Jump to content
Hispanorromano

El error de la familia nuclear

Recommended Posts

hace 13 horas, javier dijo:

Hispanorromano, por aclarar lo que entendemos por familia nuclear. 

La familia nuclear es la que está constituida por el vínculo matrimonial y su prole. Padre e hijos. Por el contrario, la familia extensa incluye tíos, primos, ahijados, abuelos e incluso sirvientes, casa y tierras. 

 

Google: 

 

Sí, entiendo lo que me dices y llevas razón: la "familia nuclear" se refiere al núcleo más directo de padres e hijos, prescindiendo de tíos, primos y otros familiares más alejados. Sin embargo, la configuración típica de la familia nuclear es de padre y madre más uno o dos hijos, lo que hace inviable la familia amplia o extendida. Porque si todo el mundo tiene, en el mejor de los casos, uno o dos hijos, al final no hay mucha familia extendida a la que agarrarse en un momento dado. Así que yo creo que la desaparición de la familia extendida también guarda relación con la restricción generalizada de la natalidad y la formación de núcleos familiares que rara vez pasan de dos hijos. La familia extendida desaparece porque el estilo de vida actual dificulta la relación continuada con primos y tíos, pero también porque cada vez son menos los primos y los tíos. Cada vez se cultiva menos el trato con parientes fuera del núcleo familiar, pero es que en muchos casos ya ni siquiera existen esos parientes, después de décadas con familias que tienen un hijo o a lo sumo dos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 1/7/2021 a las 8:56, javier dijo:

incluso sirvientes, casa y tierras. 

Sirvientes no. Servir si, pero esa palabra se ha pisoteado, violado, cortado.. Somos trabajadores en lo laboral y en la familia servidores unos de otros. Criados, sirvientes, mayordomos, no. Aunque nos guste servir tanto física como emocionalmente a quienes amamos, nuestra familia, no usemos esa palabra porque ya está muerta por su abuso, mal uso de facto. Yo muchas veces digo, me tenéis de criada, por el mal uso mío y ligero abuso familiar, pero enseguida me acuerdo que mis padres, entonces, habrían sido unos esclavos remeros de la antigüedad.
 Y dentro de la familia abusamos unos de otros mucho. Esto hay que decirlo. Y ha sido cada generación más mimada, pero menos servidora, en general. Dar y recibir. Pero como anota hispano romano, es efectivamente, un mal por la falta del ideal cristiano en la familia. Desde el mismo noviazgo, ya nosotros, deberíamos haber escogido pareja para casarnos, haciendo la formación que se da en las parroquias, hacer la unión dejando claro que lo hacíamos ante Dios, preparándonos bien y dispuestos. Nos hemos llevado por una unión formal, civil, y dejado absorber por todos los problemas que lo civil vive. Por eso, si un matrimonio va luchando por el y perdonándose por muy malos momentos que pasen, pero siempre solicitando el amparo de Dios. Este hace milagros. Pero hay que saber llevar los sufrimientos también. En esta sociedad civil, no escuchas encomendarse ni encomendar al Señor, se ha separado de Dios, le nombramos vanamente. Tenemos que volver sobre nuestros pasos, a la parroquia, a incluir al Señor de nuevo en todo. Solo ÉL puede ayudarnos.

 Una de las cosas que es básica en la Fe de Cristo, es la docilidad. Pero claro, como domina en nosotros, el abuso sumado a este mal carácter patrio, pues complicamos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo ideal sería la familia, es la unión bendecida con Sacramento, que dará frutos de más núcleos familiares. Que estará unida a otras familias suyas, que a su vez son un rebaño conjunto de familias del Señor. Por ejemplo, Dios saco a Abraham, de una fértil y lo envío a Canaán. Sal… Y llévate tu familia, tus rebaños..

 Sal de ti mismo, haz familia. Sal de tu familia sanguínea y haz familia.. Así cómo Jesús obró hasta que llevaba candidatos a fieles detrás cuando obraba milagros y acabó más solo que la una, con tres personas rotas de dolor mirándole sin poder acercársele. Pero hizo familia a lo grande. Nosotros, como no somos Dios, el mismo Dios, nos ha otorgado el poder hacer familia a su modo, para nuestro bien.

 Abraham, era patriarca, de una inmensa familia, donde hasta las cabras recibirían sus rezos para protección como criaturas regaladas por Su Dueño. Y así hasta llegar a

 Nuestro Señor, cuando se movió, fue llevándose a sus Apóstoles, uniéndoselos cierta grey que les seguían. Hoy, es la Iglesia de Roma con todo su conjunto quien debería tener la creatividad de sobreponerse un poco a esta época para hacernos estar juntos, en El Señor. Si la familia nuclear peligra, pues a poner su creatividad e inteligencia en arreglarlas.

 Creo que cada uno tenemos nuestra misión. La pedagogía tiene que tener el revisado de la Iglesia. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Personalmente siempre he entendido como familia nuclear, aquella formada por el núcleo más íntimo de crianza y convivencia: Padres, hermanos, y en ocasiones algunos abuelos o tíos que por alguna circunstancia conviven en la misma casa o inmediata cercanía a donde uno nace y se cría. Y por familia extensa aquella otra que, incluso no siendo de la misma sangre, está unida por unos mismos vínculos naturales y se reúne en torno a una misma mesa común regularmente: tíos, primos, parientes, e incluso algunos amigos de íntima confianza. En definitiva, aquella que procura nuestro bien desde que nacemos hasta que morimos.

A partir de estas realidades se conforma la sociedad, en torno a un vínculo común. Históricamente en nuestro caso la fe, aunque también pueden ser la aldea, el pueblo, el barrio o la etnia, donde naces. Y de ahí se da el paso a las naciones y reinos, que no son si no extensiones de ese yo común que une a los individuos en torno a un bien común. En definitiva existen dos grandes vínculos que nos mantienen unido el yo a la gente: la procedencia y el destino, esto es, la familia o la tierra que te da la vida, y hacia dónde se dirige uno como parte del conjunto: el cielo, la felicidad, la prosperidad...

Cuando los vínculos permanecen, lo nuclear y lo extenso no difieren mucho de tu corazón y tu piel. El problema viene cuando estos se pierden, cuando lo nuclear se rompe y lo disperso se deshace. En un momento como el actual de disolución nacional, deconstrucción de vínculos y establecimiento de nuevos referentes de unidad basados en la confrontación, es natural que el concepto de familia nuclear quede a menudo reducido a uno mismo y sus querencias. Buena parte de nuestras comodidades y obligaciones invitan a ello; nos distraen del bien común reduciéndolo al bien de uno mismo, que a menudo no conocemos pues nuestro propio bien solemos entenderlo de manera apetente.

Y ese último es el factor clave que está detrás de la disolución: El conocimiento y disfrute del bien verdadero. La familia, la parroquia, el pueblo, la patria... se construyeron y han estado ahí para guiarnos, para ayudarnos a conocer, anhelar y disfrutar ese bien. En esa concepción se fundan la familia, la Iglesia, la educación, la sanidad, los ejércitos, el mercado, la corona y tantas otras instituciones que tratan o han tratado de preservar y asegurar que todos pudiésemos disfrutar de ese bien. Sin embargo y como consecuencia en gran medida del efecto de ideologías, mercados y como siempre de los egoísmos, poco a poco, lamentablemente muchas de esas instituciones han ido mutando hacia otro objetivo, que es el de ofrecernos un bien alternativo donde el yo, ya no pertenece a Dios o al grupo que lo causa, sino a determinados intereses donde el bien natural deja de ser lo objetivo para pasar a ser algo artificialmente subjetivo. Uno mismo con respecto al uso que nos dan los demás y viceversa.

Así, ya no buscamos un bien común porque el único bien que entendemos somos nosotros mismos. Nos preocupa nuestro bien, pero no lo alcanzamos porque nadie nos guía hacia él. Nos afanamos en cambio es usar al otro como un bien de nuestra propiedad, porque perdemos el vínculo que nos une con él. Huimos o confluimos mediante nuevos vínculos: el partido político, el equipo deportivo, el grupo de aficiones, red social o barra de bar, la empresa, la posesión de algún objeto, etc... porque apetecemos su disfrute sin valorar si en realidad dichos vínculos son buenos para todos.

Hoy te sientas en una mesa familiar, y la mitad del tiempo tienes a muchos que se la pasan en el móvil, ajenos a lo que ocurre a su lado. Indiferentes a tu vida, o indiferente tú a la suya. Podemos ser miembros de la familiar nuclear, la extensa o quienes sea, en realidad estamos a kilómetros de distancia y prácticamente desvinculados entre nosotros. Cada cual a sus cosas y a sus ideas. Lo que nos une ya no es la familia, el pueblo, la parroquia, la patria o la fe, sino el afán de poseer determinados bienes que se ofrecen como quimeras sociales, y el de acabar con todo aquello que se opone a dicha posesión. Estamos vinculados por deseos de posesión y dominio, como animales. En nuestro caso de posesión de bienes, ideas y personas, y esa es hoy la familia nuclear y la extensa, la que comparte con nosotros esos mismos deseos. Lamentablemente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

 Lo de los móviles, llegará su tiempo futuro, en que nos hayan diagnosticado, la patología que arrastramos. Ha sido otra más de tantas en nuestra carrera, hacía a superficialidad, carnalidad, satisfacciones de pura ambición. 
 Entre tantas cosas e ideologías donde todas manifiestan ser la verdad. Y entre tanta abundancia vs tanta carencia, con ambos casos, alucinados, mirando luces, que son encendidas por nosotros, pero:

¡N O son estrellas!.

D8805613-654-A-4-FE1-893-A-DE50-A5-A1-E9
 

Cuando hayamos acabado de hacernos, ¿Qué cincelaremos?. 
 
Dios dio unos sacramentos para hacernos "dioses"aquí. Muchas veces nos equivocamos y muchas veces nuestro Dios nos disculpa. Hacernos dioses es hacernos como se hizo ÉL, que se hizo jirones. Ahora bien, cada persona católica, esto ya lo sabemos en la teoría. Pero fuera de nuestro cascarón (Cascarón sin Dios Católicos, jamás), esta forma de entender la vida no la comparten ni en la teoría siquiera, parte de la población o la tienen amoldada a sí mismos como diocesillos. Y así es como tenemos que afrontar la vida, con su pluralidad; pero trabajando nuestra purificación, nuestra inocencia. Harto difícil. Un imposible. Pero si pudieron otros dejándose  la piel, pues tampoco faltemos a sus memoria santa.

Cómo podríamos mantener el legado de Jesús, NS. Igual pasa por guardar todo su legado de amor y sufrimiento, y nada más, porque todo es efímero, todo se muda, menos El Señor. Dios no deja intríngulis súper complicados nunca. Con dos cositas basta.

 Hay santificación en casarse ante la madre Iglesia. Después si que hay todo un mundo alrededor de Dios mismo, de formalidades, vicisitudes y yo que sé; pero hombre y mujer debemos ser puros, lavarnos cuando no, casarnos por la Iglesia, y tener en cuenta que

El Señor, Nuestro Señor, trajo las mismas dualidades infinitas que están presentes en la Palabra del Padre, que se repiten de tantas formas. Pero para avisarnos del bien contra el mal. La cuestión es no confundamos las dualidades bendecidas, esto es, como un sacramento, una llamada a Dios, "totalmente efectiva", con las dualidades del bien: Hijo pródigo vs hijo perfecto de formas. Es difícil si. Pero para eso está nuestra Iglesia. 
 Nosotros somos la Iglesia también, no lo olvidemos.

 Individuos, matrimonio, Iglesia. Desde abajo. Dios no nos va a dar un rey santo, si nosotros no lo somos. Dar y recibir. 
 Dicho esto, nos, nos debemos desmarcar de todos estos politiqueros como de esos asesinos homófobos o de cualquier fobia. Cuidado, porque el Espíritu Santo es como un Ángel enviado, todo lo De Dios, nos es Sagrado. Antes muertos que regodearnos en concupiscencia. Y la concupiscencia es también el crimen, la violencia por la carne.. 

 Yo creo en el matrimonio porque mi Dios así lo ha querido. Yo no quiero ser más que Dios, yo quiero ser con ÈL. No me interesa una vida de pecado contra Dios. Y no voy a educar a los míos en otra cosa que no sea esta. Y no, tampoco me estoy suicidando en vida contra el mundo. Y después, lo que diga la gente es que me da igual. Yo quiero mirar mi yo, porque lo ve MÍ SEÑOR. Y pase lo que pase, esto es lo que enseñaré a mis hijos y a los hijos de mis hijos.
 Mi  Señor, yo estaré lleno de manchas pero mis frutos carnales, son tuyos y de nadie más. 
Una persona casada por la Iglesia Católica, ha sido bendecida desde una forma especialmente sublime. Puedes romper ese vínculo, pero siempre puedes volver a él como esa inmensa gracia o don que el Señor te dio. Los pasos hechos, los caminos, no se destruyen. Se arreglan, amplían, pero no se destruyen. 
 ¿Quien se ha creído la persona criatura para romper un Sacramento?.

 Pero qué narices, una forma de unirte a Dios, nosotros, bajándola al fango. 
 Y en fin, cómo más decirlo:

 ¡Jóvenes, no hagan caso. Cásense por su Iglesia Católica. Háganse santos individuales y Dios les dará los gozos!. No conocerán placer más grande que Su Señor. Toda una vida para gozar del amor y del Amor.

 ¡Vencidos, levántense. Para Dios nunca es tarde. ¡¡Vuelve!! Dios te espera.

Que nadie permita, por Dios, que nadie en este mundo, sea más triste, más solidario, más amoroso ni más placentero que NOS. Porque nos, es Dios gozándose en Sú Creación. 
 A Dios mis amados, mis amados por ÉL. La alegría del mundo se llama: JESUCRISTO, PORQUE NO HAY NADIE IGUAL. 
 Conoce a tu Padre, nadie más guapo ni más sufrirte ni listo ni nada de nada. Es es único Velero en alma. La única costura de tu alma.

 Si tú eres bueno yo más, que mi Padre, fue el mejor. Y de todo lo que seas, más mi Señor. 
 

 

——————

Cóbrate por cada herida, con tu

Señor Jesucristo, y Amén. Todo llegará.

 DISCULPEN LA CHAPA, a Dios todo.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Los sacramentos santifican. En la fe católica siempre ha sido así y nada ha cambiado.

Edited by Berenguela

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      Rescato un interesante artículo, publicado en 1940, que creo que puede iluminar algunos aspectos del presente. Se publica en Solidaridad Nacional, parte de la prensa falangista de aquel entonces. Habla del "pecado malthusiano" que atenaza a casi todos los países industriales y especialmente a Francia. Avisa del peligro de despoblación que ya se empieza a notar en algunos pueblos, de la consiguiente destrucción de la industria y el comercio por falta de consumidores, de la insolvencia del Estado, de la debilitación progresiva de la nación a causa de este envejecimiento y de la subsecuente incapacidad para defenderse frente a otros pueblos más jóvenes.
      Encontré el artículo por casualidad y he pensado que sería bueno traerlo al foro para ilustrar algunas cuestiones que venimos tratando. Pongo primero una captura del artículo, junto con la correspondiente cabecera del periódico en formato imagen, y después la transcripción del texto, que siempre resulta más cómoda de leer y que es necesaria para que los buscadores indexen este artículo, inédito en internet, aunque sí accesible en alguna hemeroteca.

       
    • By Hispanorromano
      Yo no quiero ser madre
      Tres mujeres de tres generaciones explican por qué tener hijos no es una prioridad: "Prefiero oír ladrar a un perro que a un bebé"
      Un artículo de Miriam Cos
      Es una de las partes más cruciales en la vida de una mujer. Tener un hijo lo cambia todo, o eso dicen. La vida, la forma de ver las cosas... aunque el problema viene cuando una mujer totalmente fértil decide descartar esta opción. Al cierre de 2018, la natalidad en España había descendido un 5,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística. El crecimiento vegetativo de la población presentó un saldo negativo de 46.590 personas durante la primera mitad del año y el número de matrimonios disminuyó un 5,7% respecto al mismo periodo de 2017. En total, hubo 179.794 nacimientos, el 20% de ellos de madres extranjeras. Pero, ¿cuál es la razón de este declive de la natalidad? ¿Puede ser la economía, la tardía independencia o el empoderamiento de la mujer una razón?
      Rostros conocidos del mundo del cine o la televisión ya han puesto sobre la mesa las razones por las que probar con la maternidad no es una opción en sus vidas."Ser mujer no es sinónimo de madre. Ser madre es una opción, no una obligación. La gente debería dejar hacer al otro lo que le da la gana sin entrometerse en su vida, ya quiera tener siete, dos o ningún hijo", sentenciaba en declaraciones a la prensa la actriz Maribel Verdú. "Hay gente que necesita tener esa experiencia en su vida pero yo no, lo he tenido clarísimo siempre", decía Alaska en el programa de Bertín Osborne, 'En tu casa o en la mía', hace unos meses."Vivo una época de plenitud y, sin embargo, lo que más he oído cuando me he convertido en cuarentañera es 'todavía estás a tiempo de tener un hijo'. ¿Pues sabes qué te digo? Que me declaro en rebeldía ante toda esa gente que te marca el camino. En el tema de las mujeres y los hijos hay muchísimo machismo, indiscreción y osadía. Estoy harta de preguntas impertinentes y prejuicios", aseguraba la periodista Mamen Mendizábal durante una entrevista. El listado se engrosa si se mira al otro lado del charco Cameron Díaz, Jennifer Anniston, Oprah Winfrey, Khloé Kardashian o Ashley Judd son algunas de las caras conocidas.

      "Nunca he querido tener hijos. Todas las razones y motivos por las que los demás me instaban a tenerlos o me avisaban de que ya los tendría, sencillamente no han surtido efecto en mí", asevera Elisa Coca, bailarina y animadora de tiempo libre de 45 años. "Nunca he sentido el instinto maternal, no me entusiasma la tarea de cuidar de otros en ese sentido tan básico de alimentar y limpiar, mi cuerpo no me ha reclamado nunca llenar ningún vacío ni físico ni emocional, no me ha afectado ni he sentido el llamado reloj biológico. Y aún podría tenerlos de modo natural, soy perfectamente fértil, pero no me gusta la idea. Y lo dejaré pasar. Seré la última de mi saga. Tampoco tengo sobrinos", recalca.
      Su decisión no viene de ahora, es algo que ha pensado y sentido durante toda su vida, al igual que Andrea Abasolo, periodista de 27 años, y Alicia Navascuez, socióloga y responsable de recursos humanos de 33, que asegura que "nunca he querido tener descendencia, no lo veo como una necesidad para ser feliz o para sentirme realizada".
      En el caso de Coca, achaca las razones de su decisión a cosas que van más allá que una simple opción personal. "Mis mayores creen que la precariedad laboral y la falta de estabilidad económica hacen que nunca llegue el momento adecuado y se acabe perdiendo la ilusión de ampliar la familia. En este país no hay suficientes alicientes, garantías o ayudas a la maternidad. Si eliges mal el momento y no cuentas con una solidez mínima, puedes llegar a caer en la ruina y nadie te levantará de allí, te remiten al Banco de Alimentos y a Cáritas, y eso da escalofríos", dice. "Si no tienes apoyo familiar -abuelos que cuiden de su nieto mientras tú sigues trabajando, o un marido que os mantenga a los dos-, una mujer lo pasa francamente mal. Y yo no soy una heroína, la situación podría superarme y estaría sola", concreta.
       
      "La gente que no entiende mi decisión tampoco entiende que viva sola. ¿No pasas miedo por la noche?, me dicen"
      Andrea Abasolo - 27 años
      Abasolo se aferra a algo mucho más personal. "Nunca he tenido esa sensibilidad de acercarme a niños pequeños... no sé cómo actuar, no los entiendo. Para mí son máquinas creadoras de residuos, mocos y ruido. Puede que lo que digo suene muy fuerte, pero los veo así. A mí me molesta más un niño llorando que un perro ladrando. ¿Por qué? No tengo ni idea. Y es desde siempre", afirma sin tapujos para dilucidar que "puede que sea algo genético. Nunca he tenido esa psicología infantil para entenderlos o tratarlos. Con 18 años aguanté un mes como niñera. Nunca más. Porque no los entiendo, me desquician, no me sale hacerles tonterías".
      En el caso de Navascuez, las cosas también están más que claras. "Creo que la sociedad y, sobre todo, las mujeres que sí han decidido ser madres, te intentan persuadir contándote todas las ventajas y la felicidad que ser madre te reporta, sin embargo, no te hablan de los muchos problemas a los que te tienes que enfrentar, y de cómo la sociedad y ellas mismas se exigen ser 'super mamás'; profesionales en el ámbito laboral que inviertan tiempo de "calidad" con sus hijos; que vayan siempre a la última moda, que trabajen sus relaciones sociales y por supuesto que no desatiendan su relación de pareja".
      Presión social
      En este sentido, las tres mujeres opinan lo mismo, sobre todo señalando directamente la presión que la propia sociedad ejerce sobre sus decisiones. Sobre todo, Abasolo, aún muy joven, y que tiene que aguantar todo tipo de comentarios por, supuestamente, anticiparse. "Es mi vida y decido hacer lo que me dé la gana. Por no tener hijos no considero que vaya a ser peor persona. Hay gente que me entiende perfectamente y otros tantos que no, y es sorprendente saber que los que menos me entienden son personas de mi edad. Que tampoco se explican que viva sola y llegan a preguntarme cosas como: ¿No pasas miedo tú sola en casa? ¿Cómo te vas tú sola a esquiar?".
       
      "Cuando digo que no quiero tener hijos la gente le pregunta a mi pareja y antes de que conteste me tachan de egoísta"
      Alicia Navascuez - 33 años
      El machismo, la cultura social y lo establecido son las principales cortapisas para que las mujeres con poder de decisión se tengan que ver continuamente cuestionadas. Algo que reafirma más, si cabe, la opción de estas féminas de no tener descendencia. "En parte me gusta escandalizar a esta gente que se cree que por ser mujer no puedes hacer cosas tú sola por tu cuenta y deberías tener hijos. Desde pequeña ya me decían que era un poco chico y, hoy en día, sigo siendo un poco chico, frase considerada machista ahora mismo. Esto lleva implícito el hecho de vivir sola, no querer tener hijos, no necesitar a nadie para nada€ y es muy triste", asevera Abasolo.
      "Llevo 13 años con mi pareja, por lo que es una etapa que ya hemos superado. Sin embargo, antes de llegar a este punto he tenido que tolerar comentarios de todo tipo. Gente que decía que no entendía como una mujer no quería ser madre, que diesen por supuesto que no me gustan los niños o incluso ver como al decir que yo no quería ser madre, se giraban hacia mi pareja y le preguntaba si él no quería ser padre, a la par que me calificaban de egoísta por privarle a él de ello sin tan siquiera esperar a la respuesta", añade Navascuez.
      En opinión de Coca, "ya no hay ese estigma de la solterona de antaño, pero sí es verdad que la familia saca el tema con lástima, como si les estuvieras defraudando. También los grupos de amistades cambian y acabas fuera del círculo de madres con sus historias de potitos y pañales. Eres la rara, la inadaptada. Por qué no tendrás hijos, será que nadie te aguanta; ah, que tienes pareja... entonces será por algún problema de fertilidad. ¿No? Pues qué egoísta".
       
      "Darle una educación como me gustaría se me antoja también imposible, por caro y por las imposiciones y restricciones del sistema actual"
      Elisa Coca - 45 años
      Los residuos de la crisis económica, los sueldos limitados, la conciliación laboral son otros muchos de los factores que hacen que personas en edad de concebir no se lancen a la aventura de la maternidad. No tener un trabajo estable o sí tenerlo también influye. "Dudo que mi vida laboral se estabilice, y si es así, ¿qué tiro de los abuelos? La gente de hoy en día no tiene tiempo para sus hijos y cuando están con ellos el cansancio hace que no les eduquen como es debido", afirma Abasolo.
      "Me cuesta mantenerme y cuidarme a mí y no sé cómo podría hacerlo con mayor mimo con otro ser dependiente. Y darle educación como me gustaría se me antoja también imposible, por caro y por las imposiciones y restricciones del sistema actual", comenta Coca. "Jamás he dudado de mi decisión", concluye Navascuez.
      Fuente: https://www.lne.es/sociedad/2019/03/01/quiero-madre/2434534.html
    • By Español
      La familia tradicional está desapareciendo a un ritmo estrepitoso. Desde 1960 se ha cuadruplicado el número de madres solteras jóvenes en todo el mundo -según datos de la ONU-, y la proporción de divorcios, ya no solo en los países desarrollados sino también en los que están vías de desarrollo que, aumenta proporcionalmente en la misma medida. En general, los hogares unipersonales o en donde conviven varias personas sin otro compromiso mutuo que el recibo del alquiler, se están convirtiendo en la nueva norma al mismo tiempo que la familia tradicional, que es la base nuclear de naciones como la nuestra, van convirtiéndose en una rareza exótica. La razón de todo esto es diversa. Por una parte, el sistema económico actual no es congruente con los valores tradicionales de la familia, y de otro lado, los contravalores inculcados por las políticas sociales impuestas mayormente por el liberalismo y el progresismo, están destruyendo dramáticamente los principios tradicionales sobre los que se asentaba la misma y por extensión, la propia sociedad.
      El cambio social y económico que llevó aparejadas, primero la revolución industrial y luego la marxista en comandita, generó un cambio en las formas de vida que destruyó el concepto de gran familia patriarcal que hasta entonces existía. Hoy, nuevamente, de la mano de las revoluciones tecnológica y marxista cultural, los restos de la familia nuclear que quedan de aquella ruina de las grandes familias, están siendo nuevamente laminados sin piedad, hasta ser sustituidos por otros modelos familiares estériles, sin arraigo ni potencial de desarrollo propio alguno. La familia y la providencia están siendo sustituidos sin reparos por el tándem formado por el estado y los mercados.
      Actualmente en nuestra sociedad, alrededor del cuarenta por ciento de los jóvenes en edad casadera, que no están directamente en el paro, ganan menos de lo necesario para fundar y mantener una familia por encima del nivel de pobreza, a lo que hay que sumar la inseguridad laboral y el casi imposible acceso a la vivienda que el precio de las hipotecas y los alquileres suponen desde el comienzo de la burbuja especulativa, a pesar incluso de la crisis y de la supuesta caída de pecios del mercado inmobiliario. Actualmente en una ciudad como Alicante, por menos de quinientos euros mensuales no se encuentra una vivienda digna de alquiler, y la compra de un piso normalito y de segunda mano, en un barrio no marginal, se sitúa a partir de los ochenta o cien mil euros. Algo inasumible para una pareja joven que pretenda emprender un proyecto de vida, fundar un hogar y traer al mundo una descendencia.
      Mientras que los salarios se han estancado o subido a un ritmo modesto, el coste real de la vida se ha multiplicado exponencialmente desde hace unas décadas. Los únicos bienes que han reducido su precio en ese tiempo, son los relacionados con la tecnología que, por ser la gran novedad global de nuestro tiempo, producen la falsa sensación de que en realidad vivimos en una sociedad accesible. Al mismo tiempo que esta realidad material de las cosas impide la fundación y mantenimiento de nuevas familias, las nuevas realidades surgidas al amparo de la ideología, e inculcadas casi desde la cuna a través de la enseñanza obligatoria y las leyes, condicionan la forma de proyectar la vida; ateísmo, cientifismo, liberalismo, progresismo, ideología de género, feminismo, aborto, divorcio, etc. Todo ello va poco a poco bestializando y destruyendo a la persona humana hasta remitirla casi a su estado primitivo más salvaje, que luego es convenientemente domesticado a través de deuda, causando que al fin los jóvenes se desentiendan de los vínculos sobrenaturales sobre los que se asienta la familia, la sociedad y la propia civilización occidental. Antes de comenzar, ya tienen puestas las cadenas ideológicas y financieras.
      Hoy hablaba del tema con un amigo que escribe habitualmente en una revista católica y me decía que, hace poco estuvo conversando con un sociólogo amigo suyo a propósito de un artículo sobre la familia que estaba documentando, y éste le decía que según algunos estudios que maneja en su ámbito, la familia nuclear tal y como la conocemos, de no revertirse la tendencia, tiene puesta su fecha de desaparición de aquí a no más de diez o quince años. ¡Tremendo!
      De cara a estas próximas fechas navideñas, que tienen una gran componente familiar, abro este hilo para tratar el tema de la familia, tanto las cosas que le dan valor como aquellas que la destruyen pues, creo que es significativamente uno de los de mayor importancia hoy en día y sin duda el que más gravedad tiene para el desarrollo futuro ya que, en la familia está la base de la propia humanidad. Y sobre todo atisbar qué soluciones a corto, medio y largo plazo, entendéis que se deberían ponerse en marcha cuanto antes, tanto a nivel personal como social, para evitar su extinción o sustitución por el postizo que la ingeniería social y la ideología están tratando de imponer.
      Estás Navidades comeremos, beberemos e incluso algunos rezaremos en familia, en una nación en paz pero ¿podremos seguir disfrutándo esa inmensa riqueza durante mucho más?
    • By Español
      Cuando se escucha decir que una política que garantizase el pleno empleo, un sistema mixto, la subida de impuestos o la 'importación' de mano de obra, entre otras ocurrencias, pueden salvar nuestro sistema de pensiones, todo el mundo aplaude una u otra ocurrencia como si el obviar la mayor hiciera que ésta no existiese. No, ni el pleno empleo, ni el sistema mixto, ni la subida de impuestos, ni la mano de obra inmigrante pueden arreglar el problema de fondo que tenemos con las pensiones, porque la base del problema es precisamente la base piramidal sobre la que está montada el sistema de pensiones, es decir, la natalidad y el relevo generacional.
      Hoy por hoy me atrevo a afirmar, sin ser economista ni tener más idea de economía que la de un simple padre de familia, que ni con un sistema que garantizase el trabajo pleno, podrían pagarse en un futuro las pensiones, ya que el número de personas en edad laboral es cada vez menor en proporción con el número de jubilados, que además año a año y gracias a Dios, van aumentando su edad media de vida. De otro lado, llenar las naciones de mano de obra inmigrante, además de ser una inmoralidad en el sentido de que se cosifica a la persona, solo puede llevarnos a perder nuestras raíces culturales.
      La única política a mi juicio que puede garantizar el sistema de pensiones, es una política familiar que proteja e incentive el matrimonio estable de las parejas jóvenes. O rejuvenecemos España o no habrá forma de pagar las pensiones: Devolver al matrimonio su estatus histórico, proteger la institución familiar como núcleo principal de la sociedad, fomentar la natalidad y penalizar determinadas formas de planificación familiar, establecer el salario maternal y restituir el papel fundamental de la mujer en la familia, además de medidas como implantar el cheque escolar o facilitar el acceso a la vivienda en propiedad a las nuevas familias, garantizarían y facilitarían el compromiso de los nuevos padres, que con dicha motivación y facilidades, emprenderían la ardua y hermosa tarea de traer hijos al mundo, cosa esta que sí garantizaría el futuro de las pensiones, y mucho más importante, el futuro generacional de nuestra nación.
      ¿Qué pensáis vosotros?
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(4)
    • Bingbot(5)
    • ICTHYS
    • Googlebot(2)
×