Jump to content
Gerión

La Iglesia y el Mundo Moderno: tres perspectivas

Recommended Posts

Comparto unos pensamientos. Siempre he dicho que me gustaría saber qué planes profundos tiene la Iglesia con el maremágnum modernista.

La "opción benedictina" del otro hilo (Link), aquella de "volver a la cueva" y proteger el patrimonio mientras fuera reina el pillaje y los saqueos, queda clara,  es una gestión monacal de renuncia agustinista ante los bárbaros -renuncia de la Ciudad del Hombre- y de dedicarse "a los libros y a las reliquias".

Otra interpretación que se me ocurre es que pretende ponerse a la cabeza del Mundo Moderno. Algo de justificación y legitimación se puede encontrar. El jesuitismo siempre me pareció un modernismo casi pleno y enteramente planteado en sus términos actuales, pero con dos o tres siglos de antelación. Además, dirigido a la conquista de Asia, por la imposibilidad de conquista "a la americana" ante civilizaciones más poderosas. El imperio español y sus límites aparecen aquí como verdadero catalizador y detonante del modernismo, más que las diferentes traiciones y revoluciones, que irían a remolque como digo de siglos. Por lo que sería otro "logro" a añadir a la enorme lista de logros de la Monarquía Hispánica. A tipos como PPCC educados en el jesuitismo he leído hablar de la nueva "Superreligión Civil" a la que se llegaría desde la plataforma católica y a través del ecumenismo.

Por último, comentando el tema con otros amigos rojoliberales, menos "conservadorestalinistas" que yo, pero igual de atentos y que tampoco compran la Leyenda Negra, básicamente dan todos por descontado que la Iglesia lo que está sufriendo es un proceso de disolución en el mundo moderno igual que Castilla lo hizo en España. Pero lo interpretan no como que el modernismo la mata -la interpretación clásica tradicionalista-, igual que no interpretan que España mató a Castilla, aunque haya algo de cierto en esto, o que el padre muere -¿simbólicamente?- al engendrar al hijo, sino que precisamente es el cuerpo católico el que engendró, a través de una serie de mutaciones y metamorfosis, algunas más violentas y otras menos, el mundo actual, por lo que no nace como un alien de un cuerpo al que mata sino como un hijo de la madre.

Tres interpretaciones pues, que quizás se complementan:

1. Los núcleos de "verdades viejas", replegados, una visión quizás que podemos llamar "del Pasado", por estar centrada en ella. Aquí estaría el carlismo y otros.

2. Los impulsos sobre todo jesuitas pretendiendo luchar en el cuerpo moderno, asumiendo su estructura, creación y capitanía, una visión que podemos llamar "del Presente",

3. La interpretación de "el Día Después", o del Futuro, aquellos poscatólicos que se reconocen como herederos del Mundo Católico pero que lo ven de lejos. Esta visión la he notado también en la Escuela de Oviedo, al asumir que el ateísmo está implícito en el catolicismo o que la Revolución Española era inevitable y que está programada desde la Escuela de Salamanca.

Un dibujo trino que quizás puede verse como el corazón, el cerebro y el músculo de un mismo cuerpo que puede organizarse si se reconoce como continuo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

El plan de la Iglesia no es otro que el plan de salvación de Dios. Entiendo que a muchos les parezca extraño el comportamiento de la Iglesia en el mundo y que, en el intento de comprender su realidad en el misterio de la Trinidad, se le quiera interpretar en clave mundana  pero, no puedo compartir esas tres supuestas interpretaciones del cuerpo católico.

En primer lugar porque no considero como parte del cuerpo a aquellos elementos separados del mismo en pos de las diferentes ideologías y variantes del modernismo, que han subjetivado la fe hasta convertirla en una filosofía o en simples ideas. Si acaso puedo entenderlos como parte de un mismo substrato católico, es decir, de una misma nación de raíz católica pero, nación y catolicismo no siempre son sinónimos porque, la nación puede ser una idea interpretable según las contingencias y los interpretes siempre variables, pero lo católico siempre es una voluntad definida e inquebrantable ya dada. Más bien pienso que esas personas utilizan el catolicismo en lo que tiene de productivo para sus ideologías e intereses, siendo estos los que finalmente orientan y subordinan sus voluntades, en demérito o incluso desprecio de la de Dios y por tanto al margen de la unidad de su cuerpo encarnado en la Iglesia.

Su nexo es el "Diabolo" actuando frente al "Symbolon", y aclaro esto para que nadie piense nada extraño. Las palabras "diablo" y "símbolo" vienen de estos dos conceptos griegos que describen el quebranto (diabolo) y la unidad (symbolon). Esto es, la división y separación que generan los diferentes intereses e ideas de los hombres, actuando frente al principio de unidad que encarna la fe católica, unas veces negándolo y otras utilizándolo, pero siempre contrarios a la verdadera naturaleza, presencia y supremacía de Dios en sus vidas, que es lo que representa el símbolo de la fe. El "diablo" es el principio que separa y divide a los hombres de Dios, y el "símbolo" de la fe lo que los vuelve a unir a Él.

Y en segundo lugar no comparto esas perspectivas porque siempre ha habido dos grandes concepciones religiosas en la Iglesia: la contemplativa que denominas como "del pasado", y la misionera que entiendes como "del presente", pero ambas son igual de atemporales, legítimas y necesarias en la medida que representan la voluntad orante y actuante del Dios vivo en la vida de la Iglesia. Para el creyente, Dios no es una herramienta de conocimiento o de conquista sino una realidad referencial personal, que ilumina y orienta sus actos. Las obras propias del cristiano, por sí mismas no tienen ningún valor si no se subordinan a la contemplación del ejemplo y la voluntad de Cristo, y lo expresan en su propia vida. Toda la obra de la Iglesia, pasada, presente y futura, se condiciona a dicha realidad y no puede entenderse al margen de la misma.

El corazón, cerebro y músculo de la Iglesia, como lo has denominado, tiene una dimensión espiritual y atemporal que el materialismo no llega a contemplar por la propia finitud material de su fundamentación filosófica y por tanto no es capaz de valorar en su justa medida. El misterio de la Santísima Trinidad es algo más complejo y trascendente pero a la vez sencillo, aunque inacabable. Desde la fe puede abordarse a través de esta imagen: Dios Padre es el Ser Creador de nuestras vidas, Dios Hijo es el Ser fiel que nos revela la voluntad del Padre, y Dios Espíritu Santo es el Ser Amor que une la voluntad del Padre y el Hijo en el corazón del hombre. Dios es por tanto, Creador y Fiel Amante, y el símbolo de la fe es lo que nos une a los católicos en la fe del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que son tres personas distintas pero un solo Dios y por tanto una misma voluntad frente a las distintas voluntades humanas.

De alguna forma, en la voluntad misionera de la Iglesia podemos ver a Dios Padre creando realidades; En la contemplativa a Dios hijo adorando la creación del Padre, y en la voluntad caritativa a Dios Espíritu Santo uniendo los corazones. Pero la Santísima Trinidad está por igual en la vida de misioneros, contemplativos y caritativos. En todas partes pues, en el nombre del Padre el contemplativo adora también el sacrificio santo del Hijo en la Cruz; en el nombre del Hijo el misionero crea una nueva realidad para santificar al Padre; y en el nombre del Espíritu Santo el caritativo se une en la santidad del Padre y del Hijo. La santidad de Dios, esto es, la vida y felicidad eterna del hombre, es pues el origen, misión y destino de todos.

«Por la gracia del bautismo "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" somos llamados a participar en la vida de la Bienaventurada Trinidad, aquí abajo en la oscuridad de la fe y, después de la muerte, en la luz eterna (cf. Pablo VI, SPF 9).» (Catecismo de la Iglesia Católica, 265)

Puedo compartir sin embargo que, en el ámbito de las realidades materiales, es decir, cuando hablamos de cultura, sociedad, política, ideas, etc, el legado católico haya dejado un flujo de pensamiento que puede moverse en esas tres direcciones que indicas, y que eso sea materialmente útil para tender puentes entre partes separadas, pero eso no sería la Iglesia como tal sino los efectos de su presencia en la sociedad y en nuestras vidas, aunque no seamos creyentes.

Sin duda la nación o la cultura pueden ser también un "símbolo" de unidad, pero siempre será un símbolo menor y por tanto discutible y deformable por los hombres, esto es, sometido al "diabolo", si no se orienta hacia la realidad metafísica del Dios capaz de dar sentido pleno a la vida de las personas que la componen, es decir, el ser verdadero que todo hombre anhela. El orden de los principios es importante para entender el sentido del "símbolo" de la fe: "Amar a Dios sobre todas las cosas", para poder "amar al prójimo como a uno mismo" y que reine así la bienaventuranza en el corazón del hombre.

En definitiva, el mundo tiene sus propios planes de dominio y sumisión que los hombres tratan de hacer realidad de muy diferentes maneras, a veces al margen de Dios, otras oponiéndose a Él y otras tantas utilizando su nombre. A su vez la Iglesia, como Cuerpo de Dios que es, y a pesar de que también está compuesta en parte por hombres que en ocasiones tratan de hacer su propia voluntad (diábolos), en general se ciñe al "símbolo" de la fe y trata de hacer realidad la voluntad de Dios en el mundo, unas veces con mayor acierto y otras con peor fortuna, pero siempre confiada en que es Dios quien obra y la dirige por ser el que mueve el corazón de aquellos que le son fieles y guardan la promesa de su victoria sobre el mundo. Esta es la verdadera Iglesia, que no tiene otros "planes profundos" que no sean los de permanecer fieles a la voluntad del Señor y confiar en él: misión y contemplación. Y es también una de sus maravillas más grandes pues, aunque haya hombres dentro o fuera de ella que traten de tejer planes y estrategias a favor o en contra, la fe y la gracia de Dios son en cambio las que actúan y prevalecen siempre, y las que en realidad han ido dando forma y sentido a la vida diaria de la Iglesia continuadamente durante dos mil años, pese a las adversidades.

Creerlo o no es precisamente señal de fe pues, hay quienes ven a Dios actuando en el mundo a través de la Iglesia, y quienes ven en cambio a hombres actuando en nombre de un Dios que no contemplan. Pero todo es realidad y sin embargo solo una de ellas es verdadera, es decir, prevalece. Yo no tengo duda de que la Iglesia prevalecerá a pesar de sus muchos enemigos, amigos y planes sobre ella, ni de que la misericordia de Dios será finalmente la que se imponga sobre todo y obre el milagro de unir a los hombres que ahora andan divididos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

En el vídeo del avión que puso BGA en BBJ hay una frase muy buena que emplea el Papa Francisco relativo a los intentos ideológicos sobre la doctrina que suelen estar relacionados con las tensiones cismáticas.

Toda la revuelta que estamos viviendo, revestida de coartadas teológicas, en realidad tienen para mi modo de ver una raíz en pretensiones ideológicas de instrumentalizar a la Iglesia.

Me inquieta cada vez que veo tendencias de este tipo. La Igleisa no está para apuntalar proyectos políticos ni ideologicos de nadie. Otra cosa es que quien tiene una idea política, imperial o lo que sea, en esa conformación esté plenamente alineado o no con la doctrina.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, presentas una tautología que no resuelve nada. La transitividad a una realidad suprema es consustancial al pensamiento hispánico como guía de la victoria, es la forma de elevarse por encima del cuerpo o de cada miembro del mismo. Pero eso es propio de todas las partes del cuerpo victorioso. La posición que manejas es sencillo reducirla a una variante intermedia entre la interpretación 1 y 2 del cuadro, pero enfrentada a la 3 y por tanto de alguna forma "cismática", por lo que acaba violando todo lo que expones después. El resultado es que al perder pie o conexiones se autoconforma en una plataforma más pequeña -la atrofia del miembro. Este proceso de reducción se representa a microescala en esta incompatibilidad personal tuya y mía, pero en la sociedad acaba siendo más violenta y peligrosa.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Puede que te parezca tautológico porque en realidad responde a algo que ya hemos hablado aquí en otras ocasiones. En realidad tú tampoco has expuesto nada nuevo. Sigues intentando integrar en el Cuerpo de Cristo, elementos que le son extraños por haberse salido del mismo.

No entiendo exactamente a qué te refieres con "transitividad a una realidad suprema", pero si te estás refiriendo a la transición del hombre hacia Dios, esa transición ya está hecha en Cristo, y la Iglesia es quien la encarna. Fuera de ello no caben terceras posiciones. No existe pues tal cosa como un "postcatolicismo", lo que existen son miembros del cuerpo católico caídos del mismo, y lo único que puede devolverlos a él, es la gracia del sacramento de la misericordia. Eso no es una posición cismática, hombre. La Iglesia no va a reconocer nunca que fuera de Cristo exista salvación alguna:

“La Iglesia es, en este mundo, el sacramento de la salvación, el signo y el instrumento de la comunión con Dios y entre los hombres” (Catecismo de la Iglesia Católica, 780).

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo plantearé de forma que lo entiendan los lectores:

1. México, Perú o Argentina no van a volver a ser parte de España.

2. Los cuerpos modernos no van a volver a ser parte de la Iglesia.

3. Aún así, unos y otros proceden de la matriz comentada.

Cualquier intento de montar "Callaos" de cualquier tipo va a acabar como el rosario de la aurora. De hecho, esto ya se resolvió históricamente. Queda engarzar los restos de la conquista en vez de destruirlos, aprender de ellos como Roma cuando quedó helenizada. Pero siguió siendo Roma.

Sobre lo de "instrumentalizar" o no, pues es como si peruanos hispanistas se trataran de "instrumentalizadores de la idea de Hispanidad" por no aceptar nuevos Callaos. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tres esquemas fundamentalistas del pensamiento hispánico:

a) Esquema fundamentalista de la primera posición --> 2 y 3 no son salvos, han de destruirse (tradicionalismo ultramontano/reacción militante antiliberal).

b) Esquema fundamentalista de la segunda posición --> 3 no es salvo, 1 es inoperante, han de destruirse (posición de aquellos adheridos a la jerarquía modernista).

c) Esquema fundamentalista de la tercera posición --> 1 y 2 son inoperantes, han de destruirse (revolucionarios anticlericales).

Cuarto esquema (diríase trino o reconstitucionalista): aquellos que reconocen las tres posiciones como parte de un continuo, desde cualquiera de las posiciones.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es que no se puede partir de la premisa errónea de considerar que la Iglesia y la Hispanidad sean la misma cosa. La Hispanidad es una obra de la fe católica, quizás de las más importantes sí se quiere, pero no es la Iglesia.

Quienes conociendo a Cristo se hayan salido de la comunión de la iglesia, y no deseen volver a ella, simplemente no forman parte del cuerpo de Cristo, es así de simple.

Lo explicaré yo también de forma que los lectores lo entiendan. Quién se marcha de una empresa y deja de percibir su salario, por mucho que haya ahorrado y hable bien de la empresa, ya no pertenece a la misma ni recibe su paga. Cuando su ahorro se agote, se agotarán sus fuerzas y quedará en la pobreza.

La apostasía es eso, el abandono del cuerpo de Cristo. Hoy existen multitud de personas que de iure o de facto han apostatado de la fe y caminan de la mano de filosofías e ideologías modernistas. Pero han apostatado y por tanto ya no pertenecen al cuerpo católico, por más que vivan de las rentas que el catolicismo de sus antepasados ha dejado en sus vidas. Tarde o temprano las rentas se agotarán. No se puede pretender por tanto, que fuera del cuerpo sean considerados como aquellos que aún pertenecen al mismo. Si no vuelven a la comunión, están condenados a acabar de igual forma que lo hará el modernismo. 

Entiendo que hayan personas que piensen que la vida acaba cuando uno muere y que por tanto es un poco igual lo que hagamos con nuestras vidas mientras nos llevemos y nos vaya bien, dando así por hecho que ese debe ser el objetivo. Pero los católicos creemos en la vida eterna y en consecuencia sabemos que todo lo de este mundo acabará, y que por ende lo importante no es tanto que nos vaya y nos llevemos bien, sino que alcancemos esa vida. Y no me refiero a la trascendencia de la memoria sino a una vida real sin termino ni sufrimiento. Y para llegar ahí solo hay un camino estrecho y nuestro libre albedrío para cogerlo o no.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 10 minutos, Gerión dijo:

Tres esquemas fundamentalistas del pensamiento hispánico:

a) Esquema fundamentalista de la primera posición --> 2 y 3 no son salvos, han de destruirse (tradicionalismo ultramontano/reacción militante antiliberal).

b) Esquema fundamentalista de la segunda posición --> 3 no es salvo, 1 es inoperante, han de destruirse (posición de aquellos adheridos a la jerarquía modernista).

c) Esquema fundamentalista de la tercera posición --> 1 y 2 son inoperantes, han de destruirse (revolucionarios anticlericales).

Cuarto esquema (diríase trino o reconstitucionalista): aquellos que reconocen las tres posiciones como parte de un continuo, desde cualquiera de las posiciones.

 

Que no Gerión, que te equivocas de plano. Aquí nadie defiende la necesidad de destruir nada. No seas así, hombre.

Lo que se dice es que las posiciones al margen de la Comunión de la Iglesia, se han metido ellas solas en un proceso autodestructivo, que puede ser inmediato o durar varias generaciones, pero que sí o sí llevan aparejada su propia destrucción.

En la Iglesia no hay varios esquemas de salvación ni se pueden añadir nuevos hitos al gusto del consumidor. Solo existe un esquema y es aquel que ya señaló Cristo Señor nuestro en su día. Ese ha de ser siempre el referente y no los diferentes procesos, y por tanto intereses, que ha cursado y cursa la Hispanidad.

Share this post


Link to post
Share on other sites

No creo que saquemos nada en claro de ningún diálogo, porque lo nuestro es de una esterilidad oceánica. Pero afortunadamente nosotros dos estamos relacionados a través de un tejido de terceros, y ahí sí hay promesas.

Los procesos llevan al referente, las cinco vías tomistas de hecho son esto mismo. No hay incompatibilidad ninguna.

Al gusto del consumidor tampoco hay nada, aquí no podemos tragar la propaganda autonomista de todo el modernismo, que pretende basar su legitimidad en sí mismo.

El proceso de autodestrucción puede darse en todas las ramas, y también los de generación.

Etcétera, etcétera.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Te parece estéril por que no deseas valorar otros caminos que no sean el que tu mismo te has marcado, pero en absoluto son estériles nuestros debates.

En el ámbito católico los procesos destructivos están claramente definidos desde hace siglos, y los de generación también. Tú y yo no vamos aquí a descubrir nada nuevo ni a superar nada, eso está claro pero, si existen procesos al margen de la fe que conduzcan a Cristo, no será porque dichos procesos sean en si mismo un camino de salvación cristiana, sino porque el propio Cristo obra en el corazón de aquellos que le buscan con sincero afán, aún en esos caminos. Es decir, no son esos procesos los que salvan sino Cristo. Puedes darle las vueltas que quieras pero los caminos de salvación llevan mucho tiempo definidos en la Iglesia y nadie puede salvarse ni prevalecer al margen de ellos.

En cualquier caso, encantado de haber vuelto a dialogar contigo. Al menos en esta ocasión no nos hemos tirado los trastos en la cabeza y eso hay que agradecerlo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pongamos que A lleva a B, pero B no es A sino "algo" que sumando A, dio lugar a B. No es un camino de doble dirección. De hecho A se vale de B para hablar de si mismo y B se vale de A para ser sí mismo... B es una consecuencia de A y una consecuencia no puede afectar a su causa. Solo la contiene y expresa.

La "terquedad" de Español no es terquedad. Entiendo perfectamente -o eso creo- a Gerión, pero entre nosotros hay una discontinuidad que no es por causa de A, sino por causa de que B no sabe aún quién es su "Padre".

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(1)
    • Googlebot(1)
    • Bingbot(3)
×