Jump to content

Recommended Posts

En los últimos tiempos se habla mucho de la izquierda posmoderna, término con el que se alude a algunos sectores de esa izquierda que defenderían diversas causas contradictorias con sus postulados iniciales. O que, al prestar excesiva atención a esas otras causas que no estaban en el paquete inicial, han descuidado la idea central de redimir a los trabajadores. Y algo de eso hay. Es verdad que algunos izquierdistas han desarrollado gran afición por causas extrañas que, si bien no entran necesariamente en contradicción con sus ideas iniciales, sí les desvían en cierto modo de sus metas o les hacen perder crédito ante su masa de votantes.

Sin embargo, no se habla nada de que en la derecha se da un fenómeno similar e incluso más acusado. No se habla de que también hay una derecha posmoderna que hace mangas y capirotes de sus ideas iniciales, que está presta a acoger cualquier novedad en abierta contradicción con sus supuestos principios, que acoge con los brazos abiertos a cualquier personaje que dice ser de los suyos, y que cada vez defiende ideas y causas más extrañas, algunas de marcado cuño izquierdista.

Abro este hilo para reflexionar sobre este fenómeno de la derecha posmoderna, para aportar ejemplos que ayuden a entender en qué consiste esta derecha y, si procede, juzgar esos casos concretos y el fenómeno en general. En principio no tengo la idea de insertar largas reflexiones sino de ir comprendiendo y delimitando el fenómeno con breves fogonazos. Pero en cualquier momento se puede hacer una reflexión más amplia o una recapitulación. Y el hilo también está abierto a los que discrepen de la existencia de esa derecha posmoderna o de la validez los ejemplos que se vayan aportando.

Empiezo aportando un vídeo filmado por dos militantes homosexuales de Vox que ayer hizo furor en Twitter. Lo compartió la cuenta oficial de Vox:

La derecha posmoderrna es sodomítica pero también es racista.

Quizá se hicieron racistas a fuer de sodomitas, por lo que comentan en el vídeo, o quizá el racismo (que es una forma de heterofobia) les llevó a la homofilia.

En cualquier caso, ni el racismo ni la sodomía son causas tradicionales de la derecha, al menos de la derecha más o menos católica que se dio en España, sino más bien del otro lado del espectro. No quiero ni imaginar lo que pensarían los líderes derechistas del pasado si viesen planteamientos como los de este vídeo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

A mi modo de ver y empleando un símil del mundo rural, las ideologías funcionan de forma semejante a "corrales" donde se guarda el ganado de cada productor, aunque lamentablemente, ese ganado no sean animales si no las propias personas que producen para tal o cual interés, a menudo significado mediante siglas políticas, aunque casi siempre espúreos. Antes funcionaban mediante complejas estructuras de pensamiento que dotaban de cierta carga de intelectualidad y autoridad al militante. Militar en una ideología significaba de algún modo haber integrado en el pensamiento propio, la compleja estructura ideológica y los dogmas que, basándose siempre en la manipulación de una verdad, a partir de ella conformaban un marco de pensamiento ideal, donde el militante creía encontrar a su vez un marco de salvación o prosperidad personal o familiar. Cuanto más profundizaba el interesado en la estructura, más prestigio y autoridad ganaba, aunque más difícil también se le hacía desembarazarse de las cadenas propias que toda ideología conlleva.

Sin embargo y con el tiempo, las ideologías se han ido devaluando, sustituyendo las ideas por las emociones y los dogmas por los tópicos. A día de hoy, dichos marcos ideales han pasado a convertirse en espectáculos bufos donde, quien mejor manipula las emociones y emplea los tópicos, es el que al final de la jornada obtiene una mayor ración de "pienso en el corral". Las esperanzas de un futuro mejor casi han desaparecido del pensamiento de las diferentes ideologías y sus militantes, porque lo que prima ahora es "deshacerse del otro", ya que su existencia a pasado de ser algo común a la nuestra, a competir contra nosotros. De este modo, la propiedad de sus bienes, materiales e inmateriales, ha pasado a ser lo que motiva directamente e indirectamente a unos y otros.

Las ideologías se construyeron mayormente desde la razón, pero como partes excluyentes de un todo, sin embargo, ahora se han despojado de aquella cualidad racional y se presentan como lo que verdaderamente son: instintos animales domesticados al servicio de intereses particulares. Da lo mismo si uno es de izquierdas o de derechas, si tiende hacia el progreso de la sociedad o se mueve en una esfera más tradicional y conservadora. Todo eso ya no importa, lo que prima es que produzca dividendos al amo y legitime sus actos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, es muy acertado eso que dices de que las ideologías se han ido devaluando hasta convertirse en ejercicios de manipulación de las emociones cada vez más simples. De alguna manera, donde antes teníamos ideologías que enjuiciaban el mundo y prescribían soluciones de forma más o menos racional (aunque ese culto de la razón degenerase con frecuencia en irracionalidad y fanatismo), hoy tan solo tenemos una serie de tribus digitales que, más que un sistema ideas, manejan una colección de eslóganes cada vez más reducida, con la que apelan a las emociones -generalmente las de tipo negativo, como el odio- para marcar territorio y descalificar al que no forma parte de la tribu.

Continúo con el tema de la derecha posmoderna. El tema sexual juega un papel muy importante en esta derecha posmoderna, que yo diría que es tan degenerada o mas que su contraparte de izquierdas. Hay muchos aspectos que quisiera tocar sobre este asunto, pero por el momento le voy a dar un descanso para pasar a otro tema.

Propongo a los lectores que vean el siguiente vídeo, o el texto que lo introduce, para que piensen si la persona que firma ese ritual y esas proclamas es de izquierdas o, por el contrario, es de derechas; si es un marginado de la sociedad o alguien con amplias redes institucionales; si está al margen de la política o pertenece a algún partido político del ámbito parlamentario o extraparlamentario; si cree que será rechazado visceralmente por los "católicos" o, por el contrario, éstos no tienen ningún problema en codearse con este personaje:

Cita

Vídeo: CÍRCULO DE UR

Un rito de Josep Carles Laínez

Con:

  • Neus Miquel Avencio Delgado
  • Josep Carles Laínez
  • Albae Mostazowska
  • Antonio Ruiz Vega

Producido por

  • Gradual Hate Records
  • Gudua Deisdea

Director de producción: Avencio Delgado

Música: The Wyrm

Diseño de vestuario: Marisa Calleja

Cámara e iluminación: José Luis Martínez (Vórtice Media)

Montaje: José Bravo (Vórtice Media)

Filmado en los estudios de Vórtice Media

Valencia, España, Europa MMXVII

El vídeo Círculo de Ur es un fragmento de una ceremonia de consagración que realizamos en nuestro grupo. Como cualquier otro rito que se retrotrae a alguna de las religiones paganas que se dieron en Europa hasta la imposición del cristianismo, es reconstrucción y, al tiempo, es conciencia de situarnos, hoy, en un tiempo y un lugar determinados. Cualquier rito o ceremonia antigua, ya fuesen helenos, romanos, etruscos, celtas o iberos, ha desaparecido sin dejar rastro. No han pervivido libros, ni textos, ni música, ni indicaciones para llevar a cabo la misma… El vacío se alza ante nosotros.

Sin embargo, los cultos mistéricos se revelan con una continuidad mayor, con una pervivencia de más de dos siglos. De hecho, la misa cristiana –en concreto, la liturgia del aposento alto– tiene su origen en un rito mistérico. Sabido es que la teología de San Pablo tuvo influencia de este tipo de cultos, e incluso algún Padre de la Iglesia llegó a ofrecer teorías delirantes para justificar por qué la misa cristiana era tan semejante a un rito mistérico… De modo paradójico, el cristianismo ha continuado con una práctica que nos pertenecía. Nuestra obligación es arrebatarle su ropaje cristiano para tratar de salvar cuanto de pagano quede en ella. El Círculo de Ur, por tanto, se inscribe en esta escuela de misterios. Rendimos culto a los dioses que se sacrificaron por nosotros, y anhelamos la llegada de aquel que acabe con el actual sistema que subyuga a los pueblos de Europa. Somos, por ello, conscientes de que nuestros dioses y diosas permanecen en una oscuridad de la que hay que rescatarlos, y de ahí la estética queridamente tenebrosa (pero no “satánica”, pues no somos cristianos como para creer en Satán) con que nos revestimos ritualmente.

¿Qué dios ha de venir? Todos, pero abreviamos su nombre en Legión, porque son muchos: Mitra, Prometeo, Cernunnos, Lucifer…, tomándolo en el sentido en que expresa el mítico escritor y pensador francés Jean-Paul Bourre, “¿quién es Lucifer hoy sino el Verbo que modifica el tiempo humano, la palabra que destruye para reconstruir la belleza revolucionaria que anticipa el retorno de los dioses?”.

Por otro lado, frente a religiones como las tres abrahámicas, que condenaron –y una de ellas condena aún– a la mujer a un grado semejante a la esclavitud, y, en cualquier caso, inferior al del varón, nosotros hemos querido darle la relevancia que le corresponde, como hacedora y dadora de vida. No es un sacerdote masculino cristiano quien convierte el pan y el vino en cuerpo y sangre de Cristo, sino dos oficiantes –un hombre y una mujer– los que dan vida, por contacto con el cuerpo y la sangre reales de ambos, al dios que ha de venir. Antes de tal “sacrificio” se requiere una purificación (a través la asfixia por atragantamiento –el “soplo”), un contacto íntimo (mediante, por ejemplo, un beso deseante, como en el vídeo, o el acto sexual –el “sexo”), y la ingesta del vino consagrado para la ocasión (la “sangre”). Después todos los miembros del Círculo ingieren esa carne cruda que late sobre el vientre de una mujer joven. En todo caso, nuestro compromiso con el paganismo es parte de nuestra lucha, parte de Europa, parte de la revuelta y el despertar. Un arma más, pero no la única.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo cierto, es que he valorado tu comentario como excelente, más por la calidad de la información que aportas, que por el propio contenido, ya que éste bien podría calificarse sin embargo como terrible. Desconocía ese tipo de rituales, y me hace gracia que el autor lo defina como "no satánico" por no creer en Cristo y por tanto tampoco en Satán, porque desde luego tiene todos los elementos para dar el tipo. Lamentablemente en toda esta zona del levante (creo que el autor es valenciano) abundan mucho las sectas satánicas y esto bien podría formar parte de los rituales de alguna de esas sectas.

Desde luego no sé si el tal Laínez es más de izquierdas o derechas, pero que está completamente ido podría firmarlo solo con leer la introducción del video. El ritual tiene la misma pinta que aquellos que celebraban ciertas élites de las SS del III Reich, según se recoge en algunos libros y documentales sobre el tema, aunque desconocía que esos cultos se siguiesen practicando fuera de gropúsculos satanistas hoy en día.

No vendría mal saber un poco más acerca de la procedencia de estas cosas y los ámbitos concretos donde se dan, a fin de tener una visión más amplia de eso que el autor denomina "nuestro grupo". Más que nada por saber si se trata de algún grupo extenso o con potencial de crecimiento, o por el contrario forma parte de la obra de un pirado y cuatro amigos , dicho sea de paso y a tenor de un par de pequeñas búsquedas en internet que he hecho tras ver el video, con presencia y participación en importantes cabeceras digitales de corte liberal como LD o fundaciones como FAES.

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 13/7/2021 a las 2:10, Hispanorromano dijo:

Después todos los miembros del Círculo ingieren esa carne cruda que late sobre el vientre 

Y lo que nos quedará por ver. Lo de comerse la carne lo tengo yo en mal presentimiento. 
 Vaya elementos. Otros nazis en ciernes. Esperemos que fracasen estrepitosamente. Aparte que mienten. El Cristianismo se sirvió de celebraciones paganas, pero es que se saltan la parte de que esos conversos fueron los que cambiaron esas cosas haciendo esas fiestas cristianas y haciéndose también parte del clero que se dedicaba a buscar la aprobación del Señor con su vida dedicada a ÉL.

 Como si hubiesen obligado a modificar algunas cosas. Lo cuentan todo con sesgo de parte. El día que dejemos de rezar se les van a caer todos sus planes. De rezar a Dios. Porque todo esto se mantiene gracias a ÉL.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tras buscar un poco para saber quién era esta gente, me encontré con que el Círculo de Ur tiene su propia revista y cuentas en redes sociales, y efectivamente son abiertamente satanistas.

153794419_1097342600714580_6157200542506

image.png

 

Así es que, ojo al parche a aquellos que se definen como liberales de derechas y se alimentan a diario con las ideas incendiarias y soflamas de odio que vierten ciertos medios de comunicación, pues dichos medios son los mismos que promocionan a esta gente. No hace falta ser muy ducho para intuir de dónde le vienen las pulgas al galgo.

Y a propósito de "círculos mágicos" y celebraciones paganas, no sé si visteis ayer el homenaje a las víctimas del Covid, que se celebró en la Plaza de Armas del Palacio real, con asistencia de autoridades civiles y militares, y presidida por el Rey. Yo no entiendo mucho de estas cosas, pero no puedo evitar ver paralelismos entre ese tipo de celebraciones mistéricas, como las que celebran los satanistas del Circulo de Ur, y las de ayer en Madrid. Quiero decir, el círculo (de iniciados) como referencia, la llama central que lo ilumina, y la ofrenda de los sacrificios humanos en el altar de la luz. Como celebraciones, evidentemente parecen diferentes y aún antagónicas, pero simbólicamente vienen a representar lo mismo, solo que una lo hace abiertamente para los adeptos y otra de manera críptica para todo el público.

Ceremonias que de alguna forma buscan y vienen a sustituir, el sacrificio único del altar, cuya simbología es similar a las anteriores, solo que a la inversa, o mejor dicho, las otras están "invertidas" con respecto a la cristiana. En la cristiana, es Dios quien se ofrece a sí mismo en sacrificio por los hombres, mientras que en las paganas, son los hombres quienes sacrifican a Dios por si mismos.

1-homenaje-covid2021@abc.jpg

2-homenaje-covid2021@abc.jpg

3-homenaje-covid2021@abc.jpg

4-homenaje-covid2021@abc.jpg

5-homenaje-covid2021@abc.jpg

Share this post


Link to post
Share on other sites

Yo difiero en esto. A los creyentes es normal que no nos guste. Porque hay ausencia de Nuestro Señor, reverendos.. Pero no creo que estén adorando a satanás. Más bien diría que la ultra derecha v🤮x política, como ha hecho durante toda la pandemia junto al partido popular, pues es cizañar, ensuciar, faltar al respeto. Una derecha de auténtica vergüenza, para nuestra desgracia, pues somos conscientes que el marxismo leninismo y todas sus ramas son de despreciar profundamente los cultos religiosos monoteístas. 
 Vetan la investigación de poder saber para evitar en el futuro, y reconocer abiertamente las culpabilidades de todos, que vuelva a ocurrir el abandono de nuestros ancianos. Este tipo de actos si que son más del demonio.

 Y después, esta vergüenza constante, que no cesa, de in misericordias que sueltan, hacia los más pobres del mundo. Para llorar. 
 Necesitamos una cura desde abajo, para ver si Dios nos da frutos con políticos decentes, que sin rubor ninguno confiesen a Dios, y su capacidad de ser demócratas y trabajar para todos, sin pasarse el día insultando, mintiendo, en un titánico esfuerzo de saber torear esta política de capitalismo, pero sin caer en el comunismo. 
 Ahora han enganchado Cuba, y a atacar. Ahora mismo la derecha está como un perro agresivo. Yo personalmente todo lo que propagan no me lo creo. Por ejemplo ha salido la Ministra de Trabajo, diciendo que Matria por Patria. Pues se podrá contestar sin insultar, y sin quitarle la parte de razón que lleva de que claro que España es Matrialcal, por la Madre del Señor y las madres carnales. Que digo yo, sus asesores de mucho estudio y másteres liberales híper caros, deberían saber contestar con educación, enseñado a la par a ser mejores personas. Pues no, se lanzan por las redes a insultar sus apoyos populares. Y sus políticos les animan más y hacen igual. 
O igual es que se  han dicho que en esa profesión no hay nada limpio, y es un lodazal.

Yo personalmente si vox o pp, se enmendasen, no tendría problema en apoyarles. Pero me lo ponen difícil. 
Me he desviado del tema. No me atañe esa celebración. Yo no hubiese ido. Porque si tuviese familia afecta de COVID pues iría a sus Misas Católicas. Y así lo manifestaría. Porque es una celebración "rara", fría a mi gusto. Me falta Dios ahí mencionado. Pero los respeto. Hay muchos monumentos que tampoco me gustan y respeto.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Disculpad que dejase el vídeo satánico acompañado de un acertijo en vez de desarrollar mi crítica. No tenía tiempo para más. Procuro explicarme ahora.

@Español, comentas el contrasentido de que el autor del vídeo se declare "no satánico". Es la vieja añagaza de los gnósticos. Dicen que ellos adoran a Lucifer, no a Satán, como si fueran dos entidades distintas. Sostienen que el universo espiritual fue creado por Lucifer, mientras que el mundo material -del que que supuestamente abjuran- fue creado por Satán, que identifican con Yahvé. Para rematar la faena, estos maestros de la mentira utilizan el viejo truco ateo de achacar el satanismo a una proyección del cristianismo. Según esta teoría, sería la imaginación morbosa de los cristianos la que dio lugar al satanismo. Pero lo cierto es que este Grupo de Ur, encabezado por Josep Carles Laínez, se reivindica abiertamente de Satanás, como tú mismo has descubierto. Esto se ve a las claras en su publicación oficial, Studia Sætanica. En la página de venta vemos algunos de los contenidos de esta revista:

Cita

4.- Ensayo de la escritora y presidenta de la Unione Satanisti Italiani Jennifer Crepuscolo, donde pasa revista a las líneas del satanismo teísta que practica, en el cual, Satanás es el Dios de los orígenes, la entidad que ha liberado al hombre.

A lo que añaden, en una especie de presentación de la revista:

Cita

Studia Sætanica, publicación del Círculo de Ur, es la portavoz de un cierto satanismo teísta que no busca al Adversario de la religión galilea, sino la síntesis, en ese nombre adoptado, de los dioses y las diosas, ahora ocultos o derrotados, de los antiguos paganismos. De aquí, el nombre de sætanismo, una fusión de la raíz STN y del dios Set del Egipto originario. Studia Sætanica es consciente de que en una sociedad igualitaria y adormecida, en una Europa castrada de su poder, en un momento donde el existencialismo, el nihilismo, el pesimismo y la acción se dan la mano, sigue siendo inútil el dios semita de un pueblo y de iglesias ajenos a la verdadera esencia europea, y también igual de inútiles los neopaganismos desligados de la comunidad y de la fuerza de la sangre.

Una página de esa publicación:

circulo-de-ur-studia-saetanica-nii.jpg

 

¿Es importante este Josep Carles Laínez o es solo un friki al que no sigue nadie? En absoluto es un personaje marginal: participa con frecuencia en conferencias universitarias, le hacen entrevistas en la prensa tradicional y realiza presentaciones en la SGAE y otros lugares nada marginales. Su producción académica es muy amplia, como puede verse aquí:

Josep Carles Laínez - Dialnet

La revista abiertamente satánica que dirige no la he visto en ninguna librería. Pero sí he visto otra revista que va en la misma onda pero con más disimulo, "Herejía y Belleza", que venden en Gradual Hate Records pero también, repito, en librerías modestas de ciudades pequeñas. Por cierto, muy interesante lo de "Gradual Hate". ¿Qué querrán decir con eso? ¿Que promueven el odio de forma gradual para conquistar mejor los espíritus? Bien mirado, es lo que viene sucediendo en los últimos tiempos.

Nuestros lectores se preguntarán qué tiene que ver todo esto con la derecha. Bien, pues este Josep Carles es uno de los ideólogos de esta derecha posmoderna de la que hablaba en el hilo. Siempre ha participado en los círculos de la Nueva Derecha, con J. J. Esparza y sus amiguitos. En la captura de la revista afirma que forma parte de un colectivo "nacional-pagano". Josep Carles es un columnista habitual de El Manifiesto, la publicación de la Nueva Derecha que apoya a Vox pero que también intenta influir en el PP y en la derecha extraparlamentaria:

Josep Carles Laínez | 3 | El Manifiesto

Por cierto, en El Manifiesto escribió un artículo revindicando la homosexualidad como parte de las "esencias europeas" que nos arrebató el cristianismo:

Cita
homosexualidad.jpg

Europa y la homofilia

Josep Carles Laínez 21 de junio de 2008

 
La homosexualidad no es nueva en la Nación Europa. Incluso mal que nos pese (si nos pesa mal o si nos trae al pairo) sobre mitos homosexuales se edifica el alma europea, helénica, más antigua; y, por supuesto, el espíritu guerrero. Leamos a la poetisa Safo o al poeta Píndaro, la construcción de un universo homoerótico (que no excluía las relaciones heterosexuales) es consustancial a la Europa prístina. El Partenón era eso, y era eso desde la cohesión social y el respeto (no en plan “maricas viejas” como ridiculizaba Jacques Lacan). Y quizá es aburrir al lector recordar a Aquiles, a Sócrates, a Leónidas y los 300 espartanos, al Batallón Tebano, a Alejandro Magno… No había extrañamiento, sino normalidad, pues toda sociedad que lleva a la mujer al grado más bajo del escalafón (cuidar de la casa y engendrar) ha de encontrar en algún sitio el ser con quien sublimar los sentimientos amorosos. Si la mujer es una criada, paridora, débil y sangrante, ¿cómo se le van a rendir los deseos más sublimes? A fin de cuentas, la homosexualidad, en una sociedad patriarcal y machista, sería la opción más consecuente. 
 
Sin embargo, esa aristocracia del espíritu, que podía ser tremendamente misógina (Henry de Montherlant es un buen ejemplo, o, en nuestro país, el valenciano Juan Gil-Albert), ha desaparecido del imaginario europeo. El homosexual no es un émulo de Lord Byron, sino de cualquier hombre o mujer heterosexual, que quiere encontrar un novio duradero, casarse, hablar de mi “marido”, adoptar niños e ir a comer a casa de los suegros los fines de semana. La sociedad heterosexual, su fuerza, su preeminencia y su paz, ha absorbido las algaradas épicas del malditismo, la persecución y lo romántico. Hasta el grado que el espíritu homofílico presente en Goethe, en Shelley, en Whitman o en Mishima, el de la atracción por lo semejante en tanto exaltación de la camaradería y de lazos de afecto, amistad, compañerismo y amor no erótico, que muchas veces desdibujaba sus límites, es algo periclitado por una sociedad gay deseosa de ser aceptada dentro de los estándares. Aquella bravuconada del protagonista de Querelle de Brest de Jean Genet, ¡Fijaos si soy macho que me follo hasta a los tíos!, de la homosexualidad como plus de masculinidad, es prácticamente inexistente hoy día salvo en colectivos muy prescritos. La ética del reto ha quedado anulada por la parodia de la emulación heterosexual.
 
La condición homosexual, para diversos grupos de edad actuales, ya no es la apuesta por lo transgresor, sino una “opción” más (aunque aún estigmatizada), que tiene constantes referentes en los magazines y series televisivas, en las grandes producciones de Hollywood, en la prensa, en las leyes… No para sufrir la soledad, el rechazo y la violencia que experimentan los vaqueros protagonistas de Brokeback Mountain, sino para disfrutar de la cotidianidad de los personajes de Cuatro bodas y un funeral. Sin embargo, los estereotipos aún siguen funcionando, aunque los gays ya no leen a Platón en griego antiguo, ni a la mayoría les importa.
 
Ahora bien, frente a esa supuesta expansión de la cultura gay como algo preeminente y cada vez más generalizado, la solución no está en estigmatizar las relaciones masculinas que no se asimilen a lo “macho”, a las palmadas varoniles en la espalda, o a hablar de mujeres constantemente alardeando de conquistas para luego denigrarlas como presas. No reconocer la belleza de un cuerpo masculino, negarse a afirmar que tal o cual hombre es guapo (cosa que las féminas, respecto a las de su sexo, no tienen reparo alguno en hacer), tener miedo al simple roce por si es sospechoso de “mariconería”, no demuestra ser más hombre, sino estar enfermo. Y en este punto es triste que muchos cristianos estén más pendientes de lo que hizo el, a fin de cuentas, autoproclamado Saulo de Tarso que de los actos del mismo Dios Hijo, Jesucristo.
 
Muerte en Venecia, y me refiero aquí al film de Luchino Visconti, es un ejemplo clarísimo de la extinción de quien buscaba la belleza más que la sexualidad. Y la belleza es belleza por más que nos escondamos, nos avergüence o nos gusten las mujeres. Tras ese ocaso luminoso, en el que la vida de Aschenbach se apaga mirando al sol entre los dedos de un dios encarnado en un joven (pero podría haber sido una joven, repito, si la sociedad no hubiera sido patriarcal y machista), nada queda ya del arrebatado poeta hermoso y demoniaco con su propio código de valores. Ha muerto. Tuvo su coda durante la época del sida, con una serie de nombres (Cyril Collard, Hervé Guibert, Michel Foucault…) que convirtieron la enfermedad en una especie de emblema. Tras ellos, el paulatino paso a la aceptación y a la vulgaridad.
 
Lo peor de la existencia de una gay way of life es el encasillamiento de las personas, y la decisión de llevar a cabo su proyecto vital, por el hecho de con quién se meten en la cama (y disculpen ser tan brusco). El ser humano es mucho más rico que una atracción; y, por supuesto, con varón o con hembra, mucho más que un coito. Esa autoexclusión de lo gay, ese rechazo radical de lo femenino, esa negación a la apertura que supondría para ellos la bisexualidad, y esa carga de prejuicios respecto a las relaciones heterosexuales y a las mujeres, hace aún más difícil abrir las puertas para que el gueto que se ha ido creando desaparezca en beneficio de la invisibilidad.
 
A la fuerza o por gusto, la mayoría de las personas ya no se asusta ante parejas homosexuales. Les disgustarán más o menos, pero no les son ajenas. Y voy a ser sincero: para la supervivencia de Europa, me es indiferente que, si se aman, dos varones de 20 años tengan una relación sexual; me preocupa mucho más que, sin amarse, un chico y una chica se mancillen mutuamente y la diversión remate en un aborto y en la desconsideración de la muchacha por el resto de machitos.
 
La única vida posible, y la más plena, es la heterosexual dentro de una familia abundante. Eso no debe traducirse en condenar la homosexualidad, ni, menos aún, confundir la estética con la carne, u olvidar la realidad de la Antigüedad clásica, que tanto amamos, y por la cual nos volveríamos a batir sin remordimiento alguno. Porque Grecia y Roma, y todo lo que les implica, son y serán la piedra angular de Europa; y la sangre de sus héroes homosexuales sigue fertilizando nuestro suelo.

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

Europa y la homofilia | El Manifiesto

En un breve artículo, el Círculo de Ur nos cuenta que, después de haber conseguido derrotar al "papismo" (término con el que se refieren al catolicismo), en Europa se estaba produciendo un gran despertar pagano pero que, por desgracia para ellos, han venido los musulmanes a aguarles la fiesta:

Cita

¿La muerte de Europa?

Resulta una de las mayores paradojas de la historia que el continente que ha dado forma y espíritu al mundo en los últimos 500 años, Europa, tenga mayoritariamente por religión lo que es un conjunto de creencias plenamente orientales y que la vieja herencia pagana, que se las ha arreglado mal que bien para aflorar por entre los intersticios esté hoy en peligro de ser tan sólo pura arqueología cuando no patético folklore.

La recuperación de la Tradición pagana no puede hacerse, eso es evidente, en su sentido literal. Los antiguos dioses han muerto y sólo quedan sus “funciones”. Cabe dudar, incluso, que los indoeuropeos anteriores al cristianismo “creyeran” en sus dioses al modo que lo hace (ni siquiera al que no lo hace un cristiano). Quizá tan sólo fueran símbolos, ejemplos a seguir, arquetipos morales.

Resulta bien curioso constatar que el despertar de Europa se produce en la misma medida que comienza a relativizarse la herencia judeocristiana, que había truncado los sueños europeos durante casi un milenio.

Los tiempos modernos, sin embargo, han vuelto a malograr –lo están malogrando- este despertar de Europa. Justo cuando la vieja revelación judáica perdía fuerza le han llegado inesperados refuerzos orientales. La diferencia es que si con el papismo se había llegado a un relativo gentlemen´s agreement, o, en todo caso, su fanatismo homicida se había ido apagando con los años, llega un nuevo monoteísmo mucho más peligroso que el anterior y perfectamente exógeno.

Porque, no nos engañemos, la religión papista está tan interpenetrada por el paganismo europeo que es en el fondo un grotesco monstruo de Frankenstein que puede incluso despertar nuestra condescendiente simpatía. Por el contrario el emergente Islam va directamente a la línea de flotación de Europa y su ersatz rebelde y prometéico, inequívocamente libertario. Nos ofende profundamente y ofende a nuestros antepasados y a nuestros dioses una religión que se define ante todo por la Sumisión.

El europeo es, por definición, alegre y combativo, insumiso ante toda dependencia ordenancista.

Es otra paradoja, desgraciada paradoja, que muchos de los que llegan a Europa atraídos precisamente por su aroma a Libertad se topen con los viejos enemigos de los que huían, que están reproduciendo aquí un mundo lóbrego, angosto y anclado en la ignorancia y el desprecio por la cultura.

En lugar de difundir con orgullo lo que hemos hecho estamos subyugados por lo que Argullol llama la Atracción del Abismo.

No podemos confundir la antigua tolerancia del civilizado ante el ignorante con la indefensión ante un enemigo bien organizado y convencido de su misión de conquista.

El derecho de defensa que todo pueblo o cultura tiene, debe ser ahora ejercido por los Pueblos de Europa, aunque sólo sea para que el Viejo Continente siga siendo una referencia de Cultura y Libertad para los demás pueblos del mundo.

https://www.facebook.com/circulodeur/photos/a.264577407324441/279930732455775

Como consideran que el islam es la principal amenaza para ellos, los paganos homófilos, ahora son entusiastas de la causa de Israel. Josep escribió esta apología de Israel en el Club de Libertad Digital (de nuevo, vemos que el discurso de este hombre está lejos de ser marginal en los medios de derechas):

Josep Carles Laínez - Qué significa Israel para mí - La Ilustración Liberal

Pero apoyan a Israel de forma maquiavélica, en clave antiislámica y anticristiana, no porque aprecien a los judíos. Puede percibirse esto en algunos párrafos del artículo citado:

Cita

Sin embargo, Israel y Europa no forman parte de la misma nación. Podrán colaborar más o menos, y sentiremos una mayor afinidad con aquél que con otros países del globo, pero Europa es una nación pagano-cristiana e Israel es la patria del pueblo judío. Se trata de algo inmiscible, dado que, puestos a buscar afinidades, también podríamos intentarlo con Etiopía, y no nos faltarían motivos para ello, pero rebuscar en el pasado es casi siempre una labor inútil. Sin embargo, en la actualidad, Israel y Europa (y Etiopía) tienen un enemigo común. No sé si eso es suficiente para unirlos, sobre todo cuando Europa va camino de su desaparición, debido a la doctrina del café para todos (sean nacionales o extranjeros, moros o cristianos, siempre que den votos) y a la política de multiculturalismo y colonización a la fuerza llevada a cabo por las instituciones de la Unión Europea y sus adláteres, a fin de transformar a la cándida Europa en el nuevo melting-pot, en una Europa-mundo, como quieren algunos colaboracionistas actuales, donde el ius sanguinis de los europeos ya no exista.

Ahora bien, a pesar de esos problemas de contrarios, y hasta que no se produzca la erradicación del cristianismo en Europa bajo cualquiera de sus formas, gracias a la decidida acción de la izquierda y a la vergonzante dejadez de los centristas, la religión mayoritaria de nuestra nación –y, por ende, de la mayoría de europeos– sigue teniendo como cabeza a un judío, Yeshúa. Por eso mismo, el pueblo judío ha sido la conditio sine qua non para la existencia de la Europa cristiana, que por fuerza ha de sufrir de una cierta esquizofrenia en su constitución, sobre todo cuando declaró heréticas las lógicas y razonables tesis marcionitas. Europa se plantea: ¿cómo casar una tradición solar indoeuropea con una base semita lunar? Esa adición imposible es lo que ha producido la incomodidad en Europa con respecto a su religión y, por ende, con respecto a sí misma. Y muchos europeístas convencidos, cristianos pero antiisraelíes y antisemitas, aún no la han superado. Europa no puede ser plenamente cristiana sin negar lo que es, pues Europa es, ante todo, Grecia y Roma, y con posterioridad la continuidad pagana; y Europa no puede ser plenamente cristiana sin asumir como propio el libro sagrado de los judíos, su historia militar y religiosa, incluso la sacralidad de su territorio. Ello sin entrar en la casuística de lo que han supuesto Spinoza, Juan Luis Vives, Felix Mendelssohn, Gustav Mahler, Heinrich Heine, Karl Marx, Arnold Schönberg, Albert Einstein, Franz Kafka, Marcel Proust... en la cultura europea.-

https://www.clublibertaddigital.com/ilustracion-liberal/47/que-significa-israel-para-mi-josep-carles-lainez.html

A pesar de su patente desprecio hacia judíos y cristianos, no han tenido ningún problema en publicarle el artículo en Libertad Digital. De hecho, Josep Carles es tan poco marginal dentro de la derecha que es un colaborador habitual de FAES, la fundación creada por Aznar, de la que han salido otros exponentes de la Nueva Derecha. He aquí uno de los artículos que ha publicado recientemente:

Ley Trans(tocadora)

Pero con introducir su nombre en el buscador, puede verse que tiene numerosas colaboraciones en los Cuadernos de FAES. Por ejemplo, este artículo en el que pretende ridiculizar a la izquierda porque no era aficionada a las películas de vaqueros:

image.png.f540946fc67f40617ec632de5d763fa7.png

Y no creo que Josep tenga una responsabilidad menor en esa fundación del PP, pues hace poco fue el encargado por FAES de moderar un debate muy seguido en internet sobre la Ley Trans (no sé si ahí hablaría de su reivindicación del homoerotismo pagano):

Josep no limita su proselitismo satánico-pagano a los adultos: también quiere convertir a los niños.

Cita

Paganismo+explicado+a+los+ni%25C3%25B1os

El paganismo explicado a los niños

El paganismo nunca ha muerto, y el paganismo es la religión de Europa. Con estas dos premisas, este libro presenta a padres e hijos los principales vectores de una fe que, a pesar de los intentos de destrucción que ha sufrido durante dos milenios, nunca ha desaparecido de Europa, y se ha mantenido en diferentes lugares, bajo extrañas formas, con la sabiduría esencial que de ella emana. A través de un diálogo mantenido en realidad por el autor con un niño que se pregunta por lo que hay detrás de la Noche de san Juan, se nos desvelan en estas páginas las principales características del paganismo, contraponiéndolo al cristianismo, y resaltando cuánto ha bebido este último de las ruinas paganas. El objetivo del autor no es otro que concienciar de que no se es por completo europeo si no se es, de un modo u otro, pagano.

Con sinceridad, no creo que veamos una alerta de HazteOír o de CitizenGO. Esto sólo sería criticable si lo hiciese alguien de izquierdas. Si es de derechas, como es de "los nuestros" está muy bien. De hecho, he visto que últimamente Polonia Castellanos, la de Abogados Cristianos, ha concedido una entrevista a La Emboscadura en el mismo número que esta publicación homenajea a Juan Pablo Vitali, otra figura señera de este paganismo satánico. Así es la derecha posmoderna. Lo malo o lo bueno se juzga en función de la adscripción ideológica de cada uno; no hay bien y mal sino nosotros frente a los otros. Eso es todo lo que importa. No hay ninguna idea sólida más allá de la lucha tribal, que ahora han rebautizado como "guerra cultural" por influencia yanqui.

¿Es anecdótico lo de Josep Carles Laínez? Ya hemos visto que no. Participa en una fundación tan poco marginal como FAES y lo mismo tiene una tribuna en Libertad Digital que en El Manifiesto, desde donde ejerce una importante influencia sobre toda la derecha (Vox, PP y derecha extraparlamentaria) en el sentido que claramente expone en sus vídeos y escritos. Tiene abiertas las puertas de la prensa y participa en numerosas redes universitarias y de todo tipo. Por ejemplo, colabora con un tal Gonzalo, otro amigo de lo oculto —además de amigo fraternal de Ana Iris— al que el otro día entrevistaban en la primera plana del ABC junto a su socio toledano, amigo de un "creador de contenidos" del que se han publicado numerosos vídeos en este foro. No lo digo como reproche sino para que veáis lo extensas y profundas que son las redes que han tejido agitadores como Josep Carles y la impunidad de la que gozan. Nadie de esta derecha (incluida la que blasona de católica) le ha reprochado a Josep Carles sus ideas profundamente anticristianas ni se ha planteado dejar de colaborar con él. Hay muchas personas con las mismas ideas que Josep Carles y cada vez tienen mayor peso en la derecha, que lejos de afearles nada, los recibe con los brazos abiertos y los aplaude cada vez que abren la boca. Desde hace tiempo, resulta evidente que son estas personas las que marcan la batuta en la derecha sin que nadie dé la voz de alarma. Señal de que esta derecha posmoderna ya tiene poco que ver con lo que era antiguamente la derecha, que, a pesar de sus enormes errores y traiciones, nunca habría acogido en su seno a un sujeto que adora abiertamente a Satanás y que pretende erradicar el cristianismo de Europa.

Share this post


Link to post
Share on other sites

@Hispanorromano, te agradezco la amplia exposición pública que has hecho de ese círculo satanista (intuyo que no deber ser el único) que anda influyendo, contaminando y pervirtiendo el pensamiento de tanta gente en las derechas. A ver si la gente va por fin, con estas denuncias, tomando conciencia del trasfondo que subyace en muchas de las ideas y consignas que hoy se siguen o permiten, y poco a poco vamos recuperando todos el verdadero sentido de la política, que no debería ser otro que el de procurar el bien común de la nación, es decir, el bien de todos sean o no nuestros amigos, cosa que por desgracia es diametralmente opuesta a lo que hoy se ejerce por parte de cada facción y bandera política.

 

@Berenguela, Evidentemente diferimos en nuestro juicio sobre el tema, aunque le invito a considerar, más allá de las ideas, filias o aversiones que podamos tener cada uno sobre las diferentes facciones políticas, lo siguiente. Independientemente de la fe de cada uno, resulta obvio, como bien señala Ud, que a un católico pueda no agradarle esa ceremonia en la que aparentemente no se rinde culto al Dios de los cristianos. Pero ese no es el motivo de mi crítica. Es más, estoy convencido de que la inmensa mayoría de los allí presentes, por no decir todos, como igualmente de las personas que puedan haberla presenciado a través de las redes y medios de comunicación, no eran conscientes de estar participando en ninguna ceremonia religiosa, salvo por las oraciones que pueda haber ofrecido cada cual en su fuero interior, y eso tampoco me parece criticable. Hasta aquí podemos estar de acuerdo.

Pero también podemos considerar otras cosas que pueden ampliar nuestra visión del asunto. En primer lugar el hecho de que, pretender no rendir culto a ningún Dios, una nación que fue católica durante siglos, y creer que por no hacerlo se es tanto o más libre y universal que nadie, esencialmente y de por sí, ya es una forma de culto basado en el famoso "Non serviam" de Satanás, aunque no se sea consciente de ello. Precisamente, lo que busca Satanás es apartarnos de Dios, advertida o inadvertidamente, o dicho de otro modo para los no creyentes, lo que busca quien practica el mal y la mentira, es apartar del bien y la verdad a los demás. Y con esto entronco con el segundo punto que me gustaría considerar, como es el hecho de tratarse de una ceremonia de Estado, que como tal, contiene una potente carga simbólica y ejemplificante, tanto a nivel nacional como con respecto a la percepción de España que se tiene en otras naciones.

Soy del pensar, que muchos de los que allí se congregaron, presencial o virtualmente, independientemente de la pretendida laicidad del acto, elevaron sus oraciones religiosas al Dios de los cristianos, en la creencia de que era lo más apropiado. Incluso el Rey, hubo un momento tras la ofrenda, en la que estuvo un largo rato firme y en silencio contemplando la corona a los caídos, en el que pensé de buena fe que podría estar orando por los difuntos. Pero también pienso que entre tanta gente y tantos intereses como estaban presentes en el acto, habría quién advertidamente era consciente de lo que estaba ocurriendo: la negación pública del verdadero culto que fundamenta a esta nación.

Ocurre con estas cosas como con tantas otras, que no por hacerse por simple ánimo de mejora, dejan por ello de ser destructivas para el espíritu de las personas. Lo cual, dicho sea de paso y por más que esto suene mal, no es en absoluto respetable. Respetables son todas las personas, pero sus ideas y sus actos, si estos son destructivos para sí mismos o para los demás, no pueden ser respetables. Es más, hacerlo sería un error gravísimo, similar a no corregir al que yerra o no asistir al que sufre. Tirando de un ejemplo algo extremo, a nadie en su sano juicio se le ocurriría respetar la decisión de una persona que ha decidido no comer o suicidarse, y esto de lo que hablamos, de algún modo es algo similar y por tanto no respetable. Eso es lo que yo critico.

Estamos acostumbrados a oír hablar, o renegar, de este o aquel dios, pero no vendría mal recordar, que la palabra "dios" significa "ser supremo". Quiere esto decir que cuando nos referimos a Dios, independientemente de la fe de cada uno, nos referimos al ser sustancial que fundamenta nuestra vida. Jesucristo para los cristianos, Yhvh para los judíos, Alá para los musulmanes... Los diferentes dioses de otros panteones para cada cultura, e igualmente vaya usted a saber quién para aquellos que siguen a los diversos ídolos sociales, mediáticos, políticos, deportivos, filosóficos, ideológicos, etc. E incluso por lo general, "uno mismo" para muchos que se declaran ateos o se fundamentan en sus propias ideas, apetencias o caprichos. En definitiva, a todos nos fundamenta alguien se quiera o no, y en una ceremonia de Estado como esa, aunque no se pretenda, el Estado está ofreciendo culto al "ser supremo" fundamental que le da sentido, que en nuestro caso ahora es "el de la negación" del culto al Dios que ha fundamentado histórica y culturalmente la nación.

Por lo tanto, ya no estamos ante el hecho de que España haya dejado pasivamente de ser una nación católica, con todo lo que eso conlleva social y culturalmente, sino que además, ahora se presenta activamente como una nación que reniega a propósito de sus raíces espirituales y recuerda a sus caídos en ceremonias paganas donde se invita a todo el mundo a hacer lo mismo y no servir a nadie excepto a si mismos. Eso no puede ser respetable, por más bien o mal que nos caigan unos u otros. La gracia es un don gratuito que sin embargo, requiere de nuestra libertad para aceptarla o no, pero mi libertad me impide aceptar la desgracia como algo respetable, por más que lo sean las personas caídas en ella. Tanto más si se trata de mis paisanos.

Por lo demás, no voy a entrar en las discusiones políticas que se sucederían de algunos de los comentarios que me hace, más que nada porque he tomado la decisión de no poner mi voluntad en ello, pero no por esto dejaré también de responderle de forma genérica a dichos comentarios. Desgraciadamente tendemos a ver con lente de aumento los errores de aquellos que nos caen mal. Frecuentemente en nuestro caso, me refiero a este foro, los errores de esa derecha desviada y paganizada que cada día se asemeja más, e incluso supera en maldad, a todo aquello frente a lo que un día llegó a levantarse en armas. Y tendemos también y por desgracia, a dar por descontado el mal de aquellos a quienes situamos en el "otro lado", como si dicho mal ya estuviese amortizado y no pudiera dar más de sí. Sin embargo, si quienes pretendidamente procuraron la defensa de España en el pasado, han caído y se han hecho malos, los que procuraron su caída no han dejado de avanzar en su propósito y hoy se presentan mucho más peligrosos que antaño, pues ya no se limitan a intentar cambiar las cosas a base de revoluciones sociales, sino que se han aprendido el arte de la astucia y ahora revolucionan, mediante ingeniería social, las conciencias y las emociones. Esto es, el ser fundamental de cada persona.

Existe una pretendida derecha política, fundamentalmente mala y perversa en este país. De hecho y posiblemente a excepción de Uds, soy del creer que siempre la ha habido, incluso en el pasado. Y creo también que la desviación actual no es sino fruto de la propia deriva que en su origen ya tenía. Pero de la misma manera creo que existe una izquierda igualmente mala y perversa en sus fundamentos y propósitos, que nunca fue otra cosa que la imagen "siniestra" de esa egoísta derecha nacional, más preocupada en su propia hacienda que en el bien de los demás.  Una izquierda siniestra, valga la redundancia, que nunca ha dejado de afanarse por tener lo que envidia en los demás. En definitiva, tener para ser en ambos casos. Riqueza para ser superior a los demás en el caso de unos, o poder para hacer con él lo que no se alcanza mediante la riqueza, en el caso de los otros. En resumen, pretender ser como dioses mediante la riqueza y el poder, en sustitución de la verdadera gracia e identidad que nos hizo hijos de Dios, capaces de fundar una nación como la nuestra y llevar la palabra del evangelio y la civilización a más de medio mundo.

Riqueza y poder, la derecha y la izquierda que reniega de Dios, consciente e inconscientemente, a diestra y siniestra ha ido apartando del bien y la verdad a las buenas personas, hasta eliminar ahora el sacrificio perpetuo que nos ha dado vida, sentido y dignidad a todos. Por ello, también sería buena cosa que, al igual que utilizamos con buen criterio crítico las lentes de aumento para ver el mal actual de un lado, utilizásemos las mismas lentes, incluso otras mejores y corregidas pues se han perfeccionado, para ver el mal del otro, si es que en verdad pretendemos ver por donde se mueve el malo, ya sea con afán de combatirlo como con el de prevenir a los demás de sus engaños.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, estoy de acuerdo con usted en que sin ser consciente de ello, podemos estar sirviendo al maligno. Pero mi respeto es un respeto civil. Por convivencia civil. Un respeto con escrúpulo.

 Pero todo lo que propaga ese partido, al que desprecio, al que el pp intenta parecerse cada vez más, como capitalistas sin más. Pues en este caso, sigo pensando que parte de ellos lo de achacar "ceremonia diabolical", e incluyo las declaraciones de la pepera madrileña mayor, echando leña al fuego. Es su lucha por el poder nada más. Fruto liberal.
 La Constitución tiene muchas cosas para el bien, por supuesto. Pero hay constituciones vigentes en países, que están encomendadas a Dios desde su inicio, y después obran demasiado para todo lo contrario.
 Para los Catolicos la única forma que agrada a Dios, es una cúspide de una sola persona que se consagre a ÉL. Creo que no conocemos otra forma así. Naturalmente con todo estamento y pueblo de Fe.
Pero esto, ya no se da. Es lo que hay. Tampoco se daba en tiempos de San Pablo, y nos construyó en la Fe. Algo podremos hacer nosotros aunque sea ínfimo, creo yo, entre esta forma de vivir que no nos agrada, para aportar.


 Y también le doy la razón en que debemos poner la lupa a los del otro bando. Porque efectivamente, están copando la caridad, pero en toda su vida van a siquiera a rozar la Caridad, con mayúscula. Y ya enroco a el mal que nos atenaza: Como usted bien señala, fuimos Católicos durante muchos siglos. Y sin entrar en ningún análisis histórico, sencillamente, es que si todas las fes son iguales para la izquierda, a tales desagradecimientos mi respuesta es, que Jesús, Nuestro Señor, se sacudió el polvo y esto mismo nos enseñó. Yo no tengo ni deseo tener capacidad de odiar a esta gente, porque serán pasto de justicia divina.
 Ahora mismo, la Iglesia Católica es un remanente, una reducción de lo que fue. Y no la han despedazado más porque les hace el trabajo con los más desahuciados de la sociedad. Y si ell@s hacen esta táctica, yo opino que la nuestra debe ser acorazarnos para ofrecerle a Dios personas santísimas. Sin explicarles nada, que sigan pensando que somos así o asá. Porque está escrito que nos espiarían (ahora mismo no recuerdo dónde, pero lo leí en la Biblia), para dañarnos. No sé cómo. Ni me corresponde a mí liderar esto.

 La izquierda está dando migajas en hechos y mucha demagogia. Su fin es cambiar por completo el sistema de funcionamiento y gobernabilidad. Es otra forma de estar mandados, y nada más. Hay una diferencia, que es que la derecha sigue queriendo la religión de postín…. Aún…. Pero nadie asegura que sea así siempre. Tal vez piensen que así van lavando algo sus pecados. Por eso de momento, no condenan a la Iglesia Católica, y por usos partidistas.La izquierda es atea en su inmensa mayoría y siempre acaba despreciando a Dios. La derecha también, pero hace pinochadas, es muy falsa. 

 No creo que ningún Católico estemos bien con ninguno. Pero ¿Dónde iremos?. A ningún sitio, porque todo el orbe está igual o peor. Es lo que nos ha tocado vivir. Y les está saliendo fenomenal aquí con satanás, porque nos tienen entretenidos en esta triste in creatividad  religiosa. 
 

Ambos merecen eso, sacudirse su tierra, hasta del polvo. Ya se ocupará ÉL de ellos y ellas. 
 

La envidia no creo que la tenga agravada la izquierda, eso lo veo un poco mito ya y que sirve para ofender. Es un afán de poder, de dirigir, de cambiar sistema. Cada uno quiere que se haga a su modo. 

 También diría que hay personas de Fe en ambos lados. Pero estamos inmersos en esta moda de la política. Agua que se ha estancado con barro. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Berenguela, posiblemente no me crea si le digo que mi crítica no se fundamenta en nada que le haya escuchado previamente a ningún dirigente o comentarista político, pero le aseguro que así es. Esas eran las cosas que pensaba mientras asistía al acto a través de la retransmisión en internet que hizo la Casa Real. Si mi crítica coincide (que no lo sé) con algo que hayan dicho posteriormente unos u otros partidos, sean del signo que sean, pues bienvenidas sean aquellas, que a mí no me importa, la verdad. Lo que no puedo hacer, es andar pendiente de lo que digan las diferentes facciones en liza, antes de formarme y expresar mi opinión, al objeto de pretender coincidir o no con ellos. Eso sería como dejar el ejercicio de mi libertad al arbitrio de las discusiones entre partidos, cosa que no me parece aceptable en absoluto.

Personalmente procuro ser respetuoso con todo el mundo, pero entiendo que una cosa es tener respeto hacia las personas y otra muy diferente dejarse llevar por los escrúpulos y respetos mundanos. Guardo respeto absoluto a todas las personas que participaron en ese acto o lo ven como algo bueno en detrimento de lo que debería ser un auténtico funeral de Estado, en una nación como la nuestra, pero igualmente siento un absoluto desprecio por el acto en sí, ya que se fundamenta en el odio antirreligioso y en la pretensión de manipular el alma y la conciencia de mis semejantes. Y por eso lo denuncio. Además, tengo gente próxima que ha fallecido no hace mucho como consecuencia del virus, y me entristece sobremanera ver que en su memoria se hacen este tipo de ceremonias "político-religiosas", propias de otros tiempos y latitudes, no con el ánimo de honrarle, sino de seguir usándolo a él y su familia como a herramientas o piezas de ingeniería social, incluso tras la muerte.

Y efectivamente, Dios nos dará a todos según nuestros actos y su justicia, pero eso no se puede argüir para evadirnos de nuestras obligaciones cristianas, como es también la de denunciar proféticamente todo aquello que atenta contra nuestra fe y nos lleva hacia la desgracia. No deberíamos pensar que "ya se encargará Dios, porque yo no sé qué hacer, o no quiero líos",  ya que eso sería como desentenderse de nuestro deber como hijos suyos. Y si uno no sabe qué hacer ante estas cosas, o no se atreve, al menos que ruegue por los que sí lo hacen para que el Señor los guíe hacía un mejor que hacer, pero que no tome  la postura del perro del hortelano, que ni comía ni dejaba comer. Con todo el respeto y desde el sincero afecto personal se lo digo, créame.

Finalmente y en cuanto a la envidia de unos, o la codicia de otros, no son en absoluto mitos ni palabras dichas con el ánimo de ofender. Se trata de realidades, tan reales y presentes como el pecado, que en cada una de sus formas, se propagan en la sociedad de diferente manera a través de las ideas. Realidades que saben emplear quienes han hecho del pecado su particular negocio y no están dispuestos a permitir que nadie se lo arrebate. No pienso que la izquierda peque solo de envidia o que la derecha lo haga solo de codicia, sino que dichos pecados son los que están en la base fundamental de su desarrollo, por más que todos pequemos de todo en algún momento.

Existe un pecado base que es la soberbia, y eso alimenta la codicia de unos que les lleva a querer poseer más "riqueza" de la que naturalmente necesitan, causando así envidias y carencias en las necesidades de otros. Pero esa misma soberbia invita a los otros a envidiar y pretender el "poder" para hacerse con la voluntad de los primeros, y así corregir las injusticias creadas por estos. Ese es el mecanismo del mal de fondo que fundamenta a derecha e izquierda políticas, por más que luego se disfrace emotivamente todo ello, con hipócritas discursos liberales o falsas proclamas sociales. Un mal que se agrava más y más conforme nos alejamos de Dios y de la concepción cristiana del mundo que nos ha fundamentado como nación. Y respetar estas ceremonias no ayuda en nada a corregir esa situación.

¿Y por qué estoy tan convencido de esto? Porque soy pecador, y al haber militado tanto en las izquierdas como en las derechas, el examen de mi propia conciencia me ha permitido no solo arrepentirme de mis faltas, sino también conocer el funcionamiento del pecado subyacente que mueve las diferentes corrientes ideológicas. Así que, nademos a contracorriente tratando de no caer en las disputas partidistas y mantengamos o aún enriquezcamos el respeto hacia todas las personas, pero no tengamos escrúpulos en denunciar todo aquello que nos aleja del bien y la verdad, aunque al hacerlo coincidamos momentáneamente con algunos de quienes lo procuran. Ahí sí, Dios se encargará en su debido momento de separar el trigo de la cizaña.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Ha pasado El Apóstol, y este capitalismo de postín religioso, ha puesto unos cazas, por encima de él y su sagrado monumento.

 El demonio que nos infecta. Dibujando con humo contaminante, tanto como sus motores, en una profesión clasista*, con la flama que estamos sufriendo en este país. Porque como siempre, se conoce que por encima de la nuestra, Fe, está cómo no, el hombre "liberal". Las calles de Santiago llenas de armas, uniformados, y una masificación en la quinta ola coronavirus, de vergüenza. 
 Debe ser así como nos quieren. Pero se comen la parte, de que la Fe no idiotiza, sino las personas que la usan para ese fin. 
 Ningún trapo, bandera, nación ni persona por

encima de un Apóstol de Cristo, con la venia de Nuestra Santísima Madre, que fue la iniciadora en estos lares, con un acto novedoso: En vida misma, antes de su Asuncion al Cielo, vino aquí, estando allí; a animar a su hijo Cristiano para su labor hacia el Señor, para nos. Se nos dejó hasta en sus huesos… Pero ahora llega el hombre, y se pone por encima de él.

 Presumir de su fealdad.

*Clasista. Conozco yo de un gallego que pidió préstamos HIPOTECARIO, para poder pagarse esa profesión de piloto. El mismo banco le negaba prestarle para el fin verdadero. Puso de avalistas a sus padres. Hoy trabaja pilotando. Los humildes sociales no podemos acceder a ciertas profesiones.No como otros privilegiados por nacimiento. Y sin embargo, no es por estar más capacitados, sino por poder acceder a esas formaciones. Entiendo que hay profesiones que deben ser muy exigentes, pero eso se llama discriminación. Yo me pregunto, ¿No se han sentido mal haciendo eso sobre Catedrales? ¿Sólo se les forma para pilotar obedeciendo sin más?. 
 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sin entrar en la polémica, que si no estoy equivocado ha surgido a raíz de unas protestas realizadas desde el sector nacionalista galego, y por tanto no comparto dada la carga ideológica que conllevan, como tampoco comparto algunas de las respuestas groseras que han recibido de sus oponentes en las redes, solo quisiera realizar un par de breves comentarios en respuesta a los planteamientos realizados, por si fueran de ayuda para hacer llegar otra posible perspectiva del tema.

La exhibición aérea es otra muestra más del que hacer humano, que se ofrenda en este caso al Santo Patrón de España, y que pienso no tendría que resultar ofensiva para nadie, de igual modo que no resultan ofensivas otras muestras de nuestras habilidades que también se ofrecen en Santiago y por toda España, con el mismo motivo: Música, danzas, teatro, espectáculos, conferencias, discursos, desfiles, pasacalles, verbenas, pirotecnias... Cada cual ofrece lo que tiene o mejor sabe hacer, y estos pilotos del ejército del aire ofrecen su habilidad y pericia para pilotar un reactor, igual que el pirotécnico ofrece la suya para disparar un castillo de fuegos de artificio, o el actor de teatro para interpretar una obra.

La patrulla Águila no va armada, simplemente es un equipo de acrobacia aérea, por cierto, muy bueno y reconocido internacionalmente, que ofrece su espectáculo como cualquier otro participante lo hace en dichos actos. No veo por qué debe entenderse como una muestra de soberbia o fealdad, más allá de los gustos personales de cada uno. Y en cuanto a exhibir la bandera de España, que parece es lo que más ha ofendido a ese sector ideológico de donde proceden las protestas (ignoro si es su caso), simplemente señalar que es un ejercicio que hacen en todas sus demostraciones, dado que son miembros de las fuerzas armadas españolas, y que dicho ejercicio tiene si cabe más sentido en este caso, tratándose de una ofrenda al patrón de todos los españoles. Las banderas, más allá de ser colores o trapos, debieran ser símbolos de unidad, aunque por desgracia muchos las utilicen para otros menesteres.

Personalmente y por cercanía a la base de San Javier, he sido testigo de varias exhibiciones y entrenamientos de ese mismo equipo de vuelo y debo decir que siempre me han parecido impresionantes y muy emocionantes en sus ejecuciones. Además, eso de volar todos a una buscando la perfección, con el único objetivo de ofrecer algo bueno y bello, me parece una metáfora muy hermosa de la vida, tanto en su ejercicio como en su sentido.

En cuanto al acceso a la profesión de piloto, simplemente comentar, que si bien es cierto que  los cursos de piloto civil son muy caros, también es posible acceder mediante el paso previo de formación en la academia militar del aire, para lo cual no se exigen tales requerimientos económicos. Cualquier español que cuente con la formación académica necesaria y el estado físico requerido, puede acceder a dicha academia y tras el periodo de servicio correspondiente, pasarse a la aviación civil, ahorrándose así el importante coste de la formación privada. Yo mismo recibí cierta formación en el ejército, que luego pude convalidar en la vida civil y me fue de gran ayuda, ahorrándome un buen dinero que de otro modo no hubiera podido costear. Lamentablemente, un malentendido pacifismo presente hoy entre muchos jóvenes, les hace perder ciertas oportunidades de formación y servicio en las FFAA, que de otro modo podrían disfrutar y que en absoluto son denostables, o por lo menos, no lo son más que otras muchas labores consideradas de bien en la vida civil.

En resumen, pienso que lo que ofende no son las ofrendas ni los actos, si no el sentido en el que se ofrecen y se toman, y no creo que esos muchachos hicieran sus acrobacias con el sentido de ofender a nadie sino todo lo contrario. Y pienso también, que prestar demasiada atención a las consignas y proclamas que vierten las diferentes ideologías en la sociedad, además de hacernos perder la oportunidad de disfrutar de las pequeñas cosas hermosas que nos unen, nos sitúan a veces en posiciones enfrentadas que no nos conducen a nada bueno, tal como ya les ocurrió a nuestros abuelos hace mucho tiempo, por desgracia.

Nota: Por cierto, todo esto no quiere decir que yo sea favorable a eso que llama "capitalismo de postín religioso". De hecho, soy bastante contrario al capitalismo y al liberalismo, como también lo soy al comunismo, al socialismo o a los diferentes nacionalismos excluyentes. Sin embargo, creo que se puede vivir con dignidad en la periferia de ese falso dilema entre izquierdas y derechas, en el que por desgracia vive sometida el noventa por ciento de la gente. La Iglesia es muy rica en sus enseñanzas y a mí esa riqueza me ha enseñado que otra forma de entender la política, la identidad la libertad y las relaciones entre paisanos, es posible.

Share this post


Link to post
Share on other sites

A mí lo que haya dicho ningún partido me importa nada. Consideró bajo mi punto de vista que no procede. No me gusta. Y no ha gustado a todo el mundo. Son cazas militares, hacen acrobacias y demostración de fuerza, pues son ejército del aire.
 A mí me lo han contado en persona. Hay a quienes les ha fascinado, y a quienes les ha parecido una demostración ¿De qué?. Pobres pajaritos, ya tenían bastante con esos infames fuegos pirotécnicos. Vamos a sumar otra parafernalia más. Y gasto. En pandemia.
 Los militares lo que tienen que hacer es dedicarse a sus cosas, fuera de nosotros, los civiles. Tienen sitios para hacer su exhibicionismo, que dejen las Catedrales y a los civiles.  Siempre tendrán público, pero los civiles por qué tenemos que aguantar esta invasion uniformada, cazas, armas fuerzas del orden, sumemos cantidad de turismo. 
Y toda la plana clerical que estuvo ahí mientras pasaba revista ese rey; mejor que haga las cuentas claras, de las millonadas que entran desde hace siglos en la Catedral de Santiaguiño. Bien saben que esto que pongo es una verdad como una catedral. 
 Y claro que es una profesión la de piloto burguesa. Como tantas otras. Y desde hace unos años lo siguen intentando cerrar más y más para el pueblo: Educación, Sanidad, Vivienda. Encima tenemos obligación de babear con las profesiones que nos dicten, ¿Por? La cervix es para el Señor.

 Así nos quieren, idiotizados con trapos. Y porqué, tendrá que salir de nosotros agradecimiento si al que se le da, no lo recibe con humildad. Qué país. No cambia. 
 ¿Qué han querido decir, que van a defender el Catolicismo, el qué, cómo, cuándo y por qué? ¿Por qué no hablan con claridad?

 Falsedad, mucha. El Apóstol es de la Fe.

Han subido los contagios ahí. ¿Qué les parece, les da igual? Pues llegado el caso, igual nos defenderían. Intereses, presunción, vanagloria, nada más.

 Presuntuosos. La ofrenda son flores y Misa. Ya hubo un Rey, mi Felipe II,  que más quisieran todos esos que he citado parecérsele, o a sus soldados.

Un ejército de presumidos con unas sotanas, políticos y mucho postureo. Seguramente si tuviesen que defender la Fe o a un santiages, ja.

Ceremonia fea de narices. Que se quiten tanta pomposidad y se acerquen con humildad al Apóstol. Vestidos como vamos los demás, sin presumir. Son unos mandados, no tienen la culpa, de que sus mandos sean unos presuntuosos sin humildad. 

 Me gustan las ofrendas al Señor, que hacen desinteresadamente personas, dándose a los demás. Eso son ofrendas.

Pero bueno, pueden ir poniendo los trapos nacionales al lado del retrato del Señor y su Santa Madre, en nuestras Iglesias, para que los adoremos también. Y cuando consideren, no dejarnos pasar a los que consideren. No seria novedad tampoco que nos fusilaran como fusilaron a miles de sacerdotes incómodos en esa guerra tan de banderas. Que no sólo sacerdotes mató un bando.

Pueden mandar militares por miles a Galicia, que los gallegos saben estar a lo importante. Ahora, decir trapallada, presumidos, a mover los cartos, lo diremos.

 Cada uno tiene su gusto, respetable. Pero si van a restablecer lo que inició Felipe II, que tengan la dignidad de hacerlo con la Religión, para hacer un Jubileo seguido por pandemia dos años, como se ha hecho, pero con la Religión. Si es para hacernos patriotas de trapos, babeando ante uniformados, políticos y reyes; mientras sufrimos problemas muy gordos, pues conmigo que no cuenten. Me tendrán que apuntar a la lista de los 26 millones a ese destino, que wasapearon aquellos "admirados" militares.
Me repito como el ajo: Sigo, y amo a un Señor, que fue crucificado, torturado. Que se junto con los despreciados, que fue a los suyos, y bajó al mismísimo infierno a dar la Buena Nueva. No iba presumiendo. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Amigos, permitidme que retome el propósito inicial del hilo, que era el de encuadrar y analizar a la derecha posmoderna que va ganando posiciones en ese sector político. Hay algunos datos de Josep Carles Laínez que me quedaron pendientes de comentar.

Josep Carles no sólo publicó un libro para iniciar a los niños en el neopaganismo. También fue pionero en España de literatura LGTB para niños. En una de sus páginas lo cuenta el propio Josep con gran orgullo:

Cita
Una+m%C3%A1s+en+la+familia006.jpg
Mi única incursión editada hasta el momento (y casi que también escrita) dentro de lo que podríamos llamar "literatura infantil" es el cuento Una más en la familia, que ilustró maravillosamente Juan Arocas. Fue de lo primero que se hacía en España en cuanto a libros para niños de temática LGTBQ. El cuento narra el aniversario en el que Verónica cumple 18 años, y...

Una más en la familia
Valencia, Llambert Palmart, 2004.

En definitiva, el personaje que el otro día dirigía el debate de FAES sobre la Ley Trans fue el pionero de los libros LGTB destinados a niños. ¡Quién se lo iba a imaginar!

Josep fue columnista del Diario Levante-EMV. Ya veis que tuvo y tiene tribunas en medios importantes. En ese diario publicó, allá por 2007, una violenta diatriba contra Polonia porque, según él, perseguía la homosexualidad:

Cita

Fantasía polonesa

Aquest article en la seva versió original: Levante-EMV
Este artigo en lingua galega: Europa Europa

La ignorancia conduce a la barbarie. Alguien habría de explicárselo al gobierno polaco, a su presidente, a sus ministros, a sus asesores y a sus votantes. También debería comunicárselo al resto de gobiernos europeos, pues tal vez Polonia no merece seguir dentro de la Unión Europea si sigue sus pasos en la persecución penal de la homosexualidad. Los motivos de tal afirmación son varios y objetivos (el atentado contra los derechos humanos y la igualdad esencial de las personas, la política de apartheid sexual que inicia, la posibilidad de una escalada de la violencia contra miembros del colectivo GLBT, la legalización de la discriminación…), además de intolerables para una sociedad democrática. No obstante, aparte de la perplejidad que produce, y la movilización a la que llama, no puedo desligar de ver ese proyecto de ley, cuyo objetivo es perseguir a quien defienda o trate de la homosexualidad en las instituciones académicas del país eslavo, como ejemplo patético de analfabetismo, de un ridículo absoluto.

Guste o no, la cultura europea más prístina (aunque sea en el sentido etimológico del adjetivo) se sustenta en la homosexualidad. Si bien el antropólogo asturiano Alberto Cardín demostró por nuestros lares, y en imprescindibles estudios, la extensión de comportamientos homo(eróticos/sexuales/fílicos) en todos los pueblos del globo, es en Europa donde adquirió un aura legendaria (aunque después se la tratase de esconder). El vínculo entre Aquiles y Patroclo es fundacional de nuestra cultura, al igual que El banquete de Platón o la fascinación de Sócrates por los muchachos. Alejandro Magno y Hefestión no jugaban al escondite entre las sábanas, sino que se amaban con la fuerza y la pasión de dos guerreros. Y de Leónidas y sus espartanos, la disciplina militar se regaba con la emulación de lo masculino, y con el sexo carne contra carne. Qué tiempos aquellos, tan lejanos, donde el ejército se fundamentaba en el vínculo amoroso entre los hombres; pero qué triste ahora que los polacos (y muchos no polacos) no puedan comprenderlo. Grecia nos dio el mito; Roma, más tarde, nos proporcionaría una fascinante bisexualidad: Catulo, Julio César, Propercio, Virgilio, Marcial, Tibulo… nombres básicos de nuestro paso por la historia, de nuestra cultura irrenunciable.

¿Tal vez sea éste el conocimiento sobre el cual quiere el gobierno polaco hacer callar a quien lo exponga? ¿Cómo será posible tratar de Grecia y de Roma sin referirse a la homosexualidad (tan normal, tan pura) inherente a las mismas? ¿Y con qué derecho silencia? ¿Con el del conservadurismo religioso? Si es así (cosa no del todo inverosímil cuando el último obispo de Roma fue polaco), demuestran además no tener ni pajorera idea de moral cristiana. Son ejemplos trillados, lo sé, pero que expliquen la relación entre el rey David y Jonatan, por quedarnos en el Antiguo Testamento, o que digan dónde condena Jeshúa ha-Mashíah las relaciones amorosas entre hombres (pero sin hablarme de Pablo, por favor, ese Joseph Smith de la Antigüedad autoproclamado apóstol). Si el cristianismo enseña el amor y la comprensión, estos gobernantes polacos resulta que tampoco son cristianos. ¿Qué son, entonces?

Un peligro. Cuando Jörg Haider consiguió formar parte del gobierno austriaco, la Unión Europea cerró filas y estuvo expectante ante posibles “desviaciones”. El caso ahora es semejante y no admite retrasos. Está en juego la credibilidad democrática de la UE, el respeto a la tradición europea (grecorromana o cristiana), y la libertad y los derechos esenciales de los seres humanos que conformamos Europa. No es poco.

Por cierto, a mí no me consta que en Polonia esté perseguida la homosexualidad, ni en 2007 ni ahora. Pero ya veis qué tipo de personajes andaban exigiendo una condena de Polonia en 2007. Lo más gracioso es que, en algunos casos, son los mismos que ahora hablan maravillas de Polonia o de Hungría en cuanto han percibido que son herramientas útiles para los planes rusos.

También publicó en Levante-EMV una alabanza del naturismo:

Lloança del naturisme - Levante-EMV

O una defensa del animalismo, en la que cita como referente al defensor del infanticidio Peter Singer:

"Benestar animal" per Josep Carles Laínez

Josep no es un simple columnista: sus redes apuntan mucho más alto. Por ejemplo, participa en un libro sobre la inmigración publicado por el Capítulo Español del Club de Roma, según algunos un pilar masónico del "NOM" que estaría trabajando para el "Plan Kalergi":

http://www.clubderoma.net/libros/GrValElDesafioDeLaInmigracion-2011.pdf

El artículo de Josep, como os podéis imaginar, va en la línea de demonizar a la inmigración. ¡Qué tontos son estos masones kalergistas que invitan a un neonazi a participar en un libro sobre inmigración! O a lo mejor es que los que mandan en esas instituciones, lejos de perseguir a esta Nueva Derecha, están en buena sintonía con ella incluso en su aspecto racista-segregacionista.

Josep escribe en la página oficial de la Comunidad Odinista sobre el resurgir del paganismo (y me parece que no se equivoca, pues es evidente este resurgir, gracias a la incansable labor de agitadores como el propio Laínez y a la estulticia de muchos católicos del ala conservadora):

Cita

El resurgir del paganismo

josep

El paganismo (los paganos) no viene de fuera a conquistarnos (eso hizo el cristianismo y quiere ahora hacer  lo propio el islam); bien al contrario, nos está devolviendo en todo instante la otra cara de nuestro espejo: he aquí tu tradición, nos dice, síguela si te sientes movido a ello; y si no te sientes, síguela también, pues es la tuya y no encontrarás ninguna otra que lo sea igual.

¿Qué se mueve en vosotros cuando oís la palabra “paganismo”?

Es un término genérico, lo sé. Además, a fuer de repetirlo ha quedado en cierta medida anquilosado; pero también, digamos, blindado. Protegido, por ejemplo, de los desarrollos de la sacralidad a partir del tiempo de la Revolución de 1789, de la efervescencia de nuevas religiones sin fundamento alguno, de la confusión de la estética con la ética y de la ética con la estupidez. Hablar de paganismo como nueva manera de reformar y reformarnos en el mundo no es intentar subirse al carro de un nuevo grupúsculo o colectivo, sino sencillamente reconocernos como seres humanos con una capacidad trascendente (aunque sea la trascendencia de lo inmanente), depositarios de un legado cuya merma es constante por parte de los poderes públicos (y de quienes se hallan por encima de los públicos) y, sobre todo, sabedores de que sólo a partir de un arraigo con verdades esenciales y pretéritas podemos encajar en un territorio inhóspito, la Europa de hoy.

Deseo desarrollar estos tres puntos en el presente artículo, pues para que el paganismo vuelva a ser la religión europea mayoritaria (y, si los Dioses conceden, la única) no valen, en primera instancia, las llamadas a la afiliación a pequeñas sectas ni la voz de ningún pope. Nos encontramos todavía, a pesar del tiempo transcurrido desde nuestros orígenes y de una continuidad en muy pocos instantes interrumpida (si la referencia es la totalidad de tradiciones paganas), en un momento de ronroneo imperceptible, pero constante, en un rumor cuyos ecos empiezan a resonar entre las colinas, en los claros de los bosques, frente al amanecer del mar. El “algo se mueve” tan usual en todos los previos de una revuelta no tiene nada que ver con experiencias extrasensoriales o profecías. Tampoco con invasiones o verdades. El paganismo (los paganos) no viene de fuera a conquistarnos (eso hizo el cristianismo y quiere ahora hacer el islam); bien al contrario, nos está devolviendo en todo instante la otra cara de nuestro espejo: he aquí tu tradición, nos dice, síguela si te sientes movido a ello; y si no te sientes, síguela también, pues es la tuya y no encontrarás ninguna otra que lo sea igual. El paganismo, además, se incardina en una tendencia generalizada que busca en las raíces arrebatadas por las religiones del miedo la semilla a través de la cual reconstruirse, ajena a globalizaciones, internacionalizaciones o economicismos.

Carácter comunitario del paganismo

Una de las principales características del paganismo es su carácter comunitario. Siempre fue así. E incluso más: la no separación de espacio sagrado y profano en el vivir cotidiano de las gentes es lo más característico si atendemos no sólo a la tradición romana, sino también a la germánica, a la céltica o a cualquier otra. Los ritos eran diarios y aunque existían diversas figuras de sacerdotes, cualquier persona era libre de invocar, adorar o sacrificar a quien le pluguiese, improvisando la oración o repitiendo alguna de las estipuladas. De hecho, los días ne-fastos eran aquellos donde no había festividad alguna y por tanto no respondían a la misma exigencia de vínculo comunitario y cultural de todos los fastos. Pongo como mayor ejemplo la religión romana (de ésta se ha llegado a alabar su “ateísmo”, lo cual aún nos vincularía más a ella) porque es donde más semejanzas vemos entre muchos de nuestros ritos (o manías o atavismos) y ciertas formas religiosas de entonces. La continuidad maravilla en nombres de Dioses y Diosas (transformados en santos cristianos), en procesiones travestidas con ropajes galileos, en lugares de peregrinación que nos perviven de entonces o de mucho antes. La continuación incluso llega a lo paradójico de poder reivindicar una descristianización del paganismo para volver a comenzar a vivirlo. En cierto modo, el cristianismo sólo sería paganismo folclórico, teología robada del neoplatonismo y algunos condimentos semitas las más de las veces, a la hora de valorar la espiritualidad de la mayoría “cristiana”, prescindibles. O incluso aún peor: terribles, por ser el germen de una beatería insulsa y de un pacifismo insulso que niega al hombre su fuerza y su impulso de ser más.

Reivindicación pagana

Y aquí entra el segundo de los rasgos mencionados más arriba en esta reapropiación, pues a fin de cuentas proclamarse ahora pagano no es haber elegido (un europeo es pagano al nacer), sino haber despojado a las muestras sociorreligiosas actuales de todo lo accesorio con nombre de Cristo, limpiándolas. Así, reivindicar el paganismo es asumir también unos vínculos filosóficos para muchos tal vez ignotos (esa ligadura que une a Platón, a Plotino, a Proclo y a Damascio) donde se encuentra toda la teología cristiana aprendida en los colegios o reinventada por los sacerdotes y cuya originalidad radica en las aportaciones de los últimos representantes de la Hélade, aquellos pensadores de Roma, escritores en griego, que fueron copiados y manipulados salvajemente por depredadores sin tradición, sin bases filosóficas y sin cultura: los “padres” de las Iglesias cristianas.

El paganismo de los pueblos de lenguas neolatinas debería ahondar sus fundamentos en Grecia y Roma, pues cuanto sabemos de las etapas paganas más antiguas de Europa nos ha llegado, justamente, de nuestra civilización. Otras tradiciones son también valiosas, pero nuestro conocimiento de ellas o es predominantemente medieval (el odinismo o a la religión lituana, pueblo, no lo olvidemos, “cristianizado” en el siglo XIV) o si se remonta en el tiempo sólo es mediante observadores ajenos a esa cultura (los pueblos celtas y Julio César). De otras comunidades europeas, también hay vestigios y prolongaciones más o menos válidas y contrastadas, pero, repito, en ninguna nos encontraremos con la masa de saber y arte cuyo inicio está en Homero y Hesíodo y se prolonga durante más de mil años sin solución de continuidad. Y, esto es lo triste, tal caudal se encuentra en peligro de perderse para siempre. Reivindicarlo sería una primera toma de postura en la aceptación de un orden cultural y social imprescindible para que nadie nos robe cuanto nos corresponde. En este sentido, los planes de estudio donde la historia de Grecia y Roma es relegada a cuatro frases, el latín es voluntario y el griego clásico inexistente, donde, incluso en las facultades de Filosofía, Plotino es una nota a pie de página y de Proclo o de la última Escuela de Atenas ni se hace mención, donde el resurgir del paganismo gracias a Jorge Gemisto Pletón en la Grecia del siglo XIII quizá se menosprecia a propósito, a pesar de su influencia en la civilización renacentista (y una pequeña digresión sobre este término: “renacimiento”, sí, y no otro, porque la cultura grecolatina volvió a hallarse en la cima y a tomarse como modelo del saber y del creer; el Renacimiento no sólo son frescos en dependencias vaticanas o determinadas esculturas de tema bíblico, sino, sobre todo, un intento de volver a reinstaurar y hacer revivir aquella época, incluida la religión, por supuesto, en muchos de sus nombres más destacados), donde la historia se restringe a algaradas políticas, a derechos humanos y a invectivas patrioteras… Estos planes de estudio no van a ayudar a nada más que a sumirnos en la ambigüedad y dejadez previas a toda desaparición. Son signos apreciables en todas las decadencias: si se desprecia lo intrínsecamente propio, nada puede oponerse a quien de verdad manipula y quiere que olvidemos. Pues la verdad es ésa: alguien, en la actualidad, está anulando la fuerza de nuestra tradición, el vigor de nuestra historia, la verdad nacional más allá de los Estados.

El paganismo europeo, religión de masas

Y éste sería el tercer punto arriba definido: arraigarnos a nuestro suelo es arraigarnos a Europa, sin miedo alguno, sin complejos superpuestos, sin disculpas. Revitalizar el paganismo se halla inexorablemente ligado a un concepto imperial de Europa no como lugar de suma indiscriminada o de pactismos interesados tan sólo en el poder del capital, sino como contenido. Olvidemos ya el término “continente” para las tierras europeas, pues niega toda especificidad y todo ímpetu, subvierte el proceso de unión que se ha de establecer entre todos sus pueblos y deja de fijar unos contornos absolutamente precisos en sus límites. En esa Europa, de esa Europa, el paganismo entendido como proceso socializador, como religión de masas, como alta filosofía, habría de ser el vector. Y, repito, uno no se ha de convertir a nada, pues ya es ciudadano europeo y, en la antigua Roma, la pertenencia al Estado era la pertenencia a la religión del Estado; el bautismo (o la shahada islámica en los conversos actuales), por tanto, no hacía ingresar en una nueva religión, sino que separaba de otra, justamente de la propia.

En Europa, e incluso en la Magna Europa (EE.UU., Canadá, Nueva Zelanda…), hay un crecimiento del paganismo entre la población. Siendo países anglosajones la mayoría, buscan en el odinismo o en la tradición sajona más o menos adulterada sus puntos de anclaje. En las tierras de Hispania, es también Wicca, junto a Asatru y las hermandades druídicas, la que más adeptos está cobrando. Cualquier vía es buena si de verdad se persigue ese objetivo de profundizar en las raíces europeas. Al mismo tiempo, se ha de estar prevenido para huir de falsos folclores, de prácticas sincréticas (cosa diferente a realizar variedad de prácticas) o de dejarse tentar por el lado blando de lo sagrado encarnado en una New Age de angelitos, ensalmos y sonrisa de guitarrita santo santo es el Señor no a la guerra y dame paz.

La vía pagana en Europa es una vía religiosa, pero para redescubrir de verdad, en todos los sentidos, cómo establecer bases sociales fundamentadas de nuevo en la comunidad, la oración y el orgullo de formar parte de un pueblo determinado. Se ha de empezar desde donde uno pueda, incluso postrándose ante una piedra si ésta representa el vacío primordial de la materia y esa vía nos capta por completo (la vía de la nada, de la negación). No obstante, jamás se ha de dejar de ser consciente de cuál es nuestra tradición y que a ella, por encima de cualquier otra, nos debemos. El Panteón olímpico será siempre el lugar de nuestro refugio y hacia donde tenderán nuestros deseos. Y habéis de empezar sin demora.

Esta festividad del Solsticio de Verano, id al mar o a los ríos, desnudaos, saltad los fuegos, zambullíos en las aguas, invocad a Posidón y a Afrodita, bebed hasta embriagaros y cuando Helios sea visto de nuevo en el horizonte, honradlo con un cántico, haced el amor entre vosotros y reinventad la vida, pues sois, de esta tierra, para esta tierra. Estaréis siendo, ya, paganos: sin culpas, sin pecados, sin temor. Y, éste, sólo será el inicio del camino.

Que los Dioses os sean propicios.

 Josep Carles Laínez

El resurgir del paganismo – Comunidad Odinista de España-Asatru

En El Manifiesto, Laínez escribe sobre Gibraltar. El artículo se inicia como una crítica a la gestión del conflicto por parte de los socialistas, pero al final se introduce una sutil reivindicación de la no españolidad de Gibraltar:

Cita
Junto a esta verdad del patetismo de la diplomacia española, hay un aspecto más problemático, pues a lo mejor Gibraltar ya no es español. De facto, está claro, no lo es, pero tal vez este “no lo es” resulta más trascendental de lo que suponemos. Basta estar en Gibraltar, pasear por sus calles, conversar con sus gentes, ver los tipos humanos, apreciar la cultura que se vive, pararse a escuchar a los niños y jóvenes, leer su prensa… para darse cuenta de que el antiguo peñón andaluz no tiene semejanza alguna con España; y es más, tal vez fuera incluso contraproducente su regreso a nuestra soberanía. Aquello no es España, es un “país” distinto a Andalucía y al Reino Unido, que se ha ido formando a lo largo de 300 años (más del doble de la existencia de la Italia unificada) y cuyos habitantes autóctonos desean ser otro Mónaco, una nación independiente donde el multiculturalismo es una divisa hasta incómoda. No se puede olvidar, para pulsar la idiosincrasia gibraltareña, que los británicos no los han considerado, hasta fechas muy recientes, en igualdad de derechos laborales y de ciudadanía, y que el peñón se financia con sus propios ingresos, sin ningún aporte de las arcas británicas.
 

Es claro que, para el pensamiento identitario, Gibraltar está mejor con los arios británicos que con los marrones españoles. Ante todo, la raza blanca. Lo mismo se aplica a Ceuta y Melilla, donde por cierto tenemos últimamente una campaña de agitación que yo diría que pone las bases para una futura cesión aunque la campaña se vista de españolismo.

En la página de Gradual Hate Records dedicada a los ritos del Círculo de Ur, se presenta a Laínez de la siguiente forma:

Cita

Offertorium es un rito del Círculo de Ur elaborado por Josep Carles lainez con imágenes de Rosa María Rodríguez Magda, reflejan momentos de aquella noche cuando la sangre fluyo en honor a los dioses de Europa, ahora Legión. Imaginería de Antonio Ruiz Vega se trata de un cómic que se convertirá en objeto de culto.

Josep Carles lainez creo 1994 la organización nacional pagana Gudua Deisdea y un año después ingreso en la iglesia de Satán. Iniciado en una tradición misterica de 2000 años de continuidad ininterrumpida es uno de los fundadores del Círculo de Ur. Rosa María Rodríguez Magda es legataria de las brujas sacrificadas al fuego.

Antonio Ruiz Vega (Ibiza, 1955), escritor, periodista y fotógrafo. Actualmente es asesor literario de "Negro sobre Blanco" (TVE-2) y colaborador de "CANAL 9" y la "COPE". Dirige la revista literaria "Abanco" y los "Cuadernos de etnología soriana". Fue corresponsal de "Diario 16", reportero de "Radiocadena" y redactor jefe de varios medios locales. Ha obtenido, de forma individual o colectiva, los premios Numancia, Ondas, el del Gremio de Libreros de Cataluña y el de Ecoperiodista del año, que otorga la Junta de Castilla y León. Colaborador de revistas como "Mundo Desconocido", "Tierra Insólita", "Viajar", "Próximo Milenio", etc.

¡Caray!, aquí se jacta de formar parte de la iglesia de Satán y en el otro sitio decía que Satán era una creación morbosa del cristianismo. Pero tampoco sorprende demasiado esta doblez en los paganos, porque si algo detestan es el Decálogo. Para ellos no es pecado mentir o matar.

Interesante también la conexión con el "Mundo del Misterio" y con Sánchez Dragó, que siempre ha patrocinado estas ideas a caballo entre el paganismo, el gnosticismo y el satanismo. A pesar de eso -o quizá por eso mismo- ejerce de intelectual orgánico de Vox. De hecho, ahora que recuerdo, este Laínez y el otro colaborador citado aparecían con frecuencia en los programas de Dragó en TVE, cuando Esparza asesoraba al Gobierno de Aznar en materia "cultural", y más tarde en Telemadrid, de la mano de Esperanza Aguirre. Bonita batalla cultural.

La influencia de Laínez se extiende a revistas de lo que podríamos llamar la "derecha tradicional".  Razón Española, revista fundada por el intelectual franquista y tradicionalista Gonzalo Fernández de la Mora, también daba cabida a sus escritos. Por cierto, si revisáis el índice de ese número concreto de la revista, veréis que, además de Laínez, hay otros cinco colaboradores que se inscriben en una línea similar de neopaganismo / neonazismo / identitarismo / nouvelle droite, además de tres escritorzuelos que se ubican en la línea gilifacha de tontos útiles de los anteriores. No sé qué pensaría Fernández de la Mora si viese en lo que se ha convertido su revista.

Pero lo peor de todo es que publicaciones supuestamente católicas, como Religión en Libertad, fundada por Álex Rosal, también publican los escritos de Laínez como si tal cosa:

La penetración musulmana en Europa, una ofensiva ideológica más que una cuestión religiosa - ReL

Una vez más, la "guerra contra el islam" es el caballo de Troya que utilizan los neopaganos para infiltrarse en sectores católicos y soltar su ponzoña. Muchos católicos son conscientes de la militancia pagana y anticristiana de estos señores, pero miran para otro lado cuando se trata de golpear a los musulmanes. ¡Contra el islam cualquier apoyo es válido! Así, en medios católicos se viene citando elogiosamente a los cristianófobos Steven Pinker y Michel Onfray.

Lo que quizá no sepan es que muchos de estos neopaganos que hoy invocan para la "gran cruzada" hace no mucho flirteaban con el islam y particularmente con el terrorismo islamista. Como muestra, un botón. En esta entrevista, Jorge Verstrynge, cuenta que su amigo Sánchez Dragó vivió el atentado de Al Qaeda en el 11-S como "el día más feliz de su vida":

Cita

Hay una anécdota sobre Dragó: el 11 de septiembre, mientras paseaba a los perros, vino, y gritando, me dijo: “Jorge, abre, que sé que estás ahí”. Mi mujer le dijo, “No, no está”. Había traído una botella de champán y tres copas. Dijo, “Es una pena, porque este es el día más feliz de mi vida.” Publiqué a colación del atentado luego en El Viejo Topo un artículo llamado “La Mascletà”.

https://www.jotdown.es/2013/03/jorge-verstrynge-el-caracter-neutral-de-la-monarquia-es-una-mentira-nada-importante-se-hace-contra-la-opinion-del-rey/

También puede consultarse la conferencia de Dragó "Lo que debemos al islam", donde elogia explícitamente la "guerra santa" o "yihad". Esa conferencia fue uno de los capítulos de un libro en el mismo sentido, titulado "El Islam ante el nuevo orden mundial", en el que participaban también Esparza y otros intelectuales orgánicos de VOX o del PP que ahora son adalides de la guerra contra el islam.

Obviamente, no eran musulmanes ni tenían un sincero aprecio por el islam, como tampoco son cristianos ni tienen ningún aprecio por el cristianismo hoy que afirman ser sus defensores. Estos gnósticos utilizan en cada momento la religión que más les conviene, para socavarla con su ponzoña y también para su propósito último de destruir el mundo, que según ellos fue creado por el Dios malo y es pura corrupción material, por lo que debe desparecer cuanto antes, ya sea mediante la guerra, la anticoncepción, la sodomía o el suicidio.

Pues esto es lo que se me quedó en el tintero sobre este intelectual de FAES que practica abiertamente una mecla de paganismo y satanismo, lo cual no le impide pasearse por todas las tribunas de la derecha. Pero si alguien cree que este problema es puntual o circunscrito a esa fundación del PP, que se vaya preparando. Porque si en la FAES están así, en la AES no andan muy a la zaga:

AES-paganos-1.jpg


AES-paganos-2.jpg

Quizá otro día se podría hablar del que fue número dos y responsable jurídico de esa formación, otro socio más del mismo club neopagano de Laínez. Están en todas partes.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By LatinoHispano
      Creo que en esta “sociedad líquida” (postmoderna) la consistencia ideológica de los llamados partidos de izquierda o los de la derecha es nula, por lo que ninguno está preparado para eso que ahora denominan “batalla cultural”, o “batalla de las ideas”. En un contexto cultural en el que el desprecio por la búsqueda de las realidades últimas está a la orden del día, pretender establecer un antagonismo ideológico entre izquierda y derecha resulta una tarea estéril, ya que ambas facciones se mueven sobre las mismas arenas movedizas de nuestro tiempo, esto es: voluntarismo, positivismo, emotivismo, etc. Así, partidos de todo espectro político viven aprisionados por la tiranía de lo inmediato, del inestable y arrítmico “pulso de la calle”, de los vaivenes informativos del día a día en un mundo globalizado. Considero que esta tiranía de lo presente y lo superficial no deja espacio para desarrollar raíces profundas, y sólo desde las raíces profundas podrían brotar líderes íntegros en su faceta moral e intelectual. Sólo desde una perspectiva que tome distancia de un entorno hiperreactivo se podría generar una reacción cultural potente.
      En este sentido, una derecha que es esclava de ideas neoliberales, una derecha que es hija del consumismo de masas, una derecha que mira con benevolencia e incluso admiración a políticos populistas norteamericanos, es absolutamente incapaz de dar la “batalla cultural”. Más que “batalla cultural” o “de las ideas”, estos partidos de la “derecha postmoderna” aportan su granito de arena a lo que algunos han llamado “demogresca” (término que conozco gracias a un programa excelente llamado “Lágrimas en la lluvia”, al cual se le dedicó un capítulo que recomiendo).
      Aunque mi juicio sobre los partidos políticos actuales es francamente negativo, creo que para los cristianos también tiene que prevalecer lo que Santo Tomás sintetizó de manera maravillosa con esta sentencia: “Toda verdad, diga quien la diga, viene del Espíritu Santo” (“Omne verum, a quoqumque dicatur, a Spiritu Sancto est”), frase que, por cierto, demuestra que los medievales eran mucho más abiertos de mente de lo que se pretende hacer creer hoy en día.
      Por eso, es tarea nuestra cribar y recoger todo lo positivo que hay en cualquier discurso, programa o ideología, hacerlo nuestro sin caer en esa “demogresca” imperante que mencionaba. Delante de estos partidos y movimientos “postmodernos”, considero que es nuestra tarea partir de esta otra sentencia de Chesterton: “el mundo moderno está poblado por las viejas virtudes cristianas que se han vuelto locas, de sentirse aisladas y de verse vagando solas" (Chesterton: "Ortodoxia"). Teniendo en cuenta este principio, creo que toca trabajar para que estas virtudes dejen de estar aisladas y para que dejen de vagar solas, y nos toca empezar desde lo pequeño, desde nuestra casa y en nuestras vicisitudes diarias para, a partir de ahí, ir generando una nueva cultura mediante la atracción.
    • By Hispanorromano
      Quizá hayáis leído en los últimos días un artículo de El Confidencial con este titular sensacionalista e irrespetuoso:
      El último chute de José Antonio: morfina, cognac y los yonkis de la Guerra Civil
      El artículo se hace eco de un libro recién publicado sobre el uso de drogas en la Guerra Civil. Aunque el tema es interesante, no es ninguna novedad. Es bien sabido que en las guerras del siglo XX los combatientes hicieron un uso frecuente de fármacos psicotrópicos, ya fuesen relajantes, como la morfina y otros derivados del opio, o estimulantes, como la cafeína y la anfetamina. No creo que eso les reste valor a los combatientes, aunque desde luego es una práctica peligrosa que puede generar una toxicomanía al finalizar el conflicto.
      Ahora bien, aquí se trata de otra cosa. Se trata de acusar de «cobarde» a José Antonio por haber recibido una inyección (supuestamente de morfina, aunque en otro lugar se habla de cafeína, que tiene justamente el efecto contrario) para afrontar sus últimas horas de vida. En definitiva, se trata de derribar el «mito» de José Antonio, de ensuciar su recuerdo, de desactivar sus ideas.
      Esta acusación de la inyección es un bulo, evidentemente, pues los muy variados testimonios directos que existen sobre la muerte de José Antonio no avalan esa idea. Lo que tampoco quiere decir que debamos mitificar la figura de este político y creerla ajena a los sentimientos y vacilaciones propias de todo hombre. ¿Pero de dónde sale ese bulo? ¿Quizá salió de la propaganda republicana en su día? ¿O se lo habrán inventado el periodista o el autor del libro al calor de la peculiar «memoria histórica» que impulsan el PSOE y Podemos? Aunque titule de forma sensacionalista, el periodista de El Confidencial no se ha sacado de la manga el asunto: el bulo existió en su día, y su creador o propagador fue nada menos que el general Franco. Ramón Serrano Suñer recuerda el hecho, con indignación, en sus memorias:
      A Franco, el culto a José Antonio, la aureola de su inteligencia y de su valor, lo mortificaban. Recuerdo que un día, en la mesa, me dijo muy nervioso: «Lo ves, siempre a vueltas con la figura de ‘ese muchacho’ (se refería a José Antonio) como cosa extraordinaria y Fuset* acaba de suministrarme una información del Secretario del Juez o Magistrado que le instruyó el proceso en Alicante, que dice que para llevarle al lugar de ejecución hubo que ponerle una inyección porque no podía ir por su pie». Y lo decía con aire de desquite bien visible. Yo con amargura —pues me dolía profundamente que la persona a la que estaba sirviendo con afecto y lealtad pudiera recoger aquella despreciable referencia— y con energía negué que eso pudiera ser verdad: «es mentira inventada por algún miserable, eso es imposible». Otra persona que estaba en la mesa, por entonces especialmente afectuosa conmigo y agradecida a mi entrega incondicional, destempladamente, me dijo: «¿Y tú qué sabes si no estabas allí?» «Pues porque lo conozco bien y tengo certeza moral, porque eso es un infundio canallesco», contesté.
      Ramón Serrano Suñer, Entre el silencio y la propaganda, la historia como fue. Memorias. Barcelona, Editorial Planeta, 1977, pp. 170-171.
      *Nota mía: Lorenzo Martínez Fuset era teniente coronel jurídico militar y fue el artífice de la represión legal en los primeros años del franquismo. Según testimonio del tradicionalista Eugenio Vegas Latapie en el segundo tomo de sus memorias, Fuset era masón reconocido antes y después de la Guerra. Creo fidedigno este testimonio porque Eugenio Vegas no es de los que lanzan la acusación de masón alegremente y sin pruebas, a diferencia de lo que es costumbre en cierto antimasonismo irracional que aquí hemos criticado. De hecho, creo que solamente se refiere como masones a Fuset y a una persona más en su libro. Es decir, no reparte alegremente la acusación de «masón» a todo el que le cae mal.
      Ya que se ha publicado ese artículo en El Confidencial y ha tenido cierta repercusión en las redes sociales, he creído interesante citar el origen de esta acusación. Que también nos puede revelar algunos aspectos de la historia reciente de España y del guerracivilismo crónico que padecemos.
    • By Hispanorromano
      Continúo publicando esta serie en la que trato de mostrar que algunos planteamientos económicos que hoy son considerados de rojos por la derecha posmoderna, de inspiración libertaria o thatcheriana, en realidad son planteamientos católicos que asume la Doctrina Social de la Iglesia y que defendieron las antiguas derechas, modernas o premodernas.
      La cosa va hoy del Padre Mariana, del que precisamente se tratan de apropiar algunos liberales y libertarios. Por comodidad, me valgo de algunos memes que he visto en Twitter, pero si alguien tiene interés se pueden buscar estos pasajes en su contexto.
      ¿Impuestos progresivos? ¡Cosa de rojos!

      ¿Control de precios pasando por encima de las sacrosantas "leyes del mercado"? ¡Típico de bolivarianos que quieren convertir España en Venezuela!

      ¿Crítica a los poderosos y a los ricos? ¿Pedirles que socorran a los pobres? ¡Sucios comunistas que quieren repartir la pobreza!

      ¿Algunos bienes son propiedad de todos? ¿El derecho de propiedad es relativo? ¡Esto sólo se le ocurre a rojos como el Papa Francisco! ¡Jesuitas tenían que ser él y el Padre Mariana!

      Creo muy necesario dar a conocer estos textos por una sencilla razón: por su capacidad de reptar, la serpiente libertaria se está introduciendo en cada vez más lugares.


      Parece mentira, pero esta estúpida ideología que sólo podían haber partido los yanquis viene ganando adeptos en España. Unos de forma abierta, paseando la serpiente satánica sin rubor, y otros de forma solapada, presentándose como católicos pero asumiendo los planteamientos de la serpiente. Internet ha hecho maravillas a la de hora expandir esta corriente de pensamiento, porque en Internet todo gira en torno a Anglolandia. Pero también han trabajado concienzudamente el terreno Losantos, César Vidal y otros telepredicadores de la derecha posmoderna, así como el Aguirrismo que domina el PP de la Comunidad de Madrid.
      Episodios anteriores de esta serie:
      Rojos peligrosos I: el programa social de Acción Popular (CEDA)
      Rojos peligrosos II: Eduardo Dato, Maura y otros conservadores
    • By Hispanorromano
      La Comunión Tradicionalista inauguró recientemente la publicación digital LA ESPERANZA, subtitulada Periódico católico-monárquico. Aunque lleva poco tiempo en línea, el pasado 6 de noviembre publicó un lúcido y valiente artículo sobre el papel viene desempeñando la derecha española en la yanquización de España, en su sometimiento y desolación. El artículo parte del hecho observado en días pasados de que una parte de nuestros compatriotas estaba en un sinvivir por la suerte de Trump a miles de kilométros. Se atreve a cuestionar el mito de Trump dentro de la derecha y esboza una crítica integral de esta dependencia de Estados Unidos, en una línea que estimo parecida a la de Francisco Rubio en su artículo Trump y la orfandad de la derecha. Aquí va  el artículo de Roberto Moreno, que espero que me perdone el que haya destacado en negrita algunos pasajes:
      A decir verdad, un número no desdeñable de carlistas (o sedicentes carlistas) están perfectamente inmersos en la realidad que describe el artículo. También falangistas, conservadores y otras familias políticas. Nadie esta libre de ese pecado. Precisamente por eso tiene gran mérito el artículo: es el primero en muchos años que, desde una organización política, se atreve a denunciar esta triste realidad. Y es un artículo sincero, que parte de la entraña española y católica, no una simple repetición de formulismos copiados de la izquierda. Desde aquí mi aplauso a este grito patriótico y contrarrevolucionario que muchos estábamos esperando.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Current Donation Goals

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Magistral (50 positive and improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(3)
×