Jump to content

Open Community  ·  6 members  ·  Free

Corazón Católico
Español

La cuaresma - El Camino hacia la Pascua

Recommended Posts

Hoy miércoles de ceniza comienza el tiempo de la Cuaresma. Un tiempo litúrgico dedicado a profundizar en la conversión siempre constante de nuestras vidas, para prepararnos mediante la práctica de la penitencia, el ayuno y la limosna, a la llegada de la gran fiesta de la Pascua de Resurrección.

Aunque antes de que llegue ese día, como ocurre en la vida mientras caminamos hacia lo eterno, deberemos transitar por el desierto de nuestras almas durante cuarenta días, atravesando aquellos lugares inhóspitos que todos llevamos en nuestro corazón, donde habitan y se encuentran nuestros demonios y tentaciones, y también enraízan nuestras dudas, errores y pecados fundamentales. Espacios que debemos transitar sin miedo, en la confianza de que Dios nos acompaña para llevarnos por el camino del arrepentimiento y conversión, hacia la frescura de la nueva vida en Cristo resucitado que comienza en la mañana de la Pascua.

La cuaresma es un tiempo para la conversión, en el que la Iglesia nos invita a arrepentirnos de nuestros pecados para poder abrazar la nueva vida en Cristo, que es la vida verdadera y eterna que todo hombre y mujer desea en abundancia y plenitud. La conversión a la que Dios nos invita es también la conversión del mundo, y significa abandonar nuestros vicios, costumbres y modos de vida equivocados, para poder hacer de este un mundo más hermoso, justo, verdadero y sobre todo lleno de amor, donde nos sintamos plenamente humanos e hijos de Dios pues, el verdadero sentido de la vida no se puede concebir sin la presencia de esa caridad infinita y misericordiosa que mana de su corazón.

El Papa Francisco nos recuerda este año, en su mensaje para la cuaresma que "La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús: el kerygma. En este se resume el Misterio de un amor «tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo» Quien cree en este anuncio rechaza la mentira de pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida, mientras que en realidad nace del amor de Dios Padre, de su voluntad de dar la vida en abundancia"

A continuación os dejo el mensaje completo del Santo Padre Francisco para la cuaresma de este año 2020, inspirado en un pasaje de la Segunda Carta de San Pablo a los Corintios, donde nos habla de la necesidad urgente de convertirnos. Dice lo siguiente:

«En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)

Queridos hermanos y hermanas:

El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria.

Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón. De hecho, este Misterio no deja de crecer en nosotros en la medida en que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos, respondiendo de modo libre y generoso.

1. El Misterio pascual, fundamento de la conversión

La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús: el kerygma. En este se resume el Misterio de un amor «tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo» (Exhort. ap. Christus vivit, 117).

Quien cree en este anuncio rechaza la mentira de pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida, mientras que en realidad nace del amor de Dios Padre, de su voluntad de dar la vida en abundancia (cf. Jn 10,10).

En cambio, si preferimos escuchar la voz persuasiva del «padre de la mentira» (cf. Jn 8,45) corremos el riesgo de hundirnos en el abismo del sinsentido, experimentando el infierno ya aquí en la tierra, como lamentablemente nos testimonian muchos hechos dramáticos de la experiencia humana personal y colectiva.

Por eso, en esta Cuaresma 2020 quisiera dirigir a todos y cada uno de los cristianos lo que ya escribí a los jóvenes en la Exhortación apostólica Christus vivit: «Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez.

Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa. Contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123).

La Pascua de Jesús no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren.

2. Urgencia de conversión

Es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20). Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo.

Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene. De hecho, el cristiano reza con la conciencia de ser amado sin merecerlo. La oración puede asumir formas distintas, pero lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón, para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad.

Así pues, en este tiempo favorable, dejémonos guiar como Israel en el desierto (cf. Os 2,16), a fin de poder escuchar finalmente la voz de nuestro Esposo, para que resuene en nosotros con mayor profundidad y disponibilidad.

Cuanto más nos dejemos fascinar por su Palabra, más lograremos experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros. No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él.

3. La apasionada voluntad de Dios de dialogar con sus hijos

El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión nunca debemos darlo por supuesto. Esta nueva oportunidad debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra.

A pesar de la presencia —a veces dramática— del mal en nuestra vida, al igual que en la vida de la Iglesia y del mundo, este espacio que se nos ofrece para un cambio de rumbo manifiesta la voluntad tenaz de Dios de no interrumpir el diálogo de salvación con nosotros.

En Jesús crucificado, a quien «Dios hizo pecado en favor nuestro» (2 Co 5,21), ha llegado esta voluntad hasta el punto de hacer recaer sobre su Hijo todos nuestros pecados, hasta “poner a Dios contra Dios”, como dijo el papa Benedicto XVI (cf. Enc. Deus caritas est, 12). En efecto, Dios ama también a sus enemigos (cf. Mt 5,43-48).

El diálogo que Dios quiere entablar con todo hombre, mediante el Misterio pascual de su Hijo, no es como el que se atribuye a los atenienses, los cuales «no se ocupaban en otra cosa que en decir o en oír la última novedad» (Hch 17,21).

Este tipo de charlatanería, dictado por una curiosidad vacía y superficial, caracteriza la mundanidad de todos los tiempos, y en nuestros días puede insinuarse también en un uso engañoso de los medios de comunicación.

4. Una riqueza para compartir, no para acumular sólo para sí mismo

Poner el Misterio pascual en el centro de la vida significa sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras, de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra, de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría.

Hoy sigue siendo importante recordar a los hombres y mujeres de buena voluntad que deben compartir sus bienes con los más necesitados mediante la limosna, como forma de participación personal en la construcción de un mundo más justo.

Compartir con caridad hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo. Podemos y debemos ir incluso más allá, considerando las dimensiones estructurales de la economía.

Por este motivo, en la Cuaresma de 2020, del 26 al 28 de marzo, he convocado en Asís a los jóvenes economistas, empresarios y change-makers, con el objetivo de contribuir a diseñar una economía más justa e inclusiva que la actual. Como ha repetido muchas veces el magisterio de la Iglesia, la política es una forma eminente de caridad (cf. Pío XI, Discurso a la FUCI, 18 diciembre 1927). También lo será el ocuparse de la economía con este mismo espíritu evangélico, que es el espíritu de las Bienaventuranzas

Invoco la intercesión de la Bienaventurada Virgen María sobre la próxima Cuaresma, para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor. De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5,13-14).

FRANCISCO

Dado en Roma, junto a San Juan de Letrán, a 7 de octubre de 2019

Memoria de Nuestra Señora, la Virgen del Rosario

 

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Os invito a escuchar esta meditación sobre la cuaresma, del grupo 10 Minutos con Jesús, expresada en un lenguaje cercano y actual, que sin embargo nos explica el significado y fundamento de los valores de siempre.


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Jesucristo fue misericordioso con los que le siguieron, conocieron y con los pecadores que le buscaban; porque fue el espejo de Dios Padre.

La ceniza, símbolo, que queme nuestros males y lleguemos a la luz de la Resurrección, blancos como nieve. 

Pero que no sea efímero como cuando recibieron a Jesús con olivos. Recordamos y quemamos esos males, Señor; para que puedas perdonarnos, y a nuestros seres queridos fallecidos, para poder contemplar la vida eterna.

Hagamos, no parezcamos:

Código Canónico: 1249 a 1253

 

Ayuno, Oración, Caridad, y confesión. 

Y mañana sigue siendo Jueves de ceniza, y el Viernes también. Aprovechemos el tiempo dado.

Share this post


Link to post
Share on other sites

https://www.google.es/amp/s/uncatolicoperplejo.wordpress.com/2019/08/06/ayuno/amp/

 

http://www.laverdadcatolica.org/Ayuno.htm

 

A continuación, yo veo como Benedicto hace una hermosa simbiosis entre Bautismo, la Penitencia de Jesús y nosotros en Cuaresma. 

Dame de beber

http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/angelus/2008/documents/hf_ben-xvi_ang_20080224.html

"Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva". Jesús.

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

¿No se pueden subir fotos en este foro?

Bueno, boa metanoia.

Que los ángeles nos guarden para ser custodia de Dios.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Berenguela dijo:

¿No se pueden subir fotos en este foro?

Bueno, boa metanoia.

Que los ángeles nos guarden para ser custodia de Dios.

Las fotos que estén en una web las puede poner aquí pegando su dirección (habitualmente terminada en .jpg). A veces no es fácil, porque las webs lo complican adrede.

Las fotos que estén en su disco duro las puede subir a través de esta web: Postimage.org — Almacenamiento gratuito de imágenes

Aunque luego tiene que insertar el código en este foro (opción "Direct link").

Share this post


Link to post
Share on other sites

Buenas. Pues como me resulta un tema bien interesante, intentaré durante la Cuaresma, traer letras interesantes sobre el tema. A ver si encuentro audios y vídeos también.

Y por cierto, a quienes se hayan a acercado a nuestra Fe por curiosidad en esta "afamada" ocasión (Son modas, que oyen y leen y cogen), pues que se animen a acercarse al Señor, Dios, de esta forma. Y no hagan caso de que si hay que ayunar o no, contenerse o no. Mi recomendación es que es una excelente ocasión, como podría ser otra; y que si, que se informen sobre abstención y ayuno con Oración constante. Que parece que contenerse un tiempo la lengua, y demás carne, parece que no se nos hace más que repetir que sólo no es suficiente, que la conversión es para siempre, que caras alegres todo el día y a nadie digas si ayunas, y que estemes como siempre. Y yo todo eso lo comprendo, creo bien; pero por favor Iglesia de Cristo: Estamos acompañando al Señor a su calvario, yaaaaa. Porque sino, yo no celebraría Cuaresma y Pascua. Sin fustigarse, claro. O cómo nos dicen que no se trata de que nos pase como a Santa Teresa, yaaaaa, Jolines, qué más quisiéramos; como que vivir diariamente no duele. Tampoco coarten si las personas quieren elevarse sobre si mismas. Y el ayuno no es malo, ni aprender a contenerse de decir tacos, y etc etc.

Es que tal me está pareciendo que desde los púlpitos como que oigo esas cosas.

Bueno, saludos en el Señor, y disfruten del duelo. Que no es fustigarse, no, pero acompañen al Señor con su dolor.

109594-primer-dia-de-la-novena!680.jpg

 

109596-primer-dia-de-la-novena.jpg

Jueves después de Ceniza. EL AYUNO. (Meditaciones de Santo Tomás de Aquino para la Cuaresma)

I. Se ayuna principalmente para tres fines:

1º) Para reprimir las concupiscencias de la carne. Razón por la cual dice el Apóstol: En ayunos, en pureza (II Cor 6, 5), porque por los ayunos se conserva la castidad. Pues, como dice San Jerónimo: "Sin Ceres y Baco fría está Venus, esto es, por la abstinencia en el comer y beber se calma la lujuria"[1]. 

 

2º) Se ayuna para que el espíritu se eleve con más libertad a la contemplación de las cosas sublimes. Por eso se lee en Daniel que después de un ayuno de tres semanas recibió de Dios la revelación (10, 2 y siguientes).

 

3º) Para satisfacer por los pecados. Por eso se dice en Joel: Convertíos a mí de todo vuestro corazón, con ayuno, y con llanto, y con gemidos (2, 12). Y esto es lo que dice San Agustín: "El ayuno purifica al alma, eleva el pensamiento, somete la carne propia al espíritu, hace al corazón contrito y humillado, disipa las nubes de la concupiscencia, extingue los ardores de la liviandad y enciende la luz verdadera de la castidad"[2].

 

II. El ayuno cae bajo precepto. Pues el ayuno es útil para borrar y contener la culpa, y para elevar la mente a las cosas espirituales; y como cada cual está obligado por razón natural a usar tanto de los ayunos cuanto le sea necesario para los fines indicados; por eso el ayuno en general, cae bajo el precepto de la ley natural, pero la determinación del tiempo y modo de ayunar según la conveniencia y utilidad del pueblo cristiano cae bajo precepto del derecho positivo, el cual ha sido instituido por los prelados de la Iglesia: éste es el ayuno de la Iglesia; mas el otro es el ayuno natural.

 

III. Convenientemente se determinan los tiempos del ayuno de la Iglesia. El ayuno se ordena a dos cosas: a borrar el pecado y a elevar el espíritu a las cosas sobrenaturales. Por eso debieron prescribirse los ayunos, especialmente en aquellos tiempos en que convenía que los hombres se purificaran del pecado y se elevase la mente de los fieles a Dios, por la devoción.

 

Ambas cosas urgen principalmente antes de la solemnidad pascual, en la que se perdonan las culpas por el bautismo, que se celebra solemnemente en la vigilia de Pascua, cuando se recuerda la sepultura del Señor, pues por el bautismo somos sepultados con Cristo en muerte (como dice el Apóstol, Rom 6, 4). También en la fiesta de Pascua conviene especialmente elevar el espíritu por la devoción a la gloria de la eternidad, que Cristo inauguró resucitando. Por eso estableció la Iglesia que debía ayunarse inmediatamente antes de la solemnidad pascual, y por la misma razón en las vigilias de las fiestas principales, en las que conviene que nos preparemos a celebrar devotamente las fiestas futuras,

 

(2ª 2ªe, q. CXLVII, a. 1, 3 y 5)

[1] 2 Contra Jovin, lib. II, cap. 6.

[2] 3 De oratione et jejunio, Serm. 230 De temp.

Fuente:

https://hozana.org/es/publicacion/76424-primer-dia-de-la-novena

Edited by Berenguela
No incluí la fuente, web.

Share this post


Link to post
Share on other sites

AYUNO CON OBRAS. 

( No he mirado más allá de esta página, en esta web. Ignoro si son Católicos, pero me ha gustado este artículo.

https://espanol.ucg.org/miembros/el-comunicado/capitulo-3-el-ayuno-una-poderosa-herramienta-espiritual

Fuente.

 

Lo único que la mayoría de la gente sabe acerca del ayuno es que puede ser una manera de perder peso. Pero hay mucho más que debemos comprender acerca del ayuno.

La Biblia dice mucho acerca de esta clave espiritual tan importante, pero que tan frecuentemente se pasa por alto. Dios desea y espera que sus seguidores ayunen. A Jesucristo se le preguntó por qué sus discípulos no ayunaban como el resto de la gente religiosa. Él contestó con una breve parábola, explicando que aún estaba con sus discípulos, pero que después de que ya no estuviese entre ellos (refiriéndose a su inminente regreso al cielo), “entonces ayunarán” (Mateo 9:14-15).

Lo que quiso decir fue que todos sus futuros discípulos ayunarían. ¿Por qué? Porque necesitamos ayunar con oración para ayudarnos a mantener una relación cercana con Dios el Padre y  Jesucristo. Y, como veremos, hay otros beneficios espirituales del ayuno.

Cuando Jesús les habló a sus discípulos acerca de cómo debían ayunar, él claramente esperaba que lo hicieran (Mateo 6:16-18). No dijo, “ si ayunan” sino “ cuando ayunen”. Y note que en este capítulo Jesús enfatiza el ayuno tanto como la oración y el hacer buenas obras.

El ayuno es mencionado prominentemente en el Antiguo y el Nuevo Testamento. El registro bíblico de quién ayunó es un “quién es quién” virtual de la Biblia e incluye a Moisés, David, Elías, Esdras, Nehemías, Ester, Daniel, Ana y Jesucristo. El apóstol Pablo llevó a cabo “muchos ayunos” (2do Corintios 11:27).

¿Qué es el ayuno?

En cierto sentido, todos ayunamos. Cuando dormimos en nuestra cama, no comemos ni bebemos. Eso es ayunar. Es por esto que el primer alimento del día se llama desayuno . Sin embargo, cuando la gente habla de ayunar usualmente se refiere a un período más largo de tiempo en el cual uno deliberadamente decide no comer ni beber y que puede ser un día completo, parte de un día o más de un día.

Un ayuno para la salud es cualquier dieta temporal restrictiva que supuestamente es beneficiosa para la salud. Pero el ayuno del que estamos hablando es aquel que beneficia nuestra salud espiritual, lo cual involucra abstenerse de alimento y bebida mientras se pasa una gran cantidad de tiempo adicional en oración, meditación y estudio de la Biblia (Éxodo 34:28Esdras 10:6Ester 4:16Hechos de los Apóstoles 9:9).

Mientras ayunamos, idealmente debemos pasar la mayor parte del tiempo que estamos despiertos orando, estudiando y reflexionando. Si esto no es posible, al menos podemos hacerlo durante el tiempo que normalmente ocuparíamos comiendo.

Conceptos erróneos acerca del ayuno

Una persona saludable que no transpira mucho puede permanecer sin comer ni beber alrededor de tres días antes de que el cuerpo empiece a verse afectado, y una persona saludable puede permanecer sin alimento por varios días siempre que tome agua. Por lo tanto, los increíbles ayunos de cuarenta días de Moisés, Elías y Jesucristo (Deuteronomio 9:91ra Reyes 19:8Lucas 4:2) solamente fueron posibles gracias a la intervención sobrenatural de Dios.

Cuánto tiempo podemos ayunar de manera segura depende de nuestra salud individual. Si usted no está seguro de sus limitaciones de salud, sería recomendable que se haga un examen médico, y se lo sugerimos encarecidamente. Luego puede comenzar saltándose una o dos comidas antes de llegar a ayunar un día completo, manteniéndose alerta desde un comienzo ante cualquier efecto adverso.

Sin embargo, no debemos considerar que simples malestares como sentir hambre, sed y falta de energía son “efectos adversos”. Para la mayoría de la gente, el dolor de cabeza se debe simplemente a la falta del consumo regular de cafeína. Es sabio disminuir el consumo de bebidas cafeinadas antes de comenzar un ayuno.

Otra opción es un ayuno parcial, como el que se menciona en Daniel 10:3. En este caso uno simplemente consume el alimento y líquido necesario para mantener el cuerpo, dedicando la mayor parte del tiempo a la oración, el estudio bíblico y la meditación. Esto también puede ser muy beneficioso espiritualmente.

El ayuno no es algo popular en una cultura de autogratificación instantánea. La gente tiende a pensar que cada día necesita tres comidas abundantes más unos cuantos bocadillos entremedio. En una cultura en la que se come continuamente, ¡pareciera ser que no hay momento para ayunar! Desde este punto de vista, ayunar es beneficioso para formar carácter y desarrollar autodisciplina, compromiso, moderación y mejores hábitos alimenticios.

Razones importantes para ayunar

Ayunar es muy importante para desarrollar una relación correcta y significativa con Dios (Lucas 2:36-37Hechos de los Apóstoles 13:2).

El ayuno bíblico es completamente diferente de las huelgas de hambre que se utilizan para ganar poder político o llamar la atención por una causa personal. El ayuno es un ejercicio de autodisciplina sobre nuestros antojos carnales mientras mantenemos a Dios primero en nuestros pensamientos. Nos libera de la esclavitud de nuestros apetitos mientras nos enfocamos en el verdadero “pan vivo”, Jesucristo (Juan 6:48-5163). Cuando oramos, hacemos un pequeño sacrificio personal para concentrarnos en el increíble sacrificio de nuestro Salvador y su plan para nosotros.

Todos somos egocéntricos (centrados en nosotros mismos) por naturaleza, y debemos esforzarnos para llegar a centrarnos en Dios. Uno de los grandes propósitos del ayuno es aprender a ser humildes — a comprender de mejor manera cuán grande Dios es y cuán débiles, pecaminosos y necesitados somos nosotros. El rey David entendía esto cuando escribió “Afligí con ayuno mi alma” (Salmos 35:13).

Dios se deleita en los corazones humildes. Él dijo en Isaias 66:2: “Yo estimo a los pobres y contritos de espíritu, a los que tiemblan ante mi palabra” (Nueva Versión Internacional). En Mateo 5:3, Jesús dijo “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”.

Jesús dejó en claro que si ayunamos para jactarnos –para “mostrar a los hombres” que ayunamos– somos hipócritas y no obtendremos recompensa de Dios (Mateo 6:16-18). Jesús no quiso decir que siempre está mal contarle a alguien que ayunamos. Frecuentemente surge la necesidad práctica de contarle a alguien, como a su cónyuge. Jesús estaba hablando de la necesidad de tener los motivos y las actitudes correctas.

Jesús habló de una parábola en la  que un orgulloso fariseo se jactaba frente a Dios diciendo ayuno dos veces a la semana” (Lucas 18912). El hombre se consideraba humilde, ¡y estaba muy  orgulloso de sí mismo! Ayunar con una actitud así de jactanciosa es inútil.

Dios desea que tengamos “hambre y sed de justicia” (Mateo 5:6). Cuando ayunamos, nos sentimos cada vez más hambrientos y débiles. Además de reforzar el hecho de que Dios es quien nos provee el sustento y suple todas nuestras necesidades, una lección importante de esto es que podemos debilitarnos muy rápido espiritualmente cuando descuidamos los nutrientes de la oración, el estudio bíblico y todos los otros esfuerzos para llegar a ser hijos e hijas de Dios espiritualmente transformados.

La Biblia solo tiene un mandamiento respecto a un tiempo preciso en el que debemos ayunar. Al  pueblo de Dios se le ordena en Levítico 23 ayunar en el Día de Expiación por 24 horas, de puesta de sol a puesta de sol (versículos 27-32). Este día de ayuno es uno de los días de fiestas anuales diseñados y ordenados por Dios.

Además de los beneficios personales del ayuno, el Día de Expiación tiene un significado profético. Para aprender acerca del significado del Día de Expiación y el ayuno que lo acompaña, descargue o solicite nuestro folleto gratuito Las fiestas santas de Dios: Esperanza segura para toda la humanidad.

Propósitos secundarios del ayuno

Además de los propósitos principales de adorar a Dios, acercarnos más a él, negarnos y humillarnos y crecer espiritualmente, es también apropiado tener propósitos secundarios para ayunar — suplicarle a Dios en oración que nos ayude con una o varias necesidades graves, tanto a nosotros como a los demás.

Cuando Dios no haya contestado las oraciones respecto a ciertas necesidades, intente ayunar junto con la oración. En una ocasión, cuando sus discípulos no lograban expulsar a un demonio, Jesús les dijo que “este género no sale sino con oración y ayuno” (Mateo 17:14-21). El ayuno apropiado generalmente produce resultados significativos. Aunque confiamos en las herramientas espirituales de la oración, el estudio bíblico y la meditación a diario, ocasionalmente necesitamos la poderosa herramienta del ayuno.

Puede haber muchas razones para ayunar tales como un problema personal, un pecado difícil de superar, tener que enfrentar una importante decisión, una crisis de la Iglesia, la amenaza de algún peligro, la necesidad de cambiar la actitud de alguien o expresar agradecimiento, entre otras cosas. Para un estudio muy esclarecedor, utilice una concordancia bíblica y busque todos los pasajes que contengan la palabra ayuno, ayunó ayunando . Lea acerca de por qué la gente ayunaba y pedía en oración, y lo que Dios hizo como resultado del ayuno.

Sin embargo, nunca debemos considerar el ayuno como una forma de presionar a Dios para obtener lo que deseamos (Isaias 58:3). Dios desea que oremos acerca de nuestros problemas, pero sin tratar de dictarle soluciones. Nuestras actitudes deben ser como la de Jesucristo cuando oró “pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42).

Es adecuado que un grupo, tal como la congregación de una iglesia o un círculo de amigos, decidan ayunar juntos por un asunto de urgencia. Cuando su país fue invadido, el rey Josafat “hizo pregonar ayuno a todo Judá” (2da Crónicas 20:1-3). Después de que Jonás predicó, “los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno” (Jonás 3:5).

A objeto de suplicarle a Dios que los protegiera, Esdras proclamó un ayuno para todos los exiliados que regresaban a Judá (Esdras 821-23). Ester les pidió a todos los judíos de la capital persa que ayunaran para escapar del genocidio (Ester 4:16).

Isaias 58:1-12 es un pasaje profundo que contrasta las actitudes correctas y equivocadas del ayuno. Muestra claramente que ayunar no debe ser simplemente un mero ritual. El ayuno debe enseñarnos a estar dispuestos a sacrificarnos de muchas maneras para el servicio de otros. ¿Cuánto estamos dispuestos a sacrificar para “desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión” y compartir nuestro “pan con el hambriento”, a albergar “a los pobres errantes” y a cubrir “al desnudo”? (versículos 6-7).

La Palabra de Dios nos exhorta a estar “firmes en el Señor” (Filipenses 4:11ra Tesalonicenses 3:8). Según lo que la Biblia nos enseña acerca del ayuno, vemos que aquellos que sincera y regularmente ayunan y oran a Dios muy posiblemente estarán “¡firmes en el Señor!” EC

 
 
————————————————————
                               :080::144:
Suplica+a+la+preciosa+sangre+de+Cristo.j
 
Indulgenciada por el Papa Pío VII

         Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, 
precio y rescate de todo el universo 
bebida y purificación de nuestras almas, 
que defiendes continuamente 
la causa de los hombres 
ante el trono de la Suprema Misericordia! 
 
Os adoro profundamente, 
y quisiera desagraviaros, 
hasta donde me sea posible, 
de las injurias y ultrajes que recibís continuamente 
de las criaturas humanas; 
y especialmente de aquellas 
que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. 

 
¿quién no bendecirá esta Sangre de infinito valor? 
¿Quién no se sentirá inflamado de amor 
para con Jesús que la derramó? 
¿Qué sería de mí si no hubiese sido rescatado 
por esta Divina Sangre? 
¿Quién os sacó hasta la última gota 
de las venas de mi Señor?

¡Ah! el amor fue ciertamente.
¡Oh amor inmenso, 
que nos has dado este bálsamo saludable! 
¡Oh bálsamo inestimable, 
emanado de la fuente de un amor inmenso! 
¡oh! haced que todos los corazones 
y todas las lenguas puedan alabaros,
 encomiaros y daros gracias ahora y siempre 
y hasta el día de la eternidad.
Amén.
 
El Papa Pío VII, con rescripto de 18 de octubre de 1815, que se conserva en el archivo de la Archicofradía de la Preciosa Sangre de Jesucristo, además de concedió 300 días de indulgencia por cada día a los que con corazón contrito rezaren esta oración.
 
Concedió también el mismo Pontífice 100 días de indulgencia por cada día a todo el que rece con devoción las siguientes aspiraciones.

ASPIRACIONES DEVOTAS

100 días de Indulgencia cada vez que se rezaren:

Viva, viva Jesús, 
que por mi salvación derramó 
toda la sangre de Su Corazón.

La Preciosísima Sangre de Jesús fue mi vida.

Bendita sea Su bondad infinita.

Sea siempre alabada la Sangre del Crucificado.

 Que al mundo del infierno ha rescatado.

Esta Sangre por bebida se nos ha dado, 
y del pecado a las almas ha lavado. 

La Sangre de Jesús aplaca la indignación del Eterno, 
y nos lleva a su mansión.

 Si la sangre de Abel clama venganza, 
pues la de Jesús perdona y alcanza.

 Si de esta Sangre nuestro corazón se llena,
el ministro del furor divino pronto se ahuyenta. 

Si la Divina Sangre de Jesús se enaltece, 
triunfa el Cielo, y el abismo se entristece.
 
Fuente:
Edited by Berenguela

Share this post


Link to post
Share on other sites

Si me lo permitís, quisiera hacer un pequeño apunte.

Vaya por delante que agradezco sobre todo la buena voluntad de aportar a este subforo católico, contenidos que orienten y ayuden a aumentar nuestra fe. Sin embargo creo que sería importante que intentásemos comprobar las fuentes de aquellas cosas que publicamos, a fin de asegurar que no incluyamos nada que pueda inducir a equívocos.

Muchas personas a menudo buscan por la red información sobre temas concretos relacionados con su fe y es una realidad que, en cuanto al cristianismo se refiere, hay millones de páginas y documentos que desde muy diversos puntos de vista abordan infinidad de temas, pero no todo es católico ni se ajusta a la enseñanza del Magisterio auténtico de la Iglesia. Por ello creo que resulta muy importante asegurarnos en lo posible de que todo lo que publiquemos se ajuste a dicha enseñanza, no ocurra que por intentar hacer un bien podamos confundir a alguien.

 

 

Gracias en cualquier caso y un saludo a todos


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

El Papa nos sigue exhortando a practicar el vínculo más perfecto, la caridad, según San Pablo.

Y a ayunar de insultos, móviles, disputas..

Seguimos en Cuaresma. Aunque nos lo borran diariamente en este mundo, pero si, aún es. Realmente hasta Resurrección deberíamos ir limpiándonos de todo y hacer en Viernes Santo confesión, porque si no lo han modificado que yo sepa, era obligatorio para los pecados graves, una vez al año y en Viernes Santo hay que estar confesados.

 

https://www.romereports.com/2020/02/26/el-papa-francisco-envio-mensaje-a-los-enfermos-por-el-coronavirus/

 

Estoy cerca con la oración a las personas que sufren la actual epidemia de coronavirus y a todos los que los cuidan. Me uno a mis hermanos obispos para animar a los fieles a vivir este difícil momento con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad. Que el tiempo de Cuaresma nos ayude a todos a dar un sentido evangélico también a este tiempo de prueba y de dolor. Papa Francisco.

——————-

Y por Siria, los inmigrantes, refugiados, por China.

Mal que les pese a tantos, el Papa, como también ha afirmado estos días que "no olvidemos que somos testigos de Jesús"; pues como tal, lo que digo siempre, yo es que sigo a un Crucificado, no a un señor de éxitos terrenales vanales.

https://www.vaticannews.va/es/papa.html

 

 enviarel, nuevamente, mi cercaníel coronavirus y a los agentjjjjj sanitarios que loskiiik atienden, también a las autoridades civiles ybhb a todos los que están trabajando para atender a los enfermos y controlar el contagio.

Share this post


Link to post
Share on other sites

https://www.agustinosrecoletos.com//wp-content/uploads/2018/05/Eucaristia-Papa-Francisco.pdf

El Papa Francisco, sobre la Comunión y la Misa. 

Siguen con la disputa contra su persona. Y en fin, yo sinceramente no veo a un Papa especialmente transgresor. Pero bueno, me parece que hasta que no haya un siguiente Papa conservador políticamente y socialmente pues no se va a dejar de hacerle duras críticas. Ahora vamos por el aprovechando el coronavirus, con la Eucaristía. Es muy fuerte esto. Para empezar yo los líos que tengo en mi casa no los traigo a este foro ni a cualquier sitio. En todas las casas coven habas. Y para seguir, somos pseudo expertos en todo. Con lo bien que podríamos aprovechar las redes, y el veneno que estamos destilando. Vamos a incluirnos no diga el Señor, que somos sepulcros blanqueados. En fin. Saquear mascarillas y súpers pues no critiquemos si estamos nosotros de peleas siempre. Se llama dar vergüenza ajena.

Boa Cuaresma. En ella seguimos. Atentos a lo nuestro. Ya bastante pecamos en este lioso mundo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 57 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(4)
    • Chrome(4)
×