Jump to content
Español

En memoria del genio español en el 133 aniversario de otra genialidad despreciada

Recommended Posts

El 8 de septiembre de 1888, el científico y militar español Isaac Peral, botó con éxito el primer submarino militar del mundo que a la postre fue también la primera nave submarina de la historia propulsada por energía electromotriz. Pero a pesar de los excelentes resultados en las pruebas, y de que la armada española estaba ante una nave que posiblemente habría cambiado el curso de su historia, por algún motivo que se desconoce, el alto mando desechó el invento e inició una campaña de desprestigio contra Peral, que le obligó a abandonar el ejército muriendo años después de una enfermedad.

Recojo un magnífico artículo publicado en el blog "Tecnología obsoleta", donde se narra de manera resumida la historia de aquel evento, que sin duda supuso un ejemplo más de aquello que decíamos en otro hilo, sobre la incompetencia o mala fe de muchos de nuestros gobernantes y políticos a lo largo de la historia.

Cita

Isaac Peral, un genio incomprendido

Ya tiene España un buque submarino, ya no marcharemos en este, como en tantos otros asuntos, a remolque de las demás naciones. D. Isaac Peral, autor del proyecto del torpedero submarino, presentó los planos del mismo al Gobierno, en la época del conflicto de Las Carolinas. (…) Los trabajos para su construcción dieron comienzo en el arsenal de la Carraca el 23 de octubre de 1887. Mide el torpedero 22 metros de eslora y de manga y puntal 2,74, siendo su forma de cilindro ojival. (…) Quedó el torpedero submarino flotando sobre el agua, viéndose cumplidos exactamente los cálculos de su autor, sin que llegara a sumergirse nada más que hasta el centro del cilindro. Después fue remolcado el buque hasta el dique, donde quedó. Sobre los detalles de la navegación submarina se guarda gran reserva, y es natural que así sea.
(Nota aparecida en El correo militar, edición del martes, 11 de septiembre de 1888.)

 

4-240x300.jpg?resize=240,300Siempre que se menciona alguna lista sobre invenciones realizadas en España hay varios ejemplos que nunca faltan. Sí, en esas listas se menciona siempre el submarino, pero claro, ¿a quién atribuir tal invención? Ya han visitado estas páginas máquinas submarinas osadas como aquella con la que soñó Cosme García, que allá por 1860 probó con éxito en Alicante el que se considera como primer submarino español, pues hacía varios años que venía siendo desarrollado a través de diversos modelos que iban evolucionando poco a poco. Y, cómo no, también nos visitó hace ya algunos años otro de los clásicos en esto de idear naves capaces de surcar las aguas sumergidas, el persistente Narciso Monturiol  con su Ictíneo, que comenzó sus pruebas en 1859. ¿Qué tienen en común estas aventuras? Desde el punto de vista técnico, al margen de lo obvio, no eran muy parecidas aquellas naves pero sí compartieron un oscuro destino. Fueron apuestas que comenzaron bien, tuvieron gran predicamento pero que, a pesar de prometer un futuro brillante, terminaron olvidadas en muy poco tiempo. Pero en este juego nos faltaba citar al miembro más destacado y célebre de los submarinos españoles, el Peral. Nuevamente, por desgracia, su destino también fue bastante oscuro.

Dicho esto, ¿quién inventó el submarino? La respuesta es sencilla, y compleja a la vez, como suele suceder cuando se aborda una tecnología de este nivel. No hubo un inventor, fueron muchos, cada cual aportó un aspecto nuevo o una idea brillante hasta llegar a lo que hoy día son magníficas naves capaces de surcar sumergidos sin descanso los océanos de todo el planeta.

Ya en los siglos XVII y XVIII se hicieron pruebas con algunas máquinas que pueden considerarse como primitivos “submarinos”, pero no fue hasta el famoso tortuga de propulsión humana, que participó en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, cuando se verificó que este tipo de naves tenían un gran futuro en el ámbito militar. Claro que, ese futuro no llegó realmente hasta el siglo XX, quedando decenas de naves submarinas por el camino en la centuria anterior. Una de ellas fue la ideada por Peral, una máquina singular que merece ser recordada, un submarino adelantado a su tiempo que despertó la admiración de sus contemporáneos.

Militar, marino y científico

Isaac Peral vino al mundo en Cartagena en 1851, mirando al Mediterráneo y a todos los océanos porque el mar era cosa de familia, a fin de cuentas sus hermanos también hicieron carrera en la Armada. Pero, además de su querencia por la navegación, su orientación hacia las ciencias y la técnica le llevó además a idear desde muy temprano todo tipo de artilugios, sobre todo eléctricos, de los que a su vez consiguió sacar buen beneficio a través de varias industrias y empresas. Un genio, sin duda, que vio sus primeras luces al conocimiento siendo muy joven en la Escuela Naval Militar de San Fernando. En 1866 alcanzó el grado de guardiamarina. Isaac era como una esponja para todo tipo de saberes. En efecto, su destreza con las matemáticas, la geometría, la física y, cómo no, también la mecánica y la ingeniería, le convirtieron en el favorito de sus maestros, toda una joya en bruto para la Armada.

2-1024x579.jpg?w=620
El submarino Peral después de una prueba de inmersión. Fuente: La Ilustración Ibérica, 19 de julio de 1890.

Comienza así su vida en el mar, sirviendo en diversas naves recorriendo el mundo. En la corbeta Villa de Bilbao recorrió la costa levantina y las Islas Baleares, mientras aprovechaba para observar de cerca fragatas y acorazados de todo tipo, aprendiendo todos los detalles acerca de navegación y propulsión. Posteriormente, a bordo del Santa María, viajó a Canarias en penosa travesía por culpa de contar con vientos adversos. Más tarde continuó su travesía hacia el sur, cruzando el ecuador, mientras el joven Peral iba tomando nota detallada de todo lo que veía, además de calcular posiciones con exquisita precisión. Allá en mares australes su nave dobló el cabo de Buena Esperanza rumbo a las islas Filipinas que, recordemos, era entonces territorio español. El viejo navío llegó maltrecho a Manila mediado el año 1868, por lo que debió ser sometido a reparaciones. Aquel tiempo lo pasó Peral descubriendo la geografía filipina e imaginando nuevos modos de recorrer los océanos. El viaje de vuelta tampoco fue nada agradable, finalizando tan larga navegación en octubre de 1869. Peral había viajado al otro lado del mundo y ya no era el mismo chiquillo que había abandonado Cádiz unos meses antes. Lo aprendido en aquel viaje le marcó para siempre.

 

El submarino Peral

En su tiempo, el submarino propuesto por Peral fue tan innovador que puede considerarse como todo un ejemplo de lo que iba a ser el futuro de este tipo de máquinas. Fue, pues, toda una nave genial que permitía asomarse al siglo XX. Veamos someramente cómo se dio vida a esta maravilla de la ingeniería.

No era la primera vez que se construía un submarino, como ya ha quedado claro, pero la nave que había imaginado Peral era diferente y por eso fue toda una revolución en la historia de la tecnología. La sorpresa se encontraba en el uso de la electricidad como energía motriz. Siendo ya teniente, allá por 1885, Peral decidió presentar al Ministro de Marina su proyecto para construir algo nunca visto antes: un torpedero submarino con propulsión eléctrica. En esa época España estaba metida de lleno en una grave crisis con el Imperio Alemán en las islas Carolinas, al otro lado del mundo. El escenario el océano Pacífico era muy lejano y las cosas no pintaban nada bien para la Armada. Puede que por ese motivo Peral sintiera que había llegado el momento de sacar a la luz los precisos cálculos que llevaba años desarrollando para dar vida a una nave sin igual.

El objetivo final en la construcción de su submarino se encontraba en lograr tener una nave capaz de defender eficazmente las costas contra el ataque de cualquier otro buque de su tiempo. Con el apoyo de diversos políticos y militares, y de la Reina Regente Dª María Cristina, el proyecto pudo ver la luz. Por Real Orden se otorgaron fondos para su desarrollo en octubre de 1886, y se emitió el permiso para su construcción al año siguiente con un coste total cercano a las 300.000 pesetas.

Desde el punto de vista técnico el proyecto de Peral era tan imponente y preciso que no encontró serias dificultades para que fuera comprendido, todo era positivo, una nave como aquella podía ofrecer a la Armada una ventaja sin igual en el escenario de las naciones. Nació pues el submarino Peral, botado el 8 de septiembre de 1888, siguiendo más tarde todo tipo de pruebas en dique y en mar abierto. La nave eléctrica despertó la admiración de la comisión encargada de su evaluación, el Peral era capaz de superar muchas de las pruebas de velocidad, inmersión y tiro a las que se sometió. Se cuenta que era capaz de navegar con autonomía de casi tres días con un radio de acción de más de 500 kilómetros. Sin embargo, el prototipo no era todo lo bueno que la comisión esperaba, pues en navegación diurna era detectado con relativa facilidad. Para frustración de Peral, parecía como si los expertos estuvieran buscando cualquier problema fuera de lo lógico para justificar no seguir adelante con el proyecto.

El submarino Peral, maravilla de la ingeniería con casco de acero y un avanzado sistema de inmersión por medio de tanques y bombas, que le permitía llegar incluso a los 30 metros de profundidad, navegaba con facilidad gracias al impulso de dos hélices movidas por motores eléctricos. Además, contaba con tubo lanzatorpedos en proa, algo único que no volvió a verse hasta la Gran Guerra. Por si esto fuera poco, estaba dotado con un avanzado periscopio y un sistema muy ingenioso de control de profundidad y navegación con funciones “automatizadas” muy adelantado a su tiempo.

Peral deseaba ver a su nave surcar el mar libremente, llegando hasta el estrecho de Gibraltar pero no se concedió permiso para ello. Al contrario, las pruebas efectuadas entre 1889 y 1890 no le permitieron demostrar todo su potencial. Y aquí es donde viene la parte oscura de toda esta historia. El submarino Peral demostró ser capaz de navegar con seguridad, ejecutó todo tipo de ejercicios de ataque dejando asombrados a todos, podía ser gobernado con facilidad y, ciertamente, ofrecía una capacidad a la Armada que dejaba fuera de juego a las mejores flotas de todo el mundo. ¿Por qué no se continuó con las pruebas y se llevó a la producción en serie un modelo mejorado? La comisión encargada de estudiar la nave dictaminó finalmente que cumplía con todo lo prometido y hasta superaba lo que se esperaba. Lo que sucedió a continuación fue uno de los ejemplos más tristes e inexplicables de desidia de las autoridades españolas de todos los tiempos.

Peral abandonó la Armada a finales de 1891 después de que, sin venir a cuento, cayera sobre él toda una campaña de desprestigio. El Gobierno quería deshacerse del submarino como fuera, por miedo a sobresalir de algún modo de la mediocre y cómoda situación internacional en la que se había instalado España o por cualquier otro motivo económico o político. El caso es que alguien, en algún lugar, decidió que aquella nave del futuro no podía seguir adelante. Tuvieron que pasar décadas hasta que la navegación submarina se puso al nivel de lo ideado por Peral. El genio quiso explicar su postura y sus ideas, pero se le negó la posibilidad durante mucho tiempo, mientras era insultado por doquier. Enfermo de cáncer, viajó a Berlín para someterse a una operación en 1895. Por entonces había iniciado una exitosa carrera como industrial pero no pudo continuar adelante, falleció ese mismo año. Lo más triste del caso es que, al poco de morir, se le consideró en todas partes como un genio sin igual, un modelo a seguir, como si un manto general de olvido quisiera tapar el desdén con el que fue tratado y que, a buen seguro, contribuyó a que acabara en la tumba siendo todavía joven.

Lejos quedaba su medalla al Mérito Naval y la multitud de sobresalientes logros de su carrera. El submarino Peral quedó olvidado, sin sus baterías, sin sus motores, sin su tubo lanzatorpedos, como un cascarón vacío perdido en un rincón del gaditano Arsenal de la Carraca. Se ordenó su desguace en 1913, pero por fortuna la orden nunca se llegó a cumplir. Esta joya de la historia de la tecnología sobrevivió. La nave fue trasladada al arsenal de Cartagena, donde pasó por diversos emplazamientos hasta la actualidad, cuando se encuentra a la espera de ser localizado en un lugar en el que, al fin, será admirado por las gentes de un futuro que ya es presente, un tiempo en el que todos los gigantes submarinos que surcan a diario los océanos rinden honores al Peral, pues fue este navío el que abrió las puertas de las profundidades.

A día de hoy el submarino Peral se encuentra expuesto en el paseo del Alfonso XII en el puerto de Cartagena, como un monumento a la genialidad y la incompetencia al mismo tiempo. Muy cerca, paradójicamente, del monumento a los Heroes de Santiago de Cuba y Cavite, y es que es más que probable imaginar, que si se hubiera seguido con el desarrollo de esta nave, diez años más tarde la historia de España habría sido otra.

2bd3c61e8a1e68bfe536ac4003c6bdf7.jpg

 

¿Incompetencia u otra cosa? No está de más recordar al paso, un episodio similar ocurrido un siglo antes con el almirante Jorge Juan, que entre muchas otras cosas y tras años de esfuerzo y de estudiar a la armada inglesa, propuso una reforma de la armada española que habría supuesto su hegemonía en los océanos durante al menos un siglo más. Sin embargo, antes de que se pudiese llevar a cabo, una vez más fue retirado y su proyecto censurado por las propias autoridades políticas en tiempos de Carlos III, a fin de subordinar nuestra armada al modelo francés, como si alguna mano estuviese siempre vigilante desde fuera, encargada de hacer fracasar cualquier empresa española.

Aquí podéis encontrar un excelente documental sobre la asombrosa biografía del insigne almirante Jorge Juan, reconocido en su tiempo como "El sabio español".

 

 Y en este otro enlace podéis ver otro documental de TVE, realizado en 1967, sobre la historia de Isaac Peral:

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Current Donation Goals

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×