Jump to content
Español

Seguimiento de la crisis en Venezuela

Recommended Posts

hace 13 minutos, Hispanorromano dijo:

Cierto, pero no conviene entrar en esa dialéctica. Debemos verlo todo desde la perspectiva española. ¿A España le perjudica que Polonia forme parte de la OTAN y permita allí alguna base? Yo creo que en principio no nos perjudica directamente, aunque la idea no nos guste demasiado. ¿A España le perjudica que Rusia tenga una base en Venezuela? Yo creo que sí. Yo creo que a España le perjudica que Venezuela se vincule a Rusia o a Estados Unidos.

Coincido plenamente contigo, y por eso creo que es mucho más efectivo el apoyo a Guaidó que a Maduro, pues es más fácil vincular a Venezuela con España a través de USA que a través de Rusia. Lo quieran o no los yankees, una buena parte en crecimiento de EEUU es hispana y por tanto los nexos lingüísticos y culturales -intelectivos-, son más fuertes con esa población que con los rusos. Además y en términos prácticos, a España tampoco le interesa en este momento enemistarse abiertamente con EEUU por muchos motivos.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, don Fernandito dijo:

Por más vueltas que le doy sólo puedo concebir algo en la dirección de lo que nos propone Gerión. No creo que sea prudente entrar en conflictos de banderías de cada país, aunque admitamos lo dañino que es el régimen de Maduro salvo que se esté en posición de encabezar lo que allí se pueda desenvolver. Y eso, por mucho que nos duela, no está en manos de España sola, entrando en el campo minado de una acción que polarizaría toda la América hispánica entre resentidos y partidarios de conveniencia.

Estos temas no se pueden abordar sin una verdadera inteligencia y diplomacia que tenga como su principal cometido el de la integración con el resto de naciones hispanas. Brasil en eso, hemos comentado, nos da mil vueltas en su oficio y quehacer diplomático.

Cuanto más lo pienso más astracanada carnavalesca me parece la arenga de Abascal, que parece solo busca lucirse ante el exilio venezolano. Parafernalia barata alejada de la realidad.

Estoy contigo en que, hoy por hoy, sería muy complicado que España se meta en Venezuela a apoyar a uno u otro contendiente con algo más que diplomacia. No obstante, tarde o temprano hemos de intervenir en esta clase de asuntos si queremos que España salga del estado de postración en el que nos han sumido las luchas internas.

La neutralidad sistemática no es buena para países con el pasado y la proyección de España. Desde 1898 no intervenimos en ningún conflicto exterior y, en consecuencia, volcamos toda nuestra agresividad hacia el interior, hacia nuestros propios compatriotas. Creo que habéis comentado en alguna ocasión lo positivo de que España no interviniese en las dos guerras mundiales. Yo no lo veo así. Al optar por la neutralidad de forma sistemática, España ha ido perdiendo cada vez más peso en el mundo y al final es un país con el que nadie cuenta para nada. De esta manera estamos condenados a marchar siempre al son que marquen los demás. Y al no tener un proyecto exterior, que se defienda militarmente si fuese necesario, estamos condenados a enfangarnos en disputas internas cada vez más enconadas.

Es fundamental que España haga valer su fuerza militar. La entrada en los conflictos ya es cosa que se tiene que estudiar más detenidamente en cada caso, pero si de partida renunciamos a ejercer la fuerza militar le estamos mandando al mundo una señal terrible. Hablo en general y no juzgo este caso concreto de Venezuela, aunque desde luego podríamos aportar mejores títulos para intervenir que los demás países.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Es algo que ya hablamos en el tema de Puerto Rico y terminé por reconocerte la razón, además con entusiasmo. Ahora bien, hablábamos de una cuestión de tipo cultural. En lo  militar ya no estoy tan seguro. Mi regla es buscar coherencia entre la potencia que uno tiene y los retos que acomete. España es una potencia cultural, en lo militar no tanto si no contamos con la mencionada coalición. Por tanto solo veo clara la vía cultural que además considero como premisa para lograr una coalición hispánica que sí podría plantearse una proyección militar.

No se me ocurre un solo caso, salvo el de Malvinas, en que no tuviéramos garantizado acabar enfangados en la ciénaga política americana y reactivando una leyenda negra que, no olvidemos, está en un punto de ebullición  a pesar de que está fortaleciéndose una corriente revisionista.

Las polarizaciones entre las que nos tendríamos que manejar son las de la confrontación marxistas vs. liberales, capitalistas de estado vs. capitalistas de los lobbies corporativos. Ninguno de ellos ha demostrado ni tiene visos de estimular en sentido hispanista. Sin negar que el marxismo-indigenismo se manifieste más hostil.

Podéis llamarme equidistante pero no veo claro nada entorno al tema este venezolano... 😬. Yo volcaría mis esfuerzos en propiciar una buena relación con el exilio venezolano sin entrar en aventuras. Por nada del mundo quisiera que, si Maduro volviera a salirse de rositas, encima de eso tuviéramos el reconocimiento de la independencia catalana por varios países alineados con Venezuela con la prensa suya más la rusa continuando la labor minera.

España tendrá que hacer lo que tú dices, pero hay que medir muy bien cuándo, cómo y con quién.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Según lo entiendo yo, la fuerza militar no puede ser desechada por principio de cualquier conflicto entre naciones, pues forma parte sustancial de las mismas. Tal y como el cuerpo humano tiene sus defensas materiales, también la sociedad debe tener sus defensas militares para asegurar su vida y continuidad. Prescindir por sistema de llegar a emplear el uso de la fuerza, cuando sea justo, por muy neutral que pueda parecer, en realidad denota una debilidad que a la larga termina poniéndote en una posición de indefensión y falta de autoestima. Lo queramos o no somos parte integral de la Hispanidad, y esa pertenencia, aunque sea más fuerte en lo cultural, no nos exime de ser parte también de lo material. No caigamos en la trampa gnóstica de pretender que nuestra esencia solo es cultural, desvinculando sustancialmente así al espíritu de la carne.  Lo militar forma parte natural también de lo que somos, como medio de defensa de nuestro ser. Aunque la carne deba estar informada y orientada por el espíritu, no es ajena a nosotros ni debe ser despreciada o puesta en situación de indefensión. El cristiano tiene el deber de poner la otra mejilla cuando es agredido, pero ese deber también alcanza el llegar a sacrificar la propia vida por la defensa de aquellos que viven la injusticia. No hay mayor ofrenda que esa.

Hay que abrazar y luchar por la paz, pero sin caer en la temeridad de abrazar el pacifismo que no es otra cosa que el abandono de la propia fuerza en beneficio de la injusticia. Nadie -sensato- desea una guerra, ni en Venezuela ni en ningún otro lugar, faltaría más, pero llegado el caso de que se torciese tanto el asunto como para que allí -o en otro lugar- estallase un conflicto entre bloques, yo no vería mal que España interviniese en favor del pueblo de Venezuela, en el marco del bloque de sus aliados y bajo la perspectiva de lo que tradicionalmente se considera como "guerra justa" por parte de la doctrina. No soy favorable a la OTAN pero actualmente, nos guste o no, esa es nuestra fuerza militar aliada, como en lo cultural lo es la Hispanidad, y no el bloque ruso. Y tampoco veo que tengamos hoy por hoy la capacidad de conformar nuestro propio bloque estratégico o defensa independiente. Estamos donde estamos y esa es nuestra realidad, es decir, aquella desde la que debemos operar, por supuesto en aras de alcanzar otra realidad mucho mejor, al menos para España y el conjunto de la Hispanidad, aunque siempre buscando el bien de toda la humanidad: "el bien común".

Es inadmisible que la oligarquía comunista venezolana siga persiguiendo y machacando sin piedad los más elementales derechos y dignidad de los venezolanos, al tiempo que alimenta regímenes homólogos que no hacen más que generar miseria y sembrar ponzoña allá donde se asientan. Tampoco olvidemos que buena parte de esa ponzoña la tenemos instalada aquí mismo en España de la mano de Podemos y sus aliados de la izquierda, que a la postre está resultando un factor clave para reavivar constantemente el fuego del independentismo. Es necesario acabar con esa lacra, aunque llegase el desgraciado caso de que fuese necesario hacerlo mediante el uso de la fuerza y en comandita con los USA. Porque me resultaría aún más inadmisible que, por no querer coincidir puntualmente con los intereses norteamericanos, nos pusiéramos de lado viendo como ese país se desangra en confrontaciones. Es más, estoy convencido de que esa supuesta neutralidad redundaría en una mayor confrontación interna de los españoles y a la postre no iba a mejorar el resultado final de Venezuela ni de España, es decir, no hay un bien mayor que legitimase esa decisión, desde mi punto de vista.

Las alianzas de tipo cultural y político están muy bien y debieran ser prioritarias, pero cuando se hace imprescindible el uso de la fuerza, tampoco debemos rechazarla. Las divisiones ideológicas y la propia leyenda negra llevan ya entre nosotros mucho tiempo pero, aunque una participación activa en un conflicto, pudiera dar paso a una retroalimentación de las mismas, también habría que considerar que por otro lado se reforzarían los vínculos filiales que ya existen. Un venezolano -por citar el caso que hablamos, aunque la cosa es extensible a cualquier otra nación hispana- va a sentirse infinitamente más cercano a una España que se desangra efectivamente por su defensa, que a una España que solo habla de su defensa mientras es él quién se desangra. Eso es lo que a la larga sí que nos permitiría poder reconstruir un potente bloque Hispano, unido en lo cultural y también en lo material. Y ese es también el extremo del espíritu filial de la cristiandad que España sembró en América y debemos defender, aunque a veces tengamos que coincidir con intereses que nos son ajenos como ahora los de USA, o como en otro tiempo fueron los de Alemania cuando la gesta de la división Azul que mencionaba en otro post anterior, los de Inglaterra cuando la invasión napoleónica, o tantos otros casos que forman parte ya de nuestra historia.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Caballeros, es posible que no me haya explicado bien. Estoy hablando de oportunidad según nuestra capacidad actual y cómo veo que afectaría el entorno americano. De lo contrario estaríamos hablando de cuestiones muy diferentes.

Como en la mayoría de situaciones siempre nos lleva a confusión el análisis de la realidad y de lo que quisiéramos conseguir.

Sinceramente, ¿quién de nosotros, en las actuales circunstancias, promovería una acción militar española en Venezuela?

Si de mí dependiera decidiría casi seguramente NO.

Ahora bien, si hablamos de una situación hipotética en que somos gran potencia militar... no es que me metería ahí, sino que a la vuelta entraba en Puerto Rico y Cuba a rescatar esos territorios de la tiranía yanqui y de la comunista, respectivamente para posteriormente organizar un referendum de anexión en las islas y en la península.

Por eso digo que es muy importante deslindar ambos aspectos, LO QUE AHORA ES FACTIBLE y LO QUE QUEREMOS QUE LLEGUE UN DÍA A SER FACTIBLE.

Yo en las actuales circunstancias no metía a nuestro ejército a liderar ninguna acción militar en Venezuela.

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

El que debe de haberse explicado mal soy yo, dada tu respuesta. Nadie está hablando de liderar una acción militar en Venezuela, al menos a mi ni se me ocurre. Lo que yo defiendo -hablo a título personal- es que dado el caso de que estallase una confrontación militar en Venezuela, entre el bloque occidental y el ruso, sí que me parecería bien que España participase en una coalición de países occidentales, aunque estuviera liderada por los norteamericanos, siempre y cuando se diera en el contexto de una guerra justa. Es así de sencillo tal y como he explicado anteriormente. Soy capaz de diferenciar entre la realidad y mis deseos, por eso he hecho la reflexión anterior.

Es más, tal es así que incluso te añadiría que, aunque España fuese la primera potencia militar del mundo, no sería partidario de emprender una guerra en Cuba y Puerto Rico para propiciar con ello su anexión a España. Ahí si que se trata sustancialmente de un asunto cultural, donde tiene mucho mayor peso la inducción cultural que la militar. Yo no veo que en Puerto Rico o en Cuba exista un deseo de ser españoles que justificase una guerra, aunque tuviéramos absolutamente todas las de ganar y aunque a mí me gustase que fueran nuevamente españolas.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, don Fernandito dijo:

Podéis llamarme equidistante pero no veo claro nada entorno al tema este venezolano... 😬. Yo volcaría mis esfuerzos en propiciar una buena relación con el exilio venezolano sin entrar en aventuras. Por nada del mundo quisiera que, si Maduro volviera a salirse de rositas, encima de eso tuviéramos el reconocimiento de la independencia catalana por varios países alineados con Venezuela con la prensa suya más la rusa continuando la labor minera.

España tendrá que hacer lo que tú dices, pero hay que medir muy bien cuándo, cómo y con quién.

Pero Maduro ya apoya al separatismo catalán con entusiasmo, y de hecho la cosa no puede ir a peor. Es de los que ha creado a los de Podemos. Sería un error creer que si se actúa con un perfil bajo se va a conseguir no cabrearle, cuando está probado que se haga lo que se haga el chavismo sólo hará que escupir a España.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 minutos, El Español dijo:

El que debe de haberse explicado mal soy yo, dada tu respuesta. Nadie está hablando de liderar una acción militar en Venezuela, al menos a mi ni se me ocurre. Lo que yo defiendo -hablo a título personal- es que dado el caso de que estallase una confrontación militar en Venezuela, entre el bloque occidental y el ruso, sí que me parecería bien que España participase en una coalición de países occidentales, aunque estuviera liderada por los norteamericanos, siempre y cuando se diera en el contexto de una guerra justa. Es así de sencillo tal y como he explicado anteriormente. Soy capaz de diferenciar entre la realidad y mis deseos, por eso he hecho la reflexión anterior.

Es más, tal es así que incluso te añadiría que, aunque España fuese la primera potencia militar del mundo, no sería partidario de emprender una guerra en Cuba y Puerto Rico para propiciar con ello su anexión a España. Ahí si que se trata sustancialmente de un asunto cultural, donde tiene mucho mayor peso la inducción cultural que la militar. Yo no veo que en Puerto Rico o en Cuba exista un deseo de ser españoles que justificase una guerra, aunque tuviéramos absolutamente todas las de ganar y aunque a mí me gustase que fueran nuevamente españolas.

Lógicamente la guerra hipotética a la que me refiero no sería contra Cuba ni menos aún contra Puerto Rico, sino contra Estados Unidos, que sería el que impediría el curso natural de una reintegración.

En cuanto a lo de entrar ahora en una guerra por el tema Venezuela, estaríamos empujados por pertenecer a la OTAN. Supongo que no podríamos escaquearnos. Pero si de mí dependiera, creo que no lo haría.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 minutos, don Fernandito dijo:

Lógicamente la guerra hipotética a la que me refiero no sería contra Cuba ni menos aún contra Puerto Rico, sino contra Estados Unidos, que sería el que impediría el curso natural de una reintegración.

¿Y no es esa más o menos la política de bloques que siguen Rusia y USA, que está en la base de ese imperialismo predador que tanto detestamos?


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 4 minutos, El Español dijo:

¿Y no es esa más o menos la política de bloques que siguen Rusia y USA, que está en la base de ese imperialismo predador que tanto detestamos?

La situación actual de Cuba y Puerto Rico es consecuencia de la política imperial de USA. Si no respetasen la reversión de la situación y la autodeterminación de Puerto Rico -probablemente con Cuba sucediera algo similar aunque ese caso sería más complejo-  siendo España la gran potencia militar mundial, desde luego que yo sí lo consideraría.

 Por eso digo que aquí estaría yo hablando de ciencia ficción.

Pero en el caso de Venezuela hablamos del ahora mismo y en las circunstancias actuales. Yo no me metía en ese berenjenal, mucho menos sin acordar con la mayor parte de naciones americanas de nuestra familia.

 

hace 30 minutos, elprotegido dijo:

Pero Maduro ya apoya al separatismo catalán con entusiasmo, y de hecho la cosa no puede ir a peor. Es de los que ha creado a los de Podemos. Sería un error creer que si se actúa con un perfil bajo se va a conseguir no cabrearle, cuando está probado que se haga lo que se haga el chavismo sólo hará que escupir a España.

Venezuela aún no ha dado el paso de reconocer la independencia de Cataluña, menos aún Nicaragua, Boliva o Cuba. La cosa empezaría a ponerse más fea si un conflicto de este tipo con España participando activamente abre al caja de Pandora. Tenemos traidores a la Hispanidad casi detrás de cada país de los nuestros.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 10 minutos, don Fernandito dijo:

La situación actual de Cuba y Puerto Rico es consecuencia de la política imperial de USA. Si no respetasen la reversión de la situación y la autodeterminación de Puerto Rico -probablemente con Cuba sucediera algo similar aunque ese caso sería más complejo-  siendo España la gran potencia militar mundial, desde luego que yo sí lo consideraría.

 Por eso digo que aquí estaría yo hablando de ciencia ficción.

Pero en el caso de Venezuela hablamos del ahora mismo y en las circunstancias actuales. Yo no me metía en ese berenjenal, mucho menos sin acordar con la mayor parte de naciones americanas de nuestra familia.

Entonces no soy yo el que habla desde mis deseos en lugar de hablar desde la realidad :cool2:

No te enojes, no lo digo con ánimo de pinchar sino de hacerte entender el motivo de mi postura.

Dije intervenir en el marco de una coalición occidental y obviamente teniendo en cuenta la situación actual donde la inmensa mayoría de naciones hispanoamericanas están a favor de quitarse de en medio al chavismo. Hacer de comparsista de los USA no es mi ánimo pero, en esta situación, donde Hispanoamérica se ha pronunciado abierta y mayoritariamente a favor de sacar a Maduro legitimando a Guaidó, la cosa es distinta. Existe allí un consenso casi total y España no debería abstraerse de esa realidad si quiere seguir siendo tenida en cuenta allí. Tanto por ese motivo como porque nos perjudica directamente aquí, como ya hemos comentado con el tema de Cataluña.

Respecto a eso, no es lo mismo que un estado soberano y reconocido internacionalmente apoyase la independencia de Cataluña, a que fuese reconocida por una facción revolucionaria de un país en conflicto, y en contra de la posición internacional de nuestros aliados y amigos. No creo que el chavismo llegase a ese extremo que mencionas pero si fuera el caso, dudo que tuviera algún apoyo de nivel, ni siquiera Rusia creo que se atrevería a hacerlo teniendo en cuenta el negocio del gas y su dependencia de que Europa le siga comprando. A no ser que todo saltase por los aires y entonces ya estaríamos hablando de otra realidad.

Lo que sí es muy perjudicial es seguir teniendo dentro de casa una opción política que se ve respaldada por un bloque internacional, que apuesta por que Cataluña tenga la  oportunidad de independizarse. Cuanto antes caiga ese bloque, y antes se vea el frente podemita sin respaldo internacional, mejor.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites

De todos modos estamos adelantando acontecimientos y no parece que de momento haya una posbilidad seria de que estalle ningún conflicto. Hoy la UE ha dado su apoyo a Guaidó y eso, junto al embargo norteamericano, ha dejado a Maduro en una situación límite.

Hoy publica El País una entrevista al tal Guaidó en la que le preguntan al respecto, y él mismo dice que ve improbable una guerra por el hartazgo mayoritario del pueblo venezolano.

https://elpais.com/internacional/2019/01/31/america/1548899151_098760.html

La enquistación se debe más a los intereses creados en las cúpulas militares del chavismo, a causa de las concesiones y licencias de explotación de recursos con las que el régimen ha comprado su favor, que a que exista una amplia mayoría de venezolanos partidaria de que Maduro siga en el poder. Pero si a esos militares se les amnistía, yo creo que es cuestión de días, si no de horas, que comiencen a ceder en un proceso en cascada.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 7 minutos, El Español dijo:

Entonces no soy yo el que habla desde mis deseos en lugar de hablar desde la realidad :cool2:

No te enojes, no lo digo con ánimo de pinchar sino de hacerte entender el motivo de mi postura.

Dije intervenir en el marco de una coalición occidental y obviamente teniendo en cuenta la situación actual donde la inmensa mayoría de naciones hispanoamericanas están a favor de quitarse de en medio al chavismo. Hacer de comparsista de los USA no es mi ánimo pero, en esta situación, donde Hispanoamérica se ha pronunciado abierta y mayoritariamente a favor de sacar a Maduro legitimando a Guaidó, la cosa es distinta. Existe allí un consenso casi total y España no debería abstraerse de esa realidad si quiere seguir siendo tenida en cuenta allí. Tanto por ese motivo como porque nos perjudica directamente aquí, como ya hemos comentado con el tema de Cataluña.

Respecto a eso, no es lo mismo que un estado soberano y reconocido internacionalmente apoyase la independencia de Cataluña, a que fuese reconocida por una facción revolucionaria de un país en conflicto, y en contra de la posición internacional de nuestros aliados y amigos. No creo que el chavismo llegase a ese extremo que mencionas pero si fuera el caso, dudo que tuviera algún apoyo de nivel, ni siquiera Rusia creo que se atrevería a hacerlo teniendo en cuenta el negocio del gas y su dependencia de que Europa le siga comprando. A no ser que todo saltase por los aires y entonces ya estaríamos hablando de otra realidad.

Lo que sí es muy perjudicial es seguir teniendo dentro de casa una opción política que se ve respaldada por un bloque internacional, que apuesta por que Cataluña tenga la  oportunidad de independizarse. Cuanto antes caiga ese bloque, y antes se vea el frente podemita sin respaldo internacional, mejor.

Por supuesto que todos hablamos de las dos cosas (no es ningún reproche, es que es necesario que no se confunda por quien lee) por eso remarco la importancia de distinguir entre los dos casos cuando hablamos de estos temas:

- el caso como uno cree que hay que tratarlo dadas las circunstancias actuales.

- cómo quisiéramos que fueran esas circunstancias, es decir, OBJETIVOS A ALCANZAR EN EL IDEAL DE HISPANIDAD.

No estoy seguro de tal consenso en América, ya he mencionado otros tres países además del gobierno implicado. Si de verdad entra Rusia peor lo ponemos...

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Dado que la discusión sobre Venezuela, en el hilo de Geopolítica, se ha extendido bastante y dicho hilo está siendo monopolizado por el tema, vuelvo a reabrir este hilo y traslado aquí la discusión para no desvirtuar la temática del otro.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Leía que la Eurocámara ha aprobado una resolución en la que reconoce oficialmente a Guaidó:

Cita

439 votos a favor, 104 votos en contra y 88 abstenciones. El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este jueves por una amplia mayoría una resolución en la que reconoce oficialmente al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo provisional de Venezuela hasta que se puedan convocar nuevas elecciones presidenciales "libres, transparentes y creíbles". Se suma así a Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países latinoamericanos, encabezados por Brasil, Colombia, Argentina y Chile.

https://www.elespanol.com/mundo/europa/20190131/eurocamara-camino-apoyar-guaido-presidente-frente-maduro/372713196_0.html

Supongo que la noticia habrá salido en todos los telediarios y no es ninguna sorpresa. Lo que me ha llamado la atención es este pasaje de la noticia que habla de los partidos que votaron en contra:

Cita

Los únicos grupos de la Eurocámara que han expresado su apoyo a Maduro durante el debate previo que se celebró este miércoles son el de Izquierda Unitaria, al que están adscritos Izquierda Unida y Podemos; y Europa de las Naciones y las Libertades, al que pertenece la Agrupación Nacional de Marine Le Pen. Tampoco los Verdes apoyaban el texto de la resolución que finalmente ha salido adelante.

"Creemos que la UE está fomentando un escenario de guerra y enfrentamientos que va a sufrir el pueblo venezolano", ha dicho el portavoz de Podemos, Miguel Urbán, para justificar su voto en contra de la resolución de la Eurocámara. Es un texto que "reconoce a Guaidó, el golpista, como presidente", alega la portavoz de Izquierda Unida, Marina Albiol. Además han votado en contra ERC, el BNG, Iniciativa per Catalunya y Equo, mientras que el eurodiputado del PDeCAT se ha abstenido.

Es natural que IU y Podemos hayan votado en contra. También era esperable que lo hiciesen los separatistas, incluso los de derechas, aunque no sé si entra dentro de la lógica. Lo que sorprende un tanto es que vote en contra el grupo de Europa de las Naciones y las Libertades, que agrupa a los siguientes partidos:

  •  Austria: Partido de la Libertad de Austria
  •  República Checa: Libertad y Democracia Directa
  •  Bélgica: Vlaams Belang
  •  Francia: Frente Nacional
  •  Italia: Liga Norte

Ignoro qué razones han aducido Marine Le Pen y sus acólitos. No creo que sea por garantizar la paz en Venezuela ni por oponerse a los designios yanquis, pues todos ellos son auténticos entusiastas de Trump y de Bannon. En principio sorprende que unos partidos tan de derechas saquen la cara por el ultraizquierdista Maduro. ¿Por qué siempre votan a favor de los intereses de Rusia en conjunción con la extrema izquierda? Se dirá que pueden coincidir con Rusia en algunos puntos lo mismo que pueden coincidir con otros. Vale, pero yo quiero que me digan alguna votación de política exterior en la que estos partidos hayan contrariado los intereses rusos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      El error histórico de 1898: lucharon más cubanos por España que por su independencia
      Algunos historiadores como John Lawrence Tone afirman que la mayor parte de los soldados que se alistaron en las tropas independentistas, «lo hicieron en el último mes de la contienda, cuando los españoles declararon el alto el fuego»
      Israel Viana
      Actualizado:14/11/2018 20:32h
      «La patria ha sido defendida con honor. La satisfacción del deber cumplido deja nuestras conciencias tranquilas, con solo la amargura de lamentar la pérdida de nuestros queridos compañeros y las desdichas de la patria», escribía el almirante Cervera en el parte de guerra de la batalla naval de Santiago de Cuba. Aquella derrota, acaecida el 3 de julio de 1898, era el episodio final del conflicto en el que España perdió sus últimas colonias de ultramar, tan solo un mes antes de que se firmara el armisticio con Estados Unidos.
      Desde entonces, la Guerra de Cuba ha generado ríos de tinta, con interpretaciones de lo más variopintas y partidistas a uno y otro lado del Atlántico. En la historiografía cubana, por ejemplo, se ha tendido a minimizar, salvo algunas excepciones, el papel de España a causa del escaso uso que ha hecho esta de los archivos españoles. En su literatura de la isla se muestra a todos los oficiales de la península como monstruos y a los hombres que mandaban como instrumentos «desvalidos» de una monarquía casi feudal, como si fueran una masa informe. Y, además, muchos de sus estudiosos retratan a los insurrectos cubanos de una manera unidimensional: todos son heroicos, amigos de los campesinos pobres y de los trabajadores castigados por los españoles, además de, por supuesto, hombres dispuestos a dar su vida por una Cuba independiente. Pero, ¿cuánto hay de cierto en esta imagen transmitida en algunos libros sobre la guerra del 98?
      Si atendemos a las cifras, la más importante en el plano militar es que España realizó, en cuatro años, el segundo mayor desplazamiento de soldados de la historia después del protagonizado por los estadounidenses, en la Segunda Guerra Mundial, para luchar contra los nazis. Hablamos de 200.000 españoles que cruzaron el Atlántico para enfrentarse en Cuba a los 40.000 hombres del Ejército libertador. Pero aquí hay que tener en cuenta lo que apunta John Lawrence Tone en «Guerra y genocidio en Cuba, 1895-1898» (Turner, 2008): la mayor parte de los que se alistaron en las tropas independentistas «lo hicieron en el último mes de la contienda, una vez que los españoles declararon el alto el fuego». Un movimiento el de estos desertores realizado por «mera supervivencia, ante el derrumbe inminente del poder español, puesto que sus familias e intereses estaban en Cuba».
      Entre 60.000 y 80.000 voluntarios
      Fernando J. Padilla, de la Universidad de Bristol, cifra a los desertores en una quinta parte de los voluntarios que lucharon bajo la bandera de España. Cuando se firmó la rendición, el 13 de agosto de 1898, se calcula que este cuerpo estaba formado por 60.000 hombres. Otras fuentes dicen que llegaron a los 80.000. De estos, habrían muerto durante el conflicto cerca de 2.000, de los cuales el 40% eran naturales de Cuba según las listas de fallecidos consultados por este historiador y publicadas por el Ministerio de la Guerra.

      Soldado de la Guerra de Cuba, en 1895- ABC
      Si extrapolamos este porcentaje al total de integrantes de esta milicia, resultaría que unos 32.000 cubanos llevaron el uniforme de los voluntarios y combatieron a favor de seguir manteniendo los lazos con el Gobierno de Madrid. Si a este número sumamos los bomberos «negros», los criollos que se alistaron al Ejército y los más de 30.000 guerrilleros originarios de la isla que lucharon contra los separatistas, se puede concluir con seguridad que, como defiende Tone, entre 1895 y 1898 hubo más cubanos luchando por España que por la independencia.
      Recordemos que los separatistas nunca superaron los 40.000 combatientes, aunque el historiador americano Donald H. Dyal los rebaja hasta los 30.000 en «Historical Dictionary of the Spanish American War» (1996). De ahí que solo empezaran a vislumbrar la posibilidad real de ganar la guerra cuando recibieron el apoyo de Estados Unidos a principios de 1898, tras la falsa acusación del hundimiento del famoso acorazado Maine.
      Voluntarios a favor de España
      Este importante cuerpo de Voluntarios —creado en 1855 para aligerar de carga al Ejército regular y reforzar la defensa de la isla frente a los ataques de Estados Unidos, empeñados estos en anexionarse la isla— tuvo una importancia capital para el devenir de los diferentes episodios de la Guerra de Cuba. A pesar de ello, la atención que han recibido de los historiadores ha sido escasa. En el siglo XIX, autores como José Joaquín Ribó y Luis Otero Pimentel analizaron su papel en la Guerra de los Diez Años (1868-1878) en diferentes obras. «La mayoría son ciudadanos de modesta fortuna, que viven de su profesión o trabajo corporal, del cual depende también la subsistencia de sus familias», escribía este último en 1876, cifrándolos en 18.000 solo en La Habana. En épocas más recientes se han publicado otros estudios, no muchos, sobre el tema, como el de la española María Dolores Domingo (1996) y el de su homóloga cubana Marilú Uralde Cancio (2011).

      Un grupo de médicos extraen una bala máuser a un soldado de San Quintín, en la Guerra de Cuba (1896)- ABC
      De estos últimos trabajos, solo algunos se han replanteado la visión que tradicionalmente se tenía de la milicia de voluntarios y guerrilleros. Entre ellos está el citado John Lawrence Tone, que se ocupó, a mediados de la década pasada, de analizar su papel como defensores de España en la última guerra. En ellos se aporta un punto de vista novedoso: el españolismo más militante en Cuba no fue fenómeno surgido o desarrollado únicamente en las áreas urbanas ni, tampoco, protagonizado exclusivamente por personas llegadas de la Península. Entre los voluntarios había una importante representación de hombres nacidos en Cuba e, incluso, algunos de los llamados «de color» entre ellos. Es decir, negros y mulatos —o «pardos y morenos», según el lenguaje de la época— sin ningún lazo de sangre con España o Europa.
      Baste como ejemplo un dato aportado por Joan Casanovas Codina. Entre los 2.932 voluntarios de Matanzas contabilizados por este historiador catalán, 710 eran cubanos, lo que confirma, efectivamente, que no fueron solo españoles los que combatieron en el Instituto de Voluntarios durante la Guerra de los Diez Años. De la misma forma que otros muchos isleños participaron también en la guerra del 95 del lado de España. Su contribución a este Ejército fue del 25% de los oficiales y el 30% de las tropas aportadas por la Península, Baleares y Canarias, a los que habría que sumar, como defendía Tone, los guerrilleros, criollos y bomberos.
      Las «tropas de color» del Ejército español
      Según estimaba también el historiador militar y biógrafo del capitán general Weyler en 1997, Gabriel Cardona, hubo más de 80.000 cubanos, entre voluntarios y soldados de reemplazo, en el Ejército español. También se alistaron por iniciativa propia a favor de Madrid algunos otros combatientes sin ningún lazo con la península, como una serie de batallones puertorriqueños.

      El acorazado Maine visto por popa, en 1895
      El jefe del imbatido regimiento de caballería Pizarro, el general Figueroa, por ejemplo, era cubano de nacimiento. También lo eran los 30 «bomberos negros» que formaban la escolta de Weyler, con los que el general quiso recuperar la fidelidad que esta raza había mantenido con España en la Guerra de los Diez Años, formando la «unidad de élite de voluntarios de Valmaseda». El mismo capitán general de Cuba entre 1896 y 1897 dedicó una serie de párrafos muy elogiosos en sus memorias, reeditadas en 2004 por la editorial Destino, a estos voluntarios cubanos: «A los pocos días de mi llegada a la isla, fui designado para organizar un batallón y un escuadrón de voluntarios. La recluta se hizo rápidamente, acudiendo a ella un buen número de cubanos blancos y de color, así como algunos extranjeros de diversos países de Europa [...]. Todos estos soldados se batían con gran valor, sin excepción alguna [...]. Era tan intenso el espíritu de ofensiva de aquellos voluntarios, y tanta su fe y confianza en el mando, que ni uno solo flaqueó en el ataque. Su bravura de aquel día me ha dejado imperecedero recuerdo, constituyendo la confirmación más plena del alto concepto que formé entonces de las tropas de color. Justo es consignar que, a mi gratitud y confianza, correspondieron siempre con inquebrantable lealtad».
      Lo que no cuenta Weyler es que, en la parte oriental, durante los años 60 y 70 del siglo XIX, el papel de estos voluntarios no era solo el de proteger a las poblaciones de los cada vez más incipientes ataques de mambises, sino también aterrorizar desde el principio a los partidarios de la independencia para mantener un férreo control de las ciudades.
      Después de la Guerra de los Diez Años, más concretamente entre 1890 y 1893, las principales revistas de temática militar, como «Ejército» y «El Correo Militar», publicaron una serie de artículos donde se proponía convertir a estos voluntarios en una especie de reserva colonial del Ejército, como había ocurrido en Australia, Nueva Zelanda y Argelia, con el objetivo de rebajar la tensión que este cuerpo había mantenido con las autoridades españolas en años anteriores. Esto, sin embargo, no habría cambiado mucho el papel que desempeñaban desde su creación en 1855: reforzar el sistema defensivo de la isla con la ayuda de los civiles. En 1889, también se planteó la posibilidad de otorgarles el voto, pero fue rechazada por las Cortes.
      Los lazos entre los voluntarios y Madrid
      Estos amplió el desencuentro que en otros años se había producido entre estas personas ajenas al Ejército que daban su vida a cambio de nada y el Gobierno español. Hombres que, además, se encontraban con el problema de compaginar la obligada formación militar con sus propios trabajos —los que realmente daban de comer a sus familias— como comerciantes, cocheros o campesinos. Esa marginación política durante el periodo de entreguerras minó la cohesión que debía haber entre los 60.000 voluntarios que había en ese momento y el capitán general que debía dirigirlos. una situación que podría acarrear muchos problemas si tenemos en cuenta que los soldados regulares eran entonces de tan solo 15.000.
      La explosión del Maine en La Habana y la entrada de Estados Unidos en la guerra contra España, en abril de 1898, aceleró el final del conflicto. Durante las ocho semanas que restaron de campaña se incrementaron las deserciones de voluntarios, sobretodo de los naturales de Cuba. Esto convirtió la cifra de cubanos luchando por la independencia en mayor de lo que realmente había sido en los cuatro años anteriores. Y es que, a pesar del tono triunfalista de la prensa española en el verano del 98, pocos se creían ya las posibilidades reales de triunfo de Madrid frente al poderío naval del gigante del norte.
      https://www.abc.es/historia/abci-verdad-incomoda-1898-lucharon-mas-cubanos-espana-independencia-201811120204_noticia.html
    • By Hispanorromano
      Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
       
    • By Hispanorromano
      Cuando explicamos la obra de España en América uno de los argumentos que utilizan los detractores son las pinturas de castas. Ejemplo:

      Este argumento es recurrente en los ambientes identitarios. Al mostrar estas pinturas donde se clasifica a las personas y su descendencia por el aspecto físico, los identitarios pretenden demostrar que el Imperio español era racista y que no toleraba el mestizaje. Lo que les viene muy bien para hacer burla de las posiciones que sobre este asunto sostienen carlistas y falangistas.
      Esas pinturas no tienen por qué demostrar ese tratamiento racista que alegan los identitarios. Pero hay un detalle que creo que hasta ahora se nos ha escapado. Esas pinturas podrían tener un origen ilustrado. Es decir, lejos de representar la España eterna de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II, esas pinturas serían un producto de la Ilustración y de su afán por clasificar los seres vivos desde presupuestos exclusivamente racionales. Estos ilustrados con frecuencia eran poligenistas, esto es, negaban el origen único del hombre, en abierta contradicción con la Biblia, y pretendían explicar el hombre desde una perspectiva naturalista que luego dio paso al darwinismo. Cito parcialmente un artículo que, aunque de manera deficiente y en un tono demasiado coloquial, lo explica:
      Como decía, el artículo es muy limitado y utiliza un tono coloquial que lo desacredita un poco, pero cita abundante bibliografía. Y por lo demás esta hipótesis encaja perfectamente con un importante sector de la Historia y de la Sociología que considera que el racismo tuvo su origen en la Ilustración. Antes existía la xenofobia -un rechazo del extranjero que, en dosis limitadas, puede ser hasta necesario- y en general el prejuicio contra el diferente, que parece existir en todas las sociedades, por desgracia. Pero bueno, ése sería otro debate. El caso es que esas pinturas de castas no serían obra de la mejor España sino de la España ilustrada, que ya era decadente en muchos aspectos. Por lo que no tenemos necesidad de encajar estas pinturas en nuestra argumentación cuando las saquen a relucir los detractores de la obra de España en América. Simplemente estas pinturas pertenecían a una España que no es nuestro modelo.
      ¿Qué os parece la hipótesis?
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • A grateful applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 55 replies
    • Una crítica a "La opción benedictina"
      Lo mismo que señalo algunas cosas que me disgustan de Prada, no tengo inconveniente en reconocer sus aciertos. Publica una interesante crítica a la "La opción benedictina", libro de un converso a la ortodoxia y militante del Partido Republicano que extrañamente se viene promocionando en ambientes católicos. La crítica de Prada está muy inspirada en argumentos desarrollados previamente por el profesor Miguel Ayuso.
        • Thank you (1 positive)
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 15 replies
    • Pieza movida: Discusión sobre la Iglesia procedente del tema "Pregunta al Lector silente"
      Debate de alcance sobre la posición de la Iglesia en el mundo actual y el liderazgo del Papa Francisco al frente de la misma.
        • I like what you say (5 positives and 3 improvement points)
      • 64 replies
    • Post in El fenómeno VOX
      Yo diría que en VOX pesa más el discurso migratorio que cualquier otra consideración. Esto se podía intuir antes de las últimas elecciones. Pero lo de este verano ha sido de traca: he procurado conectarme todos los días al Twitter de Abascal y básicamente ha sido una recopilación de delitos protagonizados por inmigrantes. No han hablado de otra cosa en este último verano.
        • Excellent (100 positive and improvement points)
  • Current Donation Goals

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×