Saltar al contenido
Español

Seguimiento de la crisis en Venezuela

Publicaciones recomendadas

Lo que sucede es que dentro de la oposición a Maduro hay gente peor y mejor. Seguramente Guaidó sea de los peores, pero nada asegura que si Maduro es expulsado Guaidó vaya a durar y que no pueda haber la suerte de que finalmente se imponga alguien más decente.

Si sigue Maduro nada va ir a mejor, pero si se va al menos la pelota se mueve.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Coincido contigo, es más, lamentablemente en Venezuela no hay una opción fuerte de derechas que pueda rivalizar con el pensamiento socialchavista o socialprogresista mayoritario. Desgraciadamente la izquierda allí campa por sus respetos y eso es algo que no va a cambiar de la noche a la mañana, caiga o no Maduro. Es posible que pueda crecer algún tipo de derecha liberal a rebufo de la historia reciente y los acontecimientos pero pienso que sería vano pensar que las cosas pueden cambiar sustancialmente de color. Por eso decía que para mi, lo más importante ahora es que caiga la satrapía comunista por el bien de las personas, y luego ya con el tiempo, ir apoyando las opciones que se consideren moral y socialmente más justas para los venezolanos y en general para la HIspanidad, de entre las diferentes opciones existentes.

Lo que no tiene mucho sentido, es andar exigiéndole plazos a Maduro para apoyarle a él o a Guaidó, tal como ha hecho Europa y con ella España, y así evitar pronunciarse y ganar tiempo para que las empresas europeas que operan allí, puedan ir provisionándose de cara a futuros acontecimientos. Recordemos que España es el segundo mayor inversor en Venezuela después de Holanda y sin duda la postura europea está marcada por los intereses de dichas empresas en su mayor medida. Eso es poner los intereses económicos por encima del de las personas, que es el que debería primar en cualquier caso, y darle oxigeno al Chavismo para que se rearme. La contestación que le ha dado Maduro a España tiene toda la lógica del mundo, España no es nadie para imponerle plazos. O se está con él o se está en contra. Lo otro es pecar de tibios.

Este tiempo que se le está dando, tiene entre otras consecuencias que el bloque ruso tenga tiempo de enviar allí más fuerzas paramilitares, para el caso de que tengan que apoyar por la fuerza a Maduro. Ayer leía que se han desplazado al país, mercenarios rusos de una empresa que trabaja para Putin, con motivo de la rebelión de Guaidó. Y desde el año pasado, Rusia y China llevan enviando material militar y tropas de apoyo el país, la última en diciembre con el envío de cazabombarderos rusos con capacidad nuclear. Incluso se ha llegado a hablar de la conveniencia de que Rusia pudiera construir una base militar en Venezuela. En un contexto de carrera armamentista, el tiempo es un factor primordial que puede determinar o no el estallido de una guerra o incluso el resultado final.

https://elpais.com/internacional/2019/01/25/actualidad/1548446228_210395.html

http://www.diariomardeajo.com.ar/noticias/2018/10/19/rusia-china-e-iran-anuncian-envio-de-tropas-militares-y-armas-en-apoyo-a-venezuela/

https://elcaminantehn.com/2018/10/07/rusia-china-e-iran-anuncian-envio-de-tropas-militares-y-armas-en-apoyo-a-venezuela/

https://expansion.mx/mundo/2018/12/10/rusia-envia-aviones-a-venezuela-con-capacidad-para-llevar-bombas-nucleares-eu

https://mundo.sputniknews.com/reportajes/201809271082315027-tropas-rusas-en-venezuela-para-prevenir-intervencion-estados-unidos/

Si se observa el mapa global que refleja las diferentes posturas internacionales respecto al tema, queda claro que el asunto de Venezuela no es menor ni una cuestión local, y refleja la imagen perfecta de la guerra de bloques que se llevan entre USA y Rusia, donde Europa queda como siempre en una posición indefinida, algo ya habitual desde la crisis de los Balcanes. El miedo a perder apoyos, negocios y concesiones parece que pesa más que cualquier otra cosa. Y a esto me refería con coger el toro por los cuernos pues, la Hispanidad apoya mayoritariamente la rebelión de Guaidó a excepción de los países que tienen actualmente un gobierno más progresista o directamente alineado con el Bolivarismo, y por tanto no entiendo muy bien en ese contexto, la postura española poniéndose de perfil con Europa y no haciendo piña con sus socios hispanoamericanos.

venezuela.jpg

Trump y en general la administración norteamericana es una realidad nefasta de todos conocida y con gran influencia en todos los países del continente pero, no olvidemos que Putin es potencialmente un peligro aún mayor dado su evidente interés expansionista, y Venezuela es un nido de recursos naturales de primer orden que interesan mucho a Rusia. El interés ruso lo considero aún más peligroso para España y sus socios e intereses que los de la propia USA, y eso no debería pasarnos desadvertido.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Tiene pinta de que acabarán haciendo un Pinochet o si se resiste... un Gadaffi. No creo que Putin vaya a mover ficha directamente allí (quizás mercenarios camuflados + propaganda mediática pero más no).

Hay petróleo y un Caribe al que controlar...no vaya a ser que México se ponga tonto.

Recordemos las palabras de Felipe II, creo que fue, respecto a la zona.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 2 horas, El Español dijo:

Disculpa la pregunta pero es que no entiendo bien el sentido de tu frase. ¿Te parece que estoy apoyando fanáticamente a USA?

No, de hecho escribí mi mensaje bastante rápido y antes de leer los vuestros.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Lo de México es curioso, parece que les ha pillado con el pie cambiado. 

La ambigüedad de España entiendo que se debe a dos motivos:

1. Nuestra vinculación con Europa, cuya inoperancia y paralización son ya marca de la casa,

2. Las vinculaciones del zapaterismo y el podemismo con el bolivarianismo, que son más que evidentes. Con suerte, la destrucción de la izquierda caribeña trae en paralelo la destrucción de la izquierda antiespañola.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 2 horas, Gerión dijo:

No, de hecho escribí mi mensaje bastante rápido y antes de leer los vuestros.

Discúlpame entonces, te había malinterpretado.

 

hace 2 horas, Gerión dijo:

Lo de México es curioso, parece que les ha pillado con el pie cambiado. 

La ambigüedad de España entiendo que se debe a dos motivos:

1. Nuestra vinculación con Europa, cuya inoperancia y paralización son ya marca de la casa,

2. Las vinculaciones del zapaterismo y el podemismo con el bolivarianismo, que son más que evidentes. Con suerte, la destrucción de la izquierda caribeña trae en paralelo la destrucción de la izquierda antiespañola.

En el caso de México pienso que puede deberse a la escora que ha dado hacia la izquierda con López Obrador. Aunque sea un giro moderado, el nuevo gobierno no deja de estar más cercano al pensamiento del bloque bolivariano que otros anteriores de carácter más conservador. Obrador ya dijo no hace mucho que en materia exterior iba a seguir el principio de no intervención, cosa que le llevó a rechazar a principios de enero la propuesta del grupo de Lima para no reconocer la legitimidad de Maduro tras las últimas elecciones en Venezuela. Además, si detrás de la maniobra están los intereses de USA, que con Trump también tienen en su punto de mira a México, es normal que Obrador se posicione a favor de Maduro argumentando aquello del diálogo para no retratarse internacionalmente en la misma foto que Trump, cosa que parece bastante lógica.

https://www.univision.com/noticias/america-latina/por-que-mexico-sigue-reconociendo-como-presidente-de-venezuela-a-nicolas-maduro

En el caso de la ambigüedad española, yo añadiría un tercer motivo. Los intereses de las empresas europeas que operan en Venezuela, que necesitan tiempo para provisionar posibles pérdidas importantes en caso de conflicto y recuperar los débitos que tiene contraídos el gobierno de Maduro. Por ejemplo, en el caso del petroleo que es lo que esgrime que está detrás de esta maniobra, por la parte española Repsol tiene importantes concesiones y colabora con la petrolera estatal en la extracción de crudo y gas, y aunque llevan años reduciendo su exposición en el país, esta semana leía que necesitaban provisionar ochocientos millones de euros más para mantener la calma de los accionistas. Y todo ello tienen que hacerlo trimestre a trimestre y sin que se corra tampoco el riesgo de perder las concesiones y por tanto su posición estratégica ya que mañana pueden cambiar las tornas y ser más rentable la inversión allí. El resultado es que estas maniobras le están suponiendo a REPSOL de momento, un aumento de sus acciones cercano al 3%.  Por la parte francesa tienes también a Maurel & Prom, que acaba de firmar recientemente un convenio de inversión de 400M de dolares en colaboración con la petrolera estatal. O a la anglo holandesa Shell que también tiene allí importantes inversiones que dependen del gobierno Chavista. En definitiva, que existen importantes negocios europeos en Venezuela que puede que estén pesando más en la estrategia política de la Unión, que la realidad social que pueda haber en aquel país.

Por ejemplo, tenemos el caso de IAG, que es el consorcio anglo español que tiene la propiedad mayoritaria de Iberia, Vueling, Aer Lingus y British Airways, siendo la primera el primer operador entre Europa y Sudamérica.  Iberia tiene allí cogidos unos doscientos millones de Euros que dependen de la voluntad del gobierno de Maduro. Y lo mismo ocurre con Air Europa u otras empresas europeas que tienen inversiones allí. Se calcula que actualmente hay en juego unos 1.300 m. de euros por la parte española que dependen de que Maduro siga pagando. Hay que entender que la hiperinflacción venezolana, se calcula que diariamente aumenta el precio de los productos de importanción, cerca del 4%, y aunque de momento se vaya cobrando mal, tarde y en especias, un conflicto en la región podría poner en riesgo muchos débitos contraídos por Venezuela debido a esa inflacción. Es un poco la política del "virgencita, virgencita, que me quede como estoy".

 

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Adjunto un gráfico de las principales inversiones españolas actuales en Venezuela, que puede ser indicativo de porqué España se ha puesto de perfil en este tema. Posicionarse abiertamente contra Maduro podría suponer que, en caso de salir mal la jugada de Guaidó, dichas empresas vieran sus intereses castigados por la lógica respuesta que pudiera dar posteriormente el gobierno bolivariano. Y posicionarse a favor supondría lo mismo en caso de que la rebelión llegase a buen término y el nuevo gobierno interino, o el que entrase después, considerase los intereses españoles contrarios a su establecimiento. En conclusión, intereses propios por encima de todo amparándose en los europeos, la lógica tradicional de Pilatos en la UE.

espana-venezuela.gif

 

Esta otra es una lista de las principales empresas españolas en el país:

princ-emp-esp-ven.jpg


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 12 horas, El Español dijo:

venezuela.jpg

Interesante el mapa este. Parece que se esté jugando una guerra fría a través de Venezuela. ¿Cómo interpretamos a los países marcados en rojo? ¿Como independientes de los dos bloques? ¿O como países que prefieren no mojarse por intereses económicos?

En este artículo se comenta que son dos países europeos los que están bloqueando el reconocimiento a Guaidó:

Cita

La presión de Putin impide que la UE fuerce la caída de Maduro

Grecia y Austria, gobiernos cercanos a Moscú, se niegan a respaldar a Guaidó

Enrique SerbetoEnrique Serbeto, Corresponsal en Bruselas

Actualizado:26/01/2019 03:39h

Las formidables presiones de los partidarios de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela ha empezado a hacer mella en las discusiones en el seno de la Unión Europea, pero se han encontrado con el bloqueo de dos países, Austria y Grecia, que tienen en común las estrechas relaciones con la Rusia de Vladimir Putin. En estos momentos, el Kremlin es junto a Cuba el principal aliado de la dictadura de Nicolás Maduro.

Sigue aquí:  La presión de Putin impide que la UE fuerce la caída de Maduro

Algunas figuras de derechas toman partido en las últimas horas:

César Vidal: La masonería a la conquista de Venezuela

Prada también ha escrito un artículo que se podría interpretar así (inaccesible en ABC, pero lo ha publicado una misteriosa agencia chiita:

http://spain.shafaqna.com/ES/AL/3221317

En BBJ algunos hacen la ecuación Maduro=Asad:

Nunca me ha gustado Maduro pero ahora es el nuevo Bashar Al Assad. Honor a él!!!

Podríamos llamarlo reductio ad Asad, que es en definitiva una reductio ad ISIS: si no apoyas a Maduro, estás apoyando al ISIS.

Veo que en este conflicto hay tres posibles posturas:

  1. Apoyo a Maduro
  2. Apoyo a Guaidó
  3. Neutralidad o apaciguamiento

Entiendo que las dos últimas posturas son legítimas en un español católico o de derechas. Lo que vería un poco raro es la opción primera (Maduro).

No es bueno que España actúe de forma timorata en política exterior y nunca tome partido claro por nadie. Esa táctica te quita muchos quebraderos de cabeza pero a la larga te convierte en un actor que nadie tiene en cuenta, en un paria internacional. Claro está, debe tomar partido mirando exclusivamente sus intereses, no los de potencias supuestamente amigas, aunque puede coincidir ocasionalmente con éstas.

¿Valoramos la posibilidad de que Trump esté llevando a cabo un juego sucio? De Estados Unidos llegan noticias terribles sobre la implicación de los rusos con Trump; se le están poniendo las cosas difíciles en el terreno judicial. A lo mejor lo del reconocimiento de Guaidó tiene truco. Lo planteo como posibilidad; la verdad es que no tengo ni idea a hora mismo.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 14 horas, Hispanorromano dijo:

Interesante el mapa este. Parece que se esté jugando una guerra fría a través de Venezuela. ¿Cómo interpretamos a los países marcados en rojo? ¿Como independientes de los dos bloques? ¿O como países que prefieren no mojarse por intereses económicos?

En este artículo se comenta que son dos países europeos los que están bloqueando el reconocimiento a Guaidó:

Algunas figuras de derechas toman partido en las últimas horas:

César Vidal: La masonería a la conquista de Venezuela

Prada también ha escrito un artículo que se podría interpretar así (inaccesible en ABC, pero lo ha publicado una misteriosa agencia chiita:

http://spain.shafaqna.com/ES/AL/3221317

En BBJ algunos hacen la ecuación Maduro=Asad:

Nunca me ha gustado Maduro pero ahora es el nuevo Bashar Al Assad. Honor a él!!!

Podríamos llamarlo reductio ad Asad, que es en definitiva una reductio ad ISIS: si no apoyas a Maduro, estás apoyando al ISIS.

Veo que en este conflicto hay tres posibles posturas:

  1. Apoyo a Maduro
  2. Apoyo a Guaidó
  3. Neutralidad o apaciguamiento

Entiendo que las dos últimas posturas son legítimas en un español católico o de derechas. Lo que vería un poco raro es la opción primera (Maduro).

No es bueno que España actúe de forma timorata en política exterior y nunca tome partido claro por nadie. Esa táctica te quita muchos quebraderos de cabeza pero a la larga te convierte en un actor que nadie tiene en cuenta, en un paria internacional. Claro está, debe tomar partido mirando exclusivamente sus intereses, no los de potencias supuestamente amigas, aunque puede coincidir ocasionalmente con éstas.

¿Valoramos la posibilidad de que Trump esté llevando a cabo un juego sucio? De Estados Unidos llegan noticias terribles sobre la implicación de los rusos con Trump; se le están poniendo las cosas difíciles en el terreno judicial. A lo mejor lo del reconocimiento de Guaidó tiene truco. Lo planteo como posibilidad; la verdad es que no tengo ni idea a hora mismo.

En general, entiendo que los países que se han pronunciado pidiendo diálogo (en rojo en el mapa), de alguna forma le están dando su apoyo parcial a Maduro ya que, le reconocen cierta legitimidad para negociar en nombre de la soberanía nacional cuando a todas luces las últimas elecciones fueron un fraude. El caso de España me parece algo esperpéntico porque no reconocimos oficialmente a Maduro como Presidente tras esas elecciones y sin embargo le legitimamos ahora pidiéndole la convocatoria de nuevas elecciones, que no deja de ser una especie de reconocimiento formal. Alguien debería publicar algún día, un extendido ensayo sobre las nefastas consecuencias que el socialismo español ha provocado en Venezuela, y en general en Hispanoamérica, en las últimas décadas.

En el caso de México ya he expresado mi interpretación anteriormente y en el de la UE (más el anexo de la Guayana francesa) también, aunque supongo que igualmente pesará la necesidad de dar una respuesta en bloque, que dados los diferentes intereses, lleva al conjunto nuevamente a no posicionarse con definición. Lo que no conocía, aunque no me sorprende, es el peso que puede estar teniendo Rusia en esa indefinición a través de Grecia y Austria, cosa que apoya aún más mis recelos respecto a Putin quien cada vez más se está convirtiendo en un factor destructivo para la unidad y convivencia europea.

En el caso de Uruguay, además de los acuerdos comerciales que tienen contraídos con el gobierno de Maduro, supongo que la orientación ideológica del partido en el gobierno, puede estar detrás también de su “semiapoyo” a Maduro (no así el resto de formaciones en la oposición que han exigido a Tabaré que reconozca a Guaidó), además de que los uruguayos siempre han presumido de tener una de las democracias americanas más adelantadas, al nivel de las europeas, cosa que imagino habrá tenido su peso para posicionarse en la misma línea de Europa. En todo caso insisto en manifestar que personalmente, interpreto la indefinición como un apoyo parcial a Maduro, cosa que no hace sino darle más alas.

Por lo demás, he estado escuchando la reflexión de Cesar Vidal -quién como buen protestante no puede evitar dejar su dardo envenenado de odio contra la Iglesia, cosa que presiento le pesa más en sus apreciaciones que otras consideraciones- y, aunque pueda exhibir buenas razones para criticar a Guaidó por su pertenencia a la masonería, actualmente se me antoja un poco fútil ya que la masonería está inserta en las más altas esferas sociales y de gobierno de casi todas las naciones americanas, sino todas, desde sus independencias. La masonería es a América lo que el progresismo a Europa, lamentablemente un hecho consumado. Podría interpretarse la historia de la masonería y la Hispanidad como la de los dos grandes oponentes que han encarnado en aquel continente la lucha de la Ciudad del hombre contra la de Dios, con los protestantes en medio ejerciendo de punto de palanca. De hecho, el Bolivarismo venezolano no deja de ser una aberración extrema y corrompida del pensamiento social masón. Cierto es que un nuevo gobierno masón no libraría a Venezuela de ese proceso destructivo pero ¿acaso la situación actual es mejor? con el agravante de que ahora los venezolanos no tienen cubiertas ni siquiera las necesidades más básicas. Existe un orden de prioridades y para que el hombre pueda pensar, antes es necesario que pueda comer. Reza el dicho: "Salir de Guatemala para entrar en Guatepeor", pero yo pienso que Venezuela ya está en Guatepeor y solo le quedan dos salidas, "volver a Guatemala" o hundirse finalmente en una confrontación violenta que Dios sabe cómo puede acabar, y que es en todo caso lo que habría que evitar. De ahí la necesidad de que "el descabello" de Maduro fuese unánime, rápido y sin ambigüedades pues otra cosa sería meterse en posibles veredas como las de Oriente Medio.

Veredas que, por lo que he estado leyendo en esos enlaces de BBJ, parece que son las que a más de uno les gustaría meterse en su "ceguera disidente y prorrusa". Ya lo dije anteriormente, el imperialismo yankee puede ser muy detestable pero lo que viene detrás, de la mano de los rusos, no es mejor. Esa "Reductio" que se menciona es bastante torpe e irresponsable en cuanto no tiene en cuenta el sufrimiento de las familias que tengan que vivir una situación de guerra como la que puede ocurrir en Venezuela o la que ya ha ocurrido en Siria, Libia, etc. Más de un burbujista de esos se tendría que ver en una situación así para ver si seguía diciendo las mismas gilipolleces. Además, apoyar a Maduro, al contrario de lo que pueda parecerles, es semejante a apoyar a ISIS pues lo que mueve a ambos es su antiimperialismo norteamericano, cosa que les lleva a justificar cualquier desgracia.

En cuanto al artículo de J.M. de Prada pues me parece bien el relato histórico de hechos que hace, un poco también en la misma línea que Vidal, pero como el otro, tampoco resuelve nada. Están claros los hechos y el proceso destructivo que ha supuesto la masonería, el socialismo, el progresismo, etc, en Hispanoamérica, pero ahora la cuestión no es esa sino cómo hacer para que Venezuela no acabe en una guerra y la gente pueda recobrar en cambio, algo de la dignidad perdida en ese proceso destructivo. Y no veo que aparte de criticarlo todo, aporten respuestas constructivas.

En cuanto a Trump, no entiendo muy bien a qué te refieres ¿colaboración con Rusia para trasladar a Venezuela el escenario agotado de Oriente medio? Es posible, desde luego "el rubio" no parece trigo limpio, y la administración americana casi seguro que está detrás de esta situación. Pero no es lo mismo que toda la comunidad de países occidentales, deslegitime unánimemente a Maduro y obligue a la necesidad de repetir elecciones limpias –y operar diplomáticamente en ese escenario-, a que andemos con ambigüedades y divisiones que puedan ocasionar el traslado allí de ese escenario de conflicto. Rusia lo tendría muy difícil para justificar el meterse en un avispero con todo Occidente en contra pero si estamos divididos, entonces la cosa puede ser distinta. Si Trump es culpable de juego sucio, el resto de la comunidad internacional tampoco está libre de pecado, y ese puede que sea el verdadero juego sucio que hay detrás, que hábilmente esté jugando Putin.

En definitiva, ni Maduro ni Guaidó son soluciones a la desgracia venezolana, pero uno de ellos al menos puede suponer que, de momento, muchos venezolanos puedan volver a comer o regresar a sus casas cosa que, dada la situación, no es poco. El problema sería creer que la solución definitiva es el apoyo a cualquiera de los dos y olvidarse así de que la verdadera solución aún está muy lejos. Todavía hay mucho camino que recorrer en aquel país, pero lo que no podemos es quedarnos de brazos cruzados mirando cómo los buitres se comen el cadáver o calculando qué podemos nosotros extraer de él. Insisto en que España debería liderar el apoyo europeo a Venezuela pero como, dada nuestra situación, eso no va a ocurrir, al menos los sectores de “pensamiento disidente” deberían empujar en ese sentido y no en el de perderse aún más en estúpidas trifulcas sobre quién tiene más culpa o intereses en la región. Más que culpables y divisiones, hay que buscar soluciones y acuerdos que dignifiquen la vida humana de los que viven allí, sin perder por ello nosotros también la dignidad.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El tema es delicado porque con esas medidas, al final quién paga siempre es el pueblo que es quién va a sufrir la falta de ingresos ya que, actualmente, EEUU es la única potencia que está dejando liquidez en Venezuela porque lo que compran Rusia y China, lo pagan a cambio de la deuda que tiene contraida Venezuela, con lo que no ingresan nada. Pero de otra manera parece que es la única forma de sacar de sus despachos a la oligarquía chavista y forzar el apoyo de la jerarquía militar.

En el fondo y recopilando un poco, pienso que no se trata tanto del control por los recursos, como se está planteando, como de la presencia estratégica de Rusia y China en el continente americano. Todo parece haberse desbocado a raiz de los rumores en diciembre de que Rusia podría instalar una base militar en Venezuela.

No se, la cosa está delicada y esta mañana leía en prensa que hoy había llegado un misterioso avión ruso, un Boeing 777, al aeropuerto Caracas. Se especulaba con la posibilidad de huida de algunos mandamases del gobierno, pero no he vuelto a saber nada. También resulta extraña la curiosa nota que le pillaron las cámaras al consejero de seguridad John Bolton, donde se hablaba del envío de tropas norteamericanas a Venezuela, como dando a entender que EEUU está dispuesta a lo que sea por evitar la presencia rusa allí. He visto las imágenes y, aunque lo hayan desmentido, no parece que "el despiste" sea tal sino una acción premeditada a modo de aviso.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

EEUU siempre ha mantenido sus guerras abiertas alejadas del continente y no creo que esté dispuesta ahora a permitir una base rusa en el patio de su casa, sea con ánimo de controlar los recursos naturales (en realidad el petroleo venezolano ya no es tan rentable por lo pesado que es), sea por el simple objeto de crear tensión en las puertas de USA con el ánimo de desgastarla económicamente. Si con los misiles de Cuba, la cosa se puso como se puso, y entonces el poderío militar estaba mucho más controlado y jerarquizado que ahora, en la actualidad donde todo está tan meteorizado, una base de Putin en el Caribe no la veo admisible para USA sin una guerra de por medio. Vete a saber cuál es la jugada del ruso, igual incluso es esa ya que todo esto coincide con la sallida de los americanos de Siria y Afganistan. La economía de USA está muy tocada y llevan muchos años de desgaste en Oriente Medio y en Afganistán, y puede que Putin esté forzando otro conflicto para ir desgastándoles aún más.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 23 minutos, don Fernandito dijo:

Los rusos argumentarán que si la OTAN se aposenta en Polonia... por qué no iban a poder ellos plantar una base en Venezuela.

Cierto, pero no conviene entrar en esa dialéctica. Debemos verlo todo desde la perspectiva española. ¿A España le perjudica que Polonia forme parte de la OTAN y permita allí alguna base? Yo creo que en principio no nos perjudica directamente, aunque la idea no nos guste demasiado. ¿A España le perjudica que Rusia tenga una base en Venezuela? Yo creo que sí. Yo creo que a España le perjudica que Venezuela se vincule a Rusia o a Estados Unidos.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
Justo ahora, Hispanorromano dijo:

Cierto, pero no conviene entrar en esa dialéctica. Debemos verlo todo desde la perspectiva española. ¿A España le perjudica que Polonia forme parte de la OTAN y permita allí alguna base? Yo creo que en principio no nos perjudica directamente, aunque la idea no nos guste demasiado. ¿A España le perjudica que Rusia tenga una base en Venezuela? Yo creo que sí. Yo creo que a España le perjudica que Venezuela se vincule a Rusia o a Estados Unidos.

Desde luego, si eso es lo que le critico a los identitarios pro rusos, que se pongan en los zapatos de otro para justificar intereses ajenos.

Y, si me permites, a tu perspectiva le añado la perspectiva venezolana que también soy partidario de considerar. Una perspectiva de interés común con el español.

Por más vueltas que le doy sólo puedo concebir algo en la dirección de lo que nos propone Gerión. No creo que sea prudente entrar en conflictos de banderías de cada país, aunque admitamos lo dañino que es el régimen de Maduro salvo que se esté en posición de encabezar lo que allí se pueda desenvolver. Y eso, por mucho que nos duela, no está en manos de España sola, entrando en el campo minado de una acción que polarizaría toda la América hispánica entre resentidos y partidarios de conveniencia.

Estos temas no se pueden abordar sin una verdadera inteligencia y diplomacia que tenga como su principal cometido el de la integración con el resto de naciones hispanas. Brasil en eso, hemos comentado, nos da mil vueltas en su oficio y quehacer diplomático.

Cuanto más lo pienso más astracanada carnavalesca me parece la arenga de Abascal, que parece solo busca lucirse ante el exilio venezolano. Parafernalia barata alejada de la realidad.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Contenido similar

    • Por Hispanorromano
      El error histórico de 1898: lucharon más cubanos por España que por su independencia
      Algunos historiadores como John Lawrence Tone afirman que la mayor parte de los soldados que se alistaron en las tropas independentistas, «lo hicieron en el último mes de la contienda, cuando los españoles declararon el alto el fuego»
      Israel Viana
      Actualizado:14/11/2018 20:32h
      «La patria ha sido defendida con honor. La satisfacción del deber cumplido deja nuestras conciencias tranquilas, con solo la amargura de lamentar la pérdida de nuestros queridos compañeros y las desdichas de la patria», escribía el almirante Cervera en el parte de guerra de la batalla naval de Santiago de Cuba. Aquella derrota, acaecida el 3 de julio de 1898, era el episodio final del conflicto en el que España perdió sus últimas colonias de ultramar, tan solo un mes antes de que se firmara el armisticio con Estados Unidos.
      Desde entonces, la Guerra de Cuba ha generado ríos de tinta, con interpretaciones de lo más variopintas y partidistas a uno y otro lado del Atlántico. En la historiografía cubana, por ejemplo, se ha tendido a minimizar, salvo algunas excepciones, el papel de España a causa del escaso uso que ha hecho esta de los archivos españoles. En su literatura de la isla se muestra a todos los oficiales de la península como monstruos y a los hombres que mandaban como instrumentos «desvalidos» de una monarquía casi feudal, como si fueran una masa informe. Y, además, muchos de sus estudiosos retratan a los insurrectos cubanos de una manera unidimensional: todos son heroicos, amigos de los campesinos pobres y de los trabajadores castigados por los españoles, además de, por supuesto, hombres dispuestos a dar su vida por una Cuba independiente. Pero, ¿cuánto hay de cierto en esta imagen transmitida en algunos libros sobre la guerra del 98?
      Si atendemos a las cifras, la más importante en el plano militar es que España realizó, en cuatro años, el segundo mayor desplazamiento de soldados de la historia después del protagonizado por los estadounidenses, en la Segunda Guerra Mundial, para luchar contra los nazis. Hablamos de 200.000 españoles que cruzaron el Atlántico para enfrentarse en Cuba a los 40.000 hombres del Ejército libertador. Pero aquí hay que tener en cuenta lo que apunta John Lawrence Tone en «Guerra y genocidio en Cuba, 1895-1898» (Turner, 2008): la mayor parte de los que se alistaron en las tropas independentistas «lo hicieron en el último mes de la contienda, una vez que los españoles declararon el alto el fuego». Un movimiento el de estos desertores realizado por «mera supervivencia, ante el derrumbe inminente del poder español, puesto que sus familias e intereses estaban en Cuba».
      Entre 60.000 y 80.000 voluntarios
      Fernando J. Padilla, de la Universidad de Bristol, cifra a los desertores en una quinta parte de los voluntarios que lucharon bajo la bandera de España. Cuando se firmó la rendición, el 13 de agosto de 1898, se calcula que este cuerpo estaba formado por 60.000 hombres. Otras fuentes dicen que llegaron a los 80.000. De estos, habrían muerto durante el conflicto cerca de 2.000, de los cuales el 40% eran naturales de Cuba según las listas de fallecidos consultados por este historiador y publicadas por el Ministerio de la Guerra.

      Soldado de la Guerra de Cuba, en 1895- ABC
      Si extrapolamos este porcentaje al total de integrantes de esta milicia, resultaría que unos 32.000 cubanos llevaron el uniforme de los voluntarios y combatieron a favor de seguir manteniendo los lazos con el Gobierno de Madrid. Si a este número sumamos los bomberos «negros», los criollos que se alistaron al Ejército y los más de 30.000 guerrilleros originarios de la isla que lucharon contra los separatistas, se puede concluir con seguridad que, como defiende Tone, entre 1895 y 1898 hubo más cubanos luchando por España que por la independencia.
      Recordemos que los separatistas nunca superaron los 40.000 combatientes, aunque el historiador americano Donald H. Dyal los rebaja hasta los 30.000 en «Historical Dictionary of the Spanish American War» (1996). De ahí que solo empezaran a vislumbrar la posibilidad real de ganar la guerra cuando recibieron el apoyo de Estados Unidos a principios de 1898, tras la falsa acusación del hundimiento del famoso acorazado Maine.
      Voluntarios a favor de España
      Este importante cuerpo de Voluntarios —creado en 1855 para aligerar de carga al Ejército regular y reforzar la defensa de la isla frente a los ataques de Estados Unidos, empeñados estos en anexionarse la isla— tuvo una importancia capital para el devenir de los diferentes episodios de la Guerra de Cuba. A pesar de ello, la atención que han recibido de los historiadores ha sido escasa. En el siglo XIX, autores como José Joaquín Ribó y Luis Otero Pimentel analizaron su papel en la Guerra de los Diez Años (1868-1878) en diferentes obras. «La mayoría son ciudadanos de modesta fortuna, que viven de su profesión o trabajo corporal, del cual depende también la subsistencia de sus familias», escribía este último en 1876, cifrándolos en 18.000 solo en La Habana. En épocas más recientes se han publicado otros estudios, no muchos, sobre el tema, como el de la española María Dolores Domingo (1996) y el de su homóloga cubana Marilú Uralde Cancio (2011).

      Un grupo de médicos extraen una bala máuser a un soldado de San Quintín, en la Guerra de Cuba (1896)- ABC
      De estos últimos trabajos, solo algunos se han replanteado la visión que tradicionalmente se tenía de la milicia de voluntarios y guerrilleros. Entre ellos está el citado John Lawrence Tone, que se ocupó, a mediados de la década pasada, de analizar su papel como defensores de España en la última guerra. En ellos se aporta un punto de vista novedoso: el españolismo más militante en Cuba no fue fenómeno surgido o desarrollado únicamente en las áreas urbanas ni, tampoco, protagonizado exclusivamente por personas llegadas de la Península. Entre los voluntarios había una importante representación de hombres nacidos en Cuba e, incluso, algunos de los llamados «de color» entre ellos. Es decir, negros y mulatos —o «pardos y morenos», según el lenguaje de la época— sin ningún lazo de sangre con España o Europa.
      Baste como ejemplo un dato aportado por Joan Casanovas Codina. Entre los 2.932 voluntarios de Matanzas contabilizados por este historiador catalán, 710 eran cubanos, lo que confirma, efectivamente, que no fueron solo españoles los que combatieron en el Instituto de Voluntarios durante la Guerra de los Diez Años. De la misma forma que otros muchos isleños participaron también en la guerra del 95 del lado de España. Su contribución a este Ejército fue del 25% de los oficiales y el 30% de las tropas aportadas por la Península, Baleares y Canarias, a los que habría que sumar, como defendía Tone, los guerrilleros, criollos y bomberos.
      Las «tropas de color» del Ejército español
      Según estimaba también el historiador militar y biógrafo del capitán general Weyler en 1997, Gabriel Cardona, hubo más de 80.000 cubanos, entre voluntarios y soldados de reemplazo, en el Ejército español. También se alistaron por iniciativa propia a favor de Madrid algunos otros combatientes sin ningún lazo con la península, como una serie de batallones puertorriqueños.

      El acorazado Maine visto por popa, en 1895
      El jefe del imbatido regimiento de caballería Pizarro, el general Figueroa, por ejemplo, era cubano de nacimiento. También lo eran los 30 «bomberos negros» que formaban la escolta de Weyler, con los que el general quiso recuperar la fidelidad que esta raza había mantenido con España en la Guerra de los Diez Años, formando la «unidad de élite de voluntarios de Valmaseda». El mismo capitán general de Cuba entre 1896 y 1897 dedicó una serie de párrafos muy elogiosos en sus memorias, reeditadas en 2004 por la editorial Destino, a estos voluntarios cubanos: «A los pocos días de mi llegada a la isla, fui designado para organizar un batallón y un escuadrón de voluntarios. La recluta se hizo rápidamente, acudiendo a ella un buen número de cubanos blancos y de color, así como algunos extranjeros de diversos países de Europa [...]. Todos estos soldados se batían con gran valor, sin excepción alguna [...]. Era tan intenso el espíritu de ofensiva de aquellos voluntarios, y tanta su fe y confianza en el mando, que ni uno solo flaqueó en el ataque. Su bravura de aquel día me ha dejado imperecedero recuerdo, constituyendo la confirmación más plena del alto concepto que formé entonces de las tropas de color. Justo es consignar que, a mi gratitud y confianza, correspondieron siempre con inquebrantable lealtad».
      Lo que no cuenta Weyler es que, en la parte oriental, durante los años 60 y 70 del siglo XIX, el papel de estos voluntarios no era solo el de proteger a las poblaciones de los cada vez más incipientes ataques de mambises, sino también aterrorizar desde el principio a los partidarios de la independencia para mantener un férreo control de las ciudades.
      Después de la Guerra de los Diez Años, más concretamente entre 1890 y 1893, las principales revistas de temática militar, como «Ejército» y «El Correo Militar», publicaron una serie de artículos donde se proponía convertir a estos voluntarios en una especie de reserva colonial del Ejército, como había ocurrido en Australia, Nueva Zelanda y Argelia, con el objetivo de rebajar la tensión que este cuerpo había mantenido con las autoridades españolas en años anteriores. Esto, sin embargo, no habría cambiado mucho el papel que desempeñaban desde su creación en 1855: reforzar el sistema defensivo de la isla con la ayuda de los civiles. En 1889, también se planteó la posibilidad de otorgarles el voto, pero fue rechazada por las Cortes.
      Los lazos entre los voluntarios y Madrid
      Estos amplió el desencuentro que en otros años se había producido entre estas personas ajenas al Ejército que daban su vida a cambio de nada y el Gobierno español. Hombres que, además, se encontraban con el problema de compaginar la obligada formación militar con sus propios trabajos —los que realmente daban de comer a sus familias— como comerciantes, cocheros o campesinos. Esa marginación política durante el periodo de entreguerras minó la cohesión que debía haber entre los 60.000 voluntarios que había en ese momento y el capitán general que debía dirigirlos. una situación que podría acarrear muchos problemas si tenemos en cuenta que los soldados regulares eran entonces de tan solo 15.000.
      La explosión del Maine en La Habana y la entrada de Estados Unidos en la guerra contra España, en abril de 1898, aceleró el final del conflicto. Durante las ocho semanas que restaron de campaña se incrementaron las deserciones de voluntarios, sobretodo de los naturales de Cuba. Esto convirtió la cifra de cubanos luchando por la independencia en mayor de lo que realmente había sido en los cuatro años anteriores. Y es que, a pesar del tono triunfalista de la prensa española en el verano del 98, pocos se creían ya las posibilidades reales de triunfo de Madrid frente al poderío naval del gigante del norte.
      https://www.abc.es/historia/abci-verdad-incomoda-1898-lucharon-mas-cubanos-espana-independencia-201811120204_noticia.html
    • Por Hispanorromano
      Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
       
    • Por Hispanorromano
      Cuando explicamos la obra de España en América uno de los argumentos que utilizan los detractores son las pinturas de castas. Ejemplo:

      Este argumento es recurrente en los ambientes identitarios. Al mostrar estas pinturas donde se clasifica a las personas y su descendencia por el aspecto físico, los identitarios pretenden demostrar que el Imperio español era racista y que no toleraba el mestizaje. Lo que les viene muy bien para hacer burla de las posiciones que sobre este asunto sostienen carlistas y falangistas.
      Esas pinturas no tienen por qué demostrar ese tratamiento racista que alegan los identitarios. Pero hay un detalle que creo que hasta ahora se nos ha escapado. Esas pinturas podrían tener un origen ilustrado. Es decir, lejos de representar la España eterna de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II, esas pinturas serían un producto de la Ilustración y de su afán por clasificar los seres vivos desde presupuestos exclusivamente racionales. Estos ilustrados con frecuencia eran poligenistas, esto es, negaban el origen único del hombre, en abierta contradicción con la Biblia, y pretendían explicar el hombre desde una perspectiva naturalista que luego dio paso al darwinismo. Cito parcialmente un artículo que, aunque de manera deficiente y en un tono demasiado coloquial, lo explica:
      Como decía, el artículo es muy limitado y utiliza un tono coloquial que lo desacredita un poco, pero cita abundante bibliografía. Y por lo demás esta hipótesis encaja perfectamente con un importante sector de la Historia y de la Sociología que considera que el racismo tuvo su origen en la Ilustración. Antes existía la xenofobia -un rechazo del extranjero que, en dosis limitadas, puede ser hasta necesario- y en general el prejuicio contra el diferente, que parece existir en todas las sociedades, por desgracia. Pero bueno, ése sería otro debate. El caso es que esas pinturas de castas no serían obra de la mejor España sino de la España ilustrada, que ya era decadente en muchos aspectos. Por lo que no tenemos necesidad de encajar estas pinturas en nuestra argumentación cuando las saquen a relucir los detractores de la obra de España en América. Simplemente estas pinturas pertenecían a una España que no es nuestro modelo.
      ¿Qué os parece la hipótesis?
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas relevantes

    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
      • 13 respuestas
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 12 respuestas
    • Publicación  en JM de Prada continúa su descarrilamiento: ""
      Prada critica el 155. Dice que es arbitrario y en general da a entender que el Estado español se está excediendo en la represión.

      Por eso decía que la explicación que ofreció a su anterior artículo es insuficiente. Dijo que el hablaba de la nación en sentido cultural, pero ese hecho no explicaría por qué se opone al encarcelamiento de los organizadores de la revuelta separatista o por qué le parece excesivo el 155. Tampoco explicaría la comparación que hizo de Cataluña con Kosovo, ni la afirmación de que los "poderes internacionales" ya habían decidido que Cataluña no fuese independiente.

      En su página oficial de Facebook se refirió a los que criticaron sus declaraciones a La Vanguardia como "alimañas" y "fachas paulovianos". Y, lo que es más preocupante, apareció por ahí un tradicionalista dando a entender que, en el fondo, Oriol Junqueras era un patriota español, y Prada pareció suscribirlo.

      Creo que algunos carlistas están incurriendo en la ideologización que suelen denunciar en otros. Parece como si, por llevar la contraria a los liberales, estuviesen cayendo en esquemas ideológicos igual de cerrados e irreales. Tal vez deberían someter el foralismo a una revisión crítica. No digo que lo abandonen, pero podrían adaptarlo a las circunstancias actuales, que no son las mismas que en el siglo XIX o en la Reconquista, que es cuando tenía sentido conceder privilegios a los territorios que se fuesen incorporando.

      Una vez que media Cataluña ha mostrado su voluntad de separarse de España, no tiene mucha aplicación el esquema foralista ni cabe esperar que esos catalanes vayan a recuperar el amor a España porque se les hable de fueros o se les reconozcan sus rasgos diferenciales. Si no hay lealtad, sería suicida ahondar en el reconocimiento de las diferencias.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
    • La tesis del complot del 11-M que promueve Villarejo
      Desde hace semanas el comisario Villarejo, encerrado por graves delitos, promueve una teoría de la conspiración sobre el 11-M que, en los titulares de Pedro J. Ramírez, apuntaba primero a Marruecos y luego a Francia. Al principio no se le dio mucho crédito en las redes sociales, pero en los últimos días, por la cercanía con el 11 de marzo, está cobrando fuerza en los canales de intoxicación habituales. Explico por qué la tesis carece, en mi opinión, de fundamento y es un ataque contra el pueblo español.
        • Correcto (3 positivos y 1 punto de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 9 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

×