Jump to content

Open Community  ·  47 members  ·  Free

Corazón Puertorriqueño
Español

La llegada de nuestra marina a Puerto Rico

Recommended Posts

Buenos días. Estoy fuera por trabajo estos días y no puedo publicar como quisiera poero no me resisto a traer este artículo que he leído en La Razón, acerca de la llegada de nuestro buque escuela, Juan Sebastian El Cano, a San Juan de Puerto Rico, por lo que tiene de emotivo y evocador.

 

Sebastian de Elcano la ansiada entrada en San Juan de Puerto Rico

Mientras una cálida brisa acompañaba esta entrada, no tardamos en vislumbrar en la lejanía varias banderas de España

descarga-1_9337654_20190220215506.jpg

20 de febrero de 2019. 21:55h

El pasado lunes hicimos nuestra ansiada entrada en San Juan de Puerto Rico. Una entrada característica, recibidos por el castillo de San Felipe del Morro y rodeados de un paisaje tropical idílico, desconocido para nosotros. Mientras una cálida brisa acompañaba esta entrada, no tardamos en vislumbrar en la lejanía varias banderas de España. No nos cogió de improvisto ya que sabíamos lo que nos esperaba, lo que no quitó el indescriptible sentimiento que afloró en nosotros al ver semejante estampa.

descarga_9337702_20190220215506.jpg

Se trataba de las Siervas de María, que llevan cumpliendo con la tradición de recibir de esta manera a los barcos españoles desde el 16 de julio de 1898. Un tripulante del “Antonio López” fue el “causante “de esta tradición, después de que en el conocido como desastre del 98 y tras ser masacrado a cañonazos por barcos americanos, heroicamente se ató la bandera nacional a la cintura y llego gravemente herido a la orilla de una playa puertorriqueña. Allí en su último aliento consiguió darle está a un campesino boricua, al cual le pidió que la guardara y cuidara. Años después este campesino, pensó que sería mejor que fueran las Siervas de María quienes se hiciesen cargo de tan preciado tesoro. Atracamos en el muelle al tiempo que cantábamos “Las corsarias” y el clásico de esta isla que ya les comentábamos la semana pasada, “Mi viejo San Juan”, ante la atenta mirada de todos los allí presentes, entre los que pudimos observar hasta lágrimas de emoción.

Las monjas que ondean nuestra bandera al paso de un barco español por Puerto Rico

Nada más llegar fuimos a visitar a estas entrañables monjas que nos recibieron calurosamente, y reflejaban la misma ilusión que sentíamos nosotros también por estar allí, además de agradecerles su recibimiento y la labor tan importante que desarrollan en la isla desde 1897. La unidad de música interpretó varias piezas tradicionales españolas, para finalizar con “Mi viejo San Juan” y la “Salve marinera” lo que dio, si cabe, más emoción al encuentro.

descarga-3_9337704_20190220215507.jpg

Como pudieron observar en el artículo de la semana pasada, en nuestra fotografía, ambos íbamos con barba. Sabemos que esto puede haber extrañado a algunos, pero tiene una explicación. Aunque normalmente nos afeitamos a diario durante nuestros 5 años en la Escuela Naval Militar, el crucero de instrucción en el Juan Sebastián de Elcano es la excepción.

Es tradición autorizar a los guardiamarinas el dejarse barba durante los tránsitos largos, es decir durante los tránsitos en los que cruzamos el Atlántico y permanecemos más de 20 días en la mar.

Durante nuestros días previos a la entrada en San Juan de Puerto Rico, hubo tiempo de compartir momentos de esparcimiento en cubierta, y el que más nos llamó la atención y gusto, fue la barbacoa en cubierta, donde todos colaboramos y pudimos disfrutar de una soleada jornada.

Otro día se autorizó lo que denominamos como “playas”, en este hito se relaja la uniformidad y podemos estar en cubierta en bañador, leer un libro o incluso tomar el sol con música o jugando unas cartas.

descarga-2_9337700_20190220215507.jpg

Por otro lado, como anticipábamos la semana pasada, pudimos cumplir el hito de cruzar el Atlántico exclusivamente a vela y en tiempo para cumplir la fecha prevista de llegada a San Juan. En los 91 años que lleva el Juan Sebastián de Elcano surcando los mares, esta hazaña solo ha sido lograda en 7 ocasiones, que se dice pronto. Supone una gran alegría poder haberlo hecho en este año tan especial, el comienzo del V centenario de la primera circunnavegación del vasco de Guetaria que da nombre a este buque-escuela. Nosotros en particular nos sentimos unos privilegiados por haber coincidido este hecho también con nuestro crucero de instrucción, aparte de lo que ya de por sí supone navegar más de 17000 millas náuticas y visitar 8 países, que es la derrota que seguiremos en este 91 crucero de instrucción, y seguiremos contándole. Esperamos continuar con usted en este viaje.

 

 

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

¡Qué imágenes!

Una pregunta ¿Cómo es posible que se jurase bandera española allá, en 1929?

 


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

No tengo ni idea, me sorprende a mí también. Habría que rascar a ver de qué se trataba exactamente.

Por cierto, el foro ya está funcionando muy bien como  sitio de recopilación de material, almacenamiento y distribución por la red.

El tema puertorriqueño está triunfando en BBJ (y percibo que comienza a molestar un poco, reconozco también que en buena parte por la pesadez de Bernaldo 😉).

Share this post


Link to post
Share on other sites

En la página de Facebook "Autonomía para Puerto Rico" he podido encontrar ese mismo video con una pequeña introducción en la que dicen que se trataba de muestras de honor y lealtad que se daban en el pueblo frente a la invasión norteamericana.

Os dejo igualmente un texto que publican en esa misma página.

NO DEJES QUE ROBEN TU HISTORIA

No se puede derogar 400 años de cultura para empezar con borrón y cuenta nueva a partir de 1898. Los gringos han hecho desaparecer con la inestimable ayuda de sus voceros puertorriqueños la historia de Puerto Rico. Esta está tan manipulada tan sustraída que por ejemplo se pasa de puntillas desde 1898 hasta 1952 en que las condiciones económicas y sociales comienzan a mejorar en Borinquén. No hablan de las violaciones y asesinatos, de los abusos de los miles de muertos de hambre y enfermedades, de la pobreza extrema y tantos y tantos temas. Ahí están escritos los hechos acontecidos en estos años que han sido borrados de la historia de Puerto Rico. Aparecen en periódicos puertorriqueños y de otros países así como en trabajos de investigación de muchos historiadores entre los que también se encuentran estadounidenses.

Para ser un pueblo se necesita tener una historia, un pasado para poder llegar al presente y proyectarse en el futuro. Más, en Puerto Rico se da una paradoja de no tener pasado definido sino un pasado inventado. Se enseña a renegar de su propia historia y a odiar a sus antepasados creyendo que estos eran españoles y no se dan cuenta de que si que eran españoles, como ellos mismos y que sus antepasados eran puertorriqueños. En los primeros 400 años de convivencia entre España y Puerto Rico se forjó la identidad, el carácter del pueblo puertorriqueño y en 1898 estaban a punto de tener plena conciencia de ser un pueblo completo pero como todos sabemos esto se frustró.

Después de la invasión norteamericana de 1898 los puertorriqueños han estado durante más de 100 años luchando "entre la esencia y la forma", esa ambivalencia en esta lucha por la identidad, la impotencia por definir su personalidad y sufrir la agonía de la transculturación por derogar graciosamente 400 años de historia y de cultura a favor de una cultura que les es ajena y que de manera solapada influye constantemente en la educación de sus hijos.

No debemos olvidar que el pasado se convierte en el punto de referencia para elaborar el futuro. El que no toma en cuenta su pasado, jamás podrá ser un buen arquitecto de su futuro y su creación no será más que una choza que sucumbirá cuando la azote el primer temporal que aparezca. No puede el pueblo de Puerto Rico si quiere sobrevivir como tal permitir que aquellos valores, costumbres, tradiciones, emociones y modos de pensar que los identifican como el pueblo puertorriqueño (que durante 400 años crearon su personalidad) se pierdan o se olviden.

Otro factor influyente en la crisis puertorriqueña actual es que se vive un estilo de vida excesivamente dependiente, se fomenta la vagancia, la baja autoestima y el desinterés hacia aquellos valores que enriquecen la vida y que dan identidad y sentido en este mundo; como lo es el ganar lo que se come con el sudor de nuestra frente. Sin duda alguna, la ausencia de tan esenciales valores promueve una desorganización que comienza por el individuo, se extiende a su grupo de contacto más cercano (su núcleo familiar) y, finalmente, corrompe el conjunto de familias que componen la sociedad o la comunidad.

Un pueblo que se proyecte hacia el futuro orgulloso de lo que ha sido (con su base en la cultura española pero siendo diferente teniendo su propia cultura hoy en día: La cultura puertorriqueña) Una sociedad que sienta el deseo de trabajar duro para echar a sus hijos adelante. Es necesario que comiencen a ser un pueblo. El tiempo de comenzar no fue ayer, no será mañana; es ahora. Hay que aceptar el reto de nadar en contra de la corriente. Las fuerzas para sobrevivir durante el trayecto van a aparecer porque no están tan lejos como nos han enseñado que están. Desde la infancia se adoctrina al boricua para negar nuestro verdadero esencia, la puertorriqueña . Es hora de volver a recuperar la historia que se les borra bajo los pies hora de luchar por conservar la esencia del boricua, no es fácil más la libertad no se da se gana.


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me he puesto en contacto con los administradores de esa página de Facebook para darles a conocer el foro e invitarles a participar. Si recibo alguna respuesta os la haré llegar.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Por cierto y a propósito del tema. Quise colgarlo el mismo día que abrí el hilo pero como solo tenía el móvil a mano, y ya cargar el artículo inicial me supuso no pocos problemas, al final olvidé copiar esta otra entrada que encontré en la web de "Españoles de Cuba". Se trata de una poesía que al modo de una arenga, hace referencia a Cuba y Puerto Rico.

cuba-y-pr-regimiento-1898.jpg

Cuba y Puerto Rico

Antonio Moreno Ruiz - 16 febrero, 2019

Lo mejor de la América Española,
se concentró en Cuba y Puerto Rico,
desde el ibérico emprendedor al
realista obstinado y expeditivo,
que siendo mestizo, criollo o negro,
a las Antillas arribó decidido,
queriendo continuar con España,
labrando un interesante destino.

Mas un día, elementos traicioneros,
rompieron ya del todo el hispano equilibrio,
y de receptores de inmigrantes a emigrantes,
pasaron aquellos españoles ultramarinos.

Empero, todo río vuelve a su cauce,
y se acerca la hora de un timón divino,
cuya providencia ha de reunir entre el océano,
a la patria que, aun teniendo el corazón malherido,
todavía sabe soñar despierta, y eso la hará
retornar en la comunión de su camino.

Estemos alerta hermanos, preparados con
corazón y cabeza. Que no falte pragmatismo,
ni tampoco lealtad y altura de miras.
Vamos allá, que es el momento decisivo
del patriotismo y la justicia, y ante la Historia,
abofetear a los criminales separatistas,
que no son más que los tontos útiles de
aquellos que son nuestros históricos enemigos.

¡Vamos con todo!
¡Cuba y Puerto Rico!

Fuente: https://espanolesdecuba.info/cuba-y-puerto-rico/


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

La increíble historia de la bandera española de 1898 que aún se iza en Puerto Rico

Desde hace más de 200 años las Siervas de María conservan orgullosas la tradición de ondear la bandera española para recibir y despedir embarcaciones patrias

Foto: El buque-escuela de la Armada española Elcano llega a Puerto Rico. (EFE/Thais Llorca)
El buque-escuela de la Armada española Elcano llega a Puerto Rico. (EFE/Thais Llorca)
Tiempo de lectura7 min
23/02/2019 05:00 - Actualizado: 23/02/2019 18:34

"El libro del estratega dice: no provoques la lucha, acéptala; es mejor retroceder un metro que avanzar un centímetro".

–Lao Tse

Era un 16 de julio del año 1898. El panorama era sombrío y las nubes de la guerra asomaban plomizas y sin freno a pasos agigantados sobre los últimos territorios españoles de ultramar. Entre tanto, en la isla de Puerto Rico, un marinero nadaba desesperadamente entre la vida y la muerte hacia una cercana playa con la bandera española enrollada en la cintura mientras se desangraba irremisiblemente como un grifo pasado de rosca.

El alba hacía un rato que lo llevaba intentando y sus primeros rayos bañaban aquella arena dorada donde, exhausto, un nativo lo arrastraría lejos del oleaje. Un agradecido trago de ron de un marrón intenso fue el primer auxilio que recibió. El resto de la botella lo rociaría el local sobre las heridas abiertas por efecto de la metralla con la idea de desinfectar aquella sangría galopante. Un torniquete de fortuna intentó parar lo imparable. Poco o nada pudo hacer el compasivo isleño por aquel desgraciado, solo cumplir la última voluntad del interfecto. Balbuceando al borde del umbral que lleva al Gran Tránsito, aquel marino pidió a su benefactor que la bandera no cayera en manos de los soldados de la cañonera yanqui que se había acercado a distancia de tiro para disparar casi a cañón tocante su mensaje de destrucción.

El colapso de una superpotencia

Aquel año sería el final de la larga agonía de un imperio que llegaría en su momento a abarcar la tercera parte del mundo conocido en la época de la Unión Ibérica bajo Felipe II. Todo indicaba que el porvenir estaba predeterminado, algo así como la crónica de una muerte anunciada. El siglo había sido pródigo en enfrentamientos civiles y en asonadas militares; el país, convulso y enfrentado –quizás sea el algoritmo natural inserto en nuestra peculiar genética nacional–, y desde su inicio tras la contundente derrota de Trafalgar, que se podía haber evitado de escuchar los premonitorios consejos de Churruca, quien había advertido que aquel trabajo lo podía hacer muy bien la brutal caída de barómetro o ciclogénesis portante que se atisbaba; ya olía a mal fario desde aquel acontecimiento y del advenimiento del rey felón. El desgaste económico tras las Guerras Carlistas dejaría al país devastado mientras los trenes de la revolución agrícola e industrial pasaban sin parar en la ociosa estación de la nada en la que estábamos instalados y enfrentados por minucias, por no calificarlo aquello de forma más grosera.

Rocaforte cumpliría la petición de aquel anónimo marinero extinto, guardando la bandera y entregándola después a las Siervas de María

De aquella gran nación que fuimos y que podríamos volver a ser si imperara el sentido común aderezado con un poco de autocrítica y menos arrogancia solo quedaban los fuegos de artificio de una hoguera magra en rescoldos cuyo resplandor desgastado por la mala gestión y desatinos varios ya se confundía en el vacío de las cosas que fueron y ya no son.

Dos semanas antes del naufragio de aquel barco vomitado a la arena, la eximia y heroica escuadra del almirante Cervera había salido a combatir sin expectativas de triunfo en un combate tan heroico como estéril, siendo aniquilada en la inmediata desembocadura próxima a Santiago de Cuba por el incontestable poder naval norteamericano. Mientras tanto, buques de guerra de la armada yanqui bloqueaban la isla de Puerto Rico evitando la llegada de refuerzos y suministros a las tropas sitiadas.

El Antonio López era un moderno y ágil carguero que en velocidad punta podía batir a cualquier buque norteamericano llegando prácticamente a la sorprendente velocidad de 18 nudos sostenidos sin reventar calderas pudiendo incluso forzar máquinas de ser preciso. Había salido de Cádiz con armamento, munición y pertrechos para abastecer sobradamente a la guarnición ante un previsible largo asedio.

 

Foto: EFE/Alfonso Rodríguez.

 

El capitán del Antonio López, don Ginés Carreras, era un veterano lobo de mar con mucho rodaje en el duro Cantábrico, y deslizándose durante la noche sigilosamente intentaría atravesar el bloqueo impuesto por los norteamericanos. Su intento de burlar a la poderosa flota del norte bogando a toda mecha y en zigzag daría como resultado un éxito a medias. El día 28 de junio, con una ventolina de popa, navegaba sin luces, pegado a la costa mientras intentaba entrar en San Juan de Puerto Rico.

Localizado por el crucero ligero USS Yosemite, recibiría varias andanadas de considerable poder disuasorio sin mayores consecuencias ya que ante la determinación del capitán español en su deliberadamente errático rumbo, evitaría que impactaran más del 80% de los disparos en el casco de la veloz nave. Carreras conseguiría con determinación y habilidad incontestable varar la embarcación en la zona llamada de la Ensenada Honda, cercana a la paradójicamente llamada playa del Socorro, y desde ahí, en un esfuerzo denodado y titánico, durante los días siguientes llevaría a tierra la casi totalidad del cargamento. Lamentablemente, algo más de dos semanas después, el USS New Orleans localizaría y destrozaría los restos de la nave española literalmente a quemarropa en una aproximación tan ajustada que bien pudo costarles embarrancar a su vez.

Hombre de palabra

Volviendo a la playa donde el náufrago había sido asistido en su trance moribundo, su auxiliador, de nombre Rocaforte, un hombre de bien, cumpliría la petición de aquel anónimo marinero extinto, guardando la bandera en su modesta casa durante años.

Mas un día, la congregación de las Siervas de María, radicadas desde un año antes de la alevosa declaración de guerra norteamericana, atendían un hospital para desheredados cerca de la bocana donde estaba el Castillo y baluarte del Morro –hoy Patrimonio de la Humanidad–, próximo a la entrada del puerto. Tras la derrota española, estas siervas del ubicuo y escurridizo Señor, permanecerían allá tras la salida de España. Concluida la guerra, las hermanitas adoptarían la costumbre de saludar desde la balconada del hospital con sus pañuelos, cuando algún barco procedente de la península y con pabellón español entraba o salía por la bocana entre el Morro y el fortín de San Juan de la Cruz.

Entonces, al bueno de Rocaforte le asaltó la idea de confiarles la bandera que atesoraba en su humilde casa. Por las mismas, se presentó en el hospital y tras exponer la historia de aquella bandera a la superiora, le entregó la enseña. Es desde entonces, que la tradición se perpetúa cuando entra o sale de San Juan una embarcación española, que las monjitas ondeen en la galería la vieja bandera que aquel anónimo naufrago entregó ya moribundo a su benefactor.

A día de hoy, Sor Luisa, Sor Virtudes, Sor Maximina, Sor Dolores y Sor Prudencia son cinco de las españolas de pura cepa que desde la frontal del hospital ondean aquella reliquia y son respondidas con tres sonoros pitidos y el pertinente izado de la bandera del barco que transite la bocana en ese momento tanto de arribada como de salida.

 

Foto: EFE/Thais Llorca.

 

Es usual que las monjas sean informadas personalmente o por teléfono por el propio cónsul de la llegada de los barcos nacionales a aquella tierra que fue parte de nuestro imperio y corazones. Desde entonces, conservan centenares de dedicatorias de los capitanes que en visita de cortesía de manera tradicional (o quién sabe si quizás para comerse los deliciosos roscos anisados acompañados de vino dulce) cumplen con el testimonio de una tradición que, a pesar de los años, sigue en vigor.

Al margen de la historia referida, las hermanas son conocidas por mantener no solamente esta tradición, sino por su continua labor de atención a los más necesitados desde hace ya 120 años. Todas ellas son profesionales de la enfermería tituladas, y su compromiso hacia los enfermos que no tienen dónde ser asistidos, tiene respuesta en estas compasivas religiosas, encomiable labor que se detiene cada vez que un navío español pasa delante del hospital.

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2019-02-23/historia-bandera-espanola-1898-puerto-rico_1839074/

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tiene mucha épica simbólica esa historia y además es muy hermosa. Tanto su origen trágico como los nombres de los protagonistas -un marinero anónimo y un tal "Rocaforte" que le auxilia-, o el hecho de que el paño sea custodiado por una comunidad religiosa dedicada originalmente además a aliviar el sufrimiento de los deseheredados, es todo inspirador. Respira Hispanidad por todos los poros.


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tal como traje aquí el artículo que publicaba en la Razón, dos de los tripulantes de El Cano informando sobre la llegada del buque escuela a San Juan de Puerto Rico, es justo que hoy traiga de nuevo la segunda parte de ese mismo encuentro que publica el mismo autor en el mencionado diario.

 

“Gracias por su servicio”. San Juan se despide del Elcano, que navega ya hacia Cartagena de Indias

Y como predijimos fue; San Juan nos recibió con los brazos abiertos. Ha sido impresionante la experiencia de estar allí, en la tierra de los puertorriqueños. Desde el minuto cero nos hicieron saber que esa era nuestra casa. Cada persona con la que hablamos, y no exageramos, recordaban a España y a los españoles con nostalgia. La mayoría tenía un padre, una tía, un abuelo español y todos nos lo querían contar. Una de las cosas que más nos impactó fue que tanto los boricuas como los estadounidenses que nos cruzábamos por la calle vistiendo el uniforme, nos decían “Thank you for your service” (Gracias por su servicio), incluso sabiendo que éramos españoles.
 
descarga_9373120_20190227101036.jpg
 

En la tierra del “mofongo” y la “piña colada” (dos referencias de la gastronomía de Puerto Rico) nos dio tiempo de hacer multitud de actividades y de asistir a unos cuantos actos. Además de la tradicional Jura de Bandera y recepción a bordo, donde emoción y nostalgia se sentían por partes iguales, la dotación del ‘Juan Sebastián’ tuvo la oportunidad de asistir a la Casa de España, donde el Comandante expuso una conferencia sobre la gesta española que culminó el navegante vasco de Guetaria Juan Sebastián de Elcano, y sobre nuestro Bergantín-goleta, tanto su historia, como nuestro día a día a bordo. Posteriormente cantamos a todas la autoridades e invitados la tradicional canción de “Mi Viejo San Juan” ante la sorpresa de los allí presentes que rápidamente unieron sus voces a las nuestras.

Empezamos a escuchar ya la cumbia y la salsa colombiana aguardando nuestra llegada, allá vamos Cartagena.

img-9326-copia-large_9373119_20190227101

 

Por supuesto también hubo tiempo de honrar la memoria de nuestros antepasados, y aunque un acto previsto en honor al Almirante Cervera y su valiente escuadra tuvo que ser anulado debido a las malas condiciones meteorológicas, pudimos homenajear al Almirante y Virrey de las Indias Cristóbal Colón en la plaza que tiene su nombre, en el centro del mismo Viejo San Juan. Visitando también los fuertes de San Felipe del Morro y San Cristóbal, con sus gruesas murallas y laberintos de oscuros pasillos, que nos transportan a la época en la que España repelía constantemente ataques de ingleses y holandeses, quienes con gran ímpetu intentaron tomarla durante más de tres siglos.

img-20190220-wa0003_9373118_201902271010

 

Y, claro está, también hubo tiempo para el ocio, y pudimos conocer tanto la belleza de la isla de día, como su vida nocturna. Visitamos, por ejemplo, el Parque Nacional del Yunque y las playas de Luquillo, que se encuentran a escasos 10 minutos. Los que buscaban más adrenalina optaron por montar en la tirolina más grande del mundo, que se encuentra en el mismo parque. Las islas anexas de Vieques y Culebra con sus enormes y paradisiacas playas también fueron una opción muy elegida para el descanso de la dotación después de los 28 días de navegación.

img-20190222-wa0014_9373117_201902271010

 

La isla del reguetón no nos dejó indiferente con su vida nocturna y aunque pudimos comprobar que como la fiesta española ninguna, supimos disfrutar de sitios como la plaza de San Sebastián o la Placita de Santurce.

Ahora nos encontramos en demanda de la otra Cartagena, la colombiana: Cartagena de Indias. Es un tránsito mucho más corto que el anterior, ya que mañana jueves ya fondeamos en aguas colombianas y el viernes ya podremos disfrutar de la tierra que tan valiente y heroicamente defendió el Almirante Don Blas de Lezo y Olavarrieta. Aun así, el ritmo no para y seguimos con nuestro trabajo, guardias y estudio a bordo, así como la preparación para que tanto los españoles como los colombianos se sientan como en casa a bordo. Si nos está leyendo desde allí o tiene familia, no dude en comentarle nuestra llegada y será recibido con los brazos abiertos en nuestros periodos de visitas a bordo.

Fuente: https://www.larazon.es/espana/y-tras-san-juan-el-juan-sebastian-elcano-navega-ya-hacia-cartagena-de-indias-CA22117775

Puede seguirse toda la travesía del Juan Sebastián El Cano desde este enlace: Tu Primus


«Amor es aquello que nunca cambia, amor es aquello que no tiene fin, amor es Dios»

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • espana-luto.jpg

  • Popular Now

  • Our picks

    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 57 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 15 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×