Jump to content
Español

El cisma americano que amenaza a la Iglesia Católica

Recommended Posts

De otro lado y a riesgo de abusar de las citas, recojo otro artículo publicado hace un par de años en la versión italiana de Civiltà Cattolica, donde en esta ocasión se ofrece un análisis muy interesante acerca de la influencia de teologías protestantes como la de la prosperidad, en la política actual de EEUU, y la extraña confluencia ecuménica orientada hacia la política, entre esas sectas cristianas y el sector más integrista del orbe católico norteamericano. Y de  igual forma se ofrece un análisis de la respuesta que a este tipo de corrientes y ecumenismos, está tratando de dar el Papa Francisco, lo cual está como hemos visto anteriormente, en la base de la guerra contra él.

Ya me disculparéis por publicar tantas citas pero, su contenido me parece necesario para entender el meollo del asunto que tratamos en este hilo.

 

Cita

Fundamentalismo evangélico e integrismo católico. Un ecumenismo sorprendente

In God We Trust: tal es la frase impresa en los billetes bancarios de Estados Unidos de América, una frase que es también el lema nacional actual. La frase apareció por vez primera en una moneda del año 1864, pero no se hizo oficial hasta haber pasado por una resolución conjunta del Congreso en 1956. Significa «En Dios confiamos», y es un lema importante para una nación que en las raíces de su fundación tiene también motivaciones de carácter religioso. Para muchos se trata de una simple declaración de fe, mientras que para otros es la síntesis de una fusión problemática entre religión y Estado, entre fe y política, entre valores religiosos y economía.

Religión, maniqueísmo político y culto al apocalipsis

Especialmente en algunos Gobiernos de Estados Unidos de las últimas décadas se notó el creciente papel de la religión en los procesos electorales y en las decisiones de gobierno: un papel también de orden moral en la identificación de lo que está bien y lo que está mal.

Por momentos esta compenetración entre política, moral y religión asumió un lenguaje maniqueo que divide la realidad entre el bien absoluto y el mal absoluto. En efecto, después de que Bush hablara en su tiempo de un «eje del mal» que hay que enfrentar y, después de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, hiciera referencia a la responsabilidad de «liberar el mundo del mal», hoy el presidente Trump dirige su lucha contra una entidad colectiva genéricamente amplia, la de los «malos» (bad) o, también, «muy malos» (very bad). A veces los tonos utilizados por los que lo apoyan en algunas campañas asumen connotaciones que podríamos definir como «épicas».

Estas actitudes se basan en principios fundamentalistas protestantes evangélicos de comienzos del siglo pasado que se han ido radicalizando poco a poco. En efecto, se pasó de un rechazo a todo aquello que es «mundano», como se consideraba la política, a perseguir una influencia fuerte y determinada de esa moral religiosa en los procesos democráticos y sus resultados.

El término «fundamentalismo evangélico», que hoy puede asimilarse a «derecha protestante evangélica» o «teoconservadurismo», tiene sus orígenes entre los años 1910 y 1915. En esa época, Lyman Stewart, un millonario del sur de California, publicó 12 volúmenes titulados Los fundamentos (The Fundamentals). El autor procuraba responder a la «amenaza» de las ideas modernistas de la época resumiendo el pensamiento de los autores cuyo apoyo doctrinal apreciaba. De ese modo, ejemplificaba la fe evangélica en cuanto a los aspectos morales, sociales, colectivos e individuales. Entre quienes más aprecian los volúmenes de Stewart hay varios exponentes políticos y también dos presidentes recientes como Ronald Reagan y George W. Bush.

El pensamiento de las colectividades sociales religiosas inspiradas por autores como Stewart considera a Estados Unidos como una nación bendecida por Dios y no vacila en fundar el crecimiento económico del país en la adhesión literal a la Biblia. En el curso de los últimos años esto se ha visto alimentado, además, por la estigmatización de enemigos a los que, por decirlo así, se «demoniza».

En el universo que amenaza su modo de entender el American way of life se han sucedido a lo largo del tiempo los espíritus modernistas, los derechos de los esclavos negros, los movimientos hippies, el comunismo, los movimientos feministas, y así siguiendo, hasta llegar, hoy, a los inmigrantes y a los musulmanes. Para mantener el nivel de conflicto, sus exégesis bíblicas se han impulsado cada vez más hacia lecturas descontextualizadas de los textos del Antiguo Testamento sobre la conquista y la defensa de la «tierra prometida», más que guiarse por la mirada incisiva y llena de amor del Jesús de los Evangelios.

Dentro de esta narrativa no se proscribe aquello que impulsa al conflicto. No se considera el nexo existente entre capital y beneficios y la venta de armas. Por el contrario: a menudo la misma guerra es asimilada a las heroicas empresas de conquista del «Dios de los ejércitos» de Gedeón y de David. En esta visión maniquea, las armas pueden asumir una justificación de carácter teológico, y hoy no faltan tampoco pastores que buscan para ello un fundamento bíblico, utilizando fragmentos de la Sagrada Escritura como excusas fuera de contexto.

Otro aspecto interesante es la relación que esta colectividad religiosa —compuesta principalmente por blancos de extracción popular del Sur estadounidense profundo— tiene con la «creación». Hay como una suerte de «anestesia» respecto de los desastres ecológicos y de los problemas generados por el cambio climático. El «dominionismo» que profesan —que considera a los ecologistas como personas contrarias a la fe cristiana— hunde sus propias raíces en una comprensión literal de los relatos de la creación del libro del Génesis, una comprensión que coloca al hombre en una situación de «dominio» sobre la creación, mientras que esta queda sometida al arbitrio del hombre en un bíblico «sometimiento».

En esta visión teológica, los desastres naturales no solamente no se perciben como una alarma que debería inducirlos a revisar sus dogmas, sino, por el contrario, como signos que confirman su concepción no alegórica de las figuras finales del libro del Apocalipsis y su esperanza en «unos cielos nuevos y una tierra nueva».

Se trata de una fórmula profética: combatir las amenazas que se ciernen sobre los valores cristianos estadounidenses y esperar la inminente justicia de un Armagedón, una rendición de cuentas final entre el bien y el mal, entre Dios y Satanás. En este sentido, todo «proceso» (de paz, de diálogo, etc.), colapsa frente a la apremiante urgencia del fin, de la batalla final contra el enemigo. Y la comunidad de los creyentes, de la fe (faith), se convierte en la comunidad de los combatientes, de la batalla (fight). Tal lectura unidireccional de los textos bíblicos puede inducir a anestesiar las conciencias o a apoyar activamente las situaciones más atroces y dramáticas que el mundo vive fuera de las fronteras de la propia «tierra prometida».

El pastor Rousas John Rushdoony (1916-2001) es el padre del denominado «reconstruccionismo cristiano» (o «teología dominionista»), que ha tenido un gran impacto en la visión teopolítica del fundamentalismo cristiano. Es la doctrina que alimenta a organizaciones y redes políticas como el Council for National Policy y el pensamiento de sus exponentes, como Steve Bannon, actual chief strategist de la Casa Blanca y partidario de una geopolítica apocalíptica. [1]

«Lo primero que tenemos que hacer es dar voz a nuestras Iglesias», dicen algunos. El significado real de este tipo de expresiones es que se espera de ello la posibilidad de influir en la esfera política, parlamentaria, jurídica y educativa para someter las normas públicas a la moral religiosa.

En efecto, la doctrina de Rushdoony sostiene la necesidad teocrática de someter el Estado a la Biblia, con una lógica no diferente de la que inspira el fundamentalismo islámico. En el fondo, la narrativa del terror que alimenta el imaginario de los yihadistas y de los neocruzados abreva en fuentes no demasiado distantes entre sí. No hay que olvidar que la teopolítica que inspira la propaganda del Estado Islámico se funda en el mismo culto a un apocalipsis que hay que apresurar lo más posible. Por tanto, no es casual que George W. Bush haya sido reconocido como un «gran cruzado» por el propio Osama bin Laden.

Teología de la prosperidad y retórica de la libertad religiosa

Otro fenómeno relevante junto al maniqueísmo político es el paso del pietismo puritano original, basado en La ética protestante y el espíritu del capitalismo, de Max Weber, a la «teología de la prosperidad», propugnada principalmente por pastores millonarios y mediáticos y por organizaciones misioneras con una fuerte influencia religiosa, social y política. Ellos anuncian un «evangelio de la prosperidad», según el cual Dios desea que los creyentes disfruten de salud física, riqueza material y felicidad personal.

Es fácil percibir cómo algunos mensajes de las campañas electorales y sus semióticas abundan en referencias al fundamentalismo evangélico. Por ejemplo, a veces se ven imágenes en que los líderes políticos aparecen con aire triunfal con una Biblia en la mano.

Una figura relevante que inspiró a presidentes como Richard Nixon, Ronald Reagan y Donald Trump es el pastor Norman Vincent Peale (1898-1993), que ofició el primer matrimonio del actual presidente y el funeral de sus padres. Peale fue un predicador exitoso: vendió millones de ejemplares de su libro El poder del pensamiento positivo (1952), lleno de frases como «Si crees algo, lo obtendrás», «Si repites “Dios está conmigo, ¿quién estará contra mí?”, nada te detendrá», «Imprime en tu mente tu imagen de éxito, y el éxito llegará», etc. Muchos telepredicadores de la prosperidad mezclan mercadeo, dirección estratégica y predicación, concentrándose más en el éxito personal en la salvación o en la vida eterna.

Un tercer elemento, junto al maniqueísmo y al evangelio de la prosperidad, es una forma particular de proclamar la defensa de la «libertad religiosa». Claramente, la erosión de la libertad religiosa es una grave amenaza dentro de un creciente secularismo. Pero hay que evitar que su defensa se avenga al ritmo de los fundamentalismos de la «religión en libertad», percibida como un desafío virtual directo a la laicidad del Estado.

El ecumenismo fundamentalista

Basándose en los valores del fundamentalismo se está desarrollando una extraña forma de sorprendente ecumenismo entre fundamentalistas evangélicos y católicos integristas, unidos por la misma voluntad de una influencia religiosa directa en la dimensión política.

Algunos que se profesan católicos se expresan a veces en formas hasta hace poco tiempo desconocidas en su tradición y mucho más cercanas a los tonos evangélicos. En términos de atracción de masa electoral, estos electores se definen como value voters. El universo de convergencia ecuménica entre sectores que, paradójicamente, son competidores en cuanto a la pertenencia confesional, es bien definido. Este encuentro en torno a objetivos comunes se da en el terreno de temas como el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la educación religiosa en las escuelas y otras cuestiones consideradas genéricamente morales o ligadas a los valores. Tanto los evangélicos como los católicos integristas condenan el ecumenismo tradicional y, sin embargo, promueven un ecumenismo del conflicto que los une en el sueño nostálgico de un Estado de rasgos teocráticos.

La perspectiva más peligrosa de este extraño ecumenismo puede adscribirse a su visión xenófoba e islamófoba, que invoca muros y deportaciones purificadoras. La palabra «ecumenismo» se traduce así en una paradoja, en un «ecumenismo del odio». La intolerancia es marca celestial de purismo, el reduccionismo es metodología exegética y el ultraliteralismo es su clave hermenéutica.

Es clara la enorme diferencia que hay entre estos conceptos y el ecumenismo alentado por el papa Francisco con varios referentes cristianos y de otras confesiones religiosas, que se mueve en la línea de la inclusión, de la paz, del encuentro y de los puentes. Este fenómeno de ecumenismos opuestos, con percepciones contrapuestas de la fe y visiones del mundo en que las religiones desarrollan papeles inconciliables es, tal vez, el aspecto más desconocido y al mismo tiempo más dramático de la difusión del fundamentalismo integrista. A este nivel se comprende el significado histórico del compromiso del papa contra los «muros» y contra toda forma de «guerra de religión».

La tentación de la «guerra espiritual»

Por el contrario, el elemento religioso no debe confundirse nunca con el político. Confundir poder espiritual y poder temporal significa poner el uno al servicio del otro. Un rasgo claro de la geopolítica del papa Francisco consiste en no dar apoyos teológicos al poder para imponerse o para encontrar un enemigo interno o externo a combatir. Hay que huir de la tentación transversal y «ecuménica» de proyectar la divinidad sobre el poder político que se reviste de ella para sus propios fines. Francisco socava desde dentro la máquina narrativa de los milenarismos sectarios y del «dominionismo», que prepara para el apocalipsis y para el «choque final».[2] El énfasis puesto en la misericordia como atributo fundamental de Dios expresa esta exigencia radicalmente cristiana.

Francisco quiere romper el vínculo orgánico entre cultura, política, instituciones e Iglesia. La espiritualidad no puede ligarse a gobiernos o a pactos militares, porque ella está al servicio de todos los hombres. Las religiones no pueden considerar a algunos como enemigos jurados ni a otros como enemigos externos. La religión no debe convertirse en la garantía de los grupos dominantes. Y sin embargo, es justamente esta dinámica de espurio sabor teológico la que intenta imponer su propia ley y su propia lógica en el campo político.

Impresiona una cierta retórica utilizada, por ejemplo, por los comentaristas de Church Militant, una exitosa plataforma digital estadounidense abiertamente alineada a favor de un ultraconservadurismo político que utiliza los símbolos cristianos para imponerse. Esta instrumentalización se define como «auténtico cristianismo». Para expresar sus propias preferencias ha creado una precisa analogía entre Donald Trump y Constantino por una parte, y entre Hillary Clinton y Diocleciano por la otra. En esta perspectiva, las elecciones estadounidenses fueron entendidas como una «guerra espiritual». [3]

Este enfoque bélico y «militante» parece decididamente fascinante y evocador para un cierto público, sobre todo por el hecho de que la victoria de Constantino —dada por imposible contra Majencio, que contaba con el respaldo de todo el establishment romano— debía atribuirse a una intervención divina: in hoc signo vinces.

Así pues, Church Militant se pregunta si la victoria de Trump podría atribuirse a la oración de los estadounidenses. La respuesta sugerida es positiva. La consigna indirecta para el presidente Trump, nuevo Constantino, es clara: debe actuar en consecuencia. Un mensaje muy directo, por tanto, que quiere condicionar la presidencia connotándola con los rasgos de una elección «divina». In hoc signo vinces, justamente.

Hoy más que nunca es necesario despojar al poder del pomposo ropaje confesional, de sus corazas, de sus armaduras oxidadas. El esquema teopolítico fundamentalista quiere instaurar el reino de una divinidad aquí y ahora. Y, obviamente, la divinidad es la proyección ideal del poder constituido. Esta visión genera la ideología de conquista.

En cambio, el esquema teopolítico verdaderamente cristiano es escatológico, es decir, mira al futuro y quiere orientar la historia presente hacia el reino de Dios, reino de justicia y de paz. Esta visión genera el proceso de integración que se despliega con una diplomacia que no corona a nadie como «hombre de la Providencia».

Y es también por eso que la diplomacia de la Santa Sede quiere establecer relaciones directas y fluidas con las superpotencias, pero sin entrar en las redes de alianzas y de influencias prestablecidas. En este marco el papa no quiere negar ni dar la razón a nadie, porque sabe que en la raíz de los conflictos hay siempre una lucha de poder. Por tanto, no hay que imaginarse una «alineación» por razones morales o, peor aún, espirituales.

Francisco rechaza radicalmente la idea de la realización del reino de Dios en la tierra, que estaba en la base del Sacro Imperio Romano y de todas las formas políticas e institucionales similares, hasta la dimensión del «partido». Si así se entendiese, el «pueblo elegido» entraría en un complicado entrelazamiento de dimensiones religiosas y políticas que le haría perder la consciencia de su estar al servicio del mundo y lo contrapondría a quien está alejado, a quien no le pertenece, es decir, al «enemigo».

Es así como las raíces cristianas de los pueblos no deben entenderse nunca de manera etnicista. Las nociones de «raíces» y de «identidad» no tienen el mismo contenido para el católico y para el identitario neopagano. Más aún: el etnicismo triunfalista, arrogante y vengativo es lo contrario del cristianismo. El 9 de mayo dijo el papa en una entrevista al diario francés La Croix: «Sí, Europa tiene raíces cristianas. El cristianismo tiene el deber de regarlas, pero en un espíritu de servicio como para el lavatorio de los pies. El deber del cristianismo para Europa es el servicio». Y también: «La aportación del cristianismo a una cultura es la de Cristo con el lavatorio de los pies, o sea, el servicio y la donación de la vida. No debe ser una aportación colonialista».

Contra el miedo

¿En qué sentimiento se basa la persuasiva tentación de una alianza espuria entre política y fundamentalismo religioso? En el miedo a la fractura del orden constituido y en el temor al caos. Más aún, esta tentación funciona justamente gracias al caos que se percibe. La estrategia política para el éxito se torna en la de elevar los tonos del conflicto, exagerar el desorden, agitar los ánimos del pueblo con la proyección de escenarios inquietantes más allá de todo realismo.

En este punto la religión se convertiría en garante del orden, y una de las partes políticas encarnaría sus exigencias. La invocación del apocalipsis justifica el poder querido por un dios o en connivencia con un dios. Y el fundamentalismo se revela así no como producto de la experiencia religiosa, sino como una concepción pobre e instrumental de dicha experiencia.

Por eso Francisco está desarrollando una contranarración sistemática respecto de la narrativa del miedo. Hay que combatir, pues, la manipulación de esta época de ansiedad y de inseguridad. Por este mismo motivo Francisco omite valientemente dar cualquier legitimación teológico-política a los terroristas, evitando toda reducción del islam al terrorismo islamista. Y no se la da tampoco a aquellos que postulan y que quieren una «guerra santa» o que construyen barreras de alambre de púas. Efectivamente, el único alambre de púas para el cristiano es el de la corona de espinas que Cristo tiene en la cabeza.[4]

 

[1] Bannon cree en la visión apocalíptica que teorizaron William Strauss y Neil Howe en su libro The Fourth Turning: What Cycles of History Tell Us About America’s Next Rendezvous with Destiny, Nueva York, Broadway Books, 1997. Cf. también N. Howe, «Where did Steve Bannon get his worldview? From my book», en The Washington Post, 24 de febrero de 2017.

[2] Cf. A. Aresu, «Pope Francis against the Apocalypse», en Macrogeo (https://goo.gl/V5695i), 9 de junio de 2017.

[3] Cf. «Donald “Constantine” Trump? Could Heaven be intervening directly in the election?», en Church Militant (https://goo.gl/JjMhiL).

[4] Para profundizar estas reflexiones véase D. J. Fares, «L’antropologia politica di Papa Francesco», en Civ. Catt. 2014 I 345-360; A. Spadaro, «La diplomazia di Francesco. La misericordia come processo politico», ibíd. 2016 I 209-226 (trad. cast.: Íd., «La diplomacia de Francisco. La misericordia como proceso político» en Vida Nueva 2998, 23 al 29 de julio de 2016, 22-32); D. J. Fares, «Papa Francesco e la politica», ibíd. 2016 I 373-385; J. L. Narvaja, «La crisi di ogni politica cristiana. Erich Przywara e l’“idea di Europa”», ibíd. 2016 I 437-448; Íd., «Il significato della politica internazionale di Francesco», ibíd., 2017 III 8-15.

 

Si se analiza todo lo que se expone en el artículo anterior y lo insertamos en el marco de nuestra política nacional, podemos entender mejor la deriva actual de buena parte del sector tradicionalista, y el papel que partidos como Vox y sus aliados internacionales, podrían estar teniendo en todo ese entramado.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 19 horas, Español dijo:

De otro lado y a riesgo de abusar de las citas, recojo otro artículo publicado hace un par de años en la versión italiana de Civiltà Cattolica, donde en esta ocasión se ofrece un análisis muy interesante acerca de la influencia de teologías protestantes como la de la prosperidad, en la política actual de EEUU, y la extraña confluencia ecuménica orientada hacia la política, entre esas sectas cristianas y el sector más integrista del orbe católico norteamericano. Y de  igual forma se ofrece un análisis de la respuesta que a este tipo de corrientes y ecumenismos, está tratando de dar el Papa Francisco, lo cual está como hemos visto anteriormente, en la base de la guerra contra él.

Ya me disculparéis por publicar tantas citas pero, su contenido me parece necesario para entender el meollo del asunto que tratamos en este hilo.

 

 

Si se analiza todo lo que se expone en el artículo anterior y lo insertamos en el marco de nuestra política nacional, podemos entender mejor la deriva actual de buena parte del sector tradicionalista, y el papel que partidos como Vox y sus aliados internacionales, podrían estar teniendo en todo ese entramado.

Que joya de artículo, de hecho voy a difundirlo por algunos amigos católicos de boquilla votantes de vox, Pero bastante reacios a compartir la riqueza y muy apegados de facto a este "evangelio dinerista".

Hace unos días vi una entrevista de Pablo Iglesias a Juan Manuel de Prada, donde denuncia como este pensamiento se está infiltrando en nuestras sociedades. A partir del minuto15:40 da en la clave en mi opinión. 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Muy buena la explicación que da De Prada a Iglesias en ese vídeo acerca del sentido social del catolicismo, y la continua condena que ha hecho siempre la Iglesia del liberalismo, pese a que hoy se la utilice tanto para defender los valores de esa ideología.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Supongo que a estas alturas os habréis enterado de que Abascal ha dedicado varios tuits al cardenal Sarah después de reunirse con él. Por lo visto sólo hablaron de inmigración y no tocaron el tema de los divorciados adúlteros. El cardenal Sarah es definido como "un grande" por PROBLANCO.

Infovaticana dedica grandes titulares al evento. Pero al parecer hay algo más. Religión Digital informa de que el encuentro de Abascal con Sarah lo habría organizado Gabriel Ariza, que también habría organizado el reciente encuentro con Salvini. Muchos contactos tiene la familia Ariza, que difunde la señal de RT y ofrece en España las "exclusivas" de Viganó y otros trileros.

Es realmente preocupante la implicación de la cloaca intereconómica en estas maniobras. Y también la implicación de muchos católicos con Intereconomía. Las dos comuniones siempre han tenido un rollo muy raro con esta cadena. Leí en su día que Ariza es familiar de Enrique Ravello (SOM Catalans, el partido que invita a la Diada a la Liga Norte) y que éste a su vez es pariente de un dirigente cetáceo.

Yo no despreciaría el poder subversivo de la cloaca de Ariza. Montaron la operación esa de transfuguismo con la que le dieron el poder a Esperanza Aguire en la Comunidad de Madrid, y en su cadena se promocionaron inicialmente figuras después tristemente conocidas, como Francisco Granados, Cristina Cifuentes, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. Por ahí han pasado todos los corruptos. Y prácticamente toda la escoria que emponzoña España fue lanzada en esa cadena.

Volviendo al aspecto puramente religioso, no entiendo a qué juega el cardenal Sarah. O prefiero no entenderlo.

*  *  *

Recojo dos comentarios interesantes en Infocatólica. El primero es de una persona que conozco y que, si bien se sitúa en el campo lefebrista, tiene una percepción similar del viraje hipócrita de los infocatólicos:

Cita
Catalán
Este mismo texto habría sido considerado filolefebvrismo hasta hace bien poco.

¿Dónde queda todo aquello de "cum Petro et sub Petro", "si el Papa ve blanco lo que yo veo negro, entonces es blanco" y esas frasecitas que tanto molaban antes para cerrar cualquier tema sobre si el Papa tenía o no razón?

¿Alguien se ha caído del caballo o es que vamos a adaptando la doctrina de fidelidad al papa según simpatía por el papa que toque?
 
---

LF:
Más bien vamos siendo fieles a la doctrina, independientemente de si un Papa es fiel o no. Eso es ahora, en tiempos de San Pedro, de Liberio, de Zósimo, de Honorio y de Juan XXII.

La simpatía importa un pimiento.

Y sí, ha habido mucho ultramontanismo en el último siglo. Algo contrario a la Tradición.
 
 

Este otro mensaje dice también cosas sensatas y llega a afearle su condición de protestante a LFPB, aunque es igual de interesante la respuesta en la que éste enuncia la "cadena de mando" y declara que actúa según instrucciones del Padre Iraburu:

Cita
Joaquín
Confusión doctrinal a la que contribuyen no poco Burke y Schneider mostrando una actitud que en nada difiere de la que mostraron los disidentes a la Humanae Vitae. Y que agravan falseando, deformando, retorciendo, mutilando y descontextualizando todo lo que el Papa dice, empezando por el famoso Instrumentum Laboris (que es solo eso, ni siquiera es un documento destinado a fijar doctrina). Lo que están haciendo Burke y Schneider no es diverso de lo que hacían los Küng, Schillebeeckx et al, solo que desde otro punto de vista. Es puro y simple disenso teológico del legítimo Magisterio de la Iglesia, os pongáis como os pongáis (En el responsable de esta página no me sorprende teniendo en cuenta su procedencia protestante: se ve que protestante una vez protestante siempre, un ejemplo claro del famoso refrán "aunque la mona se vista de seda..." Sobre el matrimonio, preguntaría al cardenal Burke: Eminencia, ¿en qué parte de los Evangelios menciona la nulidad matrimonial, los impedimentos dirimentes, los no dirimentes y las dispensas a dichos impedimentos? ¿No son todo eso aportaciones de la Iglesia como lo es el dichoso capítulo VIII de la Amoris Laetitia? Solo pregunto.
---

LF:
....Os pongáis como os pongáis... 
...Responsable de esta página de procedencia protestante.

Qué tío más grande eres, majete. Grande como pocos.

Mira, chavalote. Te aclaro algo. Los responsables de esta página son el editor, P. José María Iraburu -el mismo que negó el carácter magisterial del capítulo VIII de Amoris Laetitia ante su evidente condición heterodoxa- y. bajo su autoridad, el director, Juan José Romero. Y reciben para ello la ayuda de un consejo editorial del que yo soy solo uno de sus miembros. Mi trabajo como redactor jefe está sometida a dichos responsables.

Dicho lo cual, veo que formas parte de aquellos que acusan sin dar ni siquiera un solo argumento en contra de las tesis del cardenal y el obispo. Ni uno. Porque claro, decir que son como Küng y cía es no decir nada. Y tu ataque ad hominem hacia mí demuestra el tipo de persona que eres. 
 

Ignoro quién es el superior del P. Iraburu, al que algunos lefebristas expulsados de Infocatólica y luego reintegrados llamaban "Iraburro". Pero si a estas alguras no ha actuado ese superior, no creo que lo haga en próximas fechas.

Share this post


Link to post
Share on other sites

esto que nos traes sin joyitas, hispano.

 

por cierto, hace tiempo que concluí que algunas coherencias de ciertos carlistas con los desvaríos separatistas, condescendencias extremas, etc, solo pueden tener como causa vinculaciones personales, familiares, sentimentales, etc.

está bien esperanzarse en el retorno del hijo pródigo, donde te cargas el asunto es cuando te vuelves implacable con otros, aunque estén menos errados.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, Hispanorromano dijo:

Ignoro quién es el superior del P. Iraburu, al que algunos lefebristas expulsados de Infocatólica y luego reintegrados llamaban "Iraburro". Pero si a estas alguras no ha actuado ese superior, no creo que lo haga en próximas fechas.

Si no estoy equivocado, el P. Iraburru depende de la diócesis de Pamplona, por lo que su superior sería el arzobispo de Pamplona-Tudela, Mons. Francisco Pérez Gonzalez. Ignoro bastante la sensibilidad de este obispo, solo sé que también es, o ha sido, arzobispo castrense.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Hay que acompañar también a quien no desea nuestra compañía y solo puede acompañar quien sabe su camino. Vivimos unos momentos Crísticos tan densos que casi da miedo...

Share this post


Link to post
Share on other sites

Se me había pasado este comentario de LFPB en el que acusa claramente de hereje al Papa:

Cita

LF:
En cuanto a la reforma litúrgica, de la que emana la Misa a la que llevo asistiendo toda mi vida como católico -suficiente para que quede claro que no comparto la tesis lefebvrista-, vaya corriendo a decirle eso a Joseph Ratzinger:
http://iteadthomam.blogspot.com/2010/07/card-ratzinger-novus-ordo-reform-was.html

Dice usted que este cardenal y este obispo no afirman que el Papa haya pronunciado herejía alguna. Pues si no lo dicen, deberían. El capítulo VIII de Amoris Laetitia es heterodoxo y supone la destrucción absoluta de la moral de la Iglesia. Basta leer el punto 301.

Así que, efectivamente, Francisco es bastante más peligroso que Liberio y Honorio

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35871#c395804

Más adelante, en respuesta a otro comentarista:

Cita

3- Creo que, si no vuelve Cristo antes -cosa harto probable-, este Papa será juzgado por heterodoxia en el futuro. Fue lo que ocurrió con Honorio.

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35871#c395884

Para que quede constancia.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 5 horas, Hispanorromano dijo:

El infocatólico LFPB dice que Francisco es un antipapa:

 

 

el tipo parece que no se ha quitado de dentro el tic protestante y actúa como tal, no tiene pinta de haber cambiado más que formalmente.

este tipo de ideas deben de estar haciendo un daño tremendo a quien se las cree y a quien no cree en nada... pues le dan coartadas para seguir en su estado.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo verdaderamente trágico no es lo que pueda decir ese hombre, que a fin de cuentas y como dice Vanu, no parece que haya llegado a salir nunca de la estructura del pensamiento protestante, sino que lo hace desde una supuesta plataforma de información católica, con la aquiescencia del sacerdote católico que la dirige y la indolencia de la Diócesis Navarra a la que éste pertenece y lo permite.

 

En el fondo, me parece a mí, lo que les molesta de verdad en este Papa, a muchos creyentes y consagrados, es que esté dedicando buena parte de los esfuerzos de su pontificado, en hacer limpieza y poner orden en todo ese entramado de lenguas bífidas que anida en la Iglesia, que con una mano te acarician el lomo y con la otra te clavan un puñal en el corazón.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Español dijo:

Lo verdaderamente trágico no es lo que pueda decir ese hombre, que a fin de cuentas y como dice Vanu, no parece que haya llegado a salir nunca de la estructura del pensamiento protestante, sino que lo hace desde una supuesta plataforma de información católica, con la aquiescencia del sacerdote católico que la dirige y la indolencia de la Diócesis Navarra a la que éste pertenece y lo permite.

 

En el fondo, me parece a mí, lo que les molesta de verdad en este Papa, a muchos creyentes y consagrados, es que esté dedicando buena parte de los esfuerzos de su pontificado, en hacer limpieza y poner orden en todo ese entramado de lenguas bífidas que anida en la Iglesia, que con una mano te acarician el lomo y con la otra te clavan un puñal en el corazón.

reconociendo mis precauciones iniciales, cada vez tengo mayor simpatía  a este Papa, a lo cual curiosamente están colaborando las lenguas bífidas que le empujan a uno a revisar las posiciones suyas que pretenden descalificar...

Share this post


Link to post
Share on other sites

Actuall y HazteOír se suman a la guerra sucia contra el Papa:

No, Santo Padre, no nos pida obedecer a la ONU

La frase está sacada de contexto de una manera asquerosa. Quieren dar a entender que el Papa es un "masón" que manda obedecer a la ONU, con la mala fama que esta organización tiene en cuanto al aborto, etcétera, pero lo cierto es que el Santo Padre respondía a una pregunta muy concreta sobre la colonización de Mauricio por EEUU y Reino Unido:

Cita

El Primer Ministro de Mauricio le agradeció su preocupación por el sufrimiento de nuestros conciudadanos que se vieron obligados a abandonar su archipiélago del Reino Unido tras la separación ilegal de esta parte de nuestro territorio antes de la independencia. Hoy hay una base militar americana en la isla de Diego García.  Santo Padre, los chagosianos en el exilio forzoso desde hace 50 años quieren regresar a su patria y las respectivas administraciones de los Estados Unidos y del Reino Unido no permiten que esto suceda a pesar de que hubo una resolución de las Naciones Unidas el pasado mes de mayo. ¿Cómo puede usted apoyar la voluntad de los chagosianos y ayudar a la gente de Chagos a regresar a casa?

El Papa: se tienen menos niños porque hay demasiado apego al bienestar individual - Vatican News

Lo curioso es que que los mismos sinvergüenzas que quieren contaminar al Santo Padre con la ONU ayer mismo, en respuesta a la posible exhumación y traslado del cadáver de de Franco, argüían que la ONU guardó un minuto de silencio por Franco. Lo que vale para masonizar al Santo Padre en cambio sirve para poner a Franco en un pedestal. Así de coherentes son en su guerra ideológica.

Actuall/HO hasta ahora había mantenido una posición discreta con el Papa, ya que dependen de apoyos eclesiásticos. Gente de HazteOír y del Yunque venían difamando al Santo padre a título individual, pero hasta ahora habían evitado ponerle la marca institucional de HazteOír a sus calumnias.

Esta calumnia concreta circula también por otros medios conservadores aficionados a la calumnia, como Infovaticana, GloriaTV o Enraizados en Cristo. Y está teniendo una importante difusión en Youtube.

Estos malditos hipócritas se han agarrado a esa frase sacada de contexto para difamar al Papa. Pero en cambio han evitado reproducir otras frases de la misma charla informal en la que el Papa decías cosas como ésta:

Cita

En segundo lugar, el problema de la juventud. África es un continente joven, tiene una vida joven, si lo comparamos con Europa, repetiré lo que dije en Estrasburgo: la madre Europa casi se ha convertido en "abuela Europa". Ha envejecido, estamos viviendo un invierno demográfico muy grave en Europa. Leí -no recuerdo en qué país, pero es una estadística oficial del gobierno- que en 2050 habrá más pensionistas en ese país que personas que trabajan, esto es trágico. ¿Cuál es el origen de este envejecimiento de Europa? Yo, es una opinión personal, creo que el bienestar está en la raíz. Aferrarse al bienestar - "Pero, estamos bien, no tengo hijos porque tengo que comprar la villa, tengo que hacer turismo, estoy bien así, un niño es un riesgo, nunca se sabe...". Bienestar y tranquilidad, pero es un ser que te lleva a envejecer. En cambio, África está llena de vida. Encontré en África un gesto que había encontrado en Filipinas y en Cartagena en Colombia. La gente cría a los niños como si dijeran "este es mi tesoro, esta es mi victoria, mi orgullo". Es el tesoro de los pobres, el niño. Pero es el tesoro de un país, de un país. Vi el mismo gesto en Europa del Este, en Iasci, especialmente esa abuela que mostraba al niño: este es mi triunfo....

O pasajes como éste en que se declara contrario a la globalización porque anula la identidad de los pueblos:

Cita

Y hay otra cosa que me gustaría aprovechar para decir después de su intervención. Hoy no hay colonizaciones geográficas - al menos no muchas... pero hay colonizaciones ideológicas, que quieren entrar en la cultura de los pueblos y cambiar esa cultura y homogeneizar a la humanidad. Es la imagen de la globalización como esfera, todos los puntos equidistantes del centro.  En cambio, la verdadera globalización no es una esfera, es un poliedro en el que cada pueblo conserva su propia identidad, pero se une a toda la humanidad. En cambio, la colonización ideológica trata de borrar la identidad de los demás para hacerlos iguales y llegan a ustedes con propuestas ideológicas que van en contra de la naturaleza de ese pueblo, de la historia de ese pueblo, en contra de los valores de ese pueblo. Y hay que respetar la identidad de las personas, es una premisa que siempre hay que defender. La identidad de los pueblos debe ser respetada y por eso expulsamos toda colonización.

A estas ratas manipuladoras les habría sido muy fácil tomar estos dos pasajes para reforzar su mensaje identitario. Pero como en realidad no están interesados en la salvación de Europa o de la raza blanca, han preferido centrarse en las frases que se podían usar -sacadas de contexto- para dar una mala imagen del Santo Padre.

Y ésa es la táctica que emplean de forma sistemática. Amplifican y manipulan todas las palabras que se puedan usar para presentar al Papa como un izquierdista,  y al mismo tiempo boicotean la difusión de los pasajes que pudieran resultar gratos a la audiencia de derechas. Así es como van preparando el cisma, siguiendo consignas internacionales.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 11 horas, Hispanorromano dijo:

Actuall y HazteOír se suman a la guerra sucia contra el Papa:

No, Santo Padre, no nos pida obedecer a la ONU

La frase está sacada de contexto de una manera asquerosa. Quieren dar a entender que el Papa es un "masón" que manda obedecer a la ONU, con la mala fama que esta organización tiene en cuanto al aborto, etcétera, pero lo cierto es que el Santo Padre respondía a una pregunta muy concreta sobre la colonización de Mauricio por EEUU y Reino Unido:

Lo curioso es que que los mismos sinvergüenzas que quieren contaminar al Santo Padre con la ONU ayer mismo, en respuesta a la posible exhumación y traslado del cadáver de de Franco, argüían que la ONU guardó un minuto de silencio por Franco. Lo que vale para masonizar al Santo Padre en cambio sirve para poner a Franco en un pedestal. Así de coherentes son en su guerra ideológica.

Actuall/HO hasta ahora había mantenido una posición discreta con el Papa, ya que dependen de apoyos eclesiásticos. Gente de HazteOír y del Yunque venían difamando al Santo padre a título individual, pero hasta ahora habían evitado ponerle la marca institucional de HazteOír a sus calumnias.

Esta calumnia concreta circula también por otros medios conservadores aficionados a la calumnia, como Infovaticana, GloriaTV o Enraizados en Cristo. Y está teniendo una importante difusión en Youtube.

Estos malditos hipócritas se han agarrado a esa frase sacada de contexto para difamar al Papa. Pero en cambio han evitado reproducir otras frases de la misma charla informal en la que el Papa decías cosas como ésta:

O pasajes como éste en que se declara contrario a la globalización porque anula la identidad de los pueblos:

A estas ratas manipuladoras les habría sido muy fácil tomar estos dos pasajes para reforzar su mensaje identitario. Pero como en realidad no están interesados en la salvación de Europa o de la raza blanca, han preferido centrarse en las frases que se podían usar -sacadas de contexto- para dar una mala imagen del Santo Padre.

Y ésa es la táctica que emplean de forma sistemática. Amplifican y manipulan todas las palabras que se puedan usar para presentar al Papa como un izquierdista,  y al mismo tiempo boicotean la difusión de los pasajes que pudieran resultar gratos a la audiencia de derechas. Así es como van preparando el cisma, siguiendo consignas internacionales.

 

respira y cuenta hasta diez, Hispano... :005:

entiendo tu cabreo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Digo yo, puestos a pastelear con protestantes, ¿por qué pastelear con progres está bien y con evangélicos no?

Me entra curiosidad ver que todo el argumento "aggiornato" que se utiliza en el tratamiento con el mundo izquierdista -hay que estar con ellos porque están enfermos, Jesús está con los leprosos, los publicanos, patatín patatán- se cae en mil pedazos al tratar con el otro lado, a la que nos vamos de repente al Dios castigador y a los que se vilipendian y azotan de mil maneras. He visto por estos hilos acusaciones durísimas de pederastia a los católicos "del ala evangeloide" que podría soltarlas un rojo cualquiera.

En realidad evidencia una lucha intestina entre católicos de izquierda y de derecha y caer en esa lucha es muy poco católico. ¿Os leéis, compañeros? ¿A quién se pretende convencer? ¿La "actualización moderna de la Iglesia" consiste en echar pestes a lo moderno del ala que se supone más débil y proclive a desaparecer, o del ala contraria a la que uno esté? Algunos tenemos la decencia de ir de ateos. Ha sido llegar a este mundo católico que creía refugio y me encuentro luchas que ni las de Stalin contra Trotsky. Ingenuo de mí.

Entendería mejor una solución que intentara elevarse por encima de las luchas mundanas entre dos imperios que son el yankee y el masonoeuropeo, imperios que por mucho poder que tengan ni nos van ni nos vienen y menos a nosotros, los hispanos. Sí ocurre que el mundo hispano está dividido demográfico en tercios, el tercio masonoprogre (España, Argentina), el tercio católico tradicional (México, Colombia) y el tercio evangélico (por culpa de Brasil, Centroamérica, Chile). ¿Nos conviene imponer un tercio contra los otros dos? ¿Qué planes hay? Si el siguiente Papa es Sarah, ¿veremos por aquí un giro de 180º o de repente empezaré a leer acusaciones al mismo como integrantes del "ala progre" de la Iglesia?

¿Por qué tratar a la gente como idiotas? Se entendería mejor una explicación veraz, en plan... pues mira sí, los jefes han decidido que los progres tienen más pasta que los evangélicos por mucho ruido que monten, y van a ganar así que mejor teñirnos un pelín de rosa, ya sabes, ya veremos qué pasa en el futuro, algo se salvará, ya cambiaremos, ya sabes chico. Cosa que cuadra todo pero claro, no se puede decir porque de cara a la galería es de una cobardía enorme en comparación con la historia de la Iglesia. Y en comparación con el Imperio español, que también, empezó con cuatro pastores tirando piedras en Asturias.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • I'm giving birth
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Facebookexternalhit(11)
    • Chrome(10)
    • YandexBot(4)
    • Googlebot(3)
×