Jump to content
Español

¿Qué fue de la templanza?

Recommended Posts

En estos días en los que celebramos multitud de fiestas, comidas, cenas y regalos, surge siempre el debate sobre el tema del consumo y el derroche, un fenómeno típico de nuestra sociedad moderna del bienestar y el modelo económico sobre el que se sustenta, que evidencia una paradoja inexcusable como es el hecho de saber que, mientras en nuestras sociedades opulentas se despilfarran millones de toneladas de alimentos y recursos, cada año mueren en el mundo alrededor de 3 millones de niños por malnutrición.

Vivimos en una sociedad que desperdicia a manos llenas sus recursos pero en cambio emplea cantidades astronómicas de dinero para resolver problemas relacionados con la obesidad, las adicciones y los problemas de salud relacionados con el consumo y los excesos. Derrochamos sin decoro, especialmente en fechas como las actuales que deberían ser de reflexión, agradecimiento y solidaridad, y sin embargo no sabemos o queremos alimentar a quienes se mueren de hambre y miseria en las puertas de nuestras casas. Reclamamos un mundo más justo y desarrollado para el mal llamado tercer mundo, pero nos molesta profundamente que aquellos que nacen y viven en él, pretendan venir al nuestro a participar de la fiesta en que vivimos, sin caer en la cuenta de que, nuestro modelo de vida es profundamente inmoral e injusto y obliga a vivir en el subdesarrollo a millones de personas que, a la larga se verán obligadas a traspasar nuestras fronteras en busca de la dignidad y el desarrollo que falta en sus países y que aquí tiramos por la ventana.

La templanza es un vieja y olvidada virtud que bien podría ayudarnos a reflexionar sobre esto para replantearnos nuestro modelo de vida. En el pasado era una virtud humana y también económica, que consistía en saber moderar y equilibrar la satisfacción inmediata de las propias necesidades, conteniéndola dentro de los límites de la razón iluminada por la fe. La templanza educaba a las personas en la sobriedad, regulando sus deseos y ansiedades y formándolas en el uso correcto de los bienes. También ayudaba a moderar los apetitos de excelencia y satisfacción personal, haciendo a las personas más justas, humildes y sosegadas. E igualmente, en el plano económico, orientaba el consumo de las familias y propiciaba un ahorro que, posteriormente se utilizaba para obtener bienes mayores. La templanza además, generaba un ahorro común que, bien administrado a través de instituciones económicas como las cajas de ahorro, originalmente fundadas por la Iglesia católica, ponía en disposición de la sociedad, una serie de recursos públicos que servían para alcanzar mejoras sociales y posibilidades de desarrollo. En definitiva era una virtud que nos hacía mejores personas, más desarrolladas que aquellas otras sociedades donde no se cultivaba.

Sin embargo, la cultura económica actual heredada del modelo protestante y el racionalismo, que se basa en una idea de crecimiento fundamentado en la deuda, ha hecho de la intemperancia y el desenfreno una falsa virtud que ha implantado el uso del crédito al consumo como herramienta para el desarrollo y la prosperidad. Si antes se ahorraba para poder acceder a los bienes mayores, como la vivienda, vehículos, bienes de empresa, etc, hoy en cambio compramos los bienes antes de poder tenerlos a través de la financiación, y luego pagamos las deudas poco a poco durante años, lustros o décadas, generándonos dependencia y frustración.

El crédito a plazos comenzó con bienes duraderos de necesidad, pero luego se extendió a todo tipo de bienes de consumo cosa que, si bien ha permitido que muchos tengan acceso a productos que antes eran inalcanzables, a la vez ha hecho que su adquisición no esté precedida por un sacrificio, restándole valor así a la importancia del bien adquirido y sobre todo aumentando el consumo de manera desorbitada, hasta hacer del sobre endeudamiento y la usura una necesidad insalvable que somete a familias, empresas y naciones a la voluntad de sus acreedores. Y en este círculo vicioso se han deteriorado formas de capital precioso que hoy son cada vez más escasas, como la calidad y calidez humana, las relaciones sociales, los recursos ambientales o sin ir más lejos,  los alimentos e incluso el agua.

Se hace necesario retomar la reflexión sobre aquella vieja cultura de la templanza, aunque en general deberíamos retomar el cultivo de todas las virtudes morales que la tradición nos enseñaba de generación en generación porque, la racionalidad económica de nuestros días, que es típicamente instrumental, por sí sola ha demostrado no ser suficiente para formarnos humana y socialmente, y además ha evidenciado que puede llegar a ser profundamente inhumana e injusta. Como recoge el Catecismo de la Iglesia Católica, la templanza «mantiene los deseos en los límites de la honestidad». El ejercicio común de esta virtud nos ayudaría a no aprovecharnos de los demás y a que no se aprovechen de nosotros mismos. Nuestros deseos de ganar más, de tener más ,de ser más, no deberían cruzar el límite de la honestidad en lo que hacemos, incluso cuando no hay controles legales que lo delimiten.


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 57 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
    • Pieza movida: Discusión sobre la Iglesia procedente del tema "Pregunta al Lector silente"
      Debate de alcance sobre la posición de la Iglesia en el mundo actual y el liderazgo del Papa Francisco al frente de la misma.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 64 replies
  • Current Donation Goals

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(4)
×