Saltar al contenido
elprotegido

debate Cambio climático

Publicaciones recomendadas

No sé si se ha tratado en el foro el tema del cambio climático. En cualquier caso, me interesaría conocer vuestra opinión si tenéis tiempo.

A mi modo de ver se trataría de un mito malthusiano que la izquierda estaría utilizando para sumir a occidente en el caos y la baja productividad mientras que otras potencias siguen produciendo al mismo ritmo. El hecho que el malthusianismo también subsiste en el liberalismo estaría ayudando a ello.

A mi juicio el ecologismo entero sigue esa lógica, y su origen más moderno hay que buscarlo en la subversión comunista que se llevó a cabo en EEUU durante los años 60, esparcido posteriormente desde allí a Europa debido a que, desgraciadamente, EEUU es la potencia hegemónica en Occidente.

De todos modos, tengo un conocimiento casi nulo sobre los detalles científicos y técnicos en lo tocante al asunto específico del cambio climático, de ahí que me quiera cotejarlo con el foro.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Hemos tratado el tema en alguna ocasión, no obstante, te dejo una entrevista que le hicieron en 2012 al Dr. Antón Uriarte, un científico español especializado en paleoclimatología y excéptico de la teoría del cambio climático antropogénico, al que conocí personalmente hace algunos años a raíz de un encuentro promovido por un conocido foro de meteorología y climatología, y con el que coincido mayormente. Es más, fue la persona que me hizo confirmarme en la teoría de que el cambio climático, no es más que una justificación para estructurar un inmenso mercado de emisiones que permite a las grandes potencias controlar y subyugar el desarrollo de los países del tercer mundo. La entrevista fue retirada pocas horas después de su publicación en el portal de notícias 324.cat por presiones del jefe de meteorología de Tv3, Tomàs Molina, que no dudó en censurarla por no estar de acuerdo con su contenido:

Cita

Antón Uriarte: ‘Porqué no creo en el cambio climático’

¿La teoría del calentamiento global antropogénico, también conocida como cambio climático, es una impostura intelectual? ¿Es un fraude científico y político? ¿Existe realmente un “consenso científico” mayoritario sobre su veracidad? ¿Los cambios en el clima se pueden atribuir a la actividad humana o se explican en gran parte por la acción de la propia naturaleza?

La opinión mayoritaria cree que el planeta se está calentando y que la causa de este calentamiento es el exceso de emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero, especialmente de CO2. Pero existe una opinión, cada día menos minoritaria, que se manifiesta escéptica o que cree directamente que esta teoría es errónea.  En esta opinión se encuentra el Doctor en Geografía Antón Uriarte, especializado en paleoclimatología y autor del libro “Historia del clima de la Tierra”. Un catedrático vasco y escéptico.

Josep M. Fàbregas.- Si existe, como se dice y se repite, un amplio consenso científico sobre el orígen humano del calentamiento global ¿por qué un científico como Ud. lo pone en duda ?

Antón Uriarte.- En realidad, los escépticos manejamos los mismos datos y las mismas series de temperatura que los oficialistas, pero no vemos en esos datos el calentamiento catastrófico del que se habla. La temperatura del siglo XX subió desde unos 13.6ºC al principio hasta unos 14.5ºC al final, pero no lo hizo de una forma regular. La subida comenzó bastante antes de que se le pudiese achacar al CO2 el incremento, hacia 1910, y la temperatura subió hasta 1945. Después hubo un largo período de estabilidad hasta 1975, y de 1975 hasta 1998 subió de nuevo. Desde hace doce años no ha subido nada, a pesar del incremento del CO2. Por lo tanto, estamos desde hace un siglo en lo más alto, pero en los doce años que llevamos de este siglo XXI,  la temperatura no ha subido. En 1990 el IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) publicó su primer informe. En una de las páginas del resumen inicial se vaticinaba que la temperatura en el 2025 habrá subido probablemente 1ºC con respecto a la de 1990, con una media aproximada de 0,3 ºC por década.  Han pasado ya 22 años desde que se hiciera aquella predicción y no se ha cumplido esa subida, pues todas las series indican desde entonces, desde Enero de 1990, una tendencia lineal de entre 0,13 y 0,18 ºC por década, que es mucho menos, y cero de subida en los últimos diez años.  

Sin embargo, periódicamente se publican informaciones sobre la disminución progresiva de hielo en el Ártico y en la Antártida, tanto en extensión como en grosor. También se publican informaciones sobre el constante avance de la desertización. Las Naciones Unides, por ejemplo, afirmaron que el desierto engullia 21 millones de hectáreas de tierra cada año y Al Gore que habia desparecido el 20% de los bosques de la Amazonia. ¿Avanza la arena y retrocede el hielo?

La temperatura en el polo norte tiende en las últimas décadas a subir pero en el polo sur se mantiene estable, a pesar de que el CO2 haya aumentado lo mismo en los dos lugares. En la Antártida no se registra deshielo excepto en la región de la Península de la Antártida. La banquisa de hielo que rodea el continente y que se forma en invierno no registra ninguna tendencia a la baja, más bien lo contrario. El Artico, a diferencia de la Antártida, es esencialmente un océano, además de la gran isla de Groenlandia. La capa de hielo marino del Artico tiene un espesor medio de tan sólo 3 o 4 metros al final del invierno y por debajo de ella hay de media 1.000 metros de agua líquida. Al final de cada verano se está muy cerca de la descongelación completa y aparecen grandes calvas, a veces en el propio polo, por donde asoma el agua líquida. Es cierto que en las últimas décadas del siglo XX la extensión mínima que alcanza la banquisa tras el deshielo del verano ha tendido a ser más baja pero no están claras las causas. Aparte de los posibles forzamientos producidos por el CO2, por el metano, por el ozono y por el hollín, la intensificación de los vientos del oeste durante los últimos 20 años ha podido contribuir a la descongelación veraniega , al propiciar una entrada mayor de agua cálida proveniente del Atlántico a través de los mares de Noruega y Barents. Por el contrario, en la otra parte del Artico, el hielo marino del Mar de Bering ha marcado este invierno un récord de extensión desde que se empezó a medirla en el año 1979. En cuanto a Groenlandia parece que hay un ligero deshielo neto, casi insignificante respecto a su efecto de subida del mar, y las mediciones, realizadas con los satélites Grace que estudian los cambios en la gravimetría, son todavía muy cortas. En cuanto a la arena, el desierto no está avanzando, aunque lo diga alguien de la ONU. Es falso. Las lluvias del Sahel, el Darfur incluído, se han recuperado de los mínimos de los años 70 y 80. Cada vez la Tierra tiene más biomasa, más vegetación, a pesar de la deforestación, ya que las emisiones de CO2 favorecen la fotosíntesis en las zonas no afectadas por las motosierras. De hecho, tan sólo la mitad del CO2 emitido se queda en el aire. El resto es absorbido por las plantas marinas y continentales, de tal forma que aumenta en el planeta la materia orgánica. En España, en concreto, la masa forestal ha aumentado un 50 % en los últimos cuarenta años.

Ud. defiende la bondad del CO2 incluso cuando se produce un aumento del mismo en la atmósfera por causas humanas. Pero ¿un exceso de CO2 no puede ser perjudicial?

El CO2 está en la base de la vida orgánica de este planeta. Con CO2, agua y luz es como se crea la vida. A esta reacción, la fotosíntesis, le viene muy bien que haya más CO2 en el aire. Lo sabe cualquiera que tenga un invernadero. En las épocas en que ha habido más CO2 en la atmósfera, por ejemplo durante toda la era secundaria y casi toda la terciaria, la vegetación en la Tierra era mucho más abundante. Otra ventaja del incremento del CO2 en la atmósfera es que las plantas aguantan mejor las sequías ya que cierran sus estomas y pierden por evapo-transpiración menos agua. Es un absurdo el paradigma reinante de que el CO2 es el mayor contaminante. Al contrario, es una bendición que el CO2 aumente. En las épocas glaciares, cuando el CO2 desaparecía en los océanos y su concentración atmosférica bajaba de las 200 partes por millón (ahora estamos en casi 400 ppm), la vegetación arbórea tenía dificultades para desarrollarse, no sólo por el frío, sino por esta bajada de CO2 que dificultaba la fotosíntesis y el crecimiento de las plantas.

También defiende el uso del carbón como fuente de energia. ¿Por qué el carbón y no la energía nuclear?

Con carbón es como se desarrollaron durante el siglo XX los Estados Unidos, Japón y Europa. Con carbón es como se desarrollan ahora China, la India y otros. Pero el lobby nuclear, muy influido  por la empresa estatal francesa Areva, ha hecho todo lo posible estos años por demonizar al CO2, para contrarrestar el hecho de que la energía nuclear tiene serios inconvenientes: por sus riesgos de accidente como se ha comprobado en Fukushima, por los residuos radioactivos y,  sobre todo, por el enriquecimiento del uranio, difícil de controlar como se está viendo en el caso de Irán, y que está ligado al aumento de las armas nucleares. Hace unas semanas Areva firmó un proyecto de construcción en Jordania de una central nuclear. No me parece muy seguro el sitio. El carbón sigue siendo la principal fuente de electricidad del mundo, el 40 %. En Estados Unidos y Alemania superan incluso ese porcentaje. Japón es hoy , detrás de China, el mayor importador de carbón del mundo. Hay carbón para rato, y cada vez su utilización es más limpia y segura.

¿Cómo juzga el hasta ahora impensable matrimonio de conveniencia entre la indústria nuclear y parte del ecologismo político?

Ese matrimonio, y mal avenido, creo que sólo se da en Francia. En Francia, desde De Gaulle y aún antes, la energía nuclear y su “force de frappe” nuclear, ha sido aplaudida por todo el espectro político, empezando por los comunistas.  Los verdes gobernaron junto al partido socialista en el gobierno de la “izquierda plural” y no pusieron pegas a la energía nuclear. Ahora, con  Hollande, en donde también hay una ministra verde, el único compromiso práctico del gobierno para esta legislatura es el de cerrar la planta de Fessenheim, la más vieja de Francia y construida sobre terreno sísmico.

Ud es un crítico feroz del Protocolo de Kyoto. ¿Qué efectos perversos tiene?

El principal es el decrecimiento de Europa en terrenos claves como el de la electricidad, el acero y el cemento. Y el del empobrecimiento de las finanzas públicas en países nada “culpables” como España. Con el comercio de cuotas de emisión de CO2 establecido por el Protocolo de Kioto, los gobiernos permiten a las empresas europeas que no utilicen todas las cuotas asignadas y que vendan las cuotas que les sobran, se les invita en la práctica a que se deslocalicen y se marchen con su actividad y sus empleos a otra parte. Un ejemplo es lo ocurrido con la empresa más beneficiada en Europa por el Protocolo de Kioto, el gigante siderúrgico Arcelor Mittal, que ha vendido en el mercado de cuotas varios cientos de millones de euros de CO2 sobrante, no emitido, que le fueron adjudicadas gratis. Al gobierno español le ha costado el Protocolo de Kioto, unos 750 millones de euros.  A los empresarios españoles no les ha costado nada. Al contrario, con las cuotas no usadas han podido cerrar y hacer caja.  

Michael Crichton, en su libro “Estado de miedo”, compara la teoria del cambio climático con la teoria de la eugenesia, que alertaba del deterioro genético de la especie humana y que dominó la ciencia y la política prácticamente durante toda la primera mitad del siglo XX. Para evitar ese deterioro era necesaria la intervención del estado, que se concretó en la esterilización forzada de individuos genéticamente débiles, principalment inmigrantes de etnias consideradas corrompidas, judíos, negros, gitanos, enfermos mentales, vagabundos, alcohólicos crónicos o homosexuales. Esas prácticas se realizaron en muchos países, desde Alemania a los Estados Unidos pasando por Suecia, con el apoyo de personalidades tan relevantes como Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, Winston Churchill, Bernard Shaw, H.G. Wells, así como de numerosos premios Nobel. Sólo cuando el horror nazi quedó al descubierto, la eugenesia fue abandonada y considerada una pseudociencia. A pesar de ello, en algunos países como Estados Unidos se siguió aplicando hasta los años sesenta y en Suecia hasta bien entrada la década de los setenta. ¿Està politizada también la ciencia del clima?

Claro que está politizada. Un ejemplo. Al Gore y Rajendra Pachauri, en nombre del IPCC recibieron conjuntamente el premio Nobel de la Paz, que es un nobel eminentemente político. Curiosamente ese premio lo dan los noruegos, quinto exportador mundial de petróleo, extraído por su compañía Statoil en gran parte en el Ártico. Qué hipocresía.

Steve McIntyre demostró que los cálculos que originaron la famosa gráfica del “palo de hockey” eran erróneos. Fué el primer gran varapalo a los gurús del cambio climático. Ahora, el “climagate”, la difusión de miles de e-mails del departamento del clima de la Universidad de East Anglia, han sacado a la luz el comportamiento poco ético de algunos de esos gurús. ¿Puede más la fe, la ideologia, que el método científico? ¿Són los “modelos”, como sugiere Claude Allègre, una nueva ideologia?

La ideología de los modelos, que sólo un grupito entiende cómo se fabrican, y la ideología de sus resultados, presentados siempre como fatídicas curvas exponenciales de catástrofes infinitas,  nace con el elitista Club de Roma en los años 1970. Esta ideología maltusiana, que se las da de objetiva, es en realidad un asunto de ricos a los que les viene bien desmoralizar a la población con esta filosofía antihumana y, además, falsa. Desgraciadamente es lo que ha imperado en estas últimas décadas, gracias al ecologismo abrazado por la izquierda y por la derecha.

The Economist, en un artículo de hace casi 15 años, afirmava que existia una pauta que se repetia en todas las alarmas medioambientales. El primer año, un científico descubre una posible amenaza. En el segundo año, los perodistas la simplifican y la exageran. En el tercero, se suman los ecologistas o los movimientos radicales que polarizan el tema: ante una amenaza a la supervivencia del planeta o te rebelas o eres un lacayo del sistema. El cuarto año és el del burócrata, que organiza conferéncias internacionales para pasar de los aspectos científicos a la reglamentación. En el quinto año, se trata de indentificar al culpable de todo y sancionarlo. Habitualmente són los Estados Unidos, però también Rusia (los CFC y el ozono) o el Brasil (la deforestción). El sexto año és el de los escépticos, que dicen que no hay para tanto. Los radicales se indignan y se quejan que los medios se hagan eco de posturas marginales contrarias al “consenso científico”. Pero en ese momento, el científico que dió la alarma suele encontrarse ya entre los escépticos. Finalmente, al séptimo año, toca hacer marcha atrás silenciosamente, y con mucha discreción se adopta la conclusión de que el problema no era tan grave. ¿Ha muerto ya el catastrofismo climàtico?  

No, no ha muerto. Las industrias de energía eólica y solar en Europa llevan varios años de desastre económico y bursátil, por lo que necesitan más que nunca subvenciones para sobrevivir. Las subvenciones públicas sólo tienen como excusa el bien público, es decir, liberarnos del demonio del CO2. Con la industria nuclear, sobre todo en Francia, pasa lo mismo.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

No te puedo ayudar mucho. A mí la lógica me indica lo mismo que a ti: que puede ser un mito malthusiano que explota la izquierda para evitar el crecimiento, reducir la población e intervenir en la sexualidad de la gente. Pero por otra parte no tengo los conocimientos necesarios para evaluar la teoría del cambio climático y hasta ahora no me he molestado mucho por informarme, dado que es una teoría que considero poco probable.

Veo cosas muy raras en la teoría del cambio climático, pero también veo cosas raras en los que la niegan. Hay intereses en afirmarla y en negarla. Muchos la niegan simplemente porque se considera dentro del pack de derechas. En todo caso, podría haber un cambio climático, pero puede que no sea originado por el hombre y puede que sea una etapa pasajera sin mayores consecuencias.

El ecologismo me parece claro que se ha fomentado desde la URSS para debilitar a Occidente, aunque por otra parte lo veo una evolución lógica del pensamiento naturalista de la Ilustración que, sobre todo a partir de Darwin, niega el relato bíblico —y las jerarquías que establece entre los seres creados por Dios— para considerar al hombre un animal más.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 23 minutos, Hispanorromano dijo:

No te puedo ayudar mucho. A mí la lógica me indica lo mismo que a ti: que puede ser un mito malthusiano que explota la izquierda para evitar el crecimiento, reducir la población e intervenir en la sexualidad de la gente. Pero por otra parte no tengo los conocimientos necesarios para evaluar la teoría del cambio climático y hasta ahora no me he molestado mucho por informarme, dado que es una teoría que considero poco probable.

Veo cosas muy raras en la teoría del cambio climático, pero también veo cosas raras en los que la niegan. Hay intereses en afirmarla y en negarla. Muchos la niegan simplemente porque se considera dentro del pack de derechas. En todo caso, podría haber un cambio climático, pero puede que no sea originado por el hombre y puede que sea una etapa pasajera sin mayores consecuencias. 

El ecologismo me parece claro que se ha fomentado desde la URSS para debilitar a Occidente, aunque por otra parte lo veo una evolución lógica del pensamiento naturalista de la Ilustración que, sobre todo a partir de Darwin, niega el relato bíblico —y las jerarquías que establece entre los seres creados por Dios— para considerar al hombre un animal más.

En realidad lo que hay es un cúmulo de intereses en ambos bandos bastante importante, de un lado los calentólogos defienden su teoría por que deja muchos beneficios, de todo tipo, y de otro los negacionistas están muy influídos por la industría, especialmente la energética y la automovilística, que es el sector más afectado por las medidas anticalentamiento y han puesto muchos millones sobre la mesa para devaluar la teoría antropogénica.

Lo que a estas alturas está bastante claro, es que sí está habiendo un cambio climático, lo que no está tan claro es si se produce por acción antropogénica o por variables del propio clima, como explicaría la teoría del forzamiento climático basada en los ciclos de MIlanktovich que es la que personalmente me parece más probable, dados los datos históricos del clima que poseemos, y que el propio profesor Uriarte expone en su libro La historia del clima de la Tierra, que os dejo adjunto.

En cuanto al origen del movimiento ecologista, estoy de acuerdo en que su procedencia política original proviene de la extinta Unión Soviética, pero la teoría del Cambio Climático antropogénico es fundamentalmente de procedencia norteamericana quienes, haciendo uso de ese movimiento político verde surgido en Alemania Oriental, comienzan a alarmar al mundo para forzar políticas de freno al desarrollo que fueran favorables a su desarrollo. Así, hoy en día hemos llegado a una situación en la que muchos países pobres no se pueden desarrollar por carecer de recursos y tecnología con los que cumplir con los protocolos internacionales, y de esta forma tienen que vender sus cuotas de emisión a los países ricos que ven así salvaguardada su hegemonía industrial y su estatus de proveedores de recursos y financiación a los países dependientes.

historia_del_clima_de_la_tierra_anton_uriarte.pdf


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Has tocado un punto muy interesante. A mí también me parece que en algunos calentólogos hay un interés en mantener a los países subdesarrollados en su subdesarrollo.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El ecologismo es un arma, se exporta al enemigo para reducir su producción industrial y rebajarlo al nivel de la naturaleza prehumana, o peor que eso, al de los depósitos geológicos.

Aquí yo traté varios puntos:

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Este tipo de cosas son las que mosquean del "cambio climático":

“Huelga de niños”, el movimiento que cree que debemos dejar de procrear hasta detener el cambio climático

Si sólo fuera un movimiento que buscase replantearse el progreso material y supeditarlo a otro tipo de progreso, hasta se podría interpretar en clave contrarrevolucionaria.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Sea como fuere no deja de ser la consecuencia de un planteamiento malthusiano. A final de cuentas, la reducción de la población y el descarte de "los que más contaminan, calientan, empobrecen, etc...", es el objetivo de la tesis antropogenista. Es decir, la culpabilización del ser humano que, en términos prácticos es la culpabilización de "los otros seres humanos que me impiden a mi disfrutar de la perfecta creación", y por tanto la justificación de su eliminación o como mínimo el impedimento de su pleno desarrollo.

Lo contrarrevolucionario sería adoptar un modo de vida sensato que respetase el medio, las personas y las tradiciones que han permitido el desarrollo de la vida y el equilibrio de los ecosistemas desde la antigüedad, es decir el abandono de la revolución consumista que de alguna forma se inició con la revolución industrial.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Cuelgo aquí otras hipótesis, esta vez las que defienden los enfriólogos y con las cuáles coincido en parte.

De todos modos hay que decir que se deben coger con pinzas todas estas teorías pues no están exentas de intereses industriales y económicos, y en cualquier caso hay que recordar que, la mayoría de teorías sobre el cambio climático se sostienen sobre tablas de medición que apenas tienen un siglo, cuando en geología todos sabemos que las escalas de acontecimientos son muchísimo mayores.

De hecho, a escala humana casi podría hacerse una analogía que de alguna forma demostraría que hay algo de absurdo en todo lo que hay montado sobre esto y es que, pretender establecer que existe un calentamiento global y cuáles van a ser sus consecuencias, en base a las mediciones del clima tomadas durante un siglo, podría ser semejante a pretender establecer que, porque un día haga un calor por encima de lo habitual, el resto del año del año va a ser igualmente caluroso y se van a perder todas las cosechas. Es decir, desde el punto de vista de las escalas geológicas, las predicciones que se están haciendo sobre el clima son casi como hacer una cabañuela climática, cosa que contrasta con el enorme desprestigio que este tipo de ciencias tradicionales de predicción tienen entre la comunidad científica.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Yo también conozco a Antón Uriarte, no personalmente pero sí porque es el tipo que consiguió explicar la razón por la cual la zona que va entre el Cantábrico central y la Aquitania dieron las condiciones ideales para conformar ese trozo de tierra como el refugio glacial de Europa occidental.

El tipo tiene toda la solvencia científica y me cuadra lo que dice. Parece evidente que se quiere establecer un mercado mundial de emisiones. Y, claro, quien tenga en su mano las tecnologías adecuadas será quien pueda tener acceso a la producción (por ejemplo, en tema de emisiones de automoción tendríamos un cuello de botella clásico a la incorporación de nuevos competidores a los ya establecidos).

Vamos, que estaríamos hablando de un campo más en que los intentos de establecimiento de reguladores mundiales pueda tener su aplicación. Lo que hace años nos sonaba a chiste, cosas como la privatización del aire de todos, del agua de todos, etc, está en vías de logro. Hoy es eso, mañana será la reducción del número de cabezas de vaca porque producen excesivo metano, etc, etc, etc.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas relevantes

    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 13 respuestas
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Gracias (1 positivo)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 12 respuestas
    • Publicación  en JM de Prada continúa su descarrilamiento: ""
      Prada critica el 155. Dice que es arbitrario y en general da a entender que el Estado español se está excediendo en la represión.

      Por eso decía que la explicación que ofreció a su anterior artículo es insuficiente. Dijo que el hablaba de la nación en sentido cultural, pero ese hecho no explicaría por qué se opone al encarcelamiento de los organizadores de la revuelta separatista o por qué le parece excesivo el 155. Tampoco explicaría la comparación que hizo de Cataluña con Kosovo, ni la afirmación de que los "poderes internacionales" ya habían decidido que Cataluña no fuese independiente.

      En su página oficial de Facebook se refirió a los que criticaron sus declaraciones a La Vanguardia como "alimañas" y "fachas paulovianos". Y, lo que es más preocupante, apareció por ahí un tradicionalista dando a entender que, en el fondo, Oriol Junqueras era un patriota español, y Prada pareció suscribirlo.

      Creo que algunos carlistas están incurriendo en la ideologización que suelen denunciar en otros. Parece como si, por llevar la contraria a los liberales, estuviesen cayendo en esquemas ideológicos igual de cerrados e irreales. Tal vez deberían someter el foralismo a una revisión crítica. No digo que lo abandonen, pero podrían adaptarlo a las circunstancias actuales, que no son las mismas que en el siglo XIX o en la Reconquista, que es cuando tenía sentido conceder privilegios a los territorios que se fuesen incorporando.

      Una vez que media Cataluña ha mostrado su voluntad de separarse de España, no tiene mucha aplicación el esquema foralista ni cabe esperar que esos catalanes vayan a recuperar el amor a España porque se les hable de fueros o se les reconozcan sus rasgos diferenciales. Si no hay lealtad, sería suicida ahondar en el reconocimiento de las diferencias.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
    • La tesis del complot del 11-M que promueve Villarejo
      Desde hace semanas el comisario Villarejo, encerrado por graves delitos, promueve una teoría de la conspiración sobre el 11-M que, en los titulares de Pedro J. Ramírez, apuntaba primero a Marruecos y luego a Francia. Al principio no se le dio mucho crédito en las redes sociales, pero en los últimos días, por la cercanía con el 11 de marzo, está cobrando fuerza en los canales de intoxicación habituales. Explico por qué la tesis carece, en mi opinión, de fundamento y es un ataque contra el pueblo español.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 9 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

×