Jump to content
Español

¿Qué opinión os merece la idea de acabar con el dinero físico?

Recommended Posts

Tal como yo lo veo, cuando mueran un par de generaciones, es pan comido que se apruebe la eliminación del dinero físico si alguien lo impulsa desde arriba. El problema es que la mayoría de gente menor de 60 años entró a saco en el tema del dinero electrónico sin cuestionarse nada. Comprendo que el uso de tarjeta puede ser conveniente para ciertas compras en internet o para artículos que cuesten, por ejemplo, 3.000 euros, porque tampoco vas a ir con el fajo de billetes. Pero hay mucha gente que paga pequeñas compras diarias del supermercado con tarjeta. El familiar del que hablaba prácticamente no usa dinero en efectivo desde hace décadas y eso que es trece años mayor que yo. Sumemos a eso que muchas personas compran en Amazon/Aliexpress hasta el cepillo de dientes.

Muchas personas han aceptado esta tecnología del dinero electrónico con enorme  alegría en las últimas décadas y así contribuyen a impulsar el cambio. Existe la percepción errónea de que las nuevas tecnologías, como el dinero electrónico, son sólo una opción más que se añade a las anteriores. Pero la realidad es que estas tecnologías sólo son opcionales al principio, y al final, cuando se generaliza su uso, terminan siendo obligatorias. Os pongo dos ejemplos concretos que he vivido en los últimos años.

Nunca he tenido móvil y tenía la intención de seguir así hasta el final de mis días, pero hace tres años el banco me informó de que no podía seguir operando por internet si no disponía de un teléfono móvil. También me he resistido a tener tarjeta de débito/crédito. Hasta ahora las compras de internet las hacía mediante transferencia o últimamente con la tarjeta-monedero recargable de Correos. Pero con el tema del coronavirus los bancos están aprovechando para reforzar la tendencia anterior de ir cerrando sucursales y se puso en contacto conmigo un representante del banco para informarme de que a partir de ahora era obligatorio tener tarjeta, pues de lo contrario tendría muchas dificultades para sacar dinero de las sucursales. Y doy fe de que es así, porque conozco a gente cercana que ha tenido problemas para ser atendida en una sucursal. El móvil y la tarjeta de crédito son dos tecnologías que empezaron siendo opcionales pero que ahora se han convertido en obligatorias. De momento sólo es obligatorio tener la tarjeta, pero es probable que llegue el día en que sólo se pueda pagar con tarjeta.

El cambio ha querido venir de la política en esta ocasión, pero yo diría que viene mucho más de grandes entramados empresariales tecnológicos radicados en Estados Unidos, que impulsan esa desmaterialización del mundo, e incluso de la tan idolatrada sociedad civil, que acepta e impulsa con fervor casi todas las novedades que lanzan los primeros. Cuando se declaró el estado de alarma, recuerdo que la emblemática cadena Mercadona anunció a bombo y platillo que a partir de entonces en sus establecimientos sería obligatorio pagar con tarjeta por razones de higiene. Me pareció una pésima noticia que anunciaba terribles cambios sociales, así que dejé de frecuentar ese supermercado. Hace un par de días me acerqué a un Mercadona y, gracias a Dios, pude pagar en efectivo, con lo que comprobé que esa terrible medida no seguía vigente. Pero el caso es que ahí estuvo Mercadona impulsando el cambio desde la sociedad civil. Y me figuro que la medida puede retomarse en cuanto surjan rebrotes de la enfermedad.

Como decía, la mayoría de tecnologías sólo son opcionales al principio. Es verdad que en algunos casos pueden convivir varias tecnologías. Por ejemplo, muchas personas seguiremos utilizando la escritura a mano con pluma o bolígrafo a pesar de que recurriremos al ordenador para presentar cualquier escrito serio. Sin embargo, no ocurre eso con todas las tecnologías y, de todas formas, hay que tener en cuenta que quizá ya sean escasos los sitios donde se pueden presentar escritos a mano. No sé si los formularios de Hacienda o de otras administraciones se pueden rellenar todavía a mano, pero yo diría que le quedan pocos años a esa posibilidad. Todo lo que no sea digitalizable y comprensible por la máquina, se terminará orillando y como mucho quedará relegado al ámbito privado, como una curiosidad de tiempos pasados.

Con los libros, los partidarios de la desmaterialización del mundo en Silicon Valley se han encontrado con un poderoso adversario. Creían que en pocos años liquidarían los libros en formato físico con la misma facilidad con la que antes liquidaron la música en formato físico. Pero el libro les está resultando un hueso duro de roer, porque una gran cantidad de lectores sigue prefiriendo el formato físico e incluso parte de las nuevas generaciones considera que para leer textos de cierta profundidad y extensión es preferible hacerlo en papel. Pero es muy posible que esta resistencia se vaya erosionando poco a poco. De hecho, ya se está erosionando bastante, porque con todo el tiempo que dedicamos a leer textos banales en la pantalla cada vez leemos menos textos profundos en formato físico. Las librerías no parecen muy atestadas de clientes. Y puede llegar un punto en que se incline la balanza de tal manera que el formato físico de los libros quede sentenciado, cumpliéndose así la profecía de Fahrenheit 451. De hecho su autor, Ray Bradbury, aclaró que ese era el sentido de su libro y no el que algunos le habían querido dar de crítica a la "censura inquisitorial".

De momento no se eliminará el dinero físico, pero los partidarios de la desmaterialización del mundo están volcando todas sus energías en esa batalla y conviene plantarles cara cuanto antes.

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 20/6/2020 a las 16:08, Vanu Gómez dijo:

aciertos los ha tenido hasta el marxismo... su mayor acierto es incluso que no deja lugar a dudas de lo perjudicial que es entre mucha gente que, en cambio, le cuesta más ver los grandes peligros del liberalismo.

la importancia de la empresa, tanto en el amplio sentido como en el más reducido, ya tenía su consideración en nuestro régimen tradicional... de hecho, en América la mayor parte que se logró fue a base de emprendimientos privados, lo que pasa es que la monarquía supo siempre definir la jerarquía de cada cosa, al emprendimiento con la ambición material como único norte acaba en abuso sobre quien no puede defenderse... la corona decidió crear "repúblicas de indios" y que los clérigos ejercieran un papel vigilante precisamente para poner ciertos límites.

en cuanto a Laje, pues se expresa bien el tío, sin duda.

Sí, le dió fuerza  al sindicalismo y eso ayudó a que aparecieran las políticas de conciliación de clases con Bismarck y posteriores. Pero eso fue un efecto secundario de sus políticas, pues Marx y Engels querían la lucha de clases y la "dictadura del proletariado" no la conciliación, en varias obras critican muy duramente a la socialdemocracia por apoyar ese tipo de medidas, pues contribuían a evitar la revolución. 

Las estructuras comerciales holandesas y británicas se basaron en las españolas, pues el Imperio Español fue puntero en el comercio, no pretendía negar eso. Pero lógicamente ha llovido mucho desde entonces y la teoría empresarial ha ido avanzando, tampoco es que yo sea un experto en esto,  por ejemplo tenemos los estudios sobre el emprendedor de Schumpeter, ya no es sólo un propietario o un comerciante, sino que su principal papel es la innovación, la teoría de F. H. Knight sobre su papel a la hora de asumir riesgo técnico (la incertidumbre sobre si la producción saldrá en condiciones) y económico (la posibilidad de tener pérdidas), conocer la demanda y fijar los precios, las diversas teorías de organización que han surgiendo como la fordiana, taylorista, fayolista, y un largo etcétera de cosas. Considero necesario hacer una síntesis entre las teorías modernas y las antiguas y no simplemente limitarse a tirar a la basura todo lo escrito al respecto desde el siglo XIX.

Y en los otros aspectos mencionados igual, considero positiva la abolición de la esclavitud, de la servidumbre y de la sociedad estamental, así como la mayor movilidad social -consecuencia en gran parte de lo anterior-. De todos modos esto quizás habría llegado a suceder con el despotismo ilustrado, sin necesidad de revolución alguna, al final es un modelo que chocaba con la nobleza y algunas reformas de Carlos III iban un poco encaminadas en esa dirección, ya en el siglo XIX los nuevos modelos de despotismo ilustrado tales como el Segundo Imperio Alemán, habían superado gran parte de eso, incluso el zarismo acabó por abolir la servidumbre en 1861 e inició la industrialización del país sin necesidad de bolchevique alguno.  Perfectamente podría haber sucedido también en las monarquías ilustradas sin la Revolución Francesa, pero bueno eso ya son ucronías. 

Edited by Isaac Peral

Share this post


Link to post
Share on other sites

Como El País ahora es de pago, pongo la noticia que enlazó inicialmente el Español, a través de BBJ, ya en el mismo contenido de la noticia se refutan los argumentos a favor de la eliminación del dinero físico:

Cita

El PSOE pide en el Congreso eliminar el dinero en efectivo de forma gradual
El Ministerio de Hacienda planea rebajar de 2.500 a 1.000 euros los pagos en metálico

El Boletín del Congreso recoge una proposición no de ley del PSOE que aboga por “la eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva”. Fuentes socialistas comentan que no buscan “cambios legales a corto plazo” y que están abiertos a negociarlo. Desde Hacienda admiten que planean rebajar de 2.500 a 1.000 euros los pagos en metálico, como plantearon, sin éxito, en 2019. Aproser, patronal del transporte del efectivo, critica la decisión, recuerda que el metálico es el único medio de pago público y cree que solo se favorecería a las firmas de medios electrónicos.

El efectivo se ha convertido en un medio de pago perseguido por los diferentes poderes y más desde la llegada de la covid-19. La Xunta de Galicia, la primera comunidad que ha entrado en la nueva normalidad, recomienda “pagar con tarjetas para evitar el efectivo”. Pese a que los bancos centrales de todo el mundo han tratado de demostrar que los billetes no retienen más el virus que el plástico de una tarjeta, el dinero en metálico se está convirtiendo en un elemento a batir por su mala fama de ser instrumento del fraude fiscal.

La proposición no de ley del PSOE, que aboga por “la eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva” pone en órbita este asunto. Está enmarcada entre medidas tributarias por su relación con la evasión fiscal a través del dinero negro. A pesar de que toda proposición no de ley es, por definición, una sugerencia del Parlamento al Gobierno, en este caso del PSOE, fuentes socialistas apuntan que no busca reformas legales a corto plazo. Por eso, dicen, en el texto no hay límites a los pagos en metálico ni se ofrece más detalles.

Estas fuentes consideran que se tomó la decisión con la pandemia, cuando se comprobó cómo crecía el uso de las tarjetas y avanzaba la digitalización de los servicios bancarios, dentro de un plan para elevar la recaudación fiscal.

Reducción del efectivo a 1.000 euros
Desde el PSOE indican que están abiertos al debate con los demás grupos en la Comisión de Hacienda, que todavía no tiene fecha para tratar esta propuesta. También recuerdan que los socialistas ya trataron de reducir de 2.500 a 1.000 euros el límite máximo para los pagos en efectivo entre profesionales a principios de 2019, pero el anteproyecto de lucha contra el fraude no salió adelante. Sin embargo, fuentes gubernamentales apuntan que es probable que el nuevo Gobierno de coalición vuelva a proponer la rebaja del efectivo a los 1.000 euros.

Desde Hacienda se justificó esta medida en 2019 porque estaba en línea con los avances tecnológicos en los medios de pago, porque sigue las tendencias internacionales en materia de lucha contra el fraude fiscal y porque ya se aplica en países vecinos como Francia o Portugal. Además, destacan, el límite aún vigente, de 2.500 euros, nunca ha despertado quejas de los colectivos afectados.

El debate de la eliminación del efectivo es habitual en diferentes países, algunos de ellos europeos. Aproser, la Asociación de Compañías de Servicios de Seguridad, que abarca a casi todas las firmas de transporte de efectivo, recuerda que en Suecia se intentó eliminar el efectivo con resultados negativos. “Ahora están imponiendo a las entidades financieras la aceptación del efectivo ante las graves consecuencias sociales del proceso de gradual eliminación de su disponibilidad”, apuntan.

Aproser critica que la medida se ubique dentro de un marco para la mejora del sistema tributario. “No existe una vinculación directa entre los porcentajes de utilización del efectivo y los niveles de economía sumergida: Alemania es el país con mayores niveles de uso del efectivo y, al mismo tiempo, una economía modélica en cuanto a sus niveles de fraude”, añaden.

Contra los más vulnerables
Desde esta patronal, que argumenta con informes y estudios de mercado, “la eliminación del efectivo incide en los sectores de la población más vulnerables, como la población no bancarizada, para los que el dinero en efectivo garantiza su participación e inclusión en la sociedad: personas de mayor y menor edad, con necesidades especiales, habitantes del medio rural, migrantes y, sobre todo, aquellos con rentas más bajas y en riesgo de exclusión”.

Fuentes bancarias consideran que la sociedad avanza hacia la digitalización, “y más después de la pandemia, y cada vez más clientes, de todas las edades, piden utilizar los medios digitales de pago por comodidad”.

Desde Loomis, compañía que controla alrededor del 45% del transporte de efectivo, apuntan que el metálico “hoy es un recurso para pequeñas transacciones cotidianas de particulares con importes bajos como confirman las estadísticas oficiales”. Los datos apuntan que el 75% de las operaciones se hacen en efectivo pero mueven menos del 50% del volumen de dinero.

Respecto al fraude con metálico, Loomis apunta que “la lucha contra el blanqueo de capitales tiene el foco puesto en criptomonedas, paraísos fiscales, sociedades pantalla y transacciones bancarias irregulares, no en los billetes y monedas”. Y afirman que el coste unitario de las tarjetas de débito es 2,8 veces superior al coste del metálico.

El PSOE pide en el Congreso eliminar el dinero en efectivo de forma gradual

Esta otra noticia recoge la reacción de la UE:

El BCE, molesto con Sánchez porque "se mete en política monetaria y acelera el euro digital" - Bolsamanía.com

Cito un comentario del hilo de BBJ que me ha parecido interesante, aunque lo cito sólo en parte porque es muy largo y contiene exabruptos típicamente burbujistas:

Cita
Cinco consecuencias nefastas de la desaparición del dinero en efectivo:

1) No tendrías nada de privacidad. Cuando pagas de forma digital todo queda registrado, cuando lo haces en efectivo no es así. Aunque ahora la mayoría de tus transacciones sean con tarjeta de crédito o mediante apps de pago digital, tienes la opción de adquirir cierto producto o servicio mediante dinero en metálico. Imagina, por un momento, que todo, absolutamente todo lo que compras, quedase anotado en una nube a la que no sabes quién tendría acceso o por qué.

La inteligencia artificial ya controla todo lo que buscas en Google o por qué lugares te mueves, y este control puede dar un paso más con el seguimiento absoluto de tus gastos. Además de quedar expuesto totalmente, se puede producir un ataque informático, como lo ocurrido con el portal Ashley Madison, lo que podría mostrar muchos aspectos de tu vida íntima, por ejemplo, tus preferencias sexuales, enfermedades, aficiones... que no quieres –o simplemente no te apetece– que se hagan públicos.

2) Podrías quedarte sin dinero. Si todas tus operaciones tienen que ser digitales de manera obligatoria porque no hay efectivo, tu dinero se mueve de un lado (banco) a otro (tienda, comercio, servicio) mediante un intermediario (como Visa).

De esta forma no solo te expones a que el banco pueda negarte el acceso a tu propio dinero, sino también a que estos intermediarios "puedan bloquear tus transacciones", detalla Scott. Además, debes tener en cuenta que si solo habría dinero intangible, éste estaría alojado en una infraestructura eléctrica o de telecomunicaciones, lo que "puede fallar en su hardware o software", lo que, una vez más, te dejaría sin acceso a tu dinero o, lo que es peor, podrías perderlo todo en un solo clic.

3) Podrías perder tus ahorros. Otro de los riesgos de que se elimine el efectivo, y dado que físicamente no tendrías tu dinero, te expondrías al peligro de que "las instituciones puedan expropiarlo o congelarlo". Es decir, tus ahorros e ingresos ya no solo dependerían del banco y de los intermediarios, sino también del Estado y de todo el sistema financiero.

4) Serías un esclavo del banco.Todo lo anterior nos lleva a una clara conclusión: sin el derecho de tener dinero en tu poder (tangible, en efectivo) serías un mero esclavo del banco y del sistema. Podrían poner las tasas de interés que quisieran y cobrar por lo que les viniera en gana. Imagina que, de pronto, todos los bancos cobraran un 2% por cada transacción que se hiciera.

¿Qué podríamos hacer para evitarlo si no tenemos más remedio que tenerlo ahí guardado y/o registrado? Seríamos puras marionetas al servicio de unos pocos. Como asegura Scott, "el pago digital favorece el dominio de las empresas financieras transnacionales, de cuyo poder e influencia no se puede escapar".

5) Serías más pobre. Sin 'cash', además, tomarías peores decisiones financieras. Ha quedado demostrado que aquellos que pagan de forma digital también eran más propensos sobregirar sus cuentas corrientes, acumular tarjetas de crédito, pedir dinero a prestamistas o malgastar sus ahorros.

Asimismo, los que pagan directamente con el móvil suelen gastar más a menudo y más cantidad de dinero en comparación con aquellos que no las usan. ¿Quién querría ser más pobre?


_________________________



Respecto a que el efectivo favorece el contagio de virus:

Alemania es el país más adepto al dinero en efectivo y solo han tenido la quinta parte de fallecidos por covid-19 a pesar de tocar bien de billetes, y sin embargo en españa está muy extendido el pago con tarjeta y ya veis qué diferencia.

Por lo tanto, no es excusa lo de que el dinero en efectivo favorece los contagios.

Habrá una cifra exagerada de ovejos que se lo crean y empiecen a pagar con su dispositivo móvil en detrimento del efectivo, que les den... yo prefiero estar bien alimentado y que mi cuerpo este fortalecido frente a todo virus que intente invadirme vía billetes.

El smartphone tiene 30 veces más bacterias que la tapa del inodoro: consejos para mantener el móvil limpio


Sobre Suecia:

Quizás llevan mala vida porque aceptaron de buena gana dejar de usar el dinero en efectivo y después de un tiempo se han dado cuenta de que eso no es vida, estar todo el día controlado con tus gastos y demás movimientos de tu economía personal...

Eso desgasta mucho y te hace perder la ilusión de la vida.

[...]

En Dinamarca los jubilados están amargados al comprobar con el tiempo que su socio el estado ha sido quién más ha ganado durante todas sus vidas. Mientras a ellos, sólo les queda vislumbrar su negro futuro, con unas pensiones de mierda en comparación con las cifras que el estado les sustrajo de por vida.

Y es que un Ford Mondeo que en España se compraba en 25000 Eur (año 2005) en Dinamarca se ponía con los impuestos en casi 50000 Eur. Dijome un señor de allá cuando le compré unas maquinarias que me pidió fueran pagadas en dólares (Sic).

Eso no lo cuentan en los medios desinformativos.


EFECTIVO vs DIGITAL

El uso digital ya está implantado desde que imprimieron las primeras tarjetas de plástico, luego ya es cosa de cada uno el decidir que formato utilizar, sopesando sus pros y sus contras.

Desde luego que cuanto más se de por hecho lo de que el efectivo desaparezca, más fácil será que se haga realidad.

La cuestión es utilizar de forma masiva el dinero efectivo, por los motivos más arriba indicados, y no caer en esa trampa de darlo por hecho, tan sólo son frases escritas en los periódicos, nadie nos obliga a repetirlas cual pollo sin cabeza, y menos a creérnoslas.

[...]

Todo el mundo ha estado repitiendo desde hace años que el oro iba a subir, y ahí está, recién tocados los 1600 Eur/Ozt. Bien por miedo o bien por concienzudos razonamientos, la pasta se va al oro y a la plata, así ha sido desde mucho antes que Cristo.

¿Con los ladrillos qué pasó? todo el mundo repitiendo "la vivienda nunca baja" y se cumplió, al menos hasta que las leyes de la física se hicieron patentes.

Luego todo cae por su peso, pero con la estafa del dinero electrónico es diferente, ahí pueden esclavizar a todo el planeta, es más serio de lo que parece.

En nuestras manos está que suceda o no.

No puedo imaginar una sociedad sin dinero en efectivo. Ok, si para las grandes compras, vivienda, coches, lujos varios, pero existen tantos tipos de interacciones económicas que aunque se puedan pagar con tarjeta a muchísima gente le conviene pagar en efectivo para sentirse un poco más libre y menos fiscalizado.

En España (y Alemania) un gran porcentaje de sus PIB se mueven a través del efectivo (que no dinero negro).

Los gobiernos quieren controlarlo todo, el dinero electrónico impuesto de forma global y monopolizadora sería su medio ideal. Fácil de embargar de tu cuenta bancaria, fácil de auditar, fácil de fabricar.

El efectivo puede escapar de sus garras, por eso constantemente tratan de estigmatizarlo, generando un enfoque criminal/ilegal sobre los pagos en efectivo.

Nada más legal y tangible que un fajo de billetes con el logo del BCE y la firma de Mario Draghi.

Bueno sí, la plata y el oro.
 
 

Me parece importante lo que dice de que "cuanto más se dé por hecho lo de que el efectivo desaparezca, más fácil será que se haga realidad". Y sobre todo lo de que "en nuestras manos está que suceda o no".

Efectivamente, los que estamos sensibilizados con este tema, los que no queremos que se elimine el dinero físico por todas las buenas razones que habéis expuesto, a partir de ahora lo que debemos hacer es restringir el uso de medios de electrónicos de pago a lo absolutamente imprescindible y usar el efectivo siempre que podamos. Esa será la única forma de evitar a la larga la eliminación del dinero físico.

El otro día me reuní en un bar con un amigo al que no veía desde la declaración de la pandemia. A la hora de pagar una exigua cuenta de 10€, mi amigo sacó la tarjeta de débito, cuando nunca antes le había visto hacer uso de ella. Ése es precisamente el tipo de cosas que hay que evitar si no queremos que se elimine el dinero físico.

Es un tema político, pues algunos políticos presionan en este sentido con la excusa del fraude, pero es sobre todo un tema tecnológico (leviatanes tecnológicos estadounidenses que quieren imponer tecnologías y nuevos hábitos que sólo les benefician a ellos) y social (personas que pueden aceptar o no aceptar esos nuevos hábitos, pero que generalmente los aceptan con escasa resistencia por no pensar en las consecuencias a largo plazo -para ellos, para sus vecinos y para su país- y por conceder un prestigio enorme a esos gigantes yanquis de la tecnología y al "innovar por innovar", como si la novedad de algo fuese una virtud intrínseca). Si todo el mundo sigue usando el efectivo como hasta ahora, no podrán eliminar el dinero físico. Por lo tanto, la solución está en nuestras manos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 20/6/2020 a las 19:35, Hispanorromano dijo:

Tal como yo lo veo, cuando mueran un par de generaciones, es pan comido que se apruebe la eliminación del dinero físico si alguien lo impulsa desde arriba. El problema es que la mayoría de gente menor de 60 años entró a saco en el tema del dinero electrónico sin cuestionarse nada. Comprendo que el uso de tarjeta puede ser conveniente para ciertas compras en internet o para artículos que cuesten, por ejemplo, 3.000 euros, porque tampoco vas a ir con el fajo de billetes. Pero hay mucha gente que paga pequeñas compras diarias del supermercado con tarjeta. El familiar del que hablaba prácticamente no usa dinero en efectivo desde hace décadas y eso que es trece años mayor que yo. Sumemos a eso que muchas personas compran en Amazon/Aliexpress hasta el cepillo de dientes.

Muchas personas han aceptado esta tecnología del dinero electrónico con enorme  alegría en las últimas décadas y así contribuyen a impulsar el cambio. Existe la percepción errónea de que las nuevas tecnologías, como el dinero electrónico, son sólo una opción más que se añade a las anteriores. Pero la realidad es que estas tecnologías sólo son opcionales al principio, y al final, cuando se generaliza su uso, terminan siendo obligatorias. Os pongo dos ejemplos concretos que he vivido en los últimos años.

Nunca he tenido móvil y tenía la intención de seguir así hasta el final de mis días, pero hace tres años el banco me informó de que no podía seguir operando por internet si no disponía de un teléfono móvil. También me he resistido a tener tarjeta de débito/crédito. Hasta ahora las compras de internet las hacía mediante transferencia o últimamente con la tarjeta-monedero recargable de Correos. Pero con el tema del coronavirus los bancos están aprovechando para reforzar la tendencia anterior de ir cerrando sucursales y se puso en contacto conmigo un representante del banco para informarme de que a partir de ahora era obligatorio tener tarjeta, pues de lo contrario tendría muchas dificultades para sacar dinero de las sucursales. Y doy fe de que es así, porque conozco a gente cercana que ha tenido problemas para ser atendida en una sucursal. El móvil y la tarjeta de crédito son dos tecnologías que empezaron siendo opcionales pero que ahora se han convertido en obligatorias. De momento sólo es obligatorio tener la tarjeta, pero es probable que llegue el día en que sólo se pueda pagar con tarjeta.

El cambio ha querido venir de la política en esta ocasión, pero yo diría que viene mucho más de grandes entramados empresariales tecnológicos radicados en Estados Unidos, que impulsan esa desmaterialización del mundo, e incluso de la tan idolatrada sociedad civil, que acepta e impulsa con fervor casi todas las novedades que lanzan los primeros. Cuando se declaró el estado de alarma, recuerdo que la emblemática cadena Mercadona anunció a bombo y platillo que a partir de entonces en sus establecimientos sería obligatorio pagar con tarjeta por razones de higiene. Me pareció una pésima noticia que anunciaba terribles cambios sociales, así que dejé de frecuentar ese supermercado. Hace un par de días me acerqué a un Mercadona y, gracias a Dios, pude pagar en efectivo, con lo que comprobé que esa terrible medida no seguía vigente. Pero el caso es que ahí estuvo Mercadona impulsando el cambio desde la sociedad civil. Y me figuro que la medida puede retomarse en cuanto surjan rebrotes de la enfermedad.

Como decía, la mayoría de tecnologías sólo son opcionales al principio. Es verdad que en algunos casos pueden convivir varias tecnologías. Por ejemplo, muchas personas seguiremos utilizando la escritura a mano con pluma o bolígrafo a pesar de que recurriremos al ordenador para presentar cualquier escrito serio. Sin embargo, no ocurre eso con todas las tecnologías y, de todas formas, hay que tener en cuenta que quizá ya sean escasos los sitios donde se pueden presentar escritos a mano. No sé si los formularios de Hacienda o de otras administraciones se pueden rellenar todavía a mano, pero yo diría que le quedan pocos años a esa posibilidad. Todo lo que no sea digitalizable y comprensible por la máquina, se terminará orillando y como mucho quedará relegado al ámbito privado, como una curiosidad de tiempos pasados.

Con los libros, los partidarios de la desmaterialización del mundo en Silicon Valley se han encontrado con un poderoso adversario. Creían que en pocos años liquidarían los libros en formato físico con la misma facilidad con la que antes liquidaron la música en formato físico. Pero el libro les está resultando un hueso duro de roer, porque una gran cantidad de lectores sigue prefiriendo el formato físico e incluso parte de las nuevas generaciones considera que para leer textos de cierta profundidad y extensión es preferible hacerlo en papel. Pero es muy posible que esta resistencia se vaya erosionando poco a poco. De hecho, ya se está erosionando bastante, porque con todo el tiempo que dedicamos a leer textos banales en la pantalla cada vez leemos menos textos profundos en formato físico. Las librerías no parecen muy atestadas de clientes. Y puede llegar un punto en que se incline la balanza de tal manera que el formato físico de los libros quede sentenciado, cumpliéndose así la profecía de Fahrenheit 451. De hecho su autor, Ray Bradbury, aclaró que ese era el sentido de su libro y no el que algunos le habían querido dar de crítica a la "censura inquisitorial".

De momento no se eliminará el dinero físico, pero los partidarios de la desmaterialización del mundo están volcando todas sus energías en esa batalla y conviene plantarles cara cuanto antes.

Ahí tienes razón, el coronavirus va a ser la excusa para tirar en esa dirección, y en futuro buscarán otras y utilizarán cualquier cosa para remar en esa dirección.

Sí, la mayoría de la gente ya ni lee, de mi generación la mayoría con suerte se han leído los que te mandaban en lengua -muchos ni eso, tiraban de resumenes y tener suerte y que cuele-. Pero no esperes hablar con alguno de Stefan Zweig, de Tolstoi o de Borges, que no se han leído ninguna obra de ellos, puedes darte con un canto en los dientes si se leyeron El Quijote entero -en lengua se lee una versión resumida-. Yo soy un poco la excepción en ese aspecto pero la norma es esa .

Edited by Isaac Peral

Share this post


Link to post
Share on other sites

Mientras sigamos en el euro, y con los alemanes se mantengan con un arraigo tan fuerte al pago en efectivo va a ser complicado que se llegue a su supresión física. Alguna cosa buena tenía que tener la influencia alemana en Europa.

Pero habría que ser un poco más activo en este asunto. Yo últimemante había caído en la tentación de controlar los gastos mensuales mandando la a una cuenta de débito en la que ingresar mensualmente el límite planeado para gastos... pero al final, reconozco que también por esta influencia y sobre todo por el asunto este del COVID -que te hace pensar un poco- pues decidí que iba a seguir con el efectivo. Al final es la mejor forma de control de gastos. Ahí no hay trampa ni cartón ni autoenganno.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La locura se está adueñando de algunos compatriotas:

Una anciana de 81 años expulsada del autobús por tener el abono caducado y tratar de pagar en metálico | Madrid

El autobusero este debería expulsado inmediatamente por inhumano. Pero como al parecer le respalda la empresa, la administración debería rescindir el contrato con esa empresa.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 9 horas, Hispanorromano dijo:

La locura se está adueñando de algunos compatriotas:

Una anciana de 81 años expulsada del autobús por tener el abono caducado y tratar de pagar en metálico | Madrid

El autobusero este debería expulsado inmediatamente por inhumano. Pero como al parecer le respalda la empresa, la administración debería rescindir el contrato con esa empresa.

ese vergonzoso, aunque se hubiera decido una implantación tan drástica... es de poca vergüenza el no tener consideración por gente mayor que no tienen la capacidad de adaptarse a estas historias... lo mismo que la tarjeta de crédito, mi madre ya ha tenido su estrés con la historia también, porque por historias se ha visto obligada a tener una y utilizarla.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Hay un problema con el uso que se hace de las tarjetas y medios electrónicos de pago, que se ha venido cultivando sobre todo tras la pasada crisis, y que presumo se va a acentuar exponencialmente debido a los sucesos extraordinarios que estamos viviendo. Efectivamente, evitar en lo posible el uso de estos medios de pago, facillitaría la defensa de la necesidad de que siga existiendo el dinero físico, el problema es que eso va a resutar poco menos que imposible pues, poco a poco, nos hemos ido metiendo en un proceso económico subordinado al sistema crediticio internacional dominado por el dinero fiat, donde la deuda se contabiliza como riqueza.

Hoy en día, rara es la familia, autónomo o empresa que no tiene una o varias líneas de crédito, necesarias para ir manteniendo al día el equilibrio de sus gastos contables. El propio Estado debe salir periódicamente a los mercados a emitir deuda, que viene a ser lo mismo que ir al cajero para tirar del crédito de la VISA. Sin embargo, hay una trampa en esa forma de economía y es que, nos obliga a vivir siempre en un futuro subordinado al emisor del crédito, y nunca en el presente de la riqueza real pueste ésta ya ha sido consumida con anterioridad.

Muchas familias dependen de sus tarjetas de crédito para pasar el mes, pues sus ingresos a menudo se esfuman nada más percibirlos, para pagar así los gastos contraidos el mes anterior. Con muchos autónomos y empresas pasa lo mismo, el dinero que utilizan para atender sus gastos suele ir a cuenta de alguna línea de crédito, y los ingresos que perciben suelen destinarse a regular los gastos anteriores de dichas líneas. Y con la cantidad de créditos que se han tenido que emitir este año por la pandemia y el cierre de la economía, ese proceso se va a multiplicar. Por eso valoré tan negativamente en su día, la respuesta del gobierno emitiendo 200.000 millones de deuda para paliar el problema de las empresas cerradas.

Es muy dificil con este sistema que la gente pueda dejar de usar estos métodos de pago pues dependen directamente de ellos. Lo habitual en estos casos es que, si la persona es buena administradora, no acepte más crédito que el que va a poder devolver ni gaste más que aquello que va a tener que pagar después, pero también es muy habitual encontrarte con gente que, ya sea debido a una mala administración como a causas mayores ajenas a sus administración, se vean obligados a ir aceptando cada vez más crédito hasta que llega el momento en el que no pueden atender sus deudas y finalmente el emisor del crédito se hace con sus posesiones, entidades financieras, bancos, Estado, etc.

Esto, que no es otra cosa que la forma habitual en como los usureros, o imperios como el inglés sin ir más lejos, han hecho sus fortunas a lo largo de la historia, hoy es en cambio el pan nuestro de cada día para millones de personas, y por tanto resulta bastante dificil que, quien necesita la tarjeta para vivir, vaya a dejar de usarla. Es un proceso que irá a más hasta que solo quede un resto mínimo disidente del que se pueda prescindir, sin que ocasione un gran desgaste político. Yo pienso que es una decisión que viene de lejos y hace mucho que está tomada, solo que ahora se están dando las circunstancias que finalmente lo permitan.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Laudable (50 positive and improvement points) Copiar
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
      • 17 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
      • 67 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(7)
    • YandexBot(3)
    • Chrome(4)
×