Saltar al contenido
Vanu Gómez

Repoblación de los pueblos de la España vacía.

Califique este tema

Publicaciones recomendadas

Mi familia es de uno de esos pueblos que se han ido despoblando, abandonado no está (aún) y el tema siempre me ha tenido por diversas razones lo tengo presente y acabo sacándolo en cualqueir conversación con gente que por una u otra razón tocan el tema más o menos de refilón.

Tengo tratado a un tipo excepcional que hizo su tesis doctoral en gran parte en dicha zona, un trabajo espectacular de buceo en la historia más trabajo de campo. Y al llegar al punto del futuro y tal... pues sale una cosa que me duele bastante. Sale siempre la idea de que estos pueblos de nuestra España despoblada, de recuperarse algo, lo harían con gente inmigrante, él incide en la idea de gente de países andinos y anexos.

Claro, a mí se me genera un tremendo conflicto, mezcla de sentimientos. La pulsión tradicionalista y de afecto a la cadena familiar de los siglos frente a la inminente desaparición de vida en nuestros lugares.

Reconozco que aún no tengo resuelta esta contradicción. Como ya hemos comentado con Gerión, no es una cuestión racial sino de linaje, de una cadena secular, de terrenos regados con sudor de los ancestros.

En cualquier caso, quería ilustrar la cuestión con un vídeo que encontré y viene muy al caso. De lo que no me cabe duda es que si una gente es adecuada para este objeto no puede ser otra que gente americana, por muchísimas razones. Como bien dice el ex-alcalde que habla, el termómetro de la vitalidad de un pueblo es la escuela (y añadiría yo, la iglesia los domingos).

A ver qué os parece y si lo véis tan agridulce como yo. Don Quijote y Sancho, de nuevo en marcha... Desde luego que los identitarios con algo así rabiarán pero, ya sabemos que de ellos no va a venir ninguna solución, son un fenómeno urbano, de la parte negativa del mundo urbano (mundo que por supuesto tiene su parte positiva, faltaría más, pero no lo son los dichos falsos indigenistas)

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El conflicto es lógico, porque el discurso tradicionalista exige que las familias nativas de cada lugar sean las que se reproduzcan y mantengan el legado y se queda corto ante estas realidades.

Mi opinión es que con la desaparición física de los pobladores de la tierra, ese "antiguo rural" ya no existe, quizás no existirá de nuevo, y ahora lo que tenemos es otra realidad, que es la cosmópolis multihispana, herencia de la modernidad y de la tecnología (viajes en barco antes, hoy en avión) que normalmente se presenta como megaciudad (Madrid, Barcelona, el DF, Bogotá, São Paulo, Buenos Aires), pero que desborda el propio espacio físico de la ciudad y permea al territorio, llenando hoy algunos pueblos.

Como en toda cosmópolis lo lógico es que aparezcan tribus urbanas (ya no tribus rurales), como la de los identitarios, defendiendo "su" ciudad, "su" cosmópolis, así que es normal que el discurso tome tintes urbanos porque "todo es ciudad ya". Toca quizás subrayar cómo es un "hispanocatolicismo urbano", y en este caso creo que la Barcelona españolista, al menos la de hace unas décadas, puede ser un gran ejemplo; las soluciones que se encuentren en la ciudad se aplicarán a los pueblos. La cosmópolis multihispana es un "nuevo Reino" dentro del Imperio; seamos, también, una tribu urbana.

 

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 16 minutos, Gerión dijo:

El conflicto es lógico, porque el discurso tradicionalista exige que las familias nativas de cada lugar sean las que se reproduzcan y mantengan el legado y se queda corto ante estas realidades.

Mi opinión es que con la desaparición física de los pobladores de la tierra, ese "antiguo rural" ya no existe, quizás no existirá de nuevo, y ahora lo que tenemos es otra realidad, que es la cosmópolis multihispana, herencia de la modernidad y de la tecnología (viajes en barco antes, hoy en avión) que normalmente se presenta como megaciudad (Madrid, Barcelona, el DF, Bogotá, São Paulo, Buenos Aires), pero que desborda el propio espacio físico de la ciudad y permea al territorio, llenando hoy algunos pueblos.

Como en toda cosmópolis lo lógico es que aparezcan tribus urbanas (ya no tribus rurales), como la de los identitarios, defendiendo "su" ciudad, "su" cosmópolis, así que es normal que el discurso tome tintes urbanos porque "todo es ciudad ya". Toca quizás subrayar cómo es un "hispanocatolicismo urbano", y en este caso creo que la Barcelona españolista, al menos la de hace unas décadas, puede ser un gran ejemplo; las soluciones que se encuentren en la ciudad se aplicarán a los pueblos. La cosmópolis multihispana es un "nuevo Reino" dentro del Imperio; seamos, también, una tribu urbana.

 

 

Muy buena observación. Los pueblos de hoy en España carecen de la vida autónomoa, autárquica o como se diga. Son meras extensiones geográficas de las polis que comentas. Cada caso típico de urbanitas que deciden "volver al pueblo" lo que hay, en la mayor parte de casos, es una desubicación física, que no una renovación de raíces. Es tal como lo dices, una realidad ya prácticamente impuesta.

Solo como ejemplo muy concreto de pérdida de aquella "autarquía" de la sique en aquellas comunidades pongo el de las mismas conversaciones. Yo todavía viví el tiempo en que la televisión en la taberna casi se ignoraba y la atención de la gente era sobre sí misma y sus historias. En vez de mirar fútbol, películas o realitichous, pues se sentaban entorno a una mesa a echar un mus o una flor. Los temas de conversación eran el ganado, las labores, etc.

Hoy el cambio ya es radical, incluso en las mismas personas... se habla del fútbol, se ven los mismos programas y se reproducen casi las mismas conversaciones que en cualquier barrio capitalino,  sin necesidad de recurrir a gente foránea, domingueros o lo que sea. Es, sencillamente, un traslado del centro de gravedad sicosocial. Es un indicio de muerte social clara y esa extensión de las polis a las que te refieres.

Por cierto, ya que mencionas el caso catalán... hay en el discurso llamado "españolista" un tufillo que no acaba de entusiasmarme. Esa apelación al carácter urbano del españolismo "tabarnés" en contraposición al ruralismo, llamado despectivamente "tractoriano" separatista. Aparte de desmoralizante para el mundo rural es injusto pues... el fenómeno separatista en realidad tiene gestores muy muy urbanos y de voluntad también muy de megapolis centralista.

La verdadera autonomía de las Españas es la Municipal, que es, o era, en buena parte rural.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Tan cierto es que el nacionalismo catalán tiene origen (y capital) urbano, como que los nazis "tractorianos" son a día de hoy su principal soporte electoral y demográfico; sin el campo catalán no existiría problema separatista, en ese sentido no se libra ni uno ni otro. De hecho, me consta que una de las posibles líneas de trabajo en connivencia con la UE para aplastar el nacionalismo, en caso de que se pusiera levantisco de nuevo, es hundir económica y definitivamente el agro catalán. Lamentablemente no puedo sentir ninguna pena por ellos, habiendo llevado a Cataluña al borde de la guerra civil.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 48 minutos, Gerión dijo:

Tan cierto es que el nacionalismo catalán tiene origen (y capital) urbano, como que los nazis "tractorianos" son a día de hoy su principal soporte electoral y demográfico; sin el campo catalán no existiría problema separatista, en ese sentido no se libra ni uno ni otro. De hecho, me consta que una de las posibles líneas de trabajo en connivencia con la UE para aplastar el nacionalismo, en caso de que se pusiera levantisco de nuevo, es hundir económica y definitivamente el agro catalán. Lamentablemente no puedo sentir ninguna pena por ellos, habiendo llevado a Cataluña al borde de la guerra civil.

Pues yo discrepo del discurso criminalizador contra el agro catalan, una ramificación más del tan extendido a lo largo y ancho de toda España, y tan clásico del liberalismo español.

El germen y la cabeza de todos esos movimientos es urbano. Puesto así podríamos condenar a toda la España que con sus votos a sostenido tanto a unos como a otros, separatistas, PPeros, PSOEros. 

Asumo que en estas posiciones soy un rara avis discordante... de hecho he ido enfriando mi antiguo entusiasmo pro carlista al ver en buena parte de ellos instalada esa zuna liberal-urbana.

 

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

No te falta razón, aunque quizás eso apoye más bien la idea de que el Campo ya no existe, siendo el campo castellano un cortijo del PP, el andaluz del PSOE, el catalán del PDCat/ERC, instalados cómodamente en los sillones de Madrid, Sevilla y Barcelona respectivamente. De cualquier forma el etnosupremacismo de los últimos no se ha dado en los otros. Es inconcebible que quisieran echar a los descendientes de extremeños de Madrid o Sevilla, o que se hablara del «gen madrileño» como responsable de la prosperidad de la ciudad. En un futuro ya se verá pero la infestación tiene unas coordenadas muy localizadas a día de hoy. Hace tiempo quizá era lo contrario, celosos gatos castizos madrileños frente a cosmopolitas barceloneses.

 

Y lo dejo aquí, que desvirtúo el tema del hilo.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 3 minutos, Gerión dijo:

No te falta razón, aunque quizás eso apoye más bien la idea de que el Campo ya no existe, siendo el campo castellano un cortijo del PP, el andaluz del PSOE, el catalán del PDCat/ERC, instalados cómodamente en los sillones de Madrid, Sevilla y Barcelona respectivamente. De cualquier forma el etnosupremacismo de los últimos no se ha dado en los otros. Es inconcebible que quisieran echar a los descendientes de extremeños de Madrid o Sevilla, o que se hablara del «gen madrileño» como responsable de la prosperidad de la ciudad. En un futuro ya se verá pero la infestación tiene unas coordenadas muy localizadas a día de hoy. Hace tiempo quizá era lo contrario, celosos gatos castizos madrileños frente a cosmopolitas barceloneses.

 

Y lo dejo aquí, que desvirtúo el tema del hilo.

Sí, sí, si por esa hipótesis tuya con la que estoy bastante de acuerdo es que le doy unos puntazos al anterior mensaje. Encaja perfectamente.

Probablemente tenga que reconocer que es una quijotada en mí pretender luchar contra eso. Pero sí, el medio rural está ya casi totalmente absorbido. Una cosa es recuperar población rural que recuperar el medio rural, que es algo mucho más complejo.

Echando un vistazo a vídeos que veo sobre el tema me encuentro, aparte de algunos pocos casos interesantes, con la clásica pareja capitalina que se jarta de su, dicen ellos, estresante vida de ruídos en Madrid como ejecutivos de marketing con su parejita que trabaja en ayuda al desarrollo y deciden irse a un sitio bucólico y montar su casita rural con hospedaje, tal y cual. Cosas por el estilo que me dan más bien la impresión de moda pasajera, en parte posturera, de poco recorrido... una especie de pausa tras una quemada por estrés.

Es decir, lo que tú dices, una extensión de mentalidades y ambientes capitalinos ubicados en entornos rurales, que se suma a la ya extendida epidemia entre los locales. A eso le sumas rebotados de las crisis urbanas procedentes de las generaciones del éxodo de los 70 más esa especie de neojipis conciencias con ideas new age que van buscando escapes.

Un cuadro de lo más pintoresco. 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

No creo que sea reversible a menos que haya un colapso tecnológico o de estructuras fuerte tipo caída del imperio romano, a corto plazo no lo veo, tendríamos que tener incluso escenarios de fragmentación del espacio digital (varios Internets), cosas que nos parecerían impensables aunque la Historia da muchas vueltas.

Este proceso de conquista del campo por la ciudad sería un paso más del curso histórico, frente al conflicto campo/ciudad de siglos pasados. El campo es definitivamente derrotado y ahora todo es ciudad.

Habrá quien lo valore negativamente, yo propongo valorarlo positivamente porque el ser humano no es estúpido, no es más que un desarrollo orgánico y natural. Nuestra nación no deja de ser esa que rompió todas las escalas con viajes interoceánicos.

Suelo proponer por eso un «hispanismo de vanguardia» que asuma estos procesos, frente al tradicionalismo clásico que se queda parado o lo rechaza por completo.

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Puedo llegar a estar de acuerdo en que el proceso sea irreversible. Pero, ojo, no olvides que la gran ciudad española actúa a su vez como subordinada de un proceso superior cuyos centros neurálgicos están en megaciudades extranjeras y, lo que es peor, extranjerizantes.

La combinación de ambos procesos lleva irrevocablemente a la aniquilación de la civilización hispánica.

Abandonarse a la certeza de la primera premisa es autocondenarse dada la vigencia de la segunda.

Eso por un lado... por el otro, ciudad en nuestras circunstancias significa DESMANTELAMIENTO DE LA CADENA DE LA TRADICIÓN, del que el medio rural hasta no hace tantas décadas fue garante. El ambiente donde se forjaron las gentes que sostuviron todos es fundamental más la cadena de transmisión. Faltos esos dos pilares... y con nuestras ciudades subordinadas a la extranjerización rampante... malo.

Esa colonización cultural de las ciudades españolas, que es donde viven los teóricos herederos del tradicionalismo político español es el principal impedimento a que este desarrolle un movimiento que gestione el reto que tú nos planteas, de momento sigue impotente y no apunta maneras más allá de ser una especie de club social con unas pocas figuras intelectuales y un resto de gente, ciertamente que con formación de élite, pero que no pasan de ser una tribu urbana blasonada.

Dejar darle al medio español sus últimos coletazos sin tratar de conectar esos dos polos divorciados hace ya demasiadas décadas... lo veo un error.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 37 minutos, don Fernandito dijo:

Puedo llegar a estar de acuerdo en que el proceso sea irreversible. Pero, ojo, no olvides que la gran ciudad española actúa a su vez como subordinada de un proceso superior cuyos centros neurálgicos están en megaciudades extranjeras y, lo que es peor, extranjerizantes.

La combinación de ambos procesos lleva irrevocablemente a la aniquilación de la civilización hispánica.

Abandonarse a la certeza de la primera premisa es autocondenarse dada la vigencia de la segunda.

De acuerdo completamente.

Por ejemplo, el crecimiento y concepto de un mega-Madrid está volcado a intentar luchar en la liga de las grandes, de las ciudades globales. Esto no es casualidad, es algo que se ha planificado así. La contrapartida es que Castilla ha muerto. Lo mismo se podría decir en América con las "megalatinas", que han fagocitado todo el rico campo indio de la época virreinal. Sin embargo, creo que renunciar a la megaciudad es como renunciar a la pólvora, un país exclusivamente rural no compite.

A veces lo he discutido con otra gente y he soltado que serían deseables las dos cosas, un tejido rural potentísimo (como la Castilla renacentista plagada de ricas villas y ciudades, en lo actual correspondería con un mix agroganadero e industrial, como el tejido alemán) junto a unos hubs hipermodernos de primera categoría más de servicios (Madrid-DF-Buenos Aires- Sao Paulo...). Claro, el dinero y la población no da para todo. Pero hay países que son así.

La Península, que en el rendimiento agro es más bien una "costra de yeso" no sé hasta qué punto puede permitirse esta hiper-población, pero otras zonas del orbe hispano sí; por ejemplo el Cerrado brasileño podría dar de comer a 1000 millones de personas, con eso empiezas a invertir los flujos de potencial y el centro neurálgico empieza a estar en tu territorio. Claro que ahora estoy hablando a contracorriente de la tendencia global que va por la disminución de la población. Aunque luego ves la tendencia de las potencias como EEUU y en vez de disminución hay proyectado un crecimiento continuado todo el siglo hasta los 500 millones, así que a veces parece que el decrecimiento se lo hacen tragar a las regiones competidoras para apartarlas del tablero.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 34 minutos, Gerión dijo:

De acuerdo completamente.

Por ejemplo, el crecimiento y concepto de un mega-Madrid está volcado a intentar luchar en la liga de las grandes, de las ciudades globales. Esto no es casualidad, es algo que se ha planificado así. La contrapartida es que Castilla ha muerto. Lo mismo se podría decir en América con las "megalatinas", que han fagocitado todo el rico campo indio de la época virreinal. Sin embargo, creo que renunciar a la megaciudad es como renunciar a la pólvora, un país exclusivamente rural no compite.

A veces lo he discutido con otra gente y he soltado que serían deseables las dos cosas, un tejido rural potentísimo (como la Castilla renacentista plagada de ricas villas y ciudades, en lo actual correspondería con un mix agroganadero e industrial, como el tejido alemán) junto a unos hubs hipermodernos de primera categoría más de servicios (Madrid-DF-Buenos Aires- Sao Paulo...). Claro, el dinero y la población no da para todo. Pero hay países que son así.

La Península, que en el rendimiento agro es más bien una "costra de yeso" no sé hasta qué punto puede permitirse esta hiper-población, pero otras zonas del orbe hispano sí; por ejemplo el Cerrado brasileño podría dar de comer a 1000 millones de personas, con eso empiezas a invertir los flujos de potencial y el centro neurálgico empieza a estar en tu territorio. Claro que ahora estoy hablando a contracorriente de la tendencia global que va por la disminución de la población. Aunque luego ves la tendencia de las potencias como EEUU y en vez de disminución hay proyectado un crecimiento continuado todo el siglo hasta los 500 millones, así que a veces parece que el decrecimiento se lo hacen tragar a las regiones competidoras para apartarlas del tablero.

No es renunciar a la gran ciudad Madrid, sino a que esta sea un puntal de la antihispanidad, una sucursal del enemigo (como ahora es).                              Para ese viaje...

Pero vamos, que vas muy acertado, qué duda cabe.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios
hace 5 horas, Gerión dijo:

No te falta razón, aunque quizás eso apoye más bien la idea de que el Campo ya no existe, siendo el campo castellano un cortijo del PP, el andaluz del PSOE, el catalán del PDCat/ERC, instalados cómodamente en los sillones de Madrid, Sevilla y Barcelona respectivamente.

La clave es entender que esa muerte que mencionas, tiene un origen económico. La apertura de los mercados a Europa primero, y luego a otros países exteriores, sobre todo a aquellos con importantes carencias en política social y con salarios bajos, ha hecho que sea tarea imposible mantener una producción agrícola-ganadera que permita vivir dignamente a las familias y generar empleo. Y aquí es donde entran los políticos que, en lugar de establecer cotos a las importanciones exteriores, han preferido llenarse los bolsillos de votos y comisiones, a costa de subvencionar hasta el hartazgo las grandes cadenas productoras, matando de hambre así a las pequeñas explotaciones y apoderándose en general de la voluntad de la gente del campo, que depende directa o indirectamente de la subvención. Este "apoderamiento político-ideológico" del mundo rural es la base para entender el independentismo rural catalán o el feudo socialista de Andalucía, entre otros ejemplos.

Pero el campo no está muerto, sigue estando ahí, y hoy hay medios para hacer productivas tierras que antes eran impensables. Lo que falta son los caminos políticos y económicos que permitan a las personas recuperar y emprender proyectos en el campo.

hace 4 horas, Gerión dijo:

Este proceso de conquista del campo por la ciudad sería un paso más del curso histórico, frente al conflicto campo/ciudad de siglos pasados. El campo es definitivamente derrotado y ahora todo es ciudad.

Habrá quien lo valore negativamente, yo propongo valorarlo positivamente porque el ser humano no es estúpido, no es más que un desarrollo orgánico y natural. Nuestra nación no deja de ser esa que rompió todas las escalas con viajes interoceánicos.

Pobre concepción del ser humano tienes si piensas que solo somos eso. Nuestra nación rompió escalas porecisamente porque somos algo más que un simple organismo natural movido por las leyes de la genética. La fe no está presente en ninguna otra especie viva pero, en nuestro caso es el origen de aquella ruptura de las escalas, y en general es el motivo del dominio humano sobre el planeta. Más allá de creer que si quiero comer tengo que cazar o recolectar, que para reproducirme tengo que dominar, o que si mi territorio no me alcanza tengo que ampliarlo, el ser humano, a través de la fe religiosa, es capaz de transformar sus querencias biológicas en un proyecto universal, que como tal no tiene límitaciones físicas. El deseo humano es, a diferencia del animal, infinito. Y lo es como consecuencia de su causa en la infinitud de la voluntad de Dios. El problema es que, cuando se rompe el vínculo con el Ser sustancial e infinito, solo queda el ser orgánico, limitado por su propia finitud, aspirando a una infinitud que nunca termina de alcanzar.

Pero de la misma forma que antaño se rompieron las escalas, y unos pequeños reinos ibéricos fueron capaces de extender su fe por todo el orbe construyendo una civilización, hoy también se pueden romper los esquemas y devolver a la gente que vive presa de la exclavitud urbana, a un mundo mucho más amplio y posibilista que sigue ahí, medio abandonado, esperando que lo reconquisten. Solo hace falta creer, tener fe. No nos engañemos, el único gran imperio que hoy existe en el mundo, no es USA ni los diferentes bloques geopolíticos, es el liberalismo moral y económico. Un imperio del pensamiento que ha insertado la idea de que todo cuanto quiera puede ser mio, lo único que tengo que hacer para conseguirlo es predar a mis semejantes y someterme a la jerarquía de la manada urbana que gestiona mis deseos. Esto nos lleva a hacinarnos en grandes urbes semejantes a grandes terrtorios de caza, con la consguiente pérdida de los entornos y modos de vida tradicionales. Esa animalización de la persona humana, que en definitiva no es otra cosa que su desespiritualización, permite el dominio de las masas y está en la base de la economía actual,  de la política, de las macro ciudades, del abandono rural, de las relaciones…de casi todo cuanto el hombre abarca.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

No sólo las leyes genéticas, que casi en estas cosas es lo de menos, me refería más bien a las leyes físicas y de mercado en general y su influencia en el desarrollo orgánico de las sociedades y naciones. Para mí una ciudad es el mayor organismo que es capaz de crear un hombre; miento, el mayor es el Imperio. A este tipo de cosas me refiero con lo de "orgánico". Y con lo natural, exactamente lo mismo, en la naturaleza del hombre está el imaginar espacios habitables de toda escala, incluida la megaciudad.

Por lo demás, la Ciudad y el Camino son dos de los hechos más importantes de todo imperio; además, sin Ciudades no hay Caminos y sin Caminos no hay Fe porque no llega, creo que la cita era "por los caminos del imperio romano caminaron los apóstoles". Soy un orgulloso urbanita, no puedo evitarlo, y además creo sinceramente que sin una potente Teoría de la Ciudad que no pase por su destrucción, el hispanismo no va a ningún lado: garantizado.

El liberalismo económico fue hegemónico un tiempo, pero estamos entrando en un mundo de nacionalismos desarrollistas y proteccionistas, es lo lógico porque estamos en un proceso de descomposición del imperio norteamericano, a la vez que se alzan otros imperios como el chino, indio y ruso, y cada pedazo busca su nuevo encuadre. El liberalismo moral, por otra parte, creo que sólo sobrevive una generación, a pesar de su molesta estridencia, me preocupa menos porque ese esquema ideológico es suicida y se autoelimina del tablero rápidamente.

 

 

 

 

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Aún con todo pienso que la fe es lo único capaz de romper esas leyes, o de otro modo perfeccionarlas en el sentido de que sean más justas y universales. Sin fe no somos nada, y cuando hablo de fe no me refiero únicamente a la católica, por supuesto, aunque sí creo que es la que mejor acerca al hombre a la verdad de lo que es. Hasta los caminos, que en eso estoy de acuerdo con tu apreciación, son también posibles gracias a la fe.

Con lo que no estoy de acuerdo es con lo que mencionas del liberalismo porque, como te decía anteriormente, no me refería solo al liberalismo econónomico, que también sigue siendo en gran medida hegemónico, sino más bien al liberalismo moral que se manifiesta de muchas formas. La ruptura con el orden tradicional de las diferentes culturas y su inmersión posterior en un mundo globalizado y regido por el liberalismo económico, ha producido esa otra clase de liberalismo moral, de mucho mayor calado que el primero, donde se concluye que todo es bueno si lleva al individuo hacia la consecución de sus deseos: tierras, dominio, riqueza, poder, placer, iluminación, fama… añade tu lo que quieras. Y eso no es ni más ni menos que, como antes mencionaba, la desespiritualización y animalización del hombre, que queda así dominado por sus propios deseos.

La pequeña linea que nos diferencia del resto de las especies no es física sino espiritual. Ese es nuestra única diferenciación exclusiva como seres humanos, y su destrucción lo que permite dominar naciones e imperios. No hay más que ver como, el imperio británico primero y USA después, siempre han tratado de laminar la fe católica del mundo hispánico, pues eran conscientes de que eliminando la raíz caería el imperio. Pero lo mismo puede aplicarse a las diferentes revoluciones marxistas e incluso a las actuales guerras donde la religión es parte fundamental. Cuando se elimina la raíz espiritual del hombre, este se transforma en un simple, perfecto y puro animal, apto como tal para ser dominado y domesticado.

Si la verdad es lo que nos hace libres no es más que, porque la verdad es la meta del camino de la fe por tanto, la fe de cada uno es la que le lleva hacia lo que finalmente resulta ser.


No te preguntes si lo que haces es pecado, pregúntate si al hacerlo estás amando.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

El hilo es muy  necesario, pues toca un asunto fundamental que, sin embargo, no quieren abordar los políticos españoles, ni siquiera los extraparlamentarios que se proponen como regeneradores. Todas vuestras intervenciones son de un nivel excelente. Y en todas veo grandes aciertos.

No vería un problema en que los pueblos abandonados se repoblasen con personas de origen hispano si se hace ordenadamente y cuidando de no producir desequilibrios. Pero no sería una cosa fácil. Sospecho que en su mayor parte los inmigrantes que recibimos prefieren dirigirse a las grandes urbes, donde abundan las comodidades y también las oportunidades de trabajo, con lo que no estarían muy interesados en repoblar nuestros pueblos salvo que se les ofrezcan condiciones muy ventajosas.

No hay que tenerle miedo a la palabra "repoblación". La monarquía española siempre ha repoblado. No es cargarse tu linaje o tus tradiciones si tienes alguien que cuide de que los recién llegados asuman los principios de la sociedad receptora.

Creo que no hay que plantearlo como una disyuntiva entre campo o ciudad. No se trata de ir contra las ciudades sino de buscar un equilibrio, teniendo claro que no puede haber una patria vigorosa sin cuidar del campo. Las ciudades deben tener su sitio. Pero no es positivo el modelo de megaurbe de crecimiento ilimitado. Es preferible que la población esté más repartida por el territorio. Y sobre todo no es bueno que cinco megaurbes absorban paulatinamente a todos los habitantes rurales, y aun a los de ciudades modestas, para esterilizarlos y convertirlos en ciudadanos de la "aldea global" que no se diferencian en nada de los ciudadanos de Nueva York, por poner un ejemplo. Además, las megaurbes siempre han sido descreídas y proclives a toda clase vicios. En ellas la religión y el sentimiento patriótico tienen poco arraigo o se convierten en un artículo de consumo más.

Me parece muy falso ese fenómeno de "retorno al campo" que se da en la actualidad. Creo que es una forma de esnobismo, una moda pasajera. Don Fernandito lo ha descrito magistralmente.

No me gusta tampoco el eslogan de Tabarnia contra Tractoria. Creo que no se debería usar ese lenguaje que indica un prejuicio contra la gente del campo. Pero tampoco me preocuparía mucho del fenómeno. En el fondo el ataque a Tractoria no es por su carácter rural sino por su voluntad de romper la nación española. Si los "tractorianos" catalanes no apoyasen a los separatistas, no recibirían esas críticas.

No sé si es reversible el proceso de absorción del campo por la ciudad. Espero que lo sea porque de otra forma sospecho que caminaríamos hacia el fin de España y quizá de la civilización occidental, viendo el patrón de lo sucedido con civilizaciones anteriores. Pero incluso suponiendo que no sea reversible el proceso, creo que conviene hacer todo lo posible para limitar el crecimiento de las ciudades, de forma que haya muchas ciudades pero con un tamaño limitado antes que poquísimas ciudades de un tamaño gigantesco.

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

  • Corazón Español es una comunidad de foros fundada en octubre de 2017, orientada a promover la concordia y el bien común desde la perspectiva universal de la cultura y la tradición hispano católica. El registro de una cuenta personal es público y gratuito, y permite participar en los foros generales, crear comunidades de foros, y disfrutar de diferentes servicios de acuerdo con las normas de participación. Regístrese ahora si aún no tiene su cuenta de usuario.

    Corazón Español

  • Popular ahora

  • Temas seleccionados

    • El Papa sobre el invierno demográfico europeo
      El mayor drama de la Europa contemporánea es, sin duda, el llamado ‘invierno demográfico’. Casi ningún país de Europa – excepto Suecia, y es gracias a su nutrida población islámica – tiene la tasa de fecundidad necesaria para garantizar el reemplazo generacional, lo que implica unas consecuencias fácilmente deducibles.

      Tras esta crisis demográfica subyacen, en verdad, dos causas: una social y otra económica. La social está ligada a cuestiones tan perceptibles como el desmembramiento familiar, el repudio del sacrificio o la inversión de las prioridades. La económica, mientras, tiene su origen en la pérdida del poder adquisitivo y en la consecuente erosión de las clases medias.

      Se trata de una cuestión que preocupa especialmente al Papa Francisco, quien nunca desperdicia la oportunidad de referirse a ella. Así lo hizo en la conferencia de prensa posterior a su viaje a Panamá, en el avión de vuelta a Roma: ‘He visto cómo levantaban a los niños, como diciendo éste es mi orgullo, mi fortuna. En el invierno demográfico que estamos viviendo en Europa, ¿cuál es el orgullo? ¿El turismo, la casa, el perrito? ¿O levantar a un niño? Pensemos en ello’.
      • 4 respuestas
    • Observatorio contra la Hispanofobia y la Leyenda Negra
      Contrariamente a lo que afirmaba hace poco el hispanista Stanley Payne, la Leyenda Negra y la hispanofobia (es decir, el odio contra lo hispánico, los hispanos, españoles e hispanoamericanos, las naciones hispanas, su historia, componentes, constitución, unidad y una lucha, consciente o inconsciente, por aniquilar sus proyectos de futuro), no están remitiendo.

      Todo lo contrario: conforme las naciones hispanas van levantando tímidamente la cabeza (España se recupera de la crisis, México y Latinoamérica en general empiezan a escalar poco a poco posiciones en el concierto de las naciones del mundo), se detecta que la Leyenda Negra y la hispanofobia están sufriendo un impulso relanzador y renovador. De esta manera, las potencias e imperios rivales, así como las tendencias traidoras y derrotistas de todos nuestros países, que actúan como una quinta columna enemiga, vuelven a usarla, como la usaron siempre, para luchar por su objetivo común: la destrucción del presente y el futuro de las naciones hispanas.

      En este hilo iré recopilando todas las noticias de ataques hispanófobos y negrolegendarios destinados a este menoscabo de la memoria, historia, unidad, conformidad, proyectos de futuro y orgullo de las naciones hispánicas. No serán pocos.

      Servirá por tanto de Observatorio Permanente contra la Hispanofobia.





      • 3 respuestas
    • El Tercer Reich fue el precursor y sentó las bases del animalismo actual: "Das Tierschutzgesetzt"(1933)
      Empujado por una sospecha, creo que bien fundada, y buscando los orígenes del moderno fenómeno fanático entorno a la protección del lobo y la supuesta defensa de la vida animal un día me encontré con un artículo de una revista cultural finesa en la que se afirma que el primer caso registrado de defensa activa del lobo se produjo bajo el Tercer Reich.

      No me he leído aquella ley -todo a su tiempo- pero se deduce que dicha protección se encontraría bajo la revolucionaria ley nazi de protección de los animales, das Tierschutzgesetzt (1933).

      Revolucionaria porque sería la primera ley de la historia que reconocería los derechos de los animales por sí mismos dejando de  lado las necesidades o sentimientos humanos hacia ellos, abole la distinción entre animal doméstico y salvaje, y los reconoce como sujetos legales.

      Es asombroso cómo al adentrarnos en los planes que aquella gente tenía para su Reich estaban ya presentes la mayor parte de aspiraciones del movimiento animalista de hoy en día (derechos animales, prohibición de comer carne en la Europa dominada por los arios, etc.).

      Algo que debiera preocuparnos en este contexto -si la inspiración nazi y su continuidad con el movimiento animalista pudiera probarse un día- es que podemos esperar que la pirámide de jerarquías que estableció aquel movimiento entre los seres animados podría haber sido plenamente asumida por los animalistas modernos. Es decir, habría una minoría de seres humanos superiores bajo el que estarían los animales, los cuales a su vez estarían por encima en derecho sobre los llamados "subhumanos", que sería la mayoría "no predestinada/no iniciada".
      • 7 respuestas
    • Portugal se suma a la histeria antiespañola: quiere borrar al Imperio Español y a Elcano de la primera vuelta al mundo
      El quinto centenario de la primera vuelta al mundo, entre el 20 de septiembre de 1519 y el 6 de septiembre de 1522, ha visto cómo Portugal se afana en sacar adelante la Ruta Magallanes como Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco. Pero la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que fue financiada por la Corona española, ha quedado reducida en su propuesta a una iniciativa portuguesa, cuando partió de Sanlúcar de Barrameda y finalizó en esta misma población de la provincia de Cádiz.

      Ni rastro del marino vasco en los documentos oficiales presentados por el Gobierno del país vecino, o mejor dicho sí, pero solo para citar que comandó el viaje de regreso porque el navegante luso había fallecido en Filipinas un año antes. Nada más. En ningún momento se plantea a la Unesco un reconocimiento patrimonial conjunto que contemple tanto a España como a Portugal en armonía.
      • 12 respuestas
    • Seguimiento de la crisis en Venezuela
      Imagino que todos estaréis al tanto de lo que está ocurriendo en Venezuela, con la autoproclamación del lider de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como Jefe de Estado del país, con el reconocimiento expreso de USA y el rechazo manifiesto del gobierno de Putin que ha calificado de golpe de estado ilegitimo la situación.

      Aquí en España y como no podía ser de otra forma, Chávez ha cosechado el apoyo de Podemos y el rechazo de PP y Ciudadanos, que apuestan por forzar en Europa el reconocimiento de Guaidó, con un PSOE que no tiene clara su postura y prefiere esperar acontecimientos -intuyo que en buena medida por no dañar el apoyo de Podemos-. 

      En líneas muy generales esa es la situación aunque en cualquier medio puede encontrarse más información al respecto. En todo caso abro el hilo con la intención de que podamos ir compartiendo impresiones acerca del futuro de Venezuela tras estos acontecimientos,  asi como nuestras opiniones sobre lo que puede haber detrás de los diferentes apoyos y rechazos que han recibido los distintos protagonistas.

      ¿Qué os parece a vosotros? 





      • 72 respuestas
  • Navegando aquí recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Chrome(4)
    • Bingbot(5)
×