Jump to content
Hispanorromano

El mito de Colón fue un invento de los gringos

Recommended Posts

Hace tiempo que quería plantear una tesis que ahora encuentro respaldada por un artículo. Al hilo de la retirada de la estatua de Colón en EEUU, mi tesis es que Colón realmente no tiene tanta importancia y fue más bien un gol que nos coló la propaganda antiespañola. El verdadero mérito no está en el descubrimiento de América, sino en la conquista, colonización y sobre todo la evangelización, que corresponde a los Reyes Católicos y sus sucesores. Lo importante es que incorporásemos aquellos territorios a España y a la catolicidad. Al ponerse tanto peso en Colón, al mitificarse su figura, lo que se busca es desacreditar la obra de los Reyes Católicos y en general de España, pues además se juega con el origen genovés de Colón. En EEUU el Día de Colón era una cosa que estaba más bien dedicada a los italianos y no tenía un signo hispánico. Por lo tanto, que dejen de celebrar ese día o que retiren la estatua de Colón en principio no nos debería importar demasiado, ya que aquello estaba concebido para ocultar y minusvalorar la obra de España. En definitiva, el mito de Colón sería parte de la leyenda negra. Dejo el artículo (ya me diréis qué opináis):

Cita

Colón es en realidad un invento de patriotas gringos

El catedrático de la Universidad de Texas, uno de los grandes revisionistas actuales, analiza el olvido de Colón durante siglos

Por JORGE CAÑIZARES-ESGUERRA

Historiador, Actualizado:22/11/2018 12:36h

Una cosa es la «historia» y otra lo que las sociedades escogen del pasado para celebrarlo. Colón no merece celebraciones públicas. Que yo sepa nadie derramó lagrimas por él después de su muerte. Entre los Austrias nadie lo memorializó con estatuas. Nadie escribió ni poemas ni épicas. Las hubo a fines del siglo XVI para el demonio, Draco (el pirata Drake), pero no para Colón. En su Política Indiana (1647), el jurista Juan Solórzano y Pereyra no le concedió a «Colonia» más peregrina atención que la que él le dio al nombre «América», ambos en su opinión desperdicios.

Será solo un aislado flamenco, Johanes Stradanus, quien le dedicó a Colón a fines del XVI un par de grabados, junto a Magallanes y Vespucio. Stradanus representará a Colón de la misma forma en que el genovés se imaginó a sí mismo, es decir, como providencial mensajero de la llegada del milenio al Nuevo Mundo, portador de Cristo y del espíritu santo prefigurados en su nombre Christum-ferens y Colomba.

Semejante megalomaníaca lectura se la concedieron solo dos de sus contemporáneos, su hijo ilegítimo Hernando y el fraile Bartolomé de las Casas, que dedicará su vida a fulminar contra empresarios-encomenderos idénticos a Colón.

Equivocado geógrafo

El resto no pensó de Colón más de lo que realmente él fue: un afortunado piloto-cartógrafo, equivocado geógrafo, y empresario que buscó asegurarse contratos y nuevos linajes a base de abrir nuevos mercados de especies, oro, perlas y esclavos.

Colón fue uno de centenares con los que la Corona firmó contratos y uno de los pocos que logró construir nuevos linajes a base de desatar la violencia y promover la esclavitud. Más importante, Colón fue uno de docenas de empresarios de cruzada que los cronistas del rey buscaron olvidar desde mediados del siglo XVI para celebrar narrativas de pacificación, justicia y orden en las fronteras americanas. Después de la conquista, Colón no recibió en España sino desprecio y docenas de litigios. ¿De dónde entonces tantas lágrimas? ¿De dónde los monumentos?

Cuando ciertos sectores de España lloran hoy el ataque a las estatuas de Colón lloran una narrativa que crearon los «británicos», una narrativa explícita y socarronamente anti «española».

A Colón lo recuperaron del olvido los patriotas gringos para celebrar un héroe liberador, encadenado por el rey Católico Fernando, representante del oscurantismo español. Los poemas épicos de Joel Barlow sobre Colón, The Vision of Columbus (1787) y The Columbiad (1807), son escritos sobre prefiguraciones de la modernidad ilustrada descarriladas por la intolerancia ibérica.

En los poemas, Colón aparece como estadista, maestro de la ciencia y la tecnología, buscador incansable de la conversión pacífica a partir del libre comercio. Paradójicamente, Barlow y los miembros de la ilustración norte-europea hicieron de Colón una alternativa al ancien régime en general y a la brutalidad hispánica en particular. Los ilustrados criollos norteamericanos expresaron su rechazo a Gran Bretaña dándole a King College el nombre de Columbia en Nueva York. El nombre «Columbia» proliferará desde entonces en calles, parques, ciudades, y territorios de la nueva nación; será talismán para evocar la audacia de la ilustración comercial contra el legado «medieval».

Este es el Colón que heredaron los patriotas hispanoamericanos. Francisco de Miranda conoció el primer poema de Barlow en Connecticut y vivió con él en Londres, mientras Barlow transformaba su The Vision en la The Columbiad. Miranda saldrá de ese encuentro con un proyecto político específico: de liberación. Miranda hizo de toda la Hispanoamérica Colombia. Bolívar fue más modesto. Pero tanto Bolívar como Miranda miraron a Colón como lo hizo Barlow, es decir, como avatar de modernidad liberal antihispana.

El Colón que floreció en el XIX y que murió a regañadientes en 1992 fue el hijo de un discurso que al genovés le sería extraño. La comedia de la historia juega con los hombres. Un hombre que prosperó en medio de empresas esclavistas en África, América y Canarias se trasformará en destructor de cadenas. El empresario místico portador de lenguas de fuego en Pentecostés se transformará en avatar de la modernidad secular. El perdidamente equivocado geógrafo se hará emblema de audacia científica. El olvidado e ignorado litigante de los Austrias se convertirá en símbolo del hispanismo franquista.

Los que lo lloran hoy lloran fantasmas.

https://www.abc.es/cultura/abci-colon-realidad-invento-patriotas-gringos-201811220228_noticia.html

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Los de la Escuela de Oviedo dicen algo parecido. Iván Vélez siempre habla de una etapa "genovesa", incluso concediendo lo de genocida, la etapa antillana, y realmente el comienzo del Imperio español como tal (terrestre, de profundidad imperial) se da con Hernán Cortés y la Conquista de México, que inaugura un modelo: capitanía de ejércitos indígenas, incorporación de cientos de tribus y naciones a la estructura imperial, construcción de infraestructuras, ciudades y caminos de tipo romano-alejandrino, etc.

El evento de fundación de la ciudad indohispana de México, entre los dos Océanos, la que sería la mayor urbe de la Hispanidad desde entonces hasta el día de hoy, acompaña este relato.

La "Colombia" de Miranda es como bien dicen un proyecto que ocupa las Españas americanas, así que al final toda esta triste historia de derribo de estatuas quedaría en una lucha entre genocidas genoveses y genocidas ingleses.

Creo recordar que el mismísimo Gustavo Bueno (o no sé si era Elvira Roca) también opinaba que Colón no fue ningún "prohombre", sino que simplemente es un peón más de la explosión geopolítica y georreligiosa de la España paladina con miras hacia el total Universo (katholikos, Hacia el Todo), que desbordó la Península, y habría venido otro Colón antes o después.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 2 minutos, Gerión dijo:

Los de la Escuela de Oviedo dicen algo parecido. Iván Vélez siempre habla de una etapa "genovesa", incluso concediendo lo de genocida, la etapa antillana, y realmente el comienzo del Imperio español como tal (terrestre, de profundidad imperial) se da con Hernán Cortés y la Conquista de México, que inaugura un modelo: capitanía de ejércitos indígenas, incorporación de cientos de tribus y naciones a la estructura imperial, construcción de infraestructuras, ciudades y caminos de tipo romano-alejandrino, etc.

El evento de fundación de la ciudad indohispana de México, entre los dos Océanos, la que sería la mayor urbe de la Hispanidad desde entonces hasta el día de hoy, acompaña este relato.

El inicio antillano y el final estilo Nueva Orleans o Alabama de los esclavistas cubanos pro anexión a los EE.UU.

Lo cierto es que España entró y salió con mala pata en aquellos territorios, momentos en que se ha focalizado para ensombrecer los varios siglos gloriosos de la obra española en América. Por dejar un detalle, prácticamente el 75% de los negros llevados a Cuba llegaron después de la abolición en los EE.UU.

Es llamativo y paradójico que un país que durante la mayor parte de su obra americana apenas se caracterizó por su intenso esclavismo va a empañar esa imagen solo en las últimas décadas en los últimos territorios que conservó, precisamente en el sistema económico menos parecido al resto de Indias y sí más al de sus vecinos norteños al que buena parte de la oligarquía criolla tanto aspiraba a imitar (y anexionarse).

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 6 minutos, don Fernandito dijo:

El inicio antillano y el final estilo Nueva Orleans o Alabama de los esclavistas cubanos pro anexión a los EE.UU.

Lo cierto es que España entró y salió con mala pata en aquellos territorios, momentos en que se ha focalizado para ensombrecer los varios siglos gloriosos de la obra española en América. Por dejar un detalle, prácticamente el 75% de los negros llevados a Cuba llegaron después de la abolición en los EE.UU.

Es llamativo y paradójico que un país que durante la mayor parte de su obra americana apenas se caracterizó por su intenso esclavismo va a empañar esa imagen solo en las últimas décadas en los últimos territorios que conservó, precisamente en el sistema económico menos parecido al resto de Indias y sí más al de sus vecinos norteños al que buena parte de la oligarquía criolla tanto aspiraba a imitar (y anexionarse).

 

Por no hablar que todo el inicio y el final está ocupado por genoveses y por catalanes, precisamente los que más despotrican ahora contra España. No es precisamente "imperial" ese período sino preimperial y postimperial.

La España liberal es una pieza más de la fragmentación del imperio, como la República Argentina o los Estados Unidos Mexicanos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 12 minutos, Gerión dijo:

Por no hablar que todo el inicio y el final está ocupado por genoveses y por catalanes, precisamente los que más despotrican ahora contra España. No es precisamente "imperial" ese período sino preimperial y postimperial.

La España liberal es una pieza más de la fragmentación del imperio, como la República Argentina o los Estados Unidos Mexicanos.

Bueno, sería injusto calificarlo de etapa "catalana" y no relacionarlo con el triunfo de la ideología capitalista/seudocolonialista adoptada por la élite isleña. En realidad, la isla se la tenían repartida entre los cabildeos de las comunidades criolla cubana, catalana y de las regiones cantábricas. Los catalanes eran solo una parte importante, ni siquiera la preponderante. Lo eran más en Puerto Rico que en Cuba, probablemente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

También sería injusto reducir la etapa antillana del principio a los tejemanejes de Colón, ya que los RRCC tomaron rápido el control, pero bueno, es un marco de trabajo que sirve como contramito de uso rápido contra los de siempre. A mí además me encanta la idea alejada o no de una España catalanocubana, se contrapone bastante bien a los nazis del tractor amarillo.

Yo creo de todas formas que Cortés, al igual que Colón, no recibirá piedad ninguna de la histérica hidra neopuritana progre, estamos a la espera de la película de Spielberg cobre la conquista de México para confirmarlo.

Share this post


Link to post
Share on other sites

En este artículo también se recoge la misma tesis que apunta Hispanorromano por la que, quitar de en medio a Colón sería una forma de ocultar el pasado hispano católico de América. De hecho, resulta que la estatua de Colón que se ha retirado es un regalo de la masonería a la ciudad de LA.

Leyenda negra y enemigos de la hispanidad en plena comunión.

Cita

Defender a Colón en EEUU: “Aquí asesinaron a los nativos con fondos del Gobierno"

La decisión de Los Ángeles de retirar una estatua de Colón ha indignado a los españoles que residen en la ciudad. El 80% de los nativos de California fueron asesinados. Con fondos del Estado

Francisco lleva cuarenta años viviendo en Los Ángeles. Tiene una pequeña tienda de ultramarinos donde vende productos españoles y latinoamericanos junto con su esposa, mexicana. Ninguno de los dos tenían idea de que en los años 70 las “Logias Unidas del Sur de California, Orden de los Hijos de Italia en América” habían regalado a la ciudad de Los Ángeles una estatua discreta, tamaño natural, de Cristóbal Colón. Y mucho menos que hace tres semanas, la comisión de indios nativos americanos del Ayuntamiento de la ciudad obtuvo el permiso, liderados por el concejal Mitch O’Farrel, para retirarla por “representar la subyugación y el genocidio de los nativos americanos”, en palabras de los promotores de la acción. Francisco, un asturiano afable, enarca mucho las cejas cuando oye la palabra “genocidio”. No entiende bien qué ha pasado. “Habrá que protestar”, reflexiona.

Al igual que para Francisco, a muchos españoles de Los Ángeles la noticia no les había llegado y les deja algo perplejos. “Respeto todas las opiniones”, afirma Javier Cuesta, director asociado de una multinacional de recursos humanos. “Pero si nos ponemos así.. habrá que hacerlo con todas las figuras históricas, no solo con Colón”, reflexiona. Porque, ¿qué figuras históricas, más aún de hace tantos siglos, aprobarían el examen moral de nuestros estándares actuales?

No hay muchas estatuas en Los Ángeles con las que comparar a la de Colón (hay, por cierto, una muy cercana en el centro histórico del mismísimo Carlos III, que ya tuvo su polémica en los 80 cuando se trasladó allí). Pero en una ciudad donde la mayor parte de la iconografía tiene que ver con leyendas hollywoodienses, sí hay calles, parques y algunas estatuas dedicadas a figuras históricas de dudosa altura moral, desde William Mulholland al coronel Griffith, pasando por John C Fremont, uno de los principales responsables de la expansión y definitiva ocupación por parte de EEUU de California, que a partir de 1848, perdió el 80% de su población indígena. No la perdió: para ser exactos, fue asesinada. Con presupuesto del Estado.

La realidad es que, en California, Colón ha ido poco a poco cayendo en desgracia desde que el año pasado se sustituyera el tradicional “Día de Colón” en Los Angeles por el “Día de las Gentes Indígenas”. La supervisora del condado, Hilda Solís, responsable de dar permiso para la retirada, no se quiso meter en líos. Adelante. Ya hace dos años la estatua de Junípero Serra en Stanford había sido objeto de una campaña similar y se retiró sin mayores consecuencias, al igual que su nombre de una de las calles principales del campus. Al fin y al cabo, si hay un lugar en el mundo donde todas las medidas pro-minorías y progresistas tienen eco es en California.

En el estado están prohibidos los villancicos en los colegios y las navidades se llaman “Winter Holidays” desde hace años. California se toma muy a pecho su papel de vanguardista liberal que da ejemplo al resto del país. Sin ir más lejos, un mural histórico en Koreatown, obra del artista Beau Stanton, va a ser retirado porque a parte de la población coreano-americana de ese barrio le resulta ofensivo por parecerse demasiado a la bandera japonesa.

 

Nativos americanos conmemoran la inauguración del Día de los Pueblos Indígenas, que reemplaza el feriado del Día de Colón, en Los Ángeles. (EFE)
Nativos americanos conmemoran la inauguración del Día de los Pueblos Indígenas, que reemplaza el feriado del Día de Colón, en Los Ángeles. (EFE)

Algunos españoles, sin embargo, siguen en las noticias esta tendencia reciente de retirada de símbolos del pasado español de California con desaliento. Como Silvia Ribelles, escritora y profesora de español en un instituto del condado de Los Ángeles, donde vive desde hace 15 años. ¿Por qué, se pregunta Silvia, se quitó el nombre de Junípero pero no el del propio Leland Stanford, primer gobernador republicano de California? “Stanford pidió dinero al Gobierno federal para organizar partidas para asesinar nativos, pero a nadie se le ocurre pensar en retirar su nombre de una institución tan prestigiosa”, arguye.

La desigualdad en la revisión histórica consume de impotencia a esta asturiana, que ve claramente cómo “lo fácil es atacar los símbolos católicos e hispanos, perpetuar ese sentimiento de ciudadanos de segunda clase de los hispanos en este país”. Silvia ha organizado y piensa organizar más charlas en las que se trate también la herencia “positiva” de la presencia española en California y en toda América, “desde universidades a hospitales”, la actitud tan diferente que tenía hacia los indígenas la Corona española, incluso tantos siglos antes, frente a la que tuvo EEUU desde su creación; y se pongan las cosas un poco más en perspectiva.

Los pocos medios locales que recogieron la noticia destacan “la ausencia de oposición”; en el evento de la retirada en sí no había más que un puñado de representantes de la Orden de Hijos e Hijas de Italia en América entre el par de decenas de representantes indígenas, algunos de los cuales lloraban de la emoción y declaraban la satisfacción por ese momento de retribución. El twitter de O’Farrel, sin embargo, tenía una nutrida serie de respuestas acusándole de ignorante y tergiversador. “Es un paso natural en la eliminación de una narrativa falsa, según la cual Colón fue un descubridor benigno que ayudó a EEUU a ser lo que es hoy. Su imagen representa a alguien que cometió atrocidades y ayudó a iniciar el mayor genocidio de la historia de la humanidad, así que retirarla es un paso más en una progresión natural”, afirmaba O’Farrel en 'LA Magazine', inasequible a las críticas.

La respuesta diplomática

De manera discreta, la diplomacia española sí ha tomado cartas en el asunto. Como explica a El Confidencial el cónsul español en Los Ángeles, Javier Vallaure: “No nos hemos quedado callados. El embajador en Washington, Santiago Cabanas, envió al día siguiente una carta al alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, expresando su decepción por la decisión de retirar la estatua. En la carta se planteaban tres cuestiones. En primer lugar, que no se puede juzgar a una figura histórica del siglo XVI con los estándares del siglo XXI; en segundo lugar, que rendir homenaje a las tribus indígenas no está reñido con mantener el homenaje a Colón (de hecho, se puede celebrar a Colón como figura que tendió puentes y unió continentes y a sus gentes); y en tercer lugar, que revisar la historia de manera descontextualizada lleva a caer en interpretaciones unilaterales de la misma”. La respuesta de Garcetti ha sido más de lo mismo. El respeto a los sentimientos de los grupos nativos está por encima de toda otra consideración.

Pero los "sentimientos" no entienden necesariamente de rigor histórico. Vallaure se reconoce “frustrado” por esta oleada de revisionismo que insiste en no ver los matices “buenos y malos” de la herencia española y que se vive especialmente en California, cuya historia está todavía más ligada a la nuestra que en otras partes de EEUU. “Somos el resultado de ese acercamiento entre Europa y América que inició Colón. En EEUU aún hay un 20% de la población que es de ascendencia hispana, 57 millones de habitantes que hablan español”, añade. Aunque frustrante e ingrata, la labor debe ser desarrollada y Vallaure piensa suscitar el tema la próxima vez que coincida con Solís en algún acto. Seguir dando la batalla intelectual es importante. Hay un trabajo en común con los representantes diplomáticos también en Houston y San Francisco, además de con la embajada, de poner en común los puntos de discusión y hablar con la prensa, el mundo académico e intelectual.

 

"Un ejemplo más de la hispanofobia"

El término “leyenda negra” surge a menudo en las conversaciones sobre el tema. Lo menciona, por ejemplo, otro español de nacimiento y angelino de vocación. Santiago Pozo Arenas, fundador de la productora/distribuidora Grupo Arenas en Los Ángeles, donde lleva viviendo casi 40 años. Este riojano considera la retirada de la estatua “un ejemplo más de la hispanofobia rampante y de la doble vara de medir que se usa cuando se juzga el pasado”. Más allá del profundo desconocimiento que existe en California sobre sus raíces españolas, Pozo sospecha que se trata además de una maniobra de distracción.

“Apuntando a Colón como responsable del genocidio de los nativos norteamericanos es una manera de quitarse la culpa propia. Los indígenas californianos no empezaron a desaparecer en masa hasta que no llegaron los anglosajones a esta parte de EEUU. Trescientos de años años después de la muerte de Colón”, se desespera. “Muchos de los nativos que ahora reivindican la retirada de Colón han sido educados en el sistema anglosajón convenciéndoles de que su herencia hispana es malvada, es algo de lo que avergonzase y abjurar”. Pozo lamenta que no se destaquen las muchas aportaciones positivas de la llegada de los españoles a este lado de América, o la insistencia de figuras tan relevantes como la propia Isabel la Católica en un trato “digno y justo” hacia los nativos en documentos de la época.

Pero los grupos detrás de la petición para retirar al estatua, todos descendientes de nativos norteamericanos (O'otham de Arizona, o los Gabrielino-Tongva de California, sucesores de la tribu que se considera habitaba el lugar exacto donde hoy esta Los Angeles, los Yaavitam), no parecen estar por la labor de una revisión más matizada. Ni el concejal O’Farrel que, a pesar de su clara ascendencia irlandesa, afirma tener sangre de los Wyandotte de Ocklahoma. Ellos buscan “sustituir la narrativa tradicional sobre la llegada de los europeos a América”. El encuentro de civilizaciones propiciado por el viaje de Colón cambió el devenir de la historia mundial para siempre, de acuerdo, pero fue, en su opinión, por culpa de, y no gracias a, Cristóbal Colón y la corona que lo apoyó y financió (el escudo de Castilla y León forma parte del escudo de la ciudad de Los Ángeles, que fue fundada como ciudad española; junto con el de Mexico y las banderas estadounidense y californiana).

Estas ideas son producto, aseguran algunos españoles con años de residencia en LA, de una educación pública con un mensaje muy concreto: “De los indios asesinados por Fremont y Stanford no hay ni una palabra en los libros de texto de California. En quinto de primaria, se estudian las misiones españolas (cuya historia se ilustra con dibujos de nativos en fila, sojuzgados por misioneros en fortalezas inexpugnables), y se estudian las colonias holandesas en el este del país, cuya imagen es idílica y carente de toda crítica”, asegura Ribelles. Lo que más lamentan es el lastre añadido que este discurso supone para una verdadera unión de hispanohablantes en EEUU, en la que, como dice Ribelles, “abracemos el imperio con sus cosas malas y sus cosas buenas, porque somos el resultado de ese encuentro, y debemos aceptarlo y conocerlo”.

No falta quienes se preguntan de qué manera la retirada de la estatua colabora a una revisión más justa de la historia; en qué medida se aprende más sobre ella y se llega una versión más equilibrada con la eliminación de Colón de esa narrativa. Y quienes lamentan la pérdida de una buena oportunidad para alcanzar, por fin, un cierto consenso en la manera de tratar a una figura histórica de hace medio milenio. En lugar de eso, muchos ven un gesto vacío. “Quien controla el pasado controla el futuro, y quien controla el presente, contra el pasado”, decía el eslogan del partido único de la distopía de Orwell, 1984. La retirada de la estatua de Colón deja patente, para muchos españoles aquí, quién lleva la batuta en esta reescritura. Y sospechan que no son, precisamente, los nativos americanos.

El gran problema actual a mi juicio es que, mientras el mundo anglo protestante sigue tratando de construir su imperio, desde el ciudadano de a pie hasta sus gobernantes, el hispano católico en cambio ha abjurado de su identidad y pasado, dejando huérfanas a sus gentes y, excepto tímidas iniciativas privadas o de algunas autoridades -como la del consul que menciona la noticia-, en general las élites gobernantes hispanas están jugando a defender los intereses de ese mismo mundo anglo protestante del que dependen financieramente y que parece llevar las riendas de la historia en este momento.

Tengo un sobrino que ahora mismo está estudiando humanidades en la universidad y si le pregunto sobre la historia de España en América, cree tener claro que sus antepasados eran unos criminales que se dedicaban a arrasar pueblos indigenas y expoliar todas sus riquezas. Esa es la historia que a día de hoy se enseña en nuestras universidades públicas, y que desgraciadamente mañana se seguirá enseñando pues, esos mismos que hoy la estudian, mañana la enseñarán así a sus alumnos, si algo o alguien no corrige la situación. En general, el progresismo ha envenenado nuestra cultura y laminado nuestra historia, desde los colegios hasta las universidades, de forma que se han invertido las dos potencias fundamentales del alma humana, su memoria y entendimiento, hasta impedir el desarrollo de su potencia principal que es la voluntad. No hay un cancer más dañino y peligroso que ese en nuestra sociedad pues, sin una voluntad de vida lo que acontece tarde o temprano es la desaparición.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Elvira Roca en su última intervención también hablaba, precisamente de Fremont y Leland Stanford, sanguinarios personajes que sin embargo por ser anglo "ni se miran, ni se tocan", sin embargo destruyen a Colón aunque jamás pisara territorio norteamericano.

Tener una universidad llamada Stanford es como si en Alemania hubiera una llamada Adolf Hitler.

Creo que EEUU ha elegido el camino del nacionalismo excluyente y del peor cariz, el anglopuritano, y lo va a pagar caro con el derribo de su imperio. Entre todos van a empujar para que así sea.  Y todo esto, teniendo como tienen tan a mano un pasado hispanocatólico que desprecian e ignoran todo cuanto pueden. Una potencia indigna basándose en la mentira y la sangre.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Paloma 81
      He comprobado con desagrado como la cadena pública de la BBC ha creado un programa sobre la historia de España, o más bien , sobre la leyenda negra española. Su título es The Making Of Spain, Blood and Gold. Cualquiera que conozca bien la historia de España sabe que nuestra civilización se cimenta en Roma y la cristiandad, y no evidentemente en la violencia y adquisición de riqueza en exclusivo.
      No deja de ser sorprendente que en pleno siglo XXI sigamos sufriendo ataques sobre nuestro legado histórico. Como os podéis imaginar idealiza Al Andalus y distorsiona la actuación de la Inquisición Española.
      El presentador , Simon Sebag Montefiore dice ser un descendiente de Judíos Sefarditas al que la Inquisición Española ejecutó. ¡¡¡Qué casualidad hombre!!!

      Lo que más me molesta  de todo es que esta es la versión de la historia que toda Europa cree, si consultas cualquier wikipedia en Francés o Alemán, los únicos acontecimientos que aparecen señalados son la Inquisición, La Armada , la Guerra Civil y Franco. Que hay mas doloroso que escupan sobre tu memoria, sobre tus ancestros. Deberíamos  boicotear la BBC
       
       
       
      Original source: http://www.corazonespanol.es/index.php?app=core&module=system&controller=redirect&url=https://www.bbc.co.uk/programmes/b06rwgdf&%23039;_blank&%23039;%2520%2520rel=%2522nofollow%2520noopen&key=86259c154e30e6b2766ff6ff6c650aafaf964afca4d8826cea282e9c84da7a1
    • By Español
      Aparte de Francisco solo ha habido cuatro Papas hispanos en la historia. Y casi todos ellos han sido protagonistas de momentos muy convulsos de la cristiandad. Como si la Providencia misma hubiera dispuesto que la idiosincrasia hispana estuviera presente en los momentos más críticos.
      El primero fue san Dámaso I, un excelso gallego y gran estratega, mentor de san Jerónimo, que fue elegido Papa en el año 366 y murió en el 384. Fue el primer Papa del imperio romano tras el decreto del emperador Teodosio, y el único que ha llegado a subir a los altares por su tesón en consolidar la primacía de la Iglesia, mantenerla unida y erradicar múltiples herejías de su época. Hizo lo imposible también por evitar el gran cisma entre Oriente y Occidente que ya se vislumbraba, aunque fueron tantas las intrigas contra él que no pudo evitarse que ocurriera años después. Entre aquellas intrigas destaca la que le vino desde el luciferismo (ojo a este dato porque la historia de los Papas hispanos estará marcada siempre por la controversia), acusándole de adúltero para evitar su pontificado, pero consiguió vencer a sus enemigos. Está considerado como uno de los grandes Papas de la Historia. A él le debemos entre otras cosas el rezo del "gloria", la traducción de la biblia en latín o el canto del "Aleluya", en la tradición católica.
      Más de mil años después, en 1394, accedió a la silla de San Pedro otro Papa español, Benedicto XIII, el Papa Luna o antipapa. Lo hace en medio de otro de los episodios más oscuros de la Iglesia, el Cisma de Occidente, que se había producido a consecuencia de las intrigas francesas e italianas por controlar la Iglesia. Benedicto XIII forma parte de la facción francesa que tenía la sede papal en Avignon, y lo hace como sucesor de Clemente VII, pero al ser un súbdito de la Corona de Aragón, los franceses comienzan a desconfiar de él porque iban a perder la obediencia papal al dictado del Rey de Francia y en favor de las coronas españolas. Entonces le retiran el apoyo político y económico, llegando a sitiar el palacio de Avignon para derrocarle. Francia, Navarra y Portugal le declaran ilegítimo y solo Castilla, Aragón, Sicilia y Escocia lo reconocen como el legítimo Papa de la Iglesia Universal, pues era el único de los que en ese momento se disputaban la legitimidad para gobernar la Iglesia, que ya era cardenal cuando se produjo el cisma y por tanto era el único que legalmente podía ser Papa. Pero al final murió injustamente desterrado en el castillo de Peñíscola con el único apoyo de los reinos españoles de Castilla y Aragón, y al amparo del rey Alfonso V. Para la historia popular ha quedado la frase "mantenerse en sus trece" por su empecinamiento en defender su legitimidad hasta su muerte.
      A continuación vino Calixto III, el primero de los Borja (Borgia). Su pontificado transcurrió entre 1455 y 1458. Hizo su carrera eclesial a raíz de su apoyo a la causa de Benedicto XIII y el favor de Alfonso V de Aragón, liderando las negociaciones que pusieron fin al Cisma de Occidente y logrando la reconciliación entre el Reino de Aragón y Roma. Aunque se le conoce por ser el Papa que trasladó la típica austeridad española a Roma, cosa que le granjeó enemistades con los humanistas italianos acostumbrados al mecenazgo Papal, y por ser un hombre de gran justicia que llegó a anular el juicio a Juana de Arco, lamentablemente es más conocido por su nepotismo al otorgar importantes cargos eclesiales a sus sobrinos, uno de los cuales llegaría a ser Papa. Pero esto ocurrió por las intrigas que había contra él entre los prelados italianos que veían con malos ojos que un español gobernase la Iglesia. Su labor fue fundamental para guardar el equilibrio en la guerra contra los turcos, y para mantener también la paz en Italia, que por aquel entonces era en gran medida posesión española. Además decretó una bula de cruzada para recuperar Constantinopla y llegó a vender todas sus pertenencias para pagarla, aunque este objetivo finalmente no lo pudo alcanzar. Podría decirse que el comienzo de la Leyenda negra antiespañola comenzó a germinar durante su papado, de manos de los italianos, que entre otros muchos infundios contra él, llegaron incluso a difundir el bulo de que había ordenado supersticiosamente que las campanas tocasen a diario para exorcizar al cometa Halley, que era visible por aquel entonces, y demonizar así a los científicos humanistas que lo estudiaban, aunque la realidad era que había ordenado la bula de las campanas para recordarle diariamente a los cristianos la necesidad de emprender la cruzada contra los turcos. En general se le recuerda gravemente por haber sido un Papa que logró su cargo a base de intrigas, pero lejos de ser así, fue en realidad fue uno de los que puso paz en la Iglesia y entre las naciones católicas, a pesar de las numerosísimas intrigas y difamaciones que se vertieron contra él.
      Finalmente vino el controvertido Alejandro IV, entre 1492 y 1503, que era sobrino de Calisto III. Se le considera el Papa de las Américas por haber otorgado mediante las Bulas Alejandrinas, la condición de Reyes Católicos a Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón, es decir la Monarquía Católica, y por haber promovido igualmente el Tratado de Tordesillas, por el que España y Portugal se repartieron el mundo tras el descubrimiento de América. Con 20 años ya era cardenal de la Iglesia y Obispo de Valencia, con el favor de su tío, y a los 22 fue nombrado Vice Canciller de Roma hasta su elección como Papa en 1492. Su pontificado tuvo un marcado signo político que benefició a España enormemente, y se le ha criticado mucho por el mundo de intrigas y conspiraciones en el que se movía, aunque esto es en gran medida a raíz de la "Leyenda negra de los Borgia", lanzada originalmente por franceses y sobre todo italianos, que fue el prototipo de la española, pero lo cierto es que no puede entenderse la historia posterior de España, y la evangelización de las Américas, sin la figura de este Papa y de su obra. De no haber sido por él, seguramente la historia de Occidente hubiera sido muy diferente a la que hoy es.
      Hay un quinto Papa que, si bien no era español, sí que procedía de la estirpe de los Borgia y cuyo pontificado estuvo claramente marcado por su apoyo a España. Se trata de Inocencio X, tataranieto de Juan Borgia y conocido por su condena del Jansenismo, su negativa a reconocer la independencia de Portugal, o su ferrea oposición al tratado de Westfalia. También fue victima de las intrigas italianas y Francesas, sobre todo de estas últimas, hasta el punto que Francia llegó a amenazarle con enviar sus ejercitos a conquistar Roma.
      Y pasaron los siglos hasta que llegó S.S. Francisco, que también, y como buen hispano que es, desde el primer momento de su proclamación está siendo objeto de las mayores intrigas y conspiraciones contra él que se recuerdan en la Iglesia, desde el tiempo de los papados españoles ¿Casualidad?
    • By elprotegido
      Es un tema interesante, a la vez que complejo.
      No puede negarse que en los siglos XVII y XVIII, los más cruciales para la física y las matemáticas, España estuvo ausente de los grandes descubrimientos ocurridos en Europa en esas materias. No obstante, lejos de ver este hecho como una tragedia como hace tradicionalmente el autoflagelante regeneracionismo español, hay ciertos factores que lo relativizan:
      - En los siglos XVII y XVIII, España realizó las más importantes gestas humanísticas, religiosas y mantuvo una formidable hegemonía militar. Por lo que no es en absoluto justo considerar ese período como "tiempo perdido" ni mucho menos deducir una inferioridad de España frente al resto de Europa. No se trata de caer en el extremo del "que inventen ellos" de Unamuno, pero sí valorar los campos tan o más importantes que la física y las matemáticas en los que España ha sido excelente.
      - La brillantez humanística, artística y literaria de España, especialmente durante el siglo XVII, sin duda deslumbró a la mayoría de los intelectuales españoles y explica el hecho que hubiera menos interesados en matemáticas. Del mismo modo, simplificando mucho y salvando las distancias, que en la época actual a la inmensa mayoría de los niños y jóvenes españoles les interesa el fútbol muy por encima de los otros deportes.
      - Al estar enfrentada a la mayoría de países europeos, España decidió con buen criterio poner en cuarentena lo que se enseñaba en las universidades del resto de Europa, en el momento álgido de la "post-Reforma" protestante. El clima de aquella época es complicado y a veces difícil de imaginar para nosotros, pero sin duda (como hoy) la propaganda era un factor crucial. Además, por aquel entonces los campos del conocimiento no estaban, ni mucho menos, tan deslindados como lo están hoy -recordemos que Newton y Leibniz escribieron mucha más teología que matemáticas y solían mezclar ambas cosas en sus discursos- por lo que era más difícil discernir lo beneficioso de lo perjudicial.
      - Por otro lado, nuestros filósofos, sin duda muy influenciados por la escuela jesuita, rechazaron el concepto de "infinitesimal", esto es, de cantidad infinitamente pequeña e indivisible, por considerarlo, en la línea de Aristóteles, un absurdo filosófico. Si bien seguramente les asistía buena razón en sus consideraciones filosóficas -de hecho el concepto de infinitesimal ha sido ya superado por la matemática contemporánea, precisamente por ser en el fondo un concepto absurdo que no puede pasar el filtro de rigor de la matemática actual- ésta fue en su momento una idea operativa, funcional y sobretodo clave que llevó a Newton y a Leibniz a desarrollar el cálculo llamado precisamente infinitesimal, que supone, sin ninguna duda, el verdadero punto de inflexión de la ciencia físico-matemática moderna. Es decir, que en España se eligió -sin poder saberlo de antemano y con razones justificadas- la vía equivocada, considerando que Euclides siempre iba a ser la piedra angular de la ciencia físico-matemática. Estos fracasos y equivocaciones ocurren infinidad de veces en la historia humana, generalmente debidos al azar y la mala suerte, y ni mucho menos deben ser motivo de fustigación.
      Seguramente mucho más podría decirse. De momento lo dejo aquí.
    • By Vanu Gómez
      Quizás no sea lo más elegante o más currado pero, lo advertí, es una de las fuentes que quisiera utilizar para reclutar vuestros puntos de vista.
      Este tipo de hilos en burbuja dan resultados bastante interesantes.
      Prácticamente este caso da una descripción de Pérez Reverte que firmaría de pe a pa. Incluso pareciera recopilación y mejora de comentarios hechos por mí durante años sobre un tipo, a mí parecer, siniestro como pocos en su escenificación actualizada del viejo vicio de denigrar el nombre y la obra de España, con el agravante de hacerlo desde dentro.
      http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/975231-apuntes-del-libro-de-m-elvira-roca-barea-se-refiere-al-bocachancla-arturo-perez-reverte.html
      Quería aprovechar para entrarle a uno de los caballos de batalla de este foro. Nada menos que la leyenda negra.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 32 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 105 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Googlebot(1)
    • Bingbot(2)
    • Chrome(1)
    • YandexBot(1)
×