Jump to content
Hispanorromano

De cómo Twitch y otras plataformas están destruyendo familias españolas

Recommended Posts

Tengo pendientes algunas aportaciones en el muy necesario hilo que abrió el Español sobre el Horror en Plataformas de juegos, Sexo, Menores y prostitución en Facebook Twitch y Youtube. Pero aquí quiero recoger la denuncia que hizo ayer una madre, al hilo de una entrevista de Jordi Evole al youtuber Ibai Llanos, sobre los perjuicios que le están causando a su hijo y a su familia estas plataformas; ya no en el aspecto de corrupción sexual que abordábamos en aquel hilo, sino en términos de una ADICCIÓN que daña psicológica, social y económicamente a los niños y que está destruyendo muchas familias españolas. Creo que es necesario recoger ese testimonio y esa denuncia para que no se pierda, porque hoy, el acceder a Twitter, he visto que se ha eliminado la cuenta que realizaba esta denuncia (quizá por el acoso que sufrió esta señora de otras personas enganchadas a estas plataformas) y, al cabo de pocas horas, también la ha eliminado The Reader App, así que he recuperado el texto mediante Archive.org y lo pongo aquí antes de que también lo de borren de ahí.

Publico esto en un hilo propio porque pienso que es preferible separar del aspecto de corrupción sexual este tema, que tiene que ver con la explotación económica que hacen los gigantes de Silicon Valley de la adicción de muchos niños. Se habla mucho de las casas de apuestas físicas, que al menos sirven para tomarse una cerveza en compañía y socializar, pero no se habla nada de las apuestas electrónicas y de las muy diversas formas en que estas plataformas de internet saquean los bolsillos y las vidas de los niños enganchados a las pantallas, mediante juegos adictivos con compras integradas o mediante lo que relata esta madre en relación con las plataformas de streaming.

Estas empresas parasitarias con sede en el extranjero están cimentando su inmensa fortuna en la ruina moral y material de muchas familias españolas. Si nadie toma cartas en el asunto, lo pagaremos caro. Quede aquí la denuncia de esta madre:

Cita

No soy nadie. Bueno, sí. Una madre de cincuenta y con un hijo adicto a tecnologías. Juan. Os voy a contar lo que no le preguntaste Jordi, y lo que no le contaste Ibai. La entrevista nos gustó, las cosas como son. Esto no va de trolls.

A Juan y a mí no nos leerá nadie. Tengo 0 seguidores. Pero bueno yo os lo cuento igual. Jordi @LoDeEvole, no le preguntaste por los chavales adictos a los vídeos. Ibai @IbaiLlanos, no le hablaste de ellos, que te siguen. Y eso que hablasteis de la publicidad de casas de apuestas.

Pero ese es otro mundo. No es esto. Mi hijo y yo tenemos para un rato de trepidante acción: hay un niño adicto de 17 años, hay fracaso, hay pasta, hay robos, hay soledad, hay aislamiento, hay lágrimas. Hay médicos y profesores mirando para otro lado.¡¡Un culebrón!!

Me llamo Luca, tengo 53 años y un hijo de 17. Estoy felizmente divorciada. Como a todos los chavales, a Juan le gustaban mucho las pantallas. En la entrevista de @LoDeEvole, @IbaiLlanos también habló de eso. A él le llevó a la gloria. A nosotros nos ha llevado a una pesadilla.

Este desastre empezó con los 16 años de Juan y el #confinamiento. En su habitación y con las pantallas y el #twitch (yo no sabía ni lo que era), Juan descubrió un mundo en aislamiento del que no era necesario salir. Cuando pudo salir ya no quería.

Terminó a trancas y barrancas 1º de bachillerato, supongo que copiando en los exámenes on line y con la manga ancha de los profesores. Ni una clase on line tuvo en el confinamiento. Sólo hacía deberes (y pocos). Aquí hay profes desbordados y profes cobrando a fin de mes por nada.

Juan perdió el contacto con sus amigos de siempre. Se fueron dispersando, ya no le llamaban, ya no quería salir, siempre había excusas. El verano fue una batalla para que se levantara un rato del sofá, para que saliera un rato con sus primos a la piscina, a la playa. Sólo vídeos.

¿Cuántas horas puedes estar con una pantalla? 14 ó 15 horas… Comer, ir al baño, moverte por la casa lo justo y siempre con el móvil y los cascos puestos. Las app de control parental no funcionan. Se saben todos los trucos, todos los agujeros que hay para colarse.

Y si le quitas el móvil o el ordenador o la WiFi, monta un escándalo o amenaza con suicidarse. Juan ya no tiene amigos o dice que están en la red. Y la WiFi la necesita para las clases de 2º de bachillerato después del verano. Ésas a las que no va o va poco virtual o presencial.

Juan ya no sale con amigos, no lee, ya no va a jugar al baloncesto, ha perdido su trabajito por el Covid, ya no hace nada. Y empieza a faltar a clase y miente. Mientras nosotros trabajamos, él dice estar en clase on line. Pero no. Hace como que está. Está en el Twitch. Está solo.

Se refugia. Eso lo dijo también @IbaiLlanos. Pido una cita por teleconferencia con el tutor y la orientadora del centro. No se han dado ni cuenta de lo que está pasando. Muchos balones fuera y poca ayuda. En la primera evaluación suspende 7 asignaturas de 8.

Descubro que en los 2 primeros meses Juan ha faltado 45 veces a clase. Y el tutor sin enterarse. Ya lo sé: un tutor muy eficaz y unos profesores muy entregados. Pero lo mejor viene ahora… la pasta.

Contó con toda la naturalidad del mundo que tenía 40.000 suscriptores. Son chavales que libremente pagan 5 o 6 o 7 € al mes por seguirles sin anuncios, por “contribuir con el artista” o algo parecido dijo Ibai. Para él serán como 120.000€ al mes.

Jordi @LoDeEvole se quedó fascinado con las cifras pero no sabe lo que hay detrás y no lo preguntó. Juan tenía un dinerito ahorrado con su pequeño trabajo antes del Covid, ése trabajo que aún no ha recuperado. Tenía 250€ en su cuenta de chaval. Se lo gastó todo en suscripciones.

Cuando Juan se quedó sin dinero, le ROBÓ LA VISA a su padre (que llega a fin de mes con dificultad) y se gastó 600€ en suscripciones como las que describe @IbaiLlanos. La contraseña la sabía porque algunas vez habían pedido comida a domicilio. JUAN ES UN ADICTO y necesita Twitch.

El padre de Juan no se dio cuenta pronto. Un goteo que no llama la atención hasta que de repente es un charco enorme. Anula la tarjeta. Un disgusto tremendo, no saber qué hacer. No le veía llorar desde que murió mi padre. Yo sí lloro. Casi todos los días. Tu hijo es un adicto.

Entonces ya había contactado con el CAD del barrio en plena pandemia. Centro de Ayuda para las Adicciones. Llevamos a Juan casi a rastras, porque no quiere saber nada de psicólogos, psiquiatras, educadores. No salió tan mal. Lo conseguimos 3 veces. Después ya se ha negado a volver.

Juan es menor. Pero al parecer existe algo que se llama "menor responsable" o algo parecido. 17 años. No le puedes obligar a ir. Tiene que ser voluntario. Y aunque pudieras, si él no quiere, estás vendido. Estamos vendidos. Así que en el CAD no nos han ayudado gran cosa.

Los padres vamos a otro sitio de apoyo a las familias. Allí por lo menos te escuchan y te dan alguna pauta. Pero a los chavales no los atienden. Ya me he desgañitado con el tutor del instituto, la orientadora, las del CAD. Juan sigue viendo sus vídeos.

Juan prefiere desde hace un par de meses vivir más en casa de su padre. Está al lado del Instituto y le controla mucho menos. Le monta menos broncas, no le insiste tanto para que salga, para que estudie, para que vaya al baloncesto. Hace lo que puede, pero sin pasarse. Claro.

Quizás sea mejor táctica. Con paciencia y con mano izquierda vamos consiguiendo que estudie un poco más. Su desmotivación es total. No le interesa nada, excepto la asignatura de Tecnología. Hasta saca notables en ésa. Y consigo que venga a mi casa uno o dos días. Me siento sola.

Está evaluación hemos conseguido aprobar 4 asignaturas entre exámenes y recuperaciones, insistiendo mucho, con profe particular de mates, hablando mucho con el tutor. Estamos mejor... Pero sigue.

Juan va pagando la deuda que tiene por lo de la visa poco a poco, con la paga que le doy o con dinero de regalo de Navidad.

El mismo día que se emitió la entrevista de @IbaiLlanos en @LoDeEvole descubrí una cosa. Yo le hago una transferencia mensual con su paga y el dinero para el abono transportes. DESCUBRÍ QUE SE HABÍA VUELTO A SUSCRIBIR A 7 u 8 CUENTAS DE TWITCH. El 3 de marzo no le quedaba ni 1€

Según Juan, él no había hecho nada. En algún momento pensó que suscribirse era pagar sólo 7€ una sola vez o se hace el tonto. Cada vez que le hago una pequeña transferencia, en dos días le fusilan todo el dinero. Supongo que tiene DEUDAS EN LAS SUSCRIPCIONES.

Y por eso NO TIENE ABONO TRANSPORTES. Y por eso no quiere venir a mi casa. Viene andando (30 min) y tendría que ir andando al instituto. Y esto está pasando otra vez al menos desde enero.

Los 120.000€ que saca al mes @IbaiLlanos sólo de las suscripciones que sirven para "apoyar al artista" tienen detrás a chavales como Juan. Y así es como su padre y yo contribuimos a apoyar a los artistas. No es culpa suya, o sí. No sé.

Esta dinámica en la que estamos, está creando monstruos. El covid tiene daños colaterales psicológicos y psiquiátricos que están saliendo ya. Mi hijo es adicto.

No soy nadie. Tengo cincuenta y, no tengo seguidores, ni me importa y soy mucho peor persona que antes. Y lloro más.

https://web.archive.org/web/20210309223720/https://threader.app/thread/1369186087772577794

Podéis comentar vuestras opiniones y experiencias sobre el tema. Igual os parece exagerada la denuncia: si es así, no os cortéis en expresarlo. Personalmente, conozco a un niño que está en una situación similar a la que relata esta madre. Pero este esquema de explotación consciente de las adicciones es consustancial a estas empresas y trasciende a este tema concreto de Twitch, los streamers y la infancia.

Share this post


Link to post
Share on other sites

El tema es interesante y delicado, y agradezco que lo traigas a debate porque realmente es algo que está influenciando conductualmente a la sociedad, de manera intensa, y merece ser tratado, aunque personalmente creo que no comparto, al menos en parte, tu punto de vista.

El tema de la explotación de las adicciones no es algo nuevo ni viene de la mano de estas plataformas. Lo que estas hacen, simplemente es tratar de monopolizar "un mercado" preexistente que se viene tolerando e incluso fomentando, desde mucho antes que existiese internet o las nuevas tecnologías. Es duro hablar en términos de "mercado" en lo que se refiere a los problemas de adicción, pero así es desde siempre. El juego, el alcohol y otras drogas legales e ilegales, el sexo o el espectáculo, son las principales fuentes de adicción (placer) desde que tenemos memoria, y en cada tiempo han ido tomando la forma que los medios y circunstancias les permitían. Pero siempre ha sido un negocio oscuro del que habitualmente se han lucrado unos cuantos a la par que muchos otros tiraban su vida por el retrete, enganchados a las diferentes formas de adicción. Y los estados no han sido ajenos a dicha realidad, sino que por lo general han contribuido a ello y han hecho uso de esa realidad en su propio beneficio.

Eso en cuanto a lo general y solo tratando de dar una pincelada por no hacerlo demasiado extenso, pero si vamos a lo concreto de internet, desde que existe, éste ha sido una fuente de adicciones, mucho antes también de que existiesen esas plataformas. Los viejos canales de news, los chats, los propios foros como el que estamos... en definitiva hay infinidad de precedentes que se podrían sumar a la denuncia que hace esta mujer, y que han sido el germen de esas plataformas. Todo ello ha contribuido igualmente a fomentar las adicciones, por no hablar de las dinámicas de promoción en dichos medios: likes, seguidores, incentivos e infinidad de tretas para "enganchar" al personal, tal como en la vida real se le engancha a tantas cosas.

Entonces ¿cuál es el problema que yo veo realmente? Desde luego no el que sea una plataforma extranjera quién lo haga, porque igual de perjudicial sería para el adicto, que la plataforma fuese norteamericana como española. El problema, por un lado, es que no hay una legislación nacional ni internacional que ponga orden en ese conglomerado de intereses (Twitch por ejemplo es otro negocio más del mismo grupo que Amazon) que pugnan por hacerse con el dominio sobre la voluntad de los individuos en internet, aunque aquí también podríamos incluir a la política, las finanzas, etc. Es decir, no hay un control real sobre lo que hacemos, de manera que se fomente el bien común y no el enriquecimiento o el poder de los diferentes grupos de interés.

Y por otro lado, quizás el más grave, es que ese mismo bien común, que naturalmente tiene un código moral subordinado, está tan deconstruido y malogrado a estas alturas, que las propias personas, a menudo son incapaces de diferenciar el bien del mal, y debido a esto caen en mil tentaciones y adicciones, deudas, juego, porno, prostitución, infidelidades y problemas de todo tipo. Por ejemplo, esa misma madre comienza diciendo que es divorciada, pero después carga toda la culpa de lo que le pasa a su hijo, a Twitch, como si el modelo de vida que les están procurando esos padres a su hijo, fuese obra del "señor Twitch". Ahí lo que parece haber, en el caso de ese chico, es un grave problema heredado de base, como es el quebranto de la unidad familiar por parte de sus padres, que luego causa una serie de consecuencias, entre las que se encuentra probablemente que él se haya refugiado en la red social a ver videos, incapaz de entender de otro lado la vida que sus mismos padres y mayores le ofrecen. Y como él, decenas de miles de chicos y chicas jóvenes. No están solos, se han aislado, huyen. Quizás esa madre podría valorar su problema desde esa otra perspectiva, antes que cargar contra terceros, porque la adicción de su hijo posiblemente sea una consecuencia de la desafección que encuentra en su propia casa, que obviamente, si deja dividendos, no van a tardar los buitres en aprovechar, llámense Twitch, el canal de Ibai Llanos o la Lotería Nacional de Carlos III.

En resumen, yo no veo gran problema con que existan esas plataformas, aunque entiendo más que necesaria una fuerte regulación que controle sus actividades e impida la difusión de contenidos y prácticas inmorales (a menudo incluso ilegales), y al mismo tiempo les permita ganarse la vida con dignidad, a los creadores de contenido.  Obviamente, también preferiría que hubiese plataformas públicas nacionales, al menos por aquello de saber a quién recurrir, pero vaya, si no somos capaces de dotar con un presupuesto digno a los investigadores de la vacuna española, pedir que inviertan en infraestructuras tecnológicas, sería ya como pedirle peras al olmo. Los políticos que nos representan y los que tenemos al mando, no parece que den para mucho.

Donde sí veo un grave problema, gravísimo, es en la pérdida, cada vez más acentuada, del sentido moral que debe regir nuestra conducta, como personas y como sociedad, en la vida real y en internet, porque entiendo que esa pérdida es la que acaba distorsionando el concepto de bien, comenzando por el particular y acabando con el común. Si no sabemos distinguir el bien del mal, estamos abocados al caos más absoluto. Y esa pérdida no procede de Twitch, Facebook o YouTube, que en todo caso solo lo transmiten. Estos son buitres que se alimentan del cadáver moral de nuestra civilización, es decir, de la coyuntura social, tratando de canalizarla a su favor, aunque si los cerraran, vendrían otros y probablemente serían peores porque vendrían aprendidos. La verdadera fuente del mal son las ideologías que travisten el mal de bien y prostituyen hasta la náusea la verdad. Esos son los verdaderos medios de transmisión del mal y no el pobre youtuber que se ha creído el cuento de la fama y la fortuna, aunque en el fondo es tan adicto a su afán, como el pobre chaval que le hurta la tarjeta de crédito a su padre para pagarle la suscripción al otro.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cierto que las adicciones han existido siempre y también los que trataban de explotarlas. El problema novedoso a mi juicio es el siguiente:

- La fuente de adicción (y de corrupción sexual y de muchas otras cosas) viaja con nosotros en el bolsillo todo el día. La primera y última acción del día para muchas personas es consultar el móvil. Y se ha hecho imposible prescindir de ese artilugio.

- Los menores tienen acceso a esa fuente de adicción desde muy pequeños. Ni los padres ni los legisladores tienen forma razonable de limitar o encauzar ese acceso.

- El modelo de negocio de todas esas plataformas es generar adicción en el usuario para que pasemos el máximo tiempo posible conectados a esas plataformas. La adicción, más que una derivada indeseable o imprevista, es el núcleo mismo del negocio. Y esas empresas explotan esas adicciones de manera científica, con la ayuda de investigaciones punteras en psicología y neurología. Trazando un paralelismo con el pasado reciente, siempre hubo grandes matanzas a lo largo de la historia, pero sólo pudo intentarse un genocidio cuando se pusieron al servicio de ese propósito todos los recursos de la ciencia y de la tecnología.

- El legislador no tiene capacidad para controlar esas plataformas o los malos usos de esas plataformas. Ni siquiera tiene la manera de impedir que un menor se deje el dinero de sus padres en suscripciones a canales, compras integradas en juegos o pornografía aberrante.

- Esas empresas entran en nuestras casas y en nuestras mentes y no hay forma de cerrarles la puerta. Antes había camellos que vendían drogas si acudías a ciertos barrios o discotecas, pero ahora es como si un camello visitase nuestro hogar cada pocos minutos para ofrecerles droga a nuestros hijos y la ley no pudiese hacer nada para impedirlo. Con la particularidad de que ese camello es una de las empresas más importantes de todo el mundo y con mayores beneficios, además de gozar de un inmenso prestigio.

Teniendo en cuenta estos elementos novedosos, creo que la situación es cualitativamente diferente de la que hemos vivido en épocas anteriores.

En realidad estoy bastante de acuerdo con todo lo que has expuesto. Como en otros hilos en los que hemos abordado temas similares, nuestra visión diverge en un punto: tú crees que estos medios son neutros y que todo depende del uso que se les dé, mientras que yo creo que no son neutros. A mi juicio, la intermediación siempre deja una impronta en el contenido e incluso lo modela y lo orienta.

Pensemos en el camello tradicional: ¿acaso no era en el fondo un simple intermediario? Y sin embargo, todos estamos de acuerdo en que la de camello era una profesión deleznable. Y lo mismo con las drogas: a priori no son buenas ni malas. Su bondad o su maldad depende de la dosis y del uso que se les dé. Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que permitir la libre circulación de drogas podría resultar dañino para la sociedad. Porque algunas personas hagan un uso prudente de las drogas no vamos a permitir que otras, que no tienen la misma formación y fuerza de voluntad, arruinen sus vidas.

Lo que cuenta esta madre es un caso particular que no tiene por qué ocurrirle a todo el mundo. Es quizá un ejemplo extremo, pero creo que convenía recoger ese testimonio ya que ha desparecido de la Red (que ésa es otra: habría que averiguar por qué ha desaparecido, si ha sido por el acoso y denuncias que ha recibido esta madre de otros tuiteros). Tienes razón en que el divorcio de los padres ha podido influir en el comportamiento del niño. Algunas decisiones que ha tomado la madre también me parecen cuestionables. Pero les puede suceder lo mismo a niños con familias unidas. Y ten en cuenta que la mayoría de familias andan en disputas similares y esta mujer, sin embargo, no habla mal de su antiguo esposo, lo que es raro en los tiempos que corren.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Te entiendo, pero tengo la impresión de que, el punto de divergencia entre nuestras opiniones, resulta fundamental, pues no es lo mismo considerar a esas plataformas como una fuente de perversión que como un medio de transmisión de las mismas. En el primer caso, resulta evidente que la mejor forma de acabar con el problema, sería la eliminación de la fuente. Eliminada la causa se eliminan las consecuencias. Aunque de esta forma también se elimina todo lo bueno que pueda haber en esas plataformas y se pone uno en contra del progreso y el desarrollo de la sociedad. Los caminos siempre son hacia delante y no hacia atrás. Sin embargo, si se considera la plataforma como un medio, el problema se resuelve regulando la actividad del medio, quiero decir, obligando a discernir lo bueno de lo malo.

Tu mismo pones el ejemplo de la droga y los camellos, y me parece perfecto porque así se puede visualizar, que el problema no es el sujeto, es decir, la persona que trafica, sino la actividad que ejerce. Si consideramos que el camello es el problema, entonces la solución pasa por tratar de quitar de en medio a todos los camellos, cosa que más o menos es lo que se viene haciendo hasta ahora desde hace décadas, aunque por cada uno que encierran aparecen dos nuevos y cada día que pasa el negocio mueve más y más millones y voluntades. Sin embargo, si se considera cristianamente al camello y resto de implicados, no como sujetos a combatir, sino como personas a reformar y convertir, y se considera al mismo tiempo que el problema real de la droga no son los camellos sino el negocio y los intereses de dominación que hay detrás, entonces la perspectiva cambia considerablemente y las prioridades se tornan otras. Es la eterna cuestión de discernir entre el pecado y el pecador. El problema a resolver nunca es la existencia del pecador sino el ejercicio del pecado, y se resuelve convirtiendo a la persona y no eliminándola.

Volviendo al tema, no estoy de acuerdo en que ni el legislador ni las familias carezcan de medios para regular dichas actividades. Una actividad coordinada de ambas instituciones, esto es, leyes y presupuesto en favor de las familias y de una sana actividad en las comunicaciones, en combinación con una buena educación y atención a los menores, estoy convencido de que podría resolver, o al menos mitigar hasta un punto tolerable, dichas actividades y sus consecuencias. De hecho se hace con otro tipo de cuestiones, por lo que no veo por qué no se puede hacer también con esto, salvo que haya intereses y obligaciones que insten a prorrogar el actual estado de desregulación de las redes sociales. Hay actividades igualmente delictivas, que a no ser que te metas en la deep web, en la red normal es raro que te las encuentres, pero con esto sin embargo hay manga ancha porque seguramente interese al fin primario de los dividendos de la industria y al fin ulterior de la deconstrucción social.

Y ahí es donde entra en juego el papel de las ideologías que mencionaba en este y en el otro tema, pues no se trata de que esos canales orientados al gaming y demás espectáculos, estén emitiendo contenidos ideológicos, sino de que la propia estructura operativa de esas plataformas, que obliga a una determinada forma de ofrecer el espectáculo, está orientada según los parámetros de las ideologías dominantes, llámense liberalismo, progresismo, populismo, totalitarismo..., o una mezcla y grados de todas ellas. Estructuras de pensamiento al fin y al cabo, que están presentes y condicionan nuestras vidas de tal manera que imprimen una determinada forma de pensar y actuar, donde al final prima el interés propio por encima de todo lo demás. Tu mismo lo dijiste, funcionan como nuevas religiones y así es, esto es, como nuevos órdenes morales, pero eso ocurre en las plataformas de video y también en los foros, en las redes sociales y fuera en la calle, en los trabajos y en los grupos de amigos, en las familias y en las parroquias, lamentablemente en todas partes.

¿Que por causa de las nuevas tecnologías, todas esas deformaciones y perversiones, se multiplican como la espuma? Sin duda, pero la solución no es una vuelta al tradicionalismo o al totalitarismo de estado, ni mucho menos una vuelta al ludismo, pues en el fondo todo eso también son ideologías, sino tratar de volver a ordenar las cosas según el orden moral conocido, garante de nuestras vidas y naciones. Y no hablo de nacionalcatolicismo ni demás entelequias igualmente totalitarias que algunos añoran -sé que no es tu caso-, sino simplemente de recuperar en lo personal, lo social, lo político, lo económico, etc, la sensatez y el sentido del bien común. Con eso ya tendríamos un gran paso dado.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, creo que estamos más de acuerdo de lo que parece a primera vista incluso en el tema de la neutralidad de los medios. Comento algunas cosillas.

Cita

Volviendo al tema, no estoy de acuerdo en que ni el legislador ni las familias carezcan de medios para regular dichas actividades. Una actividad coordinada de ambas instituciones, esto es, leyes y presupuesto en favor de las familias y de una sana actividad en las comunicaciones, en combinación con una buena educación y atención a los menores, estoy convencido de que podría resolver, o al menos mitigar hasta un punto tolerable, dichas actividades y sus consecuencias.

No estoy seguro de que se puedan regular esas actividades satisfactoriamente desde la familia o desde el poder político. La madre dice que las aplicaciones de "control parental" no funcionan y que su hijo sabe cómo saltárselas. Aunque no tengo experiencia con estas aplicaciones, me parece indudable que la mayoría de niños son capaces de saltarse esos filtros. Si a mí mi padre me hubiese puesto un filtro de esos, me las habría arreglado para saltármelo.

Los padres podrían prohibir a sus hijos el uso de móviles e internet hasta que alcancen la mayoría de edad, pero les dejarían marginados con respecto a sus amigos. Y hay otros condicionantes muy poderosos para que los padres rara vez tomen esa decisión. No hay plena libertad para desconectarse de internet y de esas plataformas.

En cuanto al poder político, no tiene capacidad para filtrar los contenidos que se emiten desde esas plataformas, al estar alojadas en países extranjeros. Esas plataformas rara vez acceden a las peticiones de otros países, incluso en el caso de delitos graves. La única manera sería que el país bloquease determinada plataforma globalmente en tanto que no garantice que sus contenidos sean decentes y aptos para menores. Pero no sé si en España existe la infraestructura técnica para ese tipo de bloqueos, como sí la hay en China y Rusia. Aunque de todas formas ese tipo de bloqueos siempre se pueden saltar y contarían con la oposición mayoritaria de los ciudadanos.

Dado que se trata de millones y millones de contenidos que se emiten constantemente, ni siquiera las plataformas, tal como están planteadas, tienen la capacidad de filtrar esos vídeos o contenidos. No van a contratar a un ejército de millones de censores, porque se quedarían sin negocio, pero incluso si los contratasen, siempre se colarían contenidos indeseables, ya que cualquiera puede lanzar un vídeo pornográfico o incendiario desde su móvil en cualquier momento. ¿De qué manera se podrían filtrar unos contenidos tan vastos, que puede generar cualquier persona desde su teléfono móvil?

Cita

Y ahí es donde entra en juego el papel de las ideologías que mencionaba en este y en el otro tema, pues no se trata de que esos canales orientados al gaming y demás espectáculos, estén emitiendo contenidos ideológicos, sino de que la propia estructura operativa de esas plataformas, que obliga a una determinada forma de ofrecer el espectáculo, está orientada según los parámetros de las ideologías dominantes, llámense liberalismo, progresismo, populismo, totalitarismo..., o una mezcla y grados de todas ellas. Estructuras de pensamiento al fin y al cabo, que están presentes y condicionan nuestras vidas de tal manera que imprimen una determinada forma de pensar y actuar, donde al final prima el interés propio por encima de todo lo demás.

Pienso exactamente lo mismo y por eso te decía que estamos más de acuerdo de lo que parece. Yo te decía que para mí "el medio no es neutro". Pero con esa frase me refería precisamente a eso que tú dices de que "la propia estructura operativa de esas plataformas obliga a determinada forma de ofrecer el espectáculo". Es decir, esos medios tienen una estructura operativa que fomenta los vídeos basura frente a los vídeos edificantes. Esa estructura operativa responde a los intereses económicos de los dueños de esas plataformas y también a su particular ideología (progresista y libertaria en la mayoría de los casos). Entonces el medio (la plataforma de streaming, en este caso) influye en el tipo de contenidos que se emiten a través de él.

Donde tú dices "estructura operativa", yo digo "medio", pero al final estamos diciendo prácticamente lo mismo.

Al afirmar que el medio no es neutro no estoy diciendo que no se puedan emitir buenos vídeos a través de las plataformas Twitch o Youtube, como los que hace nuestro amigo @ICTHYS. Tampoco condeno en bloque el medio de "televisión por internet" como algo incapaz de ofrecer buenos contenidos, ni exonero a otros medios tradicionales, como los libros o la radio, de la capacidad de transmitir contenidos perniciosos. Simplemente constato que ese tipo de medios digitales tienen una estructura operativa que hace que predominen los contenidos poco edificantes y que prácticamente sea imposible filtrar esos contenidos de acuerdo con criterios cristianos. Se podrían hacer otras plataformas similares a Youtube pero con una estructura operativa muy distinta, que fomentase los vídeos edificantes, pero de momento no existen o no creo que vayan a existir a medio plazo esas plataformas, porque no darían dinero ni para cubrir los costes. En la batalla por la atención de los internautas, los contenidos educativos o edificantes no podrán competir jamás con las toneladas y toneladas de pornografía, violencia, provocaciones y banalidades que ofrecen la mayoría de plataformas.

Cita

¿Que por causa de las nuevas tecnologías, todas esas deformaciones y perversiones, se multiplican como la espuma?

De acuerdo, pero no es sólo que amplifiquen perversiones ya existentes (lo cual de por sí es grave) sino que también crean otras nuevas y que la tentación siempre viaja en nuestro bolsillo y en el bolsillo de nuestros hijos, lo que a nivel individual distrae a mucha gente de sus objetivos en la vida, mientras que a nivel colectivo hace que la sociedad pierda también de vista esos objetivos y se interne por derroteros muy peligrosos.

Se podría hacer un mejor uso de esas nuevas tecnologías, pero con su actual estructura operativa se me antoja muy difícil, si no imposible, que cambie el rumbo. Por eso creo que es bueno someter a crítica a estas tecnologías y a estos medios. Lo que no quiere decir dejar de usarlos si alguien como ICHTYS o Mundo Republiqueto va a lanzar un mensaje positivo a través de ellos.

Aprovecho para preguntarte sobre Twitch. Sé que es una plataforma de streaming vinculada a Amazon, pero no sé en qué se diferencia de Youtube. ¿Qué diferencia a Twitch de Youtube? ¿Por qué algunos streamers prefieren Twitch?

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pues sí, parece que estamos más de acuerdo de lo que en principio me parecía. Y por eso sigo pensando que el problema tiene que ver más con las ideologías, y con los fines que se persiguen, que con el medio en si mismo.

Es algo semejante, trazando un paralelismo, al tema de las armas. Una escopeta puede ser una herramienta para cazar y obtener alimento, para defenderse legítimamente de un ataque, o para atacar ilegítimamente a alguien y causarle un daño, pero en ningún momento deja de ser la misma herramienta. Lo que diferencia la percepción que tenemos de ella y su influencia en la sociedad, no es su existencia sino el uso que se le da.

Yo tampoco creo que los medios sean neutros, pues obviamente el uso que se haga de ellos, va a tener unas repercusiones en la sociedad. Lo que digo, y esto es lo que motiva que te haya rebatido inicialmente, es que considero un error demonizarlos sin fijarse en el verdadero origen del problema, porque en ese caso, se tiende a pedir la desaparición del medio dejando indemne a la causa, que con el tiempo creará nuevos medios para sus fines, y además, pierdes la posibilidad de utilizar el medio para alcanzar fines más nobles, como es el caso de los canales que has citado o muchos otros que igualmente generan buen contenido, y que incluso algunos permiten ganarse la vida honradamente a sus creadores.

Me alegro de que hayamos podido llegar a un entendimiento.

En cuanto a lo que me preguntas sobre Twitch, realmente tampoco conozco mucho sobre esa plataforma, pues apenas la vengo siguiendo desde hace poco, pero por lo que he podido observar, sus contenidos se diferencian de los de Youtube por estar más orientada a la difusión de contenidos en directo, cosa que también hace la plataforma de Google aunque en su caso esté más orientada a la difusión de contenidos pregrabados. Es como una plataforma de canales privados de tv temáticos, que gestionan sus propios autores.

En Twitch, los streamers emiten sus contenidos en directo, que pueden llegar a durar varias horas, a diferencia de los videos cortos pregrabados de Youtube, Tiktok, Instagram o Facebook, y luego desaparecen pasados quince días, excepto algunos cortes que pueda haber salvado el autor por considerarlos de interés para su público. Además, la monetización que reciben los autores es superior a la de otras plataformas, ya que no se financian tanto de la publicidad directa mediante anuncios que introduce la plataforma como mayormente de las suscripciones y donaciones que realiza el público a cada autor, de las que reciben el 50%, quedándose la plataforma con la otra mitad. Se puede seguir un canal gratuitamente, o también se puede optar por apoyar al creador suscribiéndose a su canal por varios meses, y enviando así al autor un dinero, que la plataforma reparte a medias.

Por lo que he podido ver, lo que hace muy golosa esa plataforma para los creadores, es que una de las formas de suscripción a los canales, es a través de la propia suscripción a Amazón de los espectadores. Cualquier usuario prime de Amazon, puede suscribirse a un canal de Twitch por meses, y así la plataforma le da un pequeño dinero al mes al autor del canal, del dinero que recibe previamente de la suscripción anual a Amazon del cliente. De esta forma, al ofrecerla como un servicio más de Amazon Prime, a sus clientes no les cuesta más dinero la suscripción a un canal, y los autores reciben más suscripciones por ser tan alto el número de clientes que tiene Amazon.

Finalmente, lo que diferencia también a Twitch de otras plataformas, es el sistema de participación. Mientras las demás plataformas se basan mayoritariamente en el clásico sistema de comentarios, Twitch se basa en el chat en directo, de manera que cualquier espectador puede hablar con el autor al tiempo que se emite el video. El chat, por lo que he podido observar, puede estar abierto a todo el mundo o mayormente solo a los suscriptores del canal, a elección del autor, aunque me parece que también tienen la posibilidad de ofrecer diferentes niveles de privacidad, en función del mayor o menor rango de las suscripciones, esto es, que hayan donado una mayor o menor cuantía por la suscripción, aunque como te dije antes, tampoco conozco demasiado a fondo la plataforma como para asegurarlo.

Sé que lo de las suscripciones se ofrece como una forma de apoyo a los creadores de contenido, pero los contenidos se emiten por igual para suscriptores y público general. La plataforma, originalmente se creó para darle salida a la comunidad de streamers de videojuegos aficionados y profesionales, que llegan a mover cantidades inmensas de dinero y aficionados, aunque al parecer, desde que Amazon la compró, se ha abierto a la emisión de otros contenidos. Destaca por ejemplo ahora la charla general, que es donde se concentran la mayoría de nuevos canales, pues los contenidos son indefinidos, solo hablar por hablar. Lo mismo te encuentras a gente hablando de política, como de futbol, matemáticas, filosofía o religión, e incluso a mujercillas haciendo medio striptease a cambio de suscripciones. Esa categoría es, junto con la de videojuegos, la que más gente reúne con diferencia, un poco como las secciones Off Tópic de los tradicionales foros, así que es el otro enclave donde puedes encontrarte autores con decenas de miles de suscriptores y seguidores diarios en la plataforma.

No obstante, también hay otras temáticas minoritarias que están enraizando fuerte, como los contenidos relacionados con la música y el arte, en las que hay un abundante grupo de músicos, compositores, dibujantes, ilustradores, videógrafos o fotógrafos, que emiten en directo cursos sobre el uso de instrumentos, hardware, software o técnicas creativas, o que simplemente emiten en directo mientras producen o editan sus propias obras y trabajos, mientras la gente les pregunta o conversa sobre cuestiones relacionadas con el tema del canal. Es una forma de reunir comunidad en torno a temáticas concretas, como los foros temáticos, aunque en directo y con comunicación bidireccional, y no solo en un sentido, o en diferido, como hasta ahora. Por ejemplo, ahí me he encontrado con un par  de fotógrafos paisajísticos que seguía de antes, y que ahora tienen canales en Twitch, donde un par de veces por semana, emiten directos relacionados con la fotografía de paisaje y con técnicas de procesado, en los que se reúne una interesante comunidad de fotógrafos y aficionados a dicha disciplina, que charlan entre ellos, se retroalimentan y proponen nuevos temas y contenidos. En este caso, uno de los autores destina todo lo que recauda a comprar cada mes material fotográfico, que luego se sortea entre los suscriptores, ya que tiene su propio trabajo y esta actividad solo la utiliza por afición personal y como promoción propia.

En definitiva, cada cual hace de su canal su propia alternativa a los medios tradicionales. Por su puesto, son sobre todo las temáticas, el carisma y la calidad humana de los autores, lo que hace que algunos canales destaquen sobre otros. Hay quién tiene mucho carisma y ofrece simple espectáculo, como la mayoría de canales importantes sobre videojuego, en los que se reúnen a diario centenares de miles de personas y pasan largas horas charlando mientras ven jugar a algún juego de moda, y quien además posee algún conocimiento sobre un tema y lo ofrece con calidad y cercanía a sus seguidores, donde quizás no se reúna tanta gente, pero pueden llegar a ser muy interesantes.

También hay quien se reúne simplemente para charlar con sus amigos, haciendo exhibición de sus reuniones, o quien ofrece "un par de voluminosas razones" y con eso hacen su propio negocio entre la comunidad pajillera, que es donde yo veo el gran problema, y no tanto en el tema de las suscripciones, pues ya digo que cualquiera puede ver los contenidos aunque no se suscriba al canal o ni incluso tenga cuenta en Twitch. Si se suscriben es porque ya están enganchados y quieren más. De todos modos, de las plataformas que he investigado últimamente, a raíz de la denuncia que publiqué en el otro hilo, esta de Twitch es de lejos la que más control parece tener sobre los contenidos, muy por delante de Youtube, donde puedes encontrar pornografía explícita, o Facebook, donde directamente te encuentras con gente de todas las edades haciendo de todo. Y seguramente sea por el tema de cómo gestionan las suscripciones, ya que entiendo que Amazon no se puede arriesgar a perder clientes porque la gente decida darse de baja al ofrecerle contenidos turbios a sus propios hijos o en general a menores. Su negocio va mucho más allá de esa plataforma. Aún con todo, "haberlo haylo" y no son pocos los que lo siguen.

El negocio de Amazon no se basa tanto en sacar dinero de las suscripciones en Twitch, donde estimo que es probable que no obtengan siquiera beneficio económico, como de estar presentes en todos los ámbitos de la comunicación digital, de manera que puedan influir así en la economía y sociedad reales. De alguna forma se está convirtiendo en una especie de monopolio global semejante a Google. Comenzando con AWS, que es donde está el grueso fuerte del negocio, tanto por ingresos como por gestión de contenidos a nivel global, hasta llegar a Amazon, pasando por las otras plataformas de servicio asociado para sus clientes, como son los libros electrónicos, Kindle y la Store de Apps, Amazon Music, Prime Video, Twitch TV o Amazon Drive. De esta forma todo se retroalimenta e influye en la vida real, hasta asimilarla y someterla en gran medida. Al mismo tiempo, se van financiando otros proyectos mucho más ambiciosos de cara al futuro, como son el de la computación cuántica en el que están trabajando o la carrera espacial, donde la compañía de Jeff bezos está muy bien posicionada junto a la de Elon Musk. A mi modo de ver, Amazon se ha convertido en un gigante global que lleva el camino de asemejarse a una de esas "supercorporaciones" que se mencionaban en la literatura de ciencia ficción de los ochenta, capaces de controlar naciones y colonias extraplanetarias. No en vano, si en el futuro despega definitivamente la carrera espacial y comienzan a realizarse vuelos turísticos, o a establecerse colonías fuera de la tierra, quienes operen el negocio del transporte y gestión de mercacias, personas y datos, podrían considerarse entes mayores en proporción a las naciones que hoy conocemos, tanto por capacidad económica como por la de dependencia e influencia en las sociedades. Una especie de Compañía de las Indias Orientales en versión planetaria.

En cualquier caso, el nivel de presencia, actividad e influencia actuales, tanto de Amazon como de otras corporaciones semejantes como Google o similares, ya da como para mirar con lupa todo lo que hagan, y como para ir planteándose con urgencia, si nos conviene como naciones dejar una parte estructural importante de nuestro desarrollo futuro, en manos de dichas corporaciones. Aunque en esto último veo a naciones como la nuestra, lamentablemente muy perdidas, por mucho potencial que tenga el hecho de compartir lengua, cultura o ambas cosas con gran parte de la población mundial, tanto en Europa como en América. Es una verdadera desgracia que no tengamos líderes con altura y miras al mando de las instituciones, y que todo se reduzca al chalaneo político y la compra venta de apoyos, obligaciones y prebendas particulares, mientras estos gigantes se van haciendo poco a poco con el control global de nuestras vidas y el futuro de nuestras generaciones. Una desgracia fruto de la necedad ideológica.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Aquí dedican un reportaje al tema:

Niños atrapados en Twitch: "Lucía iba por casa como una yonki buscando su dosis" | Historias

Pero El Mundo es de pago y sólo se puede ver el inicio del artículo.

Son ya bastantes los testimonios que he escuchado sobre niños adictos a estas plataformas. Y conozco un caso cercano. Parece que la pandemia ha impulsado esta tendencia.

¿Es posible que Twitch sea más adictivo que Youtube?

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 30/3/2021 a las 5:02, Hispanorromano dijo:

Aquí dedican un reportaje al tema:

Niños atrapados en Twitch: "Lucía iba por casa como una yonki buscando su dosis" | Historias

Pero El Mundo es de pago y sólo se puede ver el inicio del artículo.

Son ya bastantes los testimonios que he escuchado sobre niños adictos a estas plataformas. Y conozco un caso cercano. Parece que la pandemia ha impulsado esta tendencia.

¿Es posible que Twitch sea más adictivo que Youtube?

Quizá sea porque en Twitch se hacen emisiones en directo y los espectadores dejan mensajes en un chat que es leído por el que transmite, que puede responder en directo a esos mensajes. Eso crea, en mi opinión, un sucedáno de interacción mucho más potente que el que venía dando el sistema de vídeos de YouTube. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 1/4/2021 a las 1:39, elprotegido dijo:

Quizá sea porque en Twitch se hacen emisiones en directo y los espectadores dejan mensajes en un chat que es leído por el que transmite, que puede responder en directo a esos mensajes. Eso crea, en mi opinión, un sucedáno de interacción mucho más potente que el que venía dando el sistema de vídeos de YouTube. 

Pienso como tú, pero además hay una dinámica en Twitch que convierte las emisiones de esa plataforma en algo sustancialmente adictivo, sobre todo entre los más jóvenes, y es lo que en la jerga de la plataforma llaman "raids", que es la forma en cómo se pasan los espectadores de un canal a otro.

Cuando un streamer termina de emitir, por lo general no corta la emisión permitiendo que cada cual vuelva a sus cosas, sino que puede volcar a todos sus espectadores al canal de otra persona, haciendo de esta manera que la emisión sea continua durante las 24 horas del día.

Teniendo en cuenta que la mayoría de canales de Twitch, se dedican a la emisión de partidas online de juegos digitales, por lo general frecuentados por gente bastante joven, y que la propia plataforma tiene además juegos interactivos en los que juegan los streamers con sus espectadores a través del chat, la dinámica de volcar espectadores de un canal a otro, puede ser determinante entre los más pequeños para acabar enganchados.

No es como Youtube en la que un algoritmo decide qué videos se van a ir reproduciendo una vez acabado el que el espectador haya puesto primero. En este caso son los propios streamers quienes deciden qué van a ver a continuación sus espectadores, de ahí que, por la lógica afinidad de gustos que suele haber entre emisores y receptores, estos últimos se encuentren inmersos en un bucle constante de emisiones relacionadas con sus propios gustos. Por ejemplo, si un chaval se mete en un canal donde están emitiendo una partida de Fortnite, lo lógico es que cuando el emisor acabe de emitir, vuelque al espectador en otro canal donde estén emitiendo otras partidas del mismo juego o similares, y así sucesivamente, consiguiendo de esta forma que el espectador siga interesado y no se despegue de la pantalla. Una persona adulta y formada puede tener capacidad de decidir qué ver o cuándo parar, pero una cabecita joven y sin criterio, va dando tumbos de un lado a otro como un pececillo al que arrastra la corriente.

Es algo semejante a como ocurre con los canales temáticos de tv para niños, donde están 24 horas programando dibujos animados o películas infantiles, y si un adulto no supervisa la actividad del niño, puede acabar enganchado a la tv. Aunque en este caso es peor porque detrás de los canales, no hay un equipo técnico supervisando, supuestamente, la calidad de los contenidos, sino que queda al albur de otros chavales jóvenes, por lo general tan inmaduros como sus espectadores. O aun peor, al albur de gente sin escrúpulos que buscan por lo general monetizar sus emisiones con las donaciones de sus oyentes.

El otro día me pasaron un interesante meme que os comparto por su relación con este tema:

400119400024_342437.jpg


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 4/4/2021 a las 12:58, Español dijo:

Pienso como tú, pero además hay una dinámica en Twitch que convierte las emisiones de esa plataforma en algo sustancialmente adictivo, sobre todo entre los más jóvenes, y es lo que en la jerga de la plataforma llaman "raids", que es la forma en cómo se pasan los espectadores de un canal a otro.

@Español, es muy interesante lo que has explicado de los "raids", aspecto que desconocía y que desde luego explica por qué resulta Twitch tan adictivo. Youtube hace algo parecido con el algoritmo, que te pasa de un vídeo a otro (a pesar de que hayas desactivado la reproducción automática por activa y por pasiva), con lo que empiezas a encadenar vídeos en una rueda que no tiene fin, como la de la jaula del hámster. Con esto Youtube engaña a muchos anunciantes, pues a lo mejor te has ido a otra habitación y los vídeos siguen reproduciéndose.

Pero según nos has explicado, Twitch refina este mecanismo y en vez de las burdas recomendaciones del algoritmo, cada streamer nos redirige a otra emisión que considera afín; y como ningún algoritmo puede sustituir el sentido común de una persona, estas recomendaciones están mucho mejor afinadas y resultan mucho más atrayentes para el teleespectador adolescente, que además disfruta de la interacción (o ilusión de interacción) que nos explicaba @elprotegido y así tiene la sensación de formar parte de una "comunidad". Muy bien pensado por parte de Twitch.

Te felicito por el brillante análisis que has realizado de esta plataforma y de su estructura operativa, que nos ayuda a entender el tipo de usos que condiciona y cómo están moldeando a la sociedad actual. Hace tiempo que estas tecnologías tienen una gran influencia en la moral y en las costumbres de nuestra sociedad, por lo que es bueno analizarlas y someterlas a crítica, lo que no implica ser unos "luditas" y dejar de ver a los streamers que generan buenos contenidos a pesar de que la plataforma no sea propicia. Te animo a seguir en esa vía de analizar estas tecnologías, porque este análisis que has hecho de Twitch arroja mucha luz.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      Cuando el adversario acierta, hay que reconocerlo. Ada Colau ha decidido dejar Twitter de forma indefinida. Aduce, entre otras razones, que Twitter fomenta el ruido y la confrontación. Y reconoce que ella misma se ha dejado llevar por ese espíritu de discordia y que cuando se ponía a tuitear se convertía en peor persona. Dejo un artículo que recoge y comenta el escrito de Colau y que al final da una lista de libros en los que se aborda esta problemática de las redes sociales. Señalo en amarillo los libros que he leído y que recomiendo vivamente.
       
    • By Hispanorromano
      Recojo una noticia que me ha parecido muy interesante. Ya hace tiempo que Google integra textos e imágenes que toma de otras webs (sin ninguna retribución a cambio) en su propia página de resultados, con el fin de que no salgas salgas de su buscador y no pinches en ningún enlace que te saque de ahí. Es la táctica de crear cotos cerrados, de fragmentar internet en aplicaciones privadas para que no te salgas del correspondiente redil, que tan buen resultado les ha dado a las redes sociales. En realidad es una «balcanización» de internet que ya lleva en marcha unas décadas, solo que es vez de por razones políticas se hace por intereses comerciales.
       
    • By Español
      Hay una dinámica en Twitch que convierte las emisiones de esa plataforma en algo sustancialmente adictivo, sobre todo entre los más jóvenes, y es lo que en la jerga de la plataforma llaman "raids", que es la forma en cómo se pasan los espectadores de un canal a otro.
      Cuando un streamer termina de emitir, por lo general no corta la emisión permitiendo que cada cual vuelva a sus cosas, sino que puede volcar a todos sus espectadores al canal de otra persona, haciendo de esta manera que la emisión sea continua durante las 24 horas del día.
      Teniendo en cuenta que la mayoría de canales de Twitch, se dedican a la emisión de partidas online de juegos digitales, por lo general frecuentados por gente bastante joven, y que la propia plataforma tiene además juegos interactivos en los que juegan los streamers con sus espectadores a través del chat, la dinámica de volcar espectadores de un canal a otro, puede ser determinante entre los más pequeños para acabar enganchados.
      No es como Youtube en la que un algoritmo decide qué videos se van a ir reproduciendo una vez acabado el que el espectador haya puesto primero. En este caso son los propios streamers quienes deciden qué van a ver a continuación sus espectadores, de ahí que, por la lógica afinidad de gustos que suele haber entre emisores y receptores, estos últimos se encuentren inmersos en un bucle constante de emisiones relacionadas con sus propios gustos. Por ejemplo, si un chaval se mete en un canal donde están emitiendo una partida de Fortnite, lo lógico es que cuando el emisor acabe de emitir, vuelque al espectador en otro canal donde estén emitiendo otras partidas del mismo juego o similares, y así sucesivamente, consiguiendo de esta forma que el espectador siga interesado y no se despegue de la pantalla. Una persona adulta y formada puede tener capacidad de decidir qué ver o cuándo parar, pero una cabecita joven y sin criterio, va dando tumbos de un lado a otro como un pececillo al que arrastra la corriente.
      Es algo semejante a como ocurre con los canales temáticos de tv para niños, donde están 24 horas programando dibujos animados o películas infantiles, y si un adulto no supervisa la actividad del niño, puede acabar enganchado a la tv. Aunque en este caso es peor porque detrás de los canales, no hay un equipo técnico supervisando, supuestamente, la calidad de los contenidos, sino que queda al albur de otros chavales jóvenes, por lo general tan inmaduros como sus espectadores. O aun peor, al albur de gente sin escrúpulos que buscan por lo general monetizar sus emisiones con las donaciones de sus oyentes.
      El otro día me pasaron un interesante meme que os comparto por su relación con este tema:

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(9)
    • Googlebot(2)
    • Chrome(4)
×