Saltar al contenido
El Español

sociedad Antinatalismo ¿Se está gestando un nuevo ataque cultural contra la vida humana?

Califique este tema

Publicaciones recomendadas

hace 11 horas, Hispanorromano dijo:

Al margen de estas pulsiones nihilistas, el argumento malthusiano ha calado ampliamente en las sociedades occidentales. Pero si bien la población global ha crecido en las últimas décadas -no así la población occidental-, hay muchas razones para creer que nos encaminamos a un cambio brusco de tendencia, de los que es difícil revertir. En mensajes anteriores os hablaba de un libro publicado recientemente en el ámbito anglosajón; este artículo en español lo explica más detalladamente:

 

Había leído sobre esas teorías que en resumen se reducen a la idea de que, cuanto mayor sea la producción de riqueza, más se reduce la natalidad, hasta alcanzar el equilibrio entre los que llegan y los que se van. De ahí que sus defensores lo sean mayormente también del modelo económico liberal, orientado sobre todo a la produción y generación de riqueza. En el fondo viene a ser otra faceta del malthusianismo que busca por otras vías evitar la tan temida superpoblación.

Es una de las consecuencias del rechazo de la Providencia y la moral religiosa pues, al cambiarla por los mercados y sus leyes, el abasto queda regulado por la voluntad de los mercaderes y la demografía pasa así a depender de sus intereses, y aunque la población llegase algún día a estabilizarse como dicen, sería inevitable perpetuar ese sistema injusto en el que la mayor riqueza, seguiría depositada en manos de unos pocos mientras la mayoría seguiría aspirando a obtenerla, ahora ya desde las ciudades.

La realidad, no sin incertidumbres pues del futuro nadie puede estar seguro, es en cambio otra. El problema es que aún sabemos poco del comportamiento demográfico. Es cierto que la población en el mundo se ha ido multiplicando con los siglos, pero todavía ignoramos o no comprendemos muchos procesos que han ocurrido hasta llegar al momento actual. A menudo, los defensores del malthusianismo, hablan del pasado o de las familias del tercer mundo, refiriéndose a ellas como a familias de conejos que engendraban proles de diez, quince o más hijos, pero eso no es correcto como se puede demostrar a través de un simple cálculo matemático. En verdad ese tipo de familias es más anecdótico que otra cosa.

Poniéndonos en un punto extremadamente conservador, supongamos que en la época anterior a la fiebre anticonceptiva, las familias tenían una media de cuatro vástagos, entonces ¿cuánto tiempo debería haber transcurrido para alcanzar la humanidad un nivel de población como el actual, si cada familia hubiera criado en el pasado, solo a ese número de hijos?  Unas 33 generaciones teniendo en cuenta que 233 es igual a 8.589 millones. Y si ahora, por cada generación consideramos una media de solo 40 años de vida, concluimos que en 1.320 años, el ser humano debería haber alcanzado una cifra de población considerablemente mayor a la actual. Pero como llevamos muchos milenios más dominando la tierra, y la esperanza de vida hace tiempo que superó esa barrera de los cuarenta años, puede concluirse fácilmente que la media de hijos en la historia, no está muy alejada de los dos o tres hijos adultos por familia, algo bastante semejante a la media actual y sin necesidad de que hubieran medidas de control de la natalidad.

Es cierto que las epidemias, catástrofes y guerras han ido diezmando la población en el pasado y regulando de alguna manera así la población, y que ahora, con los avances de la ciencia y la medicina, este equilibrio ya no se produce como antes. Pero incluso considerando esos factores, las matemáticas indican que la población siempre ha aumentado de forma más bien lenta y ordenada, y en eso ha tenido que ver más la moral religiosa y por tanto la voluntad de las personas, que los sucesos catastróficos o las medidas ideológicas para el control de la natalidad.

En realidad, todo esto del antinatalismo, la anticoncepción y el malthusianismo, no se trata realmente de una preocupación por la sobrepoblación, sino de un insano interés por la posesión y el control de los recursos y el dominio de las gentes. Lo único cierto en todo este tema es que el estilo de vida que llevamos en los países más desarrollados no es sostenible a largo plazo, y que mucho antes de que se produzca una crisis de población, seguramente viviremos, de no remediarlo, una crisis de determinados recursos. Pero ante esto, la Iglesia siempre ha propuesto como ideal y solución, la confianza en la Providencia (recordemos que la inteligencia para resolver problemas también es un recurso providencial) y sobre todo llevar una vida más sencilla sin grandes lujos ni gasto innecesario de recursos. Así es como hemos evolucionado siempre y no veo motivos ahora para pensar que eso pueda ser distinto, más allá del egoísmo de algunos agoreros y profetas de la calamidad.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Contenido similar

    • Por BGA
      Esta tarde en TVE2 han puesto un Documental sobre el tortuoso exilio de intelectuales alemanes ante la llegada de Hitler al poder. Las feroces críticas del líder Nazi al "arte corrupto" así como al pensamiento moderno, pusieron en aviso a eso intelectuales de que había llegado la hora de hacer las maletas dejando atrás todo.
      La verdad es que se le queda a uno el corazón arrugado. Ver a esos "jóvenes" con un futuro prometedor por delante huyendo de su país por el peligro que suponía para ellos la intolerancia dogmática del nuevo régimen, me hizo pensar. ¿Puede el talento narrativo que se expresa en las artes y en las letras sufrir ningún tipo de contención o amedrentamiento?. ¿Puede esa expresión ser origen de males intolerantes a juicio del censor?. ¿Son conscientes los intelectuales del efecto de sus obras?. ¿Existe legitimidad alguna que procure ponerle vallas al monte de la creatividad humana?. ¿Es posible contemplar la posibilidad de catalogar esas obras según el criterio del bien común o la mera acción de proponerlo sería un atentado contra el derecho a decir lo que se piensa?. ¿Qué atributos especiales tendría que tener el censor o debemos aceptar el principio liberal de que las obras se sometan únicamente al criterio público como si éste fuera el único juez tolerable en una sociedad "abierta"?.
      No somos ajenos a la implicación profunda que tiene la obra intelectual en nuestras vidas, como tampoco que existe un mercado interesado por obras que previamente habrán de sufrir criterios comerciales y de éxito, de inversión, en el que los editores y expertos con su buen juicio profesional acaban siempre poniendo las cosas en su punto justo... Peo tampoco ignoramos  la enorme concentración que se está llevando a cabo desde el poder económico de todo lo relativo al arte, al pensamiento, a la literatura y al ocio, y que parece razonable, en una sociedad abierta, que tales conglomerados inversores tenga su propia idea de sociedad y de linea editorial.
      Esto nos lleva a la paradoja de que todo intento por parte del estado de intervenir en los flujos culturales nos parecen malos, perversos, fascistas... Pero asumimos de buen grado que las corporaciones que se dedican a la cosa cultural; que nadie las elige y que solo responden a sus intereses y que en modo alguno representan el bien común, se comportan después de todo de manera "democrática" pues su criterio no obedecería a razones de tipo ideológico, sino puramente comercial, y entonces, el valor intrínseco de esas obras no estaría en lo que expresan sino en su aceptación por el público y el "mercado".
      Tampoco se nos escapa que ese público que acaba siendo parte del mercado cultural, previamente ha sido instruido en ideas-fuerza y sus preferencias masivas no es posible justificarlas como procesos individuales de maduración intelectual sino como modas, que nunca las propone la gente, salvo gente que encuentra el apoyo económico de esas corporaciones.
      El documental acentuaba el aspecto humano de quien se ve perseguido por sus ideas, como si las ideas en sí nunca fueran malas o capaces de causar ningún daño. De repente me vino a la mente la idea de que en el fondo estaban padeciendo en proximidad agobiante el peso del Poder sobre sus hombros amenazando su libertad creativa e incluso su propia vida. Luego sentí pena por ellos y al mismo tiempo comprendía que se veían en una situación como la de los adolescentes arrogantes cuando se dan de bruces con una realidad que los supera. No se, había cierto infantilismo en el sesgo humano del documental como diciendo: mira, eso te pasa cuando el fascismo no quiere que digas la "verdad"...
      En fín la cosa puede llegar más lejos y me gustaría saber vuestras opiniones.
      Saludos.
       
    • Por Hispanorromano
      Me parece muy acertado lo que ha dicho el Papa sobre el Octavo mandamiento en una reciente audiencia:
      Las mentiras están resultando especialmente dañinas cuando son amplificadas por la tecnología. Y lo que dice el Santo Padre de que los chismes matan puede llegar a ser literal. Algunos ejemplos recientes:
      - En México:
      'Fake news' en México: cómo un mensaje de WhatsApp llevó a un pequeño pueblo a quemar vivos a dos hombres inocentes - BBC News Mundo
      Quemados hasta la muerte entre aplausos por un bulo de Whatsapp que les acusaba de robar órganos a niños | Tecnología
      La foto de la turba filmando su propio asesinato lo dice todo:

      - En España:
      Brutal paliza a un inmigrante marroquí en Jaén acusado de un robo y una agresión que no había cometido - lavozdelsur.es
      La paliza que se preparó por “whatsapp”
      - En Birmania:
      Facebook reconoce su responsabilidad en el genocidio contra los rohingya
      Los militares que usaron Facebook para incentivar un genocidio – Español
      Naturalmente, como aficionados a la mentira que son, en los digitales conservadores han recibido estas palabras del Papa con hostilidad. Tienen mala  conciencia y se sienten señalados. Pero lo que dice el Papa es la doctrina cristiana de siempre. Y es de sentido común.
    • Por Hispanorromano
      No lo llames andaluzofobia, llámalo aporofobia
      26 octubre 2018 Javier López Menacho
      Los mensajes despectivos hacia Andalucía son ya un terreno común entre nuestra clase política, que de vez en cuando se lucen con declaraciones altisonantes acerca de la población andaluza, independientemente del lugar en el espectro político donde se sitúen.
      ¿Pero qué hay detrás de todo ello? Si analizamos los mensajes, la mayoría se sustentan en tres pilares fundamentales: La alusión a la incultura o falta de capacidades, la idea del pueblo andaluz como parasitario y la burla hacia el acento. 
      Es curioso esa reiterada alusión a la incultura desde el mismo país que saca rédito de grandes manifestaciones culturales procedentes de Andalucía, como pueden ser el flamenco, los carnavales, la arquitectura andaluza en sus grandes ciudades, la gastronomía o incluso la Semana Santa. Por no hablar de sus artistas, asumidos por la cultura popular como propios: Camarón, Lorca, Cernuda, Machado, María Zambrano, Lola Flores, Murillo, Zurbarán, Picasso, Sara Baras, Antonio Banderas… son españoles o españolas, pero los emigrantes anónimos andaluces son pobres primero y encima andaluces. La cultura andaluza suele tener un uso a conveniencia, se acude a ella en términos promocionales para atraer turismo y realzar la riqueza cultural española de cara al exterior, se disfruta de sus playas, su gastronomía y sus costumbres cuando se visita la tierra, pero se desprestigia en el ámbito social como una forma de autoafirmación que te otorga una posición social e intelectual superior.  
      Después de pasarme quince años fuera de Andalucía, de haber vivido cinco años de mi vida en Valencia y algunos más en Barcelona, he conocido personas de todas las comunidades españolas. En un espacio compartido, nadie trabajaba más o menos según su procedencia, dependía exclusivamente de la persona, su ética de trabajo, su carácter y su condición social y económica. He conocido catalanes vagos y andaluces trabajadores, y también todo lo contrario. Porque el rendimiento laboral no tiene nada que ver con el lugar de nacimiento. Así mismo, el conocimiento cultural tampoco entiende de fronteras. El factor más determinante es universal y lo sabemos de sobra: La pobreza.
      Y es que la pobreza es una factor vertebrador del discurso andaluzofóbico, que es en realidad aporofobia. El mismo discurso que mantienen sobre la población andaluza algunas mentes hipertrofiadas alrededor de España, son las que tienen algunos andaluces sobre la comunidad emigrante en Andalucía, que pueden criticar a los marroquíes o subsaharianos, pero luego disfrutar de las bondades del país vecino cuando van de turismo. En cierta ocasión trabajaba con una joven chilena que se quejaba de los peruanos que invadían su país en busca de trabajo, aunque hicieran exactamente lo mismo que ella había venido a hacer a nuestro país. Sin quererlo, repetimos patrones de comportamiento clasistas y xenófobos, que no esconden más que un miedo injustificado al pobre.
      Pero las pretensiones son universales: Las personas pasan una vez por esta vida y quieren dignidad, trabajo y amor. 
      Si Andalucía hubiera sido capaz de enarbolar una industria propia y las circunstancias históricas le hubieran librado de terratenientes y saqueadores, quizás hoy nuestro pueblo recibiera otro tipo de miradas, pero es terreno de la ciencia ficción. Nótese en el vídeo a continuación como el locutor tiene ya un prejuicio formado sobre Andalucía, que Willy Toledo desbarata con un discurso a contracorriente mucho mejor fundamentado que el clásico: “A los andaluces les hizo mucho mal el PER”. 
      Porque respecto al PER (Plan de fomento del Empleo Agrario), no sé si han intentado alguna vez vivir con el dinero del PER, en torno a los cuatrocientos euros. Es absolutamente imposible vivir así. Por no hablar ya de si tienes familia, quieres disfrutar de la cultura, pretendes viajar o, qué os digo, cambiar los muebles del salón. Quién crea que con el PER se puede vivir en lugar de sobrevivir, es que nunca ha estado lo más remotamente cerca de la pobreza. 
      Y llegamos al habla, o al acento. Como decía el youtuber Nacho Iribarnegaray, hablar no se habla ni bien ni mal, simplemente se habla. Las reglas en el lenguaje escrito pretenden una normalización para el entendimiento comunitario, y está bien que así sea, pero el habla alude al hecho de que dos personas se entiendan en un acto comunicativo. Punto. Es absurdo asociar un acento u otro a la cultura, pues en cada región los acentos fluyen y los tipos de habla se transforman para que dos personas se entiendan. No son ni buenos, ni malos, ni todo lo contrario. 
      Así pues, el parasitismo asociado a lo andaluz es una versión agigantada de la clásica aversión al pobre y del mensaje “eres pobre porque te lo mereces”, tan enraizada en el discurso neoliberal que se ha ido implantando los últimos lustros en la conciencia popular. La aporofobia va en vena en nuestra sociedad y solo tienes que hurgar en el día a día para encontrar las más diversas y rocambolescas justificaciones. Pero en el fondo, no es más que eso. Que nadie quiere compartir mesa con un pobre.
       
      Dijeron respecto al pueblo andaluz:
      Albert Rivera nos enseñó a pescar. “Vamos a enseñar a pescar en Andalucía, no a repartir pescado”. 
      Cristina Cifuentes se jactó de su solidaridad: “Madrid paga con sus impuestos la educación, la sanidad y los servicios básicos de los andaluces”.
      Antonio Baños se mofó del acento andaluz: “Pisha, ehplicano el embroyo catalufo anteh de uno finoh”
      Pujol antes de pedir el voto a los emigrantes andaluces: “El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (…) es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido poco amplio de comunidad. A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. E introduciría su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir, su falta de mentalidad”.
      Duran i Lleida: “con nuestra contribución, reciben un PER para que pasen el resto de la jornada en el bar de su pueblo”.
      Ana Mato: “Los niños andaluces son prácticamente analfabetos”.
      Alejo Vidal-Cuadras: “Blas Infante –padre de la patria andaluza- es un cretino integral”.
      Rafael Hernando: “Andalucía es como Etiopía”.
      Verstrynge: “Es verdad que la formación de la juventud andaluza es menos buena que la de la juventud de una parte importante del país; eso es verdad. Mucho rebujito, mucha cervecita, muchas gambitas, mucha playita, mucho ordenador o móvil ¿verdad?”.
      Cónsul español en Washington: “Hay q ber q. ozadía”.
      Montserrat Nebrera: “Tiene un acento que parece un chiste.”
        http://lareplica.es/no-lo-llames-andaluzofobia-llamalo-aporofobia/
    • Por El Español
      A diario asistimos a noticias que nos llevan a pensar, al menos a mí me lo parece, que vivimos un tiempo donde existe una pinza política entre derechas e izquierdas, para controlar y apartar de la esfera pública del pensamiento y la razón, la fe religiosa tradicional que fundamenta el ser español, es decir, el catolicismo.
      Lo que antaño fue un empeño prioritario en las izquierdas, que en algún momento llegó a precipitar nuestra nación en una guerra civil, hoy parece que se extiende también a las derechas que, si bien no estarían tratando de eliminar la religión directamente del espacio público, como siempre han tratado de hacer sus antagonistas políticos, parecen sin embargo tener cierta obsesión en controlar y modificar la fe religiosa, de forma que ésta se adapte a los intereses políticos que les son propios, o mejor dicho, que han adoptado como propios. Desde la deriva liberal que tomaron los conservadores moderados hace años, hasta la neopagana que está tomando la ultraderecha actual, pasando por la más que evidente rebelión católica que se extiende en nuestros días con objeto de quebrantar la comunión apostólica con el Papa y provocar el cisma, todo indica a que las derechas españolas, en su mayoría, se han vencido hacia los postulados que defienden que, la religión católica tradicional y bien entendida, debe ser relegada del espacio público en favor de intereses políticos que le son ajenos, tal cual actúa la izquierda.
      Quisiera plantear esta cuestión a ver que os parece y si consideráis que se trata de una mala percepción mía o por el contrario, de un error de estrategia política; de un plan premeditado para quebrantar y controlar la fe verdadera en el alma de los españoles con objeto de controlar así su voluntad; o simplemente de una pérdida de la fe y el sentido común. ¿Qué os parece y cómo se puede actuar ante esta realidad?
      Cito a continuación una entrevista publicada en los Blogs del diario La Razón, al sacerdote conquense Roberto Esteban Duque, quién en su último libro hace un análisis del pensamiento de A. Tocqueville y J. Habermas respecto a la importancia que ocupa la religión en la esfera pública. Pienso que puede ser un buen punto de partida para abordar el tema.
       
       
    • Por El Español
      Recientemente y como consecuencia del debate político, generado a raíz del proceso independentista catalán, se ha abierto un debate en la sociedad, acerca de los fundamentos que condicionan la unidad de España.
      Resulta curioso observar como en el argumentario independentista, existen claras referencias históricas como fuentes fundamentales del origen de Cataluña como Nación. Sin embargo, observo como en el bando, llamémosle unionista, la mayor parte del discurso nacional, se retrotrae a la Constitución de 1978 como fundamento de lo que somos. Como si no hubiera un ayer, o ese ayer fuera tan horrendo que fuese mejor no mencionarlo.
      En algunos sectores sociales, más cercanos a corrientes de pensamiento izquierdista, se oye hablar de la importancia histórica de la constitución de 1812, como fecha de inicio de lo que hoy podemos considerar España. Y en sectores más tradicionalistas, se alcanzan a escuchar voces que citan las cortes de Castilla y Aragón, reunidas bajo el mandato de los reyes católicos, como origen de nuestra historia.  En cualquier caso, aunque siempre fuera de la opinión pública promovida por los grandes medios de comunicación, podemos encontrar un sin fin de respuestas a esta pregunta, sin embargo en general, no parece haber un consenso nacional sobre nuestro origen. Es como si España fuese una persona anciana afectada de Alzheimer, que ha perdido su memoria como consecuencia de su enfermedad. Y eso puede ser letal.
      Por ello y porque considero que es importante recuperar una idea más o menos clara de nuestro pasado, me gustaría lanzar esta pregunta, para tratar de encontrar las mejores respuestas, que con concreción y fundamento nos ayuden a entender mejor, desde cuándo y por qué España puede ser entendida como una Nación que alcanza hasta nuestros días y en consecuencia, qué motivos históricos de interés común tendríamos hoy todos los españoles para defender nuestra unidad, frente a aquellos que tratan de desestructurarla o convertirla ahora en una federación compuesta por no se sabe muy bien qué clase de entidades político territoriales.
      Sin duda no es lo mismo defenestrar un hecho puntual, como puede ser el estado de una nación moderna surgida al albur de las corrientes de pensamiento del S.XX, que poner en tela de juicio la unidad y razón de ser, de una de las naciones más antiguas de Europa que, a juicio de quien esto escribe, ha fundamentado la civilización occidental.
      Gracias  de antemano por vuestras respuestas y un saludo a todos.
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas seleccionados

    • El Papa sobre el invierno demográfico europeo
      El mayor drama de la Europa contemporánea es, sin duda, el llamado ‘invierno demográfico’. Casi ningún país de Europa – excepto Suecia, y es gracias a su nutrida población islámica – tiene la tasa de fecundidad necesaria para garantizar el reemplazo generacional, lo que implica unas consecuencias fácilmente deducibles.

      Tras esta crisis demográfica subyacen, en verdad, dos causas: una social y otra económica. La social está ligada a cuestiones tan perceptibles como el desmembramiento familiar, el repudio del sacrificio o la inversión de las prioridades. La económica, mientras, tiene su origen en la pérdida del poder adquisitivo y en la consecuente erosión de las clases medias.

      Se trata de una cuestión que preocupa especialmente al Papa Francisco, quien nunca desperdicia la oportunidad de referirse a ella. Así lo hizo en la conferencia de prensa posterior a su viaje a Panamá, en el avión de vuelta a Roma: ‘He visto cómo levantaban a los niños, como diciendo éste es mi orgullo, mi fortuna. En el invierno demográfico que estamos viviendo en Europa, ¿cuál es el orgullo? ¿El turismo, la casa, el perrito? ¿O levantar a un niño? Pensemos en ello’.
      • 4 respuestas
    • Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Contrariamente a lo que afirmaba hace poco el hispanista Stanley Payne, la Leyenda Negra y la hispanofobia (es decir, el odio contra lo hispánico, los hispanos, españoles e hispanoamericanos, las naciones hispanas, su historia, componentes, constitución, unidad y una lucha, consciente o inconsciente, por aniquilar sus proyectos de futuro), no están remitiendo.

      Todo lo contrario: conforme las naciones hispanas van levantando tímidamente la cabeza (España se recupera de la crisis, México y Latinoamérica en general empiezan a escalar poco a poco posiciones en el concierto de las naciones del mundo), se detecta que la Leyenda Negra y la hispanofobia están sufriendo un impulso relanzador y renovador. De esta manera, las potencias e imperios rivales, así como las tendencias traidoras y derrotistas de todos nuestros países, que actúan como una quinta columna enemiga, vuelven a usarla, como la usaron siempre, para luchar por su objetivo común: la destrucción del presente y el futuro de las naciones hispanas.

      En este hilo iré recopilando todas las noticias de ataques hispanófobos y negrolegendarios destinados a este menoscabo de la memoria, historia, unidad, conformidad, proyectos de futuro y orgullo de las naciones hispánicas. No serán pocos.

      Servirá por tanto de Observatorio Permanente contra la Hispanofobia.





      • 3 respuestas
    • El Tercer Reich fue el precursor y sentó las bases del animalismo actual: "Das Tierschutzgesetzt"(1933)
      Empujado por una sospecha, creo que bien fundada, y buscando los orígenes del moderno fenómeno fanático entorno a la protección del lobo y la supuesta defensa de la vida animal un día me encontré con un artículo de una revista cultural finesa en la que se afirma que el primer caso registrado de defensa activa del lobo se produjo bajo el Tercer Reich.

      No me he leído aquella ley -todo a su tiempo- pero se deduce que dicha protección se encontraría bajo la revolucionaria ley nazi de protección de los animales, das Tierschutzgesetzt (1933).

      Revolucionaria porque sería la primera ley de la historia que reconocería los derechos de los animales por sí mismos dejando de  lado las necesidades o sentimientos humanos hacia ellos, abole la distinción entre animal doméstico y salvaje, y los reconoce como sujetos legales.

      Es asombroso cómo al adentrarnos en los planes que aquella gente tenía para su Reich estaban ya presentes la mayor parte de aspiraciones del movimiento animalista de hoy en día (derechos animales, prohibición de comer carne en la Europa dominada por los arios, etc.).

      Algo que debiera preocuparnos en este contexto -si la inspiración nazi y su continuidad con el movimiento animalista pudiera probarse un día- es que podemos esperar que la pirámide de jerarquías que estableció aquel movimiento entre los seres animados podría haber sido plenamente asumida por los animalistas modernos. Es decir, habría una minoría de seres humanos superiores bajo el que estarían los animales, los cuales a su vez estarían por encima en derecho sobre los llamados "subhumanos", que sería la mayoría "no predestinada/no iniciada".
      • 7 respuestas
    • Portugal se suma a la histeria antiespañola: quiere borrar al Imperio Español y a Elcano de la primera vuelta al mundo
      El quinto centenario de la primera vuelta al mundo, entre el 20 de septiembre de 1519 y el 6 de septiembre de 1522, ha visto cómo Portugal se afana en sacar adelante la Ruta Magallanes como Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco. Pero la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que fue financiada por la Corona española, ha quedado reducida en su propuesta a una iniciativa portuguesa, cuando partió de Sanlúcar de Barrameda y finalizó en esta misma población de la provincia de Cádiz.

      Ni rastro del marino vasco en los documentos oficiales presentados por el Gobierno del país vecino, o mejor dicho sí, pero solo para citar que comandó el viaje de regreso porque el navegante luso había fallecido en Filipinas un año antes. Nada más. En ningún momento se plantea a la Unesco un reconocimiento patrimonial conjunto que contemple tanto a España como a Portugal en armonía.
      • 12 respuestas
    • Seguimiento de la crisis en Venezuela
      Imagino que todos estaréis al tanto de lo que está ocurriendo en Venezuela, con la autoproclamación del lider de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como Jefe de Estado del país, con el reconocimiento expreso de USA y el rechazo manifiesto del gobierno de Putin que ha calificado de golpe de estado ilegitimo la situación.

      Aquí en España y como no podía ser de otra forma, Chávez ha cosechado el apoyo de Podemos y el rechazo de PP y Ciudadanos, que apuestan por forzar en Europa el reconocimiento de Guaidó, con un PSOE que no tiene clara su postura y prefiere esperar acontecimientos -intuyo que en buena medida por no dañar el apoyo de Podemos-. 

      En líneas muy generales esa es la situación aunque en cualquier medio puede encontrarse más información al respecto. En todo caso abro el hilo con la intención de que podamos ir compartiendo impresiones acerca del futuro de Venezuela tras estos acontecimientos,  asi como nuestras opiniones sobre lo que puede haber detrás de los diferentes apoyos y rechazos que han recibido los distintos protagonistas.

      ¿Qué os parece a vosotros? 





      • 72 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Bingbot(5)
    • Chrome(4)
×