Jump to content
Hispanorromano

Lo que está mal con los youtubers no es solo lo de Andorra (Ana Iris Simón)

Recommended Posts

Ana Iris Simón está siendo el fenómeno literario del año con su libro Feria, en el que realiza una crítica demoledora de la modernidad destructiva, de los errores de la izquierda (y la derecha), del desarraigo que provoca la emigración del campo a la ciudad, del abismo al que nos conduce la ínfima natalidad fruto del narcisismo, de la infantilización y de la creencia de que todo lo nuevo es mejor por el hecho de ser nuevo. Ramiro Ledesma y Juan Manuel de Prada aparecen por sus páginas. Hay algún aspecto del libro que me inquieta, pero el balance es muy positivo y está muy bien escrito, así que lo recomiendo vivamente.

Ana Iris Smón escribe en una sección de RTVE una acertada crítica al fenómeno de los youtubers. La crítica es acertada a mi juicio, claro está, pero es posible que algunos foreros discrepen y harán bien en exponer esas discrepancias. Le ruego a Ana que me disculpe por quitar las negritas que ella había puesto y poner las mías, para destacar aquellos fragmentos que considero más importantes.

Cita

Los youtubers y sus sillas que lucen, la infantilización de Occidente y viceversa

GEN PLAYZ  

  • En la Viena de Stefan Zweig los jóvenes se "adultizaban" para ganar valor
  • Los youtubers, muchos ya en la treintena, son el más claro ejemplo de la infantilización de Occidente

22.02.2021 | 15:17 horas

Por ANA IRIS SIMÓN ANA IRIS SIMÓN
El Rubius en unos de sus vídeos de su canal de YouTube blank.gif
7 min.

"Como podéis ver, me encantan las figuritas. Tengo casi 30 años y sigo comprándome juguetes. Seguro que soy la envidia de todos los vírgenes que están viendo este vídeo". El autor de esta frase es El Rubius. El contexto, un house tour emitido en su canal en el año 2019 con el título Mi casa en 5 minutos. La casa en cuestión no era aún la de Andorra, adonde ha decidido mudarse porque es allí donde están "los suyos", tal y como afirmó en un directo en el que, además, comentó que "estaba ya viejo”. Viéndolo así, con su rostro de hormigón, su lata en la mano, sus mechitas rubio platino y su gorra para atrás, con 31 años como 31 soles y las estanterías llenitas todas de Funkos era imposible no pensar en el meme aquel del señor Burns vestido de Jimbo. Porque viejo viejo no es, pero el chaval de la ESO que tendría por edad legitimidad para encajar en esta descripción, pues tampoco.

El problema con los youtubers, pensaba viendo este vídeo, no es, o no solo, que no asuman que los impuestos han de ser progresivos y que en toda sociedad justa el que más tiene ha de contribuir con más. El daño que le hacen al mundo no es fruto únicamente de pasarse por el ojarapel de la yesca las nociones de ética que aprendieron en el parvulario -el mundo sería un lugar más habitable, seguramente, si nadie olvidara lo que aprendió cuando usaba babi, más allá de los colores en inglés y la diferencia de posición entre el rabo de la -a y de la -o minúsculas-. Lo que está mal con los youtubers no es solo su avaricia, si no queremos llamarla falta de solidaridad: son también, rozando o superada la treintena, sus sillas que lucen, sus estantes llenos de monigotes y su tendencia a decorar sus cuartos con más neones que un burdelillo.

En El mundo de ayer. Memorias de un joven europeo, Stefan Zweig habla del Viena de su época y de una costumbre que tenían los jóvenes de entonces: se ponían gafas aunque no las necesitaran o andaban encorvados sin estar tullidos para ser más y mejor considerados socialmente. Se "adultizaban" para ganar valor.

Ahora, sin embargo, tenemos al Rubius chuleando de muñecos cabezones ante una panda de adolescentes a sus 31 años, a Willyrex comiendo huevo crudo con 27 o a Auronplay haciendo bromas por teléfono como las que hacíamos a cobro revertido cuando las cabinas aún funcionaban, época de la que seguramente se acuerde con nitidez porque nació en el 88.

Sin embargo y a pesar de la fecha de nacimiento que marcan sus DNIs, su estética, sus usos y costumbres y su tono de voz, dicción y dejes se parecen más a los de chavales de sexto de primaria que a la de hombres en edad de merecer. Igual es que la edad era otro constructo que había que abolir sin tener en cuenta que la biología no solo existe sino que se impone, que la naturaleza es una cosa fascista y autoritaria que dice "por mis cojones" y se acaba materializando aunque la neguemos y nos atrincheremos y gritemos que nuestros cuerpos serán su tumba, como Madrid. Y se acaba materializando, en este caso en arrugas, canas, cansancio y cada vez peores resacas, por muchas sudaderas de capucha y muchas Nike Tiburón que nos empeñemos en lucir, cada vez con menos gracia.

"¡Que hagan lo que quieran!", pensarán, llegados a este punto, algunos lectores. Que lo hagan, por supuesto. Que sigan acumulando figuritas y peluches, que continúen haciendo retos absurdos y decorando sus casas como si fueran lupanares en una Nacional. La democracia ampara (¡faltaría más!) el derecho al ridículo, a llevar gorra en interior -incluso si es trucker y estamos en 2021- y a forrarse a costa de idiotizar infantes. Sin embargo, una de las paradojas de nuestro sistema, quizá la más perversa, es que en él también tenemos cabida aquellos que queremos abolirlo. Los que abogamos no solo porque Hacienda persiga a estos pillastres, sino por una policía de la moda y la rectitud de usos y costumbres que juzgue y castigue el reguero de crímenes morales y estéticos que van dejando a su paso por la red.

La pandemia silenciosa de la infantilización de Occidente

Que hagan lo que les plazca, además de venderse como víctimas del sistema en un país con más del 40% de paro juvenil. Que sigan compartiendo casa ellos que pueden no hacerlo y llenándola de cajas de Amazon que siempre traen dentro objetos absurdos y que animen a millones de chavales a pensar que la vida es eso, que continúen tintándose el pelo y voceando mucho en sus vídeos. Pero 1) a ver qué les dice San Pedro llegado el momento y 2) serán uno de los grandes exponentes, y así podremos señalarlo los demás, porque el derecho a ser pedante, estomagante, irritante y otras cosas que terminan en "-ante" también lo garantiza la democracia, de lo que, desde hace años, vienen señalando algunos sociólogos y antropólogos: la infantilización de Occidente.

El fenómeno no es exclusivo de los youtubers, aunque son un buen exponente de aquello que premiamos, visitas, likes y suscripciones mediante, como sociedad. Es una pandemia silenciosa de la que apenas se salvan unos pocos, entre los que ni siquiera me cuento. Hace unos meses, cuando les conté a mis primos que iba a ser madre, dos de los más pequeños reaccionaron regular. Una de seis años decía, casi dudando, que cómo iba a tener un hijo si no tenía tripota. Otro, de ocho, optó por la evitación hasta que decidió que quería que la criatura se llamara Mateo por un vídeo viral y por un compañero suyo de la Unión Criptanense, que es el equipo en el que juega al fútbol.

Sospecho que tras esta negación y este silencio suyos no había celos sino incomprensión: ¿cómo iba a ser madre, yo que jugaba con ellos al Fortnite porque lo tenía descargado en el móvil y me sabía las skins, yo que vestía y hablaba con ridículos anglicismos, yo que conocía las canciones que se llevan en Tik Tok, yo que hasta anteayer compartía piso con otros de nuestros primos y que no tenía una casa ni un coche en propiedad como sus padres?

Y es que esa es otra: los youtubers pueden tener críos y casa y coche además de colecciones de monigotes y de juegos de la Play que nunca usarán y de alfombrillas absurdamente grandes para sus ratones y de teclados multicolor. Pero la mayoría de nosotros, de una generación condenada a la precariedad, acumula todo esto como sustituto a aquello que no podemos tener: una vida digna, un alquiler en un piso que no sea compartido, una hipoteca, un futuro en el horizonte. Hemos aceptado gustosamente y sin rechistar la infancia eterna a la que nos han condenado. Nos hemos enamorado de nuestra jaula y la hemos decorado con leds.

A la anécdota de Zweig y los viejóvenes que iban chepados sin ser ellos nada de eso, que denota justo lo contrario que las maneras de nuestros queridos youtubers, se refiere el economista Juan M. Blanco en su charla TEDx La imparable infantilización de Occidente, donde analiza el fenómeno desde distintas ópticas: el juvenilismo o adoración a la juventud, la conversión de la juventud en objeto de culto o el cambio de paradigma en los valores asociados a la madurez por otros relacionados con etapas vitales más tempranas -impulsividad vs. reflexión, derechos vs. deberes, simplificación vs. análisis complejo-.

Analiza además Blanco las consecuencias de esta infantilización occidental, más que palpables a poco que uno sea un poco vivo: el auge de las ideologías del Apocalipsis, del narcisismo o de la cultura terapéutica entendida como la creencia de que las vivencias que nuestros antepasados gestionaban y llevaban a cabo con más o menos normalidad suponen un trauma para nosotros. Un trauma que debe ser tratado por un especialista.

Y es que el efecto Tik Tok, ese por el cual un youtuber o un concursante de La Isla de las Tentaciones o un creativo publicitario de más de 30 es indistinguible de un chaval que cursa sus primeros años de instituto no es una cosa puramente estética. Los peinados estrambóticos y la ropa pajarera y el hablar como adolescentes y el hacer stories indistinguibles en su esencia y objetivos de las fotos que hace décadas colgábamos en el Tuenti es algo que se ve mucho pero que, en el fondo, importa poco.

Lo relevante de todo esto es lo que esconde este uniforme: una cultura que desprecia lo que hasta anteayer eran valores supremos, como la experiencia, la sabiduría, la capacidad de reflexión profunda, la serenidad o la madurez. Una sociedad que rinde culto a lo nuevo solo por el hecho de serlo, que desprecia a los sabios de la tribu por caducos, porque huelen a viejo y porque creen que las cosas del mundo son ordenables de mayor a menor importancia mientras venera el individualismo, la soberbia, el hedonismo, el relativismo y la tendencia a valorar la subversión como un fin en sí mismo propias del adolescente. Y así nos luce el pelo. De colores, concretamente, a la edad a la que nuestros padres llevaban ya media hipoteca pagada.

*****

Ana Iris Simón es periodista y, actualmente, guionista en Gen Playz. Ha trabajado en las revistas VICE España y TELVA y acaba de publicar su primer libro, Feria (Círculo de Tiza, 2020).

https://www.rtve.es/playz/20210222/esta-mal-youtubers-no-solo-andorra/2078137.shtml

El hilo puede servir para discutir sobre el fenómeno de los youtubers pero también para hablar de Ana Iris Simón y del resto de temas que aborda en su obra.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Dejo una entrevista a Ana Iris en El País. Señalo en amarillo las frases que me han gustado más, aunque hay una de ellas que me da cierto airecillo nazbol, pero la frase lleva mucha razón y la suscribo.

Cita

Ana Iris Simón: “Me fui de Madrid porque no era mi sitio. No quiero ser una adolescente de 30 años”

La escritora, a punto de ser madre, triunfa con ‘Feria’, libro donde rinde tributo a sus padres y abuelos manchegos y desmonta el mito de los ‘millennials’ de clase media: “Somos pobres con iPhone y Netflix”

FU45ER6YG5FNHJTPSAXRK7MPVI.jpg
 
La periodista y escritora Ana Iris Simón, autora de 'Feria'. Fotografía: BERNARDO PÉREZ. Vídeo: PAULA CASADO

5

 

Ana Iris Simón, manchega de cuna, aprovechó hace meses su indemnización por despido de la hipermoderna revista Vice —el tercer ERE de su corta carrera— para irse de Madrid a Aranjuez, donde viven sus padres y donde quiere criar a su hijo, al que espera para junio, recién cumplidos los 30. Así que va en tren desde la periferia a la capital, como tantos estudiantes y trabajadores cada día, entra al bar cuqui de su antiguo barrio de Malasaña donde hemos quedado y saluda con ese inconfundible deje manchego mamado en casa que solo reconoce otra paisana de padre, aunque nos separen décadas. Solo nos falta acabar las frases con un “qué pena, hermosa, qué risa”. Quizá la próxima cita.

En 1997, con 30 años, yo fui una primípara añosa para la media de la época. Usted, hoy, a los 30, va a ser casi madre adolescente.

No creo ser una madre joven. La mía me tuvo con 20. Pero supongo que, aquí y ahora, es atípico que una persona que no es del estatus de influencers ricas como María Pombo, o Laura Escanes se decida. Como soy bajita y tengo cara de cría, la gente me mira por la calle como pensando: “Pobre, qué le habrá pasado”. Es curioso que las élites sigan teniendo hijos y los pobres no podamos, o solo sacrificando un montón de cosas.

¿Por qué se ha lanzado?

Tenía muchas ganas desde hace dos o tres años, por la conciencia de que ya casi me sobraba juventud. Murió mi abuela. Me quedé sin abuelas, me dijo mi padre, y eso me removió hasta el fondo. Vi la conciencia del paso del tiempo, me caí del caballo. Quería que mi último abuelo vivo, al que le encantan los niños, tuviera otro bisnieto y mi padre, un nieto. No quiero ser una adolescente de 30 años.

¿Se ha tirado a la piscina sin agua?

Con la justa, dije que fuera lo que Dios quiera. En junio se me acaba el teletrabajo con el programa PlayZ, de Televisión Española, pero he tirado para adelante. De estudiante participé en el 15-M y mi madre me decía que, además de económica, lo que había era una crisis de valores. Que nuestra generación ha heredado el discurso de la vuestra de que hay que librarse de cargas familiares o afectivas para realizarse. Eso me parecía terrible, pero hoy tengo que darle la razón. Crecer es empezar a torcer el brazo. Nuestros cánones a la hora de tener un hijo son muy altos. Quieres que el bebé tenga tablet sin dejar de ir a tus clases de twerking, mientras que mis padres me tuvieron sin tener trabajo, y no te digo mi abuela, que tuvo 10 hijos con el marido en Alemania y saliendo a arar.

¿Sus coetáneos son menos lanzados que usted?

Puede, pero los entiendo. También tiene que ver con el horizonte. En la generación de mis padres y mis abuelos, el horizonte era el progreso. En la mía está la quiebra y la no confianza en ese progreso. No solo de biberón vive un niño, sino de la predicción a futuro. Y el horizonte lo vemos negro.

¿Se considera una outsider?

No tanto. Hay gente como yo. Pero también creo que los que estamos en profesiones liberales, o que tienen que ver con la cultura urbana, estamos en una burbuja de clase media aspiracional, compartiendo piso, encadenando relaciones, todo el día en eventitos y consumiendo cosas de clase media sin serlo. Somos pobres con iPhone, Netflix, Tinder y Glovo. Puede que yo sea una outsider, pero darme cuenta de eso, sentir que no pertenecía a esta ciudad, que quería tener un hijo ya, que yo he sido superfeliz con poco y que lo que me han transmitido mis padres no tiene nada que ver con lo material, fue mi caída del caballo. Madrid no tiene la culpa.

La sigue hasta Santiago Abascal. ¿Cómo lleva ser la nueva musa de la derecha?

Eso me ha sorprendido mucho. La mayoría no me lee en clave política. Aun así, no es tanto que la derecha me haga caso, sino que cierta izquierda está desorientada conmigo. No les cuadra que, siendo mi abuelo y mi padre comunistas, hable así. Creo que existe una derecha liberal en lo económico y conservadora en lo cultural, y una izquierda liberal en lo cultural y conservadora en lo económico, que nunca se encuentran, y sirvo de arma arrojadiza para los de un lado y los de otro.

¿Y usted cómo se define?

Antiliberal. El eje izquierda-derecha no tiene razón de ser ya desde el 15-M. Ahí decíamos “PSOE y PP la misma mierda es” y que de lo que había que hablar era de los de arriba y los de abajo. Estamos igual. Tenemos un bipartidismo de bloques hiperpolarizado. Y, en medio de una pandemia, solo hablamos de la dictadura social comunista o el auge del fascismo. Nos distraen con eso cuando lo que hay es mucha gente en paro, que no cobra los ERTE y no puede ni tener hijos.

En Feria escribe con ternura arrebatada, casi febril, del sentimiento comunitario de su familia, en contraposición al individualismo de hoy. ¿Sufrió al escribirlo?

Sí. Soy muy cursi y muy rabiosa. Entonces, cuando hablo del feminismo liberal y del supuesto empoderamiento a través de la sexualización, o de los pijos diciéndole a los pobres qué es popular y qué no, o que el reguetón o Camela molan, cuando antes lo despreciaban, me pongo así. Hay cosas que amo mucho y otras que detesto, que son precisamente las que atacan a lo que amo. Con eso me pongo muy estomagante y muy rabuda.

¿Es feminista?

Creo en la igualdad entre el hombre y la mujer, pero también entre mujeres y mujeres y hombres y hombres, y entre clases sociales.

¿Si los Abogados Cristianos oyeran a su abuelo ateo cagándose en Dios y todos los santos cotidianamente, como narra en el libro, se le querellarían?

En el caso de mi abuelo eso es anticlericalismo total y absoluto. A mi bisabuelo lo condena un cura y lo fusilan los fascistas. Mi pueblo, Campo de Criptana, es muy palabrotero y refranero. Tendemos a juzgar a nuestros padres desde el presente y con nuestros valores. Además, mi abuelo no me lo va a decir nunca, porque está orgulloso de su nieta, pero no le ha gustado que le retratara blasfemando. Es algo suyo, no irrespetuoso con los sentimientos religiosos, y no quiere ofender a nadie. Esa es la verdadera educación.

¿Por qué son tan lapidarios los dichos manchegos?

Tiene que ver con el territorio. La identidad del manchego se basa en el apego a la tierra y, a la vez, en el relato, en la ficción y en la autoparodia. No es casualidad que Cervantes hiciera manchego a Don Quijote. A mi abuela muerta corrimos a ponerle las gafas en la caja para que nos viera desde donde estuviera. Recuerda la escena en la que José Luis Cuerda pone a hablar a un grupo de pueblerinos de Faulkner. La Mancha mezcla mucho la alta y la baja cultura, y a mí eso me encanta. No me digas que llamar a alguien “satélite”, como tonto, no es poético. Sería un mote de alguien que era tonto y se quedó para los restos.

¿Tiene orgullo de clase?

Sí. Durante mucho tiempo me pregunté por qué estar orgullosa de algo que no se ha elegido, en esta sociedad que solo valora la autodeterminación y los logros del individuo Pero luego pensé, qué coño, estoy orgullosa de mis abuelos, que iban de feria en feria y criaron a sus hijas sin tener ni mierda en las tripas, y de mis padres, que nos han querido y cuidado con sueldos pequeños. Y de mi amiga Cinthya, que, estando a punto de desahuciarla, se ha sacado una carrera. Esa es mi clase.

Hablaba antes de las gestas de sus ancestros ¿Cuál será la suya?

Quiero pensar que la de nuestra generación será reconstruir lo que hemos ido perdiendo, material y antropológicamente. Muerto Dios, hemos rellenado el vacío con diosecillos como el dinero y el trabajo. Tendremos que volver a encontrar un sentido al mundo que no sea solo producir y consumir.

¿Hay un refrán manchego para eso?

Cosa hecha no corre prisa.

https://elpais.com/cultura/2021-04-11/ana-iris-simon-me-fui-de-madrid-porque-no-era-mi-sitio-no-quiero-ser-una-adolescente-de-30-anos.html

c

Share this post


Link to post
Share on other sites

Supongo que os habéis enterado de que Ana Iris fue a invitada a hablar por el Gobierno español y dio un breve discurso, resumen de las ideas contenidas en su libro Feria, que ha tenido un profundo impacto en internet y en la prensa escrita:

Desde que se Ana hizo este discurso, prácticamente no se habla de otra cosa en las redes sociales. Son muchos los molestos con el discurso pero son más los que lo aplauden o lo consideran razonable.

Aplaudo el discurso pero observo, lo mismo que en el libro, un planteamiento problemático del tema de la inmigración y una brisilla nazbol que no me hace gracia. Igual me animo a escribir sobre este asunto más adelante, desde el aprecio a Ana Iris y a su libro, pero ahora lo importante es que Ana descanse, ya que está a punto de traer una criatura al mundo, que continuará su linaje y que también es un nuevo comienzo para España.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      Comparto con vosotros un fragmento de un libro que me ha parecido interesante. Trata de la desinformación y de las enormes posibilidades que ofrece internet a la hora de desinformar y manipular. El texto es un poquillo largo para lo que se estila en internet, pero se lee con relativa rapidez y de todas formas he señalado en negrita las ideas que encuentro más significativas.
    • By Hispanorromano
      Recojo una noticia que me ha parecido muy interesante. Ya hace tiempo que Google integra textos e imágenes que toma de otras webs (sin ninguna retribución a cambio) en su propia página de resultados, con el fin de que no salgas salgas de su buscador y no pinches en ningún enlace que te saque de ahí. Es la táctica de crear cotos cerrados, de fragmentar internet en aplicaciones privadas para que no te salgas del correspondiente redil, que tan buen resultado les ha dado a las redes sociales. En realidad es una «balcanización» de internet que ya lleva en marcha unas décadas, solo que es vez de por razones políticas se hace por intereses comerciales.
       
    • By Español
      Hay una dinámica en Twitch que convierte las emisiones de esa plataforma en algo sustancialmente adictivo, sobre todo entre los más jóvenes, y es lo que en la jerga de la plataforma llaman "raids", que es la forma en cómo se pasan los espectadores de un canal a otro.
      Cuando un streamer termina de emitir, por lo general no corta la emisión permitiendo que cada cual vuelva a sus cosas, sino que puede volcar a todos sus espectadores al canal de otra persona, haciendo de esta manera que la emisión sea continua durante las 24 horas del día.
      Teniendo en cuenta que la mayoría de canales de Twitch, se dedican a la emisión de partidas online de juegos digitales, por lo general frecuentados por gente bastante joven, y que la propia plataforma tiene además juegos interactivos en los que juegan los streamers con sus espectadores a través del chat, la dinámica de volcar espectadores de un canal a otro, puede ser determinante entre los más pequeños para acabar enganchados.
      No es como Youtube en la que un algoritmo decide qué videos se van a ir reproduciendo una vez acabado el que el espectador haya puesto primero. En este caso son los propios streamers quienes deciden qué van a ver a continuación sus espectadores, de ahí que, por la lógica afinidad de gustos que suele haber entre emisores y receptores, estos últimos se encuentren inmersos en un bucle constante de emisiones relacionadas con sus propios gustos. Por ejemplo, si un chaval se mete en un canal donde están emitiendo una partida de Fortnite, lo lógico es que cuando el emisor acabe de emitir, vuelque al espectador en otro canal donde estén emitiendo otras partidas del mismo juego o similares, y así sucesivamente, consiguiendo de esta forma que el espectador siga interesado y no se despegue de la pantalla. Una persona adulta y formada puede tener capacidad de decidir qué ver o cuándo parar, pero una cabecita joven y sin criterio, va dando tumbos de un lado a otro como un pececillo al que arrastra la corriente.
      Es algo semejante a como ocurre con los canales temáticos de tv para niños, donde están 24 horas programando dibujos animados o películas infantiles, y si un adulto no supervisa la actividad del niño, puede acabar enganchado a la tv. Aunque en este caso es peor porque detrás de los canales, no hay un equipo técnico supervisando, supuestamente, la calidad de los contenidos, sino que queda al albur de otros chavales jóvenes, por lo general tan inmaduros como sus espectadores. O aun peor, al albur de gente sin escrúpulos que buscan por lo general monetizar sus emisiones con las donaciones de sus oyentes.
      El otro día me pasaron un interesante meme que os comparto por su relación con este tema:

    • By Hispanorromano
      Tengo pendientes algunas aportaciones en el muy necesario hilo que abrió el Español sobre el Horror en Plataformas de juegos, Sexo, Menores y prostitución en Facebook Twitch y Youtube. Pero aquí quiero recoger la denuncia que hizo ayer una madre, al hilo de una entrevista de Jordi Evole al youtuber Ibai Llanos, sobre los perjuicios que le están causando a su hijo y a su familia estas plataformas; ya no en el aspecto de corrupción sexual que abordábamos en aquel hilo, sino en términos de una ADICCIÓN que daña psicológica, social y económicamente a los niños y que está destruyendo muchas familias españolas. Creo que es necesario recoger ese testimonio y esa denuncia para que no se pierda, porque hoy, el acceder a Twitter, he visto que se ha eliminado la cuenta que realizaba esta denuncia (quizá por el acoso que sufrió esta señora de otras personas enganchadas a estas plataformas) y, al cabo de pocas horas, también la ha eliminado The Reader App, así que he recuperado el texto mediante Archive.org y lo pongo aquí antes de que también lo de borren de ahí.
      Publico esto en un hilo propio porque pienso que es preferible separar del aspecto de corrupción sexual este tema, que tiene que ver con la explotación económica que hacen los gigantes de Silicon Valley de la adicción de muchos niños. Se habla mucho de las casas de apuestas físicas, que al menos sirven para tomarse una cerveza en compañía y socializar, pero no se habla nada de las apuestas electrónicas y de las muy diversas formas en que estas plataformas de internet saquean los bolsillos y las vidas de los niños enganchados a las pantallas, mediante juegos adictivos con compras integradas o mediante lo que relata esta madre en relación con las plataformas de streaming.
      Estas empresas parasitarias con sede en el extranjero están cimentando su inmensa fortuna en la ruina moral y material de muchas familias españolas. Si nadie toma cartas en el asunto, lo pagaremos caro. Quede aquí la denuncia de esta madre:
      Podéis comentar vuestras opiniones y experiencias sobre el tema. Igual os parece exagerada la denuncia: si es así, no os cortéis en expresarlo. Personalmente, conozco a un niño que está en una situación similar a la que relata esta madre. Pero este esquema de explotación consciente de las adicciones es consustancial a estas empresas y trasciende a este tema concreto de Twitch, los streamers y la infancia.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(4)
    • Bingbot(11)
×