Jump to content
Hispanorromano

La desaparición de los hijos

Recommended Posts

Creo interesante compartir este artículo sobre el gran tema de nuestro tiempo. Mucho mejor orientado que la mayoría de artículos que abordan esta cuestión, acierta al explicar que el problema es antropológico y no económico. Dos pegas le pongo: 1) que no acuda a la raíz religiosa del problema, aunque la barrunte al decir que sólo rompen la norma los fieles católicos y musulmanes; 2) que sitúe el origen del problema en mayo de 1968, cuando en mi opinión es muy anterior. Pero el artículo es de lo mejor que se ha escrito sobre este tema en la prensa, así que lo recomiendo. Las negritas son mías.

Cita

La desaparición de los hijos 

IGNACIO GARCÍA DE LEÁNIZ
Lunes, 29 julio 2019 - 02:09

Se ha dado en el plano intelectual y político la tormenta perfecta para que se active nuestra bomba demográfica

15643375265327.jpg GETTY

Los datos, ciertamente demoledores, del INE saltaron recientemente a la palestra pública: durante el primer semestre de este año nacieron en España 179.794 niños. Y murieron 226.384 personas, por lo que el crecimiento fue negativo (como lo había sido en 2017 y 2018) con un saldo de 46.590 ciudadanos menos. A este paso, se necesitarán más cementerios que paritorios en nuestros lares. Como si la muerte fuese ganando en nuestro país espacio inexorable cuantitativo -y cualitativo- a la vida, al modo que Bergman la filmó en El séptimo sello: desafiándonos como sociedad e individuos en un tablero de ajedrez cuyas reglas pareciera que hemos olvidado junto al sentido mismo de la partida. Y se anuncia, me temo, el jaque final en pocas jugadas, como apuntaba Alejandro Macarrón en El suicidio demográfico de España: "La mitad de nuestros jóvenes no tendrá ni siquiera un nieto". A estas cifras habría que añadir el promedio de 94.000 nasciturus truncados anualmente por el aborto que agrava nuestra moribunda natalidad.

La repercusión de esta anomalía normalizada de la ausencia del hijo en la configuración doméstica -y de la vida humana misma- es ya evidente. Un informe de Funcas expone que el número de hogares con un núcleo conyugal sin hijos pasó de 1,5 a 4,4 millones entre 1977 y 2015, es decir, se triplicó una tendencia que, como se ve, sigue al alza. El cambio que han experimentado los hogares españoles -y, por tanto, la textura de la vida humana- durante las últimas décadas es notorio: en la España actual, cuatro de cada diez hogares son de pareja con hijos; una cuarta parte, de pareja sin hijos; y otra cuarta parte, unipersonales; el resto están compuestos fundamentalmente por hogares de núcleo monoparental y un grupo reducido se halla formado por hogares habitados por personas sin relación familiar entre ellas.

Todo ello supone un acontecimiento histórico sin parangón que atraerá la atención perpleja de los futuros historiadores y pensadores (si es que quedan), cuando afronten la desaparición de la paternidad y maternidad en nuestras categorías vitales. Lo cual supone un modelo de sociedad basado en la extinción paulatina de esa otra realidad que llamamos nuestros hijos, es decir, nuevas personas y por tanto nuevos comienzos. Una sociedad terminal que hace que, usualmente, ya tengan familias numerosas (a partir de tres hijos) progenitores con hondas convicciones cristianas -ciertamente, una minoría que coincide con el franco declive del catolicismo en nuestro país- o fieles del Islam afincados aquí. Ante esta dialéctica autodestructiva, las reacciones del poder público han sido fundamentalmente dos. Primero, un extraño silencio en estos 30 años mientras se gestaba la bomba demográfica que nos ha estallado. Bien porque los hijos que no vamos a tener no votan o bien porque la caída de la natalidad desmentía las afirmaciones del poder político sobre nuestro progreso indefinido, un espeso silencio envolvía a la cuestión de nuestra infertilidad en el manto del tabú.

Una segunda reacción del poder aflora ahora que ya es inevitable abordar la extensión y calado del problema. Según nos cuentan, la crisis de nuestra natalidad sería debido a orígenes meramente económicos por la recesión y la precariedad del puesto de trabajo, que se puede arreglar con medidas económicas. Sin desdeñar la necesidad de éstas, hay un dato que desmiente la suficiencia de dichas soluciones: no parece que entre nuestro numeroso funcionariado -con seguridad en el empleo y rentas estables- se den tasas de procreación muy superiores a las comentadas.

Más eficaz -y más verdadero y valiente- me parece acudir a los supuestos antropológicos que están a la base de nuestro modelo social y del poder contemporáneo. La infertilidad, el no contar con hijos en nuestro proyecto vital, o a lo sumo un hijo deshermanado, constituye ya por su interiorización social lo que Ortega llamaba "creencia": un supuesto vital básico que opera desde el fondo de nuestra mente de forma implícita. Ahora bien, toda creencia social ha sido antes idea pensada, esto es, premeditada y luego difundida.

Si rastreamos el origen de la creencia sobre los hijos y la paternidad y maternidad como realidades superfluas, nos encontramos con los postulados que animaron esa revolución que fue el Mayo del 68 y su nueva antropología. Revolución que se basó en parte en tres filósofos que no por casualidad son los más influyentes en nuestra sociedad de hoy, también en España: Nietzsche, Marx y Sartre.

Si la vigencia de las ideas de Nietzsche explican en gran parte la "vocación por la nada" de nuestro tiempo, que se simboliza en la no reproducción, su doctrina del hombre como algo que "debe ser superado" lo hace también indigno de perpetuarse. Y, para el nuevo tipo de hombre y mujer preconizados por él, los "señores de la tierra", no parece que cambiar pañales y sacar la crianza de unos hijos sean tareas dignas de esa nueva nobleza, sino de la criticada moral de esclavos.

Tampoco el marxismo cultural predominante anima a la procreación. La crítica de Marx a la opresión de las mujeres en la familia burguesa se ha hecho lugar común en los nuevos feminismos. El mapa de Funcas comentado de los actuales hogares españoles responde sin duda a la vigencia neomarxista que proviene del Mayo francés, donde la maternidad contiene más elementos alienantes que motivadores. Y de paso el poder se hace más poderoso cuanto más solitarios nos encontremos, como predijo Riesman en La muchedumbre solitaria en la que ya vivimos.

No podía faltar la influencia de Sartre en la configuración de la ideología dominante anti natalista. Si para el pensador francés "el infierno son los otros", los hijos serían ciertamente realidades maléficas. Por eso en La náusea hace decir a su protagonista Roquentin, soltero: "Hacer hijos es una extrema estupidez". Si la condición humana es así, procurar descendencia es ciertamente un acto criminal.

Como se ve, se ha dado en el plano intelectual y político la tormenta perfecta para que se active nuestra bomba demográfica. Mediante ideologías que en nombre del progreso encierran una gran contradicción: su cumplimiento, -como está ocurriendo con la extinción de los hijos- suponen el fin mismo de todo progreso, pues ponen en duda la legitimidad y futuro de la humanidad misma.

Frente a todo ello y la situación creada, es perentorio repensar los supuestos políticos actuales para que en la línea del pensamiento fecundo de Hannah Arendt, con su "filosofía política de la natalidad", se coloque el nacimiento como el hecho decisivo del hombre y la mujer como ser consciente. Por eso decía la pensadora judía que por más que hayamos de morir hemos venido a este mundo a iniciar algo nuevo. De ahí que con cada nacimiento el recién llegado toma una iniciativa y rompe con su novedad la continuidad del tiempo. Y constituye rigurosamente hablando un "acontecimiento". Además de representar el milagro del que somos capaces los humanos como ha visto también Rosenzweig. Y por lo tanto de la política en su sentido más noble y olvidado.

En una línea similar el pensador francés Rémi Brague, que acaba de visitar Madrid, ha escrito lúcida y extensamente sobre cómo la carestía de los hijos que nos asola revela la gran paradoja del proyecto moderno: que siendo capaz de producir bienes sin cuento, materiales, culturales y morales, es al mismo tiempo incapaz de explicar y fundamentar por qué es un bien que haya hijos que los puedan disfrutar.

Mucho hay pues que pensar al respecto para revertir así la vigencia elegíaca de los versos de Eliot: "Así es como termina el mundo / no con un estallido sino con un quejido". De modo que podamos recuperar la esperanza de nuevos hijos, que son siempre iniciativas de otros mundos que salvan al actual de la ruina. Y a nuestras vidas opacas de paso.

Ignacio García de Leániz es profesor de Recursos Humanos de la Universidad de Alcalá de Henares.

https://www.elmundo.es/opinion/2019/07/29/5d3de584fc6c831a5e8b461b.html

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

El artículo es realmente excelente, a pesar de las pegas que has puesto y que yo también comparto. Poco más se me ocurre decir, la verdad, si acaso mencionar que hay un hecho que no se suele mencionar cuando se aborda este tema, y es el del gran número de matrimonios que no han podido concebir hijos por problemas de salud reproductiva. Hay una inmensa cantidad de parejas estériles, cuya infertilidad no proviene directamente de causas ideológicas o económicas sino biológicas.

Alrededor del 17% de la población española, según fuentes médicas, está aquejada de algún tipo de problema de infertilidad, lo cual me parece estremecedor pues supone del orden de 800.000 parejas que no pueden concebir una nueva vida. Y son datos de 2013 con lo que imagino que habrán aumentado.  En el 40 % de los casos se debe a problemas masculinos, otro porcentaje semejante a las féminas y sobre el 20 % a causas mixtas o desconocidas. En la mayoría de los casos, los médicos achacan este tipo de problemas a nuestro actual modo de vida: estrés urbano, hábitos alimentarios, sobrepeso, tabaquismo, contaminación, etc. También existe un gran número de casos en mujeres, que son biológicos pero están relacionados con la economía. Se trata de aquellas que retrasan la búsqueda de la maternidad debido a causas laborales, cosa que provoca que sus ovarios no funcionen igual siendo mayores que cuando se trata de madres jóvenes, generándose infertilidad. E incluso hay quienes argumentan teorías conspirativas para explicar porqué un número tan elevado de personas padecen esos problemas.

La verdad es que el panorama, tanto por la influencia ideológica como por los problemas naturales, me parece aterrador.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

A la fuerza ahorcan, e igual que China abandonó la política del hijo único, aquí habrá una convulsión antes o después y esta etapa se estudiará en la historia como lo que es, un genocidio de guante blanco.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Mientras tanto, un artículo del digital filo-comunista Público "recomienda" no tener hijos para mitigar el (supuestamente causado por el hombre) cambio climático: https://publico.es/columnas/110619806169/strambotic-quieres-luchar-contra-el-cambio-climatico-no-tengas-hijos

También se menciona el asunto de la restricción del consumo de carne, otro tema con el que estos mamarrachos dan mucho la tabarra últimamente. Y los coches, etc.

Aprovechen para comer carne, conducir y tener hijos mientras puedan, porque esto puede muy pronto convertirse en uno de esos "paraísos socialistas" donde hará falta cartilla de racionamiento hasta para subir al metro.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 7 horas, elprotegido dijo:

Mientras tanto, un artículo del digital filo-comunista Público "recomienda" no tener hijos para mitigar el (supuestamente causado por el hombre) cambio climático: https://publico.es/columnas/110619806169/strambotic-quieres-luchar-contra-el-cambio-climatico-no-tengas-hijos

También se menciona el asunto de la restricción del consumo de carne, otro tema con el que estos mamarrachos dan mucho la tabarra últimamente. Y los coches, etc.

Aprovechen para comer carne, conducir y tener hijos mientras puedan, porque esto puede muy pronto convertirse en uno de esos "paraísos socialistas" donde hará falta cartilla de racionamiento hasta para subir al metro.

La propaganda antinatalista ha llegado a niveles insospechables, llegando a hablar de si es "moralmente correcto"

https://www.google.com/amp/s/www.xatakaciencia.com/medio-ambiente/moralmente-correcto-tener-hijos-mundo-condenado-cambio-climatico/amp

Hasta en El País:

https://elpais.com/elpais/2017/07/11/ciencia/1499785338_169682.amp.html

No me extrañaria que dentro de poco empezaran a meter miedo con la "sobrepoblación"

Share this post


Link to post
Share on other sites

Periódicamente salen noticias que relacionan el hecho de tener hijos con el deterioro del planeta. Por lo visto quieren dejarle a los pájaros un planeta espléndido y cubierto de vegetación. Porque el hombre no entra en la ecuación de este ecologismo. Yo pensaba que debíamos cuidar del medio ambiente porque su deterioro podría afectarnos a las personas. Pero por lo visto es por los pájaros.

No creo que muchas personas dejen de tener hijos por estas estúpidas teorías. No han dejado de comprar cachivaches electrónicos para evitar el deterioro del planeta, así que no creo que estas consideraciones tengan mucho peso a la hora de tener hijos. Sin embargo, sí que sirven para extender en la sociedad la creencia de que tener hijos es algo malo que hay que evitar a toda costa. O simplemente para reforzar la decisión hedonista inicial de muchas parejas que no tienen hijos. En un Estado católico este tipo de propaganda antinatalista estaría perseguida como delito grave, por ir contra las leyes de Dios, pero también contra la humanidad y contra la propia patria.

Los dos últimos terroristas "estocásticos" expresaron ideas de este tipo en sus manifiestos. Así que estas ideas enfermizas son bastante transversales, aunque generalmente sea la izquierda la que más da la tabarra.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La visión del hombre como ser dañino por naturaleza está presente supongo desde los inicios de estos movimientos "conservacionistas".

El amigo Félix -ese intocable al que prácticamente está vetado criticar- reducía las escasas apariciones humanas en sus idílicos reportajes de mundo ibérico sin personas a mensajes relacionados con destrucción (cepos, venenos, etc) y adornados con música tétrica, elocuciones descarnadas, etc ...

Los sucesores han ido empapándose de la idea de las personas como elementos molestos, dañinos, etc.

Todo va empapando...no es necesario que todo el mundo acepte la idea de identificar tener niños con daño al planeta.. .basta que lo haga la clase dirigente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Personalmente no comparto esa crítica hacia Félix R. de la Fuente. Si bien puede haber cosas criticables en su  haber, lo cierto es que por aquellos años apenas existía una conciencia en España acerca de cuidar la naturaleza, y él hizo mucho porque esa necesidad dejara de ser tal. Y aunque muchos de "sus seguidores" posteriormente se hayan valido de su nombre y trabajo para sembrar otro tipo de ideas más misántropas, lo cierto es que el Dr. no compartía esos ideales y personalmente era bastante diferente a la imagen que hoy han dibujado de él. No lo he conocido personalmente pues murió siendo yo un chaval, pero sí que he conocido a gente que trabajó con él y me consta que es así.

Que el ecologismo se haya disparatado y vestido de izquierdismo radical, no significa que la naturaleza sea algo secundario que debamos olvidar. En realidad la naturaleza tiene dos frentes abiertos, el de quienes la ven como un simple contenedor de recursos inagotables y el de quienes la ven como un ser superior a quien de algún modo hay que adorar, y ambos son igual de dañinos y peligrosos.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Pues nada, Español, yo tengo otra perspectiva. Mejor no la desarrollo, pues probablemente sería ir en una dirección no muy acorde con las finalidades del foro.

No pasa ná... ;)

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Yo soy más de la opinión de Vanu. Sin juzgar las intenciones del amigo Félix, creo que su magisterio ha sido fundamental en la ola de ecologismo misántropo que hoy está en boga. Creo que recordar que en el franquismo se le llegó a censurar un programa por expresar una visión demasiado darwinista. En general, todos los naturalistas tienen una visión parecida a la que cité el otro día de David Attemborough, aunque estén llevados de las mejores intenciones. Por ello, creo que sería bueno cuestionar el mito de Félix y en general de los naturalistas. Pero, por otra parte, entiendo también la opinión del Español: puede que sean algunos seguidores de Félix, más que el propio Félix, los que han derivado hacia esa misantropía. Y estoy plenamente de acuerdo en que la naturaleza no se puede ver como un simple contenedor inagotable de recursos. Me parece detestable que algunos derechistas, por el simple afán de llevar la contraria, aplaudan con delectación los incendios en la Cuenca Amazónica, por citar un un solo ejemplo. Y creo que Vanu estará de acuerdo en estos puntos. Como decía, soy partidario de desmitificar un poco la figura de Félix, pero si no hay consenso, creo que será mejor no tocar el tema o hacerlo con mucho tacto.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tiempo habrá para abordar el tema y desde luego, viendo la importancia que la Iglesia le está dando al tema de la protección de la naturaleza, vamos a tenerlo de relevancia con bastante frecuencia.

Conste por otro lado que no trato de mitificar la figura de Felix R. de la Fuente. No es eso, pero por lo que conozco de él y de la gente que trabajó con él, tampoco creo que se le pueda  hacer una crítica feroz con justicia.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Sí, lo de mitificar no lo decía por ti, sino por ciertas personas que adoran a Félix de una manera casi religiosa. Un ejemplo sería el periodista Iker Jiménez.

También es verdad que los documentales de Félix los vi de niño y con ese recuerdo borroso tampoco puedo juzgar si ponía a la naturaleza por encima del hombre.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      En el tomo II de las Vidas Paralelas de Plutarco, dedicado a Pericles, se encuentra este premonitorio texto:
      Recuerdo a los recién llegados que en el foro hemos rescatado muchos textos antiguos que relatan situaciones similares:
      Una Francia despoblada sustituye a los niños por perritos (Jacinto Miquelarena, 1939) - Debate de actualidad - Corazón Español
      Hacia un mundo de viejos (Agustín de Foxá, 1948) - Memoria de las Españas - Corazón Español
      Sobre la baja natalidad. Dos textos clásicos que sorprenden por su vigencia - Debate de actualidad - Corazón Español
      El tema del antinatalismo y de la baja natalidad española, a veces asociada a cierto animalismo, lo hemos tocado en infinidad de hilos:
      Antinatalismo ¿Se está gestando un nuevo ataque cultural contra la vida humana? - Debate de actualidad - Corazón Español
      "Prefiero oír ladrar a un perro que a un bebé". El empoderamiento femenino lleva a esto - Debate de actualidad - Corazón Español
       
    • By Hispanorromano
      Yo no quiero ser madre
      Tres mujeres de tres generaciones explican por qué tener hijos no es una prioridad: "Prefiero oír ladrar a un perro que a un bebé"
      Un artículo de Miriam Cos
      Es una de las partes más cruciales en la vida de una mujer. Tener un hijo lo cambia todo, o eso dicen. La vida, la forma de ver las cosas... aunque el problema viene cuando una mujer totalmente fértil decide descartar esta opción. Al cierre de 2018, la natalidad en España había descendido un 5,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística. El crecimiento vegetativo de la población presentó un saldo negativo de 46.590 personas durante la primera mitad del año y el número de matrimonios disminuyó un 5,7% respecto al mismo periodo de 2017. En total, hubo 179.794 nacimientos, el 20% de ellos de madres extranjeras. Pero, ¿cuál es la razón de este declive de la natalidad? ¿Puede ser la economía, la tardía independencia o el empoderamiento de la mujer una razón?
      Rostros conocidos del mundo del cine o la televisión ya han puesto sobre la mesa las razones por las que probar con la maternidad no es una opción en sus vidas."Ser mujer no es sinónimo de madre. Ser madre es una opción, no una obligación. La gente debería dejar hacer al otro lo que le da la gana sin entrometerse en su vida, ya quiera tener siete, dos o ningún hijo", sentenciaba en declaraciones a la prensa la actriz Maribel Verdú. "Hay gente que necesita tener esa experiencia en su vida pero yo no, lo he tenido clarísimo siempre", decía Alaska en el programa de Bertín Osborne, 'En tu casa o en la mía', hace unos meses."Vivo una época de plenitud y, sin embargo, lo que más he oído cuando me he convertido en cuarentañera es 'todavía estás a tiempo de tener un hijo'. ¿Pues sabes qué te digo? Que me declaro en rebeldía ante toda esa gente que te marca el camino. En el tema de las mujeres y los hijos hay muchísimo machismo, indiscreción y osadía. Estoy harta de preguntas impertinentes y prejuicios", aseguraba la periodista Mamen Mendizábal durante una entrevista. El listado se engrosa si se mira al otro lado del charco Cameron Díaz, Jennifer Anniston, Oprah Winfrey, Khloé Kardashian o Ashley Judd son algunas de las caras conocidas.

      "Nunca he querido tener hijos. Todas las razones y motivos por las que los demás me instaban a tenerlos o me avisaban de que ya los tendría, sencillamente no han surtido efecto en mí", asevera Elisa Coca, bailarina y animadora de tiempo libre de 45 años. "Nunca he sentido el instinto maternal, no me entusiasma la tarea de cuidar de otros en ese sentido tan básico de alimentar y limpiar, mi cuerpo no me ha reclamado nunca llenar ningún vacío ni físico ni emocional, no me ha afectado ni he sentido el llamado reloj biológico. Y aún podría tenerlos de modo natural, soy perfectamente fértil, pero no me gusta la idea. Y lo dejaré pasar. Seré la última de mi saga. Tampoco tengo sobrinos", recalca.
      Su decisión no viene de ahora, es algo que ha pensado y sentido durante toda su vida, al igual que Andrea Abasolo, periodista de 27 años, y Alicia Navascuez, socióloga y responsable de recursos humanos de 33, que asegura que "nunca he querido tener descendencia, no lo veo como una necesidad para ser feliz o para sentirme realizada".
      En el caso de Coca, achaca las razones de su decisión a cosas que van más allá que una simple opción personal. "Mis mayores creen que la precariedad laboral y la falta de estabilidad económica hacen que nunca llegue el momento adecuado y se acabe perdiendo la ilusión de ampliar la familia. En este país no hay suficientes alicientes, garantías o ayudas a la maternidad. Si eliges mal el momento y no cuentas con una solidez mínima, puedes llegar a caer en la ruina y nadie te levantará de allí, te remiten al Banco de Alimentos y a Cáritas, y eso da escalofríos", dice. "Si no tienes apoyo familiar -abuelos que cuiden de su nieto mientras tú sigues trabajando, o un marido que os mantenga a los dos-, una mujer lo pasa francamente mal. Y yo no soy una heroína, la situación podría superarme y estaría sola", concreta.
       
      "La gente que no entiende mi decisión tampoco entiende que viva sola. ¿No pasas miedo por la noche?, me dicen"
      Andrea Abasolo - 27 años
      Abasolo se aferra a algo mucho más personal. "Nunca he tenido esa sensibilidad de acercarme a niños pequeños... no sé cómo actuar, no los entiendo. Para mí son máquinas creadoras de residuos, mocos y ruido. Puede que lo que digo suene muy fuerte, pero los veo así. A mí me molesta más un niño llorando que un perro ladrando. ¿Por qué? No tengo ni idea. Y es desde siempre", afirma sin tapujos para dilucidar que "puede que sea algo genético. Nunca he tenido esa psicología infantil para entenderlos o tratarlos. Con 18 años aguanté un mes como niñera. Nunca más. Porque no los entiendo, me desquician, no me sale hacerles tonterías".
      En el caso de Navascuez, las cosas también están más que claras. "Creo que la sociedad y, sobre todo, las mujeres que sí han decidido ser madres, te intentan persuadir contándote todas las ventajas y la felicidad que ser madre te reporta, sin embargo, no te hablan de los muchos problemas a los que te tienes que enfrentar, y de cómo la sociedad y ellas mismas se exigen ser 'super mamás'; profesionales en el ámbito laboral que inviertan tiempo de "calidad" con sus hijos; que vayan siempre a la última moda, que trabajen sus relaciones sociales y por supuesto que no desatiendan su relación de pareja".
      Presión social
      En este sentido, las tres mujeres opinan lo mismo, sobre todo señalando directamente la presión que la propia sociedad ejerce sobre sus decisiones. Sobre todo, Abasolo, aún muy joven, y que tiene que aguantar todo tipo de comentarios por, supuestamente, anticiparse. "Es mi vida y decido hacer lo que me dé la gana. Por no tener hijos no considero que vaya a ser peor persona. Hay gente que me entiende perfectamente y otros tantos que no, y es sorprendente saber que los que menos me entienden son personas de mi edad. Que tampoco se explican que viva sola y llegan a preguntarme cosas como: ¿No pasas miedo tú sola en casa? ¿Cómo te vas tú sola a esquiar?".
       
      "Cuando digo que no quiero tener hijos la gente le pregunta a mi pareja y antes de que conteste me tachan de egoísta"
      Alicia Navascuez - 33 años
      El machismo, la cultura social y lo establecido son las principales cortapisas para que las mujeres con poder de decisión se tengan que ver continuamente cuestionadas. Algo que reafirma más, si cabe, la opción de estas féminas de no tener descendencia. "En parte me gusta escandalizar a esta gente que se cree que por ser mujer no puedes hacer cosas tú sola por tu cuenta y deberías tener hijos. Desde pequeña ya me decían que era un poco chico y, hoy en día, sigo siendo un poco chico, frase considerada machista ahora mismo. Esto lleva implícito el hecho de vivir sola, no querer tener hijos, no necesitar a nadie para nada€ y es muy triste", asevera Abasolo.
      "Llevo 13 años con mi pareja, por lo que es una etapa que ya hemos superado. Sin embargo, antes de llegar a este punto he tenido que tolerar comentarios de todo tipo. Gente que decía que no entendía como una mujer no quería ser madre, que diesen por supuesto que no me gustan los niños o incluso ver como al decir que yo no quería ser madre, se giraban hacia mi pareja y le preguntaba si él no quería ser padre, a la par que me calificaban de egoísta por privarle a él de ello sin tan siquiera esperar a la respuesta", añade Navascuez.
      En opinión de Coca, "ya no hay ese estigma de la solterona de antaño, pero sí es verdad que la familia saca el tema con lástima, como si les estuvieras defraudando. También los grupos de amistades cambian y acabas fuera del círculo de madres con sus historias de potitos y pañales. Eres la rara, la inadaptada. Por qué no tendrás hijos, será que nadie te aguanta; ah, que tienes pareja... entonces será por algún problema de fertilidad. ¿No? Pues qué egoísta".
       
      "Darle una educación como me gustaría se me antoja también imposible, por caro y por las imposiciones y restricciones del sistema actual"
      Elisa Coca - 45 años
      Los residuos de la crisis económica, los sueldos limitados, la conciliación laboral son otros muchos de los factores que hacen que personas en edad de concebir no se lancen a la aventura de la maternidad. No tener un trabajo estable o sí tenerlo también influye. "Dudo que mi vida laboral se estabilice, y si es así, ¿qué tiro de los abuelos? La gente de hoy en día no tiene tiempo para sus hijos y cuando están con ellos el cansancio hace que no les eduquen como es debido", afirma Abasolo.
      "Me cuesta mantenerme y cuidarme a mí y no sé cómo podría hacerlo con mayor mimo con otro ser dependiente. Y darle educación como me gustaría se me antoja también imposible, por caro y por las imposiciones y restricciones del sistema actual", comenta Coca. "Jamás he dudado de mi decisión", concluye Navascuez.
      Fuente: https://www.lne.es/sociedad/2019/03/01/quiero-madre/2434534.html
    • By Hispanorromano
      En otro hilo publiqué un mensaje de Jérôme Bourbon sobre el sector patriótico que me pareció acertado. Comentamos que es un poco inestable en sus opiniones y que por su tendencia al complotismo frecuenta compañías no demasiado recomendables. Pero no me resisto a traducir una serie de tuits que ha publicado sobre la inmigración, pues creo que arrojan mucha luz sobre el problema:
      Es un intento de traducción, así que agradecen correcciones o mejoras.
      Me parece muy acertado todo lo que expone Jérôme Bourbon. De hecho, me parece lo más acertado que se ha escrito dentro del sector patriótico, siempre dado a las consignas fáciles y tramposas. Y tampoco he leído nada así dentro del sector católico, del que se ha apoderado la locura hace mucho tiempo. En esas páginas católicas dicen que los del Aquarius vienen a destripar españoles. (La conclusión inevitable es que debemos destriparlos nosotros antes de que nos destripen.) Un carlista de la CT decía el otro día que había que hundir las pateras a cañonazos. Después me conecté a la página de la CTC y estaban hablando del Plan Kalergi para acabar con la raza blanca. Y eso que éstos parecían los más moderados, con la pinta de seminarista modosito que gasta Garisoain. Se ha perdido el norte desde hace mucho tiempo. Por eso estas palabras de Jérôme Bourbon son tan necesarias. Ponen la cuestión de la inmigración en su justo término.
      Si no estáis de acuerdo, comentadlo sin problema.
    • By Hispanorromano
      Ahora que se habla de legalizar la eutanasia, rescato un artículo de Juan Aparicio, político y periodista muy importante en la Falange, jonsista de primera de hora que acuñó el yugo y la flechas. Destaco en negrita algunas frases y enlazo algunos nombres propios que pueden suscitar las dudas del lector.
       
      Remarco algunas ideas del texto que me parecen interesantes y hago un pequeño desarrollo:
      ‒    La eugenesia y la eutanasia son aberraciones racionalistas. La ilustración y la guillotina suelen funcionar juntas.
      ‒   La eugenesia se propone acabar con las proles «defectuosas» pero al final acaba también con las proles sanas. Es un poco lo que está ocurriendo en nuestra época.
      ‒   Lo mejor es enemigo de lo bueno. En el fondo de la eugenesia, la eutanasia y el malthusianismo late una obsesión por la perfección, por la calidad, que acaba provocando la muerte cuando no se alcanza el listón. Dentro del ámbito contrarrevolucionario se ha convertido en un lugar común decir que preferimos la calidad a la cantidad. Como norma general puede ser correcta, pero no es aplicable a todos los casos y lo cristiano es buscar un equilibrio entre calidad y cantidad. Antes de preocuparse por la calidad, hay que preocuparse por la cantidad, pues es condición necesaria de la existencia. Esto es muy aplicable a las políticas de población y al drama que estamos viviendo con la ausencia de reemplazos generacionales desde hace varias décadas. La eugenesia es una obsesión por la calidad de la estirpe que, paradójicamente, acaba produciendo la muerte de la estirpe. Esto suele ocurrir cuando se le concede a la calidad un valor absoluto frente a la cantidad, o cuando se desprecia por completo lo material en nombre de lo espiritual. El cristianismo quiere que lo espiritual tenga amplia primacía sobre lo material, pero no desprecia las cuestiones materiales; antes bien, procura resolverlas para que podamos dedicarnos a lo espiritual. El desprecio absoluto por la materia y por la cantidad es típicamente gnóstico. En el fondo, el antinatalismo es una reformulación de aquella vieja idea gnóstica de que el mundo material fue creado por el Demonio, con lo que sería mejor no traer descendientes al mundo. Es sabido que los gnósticos evitaban tener descendencia y practicaban métodos anticonceptivos, en especial aquellos que hoy se denominan eufemísticamente «planificación familiar natural» en ciertos ambientes católicos. Hemos metido el enemigo en casa.
      ‒   La eutanasia es una extensión del mismo razonamiento que concede un valor absoluto a la calidad: si una vida no cumple determinados requisitos de calidad, es indigna de ser vivida, con lo que conviene acelerar la muerte.
    • By Hispanorromano
      Me ha parecido muy interesante una entrevista en National Geographic sobre la política del hijo único en China. Al margen del crimen que supone en cuanto a esterilizaciones, abortos e infanticidios, la política ha resultado un fracaso, frente a lo que cree el común de los mortales. Porque la gente cree que el despegue económico de China se debe a esa política antinatalista, pero resulta que es todo lo contrario: el crecimiento se produjo gracias a las últimas generaciones nacidas antes de que se implementase esa política, que ahora tienen cerca de 40 años. Lo que ahora le espera a China es una profunda depresión. El problema de estas políticas es que resultado sólo se ve al cabo de 30-40 años. Cito sólo los primeros párrafos, aunque recomiendo leer toda la entrevista:
      En España vamos camino del mismo abismo por haber renunciado a la moral católica. Y lo peor es que pocos españoles han tomado conciencia del problema. Pero entre ellos destacan nuestros queridos identitarios, cuyo pensamiento acerca de la cuestión bien puede resumirse con este comentario publicado ayer en Burbuja:

      ¿Es posible necedad mayor? Con este mensaje, que resume perfectamente la mentalidad que impregna a estos grupos, se puede entender por qué los identitarios no son los salvadores de la raza blanca sino los encargados de aplicarle la eutanasia.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 10 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Thank you (1 positive)
        • Excellent (100 positive and improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 24 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Excellent (100 positive and improvement points)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Thank you (1 positive)
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×