2BII.png 
La Monarquía Hispánica, más allá de un “Imperio”

 
Publicado en octubre de 2016 su primera edición el libro Imperiofobia y leyenda negra de María Elvira Roca Barea, por la editorial Siruela, llega en 2018 a las dieciocho ediciones, alcanzado la consideración de fenómeno editorial. El libro  comentado consta de 481 páginas y su tema es la Leyenda Negra anti-española, término usado por primera en España como carácter de denuncia, por la escritora carlista Emilia Pardo Bazán, tal como recoge el libro. El libro contiene dos tesis fundamentales.

 
Una primera es la afirmación de que la Leyenda Negra fue un invento propagandístico de los enemigos del Imperio español, mera obra de propaganda de guerra. Una monumental mentira histórica, falsa en todo su contenido. Así de clara y contundente se manifiesta la académica malagueña. Repasa las guerras de religión, la inquisición, la conquista de América... aportando los suficientes datos para demostrar, fuera de toda duda, su afirmación. La Leyenda Negra existió, lo demuestra, es una falsedad, lo demuestra, y sigue operativa, lo demuestra. No es producto de una manía conspiratoria de cierta derecha que imagina contubernios y conjuras anti-españolas.

 
En segundo lugar se presenta una aproximación al concepto de Imperiofobia como fenómeno de envidia ligado a los grandes Imperios, y que habría generado las Leyendas Negras de estos. Estudiando los casos de Roma, Rusia y Estados Unidos, pretende analizar con más profundidad y mejor perspectiva el Imperio Español. Es aquí donde encontramos ciertos desenfoques y equívocos, que es conveniente señalar.

 
Empezaremos por matizar que la denominación Imperio Español es un puro convencionalismo, pues jamás existió el título legal de Imperio en las Españas americanas, por más que las analogías  con la Roma imperial y el confusionismo histórico al coincidir en Carlos I de Castilla y Aragón el título de Emperador hayan extendido esta convención. En puridad España fue una Monarquía misionera en la forma y en el fondo fue absolutamente distinta de las iniciativas imperialistas de índole netamente mercantil alumbradas fuera del catolicismo, en el mundo pagano y especialmente por el protestantismo y el liberalismo. Así no es dable trazar una secuencia entre la obra de España en América con los ejemplos propuestos, a excepción, en parte, de la Roma imperial, como civilizadora y sublimadora de pueblos.

 
La autora establece la tesis de que las causas que dan lugar a este fenómeno son en el fondo comunes; un odio y una envidia de naciones dominadas, básicamente oligarquías locales, sometidas a un poder nacional extranjero centro del Imperio. La raíz sería, por tanto, preferentemente de tipo nacionalista, una especie de racismo hacia arriba, hacia el dominante. Las causas del odio a España serían comunes a los odios a otros imperios, especialmente a Estados Unidos. La tesis no hace los necesarios distingos entre críticas verdaderas o falsas, y las necesarias precisiones sobre los principios rectores de cada imperio y su verdadera significación. Simplemente se limita a trazar un mínimo común denominador en torno a una discutible categoría de Imperio. Ciertamente que la Leyenda Negra creó una verdadera hispanofobia que se convirtió en el eje central del nacionalismo luterano y de otras tendencias centrífugas que se manifestaron en los Países Bajos e Inglaterra. Odio a lo español, traducido en propaganda y mentira. Pero, tenemos que añadir que no fue únicamente odio nacional, sino que conlleva un fuerte componente específico de odio ideológico.

 
La Leyenda Negra es asumida íntegramente por el liberalismo español del siglo XIX y posteriormente por  parte de la izquierda (ejemplos de honestidad intelectual fueron Claudio Sánchez Albornoz e incluso desde la Historia del Derecho Gregorio Peces-Barba, conceptuando las Leyes de Indias como “el primer código de derechos fundamentales”) y por todo el progresismo, siendo una de las causas de la generación del artificial  “problema de España”. En los ilustrados españoles es la aversión de lo católico lo que hace problemático lo español, al carecer de causas explicativas de envidia y odio nacional hacia el dominador extranjero. Más que de hispanofobia, tendríamos que hablar, por tanto, de catolicofobia, aunque ambos conceptos se mezclen y hasta puedan confundirse. Ese odio ideológico demuestra cuánto hay de anti-catolicismo en la Leyenda Negra, más allá del componente puramente nacional.

elvira.jpg
María Elvira Roca Barea
 
Se puede comprender en cierto modo la perspectiva de la autora, a la que aludimos, por un fragmento de la Introducción del libro. María Elvira Roca reconoce no conocer bien el catolicismo (incluso sus claras discrepancias), lo que por un lado explica su acento en la hispanofobia y no en la catolicofobia en la tesis del libro, además de resultar paradójico porque el Imperio español defendido en el mismo, era movido precisamente por esa moral católica que la autora critica. Limitación de enfoque en la autora, que afecta la conceptualización profunda del caso español y los odios que generó, muy distintos a los de otros Imperios:

 
 
“El primero tiene que ver con el tema de este libro, que está irremediablemente vinculado a creencias e ideologías. Y sé que la primera tentación de muchos lectores será saber desde qué punto de vista ideológico está escrito, para así determinar si le merece confianza o si vale la pena leerlo. No veo inconveniente en facilitar este escrutinio. No tengo vínculo de ninguna clase con la Iglesia católica. Pertenezco a una familia de masones y republicanos y no he recibido una educación religiosa formal. Auscultándome para ofrecer al lector una radiografía lo más precisa posible, me he dado cuenta de que la persona de religión con quien más trato he tenido ha sido el reverendo Cummins de la parroquia baptista de Harvard St. (Cambridge, MA), un hombre bueno y un cristiano ejemplar. No comparto con el catolicismo muchos principios morales. Las Bienaventuranzas me parecen un programa ético más bien lamentable y poner la otra mejilla es pura y simplemente inmoral, porque nada excita más la maldad que una víctima que se deja victimizar. Defenderse es más que un derecho: es un deber. Dos principios católico-romanos me resultan admirables y los comparto sin titubeo, a saber: que todos los seres humanos son hijos de Dios, si lo hubiera, y que están dotados de libre albedrío. Es extraordinario que la Iglesia católica jamás haya coqueteado con esa idea aberrante, madre de tantos demonios, entre ellos el racismo científico, que es la predestinación”.

 
 
Es necesario puntualizar las afirmaciones contenidas en este fragmento, porque afectan al hilo conductor argumental de la tesis del libro. La base de la moral católica está en el Decálogo que revela positivamente la propia Ley Natural. El Decálogo es profundizado en el cristianismo en el Espíritu de la Ley, que se manifiesta por Jesucristo en las Bienaventuranzas. Camino de perfección espiritual. Son además una promesa de Dios, escatológica, que manifiesta la certeza de una aspiración del ser humano, el anhelo de Justicia. El reclamo de los inocentes y los justos de todos los tiempos, a los que Dios da la seguridad del cumplimiento perfecto de la Justicia en el Reino de Dios. En la recopilación de todas las cosas en Cristo que cumple ese anhelo del hombre, de que el Bien, la Verdad, y la Justicia tendrán la última palabra en la vida humana, más allá de las contingencias y avatares temporales. La promesa de Dios, contenida en las Bienaventuranzas, es igualmente el reverso de todas las utopías justicieras que se manifiestan en las ideologías revolucionarias, que como religiones sustitutorias secularizadas intentan inmanentizar ese anhelo humano a la justicia, trayendo el reino de Dios a la Tierra, vieja herejía de signo joaquinista, revivida por los milenarismos ideológicos modernos de origen protestante, que sólo han traído violencia y caos. Que las Bienaventuranzas no son fuente de resignación y pasividad ante la realidad del mundo lo demuestra que fue el catolicismo quien engendró y vivifico la obra civilizadora de la Monarquía Hispánica, que no era sino una Cristiandad menor, una vez fracturada la mayor por el protestantismo, realizando en lo posible dentro de la realidad limitada y contingente del hombre y de su naturaleza caída, una obra magna al servicio de la Justicia. Obra de la moral católica imperante en el orbe español. Los propios hechos narrados en el libro, bastarían para desmontar esa crítica a lo “lamentable” de la moral católica.

 
A renglón seguido la autora hace referencia a la sentencia escriturística de la “otra mejilla”. Tampoco aquí parece comprender el principio católico. El catolicismo enseña siguiendo a Santo Tomás, que la “Gracia no destruye la naturaleza”, es más, la presupone. Este axioma es básico en toda la filosofía católica, por dicha razón y una vez más el catolicismo asume el Derecho natural, que incluye lógicamente el derecho a la legítima defensa, y el combate contra el mal. La frase debe ser interpretada como la necesidad en el hombre de la virtud de la templanza y la mesura. El hombre debe ser pacífico, ni vengativo, ni violento. Otra dialéctica aparece, sin embargo cuando lo ofendido no es uno mismo, sino realidades que están por encima del hombre: el hogar, la familia, la patria, la religión; allí aparece Jesucristo echando violentamente a los mercaderes del templo con un látigo. La realidad de Las Españas aúreas, movidas por la moral católica, en defensa férrea de la Verdad, el Bien y la Justicia, vuelven a desmentir la afirmación de la autora, que más parece fijarse en una enseñanza de un cristianismo modernista filo-protestante, que en la auténtica Tradición Católica de siglos.

 
Termina María Elvira Roca afirmando que hay dos principios católicos que si admira. Y ciertamente la Iglesia salvó la libertad humana y su dignidad en las aulas de Trento frente a la predestinación luterana, como recuerda Ramiro de Maeztu en su Defensa de la Hispanidad, y la España católica defendió esas verdades con sus Tercios en los campos de Flandes, defendiendo no a un Imperio español, mera unidad política, sino a una Monarquía Misionera Católica, portadora de la Verdad y la Justicia. Defensa con la mano derecha, con la mano de la pluma y la espada.

 
En este sentido nos vuelve a parecer reduccionista conceptualizar la revuelta luterana por su significación nacionalista, sin incluir sus consecuencias económicas y políticas (capitalismo y liberalismo) derivadas de su error religioso. Fue el error religioso (herejía) el que llevó a un error político (liberalismo) y a un error económico (capitalismo), en fatal y lógica correlación. La autora no entra en la complejidad del tema, careciendo de una mirada, ya no teológica, sino filosófica sobre los hechos históricos. Al final pareciera que el Imperio de Carlos V fuera un anticipo de la actual Unión Europea, y que todo se redujera a un enfrentamiento entre una concepción unitaria política liderada por España y el nacionalismo. 

imperio%2BVV.png
La carga ideológica de la autora (sus alabanzas a EEUU, y a la Unión Europea nos dan bastantes pistas interpretativas) pesa mucho en la tesis del libro, que será del gusto de los “patriotas seculares” del nacionalismo español que se extasían con las pobre visión épica alatristeniana, donde se presenta una suerte de nihilismo heroico vacío del patriotismo español, fruto del deficiente conocimiento de lo que fue nuestra realidad histórica, donde lo católico no es un mero adjetivo sino el verdadero sustantivo.

 
Pese a esas confusiones nos parece un material interesante. Celebramos que desde los más diversos orígenes se abra paso la denuncia de la oscura leyenda antiespañola, que tuvo entre sus mejores develadores del siglo XX al protestante estadounidense Philip Powell, fundamentalmente a través de su libro The Tree of Hate: Propaganda and Prejudices Affecting Relations with the Hispanic World y al francés Jean Dumont, cuya obra fue publicada en español gracias en gran parte a la difusión por el carlismo y al mecenazgo de la Fundación Elías de Tejada. Precisamente los materiales propuestos en el notable libro al que hacemos referencia merecen ser acotados con la ya clásica definición de Elías de Tejada para entender la Historia de la Monarquía Hispánica de forma cabal:

 

“(…) las Españas fueron una Monarquía federativa y misionera, varia y católica, formada por un manojo de pueblos dotados de peculiaridades de toda especie, raciales, lingüísticas, políticas, jurídicas y culturales, pero, eso sí, todos unidos por dos lazos indestructibles: la fe en el mismo Dios y la fidelidad al mismo Rey. Tan cierto es esto que dos hechos aparecen con luminosidad cegadora a cualquier estudioso de nuestros años magnos: primero, la monarquía era tan varia que hasta en los títulos variaba, pues que no había Rey de España, sino rey de Castilla o de Nápoles, duque de Milán o del Brabante, señor de Vizcaya o de Kandi, marqués del Finale o de Oristán, conde de Barcelona o del Franco-Condado; segundo, cada una de estas arquitecturas políticas de las Españas supusieron la autonomía institucional y la libertad, autonomía y libertad perdidas por dichos pueblos desde Cerdeña al Artois o desde Flandes a Sicilia, cuando la fuerza de las armas --y quede claro que jamás la voluntad de los pueblos españolísimos siempre-- las hicieron salir de la confederación de las Españas”.

 
Francisco Elías de Tejada. El Franco-Condado Hispánico. Ediciones Jurra, Sevilla 1975. Capítulo I Puntos de Partida. 1. Presupuestos doctrinales.
 
Fuente del artículo: http://elmatinercarli.blogspot.com/

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es notorio resaltar que el concepto de intercomprensión fue lanzado, curiosamente, desde círculos de educación franceses. Esto hay que reconocérselo. Pero hay quien ve (no soy el único) en esto una especie de relanzamiento de la geopolítica francesa, en este caso a través de la lengua, algo que ya ocurrió en el siglo XIX cuando "hackeó" la Hispanidad con su concepto de Latinidad y Latinoamérica. La francofilia de muchos académicos hace el resto, y en América van sobrados de francofilia, hace poco Argentina se metió en la Francofonía.

Hubo una iniciativa que es la de los "Tres Espacios Lingüísticos" que autores como Durántez Prados acaban desestimando bastante, porque en el mero hecho de la concepción "trina" de ese espacio ya hay una división del espacio iberoamericano, al partirlo en dos, y al poner al mismo nivel los escenarios de intercomprenión hispano-francés, luso-francés, e hispano-luso, cuando el tercero está muy por encima a nivel práctico que los otros dos. Acabaría siendo una suerte de mundo latino fragmentado donde el mayor subespacio sería el francófono, que es el que ejercería su supremacía. Hay que hilar fino para descubrir estas cosas, pero debemos hacerlo.

La respuesta que se suele dar a estos intentos sibilinos de retorcer lo hispano hacia lo latino es simplemente estructurar férreamente las iniciativas en dos niveles de integración, es decir:

1. El nivel nuclear, hispánico, es el conduce a un escenario de intercomprensión hispano-lusa, el que permite la unidad de Iberoamérica.

2. El nivel extensivo, en este caso latino, que sería una proyección del primero si y sólo si este está unido y cimentado. De tal forma que en el conjunto latino, lo hispanoluso sea el subespacio de mayor predominancia.

De igual forma todo espacio donde participe lo hispano ha de proyectarse desde la unidad, no desde la fragmentación. Pasa lo mismo con el macroconcepto de las Américas, no se puede entender un panamericanismo de corte hispánico sin la unidad de todos los pueblos al sur del Bravo, ya que sería simplemente EEUU jugueteando con unos y otros.

Share this post


Link to post
Share on other sites

A nivel "práctico" sí os digo que por ejemplo en reuniones informales de empresa con colaboradores, personalmente sí he asistido a casos donde brasileños han hablado portugués y españoles, castellano. En el caso francés sin embargo siempre ha habido que estabilizarse en una lengua, sea francés o castellano.

Aún así, no repudio la Latinidad, al revés, yo me considero "latinista" (igual que "americanista") pero siempre desde la Hispanidad, supongo que todos estamos de acuerdo más o menos en esto, pero quería dejar todo esto escrito para perfilar los conceptos.

La Latinidad por ejemplo, junto a la Catolicidad es lo único que permite la proyección hispana hacia Europa, ya que sin esto, la Península no es nada.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sobre lo de Imperio y Misión, creo que hay que resaltar ambas cosas, a mí la concepción de "monjes y soldados" me convence más que la de sólo monje, o sólo soldado, nuevamente en ese despliegue escalar y su símil cervantino, el Quijote sería la Misión, y Sancho el Imperio, las grandes escalas y las pequeñas escalas, el telescopio y el microscopio, el Sol y la Luna de San Bernardo, Papado e Imperio.

Elvira suele plantear una identidad del español respecto a todos los imperios. Creo sinceramente que es una forma de salir de la congelación en la que estábamos situados a nivel historiográfico y evitar el creernos que "somos especiales (en lo malo)" llevando a creer que no pasa nada, "somos iguales a todos". El siguiente paso como es lógico es decir que sólo el Imperio Misionero es Imperio, negándole el título a todos los demás, moviéndonos de nuevo, esta vez desde la creencia de que "somos iguales a todos", a la creencia de que "somos especiales, pero en lo bueno". Es una segunda navegación que se entiende bien, pero siempre detrás de la primera de Elvira.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Evidentemente Francia ha venido influyendo en la geopolítica hispana desde hace siglos, nuestra propia dinastía reinante es prueba de ello. Y en el plano de la educación, el gran caballo de batalla generacional que perpetúa nuestra decadencia, no es poca su influencia desde la Institución libre de enseñanza hasta la fecha, facilitando de esta forma los intereses que nos son ajenos. No es discriminable tampoco aquí la operativa de la masonería que en Francia tiene una de su principales fuentes. Pero todo eso no significa que no exista otra realidad paralela tan real como la evidente, que se fundamenta en unas raices comunes de fe y tradición, y que debidamente cuidadas aun podrían dar nuevos tallos que alumbrasen en un futuro nuevos frutos al proyecto original de la cristiandad.

Como ya he mencionado, la fe es el trasfondo de todo cuanto hablamos, y esa fe que en nuestro caso ha sido la católica, comparte unos principios comunes, que son más fácilmente defendibles y proyectables si además somos capaces de entendernos entre nosotros. A fin de cuentas de lo que se trata, no es de recuperar glorias y grandezas olvidadas, sino el proyecto original que fundamentó y dio origen a la hispanidad.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Aclaro porque no quiero malos entendidos, que no era mi intención hacer aquí ninguna alegoría filofrancesa, de hecho no es una cultura que me caiga especialmente simpática, ni son un pueblo al que tenga en gran estima. Siempre los he visto un poco similares con respecto a nosotros, a lo que son hoy día los EEUU con respecto a México. Solo trataba de abundar en el tema, señalando iniciativas que, tras la lectura del artículo que ha publicado Gerion, he encontrado por la red. Simplemente eso.

No obstante sigo insistiendo en que existe una parte del mundo francófono con el que, Dios mediante es decir, Fe mediante, podríamos compartir unos principios, un paso y unos intereses que, potencialmente serían beneficiosos para la hispanidad y el mundo en general.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Aquí un mapa del "mundo latino". En su articulación podríamos prever una lucha por parte de Francia para evitar la posible proyección africanista de las naciones iberoamericanas, algo que a día de hoy están intentando esquivar usando varios trucos (por ejemplo, el de la "cooperación Sur-Sur", que suena muy bonito, pero no es más que una exclusión de las naciones del Norte en la proyección geopolítica). Creo que por eso Francia nunca permitió que las naciones africanas entraran en la difunta "Unión Latina", una organización que desapareció hace poco y creo que seguramente por esa competición galohispánica, además muy posiblemente había intereses norteamericanos en que desapareciera.

 

Romania.gif

 

Además curiosamente en todas estas organizaciones e iniciativas "panlatinas" aparece por ahí "lo catalán" como un polo más, pero ni hablar del lemosín, el occitano, el gascón...

Edited by Gerión

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 30 minutos, El Español dijo:

Aclaro porque no quiero malos entendidos, que no era mi intención hacer aquí ninguna alegoría filofrancesa, de hecho no es una cultura que me caiga especialmente simpática, ni son un pueblo al que tenga en gran estima. Siempre los he visto un poco similares con respecto a nosotros, a lo que son hoy día los EEUU con respecto a México. Solo trataba de abundar en el tema, señalando iniciativas que, tras la lectura del artículo que ha publicado Gerion, he encontrado por la red. Simplemente eso.

No obstante sigo insistiendo en que existe una parte del mundo francófono con el que, Dios mediante es decir, Fe mediante, podríamos compartir unos principios, un paso y unos intereses que, potencialmente serían beneficiosos para la hispanidad y el mundo en general.

Se entiende perfectamente, estoy de acuerdo contigo. Estoy escribiendo tanto porque simplemente cosas que he ido pensando muchas veces y me gustaría que se encontrara alguna solución,  lo comparto a ver qué pensáis. Voy a abrir un nuevo hilo para que me sigas en estos razonamientos, a ver qué te parece. Ahora edito y pongo el enlace:

 

Aquí lo tienes:

 

 

Edited by Gerión

Share this post


Link to post
Share on other sites

Aquí mi percepción, claro que no soy experto lingüista ni mucho menos, basada en mi experiencia personal:

- en lenguaje hablado--> ir a por la intercomprensión hispano-lusa (ir más allá se me antoja muy complicado) a través de un trabajo intensivo y bilateral en el campo de la fonética.

- en el escrito--> es aún más sencilla que la hablada

luego aparte de esto, si se pretendiera un día una especie de lengua franca por escrito -similar a como ocurrió con el latín en otros tiempos- ya di mi opinión acerca de la espectacular herramienta de la "lingua románica unificata", cuya asombrosa sencillez permite la co-comprensión por escrito de cualquier persona de la "Romanía", de todos modos no se si logrando la intercomprensión escrita hispano-lusa tiene sentido acudir a dicha lingua unificata, sospecho que bastaría con que cualquier persona del resto de la Romanía se  remita a esas dos lenguas, el esfuerzo común entre ambos doiminios convertiría a estas dos lenguas envueltas sobre sí mismas en el auténtico referente mundial.

INCONVENIENTES: 1-  posibilidad de caer en la trampa "iberista" masonoide cuyo objetivo es disolver España

                                   2-  que el recelo portugués acabe desatando la disputa de si Portugal es o no España o si ésta quiere fagocitarla.

Supongo que sería un punto a ser tratado al más alto nivel entre las diferentes academias de la lengua en todos los países.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Soy partidario de promover cualquier intercomprensión entre lenguas latinas, dando por supuesto que debería priorizarse la hispano-lusa. Desgraciadamente, Portugal es un delfín que utiliza el Imperio Británico para martirizarnos y no tiene intención de dejarlo ir a su albedrío. Quizá por ese motivo, a día de hoy parece que Portugal no es un país que hace frontera con España, sino que es una nación exótica y lejana que sólo conocemos remotamente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Latino I
      Fuentes: https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2008/september/documents/hf_ben-xvi_spe_20080912_parigi-cultura.html
                      Brague, Rémi (2021): Manicomio de verdades: Remedios medievales para la era moderna. Madrid: Encuentro
       
      En otros hilos hemos tratado el asunto de la geopolítica y los bloques que existen hoy en el mundo, y también cómo deben posicionarse los países hispanos ante esta situación. Relacionado con este tema, hemos hablado de la batalla cultural que se puede llevar a cabo desde el mundo hispánico. Me parece que además de considerar de manera estratégica (geopolítica) las opciones que los países hispanos tienen a la hora de formar un "bloque" independiente de los que hoy dominan el mundo, tenemos que partir del concepto de cultura que está en el centro del catolicismo. Y no creo que haya mejor fuente para revisar dicho concepto que el discurso que Benedicto XVI pronunció en el College des Bernardins en París en el año 2008.
      En ese discurso, Ratzinger se refirió al período histórico de derrumbe del Imperio Romano, una época de "confusión en la que nada parecía quedar en pie"; se trataba de un mundo que estaba siendo aniquilado, como el actual. Por aquel entonces, los monjes se retiraban a los monasterios, no con la intención de preservar una cultura o de crear una nueva, sino que lo hacían simplemente para buscar a Dios ("quaerere Deum"). El papa desglosó con maestría y con su característico estilo límpido y bello los elementos que eran inherentes a dicha búsqueda, a saber, el cultivo de la palabra (en la que debemos incluir el canto) y el trabajo. La propia naturaleza de la fe católica, que es a su vez universal, empujaba a los monjes al estudio de la gramática y al trabajo manual.
      Uno de los participantes en aquel encuentro del mundo de la cultura con el papa fue el filósofo de la Sorbona Rémi Brague, que en un reciente volumen titulado "Manicomio de verdades: remedios medievales para la vida moderna", editado por Encuentro, hace un análisis extraordinario del concepto de cultura partiendo de esta conferencia a la que había acudido como oyente. Brague se refiere a la cultura como "subproducto", en la línea de lo que Benedicto XVI hacía en la conferencia, es decir, como el resultado final de un proceso ajeno a la propia cultura: en nuestro caso, la búsqueda de Dios por parte de los monjes.
      Afirma Brague lo siguiente: "El ejemplo que el papa Benedicto sitúa en el foco de su meditación es, como observé al principio, bastante sorprendente: la vida monástica en la Edad Media. Según el papa Benedicto, la intención de los monjes medievales no era, definitivamente, la de crear cultura, ni siquiera la de preservar una cultura anterior. Ahora bien, lo que sucede es que lograron – y de una forma espléndida – algo que no pretendían obtener. En términos históricos, sus actividades culturales fueron asimismo subproductos."
      Retomando la propia naturaleza de la fe católica de los primeros cristianos, y comentando acerca de la nueva relación que se estableció entre los conceptos "fe" y "cultura", escribe Brague que "tanto los judíos como los paganos tenían sistemas de cultura completamente desarrollados, integrados en una sola religión. Pero san Pablo provocó un cambio radical. Separó la cultura de la religión, en contra de la paideia griega y la halaja judía." Esto contrasta claramente con otras culturas de diversos periodos históricos y áreas geográficas, en las que se puede producir una identidad religión-cultura bastante claro. Y esto se demuestra de manera clara cuando nos fijamos en las materializaciones concretas de ciertos "elementos culturales: vemos que existe una moda musulmana, pero no cristiana; lo mismo pasa con la gastronomía, no existe una cocina cristiana. El papa, en su discurso, explicaba esto aludiendo a la universalidad de Dios y de la razón que se encontraban en el centro de las motivaciones de los monjes: para ellos "la fe no pertenecía a las costumbres culturales, diversas según los pueblos, sino al ámbito de la verdad que igualmente tiene en cuenta a todos."
      Me parece interesante todo esto que comento por el tema de la batalla cultural que hoy está tan de moda. Si no existe, propiamente hablando, una cultura cristiana, sino que ella es un subproducto de algo más, el punto de partida de dicha batalla no pueden ser leyes o alianzas geoestratégicas, pues sin ese “quaerere Deum” que mencionaba el papa todo lo demás es vano. De ahí lo vació de propuestas culturales que hemos tratado en otros hilos, como pueden ser la escuela de Oviedo o el falso tradicionalismo de partidos políticos como Vox.
      Otro elemento esencial, a mi modo de ver, es el hecho de que los monjes de entonces, en su búsqueda de Dios, no preservaron solo la literatura y los escritos cristianos, sino que custodiaron también obras claramente paganas. Esto nos enseña hoy que no podemos rechazar “en bloque” los elementos culturales que han producido los distintos imperios que diariamente criticamos (americanos, chinos, rusos…) En nuestros días, estas “estructuras” o “productos” son la naturaleza sobre la que tiene que actuar la gracia. Escribe Brague algo que tiene que ver con esto cuando dice:
      “Cuando el cristianismo entró en la escena del mundo antiguo, el contenido de esa infraestructura era lo que estaba disponible en el mercado de la civilización antigua grecorromana. Pero este mismo marco bien podría llenarse con otros contenidos. Más tarde, las costumbres germánicas y eslavas, las leyendas celtas, la ciencia y los saberes árabe y persa concurrieron con el crisol. Los misioneros jesuitas no se opusieron a dar luz verde a la entrada de las costumbres chinas en el siglo XVII, pero su intento, como es bien sabido, lamentablemente fracasó. Puede que en el futuro veamos este fracaso solo como algo provisional. Nos encontramos aquí con una paradoja: la cultura cristiana no está hecha de elementos cristianos.”
      Me llama la atención que Brague afirme el fracaso de la inculturación china como algo provisional: ¿no será utópico pensar que el recipiente de la cultura china actual tenga el potencial de ser el depósito material de la fe cristiana en el tercer milenio?
       
      Sea como sea, he querido llamar la atención sobre este texto de Benedicto XVI porque me parece un escrito de enorme valor, tanto por su erudición como por su belleza. En este sentido, es también sintomático el olvido al que se ha relegado al papa emérito, tanto en su etapa actual como durante su pontificado; solo ha sido objeto de atención con motivo de escándalos ajenos a su figura, una figura constantemente caricaturizada, atacada y menospreciada. Y sin embargo, en su obra nos ha legado auténticos tesoros. Ojalá este discurso se convierta en un punto de referencia para todos aquellos defensores de la Hispanidad que buscan un punto de referencia cuando se trata de clarificar el concepto de “batalla cultural”.
      Original source: https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2008/september/documents/hf_ben-xvi_spe_20080912_parigi-cultura.html
    • By Español
      Recientemente publicaba un hilo sobre oficios perdidos y tradiciones artesanales en España, y hoy quisera retomar ese mismo tema, pero con nombre propio. Se trata de los imagineros belenistas.
      Esta semana he estado visitando la región de Murcia, una tierra donde aún pervive, como en todo el Levante español y pese a la presión de las modas navideñas venidas de fuera, una importante tradición belenística a la que quisiera hacer un pequeño homenaje con este hilo.
      La imaginería es una especialidad de arte escultórico y representación plástica de temas religiosos, por lo general de tipo realista y con finalidad catequética, devocional, litúrgica o procesional, que en nuestro país ha dado grandes artistas a lo largo de la historia, que han desarrollado su obra en torno a las celebraciones de la Navidad y la Semana Santa, y que en estas fechas vuelven a llenar iglesias, lugares públicos e infinidad de hogares, con sus recreaciones belenísticas.
      El origen más remoto de este tipo de representaciones plásticas de la Natividad del Señor, aparece reflejado de forma pictórica ya en los primeros siglos del Cristianismo, según se desprende de los frescos encontrados en las catacumbas romanas de Santa Priscila, siendo el más antiguo de entre los que se conocen, el de la Capella Greca de principios del S.II.
      Siglos después, se atribuye a la orden de los Caballeros Templarios, la extensión por Europa de la devoción al nacimiento de Jesús, que llevó aparejada diversas formas de representación artística en los diferentes lugares donde se iba asentando la tradición, si bien, a lo largo de los siglos no han faltado de manera continuada este tipo de representaciones, como demuestran los frescos en la catacumba de San Pedro y San Marcelino del S.III, en la catacumba de Domitila del S.IV, o en la mismísima construcción de un oratorio con forma similar a la Cueva de Belén, en la basílica de Santa María la Mayor en Roma durante el S.VIII.
      Estas representaciones de la Natividad van sucediéndose a lo largo de los siglos, y en el periodo románico toman como tema principal, el Nacimiento de Jesús y la Adoración de los Pastores y los Magos. En el siglo X, la liturgia católica se sirve de la representación del Pesebre para catequizar, y en el periodo gótico se representan labrados y relieves en los púlpitos de las catedrales, donde aparece el Niño Jesús en las rodillas de la Virgen María, bendiciendo a los magos. Durante el Renacimiento, el Niño Jesús suele representarse jugando con los corderos o acariciando la cabeza del buey, mientras que en el barroco aparecen formas más elaboradas y fastuosas, que por lo general apelan al contenido místico y simbólico del Nacimiento de Cristo.
      Pero es a partir del siglo VIII, que se generalizan las representaciones teatrales de la Natividad por toda Europa, inicialmente en el interior de iglesias y conventos, aunque posteriormente también en el ámbito civil por muchas plazas públicas de ciudades y pueblos, cosa esta que llegó a degenerar hacia formas paganizadas del drama litúrgico, viéndose así la Iglesia obligada a condenarlo en el Concilio de Treviri, durante el pontificado del Papa Inocencio III, que en el año 1207 prohibió las representaciones teatrales en las iglesias.
      No obstante todo lo anterior, el origen del belén, tal y como lo hoy conocemos, según nos dice San Buenaventura, surge en la recreación de la Natividad que en 1223 realizó San Francisco de Asís en Greccio, Italia. A su regreso de una peregrinación a Tierra Santa, el santo solicitó una dispensa al Papa Honorio III, respecto de la prohibición de las representaciones religiosas, y así escenificó en una cueva de las montañas de Asís, que había junto a una cabaña de pastores, un pesebre con paja donde colocó un buey y una mula. El Santo de Asís celebró de esta forma la Misa del Gallo, junto a los fieles y pastores que acudieron al toque de las campanas, evocando de esta manera el nacimiento y adoración del Niño en la Eucaristía, y siendo esta la puerta que abrió una de las tradiciones más bellas y extendidas de la cristiandad, que ha caracterizado en gran medida la Navidad hispana.
      Respecto de aquel acontecimiento, no faltan los relatos y tradiciones piadosas que narran la aparición del Niño Jesús en aquel primer pesebre franciscano, si bien el santo no incluyó en su Nacimiento a ningún actor, siendo aquel Belén una forma especial que tuvo San Francisco de representar el ceremonial litúrgico de la Navidad, centrado en la palabra y la Eucaristía.
      A partir de entonces, esta nueva forma de representación inanimada, se extendió primero por las iglesias italianas y posteriormente por toda Europa, con la instalación de belenes como los famosos de Andrea della Robia en el Duomo de Valterra, o el que posiblemente sea el más antiguo que se conserva, el de San Giovanni Carbonara en la cartuja de San Martino en Nápoles, que cuenta con figuras de madera de mediados del siglo XIV (en la foto). Durante el barroco después, el belén adquirió su forma definitiva con el auge de la escultura y la incorporación de los espacios escénicos y los detalles, que le llevaron a introducirse en las casas señoriales primero y posteriormente en las de la burguesía y clases populares.
      Se conoce que en España, la tradición belenística nos llega desde el Reino de Nápoles, con Franciscanos y Clarisas, primero al Reino de Valencia, dado que el de Valencia era el principal puerto peninsular de la Corona de Aragón en aquella época. Aunque no tardó mucho en extenderse por todos los territorios de la Corona, y más tarde por toda España y su imperio, tras la unificación de reinos de los Reyes Católicos y la conquista de América.
      El belén se convierte así en un instrumento esencial para la transmisión de la fe en el imperio, que la Iglesia ha apoyado siempre, dado su potencial para expresar el Misterio sacro y el nacimiento de Jesús, y transmitir de esta manera el mensaje cristiano junto a un profundo sentimiento de identidad filial.
      Recomiendo en este punto echarle un vistazo al siguiente artículo de Aleteia, donde se recoge la tradición belenística en América, y la importante función que aún conserva de amalgama social: América Latina y sus pesebras asombrosos.
      Durante el siglo XVII, la instalación de belenes trasciende de las iglesias a los hogares, principalmente nobles, y son representados con figuras que se transmiten entre generaciones, y van ampliándose cada año. Así, de la representación teatral se pasa a la instalación de belenes realizados con diferentes materiales, que en cada territorio van tomando sus propias formas y características, según los materiales, gusto y saber hacer de los artesanos y escultores, pero que por lo general se sustancian en el barro cocido y la policromía, diferenciándose así de los italianos que se realizaban principalmente en tallas de madera.
      Aparecen menciones al belén, por ejemplo en los testamentos de Isabel La católica, donde se describen las figuras que la reina lega a sus hijas, o en el de Lope de vega, quien le deja a su hija un belén hecho con figuras de cera. Actualmente se conservan importantes piezas históricas, como las del belén del marqués de Riquelme realizadas por Salzillo, el belén Napolitano del Museo de esculturas de Valladolid, o el belén del Príncipe (en la foto) que pertenece a Patrimonio Nacional, realizado durante el reinado de Carlos III, que manda construir en palacio una sala especial para su instalación, encargando a imagineros valencianos y murcianos la realización de figuras en diferentes tamaños con objeto de lograr un efecto de perspectiva al ser colocadas en diferentes planos escénicos.
      Con esta introducción en la corte, las figuras populares, que hasta entonces solían representar a las diferentes clases sociales, oficios, costumbres y vestimentas de cada pueblo, junto a los personajes bíblicos a quienes acompañaban, comienzan a adquirir maneras más refinadas y de gran calidad artística, propias de la corte ilustrada. Pero la tradición se generaliza en los hogares españoles a mediados del S.XIX, cuando se introduce la producción en serie de pequeñas figuras de barro de escasa factura realizadas en moldes, a menudo sin cocer y pintadas con coloridos vistosos. Granada, Murcia, Olot o Barcelona, comienzan a producir este tipo de figuras económicas, que se distribuyen en las tiendas de imaginería religiosa, pero especialmente en los mercadillos navideños, donde cada año se congregaban los aficionados y se presentaban las novedades de esta industria artesanal.
      Son conocidos este tipo de mercadillos que aún perduran, como el famoso de la Plaza Mayor de Madrid, o muchos otros que se siguen emplazando en nuestros días por toda la geografía, y aún hoy conservan esta tradición. De otro lado, las figuras de mayor calidad, hechas por encargo, seguían realizándose aunque solo podían ser adquiridas por las clases pudientes e instituciones, dado su elevado valor. Hoy esto no ha cambiado mucho, pudiendo alcanzar una figura de este tipo, desde algunos cientos hasta varios miles de euros en el mercado, en función del artista y las técnicas empleadas.
      Como dato curioso y orientativo respecto al valor de este tipo de figuras, puedo mencionar la hermosa y valiosa colección de un amigo personal, que también es belenista y lleva instalando belenes parroquiales y coleccionando figuras, desde hace más de treinta años. Actualmente posee una colección privada valorada en varias decenas de miles de euros, con obras de los más importantes imagineros actuales que ha ido adquiriendo con el paso de los años, con el loable objetivo de lograr que sus belenes llenasen las iglesias por Navidad.
      En la foto puede verse la escena de la Adoración de Los Magos, del belén que ha construido e instalado este año en su parroquia, con esculturas del prestigioso imaginero toledano José Luis Mayo.
      Dentro del belenismo, existen diferentes escuelas que se han ido desarrollando a lo largo de los siglos, en función de los materiales, formas y policromías empleadas, como la valenciana o la murciana, por destacar las más artísticas. Otra escuela importante desde comienzos del S.XX es la catalana, por su inclinación a dotar la indumentaria de sus figuras de un estilo hebreo mucho más riguroso con los cánones históricos, aunque también ha aportado figuras populares como la del Caganet, que ya es un clásico siempre polémico en muchos belenes españoles y europeos.
      Cabe también mencionar, que no todo lo importante en los belenes, son las figuras que lo componen. Como en el primer belén de San Francisco, el escenario es igualmente importante, y dentro del mundo de la imaginería y la artesanía belenísticas, no faltan autenticos maestros en el arte de construir y representar escenarios que alberguen las figuras del belen.
      Madera, barro, escayola, corcho, poliestireno... la cantidad de materiales con los que se elabora un belén puede ser enorme, como la dedicación que los aficionados y profesionales pueden llegar a prestarle, pero sobre todo importa la pericia del artesano a la hora de tratarlos para imitar o imaginar los lugares y materiales reales que fundamentan cada escena de la Navidad. Desde montañas y ríos hasta casas, palacios, plazas, fuentes o el mismísimo Portal de Belén. Al contrario de lo que ocurre con las figuras, por lo general, las escenas suelen recrearse nuevas cada año, siendo a menudo esto, motivo de encuentro familiar o de amigos, que ya sea para montar el belén de la parroquia, el familiar o algún otro, tienen en esta costumbre un hermoso motivo de convivencia.
      Como decía al comienzo, esta semana he estado en la región de Murcia visitando belenes. Concretamente en Lorca y en Totana, dos bellas localidades que aún conservan muy arraigado este arte y tradición, y en donde existe un importante núcleo de artesanos que continúan dando vida y forma tradicional a la Navidad, con su obra. A continuación os dejo unas pocas imágenes de los dos belenes que mas me han gustado de ambas ciudades.
      Estas imágenes son del Belén Monumental Municipal de Lorca, instalado en el palacio de Guevara de la localidad, por la Asociación de Belenistas de Lorca. Destaca la monumentalidad de sus construcciones y el detalle fino de sus acabados.

       

       

       

       

       
       
      Este a continuación, es otro belén de cuarenta metros cuadrados, que resulta impresionante tambien por la talla, la cantidad de detalles que lo componen y la gran factura de sus figuras y acabados. Pertenece al ayuntamiento de Totana y esta instalado en la sala de exposiciones Gregorio Cebrían, por la Agrupación Amigos del Belén Venta de los Pinos. El autor es Francisco Javier Carrillo, un reconocido belenista de la localidad, que cuenta en su haber con varios premios nacionales, regionales y locales, y que igual realiza su propias figuras como los escenarios. El belén también cuenta con figuras del aún más conocido imaginero, afincado en Madrid, José Luis Mayo Lebrija, quien es posiblemente uno de los más importantes y reconocidos del actual panorama español. Estuvimos más de tres horas contemplando y addmirando esta auténtica obra maestra, a la que las imágenes no le pueden hacer justicia. Absolutamente recomendable visitar si pasaís por esta hermosa ciudad murciana.

      Escena de la Anunciación del ángel Gabriel a la Virgen María
       

      Escena que representa el pasaje bíblico de la Huída a Egipto de la Sagrada Familia
       

      Escena de la anunciación a los pastores del nacimiento del Niño Dios
       

      Detalle de las figuras de los pastores
       

      Detalle del coro de ángeles que anuncia a los pastores el nacimiento del Niño Jesús
       

      Pequeña panorámica que reune varias escenas
       

      Detalle de un padre junto a su hijo dirigiéndose al Portal para adorar al Niño
       

      Detalle de una de las casas que dan forma a la composición
       

      Detalle de unos imaginados habitantes de Belén, conversando sobre el sagrado acontecimiento
       

      Escena que representa lo que podría haber sido, un momento cualquiera en la vida privada de la Sagrada Familia
       

      Escena de la Caravana de los Reyes de Oriente dirigiéndose a Belén
       

      Detalle de unos pajes dándole de comer a uno de los camellos de la caravana real.
       

      Séquito del Rey Baltasar en la caravana real, rodeado de pajes y heraldos
       

      Detalle de la figura del Rey baltasar montado sobre un elefante
       

      Panorámica del Portal de Belén, con la Sagrada Familia al fondo y los pastores adorando al Niño
       

      Detalle del Portal de Belén (premio a quién encuentre el buho que vigila la escena)
       

      Detalle de la sagrada familia recibiendo los presentes de los pastores
       
      Aunque podríamos llenar páginas y páginas con comentarios y fotografías, de estos u otros belenes, sirva esta pequeña muestra para rendir tributo a todas esas personas que se afanan en mantener viva una de nuestras tradiciones más hermosas, y que mejores y más humildes frutos ha cosechado a lo largo de la historia de la evangelización española. Y por supuesto, para rendir homenaje a quién fue y sigue siendo la semilla y el verdadero protagonista de estas venerables fechas y sus tradiciones. El Niño Dios nacido en Belén.
      FELIZ NAVIDAD A TODOS, AMIGOS. Y QUE EL AMOR DEL NIÑO DIOS ENCARNADO EN BELÉN, SE ENCARNE TAMBIÉN EN VUESTROS HOGARES Y FAMILIAS ESTA NAVIDAD Y TODOS LOS DÍAS DE VUESTRAS VIDAS.

      Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
    • By david
      Comparto aquí una reseña obituario aparecida en la Revista de lengua y literatura hispanofilipina sobre el Padre Luís Gilbert Centina III, misionero recientemente fallecido (EPD) como consecuencia del Covid. Enamorado de España, en donde residió los últimos de su vida, aunque residente, también, en Estados Unidos, consideró la necesidad de contactar con sus raíces culturales hispanas en su itinerario personal, lo que le llevó a publicar diversas obras en español y sobre lo hispano, también, como reivindicación de lo que él vio como un legado irrenunciable. 
      Sus obras pueden adquirirse, en diversos formatos, en Amazon: https://www.amazon.com/-/es/Gilbert-Luis-R.-III-Centina/e/B00CB7KYMO?ref_=dbs_p_pbk_r00_abau_000000
      GILBERT LUIS CENTINA RAMOS III:
      POETA VIAJERO DEL ANCHO MAR

      RAFAEL LAZCANO
        Gilbert Luis Centina Ramos III, hijo de Luis Centina Torres (21 de agosto 1921 – 18 de Julio 2015) y Eva Cecilia Ramos Gómez (5 de octubre 1925 – 15 de diciembre 2015), nació el 19 de mayo de 1947 en La Carlota (Negros Occidental, Filipinas) y murió el 1 de mayo 2020 (León, España) debido a las complicaciones de Covid-19. Su padre es el autor de Almost on the Carpet, su recuerdo personal de la Segunda Guerra Mundial como oficial del ejército de tierra americano en el Lejano Oriente contra los japoneses.
      ….Gilbert creció en el barrio de Haguimit, pasó muchos años en Estados Unidos, convirtiéndose en un ciudadano estadounidense. Fue bautizado el 2 de mayo de 1952, en la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Paz y Buen Viaje. Cursó la educación elemental en Haguimit Elementary School, y la Secundaria en la Universidad de Negros Occidental-Recoletos, de Bacólod y en La Carlota High School. Antes de entrar al seminario, se matriculó en la Universidad de San Agustín, de Iloílo para Associate of Arts y en el Colegio de La Consolación, de Bacólod para Bachelor of Arts. El 3 de agosto de 1964 ingresó en el Seminario Agustiniano de Manila, donde cursó los estudios de Latín, Humanidades y Lengua española (1964-1967). Estudió Filosofía en la Universidad de Santo Tomás, de Manila. Por entonces destacó por ser el primer seminarista elegido para ocupar el puesto de editor literario The Varsitarian, publicación oficial de los alumnos.
      ….Admitido al noviciado por la comunidad agustiniana de Manila, vistió el hábito de la Orden de San Agustín el 29 de junio de 1971 para profesar después de un año y un día. Al mismo tiempo, trabajó como editor de Coed Magazine, revista nacional dirigida a los jóvenes, y también formó parte del equipo de redacción de Now Magazine, revista nacional de noticias, políticas y culturales. Tras finalizar el noviciado prosiguió con los estudios eclesiásticos en la Universidad de Santo Tomás. Se graduó cum laude en cada uno de los títulos que obtuvo de la Universidad de Santo Tomás entre la década de 1960 y mediados de la década de 1970: Licenciado en Filosofía y en Teología Sagrada. El 28 de junio 1975 fue ordenado sacerdote en la catedral manileña por el arzobispo (más tarde cardenal) Jaime L. Sin (1928-2005).
      ….Al concluir en la Universidad de Filipinas, de la Ciudad Quezon, el Master of Arts in Comparative Literature (1976), pasó a las misiones de Iquitos (Perú) a petición propia y confirmación del provincial, siendo destinado el 4 de marzo de 1977 a la parroquia Santa Rita, de Castilla, labor pastoral que realizó durante breve tiempo, pues el 21 de marzo del mismo año fue incardinado en el Colegio Santa Rosa, de Chosica, en calidad de profesor de inglés. Antes de finalizar el año 1977 regresó a Filipinas, una vez que había decidido ingresar en la Sociedad de San Pablo, como así sucedió al año siguiente, cuando inició una experiencia entre los Paulinos de Manila. Esta experiencia se cerró en agosto de 1978 al ser reintegrado a la Orden de San Agustín y destinado el 19 de octubre a la parroquia San José, de Iloílo.
      ….Ejerció los cargos de tesorero, luego encargado del Boletín Informativo de la Vicaría, delegado vocaciones y director espiritual de la escuela parroquial, capellán del Apostolatus Maris del puerto de Iloílo y profesor de literatura en Pius XII Institute of Catechetical and Social Studies y en el Departamento de Humanidades de la Universidad de Filipinas-Visayas. Más tarde se incorporó a la comunidad agustiniana de Cebú con los oficios de secretario, bibliotecario y primer director del Museo. Por entonces preparó en Cebú Normal School (hoy Cebú Normal University) la tesis doctoral en Literatura.
      ….Tras la creación de la nueva Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Cebú, se integró en el convento San Agustín, de Manila, como vicario cooperador de la parroquia y capellán de la Penitenciaría Nacional de Muntinlupa. En 1989 fue destinado al Colegio San Agustín, de Makati, ocupándose de la atención espiritual de sus alumnos.
      ….Más tarde cruzó el Pacífico para instalarse en la parroquia Nuestra Señora del Santo Rosario, de Nueva York (EE.UU.). De 2007 a 2010 residió en esta ciudad, ocupado en labores intelectuales y pastorales como cura párroco, el primer pastor de origen filipino de esta iglesia parroquial situada en Upper Manhattan. En la casa de Neguri (Vizcaya) residió entre 2013 y 2018, si bien residió durante algunas temporadas en la ciudad de Nueva York, para instalarse en esta última fecha en el Colegio Andrés de Urdaneta, de Loiu (Vizcaya), desde donde mantenía su página web (www.gilbertluisrcentinaiii.com) con interesantes aportaciones literarias y culturales.
      ….En julio de 2019 pasó a la RAE (Residencia de Atención Especial) de León, y este mismo año se integró en la nueva provincia agustiniana de San Juan de Sahagún, fruto de la unificación de las cuatro provincias agustinianas de España: Castilla, Filipinas, Matritense y España.
      ….Poeta conocido y multipremiado tanto en EE.UU. como en Filipinas, Gilbert era conocedor de cuatro lenguas —hiligaynón, tagalo, inglés y español— y autor de nueve libros de poesía, dos de novela y uno de crítica. Como experto conocedor de las labores de los hispanistas de Filipinas, se ocupaba en la noble tarea de valorar, difundir y defender el idioma español en el archipiélago, pues no en vano durante más de tres siglos las Islas Filipinas formaron una muy querida parte del Imperio Español. Las obras de Gilbert han sido ampliamente antologizadas en libros de texto sobre literatura filipina en inglés y publicadas en EE.UU., España, Canadá y Filipinas.
      ….Su poesía, en palabra de Guillermo Gómez Rivera, es “un monumento a la moderna poesía hispano-filipina”. En Díptico, el autor ilongo manifiesta la exigencia de volver a expresarse también en aquella lengua española que le fue propia en su juventud, por educación, por entorno familiar, por vocación literaria. Según el diario español ABC: "Su gran cuerpo de trabajo le asegura un lugar sólido en la literatura filipina en inglés y español, así como en la poesía católica. Los críticos han descrito su trabajo como una conciencia que ataca y no perdona a nadie, excepto a los débiles. Está lleno de ideas intrínsecas sobre la humanidad y su conexión con lo Invisible. Su trabajo explora la relación entre el hombre y su Creador, entre el espacio y el tiempo, y entre los continuos terrenales y celestiales de la vida, junto con nuestro abrumador sentido compartido de amor, coraje y esperanza1."   ….La vasta y fecunda labor literaria de Gilbert Luis Centina Ramos III ha sido ampliamente reconocida y galardonada. Además de miembro de University of the Philippines Writers Club; del U.P. Summer Writers Workshop; y del Silliman University National Writers Workshop, posee abundantes premios a su labor como escritor. La Universidad de Santo Tomás le concedió el UST Rector’s Short Story Award por Our Hidden Galaxette (1969); UST Rector’s Poetry Award por Myself I Wash for Another Wake (1969); Outstanding Staff Member of The Varsitarian (1970); Most Outstanding Alumnus in the Field of Journalism en la ocasión de Silver Jubilee Celebration, de La Carlota City High School (1972); Palanca Memorial Awards for English Poetry (1974); Adopted Son of Calinog for Literary Achievements (1975); Focus Literary Awards for Poetry (1982); Distinguished Poet Award from Sparrowgrass Forum, Sisterville, West Virginia por su Late Dirge for Grandmother (1988); Poet Laureate Award from the Poetry Center, Orinda, California Publishers Inc. (1988); Catholic Authors Award (27 de septiembre de 1996) por su columna periodística “Silver Linings“ - martes, miércoles y sábados - en People’s Tonight.
      ….Ha colaborado en numerosas revistas con artículos de calado literario, tales como Homelife, Coed Magazine, Now Magazine, Yuhum Magazine, Hiligaynon Magazine, The Chronicle Magazine, The Sunday Times Magazine, The Saturday Mirror Magazine, Weekly Nation, Impact, Weekly Graphic, Philippines Free Press, Solidarity, entre otras publicaciones. _______________________
      1   Frances E. White, “Defensor del idioma español en Filipinas: Luis Centina (1947-2020)”, ABC, Madrid, 12 de mayo de 2020, p. 54.
      Original source: http://revista.carayanpress.com/page215/gilbertcentinapoeta.html
    • By Español
      Abro este hilo para tratar un tema que sin duda puede dar bastante juego, sobre todo ahora que se acaba de aprobar recientemente la nueva ley de educación en España. Y lo hago, sin más, rescatando un meme que me han pasado hoy, procedente de un grupo de profesores, ya que pienso que refleja visualmente y de forma bastante acertada, la evolución que ha tenido la educación en España.

      ¿Qué os parece?
    • By Gerión
      Buenos días, abro este hilo para establecer un Corpus Hispánico básico, o no tan básico, de libros, obras y autores que puedan ayudar a entender al Pensamiento, Historia, cultura, filosofía, del Orbe Hispánico.  Imaginad que tenemos unas estanterías vacías y os digo que traigáis unos cuantos libros, eso es este hilo. A ver qué tal.
      Mi intención es ir editando con las diferentes aportaciones. Podéis establecer valoraciones de cada obra o autor, un pequeño resumen o nota para entender qué se dice en cada obra en pocas palabras, se valorará en este mundo tan urgente y con tanta abundancia de información como es el de hoy. Si os parece de gran valor la edición o traducción de alguien en especial, me lo decís.
      Voy a empezar yo y voy a intentar organizar de forma groserísima lo primero que se me viene a la cabeza, sé que faltan toneladas de autores y que es una aproximación muy burda pero por algo se empieza, como objetivo primero planteo un armazón o esqueleto y luego iré editando o añadiendo con lo que vayamos poniendo todos en común. El objetivo es entre todos construir esa estructura mental.
       
      1. LAS SAGRADAS ESCRITURAS
      2. ANTIGÜEDAD
      GEOMETRÍA Y FILOSOFÍA GRIEGA
      - Platón
      - Aristóteles
      - Euclides, "Elementos"
      - Otros: presocráticos, Sócrates, escuelas helenísticas...
      ...
      PATRÍSTICA
      ...
      3. EDAD MEDIA 
      ESCOLÁSTICA:
      - San Agustín: sobre todo, "Ciudad de Dios".
      -Santo Tomás, en especial "Summa Theologica".
      -Otros: San Buenaventura, Juan Duns Scoto, Guillermo de Occam, San Anselmo, San Alberto Magno
      ...
      -En España:
      -Isidoro de Sevilla
      -Beato de Liébana
      -Escuela de Traductores de Toledo
      HISTORIA
      -Crónicas medievales y obras de historia (ver aquí)
      -Jiménez de Rada
      4. IMPERIO HABSBURGO
      SEGUNDA ESCOLÁSTICA O ESCOLÁSTICA HISPÁNICA
      -Francisco de Suárez, su obra más importante es "Disputaciones metafísicas"
      -Luis de Molina, "La Concordia".
      -Francisco de Vitoria,
      -Otros: resto de la Escuela de Salamanca.
      ...
      JUNTA DE VALLADOLID
      - Juan Ginés de Sepúlveda
      HISTORIA
      -Crónicas de España y de las Indias, otras obras de historia (ver aquí)
      ...
      LITERATURA
      -Cervantes, "Don Quijote de la Mancha".
      ...
      CIENCIA Y TECNOLOGÍA:
      - Domingo de Soto
      - Jerónimo de Ayanz
      ...
      5. IMPERIO BORBÓNICO 
      ENSAYO
      -Padre Feijoo
      LITERATURA
      ...
      CIENCIA Y TECNOLOGÍA:
      - Jorge Juan
      ...
      6. HISPANISMO POSTIMPERIAL (siglos XIX y XX)
      - Melchor Ferrer, "Historia del tradicionalismo español"
      - Menéndez Pelayo, "Historia de los heterodoxos españoles"
      - Vázquez de Mella.
      - Elías de Tejada
      - Julián Juderías
      - Manuel García Morente, "Idea de la Hispanidad", se puede leer aquí: http://www.filosofia.org/his/h1938a1.htm
      ...
      ENCÍCLICAS PAPALES
      ...
      7. HISPANISMO EN LA ACTUALIDAD
      - Miguel Ayuso
      - Juan Manuel de Prada
      - Gustavo Bueno: "España frente a Europa", "España no es un mito"
      - Iván Vélez: "El mito de Cortés", "Sobre la leyenda negra"
      - Pedro Insua: "1492, España contra sus fantasmas"
      - Elvira Roca Barea: "Imperiofobia y leyenda negra"
      - Alberto Bárcena: "Iglesia y masonería: las dos ciudades"
      ...
       
      8. HISPANISMO DE EXTRANJEROS
      -Chesterton
      -Tolkien, "El señor de los anillos" 
      -Viajes de Humboldt
      -Philip Wayne Powell, "El árbol del odio"
      -John Elliot, "España imperial"
      ...
       
      9. ESCUELAS ANTIHISPÁNICAS 
       Estos, a mi juicio son los autores más perniciosos y que hay que entender para saber desmontar.
      -Protestantismo: Lutero y Calvino.
      -Absolutismo y Contractualismo: Bodin, Grocio y Hobbes.
      -Modernidad: Kant, Marx, Nietzsche
      -Posmodernidad: Escuela de Frankfurt
      ...
       
      Me gustaría también incluir un importante apartado para las ciencias y técnicas en todas las épocas, creo que es necesario engarzar la historia científica (incluyendo la náutica, militar...) con la de las Letras. Pues eso, animaos, y si sale bien podría tener chincheta.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(1)
    • Bingbot(3)
    • Googlebot(1)
×