Saltar al contenido
Hispanorromano

España y los visigodos. La interpretación de J. E. Casariego

Califique este tema

Publicaciones recomendadas

COMENTARIO PREVIO:

Hace tiempo vi una discusión en BBJ en la que se debatía sobre el papel de los visigodos en España. Dos foreros nuestros, Gerión y Ariki Mau, limitaban la importancia de los visigodos en la Historia de España ante la protesta de varios contertulios de inclinaciones identitarias.

Escaneo un fragmento de J. E. Casariego que les da la razón a esos dos foreros y que puede arrojar algo de luz sobre el tema. Jesús Evaristo Casariego fue un buen escritor e insigne carlista que combatió en la Cruzada de 1936. No era nada sectario; tenía gran simpatía por la Falange y en el libro que cito llega a decir que la Monarquía tradicional era totalitaria. No era persona precisamente refractaria al Eje.

El tema planteado es muy interesante. Siempre he creído que los visigodos no tuvieron la importancia que algunos les atribuyen y que lo principal (fe y lengua) se lo debemos a Roma. Estas discusiones sobre la Historia de España tienen más importancia de la que parece, pues algunas concepciones pueden dar lugar a visiones heterodoxas y  antipatrióticas. J. E. Casariego se está refiriendo implícitamente a Ortega y Gasset.

 

*   *   *

 

Reducidas a su basamento, enunciadas en esquema, las dos interpretaciones de nuestra Historia ven a España de este modo:

LA ORTODOXA: España es el brazo de Dios. Su genio estriba en su catolicidad. Fue grande por ella; decayó al abandonarla. Su resurgimiento estriba en su vuelta a "lo suyo", a su tradición gloriosa y fecunda.

LA HETERODOXA: España tuvo la desgracia de no contar con bastante ingrediente germánico. Su plenitud fue ficticia, y por ello poco duradera. El vincularse a la misión de la Iglesia romana fue su ruina. Para salir de esa postración tiene que abandonar esa directriz tradicional y "europeizarse".

[...]


"LO ROMANO", "LO GERMANO" Y "LO ISLAMITA" EN LA FORMACIÓN DE "LO ESPAÑOL"

No cabe duda de que la evolución histórica de España es la más interesante entre las de todas las nacionalidades occidentales. Como el restante litoral Oeste del Mediterráneo, recibió de manos de los navegantes fenicios los primeros destellos de una civilización que ya empezaba a decaer en el Oriente próximo. Más tarde, Cartagineses, helénicos y otros pueblos dejaron en nuestras riberas la marca de su civilización. Pero fuera de estos primeros contactos con las grandes culturas primitivas, fue la fecunda madre Roma la que, al incorporarnos a su Imperio, nos hizo entrar de lleno en el mundo civilizado.

Bajo la ciudadanía latina, España demostró la buena calidad de su elemento humano y su gran capacidad para adaptarse, desde un estado poco menos que paleolítico, a la gran cultura romana. Por eso sólo, España dio a Roma más figuras ilustres que todas las demás provincias juntas de su Imperio, figuras que han perdurado y perdurarán, por los siglos de los siglos, al lado de las más famosas de la Metrópoli. A la mayor jerarquía de la antigüedad clásica organizada por Roma llegaron españoles ilustres, como Trajano el Magnífico, Adriano, Teodosio el Grande y Marco Aurelio el Filósofo, de hispánica estirpe. El primer Cónsul extranjero de Roma fue un español. Y ahí están los nombres de Lucio Anneo, Lucano, Quintiliano, Sitio Itálico, Columela, Moderato de Gades, Marcial y Floro, que eran españoles. Así, asimilada la cultura latina, las provincias hispanas eran como otras tantas Romas de Occidente, cuando la más grande fuerza espiritual de los siglos apareció entre nuestros antepasados, adueñándose de ellos: el Cristianismo.

Cuando el Cristianismo adquiere carta de naturaleza entre nosotros, enraizándose fuertemente en el suelo de España, la gigantesca armazón imperial de Roma se resquebraja y se hunde con fragor y espanto, corroída en sus cimientos por los vicios gentiles de la paganía y empujada por las incontenibles lanzas de los rudos y audaces pueblos nórdicos, bárbaros toscos de ojos azules, rubia pelambrera y miembros poderosos, que a lomo de caballos escuálidos descendieron como torrentera impetuosa por las amplias calzadas que conducían a Roma, volcándose sobre el mundo latino desde las apretadas y melancólicas selvas de Germania y las brumosas y remotas cuencas del Volga.

Y España sufrió, como todas las provincias romanas, la desolación del mundo antiguo que naufragaba. En las márgenes verdes del Turia y en las tierras luminosas del Guadalquivir acamparon los escuadrones germánicos, atónitos ante las piedras de nuestras ciudades, labradas por una civilización esplendorosa.

Y entonces, ya sin la tutela política de Roma, aislada España de su antigua Metrópoli, y en poder de aquel mare mágnum de pueblos deslumbrados por la orgía de luz de los campos ibéricos, empieza "lo español" a fijar sus características peculiarísimas. El intenso contraste entre lo invasor y lo indígena lo hace resaltar todavía más.

El periodo visigodo es en la historia de España un paréntesis casi vacío. Todo lo que hay en él de consistente y de perdurable es nuestro, fruto del genio español, formado por Roma e iluminado por la vivísima luz del Gólgota. La raza dominadora sólo dejó el recuerdo de su ocio y de sus turbulencias. Del vándalo Gunderico, en los primeros años del siglo y, al visigodo Rodrigo, a principios del VIII, los invasores no dejaron, como dice Menéndez y Pelayo, "ni una piedra, ni un libro, ni un recuerdo". Unicamente prevaleció, durante su dominio físico, un pintoresquismo externo y, en cierto modo, un nuevo concepto jurídico. Y aun esa misma organización jurídica de los godos tiene el sello inconfundible de la superioridad del pueblo dominado por la fuerza del músculo, pero dominador por la fuerza incontenible de la cultura. El propio Guizot —el que no quería contar con nosotros al escribir la Historia de Europa— lo reconoce así cuando dice que dicha organización "lleva y presenta en su conjunto un carácter erudito, sistemático y social; descúbrese en ella el influjo del mismo Clero que prevaleció en los Concilios toledanos".

¡Los Concilios toledanos! Muestras admirables del genio y de la fe de España. Ellos encarnan mejor que nada la superioridad de lo hispánico sobre lo bárbaro durante aquel período, superioridad en todo, y en todos los momentos demostrada. Los ensayistas desarraigados que quisieron monopolizar nuestra vida intelectual no hace muchos años, intentan explicar esto por la baja calidad del factor visigótico —lo peor y más adulterado y corrompido de lo germánico—, muy inferior al ingrediente franco que se asenté en las Galias romanizadas y dio nombre a Francia; pero, ¿por qué no explicar eso con la superioridad y la genialidad del elemento autóctono hispánico sobre el elemento gálico?

Los Concilios fueron entonces el fuego sagrado de la cultura y el arca santa que salvaguardó las más puras esencias de la nacionalidad. Frente a sus prelados, sabios, previsores y prudentes, la Monarquía visigoda sólo dio ejemplos execrables de asesinatos y de estériles banderías, de las cuales no nos queda más vestigio literario que las cartas de Sisebuto y Bulgaranos. Dios castigó la esterilidad perturbadora de los invasores haciéndoles desaparecer ante el empuje de los pueblos nuevos del Islam, contra los cuales la reacción fue ya pura y bien definidamente hispánica, sobre todo a partir de la revolución castellana.

Jesús Evaristo Casariego, Grandeza y proyección del mundo hispánico, p. 29 y pp. 49-52.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

¡Magnífico e inspirador!

Me ha gustado mucho esa diferenciación previa que se hace entre lo ortodoxo y lo heterodoxo. Diferenciación que comparto plenamente y por la que, sin duda, me sumo al bando de los ortodoxos más ultramontanos. El periodo visigodo no es más que otro accidente en nuestra historia que no deja muchos otros posos ni semillas que los que estaban ya presentes en las provincias romanas previas, más, dónde en verdad se muestra la verdadera esencia y genio de lo español, es sin duda en los siglos posteriores a la Reconquista y si queremos, emancipación de dichos pueblos en lo que conocemos como Hispanidad. La Hispanidad hereda de Roma su universalidad y la extiende por el mundo sentando las bases de la Civilización Occidental.

Lo germánico, aunque siempre ligado a nuestra historia como también lo está de alguna manera lo islámico o lo judío, no es más que otro pequeño afluente de ese genio español que se nutre de muchas fuentes y ha sido capaz, en virtud de la fe católica y la lengua castellana, de hacer propias las aguas de la vida y llevarlas allá donde hemos llegado, universalizando así su entendimiento y legándolo a la posteridad. No hay nada más universal ni auténtico que un corazón español abierto plenamente a la fe católica y a la conquista del mundo en el nombre de su Dios. Universal porque como Dios, carece de fronteras, y auténtico porque como él, es capaz de alcanzar también el sacrificio por tal de convertir y no destruir la vida que se extiende más allá de los límites naturales de uno mismo. Así veo y entiendo yo el genio español, es decir, la verdad universal que mora en nuestro corazón.

Sin duda hoy vivimos tiempos muy diferentes y la Hispanidad no es ya ni una sombra de lo que fue. Es más, pareciera que España hubiese traicionado su propia identidad, sumándose así a las luchas identitarias que se dan por todo el mundo a caballo de ideologías y teorías diferentes, algunas de lo más abyectas. Sin embargo, el genio pervive. La esencia de quienes somos, que es también la fuerza imparable del ser auténtico, sigue viva y latente en el corazón de las nobles gentes que, aun pudiendo estar erradas o confundidas por esas luchas ideológicas, se levantan cada día convencidos de que la unidad del amor, es la fuerza indestructible de la vida que merece aún una oportunidad en nuestro mundo. Muchos son conscientes de ello y lo practican a diario en su religiosidad, otros en cambio no son conscientes, pero también lo practican con sus buenas obras y una voluntad de sacrificio, que ya quisieran muchos de esos identitarios que ven en los genes o la procedencia su hecho diferencial. Como reza el dicho popular: "Obras son amores y no buenas razones", y la Hispanidad goza de una excelente genética basada en sus buenas obras.

Así que ¡Arriba España! porque allí arriba es donde moran los sentimientos nobles y las voluntades de amor más firmes que nos precedido. Todo lo demás es tierra para conquistar.

 


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El hilo enlaza muy bien con dos hilos de este subforo, en uno hablábamos de cuándo data la unidad política de España y en otro sobre la vocación imperial.

Yo siempre he creído que se ha venido sobrevalorado excesivamente el peso gótico en la composición de España, generalmente en algunos con cierto trasfondo ideológico.

Ahora bien, después de haberme vuelto excesivamente crítico sí que he revisado un poco al reconocer que fueron los introductores del principio monárquico sin el cual es difícilmente imaginable nuestro pasado.

Así que he moderado un poco mi "goto-excepticismo". Lo que desde luego es indubitable es que el auténtico pilar de nuestra Hispanidad es lo católico y románico.

Mi pizca de goticismo pues, se reduce básicamente al reconocimiento de la introducción monárquica y por el lado "folclórico"  a la antroponimia que de ellos me viene.

Pero le debemos mucho más, por ejemplo, a los norteafricanos romanizado  de cuyas fuentes bebe el cristianismo español.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Lo gótico tiene algo de lo republicano, nacionalista y postimperial: las naciones germánicas en su ruptura y depredación del espacio imperial previo se parecen a las repúblicas de la Modernidad (incluida nuestra república coronada), en un caso fue el imperio romano en el Occidente del mundo, en el otro el español que conforma el Occidente global que rodea al Orbe y lo engendra. La pluralidad depreda a la unidad.

Pero quizás, en la misma valoración del hecho real (el Amor universal) está ya implícita y larvada esta pluralidad de naciones y repúblicas, que vemos tanto ayer como hoy. 

De cualquier forma, creo que lo godo tiene mucho más que ver con lo Islámico que lo que se nos cuenta. El arrianismo godo y el pensamiento musulmán tienen coordenadas de tipo hiper-idealista muy similares, se entende más un relato en el que toda la nobleza goda automáticamente se entrega al Islam, y sólo resisten, precisamente, los no godos, los hispanorromanos de las montañas, que lo único que verían es un cambio de banderas en las escaramuzas de frontera.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

De acuerdo en ese punto de introducción del principio monárquico aunque con matices. La Corona Católica, que es lo que define particularmente a la Monarquía Hispana, no comienza sino hasta la unión personal y dinástica de los Reyes Católicos y la puesta en común de su proyecto unificador de las Españas. Hasta entonces, los diferentes reinos habían pasado por la historia, a veces pugnando entre sí otras como aliados. Lo definitorio de la Monarquía en España es su carácter Católico más que lo Real, como recoge el reconocimiento dado por Roma en 1493 en virtud de la conquista de la península ibérica al  Islam y el proyecto evangelizador del Nuevo Mundo. Es entonces cuando España se hace universal.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 5 minutos, El Español dijo:

De acuerdo en ese punto de introducción del principio monárquico aunque con matices. La Corona Católica, que es lo que define particularmente a la Monarquía Hispana, no comienza sino hasta la unión personal y dinástica de los Reyes Católicos y la puesta en común de su proyecto unificador de las Españas. Hasta entonces, los diferentes reinos habían pasado por la historia, a veces pugnando entre sí otras como aliados. Lo definitorio de la Monarquía en España es su carácter Católico más que Real, como recoge el reconocimiento dado por Roma en 1493 en virtud de la conquista de la península ibérica al  Islam y el proyecto evangelizador del Nuevo Mundo. Es entonces cuando España se hace universal.

Los reinos cristianos fueron los portadores de la idea imperial que desembocó en los Reyes Católicos. El día de la boda y la conquista de Navarra pusieron la rúbrica. Pero el germen es previo.

Hablamos de una cadena con eslabones todos ellos necesarios. Incluso él goticismo como relato justificante tuvo su sentido.

hace 17 minutos, Gerión dijo:

Lo gótico tiene algo de lo republicano, nacionalista y postimperial: las naciones germánicas en su ruptura y depredación del espacio imperial previo se parecen a las repúblicas de la Modernidad (incluida nuestra república coronada), en un caso fue el imperio romano en el Occidente del mundo, en el otro el español que conforma el Occidente global que rodea al Orbe y lo engendra. La pluralidad depreda a la unidad.

Pero quizás, en la misma valoración del hecho real (el Amor universal) está ya implícita y larvada esta pluralidad de naciones y repúblicas, que vemos tanto ayer como hoy. 

De cualquier forma, creo que lo godo tiene mucho más que ver con lo Islámico que lo que se nos cuenta. El arrianismo godo y el pensamiento musulmán tienen coordenadas de tipo hiper-idealista muy similares, se entende más un relato en el que toda la nobleza goda automáticamente se entrega al Islam, y sólo resisten, precisamente, los no godos, los hispanorromanos de las montañas, que lo único que verían es un cambio de banderas en las escaramuzas de frontera.

Hay que entender la relativa facilidad de dominio islámico a través de esa afinidad góticoarriana con el arrianismo.

El neopaganismo nazi mismo implica un acercamiento de sus jerarcas al Islam.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 14 minutos, Gerión dijo:

De cualquier forma, creo que lo godo tiene mucho más que ver con lo Islámico que lo que se nos cuenta. El arrianismo godo y el pensamiento musulmán tienen coordenadas de tipo hiper-idealista muy similares, se entende más un relato en el que toda la nobleza goda automáticamente se entrega al Islam, y sólo resisten, precisamente, los no godos, los hispanorromanos de las montañas, que lo único que verían es un cambio de banderas en las escaramuzas de frontera.

Así es Gerión. De hecho, la propia concepción arriana de la Divinidad, encaja mucho mejor con la concepción islámica que con la católica. Para ambas, Jesucristo es un subordinado del Dios Creador y por tanto, la deidad sigue siendo algo invisible e inacesible al hombre. Desaparece así la encarnación divina dejando al hombre a merced del poderoso que ostenta el poder real. La cosa tiene mucha profundidad y aún está en la base de muchos pensamientos e ideas actuales.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Quizás el nomadismo y la falta de "estructuras" materiales tanto de los germanos en el Völkerwanderung como de los árabes en los desiertos, está en la raíz de esto. ¿Cómo va a valorarse la materia si están faltos de ella? El "puntito" católico quizás sea consecuencia de un poco de horneado en la cocina de la Historia, ya que conjugó elementos materiales, físicos junto a aspiraciones metafísicas, sin que caigan unos u otras.

La monarquía electiva de los godos se parece también a nuestras presidencias electivas, muy democráticas y muy inestables unas y otras; es posible que provenga del exceso de confianza en el Principio, más que en el Hombre; así estamos con partidos con nobles ideales pero con personajes miserables encarnándolos. Los godos duraron poco más de dos siglos, ¿cuánto durarán las democracias actuales?

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 6 minutos, don Fernandito dijo:

Los reinos cristianos fueron los portadores de la idea imperial que desembocó en los Reyes Católicos. El día de la boda y la conquista de Navarra pusieron la rúbrica. Pero el germen es previo.

Hablamos de una cadena con eslabones todos ellos necesarios. Incluso él goticismo como relato justificante tuvo su sentido.

No trato de poner en cuestión los aportes visigodos en nuestra Historia. Lo que digo es que, entendida como un río, la Hispanidad tiene su fuente original en Roma. De ella se nutre su concepción católica y su caracter imperial. Y por ella alcanza a extenderse el vasto imperio que luego vino a ser. Lo otros son afluentes de ese río, que sin duda le han dado profundidad y fuerza pero no por ello dejan de ser eso, simples afluentes del río principal.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 6 minutos, Gerión dijo:

La monarquía electiva de los godos se parece también a nuestras presidencias electivas, muy democráticas y muy inestables unas y otras; es posible que provenga del exceso de confianza en el Principio, más que en el Hombre; así estamos con partidos con nobles ideales pero con personajes miserables encarnándolos. Los godos duraron poco más de dos siglos, ¿cuánto durarán las democracias actuales?

Es más, me atrevería a asegurar que, si los godos duraron todo ese tiempo no fue por su arrianismo ni por su principio político sino por que entraron como mediadores de la Roma Imperial y posteriormente se convirtieron al catolicismo. Los vándalos también eran arrianos y sin embargo duraron un suspiro, tanto por la acción de los propios Godos como por el hecho de que el arrianismo en Hispania no tuvo la implantación que tuvo en otros pueblos bárbaros. Aportaron al río y por eso tienen su lugar en la historia, al contrario de quienes quisieron llevarse el agua a su molino, como es el caso actual de los identitarios que tratan de tejer una identidad hispana basada en uno de los afluentes de la Hispanidad a expensas de la fuente principal.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Gracias por vuestras aportaciones. Estoy bastante de acuerdo en lo que comentáis. Tan sólo matizaría que la monarquía visigótica era electiva (lo que hacía que cada vez que moría un rey se desatase prácticamente una guerra civil para determinar el sucesor), mientras que la monarquía de la Reconquista y del Imperio es hereditaria. El mecanismo hereditario aporta una estabilidad y una mirada de largo plazo que nunca puede aportar el principio electivo. Por otra parte, no vería tan claro el paralelismo de los germanos con los árabes más allá del arrianismo, pues si los germanos son exclusivistas, los árabes son universalistas (y en este punto se parecen a católicos y romanos).

Aclaro que no pretendo que la visión de J. E. Casariego sea la canónica. Veo perfectamente razonable que se valore de otra forma a los godos. Los carlistas por lo general le otorgan gran importancia a Recaredo por su conversión al catolicismo, lo que parece un punto de vista válido. Cosa muy distinta es la exaltación de los godos que se da en el ámbito pagano-identitario con aviesas intenciones:

La herencia goda | El Manifiesto

5346_visigodos.jpg

Mi opinión coincide bastante con la de J. E. Casariego pero, como decía, es un asunto sujeto a discusión. Simplemente he creído oportuno ilustrar este punto de vista, que creo que era muy común en la derecha hace tiempo aunque ahora se escucha menos.

El libro de Casariego es muy recomendable. Le da voz a muchos hispanistas de las Américas y expone algunas tesis originales que, si tengo tiempo, intentaré traer al foro.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Muy de acuerdo, de hecho, más que la herencia goda directa, fue la referencia o mito goticista que utilizaron los reyes cristianos como excusa o justificación para su conquista.

Además veo positivo el principio antihiática castellano que sirvió de contrapunto al goticismo leonés.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Contenido similar

    • Por Hispano
      El riesgo es que otro país europeo nos desplace como referencia europea en América.
      Por ejemplo, en lo que se refiere a Alemania, los españoles hasta ahora siempre la han visto con buenos ojos, como país laborioso, ensimismado, que no se mete con nadie desde la segunda guerra mundial, lo que es cierto. Pero, ojo, este "adormecimiento", en mi opinión, se debe a que perdieron dos grandes guerras estrepitosa y seguidamente. El riesgo que veo con Alemania, lo resumo en tres puntos:
      1) El ideal de superioridad con respecto a otras naciones que tienen. Acabo de leer un libro de historia ("Kleine Geschichte Deutschlands"-Pequena historia de Alemania, autor Rolf Hellberg) que me ha hecho llegar una persona que se mueve en ambientes de la AfD. Es un libro que no está prohibido, ni nada por el estilo. En el libro se menciona que el tener sangre germana es distintivo de nobleza en otras naciones como España.  En el punto dedicado a Carlos I (V de Alemania) concluye que su tiempo de emperador fue un fracaso por no haber aceptado la reforma protestante y no haberse convertido al luteranismo él y todo su imperio (todo ello aderezado con los tópicos de intransigencia hispana tanto religiosa como militar (a los soldados de los tercios españoles los llaman "Bluthunde"). Entre otras muchas cosas "delirantes", me ha llamado la atención el punto dedicado a su s. XVIII, en el que afirma que su s. XVIII en términos culturales y artísticos sólo se puede comparar al de la Grecia clásica y que, incluso, lo supera (indudablemente su s. XVIII es magnífico, pero esa comparación está fuera de lugar). Por lo que de esta gente se puede concluir, es que están pirados (hay mucho paralelismo con nuestros nacionalistas periféricos en ese sentido).
      2) Su poderío económico. Básicamente, como todo el mundo sabe,  a través de la UE han acabado con la mayoría de las industrias nacionales de los otros países, por lo que a través de sus empresas tienen influencia en las administraciones públicas, por lo que se puede decir que tienen cierto poder político ("lobbies").
      3) La percepción de los productos hechos en Alemania como de alta calidad, por lo que mucha gente podría extrapolar esa "supuesta" calidad a otros ámbitos, como, por ejemplo, entre otros, en el ámbito de los valores éticos y morales (No es raro escuchar en España que en Alemania por cualquier ínfima cosa un político dimite y que los españoles no, porque básicamente los españoles somos más corruptos).
      Afortunadamente, empiezo a notar que cada vez más gente se está dando cuenta de ello (incluso en gente que conozco que desde siempre habían sentido fascinación por todo lo germano). La verdad es que el caso de Puigdemont  con los jueces de Schlewig-Holstein ha ayudado, en parte, a que muchos Saulos se hayan caído del caballo.
      En mi opinión, Vox debería de desmarcarse de todos esos movimientos identitarios, que no tienen nada que ver con lo hispano. No estoy metido dentro del mundo de Vox, pero por lo que leo creo que cada vez se están desmarcando más de lo identitario y, por ejemplo, me encanta cuando se refieren a los hispanoamericanos como compatriotas.
  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas seleccionados

    • Propaganda identitaria, intereses rusos y geopolítica del Gas
      Analizamos en este tema de debate, hasta qué punto son importantes para los intereses geoestraégicos de Rusia, la venta y distribución de gas en Europa, de qué manera dichos intereses podrían estar detrás de ciertas ideologías identitarias y nacionalismos que se están difundiendo en Europa, y el papel crucial que podría estar jugando España en este entramado internacional.
      • 26 respuestas
    • Repoblación de los pueblos de la España vacía e inmigracion americana.
      Mi familia es de uno de esos pueblos abandonados y el tema siempre me ha tenido por diversas razones lo tengo presente y acabo sacándolo en cualqueir conversación con gente que por una u otra razón tocan el tema más o menos de refilón.

      Tengo tratado a un tipo excepcional que hizo su tesis doctoral en gran parte en dicha zona, un trabajo espectacular de buceo en la historia más trabajo de campo. Y al llegar al punto del futuro y tal... pues sale una cosa que me duele bastante. Sale siempre la idea de que estos pueblos de nuestra España despoblada, de recuperarse algo, lo harían con gente inmigrante, él incide en la idea de gente de países andinos y anexos.

      Claro, a mí se me genera un tremendo conflicto, mezcla de sentimientos. La pulsión tradicionalista y de afecto a la cadena familiar de los siglos frente a la inminente desaparición de vida en nuestros lugares.

      Reconozco que aún no tengo resuelta esta contradicción. Como ya hemos comentado con Gerión, no es una cuestión racial sino de linaje, de una cadena secular, de terrenos regados con sudor de los ancestros.

      En cualquier caso, quería ilustrar la cuestión con un vídeo que encontré y viene muy al caso. De lo que no me cabe duda es que si una gente es adecuada para este objeto no puede ser otra que gente americana, por muchísimas razones. Como bien dice el ex-alcalde que habla, el termómetro de la vitalidad de un pueblo es la escuela (y añadiría yo, la iglesia los domingos).

      A ver qué os parece y si lo véis tan agridulce como yo. Don Quijote y Sancho, de nuevo en marcha... Desde luego que los identitarios con algo así rabiarán pero, ya sabemos que de ellos no va a venir ninguna solución, son un fenómeno urbano, de la parte negativa del mundo urbano (mundo que por supuesto tiene su parte positiva, faltaría más, pero no lo son los dichos falsos indigenistas)

       
      • 98 respuestas
    • Puerto Rico como vanguardia de la América española
      Rescato un artículo del escritor portorriqueño Luis Llorens Torres en la Revista de las Españas. No se si puede incluir en la categoría de hispanistas que no tienen ninguna reserva hacia España, pero desde luego sí en la de hispanomericanistas. En el artículo lamenta olvido al que se ha sometido a Puerto Rico, pero también plantea que este país es o puede ser la vanguardia de la América hispana frente a la América anglosajona. Me parece que esta idea es muy válida.
    • El enigma de Steve Bannon
      El exasesor de Trump, Steve Bannon, que le llevó hasta la presidencia de Estados Unidos, ultimamente está muy activo en Europa, tratando de tejer alianzas con los grupos y partidos mas euroexcepticos y extremistas, en torno a un pryecto político que está organizando en Italia.

      Allí apareció en la reunión anual de Fratelli d'Italia, la formación heredera del MSI-AN. También se reunió con Salvini. Anteriormente fue aclamado en la reunión del FN de Francia. Hace tiempo no le daba mucha importancia a Bannon. Pensaba que sólo era un charlatán con un elevado concepto de sí mismo; no creí que desempeñase un papel importante en la victoria de Trump. Pero las recientes informaciones y el hecho de que esté también intentando meter mano en la Iglesia me hacen reconsiderar mi valoración inicial.

      ¿Para quién creéis que trabaja Bannon? Abro el hilo para informar de algunas cosas pero sobre todo para conocer vuestra opinión, pues en este asunto me confieso desconcertado. Creo que conviene seguirle la pista a este tipo.
      • 25 respuestas
    • Israel chantajea a España con la independencia de Cataluña desde el diario ABC
      Desde hace algunas semanas, el diario ABC viene publicando una serie de artículos e informaciones, que podrían estar sirviendo de plataforma de difusión para determinados intereses proisraelíes, que por su parte estarían tratando de presionar a España con la amenza de reconocer a Cataluña como nación independiente, si España reconoce de su lado al Estado Palestino.

      ¿Estamos ante algún tipo de chantaje internacional del gobieno del Tel Aviv al Gobierno que preside Pedro Sánchez? ¿Por qué una de las principales cabeceras nacionales, está prestando apoyo al supuesto chantaje a través de sus páginas? ¿Quienes son los protagonistas de esta historia?
      • 8 respuestas
  • Archivo Autor del mes

    • Por el momento no hay seleccionado aún ningún autor del mes. Si aún no ha votado por uno puede hacerlo ahora.

    • Comunidad Corazón Español

  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Chrome(4)
    • Bingbot(5)
×