Jump to content
Hispanorromano

historia Aktion-T4 anarquista: Lo que en verdad la izquierda entendía por 'eutanasia'

Recommended Posts

La eutanasia fue practicada por la mayoría de pueblos paganos o desde luego la mayoría de esos pueblos la veían bien. Es el cristianismo el que la proscribe (¡otra de las muchas cosas que debemos agradecer al cristianismo!). Sin embargo, cuando el cristianismo va perdiendo fuerza en Occidente, afloran poco a poco esas tendencias paganas y algunos filósofos, médicos y juristas abogan por legalizarla. No tengo clara la genealogía de la recuperación de la eutanasia en Occidente, pero a principios del siglo XX ya había ligas proeutanasia muy potentes en el mundo anglogermánico y protestante, mientras que la prensa y la literatura de esos países presentaba casos límite para conmover al público. No era un movimiento minoritario en absoluto y lo defendían tanto izquierdas como derechas. En el mundo latino y católico, como siempre, estas ideas no tienen gran penetración y quedan restringidas a la fracción más izquierdista de la política, o sea, a los que reniegan del catolicismo, aunque tampoco es desdeñable el impacto de estas ideas en la profesión médica.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la eutanasia queda un poco desacreditada por el uso que de ella había hecho la Alemania nacionalsocialista, y digamos que estos proyectos se guardan un poco en un cajón a la espera de una situación más propicia. Sin embargo, la eutanasia sigue teniendo defensores entre los pensadores progresistas y entre la profesión médica: no se amilanan por los juicios de Nüremberg, y siguen funcionando diferentes ligas y asociaciones que defienden la legalización de la eutanasia y de la eugenesia, aunque esta vez procurando ocultar las abyectas razones subyacentes que vengo exponiendo en este hilo. Se prefiere el argumento sentimental y humanitarista, que la prensa apuntala al presentar periódicamente casos-límite conmovedores, como el de Lieja, a la opinión pública. Pocos médicos acaban en la cárcel por practicar la eutanasia y ya sabe que cuando alguna aberración no tiene en la práctica consecuencias penales se termina normalizando y legalizando. Incluso en los últimos años del franquismo, que fue totalmente refractario a esas aberraciones, se escucha a algún médico defender la eutanasia sin que se organice ningún revuelo entre sus compañeros de profesión y sin que intervenga la autoridad política. Con el paso a la democracia, estas ideas se extienden y se normalizan mucho más, hasta el punto de que en 1985 cerca de la mitad de los españoles veía bien la eutanasia. Opino que tuvo un gran peso en este giro de opinión la omnipresente industria audiovisual estadounidense, que suele presentar la eutanasia de forma favorable.

Creo que desde el principio no ha habido una reacción católica lo suficientemente contundente a esta deriva proeutanasia de la sociedad española. O no ha habido reacción, como si fuera un tema de segundo plano, o si la ha habido es muy flojita, casi testimonial, y no va al meollo del asunto. Nadie se ha escandalizado porque el 83% de internistas españoles sean favorables a la legalización de la eutanasia, y todavía las propagandas católicas siguen presentando a estos médicos como las víctimas en vez de como los impulsores y los beneficiarios (véase la campaña «Si no darías una dosis letal a tu abuelo, no pidas a un médico que lo haga»). Tampoco se ha escandalizado nadie de que incluso la mitad de votantes de Vox sea favorable a la eutanasia, o de que a sus dirigentes eludan el tema y prefieran estar todo el día echando pestes de los inmigrantes o cantando alabanzas a Trump. Hace días llegó una noticia terrible de Italia: en plena crisis del coronavirus, un médico había estado poniendo inyecciones letales a sus pacientes para "liberar camas". Sus enfermeras le obedecieron a pesar de que en chats internos decían que eso era un asesinato. Y el médico ni siquiera está detenido. El tema se ha descubierto porque uno de los familiares resultó más guerrero de lo habitual. ¿Cuántos casos habrá que no se denuncien? Pero tan tremenda noticia apenas ha tenido impacto en España, y particularmente no lo ha tenido en internet, cuando habría servido para abrirnos los ojos sobre la ley de eutanasia de inminente aprobación. Los medios católicos no han dicho ni mu tampoco: están a otras cosas. Y ha habido muchos casos anteriores de este tipo, inclusive en España, de los que tampoco se han hecho eco a pesar de peticiones expresas. Y así nos ha pasado, que se ha legalizado en España la eutanasia casi sin darnos cuenta o sin querer darnos cuenta, pues estábamos a otras cosas, quizá confiados en la lejanía de la vejez.

Con este hilo trato de indagar en las razones profundas de la eutanasia (las razones verdaderas, no las declaradas actualmente) partiendo de las afirmaciones realizadas por los propios defensores de la eutanasia en un pasado histórico no muy lejano. Entiendo que puede ser una manera de abrir los ojos a los compatriotas que contemplan con buenos ojos la eutanasia, que creen que es algo "humanitario" o que adoptan una actitud de indiferencia o pasotismo ante su inminente legalización. Pero tengo la desgraciada sensación de haber fracasado en el intento. Porque no he observado ninguna mención a estos temas en las redes sociales y el pasotismo es cada vez más acusado. Aunque no pienso cejar en el empeño.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Agradezco profundamente su ordenada exposición y su denuedo. Es lógico y esperable el desánimo. Las fuerzas que están tras esto son mucho más poderosas que unos pocos seres humanos. Y, además, es estar en contacto con lo dañino. Aunque Él nos ve. Quizá pueda, simplemente, realizar una exposición de todo lo que ya ha acumulado y tiene claro y dejarlo como un apartado, con sus referencias, de manera que quien esté interesado encontrará todo. Y, ciertamente, tomarse un descanso de tanto batallar. Un tiempo dedicado a lo positivo puede ser de ayuda. 

Quisiera llamar la atención sobre algunos documentos, que pueden ser útiles respecto a las referencias que proporciona. Conviene en los dos enlaces siguientes una inspección crítica en cuanto a la metodología -formulación de las preguntas y tamaño de las muestras, así como, lógicamente, los resultados en cada bloque-.http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=9982

http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=2988

Hago notar las fechas de los estudios (2009 y 2002) y la insistencia en la pregunta sobre la eut.... Es posible que existan más estudios similares -o se repitan los cuestionarios cada cierto tiempo para que los datos sean comparables- y que esa sea la causa de la insistencia en años distintos. Puede ser de interés buscar más en el portal.

Sobre la sorprendente (en el peor sentido) cifra del 83% noticiada en esa revista...pues, la revista no da mucha confianza -habida cuenta de la inundación de publicidad a la que está sujeta, se ve al final de cada 'noticia'-. Hace referencia a la Semi. Al entrar en la web de esta sociedad -que tampoco enlazo por no favorecer- las dudas razonables se acrecientan más, ya que indican que sus socios estratégicos -usan ese término, no sé si se refiere solo a la web o a la sociedad- son: 

Grupo Menarini

Novartis

Boehringer Ingelheim

Lo que convendría investigar -como ejercicio saludable, no quiero decir que tenga nada que ver, la actividad de esa sociedad de internistas es muy amplia, lógicamente-.

Cuando pongo la palabra clave -eut...- en el buscador de esta sociedad, aparecen referencias de interés, como lo siguiente:

https://www.fesemi.org/publicaciones/revista-clinica/historico/vol-192-num-5

https://www.fesemi.org/publicaciones/revista-clinica/historico/vol-161-num-2

En abierto, tenemos, además: 

https://www.fesemi.org/grupos/bioetica/bibliografia/euthanasia-and-assisted-suicide-physicians-and-ethicists-perspectives

En la noticia, se cita al presidente del grupo de trabajo de Bioética, Diego Real de Asúa, que es, precisamente, quien realiza la reseña a este artículo: https://www.fesemi.org/sites/default/files/documentos/bibliografia/euthanasia-and-assisted-suicide-ml-and-bioethics-2014.pdf

https://www.fesemi.org/congresos/reuniones/ponencias/ponencias-ii-jornada-de-cuidados-paliativos

De estas últimas jornadas, las ponencias están en cerrado, no accesibles al público. Lo que me resulta llamativo dadas las tendencias actuales de literatura abierta.

Buscando sobre Diego Real de Asúa -hay algo en él que me resulta inquietante-, me encuentro con este video -que he descargado y puedo enviárselo, por si 'desaparece': https://youtu.be/BHpFg1dx_tw -para todo esto verá que no enlazo a fin de no contribuir a incrementar la visibilidad de estos portales por los bots y dificultar que aumente su el número de visitas/mejore su posicionamiento-. El video está cortado, no recoge la intervención completa.

Aquí encuentro una entrevista -pudieran eliminarla, conviene una copia-, donde el Dr. se expresa más en detalle.

https://www.20minutos.es/noticia/4147553/0/sociedad-internistas-eutanasia-existe-preocupacion-social-poner-tema-mesa/

-existe preocupación social, dice-.

Aquí otras declaraciones -siempre, como fragmentos, como píldoras, pero que me están recordando a aquellas actas con manipulación y claras intenciones que ustedes mostraban: 'hay que regular la eutanasia, pero hay que mejorar los cuidados paliativos', etc.-

Este asunto se está tratando en diversas sociedades de internistas en el mundo. En la Semi no consigo encontrar las contribuciones. https://shlivestream.es/programas/41-CONGRESO-SEMI---VIRTUAL/20-21/

Aquí hay un trabajo interesante que no se ocupa solo de la terminología, como parece por su título:

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-calidad-asistencial-256-articulo-etica-muerte-digna-propuesta-consenso-13128649

Y este, que también revisa terminología y algunos antecedentes y estados de salud, en algunos pasajes me pone la carne de gallina (ej.:, p. 10): https://www.redalyc.org/pdf/4577/457744940014.pdf

Entresaco:

El estado vegetativo57 se caracteriza por ser un síndrome de vigilia sin respuesta a estímulos externos. Los ciclos de sueño-vigilia son normales, pero durante las fases de vigilia no hay evidencia de con-ciencia de sí mismos o del entorno. Los estudios realizados sugieren que no sienten dolor. Se denomina comúnmente estado vegetativo permanente si persiste más de 1 año después de una lesión traumática, o más de 3 a 6 meses tras un evento anóxico. Tras dicho periodo, los casos de recuperación a estados de conciencia superiores son extremada-mente raros. El periodo previo a ser calificado permanente se denomina estado vegetativo persistente. En dicho periodo se considera posible la mejoría del estado de la conciencia, lo que no significa que recuperen por completo el contenido de la conciencia [NI, POR TANTO, TAMPOCO SIGNIFICA QUE NO LA RECUPEREN POR COMPLETO]. El estado de mínima conciencia es una situación clínica similar al estado vegetativo, pero existe preservación parcial de la conciencia, que queda reducida drásticamente. Los pacientes pueden ser capaces de responder a órdenes simples de seguimiento, de dar respuestas sí o no, de tener una mínima verbalización (con frecuencia incomprensible) o un comportamiento intencional. La activación del cerebro se ha demostrado similar a los controles sanos en respuesta a estímulos dolo-rosos y emocionales, aunque se desconoce el nivel y el contenido exacto de la conciencia. Su pronóstico es variado y un poco más favorable que el del estado vegetativo, aunque la recuperación es poco frecuente y por lo general los pacientes quedan con discapacidades permanentes, múltiples y graves. La evaluación evolutiva de estos estados es por lo general muy difícil. En ocasiones depende de la interpretación subjetiva de la conducta observada.

No quiero decir que los autores estén defendiendo su aplicación en casos como el señalado, ignoro su opinión, pero ahí se describe un caso de conflicto clarísimo: pacientes que 'consumen' 'recursos' por tiempo indefinido. 

El objetivo de instituir esta ley, especialmente si se confrontan estas afirmaciones y esta 'preocupación social' -que no coincide, según los datos del CIS, ni siquiera con la de los pacientes-, me parece clarísimo. Si además la raíz viene de hace más de cien años, significa, en mi opinión, que no hemos avanzado mucho, más bien, al contrario -a lo mejor como consecuencia de esta descatolización, como interesantemente usted apuntaba-.

En fin, me queda la duda de qué porcentaje de internistas en activo en España están 'recogidos' en esa Semi.

Agradezco profundamente su ordenada exposición y su denuedo. Le animo a que no desfallezca, incluso si en este mundo, en esta generación, no se tuviera éxito -recompensa-, sí la habrá en donde sabemos. Él nos ve.

Quisiera llamar la atención sobre algunos documentos, que pueden ser de ayuda. Conviene una inspección crítica en cuanto a la metodología -formulación de las preguntas y tamaño de las muestras, así como, lógicamente, los resultados en cada bloque-.http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=9982

http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=2988

Hago notar las fechas de los estudios (2009 y 2002) y la insistencia en la pregunta. Es posible que existan más estudios similares -o se repitan los cuestionarios cada cierto tiempo para que los datos sean comparables- y que esa sea la causa de la insistencia en años distintos. Puede ser de interés buscar más en el portal.

Sobre la sorprendente (en el peor sentido) cifra del 83% noticiada en esa revista...pues, la revista no da mucha confianza -habida cuenta de la inundación de publicidad a la que está sujeta, se ve al final de cada 'noticia'-. Hace referencia a la Semi. Al entrar en la web de esta sociedad -que tampoco enlazo por no favorecer- las dudas razonables se acrecientan más, ya que indican que sus socios estratégicos -usan ese término, no sé si se refiere solo a la web o a la sociedad- son: 

Grupo Menarini

Novartis

Boehringer Ingelheim

Lo que convendría investigar -como ejercicio saludable, no quiero decir que tenga nada que ver, la actividad de esa sociedad es muy amplia-.

Cuando pongo la palabra clave -eut...- en su buscador, aparecen referencias de interés, como lo siguiente:

https://www.fesemi.org/publicaciones/revista-clinica/historico/vol-192-num-5

https://www.fesemi.org/publicaciones/revista-clinica/historico/vol-161-num-2

En abierto, tenemos, además: 

https://www.fesemi.org/grupos/bioetica/bibliografia/euthanasia-and-assisted-suicide-physicians-and-ethicists-perspectives

En la noticia, se cita al presidente del grupo de trabajo de Bioética, Diego Real de Asúa, que es, precisamente, quien realiza la reseña a este artículo: https://www.fesemi.org/sites/default/files/documentos/bibliografia/euthanasia-and-assisted-suicide-ml-and-bioethics-2014.pdf

https://www.fesemi.org/congresos/reuniones/ponencias/ponencias-ii-jornada-de-cuidados-paliativos

De estas últimas jornadas, las ponencias están en cerrado, no accesibles al público. Lo que me resulta llamativo dadas las tendencias actuales de literatura abierta.

Buscando sobre Diego Real de Asúa, me encuentro con este video -que he descargado y puedo enviárselo, por si 'desaparece': https://youtu.be/BHpFg1dx_tw -para todo esto verá que no enlazo a fin de no contribuir a incrementar la visibilidad de estos portales por los bots y dificultar que aumente su el número de visitas/mejore su posicionamiento-. El video está cortado, no recoge la intervención completa.

Aquí encuentro una entrevista -pudieran eliminarla, conviene una copia-, donde el Dr. se expresa más en detalle.

https://www.20minutos.es/noticia/4147553/0/sociedad-internistas-eutanasia-existe-preocupacion-social-poner-tema-mesa/

-existe preocupación social, dice-.

Aquí otras declaraciones -siempre, como fragmentos, como píldoras, pero que me están recordando a aquellas actas con manipulación y claras intenciones que ustedes mostraban: 'hay que regular la eutanasia, pero hay que mejorar los cuidados paliativos', etc.-

Este asunto se está tratando en diversas sociedades de internistas en el mundo. En la Semi no consigo encontrar las contribuciones. https://shlivestream.es/programas/41-CONGRESO-SEMI---VIRTUAL/20-21/

Aquí hay un trabajo interesante que no se ocupa solo de la terminología, como parece por su título:

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-calidad-asistencial-256-articulo-etica-muerte-digna-propuesta-consenso-13128649

Y este, que también revisa terminología y algunos antecedentes y estados de salud, en algunos pasajes me pone la carne de gallina (ej.:, p. 10): https://www.redalyc.org/pdf/4577/457744940014.pdf

Entresaco:

El estado vegetativo57 se caracteriza por ser un síndrome de vigilia sin respuesta a estímulos externos. Los ciclos de sueño-vigilia son normales, pero durante las fases de vigilia no hay evidencia de con-ciencia de sí mismos o del entorno. Los estudios realizados sugieren que no sienten dolor. Se denomina comúnmente estado vegetativo permanente si persiste más de 1 año después de una lesión traumática, o más de 3 a 6 meses tras un evento anóxico. Tras dicho periodo, los casos de recuperación a estados de conciencia superiores son extremada-mente raros. El periodo previo a ser calificado permanente se denomina estado vegetativo persistente. En dicho periodo se considera posible la mejoría del estado de la conciencia, lo que no significa que recuperen por completo el contenido de la conciencia [NI, POR TANTO, TAMPOCO SIGNIFICA QUE NO LA RECUPEREN POR COMPLETO]. El estado de mínima conciencia es una situación clínica similar al estado vegetativo, pero existe preservación parcial de la conciencia, que queda reducida drásticamente. Los pacientes pueden ser capaces de responder a órdenes simples de seguimiento, de dar respuestas sí o no, de tener una mínima verbalización (con frecuencia incomprensible) o un comportamiento intencional. La activación del cerebro se ha demostrado similar a los controles sanos en respuesta a estímulos dolo-rosos y emocionales, aunque se desconoce el nivel y el contenido exacto de la conciencia. Su pronóstico es variado y un poco más favorable que el del estado vegetativo, aunque la recuperación es poco frecuente y por lo general los pacientes quedan con discapacidades permanentes, múltiples y graves. La evaluación evolutiva de estos estados es por lo general muy difícil. En ocasiones depende de la interpretación subjetiva de la conducta observada.

No quiero decir que los autores estén defendiendo su aplicación en casos como el señalado -indican muchos más-, ignoro su opinión, pero he ahí un caso de conflicto clarísimo: pacientes que 'consumen' 'recursos' por tiempo indefinido. 

El objetivo de instituir esta ley, especialmente si se confrontan estas afirmaciones y esta 'preocupación social' -que no coincide, según los datos del CIS, ni siquiera con la de los pacientes-, me parece clarísimo. Si además la raíz viene de hace más de cien años, significa, en mi opinión, que no hemos avanzado mucho, más bien, al contrario -a lo mejor como consecuencia de esta descatolización, como interesantemente usted apuntaba-.

En fin, me queda la duda de qué porcentaje de internistas en activo en España están 'recogidos' en esa Semi.

Y me ha intrigado este tal Dr...aparece en diversos lugares y ligado al mismo tema...demasiada dedicación.

De todos modos, esto, simplemente irá a más. Todo esto me suena a ventana de Overton, la verdad.

Si los enlaces no corresponden al propósito de este hilo, no dude en comunicármelo o borrar todo esto directamente. No hay problema. 

Un saludo cordial

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

David, no pasa nada por salirnos un poco del tema inicial del hilo, cuyo título quizá no es muy adecuado. Si no me equivoco, usted cuestiona la metodología de esos estudios del CIS y los realizados por la sociedad de internistas. Y lleva razón al hacerlo. Es posible que exageren el apoyo social de la eutanasia con vistas a promoverla, y es que las encuestas pueden ser una buena herramienta de propaganda. Pero incluso si se da esta exageración interesada, no creo que esos estudios estén demasiado alejados de la verdad al confrontarlos con mi propia percepción del cambio social que se ha producido en este asunto.

Tengo un amigo que es médico internista en ejercicio. Es una buena persona, con educación católica y muy inclinado a la derecha, pero hace ya tiempo me sorprendió con unas palabras en las que venía a defender la eutanasia. Me quedé pasmado e intenté rebatirle de la mejor manera, pero entendí que se había producido un cambio profundo en la sociedad. De otra parte, tengo la experiencia de varios familiares fallecidos a lo largo de estos años de los que tengo fundadas sospechas de que se les han denegado tratamientos y se les ha aplicado sedación con el objetivo de provocar la muerte más que de paliar los dolores. Uno de estos casos es reciente y le confirmó otro médico a un familiar, que mostró su extrañeza, que era la práctica habitual. Recientemente un amigo tuvo a su padre ingresado por coronavirus y ya iba camino de la sedación mortal si no fuera porque el otro amigo médico acudió in extremis, comisionado por mi amigo, a parar esta sedación y a forzar la intubación del paciente, que al final se recuperó y ahora está como una rosa, gracias a Dios y a la intervención de este amigo médico.

Finalmente, tengo la experiencia de cómo mi familia y entorno social han ido recibiendo los distintos casos de eutanasia que iban presentando los medios de comunicación al público, empezando por aquel de Ramón Sampedro que dio lugar a una película. He observado que la mayoría de estos familiares y amigos iban poco a poco aceptando estas ideas: algunos manifestaban estar de acuerdo con la eutanasia y otros manifestaban indiferencia ante el tema. En ningún caso he observado una reacción visceral de rechazo como la que yo experimentaba ante la exposición de tales casos de eutanasia en los medios  Sí, me conectaba a internet y encontraba a algunas personas que compartían ese rechazo, pero no eran muy numerosas y, por lo que he podido ver, han menguado con el tiempo. Basta ver cuánto espacio ha dedicado, por ejemplo, Infocatólica a hablar de eutanasia en últimos años y compararlo con el espacio dedicado a otros temas. Y basta conectarse a Twitter y buscar por 'eutanasia' para ver que casi nadie está hablando del tema a pesar de su inminente legalización. Y basta ver la repercusión, cercana a cero, que ha tenido en España la noticia del médico italiano que mataba a sus pacientes para liberar camas, o la repercusión que han tenido noticias similares anteriores en la misma España. Por eso me da la impresión de que esas encuestas no se desvían en exceso de la verdad, por desgracia.

Finalizo poniendo unas noticias de hemeroteca que supongo que os sorprenderán tanto como a mí, cuando las descubrí por casualidad hace unos meses. Creo que son muy pertinentes para comprender las raíces de este mal y de cómo ha ido permeando a toda la sociedad española.

En Amanecer, diario aragonés del Movimiento, con fecha 30 de enero de 1973, se publicó en portada una noticia titulada "Definitivo no a a la eutanasia. No matarás...", que da cuenta del debate suscitado sobre el tema en el mundo y en España. El artículo es bastante correcto porque en principio rechaza la eutanasia. Sin embargo, el párrafo final de conclusiones contradice la intención proclamada en el título e indica que los tiros van por otro lado:

Cita

En conclusión, el profesor Piga, en base a los principios cristianos, no admite la legalización de la eutanasia, si bien comprende, en determinados casos, la benevolencia de los jueces con los infractores de la ley positiva, negadora de la eutanasia.

Pero esto no es nada al lado de lo que voy a exponer ahora. En el periódico Lanza, del 8 de diciembre de 1972, Francisco Ripoll publica un artículo titulado "Eutanasia". Este artículo, a diferencia del otro, es sincero en su rechazo de la eutanasia, pero habla de una encuesta y de una publicación médica española que producen verdaderos escalofríos y que indican hasta qué punto estaban degradadas la profesión médica y la sociedad española. Lo publico íntegro por su especial interés:

Cita

Eutanasia

Por FRANCISCO RIPOLL

El sábado pasado, LANZA insertaba una noticia, dando cuenta de la acusación que pesa contra el director de un centro norteamericano dedicado a niños subnormales, de haber matado, en los últimos años, a veinte de sus pupilos.

Son ya varias las veces que la práctica de la eutanasia me ha hecho coger la pluma. Hasta ahora, gracias a Dios, las noticias que provocaron mis artículos, fueron siempre procedentes del extranjero.

Pero veamos qué piensa España de este asunto y para ello vamos a echar mano de un número atrasado de la "Revista española de subnormalidad, invalidez y epilepsia", que trata extensamente este tema.

Comienza explicando que la idea de eutanasia se empieza a extender no sólo entre los no creyentes sino entre creyentes practicantes (?). La esterilización de los padres no goza, continúa diciendo, de tantas simpatías como la eutanasia. Una reacción española, sobre la que no insisto por prestarse a comentarios jocosos.

Y pasa, después, a tratar, algo que para mí es motivo de preocupación: Una encuesta hecha entre novecientas cincuenta y cuatro personas, acerca de qué harían con un hijo subnormal, ¿dejarlo vivir?, ¿dejarlo morir?, o ¿hacerlo morir? Yo, personalmente, creo en las encuestas, si bien me doy cuenta de que esto de encuestar a mil personas en toda España, no puede ser, de ninguna manera, representativo de la opinión general.

Para no enredar mucho esto, y como creo que es lo mismo "dejar morir" que "matar'',  englobaremos a los partidarios de la eutanasia en un mismo tanto por ciento.

Las personas y, su contestación, fueron las siguientes:

Estudiantes de Medicina de ultimo curso, el 33 por 100.

Estudiantes de Farmacia de último curso, el 26 por 100.

Estudiantes de Derecho (primero y quinto curso), el 18 por 100.

Estudiantes de Enfermera (primero, segundo y tercer curso), el 11 por 100.

Estudiantes de Magisterio (segundo y tercer curso), el 20 por 100.

Administrativos de un organismo autónomo estatal, el 18 por 100.

Personal sanitario y técnico de un centro pediátrico, el 22 por 100.

Padres de niños subnormales, el 25 por 100.

En total, de 954 personas, el 20 por 100 son partidarias de la eutanasia.

El mínimo tanto por ciento, correspondiente a las estudiantes de Enfermera, es lógico. Mujeres, al fin y al cabo, cuando se les habla de hijos,  responden con una sensibilidad muy especial y muy específica. El máximo tanto por ciento del último curso de Medicina es también muy lógico. Yo conozco muy de cerca lo que es un estudiante de Medicina, porque mis mejores amigos del bachillerato me lo enseñaron claramente mientras estudiaban en la Facultad de Valladolid. Es un elemento al que le encanta que se le note que está de vuelta de todo y para el que la muerte es algo tremendamente natural. Quizá, también, ese defecto que duele tanto encontrar en los médicos, la deshumanización, comience en las salas de disección.

A los estudiantes de Derecho, 18 por 100, se les nota un cierto respeto por la Ley.

En general, las respuestas de los estudiantes tienen poco valor para mí. Son respuestas de seres formados a medias; que creen conocerlo todo y todo lo ignoran; que no saben cómo, van a reaccionar ante circunstancias tan especiales. Muchos de ellos, habrán contestado así, nada más que por el gusto de escandalizar a la gente.

Lo que no me explico, lo que no me cabe en la cabeza, es que el 25 por 100 de los padres de subnormales sean partidarios de la eutanasia. Y aún hay más: entre estos caballeros está el tanto por ciento mas elevado de los mil encuestados partidarios de hacerlos morir. Para juzgar plenamente la encuesta, sería preciso saber muchas cosas, categoría social, cultural y religiosa, edad de estas personas, grado de subnormalidad del hijo... Pero con todos los atenuantes que se quiera, o yo vivo en el limbo, o habría jurado que un padre se dejaría arrancar el pellejo a tiras antes que perder a su hijo disminuido. Y cuanto peor está el hijo, más duele pensar en su muerte.

Yo creo que todo el problema estriba en el egoísmo de ese 25 por 100 de seres cobardes, cobardes porque desean matar al hijo, y, doblemente cobardes porque no se atreven a hacerlo, y en la indiferencia del otro 75 por 100, que aceptando al hijo, nos callamos y procuramos que no se note nuestra condición, cuando la única postura lógica sería unirnos, hacernos notar, hacer  que se nos escuchara y que se enterara todo el mundo que en tener un hijo subnormal hay, es verdad, mucho dolor, pero también un poquito de alegría.

En cuanto a la noticia que originó todo esto, creo que la actitud de ese hombre es imposible de juzgar. Posiblemente se trata de alguien muy preparado técnicamente para desarrollar su puesto de trabajo, pero con muy poca preparación espiritual, que habrá sentido llenarse su medida de todo lo feo y lo doloroso de la humanidad y que al sentirse desbordado le ha fallado algo muy profundo. Que lo juzgue Dios y que le perdone su desvío en la medida de lo posible.

Lanza, 8 de diciembre de 1972, página 9.

Eutanasia-para-subnormales-en-el-franqui

Iba a señalar algunas cosas sobre este artículo y sobre la realidad que retrata, pero prefiero que cada cual saque sus conclusiones.

En principio me planteo este hilo para intentar que nuestros compatriotas comprendan la auténtica naturaleza de la eutanasia, que es la que expone esa encuesta de 1972 y los artículos que rescaté anteriormente de publicaciones anarquistas de los años 20-30. O sea, para trazar una perspectiva histórica de la eutanasia que nos ayude a entender su verdadero significado, que nada tiene de humanitario o de compasivo, como nos quieren hacer creer ahora. Pero se puede discutir sobre todo tipo de cuestiones adyacentes.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Español
      A raíz de una interesante pregunta que lanzaba un compañero al hilo de otro tema, me puse a investigar en las hemerotecas los diferentes discursos y noticias políticas durante los años de la II Republica y la posterior Guerra Civil, para ver si encontraba acusaciones provenientes de las derechas o del bando sublevado contra Roma, similares a las que hoy se esgrimen desde sectores similares contra el actual papado.
      Si bien apenas he abundado en la investigación, recojo a continuación un interesante artículo publicado en un diario valenciano, acerca de una cuestión que podría emparentarse con el tema, como es la mediación de paz que insistentemente se propuso desde Roma para acabar con el conflicto civil, y que contrariamente al pensamiento de muchos, fue rechazado en España, tanto por republicanos como sorprendentemente también por los alzados, pese a que gran parte de su justificación social la encontraban en el concepto de cruzada que le habían dado a la guerra.
       
      Como vemos, el orgullo y la inquina que se derivan de la ideología, puede que sean un mal endémico en nuestra patria, que deberíamos esforzarnos por no cultivar, no sea que por no hacerlo, tengamos que revivir momentos y situaciones como los ocurridos desde el 36 al 39 del pasado siglo. Porque al final, detrás de ese orgullo y de esa inquina, lo que se esconde es la miseria y el sufrimiento de nuestra propia gente, de las personas y familias que, al margen de quienes en uno u otro momento ostenten el gobierno o la fuerza de un país, componen realmente la patria y dan sentido único a nuestras vidas.
    • By Hispanorromano
      En el hilo sobre el carácter progresista de la eugenesia, cite parte de una entrevista al doctor Guillermo Rendueles Olmedo, psiquiatra y escritor situado en la izquierda, e incluso en la parte más radical de esta izquierda, en el que con una honradez digna de encomio reconocía que algunas acusaciones contra Vallejo Nájera era inciertas y que la culpa había que buscarla más bien en la intelectualidad progresista de la época, que abrazó con fervor la ideología eugenésica y eutanásica de exterminio.
      He descubierto varios textos de este médico y humanista de gran interés. Pero ahora que se acaba de legalizar la eutanasia, me parece muy importante rescatar un artículo que escribió en un periódico local de Asturias, La nueva España, en el año 2007. En ese artículo advertía de los peligros de la eutanasia y del frívolo debate que se había suscitado en los medios para promover su legalización, con un continuo goteo de artículos sensibleros que se apoyaban en casos extremos para manipular a la opinión pública. Ya en 2007 el doctor Rendueles nos avisaba de estos peligros que han terminado de materializarse hace pocos días. Y, con la honradez que la caracteriza, se mostraba avergonzado por compartir el izquierdismo con los principales promotores de esa aberración que es la eutanasia:
      Hacen falta más Guillermos Rendueles. Hacen falta más personas de izquierdas que se atrevan a cuestionar las ideas imperantes entre los suyos si son equivocadas. Hacen falta más personas de izquierdas que reconozcan las culpas de los suyos y que digan la verdad aunque les perjudique. Y hacen falta también personas que hagan lo propio en las derechas.
      Sorprende muy gratamente que una persona de izquierdas como Guillermo publicase este valiente escrito contra la eutanasia en 2007, cuando muchos de derechas no le prestábamos la debida atención al tema. Pero en verdad no lo creo tan sorprendente por varias razones. Es un error creer que las personas de izquierdas tienen un discurso monolítico, al dictado de algún señor maligno, o que la mayoría de ellos se mueven por perversas intenciones. El doctor Rendueles es muy crítico con el cientifismo —por ejemplo, cuestiona su propia especialidad, la psiquiatría— y tiene un perfil humanista muy destacado. Esos estudios humanísticos le han permitido entender que es de una deshonestidad brutal atribuir al doctor Vallejo Nájera y al franquismo lo que en verdad le pertenece a las izquierdas, aunque considere a esas izquierdas los suyos, probablemente por su afán de justicia social.
      El doctor Rendueles ha estudiado la historia reciente y sabe que los primeros defensores de la eutanasia no eran almas caritativas que querían favorecer a los débiles y a los enfermos sino, muy al contrario, personas despiadadas que querían exterminar a los débiles por ahorrar costes, por evitarse molestias y por el puro placer demoníaco de exterminar a los débiles, en aplicación de una moral naturalista y radicalmente anticristiana que bebe de Darwin, Galton y Nietzsche. También sabe que el camino al infierno a veces está pavimentado de buenas intenciones. El doctor Rendueles sabe todo eso porque siempre cultivó las humanidades y se ha preocupado de estudiar los antecedentes históricos de todas estas cuestiones que se suscitan hoy en día como si fueran novedosas. El doctor Rendueles ha comprendido que la idolatría de la ciencia y de la técnica, que forman parte de su propia profesión, son el más seguro camino hacia la deshumanización y el exterminio en proporciones industriales. Guillermo Rendueles no es un médico al uso, para desgracia de la medicina actual.
      Al margen de esta reflexión sobre temas adyacentes, los argumentos que aporta el doctor Rendueles en su artículo sobre la eutanasia son muy dignos de tener en cuenta. Es evidente que esta legislación va a afectar a los ancianos que, a pesar de estar en perfectas condiciones, se sienten una carga o les han hecho sentirse una carga; a todo tipo de personas que tomen tranquilizantes y otros fármacos de ese estilo (el 21% de españoles, según las últimas estadísticas); a todos los sospechosos de padecer alguna enfermedad mental, concepto tan flexible como una cama elástica; a todos los enfermos cuyo tratamiento resulte muy costoso para las arcas públicas o privadas; a todos los que no se adapten al ritmo frenético de la sociedad actual; a todos los que no «produzcan» o no sean considerados rentables por el poder de turno; a todos los que la sociedad actual considere «sobrantes».
      También es evidente que esta nueva ley supone el paso definitivo para que los médicos traten a sus pacientes como los ganaderos tratan a su ganado, como señala el doctor Rendueles; para terminar de animalizar al hombre y abrir una caja de Pandora que, salvo milagro, ya no podrá cerrarse. Quizá sea la muerte definitiva de Occidente, la consecuencia postrera de haber dejado de reproducirnos. A partir de ahora, los médicos tienen licencia para matar, como James Bond. O, mejor dicho, verán respaldada jurídicamente esa licencia que ya ejercían muchos de facto, con lo que serán intocables. A partir de ahora se rompe la confianza del paciente con el médico, ya muy tocada en los últimos tiempos. Si últimamente vienen sufriendo agresiones algunos médicos, a veces por motivos poco justificados, que se preparen para lo que van a experimentar a partir de ahora.
      Se rompe la confianza entre médico y paciente, se rompe la confianza en la política, se rompe la solidaridad entre generaciones y se rompe la sociedad. Si el cálculo de costes ya presidía la relación del establishment político y científico con los ciudadanos, a partir de ahora será el criterio exclusivo. Si te consideramos una «carga», te vas al hoyo, por las buenas (o sea, convenciéndote de que lo mejor es que tú mismo te quites de en medio) o por las malas.
    • By Hispanorromano
      No sé si nos sigue leyendo el forero @José María Carrera. Me ha parecido sensacional el artículo que ha escrito en la Revista Hispánica sobre nuestro emperador Teodosio, figura inmensa que no entiendo por qué se minusvalora en España y en general cuando se habla del Imperio Romano y su cristianización. Se habla a todas horas de Constantino, pero lo único que hizo éste fue legalizar el cristianismo, dejar de perseguirlo. El que realmente cristianizó el imperio fue Teodosio y era hispano para más señas. Debería ser considerado una gloria del catolicismo y de la Hispanidad pues, como bien dice José María, la preparó, la hizo posible. Cuando era pequeño mi casa tenía un portero, venido de un pueblo de León, que se llamaba como este emperador. Un tipo rural de gran reciedumbre y honradez, que yo creo es la más perfecta esencia de España y que desgraciadamente se ha perdido. Los niños del barrio se mofaban de su nombre, como si fuera algo "paleto"; le ponían motes despectivos y le hostigaban (así éramos los niños entonces). Y a mí me parecían unos gilipollas estos niños que se reían de alguien por llamarse como este enorme emperador romano e hispano, desconocedores de nuestra historia. Hay que reivindicar más a Teodosio. Y le agradezco a José María Carrera que lo haya hecho en este precioso artículo:
    • By Hispanorromano
      La salud reproductiva es el eufemismo con el que últimamente la gente se refiere a lo que antes se denominaba neomalthusianismo, es decir, el conjunto de ideas y prácticas destinadas a limitar la descendencia y someterla a decisiones supuestamente racionales; lo que incluye el aborto, la esterilización, los métodos anticonceptivos (artificiales y naturales), la educación sexual, el empoderamiento de la mujer, la eugenesia, la promoción de la idea que no es bueno tener muchos hijos y de todo aquello que propicie la separación de la sexualidad humana y la reproducción.
      Este neomalthusianismo ahora se presenta como una idea liberadora y empoderante para el individuo, que hace con su cuerpo lo que quiere y se ve liberado de la carga de los hijos para vivir una vida llena de placeres. Pero esto es una pequeña farsa que hay que reconocer que ha vendido muy bien en el Occidente hedonista del capitalismo. Tiempo atrás, el neomalthusianismo no ponía tanto énfasis en la voluntariedad de estas prácticas y hablaba sin tapujos de esterilizaciones involuntarias; de aborto y métodos anticonceptivos también involuntarios y con fines principalmente eugenésicos; de la necesidad de eliminar a los tarados, a los pobres y a las personas poco productivas para que no molesten.
      Pero he aquí que China, con su brutalidad asiática que no entiende la sutileza de las componendas y subterfugios occidentales, nos ha revelado involuntariamente lo que en verdad son la "salud reproductiva" y "la igualdad sexual". La Embajada de China en Estados Unidos publicaba el pasado 7 de enero un tuit en el que explicaba que estaba "emancipando" a la minoría musulmana de China, que tiene recluida en campos de concentración, mediante programas de "salud reproductiva" e "igualdad sexual" para que las mujeres musulmanas no sean "fábricas de niños" y así se vaya reduciendo la población de estos "extremistas":

      Aquí los chinos hacen sus pinitos con la técnica occidental de presentar la opresión como una liberación que concede mayor autonomía al individuo, pero la verdad es que no dominan la técnica y no les sale muy bien. Pues además todo el mundo sabe que lo de la voluntariedad de estos programas chinos es una ilusión y que lo que vienen haciendo con los musulmanes uygures es una limpieza étnica en toda la regla.
      China nos ha venido a recordar a los occidentales lo que en verdad son estos programas de "salud reproductiva" y lo que hay en el fondo de la "igualdad sexual". Tienen un componente liberador en el sentido hedonista del término, desde luego, pero en el fondo están concebidos para librarse de la gente que consideran indeseable. ¿Y qué hacen los occidentales? Muchos se han escandalizado con ese tuit de la Embajada china, pero pocos han sacado las consecuencias oportunas en relación a la aplicación de estas políticas en nuestras sociedades. No se han planteado que quizá también aquí, en Occidente, lo de la emancipación es una farsa destinada a convencer al individuo de que haga por sí mismo, creyendo que es por su bien, lo que de otra forma le obligaría a hacer el Estado. El problema de esta farsa es que ya todo el mundo está convencido de ella en Occidente. La intención eugenésica y coercitiva estaba clara en los que empezaron a defender estas políticas a principios del siglo XX, pero ya pocos son conscientes de esa intención, que ha quedado en los libros de Historia, y la mayoría de los que las defienden a nivel político o personal lo hacen porque están convencidos de que son prácticas emancipadoras. Con lo que no es necesario aplicar ninguna coerción, como sí se hace en África, Asia e Hispanoamérica. Estamos ya todos convencidos de que esto es lo mejor. Y así, nos vamos suicidando poco a poco.
    • By Hispanorromano
      Han resultado impactantes las imágenes de la quema de una iglesia en Chile, que recuerdan mucho a lo que sucedió en nuestra última Guerra Civil o a lo que sucedía durante la Restauración, en episodios como el de La Semana Trágica. Es terrible ver que el corazón de algunas personas alberga tanto odio.
      No sé a qué corriente ideológica se adscriben los incendiarios. Es seguro que son de izquierdas y es probable que sean en su mayoría anarquistas.
      Quisiera comentar una imagen que me ha llamado poderosamente la atención. Una pintada de los incendiarios dice: "MUERTE AL NAZARENO".

      ¿De dónde viene esta frase? Para mí es evidente que viene de Nietzsche. En sus vómitos literarios, Nietzsche se refería despectivamente a Nuestro Señor Jesucristo como "el Nazareno". Esa referencia despectiva es constante en toda su obra. Y por otra parte, Nietzsche festeja la "muerte de Dios", que no es otro que "el Nazareno".
      A juzgar por esa esa pintada, me parece claro que la principal inspiración de esos incendiarios es Nietzsche, además de la que tengan de Bakunin y otros pensadores anticristianos de la corriente anarquista.
      Los comunistas y socialistas también consideran enemiga a la Iglesia y son capaces de grandes violencias. Pero tienen por enemiga a la Iglesia en tanto que le consideran punto de apoyo de la burguesía. Es decir, su odio a la Iglesia es parte de su "odio de clase". En los nietzscheanos, en los anarquistas y en los librepensadores republicanos hay, sin embargo, un odio propio e inextinguible que va más allá del "odio de clase", pues considera al sacerdote y al católico un "enemigo biológico" que hay que exterminar por el bien de la "vida", la "humanidad" y la "ciencia".
      Y con esto de Nietzsche tenemos un problema añadido. Si los autores de la pintada blasfema se han inspirado en Nietzsche, muchos de los que, desde el ámbito derechista, han paseado con indignación la imagen de esos incendios en Twitter están también muy influidos por Nietzsche y lo citan constantemente, hasta el punto de que se podría considerar su filósofo de cabecera. Si utilizan esa imagen de los incendios en sus propagandas es por los réditos políticos que les pueda proporcionar más que por una indignación real ante la profanación de un templo cristiano. Así que los católicos estamos cercados por los dos lados del espectro ideológico.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 103 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(7)
    • Chrome(4)
    • Googlebot(4)
×