Saltar al contenido
Español

Seguimiento de la crisis en Venezuela

Publicaciones recomendadas

Imagino que todos estaréis al tanto de lo que está ocurriendo en Venezuela, con la autoproclamación del lider de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como Jefe de Estado del país, con el reconocimiento expreso de USA y el rechazo manifiesto del gobierno de Putin que ha calificado de golpe de estado ilegitimo la situación.

Aquí en España y como no podía ser de otra forma, Chávez ha cosechado el apoyo de Podemos y el rechazo de PP y Ciudadanos, que apuestan por forzar en Europa el reconocimiento de Guaidó, con un PSOE que no tiene clara su postura y prefiere esperar acontecimientos -intuyo que en buena medida por no dañar el apoyo de Podemos-. 

En líneas muy generales esa es la situación aunque en cualquier medio puede encontrarse más información al respecto. En todo caso abro el hilo con la intención de que podamos ir compartiendo impresiones acerca del futuro de Venezuela tras estos acontecimientos,  asi como nuestras opiniones sobre lo que puede haber detrás de los diferentes apoyos y rechazos que han recibido los distintos protagonistas.

¿Qué os parece a vosotros? 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Sin querer hacerle la competencia a este hilo, creo que no deberíamos perder el tema de vista también en el hilo de Geopolitica.

Independientemente de la mayor menor justifiación, una hipotética intervención con países como Colombia o España implicados habría que ver qué consecuencias pudiera tener respecto a la concordia de nuestras naciones a corto y medio plazo.

¿Hasta que punto puede España permitirse verse envuelto en los planes que una facción venezolana y el imperialismo USana para un territorio tan importante para nosotros como aquel?

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El escenario es de lo más controvertido porque, por un lado esta la situación que tu señalas. Efectivamente esto parece una maniobra geopolítica de USA y en ese terreno, obviamente los intereses de España y en conjunto de la comunidad de países hispamericanos, no pueden recoger mucho fruto que no sea el de seguir profundizando su situación de dependencia como peones del imperialismo del norte pero, por otro lado, el nexo entre Europa e Hispanoamérica es España, y una ambigüedad en nuestra política exterior de cara al conflicto, puede acarrear que otros países europeos acaben tomando la delantera en ese punto, como parece que está ocurriendo y sería fatal para los intereses españoles en hispanoamérica. De hecho y siguiendo un poco las publicaciones que se están haciendo, pareciera que la comunidad europea estuviera esperando a ver que ficha mueve España antes de pronunciarse.

La caída del régimen venezolano es una cuestión de tiempo, ahora o más adelante, su situación interna y externa no le permite mucho más campo de maniobra. Por tanto, pienso que aunque la maniobra estuviera promovida por los USA, el gobierno de Sánchez debiera coger la iniciativa y abundar en la legitimación de Guaidó y la necesidad de una elecciones limpias e inmediatas, y posteriormente en ese escenario, hacer valer todos los resortes de su diplomacia para apoyar al mejor candidato para Venezuela y en general para la estabilidad política de la región. Mantener el suspense sobre esta situación puede conducir a un recrudecimiento de las cosas.

El problema interno español es Podemos y la dependencia que tiene el gobierno de su apoyo. Y eso creo que le va a pesar a Sánchez, más que los propios intereses nacionales.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El chavismo ya ha demostrado no ser nada más que una tiranía comunista indigenista y, evidentemente, vendida a los intereses extranjeros rusos y chinos, siendo la presencia en la región de esas dos potencias el único "colonialismo" que en la práctica existe hoy en Venezuela. 

Sobre la oposición puede haber sospechas (más fundadas o menos) de servillismo hacia EEUU, pero visto el panorama y que la situación no puede ir a peor España debería al menos concederles el beneficio de la duda. 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Desde luego el Protegido, viendo la atención y el tono que los medios rusos están prestando al tema, resulta evidente que en Moscú andan nerviosos ante la pérdida de la colonia Venezolana.

De otro lado y como mencionaba anteriormente, España parece que está perdiendo su posición mediadora entre Europa e Hispanoamérica. Según he podido leer ahora mismo en diversos medios de prensa "España apoya que la UE reconozca a Guaidó si Maduro no convoca elecciones", que es exactamente la linea marcada previamente por Paris y Berlín. Aunque se está vendiendo la noticia de que Sánchez ha promovido un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario para esta tarde noche, y que ha sido el promotor de esta postura europea, desde Berlín desmienten ese extremo e insisten en que ha sido el gobierno de Merkel quien ha promovido la idea. Al parecer ahora anda toda la diplomacia española intentando convencer a sus homólogos americanos que no, que es Sánchez el que pincha y corta en Europa. Todo un esperpento en la misma línea lógica del personaje, vaya.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 5 minutos, El Español dijo:

Desde luego el Protegido, viendo la atención y el tono que los medios rusos están prestando al tema, resulta evidente que en Moscú andan nerviosos ante la pérdida de la colonia Venezolana.

De otro lado y como mencionaba anteriormente, España parece que está perdiendo su posición mediadora entre Europa e Hispanoamérica. Según he podido leer ahora mismo en diversos medios de prensa "España apoya que la UE reconozca a Guaidó si Maduro no convoca elecciones", que es exactamente la linea marcada previamente por Paris y Berlín. Aunque se está vendiendo la noticia de que Sánchez ha promovido un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario para esta tarde noche, y que ha sido el promotor de esta postura europea, desde Berlín desmienten ese extremo e insisten en que ha sido el gobierno de Merkel quien ha promovido la idea. Al parecer ahora anda toda la diplomacia española intentando convencer a sus homólogos americanos que no, que es Sánchez el que pincha y corta en Europa. Todo un esperpento en la misma línea lógica del personaje, vaya.

Discúlpame el jarro de agua fría, aunque parezca que vaya con mala baba no es así. Un chapoteo mío de realismo acerca de la famosa intermediación de España entre Europa y América:

- En América pueden decir algunos, o todos, sin problema que no necesitan intermediadores para hablar directamente con Europa. Es una idea desfasada desde el momento en que la misma España un día prefirió darle la espalda a América volviéndose más europeísta que los propios europeos. A veces parece que no sabemos a qué palo jugamos.

- España está demostrando su incapacidad para tal función cuando ni siquiera logra hacer valer sus propios intereses (véanse casos como el de Puigdemont en el que Europa nos ha escupido directamente en la cara).

La función de puente que se suele mencionar para España... no me acaba de convencer. España no es puente entre la Hispanidad y Europa, es ambas cosas, no el puente. Un puente se va a bajo cuando viene una riada desastrosa. Las orillas son las que permanecen.

Quiero decir con esto, volviendo al tema, que lo de andar compadreando con potencias extranjeras para intervenir otros países puede ser un caramelo envenenado. No estaría en desacuerdo si fuera con plena consciencia del valor y la iniciativa propia, como promotor principal. Pero como palanganero... pues para eso preferiría ponerme de perfil. No dejo de acordarme del papel de bufón botarate de Aznar en la guerra de Irak.

No discuto que el bolivarianismo esté mandando Venezuela por el desagüe... continuando la trayectoria de otros que les precedieron, por cierto.

Reconozco que no tengo una idea clara de dónde está la solución a la deriva de ese país. Probablemente no exista individualmente y sólo sea posible alcanzarla en el contexto de un renacimiento global hispánico.  Desconocemos las consecuencias reales de una intervención USana en Venezuela. Por de pronto, un nuevo bofetón a la autoestima de América frente a los designios del norte.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

No te alteres hombre, que no hay para tanto, al menos en el contexto de este foro.

Mis opiniones solo son a título personal y con más ignorancia que saber en el tema, así que puedo equivocarme y no tendré ningún problema en reconocerlo si veo razones lógicas para ello. Sin embargo y dicho esto, te cuento que mis motivos para pensar como me he expresado son los siguientes:

En primer lugar considero que, por encima de patriotismos, estrategias políticas o sentimientos encontrados frente a la política de USA, debe primar la realidad humana y ésta, lo que muestra allí es un país empobrecido hasta la médula con miles de familias que llevan décadas pasando miserias y angustias por las tropelías de la casta comunista que lidera Maduro y financian Rusia y China a beneficio propio. Y si para evitar que la cosa siga igual es necesario hacer por un momento la vista gorda a los intereses de USA, porque han tenido la iniciativa y nosotros no, pues por mi parte lo asumo y no tengo ningún problema en hacerlo. Lo primero son las personas y luego ya hablaremos de geopolítica.

Considero también que un tema importantísimo es mantener la paz y la seguridad en el país, y en el escenario actual, la típica ambigüedad Europea en este tipo de asuntos, solo hace que demorar las cosas y poner más en peligro la estabilidad social a costa de sembrar incertidumbres. Cuanto antes se clarifique la situación, mejor para todos y sobre esa premisa hay que tener en cuenta que, cualquier gobierno, no tiene mucho recorrido si no es reconocido por la comunidad internacional así que, si ésta, a excepción del bloque ruso, está reconociendo mayoritariamente a Guaidó como presidente interino y de cara a unas elecciones, aunque sea una maniobra de los USA, creo que es más conveniente para Venezuela que dicho reconocimiento se dé cuanto antes con la mayor extensión posible, que no estar dándole falsas esperanzas al sátrapa de Maduro y con ello al enconamiento de las partes. Cuanto antes se reconozca superado y derrotado mucho mejor.

Respecto a tus planteamientos:

Efectivamente los países Hispanoamericanos son lo suficientemente autónomos como para tratar con Europa sin necesidad de que España tenga que intervenir, faltaría más. Pero es un hecho que España tiene unos vínculos de todo tipo con aquellos países, que facilitan la labor de entendimiento mutuo entre los dos bloques, Hispanoamérica y Europa. Además de unos intereses no menores en ambas regiones, que le obligan a posicionarse en un papel de mediación entre ambas partes. Rehuir eso me parece una insensatez.

Tampoco resulta muy lógico andar clamando por la reunificación de la Hispanidad y cuando las cosas se ponen bravas en Hispanoamérica, ponernos de perfil a la espera de ver qué pasa o qué dicen los amos alemanes o americanos. O tenemos lo que debemos tener y tomamos la iniciativa, el toro por los cuernos, o nos dejamos de tonterías. Nos guste o no, España sigue siendo la madre patria para muchos en Hispanoamérica, y seguirá estando por los siglos de los siglos en Europa.

Nos guste o no, jugamos de pleno derecho en ambas orillas y por eso entiendo que España es el puente que une Europa con Hispanoamérica. No somos Europa ni tampoco somos la Hispanidad, pues ambos mundos son mucho mayores que la propia España, pero sí somos parte fundamental y muy importante de ambos y por tanto el vínculo natural que los une. No es ninguna desgracia hacer de puente, al contrario. Tender puentes entre las gentes es la mayor y más alta misión que puede llegar a tener nadie, cuanto menos una nación, y a mí personalmente me encantaría volver a ver a España tendiendo puentes en lugar de andar derribándolos.

Esa es mi opinión y lamento yo también si al expresarla puede parecer que estoy de mala baba, no es así, pero tampoco quiero que se me tome ahora por colaboracionista por apoyar algo que pueda estar promovido por USA, quede bien claro. Tampoco soy un filo nazi ni nunca he albergado la menor simpatía por el nazismo y sin embargo siempre me ha parecido una gran gesta la de los españoles de la División Azul. Esto puede entenderse como una situación parecida, salvando las distancias.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 51 minutos, El Español dijo:

No te alteres hombre, que no hay para tanto, al menos en el contexto de este foro.

Mis opiniones solo son a título personal y con más ignorancia que saber en el tema, así que puedo equivocarme y no tendré ningún problema en reconocerlo si veo razones lógicas para ello. Sin embargo y dicho esto, te cuento que mis motivos para pensar como me he expresado son los siguientes:

En primer lugar considero que, por encima de patriotismos, estrategias políticas o sentimientos encontrados frente a la política de USA, debe primar la realidad humana y ésta, lo que muestra allí es un país empobrecido hasta la médula con miles de familias que llevan décadas pasando miserias y angustias por las tropelías de la casta comunista que lidera Maduro y financian Rusia y China a beneficio propio. Y si para evitar que la cosa siga igual es necesario hacer por un momento la vista gorda a los intereses de USA, porque han tenido la iniciativa y nosotros no, pues por mi parte lo asumo y no tengo ningún problema en hacerlo. Lo primero son las personas y luego ya hablaremos de geopolítica.

Considero también que un tema importantísimo es mantener la paz y la seguridad en el país, y en el escenario actual, la típica ambigüedad Europea en este tipo de asuntos, solo hace que demorar las cosas y poner más en peligro la estabilidad social a costa de sembrar incertidumbres. Cuanto antes se clarifique la situación, mejor para todos y sobre esa premisa hay que tener en cuenta que, cualquier gobierno, no tiene mucho recorrido si no es reconocido por la comunidad internacional así que, si ésta, a excepción del bloque ruso, está reconociendo mayoritariamente a Guaidó como presidente interino y de cara a unas elecciones, aunque sea una maniobra de los USA, creo que es más conveniente para Venezuela que dicho reconocimiento se dé cuanto antes con la mayor extensión posible, que no estar dándole falsas esperanzas al sátrapa de Maduro y con ello al enconamiento de las partes. Cuanto antes se reconozca superado y derrotado mucho mejor.

Respecto a tus planteamientos:

Efectivamente los países Hispanoamericanos son lo suficientemente autónomos como para tratar con Europa sin necesidad de que España tenga que intervenir, faltaría más. Pero es un hecho que España tiene unos vínculos de todo tipo con aquellos países, que facilitan la labor de entendimiento mutuo entre los dos bloques, Hispanoamérica y Europa. Además de unos intereses no menores en ambas regiones, que le obligan a posicionarse en un papel de mediación entre ambas partes. Rehuir eso me parece una insensatez.

Tampoco resulta muy lógico andar clamando por la reunificación de la Hispanidad y cuando las cosas se ponen bravas en Hispanoamérica, ponernos de perfil a la espera de ver qué pasa o qué dicen los amos alemanes o americanos. O tenemos lo que debemos tener y tomamos la iniciativa, el toro por los cuernos, o nos dejamos de tonterías. Nos guste o no, España sigue siendo la madre patria para muchos en Hispanoamérica, y seguirá estando por los siglos de los siglos en Europa.

Nos guste o no, jugamos de pleno derecho en ambas orillas y por eso entiendo que España es el puente que une Europa con Hispanoamérica. No somos Europa ni tampoco somos la Hispanidad, pues ambos mundos son mucho mayores que la propia España, pero sí somos parte fundamental y muy importante de ambos y por tanto el vínculo natural que los une. No es ninguna desgracia hacer de puente, al contrario. Tender puentes entre las gentes es la mayor y más alta misión que puede llegar a tener nadie, cuanto menos una nación, y a mí personalmente me encantaría volver a ver a España tendiendo puentes en lugar de andar derribándolos.

Esa es mi opinión y lamento yo también si al expresarla puede parecer que estoy de mala baba, no es así, pero tampoco quiero que se me tome ahora por colaboracionista por apoyar algo que pueda estar promovido por USA, quede bien claro. Tampoco soy un filo nazi ni nunca he albergado la menor simpatía por el nazismo y sin embargo siempre me ha parecido una gran gesta la de los españoles de la División Azul. Esto puede entenderse como una situación parecida, salvando las distancias.

 

No hay alteración en mi mensaje, está escrito según lo veo, por eso puse por delante el que no iba de mala baba. En lo que no concuerdo contigo es en lo de que España esté en situación de  tratar de coger ningún toro por los cuernos. Mi deseo e intención es que nuestra nación se ponga en el camino de estar en esta situación, la observación de el estado actual no creo que nos permita siquiera planteárnoslo. Ahí se hará lo que interese al primo de zumosol, no se divisa ni de lejos una unanimidad de la comunidad de naciones hispanas, que es lo único que podría condicionar fuertemente el desenlace.

Siento hacer de aguafiestas con este asunto ;) , tenía que expresar cómo veo el panorama (no como deseo que sea).

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Hombre, no coincidimos en eso ni en todo lo demás.  Aquí los cuernos son los del toro USA y me parecería muy lógico cogerlos, es decir, aceptar la situación reconociendo a Guaidó, y tratar de reconducirla después haciendo presión desde Europa y en torno a los gobiernos americanos afines para que las nuevas elecciones que se proponen, no se conviertan en un movimiento para poner allí a algún títere de USA. Ponerse de perfil sí creo que abundaría en esa estrategia que puede tener USA porque sería como dejarla hacer a su aire.

Y me parece también muy legítimo expresar como me gustaría que fuesen las cosas, al fin y al cabo todos lo estamos haciendo ya que no hay nada aún definido. Que uno vea el panorama de modo pesimista no quiere decir que no haya que seguir caminando. Que España esté en la situación que está no quiere decir que no pueda mejorar, y eso solo ocurrirá si existe una presión social suficiente para que algo cambie ¿no?


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Pues a ver qué pasa, espero que sea lo más liviano para aquella gente. El bolivarianismo, una vez más, está siendo desolador para aquellos territorios. Supongo que habrá que sacar a esa gente de alguna manera. En fin...

Si involucran a Colombia directamente puede que se abran heridas que costará tiempo volver a cerrar. ¿O cómo lo véis?

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Mi opinión: 

1. El régimen bolivariano está condenado. Sólo aguantaría con una extrema defensa del mismo por parte de los rusos y amenazas veladas de las que jamás nos enteraríamos. Pero me extrañaría que Rusia se involucrara mucho. Teniendo a Colombia y a Brasil en contra, parece cuestión de tiempo que caiga.

2. El tal Guaidó parece que es masón, y servil a EEUU, y a los de siempre. No creo que venga un patriota, ni un hispanista, ni nada remotamente parecido. Pero el bolivarianismo es tan nefasto, que es lógico preferir a Guaidó. Toda América parece caer del bando norteamericano en un nuevo monroísmo militarista que ya hemos comentado por este hilo. Creo que prefiero una América en paz y monroísta a una que sea campo de batalla entre potencias.

3. A pesar de lo anterior, España no gana nada apoyando fanáticamente los designios imperiales de EEUU, ni yendo de abanderada de Europa, ni de nadie. Tiene que tener una política propia. Viendo de qué va esto, sólo nos queda aceptar y operar dentro de las sobras y migajas que nos va a dejar la intervención/liga monroísta.

4. Para mí esto debería ser una oportunidad para montar "un algo" entre países estrictamente hispanos (meto a Brasil), en el otro foro dejé la idea de unos Cascos Azules hispanos en caso de guerra, al margen de las intervenciones norteamericana y europea (risas con esto de Europa), pero también podría pensarse seriamente un Gabinete de crisis iberoamericano intentando asumir algún rol de Arbitrio, o algo más sustancioso como montar un cuerpo policial de apoyo en la Transición o en general negociado de apartados alejados del "tema principal" (el petróleo), aunque sería difícil que nos dejaran hacer algo.

5. Seguramente no ocurra nada de lo anterior y acabemos a rebufo de los acontecimientos haciendo lo que se nos diga y en el momento en que se nos diga, por lo que en esta ocasión también seremos algo invisible, poco operativo y de segunda fila.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 20 minutos, Gerión dijo:

Mi opinión: 

1. El régimen bolivariano está condenado. Sólo aguantaría con una extrema defensa del mismo por parte de los rusos y amenazas veladas de las que jamás nos enteraríamos. Pero me extrañaría que Rusia se involucrara mucho. Teniendo a Colombia y a Brasil en contra, parece cuestión de tiempo que caiga.

2. El tal Guaidó parece que es masón, y servil a EEUU, y a los de siempre. No creo que venga un patriota, ni un hispanista, ni nada remotamente parecido. Pero el bolivarianismo es tan nefasto, que es lógico preferir a Guaidó. Toda América parece caer del bando norteamericano en un nuevo monroísmo militarista que ya hemos comentado por este hilo. Creo que prefiero una América en paz y monroísta a una que sea campo de batalla entre potencias.

3. A pesar de lo anterior, España no gana nada apoyando fanáticamente los designios imperiales de EEUU, ni yendo de abanderada de Europa, ni de nadie. Tiene que tener una política propia. Viendo de qué va esto, sólo nos queda aceptar y operar dentro de las sobras y migajas que nos va a dejar la intervención/liga monroísta.

4. Para mí esto debería ser una oportunidad para montar "un algo" entre países estrictamente hispanos (meto a Brasil), en el otro foro dejé la idea de unos Cascos Azules hispanos en caso de guerra, al margen de las intervenciones norteamericana y europea (risas con esto de Europa), pero también podría pensarse seriamente un Gabinete de crisis iberoamericano intentando asumir algún rol de Arbitrio, o algo más sustancioso como montar un cuerpo policial de apoyo en la Transición o en general negociado de apartados alejados del "tema principal" (el petróleo), aunque sería difícil que nos dejaran hacer algo.

5. Seguramente no ocurra nada de lo anterior y acabemos a rebufo de los acontecimientos haciendo lo que se nos diga y en el momento en que se nos diga, por lo que en esta ocasión también seremos algo invisible, poco operativo y de segunda fila.

Sucederá el punto 5. Desde luego, lo deseable y por lo que hay que ir trabajando es por llegar al punto 4.

Ahora mismo lo que hay que buscar es apoyar sobre todo a la gran cantidad de gente que tenemos de españoles allá, sobre todo de las comunidades gallega y canaria.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Estoy confuso con el asunto de Venezuela. Por un lado creo que sería muy positivo que caiga Maduro, que más antiespañol no puede ser. Por otro lado, no me hace gracia que los yanquis planten allí sus reales. La tragedia es que las dos opciones que se nos presentan prescinden de España.

Mis reservas hacia el cambio de régimen vienen por el temor que pongan un presidente que termine legalizando el aborto y el matrimonio homosexual, en línea con el mundo occidental, y que por otra parte se alinee con Trump, que me parece un personaje bastante peligroso y contrario a los intereses de España.

Pero a favor de que caiga Maduro hay, por un lado, la terrible situación humanitaria que exige atención, como bien ha señalado El Español; a eso añadiría que tenemos a gran parte del exilio venezolano en España y también debemos velar por sus intereses. Por otro lado, como señala elprotegido, Maduro está vendido a chinos y rusos y, en cuanto a los intereses de España, es difícil que la cosa vaya peor que con Maduro.

Por mi confusión, el cuerpo me pide no tomar parte por nadie, pero al mismo tiempo reconozco que ésa es una postura cómoda que a la larga no resulta beneficiosa para España. Es bueno que España tome partido en estos temas; el mantener una eterna neutralidad hace que cada vez pintemos menos en el mundo.

Como decía, estoy confuso, pero gracias a todas vuestras intervenciones mi confusión es menor. Seguiré atentamente todo lo que vayáis aportando sobre este tema.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Yo no tengo dudo de que cuando se imponga el candidato apoyado por los USanos el deterioro material y de desorden se frenará y que el moral seguirá su curso pero con más progresismo anticristiano del que habla hispano (mariconismo, abortismo, feminismo, etc) y con más doctrina económica mammonista.

En fin, comprendo que si el exilio está aquí (y en Miami) lo suyo sería coordinarse con ellos y los cubanoamericanos para tratar de buscar orden.

Pero que quien va a instalar su orden son los lobbistas USanos y adláteres es algo bien claro.

Intervención militar, lo dicho, solo si es en términos ampliamente acordados con los países de la región y sacando previamente al Rey a la palestra a hacer su función.

Pero vamos, recordemos que nos gobierna un tal Sánchez, gracias al apoyo de antiespañoles.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 13 horas, Gerión dijo:

3. A pesar de lo anterior, España no gana nada apoyando fanáticamente los designios imperiales de EEUU, ni yendo de abanderada de Europa, ni de nadie. Tiene que tener una política propia. Viendo de qué va esto, sólo nos queda aceptar y operar dentro de las sobras y migajas que nos va a dejar la intervención/liga monroísta. 

Disculpa la pregunta pero es que no entiendo bien el sentido de tu frase. ¿Te parece que estoy apoyando fanáticamente a USA?


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Contenido similar

    • Por Hispanorromano
      El error histórico de 1898: lucharon más cubanos por España que por su independencia
      Algunos historiadores como John Lawrence Tone afirman que la mayor parte de los soldados que se alistaron en las tropas independentistas, «lo hicieron en el último mes de la contienda, cuando los españoles declararon el alto el fuego»
      Israel Viana
      Actualizado:14/11/2018 20:32h
      «La patria ha sido defendida con honor. La satisfacción del deber cumplido deja nuestras conciencias tranquilas, con solo la amargura de lamentar la pérdida de nuestros queridos compañeros y las desdichas de la patria», escribía el almirante Cervera en el parte de guerra de la batalla naval de Santiago de Cuba. Aquella derrota, acaecida el 3 de julio de 1898, era el episodio final del conflicto en el que España perdió sus últimas colonias de ultramar, tan solo un mes antes de que se firmara el armisticio con Estados Unidos.
      Desde entonces, la Guerra de Cuba ha generado ríos de tinta, con interpretaciones de lo más variopintas y partidistas a uno y otro lado del Atlántico. En la historiografía cubana, por ejemplo, se ha tendido a minimizar, salvo algunas excepciones, el papel de España a causa del escaso uso que ha hecho esta de los archivos españoles. En su literatura de la isla se muestra a todos los oficiales de la península como monstruos y a los hombres que mandaban como instrumentos «desvalidos» de una monarquía casi feudal, como si fueran una masa informe. Y, además, muchos de sus estudiosos retratan a los insurrectos cubanos de una manera unidimensional: todos son heroicos, amigos de los campesinos pobres y de los trabajadores castigados por los españoles, además de, por supuesto, hombres dispuestos a dar su vida por una Cuba independiente. Pero, ¿cuánto hay de cierto en esta imagen transmitida en algunos libros sobre la guerra del 98?
      Si atendemos a las cifras, la más importante en el plano militar es que España realizó, en cuatro años, el segundo mayor desplazamiento de soldados de la historia después del protagonizado por los estadounidenses, en la Segunda Guerra Mundial, para luchar contra los nazis. Hablamos de 200.000 españoles que cruzaron el Atlántico para enfrentarse en Cuba a los 40.000 hombres del Ejército libertador. Pero aquí hay que tener en cuenta lo que apunta John Lawrence Tone en «Guerra y genocidio en Cuba, 1895-1898» (Turner, 2008): la mayor parte de los que se alistaron en las tropas independentistas «lo hicieron en el último mes de la contienda, una vez que los españoles declararon el alto el fuego». Un movimiento el de estos desertores realizado por «mera supervivencia, ante el derrumbe inminente del poder español, puesto que sus familias e intereses estaban en Cuba».
      Entre 60.000 y 80.000 voluntarios
      Fernando J. Padilla, de la Universidad de Bristol, cifra a los desertores en una quinta parte de los voluntarios que lucharon bajo la bandera de España. Cuando se firmó la rendición, el 13 de agosto de 1898, se calcula que este cuerpo estaba formado por 60.000 hombres. Otras fuentes dicen que llegaron a los 80.000. De estos, habrían muerto durante el conflicto cerca de 2.000, de los cuales el 40% eran naturales de Cuba según las listas de fallecidos consultados por este historiador y publicadas por el Ministerio de la Guerra.

      Soldado de la Guerra de Cuba, en 1895- ABC
      Si extrapolamos este porcentaje al total de integrantes de esta milicia, resultaría que unos 32.000 cubanos llevaron el uniforme de los voluntarios y combatieron a favor de seguir manteniendo los lazos con el Gobierno de Madrid. Si a este número sumamos los bomberos «negros», los criollos que se alistaron al Ejército y los más de 30.000 guerrilleros originarios de la isla que lucharon contra los separatistas, se puede concluir con seguridad que, como defiende Tone, entre 1895 y 1898 hubo más cubanos luchando por España que por la independencia.
      Recordemos que los separatistas nunca superaron los 40.000 combatientes, aunque el historiador americano Donald H. Dyal los rebaja hasta los 30.000 en «Historical Dictionary of the Spanish American War» (1996). De ahí que solo empezaran a vislumbrar la posibilidad real de ganar la guerra cuando recibieron el apoyo de Estados Unidos a principios de 1898, tras la falsa acusación del hundimiento del famoso acorazado Maine.
      Voluntarios a favor de España
      Este importante cuerpo de Voluntarios —creado en 1855 para aligerar de carga al Ejército regular y reforzar la defensa de la isla frente a los ataques de Estados Unidos, empeñados estos en anexionarse la isla— tuvo una importancia capital para el devenir de los diferentes episodios de la Guerra de Cuba. A pesar de ello, la atención que han recibido de los historiadores ha sido escasa. En el siglo XIX, autores como José Joaquín Ribó y Luis Otero Pimentel analizaron su papel en la Guerra de los Diez Años (1868-1878) en diferentes obras. «La mayoría son ciudadanos de modesta fortuna, que viven de su profesión o trabajo corporal, del cual depende también la subsistencia de sus familias», escribía este último en 1876, cifrándolos en 18.000 solo en La Habana. En épocas más recientes se han publicado otros estudios, no muchos, sobre el tema, como el de la española María Dolores Domingo (1996) y el de su homóloga cubana Marilú Uralde Cancio (2011).

      Un grupo de médicos extraen una bala máuser a un soldado de San Quintín, en la Guerra de Cuba (1896)- ABC
      De estos últimos trabajos, solo algunos se han replanteado la visión que tradicionalmente se tenía de la milicia de voluntarios y guerrilleros. Entre ellos está el citado John Lawrence Tone, que se ocupó, a mediados de la década pasada, de analizar su papel como defensores de España en la última guerra. En ellos se aporta un punto de vista novedoso: el españolismo más militante en Cuba no fue fenómeno surgido o desarrollado únicamente en las áreas urbanas ni, tampoco, protagonizado exclusivamente por personas llegadas de la Península. Entre los voluntarios había una importante representación de hombres nacidos en Cuba e, incluso, algunos de los llamados «de color» entre ellos. Es decir, negros y mulatos —o «pardos y morenos», según el lenguaje de la época— sin ningún lazo de sangre con España o Europa.
      Baste como ejemplo un dato aportado por Joan Casanovas Codina. Entre los 2.932 voluntarios de Matanzas contabilizados por este historiador catalán, 710 eran cubanos, lo que confirma, efectivamente, que no fueron solo españoles los que combatieron en el Instituto de Voluntarios durante la Guerra de los Diez Años. De la misma forma que otros muchos isleños participaron también en la guerra del 95 del lado de España. Su contribución a este Ejército fue del 25% de los oficiales y el 30% de las tropas aportadas por la Península, Baleares y Canarias, a los que habría que sumar, como defendía Tone, los guerrilleros, criollos y bomberos.
      Las «tropas de color» del Ejército español
      Según estimaba también el historiador militar y biógrafo del capitán general Weyler en 1997, Gabriel Cardona, hubo más de 80.000 cubanos, entre voluntarios y soldados de reemplazo, en el Ejército español. También se alistaron por iniciativa propia a favor de Madrid algunos otros combatientes sin ningún lazo con la península, como una serie de batallones puertorriqueños.

      El acorazado Maine visto por popa, en 1895
      El jefe del imbatido regimiento de caballería Pizarro, el general Figueroa, por ejemplo, era cubano de nacimiento. También lo eran los 30 «bomberos negros» que formaban la escolta de Weyler, con los que el general quiso recuperar la fidelidad que esta raza había mantenido con España en la Guerra de los Diez Años, formando la «unidad de élite de voluntarios de Valmaseda». El mismo capitán general de Cuba entre 1896 y 1897 dedicó una serie de párrafos muy elogiosos en sus memorias, reeditadas en 2004 por la editorial Destino, a estos voluntarios cubanos: «A los pocos días de mi llegada a la isla, fui designado para organizar un batallón y un escuadrón de voluntarios. La recluta se hizo rápidamente, acudiendo a ella un buen número de cubanos blancos y de color, así como algunos extranjeros de diversos países de Europa [...]. Todos estos soldados se batían con gran valor, sin excepción alguna [...]. Era tan intenso el espíritu de ofensiva de aquellos voluntarios, y tanta su fe y confianza en el mando, que ni uno solo flaqueó en el ataque. Su bravura de aquel día me ha dejado imperecedero recuerdo, constituyendo la confirmación más plena del alto concepto que formé entonces de las tropas de color. Justo es consignar que, a mi gratitud y confianza, correspondieron siempre con inquebrantable lealtad».
      Lo que no cuenta Weyler es que, en la parte oriental, durante los años 60 y 70 del siglo XIX, el papel de estos voluntarios no era solo el de proteger a las poblaciones de los cada vez más incipientes ataques de mambises, sino también aterrorizar desde el principio a los partidarios de la independencia para mantener un férreo control de las ciudades.
      Después de la Guerra de los Diez Años, más concretamente entre 1890 y 1893, las principales revistas de temática militar, como «Ejército» y «El Correo Militar», publicaron una serie de artículos donde se proponía convertir a estos voluntarios en una especie de reserva colonial del Ejército, como había ocurrido en Australia, Nueva Zelanda y Argelia, con el objetivo de rebajar la tensión que este cuerpo había mantenido con las autoridades españolas en años anteriores. Esto, sin embargo, no habría cambiado mucho el papel que desempeñaban desde su creación en 1855: reforzar el sistema defensivo de la isla con la ayuda de los civiles. En 1889, también se planteó la posibilidad de otorgarles el voto, pero fue rechazada por las Cortes.
      Los lazos entre los voluntarios y Madrid
      Estos amplió el desencuentro que en otros años se había producido entre estas personas ajenas al Ejército que daban su vida a cambio de nada y el Gobierno español. Hombres que, además, se encontraban con el problema de compaginar la obligada formación militar con sus propios trabajos —los que realmente daban de comer a sus familias— como comerciantes, cocheros o campesinos. Esa marginación política durante el periodo de entreguerras minó la cohesión que debía haber entre los 60.000 voluntarios que había en ese momento y el capitán general que debía dirigirlos. una situación que podría acarrear muchos problemas si tenemos en cuenta que los soldados regulares eran entonces de tan solo 15.000.
      La explosión del Maine en La Habana y la entrada de Estados Unidos en la guerra contra España, en abril de 1898, aceleró el final del conflicto. Durante las ocho semanas que restaron de campaña se incrementaron las deserciones de voluntarios, sobretodo de los naturales de Cuba. Esto convirtió la cifra de cubanos luchando por la independencia en mayor de lo que realmente había sido en los cuatro años anteriores. Y es que, a pesar del tono triunfalista de la prensa española en el verano del 98, pocos se creían ya las posibilidades reales de triunfo de Madrid frente al poderío naval del gigante del norte.
      https://www.abc.es/historia/abci-verdad-incomoda-1898-lucharon-mas-cubanos-espana-independencia-201811120204_noticia.html
    • Por Hispanorromano
      Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
       
    • Por Hispanorromano
      Cuando explicamos la obra de España en América uno de los argumentos que utilizan los detractores son las pinturas de castas. Ejemplo:

      Este argumento es recurrente en los ambientes identitarios. Al mostrar estas pinturas donde se clasifica a las personas y su descendencia por el aspecto físico, los identitarios pretenden demostrar que el Imperio español era racista y que no toleraba el mestizaje. Lo que les viene muy bien para hacer burla de las posiciones que sobre este asunto sostienen carlistas y falangistas.
      Esas pinturas no tienen por qué demostrar ese tratamiento racista que alegan los identitarios. Pero hay un detalle que creo que hasta ahora se nos ha escapado. Esas pinturas podrían tener un origen ilustrado. Es decir, lejos de representar la España eterna de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II, esas pinturas serían un producto de la Ilustración y de su afán por clasificar los seres vivos desde presupuestos exclusivamente racionales. Estos ilustrados con frecuencia eran poligenistas, esto es, negaban el origen único del hombre, en abierta contradicción con la Biblia, y pretendían explicar el hombre desde una perspectiva naturalista que luego dio paso al darwinismo. Cito parcialmente un artículo que, aunque de manera deficiente y en un tono demasiado coloquial, lo explica:
      Como decía, el artículo es muy limitado y utiliza un tono coloquial que lo desacredita un poco, pero cita abundante bibliografía. Y por lo demás esta hipótesis encaja perfectamente con un importante sector de la Historia y de la Sociología que considera que el racismo tuvo su origen en la Ilustración. Antes existía la xenofobia -un rechazo del extranjero que, en dosis limitadas, puede ser hasta necesario- y en general el prejuicio contra el diferente, que parece existir en todas las sociedades, por desgracia. Pero bueno, ése sería otro debate. El caso es que esas pinturas de castas no serían obra de la mejor España sino de la España ilustrada, que ya era decadente en muchos aspectos. Por lo que no tenemos necesidad de encajar estas pinturas en nuestra argumentación cuando las saquen a relucir los detractores de la obra de España en América. Simplemente estas pinturas pertenecían a una España que no es nuestro modelo.
      ¿Qué os parece la hipótesis?
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas relevantes

    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 13 respuestas
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Gracias (1 positivo)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 12 respuestas
    • Publicación  en JM de Prada continúa su descarrilamiento: ""
      Prada critica el 155. Dice que es arbitrario y en general da a entender que el Estado español se está excediendo en la represión.

      Por eso decía que la explicación que ofreció a su anterior artículo es insuficiente. Dijo que el hablaba de la nación en sentido cultural, pero ese hecho no explicaría por qué se opone al encarcelamiento de los organizadores de la revuelta separatista o por qué le parece excesivo el 155. Tampoco explicaría la comparación que hizo de Cataluña con Kosovo, ni la afirmación de que los "poderes internacionales" ya habían decidido que Cataluña no fuese independiente.

      En su página oficial de Facebook se refirió a los que criticaron sus declaraciones a La Vanguardia como "alimañas" y "fachas paulovianos". Y, lo que es más preocupante, apareció por ahí un tradicionalista dando a entender que, en el fondo, Oriol Junqueras era un patriota español, y Prada pareció suscribirlo.

      Creo que algunos carlistas están incurriendo en la ideologización que suelen denunciar en otros. Parece como si, por llevar la contraria a los liberales, estuviesen cayendo en esquemas ideológicos igual de cerrados e irreales. Tal vez deberían someter el foralismo a una revisión crítica. No digo que lo abandonen, pero podrían adaptarlo a las circunstancias actuales, que no son las mismas que en el siglo XIX o en la Reconquista, que es cuando tenía sentido conceder privilegios a los territorios que se fuesen incorporando.

      Una vez que media Cataluña ha mostrado su voluntad de separarse de España, no tiene mucha aplicación el esquema foralista ni cabe esperar que esos catalanes vayan a recuperar el amor a España porque se les hable de fueros o se les reconozcan sus rasgos diferenciales. Si no hay lealtad, sería suicida ahondar en el reconocimiento de las diferencias.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
    • La tesis del complot del 11-M que promueve Villarejo
      Desde hace semanas el comisario Villarejo, encerrado por graves delitos, promueve una teoría de la conspiración sobre el 11-M que, en los titulares de Pedro J. Ramírez, apuntaba primero a Marruecos y luego a Francia. Al principio no se le dio mucho crédito en las redes sociales, pero en los últimos días, por la cercanía con el 11 de marzo, está cobrando fuerza en los canales de intoxicación habituales. Explico por qué la tesis carece, en mi opinión, de fundamento y es un ataque contra el pueblo español.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 9 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

×