Jump to content
Español

España convertida en "campo de exterminio"

Recommended Posts

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Plá, ha publicado una durísima carta pastoral este pasado viernes 19 de marzo, día de San José, a propósito de la aprobación el día anterior de la denominada Ley de Eutanasia, por parte del gobierno progresista de Pedro Sánchez, en la que califica a España de "campo de exterminio" de todo aquello que constituye lo “específicamente humano”, esto es, "la dignidad y el carácter sagrado de la vida". 

El obispo añade que le "Le tenían ganas. La España tradicionalmente católica y que expandió la fe allende los mares, era un enemigo a batir por sí misma y por su repercusión en los pueblos hermanos de Hispanoamérica, Filipinas, el mismo contexto europeo y la influencia en todo el mundo de nuestros misioneros, activos colaboradores con la transmisión de la fe". Al mismo tiempo alerta que, "con esta ley se consuma el proceso de transformación de la ley natural y de los llamados derechos humanos, en derechos subjetivos, según los propios deseos de cada uno. Ya no quedan los bienes indisponibles. Lo que viene después son las leyes que propicien el transhumanismo”.

Copio a continuación la carta íntegra de monseñor para todos aquellos que puedan estar interesados en conocer su contenido.

Cita
19/03/2021

 

Mons. Reig: «ESPAÑA TRANSFORMADA EN UN ''CAMPO DE EXTERMINIO''. Ante la aprobación de la ley de la Eutanasia»

Tr%C3%A1nsito-de-San-Jos%C3%A9_Espinosa.

Tránsito de San José (c.1621). Jerónimo Rodríguez de Espinosa (Valladolid 1562 - Valencia c. 1639).
Parroquia de la Santa Cruz de Valencia
 
 
https://www.obispadoalcala.org/images/ESCUDO%20REIG.jpg
 
ESPAÑA TRANSFORMADA EN UN CAMPO DE EXTERMINIO
Ante la aprobación de la ley de la Eutanasia
 

Con todo respeto y aprecio en el Señor a las personas, debo hacer algunas consideraciones respecto a ciertas leyes y hechos.

Le tenían ganas. La España tradicionalmente católica y que expandió la fe allende los mares, era un enemigo a batir por sí misma y por su repercusión en los pueblos hermanos de Hispanoamérica, Filipinas, el mismo contexto europeo y la influencia en todo el mundo de nuestros misioneros, activos colaboradores con la transmisión de la fe.

            Avanzada la llamada transición política, y con una Constitución española llena de ambigüedades, las fuerzas laicistas unidas a las fuerzas políticas partidarias de la relativización cultural, moral y religiosa de nuestro pueblo, han conseguido, - con la aprobación de leyes que permiten destruir la vida por nacer, tanto en el seno materno como en los laboratorios, y ahora con la aprobación de la Ley de la eutanasia, - convertir a España en un campo de exterminio.

El “tsunami” de leyes que desregulariza el patrimonio cultural y espiritual de España, enarbolando siempre la bandera de la “libertad”, comenzó con la ley del divorcio (1981), a la que siguieron la despenalización del aborto (1985), la ley sobre técnicas de reproducción asistida (1988), la ley que permite el así llamado matrimonio civil entre personas del mismo sexo (2005), la ley del divorcio “exprés” y el repudio (2005), la introducción de la asignatura “Educación para la ciudadanía” que hacía presente la “ideología de género” en la escuela (2006), la ley sobre técnicas de reproducción asistida (2006), la ley Aido sobre la interrupción del embarazo y la salud sexual y reproductiva (2010), la ley de investigación biomédica (2011), hasta llegar a las leyes autonómicas sobre “Identidad y expresión de género e Igualdad social y no discriminación” presentes en varias comunidades autónomas de la nación española.

            Además de otras propuestas leyes permisivas anunciadas por distintos ministerios, la puntilla final a la libertad de conciencia y a la dignidad de toda vida humana, la han puesto la nueva ley de educación (2020) y la ley de la eutanasia (2021). Con ello las fuerzas globalistas, los lobbies financieros, sus terminales eutanásicas y el laicismo militante pueden darse por vencedores ante un pueblo anestesiado por los medios de comunicación, la fuerte ingeniería social desarrollada con la perversión del lenguaje, un Tribunal constitucional atrapado por el positivismo jurídico y que deja en desamparo lo que naturalmente constituye lo “específicamente humano”: la dignidad y el carácter sagrado de la vida, la diferenciación varón -mujer como riqueza de patrimonio de la humanidad, el bien del matrimonio abierto a la vida y la función social de la familia como pilares que sostienen una sociedad estable y con un horizonte de fraternidad. Con esta ley se consuma el proceso de transformación de la “ley natural” y de los llamados “derechos humanos”, en derechos subjetivos, según los propios deseos de cada uno. Ya no quedan los bienes indisponibles. Lo que viene después son las leyes que propicien el “transhumanismo”.

Hay que repetirlo una vez más. No existe el derecho a la muerte. La eutanasia acaba con todos los derechos. La vida humana es siempre un don que nos precede y que merece ser cuidado personal, familiar y socialmente desde la perspectiva del bien común hasta la muerte natural. Es el don más alto de la creación. De manera particular le corresponde al Estado garantizar este cuidado y protección. No hacerlo lo convierte en un Estado que no cumple su misión y queda ilegitimado en el ejercicio de este poder. Ahora los médicos y el personal sanitario adquieren una nueva responsabilidad de resistencia ante el mal. Las clínicas, los hospitales y los hogares no pueden convertirse en lugares donde no se respete con seguridad y cuidado la vida humana. Rezo por ellos.

            No contentos con estas leyes, los nuevos amos han provocado desde las instancias del poder un debilitamiento moral de nuestro pueblo, especialmente entre los niños, adolescentes y jóvenes con una educación sexual al margen del amor y de la capacidad de autogobierno para el bien personal y la relación con las demás personas. Muchos de ellos están atrapados por la pornografía, las adicciones de toda clase y se les ha inoculado un concepto negativo de la libertad. Esta se propone simplemente como autonomía radical del individuo sin otro horizonte que el placer y la utilidad, sin referencia a los bienes indisponibles de la persona que se cultivan por la virtud. Se trata de la destrucción de la libertad en nombre de una libertad sin más contenido que ella misma. Una libertad perversa fuente de numerosos sufrimientos humanos: la destrucción de la vida humana, rupturas familiares, abandono de los niños, desorientación en el sentido de la vida e incluso aumento de la soledad, enfermedades psíquicas y suicidios.

            El camino es conocido: manipular el lenguaje, debilitar a la familia como educadora de sus hijos, cambiar las costumbres con ingeniería social y crear una nueva opinión de masas propiciada por la invasión masiva de los medios de comunicación social que han conseguido atravesar el alma y la mente de muchos españoles.

            Para todo ello era necesario un punto de partida perseguido desde el principio: favorecer la secularización de la sociedad española para prescindir de Dios y de la tradición católica que sustenta una antropología adecuada que responde a los bienes y a los fines de la persona humana, la familia, la religión y la sociedad. Sin Dios, sin la humanidad de Jesucristo, el hombre va a la deriva y pierde su fundamento estable y un horizonte de eternidad. Por eso prescindir de la tradición católica y debilitar la cultura y las leyes que la puedan sustentar, propicia un multiculturalismo de corte nihilista que acaba siendo un despropósito que deja sin defensas a nuestra sociedad española.

            Lo he dicho en varias ocasiones. Esta es la hora en la que vuelven los “bárbaros” que, embriagados de poder, no saben sostener la casa común, el hogar familiar que ha significado y significa España.

            Son tiempos en los que la Iglesia católica no puede mirar hacia otra parte. Son los tiempos de una “nueva evangelización” como nos piden los últimos Pontífices. Lo que está en juego es el bien de las personas y el bien de nuestro pueblo. Es necesario movilizar las conciencias de los católicos y de los hombres de buena voluntad para lograr una gran estrategia a favor de la vida humana. Lo que está enfrente, como decía San Juan Pablo II, es una auténtica “estructura de pecado  una conjura contra la vidauna guerra de los poderosos contra los débiles” (Evangelium vitae, 12)  Resulta una ironía amarga que en este tiempo de “pandemia”, en vez de cuidar exquisitamente de las necesidades sanitarias y laborales, desde el gobierno de la nación se produzca este asalto a la dignidad de la vida humana y se sea indiferente ante el sufrimiento de tantas personas que reclaman cuidado y protección.

            Aunque lo desconozcan los no creyentes, España necesita a Cristo, en quien refulge el esplendor de la verdad de la persona. En estos momentos no podemos renunciar ni al libro de la Creación, Dios creador que ordena con su sabiduría todas las cosas y al mismo hombre, ni a la obra de la Redención expresada en la Cruz de Cristo donde todos hemos sido amados hasta el extremo. Sin ese amor y sin el perdón no podemos vivir. Así lo han testimoniado todos los Santos que pueblan  con la Virgen María toda nuestra geografía española.

Como no puede ser de otra manera nuestra palabra como Iglesia pasa siempre por la reconciliación y el perdón. Esto se hace posible porque antes hemos sido perdonados por Dios y, en Cristo, ha sido vencido el pecado y la muerte. Estamos en Cuaresma y nos encaminamos a la Pascua: el triunfo de la resurrección y la Vida. Por eso estamos llamados a la esperanza. Todas las fuerzas del mal son insignificantes ante el poder y la misericordia de Dios: “Deus est semper maior”.

            Concluyo invocando a San José, custodio de la Sagrada Familia, protector de la Iglesia y abogado de la buena muerte. Que, bajo su protección, España camine por caminos de justicia y de paz rumbo al cielo, nuestra patria definitiva.

+ Juan Antonio Reig Pla
Obispo Complutense
 
Alcalá de Henares, a 19 de marzo de 2021
Solemnidad de San José, Esposo de la Bienaventurada Virgen María
Año de San José y de
Ntra. Sra. la Virgen de la Victoria de Lepanto
Año de la Familia
 
*******
 

 


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me parece muy buena esta carta pastoral y celebro que se haya pasado a portada. Hay alguna expresión que usa Mons. Reig Pla que no me gusta y echo en falta alguna cosa, pero globalmente me parece muy meritoria en su denuncia de la eutanasia y de la descristianización de la sociedad española.

En concreto, me parecen muy positivos algunos detalles de esta carta pastoral que la distinguen de otras declaraciones que escuchamos en estos días. Mons. Reig Pla enmarca esta ley como un eslabón más de una cadena que se inició con la legalización del divorcio. Podemos discutir si ese fue el eslabón inicial y si hay antes o entre medias otros eslabones, pero es muy correcto enmarcar esta ley de la eutanasia dentro de una ofensiva más amplia. Este tipo de leyes no aparecen de la nada sino que son parte de procesos más amplios. Además, algunos de esos eslabones legales que señala Reig Pla no fueron aprobados por la izquierda, y esto conviene remarcarlo. Acierta también al señalar el siguiente eslabón de la cadena: el transhumanismo.

Mons. Reig Pla da en el clavo al señalar la secularización de la sociedad española como el origen de esta deshumanización nihilista que, en palabras que me parecen muy afortunadas, "destruye la libertad en nombre de una libertad sin más contenido que ella misma".

Mons. Reig Pla evita hablar de "cuidados paliativos". Y esta omisión, a diferencia de otras omisiones, me parece muy acertada. Porque creo sinceramente que esto de los "cuidados paliativos", en la mayoría de los casos, es una forma más benigna de referirse a la eutanasia, como venían denunciando algunas asociaciones provida que saben bastante del tema y que no se dedican a improvisar opiniones cuando ya está aprobada la ley. Algunos católicos parece que se contenten con llamar a las aberraciones por otro nombre: llámelo "unión civil" en vez de "matrimonio"; llámelo "cuidados paliativos" en vez de "eutanasia", y todos quedaremos contentos. Afortunadamente no es el caso de Mons. Reig Pla.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Básicamente comparto tu opinión, @Hispanorromano, aunque permíteme que haga una matización acerca del último comentario sobre los cuidados paliativos. Y es que, si bien es cierto que existe un sector de la medicina, que cuando habla de este tipo de cuidados, se refiere de algún modo a una forma encubierta de practicar la eutanasia, o dicho de otro modo, de acelerar la muerte de un paciente terminal mediante opiáceos u otras drogas similares, y eso debería ser señalado, también es cierto que no podemos por ello caer en el grave error de demonizar los cuidados paliativos.

Los cuidados paliativos, bien entendidos y practicados, son algo bueno y necesario, más aún, imprescindibles en toda sociedad que se diga civilizada. San Juan Pablo II definía este tipo de cuidados como aquellos“destinados a hacer más soportable el sufrimiento en la fase final de la enfermedad y de asegurarle al mismo tiempo al paciente un adecuado acompañamiento humano”.

En realidad, los cuidados paliativos van mucho más allá de proporcionar una muerte médica y sin dolor a un enfermo terminal, aunque eso esté ocurriendo lamentablemente hoy en día. En puridad del término, se trata de una serie de prácticas destinadas a acompañar y hacer más digna la vida de una persona enferma incurable, independientemente de los tratamientos propios que conlleve la enfermedad, y se toman tanto en el plano médico, como también en el psicológico, en el familiar, en el social, o por supuesto en el plano espiritual de quienes han sido diagnosticados con enfermedades incurables. Este tipo de cuidados son aquellos que se centran sobre las consecuencias de la enfermedad, a diferencia de los tratamientos que intentan resolver las causas de la misma.

El mandamiento católico de "visitar a los enfermos" o el mismísimo sacramento de la "Unción de Enfermos" son también, entre otros, diferentes formas de cuidados paliativos, que a menudo y por una demonización, tanto de los términos como del propio sufrimiento, van dejando de proporcionarse en "beneficio" de esa otra suerte de prácticas perversas que denuncias acertadamente.

De otro lado y aunque muchos diagnósticos de ese tipo implican un fallecimiento inminente, es decir, los casos terminales, existen igualmente muchas otras enfermedades incurables que sin ser terminales, ocasionan largo sufrimiento y pueden postrar a quién las sufre y a sus familias, a largos años de dolor y sufrimientos, y los cuidados paliativos son la única forma que tenemos, como sociedad, de aliviar y hacer más digna la vida y la cruz de todas esas personas, tanto las terminales como en general las incurables. Hay una máxima entre los especialistas en este tipo de atenciones, que expresa de forma magnífica la verdadera naturaleza de las mismas y reza lo siguiente: “Si no puedes curar, alivia; si no puedes aliviar, consuela y si no puedes consolar, acompaña”.

Me parece acertado por tanto que se señalen las malas prácticas, pero cuidado, sería un error muy grave hacer de ellas una generalización que afectase también al buen concepto del cuidado paliativo, porque de este modo estaríamos justificando, posiblemente de manera involuntaria pero en todo caso efectiva, el argumento de quienes finalmente proponen la eutanasia institucional como mejor modo de evitar esas malas praxis encubiertas.

Definitivamente, los cuidados paliativos son imprescindibles y es de vital importancia que se hable de su necesidad, cuanto más mejor, en oposición al discurso argumental de quienes apuestan por la eutanasia, al menos en tanto en cuanto la ciencia médica no encuentre una cura digna a todas las enfermedades y procesos hoy incurables. Y por tanto es necesario también, destinar mucho más presupuesto público del que se destina, a favorecer este tipo de cuidados, en lugar de gastarlo perversamente en "acelerar" la muerte de los enfermos terminales o en general a pretender dilucidar quién debe o no morir, por motivos que en el fondo se sustentan en un materialismo que además es perversamente economicista, tal y como denuncia monseñor en su carta pastoral o muchos otros buenos católicos que buenamente se esfuerzan en proponer los cuidados paliativos como mejor solución para evitar la eutanasia.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Al parecer, la carta pastoral de monseñor Reig Pla, ha suscitado un controvertido cruce de palabras y acusaciones, durante la pasada semana, entre la ejecutiva local del socialismo alcalaíno y el obispado de aquella diócesis, que reproduzco a continuación con el ánimo de manifestar algunas ideas que plasmo al final.

La controversia surgió a raíz de la respuesta que el grupo socialista de Alcalá de Henares, dio a la carta pastoral del obispo, acusándole de "proferir exabruptos" o de estar "empeñado en dividir a la sociedad", entre otras cosas, al tiempo que le exigían una retractación pública sobre su misiva.

Este es el comunicado que hizo público el PSOE de Alcalá de Henares el pasado martes 23 de marzo:

Cita

Desde el PSOE de Alcalá De Henares rechazamos las declaraciones del obispo Reig Pla, en las que cuestiona la Constitución que nos dimos en el año 1978

El obispo se ha referido a España como “campo de exterminio”.

Exigimos que el obispo rectifique y pida perdón por sus inaceptables declaraciones, y le rogamos que deje de proferir sus ya demasiado habituales exabruptos verbales.

El PSOE de Alcalá de Henares quiere mediante el presente comunicado, expresar el absoluto rechazo que nos provocan las lamentables declaraciones del obispo Reig Pla, que lejos de avanzar y profundizar en la concordia que predica la fe cristiana, parece una vez más empeñado en polemizar, polarizar y dividir a nuestra sociedad, que vive en una democracia plena en la que las leyes son propuestas, debatidas y aprobadas en las Cortes Generales, en representación de la soberanía nacional.

Las leyes sobre la interrupción del embarazo, el divorcio o las que permiten la fecundación in vitro, cuentan con un respaldo mayoritario de la sociedad española, y lo mismo ocurre con la recientemente aprobada Ley de Eutanasia, que evitará el sufrimiento innecesario y proporcionará una muerte digna a toda persona que así lo desee y manifieste libremente.

En esta ocasión, el obispo de Alcalá de Henares ha llegado a manifestar entre otros desvaríos que “de manera particular le corresponde al Estado garantizar este cuidado y protección. No hacerlo lo convierte en un Estado que no cumple su misión y queda ilegitimado en el ejercicio de este poder” o frases como éstas: “Lo he dicho en varias ocasiones. Ésta es la hora en la que vuelven los bárbaros que, embriagados de poder, no saben sostener la casa común, el hogar familiar que ha significado y significa España”.

Reig Pla ha afirmado también que “La Constitución española llena de ambigüedades, las fuerzas laicistas unidas a las fuerzas políticas partidarias de la relativización cultural, moral y religiosa de nuestro pueblo, han conseguido convertir a España en un “campo de exterminio”
Convivir en democracia significa aceptar al diferente, respetar las posiciones políticas y las creencias de los ciudadanos y ciudadanas de este país. Asimismo significa respetar también a los responsables políticos que han sido elegidos desde la libertad que nos otorga un sistema democrático.

Que el obispo tenga una posición definida y crítica sobre estos temas entra dentro de los derechos que nos otorga a la propia Constitución, pero cuestionar la la norma fundamental que nos rige, las libertades que tanto nos han costado en este país y tratar de equiparar el exterminio nazi con las leyes de una democracia plena y respetada en el mundo como la nuestra, es un auténtico sinsentido.

Por todo ello exigimos al obispo Reig Pla, que pida disculpas y se retracte de sus palabras, así como que deje de proferir los exabruptos verbales con los que ya con demasiada asiduidad nos avergüenza a todas las alcalaínas y alcalaínos.

 

Al día siguiente del comunicado socialista, el obispado de Alcalá de Henares, respondió con un comunicado propio en el que fundamentalmente se indicaba que, lo que el obispo señala en su critica son las conductas y leyes, y no a las personas. Al tiempo que se pedía no sacralizar la Constitución, que en todo caso es perfectible, y dejar a un lado las ideologías para poder avanzar hacia la reconciliación.

Este es el comunicado de la diócesis:

Cita
SOBRE LA NOTA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE ALCALÁ DE HENARES

Ante la nota publicada el 23 de marzo de 2021 por el Partido Socialista de Alcalá de Henares, referente a las declaraciones del obispo de la diócesis, Juan Antonio Reig Pla, sobre la ley de la eutanasia, este Obispado quiere ofrecer las siguientes aclaraciones:

 

1.     El Obispo de la diócesis se refiere a todas las personas con “respeto y aprecio” como indica en la introducción a su escrito sobre la ley de la eutanasia. Sus afirmaciones van referidas a las leyes y actuaciones que las promueven y que considera inadecuadas.

2.     La referencia a España como “campo de exterminio” va circunscrita a los espacios donde se produce la muerte de inocentes (en el seno de la madre, en los laboratorios, en las llamadas “clínicas del aborto” y en los centros de salud ahora también con la eutanasia.

3.    Respetar la Constitución Española no significa “sacralizarla”. Esta es una obra humana perfectible. ¿Qué contiene ambigüedades y permite desarrollos legales no deseables? Como muestra un botón. El Artículo 15 de la Constitución Española reza así: “Todos tienen derecho a la vida”. Sin embargo, esto ha significado la aprobación de la ley del aborto que destruye la vida humana inocente, la destrucción de embriones humanos, su manipulación y, ahora, la decisión de matar a adultos en fase enferma o terminal. ¿Es esto respetar la vida humana y protegerla?

4.     ¿Para qué vivimos juntos en sociedad? Para protegernos, cuidarnos y desarrollar al máximo el bien común que afecta a la totalidad de cada persona y a todas las personas. Al Estado, evidentemente, le corresponde el cuidado y protección de las personas a través de los centros de la salud. Ejercer lo contrario desvirtúa el acto médico (curar, cuidar, asistir, etc.) e implica desertar de manera ilegítima de su misión protectora. 

5.    Cuando se utiliza la expresión “nuevos bárbaros embriagados de poder” lo que se pretende es indicar en lenguaje figurado la realidad de quienes, no respetando los bienes indisponibles de la humanidad (el derecho a la vida, el no ser sometido a la esclavitud o a la tortura, etc.) promueven la destrucción de los bienes fundamentales de la persona humana. No podemos olvidar que el Concilio Vaticano II, calificó los atentados contra la vida y, especialmente el aborto, de crimen abominable (Concilio Vat. II, Gadium et spes, 27 y 51).

6.    Son muchos los años que el Obispo de la Diócesis soporta con paciencia acusaciones infundadas que no pueden encontrar fundamento en ninguno de sus escritos, homilías, etc.: “que es homófobo”; “que sueña en ver a todos los gais en el infierno”; “que no respeta a las mujeres”; “que cuando celebra a los mártires es un acto franquista”, etc. Son falsedades repetidas hasta la saciedad sin ninguna base. Es más, aprovechándose de estas mentiras, sin contrastar con el interesado, se produjo un acta de reprobación en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares. El Obispo no manda a nadie al infierno. Es más nos confía a todos a la misericordia de Dios. Si utiliza la palabra “infierno” es porque este es el lenguaje de quienes describen situaciones de destrucción en algunos ambientes. Quien escucha a estas personas, sabe de primera mano los sufrimientos ocultos y la hipocresía que existe en estas cuestiones.

7.     Resulta increíble que quienes conocen al Obispo, persona amable y colaboradora con todas las iniciativas de Alcalá de Henares, puedan tener una mirada tan ideológica sobre su persona y su ministerio episcopal. 

8.     Como dice el Obispo de la Diócesis en este escrito, la palabra de la Iglesia pasa siempre por la reconciliación y el perdón. Nos encaminamos hacia la Pascua de Resurrección que significa el triunfo de la vida sobre la muerte. Ojalá juntos, sin rechazar a nadie, podamos lograr hacer de Alcalá de Henares el “pueblo de la vida”. Que los Santos Niños Justo y Pastor intercedan por nosotros.

 

24 de marzo de 2021

Obispado de Alcalá de Henares

*******

 

Pero ante la respuesta dada por el obispado, nuevamente el socialismo alcalaíno lo interpretó como un ataque político y trató de tener la última palabra, emitiendo en esta ocasión un nuevo y aún más duro comunicado el jueves, en el que esta vez se acusaba gravemente al obispo de atentar contra la legalidad democrática y manchar el nombre de Alcalá de Henares, de estar contra el progreso social o incluso de tener una mentalidad retrógrada y anticatólica, contraria a las directrices del Papa Francisco, apelando finalmente a Montesquieu para rubricar su determinación.

Esta es la contrarréplica socialista a la respuesta dada por el obispado:

Cita

Lejos de rectificar sus insensatas declaraciones, el obispo Reig Pla insiste y justifica su tono, sus formas y expresiones impropias de una persona de paz, en su “nota aclaratoria“.

Reincide en comparar la eutanasia con los “campos de exterminio”.

• Lo único que aclara la nota del obispo es que su mentalidad es más propia de la Edad Media que del siglo XXI, y que no puede moderar sus manifestaciones por mucho que lo intente.

• Las inaceptables declaraciones del obispo de Alcalá de Henares atentan contra la legalidad democrática y manchan el nombre de nuestra ciudad.

El obispo Juan Antonio Reig Pla y su cohorte, emitieron ayer una supuesta “nota aclaratoria” que no ha hecho más que confirmar su mentalidad retrógrada y medieval, muy alejada, tanto en el fondo como en las formas, del pensamiento y la doctrina cristiana y católica de nuestros días, precisamente cuando el Papa Francisco promulga cierta apertura de mentalidad de la Iglesia con respecto a la realidad social de la cultura occidental.

El obispo arremete una vez más contra nuestra organización política sin nombrarla, como responsable de los avances y el progreso de nuestra sociedad durante las últimas décadas que parecen molestarle. El PSOE ha conseguido reflejar en nuestras leyes la natural evolución de nuestro país, desde el tardo-franquismo hasta nuestros días: Las leyes del Divorcio, de la Interrupción del embarazo atendiendo a diversos motivos, las leyes de Igualdad y la reciente Ley de Eutanasia aprobadas en las Cortes Generales gracias a nuestras iniciativas legislativas nos enorgullecen.

Todas las españolas y españoles se benefician de estos avances sociales recogidos en nuestras normas y leyes, y por supuesto, también las católicas y católicos se acogen a las mismas ejerciendo sus derechos, a pesar de que históricamente siempre se han escuchado voces ancladas en el pasado en contra del lógico progreso social del que disfrutamos.

De hecho, y como no puede de ser de otra manera tratándose de un partido político mayoritario como el nuestro, lo componen en una parte sustancial personas creyentes y practicantes de la fe cristiana, que en ningún caso están de acuerdo con las hiperbólicas comparaciones del obispo Reig Pla, ni en su lenguaje habitualmente agresivo para quienes no compartimos su obsoleto ideario.

Las inaceptables declaraciones del obispo de Alcalá atentan contra la legalidad democrática y manchan el nombre de nuestra ciudad. Su última nota no hace más que enfatizar su carácter radical, aún intentando expresarse con moderación sin ningún tipo de éxito, ya que con un tono aparentemente amable vuelve a incidir en algunos disparates por los que no se excusa y que en ningún caso rectifica.

Desde el PSOE respetamos a los creyentes, a los no creyentes y a los practicantes de todas las religiones. De hecho mantenemos una buena relación con las cofradías de Alcalá de Henares y prueba de ello es que gracias a nuestro trabajo conjunto, nuestra Semana Santa fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Afortunadamente las creencias espirituales dejaron de influir en los poderes legislativos desde que la teoría de Charles Louis de Secondat y Montesquieu pasara a formar parte de los primeros textos constitucionales a finales del s.XVIII. Lamentablemente aún existen estados que fundamentan su legislación en creencias religiosas, y a los que comúnmente nos referimos por ello como “fundamentalistas”: al parecer éste sería el ideal de personas con el pensamiento que expresa en sus escandalosas declaraciones el obispo Reig Pla, que reutiliza la vergonzante comparativa del “exterminio”, en un discurso situado en las antípodas de quien debiera promulgar la paz social, la concordia, el respeto y la tolerancia, en concordancia con su cargo eclesiástico y con el cometido ético y moral que se le debería suponer.

 

Espero que nadie entienda que con esta publicación, deseo hacer apuesta alguna por determinadas opciones políticas alternativas al socialismo, pues no es el caso. En diferentes ocasiones he manifestado mi absoluto rechazo a cualquier opción política de las que actualmente conforman el ámbito de los partidos españoles, por considerarlos a todos integrantes de un orden político estructural e intrínsecamente perverso, fundamentado en una pugna excluyente, materialista y absolutamente egoísta de intereses de parte, en perjuicio del bien común.

Simplemente deseo poner de manifiesto la concepción revolucionaria y frentista, que particularmente encuentro en quienes están encargados de velar por el bien común y la protección pública de nuestras vidas, y que desde mi punto de vista debería hacernos reflexionar acerca del camino que llevamos como nación.

Pero igualmente deseo poner de relevancia algo que considero importante, como es el origen ideológico y mezquino de muchas de las críticas que en diversos medios se lanzan contra el Papa Francisco, por estar basadas en una dialéctica utilitarista y frentista entre partidos, que en modo alguno se corresponde con el espíritu y el consejo de la Iglesia en materia política. Como vemos, hoy un grupo de socialistas acusa perversamente a un obispo de estar alejado de Roma por hacer una dura crítica contra una serie de leyes, objetivamente contrarias a las enseñanzas de la Iglesia, y para ello se valen torticeramente del buen nombre, la enseñanza y el espíritu conciliador del Papa Francisco, y mañana un grupo de conservadores o liberales, harán propia la respuesta y contestarán a dicha falacia acusando al mismo Papa de ser un comunista peligroso, dándole razón de ser así a sus adversarios políticos, y contribuyendo de igual manera a destruir la fama y buen nombre de la única institución universal con potestad moral para criticar la inmoralidad de unos y de otros.

Y de esta forma se va avanzando cada más en la destrucción del orden moral garante del bien común, que durante siglos ha fundamentado la construcción de nuestros pueblos y naciones, y se progresa en la construcción de un nuevo orden amoral, en el que el discernimiento entre el bien y el mal depende de una urna, donde el que más grita, seduce o acapara, es el que más razón tiene, del mismo modo en el que dominan y dirimen sus diferencias las manadas de animales.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Al PSOE hay que recordarle que no solamente el Obispo de Alcalá habla así de la eutanasia. También un izquierdista y antifranquisla, como el doctor Guillermo Rendueles, considera que la eutanasia es abrir la puerta al exterminio de los débiles y  los desheredados. ¿A quién sirve el PSOE?

Al PSOE también hay que recordarle que el Papa Francisco condena la eutanasia en los mismos términos que el Obispo de Alcalá. Así que no utilicen al papa para sus jueguecitos. La doctrina católica del Papa se toma íntegra, no sólo la parte que le interesa a cada uno.

@Español, tienes razón que en que cada día es más evidente que la izquierda y la derecha utilizan al Papa como una pelota de ping-pong que le lanzan al adversario. Y que con ese jueguecito torticero desprestigian al papado y corroen sus cimientos. Ése es uno de los grandes problemas actuales, a mi juicio.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La izquierda utiliza al papa porque creen que tomando una parte de su discurso le están dando en la cabeza a la parte de la derecha a la que no le gusta esa parte. Al revés no funciona, porque nadie en la izquierda había considerado hasta la fecha al papado como un instrumento en su combate política. Sí, en cambio, una parte de la derecha. Ahí veo la clave de todo.

Qué está sucediendo? Pues que esa parte de la derecha recoge el guante y le llama comunista al papa, etc, etc. Al final unos quedan contentos pues logran erosionar el papado y desmoralizar a la derecha, mientras que otros se quitan la careta.

Así es como lo percibo.

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pero el personal contestaría que la Iglesia no es quien para inmiscuirse en la moral y concepción que tengan quienes no la sigan. Que ha sido una ley votada en democracia por sus cauces legales.

Yo sigo pensando como hace tiempo. Si Jesús cuando anduvo aquí, miro la moneda y dijo, a él lo que sea de él... Pues que hagan y deshagan. Bien está que la Iglesia advierta que al igual que con la ley del aborto, sucederá el abuso con la misma, destruyendo más la virtud y la vida. Debería haber tratado de tener a estas alturas Comisión u análogo que estuviese estudiando meticulosamente desde la aprobación del aborto, las repercusiones. Con cifras leales y ciertas; con su recoger de tanta persona destrozada por haberse hecho aborto. Y con datos fidedignos, sin demagogia, pues emitir su juicio y hacerlo público. Ósea argumentar sobre fracaso de la ley X, y no eso de ponerle los motes del pueblo, la ley mordaza, la Wert, la de la otra, el otro.. Eso es lenguaje nuestro del pueblo llano, que si lo recogen quienes deben ser guías intelectuales también nuestros, pues a mí me parece mal. Lo suelen llamar populismos, dicen. 
 

Cuando señala al principio lo de que le tenían ganas, y allende los mares. A ver, para dirigirte al demonio que es quien estuvo en los abusos entonces, y hoy como entonces, usó contra la Fe Verdadera, pues es de poca astucia, mencionar que no sabemos quienes, pues no señala directamente (¿Eso sería cobardía?). Ya que uso de enfocar diana hacía ¿quién? Suele ser foco de generar odio. Y que yo sepa, el odio es propio del demonio no de Cristo.

También por algún párrafo señala al ejecutivo actual y al Estado. ¿Ósea lo estatal es malo y este gobierno igual de malo? Pero, por qué ahora se viene una campo de muertos en el país, y no antes. Pero por qué no señala los apartados exactos de esas leyes y argumenta el porqué serán malos. Que así todo en plan eso es malo, cuando están los del otro bando en el país diciendo que es meramente por dineros que se van a pasar a lo público en vez de dar más a privados. Pero si en este país lo no estatal recibe millones de subvenciones, y la Iglesia un pastizal, que después estamos sentados en los bancos de la casa del Señor y nos están pidiendo los padres dineros. Jolines, y para colmo nos enteramos que lo que nuestra Iglesia dio a cadenas de medios como 13tv, cope.. pues una barbaridad.

Sinceramente, opino, que ahora mismo la Iglesia en España, está politizada. Y a mí personalmente me interesaría más que se volcase en estudiar a fondo las cosas, para mostrarnos los resultados de esos estudios en el tiempo, con seriedad. No con intereses económicos y de poder.

La Iglesia está para acoger a quienes se divorcian, abortan y hasta a quien asesina. Los juicios los deben hacer los jueces y la Iglesia lo que haría el Señor, mostrarle la realidad al pecador, su realidad, y acompañarle en su duelo aquí para que Dios gane esa alma, que para eso la insufló vida.

Y que muchas veces sea un bando del país el que muestre más caridad, expresándolo, opino que dice mucho de que algo estamos haciendo mal. Pues caridad, el día que no de mi Iglesia van a alucinar un rato. Pero por lo menos, esa caridad de hacerte cargo del sufrimiento del otro.

Desde un punto de vista personal, yo soy consciente que la Ley esta sobre eutanasia va a derivar en abuso, como la de la interrupción voluntaria del embarazo. Pero son leyes que van a la par que la vida misma que nos rodea. Si yo quiero cambiar lo que me rodea, primero debo empezar por mí mism@. Después en mi entorno y luego más allá, pero siempre desde mí. Lo de asaltar el poder en determinado momento porque traen hecatombe y maldad, pues Jesús no actuó así. Y cuando se ha hecho en nombre de la fe, también era por poder, por el vil metal, había una coincidencia fundamental que fue que todos eran personas creyentes, hoy, cómo sería el asunto, porque el personal es que no quiere ni a Dios. No sería mejor cuidar y apuntalar lo que nos queda y abandonar a todo demagogos de partidos políticos, que repito, es que Jesús dijo, id a proclamar mi Evangelio.. Seréis perseguidos por mi causa. A mí no me dice Dios, que gaste mis energías en echarle sus perlas a animales. Que hagan lo que les de la gana. Si todos vamos a pagar aquí y allá. Mejor tratemos de purificarnos nosotros, de tener personas muy formadas, y muchas más de ejemplo a seguir. Nos dijo Jesús que ÉL estaría siempre con nosotros, no que teníamos que mandar siempre en España. Si los habitantes se empeñan en matarse de nuevo, por sus religiones políticas pues que se maten. La Iglesia que estudie, cuide, advierta, sea inmaculada.. Que peor lo pasaron en los primeros siglos y mira como Dios la llevo a dirigir el orbe. Y cuándo se fijó en esos que valían menos que una cabra, aquellos esclavos de los egipcios, 😳 si lo piensas bien es un WTC?? Y cuando llegan al mar, ahora obedéceme y todos os salvareis, WTC?? Que yo cruce por ahí con esos que me azotaban que vienen con armas tras de mí, ¡¡ósea!! Que me estás contando, a ver si alguien es capaz de ponerse en ese lugar, a ver qué harías.

Dios dispone, no los políticos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Berenguela, estoy de acuerdo en que hay un amplio sector de la Iglesia que está muy politizado. Por ejemplo, me preocupa que la Iglesia no haya levantado la voz ante las tropelías cometidas en la Comunidad de Madrid, donde su Gobierno regional dictó protocolos sanitarios que condujeron a un brutal gerontocidio. Y creo que habría estado bien que Mons. Reig Pla hubiese mencionado esto en su carta pastoral, no solo porque es de justicia, sino porque ayudaría a que su meritorio mensaje contra la eutanasia llegase a toda la población.

Tampoco me ha gustado esa alusión a unos "nuevos amos" desconocidos, ni el manido cliché de los lobbies financieros y globalistas. Sinceramente, no veo qué interés tendría el Banco Santander en la eutanasia y, según tengo entendido, la mundialista OMS sigue considerando la eutanasia como un homicidio. Echo en falta que se hable de los lobbies médicos y tecnocientíficos, que a mi juicio son los que impulsan todo esto. Planea en los escritos de Mons. Reig Pla la idea de que estos cambios de costumbres y de leyes son obra de un grupo reducido de personas (a las que nunca se designa por su nombre) que operarían en la sombra. Y ésa es una idea que considero equivocada.

Pero más allá de eso, creo que la carta pastoral de este obispo es correcta y hace bien en denunciar con todas sus fuerzas la despenalización de la eutanasia. Porque la eutanasia es un crimen horrendo, un crimen que se comete contra la parte más desprotegida de la sociedad: los ancianos, los enfermos, los pobres de dinero y de espíritu, las personas que han perdido las esperanza de vivir o que viven en soledad, los descartados. Personas a las que se va a exterminar sin compasión por criterios puramente económicos y utilitarios.

No se trata de que la ley de eutanasia vaya a amparar algunos abusos sino de que la ley, en sí misma, es un abuso, pues les concede a los médicos una licencia para matar que siempre ha rechazado la medicina cristiana y aun la pagana de Hipócrates. Esta ley es un abuso que viene a dar cobertura legal a una serie de abusos que eran práctica común en la cada vez más deshumanizada profesión médica y que venían amparando igualmente los gobiernos de derechas, y yo diría que muy especialmente esos gobiernos, siempre muy cicateros con la sanidad pública. De rebote, esta ley conseguirá que los enfermos ya no confíen más en sus médicos.

La eutanasia es sencillamente la licencia de matar al anciano y al enfermo que suponen una carga para los vivos, para que éstos vivan con mayor comodidad y se ahorren gastos. Y es tan claro que los primeros defensores de la eutanasia reconocían que ése era el verdadero sentido de la eutanasia y se referían a ella sin ningún complejo como el "derecho de matar", no como el "derecho de morir dignamente" que se han inventado sus herederos, más duchos en la propaganda. La eutanasia es eliminar a las personas que no se consideran útiles o productivas, a los que la paganizada sociedad actual considera como "sobrantes". Es la "cultura del descarte" de la que siempre habla el Papa Francisco.

Por lo tanto, no se trata de una cuestión puramente política y la Iglesia puede y debe opinar de esta legislación, poniéndose de parte de los desfavorecidos a los que pone en la picota esta ley. Esta ley es una de una gravedad tal que puede ser el definitivo certificado de defunción de España y de una sociedad que, mal que bien, todavía conservaba algunos principios cristianos.

Esta ley la aprueba un Gobierno de izquierdas, pero no crea que esta ley desagrada a las derechas. Las derechas se han opuesto con la boca chica, para cubrir el expediente, pero no han hecho ninguna protesta digna de tal nombre. En ningún tema se les ha visto más desganados. Habrán dedicado al asunto un tuit por cada mil tuits que dedican a atacar a los inmigrantes. La señora Ayuso, atea confesa, ya se declaró en su día dispuesta a abrir el debate de la eutanasia y la mayoría de votantes del PP y de Vox son favorables a su despenalización. Así que no ha habido ni va a haber grandes protestas con esto: derechas e izquierdas coinciden en su visión utilitaria de la existencia, en su afán por descartar a las personas que suponen una "carga"; de lo cual los protocolos sanitarios que aprobó Gobierno regional de Madrid para la crisis del Covid-19 han sido el más refinado ejemplo.

Si la derecha fuese realmente cristiana, estaría volcada en contra de esta ley. He ahí la mejor prueba de que la derecha ha dejado de ser cristiana. Y de que la oposición a esta ley no es una cuestión ideológica, sino de coherencia cristiana y sentido común. Las personas razonables dentro de la izquierda y la derecha deberían oponerse a esta ley con todas sus fuerzas, como se opone el médico de izquierdas Guillermo Rendueles. Hay que parar esto como sea. No es Mons. Reig Pla un prelado de mi devoción y veo en esta carta pastoral algunos problemas que ya he señalado. Pero hace bien este obispo en denunciar el "campo de exterminio" al que nos conducen estas leyes, que no son obra exclusiva de la izquierda.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Desde luego, es a la derecha vendida a todo lo que sea poder a quien más hay que mirar y denunciar. El otro bando se descoca solito. Y claro que van a mercantilizar el matar en clínicas como se hizo con el aborto, médicos forrándose que han aprendido en la pública, esa que aprovechando la pandemia han dañado más. Si parecen sabuesos oliendo presas, nada más que por dineros. Estoy segura que cada iniciativa de obras que inician es sólo por morder dineros y dar a morder a sus familias y amistades.

Está todo degenerado, hasta centros supuestamente cristianos de enseñanza donde en pleno invierno las niñas con minifaldas y calcetines hasta rodillas o menos.
Si les encanta el dinero, a muchos con sotana también. Tanto como meterse con los musulmanes sin venir a cuento. 
El psoe es muy parecido al pp. En la práctica. 
 

Vamos a degenerar más con esa ley, porque seguramente, creo yo, una persona que está en coma durante años. Y aunque es cierto que han despertado tras largos años algunas excepciones, pues si que un@ se plantea, a ver, es que esta forma inerte pero viva no se hasta que punto realmente Dios y la propia persona estarían de acuerdo en desenchufarla de una máquina. A mí si me pasase, no quisiera esa vida, dándole ese problema a los míos y a mí misma. Hasta qué punto eso es vivir y pecar el que te desenchufen de máquinas. Yo ahí si que comprendo aunque no esté segura de mi opinión final por desconocer esta situación, Dios me libre, ¡por Dios!.

 Pero claro, es que después llegarán los depresivos y los múltiples dolores. Que a los segundos por desgracia, los conozco muy bien, y si que hay dolores que hacen imposible hacer vida "normal". Claro, vida "normal" es en una sociedad tan hipócrita como la nuestra, donde todo lo que no sea lozanía a la vista y muchas prisas, pues es como un estorbo. Sociedad hipócrita que esconde la enfermedad, como si fuese adolescente o Juvenal perpetuo. Mucho postureo y palabrejas con las enfermedades, y nada más. 
 El dolor forma parte de la vida no es una apestación. Y tantas depresiones tienen mucha causa en habernos pasado años buscando la eterna juventud salubre interior y exterior, sin hacer cosas realmente sanas constantes tanto para dentro como para fuera. Más este individualismo.

Sera otra ley más para el Consumo y Enriquecimiento. Si que habrá muertes dignas con ella, pero también las habrá  para lo que señalo. Como el aborto, que es de primeras muy insano para la mujer, físicamente.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 11 horas, Hispanorromano dijo:

Berenguela, estoy de acuerdo en que hay un amplio sector de la Iglesia que está muy politizado. Por ejemplo, me preocupa que la Iglesia no haya levantado la voz ante las tropelías cometidas en la Comunidad de Madrid, donde su Gobierno regional dictó protocolos sanitarios que condujeron a un brutal gerontocidio. Y creo que habría estado bien que Mons. Reig Pla hubiese mencionado esto en su carta pastoral, no solo porque es de justicia, sino porque ayudaría a que su meritorio mensaje contra la eutanasia llegase a toda la población.

Tampoco me ha gustado esa alusión a unos "nuevos amos" desconocidos, ni el manido cliché de los lobbies financieros y globalistas. Sinceramente, no veo qué interés tendría el Banco Santander en la eutanasia y, según tengo entendido, la mundialista OMS sigue considerando la eutanasia como un homicidio. Echo en falta que se hable de los lobbies médicos y tecnocientíficos, que a mi juicio son los que impulsan todo esto. Planea en los escritos de Mons. Reig Pla la idea de que estos cambios de costumbres y de leyes son obra de un grupo reducido de personas (a las que nunca se designa por su nombre) que operarían en la sombra. Y ésa es una idea que considero equivocada.

Pero más allá de eso, creo que la carta pastoral de este obispo es correcta y hace bien en denunciar con todas sus fuerzas la despenalización de la eutanasia. Porque la eutanasia es un crimen horrendo, un crimen que se comete contra la parte más desprotegida de la sociedad: los ancianos, los enfermos, los pobres de dinero y de espíritu, las personas que han perdido las esperanza de vivir o que viven en soledad, los descartados. Personas a las que se va a exterminar sin compasión por criterios puramente económicos y utilitarios.

No se trata de que la ley de eutanasia vaya a amparar algunos abusos sino de que la ley, en sí misma, es un abuso, pues les concede a los médicos una licencia para matar que siempre ha rechazado la medicina cristiana y aun la pagana de Hipócrates. Esta ley es un abuso que viene a dar cobertura legal a una serie de abusos que eran práctica común en la cada vez más deshumanizada profesión médica y que venían amparando igualmente los gobiernos de derechas, y yo diría que muy especialmente esos gobiernos, siempre muy cicateros con la sanidad pública. De rebote, esta ley conseguirá que los enfermos ya no confíen más en sus médicos.

La eutanasia es sencillamente la licencia de matar al anciano y al enfermo que suponen una carga para los vivos, para que éstos vivan con mayor comodidad y se ahorren gastos. Y es tan claro que los primeros defensores de la eutanasia reconocían que ése era el verdadero sentido de la eutanasia y se referían a ella sin ningún complejo como el "derecho de matar", no como el "derecho de morir dignamente" que se han inventado sus herederos, más duchos en la propaganda. La eutanasia es eliminar a las personas que no se consideran útiles o productivas, a los que la paganizada sociedad actual considera como "sobrantes". Es la "cultura del descarte" de la que siempre habla el Papa Francisco.

Por lo tanto, no se trata de una cuestión puramente política y la Iglesia puede y debe opinar de esta legislación, poniéndose de parte de los desfavorecidos a los que pone en la picota esta ley. Esta ley es una de una gravedad tal que puede ser el definitivo certificado de defunción de España y de una sociedad que, mal que bien, todavía conservaba algunos principios cristianos.

Esta ley la aprueba un Gobierno de izquierdas, pero no crea que esta ley desagrada a las derechas. Las derechas se han opuesto con la boca chica, para cubrir el expediente, pero no han hecho ninguna protesta digna de tal nombre. En ningún tema se les ha visto más desganados. Habrán dedicado al asunto un tuit por cada mil tuits que dedican a atacar a los inmigrantes. La señora Ayuso, atea confesa, ya se declaró en su día dispuesta a abrir el debate de la eutanasia y la mayoría de votantes del PP y de Vox son favorables a su despenalización. Así que no ha habido ni va a haber grandes protestas con esto: derechas e izquierdas coinciden en su visión utilitaria de la existencia, en su afán por descartar a las personas que suponen una "carga"; de lo cual los protocolos sanitarios que aprobó Gobierno regional de Madrid para la crisis del Covid-19 han sido el más refinado ejemplo.

Si la derecha fuese realmente cristiana, estaría volcada en contra de esta ley. He ahí la mejor prueba de que la derecha ha dejado de ser cristiana. Y de que la oposición a esta ley no es una cuestión ideológica, sino de coherencia cristiana y sentido común. Las personas razonables dentro de la izquierda y la derecha deberían oponerse a esta ley con todas sus fuerzas, como se opone el médico de izquierdas Guillermo Rendueles. Hay que parar esto como sea. No es Mons. Reig Pla un prelado de mi devoción y veo en esta carta pastoral algunos problemas que ya he señalado. Pero hace bien este obispo en denunciar el "campo de exterminio" al que nos conducen estas leyes, que no son obra exclusiva de la izquierda.

Es un tema en el que reincidimos mucho en el foro y lleva a algunos malentendidos. A la izquierda la damos muchos por intrínsecamente perdida de ahí que algunos hayamos gastado más tiempo criticando la parte podrida de la derecha en la esperanza de que una parte de ella reaccione. 

Tacharnos de izquierdistas por ello es como tacharnos de islamistas porque aquí no dedicamos tiempo a señalar los errores del Islam, que es de raíz una falsa religión. Hemos preferido advertir de la parte de católicos que se han ido envenenando con malas influencias. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Y papolatras. Y progres. Y un jamón con chorreras, si eso. Yo no soy ni de un bando ni de otro, que siguen en guerra fría (También han pasado pocos años para la sociedad que somos).

 Pues he ido a ver si le leía u oía a este padre, (Obispo; que supongo padre espiritual para Cristo son todos o lo pretenden). Y la verdad es que habla con conocimiento y cultura.  Yo, sigo con dudas de si estar dependiendo de una máquina sin abrir ni los ojos durante años, sería un crimen el dejarte marchar, pero bueno, quiera Dios no me toque esa pedrada. Ya tengo bastante con mis piedras.

 Por ejemplo aquí habla correctamente, yo diría que acorde a la doctrina.

https://youtu.be/g7ab2ewPtxg

También vi este tipo de noticias de nuestros amigos los medios :054:

https://amp.20minutos.es/noticia/1457549/0/rouco/obispo-alcala/mociones/?_gl=1*1x96vcu*_ga*YW1wLW5BR3l3UDZKTmdBdnlsazUwZjdWY3lIWWJFY1JKMnpraXZTUElXT1hUVnpUaVhBSnFtQnN0NE4zUzdlTENaQ3o.
 

Es antigua pero en ese medio se ve que hace años ya pensaba y así se expresaba el Obispo.

Aquí, contesta al psoe, parece ser, que le dirían lo suyo o de ellos, antes, debo suponer:

https://www.obispadoalcala.org/noticiasDEF.php?subaction=showfull&id=1616580856&archive=

Este otro medio lo vincula con ese partido político que yo no soporto, al que más. 
 

https://www.google.es/amp/s/www.eldiario.es/sociedad/reig-pla-abascal-hazteoir-vox_1_1617151.amp.html

Me parecería repugnante, que un padre que estructura tan bien sobre el derecho a la dignidad de la persona y su vida; se hubiese tragado el sapo del supuesto reemplazo que nos harán los musulmanes que vienen, en su mayoría buscando una mejor vida, como sino fuesen criaturas de Dios, herejes o estafadores, que igual me da. Dudo mucho que el Señor ponga a la gente en la mar en esas condiciones para que nos, emigrantes incluso dentro de nuestras fronteras, como fuera, vayamos a juzgar a las criaturas del Señor como a los objetos, paraguas: Por si llueve. Y encima personas pobres, nosotros los católicos emigrantes. Pero allá cada uno con su conciencia.

 Yo al menos, opino que no tiene que decirme ni a mí ni a nadie a quien tengo que votar el Clero. 
————————— 

Y cambiando el tercio, que he buscado, y si que la Iglesia tiene estudiado el tema, parece:

 

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19800505_euthanasia_sp.html

 

https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2020/09/22/carta.html

 

https://www.conferenciaepiscopal.es/interesa/eutanasia/

Ósea, que me disculpo que ahí juzgue yo mal. Es un tema controvertido y muy complicado. Que como con el aborto, lo estropearemos para mal, seguro. No estoy diciendo que haya que tener muchos hijos por obligación. De boquilla se dice todo muy fácil y los hijos somos también enormes lastres para los padres a cómo está la vida hoy. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, Berenguela dijo:

Yo, sigo con dudas de si estar dependiendo de una máquina sin abrir ni los ojos durante años, sería un crimen el dejarte marchar, pero bueno, quiera Dios no me toque esa pedrada. Ya tengo bastante con mis piedras.

Desconectar de una máquina a un enfermo que lleva tiempo sin dar señales de vida no se considera eutanasia. Tampoco es eutanasia dar sedación en dosis normales a una persona en estado terminal que la necesita por sus dolores, incluso si esta sedación acorta la vida algunos días como efecto indirecto. Todo eso no se considera eutanasia y la Iglesia lo acepta.

Lo que se acaba de aprobar —y la Iglesia rechaza— es que el médico pueda negar tratamientos, alimentación e hidratación para provocar la muerte (eutanasia pasiva) o poner sedantes en dosis mortales con el único fin de provocar la muerte del paciente (eutanasia activa).

Mi explicación es algo gruesa, pero la eutanasia viene a ser eso.

Si quiere conocer el bagaje histórico de la eutanasia, quiénes la defendieron históricamente y por qué razones —muy diferentes de las alegadas ahora—, le recomiendo que le eche un vistazo a este hilo:

Aktion-T4 anarquista: Lo que en verdad la izquierda entendía por 'eutanasia'

Inicié dicho hilo exponiendo un artículo favorable a la eutanasia de una conocida dirigente anarquista en los años 30, pero verá que no se trata de una querella ideológica y que a lo largo del hilo se abordan otros casos, inclusive el de unos médicos que ya a finales del franquismo hablaban sin tapujos de aplicar la eutanasia a los niños subnormales. En ese hilo podrá usted comprobar cuál es la verdadera naturaleza de la eutanasia.

Por lo demás, es de sobra conocido que fueron los nazis los mayores entusiastas de la eutanasia, por influencia de la medicina alemana, y los que más lejos llegaron en su aplicación, hasta el punto de juzgarse en Nüremberg el tema. Eso hizo que la eutanasia quedase un pelín congelada durante algunas décadas en los países occidentales, para resurgir después con la misma fuerza aunque con una estrategia propagandística más hipócrita.

En este foro hemos tratado ampliamente el tema de la eutanasia, a diferencia de lo que ocurre en la derecha y en las redes sociales, porque somos católicos y entendemos que la legalización de esta práctica es la peor noticia de las últimas décadas. Aunque también he comentado yo que este tipo de prácticas no son raras en los hospitales españoles y que lo que hace esta ley es blindarlas jurídicamente de tal manera que la sociedad las acepte en bloque y no se pueda volver atrás. Por eso es preciso oponerse con todas la fuerzas. Verá que hemos dedicado multitud de hilos a denunciar este tema de la eutanasia, lo que contrasta con el escaso espacio e interés que le han dedicado otros sitios que presumen de ser la vanguardia de la ortodoxia católica o de la contrarrevolución:

La vida es un don, la eutanasia un fracaso

Prosigue la acometida antivida. Alemania hace legal el suicidio asistido

Trámite parlamentario de la Ley de Eutanasia. ¿Vamos hacia un genocidio inducido?

Indiferencia ante la proyectada ley de eutanasia

El arzobispo de Toledo responde al proyecto de ley de Eutanasia en su pastoral semanal

«Otra vez se oye hablar de eutanasia». Artículo premonitorio del psiquiatra de izquierdas Guillermo Rendueles

De la eugenesia a la eutanasia (Juan Aparicio)

Como le decía, no se preocupe, que en ningún caso se defiende aquí la distanasia o encarnizamiento terapéutico, o sea, el uso de medios técnicos desproporcionados para prolongar la vida de pacientes en estado terminal o sin esperanza alguna de curación.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(7)
    • Chrome(2)
    • Googlebot(2)
×