Jump to content
Hispanorromano

Manual de instrucciones identitario

Recommended Posts

Todos los días Telecinco abre sus telediarios con noticias de asesinatos conyugales y de violaciones grupales. Casi todo el telediario está ocupado por sucesos que antes estaban reservados a publicaciones subversivas o de baja estofa como El Caso. Y ocurre casi lo mismo con el resto de la prensa. Poco a poco las informaciones se han convertido en una crónica de sucesos escabrosos.

Lo de bombardear todos los días con noticias de asesinatos conyugales y de violencia de género no es nuevo. Fue la táctica que se siguió hace unas décadas para aprobar una legislación que criminalizaba al varón por el hecho de serlo. Los telediarios abrían siempre con estas noticias truculentas y elaboraban listados periódicos: 5 mujeres asesinadas en lo que va de mes, 25 mujeres asesinadas en lo que va de año... Parecía que estaba teniendo lugar un holocausto de mujeres a manos de sus maridos.

La prensa sigue con esta música pero últimamente ha incorporado una nueva melodía. Ahora también bombardea con noticias de violaciones grupales y de menas. Hubo una época en que eran los manteros, que un poco más y podrían ser los responsables de la muerte de Manolete, y ahora son más bien los menas que, cuando no roban, matan o violan. Lo de las violaciones grupales empezó con la famosa Manada de sevillanos aficionados a recibir por la retambufa. No se les puso ese mote sino que ellos, algunos miembros de las cuerpos de seguridad del Estado, se denominaban así en sus chats. La prensa estaba hablando a todas horas de aquella Manada, dando así un mal ejemplo a admiradores e imitadores. Se entabló una lucha entre feministas y jueces y desde entonces la prensa tiene a bien informar en primera plana de todas las manadas, con particular atención al origen nacional de sus integrantes.

Vox y ADÑ han encontrado un gran filón en esta nueva melodía que tocan los medios. O quizá sea al revés y Vox haya subido porque los medios tocan esa melodía. El caso es que desde hace bastante tiempo las cuentas en Twitter de Vox y ADÑ son básicamente recopilaciones de sucesos protagonizados por inmigrantes, algunos reales, otros falseados y otros inventados. Si hace falta, también nos informan de sucesos en Oklahoma y en Kuala Lumpur. De repente el mundo es un pañuelo. Y de repente, a raíz de la condena a la Manada sevillana, los inmigrantes moronegrohispanos no paran de violar en grupo. Se confirma, pues, que estos moronegrohispanos son malos por naturaleza y que llevan en sus genes lo de violar y matar, incluso cuando son niños.

Pero estas relaciones de sucesos que suben a la red Vox y ADÑ tienen excepciones. Por ejemplo, ayer los medios informaron de una manada de franceses que había violado en grupo a dos noruegas. En BBJ, Alerta Digital, Caso Aislado y otros medios del ramo enseguida empezaron con las bromitas de siempre: ¡ya, ya, "franceses" como los de la selección de fútbol! Porque, claro, un blanco es incapaz de violar. En esos medios abonados a la mentira llegaron a publicar que eran moros los violadores, pero que lo ocultaba la prensa como parte la conspiración de Kalergi.

Pero en las cuentas oficiales de Vox, ADÑ y otros partidos patrióticos no informaron de esta violación grupal. ¡Que raro  —pensé— , se les habrá pasado! ¡Con lo metódicos que son! Al abrir esta noche las noticias he descubierto la verdadera razón por la que no informaron ni van a informar de esta violación grupal:

fotografos20190807203247.jpg

Los violadores no dan el aspecto de moronegrohispanos. Son franceses de raza blanca, son verdaderos franceses según el ADN. Por lo tanto, no sirven a nuestro fin de demostrar que la maldad está codificada en los genes. No sirven a nuestro fin de hostigar y expulsar a los moronegrohispanos. Porque no estamos contra los extranjeros que delinquen. Solamente estamos contra los no blancos (los que delinquen y los que no delinquen). No es una lucha nacional: es una lucha racial.

En otras ocasiones, como los violadores eran españoles y no eran tan rubitos, funcionó aquello de decir que en realidad eran moros. Por ejemplo, en aquel caso de unos autóctonos viciosos que manosearon a una mujer en una playa nudista. En esta ocasión, como los franceses de Benidorm son demasiado rubitos, el truco no podía funcionar. Así que mejor no informar del suceso. ¡Sólo informamos de delitos que se puedan asociar a moronegrohispanos! ¡Pero luego vamos llorando por las esquinas porque nos llaman racistas!

Manual de instrucciones identitario

Ante cualquier suceso, los identitarios siguen más o menos este manual de instrucciones:

¿El delincuente es moronegrohispano o marrón?

a. SI  ==> utilizar en la propaganda y repetirlo dentro de unos meses.

b. NO ==> Estrategias alternativas:

1. Si no consta la nacionalidad, diremos que se debe a que es extranjero y marrón pero lo quieren ocultar.

2. Si consta la nacionalidad, diremos que la nacionalidad es sólo un papel que no representa la raza, que es lo único que importa.

3. Por tanto, mientras no exista un análisis de ADN que certifique la raza, se ha de interpretar que todo delincuente es moronegrohispano o marrón, salvo que haya una foto que nos deje con el culo al aire, en cuyo caso prescindiremos de incorporarlo a nuestras listas de delincuentes marrones.

Si no existiesen sucesos suficientes: a) siempre se pueden inventar; b) se pueden reciclar de fechas anteriores; c) podemos informar de sucesos de todo el mundo. El caso es demostrar que esos delitos están asociados a la raza y no a otras variables.

Vox antes no seguía este manual de instrucciones. Su cuenta de Twitter no era una recopilación de sucesos en clave racial. Algo ha pasado para que esto sea así. Quizá sólo han copiado a ADÑ o quizá hay algo más. O quizá sea verdad, como me dijo un amigo, que España está sucumbiendo por la delincuencia inmigrante (mejor no salir a la calle porque te violan o te matan) y que estamos en una guerra racial de la que sólo nos puede salvar Putin.


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

Share this post


Link to post
Share on other sites

Estructuralmente tenemos el mismo esquema en acción por parte del mundillo mediático identitario que ha saltado a las redes sociales.

Que critiquemos esto no significa ni que aquí niegue que existe un problema con la violencia de una minoría de varones así como de una minoría de inmigrantes.

Ahora bien, tampoco se nos puede escapar la diferencia cualitativa que tenemos en ambos casos:

1. Existe todo un aparato ideológico y organizativo de cobertura estatal y de los medios de masa orientado al soporte de las mujeres maltratadas y que además maneja prejuicios de raíz ideológica respecto al origen congénito de la violencia en los varones con implicaciones legales contra ellos que socavan el principio de inocencia.

2. NO existe un aparato ideológico y organizativo de cobertura estatal orientado que maneje prejuicios de raíz ideológica respecto al origen congénito de la violencia de los inmigrantes/gentes de otras razas que tenga implicaciones legales contra ellos socavando el principio de inocencia.

En todo caso, sí es cierto que el punto 2 se da en los movimientos identitarios. Y admitiendo que los medios están deslizándose hacia el tratamiento mediático que comentas no es menos cierto que la situación dista de ser equiparable.

El tema de los centros de acogida y el supuesto aumento de delincuencia asociada está creando ciertamente alarma social y, por algunas conversaciones que he tenido con alguien cercano a una tutora, tengo la impresión de que se está llevando el tema de forma poco adecuada. O quizás lo que proceda es que se informe mejor de los logros que están consiguiendo porque lo que son los conflictos asociados seguirán siendo puestos de relieve por quienes ideológicamente buscan que la población reaccione contra los menas.

Se debe poner en conocimiento de la población cuánta gente se está introduciendo anualmente, quién es responsable legal que responda de ello, cuál es el éxito real de integración frente a vidas desviadas hacia la delincuencia y carga social, etc. Lo que no puede hacerse es entregar carta blanca y presupuestos a toda una red vinculada al tema de acogida de menores sin monitorizar los resultados.

Share this post


Link to post
Share on other sites

El populismo conlleva este tipo de cosas pues se basa fundamentalmente en describir la realidad desde la criminalización de algún sector o sujeto social, capaz de provocar alarma social y por tanto de dividir el bien común para sumar apoyos a la parte interesada que lo propone. Da igual que lo empleen las derechas como las izquierdas, siempre encontrarán a alguien sobre quien cargar las culpas para ocultar así los verdaderos motivos de su preocupación.

En este caso le ha tocado el turno a los llamados "menas", por ser un eslabón débil para el azote del populismo anti inmigratorio, que ha hecho de los inmigrantes "ilegales" (eufemismo para no decir personas sucias y económicamente improductivas, pues no lo aplican cuando hablan de los inmigrantes acaudalados que también delinquen), una suerte de monstruo social que cuestiona el orden y la paz. Sin embargo, oculta este modo de pensar, que el problema de fondo no es una cuestión de orden sino de estatus social, generado por el materialismo de quienes cosifican a las personas en función de su productividad.

Cuando se propone expulsar a los inmigrantes ilegales y acoger en cambio a aquellos que vengan con contrato de trabajo o los bolsillos llenos, en realidad se está diciendo que la dignidad humana importa menos que la riqueza material que puedan aportar. Lo cual no es muy digno que digamos si atendemos a lo moral.

Es la misma técnica que utilizó el liberalismo "aznariano", que con su milagro económico llenó España de sudamericanos empobrecidos que vinieron a trabajar en la obra, y una vez generada la riqueza y vendidas las hipotecas, se les criminalizó en los medios y se les devolvió a su país porque aquí ya no había nada más que rascar. A cuantas familias así habrán atendido en Cáritas.

En otras ocasiones y según quién promueva el populismo, son  los de la otra raza, los varones, los creyentes, los empresarios, la propiedad privada o simplemente los que piensan diferente, porque en definitiva se trata de una manipulación supremacista, es decir, de un relato adulterado de la realidad encaminado a establecer o mantener el dominio y la superioridad de unos sobre otros, lo cual es el verdadero problema de fondo de cualquier populismo.

Cualquier realidad humana, como ser social que es, va ligada a una serie de relaciones interpersonales que dan forma a las sociedades, y en todas ellas existen problemas. Lo moral entonces es averiguar, cuáles son los verdaderos problemas y qué causas tienen para tratar de solucionarlas, desechando en cualquier caso los relatos adulterados que señalan a las personas humanas como causa de todos los males.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Este fin de semana me comentaban unos amigos que España está al borde del caos por la delincuencia inmigrante. Es casi mejor no salir a la calle porque te pueden matar o violar. El tema es que estas declaraciones apocalípticas suelen venir acompañadas de una coletilla: esto sólo lo arregla Putin o Salvini.

La inseguridad ciudadana es una percepción subjetiva, pues depende mucho de los delitos que hayas percibido en tu entorno y, sobre todo, en estos tiempos de globalización, de los delitos a los que se les conceda espacio en los medios de comunicación. Una forma más objetiva de evaluar la inseguridad sería acudir a las estadísticas de delitos, pero según como se presenten las estadísticas se puede influir en uno u otro sentido.

Mi percepción subjetiva es que, salvando el caos que pueda haber en Cataluña, ahora mismo no hay más inseguridad de la que había en los años 90 y 80, cuando no había inmigrantes. De hecho, yo diría que ahora la inseguridad es mucho menor. Entre otros factores, por el envejecimiento de la población y por el hecho de que ahora no se haga tanta vida en la calle.

Pero como decía, esta percepción mía no deja de ser subjetiva, aunque personalmente la crea más acertada que la de mis amigos que creen que España está a punto de estallar por la delincuencia.

Pero me gustaría conocer vuestras percepciones. ¿Creéis que ahora mismo hay más inseguridad en las calles que en los años 90 y 80? Si percibís más inseguridad, decidlo con total tranquilidad. Se trata de confrontar percepciones para ver qué parte de razón puede tener cada uno.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Mi percepción personal es que no, y con bastante diferencia.

Por un lado ya no padecemos el azote del terrorismo vasco, que por aquel entonces mataba sin piedad por toda España. Yo he sido testigo de tres atentados con bomba, en uno de ellos estaba a menos de trescientos metros de la explosión, y en los otros dos en las cercanías, con lo que me podría haber tocado la mala suerte como a tanta otra gente. Y a mi hermano, que en paz descanse, también le explotó un coche bomba en la puerta contigua de su casa, pues vivía al lado de la casa cuartel de la Guardia Civil de un pueblo cercano que sufrió un atentado en los noventa. No le pasó nada de milagro pues unos segundos antes estaba asomado al balcón. Lo pienso ahora y me parece cosa de locos, casi una película, aunque lamentablemente por entonces era algo bastante normal en España. No me quiero ni imaginar como sería vivir en las zonas más conflictivas en las que tanta gente tuvo que emigrar.

De otra parte, la delincuencia común en las ciudades, al menos en las que he vivido, no se percibe ni de lejos como entonces. En los 80 y 90, especialmente en la primera década cuando el destape, eran muy comunes los tirones, robos violentos, atracos con amenazas y agresiones, peleas de bandas urbanas, violaciones, etc. Y existían barrios enteros por donde era mejor no pasar, especialmente de noche. No hablo ya de dejar el coche en aquellos lugares pues sabías que a la vuelta te podías encontrar cualquier cosa. Hoy en día, afortunadamente eso ya no es así, y si bien siguen ocurriendo delitos, la delincuencia está bastante más controlada que por aquel entonces. Ahora hay mucha más presencia policial y casi todos los barrios cuentan con alguna comisaría cercana y policía de proximidad. Sí que percibo en cambio que han aumentado las estafas y delitos basados en el engaño, especialmente tras el surgimiento de las redes. Y esto es así en buena medida porque, por un lado el anonimato de la red lo permite y por otro, hoy está muy perseguida la violencia, y el delincuente sabe que le ampara una seguridad que por aquel entonces no había, pues esa es otra, si antes alguien delinquía y le trincaban, la paliza estaba asegurada.

Y así llegamos al tema de la violencia social. Decididamente  aquella era una sociedad bastante más violenta que la de ahora, comparativamente hablando. Las palizas y peleas domiciliarias eran bastante más comunes que ahora, sobre todo en los barrios más pobres donde el alcoholismo y otras adicciones eran frecuentes.  Luego estaban las carreteras, donde era común circular por encima de los límites permitidos o saltarse las normas más elementales, cosa que ahora no ocurre en igual medida pues hay mejores carreteras, conductores más concienciados y bastante más seguridad en general. Lo que sí ha aumentado es el tráfico.  Otro asunto son las aglomeraciones multitudinarias como fiestas populares, manifestaciones, actos deportivos o espectáculos, en los que entonces, las peleas y broncas estaban al orden del día. Y no hablemos directamente de la violencia en los campos de futbol donde la gente entraba con bengalas, petardos, cohetes, cuchillos y todo tipo de "materiales para la guerra", pues efectivamente a veces se montaban verdaderas batallas. Al lado de mi casa había un campo de futbol local, de las ligas de barrios, y muchos domingos tenían que venir los furgones de la policía porque se montaban unos pollos de mucho cuidado, sobre todo cuando venían a jugar equipos de barios conflictivos, que acababan a menudo con gente hospitalizada y detenida. Ser arbitro entonces era una profesión de alto riesgo, y si no que se lo digan a un vecino mio que el pobre andaba siempre magullado.

En cuanto al tema de la inmigración, pues que queréis que os diga. He crecido junto al puerto de Alicante, donde hay línea regular con Orán desde hace muchos años, y ver a los moritos por las calles de la ciudad es algo más que corriente y acostumbrado. A quinientos metros de mi casa estaba la mezquita de Alicante y no recuerdo que nunca hubieran movidas con ellos. Aquella era gente religiosa que iba allí los viernes y hacían sus cosas. Pero si recuerdo que, en las zonas de playas, sobre todo en verano, los atracos y robos a bañistas, protagonizados por argelinos y marroquíes eran bastante más frecuentes que ahora. Hoy hay más carteristas y descuideros, aunque ya no actúan con tanta facilidad porque hay mucha presencia policial. En fin, puede que sea por ser una ciudad costera con comunicación directa con África, pero yo no percibo que haya significativamente mucho más morito ahora que antes.

En las zonas y pueblos del interior, donde viven de la agricultura, sí es verdad que en cambio ha aumentado bastante su presencia, pues ocupan puestos de trabajo que la mayoría de españoles ya no quiere hacer por dureza o escasa rentabilidad. Pero eso es una realidad que tiene que ver más con la ideología liberal que profesan sobre todo las derechas políticas, que con el buenismo progre o las supuestas invasiones que preconizan algunos. Si en la economía priman los intereses del libre mercado, los costes y la mano de obra han de abaratarse para poder competir con los países emergentes, y así se recurre a llenar nuestros pueblos de africanos, que trabajen por la mitad que lo haría un español, en muchos casos ni siquiera asegurados. El español emigró a la ciudad en busca de trabajos más lucrativos, y esos pueblos son ocupados ahora por gente que viene de África o Sudamérica a currar por cuatro duros. Pero eso lo han ocasionado los mismos liberales que hoy se llenan la boca con supuestos ideales patrióticos.

Otros que también han aumentado mucho son los nacionales de los países del este, que se han multiplicado por doquier y, al menos en el caso de los rusos, tienen verdaderas mafias montadas en las zonas más caras y exquisitas de la costa. Esa sí que es para mí la inmigración más peligrosa a la que habría que tener echado el ojo de cerca porque, con el alto nivel adquisitivo que se gastan, pueden llegar fácilmente a las altas esferas de la sociedad y corromper las instituciones desde las que mana el orden y la seguridad. De esa inmigración poco se habla, y desde luego los populistas nada.

En definitiva, por aquella época y al menos donde yo he crecido, tener los cojones bien puestos, como se decía entonces, saber defenderse y llevar al menos una navaja encima por seguridad, era algo casi obligado en el día a día si no querías que te pasara algo, y eso que no he crecido en un barrio especialmente conflictivo con que imagino que para aquellos que tuvieron la desgracia de vivir en esos sitios, la cosa sería peor. Hoy en cambio toda esa violencia está casi completamente erradicada y una sola de aquellas movidas cotidianas de entonces, es portada en los diarios por extraña. Ir por la calle, sobre todo más allá de la medianoche, no representa ni una décima parte del peligro que representaba en aquellos tiempos. En cambio, tenemos otras realidades que antes no teníamos, relacionadas con el modelo social y económico que hemos escogido, que es desde mi punto de vista nuestro mayor peligro. Pero en términos de seguridad ciudadana, decididamente hoy vivimos en una sociedad mucho más segura que en la de finales de los 70, los 80 y los 90,  muchísimo más. Casi tanto que me atrevería a decir que ahora vivimos en una especie de dictadura de la seguridad, en la que todo esta hiper regulado, a veces un poco hasta la nausea, y las nuevas generaciones en general son bastante más flojas y débiles que las de antes, cosa que es otro peligro del que tampoco se habla.

 


Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente

No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

en general estoy de acuerdo con vosotros, excepto en la sensación de seguridad en el medio rural... ha desaparecido la costumbre de tener durante el día las puertas abiertas y diría que la tasa de robos ha aumentado... aunque aquí el tema de la despoblación también tenga su influencia.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español y Vanu, os agradezco enormemente que me hayáis comentado vuestras percepciones sobre la inseguridad ciudadana. La verdad es que me empezaba a sentir un bicho raro.

En los 80 recuerdo un nivel de delincuencia muy superior incluso sacando de la ecuación al terrorismo. De pequeño, un tío que tenía pinta de yonqui me sacó un pincho y me exigió que le diese todo el dinero que llevaba. De pequeño también, presencié junto a mi madre el atraco del supermercado en el que estábamos comprando. En el vecindario había frecuentes robos. A nosotros nos robaron el trastero. El vecino del segundo tuvo que poner un cartel que decía algo así: "Señores ladrones: ya me han robado dos veces y se han llevado todo lo que tenía de valor. No van a encontrar nada." Los atracos a bancos eran muy frecuentes. En mi ciudad había dos barrios que nuestros padres nos tenían prohibido terminantemente pisar, por el alto nivel de delincuencia. Ya de mayor he visitado aquellos barrios, que desde hace tiempo dejaron de ser tan problemáticos, pero siempre con cierto respeto por el nivel de acojone que nos inspiraron los buenos de nuestros padres para velar por nuestra seguridad. En una ocasión gente de esos barrios se trasladó a mi barrio armada de navajas y con cara de pocos amigos. Los chicos mayores de la panda del barrio -entonces se formaban pandas o incluso bandas- acudieron al encuentro provistos también de navajas. No hubo que lamentar ningún herido grave, pero en otras circunstancias si los hubo. Algunas de estas pandas juveniles degeneraban con facilidad en asociaciones de malhechores, que luego cometían todo tipo de delitos con navajas, pistolas y todo lo que se terciase.

En los 90 también recuerdo mucha violencia aunque quizá menos delitos en el cómputo global. El fenómeno de las pandas y las bandas seguía en pleno vigor. Los fines de semana, en la zona de bares de copas, se desataba un torbellino de violencia. Con puños, con navajas y a veces con pistolas. Raras eran las fiestas del pueblo que no acababan con varios apuñalados. Yo cometí la estupidez de ir una época con navaja: no sabía utilizarla y seguramente habría servido para que mi oponente me le arrebatase y la usase contra mí.

Ahora no veo tantas peleas juveniles en los bares de copas. Y hace mucho que no roban en mi barrio. Los barrios que nos estaban vedados ahora se pueden pisar con cierta tranquilidad. Hay menos violencia física y no puede ser de otra forma en una sociedad envejecida. En definitiva, mi percepción es que la delincuencia ha bajado notablemente, aunque de vez cuando surge algún episodio de violencia que los medios magnifican. Antes, de estas noticias sólo se informaba en la sección de sucesos, salvo casos excepcionalmente graves o con intencionalidad política. Ahora hay una tendencia a abrir los telediarios con este tipo de sucesos, en una espiral de sensacionalismo que yo creo que no puede traer nada bueno.

Esto de las informaciones de sucesos siempre ha sido un arma para debilitar sociedades y derribar Estados. En la época de Franco, algunos izquierdistas que trabajaban en la prensa ponían énfasis en este tipo de delitos escabrosos. Sabían que eso servía para desestabilizar el Régimen, para desmoralizarlo y para generar una sensación de caos de la que ellos esperaban sacar tajada. Franco, muy sabiamente, limitaba este tipo de informaciones en la prensa.

Sea real la situación de caos o sea inventada, siempre hay alguien que saca tajada. Y generalmente es alguien con muy malas intenciones. El truco es ya muy viejo: pinto que está teniendo lugar un incendio y luego me ofrezco yo como bombero. Como digo, siempre hay alguien que saca tajada de estas situaciones de caos. Pero, además, he observado que los téoricos del caos y del colapso siempre proponen, de forma explícita o implícita, a un salvador. En este caso que nos ocupa, siempre aflora de alguna manera Putin. Putin —o alguno de sus subrogados, como Salvini— nos salvará de esta situación de caos. En BBJ es habitual que lo digan de forma explícita. En otros casos, lo hacen de forma implícita mediante el uso de ciertos códigos. Por ejemplo, la típica mención a Soros o a no sé qué plan maestro del que sólo nos podemos librar mirando al Este incorrupto.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Si he de ser sincero, yo de la navaja aún no me he desprendido, aunque eso sí, se trata de una multiusos :002:

Definitivamente coincidimos, ese relato de la violencia actual a causa del inmigrante, del progre, del fascista, del machista o de quién sea, pues es un relato de odio habitual en la mayoría de sectores de pensamiento, no es otra cosa que la típica y falaz idea, bien aprovechada eso sí, de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Y no, no siempre eso es así ni tiene porque serlo. De hecho y como católicos, se supone que avanzamos siempre hacia una realidad mejor, y que en ese avanzar vamos modificando la realidad para hacerla cada vez más semejante a aquella que pretendemos alcanzar.

Aunque en el pasado hubo muchas cosas buenas, también hubieron muchas otras no tan buenas que hemos podido superar, y una de esa gracias a Dios, es la violencia y la inseguridad social. Tanto es así que de tan seguros que nos sentimos ahora, nos hemos hecho gordos y comodones olvidando de esta forma que aún nos queda mucho por hacer.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cierto, como dice Vanu, no conviene confiarse. En Barcelona parece que se acumula gran cantidad de delitos en los últimos tiempos. Habría que analizar el porqué de esta inseguridad. Puede que en parte se explique por la inmigración -grandes movimientos de población conllevan delincuencia-, pero quizá haya otras razones que expliquen el fenómeno.

Como dice el Español sería un error creer, como norma absoluta, que cualquier tiempo pasado fue mejor. Yo soy de los que tiene tendencia a idealizar el pasado, pero admito excepciones. En cualquier caso, la bajada de la delincuencia tampoco es un mérito atribuible al régimen actual. Más bien tiene que ver con un hecho biológico impepinable: cuanto más envejecidas son las sociedades, menos delitos violentos se producen. Hay más paz ahora, pero es un poco la paz de los cementerios. Es el reverso de la moneda.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Comentaba en el manual identitario que uno de las tácticas era asumir como marrón a cualquier delincuente de cuya nacionalidad no se informe; por ejemplo:

Cita

La Policía busca a la pareja de la cirujana asesinada en Madrid

Se trata de una cirujana de un hospital de Madrid de 48 años. Ese tipo de tias no andan con Kulungeles ni Wilson Pachecos, perdon por el racismo, es para entendernos. O se informa de la procedencia del sospechoso en ningún caso o se informa en todos.

Origen: ¿Este crimen podria haber sido cometido por un español? el articulo no dice nada | Burbuja.info

Pero hay que enriquecer el manual identitario con una nueva táctica que emplea un forero judío de BBJ/El Caso: si el periódico en cuestión informa de la nacionalidad española del delincuente, es racista:

Cita

Viola y propina una brutal paliza a una prostituta que no accedió a un servicio sexual concreto

Abran el enlace, y comprueben como este periodista usa los caracteres en negrita para SEÑALAR LA NACIONALIDAD de este hijodelagranputa.

Si se ocultan unas nacionalidades y otras se ponen en negrita, no es RACISMO, VIL, INFAME, ASQUEROSO Y REPUGNANTE?

Sr. periodista del diario El Mundo, cuyo nombre no he podido ver en el artículo, porque ha señalado en negrita la nacionalidad de este HIJODELAGRANPUTA?

Sus caracteres en negrita lo delatan criminalizando al colectivo de nacionalidad española, en un caso que en esta ocasión, SI ES UN CASO AISLADO.

Sr. periodista del diario El Mundo es Vd. UN RACISTA.

Origen: El diario El mundo CRIMINALIZANDO A ESPAÑOLES por un caso asilado. | Burbuja.info

O sea, que en cualquiera de los casos hay una conspiración marrón para acabar con la raza blanca.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga.
      La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos:
       
    • By Hispanorromano
      Publico un interesante artículo de Raivis Zeltits, Secretario General de la Alianza Nacional de Letonia, partido conservador que forma parte del grupo europeo ECR, capitaneado por los polacos de Ley y Justicia, donde también está Vox. Le pondría algunas pegas al artículo, pero tiene pasajes de gran provecho que abordan distintos temas: el posmodernismo, la pérdida de significado y de propósito tras la "muerte de Dios", el relativismo, los medios de comunicación de masas y las redes sociales, la desconexión de la realidad, el ISIS como fenómeno nihilista, la propaganda rusa, etc. Lo que dice sobre Rusia es del máximo interés, pero el resto de temas no le van a la zaga.
      La traducción la ha realizado Álvaro Peñas, antiguo dirigente de DN, pero he introducido algunos retoques. Álvaro tuvo la gentileza de realizar esta traducción y publicarla en su perfil de Facebook, pero apenas obtuvo unos pocos "me gusta" y en gran parte eran de ciudadanos extranjeros. No recibió ni una puñetera respuesta, porque las redes sociales sólo sirven para emitir consignas simples, casi al nivel del berrido. Este interesante texto se perdería en el limbo de Facebook si no lo trajésemos a este foro y desde luego es contenido cien por cien original para Google. El artículo, como decía, aborda aspectos muy poco tratados en el ámbito patriótico y con un nivel que es raro en los líderes derechistas. Tiene interés en sí mismo. Pero también puede servir para conocer un poco más a esos partidos europeos de los que sabemos tan poco. Podéis ver información breve sobre este partido en la Wikipedia española o bastante más ampliada en la Wikipedia inglesa. La impresión que me da es que este partido tiene ramalazos identitarios y de las nuevas derechas que afloran en Europa, pero que va más allá y tiene cierto sentido cristiano que hoy por hoy es un lujo en esos ambientes. Es una impresión preliminar en función del artículo. Pero juzgad vosotros mismos:
       

      Esta publicación ha sido promocionada como contenido independiente
    • By Español
      Mi percepción personal es que no, y con bastante diferencia.
      Por un lado ya no padecemos el azote del terrorismo vasco, que por aquel entonces mataba sin piedad por toda España. Yo he sido testigo de tres atentados con bomba, en uno de ellos estaba a menos de trescientos metros de la explosión, y en los otros dos en las cercanías, con lo que me podría haber tocado la mala suerte como a tanta otra gente. Y a mi hermano, que en paz descanse, también le explotó un coche bomba en la puerta contigua de su casa, pues vivía al lado de la casa cuartel de la Guardia Civil de un pueblo cercano que sufrió un atentado en los noventa. No le pasó nada de milagro pues unos segundos antes estaba asomado al balcón. Lo pienso ahora y me parece cosa de locos, casi una película, aunque lamentablemente por entonces era algo bastante normal en España. No me quiero ni imaginar como sería vivir en las zonas más conflictivas en las que tanta gente tuvo que emigrar.
      De otra parte, la delincuencia común en las ciudades, al menos en las que he vivido, no se percibe ni de lejos como entonces. En los 80 y 90, especialmente en la primera década cuando el destape, eran muy comunes los tirones, robos violentos, atracos con amenazas y agresiones, peleas de bandas urbanas, violaciones, etc. Y existían barrios enteros por donde era mejor no pasar, especialmente de noche. No hablo ya de dejar el coche en aquellos lugares pues sabías que a la vuelta te podías encontrar cualquier cosa. Hoy en día, afortunadamente eso ya no es así, y si bien siguen ocurriendo delitos, la delincuencia está bastante más controlada que por aquel entonces. Ahora hay mucha más presencia policial y casi todos los barrios cuentan con alguna comisaría cercana y policía de proximidad. Sí que percibo en cambio que han aumentado las estafas y delitos basados en el engaño, especialmente tras el surgimiento de las redes. Y esto es así en buena medida porque, por un lado el anonimato de la red lo permite y por otro, hoy está muy perseguida la violencia, y el delincuente sabe que le ampara una seguridad que por aquel entonces no había, pues esa es otra, si antes alguien delinquía y le trincaban, la paliza estaba asegurada.
      Y así llegamos al tema de la violencia social. Decididamente  aquella era una sociedad bastante más violenta que la de ahora, comparativamente hablando. Las palizas y peleas domiciliarias eran bastante más comunes que ahora, sobre todo en los barrios más pobres donde el alcoholismo y otras adicciones eran frecuentes.  Luego estaban las carreteras, donde era común circular por encima de los límites permitidos o saltarse las normas más elementales, cosa que ahora no ocurre en igual medida pues hay mejores carreteras, conductores más concienciados y bastante más seguridad en general. Lo que sí ha aumentado es el tráfico.  Otro asunto son las aglomeraciones multitudinarias como fiestas populares, manifestaciones, actos deportivos o espectáculos, en los que entonces, las peleas y broncas estaban al orden del día. Y no hablemos directamente de la violencia en los campos de futbol donde la gente entraba con bengalas, petardos, cohetes, cuchillos y todo tipo de "materiales para la guerra", pues efectivamente a veces se montaban verdaderas batallas. Al lado de mi casa había un campo de futbol local, de las ligas de barrios, y muchos domingos tenían que venir los furgones de la policía porque se montaban unos pollos de mucho cuidado, sobre todo cuando venían a jugar equipos de barios conflictivos, que acababan a menudo con gente hospitalizada y detenida. Ser arbitro entonces era una profesión de alto riesgo, y si no que se lo digan a un vecino mio que el pobre andaba siempre magullado.
      En cuanto al tema de la inmigración, pues que queréis que os diga. He crecido junto al puerto de Alicante, donde hay línea regular con Orán desde hace muchos años, y ver a los moritos por las calles de la ciudad es algo más que corriente y acostumbrado. A quinientos metros de mi casa estaba la mezquita de Alicante y no recuerdo que nunca hubieran movidas con ellos. Aquella era gente religiosa que iba allí los viernes y hacían sus cosas. Pero si recuerdo que, en las zonas de playas, sobre todo en verano, los atracos y robos a bañistas, protagonizados por argelinos y marroquíes eran bastante más frecuentes que ahora. Hoy hay más carteristas y descuideros, aunque ya no actúan con tanta facilidad porque hay mucha presencia policial. En fin, puede que sea por ser una ciudad costera con comunicación directa con África, pero yo no percibo que haya significativamente mucho más morito ahora que antes.
      En las zonas y pueblos del interior, donde viven de la agricultura, sí es verdad que en cambio ha aumentado bastante su presencia, pues ocupan puestos de trabajo que la mayoría de españoles ya no quiere hacer por dureza o escasa rentabilidad. Pero eso es una realidad que tiene que ver más con la ideología liberal que profesan sobre todo las derechas políticas, que con el buenismo progre o las supuestas invasiones que preconizan algunos. Si en la economía priman los intereses del libre mercado, los costes y la mano de obra han de abaratarse para poder competir con los países emergentes, y así se recurre a llenar nuestros pueblos de africanos, que trabajen por la mitad que lo haría un español, en muchos casos ni siquiera asegurados. El español emigró a la ciudad en busca de trabajos más lucrativos, y esos pueblos son ocupados ahora por gente que viene de África o Sudamérica a currar por cuatro duros. Pero eso lo han ocasionado los mismos liberales que hoy se llenan la boca con supuestos ideales patrióticos.
      Otros que también han aumentado mucho son los nacionales de los países del este, que se han multiplicado por doquier y, al menos en el caso de los rusos, tienen verdaderas mafias montadas en las zonas más caras y exquisitas de la costa. Esa sí que es para mí la inmigración más peligrosa a la que habría que tener echado el ojo de cerca porque, con el alto nivel adquisitivo que se gastan, pueden llegar fácilmente a las altas esferas de la sociedad y corromper las instituciones desde las que mana el orden y la seguridad. De esa inmigración poco se habla, y desde luego los populistas nada.
      En definitiva, por aquella época y al menos donde yo he crecido, tener los cojones bien puestos, como se decía entonces, saber defenderse y llevar al menos una navaja encima por seguridad, era algo casi obligado en el día a día si no querías que te pasara algo, y eso que no he crecido en un barrio especialmente conflictivo con que imagino que para aquellos que tuvieron la desgracia de vivir en esos sitios, la cosa sería peor. Hoy en cambio toda esa violencia está casi completamente erradicada y una sola de aquellas movidas cotidianas de entonces, es portada en los diarios por extraña. Ir por la calle, sobre todo más allá de la medianoche, no representa ni una décima parte del peligro que representaba en aquellos tiempos. En cambio, tenemos otras realidades que antes no teníamos, relacionadas con el modelo social y económico que hemos escogido, que es desde mi punto de vista nuestro mayor peligro. Pero en términos de seguridad ciudadana, decididamente hoy vivimos en una sociedad mucho más segura que en la de finales de los 70, los 80 y los 90,  muchísimo más. Casi tanto que me atrevería a decir que ahora vivimos en una especie de dictadura de la seguridad, en la que todo esta hiper regulado, a veces un poco hasta la nausea, y las nuevas generaciones en general son bastante más flojas y débiles que las de antes, cosa que es otro peligro del que tampoco se habla.
       
    • By Hispanorromano
      Todos los días Telecinco abre sus telediarios con noticias de asesinatos conyugales y de violaciones grupales. Casi todo el telediario está ocupado por sucesos que antes estaban reservados a publicaciones subversivas o de baja estofa como El Caso. Y ocurre casi lo mismo con el resto de la prensa. Poco a poco las informaciones se han convertido en una crónica de sucesos escabrosos.
      Lo de bombardear todos los días con noticias de asesinatos conyugales y de violencia de género no es nuevo. Fue la táctica que se siguió hace unas décadas para aprobar una legislación que criminalizaba al varón por el hecho de serlo. Los telediarios abrían siempre con estas noticias truculentas y elaboraban listados periódicos: 5 mujeres asesinadas en lo que va de mes, 25 mujeres asesinadas en lo que va de año... Parecía que estaba teniendo lugar un holocausto de mujeres a manos de sus maridos.
      La prensa sigue con esta música pero últimamente ha incorporado una nueva melodía. Ahora también bombardea con noticias de violaciones grupales y de menas. Hubo una época en que eran los manteros, que un poco más y podrían ser los responsables de la muerte de Manolete, y ahora son más bien los menas que, cuando no roban, matan o violan. Lo de las violaciones grupales empezó con la famosa Manada de sevillanos aficionados a recibir por la retambufa. No se les puso ese mote sino que ellos, algunos miembros de las cuerpos de seguridad del Estado, se denominaban así en sus chats. La prensa estaba hablando a todas horas de aquella Manada, dando así un mal ejemplo a admiradores e imitadores. Se entabló una lucha entre feministas y jueces y desde entonces la prensa tiene a bien informar en primera plana de todas las manadas, con particular atención al origen nacional de sus integrantes.
      Vox y ADÑ han encontrado un gran filón en esta nueva melodía que tocan los medios. O quizá sea al revés y Vox haya subido porque los medios tocan esa melodía. El caso es que desde hace bastante tiempo las cuentas en Twitter de Vox y ADÑ son básicamente recopilaciones de sucesos protagonizados por inmigrantes, algunos reales, otros falseados y otros inventados. Si hace falta, también nos informan de sucesos en Oklahoma y en Kuala Lumpur. De repente el mundo es un pañuelo. Y de repente, a raíz de la condena a la Manada sevillana, los inmigrantes moronegrohispanos no paran de violar en grupo. Se confirma, pues, que estos moronegrohispanos son malos por naturaleza y que llevan en sus genes lo de violar y matar, incluso cuando son niños.
      Pero estas relaciones de sucesos que suben a la red Vox y ADÑ tienen excepciones. Por ejemplo, ayer los medios informaron de una manada de franceses que había violado en grupo a dos noruegas. En BBJ, Alerta Digital, Caso Aislado y otros medios del ramo enseguida empezaron con las bromitas de siempre: ¡ya, ya, "franceses" como los de la selección de fútbol! Porque, claro, un blanco es incapaz de violar. En esos medios abonados a la mentira llegaron a publicar que eran moros los violadores, pero que lo ocultaba la prensa como parte la conspiración de Kalergi.
      Pero en las cuentas oficiales de Vox, ADÑ y otros partidos patrióticos no informaron de esta violación grupal. ¡Que raro  —pensé— , se les habrá pasado! ¡Con lo metódicos que son! Al abrir esta noche las noticias he descubierto la verdadera razón por la que no informaron ni van a informar de esta violación grupal:

      Los violadores no dan el aspecto de moronegrohispanos. Son franceses de raza blanca, son verdaderos franceses según el ADN. Por lo tanto, no sirven a nuestro fin de demostrar que la maldad está codificada en los genes. No sirven a nuestro fin de hostigar y expulsar a los moronegrohispanos. Porque no estamos contra los extranjeros que delinquen. Solamente estamos contra los no blancos (los que delinquen y los que no delinquen). No es una lucha nacional: es una lucha racial.
      En otras ocasiones, como los violadores eran españoles y no eran tan rubitos, funcionó aquello de decir que en realidad eran moros. Por ejemplo, en aquel caso de unos autóctonos viciosos que manosearon a una mujer en una playa nudista. En esta ocasión, como los franceses de Benidorm son demasiado rubitos, el truco no podía funcionar. Así que mejor no informar del suceso. ¡Sólo informamos de delitos que se puedan asociar a moronegrohispanos! ¡Pero luego vamos llorando por las esquinas porque nos llaman racistas!
      Manual de instrucciones identitario
      Ante cualquier suceso, los identitarios siguen más o menos este manual de instrucciones:
      ¿El delincuente es moronegrohispano o marrón?
      a. SI  ==> utilizar en la propaganda y repetirlo dentro de unos meses.
      b. NO ==> Estrategias alternativas:
      1. Si no consta la nacionalidad, diremos que se debe a que es extranjero y marrón pero lo quieren ocultar.
      2. Si consta la nacionalidad, diremos que la nacionalidad es sólo un papel que no representa la raza, que es lo único que importa.
      3. Por tanto, mientras no exista un análisis de ADN que certifique la raza, se ha de interpretar que todo delincuente es moronegrohispano o marrón, salvo que haya una foto que nos deje con el culo al aire, en cuyo caso prescindiremos de incorporarlo a nuestras listas de delincuentes marrones.
      Si no existiesen sucesos suficientes: a) siempre se pueden inventar; b) se pueden reciclar de fechas anteriores; c) podemos informar de sucesos de todo el mundo. El caso es demostrar que esos delitos están asociados a la raza y no a otras variables.
      Vox antes no seguía este manual de instrucciones. Su cuenta de Twitter no era una recopilación de sucesos en clave racial. Algo ha pasado para que esto sea así. Quizá sólo han copiado a ADÑ o quizá hay algo más. O quizá sea verdad, como me dijo un amigo, que España está sucumbiendo por la delincuencia inmigrante (mejor no salir a la calle porque te violan o te matan) y que estamos en una guerra racial de la que sólo nos puede salvar Putin.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 10 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Thank you (1 positive)
        • Excellent (100 positive and improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 18 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Excellent (100 positive and improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Thank you (1 positive)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(2)
    • Chrome(3)
×