Saltar al contenido
Hispanorromano

La tiranía de la eficiencia

Publicaciones recomendadas

La tiranía de la eficiencia

 

IMAGE: Mourgfile (CC BY)

Un interesante artículo de Roger Martin en Harvard Business Review, titulado The high price of efficiency, desafía la intuitiva idea de que la eficiencia es la base de la innovación y la disrupción, y plantea exactamente el escenario contrario: que la búsqueda de la eficiencia a toda costa redunda en menos innovación, en una concentración mayor, en mayores niveles de desigualdad y en una mayor fragilidad estructural derivada del monocultivo.

Es bien sabido que una ganancia de eficiencia derivada de un proceso innovador puede dar lugar a la disrupción de toda una industria. Los ejemplos son claros: el uso de internet, por ejemplo, generó varias compañías capaces de poner en marcha procesos sensiblemente más eficientes que los de sus competidoras tradicionales, y llevó la disrupción a industrias tan variadas como la música, los medios de información, el comercio, etc. Sin embargo, el resultado de llevar esa búsqueda de la eficiencia hasta el límite ha redundado en el dominio de esa industria por muy pocos competidores que se convierten en imbatibles, y que protegen su privilegiada situación con la capacidad de adquirir toda aquella compañía que amenace con una nueva disrupción.

Una situación así, no exclusiva de los entornos tecnológicos, sitúa a la sociedad ante un problema importante: el secuestro de la capacidad de innovación por parte de unos pocos competidores cada vez más grandes y más eficientes, que por un lado son capaces de trasladar esa eficiencia en forma de mejores precios, pero por otro, cargan a la sociedad un importante coste en forma de utilización de mano de obra en condiciones deleznables en países que lo permiten, recurso a subsidios públicos para posibilitar unas condiciones de vida dignas de sus trabajadores en otros, o la desaparición masiva de competidores menos eficientes. El demócrata Bernie Sanders, de hecho, puso recientemente en marcha una iniciativa, la “Stop BEZOS Act“, para hacer que las grandes corporaciones compensasen al estado por el hecho de que una gran parte de sus trabajadores tuviesen que recurrir a programas de beneficencia para subsistir, lo que supone una manera inaceptable de traspasar recursos desde el estado hacia las compañías, y que provocó, entre otras cosas, que Amazon elevase el salario mínimo de sus trabajadores.

La búsqueda de la eficiencia a toda costa lleva, invariablemente, a ese tipo de paradojas, en absoluto exclusivas de las empresas tecnológicas: que las compañías la persigan intentando exprimir a unos trabajadores que tienen que recurrir al estado para equilibrar sus cuentas, mientras los beneficios de la compañía se elevan, pero sin corresponderse con un pago mayor de impuestos. Mientras, cualquiera que pretenda competir con esas compañías encuentra imposible hacerlo con sus mismas reglas al no tener esa eficiencia a su alcance, y si de alguna manera encuentra una forma de hacerlo mediante una propuesta diferente, termina siendo adquirida.

La única respuesta posible, según el artículo, está en la regulación. En el estudio exhaustivo de esas fuentes de eficiencia para poner coto a aquellas que redunden en que el estado – y por tanto, todos los ciudadanos – terminen, mediante la transferencia de sus recursos, cubriendo las carencias a las que determinadas empresas someten a sus trabajadores. Además, es preciso buscar la ruptura sistemática, utilizando unas leyes anti-monopolio fuertes, de aquellas compañías que alcancen una dimensión que les permita explotar esas eficiencias hasta niveles perniciosos.

Una idea, la de la eficiencia como enemiga de la innovación, sin duda contraintuitiva, pero con suficientes evidencias ya de que, en efecto, está generando una situación cada vez más desigual y menos sostenible.


This post is also available in English in my Medium page, “Efficiency is a good thing, right? Not necessarily…

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Esa idea de la eficiencia va pareja a esa otra de la competitividad que se ha inoculado en el alma de los empresarios, productores y trabajadores. Para competir hay que ser eficientes y de ahí se llega a la realidad que refleja el artículo. El problema es que casi nadie plantea que el problema está precisamente en la competitividad, que por su parte es fruto del liberalismo y el individualismo que pone a competir a unos contra otros rompiendo el esquema de la universalidad de los bienes y recursos.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Contenido similar

    • Por Hispanorromano
      El profesor Enrique Dans, profeta de las nuevas tecnologías y tecnoentusiasta incansable, publica un artículo muy crítico con la deriva actual de internet. No se refiere a las fake news, que es fenómeno aparte, sino a la proliferación de bots y de una serie de mecanismos que hacen que la internet actual esté construida sobre mentiras.
      El artículo de Enrique Dans alude a este interesante artículo en New York Magazine:
      How Much of the Internet Is Fake?
    • Por Hispanorromano
      Rescato una posible perla del lodo de Burbuja:
      No comparto la idea final del volver al siglo XVIII y mucho menos la mención a Unabomber. Tampoco he entendido muy bien la mención a la "sobrepoblación". Pero creo que el autor se ha esforzado y el escrito merece ser rescatado de ese lodazal que es BBJ para analizar si contiene algún elemento válido.
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas relevantes

    • El terrorismo estocástico y el atentado de Nueva Zelanda
      El pasado octubre se produjo una cadena de sucesos que me hizo pensar que estamos ante una nueva era de terrorismo inducido a través de internet. El día 23 de octubre, George Soros y otros adversarios de Trump empezaron a recibir cartas bomba que no llegaron a causar ninguna víctima. El 27 de octubre un sujeto abrió fuego contra una sinagoga de Pittsburgh y dejó 11 muertos y 7 heridos. El anterior día 26 se produjo otra noticia de la que no se informó en España: Gregory Bush asesinó a dos transeúntes negros; minutos antes había intentado entrar en una iglesia negra para perpetrar una matanza. En cuestión de una semana se produjeron tres acciones terroristas de inspiración identitaria y se dio la casualidad de que los tres terroristas tenían una intensa actividad en internet, donde difundían teorías de la conspiración típicas de la nueva ultraderecha: el Gran Reemplazo, el Plan Kalergi, el Genocidio Blanco, Soros llena EEUU de inmigrantes hispanos, etcétera.

      (...)Hace tiempo alguien habló de terrorismo estocástico para referirse a este nuevo fenómeno en que las comunicaciones masivas, especialmente las redes sociales, inspiran actos de violencia al azar que son estadísticamente predecibles pero individualmente impredecibles. Es decir, cada acto y cada actor es diferente, y nadie sabe quién lo cometerá ni dónde ocurrirá el próximo acto, pero es probable que algo termine ocurriendo. No puedo programar a nadie para que cometa un atentado en tal fecha y lugar, como a veces se decía fantasiosamente en algunas películas de espías, pero sí puedo inundar esa mente colmena que es internet con la suficiente intoxicación como para que alguien termine cometiendo una acción terrorista contra los enemigos que voy designando. No sé cuándo ocurrirá el acto terrorista ni dónde se llevará a cabo, pero es probable que termine ocurriendo un acto terrorista que a su vez facilite los siguientes actos, pues el terrorismo es ante todo propaganda. 
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
      • 2 respuestas
    • Masacre en Nueva Zelanda ¿Son las redes sociales culpables?
      Como imagino que todos sabréis ya, ayer se produjo una matanza en Christchurch, una pequeña población de Nueva Zelanda donde, un supremacista blanco entró armado con rifles y escopetas en dos mezquitas y comenzó a disparar a todos los que se encontraban dentro, ocasionando 49 muertos y otros tantos heridos de bala, entre ellos mujeres y niños.

      Lo más grave del asunto es que el tipo retransmitió en directo su salvajada a través de Facebook, como si fuera un stream de un videojuego, logrando viralizarse a los pocos minutos de comenzar la matanza. Fue la policía la que tuvo que pedir a esa red social que cortase la emisión ya que durante casi veinte minutos, el asesino estuvo emitiendo impunemente sus crímenes.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Excelente (100 puntos positivos y de mejora)
      • 13 respuestas
    • La diversificación de la propaganda rusa: PACMA, Podemos y ultraderecha
      La maquinaria rusa de desestabilización política parece que comienza a calentar motores de cara a las próximas citas electorales. Analizamos algunas cuentas en Facebook, bajo bandera de Rusia, que estarían apoyando toda la amalgama de ideologías y movimientos radicales, desde el animalismo hasta la extrema derecha.





        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 12 respuestas
    • Publicación  en JM de Prada continúa su descarrilamiento: ""
      Prada critica el 155. Dice que es arbitrario y en general da a entender que el Estado español se está excediendo en la represión.

      Por eso decía que la explicación que ofreció a su anterior artículo es insuficiente. Dijo que el hablaba de la nación en sentido cultural, pero ese hecho no explicaría por qué se opone al encarcelamiento de los organizadores de la revuelta separatista o por qué le parece excesivo el 155. Tampoco explicaría la comparación que hizo de Cataluña con Kosovo, ni la afirmación de que los "poderes internacionales" ya habían decidido que Cataluña no fuese independiente.

      En su página oficial de Facebook se refirió a los que criticaron sus declaraciones a La Vanguardia como "alimañas" y "fachas paulovianos". Y, lo que es más preocupante, apareció por ahí un tradicionalista dando a entender que, en el fondo, Oriol Junqueras era un patriota español, y Prada pareció suscribirlo.

      Creo que algunos carlistas están incurriendo en la ideologización que suelen denunciar en otros. Parece como si, por llevar la contraria a los liberales, estuviesen cayendo en esquemas ideológicos igual de cerrados e irreales. Tal vez deberían someter el foralismo a una revisión crítica. No digo que lo abandonen, pero podrían adaptarlo a las circunstancias actuales, que no son las mismas que en el siglo XIX o en la Reconquista, que es cuando tenía sentido conceder privilegios a los territorios que se fuesen incorporando.

      Una vez que media Cataluña ha mostrado su voluntad de separarse de España, no tiene mucha aplicación el esquema foralista ni cabe esperar que esos catalanes vayan a recuperar el amor a España porque se les hable de fueros o se les reconozcan sus rasgos diferenciales. Si no hay lealtad, sería suicida ahondar en el reconocimiento de las diferencias.
        • Un aplauso agradecido (10 positivos y 5 puntos de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
    • La tesis del complot del 11-M que promueve Villarejo
      Desde hace semanas el comisario Villarejo, encerrado por graves delitos, promueve una teoría de la conspiración sobre el 11-M que, en los titulares de Pedro J. Ramírez, apuntaba primero a Marruecos y luego a Francia. Al principio no se le dio mucho crédito en las redes sociales, pero en los últimos días, por la cercanía con el 11 de marzo, está cobrando fuerza en los canales de intoxicación habituales. Explico por qué la tesis carece, en mi opinión, de fundamento y es un ataque contra el pueblo español.
        • Correcto (3 positivos y 1 punto de mejora)
        • Me gusta lo que dices (5 positivos y 3 puntos de mejora)
      • 9 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Chrome(4)
    • Bingbot(3)
    • Googlebot(2)
×