Jump to content
Español

Los tres puntos inaceptables de la Constitución para José María Gil Robles

Video  

Recommended Posts

Recojo en este tema, uno de esos videos que, visto con la perspectiva del tiempo, podrían considerarse proféticos, ya que el análisis que en el mismo se hace, se ha venido cumpliendo punto por punto a lo largo de todos estos años.

Se trata de una serie de objeciones a la Constitución Española que hiciera D. José María Gil Robles a finales de los setenta, cuando se debatía acerca del proceso constitucional en curso que iba a aprobar la Constitución vigente. Las objeciones planteadas se basaban en la pérdida de la libertad de enseñanza de las familias en favor del Estado,  el auge de los nacionalismos a través del reconocimiento de las lenguas, y finalmente el advenimiento de una partitocracia que en la práctica anularía el propio régimen democrático. Tres objeciones que se han venido cumpliendo, exactamente como en aquel momento fueron formuladas.

No está de más rescatar de vez en cuando este tipo testimonios del pasado, de manera que nos permitan ver que no todo comenzó en 1978, que la justicia social por ejemplo, no era cosa que importase solo a las izquierdas, o que esa derecha actual que se regodea en el constitucionalismo, ha sido igualmente impulsora de los grandes procesos decadentes que hoy nos aquejan y que ya por entonces se denunciaban por venir.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Resultó profética la opinión de Gil Robles en ese vídeo. Describe tres peligros de la Constitución que, efectivamente, se fueron materializando una vez aprobada. Y, sin embargo, este hombre que tuvo la capacidad de profetizar nuestro presente ha sido olvidado, hasta por los suyos.

Gil Robles fue un opositor del franquismo, pero me parece que en la Transición no jugó ningún papel, pese a que era uno de los políticos más importantes que quedaban de la Segunda República. La derecha de entonces, más modernita, no quiso contar con este político ya entrado en años, no quiso contar con la voz de la experiencia. Los democristianos fueron barridos electoralmente y, aunque algunos se metieron en UCD y AP, siempre fueron minoritarios dentro de esos partidos. Y no es que tenga un particular aprecio por los democristianos o por Gil Robles, pero el tipo de derecha que triunfó parece de lejos más oportunista y menos preparada que la que representaba Gil Robles.

Por otra parte, el vídeo tiene el sabor de lo antiguo en el bello sentido de la palabra. Gil Robles disecciona los errores de la Constitución con la precisión de un cirujano, pero con palabras tranquilas y bien escogidas, sin necesidad de insultar a nadie o de hacerse la víctima, con caballerosidad y compostura. Por eso su vídeo lo vemos ahora y sigue siendo de plena actualidad. Ese estilo se ha perdido en la política, quizá para siempre, y eso es lo peor de esta época que nos ha tocado vivir. Ahora todo son ocurrencias y gracietas de tertulianos que se deben cada uno a su pesebre y que opinan a voces de todo lo divino y lo humano sin haber agarrado un libro en su vida. Ahora lo que se llevan son las consignas facilonas y los zascas importados de Twitter a la vida real. Ya no hay interés por confrontar ideas caballerosamente o por dialogar con al adversario. Ahora sólo se busca soltar la consigna y el insulto para que te aplaudan los tuyos, para hacer tribu. Antes también mentían los políticos, pero ahora ni siquiera se esfuerzan en que sus mentiras resulten coherentes, porque los borregos fanatizados las van aplaudir igual. O sea, la partitocracia que denunciaba proféticamente Gil Robles, pero ya derivando a la tribu y a la secta gracias a los medios de masas y a las nuevas tecnologías.

Nunca he tenido en gran estima a Gil Robles por el papel que jugó a partir de la Guerra Civil, pero si en este vídeo describe con tanta precisión los males de hoy, creo que va siendo hora de revisar su figura y hacerse con alguno de sus libros, no sea que contengan predicciones igual de certeras.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Plenamente de acuerdo con la descripción que haces del partidismo actual, que ya profetizara Gil Robles en ese video. Es completamente decadente y en gran medida irracional, el tipo de política, a menudo contradictoria, vulgar y chabacana que se estila actualmente, a diferencia del genio y la racionalidad que se estilaba en otras épocas pretéritas. A menudo me da por leer viejos artículos y discursos, sobre todos previos a la Guerra Civil, y a pesar de que por aquel entonces, también hubiera gente fanatizada, engaños y tropelías políticas de todo tipo, no cabe duda de que al menos se esforzaban por justificar racionalmente sus convicciones y propuestas, y ajustarlas en la medida de lo posible al marco de la realidad, cosa que hoy en día es casi una utopía en demasiados ámbitos, pues parece que todo el mundo está empeñado en destruir la realidad, para cambiarla por otra diferente acorde a la ideología de cada uno.

Volviendo al personaje del video, coincido también en la idea de que quizás, sería interesante rescatar fragmentos de su memoria, largamente despreciada y olvidada por derechas e izquierdas. Unos por considerarlo erróneamente como un precursor del fascismo, o en otros casos como un tradicionalista, cosa que no parece encajar en ningún caso con su figura y trayectoria. Y otros por haber tildado a este conservador católico, surgido del movimiento propagandista y reformador emprendido por el, posteriormente Cardenal A. Herrera, como un elemento debilitante y esterilizante de las derechas, dada su posición posibilista, moderada y contraria al uso de las armas y la violencia, que manifestó durante los años previos y posteriores a la guerra. Cosa esta que me permito señalar, debería identificar a todo buen católico, dicho sea de paso.

El propio J. A. Primo de Rivera, figura que representa a una de las organizaciones de la época de preguerra a la que más se le ha acusado de extremar la violencia, y de las que más la tuvo que soportar,  deja sin embargo constancia en varios de sus discursos y escritos, del reconocimiento de esa virtud pacífica y racional, que según él también, debería identificar a F.E. Algunos de vosotros que sois cercanos al falangismo, sin duda podréis hacer una reflexión mucho más amplia y exhaustiva que este pequeño comentario, con el que en definitiva pretendo señalar que, pese a que había un sector de las derechas fanatizado y dispuesto al uso de la violencia para acabar con el proceso revolucionario que había tomado la Republica, lo cierto es que también hubo figuras que se esforzaron con mayor o menor éxito en procurar lo contrario, esto es, en el ejercicio de la no violencia como medio para cambiar las cosas.

¿Por qué desde la derecha entonces se ha acusado a Gil Robles de haber sido excesivamente  moderado o ambiguo? Pues supongo que algún conocedor a fondo de su figura podría respondernos en detalle, pero hasta lo poco que yo conozco y entiendo de su trayectoria, no me parece que esa sea una característica que pueda ser objeto de crítica, sobre todo en un católico, y teniendo en cuenta también que había surgido con la intención de cambiar la Constitución desde dentro para darles voz a los católicos y a los conservadores que habían sido relegados a un segundo plano por la República. Por cierto, curiosa coincidencia con el presente, en el que muchos supuestos novo derechistas nos acusan a los católicos, como poco de tibios y colaboracionistas, por defender esos mismos principios no violentos de concordia y diálogo.

Finalmente y por conocer algo más acerca del pensamiento de este hombre, rescato un artículo de la hemeroteca de El País, en el que Gil Robles hacía una denuncia, reflexión y  advertencia, allá por 1978, acerca del papel que según él debían tener los municipios en la nueva estructura política que se estaba gestando, para evitar que se siguiera enquistando un problema que a la postre ha resultado ser clave para la edificación de la partitocracia actual. Toda una apuesta por el municipalismo que bien podrían suscribir muchos votantes actuales de izquierda, y que entronca también y en este caso con algunos postulados del tradicionalismo.

 

Cita

Estado democrático y municipios libres

En el mes de diciembre de 1923 recibí la indicación de que don José Calvo Sotelo, nombrado poco tiempo antes director general de Administración por el Directorio Militar del general Primo de Rivera, solicitaba mi colaboración a título personal y apolítico, como catedrático de Derecho Público, para preparar un proyecto de Estatuto Municipal. Le presté gustosísimo y con el mayor desinterés esa colaboración y no puse para ello más que una condición: que se tratase de redactar un proyecto que proclamase y garantizase la creación de unos municipios libres como base de la futura estructura del Estado, y que se asegurase en su constitución la participación proporcional de todas las tendencias ideológicas. Aceptó sin la menor vacilación ese criterio el director general de Administración, cuyo punto de vista era en aquellos momentos totalmente coincidente con el mío, y fruto de esa compenetración y de un trabajo agotador que en alguna ocasión se prolongó hasta altas horas de la madrugada, fue el Estatuto Municipal de 8 de marzo de 1924, cuya exposición de motivos, dirigida al rey don Alfonso XIII, comenzaba con estas palabras:«Señor: el Estado, para ser democrático, ha de apoyarse en municipios libres. Este principio, consagrado por la ciencia política, tiene oportuna aplicación actual a nuestro país, porque para reconstruirlo sobre cimientos sólidos no basta demoler caducas organizaciones, secularmente acogedoras del feudalismo político; necesítase, además, oxigenar la vida municipal, dando a las corporaciones locales aquella dignidad, aquellos medios y aquel alto rango que les había arrebatado una concepción centralista, primero, y un perverso sistema de intromisión gubernativa, más tarde

Y aquella exposición, nutrida de la más pura fe en un noble ideal y levemente matizada del ingenuo optimismo de nuestra juventud, añadía a continuación:

«El Gobierno acomete la magna empresa lleno de fe en la vitalidad del pueblo español y en sus virtudes cívicas, y no amengua su confianza el espectáculo bochornoso que ofrecían muchos de nuestros ayuntamientos, porque en la inmensa mayoría de los casos la mala administración no era debida a los de abajo, sino a los de arriba. La ponzoña política prendió en muchas villas y aldeas, y desde ese momento los concejales eran, antes que nada, secuaces de un partido y servidores de una consigna generalmente sectaria. De ese modo fue borrándose poco a poco el más leve hálito de ciudadanía en comarcas enteras, sojuzgadas dictatorialmente por una mesnada o un caudillo político influyente. El fenómeno tenía que concluir en un desastre: no otra cosa fueron las camarillas turnantes, y en ocasiones amorales, enseñoreadas de la vida municipal. »

Ha pasado bastante más de medio siglo desde que estas palabras se escribieron y, por desgracia, siguen teniendo una actualidad tal vez mucho mayor de la que entonces tenían.

Ni la dictadura de Primo de Rivera aplicó de verdad el Estatuto ni la República llegó a darle vida. El régimen autoritario nacido de la guerra civil no contribuyó ciertamente a atenuar los males tan vigorosamente diagnosticados en la exposición de motivos de 1924.

No se atenuaron, sino que se agravaron los males durante los últimos cuarenta años. El monopolio, del disfrute de los puestos de la Administración provincial y local por el partido único, la creación de nuevos organismos de presión al servicio del poder central y la negación de las más elementales libertades ciudadanas agudizaron los daños causados por el feudalismo político, por el envenenamiento de la vida local a causa de la ponzoña política, por la sumisión a los intereses del partido, por el servil acatamiento a las consignas sectarias y, en fin de cuentas, por el creciente arraigo del perverso sistema de la intromisión gubernativa.

El señor Suárez, que con tanta eficacia se movió en el centro de esa red de instrumentos de presión, y que pudo comprobar los servicios que le prestó en las elecciones generales del 15 de junio tiene ahora una magnífica oportunidad de demostrar que su actual voluntad democrática es una realidad de la que nadie puede dudar.

Admito, aunque no me parezca ortodoxo, que se utilizaran los resortes franquistas de la vida local para hacer más viable la implantación en España del sistema predemocrático en que vivimos.

Comprendo las concesiones que un político de buena fe -y esa condición no se puede negar al señor Suárez sin ofenderle- tiene que hacer a las impurezas de la política para impedir males que en su opinión sean mayores. Es la justificación que siempre invocaron los partidarios del mal menor, que yo siempre pedí que se sustituyese por la teoría del bien posible.

Pero toda política de concesiones debe tener un límite que no se puede sobrepasar. Y creo sinceramente que el señor Suárez se está aproximando demasiado a ese límite.

Se habla cada día más de las elecciones municipales y parece que el Gobierno, con un criterio acertado, quiere convocarlas después que se apruebe la Constitución. Y aquí es donde no pueden menos de surgir los interrogantes. .

¿Van a celebrarse las elecciones sin remover antes, aunque sea provisionalmente, las viejas estructuras provinciales y locales, en que tan fuertemente están enraizados la mentalidad y los procedimientos de los tiempos pasados? ¿Será cierto que los jóvenes Licurgos del Centro están poniendo a punto, en amable acuerdo con el PSOE, una ley electoral que haga prácticamente imposible la presentación de candidaturas a los núcleos de opinión pequeños o marginados, a fin de que quede libre de obstáculos el camino para el amistoso reparto de ayuntamientos entre los dos grandes socios, asegurándoles así su cómodo usufructo político del país durante los próximos años?

No quiero, no puedo creerlo.

Sin la menor autoridad para ello, me permito hacer una recomendación al señor Suárez. Me parece conveniente que él mismo -y, si sus ocupaciones no se lo permiten, uno de sus expertos en la materia- repase los artículos 61 y siguientes del Estatuto Municipal de 1924, por medio de los cuales se intentó introducir en España el sistema de representación proporcional, que en las elecciones para puestos no políticos -como deben ser las concejalías- no presenta los inconvenientes que tanto se han aireado para las elecciones de los cuerpos legislativos, y que en todo caso es un método que entraña una mayor justicia.

No caigo en la vanidad de decir que el procedimiento propuesto fuera perfecto. Toda obra humana es perfectible. Pero al menos supuso un intento honrado de asegurar la libertad en nuestros municipios.

Que lo revisen los jóvenes técnicos que trabajan a sus órdenes. Que lo retoquen y lo perfeccionen; pero que no desvirtúen su esencia.

No caiga usted, señor Suárez, en la tentación de crear a favor de su novísimo partido un monopolio compartido con los marxistas a base de la perduración de nuestro endémico caciquismo. ¿No se nos dice a diario -y hay que reconocer que a UCD no le faltan turiferarios- que las fuerzas que le apoyan son tan sólidas y coherentes? ¿Para qué necesita entonces crearse una base de monterillas rurales que le aseguren la parte de los puestos municipales que se reserva en el reparto con las huestes socialistas?

Las elecciones municipales, junto con la neutralidad de la Televisión -tema del que hablaremos otro día- es, señor Suárez, la piedra de toque de su sinceridad democrática.

¡Y no olvide, señor presidente del Consejo, que, como dijo en su preámbulo aquel ingenuo pero honrado ensayo de democratización del país desde un autoritarismo que se definió -como transitorio: «El Estado, para ser democrático, ha de apoyarse en municipios libres.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del El País, el 04 de febrero de 1978.

Fuente: https://elpais.com/diario/1978/02/05/opinion/255481206_850215.html

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pienso que Gil Robles, al ser conservador, partía necesariamente de visiones incompletas de la realidad que le llevaron a varias posturas doctrinales y políticas que considero erróneas. Pienso también que cometió muchos errores a lo largo de su carrera y que cayó varias veces en ese oportunismo tan característico de los sistemas de partidos, cuando lideraba la CEDA y luego durante la Guerra. Seguramente, con todo el respeto a su figura, no era la personalidad adecuada para liderar a la derecha española, lo que explicaría algunos de esos errores, que no habrían existido de haber asumido un papel en la segunda línea más adaptado a sus características. Tengo, en fin, mis discrepancias con el conservadurismo clásico español -aunque desde luego era mejor que lo que lo ha remplazado- y, además, no considero a Gil Robles como a uno de los más valiosos o interesantes dentro de esta tendencia. 

Sin embargo, en ese corto vídeo Gil Robles acierta plenamente y lo explica todo de manera prácticamente perfecta. De hecho, he visto o leído pocas críticas (por no decir ninguna) a la Constitución que consigan ir a lo realmente esencial de manera tan sucinta y precisa. Y es que, a pesar de todo, Gil Robles era un hombre inteligente y un derechista de la vieja escuela que no podía tragar con ciertas cosas: una especie desgraciadamente casi extinta hoy. En cualquier caso, este vídeo es otra prueba más de que algunos de los males más graves que padece hoy España no han sido producto de calamidades fortuitas e impredecibles, sino consecuencias necesarias -perfectamente predecibles y, de hecho, predichas- de las bases sobre las que se hizo la Transición y la Constitución del 78. Ya por aquellos años había hombres con suficiente clarividencia, como Gil Robles, que vieron hacia donde nos llevarían, de consolidarse, los procesos que se tramaban desde el poder (en particular por lo que respecta al asunto de las nacionalidades y el separatismo). Lo cual, por otra parte, aumenta todavía más la culpa y la responsabilidad de los que perpetraron aquello. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, me parece muy interesante esto de rescatar textos y vídeos antiguos que ofrezcan nuevas perspectivas sobre la actualidad. Más que vivir pegados a la actualidad y emitir opiniones a ritmo frenético, sin tiempo para meditarlas, considero preferible hacer reflexiones con mayor perspectiva, apoyándose en documentos históricos que puedan arrojar alguna luz sobre el presente, como es el caso de este vídeo de Gil Robles. Claro, la actualidad no se puede abandonar, porque vivimos en ella, pero considero fundamental cultivar también esta perspectiva histórica de más largo plazo. Porque creo que de ahí surge un mejor conocimiento del presente que del vivir a remolque de la actualidad, con opiniones improvisadas sobre la marcha.

José Antonio tenía en gran estima a Gil Robles. Le reprochaba algunas cosas, pero lo consideraba un brillante orador y creía que reunía cualidades para ser un caudillo. Es lo que hablábamos de la política de antes: aunque en la calle la violencia estuviese a la orden del día, había cierta racionalidad en las argumentaciones, no se perdía el estilo tanto como ahora y no faltaban los gestos caballerosos, que ahora son prácticamente inexistentes.

¿Por qué Gil Robles ha caído en el olvido? Sin conocer ampliamente sus vicisitudes, creo que su "mala fama" en la derecha se debe a que huyó de España cuando se declaró la guerra y nunca volvió. Más tarde, tengo entendido que enredó un poquito contra el régimen de Franco a nivel internacional. De ahí que la derecha, incluso la que se hizo el harakiri con la Transición, no tuviese bien considerado a este hombre. Pero quizá sería interesante leer los dos libros de memorias que publicó Gil Robles para conocer sus razones.

Durante la Segunda República, Gil Robles también pegaba un puñetazo sobre la mesa de vez en cuando. Hay un discurso suyo en el que habla de disolver el Parlamento y "depurar a masones y judaizantes" (si interesa, se puede traer al foro). Sin embargo, es verdad que Gil Robles buscaba más la concordia que otros líderes derechistas. Y en esto me parece similar a José Antonio, que en el último número del "Arriba", poco antes ser ilegalizada la Falange y cuando caían por decenas los falangistas, todavía seguía llamando a la concordia con unas palabras que sorprenderían a muchos.

¿Qué le reprocho yo a Gil Robles desde mi conocimiento superficial del personaje? Pese a que en sus publicaciones Acción Nacional siempre estaba hablando de la masonería, formaron gobierno con el Partido Radical de Lerroux, quizá el partido con mayor presencia de masones junto con el de Azaña. Lerroux, además, había sido un anticlerical furibundo, con una importante responsabilidad en la Semana Trágica de Barcelona. Y lo segundo que le reprocho es el haber frenado una reforma agraria que habían presentado dos políticos de su partido, del sector más sinceramente cristiano de su partido, que se inspiraba en la doctrina social de la Iglesia y que tenía planteamientos sociales muy avanzados, como se puede ver en este programa de Acción Popular que traje al foro por su interés. ¿Se podía haber evitado la Guerra Civil con esa reforma agraria? No lo sabemos, pero desde luego no hizo ningún bien que anulase al sector más sinceramente católico del partido para contentar a la "derecha de intereses".

Pese a estas reticencias que tengo con Gil Robles, reconozco que era un político de altura, como confirma el vídeo que trajiste, y creo sería bueno revisar su figura, así como estudiar las publicaciones de Acción Nacional y Acción Popular, pues a buen seguro se encuentran ahí artículos muy interesantes, que nos ayudarán a entender aquel periodo histórico convulso y a afrontar el presente.

Como documento histórico curioso, dejo una foto en la que aparecen compartiendo mesa José María Gil Robles y Onésimo Redondo:

Onesimo-redondo-con-Gil-Robles.jpg

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me gustaría aclarar que el motivo de este hilo no es porque yo tenga ningún especial interés en rescatar la figura de este político español. Simplemente andaba leyendo sobre la historia del catolicismo político y las iniciativas católicas sociales a finales del S.XIX y principios del XX, y aparecieron las figuras de Ángel Herrera y Gil Robles asociadas a la  Asociación Católica Nacional de Propagandistas, de donde surgiría en gran medida Acción Popular, que posteriormente se convertiría en la CEDA.

Me pareció interesante el contexto y origen de aquel partido así que me puse a conocer un poco más su trayectoria y la de este hombre, y tirando del hilo apareció el video con el que abrí este tema.  De igual forma que me ha ocurrido en otras ocasiones con otras figuras políticas de la época, del signo que fuesen, ya que, para bien o para mal no tengo especial adscripción política aunque no por ello deje de interesarme en gran medida la política y sobre todo su recorrido en el ámbito católico.

En ese sentido precisamente del accidentalismo, es en el que me ha despertado interés la biografía de Gil Robles, pues parece que motivó el surgimiento de Acción Católica y su propia carrera política. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Navidad2020.jpg

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 95 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×