Jump to content
Hispanorromano

El Señor ha resucitado

Recommended Posts

Aleluyas a la resurrección del Señor

——————————————

Cuando yo vine, ya estabas arriba,
Rey celestial, en tu corte festiva.

Gran Capitán de la cruz levantada
y al frente ya de tu hueste dorada.

Firme en el puño sobre la blanca bandera,
Emperador de la paz duradera.

Sobre la trágica noche de duelo,
gran forzador de la puerta del cielo.

Mi «Jaungoica», Señor de lo alto,
conquistador de la gloria al asalto.

Sobre la muerte, el infierno y la oscura,
tierra, Señor en el aire y la altura.

Pero yo vine en la flor de la aurora,
cuando ya era pasada tu hora.

Y abierto al aire, el sepulcro vacío,
cubierto lo hallé de reciente rocío.

Y ensangrentado y envuelto el sudario
Conmemoraba la flor del Calvario.

Ni hacer la cruz que te veía en el pan,
por lo que todos te conocerán.

Porque ni supe subir a Emaús
ni emparejé con mi Cristo Jesús.

¡Ay, cuántas veces mi culpa te niega
y en crudo llanto el dolor no me anega!

Pero aún espero, a las once del día,
desde la barca, en la pesca baldía.

¡Oir la voz, que de tierra nos manda!
«Larga el retel a estribor, por la banda».

Y con el copo, ya izado y colmado,
sentir, Señor, que otra vez me has mirado.

Y, cual Simón, cuando nadie lo espera,
ver que eres Tú quien está en la ribera.

Y que, otra vez, por mi nombre me llamas,
y me preguntas tres veces: ¿Me amas?

Y voy a ti, por el agua, cansado
–que no soy mozo, aunque mucho he nadado–.

Y junto al ascua y al frito de peces,
«Señor, te quiero», te digo tres veces.

Pero aun si así, mi Señor, no te vemos,
aun por tu gracia resucitaremos.

Que te haya visto o que no te haya visto,
siempre serás mi Señor Jesucristo.

Siempre yo sé que, después de la muerte,
Rey del amor, justiciero, he de verte.

Tenme, Señor, en tu sano servicio
y que, al oír las trompetas del Juicio,
Sitio seguro a tu diestra me salga
–¡Nuestra Señora la Virgen me valga!–

¡Gloria a la Madre, que es mía y es tuya!
«¡Regina coeli, laetare, Alleluia!»

Rafael Sánchez Mazas

EyFkA7MWEAAe-y-?format=jpg&name=large

Share this post


Link to post
Share on other sites

Feliz Pascua de Resurrección, amigos.

Preciosos versos que se mantienen vivos como vivo está aquel a quién fueron dedicados. Que el Señor nos conceda a nosotros el don de ser capaces de verlo y reconocerlo vivo en nuestros días, y emprender con él, el camino hacia Galilea.

Como dijo el Santo Padre ayer en la Vigilia Pascual, "Ir a Galilea significa, ante todo, empezar de nuevo." (...)  Dios está preparando una nueva historia. Él siempre nos precede: en la cruz del sufrimiento, la desolación y la muerte, así como en la gloria de una vida que resurge, de una historia que cambia, de una esperanza que renace. (...) La fe no es un repertorio del pasado, Jesús no es un personaje pasado de moda. Está vivo, aquí y ahora. Camina contigo todos los días, (...) te impulsa a ir contracorriente en cuanto a la nostalgia y lo "ya visto". (...)  El Resucitado, nos ama sin fronteras y (...)  nos invita a superar las barreras, a superar los prejuicios, a acercarnos a los que están a nuestro lado día a día, a redescubrir la gracia de la vida cotidiana. (...)  Porque, más allá de toda derrota, maldad y violencia, más allá de todo sufrimiento y más allá de la muerte, el Resucitado vive y guía la historia.(...)  si tienes una hora oscura en tu corazón esta noche, un día que aún no ha amanecido, una luz enterrada, un sueño destrozado, ¡valor! Abre tu corazón con asombro al anuncio pascual: «¡No temas, ha resucitado! Nos espera en Galilea». (...)  el Señor siempre te precede, siempre camina delante de ti. Y con Él, la vida siempre comienza de nuevo.

 

Cita

VIGILIA PASCUAL EN LA NOCHE SANTA

 

HOMILIA DE SU SANTIDAD PAPA FRANCISCO

Basílica de San Pedro - Altar de la Cátedra
Sábado Santo, 3 de abril de 2021

Las mujeres esperaban encontrar el cadáver para ungirlo; en cambio, encontraron una tumba vacía. Fueron a llorar a un muerto; en cambio, escucharon un anuncio de vida. Por eso, como dice el Evangelio, aquellas mujeres "estaban llenas de temor y asombro" (Mc 16, 8), llenas de miedo, asustadas y asombradas. Maravilloso: en este caso, es una mezcla de miedo y alegría que se apodera de sus corazones, cuando ven la gran piedra del sepulcro rodada a un lado y, dentro, a un joven con una túnica blanca. Es maravilloso por las palabras escuchadas: "¡No te alarmes! ¿Buscas a Jesús de Nazaret, el crucificado? Ha resucitado” (16, 6). Y luego para esta invitación: “Él va delante de ti en tu camino a Galilea; allí lo verás”(16, 7). Aceptemos también esta invitación, la invitación pascual: vamos a Galilea, donde nos precede el Señor Resucitado. Pero, ¿qué significa "ir a Galilea"?

Ir a Galilea significa, ante todo, empezar de nuevo. Para los discípulos, es regresar al lugar donde el Señor inicialmente los buscó y los llamó a seguirlo. Es el lugar del primer encuentro y el lugar del primer amor. Desde entonces, dejando las redes, siguieron a Jesús, escuchando su predicación y viendo los prodigios que realizaba. Y sin embargo, a pesar de estar siempre con Él, no lo entendieron completamente, a menudo malinterpretaron sus palabras y, en vista de la cruz, huyeron dejándolo solo. A pesar de esta bancarrota, el Señor Resucitado se presenta como Aquel que los precede una vez más en Galilea; los precede, es decir, está antes que ellos. Los había llamado para que lo siguieran, y los volvió a llamar sin cansarse nunca. El Resucitado les dice: “Empecemos por donde empezamos. Lo recomendamos. Te quiero de nuevo conmigo, a pesar y más allá de todos los fracasos". En esta Galilea aprendemos a maravillarnos del amor infinito del Señor, que traza nuevos caminos en los caminos de nuestras derrotas. Así es el Señor: traza nuevos caminos en los caminos de nuestras derrotas. Él es así y, para ello, nos invita a ir a Galilea.

Este es el primer anuncio de Pascua con el que me gustaría dejarles: es posible empezar de nuevo, porque siempre hay una nueva vida que Dios puede, a pesar de todos nuestros fracasos, reiniciar en nosotros. Dios puede construir una obra de arte incluso con los escombros de nuestro corazón - cada uno de nosotros conoce, conoce los escombros de su propio corazón -; incluso a partir de los pedazos arruinados de nuestra humanidad, Dios está preparando una nueva historia. Él siempre nos precede: en la cruz del sufrimiento, la desolación y la muerte, así como en la gloria de una vida que resurge, de una historia que cambia, de una esperanza que renace. Y en estos meses oscuros de pandemia, escuchemos al Señor resucitado que nos invita a empezar de nuevo, a no perder nunca la esperanza.

Ir a Galilea, en segundo lugar, significa emprender nuevos caminos. Se mueve en la dirección opuesta a la tumba. Las mujeres buscan a Jesús en el sepulcro, es decir, recordarán lo que vivieron con Él y que, ahora, está perdido para siempre. Transmitirán su tristeza. Es la imagen de una fe que se convirtió en celebración de algo hermoso pero que se acabó, solo para recordar. Muchos - nosotros también - vivimos la "fe del recuerdo", como si Jesús fuera un personaje del pasado, amigo de la juventud lejana, hecho que sucedió hace mucho tiempo cuando, de niño, asistía a la catequesis. Una fe hecha de hábitos, cosas del pasado, hermosos recuerdos de la infancia, una fe que ya no me toca ni me desafía. Al contrario, ir a Galilea significa aprender que la fe, para estar viva, debe seguir caminando. Todos los días debes reavivar el inicio del camino, la maravilla del primer encuentro. Y luego confiar, sin la presunción de saberlo todo, pero con la humildad de quien se deja sorprender por los caminos de Dios. Tememos las sorpresas de Dios; generalmente tenemos miedo de que Dios nos sorprenda. Y hoy el Señor nos invita a dejarnos sorprender. Vamos a Galilea para descubrir que Dios no se puede fijar entre los recuerdos de la infancia, pero está vivo, siempre sorprende. Resucitado, nunca deja de sorprendernos.

Aquí está el segundo anuncio de Pascua: la fe no es un repertorio del pasado, Jesús no es un personaje pasado de moda. Está vivo, aquí y ahora. Camina contigo todos los días, en la situación que estás viviendo, en la ordalía que estás atravesando, en los sueños que llevas dentro. Abre nuevos caminos donde no parecen existir, te impulsa a ir a contracorriente en cuanto a la nostalgia y lo "ya visto". Aunque todo parezca perdido, sorpréndete de su novedad: te sorprenderá.

Ir a Galilea también significa ir hasta el final. Porque Galilea es el lugar más distante: en esa región compuesta y diversa, viven los más alejados de la pureza ritual de Jerusalén. Y, sin embargo, Jesús inició su misión desde allí, dirigiendo el anuncio a los que llevan con cansancio la vida cotidiana, dirigiendo el anuncio a los excluidos, a los frágiles, a los pobres, para ser rostro y presencia de Dios que va incansablemente en busca de los que están desanimados o perdidos, que se traslada al fin de la existencia porque, a sus ojos, nadie es el último, nadie está excluido. Y hoy también es allí donde el Resucitado pide a su pueblo que vaya, también hoy nos pide que vayamos a Galilea, a esta verdadera "Galilea". Es el lugar de la vida cotidiana, los caminos que recorremos todos los días, los rincones de nuestras ciudades donde el Señor nos precede y se hace presente, precisamente en la vida de quienes están cerca de nosotros y que comparten tiempo, hogar, trabajo, fatiga y esperanzas. En Galilea aprendimos que es posible encontrar al Resucitado en el rostro de los hermanos, en el entusiasmo de los que sueñan y en la resignación de los desanimados, en las sonrisas de los que se alegran y en las lágrimas de los que sufren, especialmente los pobres y los marginados. Nos asombrará ver cómo la grandeza de Dios se revela en la pequeñez, cómo resplandece su belleza en los simples y pobres.

Y así tenemos el tercer anuncio pascual: Jesús, el Resucitado, nos ama sin fronteras y visita cada situación de nuestra vida. Plantó su presencia en el corazón del mundo y también nos invita a superar las barreras, a superar los prejuicios, a acercarnos a los que están a nuestro lado día a día, a redescubrir la gracia de la vida cotidiana. Reconozcámoslo presente en nuestras "galileas", en la vida cotidiana. Con él, la vida cambiará. Porque, más allá de toda derrota, maldad y violencia, más allá de todo sufrimiento y más allá de la muerte, el Resucitado vive y guía la historia.

Hermana, hermano, si tienes una hora oscura en tu corazón esta noche, un día que aún no ha amanecido, una luz enterrada, un sueño destrozado, ¡valor! Abre tu corazón con asombro al anuncio pascual: «¡No temas, ha resucitado! Nos espera en Galilea». Tus anhelos se cumplirán, tus lágrimas se enjugarán, tus miedos serán superados por la esperanza. ¿Por qué? ¿Sabes? - el Señor siempre te precede, siempre camina delante de ti. Y con Él, la vida siempre comienza de nuevo.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Googlebot(3)
    • Bingbot(5)
    • Chrome(2)
×