Jump to content
Español

Seguimiento de la guerra en Ucrania

Corazón Español

Trasladamos a un hilo propio todo lo concerniente a la guerra en Ucrania, por ser merecedor el tema de un espacio propio, dada su afección a todas las naciones occidentales.

Message added by Corazón Español

Recommended Posts

hace 23 horas, Berenguela dijo:

 No creo que sea una guerra para los católicos. Es una guerra sin derecho. No lo veo. 

Berenguela, ayer traté de evitar responder a este comentario suyo, habida cuenta que estamos en cuaresma y es por tanto tiempo de tentación, por lo que es fácil caer en la discusión, más en medio de toda esta vorágine informativa y contra informativa en la que nos encontramos, en la que a veces se hace difícil ver la realidad.

Sin embargo, debo decir también que agradezco mucho que todos compartamos aquí nuestras impresiones, sobre este y otros asuntos, pues soy consciente de que muchos ojos ven más que dos y que en este foro somos todos gente honesta y de buen corazón, además de hermanos en la fe. Yo por lo menos me siento agradecido y bendecido por la oportunidad de poder compartir aquí con todos ustedes mis pobres reflexiones, así como por poder enriquecerme también con las suyas, que en estos años han sido muchas y muy buenas.

No obstante todo lo anterior, si ahora callase y no le compartiese mi respuesta a esa opinión suya, que también es muy común y extendida por la propia naturaleza de pretender la paz, creo que estaría pecando de omisión.

Hispanorromano ya le ha contestado, a mi juicio de manera bastante acertada, poniendo sobre la mesa una serie de preguntas y reflexiones que sin duda apelan al corazón tanto como a la razón. No creo que yo pudiese añadir mucho más en ese sentido. Pero hay otro aspecto fundamental que, como católicos, quizás no hemos valorado lo suficiente, como es la obligación de amar al prójimo tanto como a Dios o a uno mismo, y en este caso creo que el prójimo es toda esa gente que está sufriendo horriblemente, víctima del ansia imperialista de unos locos dementes incapaces de empatizar con el sufrimiento humano.

Sí, creo que esta sí es una guerra para los católicos. De hecho, no creo que exista ninguna guerra en el mundo en la que un católico no se vea interpelado, dada nuestra obligación de denunciar la injusticia, socorrer al que sufre o abogar por la paz. Todas las bienaventuranzas son, de hecho y si se piensa, un canto de guerra y un himno de paz, al mismo tiempo. Un canto de guerra porque nos invitan a combatir contra el mal, y un himno a la paz porque cantan la gloria del Creador.

La paz de Cristo no es la del que se hace a un lado para evitar el sufrimiento.  Mientras caminamos por este mundo vivimos en guerra, la mayor parte del tiempo de manera incruenta gracias a Dios, pero a veces, de manera también cruenta como está ocurriendo ahora. Y si en la vida normal debe primar el deber de ayudar al necesitado, socorrer al perseguido, aliviar al que sufre o liberar al cautivo, ¿cuánto más deber no tendremos, cuando se trata de un caso extremo como el que estamos asistiendo en estos días? Principalmente con los ucranianos, que con todas sus virtudes y defectos (yo no me atrevo a juzgar si esto es un castigo divino o un engaño del diablo, aunque soy más del pensar en lo segundo), han pasado de vivir en paz a verse perseguidos y masacrados por el mero hecho de haber nacido o vivir allí. O qué decir también de todos esos pobres muchachos rusos, muchos de ellos aún imberbes, a quienes han llevado allí a masacrar a sus hermanos, bajo la amenaza de un tribunal militar. O de sus madres y familias, a menudo privadas de la vida de sus hijos, caídos en un combate injusto y miserable.

Qué quiere que le diga, le soy absolutamente sincero si le digo que cuando veo esas imágenes donde aparecen personas destrozadas, casas destruidas, familias separadas, o niños y madres huyendo como animales perseguidos, o cuando veo también esas otras de los críos rusos (porque algunos no pasan de críos), llorando como madalenas cuando son hechos prisioneros y se dan cuenta de dónde se han metido y lo que han hecho, a mí se me parte el alma y no puedo evitar que se me salten las lágrimas. Llámenme débil si quieren, pero es lo que siento en mi corazón y no puedo evitarlo.  Pero al mismo tiempo me entra también un coraje inmenso y una enorme impotencia de ver que no estoy ahí para echarles una mano.Sí, yo me siento interpelado en esta guerra, como católico y como ser humano. Se me parte el corazón de ver tanta injusticia y sufrimiento.

Y por supuesto que es una guerra con derecho; el derecho a la vida, y una vida digna, de todas esas personas. Yo al menos así lo veo, y por eso es que escribo todas estas cosas y comparto aquí mi tiempo, como ustedes, tratando de aportar luz a lo que está ocurriendo para que otros puedan ver lo que yo veo, tal como yo veo lo que otros me iluminan, confiado en que eso pueda servir de ayuda y consciente de que, si ayuda en algo, no será más que una minúscula gota de rocío en un océano inmenso. Pero es que esa es mi gota y es hasta donde yo llego.

Yo sí lo veo, como veo también la oportunidad de responder a la interpelación que Dios nos hace, cuando permite que seamos testigos de todos estos sufrimientos e injusticias, pues no en vano estamos ante una imagen viva de la parábola del Buen Samaritano.

 En esto se levantó un maestro de la ley y le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?». Él le dijo: «¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?». Él respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza y con toda tu mente. Y a tu prójimo como a ti mismo». Él le dijo: «Has respondido correctamente. Haz esto y tendrás la vida». Pero el maestro de la ley, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «¿Y quién es mi prójimo?». Respondió Jesús diciendo: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba él y, al verlo, se compadeció, y acercándose, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y le dijo: “Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré cuando vuelva”. ¿Cuál de estos tres te parece que ha sido prójimo del que cayó en manos de los bandidos?». Él dijo: «El que practicó la misericordia con él». Jesús le dijo: «Anda y haz tú lo mismo». (Lc. 10, 26-37)

Es más, a diferencia de ese buen samaritano, nosotros tenemos la oportunidad de socorrer a ese hombre, a toda esa gente que está siendo apaleada, antes de que los dejen medio muertos. Tenemos la oportunidad de socorrerlos y también de defenderlos,  así es que, ¿no vamos nosotros a hacer lo mismo que el samaritano? Aún más porque hemos sido hechos hijos de Dios y creemos que su espíritu está con nosotros.

¿No vamos a hacer lo nuestro?

Share this post


Link to post
Share on other sites

A ver,  todos hemos entendido a Berenguela. Ella se ha referido claramente a una hipotética intervención militar española, en lo que yo también estoy de acuerdo con ella, además también pienso que según se ponga el foco mediático somos más o menos sensibles a dramas humanos similares. Por supuesto que todos tenemos que estar apoyando en aliviar el desastre humanitario ya producido. Antes de ayer mismo hablaba con un conocido que se va a plantar allí directamente a acoger criaturas, no sabe ni siquiera cuántas, lo sabrá cuando llegue y según lo que se encuentre. Se le ayudará de corazón. En esa misma conversación compartimos videos que han rulado mucho entre gente de Santander, de un convoy militar español cargado de tanques que entró a embarcar al puerto, rumbo a unas maniobras militares de la OTAN que reunirán en Noruega, dicen, 50.000 efectivos de unidades de intervención rápida... y el desasosiego es tremendo, tiene uno la sensación de que no sabe ni la cuarta parte de lo que se cuece.

En ese sentido, ninguna y todas, son guerras para católicos. Sean los rusos, los de la OTAN o quienquiera que bombardee, pues en todos esos casos hay muchas víctimas inocentes. Otra cosa ya es si uno ve bien que entren las tropas de su país o no. A mí ya me dio dolor tener que decir en este mismo foro que no me parecía prudente una intervención militar española en Venezuela. Con el tiempo creo que se ha visto que se pudo haber entrado en una ratonera de la que podríamos haber salido trasquilados y, lo peor, sin poder ayudar.

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Buenos días. En cuanto que pueda, vuelvo a contestarles. Les agradezco sus respuestas.

 Tengo bastante claro que por esa invasion y guerra; no voy a enemistarme con ustedes. Estoy inmersa en cuidados y demás. Ni leer me da tiempo ya. Pero bueno, así es la vida.

 Ya vuelvo. Lo que si, es que estamos es Cuaresma. Que volvamos o sigamos aferrados a ese eje. Es lo más importante. 
 Y que las guerras utilizan los medios de difusión para engañarnos. Evidentemente es una invasion. Pero también parece que ha pasado algo antes. 
 El tiempo nos dará los frutos. Y ayudar, siempre. Claro que si. Humanitariamente. 
 Yo, que no llegue el caso, por Dios. Estaré con los españoles militares donde fueran. Pero no voy a asumir, aunque esté en la otan, que tengo que ser pro norteamericana para todo. Comprendo que en Usa, ha habido presidentes diversos: un anciano, un negro, un ex actor.. Y en Rusia, lleva ese sujeto desde el 99 apróx. Es raro, en democracia, pues la gente somos volubles. Pero el hecho de que yo viva en libertad, y vea el progreso y lo cosmopolita, no es que considere que otro tipo de pueblos vivan peor que yo. Yo apoyo y creo en las culturas diversas. Que las embarra la política mucho. Y usa, ha dejado un reguero de desatinos y líos. Ahora mismo, por qué no seguimos con la guerra en su casa, o en casa de los ingleses? Siempre nos toca a los mismos. Por cosas llamadas geopolíticas o guerra civil. ¿La otan se extiende y no midió estas consecuencias?. Y por qué se veta y ataca campos de la cultura y negocios rusos en Europa, qué culpa tienen. Ha habido ataques personales a rusos también.

 Hay un detenido en Polonia acusado de espía. Es español. https://amp.20minutos.es/noticia/4965759/0/periodista-pablo-gonzalez-detenido-polonia-espionaje-guerra-ucrania/
 Soy consciente que los ucranianos sin ayuda y con ella, pueden ser carne de cañón. Por eso no me cuadra nada esta situación a la que se ha llegado. 
Un saludo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La guerra que se ha desatado en las últimas semanas no es justa en ningún modo; todo lo contrario, se está sembrando el terror en una población en su mayoría inocente. 

Entiendo también perfectamente las posiciones de los que piensan que aquí no hay líderes inocentes, y que de un modo u otro, todos intentan expandir sus imperios a costa de civiles inocentes (la guerra de Irak, apoyada por Biden en su momento y la mayoría de países europeos, no fue menos sangrienta de lo que está siendo esta invasión).

Creo que tenemos que saber discernir bien las distintas situaciones, y aunque todas ellas están relacionadas, unas se pueden calificar de justas, otras conllevan más dificultades, y otras son simplemente crímenes aberrantes sin justificación. Me explico: la batalla geopolítica (en la que creo que no hay defensores inmaculados de una sociedad justa en ningún bando -sean estos yanquis, rusos o chinos -) es un hecho que se ha dado a lo largo de toda la historia de la humanidad, con bandos enfrentados a muerte por imponer su visión del mundo. En este sentido, ninguno de los imperios actuales es portador de justicia, ni siquiera el americano, con su imposición de paradigmas culturales degradantes y contra el orden cristiano (creo que desde este punto se puede entender lo que ha dicho la compañera Berenguela). Las pretensiones de todos estos imperios contrasta por ejemplo con las que tenía el imperio español en su momento de mayor apogeo.

Por otro lado, están las acciones justas que dentro de esos imperios se puedan llevar a cabo para defender la justicia; en este sentido, ayudar a la población ucraniana frente al actual asalto a su país es una labor encomiable de caridad. Aquí se debe poner el foco, no en las ideologías que imperan hoy en occidente ni en sus pretensiones geoestratégicas de fondo, sino en la parte de humanidad que queda en innumerables personas occidentales. Reducir todo a "lucha de imperios" sería dejar de lado a los sencillos, a las pobres gentes que de ninguna manera son responsables de las ideologías de sus dirigentes; por eso no podemos caer en el error de demonizar a las gentes de esos países sin más (ya sé de sobra que ninguno de los que escribimos aquí lo hacemos).

Por último, creo que están las acciones concretas que los imperios llevan a cabo para defender su hegemonía. Aquí creo que es donde se debe condenar la guerra desatada, ya que en ningún modo resolverá los problemas que sus defensores dicen que solucionará; todo lo contrario, ayudará a sembrar más odio en el mundo y más polarización, y las ideologías serán las grandes vencedoras del conflicto a costa de dejar miles de muertes y grandes penurias para la gente sencilla que logre salvar su vida.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 horas, Vanu Gómez dijo:

A ver,  todos hemos entendido a Berenguela. Ella se ha referido claramente a una hipotética intervención militar española, en lo que yo también estoy de acuerdo con ella, además también pienso que según se ponga el foco mediático somos más o menos sensibles a dramas humanos similares. Por supuesto que todos tenemos que estar apoyando en aliviar el desastre humanitario ya producido. Antes de ayer mismo hablaba con un conocido que se va a plantar allí directamente a acoger criaturas, no sabe ni siquiera cuántas, lo sabrá cuando llegue y según lo que se cuente. Se le ayudará de corazón. En esa misma conversación compartimos videos que han rulado mucho entre gente de Santander, de un convoy militar español cargado de tanques que entró a embarcar al puerto, rumbo a unas maniobras militares de la OTAN que reunirán en Noruega, dicen, 50.000 efectivos de unidades de intervención rápida... y el desasosiego es tremendo, tiene uno la sensación de que no sabe ni la cuarta parte de lo que se cuece.

En ese sentido, ninguna y todas, son guerras para católicos. Sean los rusos, los de la OTAN o quienquiera que bombardee, pues en todos esos casos hay muchas víctimas inocentes. Otra cosa ya es si uno ve bien que entren las tropas de su país o no. A mí ya me dio dolor tener que decir en este mismo foro que no me parecía prudente una intervención militar española en Venezuela. Con el tiempo creo que se ha visto que se pudo haber entrado en una ratonera de la que podríamos haber salido trasquilados y, lo peor, sin poder ayudar.

 

Solo respondí a nuestra buena amiga Berenguela con el ánimo de enriquecer su punto de vista, e igualmente con la intención de ofrecer una respuesta a los planteamientos de todas esas otras personas, que seguro también de buena fe, pero a menudo motivados por el temor a una extensión del conflicto, por el miedo a la guerra o por las inercias sociales del movimiento del "no a la guerra",  se posicionan de forma similar tratando de mirar hacia otro lado. Como si todo esto no nos incumbiese, como si todos los actores de esta guerra pudiesen ser considerados igual de responsables en lo que ocurre, o simplemente como si el hecho de pretender la neutralidad, nos librase de nuestra responsabilidad y de las consecuencias del conflicto. Creo que no es así.

Hay varios aspectos que conviene recordar en este asunto, y uno es el que mencionaba ayer del deber de socorro al que sufre o es perseguido, pienso que primordial. Pero también hay otros que no podemos olvidar, como es el hecho de entender que, si Rusia se sale con la suya y nadie hace nada por evitarlo, mañana eso mismo puede ocurrirnos a nosotros, mientras los demás se quedan mirando. Amén de estar diciéndole a Putin, que tiene carta blanca para hacer lo que quiera, mientras no entre en nuestra casa, tal como está ocurriendo.

Además, hay otro aspecto que está en la base de tantos temores, como es la amenaza de un conflicto nuclear, que sin duda puede suponer el fin de la humanidad, tal como la conocemos. Es lógico que eso nos despierte un miedo tal que nos ponga a mirar hacia otro lado, pero por eso mismo hay que entender, que si se llegase a esa situación, no habría nadie a quien no le afectasen las consecuencias terribles de tal locura. De ahí que considere que tengamos la responsabilidad de poner también nosotros pie en pared, para evitar que esa amenaza llegue a materializarse, y bajarle los ánimos al agresor. Pero eso no se logra agachando la cabeza y dejando hacer al que profiere la amenaza, sino haciéndole ver que si sigue por ese camino, el primero en caer e ir al infierno, va a ser él mismo junto a su pueblo, que creo puede ser decisivo para pararle los pies al canalla este. Al menos así lo veo yo.

Si el pueblo ruso no hace más por pararle los pies a su lider, es porque en cierta medida desconoce lo que está haciendo, posíblemente de manera análoga a lo que le ocurría a muchos alemanes en tiempos de Hitler. También porque tiene miedo a las represalias de su gobierno, porque está acostumbrado a vivir bajo una tiranía, y finalmente porque el imperialismo de sus gobernantes, también es compartido por buena parte de su pueblo. Todo ello le asegura a Putin cierto margen de maniobra sin que se le levante el pueblo. Pero eso puede cambiar sustancialmente si se ven amenazados de muerte por las consecuencias de dejarle hacer a su aire, y esa compresión solo puede llegar si ven que "su enemigo" está igualmente dispuesto a morir por defender sus intereses, no sin antes llevárselos a ellos por delante. La "Teoría del loco peligroso" funciona igual en ambos sentidos, y fue la base para asegurar la paz nuclear, durante toda la Guerra Fría.

Por último, yo no estoy defendiendo que como nación nos pongamos a enviar tropas a Ucrania. Entre otras cosas porque no creo que eso supusiese un cambio sustancial en el equilibrio de fuerzas, y también porque no creo que como sociedad, dado el estado actual de cosas, pudiésemos aguantar mucho internamente sin que antes se produjeran males mayores o rupturas y divisiones irrecuperables. Pero considero que se pueden hacer muchas otras cosas sin llegar a ese extremo, como de hecho ya se están haciendo, y una de ellas, sin duda, es poner todas las cartas sobre la mesa y denunciar sin contemplaciones las injusticias y los entresijos de esta guerra, que además de las pretensiones expansionistas que pueda haber de la OTAN, que no lo olvidemos y aunque sea de manera coyuntural, es nuestra única garantía de defensa en este momento, pasan sin lugar a dudas por las pretensiones aún peores de un imperialismo ruso nada afín a nuestra historia, intereses ni destino como nación.

Pero sobre todo, hay que entender también que ya no estamos en paz, aunque los combates, de momento, se estén dando en la frontera este de Europa. Estamos en guerra y es una guerra que nos afecta a todos los europeos y ya está cambiando nuestro modo de vida. Y hay un enemigo declarado, que no es otro que quién está regando de sangre inocente el suelo de Europa, por más simpatías que se puedan tener por los ideales de unos u otros. Por tanto, es necesario y fundamental procurar nuestra unidad, en pensamiento y acción, más allá de miedos o querellas internas, pues de lo contrario, mañana ese frente de guerra no dudemos que puede llegar hasta nuestras casas y esa sangre será la nuestra y la de nuestros seres más cercanos y queridos.

Yo soy el primer interesado en que no lleguemos a una situación así. Tengo tres chavales en edad de combatir, y me produce espanto infinito imaginarlos en el punto de mira de un arma. Por eso lloro cada vez que imagino o veo en televisión, a todos esos padres que están viendo caer a sus hijos, por la locura imperialista de un miserable hijo del diablo, y por eso también me llena de indignación, cada vez que leo o escucho a alguien defender lo que a todas luces considero indefendible, como es la invasión cruenta de una nación por puro imperialismo, por ideología o por simple ejercicio táctico de estrategia internacional. A la mierda todas las ideologías, la geoestrategia o los intereses particulares si nos impiden vernos como seres humanos. O respondemos a una, frente a todo lo que se opone a algo tan fundamental, o no seremos más que barro pisoteado.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Como comentaba en otro mensaje, pienso que una de las principales bazas para lograr que esta guerra se detenga, o al menos no vaya a más, es la presión que pueda llegar a ejercer el pueblo ruso sobre sus gobernantes, y eso sin duda pasa porque ese pueblo esté informado y también por los efectos que pueda sufrir, tanto por las sanciones impuestas a Rusia como las propias consecuencias lógicas de la guerra. De ahí que, tanto la presión del gobierno sobre la disidencia, sea tan elevada, como que se esté difundiendo una propaganda para justificar la guerra, bastante preocupante.

Para quienes estén interesados en conocer un poco más allá de lo que nos cuentan los medios habituales, cómo está la situación interna en Rusia, puesto que parece no todo es oposición en las calles como se nos está diciendo, dejo enlace a un hilo en Twitter de un disidente ruso, donde de forma bastante extensa lo explica. Y su análisis es bastante inquietante pues, según este usuario, "Rusia se está volviendo completamente nazi", con la circunstancia añadida de que, tal y como también expone en el hilo, todo se estaría justificando en nombre de Dios y la ortodoxia, que de alguna manera estaría supliendo el papel aglutinador que jugó el paganismo germánico y el racialismo en la época de los nazis alemanes. El usuario habla de cruzada ortodoxa:

 

"Putin tomó la decisión de iniciar esta guerra. Pero obtuvo un amplio apoyo del pueblo ruso. Nadie los está obligando a participar en estas muestras de apoyo, podrían saltárselas por completo. Pero animan. Animan, porque se sienten bien, se sienten orgullosos. Rusia volvió a ser grande "

"Las redes sociales rusas también están animando. Aquí puede ver un video viral: grabación de ciudades ucranianas siendo bombardeadas, de ucranianos asesinados por proyectiles rusos, combinado con un audio de un sermón de la iglesia, cantando anatema. Rusia lanza una cruzada ortodoxa y masacra a los ucranianos"

 

Si todo esto es así, posiblemente estemos ante un evento, quizás de dimensiones globales, pues ya no estaríamos hablando de una simple guerra para una nueva configuración geopolítica en Europa, sino que estaríamos entrando en otra dimensión, la religiosa, de incalculables consecuencias dado el papel que estaría jugando la fe en el desarrollo del conflicto. Una fe, no lo olvidemos, muy próxima a la nuestra y por tanto, con un elevadísimo potencial para contaminarla, o para atraer nuevos enemigos, como desgraciadamente ya hemos podido ir observando de los últimos años hacia acá.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Existe igualmente, una supuesta carta de un analista del FSB ruso, en la que denuncia la situación real interna en la que se encuentran. Caben dudas sobre la veracidad de la carta, dada la difusión de contra propaganda ucraniana, aunque algunos medios internacionales la han recogido, habida cuenta de la confirmación posterior de algunas de las cosas que se denuncian en la carta, escrita al parecer en los primeros días de la invasión, así como de la extensión de la misma, que no suele ser la habitual en las filtraciones de propaganda habituales, o la verosimilitud que le han dado supuestos exmiembros de la inteligencia rusa.

He logrado acceder a una copia del documento original en ruso, recogido y publicado posteriormente en Facebook por "Gulagu", una organización disidente que investiga los crímenes y las torturas del régimen de Putin en Rusia, y la he pasado por DeepL. Esta es la traducción:

 

"Casi no he dormido nada estos días, en el trabajo casi todo el tiempo, tengo niebla mental. Tal vez por el exceso de trabajo, pero siento que estoy en un mundo surrealista.

La caja de Pandora está abierta: un verdadero horror global comenzará para el verano: la hambruna global es inevitable. Rusia y Ucrania fueron los principales proveedores de cereales del mundo. La cosecha de este año será menor y los problemas logísticos resultarán en una catástrofe.

No puedo decir qué guió a los responsables a decidir proceder con la ejecución de esta operación, pero ahora nos culpan metódicamente a nosotros. Estamos siendo regañados por nuestro análisis. Recientemente, nos han presionado cada vez más para que preparemos más informes. Todos estos consultores políticos, los mismos políticos y los poderes fácticos están provocando el caos. Lo más importante es que nadie sabía que habría una guerra de este tipo: se ocultó a todos. Por ejemplo, se le pide que analice varios resultados y consecuencias de un ataque de meteorito, investiga el modo de ataque y se le dice que es solo hipotético y no para enfatizar los detalles, para que comprenda que el informe solo pretende ser una casilla de verificación, y las conclusiones del análisis deben ser positivas para Rusia, de lo contrario, básicamente lo interrogarán por no hacer un buen trabajo. Entonces, debe escribir que tenemos todas las medidas necesarias disponibles para anular los efectos de un tipo de ataque determinado. Estamos completamente sobrecargados de trabajo. Pero luego resulta que lo hipotético se ha convertido en realidad, y el análisis que hemos hecho de ese hipotético es una basura total.

No tenemos respuesta a las sanciones debido a esto.

Nadie sabía que habría tal guerra, así que nadie se preparó para estas sanciones.

Es la otra cara del secreto: dado que todos se mantuvieron en la oscuridad, ¿cómo podríamos prepararnos para ello?

Kadyrov se ha vuelto loco. Estábamos muy cerca de un conflicto con él porque los ucranianos a través de su desinformación sobre haber recibido información del FSB sobre su escuadrón en Kiev. Su escuadrón fue absolutamente demolido antes de que comenzaran a pelear y volaron en pedazos. No tengo ninguna información de que haya sido una filtración del FSB a Ucrania, por lo que le daría una probabilidad del 1-2 %, pero no puedo excluir esta posibilidad por completo.

Nuestra Blitzkrieg se ha derrumbado por completo. Es imposible completar la tarea: si Zelensky y sus adjuntos hubieran sido capturados en los primeros 3 días, todos los edificios clave también capturados y se vieron obligados a leer una dirección de su rendición al país, entonces la resistencia de Ucrania probablemente se habría disuelto. un nivel mínimo. Teóricamente. ¿Pero entonces, qué? Incluso en este resultado IDEAL, quedaba un problema irresoluble: ¿Quién es la contraparte de nuestras negociaciones? Si eliminamos a Zelensky, está bien, ¿quién firmará el acuerdo? Si es con Zelensky, entonces ese acuerdo no tiene valor después de que lo eliminemos.

ОПЗЖ (partido opositor en Ucrania afin a Rusia) se ha negado a cooperar. Medvechuk, el cobarde, se escapó. Hay otro líder, Boyko, pero también se negó, incluso su propia gente no lo entenderá. Quería traer de vuelta a Tsaryova, pero incluso nuestros muchachos están en su contra aquí en Rusia. ¿Traer de vuelta a Yanukovich? ¿Pero cómo? Si decimos que no podemos ocupar, entonces el gobierno recién formado será derrocado en 10 minutos tan pronto como nos vayamos.

¿Para ocupar? ¿Dónde encontraríamos tanta gente? Oficina del comandante, policía militar, contrainteligencia, seguridad: incluso con la mínima resistencia de los ucranianos, necesitaríamos más de 500.000 personas, sin incluir el suministro y la logística. Hay una regla, si tratas de cubrir un liderazgo de mala calidad con cantidad, harás que todo empeore. Y repito este sería el problema en el ESCENARIO IDEAL, que no existe.

¿Y ahora qué? No podemos anunciar una movilización general por dos razones: 1) La movilización hará implosionar la situación dentro de Rusia: política, económica y social.

2) Nuestra logística ya está sobrecargada hoy. Podemos enviar un contingente mucho más grande a Ucrania, ¿y qué obtendríamos? Ucrania: un país territorialmente enorme, y su odio hacia nosotros es astronómico. Nuestras carreteras simplemente no pueden acomodar el reabastecimiento de tales convoyes, y todo se detendrá. Y no podemos lograrlo desde el lado de la administración debido al caos actual.

Estas dos razones existen al mismo tiempo, aunque una sola de ellas es suficiente para romper todo.

Con respecto a las pérdidas militares rusas: no conozco la realidad, nadie la conoce. Hubo alguna información los primeros 2 días, pero ahora nadie sabe lo que está pasando en Ucrania. Hemos perdido el contacto con las divisiones principales (!!) Pueden restablecer el contacto o pueden disiparse bajo un ataque, e incluso los comandantes no saben cuántos están muertos, heridos o capturados. El total de muertos definitivamente es de miles, tal vez 10,000, tal vez 5,000, o tal vez solo 2,000. Pero incluso a nuestras órdenes nadie lo sabe. Pero probablemente más cerca de 10.000. Y no contamos las pérdidas en DNR y LNR.

Ahora incluso si matamos a Zelensky o lo hacemos prisionero, nada cambiará. El nivel de odio hacia nosotros es similar al de Chechenia. Y ahora, incluso aquellos que nos son leales en Ucrania están públicamente en nuestra contra.

Porque todo esto fue planeado desde arriba, porque nos dijeron que tal escenario no sucedería excepto si fuéramos atacados primero. Porque nos dijeron que necesitamos maximizar nuestras amenazas para negociar un resultado a través de la paz. Porque ya estábamos preparando protestas contra Zelensky sin considerar nunca invadir Ucrania.

Ahora, las pérdidas de civiles en Ucrania seguirán una progresión de patrón geométrico, y la resistencia contra nosotros solo se hará más fuerte. Las infanterías ya intentaron ingresar a las ciudades: de 20 grupos de paracaidistas, solo uno tuvo un éxito "provisional". Recuérdese que la invasión de Mosul, es una regla, sucede con todos los países, nada nuevo.

¿Para mantener un asedio? Durante las últimas décadas en Europa, Serbia es el mejor ejemplo, las ciudades pueden seguir funcionando bajo asedio durante años.

Los convoyes humanitarios de Europa a Ucrania son solo cuestión de tiempo.

Nuestro plazo condicional es junio. Condicional porque en junio no quedará economía en Rusia, no quedará nada. En general, la próxima semana habrá un colapso (en Rusia) de cualquiera de los dos lados, simplemente porque la situación no puede permanecer en las condiciones actuales.

No tenemos análisis, no podemos hacer pronósticos en este caos, nadie podrá decir nada con certeza (en Rusia).

Actuar a través de la intuición, especialmente con emociones intensas, no es un juego de cartas. Pero nuestras apuestas tendrán que crecer en tamaño con la esperanza de que alguna opción triunfe.

La tragedia es que fácilmente podemos calcular mal y, como resultado, perderlo todo.

En general, Rusia no tiene salida. No hay opciones para una posible victoria, solo de pérdidas, eso es todo.

Hemos repetido al 100% nuestro error del siglo pasado, cuando decidimos patear al “débil” Japón para lograr una victoria rápida, y resultó que nuestro ejército estaba en un estado de calamidad total. Luego, comenzamos una guerra hasta el final victorioso, luego comenzamos a reclutar a los bolcheviques para reeducarlos en el ejército. Luego, estos bolcheviques apenas conocidos recogieron sus consignas contra la guerra.

De las ventajas: Hicimos todo lo posible para asegurarnos de que no hubiera ni una pista de que enviamos unidades militares penales al frente. Si recluta prisioneros políticos y socialmente indeseables, el espíritu moral del ejército será negativo.

El enemigo está motivado. Monstruosamente motivado. Sabe cómo pelear, muchos comandantes capaces. Tienen armas y apoyo. Simplemente estableceremos un precedente de catástrofe humana en el mundo.

Lo que más tememos: Los de arriba están tratando de enmascarar viejos problemas con nuevos problemas. En gran parte por esta razón, Donbass sucedió en 2014: necesitábamos distraer a Occidente de la primavera rusa en Crimea, por lo que la llamada crisis de Donbass tuvo que atraer toda la atención y convertirse en moneda de cambio. Pero problemas aún mayores comenzaron allí. Luego decidimos presionar a Erdogan para que consiguiera 4 tuberías de gas para la Corriente del Sur y entramos en Siria. Esto es después de que Suleimani nos proporcionara información falsa a sabiendas para resolver sus propios problemas.

Como resultado, no pudimos resolver el problema con Crimea y los problemas de Donbass no desaparecieron. Southern Stream se redujo a 2 tuberías, y Siria está colgando: nos vamos y Assad será derrocado y quedaremos como idiotas, y permanecer allí es difícil y sin sentido.

No sé a quién se le ocurrió la "Blitzkrieg de Ucrania". Si hubiéramos recibido todos los aportes reales, como mínimo habríamos señalado que el plan inicial es discutible y que mucho debe reevaluarse. Mucho tuvo que ser reevaluado.

Ahora estamos de mierda hasta el cuello, y no sabemos qué hacer. La “desnazificación” y la “desmilitarización” no son categorías analíticas porque no tienen parámetros formulados concretamente mediante los cuales se pueda evaluar el cumplimiento de los objetivos.

Ahora estamos atascados esperando hasta que algún asesor mentalmente jodido convenza a la cúpula de iniciar un conflicto con Europa, con demandas para reducir las sanciones: o aflojan las sanciones o la guerra. ¿Qué pasa si Occidente se niega? En ese caso, no excluiré que seamos arrastrados a un conflicto internacional real, al igual que Hitler en 1939. Nuestra "Z" se equiparará a la esvástica.

¿Existe la posibilidad de un ataque nuclear localizado? Si. No para ningún objetivo militar. Tal arma no ayudará con la ruptura de las defensas. Pero con el objetivo de asustar a Occidente.

Estamos trabajando para crear un escenario en el que culpar de todo a Ucrania. Naryshkin (Director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia) y su SVR están excavando el terreno para demostrar que Ucrania estaba construyendo armas nucleares en secreto. F*&K. Están insistiendo en lo que ya analizamos y cerramos el libro: no podemos simplemente inventar cualquier evidencia o prueba y existencia de especialistas y Uranio. Ucrania tiene una tonelada de isótopo 238 empobrecido, esto no es nada. El ciclo de producción es tal que no puedes hacerlo en secreto.

Una bomba sucia no se puede crear en secreto. Las antiguas plantas de energía nuclear de Ucrania solo pueden producir el material como subproducto en cantidades mínimas. Los americanos tienen tal vigilancia en estas plantas con MAGATE que hasta hablar de eso es una estupidez.

¿Sabes lo que comenzará en una semana? Dejemos que sea parejo en 2 semanas. Vamos a estar tan jodidos que empezaremos a recordar los buenos y hambrientos días de los 90. A medida que se cierran los mercados, Nabiullina parece estar dando los pasos correctos, pero es como tapar agujeros en un barco con los dedos. La situación se abrirá paso de todos modos y aún más fuerte. Nada se resolverá en 3 o 5 o 7 días más.

Kadyrov está pateando sus cascos no sin razón. Ellos tienen sus propias aventuras. Creó un nombre para sí mismo como el invencible, y si cae una vez, su propia gente lo eliminará.

Próximo. Siria. “Chicos, esperen, todo terminará en Ucrania y luego fortaleceremos nuestras posiciones en Siria”. Y ahora, en cualquier momento, nuestro contingente estacionado allí puede quedarse sin recursos, y luego vendrá un calor ridículo…. Turquía está cerrando el estrecho y enviar suministros a Siria por aire es lo mismo que calentar un horno con dinero en efectivo. Tenga en cuenta: todo esto está sucediendo al mismo tiempo, y ni siquiera tenemos tiempo para ponerlo todo en una pila para analizarlo.

Nuestra posición actual es como Alemania en 1943-1944, pero esa es nuestra posición INICIAL en Ucrania.

A veces me pierdo en este exceso de trabajo, a veces siento que esto es solo un sueño y que todo es como antes.

Con respecto a las prisiones, será peor. Las tuercas comenzarán a apretarse hasta la sangre. En todas partes. Para ser franco, puramente técnicamente, esta es la única forma de mantener el control de la situación. Ya estamos en modo movilización total. Pero no podemos permanecer en este modo por mucho tiempo, pero nuestros horarios son desconocidos, y solo empeorará. La gobernanza siempre se desvía de la movilización. E imagínate: puedes correr 100 m, pero inténtalo en un maratón.

Y así, con la pregunta ucraniana nos lanzamos como si fuéramos a correr 100 metros, pero resultó que nos habíamos inscrito en un maratón.

Y esta es una breve descripción de los acontecimientos actuales.

Para ofrecer más cinismo, no creo que Putin presione el botón rojo para destruir el mundo entero.

Primero, no es una persona la que decide, y alguien se negará. Hay mucha gente allí y no hay un solo botón "rojo".

En segundo lugar, existen ciertas dudas de que realmente funcione correctamente. La experiencia demuestra que cuanto más transparentes son los procedimientos de control, más fácil es identificar los problemas. Y donde no está claro quién controla qué y cómo, pero siempre hay informes llenos de bravuconería, es donde siempre hay problemas.

No estoy seguro de que el sistema del "botón rojo" funcione de acuerdo con los datos declarados. Además, el combustible de plutonio debe cambiarse cada 10 años.

En tercer lugar, y esto es lo más repugnante y triste, personalmente no creo en la voluntad de Putin de sacrificarse cuando ni siquiera permite que sus ministros y asesores más cercanos estén cerca de él. Ya sea por su miedo al COVID o por un posible asesinato es irrelevante. Si tienes miedo de que las personas más confiables estén cerca de ti, entonces, ¿cómo podrías elegir destruirte a ti mismo y a tus seres queridos?"

Fuente: https://www.facebook.com/vladimir.osechkin/posts/4811633942268327

Share this post


Link to post
Share on other sites

Esto de la "Z" es una genial maniobra de la propaganda rusa para movilizar a los ciudadanos rusos y a la quinta columna occidental. No es sólo un símbolo que usen para identificar los vehículos militares, como se ha dicho. En RT venden merchandising (camisetas, etc.) con ese logotipo, y desde el principio intentan usarlo como un símbolo aglutinante.

FNQp60VXoAQCfo4?format=jpg&name=4096x409

He visto que varias cuentas que se dedicaban a difundir conspiraciones o propaganda antivacunas están usando ahora la "Z" en vez de la "Q" de QAnon. Apuesto a que la "Z" se va a popularizar como símbolo de rebelión contra las "élites globalistas" de Occidente.

FNPwvSNWYAIWRuY?format=jpg&name=largeFNPxOoPWYAc-M3h?format=jpg&name=large

Me parece que se engañan los analistas occidentales que creen que Ucrania está ganando la partida de la propaganda en las redes sociales. Pudo ser así los primeros días, pero los rusos han movido sus piezas y están logrando difundir toda clase de bulos y retomar el dominio. Incluso el arzobispo cismático Viganò se ha sumado al esfuerzo bélico ruso:

Abp. Viganò: Globalists have fomented war in Ukraine to establish the tyranny of the New World Order - LifeSite

Además, hay un grave error de apreciación. Mucha gente que se hace pasar por amiga de Ucrania, o que incluso usa la bandera de este país en su perfil, está de parte de Putin o repite inconscientemente su propaganda. Ayer, por ejemplo, gente con la bandera ucraniana difundía este artículo en El País de la nazbol Ana Iris:

FNH5r83X0AAwE_6?format=jpg&name=large

FNN5pp7XsAYpAxr?format=jpg&name=medium

A un político que se la ha ocurrido criticar este artículo lo están linchando en las redes sociales. Gente del TeamFacha de Vox ha invitado a darle una paliza, que ellos pagan la multa.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La guerra de la propaganda está desatada, y en España no es una excepción. En las siguientes capturas de pantalla puede observarse cómo, desde supuestos frentes antagónicos, aparece con fuerza una nueva información, que serviría de poderoso justificante para la invasión rusa de Ucrania. Una información que, en nuestra órbita, estaría siendo propagada por igual, desde la extrema izquierda como desde la extrema derecha, acusando todos ellos a un mismo actor ¿Se trata de una casualidad? Yo no lo creo, como tampoco creo que la posición de China en esta historia, sea en realidad tan neutral como hasta ahora nos están queriendo hacer ver. Pero vamos paso a paso.

Rusia está acusando a Ucrania de haber estado desarrollando armas biológicas, de espaldas al mundo. Armas que ahora se estarían destruyendo gracias a la invasión rusa. Se trata de una información que refuerza la retórica justificativa de la desnazificazión y desmilitarización de Ucrania. Algo similar a la retórica de las armas de destrucción masiva en Iraq, y que puede entenderse mejor en Occidente, que el simple discurso de la desnazificación, el cual no tiene suficiente peso fuera de Rusia

screenshot_174.jpg

screenshot_175.jpg

 

Además, la acusación no se dirige meramente contra Ucrania, sino que escala hasta lo más alto, señalando a los EEUU de estar detrás de estos laboratorios, y con ello a todos las naciones del pacto atlántico.

screenshot_176.jpg

Esta información se ve reforzada por la acusación directa de China, que de esta forma pasa a tomar pacte activa en el conflicto, y de paso alivia las sospechas internacionales sobre el supuesto origen chino de la COVID. Esto último lo abordo más adedlante.

screenshot_171.jpg

 

En España, inmediatamente, los voceros del Kremlin se ponen a difundir la sospecha sobre las actividades norteamericanas en Europa, reforzando así la narrativa Rusa de la invasión.

screenshot_172.jpg

screenshot_182.jpgscreenshot_173.jpg

screenshot_179.jpg

screenshot_178.jpg

 

No tardan en aparecer voces alertando del peligro en Europa acerca de este asunto. Un peligro que, obviamente, Putin estaría desbaratando, erigiéndose así en el salvador de Europa y justificando de este modo su guerra.

screenshot_180.jpg

screenshot_181.jpg

 

Pero el peligro no estaría solo en Europa, sino que además se extendería por otras repúblicas de interés para Moscú, justificando así posibles nuevas intervenciones futuras de Rusia en estas repúblicas.

FNVaRwaWQA0movo.jpg

 

Pero no queda ahí la cosa. Las supuestas armas se estarían ya utilizando, o tendrían ya efectos, sobre la población.

screenshot_183.jpg

 

E inmediatamente se produce la conexión neuronal, que liga estos laboratorios y enfermedades, con la pandemia de COVID.

screenshot_189.jpgscreenshot_184.jpgscreenshot_185.jpg

screenshot_187.jpg

 

Por lo que, dado el inmenso sufrimiento que ha generado la pandemia de COVID, pronto muchos comienzan a ver en la Rusia y figura de Putin, el tan ansiado salvador que libre al mundo de los males de Occidente, sometido al globalismo y epidemias de los yanquis.

screenshot_186.jpgscreenshot_188.jpg

El discurso está sembrado y lo que en principio no es más que una guerra de ocupación, en el marco del imperialismo ruso, comienza pronto a convertirse para muchos, en una guerra para la liberación de Occidente, abanderada por Putin

Hay otro asunto que se ha abordado en el hilo, como es del uso de la letra Z a modo de propaganda, por parte de los partidarios de Putin y la invasión de Ucrania. En principio se nos ha vendido la idea de que se trataba de una simple identificación de las unidades rusas, para evitar ser atacadas por fuego amigo en el campo de batalla, dada la similitud entre las armas y equipamiento militar ruso y ucraniano. Una designación que, inocentemente después, se habría convertido en un símbolo de propaganda para demostrar el apoyo a las fuerzas rusas, que hábilmente el gobierno ruso habría convertido en un símbolo para significar  la frase “por la victoria”, leído en ruso "za pobedu".

screenshot_197.jpg

 

Esto es un simple apunte mío especulativo, pero el uso de la letra Z, con el transcurso de los años se ha venido conformando en la cultura occidental, en un símbolo para designar un género de ciencia ficción, que hace referencia al fin del mundo. Concretamente sobrevenido por una epidemia global, de un virus que convierte a las personas en "Zombis". De ahí el empleo de la Z.

WWZ.jpg

 

Aparte del cine hollywoodiense, hay muchas otras producciones audiovisuales, series y videojuegos, donde la Z es el símbolo para significar el apocalipsis zombie y el fin del mundo, en un contexto donde, por lo general, protagonistas y pequeñas comunidades de hombres libres, luchan desesperadamente en un mundo destruido, contra el virus y los infectados devenidos en zombies que tratan de aniquilar los restos vivos de la humanidad.

screenshot_194.jpg

screenshot_196.jpg

screenshot_195.jpg

 

La Z se ha venido convirtiendo así en un símbolo cultural del fin del mundo. Hasta el punto de haber llegado a traspasar las fronteras del ámbito del entretenimiento, para  calar también en el académico. "Generación Z" es la designación que da la sociología a todas aquellas personas nacidas entre mediados de la última década del SXX y finales de la primera década del XXI, que se caracterizan por ser la última generación fruto de las relaciones de la vieja humanidad analógica, y la primera en ser educada y socializada plenamente en el marco de la globalización digital, la Internet, las RRSS y el universo virtual. Una generación para quienes el mundo tradicional y analógico de sus padres carece en gran medida de sentido por la naturaleza propia del mundo digital en el que han crecido. De ahí que haya sido denominada como "Generación Z" o "generación del fin del mundo", entre otras denominaciones.

Definitivamente, la Z simboliza en nuestro tiempo, en cierta medida el fin del mundo, y con ello cierta llamada al miedo y la supervivencia. De otro lado, la unión soviética se caracterizó por desarrollar complejísimos estudios y programas de control psico y sociológico, que le han servido a Rusia posteriormente para emplearse con gran éxito en el uso de la propaganda y la guerra psicológica, de ahí que piense que no sea tan inocente la elección de ese símbolo, para significar el nuevo pulso imperialista de Rusia, tan preñado esta vez de las teorías de pensadores como Dugin y su euroasianismo liberador, y que lejos de significar lo que dicen que significa, ese símbolo haya sido escogido intencionadamente por su significación literal latente en el mundo actual moderno.

Por cierto, hablando de Duguin, el eurasianismo y la Cuarta teoría Política que, en definitiva, viene a unificar tradicionalismo, fascismo y comunismo, resulta significativo el hecho de que en Occidente, izquierdas y derechas comunes, anden peleadas acusándose mutuamente de defender a Putin. La integración es tal que no llegan darse cuenta de que el tipo, antes de conquistar Ucrania, ya había conquistado previamente sus propias coordenadas de pensamiento, situándose hábilmente en ambos flancos, con el resultado de que ha logrado tener a los extremos enfrentados entre sí, y trabajando para él. Que si Putin es un nazi, que si es un comunista, que si es el valedor del tradicionalismo..., lo cierto es que no es nada de eso y en cambio pareciera serlo todo, según el ojo que mire, cuando simplemente es, para todos, un destructor del orden y la paz en potencia.

Finalmente y por terminar con el tema de los propagandistas en España, simplemente quisiera mencionar el señalamiento que se está haciendo de la extrema izquierda como fuente del pro putinismo. Desde Pablo Iglesias hasta el resto de lo que se conoce como el entorno de Podemos, es fácil verlo pues sin duda vienen preñados de un pro rusismo histórico bastante evidente, aunque disfrazado aquí de pacifismo. No creo que haga falta recordar la afinidad histórica de esta gente con Rusia, o con los entornos actuales oficialmente pro rusos de Hispano América. Ahí está Venezuela, Cuba, etc, apoyando abiertamente a Putin para evidenciar esa cercanía, aunque sus afines aquí en España, también con mando en plaza, se muestren más moderados.

No obstante y aunque se estén empeñando en tratar de pasar inadvertidos, e incluso a veces profundamente pro ucranianos, hay otro sector que no conviene olvidar como es el de la extrema derecha, cuyos líderes en público confiesan apoyar abiertamente a Ucrania, pero en sus círculos internos andan sembrando la duda y la desafección hacia las medidas tomadas en Occidente contra Rusia, como represalia por la invasión de Ucrania. Ahondando así en una intensa labor de zapa en favor de la retórica rusa.

screenshot_198.jpg 

screenshot_193.jpg

 

screenshot_190.jpg

 

screenshot_192.jpg

Y como estos, decenas de mensajes a diario, de este y otros canales afines a la extrema derecha española, generalmente reunida en torno a Vox, que se deslizan en Telegram, el correo electrónico y las cuentas privadas, e inundan los teléfonos y ddispositivos de sus seguidores, conformando poco a poco el pensamiento de ese sector hacia las tesis antiatlantistas, y sin alternativa prorrusas, que maneja Moscú. Fijáos en el comentario a un Twit de Buxadé, que hace un supuesto seguiddor de Vox.

screenshot_199.jpg

Curioso que ese enemigo al que señala el comentarista, se posicione en las mismas coordenadas desde las que se manejan sus líderes, aunque sea con diferente munición.

En definitiva, estamos inmersos en una brutal guerra propagandística, cuyos frentes se sitúan en ambos flancos del pensamiento político de nuestra sociedad, coincidente con ese otro frente de guerra que se da en las calles y campos de Ucrania. Estamos así rodeados de un ejército que marcha hacia un supuesto destino apocalíptico, con el supuesto objetivo de revelar y liberar una nueva verdad y un nuevo orden universal. Y ojo porque esto es muy importante en la medida que entronca con el orden universal conociddo, que por definición e historia tiene su raíz católica en Occidente, aunque actualmente eso esté ya tan deteriorado como nuestro Señor lo estaba en la Cruz. Resulta cuanto menos curioso, que la mayoría de afines a esta propaganda, sean los que más se esfuerzan en redes por denunciar el advenimiento del NWO, y no se den cuenta que ellos mismos representan otro NWO mucho más real y peligroso, basado igualmente en la mentira, la manipulación, la violencia y la muerte.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, genial este análisis que has hecho de la propaganda. Hay que ir pensando en pasar este mensaje tuyo -y otros que has publicado anteriormente- a portada.

Brevemente. Cuando invadieron Georgia, utilizaron la misma idea de las armas biológicas:

Es un clásico de la propaganda rusa, que reciclan continuamente. Más clásicos:

- Lo de acusarles de pedófilos (otra línea de la misma propaganda, de webs más marginales). Dicen que en esos biolaboratorios de Ucrania se fabrica "Adrenocromo" con los niños previamente violados y torturados por las élites ucranianas y otánicas. El trumpismo también usó este argumento contra Biden.

- Lo de que crucifican niños o les roban los órganos. No sé si habéis observado que a muchos de los pueblos que tienen enfrentamientos con Rusia se les acusa de robar órganos, por ejemplo, a los kosovares, los croatas, los chechenos, los ucranianos y los suníes opositores de Asad. ¡Ya es casualidad que todos los países que tienen enfrentamientos con Rusia se dediquen a robar órganos!

Muy interesante tambien tu análisis sobre el símbolo de la zeta. No había caído en eso que comentas sobre los zombis y las connotaciones apocalípticas que se derivan de ahí, tan gratas al gnóstico Dugin. Pensé que podría ser una referencia a Zelensky (Operazión Z: Matar a Zelensky). Pero tiene mucho más sentido lo que tú dices y desde luego conecta muy bien con el imaginario occidental. Está claro es que esto es algo más que una manera de designar a unidades militares: es parte de la guerra de propaganda.

También estoy plenamente de acuerdo en tu análisis de cómo la derecha y la izquierda se acusan mutuamente de putinistas para ocultar su responsabilidad en el tema y de paso desviar la atención y poner su granito de arena en el caos. También de acuerdo en que se infravalora la responsabilidad de la derecha en todo esto. Algunos están usando ahora un modo de propaganda más sutil mediante subterfugios, e incluso se presentan como grandes amigos de Ucrania, pero siguen jugando a lo mismo, y esperando a tiempos más propicios para realizar la propaganda de forma más abierta.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Hablando de Duguin, la propaganda, y la posible presentación que se le estaría haciendo al mundo, de la idea de esta guerra, como el inicio de la liberación de la vieja Europa liderado por Rusia (y en este contexto, podría ser que la Z fuera una construcción simbólica semejante a la esvástica de la Alemania nazi), recojo el último escrito que ha publicado el referido filósofo en su web, y señalo algunos fragmentos e ideas, donde abierta y terroríficamente apuesta ya por esa idea.

El escrito, cambiando los personajes y las localizaciones, bien pudiera pasar por algún otro, propio de la década de los años treinta del pasado siglo.

Cita

Notas sobre la Guerra I

image_0.png?itok=n8gyZmWR

Alexander Dugin

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera


La creación de una Unión de los Eslavos Orientales

Los objetivos militares del presidente Vladimir Putin en Ucrania son dos: desmilitarización y desnazificación del país. Estos objetivos son bastante comprensibles, pero si se quiere llevar a cabo la desmilitarización de Ucrania por la fuerza (ya que todos los otros medios, a excepción de la coerción directa, se han agotado y ya no tienen efecto) será necesario controlar de forma militar y estratégica todo el territorio ucraniano. Además, la desnazificación requerirá de un control político y administrativo del Estado. Se trata de una orden y no de una petición o un deseo bien intencionado. Si realmente se quiere aplicar este programa, se necesitará de una gran coordinación con tal de preparar una élite que lleve a cabo semejante programa.

La guerra apenas está comenzando y especular sobre el futuro es quizás demasiado prematuro. No obstante, es una labor imprescindible, pues los costos de esta operación son enormes: muchos perderán sus vidas antes de que consigamos una victoria total y aplastante (¡irreversible!). Solo cuando eso suceda enfrentaremos los verdaderos problemas. Ahora bien, debemos tener un plan claro con tal de afrontar lo que vendrá después. De todos modos, esta operación no puede acabar en la simple instauración de un régimen prorruso en Ucrania, ya que sería una “traición”.

Putin tiene razón al decir que estamos liberando a Ucrania de una junta profundamente rusofóbica, pero no podemos crear otra Ucrania: Ucrania siempre ha sido un proyecto antirruso, si eso no fuera así, entonces ¿por qué crear un Estado independiente?

Derrotar a Ucrania y dejar que siga existiendo es una contradicción lógica y geopolítica, lo cual no impide que debamos debilitar su capacidad militar y castigar a los nacionalistas que han cometido crímenes. El problema radica en que dejamos que Ucrania siga existiendo, incluso bajo el control de un gobierno prorruso. Si esto sucede, todo volverá, tarde o temprano, a la misma situación. Lo que está sucediendo en Ucrania tiene una lógica interna inexorable y no tiene nada que ver con las élites o el pueblo, sino con el Estado. Desde la creación del Ducado de Galitzia-Volinia siempre hemos tenido que enfrentar el mismo problema: una Ucrania gobernada por una oligarquía corrupta que encarna una forma de Anti-Imperio (lo cual ha sido descrito de forma magnifica por K. Malofeev en su último libro: El Imperio).

Sin embargo, las operaciones militares que actualmente suceden en Ucrania son una oportunidad única para resolver este problema de una vez por todas: Moscú deberá asumir este reto y no establecer un gobierno bajo el mando de un Yanukóvich 2.0.

Creo que la única solución será la creación de una Unión de los Eslavos Orientales compuesta por Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Si los ucranianos y, en parte, los bielorrusos se niegan a llamarse a sí mismos “rusos”, ya que piensan que es un nombre que solo designa a los grandes rusos (“moscovitas”) – en honor a la Rus de Vladimir (Moscovia) que posteriormente construiría un Imperio de alcance mundial –, entonces será necesario usar un término mucho más amplio. Es un problema que debemos tener en cuenta, pero es un hecho que tanto los grandes rusos como los pequeños rusos y los bielorrusos (e igualmente otros pueblos) se consideran a sí mismos como parte de los eslavos orientales. Es por eso que debemos unir a todos estos pueblos en una Unión que los abarque a todos. Necesitamos crear un gobierno que reúna a todos los eslavos orientales, independientemente de cómo ellos mismos se definan de acuerdo a una taxonomía étnica bastante complicada. Es hora de que hagamos a un lado tanto el nacionalismo como los Estados nacionales, ya que los nacionalismos son los responsables de las guerras fratricidas tal y como esta aconteciendo actualmente en Ucrania.

La Unión de los Eslavos Orientales deberá preservar los diferentes pueblos que existen en su interior, pero tendrá que abolir los Estados nacionales ya que son entidades artificiales y ficticias.

¿Quiénes podrán vivir en Rusia? Cualquiera que haga parte de la Unión de los Eslavos Orientales. ¿Quién vivirá en Ucrania o en Bielorrusia? Cualquiera que pertenezca a nuestra unión. ¿Será este un Estado exclusivamente dominado por los grandes rusos? No, será un Estado que unifique a los eslavos orientales y a todos los demás pueblos que comparten nuestro destino.

Esta guerra no tiene como objetivo destruir a Ucrania, es una guerra en contra del globalismo como fenómeno planetario.

Rusia rechaza el globalismo tanto a nivel geopolítico (unipolaridad, atlantismo) como ideológico (liberalismo, anti-tradionalismo, tecnocracia, Great Reset). Ahora ha quedado claro que todos los líderes de Europa hacen parte del atlantismo. Como Rusia esta en guerra con ellos reaccionan de forma agresiva.

En estos momentos, Rusia está siendo excluida de todas de las redes atlantistas, por lo que no tenemos otra elección sino construir nuestro propio sistema o desaparecer. Es hora de que construyamos nuestra propia civilización. Estamos dando el primer paso hacia ello. No obstante, solo un Gran Espacio, un Estado continental o un Estado-civilización puede ser soberano ya que un país aislado es incapaz de enfrentarse a una desconexión total de forma indefinida. Rusia se está convirtiendo en un polo de resistencia frente al globalismo.

La victoria de Rusia será una victoria para todas las fuerzas antiglobalistas, tanto de derecha como de izquierda, y los pueblos del mundo. Rusia es la vanguardia que realiza los cambios más bruscos y peligrosos, pero nuestra victoria siempre inspira a todos los demás a buscar la suya y ese es precisamente nuestro deber. Rusia está creando las condiciones previas para el surgimiento de la multipolaridad. Y todos los que ahora nos amenazan reconocerán en el futuro nuestra hazaña.

Muchas veces lo que escribo termina por cumplirse. Estoy seguro de que esta vez sucederá lo mismo.

La única forma de salvarnos es romper con Occidente

¿Qué significa para Rusia la ruptura total con Occidente? La salvación de nuestro pueblo, ya que Occidente se encuentra dominado por personajes nefastos como los Rothschild, Soros, Schwab, Bill Gates y Zuckerberg que han creado la civilización más repugnante de toda la historia de la humanidad. El Occidente actual no tiene nada que ver con la cultura mediterránea grecorromana ni tampoco contra la Edad Media cristiana o el Occidente violento y caótico del siglo XX. Nos estamos enfrentando a una anti-civilización llena de residuos tóxicos que envenenan al planeta. Por lo tanto, mientras más rápido Rusia se desconecte de ella más pronto seremos capaces de volver a nuestras raíces. ¿Cuáles son estas raíces? El cristianismo, el mundo mediterráneo greco-romano, la civilización europea… es decir, las verdaderas raíces que comparten tanto Rusia como Occidente. No obstante, Occidente destruyó sus propios cimientos y degeneró. En cambio, estas raíces han vuelto a florecer en Rusia.

Ahora Eurasia levanta su cabeza mientras que el liberalismo ruso ha comenzado a perder su poder. Rusia no hace parte de Europa Occidental, sino del mundo griego, bizantino y del cristianismo oriental. Los rusos hemos seguido este mismo camino a pesar de todas las desviaciones y crisis que hemos sufrido. Por supuesto, a veces hemos llegado a callejones sin salido, pero hemos continuado siguiendo nuestro destino.

Rusia se ha levantado con tal de defender los valores de la tradición en contra del mundo moderno: estamos en medio de una “rebelión en contra del mundo moderno”. Y nuestros enemigos lo entienden.

Ha llegado la hora de que Europa y Estados Unidos rompan con Occidente y el globalismo, solo así seremos capaces de comprender el verdadero destino que nos une.

Anteriormente, muchas personas en Ucrania comprendían esto, pero la terrible y pestilente propaganda nazi-liberal ha causado mucho daño. Espero que los ucranianos entren en razón y luchen junto con nosotros por el reino de la luz, la tradición y la verdadera identidad de la Europa cristiana. Los ucranianos siempre han sido, son y serán nuestros hermanos.

La destrucción de Occidente no significa la destrucción de Europa. Occidente es el origen de la muerte, la degeneración y el caos, por lo que su destrucción es necesaria si queremos recuperar nuestra identidad. La verdadera Europa – la Europa de los Pueblos – debe seguir nuestro ejemplo y derrocar a la dictadura globalista antinacionalista que hoy los domina. Solo así será posible construir una verdadera Casa Común, un Castillo o una Catedral europea.

No más odio

Debemos mantener la calma ante lo que está sucediendo; la operación militar que Rusia ha lanzado sobre Ucrania tomó a todos por sorpresa, tanto a nuestros enemigos como a nuestros aliados. Realmente nadie la esperaba, de ahí la histeria de la prensa. Sin embargo, debemos entender que no es tarea sencilla dominar un país tan grande y que lleva ocho años comprando armamento para enfrentarse a nosotros. Después del ataque inicial la guerra no puede desenvolverse a gran velocidad, ni siquiera teniendo todo a nuestro favor. Es necesario mantener la calma y la consciencia tranquila para afrontar este reto.
Quisiera señalar algunos puntos fundamentales:

1. Algunas fuerzas patrióticas temen que el gobierno de Rusia se detenga después de limpiar los territorios de la RPD y la RPL, pero tal temor es infundado. Moscú nunca hubiera lanzado una operación de semejante envergadura y con objetivos tan claros e innegociables sin que no tuviera un respaldo frente a la amenaza de armas nucleares. Eso nos permite concluir que esta guerra será librada hasta el final, sin importar el precio o el rumbo que tomen los acontecimientos futuros.

2. Tanto los liberales (enemigos abiertos de Rusia) como los pacifistas (que no les interesa para nada la geopolítica, la politología y las relaciones internacionales) creen que las protestas y las peticiones de paz en las redes sociales van a cambiar las cosas, pero eso es una ilusión.

3. Las sanciones que Occidente imponga a Rusia solo fortalecerán al ala patriótica y debilitaran al ala liberal, por lo que la vida de los ciudadanos de a pie no se verá afectada. Los economistas ideologizados creen que el dinero es la única forma que existe de conversión monetaria y tampoco les interesa la soberanía financiera, lo cual es un grave error. El Estado puede emitir cuanto dinero desee y de ese modo parar la inflación, incluso podemos recurrir a la emisión de doble circuito tal y como la propone A. Galushka. Además, Occidente jamás nos ha dado acceso a su alta tecnológicos y el mercado asiático de la energía tiene un potencial enorme que nos puede ayudar a resistir el golpe.

4. Muchos de los medios patrióticos atacan a los neonazis ucranianos por intentar hackear sus sitios web y cuentas en las redes sociales. Ahora bien, ¿de dónde sacan el tiempo y la energía para hacer eso si están ocupados peleando en la guerra contra nosotros? Sencillo, semejantes ataques no vienen de Ucrania, porque después del Maidan este país se convirtió en una fachada de la OTAN dirigida contra nosotros: debemos eliminar tal fachada.

5. Los ucranianos son y siempre serán nuestros hermanos y hermanas. No importa lo que digan, todos nosotros somos eslavos orientales ortodoxos que comparten unas mismas raíces, historia y un futuro común. Nadie puede negar esta realidad pues, a pesar de que nos hemos distanciado y alejado en algunas ocasiones, siempre volvemos a reunirnos tarde o temprano. Los ucranianos no son enemigos, sino los hermanos de los Grandes Rusos. No obstante, tenemos que respetarnos entre nosotros, ya que muy pronto todos volveremos a vivir juntos y nos beneficiaremos de ello. Los ucranianos gozarán de los frutos de nuestra unidad y no del fratricidio.

Es por eso que no debemos odiarnos entre nosotros.

La neutralidad de Georgia

Georgia ha hecho bien en no apoyar las sanciones contra Rusia, especialmente porque desea continuar existiendo como Estado independiente. Lo que ha hecho es sin duda razonable. El pueblo ortodoxo de Georgia es nuestro hermano, pero en algún momento se dejó tentar por Bernard-Henri Levy y el globalismo y eso causó que sufriera grandes pérdidas. Ucrania está a punto de dejar de existir: todos lo saben. Por supuesto, nadie desea que eso pase. En la medida en que Georgia continue actuando como hasta ahora, entonces Moscú la respetara. Cuando nos enfrentamos a semejantes situaciones una actitud de neutralidad o agresividad adquieren un significado bastante importante.

El problema de la pasividad

Uno de los graves problemas de las personas inteligentes y rectas es que tienden a ser tímidas y pasivas mientras que la basura criminal es activa, agresiva y descarada. No tenemos porque parecernos a ellos, pero debemos ponernos del lado de la Luz en contra de las Tinieblas. Solo así proporcionaremos toda clase de apoyos como oraciones, pensar y enviar mensajes, palabras, textos e incluso reenviar información importante.

Como muy bien decía Luhman, todo sistema descarta aquella información que le es innecesaria, irrelevante o que se encuentra infectada (codificada). Solo realizando esta operación podemos crear un mensaje real. Una noticia bien elegida, que expone correctamente las ideas, puede orientar al lector en medio de la avalancha de propaganda y darle a conocer lo que está pasando. Cualquier persona medianamente inteligente puede hacer eso, aunque pareciera no ser mucho. Mantenernos concentrados, despiertos y activos puede ayudar muchísimo.

El Plan B de Occidente

Se hace cada vez más claro que Occidente no va hacer nada en Ucrania.

No obstante, es posible que tengan un “plan B”. Lo más probable es que lo pongan en práctica una vez que la guerra haya terminado, pues de esa manera todo el territorio ruso-ucraniano se podrá convertir en territorio fértil para atentados terroristas. Por supuestos, estas actividades terroristas irán dirigidas en contra de las autoridades oficiales y los militares ucranianos, pero también contra Rusia. Sin duda, el globalismo le pedirá a los intelectuales liberales moscovitas que apoyen a grupos neonazis que tengan bombas y de ese modo colaboren en poner bombas que siembren el caos con tal de que se produzca un cambio de régimen. Occidente ha perfeccionado estas técnicas.

Lo mismo sucedió en Afganistán, donde los estadounidenses esperan que los talibanes, prohibidos en Rusia, se conviertan en una fuente de desestabilización del Asia Central.

Tenemos que prepararnos para semejante escenario y aguardarlo con precaución.

Fuente del artículo en: http://www.4pt.su/es/content/notas-sobre-la-guerra-i

No caben dudas ya, a la luz de este texto, de que existen muchos puntos comunes con Moscú, (confluyentes en el antiglobalismo) compartidos en la retórica que emplean tanto las izquierdas como las derechas extremas en Europa y América. E igualmente, no parece haber dudas, de que todo esto se está ofreciendo desde Rusia a Occidente, desde unas coordenadas netamente apocalípticas, que bien podrían estar simbolizadas por esa gran Z que las representa.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, Hispanorromano dijo:

Hay que ir pensando en pasar este mensaje tuyo -y otros que has publicado anteriormente- a portada.

Podéis pasar a portada lo que estiméis de interés. Solo son observaciones personales que vengo haciendo y trato de compartir en el foro,  pero si consideráis que pueden tener interés para otras personas, me parece bien, aunque preferiría que fueseis vosotros quiénes lo juzgaseis para evitar mi propia subjetividad.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Creo que a Ana Iris Simón no le falta razón en muchas cosas de las que dice; la hipocresía con la que están tratando el tema los medios de comunicación es espantosa. Está claro que la propaganda está desatada en ambos frentes, y que todo esto demuestra una vez más que los medios se han ido convirtiendo en un brazo más de los poderosos, que las manejan para dirigir plácidamente la opinión de las masas. 

 A todo esto, Borrell ha hecho un llamamiento para que bajemos la calefacción con el objetivo de dejar de depender energéticamente del agresor. Me parece que actitudes como ésta reflejan bien el grado de sinrazón a la que nos están llevando algunos.

Edited by Latino I

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 6 horas, Latino I dijo:

Creo que a Ana Iris Simón no le falta razón en muchas cosas de las que dice; la hipocresía con la que están tratando el tema los medios de comunicación es espantosa. Está claro que la propaganda está desatada en ambos frentes, y que todo esto demuestra una vez más que los medios se han ido convirtiendo en un brazo más de los poderosos, que las manejan para dirigir plácidamente la opinión de las masas. 

 A todo esto, Borrell ha hecho un llamamiento para que bajemos la calefacción con el objetivo de dejar de depender energéticamente del agresor. Me parece que actitudes como ésta reflejan bien el grado de sinrazón a la que nos están llevando algunos.

No es que sea santo de mi devoción, pero creo que la propuesta que ha hecho Borrell, no es tan descabellada como se está dando a entender desde ciertos medios de comunicación. Va en una línea de discurso mantenida por ciertos sectores en Europa desde hace algún tiempo, tanto con respecto a este tema de la dependencia energética rusa como también en relación con las medidas contra el cambio climático, según la cual, la bajada de solo un grado en la temperatura media de las calefacciones europeas, produciría un importante ahorro de entre el cinco y el diez por ciento del precio y el consumo del gas ruso, lo que significa muchísimo dinero y subordinación. Hasta ahí, no me parece descabellada la idea, ni fuera de lugar. Es evidente que Rusia ha tomado una posición con respecto a Europa, que no es la que había venido manteniendo en las últimas décadas, por lo que de alguna manera habrá que ir situándose en esta nueva situación para seguir abasteciendo las necesidades europeas, y eso pasa por ir disminuyendo poco a poco la dependencia del combustible ruso.
 
 Aunque pueda parecer una medida disparatada, creo que deberíamos hacer el ejercicio de tratar de entender mejor la nueva situación en la que nos encontramos, y sobre todo la que nos podemos llegar encontrar, de seguir dejando hacer a Rusia sin hacer nada realmente importante para detenerla. Además, y esto ya en el plano de lo puramente pragmático, e incluso desde cierto punto de vista interesado, a España es un cambio que de algún modo le interesa, pues dada nuestra infraestructura gasística, podríamos pasar a ocupar una posición relevante como exportador de gas a Europa. Algo que sin duda tiene un indudable interés económico, pero sobre todo también político, en el marco de las alianzas europeas. Y la verdad, dado también cómo se está poniendo la situación en el Sahel, y el posible escenario al que se puede llegar, pienso que necesitamos recuperar cierta importancia y protagonismo en el seno Europeo, por la cuenta que nos trae.
 
 De otro lado, no me queda claro a qué te refieres cuando le das en parte la razón a Iris Simón. Está claro que en la política europea (en general en toda) imperan el interés de parte y la hipocresía, y es evidente también que resulta bastante cínico el hecho de haber estado tentando a Ucrania con entrar en la OTAN, para venir ahora a dejarlos en la estacada, aunque soy del creer que no deben estar tan abandonados como a simple vista pudiera parecer y que en el propio terreno debe estar operando al menos la inteligencia atlántica, si es que no hay también unidades tácticas empleándose entre las tropas ucranianas, habida cuenta de las dificultades del ejército ruso para avanzar. Pero bueno, esto último solo es una suposición personal, que de ocurrir solo podría entenderse en el ámbito de las operaciones encubiertas, porque la OTAN como tal no se puede permitir declararle oficialmente la guerra a Rusia, sin grave riesgo de que todo estalle por los aires. Es muy probable que gran parte de las denuncias de abandono que hace Ucrania, en cierta medida sean parte de la propaganda, y en cierta otra medida, modos de presión para despertar la generosidad europea, lo cual sería de todo punto lógico y comprensible.
 
 En cualquier caso, no considero que todo lo anterior esté en contra de tomar una postura fuerte en Europa, frente a la agresión y el peligro ruso, que como estamos viendo en este hilo, no parece limitado a "desnazificar" Ucrania ni a establecer la paz en el Dombáss, como dice su propaganda, sino que esa nación se ha lanzado a una aventura de mucho mayor calado, posiblemente tan imperialista y belicista como la norteamericana, y desde luego mucho más destructiva, humillante y despótica para Europa, que la que actualmente nos une a los intereses de EEUU. Defender la postura pacifista de Podemos o decir que debemos armarnos, pero que nuestra única garantía de seguridad pasa por entendernos con la Rusia de Putin, posturas que se alimentan sobre todo y sin solución del anti imperialismo norteamericano, creo que es, como poco, no entender sobre quién estamos hablando, nuestra situación, ni qué es lo que se propone y pretende desde Rusia.
 
 Supongo que no es necesario recordar, que estamos hablando de un país con uno de los ejércitos más importantes del mundo, que lejos de emplearlo para hacer el bien, no tiene reparos en utilizarlo para invadir y arrasar por las armas a sus propias naciones vecinas, a quienes dice tener por hermanas de sangre. Hoy han masacrado una maternidad en una ciudad que tienen en estado de sitio desde hace varios días, donde están muriendo niños por falta de alimentos y agua, y eso que según los rusos, son sus hermanos. De verdad, ¿podemos imaginar lo que harían si, en lugar de hablar de Mariupol, estuviéramos hablando de cualquier otra ciudad europea, cuanto más atlántica peor? Ante algo así, creo que no caben medias tintas, discursos buenistas o posicionamientos de perfil, si no queremos que mañana esa situación nos toque vivirla a nosotros, pues una cosa debemos tener clara, la otra parte, aquella con la que por tratados e historia estamos actualmente aliados, si se viera acorralada no iba a dudar en emprender la guerra llegado el caso, y esa guerra no se iba a dar en otro sitio que en Europa.
 
 En todo lo demás, de acuerdo con Iris Simón en que es hipócrita no haber hecho antes lo suficiente por evitar otras cosas, pero eso no significa que ahora debamos seguir la misma línea. Desde luego, lo que me parece una postura cobarde, suicida, e incluso hasta cierto punto criminal, tratándose de lo que se trata, es pretender hacernos fuertes en la supuesta trinchera pacifista de Pablo Iglesias o Jean Luc Mélenchón, o en el falso tradicionalismo de los voxeros y demás adoradores del dios mammon, encabezados por el clan Ariza, mientras dejamos a su suerte a la gente de Ucrania frente a la barbarie de Putin, esperando que así se atempere la compasión rusa u ocurra algún milagro.
 
 Quien no conoce a su enemigo, corre el riesgo de salir mal parado. Y yo tengo claro que, si en este preciso momento, me viese obligado a elegir sin solución entre un bando u otro, aunque no fuera lo óptimo ni de lejos, estoy seguro de que no elegiría el que lidera Putin. Soy español y mis raíces, cultura e intereses son mediterráneas y atlánticas, bastante lejanas a las de esa otra tierra oriental y caucásica donde mora el oso de Moscú, que tantas desgracias por cierto ha significado ya para nuestro pueblo en el pasado.
 
 Recientemente, tuve la oportunidad de leer un libro que me pareció escalofriante. Narra las vivencias de un capitán español del ejército, que militó en la División Azul y fue hecho prisionero en la Rusia de Stalin, en la que tuvo que soportar hasta once años de cautiverio yendo de gulag y gulag. El libro se titula "Embajador en el infierno", y describe de manera bastante clara la idiosincrasia militar rusa y lo más oscuro y profundo de las raíces soviéticas, de cuya descomposición surgió la Rusia actual de Putin. Tras leerlo, te puedo asegurar que no te quedan muchas ganas de querer empatizar con esa gente o con sus sumisos admiradores, añorantes ellos en gran medida de una nueva gloria imperial, soviético-zarista, que dista mucho de la de nuestro cielo.
 
 Independientemente de las afinidades que podamos tener cada uno, creo sinceramente que, el de esa gente, es otro mundo muy distinto al nuestro, que no nos conviene ni podemos permitir que se imponga en Europa, ni de lejos. Amén de que no podemos olvidar tampoco nuestra condición católica ni la cruzada anticatólica que abandera la gente sobre la que estamos hablando. Creo sinceramente que Iris Simón y mucha gente que piensa parecido a ella, se equivoca profundamente respecto a Rusia, por muy buenas que sean sus intenciones.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Latino I, creo que no has entendido el artículo de Ana Iris Simón. Es una descarada apología de Rusia, un insulto a los ucranianos (a los que se refiere con el despectivo "ucranios") y una conminación a que se rindan -y nos rindamos todos- a Rusia. Lo cual es coherente con la ideología nazbol de ella y de su marido (aunque yo diría que en este caso hay más de "naz" que de "bol").

Pongo el artículo de nuevo pero con algunos subrayados:

Ana-Iris-subrayado.jpg

Veamos qué dice aquí:

- Ataca a Europa por enviar armamento, por desconectar a Rusia del sistema SWIFT, por establecer sanciones económicas, por armar a civiles ucranianos, por limitar la libertad de los medios rusos en España. Ojo, cuando se refiere a Europa como "cobarde" no lo hace porque estas medidas le parezcan insuficientes sino porque es contraria a cualquier medida de apoyo a Ucrania.

- Llama a Europa: "cobarde", "cagona", "sanguinaria" y "bravucona". Y todo esto por declararle la guerra a Rusia, según ella. Es decir, considera que esas tímidas medidas de apoyo a Ucrania son una declaración de guerra a Rusia. Y sostiene que enviarles material militar a los ucranianos es provocar una matanza. Lo mejor sería que los ucranianos no se defiendan y se rindan al invasor ruso para evitar una matanza. Y aplaude en este sentido la actitud tomada por Podemos y Mélenchon. Ni una palabra sobre Putin, sus bombardeos sobre población civil y su invasión de Ucrania.

- Dice que debemos entendernos con Rusia y hacerle cuantas concesiones sean necesarias o, de lo contrario, su amigo Putin se enfadará y nos hará pupita.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • YandexBot(2)
    • Chrome(1)
    • Bingbot(1)
    • Googlebot(1)
×