Jump to content
Corazón Español

Pieza movida: Discusión sobre la Iglesia procedente del tema "Pregunta al Lector silente"

Recommended Posts

Justo ahora, Gerión dijo:

Muchas las escuelas de la Modernidad se basan aquí o allí en la muerte nietzscheana de Dios o similar. Releyéndome, las palabras empleadas fueron:

he hablado de que les falta la Reconstrucción de Dios, algo que quizás hubieran hecho o tienen por hacer, 

Si a constructivistas como la Escuela de Oviedo no se les puede recomendar la reconstrucción de Dios, mal vamos. Sería el camino óptimo. A lo mejor pretendéis que se conviertan a base de porrazo y tentetieso. Curiosamente esas son las formas imperiales, materialistas, que no defendéis como válidas. Claro que funcionan, pero también en el sentido inverso, tipos que acaban hartándose y deciden dar porrazos de vuelta.

Debe ser que tengo una exageradísima capacidad de empatía para ponerme en la piel y entender los presupuestos de mucha gente, para entender su forma de pensar y facilitarles el camino.

que no, hombre, que no se puede imponer la Fe en Dios a machamartillo... lo que te estamos diciendo es que es una osadía pretender construir a Dios, mucho menos desde la no creencia en Él, es de todo punto absurdo.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 minuto, Gerión dijo:

¿Hablas en nombre de la Iglesia Católica?

No, hablo como persona que asume el Credo de la Iglesia... NEGANDO TU ACUSACIÓN QUE  HACES DE TENER UNA IDEA PROPIA DE DIOS (equivocada según tú, pues al parecer andas más certero).

Por eso, explica qué comprendes tú de Dios que no comprende la Iglesia Católica.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Justo ahora, Vanu Gómez dijo:

que no, hombre, que no se puede imponer la Fe en Dios a machamartillo... lo que te estamos diciendo es que es una osadía pretender construir a Dios, mucho menos desde la no creencia en Él, es de todo punto absurdo.

No me has seguido. Hablé o hablado ya muchas veces de la evangelización a los bárbaros, y éstos han de entenderlo en sus términos, igual que se encontraban figuras similares a la de Dios, el Cielo, etc. en las diferentes culturas que se iban encontrando los misioneros por el mundo.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Justo ahora, Gerión dijo:

No me has seguido. Hablé o hablado ya muchas veces de la evangelización a los bárbaros, y éstos han de entenderlo en sus términos, igual que se encontraban figuras similares a la de Dios, el Cielo, etc. en las diferentes culturas que se iban encontrando los misioneros por el mundo.

expresionista creo que fue el que en burbuja explico la cuestión de los vagos recuerdos o intuiciones de Dios en las diferentes culturas paganizadas, lástima no poder encontrarlo rápidamente.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 minuto, Vanu Gómez dijo:

No, hablo como persona que asume el Credo de la Iglesia... NEGANDO TU ACUSACIÓN QUE  HACES DE TENER UNA IDEA PROPIA DE DIOS (equivocada según tú, pues al parecer andas más certero).

Por eso, explica qué comprendes tú de Dios que no comprende la Iglesia Católica.

No asumes el Credo de nada, ¿desde cuando los ladridos de un Rottweiler forman parte del proceso de evangelización, apostolado, etc? Creo que si nos ponemos en plan "erudito" sacaríamos páginas y páginas en contra de tu caso.

Al revés, espantas a los simpatizantes, por tanto trabajas en su contra.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Justo ahora, Gerión dijo:

No asumes el Credo de nada, ¿desde cuando los ladridos de un Rottweiler forman parte del proceso de evangelización, apostolado, etc? Creo que si nos ponemos en plan "erudito" sacaríamos páginas y páginas en contra de tu caso.

Al revés, espantas a los simpatizantes, por tanto trabajas en su contra.

 

claro, tú sabes lo que yo asumo y también sabes cuáles son los errores en la comprensión de Dios por parte de la Iglesia Católica...

explícate, anda, a la espera estamos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 minuto, Vanu Gómez dijo:

claro, tú sabes lo que yo asumo y también sabes cuáles son los errores en la comprensión de Dios por parte de la Iglesia Católica...

explícate, anda, a la espera estamos.

Vuelves a usar el plural del estamos, ya te digo que tu visión del catolicismo se me antoja escorada a una especie de una pandilla tribal, siendo en ese caso Dios un tótem de esa tribu, las cosas trascienden eso, afortunadamente.

No pretendo que haya más gresca, así que si te parece bien, lo dejamos aquí.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 5 horas, Gerión dijo:

Vuelves a usar el plural del estamos, ya te digo que tu visión del catolicismo se me antoja escorada a una especie de una pandilla tribal, siendo en ese caso Dios un tótem de esa tribu, las cosas trascienden eso, afortunadamente.

No pretendo que haya más gresca, así que si te parece bien, lo dejamos aquí.

pues venga, ahí lo dejamos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 17 horas, Gerión dijo:

Vuelves a usar el plural del estamos, ya te digo que tu visión del catolicismo se me antoja escorada a una especie de una pandilla tribal, siendo en ese caso Dios un tótem de esa tribu, las cosas trascienden eso, afortunadamente.

No pretendo que haya más gresca, así que si te parece bien, lo dejamos aquí.

hace 11 horas, Vanu Gómez dijo:

pues venga, ahí lo dejamos.

Pues si he de ser sincero, yo por mi parte no lo dejo, amigos. No porque, estamos en un foro en cuyas pretensiones fundamentales destaca la de intentar ofrecer una visión católica de la historia y del mundo, en la medida de nuestras limitadas posibilidades, y en ese contexto se ha vertido una crítica feroz contra el catolicismo, que moralmente me veo obligado a responder como católico que soy.

Lo hago también por que creo que se puede abordar una discusión lógica y sensata sobre el tema, sin necesidad de que nos tiremos los trastos a la cabeza ni que tengamos que recurrir a los insultos o descalificaciones personales, lo cual no sería católico ni ético. Tratemos pues de ser personas coherentes con lo que profesamos y de dar ejemplo con nuestros actos a los demás, de lo contrario, de nada serviría haber puesto en marcha este foro, que tiene también entre sus objetivos, la vocación de distinguirse de otros sitios donde a menudo se recurre a las malas artes y actitudes ya citadas.

Dicho esto, el problema a mi modo de ver, es el siguiente:

Gerión plantea que Dios solo es una mera idea humana de perfección, útil en la medida que sirve para ordenar el mundo y darle sentido a la vida, es decir, a la esfera de lo humano. Pero como tal idea puede construirse, destruirse, deconstruirse o volverse reconstruir en función de las necesidades y ambiciones humanas de cada tiempo. Visto así, es lógico pensar que, para él o quienes piensan de forma semejante, Dios solo sea una idea instalada en la mente de cada individuo y por tanto, cada uno alberguemos nuestra particular idea acerca de Dios que, en la medida que coincida con las ideas que tengan otras personas, conforman grupos corpusculares o religiones que serían entendidas así como corpus filosóficos o unidades estructurales de pensamiento humano.

Se trataría por tanto, la idea de Dios, de un mero funcionalismo utilitarista al entender que Éste solo sea el mecanismo regulador del orden humano por antonomasia. Un mecanismo tanto más perfecto en la medida que el hombre sea capaz de entender el orden físico implícito en la naturaleza de las cosas y construir sistemas capaces de dominarlo y ponerlo a su servicio, es decir, construir ideas más o menos unificadoras y perfectas de cara a lograr satisfacer sus necesidades y ambiciones comunes.

Desde ese punto de vista, defiende la idea de que, en el caso de la religión católica, actualmente se estaría dando un proceso de corrupción motivado por la introducción de la ideología progresista en su corpus doctrinal, con el objetivo de utilizarlo como mecanismo para llevar a cabo un proyecto mundialista diferente al universal que supuestamente habría estado utilizando el catolicismo tradicional. Un proyecto corruptor, que teóricamente estaría promoviendo en todo el mundo la masonería, con la Compañía de Jesús, entre otros actores, y el Papa Francisco, a la cabeza de la Iglesia. Por eso, él entiende que debe destruirse por completo su figura para evitar que dicho proyecto pueda apoderarse de manera absoluta de ese mecanismo regulador que para él son Dios y la religión, y que históricamente habría estado al servicio del imperio español hasta que el modernismo se lo arrebató.

Visto todo ello, y por favor que se me corrija si no lo he entendido bien, para quienes piensan así, la fe religiosa solo son meras ideas comunes, más o menos funcionales, unificadas y operativas, a las que se les puede dar la forma que deseemos en virtud de nuestra experiencia, conocimiento, y capacidad para alterar la realidad sobre la que operemos, de forma que a través de ellas podamos mantener el orden y lograr nuestros objetivos materiales de vida y convivencia, que se resumirían en la forma de un imperio terrenal más o menos extendido o universal. Esto significaría que, la fe en las ideas comunes y el imperio surgido de la mayor o menor perfección en la construcción de dichas ideas, serían los dos pilares sobre los que se estructurarían todas las sociedades, y que por tanto, sería deber de todos reconstruir el mecanismo dañado que hasta ahora habría servido al supuesto proyecto humano de la Hispanidad.

En resumen, Dios como concepto universal, materialismo como corpus estructural y dominación humana como objetivo a lograr, siendo el utilitarismo del concepto el medio para alcanzarlo y el funcionalismo de las ideas, las herramientas a utilizar.

Hasta aquí lo que buenamente he entendido de la idea que Gerión trata de exponer y ya digo, si me equivoco, por favor que se me corrija. Paso ahora a contestar a dicha idea desde mi perspectiva, que no a exponer mi idea pues, una cosa es la perspectiva sobre la realidad que cada uno tenga y otra bien distinta la idea que sobre dicha perspectiva, pueda cada cual elaborar. Creo que ahí está el primer gran error de Gerión cuando nos acusa de tener nuestras propias ideas de Dios pues, confunde las perspectivas con la reflexión sobre las mismas.

Como muy acertadamente señaló Vanu anteriormente, los católicos no somos un conjunto de personas con ideas propias  más o menos consensuadas respecto a Dios, sino una comunidad de creyentes en un credo común que, desde que nacemos al bautismo, se nos da y va revelando a lo largo de nuestras vidas en función de la gracia y de nuestra voluntad de permanecer en él.

Me explico. El catolicismo no es un conjunto unificado y más o menos perfecto, armónico o coherente, de ideas personales respecto de la realidad existencial. Para nosotros, Dios no es un mecanismo funcional construido a lo largo del tiempo mediante la evolución y el perfeccionamiento de las ideas humanas, sino un Ser único y original, necesario y perfecto, omnipotente y eterno, esto es, Supremo. Que ha creado y dado forma necesariamente a los seres y a las cosas, al espíritu y a la materia, a la vida y a la forma. Esto lo demuestra Santo Tomás magistralmente en las "Cinco Vías", sin que hasta el momento nadie, ni científicos ni filósofos, hayan podido rebatir con contundencia definitiva la necesidad de esa primera causa necesaria que es Dios.

Por tanto, el ser humano, para nosotros no es "creador" sino "creatura", es decir, no es constructor de ideas o realidades sino reproductor de estructuras previas que le han sido confiadas por su Creador, junto a los dones de su alma y la capacidad para obrar con libertad respecto a ellas. Cosa que le diferencia del resto de seres, por haber sido creado a imagen y semejanza del Creador, y que le hace tendente a lo eterno en virtud de su conocimiento del mismo.

Para nosotros, todos los seres proceden de la voluntad divina pues, a su modo, todos tienden al bien universal eterno e infinito, en virtud de un apetito más o menos perfecto. Hay seres que únicamente tienden al bien por una relación natural con éste, aunque sin conocimiento del mismo, es lo que se denomina apetito natural, que sería el que tendrían las plantas y los seres inanimados, tendentes al orden y el equilibrio aún sin tener conocimiento de tal.  Otros seres sin embargo, tienen lo que denominamos apetito sensitivo, que les hace tender al bien universal por algún conocimiento particular del mismo pero sin que conozcan en cambio la razón misma del bien, como sería el caso de los sentidos en los animales y seres que carecen de entendimiento, pero son capaces de tender a la existencia a través de lo dulce, lo salado, lo claro, lo oscuro, el placer, el sufrimiento, etc. Pero los seres humanos, además de lo anterior, también tienden al bien por el bien mismo, es decir, por un conocimiento que alcanza la razón misma del bien, de modo perfecto y no a través de bienes intermedios. A esta tendencia es a lo que llamamos Voluntad, y es junto a la memoria de las cosas y al propio entendimiento de las mismas, la potencia fundamental de nuestra alma espiritual.

Los hombres tenemos voluntad, esto es, no actuamos motivados por apetitos imperfectos, sino que el movimiento de nuestra alma espiritual, a diferencia de la animal, se origina en nuestra libertad para conocer el bien de forma perfecta, y desde ese conocimiento reproducir las estructuras ideales de vida que observamos en la naturaleza de la Creación. Aspiramos al bien, al Creador, a la Creación, pero por nosotros mismos no somos nada de eso sino que tendemos a ello por ser la causa de nuestra existencia.

La mera idea de que debamos tratar de reconstruir a Dios, o de que la fe no sea más que el ingenio puesto en cómo lo hagamos, resulta imposible de imaginar coherentemente para cualquier católico pues, desde lo finito no se puede reconstruir algo cuya esencia es infinita. La Creatura no puede crear al Creador, solo puede creer y confiar en él, o no. A lo sumo el hombre puede aspirar a reconstruir su naturaleza caída, sus ideas, sus estructuras de pensamiento y de obra, convirtiendo así su realidad a la natural que le ha sido dada por Dios originalmente, es decir, convirtiéndose de nuevo a la fe.

Concretando, los católicos no tenemos una idea de Dios sino un Credo, es decir, una serie de revelaciones del conocimiento acerca de la naturaleza misma del bien, que subyace bajo todo lo visible e invisible, y que se han ido dando a lo largo de la historia de la religión. Es decir, a o largo del proceso de restauración de la unidad perdida con el Ser Supremo que nos creó, a causa de haber hecho un uso imperfecto de nuestra libertad. Eso es lo que denominamos Voluntad salvífica de Dios frente al pecado del hombre, que encarna universalmente Jesucristo. El plan de Dios. El pan de Dios.

Y respecto al Credo que mueve nuestra voluntad hacia Dios, es decir, hacia la unidad con él en Cristo, sí es cierto que existen multitud de perspectivas, es decir, de entendimientos parciales del mismo, relativos al tiempo y la realidad de cada ser humano. Pero eso no son ideas particulares de Dios, sino entendimientos parciales de una verdad absoluta revelada por Él. Lo infinito es Dios y lo finito el hombre.

La Iglesia es unidad, de lo visible con lo invisible, de lo finito con lo infinito, de la materia con el espíritu, de nuestras vidas con la vida eterna, de los hombres con Dios. Y no solo eso, la Iglesia es el Creador mismo obrando en nuestras vidas pues, es su Cuerpo Místico, esto es, la prolongación del Hijo de Dios sobre la Tierra, encarnada en la sagrada Comunión que une a cristo con los apostoles y a estos con el Papa, con los obispos, los sacerdotes, los fieles y, de manera imperfecta, también con todos los hombres de buena voluntad, a través de la Tradición y el Magisterio de la fe. Por tanto, agredir a uno de ellos es hacerlo con cualquiera, con Dios, con la "Común-unión" universal, Católica. Y en ese contexto la fe, el credo, es lo que nos mantiene unidos a esa realidad, siendo las ideas, meras herramientas al servicio de la misma y no constructoras de esta.

No se entiende por tanto, desde cualquier perspectiva católica, la Comunión sin el Papa pues dicha idea rompe la unidad. Eso hace el protestantismo. Tampoco se entiende la Iglesia sin Dios, pues eso separa la creatura del Creador y quiebra el fundamento de la unidad. Se trata pues de ideología o gnosticismo al servicio del propio hombre. Y finalmente no se entiende la creatura cuyas ideas no se orienten a conocer, servir y adorar al Creador, y venerar su obra, pues como hemos dicho la voluntad humana tiende a Dios. Esa voluntad es la de aquel que dijo "Non serviam", cuya soberbia ambición le llevó a pretender ser Dios mismo, y desde entonces encarnamos los hombres cada vez que obramos el mal u omitimos el bien, que es el verdadero camino de nuestra voluntad. La comunión se ama toda o entonces es que no se ama nada, y quién no ama, simplemente odia.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 13/8/2019 a las 16:07, Español dijo:

Pues si he de ser sincero, yo por mi parte no lo dejo, amigos. No porque, estamos en un foro en cuyas pretensiones fundamentales destaca la de intentar ofrecer una visión católica de la historia y del mundo, en la medida de nuestras limitadas posibilidades, y en ese contexto se ha vertido una crítica feroz contra el catolicismo, que moralmente me veo obligado a responder como católico que soy.

Lo hago también por que creo que se puede abordar una discusión lógica y sensata sobre el tema, sin necesidad de que nos tiremos los trastos a la cabeza ni que tengamos que recurrir a los insultos o descalificaciones personales, lo cual no sería católico ni ético. Tratemos pues de ser personas coherentes con lo que profesamos y de dar ejemplo con nuestros actos a los demás, de lo contrario, de nada serviría haber puesto en marcha este foro, que tiene también entre sus objetivos, la vocación de distinguirse de otros sitios donde a menudo se recurre a las malas artes y actitudes ya citadas.

Dicho esto, el problema a mi modo de ver, es el siguiente:

Gerión plantea que Dios solo es una mera idea humana de perfección, útil en la medida que sirve para ordenar el mundo y darle sentido a la vida, es decir, a la esfera de lo humano. Pero como tal idea puede construirse, destruirse, deconstruirse o volverse reconstruir en función de las necesidades y ambiciones humanas de cada tiempo. Visto así, es lógico pensar que, para él o quienes piensan de forma semejante, Dios solo sea una idea instalada en la mente de cada individuo y por tanto, cada uno alberguemos nuestra particular idea acerca de Dios que, en la medida que coincida con las ideas que tengan otras personas, conforman grupos corpusculares o religiones que serían entendidas así como corpus filosóficos o unidades estructurales de pensamiento humano.

Se trataría por tanto, la idea de Dios, de un mero funcionalismo utilitarista al entender que Éste solo sea el mecanismo regulador del orden humano por antonomasia. Un mecanismo tanto más perfecto en la medida que el hombre sea capaz de entender el orden físico implícito en la naturaleza de las cosas y construir sistemas capaces de dominarlo y ponerlo a su servicio, es decir, construir ideas más o menos unificadoras y perfectas de cara a lograr satisfacer sus necesidades y ambiciones comunes.

Desde ese punto de vista, defiende la idea de que, en el caso de la religión católica, actualmente se estaría dando un proceso de corrupción motivado por la introducción de la ideología progresista en su corpus doctrinal, con el objetivo de utilizarlo como mecanismo para llevar a cabo un proyecto mundialista diferente al universal que supuestamente habría estado utilizando el catolicismo tradicional. Un proyecto corruptor, que teóricamente estaría promoviendo en todo el mundo la masonería, con la Compañía de Jesús, entre otros actores, y el Papa Francisco, a la cabeza de la Iglesia. Por eso, él entiende que debe destruirse por completo su figura para evitar que dicho proyecto pueda apoderarse de manera absoluta de ese mecanismo regulador que para él son Dios y la religión, y que históricamente habría estado al servicio del imperio español hasta que el modernismo se lo arrebató.

Visto todo ello, y por favor que se me corrija si no lo he entendido bien, para quienes piensan así, la fe religiosa solo son meras ideas comunes, más o menos funcionales, unificadas y operativas, a las que se les puede dar la forma que deseemos en virtud de nuestra experiencia, conocimiento, y capacidad para alterar la realidad sobre la que operemos, de forma que a través de ellas podamos mantener el orden y lograr nuestros objetivos materiales de vida y convivencia, que se resumirían en la forma de un imperio terrenal más o menos extendido o universal. Esto significaría que, la fe en las ideas comunes y el imperio surgido de la mayor o menor perfección en la construcción de dichas ideas, serían los dos pilares sobre los que se estructurarían todas las sociedades, y que por tanto, sería deber de todos reconstruir el mecanismo dañado que hasta ahora habría servido al supuesto proyecto humano de la Hispanidad.

En resumen, Dios como concepto universal, materialismo como corpus estructural y dominación humana como objetivo a lograr, siendo el utilitarismo del concepto el medio para alcanzarlo y el funcionalismo de las ideas, las herramientas a utilizar.

Hasta aquí lo que buenamente he entendido de la idea que Gerión trata de exponer y ya digo, si me equivoco, por favor que se me corrija. Paso ahora a contestar a dicha idea desde mi perspectiva, que no a exponer mi idea pues, una cosa es la perspectiva sobre la realidad que cada uno tenga y otra bien distinta la idea que sobre dicha perspectiva, pueda cada cual elaborar. Creo que ahí está el primer gran error de Gerión cuando nos acusa de tener nuestras propias ideas de Dios pues, confunde las perspectivas con la reflexión sobre las mismas.

Como muy acertadamente señaló Vanu anteriormente, los católicos no somos un conjunto de personas con ideas propias  más o menos consensuadas respecto a Dios, sino una comunidad de creyentes en un credo común que, desde que nacemos al bautismo, se nos da y va revelando a lo largo de nuestras vidas en función de la gracia y de nuestra voluntad de permanecer en él.

Me explico. El catolicismo no es un conjunto unificado y más o menos perfecto, armónico o coherente, de ideas personales respecto de la realidad existencial. Para nosotros, Dios no es un mecanismo funcional construido a lo largo del tiempo mediante la evolución y el perfeccionamiento de las ideas humanas, sino un Ser único y original, necesario y perfecto, omnipotente y eterno, esto es, Supremo. Que ha creado y dado forma necesariamente a los seres y a las cosas, al espíritu y a la materia, a la vida y a la forma. Esto lo demuestra Santo Tomás magistralmente en las "Cinco Vías", sin que hasta el momento nadie, ni científicos ni filósofos, hayan podido rebatir con contundencia definitiva la necesidad de esa primera causa necesaria que es Dios.

Por tanto, el ser humano, para nosotros no es "creador" sino "creatura", es decir, no es constructor de ideas o realidades sino reproductor de estructuras previas que le han sido confiadas por su Creador, junto a los dones de su alma y la capacidad para obrar con libertad respecto a ellas. Cosa que le diferencia del resto de seres, por haber sido creado a imagen y semejanza del Creador, y que le hace tendente a lo eterno en virtud de su conocimiento del mismo.

Para nosotros, todos los seres proceden de la voluntad divina pues, a su modo, todos tienden al bien universal eterno e infinito, en virtud de un apetito más o menos perfecto. Hay seres que únicamente tienden al bien por una relación natural con éste, aunque sin conocimiento del mismo, es lo que se denomina apetito natural, que sería el que tendrían las plantas y los seres inanimados, tendentes al orden y el equilibrio aún sin tener conocimiento de tal.  Otros seres sin embargo, tienen lo que denominamos apetito sensitivo, que les hace tender al bien universal por algún conocimiento particular del mismo pero sin que conozcan en cambio la razón misma del bien, como sería el caso de los sentidos en los animales y seres que carecen de entendimiento, pero son capaces de tender a la existencia a través de lo dulce, lo salado, lo claro, lo oscuro, el placer, el sufrimiento, etc. Pero los seres humanos, además de lo anterior, también tienden al bien por el bien mismo, es decir, por un conocimiento que alcanza la razón misma del bien, de modo perfecto y no a través de bienes intermedios. A esta tendencia es a lo que llamamos Voluntad, y es junto a la memoria de las cosas y al propio entendimiento de las mismas, la potencia fundamental de nuestra alma espiritual.

Los hombres tenemos voluntad, esto es, no actuamos motivados por apetitos imperfectos, sino que el movimiento de nuestra alma espiritual, a diferencia de la animal, se origina en nuestra libertad para conocer el bien de forma perfecta, y desde ese conocimiento reproducir las estructuras ideales de vida que observamos en la naturaleza de la Creación. Aspiramos al bien, al Creador, a la Creación, pero por nosotros mismos no somos nada de eso sino que tendemos a ello por ser la causa de nuestra existencia.

La mera idea de que debamos tratar de reconstruir a Dios, o de que la fe no sea más que el ingenio puesto en cómo lo hagamos, resulta imposible de imaginar coherentemente para cualquier católico pues, desde lo finito no se puede reconstruir algo cuya esencia es infinita. La Creatura no puede crear al Creador, solo puede creer y confiar en él, o no. A lo sumo el hombre puede aspirar a reconstruir su naturaleza caída, sus ideas, sus estructuras de pensamiento y de obra, convirtiendo así su realidad a la natural que le ha sido dada por Dios originalmente, es decir, convirtiéndose de nuevo a la fe.

Concretando, los católicos no tenemos una idea de Dios sino un Credo, es decir, una serie de revelaciones del conocimiento acerca de la naturaleza misma del bien, que subyace bajo todo lo visible e invisible, y que se han ido dando a lo largo de la historia de la religión. Es decir, a o largo del proceso de restauración de la unidad perdida con el Ser Supremo que nos creó, a causa de haber hecho un uso imperfecto de nuestra libertad. Eso es lo que denominamos Voluntad salvífica de Dios frente al pecado del hombre, que encarna universalmente Jesucristo. El plan de Dios. El pan de Dios.

Y respecto al Credo que mueve nuestra voluntad hacia Dios, es decir, hacia la unidad con él en Cristo, sí es cierto que existen multitud de perspectivas, es decir, de entendimientos parciales del mismo, relativos al tiempo y la realidad de cada ser humano. Pero eso no son ideas particulares de Dios, sino entendimientos parciales de una verdad absoluta revelada por Él. Lo infinito es Dios y lo finito el hombre.

La Iglesia es unidad, de lo visible con lo invisible, de lo finito con lo infinito, de la materia con el espíritu, de nuestras vidas con la vida eterna, de los hombres con Dios. Y no solo eso, la Iglesia es el Creador mismo obrando en nuestras vidas pues, es su Cuerpo Místico, esto es, la prolongación del Hijo de Dios sobre la Tierra, encarnada en la sagrada Comunión que une a cristo con los apostoles y a estos con el Papa, con los obispos, los sacerdotes, los fieles y, de manera imperfecta, también con todos los hombres de buena voluntad, a través de la Tradición y el Magisterio de la fe. Por tanto, agredir a uno de ellos es hacerlo con cualquiera, con Dios, con la "Común-unión" universal, Católica. Y en ese contexto la fe, el credo, es lo que nos mantiene unidos a esa realidad, siendo las ideas, meras herramientas al servicio de la misma y no constructoras de esta.

No se entiende por tanto, desde cualquier perspectiva católica, la Comunión sin el Papa pues dicha idea rompe la unidad. Eso hace el protestantismo. Tampoco se entiende la Iglesia sin Dios, pues eso separa la creatura del Creador y quiebra el fundamento de la unidad. Se trata pues de ideología o gnosticismo al servicio del propio hombre. Y finalmente no se entiende la creatura cuyas ideas no se orienten a conocer, servir y adorar al Creador, y venerar su obra, pues como hemos dicho la voluntad humana tiende a Dios. Esa voluntad es la de aquel que dijo "Non serviam", cuya soberbia ambición le llevó a pretender ser Dios mismo, y desde entonces encarnamos los hombres cada vez que obramos el mal u omitimos el bien, que es el verdadero camino de nuestra voluntad. La comunión se ama toda o entonces es que no se ama nada, y quién no ama, simplemente odia.

 

Me dejas sin palabras.

Gerión, creo que no estás lejos. Salta y no mires atrás. El texto de El Español es tan claro como apasionante. No te pierdas a Dios..

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 11 minutos, Vanu Gómez dijo:

BGA, necesitamos reconciliarnos. Yo retiro todo lo que haya podido ofenderte.

Un abrazo, amigo.

No es enfado. De eso hace mucho y recibí con alegría sus disculpas. Mi estilo va en otra línea más de campo de batalla aunque soy consciente de que quien con fuego juega, se acaba quemando. No pierdo la esperanza ni la Fe, que se acrecienta día a día y por mi trayectoria personal puedo creer que entiendo mejor a personas que están aún al otro lado dando pruebas de que quisieran estar en éste.

Una cosa más, como recién llegado sé que adolezco de formación y puedo ofrecer imágenes distorsionadas de nuestra Fe, pero quiero decirles a todos que el escrito de El Español, que ha suscitado que entrara en esta ocasión, me parece clarividente y perfecto y lo hago mío al cien por cien. Digo ésto por dos motivos, por reconocer el merecimiento de su autor y por darme a entender mejor si desde mis rústicas entendederas pudiera dar a entender lo contrario.

Como dice de sí Gerión, a mi me mueve también la empatía y llevo mal la discordia entre los que considero mis aliados y por tanto prefiero la prudencia que un juicio temerario. Es preferible, según creo, dar oportunidades a quien busca, incluso de manera grotesca -hablo del otro foro- como hay tantos casos, que cerrar ninguna puerta.

Saludos a todos y otro abrazo para "tigo"....:013:

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 minutos, BGA dijo:

No es enfado. De eso hace mucho y recibí con alegría sus disculpas. Mi estilo va en otra línea más de campo de batalla aunque soy consciente de que quien con fuego juega, se acaba quemando. No pierdo la esperanza ni la Fe, que se acrecienta día a día y por mi trayectoria personal puedo creer que entiendo mejor a personas que están aún al otro lado dando pruebas de que quisieran estar en éste.

Una cosa más, como recién llegado sé que adolezco de formación y puedo ofrecer imágenes distorsionadas de nuestra Fe, pero quiero decirles a todos que el escrito de El Español, que ha suscitado que entrara en esta ocasión, me parece clarividente y perfecto y lo hago mío al cien por cien. Digo ésto por dos motivos, por reconocer el merecimiento de su autor y por darme a entender mejor si desde mis rústicas entendederas pudiera dar a entender lo contrario.

Como dice de sí Gerión, a mi me mueve también la empatía y llevo mal la discordia entre los que considero mis aliados y por tanto prefiero la prudencia que un juicio temerario. Es preferible, según creo, dar oportunidades a quien busca, incluso de manera grotesca -hablo del otro foro- como hay tantos casos, que cerrar ninguna puerta.

Saludos a todos y otro abrazo para "tigo"....:013:

:003: :003::003:

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, de alguna forma usted ve diferencias entre la primera parte de su mensaje (la que describe lo que cree que es mi forma de ver las cosas) y la segunda (donde hace un alegato y defensa de la ontología católica). Yo no la veo. Siempre dije casi desde el principio aquello de yo puedo entenderte, tú no puedes entenderme. Y me reitero una y otra vez porque veo que acaba ocurriendo cada vez que tenemos una de estas. Reconozco que mi pereza evita que me ponga a escribir de textos de tal tamaño, pero también pereza calculada y racional para alguien que tiene su creencia tan clara, y viniendo de otro que también la tiene. Pero hoy moveré un poco el culo. Tampoco aseguro que lo deje nada claro.

El principio constructivista que intenta recomponer lo infinito desde lo finito tiene sus límites evidentes y acaba siendo reduccionismo cultural (es decir, el todo puede ser reconstruido por una parte, que es la cultura humana). No lo defiendo en última instancia por incapacitante. Es una crítica dura que se puede hacer perfectamente. También se extiende a la filosofía de tipos como los de la Escuela de Oviedo que ni siquiera reconocen la validez de la idea de Dios. El paso propuesto por mi texto anterior sería ir del "Estado Ovetense" (negación de la validez de la idea de Dios) al "Estado Pseudogerioniano" que usted cree entender (aceptación de la validez de la idea de Dios) y podría acabar en el "Estado Católico" (aceptación de Dios). Es un camino evangélico que creo posible.  Siempre he dicho que creo en las pseudoevangelizaciones y en los caminos intermedios. Creo que hacen falta estos perfiles. También creo que el celo del teólogo puede anular el trabajo del misionero. Creo que mi diferencia con usted trasciende -mejor dicho, no llega- estas vías y discusiones y se entiende más por el tipo psicológico y personal, la vida me ha demostrado siempre -lo reitero, es algo que considero un accidente sin más- que acabo siendo absurdamente empático y creo que tengo cierta alma de misionero. Por eso incluso ando diciendo que a pesar de mis críticas, "cuadraría más" con esos a los que tanto critico, los jesuitas y su trabajo de inteligencia militaroide fronteriza y "reductora" de filosofías ajenas (reducciones) en el seno de la Iglesia. Las críticas van casi por la estructura y alcance de la estrategia de reducción. Lo suyo es otro rollo, no me atrevo a describirlo, pero parece que encaja poco conmigo, también por experiencia. Cuando habla de que cerraría Burbuja,info, de dictaduras santas y demás creo que se ven ciertos coletazos de eso que nos diferencia. A usted estoy seguro de que le sueltan en una jaula de identitarios o marxistas y lo destrozan. A mí, no lo sé.

Volviendo al tema, la crítica como digo puede extenderse a todo el materialismo, o mejor dicho "finitismo" (fundamentalismo de lo finito), grosero o no, el constructivista se ha blandido hasta como insulto en determinados círculos sin necesidad de irse a las enseñanzas de la Iglesia, la crítica gorda que se le puede hacer a estas escuelas es la de constituirse como algo "de segundo orden", es decir, reactivo. Por tanto, a remolque. Ellos con cierta ignorancia y en su lenguaje se meten con los que llaman "metafísicos" por "hipostasiar", algo que viene a ser ascender algo a un plano superior. Pero precisamente ese acto, llámelo salto de Fe, conversión o redescubrimiento si quiere, es lo que permite que haya una filosofía y religión "de primer orden" y unos "conseguidores" (me meto aquí, con dos bemoles) frente a los seguidores o críticos.La ontología cristiana es la que dice y yo concuerdo con ella, que dice nada más que la ordinalidad ha de ir de lo supremo a lo particular. Es decir, aquella que tiene una fuente infinita en vez de finita y esa fuente infinita no es más que Dios.  Simplemente traduzco a "la lengua general de los indios filósofos" esas palabras. Curiosamente en esta distribución antropo-ontológica aquel que cela demasiado se posiciona más cerca de esos criticones ovetenses, que otros tipos que se acercan y habitan entre bárbaros, y se posicionan más en el Primer Orden. 

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 21/8/2019 a las 23:16, Gerión dijo:

Español, de alguna forma usted ve diferencias entre la primera parte de su mensaje (la que describe lo que cree que es mi forma de ver las cosas) y la segunda (donde hace un alegato y defensa de la ontología católica). Yo no la veo. Siempre dije casi desde el principio aquello de yo puedo entenderte, tú no puedes entenderme. Y me reitero una y otra vez porque veo que acaba ocurriendo cada vez que tenemos una de estas. Reconozco que mi pereza evita que me ponga a escribir de textos de tal tamaño, pero también pereza calculada y racional para alguien que tiene su creencia tan clara, y viniendo de otro que también la tiene. Pero hoy moveré un poco el culo. Tampoco aseguro que lo deje nada claro.

El principio constructivista que intenta recomponer lo infinito desde lo finito tiene sus límites evidentes y acaba siendo reduccionismo cultural (es decir, el todo puede ser reconstruido por una parte, que es la cultura humana). No lo defiendo en última instancia por incapacitante. Es una crítica dura que se puede hacer perfectamente. También se extiende a la filosofía de tipos como los de la Escuela de Oviedo que ni siquiera reconocen la validez de la idea de Dios. El paso propuesto por mi texto anterior sería ir del "Estado Ovetense" (negación de la validez de la idea de Dios) al "Estado Pseudogerioniano" que usted cree entender (aceptación de la validez de la idea de Dios) y podría acabar en el "Estado Católico" (aceptación de Dios). Es un camino evangélico que creo posible.  Siempre he dicho que creo en las pseudoevangelizaciones y en los caminos intermedios. Creo que hacen falta estos perfiles. También creo que el celo del teólogo puede anular el trabajo del misionero. Creo que mi diferencia con usted trasciende -mejor dicho, no llega- estas vías y discusiones y se entiende más por el tipo psicológico y personal, la vida me ha demostrado siempre -lo reitero, es algo que considero un accidente sin más- que acabo siendo absurdamente empático y creo que tengo cierta alma de misionero. Por eso incluso ando diciendo que a pesar de mis críticas, "cuadraría más" con esos a los que tanto critico, los jesuitas y su trabajo de inteligencia militaroide fronteriza y "reductora" de filosofías ajenas (reducciones) en el seno de la Iglesia. Las críticas van casi por la estructura y alcance de la estrategia de reducción. Lo suyo es otro rollo, no me atrevo a describirlo, pero parece que encaja poco conmigo, también por experiencia. Cuando habla de que cerraría Burbuja,info, de dictaduras santas y demás creo que se ven ciertos coletazos de eso que nos diferencia. A usted estoy seguro de que le sueltan en una jaula de identitarios o marxistas y lo destrozan. A mí, no lo sé.

Volviendo al tema, la crítica como digo puede extenderse a todo el materialismo, o mejor dicho "finitismo" (fundamentalismo de lo finito), grosero o no, el constructivista se ha blandido hasta como insulto en determinados círculos sin necesidad de irse a las enseñanzas de la Iglesia, la crítica gorda que se le puede hacer a estas escuelas es la de constituirse como algo "de segundo orden", es decir, reactivo. Por tanto, a remolque. Ellos con cierta ignorancia y en su lenguaje se meten con los que llaman "metafísicos" por "hipostasiar", algo que viene a ser ascender algo a un plano superior. Pero precisamente ese acto, llámelo salto de Fe, conversión o redescubrimiento si quiere, es lo que permite que haya una filosofía y religión "de primer orden" y unos "conseguidores" (me meto aquí, con dos bemoles) frente a los seguidores o críticos.La ontología cristiana es la que dice y yo concuerdo con ella, que dice nada más que la ordinalidad ha de ir de lo supremo a lo particular. Es decir, aquella que tiene una fuente infinita en vez de finita y esa fuente infinita no es más que Dios.  Simplemente traduzco a "la lengua general de los indios filósofos" esas palabras. Curiosamente en esta distribución antropo-ontológica aquel que cela demasiado se posiciona más cerca de esos criticones ovetenses, que otros tipos que se acercan y habitan entre bárbaros, y se posicionan más en el Primer Orden

No, en absoluto son cosas iguales ni llegas a entender de qué estamos hablando. Algo lógico porque resulta imposible que lo puedas comprender ya que, partes de la base de prejuzgar que, tanto lo tuyo, como lo católico, son la misma cosa: ideas humanas más o menos perfectas y similares que se han ido construyendo y a las que se les va dando forma poco a poco.

Para ti, Dios es una idea creada, perfectamente lógica y comprensible en la medida que se estudia y que, en lo que te interesa haces tuya y en lo que no, la desprecias o deformas. Pero para los católicos se trata en cambio de un Ser real, increado e inabarcable para la inteligencia humana y encarnado en la persona de Jesucristo, que aceptamos plenamente tal como es y describimos, en la medida que sabemos y entendemos, a través de la teología, y lo que no comprendemos lo incardinamos en la fe. En resumen, crear a dios frente a creer en Dios.

Tu lógica rechaza al Dios verdadero al considerarlo una idea creada, desestimando todo aquello que no puedas entender de él, y rebajando de esta forma su existencia a otra idea más como la que tú mismo te vas construyendo ad hoc para dar sentido a lo inexplicable. Tu ateísmo parte pues de la razón humana, más concretamente de tu propia razón, el catolicismo en cambio parte de la fe de Jesucristo. Es decir, se trata del eterno debate entre razón y fe: entre seguir comiendo del árbol de la ciencia o pasar a comer del árbol de la vida. Entender para creer o creer para entender.

Por muy empático que te consideres, todo lo que puedas creer acerca de Dios, fruto de tu propia razón, siempre estará limitado y condicionado a la finitud y naturaleza de tu propia existencia, incapacitándote así para comprender la naturaleza divina y por tanto para encarnar su misión en su dimensión verdadera. Sin embargo, lo que puede llegar a entender un católico, fruto de su fe en el Dios verdadero e infinito, no está limitado por la razón y el entendimiento humanos ya que su conocimiento no viene de él mismo sino de la propia naturaleza de Dios.

Desde esa perspectiva, tu juicio yerra constantemente en un espejismo. Eres tú el que no puedes comprendernos aunque creas que es al revés, porque solo ves un juego de espejos donde, tu propia imagen es la que aparece repetida una y otra vez, más o menos deformada en los demás. Y como una imagen especular es incapaz de entender nada por carecer de vida propia, piensas entonces que, esas imágenes imperfectas de ti mismo, que seríamos los demás, no te pueden entender a ti que eres "el creador de la idea divina". Realmente no es algo que te pase a ti solo, todos en algún momento de nuestra vida sufrimos ese engaño, que en definitiva no es otro que aquel del "Seréis como dioses".

Tal cual las cosas, cualquier camino que conduzca a tal engaño, no es el camino de Dios ni puede tomarse como sucedáneo intermedio de la verdadera fe, pues no dirige al lugar querido por Dios sino a "su opuesto".

La razón humana limita la fe divina al convertirla en una imagen de si misma, e incapacita al hombre para entender la naturaleza y voluntad de Dios. En cambio, la fe católica convierte a la razón humana en infinita, y capacita para encarnar el nombre de Dios entre los hombres. Por eso decimos que fuera de la Iglesia no hay salvación.

Entre los de la escuela de Oviedo y tú mismo no hay gran diferencia, pues todos hacéis lo mismo: os hacéis dioses a vosotros mismos e invitáis a los demás a seguir vuestro camino. Ellos por su lado y tú tratando de entrar por la ventana de la Iglesia, por el tuyo. Esto en teología tiene un nombre que imagino conocerás, pero lo que importa aquí y ahora no es eso sino saber que ese camino jamás puede conducir a Dios, salvo que sea por arrepentimiento y conversión de uno mismo o por una intervención divina que mueva a ello.

La diferencia entre "un conseguidor" como tú te denominas, y "un seguidor" como se considera cualquier católico de bien, es que tú por tu camino lo que puedes conseguir, aparte de tu propia perdición, es la de aquellos que te sigan. Los católicos no necesitamos de más conseguidores pues eso sería como banalizar el triunfo de Dios en su cruz. El misionero de verdad, antes de ir a misiones, se prepara teológicamente en la fe de la Iglesia y hace un voto de obediencia, en cambio tú solo andas construyéndote ideas propias y reafirmando tu fe en ti mismo. Unas décadas de "Gerionismo", por muy intensas que hayan sido, muchos autores que hayas leído y muchas discusiones con identitarios y marxistas que hayas tenido, jamás podrán sustituir a dos mil años de historia y millones de almas conversas. Entiéndelo.

Por lo demás y en lo que se refiere a las alusiones a mi persona, pues efectivamente tienes razón, tiendo bastante hacia el totalitarismo, aunque a diferencia de ti, no tengo reparos en decirlo. Llámame totalitario si quieres que no me ofende. No considero que una sociedad como la nuestra, cuyos miembros pueden ir cada uno por su lado y el pensamiento de cada cual se considera igual de válido, independientemente de lo ajustado a verdad que esté, pueda llegar a ser capaz de "conservar o construir" nada bueno. Si TODO, incluida la voluntad personal y la propiedad privada, no está orientado hacia la verdad y el bien común, y ese hito no está plenamente definido y reconocido por todos, cualquier otra cosa, tarde o temprano deriva en la anarquía o el absolutismo. Es así de sencillo, solo hay que observar la propia naturaleza de la creación para comprobar que es así.

Intenta patronear un barco donde cada marinero tenga una brújula que apunte hacia un norte distinto y todos quieran coger el timón,  y ya verás que pronto te convences. Así que, por supuesto que cerraría BBJ y muchos otros sitios de la red, por el inmenso daño moral y el destrozo que hacen a mucha gente joven y no tan joven, que tiene la desgracia de caer en esos lugares. O que preferiría antes un dictador "santo" que cualquier otro sistema de gobierno corrupto ¿acaso tu no?

En fin, es absurdo prorrogar mucho más el debate pues siempre nos vamos a mover en ese juego de espejos que te impide reconocer quién está detrás del espejo. Espero al menos que puedas comprender que, mi crítica no es hacia tu persona sino hacia "tus ideas".

Un saludo

 

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      En estos tiempos en que muchos católicos cuestionan al Papa y sostienen que la Iglesia, desde el Concilio Vaticano II, no ha hecho otra cosa que transigir con liberalismo, conviene rescatar las instrucciones que San Pío X les dio a los integristas en su día. Ya veréis que tienen plena vigencia y que recuerdan enormemente a algunas situaciones actuales. Además, se podrá ver que las "claudicaciones" de las que acusan a Francisco I ya estaban presentes en aquel Papa al que, sin embargo, los integristas de hoy presentan como contramodelo de Francisco.
      Expongo unas breves impresiones.
      El Papa Pío X le pega un buen rapapolvo a los integristas de aquel entonces. La actitud integrista que describe San Pío X me recuerda mucho a la de algunos críticos actuales del Concilio Vaticano II y del Papa Francisco. La novedad es que se ha pasado de una rebeldía estrictamente política a una rebeldía religiosa que llega a cuestionar a la misma Iglesia.
      Estas instrucciones de San Pío X las han utilizado algunos para argumentar que se puede votar por tal o cual partido. Pero es una interpretación interesada y yo no voy por ahí. Sí me parece acertada la directriz de apoyar las cosas buenas vengan de quien vengan. Llega a decir el entonces Papa que oponerse a priori (es decir, oponerse a algo por sistema, porque lo propone un partido o persona que nos desagrada) está reñido con el amor que le debemos a la Religión y a la Patria. Contrastan estas sensatas y cristianas directrices con el estéril sectarismo en el que están empeñados la mayoría de católicos conservadores.
      No veo diferencias de fondo entre Pío X y Francisco I. La letra puede que sea diferente, pero el espíritu es muy parecido. Cuando Francisco I intenta llegar a acuerdos constructivos con personas alejadas de la fe católica está haciendo lo mismo que recomendaba hacer San Pío X con los liberales. La desinformación y la falta de formación hacen que a ese Papa lejano en el tiempo se le tome como el súmmum del tradicionalismo mientras que al Papa de ahora se le moteja de "rojo" o de "hereje".
    • By Hispanorromano
      Traduzco para el foro una impactante carta que hace unas semanas dirigió a sus seguidores Márton Gyöngyösi, vicepresidente del partido húngaro Jobbik*.
      * Jobbik es un partido de extrema derecha que siempre ha contado con una importante representación en el Parlamento de Hungría. Tradicionalmente ha sido un partido antiinmigración y no ha dejado de serlo, pero la inmigración es sólo uno de los muchos ejes de su programa nacionalista y, por otra parte, están escandalizados con la demagogia y las malas artes de Víktor Orbán, con lo que han adoptado una postura más moderada y muchos de los extremistas que había en el partido se han ido a Fidesz. Han perdido el apoyo de Rusia y consideran que Orbán es un pelele ruso.
      No estoy seguro de que sea un partido fiable el cien por cien, más que nada porque es un poco difícil para un occidental comprender lo de Hungría, pero me ha parecido que la carta es muy correcta y merecía ser conocida por nuestros lectores y en general por los católicos españoles. También es muy interesante lo que comenta Márton Gyöngyösi de los ataques al Papa Francisco por parte de los lacayos de Orbán, así como la disyuntiva que plantea de cristianos frente a cristianistas.
      No se entiende que en su día la ACdP invitase al calvinista Orbán en calidad de caudillo católico o que en los portales de información religiosa le presenten como un modelo a imitar. Tampoco se entiende muy bien que hace años en la ultraderecha española estuviesen todo el día dando la vara con Jobbik y que de repente se haya hecho sobre ellos el más absoluto de los silencios. O quizá se entiende demasiado bien la razón de esas conductas.
      La carta me parece digna de aplauso, si es sincera, y por lo demás coincide con muchas de las cosas que veníamos comentando por aquí. Así que vale la pena conocerla y difundirla. Abre también un debate muy interesante que no entiendo por qué no ha llegado a la derecha española. Me perdonaréis que la traducción no sea muy brillante.
      Para finalizar, dejo breve charla que dio Márton Gyöngyösi en la Conferencia de Familias Católicas celebrada en Irlanda:
       
    • By Hispanorromano
      Traduzco para el foro una impactante carta que hace unas semanas dirigió a sus seguidores Márton Gyöngyösi, vicepresidente del partido húngaro Jobbik*.
      * Jobbik es un partido de extrema derecha que siempre ha contado con una importante representación en el Parlamento de Hungría. Tradicionalmente ha sido un partido antiinmigración y no ha dejado de serlo, pero la inmigración es sólo uno de los muchos ejes de su programa nacionalista y, por otra parte, están escandalizados con la demagogia y las malas artes de Víktor Orbán, con lo que han adoptado una postura más moderada y muchos de los extremistas que había en el partido se han ido a Fidesz. Han perdido el apoyo de Rusia y consideran que Orbán es un pelele ruso.
      No estoy seguro de que sea un partido fiable el cien por cien, más que nada porque es un poco difícil para un occidental comprender lo de Hungría, pero me ha parecido que la carta es muy correcta y merecía ser conocida por nuestros lectores y en general por los católicos españoles. También es muy interesante lo que comenta Márton Gyöngyösi de los ataques al Papa Francisco por parte de los lacayos de Orbán, así como la disyuntiva que plantea de cristianos frente a cristianistas.
      No se entiende que en su día la ACdP invitase al calvinista Orbán en calidad de caudillo católico o que en los portales de información religiosa le presenten como un modelo a imitar. Tampoco se entiende muy bien que hace años en la ultraderecha española estuviesen todo el día dando la vara con Jobbik y que de repente se haya hecho sobre ellos el más absoluto de los silencios. O quizá se entiende demasiado bien la razón de esas conductas.
      La carta me parece digna de aplauso, si es sincera, y por lo demás coincide con muchas de las cosas que veníamos comentando por aquí. Así que vale la pena conocerla y difundirla. Abre también un debate muy interesante que no entiendo por qué no ha llegado a la derecha española. Me perdonaréis que la traducción no sea muy brillante.

      Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
    • By Hispanorromano
      Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga.
      La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos:
       
    • By Hispanorromano
      Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga.
      La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos:
       

      Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 53 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 14 replies
    • Pieza movida: Discusión sobre la Iglesia procedente del tema "Pregunta al Lector silente"
      Debate de alcance sobre la posición de la Iglesia en el mundo actual y el liderazgo del Papa Francisco al frente de la misma.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 64 replies
    • Post in El fenómeno VOX
      Yo diría que en VOX pesa más el discurso migratorio que cualquier otra consideración. Esto se podía intuir antes de las últimas elecciones. Pero lo de este verano ha sido de traca: he procurado conectarme todos los días al Twitter de Abascal y básicamente ha sido una recopilación de delitos protagonizados por inmigrantes. No han hablado de otra cosa en este último verano.
        • Excellent (100 positive and improvement points)
    • La sociedad española, la más anticapitalista de Europa
      Creo que hay un trasfondo real en la noticia de la que se puede hacer una lectura mucho más profunda desde el punto de vista hispano y católico. Y es que, en el fondo, no andan muy desacertados quienes aseguran tal cosa. La lucha decimonónica liberalismo vs. tradicionalismo sigue latente aunque con sus nomenclaturas solapadas. Varios pensadores ya han asegurado que el espanol es el pueblo europeo  más reacio al capitalismo. Si aceptamos que éste es un subproducto o derivado de la ruptura luterana y que ya de aquella nuestra nación fue la más beligerante... pues tendríamos que el encontronazo espiritual se va traduciendo en nuevas formas, aunque éstas se hayan ido desdibujando.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 4 replies
  • Current Donation Goals

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Chrome(3)
    • Bingbot(4)
    • YandexBot(2)
×