Jump to content
elprotegido

Sobre las vacunas del coronavirus

Recommended Posts

En 10/12/2021 a las 19:17, Berenguela dijo:


https://youtu.be/_WNHzRGS310
 
Una pena, un buen escritor. Una lástima. Vivimos tiempos muy penosos.

Supongo que se habrán enterado. Yo no estoy ni estaré suscrita a este periódico, abc. Ni pienso leer a Juan Manuel de Prada, en este asunto.  
 Les cuento, que no es sólo él. Tengo especialista yo, médico. Que me ha dicho que no cree en las vacunas.

 Este tren va cogiendo velocidad. Y para mí es muy dudosa su conducción. Lo del paraguas es una estupidez monumental. Ignoro que tipo de estratagema es. Ignoro si es que estamos perdiendo la cabeza. Ignoro que puede pasarle a una persona por la cabeza, como mi especialista para afirmarme esto.

 Ignoro porque está sociedad se comporta como una viejuna, que se niega a confiar en si misma. En sus jóvenes. En sus investigadores.. Qué ha pasado para que nos creamos más listos que quién está en la era, quién ha trillado.. 

Señor, sino fuese por algunos de los míos, te pediría que me sacases de aquí yaaaa. 
 Es este un sitio tedioso y malo. Que sólo sabe disputar. 
 No nos va a quedar ni una mísera ilusión. Cuando antes, nos disputemos el aire que respiramos. 
 Aparte: Si hubiésemos sido engañados,

sr Prada, bien sabe usted que ese pecado sería del engañador. No nos llame genuflexos, gregarios, que estigmatízanos a los no vacunados y negacionistas en general. 
 Usted, sabe que Dios nos pone, puso y pondrá en tesituras difíciles, para nosotros.  O sé que clase de guerra soterrada tienen ustedes la derecha con el socialismo y la izquierda, que todo lo usan. Pero hagan el favor de no faltar tanto al respeto a personas que trabajan en ciencia y medicina.

 A mí la chuvia no me da ningún miedo. Y hay muchas veces que el paraguas lo llevo, casi que porque no piensen: Ay va esa loca mojándose como si nada. Y porque dejo de ver, con las gafas mojadas. Ya ve, que al revés de lo que hacen ustedes. Podría yo ir diciendo: No llueve apenas. Cuánta tontería tenemos. Hasta que non caiga aguacero, bendita sea. No sé porque os tapáis. Nos hacemos blandos.

 Si me imitasen muchos entonces. Vamos a suponer que ahí hubiese alguien a quien ese catarro de mañana le va suponer un sufrimiento importante. Por lo que sea.

 Yo me amoldo a la sociedad. No voy dando la nota. Y si me constipo, se lo puedo contagiar a los míos. 
 ¿Quién actúa más acorde a lo que se debería hacer, usted o yo?. 
 Las varillas si están rotas te compras otro paraguas. Dígannos cuál paraguas necesitamos. ¿El de v🤢x?.

En fin, es un ejemplo estúpido. El del paraguas. Solemne chorrada. 
 Yo confío en la capacidad del ser humano en este asunto de salud. Y en Dios. Lo que están haciendo pseudo políticamente y por ideología tratando de hundir, desprestigiar, y desandar el esfuerzo que se ha hecho contra el COVID, creo que es donde está el pecado. Y no al contrario.

En cualquier caso, insisto. El pecado, el mal, es el acto y de quien parte. Ni en ese hipotético caso de que fuese una invención el COVID, tendríamos la población y profesionales la culpa.

 El negacionismo no aporta nada sólido ni fundado para creerle. A mi modo de ver. 

La analogía de de Prada no tiene demasiado sentido, además de que un paraguas, por muy bien que funcione, siempre protege de manera parcial de la lluvia.

Mucho más acertados me parecen los que comparan a la vacuna con llevar el casco cuando se va en moto. Como llevar casco no impide tener un accidente de moto y la mayoría de los accidentados llevan casco, según cierta "lógica" habría que concluír que el casco no sirve para nada. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 10/12/2021 a las 21:54, Mundo Republiqueto dijo:

A mi me parece razonable no confiar en ninguna organización mundial o global; ni farmaceutica ni ONG ni mediatica. Además que los que no se vacunen están jugandose el pellejo propio, no imponiendole costos a los demás.

Salvo si los no-vacunados colapsan los hospitales y sistemas sanitarios, además de lo señalado por @Hispanorromano

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 11/12/2021 a las 23:35, Español dijo:

Pido disculpas si entendéis que me entrometo pero, se están poniendo en duda cuestiones, con argumentos a los que no les encuentro mucha lógica. Por ejemplo, si hablamos de la efectividad de las vacunas, basta con comparar el número de hospitalizados y fallecidos que había hace un año en un país como España, con un alto porcentaje de vacunados, y compararlo con el que hay ahora. No hay ni punto de comparación, pese a que la pandemia no haya remitido, y entendiendo que las vacunas es lo único que diferencia la situación pasada con la actual, solo puedo concluir, que las vacunas han tenido una grandísima repercusión positiva a la hora de evitar fallecimientos y cuadros graves.

¿Que las vacunas no han detenido completamente la enfermedad? Pues sí, pero casi ninguna vacuna lo hace frente al resto de enfermedades. Las vacunas, por lo general, lo que hacen es generar defensas que evitan fallecimientos y cuadros graves, aunque la enfermedad se haga presente. Ocurre lo mismo con la de la gripe y tantas otras. No sé qué clase de esperanzas se habrá puesto en las vacunas, como para que ahora se digan estas cosas, pero a poco que uno hubiera seguido las informaciones que se iban dando, durante los meses que se hicieron los estudios, ya se sabía que las vacunas no iban a evitar la enfermedad, sino a suavizarla. Desde abril o mayo del 2020, ya se venía advirtiendo que esta enfermedad había llegado para quedarse y que en el futuro sería como la gripe, es decir, recurrente cada año dadas sus características.

En cuanto al sentido de la vacunación, la verdad es que yo no entiendo de medicina, por lo que poco podría hablar de virus y vacunas, pero una cosa tengo clara. Cuando uno se previene contra una enfermedad, o se pone en tratamiento frente a alguna, no lo hace solo por su propio bien sino por el bien de todos. Lo hace sobre todo para evitar sacrificios y sufrimientos a los demás, que le cuidan, y también para evitar ser un vector de contagio que afecte a otros. Desde muy niño tengo el recuerdo de que cuando me ponía enfermo por algo, mi madre no me dejaba ir al colegio o jugar con mis hermanos o mis amigos, para que no contagiase a nadie más. Y recuerdo también que cuando no hacía caso a lo que el médico o mis mayores me decían, recibía una reprimenda porque con mi actitud, podría estar retrasando mi curación, haciendo sufrir así a los demás. Esa suposición de que uno se vacuna (o se medica) sobre todo para estar así mismo protegido, discúlpenme pero no la comparto, y además me parece una actitud bastante egoísta.

Yo me he vacunado, principalmente para ayudar a detener la pandemia, y consecuentemente para defenderme yo también de enfermar. Y digo más, sin tener ni idea de lo que la vacuna podría causar, los que se juegan el pellejo tanto o más que aquellos que no se vacunan, son los que si nos vacunamos, pues tratándose de una vacuna experimental cuyas consecuencias últimas se desconocen, somos nosotros quienes nos la jugamos y no los que van de héroes para que no se note su falta de agallas y empatía para sacrificarse por los demás. Héroes son sobre todo quienes se sometieron a experimentación durante meses, como cobayas, para sacar una vacuna para el bien de todos. O quienes se jugaron el tipo en los hospitales y centros públicos para ayudar a los demás, asumiendo el coste que todo esto les podía suponer.

Pero hablemos de la imposición de costes ¿Quién los impone , aquellos que se vacunan y hacen lo que se les pide, asumiendo el posible coste de sus sacrificios aún sin tener claras las consecuencias de todo ello, porque convienen en que al obrar así procuran el bien de todos, o aquellos otros que por desconfianza, miedo o rebelión se niegan a hacerlo, aún sabiendo que obrando así puede que la enfermedad no se suavice?

El mundo al revés. Todo lo que tradicionalmente ha sido bueno y valioso, ahora es malo y reprochable, como la confianza, el sacrificio, el amor al prójimo... o el bien común, que es como el amor al prójimo pero elevado a lo público.

Yo no sé que costes habré asumido por seguir todas las recomendaciones y normas surgidas a causa de la pandemia. De momento solo conozco los económicos, y no han sido leves. Pero además, si mañana resulta que, como consecuencia de vacunarme, cojo una enfermedad y me muero, o me quedo mal, pues que así sea. Al menos tendré a conciencia en paz de que ha sido por una buena causa, porque creí que al vacunarme obraba como Dios manda. Tal y como ha sido siempre, pues no es la primera vez que me vacuno o medico, ni supongo que será la última (negocios farmacéuticos aparte), ya que desde que tengo memoria, siempre he confiado en los demás: sanitarios, médicos, autoridades, etc. Eso sin tener en cuenta que las primeras vacunas que recuerdo, de crío y adolescente, eran obligatorias y nadie protestaba porque fuese así. De hecho, por ese motivo hace décadas que en nuestras sociedades, se han eliminado o controlado multitud de epidemias y enfermedades que antes diezmaban a las poblaciones.

Como daban a entender los escritos raciales y eugenésicos que se han publicado anteriormente ¿no será que hay a quienes les interesa que no nos vacunemos, por considerar que en este planeta sobra gente, y esa gente resulta que somos nosotros?

Tienes toda la razón, y haces bien en señalar en qué y de qué manera es útil la vacuna. Pero los anti-vacunas (no pretendo aludir a Mundo Republiqueto, aunque no coincido mucho con él en este tema) prefieren ignorar tu razonamiento y repetir todos juntos que las vacunas no funcionan porque no impiden el contagio, como si eso significara que no disminuyen los casos graves y muertes. 

En principio, uno podría pensar que esta gente es incapaz de razonar y de calcular proporciones como se enseña en la escuela primaria. La realidad es todavía peor: lo entienden, pero les da igual que el simple cálculo de las proporciones de muertos, ingresados en uci y hospitalizaciones en función de vacunado/no vacunado demuestre de manera abrumadora que las vacunas tienen un efecto positivo. Prefieren gritar al unísono lo contrario, aplaudirse e imitarse entre ellos, porque el anti-vacunismo es ideología y un salvoconducto para ser admitido en según qué ambientes, no algo racional. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 20/12/2021 a las 0:20, DaniViana dijo:

Basta ya

17 diciembre, 2021

Escribo desde hace diez años en Expansión con entera libertad. Sin embargo, ayer, en el último minuto y de modo injustificable, Expansión censuró y retiró este artículo que iba a publicarse hoy. Lamento que un periódico como Expansión censure un artículo cuyas fuentes son, entre otros, The Lancet (una de las tres publicaciones médicas más prestigiosas del mundo), artículos de reconocidos epidemiólogos en el Wall Street Journal (el periódico económico más importante del mundo), comunicados del JCVI británico y del Ministerio de Sanidad de Japón y datos oficiales del Ministerio de Sanidad español.

 

Basta ya

 

Esta locura debe acabar. El programa de vacunación masiva con vacunas y terapias genéticas en gran medida experimentales para combatir una enfermedad que cursa leve para la inmensa mayoría de la población se está convirtiendo en un escándalo de salud pública, y su extensión a niños y adolescentes sanos es simplemente inmoral. Contrariamente a lo que repite la histeria colectiva creada por el contubernio político-mediático-farmacéutico, la vacunación a estas edades no protege a los niños de nada, pues para ellos el covid es levísimo, ni protege a sus padres o abuelos, pues los contagios de niño a adulto son inhabituales[1] y, sobre todo, caramba, porque estas vacunas no impiden ni el contagio ni la transmisión[2], como estamos viendo. En cambio, exponen innecesariamente a los niños a potenciales efectos adversos a corto plazo que aun poco probables pueden ser serios, como la miocarditis (“con cuadro clínico atípico y de pronóstico incierto a medio plazo”, según el JCVI británico[3]), y a la incertidumbre de efectos secundarios desconocidos a largo plazo. ¿Cómo calificarían ustedes a una sociedad que pone en riesgo la salud de los niños para que algunos adultos duerman más tranquilos? Por tanto, recomiendo a los padres que, antes de tomar una decisión que será irrevocable, se lo piensen mucho y no se dejen arrastrar por razones equivocadas como la presión social, sino valorando exclusivamente los riesgos y beneficios para sus hijos, que no pueden defenderse ni opinar por sí mismos. Asimismo, si sus pediatras recomiendan vacunarse exíjanles la firma de la correspondiente receta para que asuman su responsabilidad.

Una miríada de estudios y datos epidemiológicos recientes confirman que las vacunas y terapias genéticas no impiden ni el contagio ni la transmisión del covid y que su eficacia para reducir la gravedad se ha reducido mucho. De ahí la sorpresiva tercera dosis, inoculada en estado de pánico por Israel ante la evidencia del fiasco vacunal y promovida de tapadillo en España para intentar disimular dicho fiasco. Hace poco nos decían que dos dosis y un 70% de inmunidad de rebaño acabarían con la epidemia. Ahora son tres o cuatro dosis (¡en pocos meses!) y un 95%. Vaya tomadura de pelo.

El desmedido afán de lucro de las empresas farmacéuticas, la incalificable campaña de terror mediática y oscuros intereses políticos propiciaron desde un principio que el foco se pusiera en reducir el número de contagios y no el de muertes, algo absurdo en una enfermedad que cursa leve para la mayoría. Acto seguido se torpedeó sistemáticamente la aparición de tratamientos baratos y prometedores dirigidos sólo a los enfermos de riesgo y se hizo creer a la opinión pública que la única esperanza eran unas lucrativas vacunas poco testadas y dirigidas a toda la población. Una vez vacunada la población de riesgo era imprudente y estéril continuar vacunando indiscriminadamente, pero nos dijeron que las vacunas pararían la epidemia y nos devolverían a la normalidad. “Primero les encerramos, luego les asustamos y finalmente les vacunamos a todos”, fue la consigna. Pues bien, la falacia se ha topado con la realidad. Las altas tasas de vacunación no están frenando los contagios. En septiembre, un estudio realizado en 68 países observó que, al contrario de lo esperado, “las zonas con mayor porcentaje de población totalmente vacunada tenían más casos de COVID-19 por cada millón de habitantes[4]”. En este sentido, según otro estudio publicado en The Lancet Infectious Diseases, los vacunados que enferman de covid parecen ser ligeramente más contagiosos que los no vacunados, con una carga viral similar[5]. Para más inri, otro artículo científico ponía de manifiesto que “la aparición y frecuencia de nuevas variantes resistentes a las vacunas está fuertemente correlacionada con las tasas de vacunación[6]”, es decir, que a mayor porcentaje de vacunados, más variantes. Y según un estudio sueco publicado como pre-print en The Lancet, Pfizer y Astrazeneca (85% de las vacunas administradas en España) no tienen “ninguna eficacia” para prevenir la infección de covid pocos meses después de su inoculación, y su eficacia para reducir la gravedad y muerte ha caído hasta un “indetectable” 42% seis meses después de vacunarse[7]. No olviden que todos estos datos son anteriores a la llegada de la famosa variante Omicron, convertida en chivo expiatorio del fiasco vacunal. Quizá por ello, según el Ministerio de Sanidad actualmente en España el 71% de los hospitalizados y el 80% de los muertos por covid mayores de 60 años son personas perfectamente vacunadas[8]. La evidencia comienza a ser abrumadora. Así, un recientísimo artículo en The Lancet con datos de varios países ha denunciado “la gran negligencia” de las autoridades sanitarias al negar tal evidencia[9] en una cínica huida hacia adelante. En Alemania “seis de cada diez casos sintomáticos de COVID-19 de mayores de 60 son personas totalmente vacunadas [ya son siete de cada diez], proporcionando una clara evidencia de la creciente relevancia de los vacunados como posible fuente de transmisión”. En el Reino Unido, nueve de cada diez nuevos casos de COVID-19 entre mayores de 60 años “se produjeron entre los totalmente vacunados”, y una semana antes “la tasa de casos de COVID-19 por 100.000 había sido mayor entre el subgrupo de vacunados que en el de no vacunados” de 30 años o más. Y en Israel un brote hospitalario cuya fuente había sido un paciente vacunado tuvo como resultado que “catorce pacientes totalmente vacunados enfermaron gravemente o murieron, mientras que los dos pacientes no vacunados desarrollaron una enfermedad leve”. The Lancet concluye: “Es una gran negligencia ignorar a la población vacunada como una fuente de transmisión posible y relevante”. Estos datos desmontan por completo el paripé del pasaporte covid, la persecución de los no vacunados y los programas de vacunación infantil.

El carácter voluntario-obligatorio de estas vacunas en Europa ha vulnerado principios médicos y éticos. No así en Japón, donde el Ministerio de Sanidad deja claro que la vacuna COVID-19 “no es obligatoria ni forzosa, sino que sólo se realizará con el consentimiento de la persona a vacunar tras la información facilitada”. Y añade: “Le rogamos que se vacune por decisión propia, comprendiendo tanto la eficacia como el riesgo de efectos secundarios; no se administrará ninguna vacuna sin dicho consentimiento, y por favor, no obligue a nadie en su lugar de trabajo o a los que le rodean a vacunarse, y no discrimine a los que no se han vacunado[10]”.  Y aquí, ¿dónde están los consentimientos informados? ¿Qué médico ha firmado nada? ¿Dónde queda el respeto a los no vacunados en este ambiente de histeria y fascismo sanitario? En España algunos sátrapas regionales, repanchingados en sus palacetes feudales, imponen a sus siervos la presentación de un salvoconducto para entrar en un hospital o tomarse una cerveza, y da igual que semejante atropello se base en una superstición, pues el vacunado transmite el virus exactamente igual (o más) que el no vacunado. ¿Y qué decir de la Sala del Tribunal Supremo (con la numantina excepción de un voto particular) que se ha prestado a esto autorizando el pasaporte covid con contradicciones que causan rubor?

Repito: esta locura debe acabar. Ha llegado el momento de exigir a los responsables políticos que digan la verdad a la población sobre las limitaciones de eficacia y seguridad de estas vacunas y que detengan la campaña infantil. Para los niños sanos esta vacuna tiene muchos más riesgos que beneficios y, como dice el inmunólogo norteamericano Robert Malone, coinventor de la tecnología de las vacunas ARN mensajero, “la razón que le están dando para vacunar a su hijo es mentira: sus hijos no presentan peligro alguno para sus padres o abuelos[11]”. Yo aún diría más. No es deber de los niños proteger a los adultos, pero sí es deber de los padres proteger a sus hijos.

 

Fernando del Pino Calvo-Sotelo

www.fpcs.es

 

[1] The Case Against Covid Tests for the Young and Healthy – WSJ

[2] Caza de brujas vacunal – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)

[3] JCVI statement on COVID-19 vaccination of children aged 12 to 15 years: 3 September 2021 – GOV.UK (www.gov.uk)

[4] Increases in COVID-19 are unrelated to levels of vaccination across 68 countries and 2947 counties in the United States | SpringerLink

[5] Community transmission and viral load kinetics of the SARS-CoV-2 delta (B.1.617.2) variant in vaccinated and unvaccinated individuals in the UK: a prospective, longitudinal, cohort study – The Lancet Infectious Diseases

[6] Mechanisms of SARS-CoV-2 Evolution Revealing Vaccine-Resistant Mutations in Europe and America | The Journal of Physical Chemistry Letters (acs.org)

[7] Effectiveness of Covid-19 Vaccination Against Risk of Symptomatic Infection, Hospitalization, and Death Up to 9 Months: A Swedish Total-Population Cohort Study by Peter Nordström, Marcel Ballin, Anna Nordström :: SSRN

[8] Actualizacion_524_COVID-19.pdf (mscbs.gob.es)

[9] The epidemiological relevance of the COVID-19-vaccinated population is increasing – The Lancet Regional Health – Europe

[10] COVID-19 Vaccines | Ministry of Health, Labour and Welfare, Japan|厚生労働省 (mhlw.go.jp)

[11] Between the Forceps and the Stone (substack.com)

Pueden confiar en el sentido común y en otros expertos aparte de los oficialistas. A mi tambien me parece suicida desconfiar de quienes no le digan lo que quiere oir.

Buenas tardes

La referencia [8] contiene dos tablas en las páginas 11 y 12 que demuestran que las vacunas tienen un efecto positivo significativo. Compárense las respectivas columnas "tasa semanal".

Gracias por demostrar lo que decía en mi anterior mensaje. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
6 hours ago, elprotegido said:

Salvo si los no-vacunados colapsan los hospitales y sistemas sanitarios, además de lo señalado por @Hispanorromano

Llevamos dos años de pandemia, creo que echarle la culpa a la población de colapsar la capacidad hospitalaria es darle un pase gratis a las autoridades y gente de poder que no ha hecho nada o poco para resolver ese tema. Ya se les "perdonó" el no haber estado preparados realmente para una crisis, pero ya con todo el tiempo en "crisis" que llevamos que todavía hayan "colapsos" es un tema de la autoridad, no de la población que no se vacune. En otras palabras, tu argumento es el típico argumento que la gente en el poder usa para deslindarse de su responsabilidad y hacer que la gente le eche la culpa de la situación al vecino.

Share this post


Link to post
Share on other sites
6 hours ago, elprotegido said:

Tienes toda la razón, y haces bien en señalar en qué y de qué manera es útil la vacuna. Pero los anti-vacunas (no pretendo aludir a Mundo Republiqueto, aunque no coincido mucho con él en este tema) prefieren ignorar tu razonamiento y repetir todos juntos que las vacunas no funcionan porque no impiden el contagio, como si eso significara que no disminuyen los casos graves y muertes. 

En principio, uno podría pensar que esta gente es incapaz de razonar y de calcular proporciones como se enseña en la escuela primaria. La realidad es todavía peor: lo entienden, pero les da igual que el simple cálculo de las proporciones de muertos, ingresados en uci y hospitalizaciones en función de vacunado/no vacunado demuestre de manera abrumadora que las vacunas tienen un efecto positivo. Prefieren gritar al unísono lo contrario, aplaudirse e imitarse entre ellos, porque el anti-vacunismo es ideología y un salvoconducto para ser admitido en según qué ambientes, no algo racional. 

Pero es que el argumento ante los antivacunas no es ninguna proporción o datos de hospitalizaciones, son puras amenazas, hiperbole (como la Casa Blanca diciendo que los no vacunados les esperaba un invierno negro lleno de muerte) y burlas -manera perfecta de alienar y atrincherar a cualquiera en su posición disidente. Sumale a eso que los gobiernos a medida que aumenta el % de vacunados no relajan las medidas, como tu gobierno en España que con 90% de vacunados les re-impone uso de mascarilla en público, y el "incentivo" real, no abstracto, de ponerse la vacuna empieza a perder sentido y parece más bien una imposición arbitraria e innecesaria.

Te cuento una anecdota personal: mi cuñado y suegra no van a venir a la cena de Navidad este año en nuestra casa a pesar de ellos dos estar completamente vacunados (mi suegra con tres dosis), porque mi esposa tuvo una tos recientemente pero de la cual ya se curó. Si ese es el "testimonio" de los que ya tienen la vacuna, de igual tenerle pavor sobrenatural al virus, dime ¿Como se pretende convencer o persuadir a gente que ya de por si duda de las vacunas cuando los vacunados se comportan así?

Lo cierto es, estimado @elprotegido, que nuestros gobiernos y medios ya corrieron campañas de terror psicológico sobre su propia población durante la primera ola, la ola del Delta y ahora contra los no vacunados (y Omicrón). Simplemente no es creíble ninguna "estadistica" que se esgrima, no es creíble ninguna comunicación de canales oficiales. La catastrofe no es solo el virus, es la desconfianza institucional total.

Share this post


Link to post
Share on other sites
7 hours ago, elprotegido said:

Mucho más acertados me parecen los que comparan a la vacuna con llevar el casco cuando se va en moto. Como llevar casco no impide tener un accidente de moto y la mayoría de los accidentados llevan casco, según cierta "lógica" habría que concluír que el casco no sirve para nada. 

La analogía del casco no funciona tampoco porque el casco no va dentro de tu cuerpo ni interactua con tu organismo, es un accesorio que como te lo pones, te lo quitas. El casco no causa efectos secundarios, no causa myocarditis o pericarditis ni causa que niñas de 3 años mueran. El casco no usa tecnología reciente de la que no hay información de efectos a largo plazo ni pruebas de resultado en poblaciones grandes. Cuando compras y te pones un casco no tienes que firmar un consentimiento en el que liberas de cualquier fallo o efecto indeseado al que lo hizo, caramba es que los cascos tienen garantía, como cualquier producto comercial, estas vacunas no. Por último cuando uno se coloca un casco, no se lo coloca incompleto o por partes, no hay "refuerzos" al casco cada 3 o 6 metros que uno recorre con él, sin saber además si habrá un fin a dichos "refuerzos".

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Mundo Republiqueto dijo:

Llevamos dos años de pandemia, creo que echarle la culpa a la población de colapsar la capacidad hospitalaria es darle un pase gratis a las autoridades y gente de poder que no ha hecho nada o poco para resolver ese tema. Ya se les "perdonó" el no haber estado preparados realmente para una crisis, pero ya con todo el tiempo en "crisis" que llevamos que todavía hayan "colapsos" es un tema de la autoridad, no de la población que no se vacune. En otras palabras, tu argumento es el típico argumento que la gente en el poder usa para deslindarse de su responsabilidad y hacer que la gente le eche la culpa de la situación al vecino.

Que se hable de la responsabilidad de la población no es exonerar al poder político de los recortes sanitarios, mala gestión, etc.

De hecho, este discurso antivacunas y antirestricciones ha sido asumido, en diverso grado, por la derecha española, que gobierna en varias comunidades importantes -incluida la Comunidad de Madrid- y que ha hecho salvajes recortes sanitarios. Desde que se declaró la pandemia hace dos años, en Madrid no se puede acudir a los Centros de Atención Primaria. Y muchos de ellos han cerrado.

O sea, tenemos dos detalles muy importantes:

1) El discurso antivacunas y antirestricciones no es ajeno el poder político.

2) El sector político que quiere privatizar la sanidad y que la ha recortado allí donde gobierna es el mismo que está promoviendo el discurso antivacunas.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Mundo Republiqueto dijo:

Pero es que el argumento ante los antivacunas no es ninguna proporción o datos de hospitalizaciones, son puras amenazas, hiperbole (como la Casa Blanca diciendo que los no vacunados les esperaba un invierno negro lleno de muerte) y burlas -manera perfecta de alienar y atrincherar a cualquiera en su posición disidente. Sumale a eso que los gobiernos a medida que aumenta el % de vacunados no relajan las medidas, como tu gobierno en España que con 90% de vacunados les re-impone uso de mascarilla en público, y el "incentivo" real, no abstracto, de ponerse la vacuna empieza a perder sentido y parece más bien una imposición arbitraria e innecesaria.

Te cuento una anecdota personal: mi cuñado y suegra no van a venir a la cena de Navidad este año en nuestra casa a pesar de ellos dos estar completamente vacunados (mi suegra con tres dosis), porque mi esposa tuvo una tos recientemente pero de la cual ya se curó. Si ese es el "testimonio" de los que ya tienen la vacuna, de igual tenerle pavor sobrenatural al virus, dime ¿Como se pretende convencer o persuadir a gente que ya de por si duda de las vacunas cuando los vacunados se comportan así?

Lo cierto es, estimado @elprotegido, que nuestros gobiernos y medios ya corrieron campañas de terror psicológico sobre su propia población durante la primera ola, la ola del Delta y ahora contra los no vacunados (y Omicrón). Simplemente no es creíble ninguna "estadistica" que se esgrima, no es creíble ninguna comunicación de canales oficiales. La catastrofe no es solo el virus, es la desconfianza institucional total.

No creas lo que cuentan en internet sobre las mascarillas en España. En estos dos últimos años yo no he llevado nunca la mascarilla por la calle porque podía guardar las distancias. No me ha parado ninguna patrulla de policía y no me lo ha recriminado ningún ciudadano.

Si tu suegra es de avanzada edad, veo razonable que la mujer tenga miedo a coger el virus, porque es una muerte casi segura para las personas de esa edad. No creo que por eso se esté comportando mal o rompiendo la familia.

Los no vacunados se están comportando mucho peor de lejos. Por ejemplo, uno dice que su madre es una "hija de puta"; otros expresan abiertamente su deseo de que mueran sus padres (entre ellos un conocido). Se llaman a sí mismos "pura sangres" y dicen que los vacunados estamos apestados. En las redes sociales personas con nombre y apellidos - no anónimos- hablan de fusilarnos a los vacunados y burradas por el estilo. Ha habido atentados contra centros de salud y médicos.

Déjame que te cuente yo también una anécdota (o varias encadenadas) en los últimos dos años:

- He perdido un ojo porque en Madrid dejó de funcionar la Atención Primaria en cuanto se declaró la pandemia, gracias a las mismas autoridades que fomentan el discurso antivacunas y antirrestricciones.

- Han muerto de coronavirus 3 vecinos del piso .

- He perdido a los 4 tíos que me quedaban de la rama materna: 2 por falta de atención médica y 2 directamente por coronavirus. El último murió hace cinco días de un trombo. No llegó nunca a vacunarse porque creía en la propaganda antivacunas. Estaba abonado a Russia Today.

Con mucha ligereza se está hablando -incluso por parte de muchos sacerdotes- de que esto es una conspiración para que no se reúnan las familias en Navidad, como si ese fuese el único momento para ver a la familia. ¿Pero qué pasa con los que han perdido a su familia por el virus? Hablo de los que hemos perdido a la familia de verdad -no de mentirijilla- porque el virus les ha matado. ¿Esos no importan?

También se está diciendo que es una conspiración contra la Eucaristía, y todo porque las autoridades eclesiásticas han establecido que, mientras dure la pandemia, la comunión se dé preferentemente en la mano. Pero aquí en Madrid han muerto decenas de miles de ancianos y discapacitados sin atención médica (siguiendo protocolos fijados por la autoridad política que fomenta el discurso antirrestricciones) y sin atención espiritual. Ellos sí que no pudieron recibir la comunión. ¿Es más importante que temporalmente se dé la comunión en la mano que el hecho de que esas decenas de miles de ancianos hayan muerto sin poder comulgar y sin recibir la extremaunción?

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, Mundo Republiqueto dijo:

Llevamos dos años de pandemia, creo que echarle la culpa a la población de colapsar la capacidad hospitalaria es darle un pase gratis a las autoridades y gente de poder que no ha hecho nada o poco para resolver ese tema. Ya se les "perdonó" el no haber estado preparados realmente para una crisis, pero ya con todo el tiempo en "crisis" que llevamos que todavía hayan "colapsos" es un tema de la autoridad, no de la población que no se vacune. En otras palabras, tu argumento es el típico argumento que la gente en el poder usa para deslindarse de su responsabilidad y hacer que la gente le eche la culpa de la situación al vecino.

Bueno, en principio yo no estaba echando la culpa a la población ni a nadie, simplemente constatando que el argumento (libertario) según el cuál la decisión de vacunarse es puramente individual y no tiene consecuencias sobre terceros no funciona, pues uno vive en sociedad y, por ejemplo, tiene derecho a usar unos servicios públicos.  

Por otro lado, aún con todo la proporción de población vacunada es bastante alta y eso ha ciertamente evitado un colapso de las uci que habría ciertamente supuesto medidas de confinamiento. Si la propaganda antivacunas hubiera estado más avanzada, la situación habría sido distinta. Al vivir en sociedad, las ideas y las decisiones rara vez no tienen consecuencias. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 horas, Mundo Republiqueto dijo:

Pero es que el argumento ante los antivacunas no es ninguna proporción o datos de hospitalizaciones, son puras amenazas, hiperbole (como la Casa Blanca diciendo que los no vacunados les esperaba un invierno negro lleno de muerte) y burlas -manera perfecta de alienar y atrincherar a cualquiera en su posición disidente.  (...)

Lo cierto es, estimado @elprotegido, que nuestros gobiernos y medios ya corrieron campañas de terror psicológico sobre su propia población durante la primera ola, la ola del Delta y ahora contra los no vacunados (y Omicrón). Simplemente no es creíble ninguna "estadistica" que se esgrima, no es creíble ninguna comunicación de canales oficiales. La catastrofe no es solo el virus, es la desconfianza institucional total.

En cierto modo voy a darte en parte la razón en esto, aunque muy probablemente, tú no vas a compartir mis motivos.

Pienso que es cierto que los gobiernos también están jugando, al igual que hacen los antivacunas, a infundir el terror en la sociedad. Probablemente con el objetivo de obligar a la gente a vacunarse, y eso no está bien porque divide a la sociedad. Pero esto (y aquí es donde seguramente tú yo divergimos), ocurre porque los propios gobiernos han perdido la autoridad moral que les permitiría obligar por ley a vacunar a toda la población.

Un verdadero gobierno fuerte y ocupado en el bien común, podría y debería haber obligado a todos a vacunarse, como ha venido siendo habitual en la historia, y habría invertido también lo imposible en desarrollar sus propias vacunas y métodos de contención de la enfermedad, en solitario o en colaboración con otros estados, en lugar de fiar a los mercados y a la democracia, la salud de la nación. 

De esa forma, seguramente ahora no sería necesario recurrir al miedo o a la segregación social para lograr que la gente se vacune. Pero claro, como llevan décadas corrompiendo, destruyendo y privatizando las instituciones públicas, ya sea para utilizarlas en su beneficio como para quedarse con el bien de todos (izquierda y derecha), ahora están presos de su falta de medios públicos y autoridad, y necesitan recurrir a estrategias como las descritas, o peor aún, azuzar movimientos como el de los antivacunas, que refuerzan el sentimiento ultra liberal en la sociedad, y a la larga permiten seguir privatizando y ahorrando presupuesto público que posibilite pagar menos impuestos a los que más beneficio obtienen de la sociedad.

Y en cuanto a la desconfianza en las cifras y estadísticas oficiales, en cierta medida también estoy de acuerdo contigo, por los motivos señalados. Lo que no entiendo ni comparto en absoluto, es que los mismos que, al menos aquí en España, dicen no fiarse de las estadísticas actuales, son los mismos que ayer tampoco se fiaban de las estadísticas de fallecidos y afectados por la pandemia durante los tiempos duros, seguramente con el objetivo de debilitar aún más los gobiernos, argumentando que la enfermedad era muchísimo más grave de lo que se nos estaba diciendo. ¿Qué ocurre, que ahora es al contrario y la pandemia se ha vuelto mucho menos grave de lo que se nos cuenta? Entonces va  a ser que las vacunas son más efectivas de lo que se dice...  Así que sí, comparto que las estadísticas puedan estar manejadas al gusto y capricho de unos y otros, pero esto es igualmente reprochable, tanto a gobiernos como a opositores.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 horas, Mundo Republiqueto dijo:

Pero es que el argumento ante los antivacunas no es ninguna proporción o datos de hospitalizaciones, son puras amenazas, hiperbole (como la Casa Blanca diciendo que los no vacunados les esperaba un invierno negro lleno de muerte) y burlas -manera perfecta de alienar y atrincherar a cualquiera en su posición disidente. Sumale a eso que los gobiernos a medida que aumenta el % de vacunados no relajan las medidas, como tu gobierno en España que con 90% de vacunados les re-impone uso de mascarilla en público, y el "incentivo" real, no abstracto, de ponerse la vacuna empieza a perder sentido y parece más bien una imposición arbitraria e innecesaria.

Te cuento una anecdota personal: mi cuñado y suegra no van a venir a la cena de Navidad este año en nuestra casa a pesar de ellos dos estar completamente vacunados (mi suegra con tres dosis), porque mi esposa tuvo una tos recientemente pero de la cual ya se curó. Si ese es el "testimonio" de los que ya tienen la vacuna, de igual tenerle pavor sobrenatural al virus, dime ¿Como se pretende convencer o persuadir a gente que ya de por si duda de las vacunas cuando los vacunados se comportan así?

Lo cierto es, estimado @elprotegido, que nuestros gobiernos y medios ya corrieron campañas de terror psicológico sobre su propia población durante la primera ola, la ola del Delta y ahora contra los no vacunados (y Omicrón). Simplemente no es creíble ninguna "estadistica" que se esgrima, no es creíble ninguna comunicación de canales oficiales. La catastrofe no es solo el virus, es la desconfianza institucional total.

Empiezo por el final. Si los datos no te parecen creíbles deberías decir por qué razón. La referencia que trajo el otro forero (que va contra su tesis) contiene datos "crudos" proporcionados por los hospitales. Si vamos a empezar a cuestionar eso, estamos entrando en el terreno de la conspiranoia. 

Con respecto al uso de la mascarilla en espacios abiertos, evidentemente es una medida que tiene poco o ningún sentido y con la que no estoy de acuerdo. Por otro lado, la vacunación sí que ha supuesto un relajamiento de las medidas y las restricciones; basta comparar con la situación de hace 8-12 meses y recordar como ha evolucionado. 

Con respecto a lo que dices de tu suegra, la vacuna aumenta las posibilidades de sobrevivir al virus, pero no protege por completo. Por lo tanto, lo razonable para las personas mayores e inmunodeprimidas es vacunarse y, a la vez, seguir tomando precauciones para no contagiarse. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Algunos datos que he estado buscando en los últimos días, por si os interesan.

 

Muertes atribuidas al covid-19 en España:

 

Octubre de 2020,  5906 muertes.

Octubre de 2021, 544 muertes. Es decir, un 9,21% respecto al año anterior.

 

Noviembre de 2020,  9124 muertes.

Noviembre de 2021, 474 muertes. Un 5,15% respecto a 2020.

 

Son datos oficiales del Ministerio de Sanidad. No puedo asegurar que no estén manipulados, pero vienen respaldados por las informaciones que me dan familiares y amigos del ámbito sanitario.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Dejo por aquí más leña. (Broma).

 Todo tiene unos comienzos. La vacunación fue avanzando con una parte positiva y una negativa. Millones (Creo yo), pensamos que ha sido más positivo que negativo. Nada está exento de efectos negativos. Las vacunas tampoco. Yo sigo confiando en las personas en este aspecto. Cuando tenga que ponerme la tercera dosis lo haré. Y naturalmente, no iba yo a tener ninguna culpa, si ese hipotético plan mundial de control fuese real. Y si tuviese un infante a mi sola responsabilidad le vacunaros también. 

 También sigo pensando que hay detrás intereses de poder y políticos. 
 Les dejo unos enlaces, de donde viene la historia sobre el cultivo de vacunas.
https://ftp.historyofvaccines.org/index.php/es/contenido/articulos/cepas-de-células-humanas-para-la-creación-de-vacunas


Aquí una explicación del asunto vacunas:

https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/antivacunas-celulas-fetales

 Pero yo entonces diría, si al final las vacunas son anti Dios. Desagradarle, incumplirle. Por su origen de un aborto, por trabajar células humanas en sí..Tendremos entonces que suprimir el cerdo, las analíticas por ser sagrada alma, al pretender a Dios. La sangre no se puede manejar como si tal. Tiene Dueño. Y etc, etc. 

¿ Y los cosméticos?. ¿Y mil negocios más? ¿Vamos a cerrar todo lo que use células madre? De humanos y animales, ¿De flores vale? 
 Esa eugenesia del que sobreviva, yo no la veo Cristiana. Que aparte, se ataca las vacunas, pero se obvia que en los 60 no había legislación como hoy sobre el uso al cultivar células madre. Y se obvia igual los negocios que hay con las células haciendo otras cosas. Quizás porque esto es liberal capitalista.

 Al final parece todo otra lucha más de enormes ideologías, pienso yo.

 Ha apuntado una cosa @ICTHYS para mí muy certera. Si las fuerzas del mal están en todo orden de sitios. Mejor oasis para El Señor. 
 Yo añado, en vez de dejarnos llevar por esas bandas de fuerza contaminada por el maligno, mejor hacer refuerzo de nuestra Iglesia. Sin caer en ninguna estupidez o mentira.

Estos dos días pasados, hemos visto, como el mal, se pone en pleno pico de la Ómicron, a tirarse los trastos. En redes, política.

 Es como una locura todo. Y como tengas que necesitar un documento oficial, etc, tremendo. Peor a que te pique una avispa. Y como esto mil cosas. Los asuntos que de verdad importan los pasan de largo. Mientras se pelean por las cuestiones COVID. Eso es el mal. Porque cuando hay un mal en un sitio, se combate ese mal. Si utilizamos ese mal para herirnos, como en una guerra, mal papel a los ojos de Dios. Nefasto.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • I like (5 positives and 3 improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(2)
    • YandexBot(2)
×