Saltar al contenido
Vanu Gómez

El pretendido cainismo español.

Califique este tema

Publicaciones recomendadas

Abro el hilo a raíz del interesantísimo comentario de Elvira Roca Varea en el que ésta niega la mayor respecto al tan cacareado cainismo español,  tópico y cliché del que casi todos hemos tirado alguna vez para reforzar argumentaciones. Algo que si miramos desde la perspectiva desmontante de la leyenda negra es algo perjudicial pues contribuye a la asunción de falsedades cuya permanencia en el tiempo nos perjudican.

El patrón hispánico era, como hemos visto repetidamente, campaña militar, descabezamiento de la organización vencida militarmente, en el peor de los casos aniquilación de los mandos no asimilables pero NUNCA del grueso del personal sometido al que se trata siempre de asumir.

Eso, como dice la Sra. Roca es el el problema y al mismo tiempo la grandeza.

Creo que la famosa operación del "cambio de chaqueta" o "camisas nuevas" en la posguerra española va por ahí. Es algo difícil de observar en otros países donde se solía hacer tabla rasa. Y que en el fondo todo esto tiene mucho que ver con el combate de la catolicidad mediterránea de la salvación al acceso de todos frente al predeterminismo para elegidos que cuajó en la europa protestante.

El tema es jugoso porque, claro, esta concepción del mundo lleva consigo la permanente presencia de elementos "troyanizantes" en el seno de cualquier régimen en nuestro país.

https://www.elespanol.com/cultura/libros/20180806/elvira-roca-republicanos-no-vencidos-guerra-civil/327967515_0.html

Cita

Lo que muchos se preguntan es ¿quién ha estado construyendo el relato hegemónico sobre la Guerra Civil? Unos dicen que han sido los republicanos, los vencidos…

No, es que no fueron vencidos.

¿No?

Ese es el pequeño error de perspectiva. El otro día, en un seminario sobre la Transición española en Valladolid, se comentó que era una pena que los españoles, que ya parecían que habían superado con la Transición su tradición cainita, estuvieran otra vez abriéndose en frentes y dividiéndose. Esto es un disparate afirmado por muchos hispanistas y aceptado por los españoles con una especie de credulidad edénica para creerse todo lo que dicen todos menos lo que ellos mismos dicen.

¿Entonces?

La tradición de este país no es cainita, es precisamente todo lo contrario y ese es el problema. El problema de este país no lo tienen los países vecinos donde han tenido tantos enfrentamientos internos como aquí o muchos más y mucho más graves. Los que vencen acaban con toda forma de disidencia con respecto a la opción que ha triunfado. Eso es lo que ocurrió en Inglaterra durante las guerras de religiones, en Francia en sus sucesivas guerras civiles, etcétera. Nuestro problema es que al no ser un país cainita, las victorias simplemente se limitan a neutralizar al enemigo, dejarlo quieto y hasta intentar reconciliarte con él. Eso es una tradición en España. La guerra contra Napoleón fue también un guerra civil. Los españoles afrancesados estaban de acuerdo con el invasor y después del conflicto se reintegraron al territorio nacional, recuperaron sus puestos de trabajo y sus vidas. No les pasó absolutamente nada. Es precisamente no tener una tradición cainita lo que hace que las victorias sean victorias en lo suficiente para poder garantizar un cierto orden y la continuidad del país.

Es curioso, siempre se ha dicho que España es un país de malos hermanos.

¿Usted ha visto cuantas guerras ha habido en otros países? Comparar enseña muchísimo. Los franceses van por la quinta república, señal de que les han fracasado cuatro y con las correspondientes reposiciones monárquicas. Lo que pasa es que los franceses han tenido siempre la genialidad de convertir siempre sus convulsiones sociales en ennoblecedoras revoluciones, mientras que nosotros cuando nos hemos matado en guerras civiles, nos hemos matado en guerras civiles.

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Resaltar eso que ya señalas, esta forma de proceder se deriva del Libre albedrío. El mexica se integra como súbdito hispánico al minuto uno de la caída del imperio azteca. Una conquista protestante exigiría su exterminio industrial ya que entiende las propiedades metafísicas como emergentes única y exclusivamente de una pretendida física.

Realmente hay de las dos cosas pero el hecho de que el imperio español apostara por lo primero lo ennoblece. Y funcionó. Lo otro funciona por aniquilación de la disidencia. En Francia hubo un genocidio de católicos, aquí nunca hubo un genocidio de comunistas.

 

Comentar también que si asumimos el esquema mundo protestante, la única consecuencia a largo es el suicidio y exterminio de la especie, porque siempre habrá «algo o alguien mejor» que un ser humano determinado en el ejercicio de alguna actividad. 

 

Siempre digo que el Imperio católico fue el último Imperio de los hombres, porque sin todas estas premisas no hay defensa ninguna, ni para negros ni indios ni blancos ni mujeres ni hombres, nos lleva al transhumanismo extremo, y quizá la historia acabe tirando por ahí, pero al menos planteemos el modelo humano como bandera porque es lo que somos.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

¿Cómo se os antoja que puede combartirse ese mantra recurrente del "cainismo" español? Debe ser de forma sencilla sin grandes explicaciones.

Ha de ser con una idea sencilla contrapuesta, quizás con referencias a su antónimo, en positivo, acompañado de la palabria "cainismo" o "cainita" para ejemplos de exterministas extranjeros.

PD: claro, a quien tiene esa mentalidad... por supuesto será difícil hacerle ver que un "mexica", por ejemplo, puede ser llamado "hermano", dado que "cainita" hace referencia a un sentimiento animoso contra un "hermano".

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Puede denominarse «cainismo europeo», sin más, o la «fraternidad española», «tradicional amistad hispana», «proverbial cainismo europeo»...

Editado por Gerión. Motivo:

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 45 minutos, Gerión dijo:

Puede denominarse «cainismo europeo», sin más, o la «fraternidad española», «tradicional amistad hispana», «proverbial cainismo europeo»...

sí, el procedimiento sería nombrarlo así--> reacción inmediata de incredulidad y negación--> se explica el por qué

y asín hasta que vaya calando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El tema es interesante aunque yo no veo tan clara en parte la afirmación de doña Elvira en este caso. Quizás sea que el prejuicio está muy instalado en mi testuz o que no termino de verlo, qué se yo pero se me ocurre que, desde la guerra de sucesión -por no retrotraernos a la historia más antigua donde también abundan- hasta la última confrontocación civil del pasado siglo, pasando por las guerras carlistas, los cantonalismos, motines, revueltas y golpes de estado, las independencias de las américas, o hechos como las desamortizaciones, nacionalismos periféricos u otras traiciones similares entre españoles, la historia en general de la Hispanidad no me parece que haya sido muy pacífica sino más bien tirando a pasional, como corresponde al caracter mediterráneo. Además contaminado por intereses extrajeros que vieron a España en época del imperio como el enemigo a abatir y eso ha motivado no pocas reyertas, odios y rencores.

Que no hayamos arrasado la casa del hermano cuando le hemos vencido o viceversa es otra cosa, y es verdad que, a diferencia de los pueblos protestantes, en nuestro caso hemos tenido más nobleza a la hora de ganar o perder una trifulca entre hermanos pero, que no haya cainismo en nuestra cultura no termino de verlo ni compartirlo. Lamentablemente me parece que sí lo hay, entendido cainismo como lo que es, la ctitud de odio o fuerte animadversión contra allegados o afines. Además de una característica también muy propia del pueblo elegido, que desde el comienzo de la era cristiana es la catolicidad, en nuestro caso además con una de las más fuertes pesencias de cultura judáica heredera del cainismo original.

Se me antoja ilusoria esa forma que tiene Dª Elvira de contrarrestar un prejuicio oponiendo su contrario como sistema, sin entrar a valorar si efectivamente hay o no argumentos para sostener dicha oposición. Teniendo en cuenta el aspecto religioso y trascendente de nuestra cultura, y las raices y derivadas espirituales que ello comporta, para una persona increyente imagino que será fácil discriminar y obviar dichas realidades, pero entonces no termina de ver ni explicar la realidad completa o entender el porqué profundo de muchas cosas. Y el cainismo tiene una derivada religioso-espiritual, muy profunda y arraigada en la psique y en el alma, por los celos humanos y por las Promesas de Dios. Tanto que no se entienden ni la historia del Antiguo Testamento ni la del Nuevo, sin la presencia siempre constante del cainismo y la marca de Caín.

En 7/8/2018 a las 9:44, Gerión dijo:

Realmente hay de las dos cosas pero el hecho de que el imperio español apostara por lo primero lo ennoblece. Y funcionó. Lo otro funciona por aniquilación de la disidencia. En Francia hubo un genocidio de católicos, aquí nunca hubo un genocidio de comunistas.

Y siendo eso así, de unos años acá se está tratando de establecer la idea contraria, es decir, que el gobierno surgido tras la guerra civil cometió un acto de genocidio contra el bando perdedor. En los proyectos de ley y en las tesis que los respaldan, se habla expresamente del genocidio franquista cuando todos sabemos que no hubo tal genocidio y a excepción edl Maquis, aquí todo el mundo volvió a convivir más o menos en paz. Lo que me lleva a contemplar otra muestra más del cainismo que yo sí creo habita entre nosotros.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 47 minutos, El Español dijo:

El tema es interesante aunque yo no veo tan clara en parte la afirmación de doña Elvira en este caso. Quizás sea que el prejuicio está muy instalado en mi testuz o que no termino de verlo, qué se yo pero se me ocurre que, desde la guerra de sucesión -por no retrotraernos a la historia más antigua donde también abundan- hasta la última confrontocación civil del pasado siglo, pasando por las guerras carlistas, los cantonalismos, motines, revueltas y golpes de estado, las independencias de las américas, o hechos como las desamortizaciones, nacionalismos periféricos u otras traiciones similares entre españoles, la historia en general de la Hispanidad no me parece que haya sido muy pacífica sino más bien tirando a pasional, como corresponde al caracter mediterráneo. Además contaminado por intereses extrajeros que vieron a España en época del imperio como el enemigo a abatir y eso ha motivado no pocas reyertas, odios y rencores.

Que no hayamos arrasado la casa del hermano cuando le hemos vencido o viceversa es otra cosa, y es verdad que, a diferencia de los pueblos protestantes, en nuestro caso hemos tenido más nobleza a la hora de ganar o perder una trifulca entre hermanos pero, que no haya cainismo en nuestra cultura no termino de verlo ni compartirlo. Lamentablemente me parece que sí lo hay, entendido cainismo como lo que es, la ctitud de odio o fuerte animadversión contra allegados o afines. Además de una característica también muy propia del pueblo elegido, que desde el comienzo de la era cristiana es la catolicidad, en nuestro caso además con una de las más fuertes pesencias de cultura judáica heredera del cainismo original.

Se me antoja ilusoria esa forma que tiene Dª Elvira de contrarrestar un prejuicio oponiendo su contrario como sistema, sin entrar a valorar si efectivamente hay o no argumentos para sostener dicha oposición. Teniendo en cuenta el aspecto religioso y trascendente de nuestra cultura, y las raices y derivadas espirituales que ello comporta, para una persona increyente imagino que será fácil discriminar y obviar dichas realidades, pero entonces no termina de ver ni explicar la realidad completa o entender el porqué profundo de muchas cosas. Y el cainismo tiene una derivada religioso-espiritual, muy profunda y arraigada en la psique y en el alma, por los celos humanos y por las Promesas de Dios. Tanto que no se entienden ni la historia del Antiguo Testamento ni la del Nuevo, sin la presencia siempre constante del cainismo y la marca de Caín.

Y siendo eso así, de unos años acá se está tratando de establecer la idea contraria, es decir, que el gobierno surgido tras la guerra civil cometió un acto de genocidio contra el bando perdedor. En los proyectos de ley y en las tesis que los respaldan, se habla expresamente del genocidio franquista cuando todos sabemos que no hubo tal genocidio y a excepción edl Maquis, aquí todo el mundo volvió a convivir más o menos en paz. Lo que me lleva a contemplar otra muestra más del cainismo que yo sí creo habita entre nosotros.

A ver, yo en esto sí que ando en bastante acuerdo con Roca. Lo que ella hace va en el sentido de mostrarnos el "delta" con respecto a los demás que es con lo que habitualmente tendemos a autofustigarnos los españoles.

Como seres humanos que somos llevamos todos dentro esa semilla, no existe pueblo -sí algunas personas santas, quizá- que carezcan de esa tendencia o debilidad. Pero lo que ella ayuda a limar es esa pretendida idea de que "ya, pero es que nosotros somos tal y cual... dando casi por descontado que otros son mejores".

Dirás que la cosa no va de compararse con los demás y soltar el "y tú más" sino en buscar la mejora de uno mismo. Pero´si tratamos de desmontar la leyenda negra también nos podemos apoyar en esas observaciones.

Vamos, que no está diciendo que seamos un pueblo "santo", que no...

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Te entiendo y por eso mismo no me parece que la respuesta decuada sea decir que otros son más cainitas que nosotros o incluso negar lo que es evidente. El cainismo está presente en nuestra cultura de una manera, además a mi entender, muy visible y extendida por el trasfondo religioso del término y de nuestra cultura. Me hubiera parecido más sensato decir que el cainismo no es una característica propia del pueblo español sino algo compartido por todos los pueblos del Pacto, que en el caso hispano no nos hemos preocupado en encubrir. Las leyendas negras no se desmontan con leyendas rosas ni a palos contra los demás, sino con la verdad en todos sus términos. A eso es a lo que me refiero.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Me parecía buena la idea de Elvira Roca, pero luego he leído los argumentos que expuso El Español y la verdad es que son muy razonables.

Pienso que ambas posturas se podrían conciliar de la forma siguiente:

1) Es cierto que desde hace dos siglos los españoles estamos enfrascados en guerras civiles, lo que nos señala como cainitas.

2) Sin embargo, esta constante guerra interior puede deberse a que, precisamente desde hace dos siglos, no tenemos ningún proyecto exterior, con lo que volcamos nuestra agresividad hacia el interior. La pérdida de los últimos restos del Imperio en 1898, junto con la ausencia de una misión universal, nos sume necesariamente en un conflicto interior.

3) Pienso que la crítica de Elvira Roca se dirige más bien a algunas personas que abusan de estos términos y generalmente se excluyen a sí mismos. Por ejemplo, es muy habitual escuchar: "los españoles son cainitas" o "los españoles son envidiosos", así, en tercera persona, con lo que la persona que pronuncia tales asertos se excluye convenientemente del lote. En este contexto, decir que "los españoles son cainitas" podría ser en sí mismo una prueba de cainismo, pues parece que lo que se busca es atacar a otros compatriotas más que hacer una reflexión autocrítica.

4) Aunque tengamos una tendencia al cainismo más acusada que en otros países -lo que, sin duda, merece autocrítica- no es bueno centrarse obsesivamente en ese defecto ni mencionarlo a todas horas como una especie de latiguillo, pues eso complica las posibilidades de recuperación del paciente. Para sanar de un mal, es necesario reconocerlo para después tratarlo, pero no conviene que el enfermo esté pensando todos los días en su enfermedad.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas seleccionados

    • El Papa sobre el invierno demográfico europeo
      El mayor drama de la Europa contemporánea es, sin duda, el llamado ‘invierno demográfico’. Casi ningún país de Europa – excepto Suecia, y es gracias a su nutrida población islámica – tiene la tasa de fecundidad necesaria para garantizar el reemplazo generacional, lo que implica unas consecuencias fácilmente deducibles.

      Tras esta crisis demográfica subyacen, en verdad, dos causas: una social y otra económica. La social está ligada a cuestiones tan perceptibles como el desmembramiento familiar, el repudio del sacrificio o la inversión de las prioridades. La económica, mientras, tiene su origen en la pérdida del poder adquisitivo y en la consecuente erosión de las clases medias.

      Se trata de una cuestión que preocupa especialmente al Papa Francisco, quien nunca desperdicia la oportunidad de referirse a ella. Así lo hizo en la conferencia de prensa posterior a su viaje a Panamá, en el avión de vuelta a Roma: ‘He visto cómo levantaban a los niños, como diciendo éste es mi orgullo, mi fortuna. En el invierno demográfico que estamos viviendo en Europa, ¿cuál es el orgullo? ¿El turismo, la casa, el perrito? ¿O levantar a un niño? Pensemos en ello’.
      • 4 respuestas
    • Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Contrariamente a lo que afirmaba hace poco el hispanista Stanley Payne, la Leyenda Negra y la hispanofobia (es decir, el odio contra lo hispánico, los hispanos, españoles e hispanoamericanos, las naciones hispanas, su historia, componentes, constitución, unidad y una lucha, consciente o inconsciente, por aniquilar sus proyectos de futuro), no están remitiendo.

      Todo lo contrario: conforme las naciones hispanas van levantando tímidamente la cabeza (España se recupera de la crisis, México y Latinoamérica en general empiezan a escalar poco a poco posiciones en el concierto de las naciones del mundo), se detecta que la Leyenda Negra y la hispanofobia están sufriendo un impulso relanzador y renovador. De esta manera, las potencias e imperios rivales, así como las tendencias traidoras y derrotistas de todos nuestros países, que actúan como una quinta columna enemiga, vuelven a usarla, como la usaron siempre, para luchar por su objetivo común: la destrucción del presente y el futuro de las naciones hispanas.

      En este hilo iré recopilando todas las noticias de ataques hispanófobos y negrolegendarios destinados a este menoscabo de la memoria, historia, unidad, conformidad, proyectos de futuro y orgullo de las naciones hispánicas. No serán pocos.

      Servirá por tanto de Observatorio Permanente contra la Hispanofobia.





      • 3 respuestas
    • El Tercer Reich fue el precursor y sentó las bases del animalismo actual: "Das Tierschutzgesetzt"(1933)
      Empujado por una sospecha, creo que bien fundada, y buscando los orígenes del moderno fenómeno fanático entorno a la protección del lobo y la supuesta defensa de la vida animal un día me encontré con un artículo de una revista cultural finesa en la que se afirma que el primer caso registrado de defensa activa del lobo se produjo bajo el Tercer Reich.

      No me he leído aquella ley -todo a su tiempo- pero se deduce que dicha protección se encontraría bajo la revolucionaria ley nazi de protección de los animales, das Tierschutzgesetzt (1933).

      Revolucionaria porque sería la primera ley de la historia que reconocería los derechos de los animales por sí mismos dejando de  lado las necesidades o sentimientos humanos hacia ellos, abole la distinción entre animal doméstico y salvaje, y los reconoce como sujetos legales.

      Es asombroso cómo al adentrarnos en los planes que aquella gente tenía para su Reich estaban ya presentes la mayor parte de aspiraciones del movimiento animalista de hoy en día (derechos animales, prohibición de comer carne en la Europa dominada por los arios, etc.).

      Algo que debiera preocuparnos en este contexto -si la inspiración nazi y su continuidad con el movimiento animalista pudiera probarse un día- es que podemos esperar que la pirámide de jerarquías que estableció aquel movimiento entre los seres animados podría haber sido plenamente asumida por los animalistas modernos. Es decir, habría una minoría de seres humanos superiores bajo el que estarían los animales, los cuales a su vez estarían por encima en derecho sobre los llamados "subhumanos", que sería la mayoría "no predestinada/no iniciada".
      • 7 respuestas
    • Portugal se suma a la histeria antiespañola: quiere borrar al Imperio Español y a Elcano de la primera vuelta al mundo
      El quinto centenario de la primera vuelta al mundo, entre el 20 de septiembre de 1519 y el 6 de septiembre de 1522, ha visto cómo Portugal se afana en sacar adelante la Ruta Magallanes como Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco. Pero la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que fue financiada por la Corona española, ha quedado reducida en su propuesta a una iniciativa portuguesa, cuando partió de Sanlúcar de Barrameda y finalizó en esta misma población de la provincia de Cádiz.

      Ni rastro del marino vasco en los documentos oficiales presentados por el Gobierno del país vecino, o mejor dicho sí, pero solo para citar que comandó el viaje de regreso porque el navegante luso había fallecido en Filipinas un año antes. Nada más. En ningún momento se plantea a la Unesco un reconocimiento patrimonial conjunto que contemple tanto a España como a Portugal en armonía.
      • 12 respuestas
    • Seguimiento de la crisis en Venezuela
      Imagino que todos estaréis al tanto de lo que está ocurriendo en Venezuela, con la autoproclamación del lider de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como Jefe de Estado del país, con el reconocimiento expreso de USA y el rechazo manifiesto del gobierno de Putin que ha calificado de golpe de estado ilegitimo la situación.

      Aquí en España y como no podía ser de otra forma, Chávez ha cosechado el apoyo de Podemos y el rechazo de PP y Ciudadanos, que apuestan por forzar en Europa el reconocimiento de Guaidó, con un PSOE que no tiene clara su postura y prefiere esperar acontecimientos -intuyo que en buena medida por no dañar el apoyo de Podemos-. 

      En líneas muy generales esa es la situación aunque en cualquier medio puede encontrarse más información al respecto. En todo caso abro el hilo con la intención de que podamos ir compartiendo impresiones acerca del futuro de Venezuela tras estos acontecimientos,  asi como nuestras opiniones sobre lo que puede haber detrás de los diferentes apoyos y rechazos que han recibido los distintos protagonistas.

      ¿Qué os parece a vosotros? 





      • 72 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Chrome(5)
    • Bingbot(5)
×