Jump to content
Hispanorromano

La dialéctica subversiva de la izquierda: el franquismo, peor que el nazismo

Recommended Posts

El Español abrió un hilo en el que denunciaba la dialéctica incendiaria de la izquierda al aplicar la calificación de "terroristas" a los "machistas". Como bien señalaron elprotegido y El Forastero, a la izquierda no le interesa solucionar los problemas sino explotarlos en su propio beneficio, aunque sea a costa de una guerra civil y del sufrimiento de miles de personas.

Traigo otra de estas ocurrencias de la izquierda. En este disparatado artículo, sostienen que los campos de concentración temporales que estableció el franquismo para lidiar con los desplazados eran peores que los campos de exterminio nazis:

Algunos campos de concentración del franquismo en Andalucía eran peores que los campos nazis | Público

Y no es sólo un titular sensacionalista. Dentro de la noticia, hay un majadero que realmente sostiene que esos campos transitorios eran peores que el mismísimo Auschwitz:

Cita

Desde septiembre de 1941 hasta agosto de 1942 permaneció abierto aquel recinto infernal, por donde pasaron unas 300 personas, de las que algo más de 140 fallecieron de hambre, frío y enfermedades. Murieron casi la mitad. 'Yo he visitado Auschwitz y otros campos nazis y el campo de La Algaba era muchísimo peor. Los internos no tenían para comer, iban medio desnudos con un baby harapiento y dormían sin techo. Aquel invierno morían varios cada día y la gente del pueblo se escandalizaba del trasiego constante de muertos'.

Fijaos qué disparate: en su odio obsesivo contra los sublevados del 18 de julio de 1936 y contra el franquismo, banalizan el holocausto y contribuyen a blanquear el nazismo. No les importan las peligrosísimas consecuencias que se podrían derivar de esas afirmaciones sobre los campos españoles y Auschwitz; ellos van a lo suyo, que es saciar sus odios atávicos y enfrentar a la sociedad española para sacar tajada.

Alguna asociación de víctimas de los campos nazis debería meterles un buen puro a estos majaderos de izquierdas.

No es la primera vez que estos izquierdistas enfermos de odio manifiestan su preferencia por el nazismo antes que por el franquismo o el falangismo. Creo que en el fondo hay una secreta afinidad. Saben reconocer a los suyos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

me consta que ya ha habido organizaciones judías que se han quejado por los continuos intentos de grupos, como podría ser el caso de los separatistas catalanes,  de tratar de equipararse a los judíos con los nazis para tratar de usar en su favor el imaginario asociado.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Recuerdo que hace unos meses Monedero entrevistó a Verstrynge y este último afirmó que VOX era "carcundia", en contraposición con la extrema derecha de otros países, muy liberal en las costumbres y, por lo tanto, preferida por Verstrynge. Que dijera esto Verstrynge no me sorprende en absoluto (aunque él afirma que fue fascista, yo afirmo que nunca lo ha sido; nazi en todo caso), pero me dio la sensación que Monedero le daba la razón en esa alabanza encubierta al identitarismo, lo cual me pareció más chocante. Algunos otros comentarios de este estilo, de menosprecio a la derecha española en contraposición con la derecha de otros países, los he oído decir a otra gente de extrema izquierda.

Quizá no reproduzco los hechos exactamente, cuando tenga el tiempo repaso el vídeo de nuevo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Yo he crecido en lo que en su día fue uno de esos campos de concentración, en Alicante, donde al haber sido uno de los últimos reductos republicanos, se concentró mucha gente de toda España que huía del bando nacional, junto a las tropas, y fue capturada en el puerto e inmediaciones de la ciudad.

Como digo, he crecido y jugado en ese lugar: de niño he jugado a las batallas y al escondite en las alambradas, búnkeres y  restos de lo que en su día fue un campo de prisioneros, y lo más importante, he conocido personalmente a personas que estuvieran presas allí, alguna familia mía, que pudieron contarme de primera mano cómo fue aquello. Y es curioso porque en ninguna de esas personas, al contrario de quienes hoy hablan de aquello, noté nunca atisbo de rencor alguno y sí un profundo sentimiento de dolor por haberse visto obligados a matar y ver morir a gente que en definitiva eran paisanos, compatriotas.

Jugué en ese campo y en el castillo de Alicante, que estaba junto a mi casa y también sirvió de campo de concentración durante y al acabar la guerra. Primero fue republicano y posteriormente nacional. Aún pueden verse allí, grabadas en las piedras, los nombres y las firmas de aquellas personas que estuvieron allí prisioneras de uno y otro bando. Algún día haré un reportaje fotográfico y lo colgaré en el foro, porque considero que es un recuerdo de la memoria de España digno de conservar, para que no se repita.

Digo todo esto porque, en toda mi vida siempre he tenido muy presente aquella realidad que medio conocí de niño, y para mí sigue significando mucho pues me ha dado pie a muchas reflexiones de esas que te dejan huella. Pero la gente que estuvo allí me contó cómo fue aquello, y desde luego su relato no se parece en nada a lo que dicen esos artículos.

Efectivamente era un campo de prisioneros, y había disciplina militar, hacinamiento de gente y juicios sumarios. Pero era la disciplina necesaria para mantener el orden tras una guerra que acababa de terminar. Era el hacinamiento propio de tener que recoger a miles de desplazados. Y eran  juicios con juez, fiscal y defensa, donde no todos los que eran juzgados salían condenados. Mucha gente volvía a su vida normal porque, de forma más o menos imperfecta, en aquellos lugares también se impartía justicia. Y si se firmaban sentencias de muerte, es por que en España en aquel tiempo existía la pena capital, como en el resto del mundo, igual que hoy se firman otro tipo de sentencias según el código vigente en cada época. Otros simplemente salían tras haber comprobado las autoridades que no eran gente peligrosa ni acusada de nada. Estos fueron  la mayoría

Hay que pensar que, esas personas, tanto vencedores como vencidos, habían estado en guerra durante tres años, y en ese tiempo muchos se habían dedicado a vivir sin ley, otros habían cometido crímenes valiéndose de su poder. Yo he conocido gente, también entre mi familia y amigos, que perdió familiares en los famosos paseos de la guardia republicana, que acababan en la tapia del cementerio, sin juicio ni derecho procesal. En Alicante hubo paseos, sacas, checas… también espías y conspiradores de uno y otro bando, gente que en definitiva y por muy legítima que se pueda considerar la adherencia a uno u otro bando, independientemente de eso obró mal.

Y mucha de esa gente, junto a miles de milicianos que rindieron su posición, acabada la guerra fue capturada y detenida tal como hubiera hecho cualquier vencedor en una contienda militar para restablecer la paz. Pero lo importante es que hubo justicia, en ocasiones más o menos cuestionable, pero la hubo. Y esa justicia dictaminó muchas sentencias de muerte, es cierto, pero también muchas falsas acusaciones que, por envidias o rencores, gente partidaria del bando nacional, se encargó de levantar.

Si no hubiera habido justicia, no se hubiera diferenciado lo verdadero de lo falso y toda aquella gente inocente habría muerto por despecho. Y no fue así porque yo he crecido con ellos, y hoy tengo a bien honrar también su memoria pues, no es la de nadie que andara obrando o deseando el mal de otros ni propagando mentiras, muy al contrario, personas que rehicieron sus vidas y acabaron felizmente edificando sinceras amistades con quienes en otro tiempo habían sido sus enemigos. No existe nada más hermoso, os lo aseguro, que haber crecido viviendo eso, que es el verdadero fruto del amor cristiano.

En cuanto a la vida en los campos, pues tampoco me han contado que fuese cosa especialmente grave. Era más grave el miedo que tenían a lo que pudiera ocurrir, que la gravedad en sí de la detención. La incertidumbre siempre es dolorosa. Eso sí, chinches, miseria y hambre me contaron que a mansalva, aunque lamentablemente eso fuera común en casi toda España tras la ruina que supuso la guerra civil.

En definitiva, lo que ocurrió en aquellos campos y fuera de ellos fue terrible, desde luego, pero no porque fuese comparable a los campos de exterminio nazi, afortunadamente, sino porque implica que una vez en nuestra nación, las personas fueron capaces de tomar las armas, hermanos contra hermanos, y eso siempre es terrible y doloroso para todos. Quiera Dios no se repita nunca, y a todos esos insensatos que hoy añoran estúpidamente aquella contienda, le conceda entender el daño que provocan y se olviden así de sus estúpidas miserias y ambiciones históricas.

 


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 horas, elprotegido dijo:

Recuerdo que hace unos meses Monedero entrevistó a Verstrynge y este último afirmó que VOX era "carcundia", en contraposición con la extrema derecha de otros países, muy liberal en las costumbres y, por lo tanto, preferida por Verstrynge. Que dijera esto Verstrynge no me sorprende en absoluto (aunque él afirma que fue fascista, yo afirmo que nunca lo ha sido; nazi en todo caso), pero me dio la sensación que Monedero le daba la razón en esa alabanza encubierta al identitarismo, lo cual me pareció más chocante. Algunos otros comentarios de este estilo, de menosprecio a la derecha española en contraposición con la derecha de otros países, los he oído decir a otra gente de extrema izquierda.

Sí, ese tipo de pensamientos son frecuentes en muchos  izquierdistas. Algunos consideran a Vox algo despreciable y casposo mientras que tienen cierto aprecio por el partido de Le Pen o el de Salvini. Lo vimos con el manifiesto ese de Anguita en el que elogiaba con escaso disimulo a la Liga de Salvini, cuando es un partido que propone que los ricos paguen los mismos impuestos que los pobres. Manolo Monereo, histórico del PCE y diputado de Unidas Podemos, ya ha anunciado su entusiasta presencia en una de las manifestaciones que organiza Salvini contra la UE. Y lo vimos también cuando algunos rojos españoles promovían el voto a Trump. Aunque aquí ya entramos en el terreno del rojipardismo que se está promoviendo desde ciertos focos de poder. Así lo resumía, en El Confidencial, Esteban Hernández, uno de los intelectuales de izquierdas que está apostando por esta alianza rojiparda que tiene como laboratorio a Italia (ojo, porque miente bastante en lo relativo a Dugin):

Cita

Italia es la principal excepción a esa regla, ya que el gobierno presidido por Conte ha sido posible gracias a la alianza entre un partido de extrema derecha, como la Lega Nord y otro populista, Cinque Stelle, cuya orientación política, por ejemplo en asuntos sociales, es claramente distinta del de Salvini. Por así decir, los populismos de derecha y de izquierda se unieron para gobernar el país.

Esto es bastante más significativo de lo que parece, como bien explica Aleksandr Dugin, un teórico de las relaciones internacionales que ha sido denominado el "filósofo favorito de Putin" o el "cerebro de Putin", y cuyas ideas sobre geopolítica son muy apreciadas en el entorno militar de Moscú y cuya 'Cuarta Teoría Política' también ha tenido traducción para los países de la UE, e Italia ha sido un buen ejemplo, aunque en general sus visiones no hayan sobrepasado ámbitos ideológicos muy reducidos.

Para Dugin, el eje político dominante no es el de la izquierda y derecha, sino el que coloca en un lado al orden liberal reinante y al otro a quienes quieren recuperar la identidad, la soberanía y la prosperidad económica para sus países. Su posición, además, es peculiar, porque no opta por una Europa rota, fragmentada en naciones, lo cual "no es otra cosa que el plan B de los globalistas", sino por un continente fuerte, unido y con un ejército común sólido ("los países europeos son demasiado débiles para defender su soberanía por sí solos, necesitan alianzas", asegura en la revista de extrema derecha 'La emboscadura'), aunque con un reparto de poder alejado del de la actual UE y, por supuesto, con una Europa más cercana a Rusia.

Desde su perspectiva, la opción ganadora, aquella que podría representar el partido populista total, sería aquella que se opusiera al liberalismo y defendiera los valores, las identidades y la tradición, pero también la justicia social; aquella que apostara por el pueblo y la comunidad, "no por el nacionalismo xenófobo racista y etnocéntrico", pero también por su bienestar material, algo que entiende imposible desde el capitalismo global y liberal. Ese partido no existe en Europa; quizá cuando Florian Philippot estuvo al lado de Marine Le Pen pudo esbozarse algo de esa opción política, pero el antiguo Frente Nacional está ya lejos de aquellas aventuras.

Sin embargo, apareció una excepción que sí respondía a esa idea, Italia, porque allí se produjo la alianza entre un partido identitario y de derechas, la Lega, y otro populista y con el acento puesto en elementos sociales, como 5 Stelle. Aquello era el triunfo de la 'hipótesis Dugin', a través de un camino diferente, otro modo de llegar al partido populista integral. Como asegura en una entrevista publicada en la revista de extrema derecha 'La emboscadura', la unión entre Salvini y Di Maio era la precursora de cambios radicales en el curso de Europa Occidental, porque esa fórmula podía y debía extenderse: el objetivo era fomentar esas uniones en otros países de Europa, de modo que Vox y Podemos, Aufstehen y Alternativa para Alemania, los conservadores tradicionalistas británicos y Corbyn debían profundizar en aquello que les unía, "porque mientras estén separados, los liberales siempre vencerán".

Huawei: El final de la hipótesis Dugin y las lecciones que nos está enseñando Italia

Pero sin necesidad de irnos a ese rojipardismo que se está promoviendo actualmente, es frecuente que algunos izquierdistas muestren un vivo desprecio por la extrema derecha española y en cambio muestren cierto aprecio por la extranjera, muy especialmente por la germana. En BBJ se ve constantemente. Pongo un ejemplo captado ayer mismo. Un neonazi abre este hilo para denigrar a Vox por cuestiones raciales:

VOX - El partido antiinmigración que quiere dar asilo automático a 30 millones de venezolanos y 11 millones de cubanos | Burbuja.info

Y al ultraizquierdista zapatitos no se le ocurre otra cosa que dejar este mensaje en apoyo de la tesis inicial, que naturalmente es vitoreado por varios neonazis:

Cita

Los panchis son nuestros hermanitos de sangre que lo ha decretado nuestro mesías, alabado sea.

Saludos.

Quizá este desprecio radical de la izquierda hacia la extrema derecha española sólo sea una simple extensión de su desprecio a España. La odian por española. O quizá también haya una secreta afinidad entre la izquierda española y esas extrañas extremas derechas que se dieron en el mundo germánico. Después de todo, si muchos rojos españoles simpatizan con el protestantismo por ir contra España, no sería tan raro que simpaticen con las extremas derechas moldeadas por ese magma protestante.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Este mensaje asqueroso lo firma, en respuesta a Ariki Mau de BBJ, un supuesto anarquista:

Cita

Pienso que ve fantasmas donde nos los hay. Nadie juega a desmoralizar a los cristianos. Esa función la cumplen muy bien sus pastores. Por no hablar que sus creyentes nunca se han creído, realmente, la farfolla semita...

Muchos como ustedes nos van a obligar a ver con simpatía al nacional socialismo. Y se lo dice un libertario como yo. Aunque es normal, hoy sólo hay dos doctrinas libres del pensamiento semita: el ns y el anarquismo. No es casualidad, a pesar de las indudables diferencias no se puede negar que son ramas del tronco indoeuropeo. El cristianismo no lo es. Se pongan ustedes como se pongan.

https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/desmontando-el-neopaganismo.1202645/page-19#

Mensajes de este tipo hay todos los días. Pero quizá es desviarse demisiado del tema inicial del hilo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

En relación con este tema, no estaría demás traer a colación un artículo que publica hoy En Conidencial, donde se exhiben unas fotografías de un fotógrafo valenciano que fotografíó uno de los campos de concentración más famosos de la posguerra, aunque en realidad las imágenes se corresponden con el periodo de guerra ya que el campo, originalmente fue levantado por la propia República.

No está demás tomar nota de ello porque es muy posible que dichas imágenes puedan ser utilizadas en un futuro para volver a tergiversar la historia, si es que finalmente se lleva a cabo esa idea de la comisión de la verdad histórica que quiere implantar la izquierda ahora en el poder.

Cita

¿Auschwitz en 1944? No, Alicante 1938. Las impactantes fotos de la guerra de Luis Vidal

Las tomó en el campo de trabajo republicano durante la contienda y son los documentos más consultados del fondo recién digitalizado de la Biblioteca Nacional

Foto: Campo de Albatera. Biblioteca Digital Hispánica (Biblioteca Nacional). Reportajes Gráficos Luis Vidal.
Campo de Albatera. Biblioteca Digital Hispánica (Biblioteca Nacional). Reportajes Gráficos Luis Vidal.
 

El fotoperiodista valenciano Luis Vidal Corella (1900-1959), perteneciente a una familia de fotógrafos —su padre, Martín, y sus hermanos Martín y Vicente también se dedicaban a este oficio—, cubrió cómo se montaba el campo de trabajo de Albatera, en la zona de la Vega Baja del Segura en Alicante. Era una construcción que había puesto en marcha en octubre de 1937 el Gobierno de la II República para alojar a los condenados por los tribunales especiales populares y por los juzgados de Urgencia en casos de delitos de rebelión, sedición y desafección al régimen. En total, eran 40.000 hectáreas de un antiguo saladar y estaba previsto que fuera ocupado por entre 2.000 y 3.000 personas. Vidal retrató cómo se construían los barracones y cómo trabajaban algunos de sus primeros presos con material mecánico y también en hornos de cocción de pan. Esta tirada de seis imágenes, de febrero de 1938, según estima la familia del fotógrafo, hoy se encuentra en el fondo de la Biblioteca Digital Hispánica y ha sido el documento digitalizado más consultado de la Biblioteca Nacional en 2019, que ya tiene más de medio millón de páginas digitalizadas y cuyas consultas superan los siete millones.

“Mi abuelo no solía hablar nada de la Guerra Civil y nunca comentaba los trabajos que hacía. Nosotros nos enteramos de que existían estas fotografías cuando fuimos hace un par de años a la biblioteca y vimos que había estado en Albatera”, comenta Luis Vidal, nieto de este fotoperiodista, a El Confidencial.

Detenido tras la guerra

El propio Vidal Corella tenía motivos para no desvelar mucho de su propio trabajo. Durante la guerra, cubrió todo lo que ocurría en zonas como el frente de Teruel —de hecho, fue quien retrató a La Pasionaria entrando en la plaza de Torico tras la victoria republicana, una imagen que hoy se encuentra en el Museo de Teruel—, en Valencia y alrededores. Trabajaba para 'El Mercantil Valenciano', que después se convertiría en 'El Levante', pero también colaboraba con otros medios como 'ABC' y 'La Vanguardia'.

Vidal fue quien retrató a La Pasionaria entrando en la plaza de Torico tras la victoria republicana, una imagen que hoy se encuentra en el Museo de Teruel

Cuando el Gobierno republicano se trasladó a Valencia, fue uno de los principales fotoperiodistas que contaron lo que estaba sucediendo en esta zona, con la ciudad en guerra. “También enviaba sus fotografías a diversos ministerios”, cuenta su nieto. Al final de la contienda, cuando el bando nacional obtuvo la victoria, estuvo una semana detenido, pero finalmente le soltaron. “Pensamos que al hombre no le apetecería hablar mucho de esta época. Seguramente, fue muy doloroso para él”, añade Vidal. Tiempo después, sí pudo seguir con su trabajo en 'El Mercantil' cubriendo ya otro tipo de aspectos, desde corridas de toros a las fallas, pero también acontecimientos políticos.

Campo de concentración franquista

Las seis fotografías que posee la Biblioteca Nacional pertenecen a un fondo digitalizado de alrededor de 11.000 fotografías de las 44.000 que aproximadamente integran el conjunto de fotografías relacionado con la Guerra Civil española. Fueron trasladadas en 1980 desde el Ministerio de Cultura a la BNE y están depositadas en la caja número 106. La familia no sabe muy bien cómo llegaron al ministerio ni cómo estaban en poder del Estado, ya que ellos no tenían estas imágenes. “Mi abuelo mandaba fotos para diferentes revistas y publicaciones en Madrid. Era corresponsal para varios ministerios y suponemos que llegaron por esos conductos. A través del Ministerio de Propaganda. Y de ahí después acabarían en la Biblioteca Nacional”, explica su nieto.

 

Campo de Albatera. Biblioteca Digital Hispánica (Biblioteca Nacional). Reportajes Gráficos Luis Vidal.
Campo de Albatera. Biblioteca Digital Hispánica (Biblioteca Nacional). Reportajes Gráficos Luis Vidal.

 

Las imágenes de Albatera muestran cómo era el campo antes del final de la guerra. Aunque puede asimilarse a los campos de concentración posteriores de los alemanes —por los uniformes de los presos—, en realidad era un campo de trabajo. Según señala Vidal en los reversos de sus fotografías, los prisioneros se encuentran fabricando “tubos de cemento para conducción de agua”, en “los hornos para la cocción de pan” o con herramientas destinadas a la “reparación de coches”.

La historia de este campo de trabajo, sin embargo, tuvo un final mucho más tortuoso. A partir del 11 de abril de 1939, sería tomado por las fuerzas nacionales y reconvertido en campo de concentración, según han señalado diversos historiadores como Felipe Mejías, con condiciones muy duras para sus presos, republicanos que intentaban salir de España a través de los puertos valencianos. De albergar a cerca de 2.000 presos pasó a tener más de 16.000. Entre ellos, se encontraron la primera mujer de Santiago Carrillo, Asunción Sánchez de Tudela, y su hija pequeña, que enfermó en este campo y murió poco después, según relató su padre. No sería cerrado hasta octubre de 1939, cuando los prisioneros o bien fueron liberados, trasladados a centros penitenciarios o condenados a muerte. Apenas quedó nada de todo lo que sucedió en él.

De albergar a cerca de 2.000 presos pasó a tener más de 16.000. Entre ellos, se encontraban la primera mujer de Carrillo y su hija pequeña

El interés por las imágenes de este campo da cuenta de lo desconocidas que a día de hoy todavía resultan estas construcciones de la Guerra Civil. Y resaltan el trabajo de muchos fotoperiodistas que estuvieron allí para contarlo. “Mi abuelo vivió todo esto junto a corresponsales de guerra como Walter Reuter, de quien también hay muchas fotografías en la Biblioteca Nacional. Sabemos que se desplazarían juntos en muchas ocasiones”, cuenta su nieto. De Valencia, a Teruel o Albatera para dejar un testimonio periodístico que hoy ya es Historia.

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 57 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(3)
    • Bingbot(4)
    • YandexBot(1)
×