Jump to content
Hispanorromano

Dos desconocidos apoyos al bando republicano en la Guerra Civil

Recommended Posts

Recientemente he tenido noticia del apoyo que, dentro de nuestra Guerra Civil, proporcionaron al bando republicano dos países de los que uno no se esperaría que hicieran tal cosa. Lo comento brevemente antes de que se me olvide, porque aparte del interés histórico que tiene en relación con la Guerra Civil, nos puede servir para entender a esos dos países y lo compleja que a veces es la realidad, que no se aviene con el blanco y el negro.

POLONIA

Polonia es un país católico, además con un gobierno autoritario y anticomunista en aquel entonces, que uno esperaría que hubiese apoyado al bando nacional sin fisuras. Sin embargo, pese a cierta simpatía hacia el bando nacional, parece que estuvo proporcionando material militar al bando republicano en cantidades muy importantes. Cito algunos párrafos de la revista académica APORTES, de inspiración carlista, en las que se reseña un libro que trata de la postura adoptada por Polonia ante la Guerra Civil:

Cita

Doble Juego es un título que describe adecuadamente la compleja posición polaca ante la Guerra Civil española. Hace referencia al esfuerzo de Polonia para equilibrar las relaciones diplomáticas con ambas partes del conflicto, al mismo tiempo que seguía con mucha preocupación las ofensivas del Comintern en España; aunque el título, sobre todo, refleja que Polonia en realidad mantuviera un posicionamiento generalmente favorable al bando nacional mientras, al mismo tiempo, permitiera, por motivos principalmente económicos, que se exportara abundante armamento polaco al bando izquierdista.

[...]

También dentro del primer capítulo, Ciechanowski detalla la evolución de las relaciones políticas de Polonia con los dos bandos españoles, así como el papel de Polonia en el Comité de No Intervención y en la Sociedad de Naciones. El ministro de exteriores polaco Józef Beck accedió a adherirse al pacto de no intervención, asegurando que Varsovia prohibiría la participación de polacos en la lucha, así como la venta de armas a ninguno de los bandos del conflicto, mientras otros países en el acuerdo mantuvieran también esa obligación. Destaca, además, la sorpresa y conmoción en Polonia tras la sangrienta revolución en los territorios bajo control republicano tras el fallido golpe de julio. Ciechanowski incluye también en este primer capítulo un resumen de las relaciones comerciales no armamentísticas entre Polonia y España durante la guerra y un análisis de la información sobre la contienda española en la prensa polaca. La mayor parte de la sociedad y los medios polacos eran favorables a los sublevados, pero ciertos círculos intelectuales, literarios y por supuesto izquierdistas apoyaban a la República.

El segundo capítulo analiza al de-talle la misión diplomática de Polonia en España y, con menos detalle la misión de España en Polonia entre 1936 y 1939. Describe la situación de la legación de Polonia en Madrid y el resto de sedes diplomáticas polacas en terreno español. Entre otros episodios y aspectos, Ciechanowski relata cómo la legación polaca en Madrid dio asilo a centenares de españoles amenazados por el bando republicano y analiza las circunstancias en torno al asesinato del cónsul honorario polaco en Valencia, Vicente Noguera.

[...]

En el capítulo cuarto el autor deposita su atención en otros aspectos de militares de la posición polaca ante la guerra española. En primer lugar, la cuestión de la venta de armamento polaco, o tránsito de armamento a través de territorio polaco, a la España republicana desde septiembre de 1936 prácticamente hasta el final del conflicto –a pesar de las protestas del representante de la España Nacional en Varsovia, Serrat y Bonastre. Un comercio no oficial de armamento polaco antiguo que se producía por medio del consorcio SEPEWE, a través de terceros países y representaba dos tercios de la exportación de armas polacas en todo el periodo de entreguerras. Polonia fue el segundo proveedor de armamento para los republicanos, tras la URSS. El segundo subcapítulo de este cuarto capítulo se centra en los voluntarios polacos que lucharon en ambos bandos de la contienda y en la posición ante estos de las autoridades polacas. El número de miembros polacos en las Brigadas Internacionales, cuyo perfil ideológico, origen y acciones Ciechanowski describe, era infinitamente mayor que el número de polacos en el lado nacional.

(PDF) Reseña: Doble Juego. Polonia ante la Guerra Civil Española 1936 -1939 | Angel Lopez Peiro - Academia.edu

Parece que el Gobierno republicano no le hizo muchos ascos a recibir armas de un gobierno autoritario y de perfil conservador como el de Polonia.

ALEMANIA

Es sabido por todos que Alemania prestó apoyo militar al bando nacional. Lo que no todo el mundo sabe -o desde luego yo no lo supe hasta fecha reciente- es que Alemania también le vendió armas al bando republicano, en un doble juego que merece pasar a la historia del maquiavelismo amoral. Cito completo el artículo de ABC (para no ocultar nada importante) que entrevista al autor de un libro que aborda el tema:

Cita

Con y contra Franco: los secretos de las armas nazis que la República compró a los jerarcas de Hitler

9-12 minutos

Actualizado:30/06/2020 11:57h
 
La realidad histórica suele distar bastante de las ideas que se han generalizado a lo largo de las décadas. Resulta casi imposible separar las jornadas en las que los generales Nacionales se levantaron contra la Segunda República, entre el 17 y el 18 de julio de 1936, de su paso a través del Estrecho gracias a los materiales llegados desde Italia y el Tercer Reich. Lo cierto, en cambio, es que el acuerdo entre los emisarios de Francisco Franco en Alemania y el «Führer» no se suscribió hasta varios días después de que comenzara el denominado Alzamiento. También se suele pasar por alto que Adolf Hitler se mostró en principio reticente a prestar su ayuda porque consideraba que el golpe sería aplastado.

Otro tanto sucede con la colaboración germana en la Guerra Civil. Se tiende a pensar que la única finalidad del Tercer Reich era probar su fuerza aérea antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Y algo de eso había, como bien explicó el estrafalario Hermann Goering con una sencilla afirmación que marcó la historiografía de la intervención: «Insté a Hitler a dar su apoyo en toda circunstancia; en primer lugar, para impedir que siguiera extendiéndose el comunismo; en segundo lugar, para poner a prueba a mi joven Luftwaffe». Pero el «Führer» también aceptó el plan de Franco con la idea de obtener a cambio de suculentas ventajas económicas.

Que Hitler no prestó su ayuda de forma gratuita lo demuestra el que, a finales de julio de 1936, los Nacionales crearan en España la empresa «HISMA» (Compañía Hispano-Marroquí de Transportes) con el objetivo de adquirir a golpe de talonario todo el material militar de su homóloga alemana, «ROWAK», dirigida en última instancia por el Reich. Ambas se convirtieron en el eje de una estrecha colaboración económica que granjeó armamento a los primeros y el acceso a las ansiadas materias primas peninsulares a los segundos.

Lo que no se puede negar es que el «Führer» tuvo que fiar el pago en un primer momento, pues Franco apenas contaba con doce millones de pesetas en el banco cuando comenzó la Guerra Civil, una cantidad irrisoria, según el «Führer», para sufragar un enfrentamiento.

Así lo confirma Carlos Montero Rocher en su nueva obra, «La España del Tercer Reich» (Cydonia), donde hace un recorrido por la historia de la colaboración entre Franco y Hitler a través de documentos de primera mano y desvela también sus episodios más olvidados. Algunos, como los esfuerzos del traficante Josef Veltjens, más que cercano a Goering, para hacer llegar a la Segunda República armamento de contrabando a cambio de una considerable suma de billetes. El mismo hombre, por cierto, que había suministrado también material de guerra al general Mola antes de la sublevación de julio. En palabras del autor, jugar a dos bandas supuso a este personaje fallecer en 1979 en la absoluta riqueza.

Sus afirmaciones son algo más que una mera teoría. Y es que, a pesar de que existen luces y sobras alrededor de Veltjens y otros tantos traficantes germanos, autores como el historiador Antony Beevor han corroborado que la República adquirió material de guerra al Tercer Reich a lo largo de la Guerra Civil. En «The Battle for Spain: The Spanish Civil War 1936-1939», por ejemplo, el autor anglosajón documenta la llegada al puerto de Alicante de uno de los cargamentos más grandes de armas y munición solicitados por la CNT a este agente de Goering. «El 1 de octubre de 1936 el buque Bramhill llegó desde Hamburgo con 19.000 fusiles, 101 ametralladoras y 28 millones de cartuchos, todos ordenados por la CNT para sus columnas de milicianos», desvela.

Montero, partidario de que la cantidad de armas que recibió la Segunda República de Alemania fue ínfima si se compara con las que Hitler vendió a Franco, añade también que el entramado se urdió a espaldas del «Führer» por Goering. Este, a través de varios traficantes de armas como el pirata griego Pródromos Bodosakis o el propio Veltjens, envió armamento del Reich hasta regiones como Grecia, desde donde se transportaban a la Península y eran entregadas a uno y otro bando. Un negocio muy lucrativo. «Veltjens aumentó, a partir de 1937, su flota mercante adquiriendo tres buques más, de origen francés, sueco y danés», señala. Y todo ello, a espaldas del Comité de No Intervención.

1-¿Hitler solo obtuvo la División Azul de Franco?

No. En el libro no trato casi la División Azul porque fue, por así decirlo, un regalo que Franco hizo a Hitler, pero no lo que él quería. A cambio de la ayuda prestada, el “Führer” consiguió materias primas, Wolframio, un territorio en el que experimentar con sus nuevas armas (entre ellas, las V1 y V2, y no solo la Luftwaffe), divisas y una lanzadera para sus espías. Se barajó incluso la posibilidad de que las tropas alemanas accediesen a Gibraltar mediante la Operación Félix, pero se desechó la idea porque eso ponía en peligro las Canarias.

2-¿Tenía Franco dinero al comienzo de la guerra para pagar la ayuda de Hitler?

No. Disponía de doce millones de pesetas, una cantidad irrisoria. Pero Hitler sabía que España era estratégica para sus planes. En primer lugar, quería que fuese afín a su ideología y que no apostase por el comunismo, que ya había triunfado en Francia. A su vez, sus ministros le hicieron ver que podía obtener gran cantidad de materias primas de la Península. Por último, le atrajo la posibilidad de probar su nuevo armamento, algo que no podía hacer en su territorio desde el Tratado de Versalles. Aquí pudo experimentar con los Panzer, los aviones de combate o los U-Boote.

3-¿Quién fue el cerebro tras ROWAK y HISMA?

Johannes Bernhardt, un hombre de negocios alemán ajeno a Hitler que, en colaboración con el líder del Partido Nazi de Tetuán, ofreció a Franco viajar hasta Alemania para hacer llegar al “Führer” su petición de ayuda. Después de completar su misión fundó “ROWAK”, un holding que adquiría material de guerra a las empresas germanas para luego revenderlo a “HISMA”. Aquello dio buenos dividendos a Alemania.

Además, a través de sus corporaciones extrajo materias primas de España, dirigió entidades bancarias, blanqueó dinero y -entre otras cosas- ofreció una tapadera a los espías nazis que trabajan en la península (quienes, por la mañana, le servían de comerciales).

4-¿Las empresas se idearon para que España pagase su deuda con Alemania?

Sí. Además, se idearon muchas artimañas para que Franco devolviera la deuda sin que lo pareciera. Una de ellas fue la adquisición a Alemania de todo el armamento obsoleto del Tercer Reich. Estamos hablando de material descatalogado cuya venta solo buscaba recuperar el capital invertido.

Al final, través de las empresas se hacía el trasvase de capitales y de armamento de una forma en apariencia legal. En teoría también funcionaba a la inversa, pero España vio pocos dividendos de aquello. Un ejemplo es que, cuando Kennedy exigió a Franco que le devolviera el dinero que había obtenido del Reich, este le entregó una cantidad muy pequeña. O le engañó o, lo que es más probable, apenas obtuvo. La realidad es que el oro que entró a través de Canfranc tenía como destino Sudamérica.

5-A la par, los alemanes también vendían armas a la Segunda República…

Sí, aunque las armas provenientes de Alemania que compró la República fueron muy pocas. Se dio la circunstancia de que se adquirieron a través de traficantes como Veltjens, un excombatiente de la Primera Guerra Mundial que había sido también piloto de combate y miembro de los Freikorps. A pesar de haber sido expulsado del partido por su mala fama en los negocios, su íntima relación con Goering le permitió desviar partidas de armas y enviarlas a la República.

6-¿Por qué se recurrió a estos personajes?

Porque oficialmente no podían comprar armas. Era la única forma. Además, de cara a la opinión internacional no querían admitir que recibían material de Alemania. Por ello, se prefirió hacerse con ellas de forma poco legal. Es probable que ni Hitler ni su cúpula cercana lo supieran. Lo más lógico es que la punta de la pirámide fuese Goering, un personaje que adoraba los negocios turbios y fue protagonista del expolio nazi del arte europeo durante la Segunda Guerra Mundial.

7-¿Tuvieron vida estos controvertidos personajes y empresas en España tras la Segunda Guerra Mundial?

Muchos se quedaron en España. Siguieron manteniendo sus empresas y sus actividades económicas aquí. El caso más famoso fue el de Otto Skorzeny, que tenía su despacho en el centro de la capital y dio muchas conferencias en la ciudad. También León Degrelle, que escribió un libro sobre el Camino de Santiago. En Denia, por ejemplo, se instaló una importante comunidad de antiguos nazis cuyas tumbas se hallan hoy en el cementerio local.

8-¿Saldó Franco su deuda con Hitler?

Una vez que cayó el Tercer Reich el compromiso se esfumó. Se podría decir que la última deuda que adquirió Franco fue favorecer la creación de rutas de huida para los criminales nazis a través de España. Las famosas “rat lines”. En ellas tuvo importancia el general Moscardó, afincado en Francia y enlace para los jerarcas que pretendían escapar. En la prensa contraria al régimen se habla de líderes que habían sido enterrados con funerales de Estado en Alemania y que, semanas después, habían sido vistos en España con otra identidad.

9-Hablaba al principio de las pruebas en España de las bombas volantes V1 y V2.

Es una de las nuevas tesis del libro. El caso de las V1 es muy llamativo. Cuando el riesgo de que los Aliados bombardearan las fábricas de armamento en Alemania se hizo tangible, el gobierno del Tercer Reich, según confirmó la prensa clandestina de la época, trasladas diferentes factorías a España. Aquello les permitía trabajar en un entorno tranquilo y continuar la experimentación. Hay testimonios de comunistas exiliados en Francia y México que declararon haber presenciado pruebas en nuestro país. Hasta un congresista norteamericano denunció su existencia y la Sociedad de Naciones inició una investigación. Pero, en palabras de estos diarios, sucedió lo mismo con la bomba atómica.

Con y contra Franco: los secretos de las armas nazis que la República compró a los jerarcas de Hitler

Como habréis leído, el autor del libro cree que esta venta de armas al bando republicano partía de Goëring y que Hitler no estaba enterado. Me permito dudar de que Hitler no estuviese al tanto de una cosa tan gorda. En cualquier caso, aun siendo como dice, lo cierto es que la Alemania nazi habría vendido simultáneamente armas al bando nacional (venta que se cobró con creces, a diferencia de Italia) y al bando republicano.

El asunto me parece de gran importancia y convendría esclarecerlo al máximo por varios motivos:

1.- Si Franco y los nacionales hubiesen conocido estos tejemanejes, no se habrían considerado obligados a tener ninguna deferencia con Alemania en años posteriores. Pero ahora que nosotros conocemos estos hechos, debería quedar todavía más claro que los nacionales no le debemos una especial gratitud, deferencia o lealtad ni a Alemania ni al nacionalsocialismo que la dirigía en aquel entonces.

2.- La credibilidad del bando republicano queda por los suelos y con ella gran parte de las campañas de "memoria histórica" que han montado en los últimos tiempos. Si resulta que los republicanos también se abastecían de armas en la Alemania nazi, se vendría abajo toda la película maniquea que montaron según la cual la inocente y democrática República combatía a la bestia nazi, mientras que la maldad de los nacionales quedaba demostrada por la ayuda que recibieron de la Alemania nazi. Es decir, quedaría desmontado uno de los principales puntos por los que se le otorga legitimidad automática al bando republicano y se le niega toda legitimidad al bando nacional.

El asunto tiene derivadas muy importantes, por ejemplo, por qué Alemania hizo eso y si constan antecedentes de conductas similares (por ejemplo, venta de armas a Etiopía contra la Italia de Mussolini); por qué esa conducta tan materialista de Polonia; en qué medida podemos entender la realidad de esos dos países (uno del ámbito germánico y otro del ámbito eslavo) desde la mentalidad española, que yo creo que consideraría inconcebible una cosa así; etcétera. Pero de momento me quedo en esta breve pincelada.


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo de vender armas a ambos bandos durante una guerra es algo que se corresponde milimétricamente con el estereotipo clásico del judío usurero, por lo demás plenamente vigente en el imaginario nacionalsocialista. Es lo que me parece más chocante de todo esto. Supongo que es otro ejemplo de que todo complotismo delirante tiene mucho de proyección psicológica. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

tengo un amigo que dice que los alemanes y judíos (*) solo pueden acabar o bien garrotazos o aliados pues los considera en su comportamiento, forma de echar cuentas a cada acto, etc... como cunnas de la misma madera

 

(*) o mejor dicho al estereotipo de ellos, porque al final las generalizaciones son injustas

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 17 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 67 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(8)
    • Bingbot(9)
    • YandexBot(3)
×