Jump to content
Diego Álvaro de Moncada

NOTRE-DAME, PORQUÉ CREO QUE FUE UN ATENTADO

Recommended Posts

365 QUEJIOS (306) - NOTRE-DAME, PORQUÉ CREO QUE FUE UN ATENTADO

 
ROLLO200.jpg

 

Hay que ser muy cauto en esto de las catástrofes porque, suele ocurrir, que nada es lo que parece. Sin embargo, hay episodios que, la experiencia y el sentido común indican que solamente existe una explicación posible. Está claro que me refiero al incendio de Notre Dame de París. ¿Atentado o accidente? Ante todo, es preciso ser objetivos, e ir con cuidado en la elección de términos. Defender la hipótesis del “accidente” es lo propio de progres, islamófilos, gentes de izquierda, activistas anti-religiosos o angelistas globalizadores estilo Bergoglio o ZP. La opción contraria es la propia de defensores de la identidad europea, islamófobos y anti-inmigracionistas. Sí, esto puede ser cierto, pero hay algo que está por encima de ambas posiciones: el sentido común y la lógica.
 
Si se utiliza el sentido común, parece bastante claro que las posibilidades de que se trate de un atentado son muy superiores a las que haya sido un accidente. Las diez razones son bastante simples y sencillas de explicar:
 
 

1) El accidente no pudo ser atribuido a las obras de restauración de la catedral. En efecto, se produjo fuera de horario laboral. En Francia y en el sector de la construcción, la jornada laboral no se prolonga más allá de las 17:30. El incendio, según todos los testimonios, se inició mucho más tarde, a las 18:25, aunque otros testimonios lo retrasan hasta las 18:50. Resulta significativo, como muchos medios de comunicación han ido rectificando la hora de inicio del fuego, tratando de aproximarla a la hora del fin de la jornada laboral. (La Vanguardia apunta a las 18:25, pero las últimas informaciones indican que fue mediA hora después).
 
2) Notre Dame no es un edificio cualquiera y su restauración no había sido entrega a obreros irresponsables y negligentes, sino a “compagnons”: es una joya arquitectónica mundial, por tanto, la empresa contratada para la restauración no era una SL de pacotilla, sino una empresa especializada, contratada para restaurar la aguja que no se había tocado, prácticamente, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, compuesta por operarios especializados salidos del “compagnonage” (los gremios profesionales que construyeron las catedrales en la Edad Media y que todavía existen hoy en Francia enseñando las mismas técnicas y constituyendo la élite especializada a la que siempre se ha recurrido para las obras de restauración del templo. Una “élite obrera”, al abandonar el trabajo se cuida de recoger instrumental y de que todo esté en orden para el día siguiente (especialmente el “compagnonage” la base de cuya enseñanza es el orden, la autodisciplina, la responsabilidad en la “obra bien hecha” y el trabajo eficiente.
 
3) Destruir un templo del gótico francés es relativamente fácil: los tejados que cubren la nave central están formados por planchas impermeables sostenidas por un entramado de madera sin contacto con las bóvedas sostenidas por las arquerías ojivales. Si se quiere destruir una catedral gótica, no basta con incendiar los bancos de la nave central o algún tapiz, sino que se partirá del pesado entramado de madera (que en Notre Dame era visible desde las torres de los campanarios accesibles para los visitantes), esperando que al ceder por el fuego, hunda las frágiles bóvedas góticas (que suelen estar cubiertas de ollas de barro vacías, para ocupar espacio pero no aumentar el peso, situadas sobre las arquerías y sobre las que se colocan las baldosas homogeneizan la cubierta y de la que solamente emergen las cabezas de las claves de bóveda). Se trata de un conjunto frágil que puede derrumbarse por el peso de los restos ardientes de la carpintería y del agua arrojada para apagar el fuego. Desplomadas las bóvedas y la arquería el templo puede ser considerado destruido. Tal era la estrategia de los incendiarios.
 
4) En los últimos tiempos, se han producido demasiados incendio e incidentes de los que no cabe la menor duda que se ha tratado de profanaciones deliberadas, en Iglesias importantes de París: hace apenas un mes, el domingo 17 de marzo de 2019, se produjo otro incendio de similares características en Saint-Sulpice, la segunda iglesia más grande de París y que recibía oleadas de turistas por haber sido citada en la novela El Código de Vinci… Parece difícil que se produzcan “accidentes” similares en dos iglesias separadas apenas por 900 metros, y en el plazo de 28 días. Si bien, ninguna autoridad ha mencionado que el incendio de Saint Sulpice (que pudo ser apagado pero que causó daños), fuera deliberado, tampoco ha aparecido ninguna prueba objetiva de que se tratase de un “accidente”.
 
5) El incendio de Saint Sulpice, el incendio de Notre Dame, no han sido accidentes únicos en la crónica de sucesos de Francia: como si se tratara de una campaña orquestada, en apenas unos meses se ha producido una docena de ataques a templos católicos, los más importantes en el entorno de París. La iglesia de Saint Denis, entre otras, situada en una de las zonas de la banlieu con más concentración de inmigración. Otro tanto ha ocurrido en Yvelines a penos de 25 km de París. Pero esto es solamente la punta del iceberg: en toda Europa se produjeron en 2018, un total de 500 ataques contra templos e instituciones religiosas. Así pues, estos ataques no son “episodios aislados”, sino que forman parte de una campaña sistemática.
 
6) El incendio sistemático de templos supone un “salto de cualidad” en relación a acciones que han sido las obsesiones del islamismo radical desde principios del milenio y obedece a una secuencia implacable: durante la “intifada” de noviembre de 2005 en Francia se quemaron 8.000 vehículos en todo el país y, desde entonces se ha mantenido en continuo ascenso esta práctica que nunca ha descendido, desde entonces, del centenar de coches destruido por noche. Solamente en 2011 se produjeron ¡40.000 incendios de vehículos! Y en la Noche Vieja de 2018, ardieron en apenas unas horas 1.031 vehículos. Las detenciones permiten afirma que las “bandas étnicas” son las únicas responsables de esta oleada de incendios y, resulta probable que, después de casi veinte años realizando la misma práctica, algunos elementos hayan pensado que era hora de cometer acciones “más audaces”: la quema de símbolos religiosos, por ejemplo.
 
7) Las agujas de las catedrales góticas son un símbolo de verticalidad que se alca hacia el cielo… el mismo significado que tienen los minaretes en las mezquitas: para el islamismo radical este detalle es sumamente importante. El número de minaretes de una mezquita y su altura están en relación directa con la implantación del islam en esa zona y con la preeminencia del culto a Alá sobre cualquier otra religión. En Granada hemos visto como durante años, irracionalmente, los promotores de la mezquita del Albaicín se obstinaban en que su minarete fuera solamente unos pocos metros más altos que la catedral católica. Por todo ello no puede extrañar que el incendio de Notre Dame se originase en la aguja (que ni siquiera era originaria, sino un añadido en la restauración realizada por Viollet-Le-Duc en el siglo XIX, siendo, por tanto, la parte más moderna del templo).
 
 

 En junio de 2017 ya tuvo lugar un primer intento de atacar Notre Dame de París, cuando un “soldado del ISIS2 atacó a un policía con martillo frente a la catedral. La acción tuvo como resultado la detención del yihadista, pero no se trataba de un caso aislado: pocos días después, el 19 del mismo mes, un coche cargado de explosivos chocó contra una furgoneta de policía. La investigación aludió a que podía haber actuado contra el palacio del Elíseo, residencia presidencial, o contra Notre Dame de París que, desde hacía unos años era vigilada por la policía al ser considerada como “objetivo preferencial yihadista”.
 
9) El 8 de septiembre de 2016, la policía francesa detuvo a cuatro personas de religión islámica, tras el hallazgo de un vehículo abandonado lleno de bombonas de gas cerca de Notre Dame de París. El ministro del interior confirmó las detenciones y la realidad de la amenaza terrorista que apuntaba contra la catedral. Es lícito pensar que, si este plan fracasó, algún grupo yihadista decidió recuperarlo y volver a intentarlo.
 
10) Para un europeo, Notre Dame de París es algo más que un símbolo católico, es una seña de identidad cultural. Para el islamismo radical es la personificación del “enemigo” étnico y religioso. La Iglesia Católica está atravesando los peores momentos de su historia, ante la indiferencia general, la ineptitud vaticana y la crisis cada vez mayor iniciada con el Concilio Vaticano II. Es una religión gastada y en crisis, a lo que se une el que los valores republicanos franceses, son valores laicos. La religión ha dejado de interesar a una gran mayoría de europeos, actitud que supone una ruptura con su pasado, con su tradición y con su identidad. Sin embargo, la religión es el fundamento de la identidad islámica y la preeminencia de su religión, incluso mediante la yihad (el último de los “pilares del islam” en su teología), es algo que para ellos resulta irrenunciable. La mentalidad islámica, obsesiva, intolerante, propia del desierto y deudora del paisaje monocorde, árido y sin matices de otros espacios geográficos, es incompatible -aquí y en la India, en Nigeria y en Egipto- con cualquier otra religión: no importa que, para otras culturas, la religión haya pasado al dominio de lo privado. Para el islam sigue siendo la fuente de su identidad y la religión el eje de su política. Los atentados contra centros religiosos tenidos como “rivales” son la consecuencia de esa concepción. Así pues, no puede extrañar que los centros religiosos católicos sean objetivo preferencial del yihadismo. No importa que otras religiones no se consideren en guerra ni rivales del islamismo radical, lo que importa es que este si está en guerra con cualquier posible rival, especialmente a partir de determinada concentración de islamistas.
 
CONCLUSIÓN
 
Si estos diez argumentos apuntan a un atentado yihadista, no hay que olvidar el otro argumento que va en contra: “no existen pruebas objetivas de que se trate de atentados, tan solo son datos para construir una hipótesis”. Bien, esto será así desde el punto de vista jurídico, pero la destrucción de pruebas es algo deliberado. Cuando un incendio se inicia en la techumbre, en las proximidades del eje emblemático de la catedral -la aguja-, lo que se pretende es -como hemos dicho- que la techumbre y el agua para extinguir el fuego, derrumben la bóveda y se precipiten sobre la nave central: en esas circunstancias no existe la más mínima posibilidad de establecer si fue o no un atentado. En otras palabras, la ausencia de pruebas, es la demostración negativa de que se trató de una acción meditada y deliberada… especialmente si la acción se encuadra en el contexto que hemos descrito.
 
No sabremos la verdad jamás, por lo menos, no en los próximos 40 días. Con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, el mismo día que el Partido de los Verdaderos Finlandeses ha dado una nueva victoria a las fuerzas que defienden la identidad de los pueblos europeos, los partidos demoliberales y las izquierdas progresistas y universalistas, no pueden arriesgarse a desencadenar una adhesión unánime a los partidos identitarios, reconociendo que el incendio de Notre Dame ha sido una operación yihadista más que responde a una estrategia de escalada de violencias, sobre una sociedad anestesiada por sus gobiernos y por sus propios medios de comunicación.
 
Así pues, oiremos hasta la saciedad la versión del “accidente”. Pero ahí quedan 10 razones, bastante más lógicos y coherentes para demostrar justo lo contrario. Conclusión final: otro chispazo de la guerra étnica que nos han declarado, una guerra que será, a la vez, racial, social y religiosa. Hay guerra cuando un solo bando ha decidido que está en guerra y poco importa que los gobiernos europeos no lo asuman: la otra parte ya ha decidido estrategia y tácticas. Y aquí jugando a elecciones...
 

Exista intencionalidad o no en esta catástrofe, el significado de la misma, el simbolismo que en el curso de la Historia va a representar es tremendo. Ernesto Milá argumenta de una forma tal que nos mete el miedo en el cuerpo. Francia anuncia el camino de la descomposición de la Civilización Católica. 

Edited by Diego Álvaro de Moncada
eliminar publicidad

Share this post


Link to post
Share on other sites

Impresionante ejercicio de especulación. Por lo pronto, sabemos que todos los atentados islamistas son siempre reclamados por alguna organización de ese corte. Así, imagino que a medida que pasen los días y esa reivindicación, como parece, no se produzca, veremos más ramificaciones (y más autorías atribuídas) de esta teoría: Mossad, CIA, Gladio, Soros o lo que se tercie. Otra cosa no, pero creatividad sobra.

Iremos respondiendo pausadamente durante los próximos días y semanas.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Diego, me disconformidad va contra el escrito de Infokrisis. Por este foro estamos un poco jartitos de que en cada crítica se entienda como un plus el ataque al Papa, se le meta como poco menos que patrocinador del terrorismo islámico y a su vez se le haga a este responsable inmediato y automático de todo acto terrorista.

Odiadores del Catolicismo tenemos más que suficientes, así que si se descartare el accidente del escenario, sospechosos podría haber múltiples, incluídos a quienes les pueda convenir que el vulgo crea en la autoría islámica.

PD: que quede claro, yo quiero el Islam fuera de nuestro país.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Concuerdo con el sentir de los compañeros que ya se han pronunciado. Ignoro cuál es la opinión del compañero Álvaro de Moncada pero desde luego yo no comparto la del autor de ese artículo. Para mi es bastante probable que, como se ha dicho, se trate de un accidente, y eso no le resta importancia al suceso e incluso significado espiritual, como ya he comentado en otro tema.

Además de lo dicho, también se podría argüir por qué puede resultar interesante para ciertos sectores políticos, que lo de Notre Dame haya sido un atentado. Es más, siguiendo la lógica de a quién benefician las cosas, hasta se podría llegar a pensar que detrás del accidente, pueda haber algún interés geopolítico en que se produzca y se extienda en la sociedad la idea conspiranóica del atentado islamista.

Accidentes de ese tipo ya han ocurrido otros en la historia. De hecho hay accidentes laborales a diario. Pero esto es diferente porque se trata de un icono de la Iglesia Católica y por tanto de la utilidad que algunos están sacando de la identidad católica para defender en cambio otro tipo de identidad europea que tiene poco de católica y mucho de gnóstica, pagana y populista. Me refiero a la nueva derecha francesa, y en general a todo el orbe identitario europeo que tiene puesta su mirada y esperanzas en las próximas elecciones europeas.

¿Qué ocurriría si se extendiese mayoritariamente la idea del atentado islamista?  Pues que el incendio se convertiría en la plataforma de lanzamiento de todos esos partidos, y el 26 de mayo Europa dejaría de ser por mayoría la unión de naciones que hoy es, aun con todos sus defectos e imperfecciones. Volveríamos políticamente de facto al periodo de entre guerras. Y ¿qué nación poderosa, que está financiando y apoyando a todos esos partidos y es vecina directa de la Unión, se beneficiaría enormemente de una Europa fragmentada y dividida?

Entonces, ¿a quién puede venir mejor la teoría del atentado, a unos musulmanes que, de serlo, verían como las naciones europeas se volcarían contra ellos y harían imposible la vida de sus fieles en Europa, o a algunos grupos que han hecho del antiislamismo su bandera para medrar y mantener vivo el gran negocio de la confrontación y de la guerra, a beneficio de otras naciones que ni siquiera son europeas?

Yo no soy musulmán ni tengo simpatía por esa cultura, pero la lógica me dice que detrás de estas teorías no hay ninguna yihad, y sin embargo puede que sí haya mucho vodka.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Imagino que algunos no tarden en relacionar el atentado con el reciente de Nueva Zelanda... si es que no lo han hecho nada. Pero, vamos, el vanu-radar me apunta en esa dirección.

Share this post


Link to post
Share on other sites

El espectáculo de ver este templo ardiendo no deja de sobrecogernos. Es difícil tener la cabeza fría, y más sabiendo que hemos sido engañados tantas veces. Se nos ha ocultado información en anteriores desmanes islamistas, y por eso algunos estamos con las antenas puestas, recelando. Se dan dos circunstancias: a) intento de islamizar Europa; b) intento de azuzar la islamofobia para que existan abusos contra esas comunidades y crear un conflicto de incalculables proporciones. Lo que G. Faye llamaba la "guerra civil europea". De otro lado, me huele que la connivencia entre islamismo y laicismo radical es muy fuerte en Francia, más que en España, e incluso el satanismo aparece mezclado con los otros dos movimientos anti-cristianos en las oleadas terribles de profanaciones que ocurren en el país galo. La catedral ardiendo es una imagen espeluznante de lo que podría ocurrir en toda Europa, y que en España hemos padecido ya. Iglesias y conventos ardiendo.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 12 minutos, Diego Álvaro de Moncada dijo:

El espectáculo de ver este templo ardiendo no deja de sobrecogernos. Es difícil tener la cabeza fría, y más sabiendo que hemos sido engañados tantas veces. Se nos ha ocultado información en anteriores desmanes islamistas, y por eso algunos estamos con las antenas puestas, recelando. Se dan dos circunstancias: a) intento de islamizar Europa; b) intento de azuzar la islamofobia para que existan abusos contra esas comunidades y crear un conflicto de incalculables proporciones. Lo que G. Faye llamaba la "guerra civil europea". De otro lado, me huele que la connivencia entre islamismo y laicismo radical es muy fuerte en Francia, más que en España, e incluso el satanismo aparece mezclado con los otros dos movimientos anti-cristianos en las oleadas terribles de profanaciones que ocurren en el país galo. La catedral ardiendo es una imagen espeluznante de lo que podría ocurrir en toda Europa, y que en España hemos padecido ya. Iglesias y conventos ardiendo.

Como bien sabrás, el satanismo está cada vez más vinculado a movimientos de tipo paganista e identitario que vienen tratando de expandirse por Europa. Desde luego son minoritarios y ahí seguirán pues el rollo que manejan es una rayada... pero sí que tienen individuos lo suficientemente zumbados como para hacer cosas raras, por descontado en beneficio del estratega geopolítico de la potencia de turno.

Por especular podemos abrir el abanico hasta los 360 grados. Pero algunos tienen tan trabajadas las redes sociales que les es muy fácil conseguir que el personal revincule automáticamente como a ellos les interesa.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Transcribo a continuación un artículo que publica hoy el diario L' Stampa, acerca del incendio de Notre Dame, donde se aclara la fuente que los conspiranóicos han utilizado para lanzar los bulos sobre el atentado y cómo la teoría de la conspiración, se está difundiendo igualmente entre sectores islamistas, aunque obviamente con otro signo.

Como la traducción del italiano que hace Google es bastante mala, me he permitido corregirla para hacerla más comprensible. Remarco de igual modo lo que me parece más interesante, en negritas.

Cita

El Isis se alegra: "Un golpe en el corazón de los cruzados". Pero el mundo islámico también muestra solidaridad.

Yihadistas: Destrucción de un símbolo del cristianismo y una señal de la ira de Dios. En cambio, el alcalde de Estambul y el canciller iraní envian mensajes de solidaridad a Francia06231e30-6029-11e9-b8e0-4dedb7c00f9c_45d
AP

Publicado el 16/04/2019 - Modificada por última vez 16/04/2019 a las 17:03

 

Los seguidores de Isis celebran en las redes el incendio que devastó la catedral de Notre Dame como "un golpe en el corazón de los cruzados" como "retribución y castigo." Para los yihadistas, que han visto destruida su última pieza del Califato por las fuerzas kurdas apoyadas por Occidente, la destrucción de un símbolo del cristianismo es un signo de la ira de Dios, contra un país que ha estado a la vanguardia en luchar contra el Estado islámico y ha sufrido ataques con sangre, especialmente el de París el 13 de noviembre de 2015.

 

El alcalde de Estambul

Aunque el sector más extremista del mundo árabe e islámico se ha alegrado, en muchos otros casos sin embargo ha expresado su solidaridad y cercanía a los franceses, por la pérdida de una obra de arte que no es sólo expresión de una religión, sino de la cultura universal. El primer mensaje de apoyo vino del nuevo alcalde de Estambul (a pesar de que aún no ha sido confirmado en el cargo por las quejas de los votos), Ekrem Imamoglu. "El fuego en Notre Dame - ha escrito en Twitter- no es sólo un golpe a los franceses sino a toda la humanidad. Yo y todos los ciudadanos de Estambul compartimos la misma tristeza de corazón en este día terrible".

Incluso el canciller iraní, Jawad Zarif, se unió a los mensajes de solidaridad y escribió en Instagram, estar "triste por Notre Dame, el icónico monumento dedicado a la creencia en un solo Dios y que Victor Hugo hizo acercarse a todos nosotros con su obra maestra literaria. Nuestros pensamientos están con todos los franceses y todos los católicos ".

 

A medida que el minarete de Mosul

Muchos, de Irak a Siria, y todos los demás países árabes, se han pronunciado en las redes sociales. Muchos residentes de Mosul comparan el colapso de la aguja de la catedral con la del minarete curvo (Hadbaa) de la mezquita de Al-Nouri, cuando fue destruido por ISIS en la fase final de la batalla, en junio de 2017.

Otros lo comparan con la destrucción del minarete de la mezquita omeya de Alepo, que se derrumbó a causa de los combates entre el ejército sirio y los rebeldes que controlaban la parte antigua de la ciudad. En cualquier caso, todos expresan su dolor por el final de un símbolo de una ciudad y un pueblo, más allá de las diferencias entre las naciones y religiones.

 

Teóricos de la conspiración

Pero incluso en el mundo árabe se está extendiendo la conspiración y se propaga la idea, de nuevo desde las redes, que el fuego es obra de Emmanuel Macron, para revivir su fortuna y recuperar la popularidad", como hizo Bush con el 11 septiembre", según la teoría de la conspiración que atribuye el ataque a las torres gemelas con una estratagema para castigar al mundo islámico.

 

https://www.lastampa.it/2019/04/16/esteri/lisis-esulta-colpo-al-cuore-dei-crociati-ma-dal-mondo-islamico-anche-solidariet-kgiywstG7CcLCXkuzOO9mI/pagina.html

 

Es decir, no existe ninguna reivindicación islámica del suceso, sino una manifestación de la alegría de los radicales por lo que interpretan un signo de Dios en su favor. Todo lo demás, es pura conspiranoia interesada como la misma que se difunde entre musulmanes.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Diego Álvaro de Moncada
      "La Lágrima Ardiente de María". Las llamas, de las que Notre Dame fue víctima, son suficientes.
      Un intento de investigación de las causas culturales.
      Por David Engels
      Publicado originalmente en alemán el 17 de abril de 2019 en el diario Katholische Tagespost
       
       
      15 de abril de 2019, Francia, París: Las llamas y el humo se elevan desde uno de los hitos más famosos del mundo, la catedral Notre-Dame de París. El alcalde de la capital francesa habla de un "incendio terrible".
      No es exagerado decir que toda Europa está conmocionada desde el lunes por la noche. Las terribles imágenes de la catedral en llamas, en el corazón de la capital francesa, que durante muchos siglos ha sido el verdadero corazón de la cultura occidental, ya se han grabado a fuego indeleblemente en la conciencia histórica de toda una generación y, al igual que el derrumbe de las torres gemelas, probablemente serán un símbolo del fin de una era: allí termina la hegemonía política de los E.E.U.U., aquí termina la última ilusión de dominio cristiano sobre Europa. ¿Y si el desastre de la Semana Santa el final se convirtiese en un nuevo comienzo?
       
      Por supuesto que fue un incendio provocado – si bien, a la postre, no importa si detrás del hecho hay una emoción anticristiana cada vez más extendida que ha estado llevando a ataques contra lugares de culto en Francia día tras día durante meses, o más bien "sólo" una negligencia criminal. Las verdaderas raíces del incendio provocado, del que fue víctima Notre Dame, son mucho más profundas: no sólo, como escribió Benedicto XVI hace sólo unos días, esas raíces llegan hasta las convulsiones del Concilio Vaticano II en torno a los años 1968, sino más atrás, hasta el siglo XIX.
       
      Fue en esos días cuando la religión fue degradada gradualmente a un "asunto privado" que ya no tenía que contar en la valoración de las preocupaciones sociales, sino que incluso se interponía en el camino del "progreso". Ya en el siglo XIX, Víctor Hugo escribió con razón: "Notre-Dame está hoy vacía, inmóvil, muerta. Uno se da cuenta de que algo ha desaparecido. Este enorme cuerpo está vacío; es un esqueleto; el espíritu lo ha dejado, sólo se puede ver dónde estuvo una vez, y eso es todo".
       
      Nada ha cambiado al respecto, todo lo contrario. Porque lo que ardía ayer era sólo una cáscara vacía; como tantas otras herencias de nuestra cultura, había sido degradada durante mucho tiempo, reducida a objeto de museo y sólo ocasionalmente instrumentalizada para convertirla en el perfil externo de una iglesia destripada y de un gremio político globalizado, cuyo verdadero credo, tal como Emmanuel Macron lo formuló en 2017, a pesar de todas las seguridades posteriores y de las lágrimas de cocodrilo presentes, corresponde a una sentencia de muerte sobre nuestra civilización rural: "No existe una cultura francesa. Hay una cultura en Francia, y es diversa." ¿Y qué lugar puede reclamar un lugar de culto a la Virgen y Madre de Dios en los corazones y en las moradas de los europeos que han mancillado sistemáticamente los ideales de pureza y fidelidad sexual, de estima caballeresca por lo eternamente femenino, de veneración del misterio de la maternidad, de la santidad de la vida del recién nacido y de los arquetipos complementarios del amor paterno y materno, y tal mancilla se ha dado a menudo incluso con el aplauso de un sacerdocio ideológicamente igualitarista?
       
      Por lo tanto, probablemente sea aún mejor que las puertas del Santísimo Sacramento se cierren ahora durante muchos años y que su interior descanse finalmente de todas esas multitudes de turistas que, en Notre Dame, sólo miran al imponente cadáver de una civilización menguante de la que ya no poseen ninguna referencia interior, o ante aquellas misas en las que el único objetivo parece ser celebrar la relativización del Absoluto y, por lo tanto, metafóricamente dar la espalda al Santo desde el lugar sobre el que se celebraba el Santísimo Sacramento en el siglo XV. En abril de 2019 la torre del crucero se derrumbó. El ensayista Alexander Pschera, por lo tanto, dio en el clavo cuando escribió en vivo sobre las llamas de París, en Facebook: "La Madre de Dios ya no puede soportar la infidelidad de su pueblo, y dejó caer una lágrima de fuego.... eso es lo único que se puede decir sobre la causa del incendio".
       
      Por lo tanto, por terrible que sea el fuego a nivel material, puede incluso ser visto como una especie de purificación, como una llamada a los pocos creyentes que quedan diciéndoles que es hora de romper con una ilusión generalizada y peligrosa: la ilusión de que el cultivo puramente comercial y políticamente justificado de los recuerdos seculares de la cultura cristiana significa algo más que una mera toma de rehenes de la cultura occidental en manos de un Estado, de una élite y de un número creciente de ciudadanos indiferentes interiormente con respecto a esa cultura y que, de hecho, tienen más bien probabilidades de ser hostiles a ella. Si queremos cambiar algo de este hecho, es necesario, por tanto, volver a vivir las propias convicciones sin tener en cuenta la tolerancia condescendiente y cada vez más limitada de una sociedad mayoritaria que se ha vuelto esencialmente atea o musulmana, y ello no sólo en el recinto sosegado del corazón, sino también en toda la vida cotidiana pública y política.
       
      Como hace muchos siglos, esta es la hora de una confesión abierta de nuestros valores y de la voluntad orgullosa de no relativizar la búsqueda de lo absoluto a través de la aparente consideración por los demás, detrás de la cual se esconde sólo la propia cobardía, reduciéndola así al absurdo sino, por el contrario, es el momento de hacer todo lo posible para asegurar que Occidente siga siendo fiel a sus raíces espirituales y espirituales, así como apostar por una dura disciplina interna, que incluye la preparación para lo peor, y por una correspondiente actividad política polémica. Porque el peligro en el que se encuentra nuestra civilización es todo menos imaginario, y no sería la primera vez en la historia de la humanidad que una religión desaparece completamente de su patria ancestral:
      "Tú, romano, expiarás inmerecidamente los delitos de tus mayores, hasta que hayas reconstruido los templos, las moradas ruinosas de los dioses y sus imágenes ensuciadas por el negro humo.
      Conservas el imperio por conducirte humildemente ante los dioses: de aquí todo principio, hacia aquí debes guiar el fin. Los dioses, por haber sido despreciados, ocasionaron muchas desgracias a la enlutada Hesperia". (Horacio, Carmina 3,6)
       
      Asegurar y reconstruir Notre Dame llevará muchos años, quizás incluso décadas, incluso si se prescinde de ingredientes "modernistas" y "contemporáneos" como terrazas en los tejados, bucles interreligiosos, tiendas de museos y cafeterías futuristas en el cielo. Quizás la tediosa resurrección de la Catedral de Notre Dame a partir de sus propias cenizas se convierta así en el símbolo de esos difíciles años de crisis y purificación que sin duda aguardarán a nuestro continente europeo, continente que se encuentra bajo una fuerte presión tanto interna como externa. Y quién sabe: ¿quizás la reapertura de la catedral, si su reconstrucción va acompañada de una verdadera purificación interna de los europeos, coincida con una verdadera renovación política de Occidente, una verdadera "Renovatio Europae"?
        Hemos tomado la traducción española de los versos a partir de la Antología de la Literatura Latina, de J.C. Fernández Conde y a. Moreno Hernández, Alianza: Madrid, 2012. Traductor V. Cristóbal López.
      Original source: https://latribunadelpaisvasco.com/art/10827/la-lagrima-ardiente-de-maria
    • By Español
      El Santo Padre Francisco ha hecho pública esta semana su Exhortación apostólica titulada 'Gaudete et Exsultate' (Alegraos y regocijaos), donde hace un llamamiento a la santidad de todos los católicos. El documento, en el que se referencian muchas realidades de los primeros siglos del cristianismo que siguen estando muy presentes en los tiempos actuales, pretende renovar de forma llana y humilde el llamado a la santidad al que todos los católicos estamos implicados, y del que cada vez, por desgracia, estamos más apartados. Merece la pena leerlo, por supuesto sin detenerse tanto en las formas como en el fondo del mensaje.
       
      INTRODUCCIÓN A LA EXHORTACIÓN APOSTÓLI CAGAUDETE ET EXSULTATE DEL SANTO  PADRE FRANCISCO
      SOBRE EL LLAMADO A LA SANTIDAD EN EL MUNDO ACTUAL
      1. «Alegraos y regocijaos» (Mt 5,12), dice Jesús a los que son perseguidos o humillados por su causa. El Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados. Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada. En realidad, desde las primeras páginas de la Biblia está presente, de diversas maneras, el llamado a la santidad. Así se lo proponía el Señor a Abraham: «Camina en mi presencia y sé perfecto» (Gn 17,1).
      2. No es de esperar aquí un tratado sobre la santidad, con tantas definiciones y distinciones que podrían enriquecer este importante tema, o con análisis que podrían hacerse acerca de los medios de santificación. Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades. Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef 1,4).
      El documento completo puede leerse y descargarse en este enlace.
    • By Hispanorromano
      18 de junio de 1939
      FRANCIA SE DESPUEBLA
      Hablemos de habitantes. En 1865, Francia tenía 38 millones y Alemania exactamente los mismos; el Japón, 32 millones; Gran Bretaña, 24 millones, e Italia, 24 millones asimismo.
      En 1937, Alemania alcanza los 67 millones (un año después, con las anexiones, llega a los 82); el Japón está bordeando hoy los 72 millones; la Gran Bretaña tiene 47 millones; Italia, 44 millones; Francia, 42 millones.
      Una observación: los 44 millones italianos son los italianos de Italia. No es exagerado afirmar que diez millones de italianos más viven en el extranjero: Francia, Inglaterra, Norteamérica, Sudamérica, etcétera.
      Otra observación: de los 42 millones de franceses, tres millones no son franceses, sino extranjeros, lo que reduce dicha cifra a 39 millones.
      La natalidad regresiva de Francia es evidente en los últimos años.
      Hoy, Francia registra 610.000 nacimientos por año; Alemania, 1.450.000; 1.031.000 Italia; la Gran Bretaña, 725.000.
      «Si la fecundidad de los franceses disminuye al ritmo medio de los dieciocho últimos años, dentro de diez años registrará un máximum anual de 550.000 nacimientos. Y no tendrá soldados para defender sus fronteras. No se trata de un peligro lejano para Francia, sino inminente». He aquí lo que escribía Benito Mussolini el 26 de agosto de 1934 en el periódico de Londres Sunday Express. El pronóstico del Duce puede ser exacto, si no alcanza una verdad todavía menos optimista en 1944.
      ————
      Hace mucho tiempo que los franceses saben que este problema es el gran problema de Francia. Madame ne veut pas d'enfants. Y monsieur no discute demasiado, porque tampoco los quiere. Ese perro bien jabonado y lleno de lazos, que cena los domingos en el restaurante con la pareja crepuscular, recoge la ternura tardía del matrimonio que ha secado su vida en la voluptuosidad helada del ahorro...
      Fracasan todas las campañas en favor de la mayor alegría de la especie. Fracasan todas las fórmulas de atracción —premios en metálico, por ejemplo— para los que se distingan por su generosidad creadora en la repoblación del país. De vez en cuando, la litografía de un torrero de Bretaña, de su mujer y de sus quince hijos, «que serán recibidos por el presidente de la República», provoca algunas bromas cínicas en lugar de la admiración que se perseguía:
      —¡Oh, usted sabe, señora Dupont, cuando se vive en un faro y no se sabe lo que hacer durante años y años...! .
      «Se quiera o no se quiera —acaba de escribir Emilio Condroyer en el Journal de París—, Italia y Alemania no tienen una natalidad regresiva, sino todo lo contrario, a pesar de que ya no caben en sus límites los ciudadanos de dichas naciones. Nos encontramos frente a un hecho brutal, frente a la verdad pura de un principio físico: la presión demográfica de estos vecinos resquebraja ya los límites de sus tierras y, sobre todo, los puntos de la mínima resistencia. La mínima resistencia somos nosotros, evidentemente; nuestro país, rico e insuficientemente poblado y nuestro imperio, Para los que siguen con algún interés este hecho, el movimiento ha comenzado: Italia tiene un millón de italianos en el Imperio francés».
      Queda por desollar el rabo de Rusia y de su monstruoso enigma. El material humano que contiene aún esa unión de tinieblas del Este de Europa es reclamado angustiosamente por los franceses. Para que la señora y el señor de París puedan cenar tranquilamente los domingos con su perrito, necesitan pensar de vez en cuando en la fecundidad de las noches nevadas de Moscú y en sus dantescas promiscuidades. Rusia es tan grande y tiene tal número de habitantes que Stalin, por mucha que sea su actividad carnicera, no podrá degollarlos a todos en muchos años.
      He aquí el terrible problema del número para Francia, tan materializada, que todavía no piensa en el problema de la calidad. El mundo será de los más, pero también de los mejores. De los más generosos, por ejemplo.
       
      Jacinto Miquelarena, ABC, 18 de junio de 1939, p. 5.
      * * *
      COMENTARIO
      Jacinto Miquelarena era un escritor falangista. Este artículo ilustra varias cosas:
      La ínfima natalidad en Francia, fruto del hedonismo, y la consiguiente despoblación en fecha tan temprana como 1939. La sustitución afectiva de los niños por mascotas, cosa por desgracia hoy frecuente también en España. La debilidad de Francia y la necesidad de recurrir a extranjeros para llenar los huecos demográficos. Lo que está pasando ahora en Francia ya pasaba entonces y se preveía que iba a empeorar. Varios políticos avisaron de la que se le venía encima a Francia y ofrecieron soluciones, pero nadie hizo caso. La constante preocupación de los falangistas por estos temas que, sin embargo, han sido abandonados por los que hoy se dicen sus herederos, generalmente en favor de consignas gruesas, y la mayoría de veces estúpidas, contra los inmigrantes.
    • By Español
      Tras haber mantenido un desesperante debate en el foro Burbuja con un par de filopaganos, que han empleado las tésis de Jung para sostener su ataque contra el cristianimo y sus teorías de una vuelta al paganismo como camino de edificación  personal, he retomado un artículo que leí hace tiempo, acerca de la influencia de Jung en el cristianismo a través del psicoanálisis.
      He tratado de traducirlo y adaptarlo lo mejor que he podido, para que pueda consultarse en el caso de que alguien pueda estar interesado en la temática, o que esos argumentos vuelvan a surgir en el transcurso de algún debate. Cabe señalar que el artículo original procede de un autor evangelista, por lo que he procedido a eliminar el prólogo que hace referencia a la iglesia evangélica, y he dejado el desarrollo del tema que considero interesante. No obstante, a pie de artículo puede encontrarse el enlace a la fuente original.
       
      PSICOHEREJÍA
      Por Martin y Deidre Bobgan
      El legado de Carl Gustav Jung al cristianismo
      La gran mayoría de cristianos, probablemente nunca hayan oído hablar de Carl Gustav Jung, pero su influencia dentro del cristianismo es enorme a través de la psicología. El legado de C.G.Jung a la "psicología cristiana" es al mismo tiempo directo e indirecto. Algunos profesionales cristianos, influidos por las enseñanzas de Jung, han integrado aspectos de la teoría jungiana en su propia práctica de la psicoterapia, incorporando conceptos como los tipos de personalidad, el inconsciente personal, o el análisis de los sueños y los arquetipos en su tarea de comprender y aconsejar a sus pacientes. Otros cristianos han sido influenciados de manera indirecta, al someterse a terapias para el tratamiento de adicciones, basadas en los programas de los doce pasos, o al haber asumido el Indicador de Tipo Myers-Briggs, que está basado en los tipos de personalidad de Jung, y que incorpora sus teorías de introversión y extroversión.
      Jung y Freud
      El legado de Jung no ha sido positivo para el cristianismo. Desde el principio, la psicoterapia ha minado las doctrinas del cristianismo. Las actitudes de Sigmund Freud hacia el cristianismo eran evidentemente hostiles, porque creía que las doctrinas religiosas eran todas ilusorias, llegando a definir la religión como «la neurosis obsesiva universal de la humanidad».1 Su seguidor durante algún tiempo y colega Carl G. Jung, por otra parte, puede no ser tan evidente en su rechazo del cristianismo. Sin embargo, sus teorías rebajan de manera desdeñosa la doctrina cristiana, hasta situarla al mismo nivel que las decualquier otra religión.
      Aunque Jung no entendía la religión como una «neurosis obsesiva universal», sí que consideró a todas las religiones, incluyendo al cristianismo, como mitologías colectivas e irreales en esencia, que sin embargo ejercen un verdadero efecto sobre la personalidad humana. El doctor Szasz, describe la diferencia entre las teorías psicoanalíticas de Freud y Jung de la siguiente forma: «Así, en opinión de Jung las religiones son apoyos espirituales indispensables, mientras que en la de Freud son muletas ilusorias.»2 Mientras Freud argumentaba que las religiones son engañosas y por lo tanto esencialmente malas para la psique, Jung mantenía que todas las religiones son algo imaginario aunque bueno. Ambas posturas son anticristianas pues, la una niega el cristianismo, y la otra lo convierte en un mito.
      Tras haber leído La interpretación de los sueños de Freud, Jung contactó con él estableciéndose una amistad de mutua admiración, que duró cerca de ocho años. Aunque Jung ejerció durante cuatro años como presidente de la Asociación Psicoanalítica Internacional, la rotura entre Jung y Freud fue total. Jung divergía de Freud en varios puntos, en particular acerca de la teoría de Freud acerca del sexo. Además, Jung había ido desarrollando su propia teoría y metodología, conocida como psicología analítica.
      El inconsciente colectivo
      Jung enseñaba que la psique humana se compone de varios sistemas, que incluyen el inconsciente personal con sus complejos, y el inconsciente colectivo con sus arquetipos. La teoría de Jung de un inconsciente personal, es muy similar a la creación freudiana de una región que contiene las experiencias reprimidas, olvidadas o ignoradas. Sin embargo, Jung consideraba el inconsciente personal como un una capa más o menos superficial del inconsciente. Dentro del inconsciente personal, se encuentran lo que denominó "complejos con tonos de sentimientos". Dijo que "constituyen la faceta personal y privada de la vida psíquica".3 Se trata de los sentimientos y de las percepciones que se organizan alrededor de personas significativas o acontecimientos relevantes en la vida de la persona.
      Jung creía que había una capa más profunda y significativa del inconsciente, que denominó inconsciente colectivo y se identificaba como arquetipos innatos, inconscientes y generalmente universales. El inconsciente colectivo de Jung ha sido descrito como un «almacen de trazas de memorias latentes, heredadas del pasado atávico del hombre, un pasado que incluye no sólo la historia racial del hombre como especie separada, sino también sus antepasados prehumanos o animales».4 Por tanto, en la teoría de Jung se incluyen consecuentemente tanto la teoría de la evolución de Darwin como la antigua mitología. Jung mostró que este inconsciente colectivo es un almacén compartido por todas las personas, y por tanto es universal. Sin embargo, por cuanto es inconsciente, no todas las personas son capaces de acceder al mismo. Jung contemplaba el inconsciente colectivo como la estructura fundamental de la personalidad, sobre las que se edifican el inconsciente personal y el ego. Debido a que creía que los fundamentos de la personalidad son ancestrales y universales, estudió las religiones, la mitología, los rituales, los símbolos, los sueños y las visiones.
      «Todas las enseñanzas esotéricas tratan de aprehender los acontecimientos invisibles en la psique, y todas demandan una autoridad suprema para sí mismas. Lo que es cierto del folklore primitivo es cierto incluso en mayor grado de las religiones de influencia mundial. Contienen un conocimiento revelado que fue originalmente oculto, y exponen en gloriosas imágenes los secretos del alma».5

      El concepto de cristianismo en Jung
      Debido a que Jung dejó lugar para la religión, muchos cristianos se sintieron cómodos con sus ideas. Por esto es importante considerar las actitudes de Jung hacia el cristianismo. El padre de Carl Jung fue un ministro protestante, y Jung llegó a experimentar aspectos de la fe cristiana durante su infancia. Acerca de su temprana experiencia con la Sagrada Comunión, que parece estructurar sus ideas posteriores acerca de que todas las religiones son sólo mitos, dejo escrito lo siguiente:
      «Lentamente llegué a comprender que esta comunión había sido una experiencia fatal para mí. Había resultado hueca; más aún, resultó ser una pérdida total. Sabía que nunca podría volver a participar en esta ceremonia. Bueno, esto no es religión en absoluto, pensé: Es la ausencia de Dios; la iglesia es un lugar al que no debería ir. Ahí no hay vida, sino muerte.»6
      Debido a aquel significativo incidente, Jung pudo haber evolucionado en la negación de las religiones tal como hizo Freud; pero no lo hizo. En lugar de ello, evidenció que la religión era algo muy significativo para muchas personas y por tanto, las religiones podían ser útiles como mitos. Su decisión de considerar todas las religiones como mitos fue posteriormente influída por su perspectiva del psicoanálisis. Según Viktor von Weizsaecker, «C. G. Jung fue el primero en comprender que el psicoanálisis pertenecía a la esfera de la religión».7 Que las teorías de Jung constituyen una religión puede verse en su consideración de Dios como el inconsciente colectivo, y por ello presente en el inconsciente de cada persona. Para él, las religiones revelaban aspectos del inconsciente y podían así acceder a la psique de la persona. También empleó los sueños como vías de entrada a la psique para la propia comprensión y autoexploración. La religión era sólo un instrumento para acceder al yo, y si una persona quería emplear para ello símbolos cristianos, era válido.
      El espíritu guía de Jung
      Debido a que Jung transformó el psicoanálisis en un tipo de religión, es también considerado como un psicólogo transpersonal además de un teórico del psicoanálisis. Se implicó profundamente en el ocultismo, practicó la necromancia y tuvo contacto habitual con espíritus descarnados, a los que denominó arquetipos. Gran parte de su obra fue inspirada por estas entidades pues Jung tenía su propio espíritu familiar, al que llamaba Filemón. Al principio pensaba que Filemón era parte de su propia psique, pero más adelante descubrió que Filemón era algo más que una expresión de su propio ser interior:
      «Filemón y otras figuras de mis fantasías me dieron a saber el conocimiento crucial de que hay cosas en la psique que yo no produzco, sino que se producen a sí mismas y tienen su propia vida. Filemón representaba una fuerza que no era yo mismo. En mis fantasías tuve conversaciones con él, y él dijo cosas que yo no había pensado de manera consciente. Porque observé con claridad que era él quien hablaba, y no yo. ... Psicológicamente, Filemón representaba un conocimiento superior. Para mí era una figura misteriosa. En ocasiones me parecía muy real, como si fuera una personalidad viviente. Paseaba con él jardín arriba y abajo, y fue para mí lo que los indios llaman un guru».8
      Todo esto nos permite comprender por qué Jung es tan popular entre los seguidores de la Nueva Era. La meta de Jung para el psicoanálisis, era que llegase a ser una religión integral.
      La influencia de Jung en la organización Alcohólicos Anónimos
      Jung también abrió el camino para el desarrollo de Alcohólicos Anónimos. El cofundador Bill Wilson, en una carta a Jung en 1961, le dice lo siguiente:
      «Esta carta de inmenso agradecimiento ha estado pendiente durante mucho tiempo. (…) Aunque seguramente habrá oído acerca de nosotros, dudo que usted sea consciente de que una cierta conversación que tuvo una vez con uno de sus pacientes, un tal señor Roland H., en la década de los treinta, haya tenido un papel crucial en la constitución de nuestra agrupación.»9
      Wilson prosigue la carta recordándole a Jung, lo que le había contado abiertamente a Roland H. de su situación desesperada, que estaba más allá de la ayuda que le pudiera ofrecer la medicina o la psiquiatría. Wilson escribió: «Esta declaración sincera y humilde de su parte, fue indudablemente la primera piedra fundamental sobre la que ha sido edificada nuestra agrupación.» Cuando Roland H. preguntó a Jung si había alguna esperanza para él, Jung le dijo que podría haberla, siempre que pudiera pasar por una experiencia espiritual o religiosa: en resumen, una conversión genuina. Wilson proseguía en su carta: «Usted le recomendó que se situase en una atmósfera religiosa y que tuviera esperanza.»10 Evidentemente para Jung, no había necesidad de doctrina ni contenido de fe, sino sólo una experiencia transformadora.
      Los cristianos se implican en la religión de Jung cuando integran sus conceptos acerca del hombre y la deidad, al asimilar sus teorías, terapias y conceptos. Es importante observar que Jung no podía referirse a la conversión al cristianismo, porque por lo que respecta a él, toda religión es simplemente un mito, una manera simbólica de interpretar la vida de la psique. Para Jung, la conversión significaba sencillamente una experiencia dramática que alterase profundamente la perspectiva de la persona acerca de la vida. Jung mismo había rechazado abiertamente el cristianismo y se había lanzado a la idolatría, reemplazando a Dios por una miríada de arquetipos mitológicos.
      La respuesta de Jung a la carta de Wilson, incluía la siguiente afirmación acerca de Roland H.:
      «Su deseo por el alcohol era el equivalente, a un nivel bajo, de la sed espiritual de nuestro ser por la plenitud; expresándolo en lenguaje medieval: la unión con Dios.»11
      En su carta Jung menciona que, en latín se emplea la misma palabra para alcohol que para «la más elevada experiencia religiosa». También en inglés, lo mismo que en castellano, se hace referencia al alcohol como espíritu. Pero conociendo la teología de Jung y sus intimidades con su espíritu guía, se puede suponer que el espíritu al que se refiere no sea el Espíritu Santo, y que el dios al que se refiere no es el Dios de la Biblia.
      La blasfemia de Jung
      El neopaganismo de Jung y su deseo de reemplazar el cristianismo con su propio concepto de psicoanálisis, puede verse en una carta que le escribió a Freud:
      «Me imagino una tarea mucho más delicada e integradora para el psicoanálisis, que la alianza con una fraternidad ética. Creo que debemos darle tiempo para que se infiltre en personas de muchas procedencias, que avive entre los intelectuales un sentimiento hacia los símbolos y los mitos, para que muy gentilmente transforme a Cristo de vuelta al hechicero dios del vino, que era, y de esta manera absorber aquellas fuerzas extáticas instintivas en el cristianismo, para el propósito único de hacer del culto y del mito sagrado lo que habían sido antes: una fiesta borracha de gozo donde el hombre recuperaba el carácter y la santidad de un animal».12
      De esta manera, la meta de Jung para el psicoanálisis, debía ser una religión global superior al cristianismo, reduciendo la verdad del cristianismo a un mito, y transformando a Cristo en un «hechicero dios del vino.»
      Fuente original: Pyschoheresy Awareness Newsletter, Volumen 4, número 4, Julio/Agosto 1996
      El artículo original puede leerse en: http://www.pamweb.org/jungleg.html

      NOTAS BIBLIOGRÁFICAS:
      1. Sigmund Freud. The Future of an Illusion, trans. and edited by James Strachey. New York: W.W. Norton and Company, Inc., 1961, p. 43.
      2. Thomas Szasz. The Myth of Psychotherapy. Garden City: Doubleday/Anchor Press, 1978, p. 173.
      3. C. G. Jung. The Archetypes and the Collective Unconscious, 2nd ed., trans. by R.F.C. Hull. Princeton: Princeton University Press, 1969, p. 4.
      4. Calvin S. Hall and Gardner Lindzey. Theories of Personality. New York: John Wiley & Sons, Inc., 1957, p. 80.
      5. Jung, The Archetypes and the Collective Unconscious, op. cit., p. 7.
      6. C. G. Jung. Memories, Dreams, Reflections, ed. by Aniela Jaffe, trans. by Richard and Clara Winston. New York: Pantheon, 1963, p. 55.
      7. Victor Von Weizsaecker, "Reminiscences of Freud and Jung." Freud and the Twentieth Century, B. Nelson, ed. New York: Meridian, 1957, p. 72.
      8. Jung, Memories, Dreams, Reflections, op. cit., p. 183.
      9. "Spiritus contra Spiritum: The Bill Wilson/C.G. Jung Letters: The roots of the Society of Alcoholics Anonymous." Parabola, Vol. XII, No. 2, May 1987, p. 68.
      10. Ibid., p. 69.
      11. Ibid., p. 71.
      12. C. G. Jung quoted by Richard Noll. The Jung Cult. Princeton: Princeton University Press, 1994, p. 188.
    • By Español
      Según el último análisis realizado por la organización Puertas Abiertas, el número de cristianos que han muerto por causas relacionadas directamente con su fe, asciende a un total de 3.066 personas en el último año. De igual forma se observa un recrudecimiento de la persecución anticristiana en diferentes países del mundo, destacando por su crudeza Corea del Norte, Afganistán, Somalia, Sudán, Pakistán Eritrea, Libia, Irak, Yemen e Irán.

      La Lista Mundial de la Persecución 2018, es un informe que elabora cada año la organización internacional Open Doors (Puertas Abiertas) , donde se evalúa la situación de persecución que sufren los cristianos en todo el mundo y en el que se elabora un ranking de países donde resulta más peligroso vivir la fe cristiana. El pasado año, la organización tiene registrados en su informe un total de  3.066 personas asesinadas y 793 ataques a iglesias o sus propiedades. Tras un periodo donde parecía remitir la persecución, de nuevo el pasado año ha vuelto a aumentar alarmantemente pues, según los datos que registran sus informes de otros años, en 2015 fueron asesinadas 7.106 personas, y en el año 2016 la cifra bajó hasta 1.207 asesinatos.
      Los datos del estudio no solo reflejan actos de violencia sino que evalúan otras formas de opresión a diferentes niveles y ámbitos sociales así, países como Nigeria que tiene el dudoso honor de encabezar el ranking de crímenes , ocupe sin embargo un lugar poco destacado en el el ranking mundial de peligrosidad a causa de la profesión de la fe cristiana. Un ranking que encabezan Corea del Norte y Afganistán, en cuya sociedad se ha observado la mayor peligrosidad a  nivel de opresión en todos los ámbitos estudiados, tanto el privado como el familiar, social, eclesial o nacional. Una violencia anticristiana que el comunismo norcoreano lleva encabenzando mundialmente desde hace diecisiete años.
      Os dejo la cita y el enlace del estudio haciendo clic en el titular:
       
      No podemos saber a ciencia cierta en que medida los primeros cristianos fueron asesinados a causa de su fe, solo podemos tener una idea apróximada por lo recogido en las crónicas y martirologios. Lo que sí podemos presumir es que vivimos en una época cómo pocas han habido en la historia en número de mártires por la fe.

       
      Que Dios los acoja a todos en su gloria y despeje este mundo de la maldad de sus enemigos.
       
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • Antes que nada quería remarcar que me estoy refiriendo al contexto de estado liberal que disfrutamos/padecemos.

      Soy uno de esos que en su día cayeron en la moda de meter en el mismo saco a todos los funcionarios y hacerlos deudores de los más diversos agravios.

      Pero he ido modificando mi opinión y llegado a la conclusión de que  gran parte de lo decente en nuestro país ha entrado bajo ese manto y, en buena parte, está dormitando por desmotivación pero que seguro podrían ser, de forma relativamente sencilla, reactivados y recuperados para el bien de España.

      Os pongo aquí un video a una conferencia de un tipo al que le tengo bastante respeto, Alfonso Nieto, un gran experto en derecho administrativo (sé que no os tragaréis la conferencia pero ahí lo dejo y me gustaría hacer unos extractos de la misma con algunas observaciones que me parecen interesantes).

       





        • Correct (3 positives and 1 improvement point)
      • 8 replies
    • Post in Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Ataque hispanófobo esta vez desde México.

      López Obrador olvida la fundación hispánica del país y vuelve a caer en el indigenismo más ramplón que lleva arrasando el país desde hace ya un par de siglos.¿Quiere volver a sacar a la extracción de corazones a lo azteca, a miles y en vivo?

      El presidente cae definitivamente como opción hispánica.

      Hay que decir que muchísimos mexicanos se están manifestando en las redes sociales en contra de esta estupidez. Aguanta, México.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 3 replies
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 16 replies
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 12 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×