Jump to content
Español

sociedad Sobre el desprecio de la religión y la deriva de nuestra sociedad

Recommended Posts

A diario asistimos a noticias que nos llevan a pensar, al menos a mí me lo parece, que vivimos un tiempo donde existe una pinza política entre derechas e izquierdas, para controlar y apartar de la esfera pública del pensamiento y la razón, la fe religiosa tradicional que fundamenta el ser español, es decir, el catolicismo.

Lo que antaño fue un empeño prioritario en las izquierdas, que en algún momento llegó a precipitar nuestra nación en una guerra civil, hoy parece que se extiende también a las derechas que, si bien no estarían tratando de eliminar la religión directamente del espacio público, como siempre han tratado de hacer sus antagonistas políticos, parecen sin embargo tener cierta obsesión en controlar y modificar la fe religiosa, de forma que ésta se adapte a los intereses políticos que les son propios, o mejor dicho, que han adoptado como propios. Desde la deriva liberal que tomaron los conservadores moderados hace años, hasta la neopagana que está tomando la ultraderecha actual, pasando por la más que evidente rebelión católica que se extiende en nuestros días con objeto de quebrantar la comunión apostólica con el Papa y provocar el cisma, todo indica a que las derechas españolas, en su mayoría, se han vencido hacia los postulados que defienden que, la religión católica tradicional y bien entendida, debe ser relegada del espacio público en favor de intereses políticos que le son ajenos, tal cual actúa la izquierda.

Quisiera plantear esta cuestión a ver que os parece y si consideráis que se trata de una mala percepción mía o por el contrario, de un error de estrategia política; de un plan premeditado para quebrantar y controlar la fe verdadera en el alma de los españoles con objeto de controlar así su voluntad; o simplemente de una pérdida de la fe y el sentido común. ¿Qué os parece y cómo se puede actuar ante esta realidad?

Cito a continuación una entrevista publicada en los Blogs del diario La Razón, al sacerdote conquense Roberto Esteban Duque, quién en su último libro hace un análisis del pensamiento de A. Tocqueville y J. Habermas respecto a la importancia que ocupa la religión en la esfera pública. Pienso que puede ser un buen punto de partida para abordar el tema.
 

Cita

La Religión en el espacio público - Entrevista

«El verdadero peligro está en la corrupción ideológica, en la mala enseñanza, en someter la doctrina y la moral a la aceptación acrítica de comportamientos espurios que se quieren dominantes y esperan ser asimilados en el interior de la Iglesia”.»

¿Es legítimo separar la religión de “lo público”, como si su locus específico se encontrase en las prácticas de culto, más allá del cual no existiría “religión”? ¿O se deberá reconocer, trascendiendo cualquier subordinación a la disciplina del Estado, que ningún aspecto de la vida escapa del factor religioso por ser algo constitutivo de la naturaleza humana? A estas preguntas responde el último ensayo de Roberto Esteban Duque, La religión en la esfera pública. El pensamiento de Alexis de Tocqueville y Jürgen Habermas, publicado por Ediciones de la Universidad de Navarra, EUNSA.

- Usted mantiene el carácter público de la religión. ¿Deberíamos entender con esto que la fe tiene su proyección natural en la vida?

De lo contrario no merece la pena sobrevivir. ¿Para qué quiero una fe que no me enseña a vivir?

- Para sobreponerte

Eso sería un acto intimista, sólo privado, pero la religión no sólo constituye una fuerza motivadora, sino absolutamente regeneradora en una sociedad colonizada por criterios instrumentales y tecnificadores. Lo que uno hace con su dinero, con su cuerpo o con un vecino, se encuentra en el ámbito religioso. Nada escapa a la ordenación al fin último del hombre a Dios. Lo cual no niega la libertad humana, sino que la comprende inserta en un orden originario ontológico superior, en el reconocimiento del Deus semper maior. Benedicto XVI denunció el proceder de una religión ausente de la vida pública, donde los creyentes tengan que suprimir una parte de sí mismos -su fe- para ser ciudadanos activos.

- Entiendo por sus palabras la amenaza de un proyecto secularizador que privatiza la religión

Siempre existió ese propósito.

- ¿Dónde se encontraría ahora?

En la idea de que Dios sea sólo un bien para el hombre creyente y no un bien común.

- ¿Y en el laicismo, quizá?

También en el laicismo. No es admisible la voluntad política y la imposición ideológica del laicismo como categoría cultural referencial, marginando el hecho religioso, la identidad de un pueblo o las raíces de un continente. El laicismo es el diseño del Estado como absolutamente ajeno al fenómeno religioso. Su centro de gravedad sería más una no contaminación -marcada con atisbos de fundamentalismo, si no de abierta beligerancia- que la indiferencia o la auténtica neutralidad. Esta tajante separación, que reenvía toda convicción religiosa al ámbito íntimo de la conciencia individual, puede acabar resultando, más que neutra, neutralizadora de su posible proyección sobre el ámbito público. Nada, sin embargo, más opuesto a la laicidad que enclaustrar determinados problemas civiles, al considerar que la preocupación por ellos derivaría inevitablemente de una indebida injerencia de lo sagrado en lo público.

- ¿Advierte semejante imposición en nuestra sociedad?

La realidad es que el debate supuestamente libre de la plaza pública está desproporcionadamente influenciado por el Estado. Lo que se considera noticia viene determinado cada vez más por los manipuladores medios de comunicación. El mismo discurso asténico de la Iglesia es desactivado por el mismo Estado moderno. Los ejemplos de este proceso son innumerables: la intervención del Estado en asuntos de la familia, de la propiedad y de las herencias; la concepción de las leyes como algo “hecho” o legislado por el Estado en lugar de ser algo “revelado” desde su fuente divina a través de la elaboración de las costumbres y de la tradición... Hay un derecho a configurar el mundo de acuerdo a la propia fe y la propia cultura. Es asombroso que una cultura católica deba organizarse de forma laica, arrinconando una religión cuya exclusión a la esfera privada es tanto como hacer incomprensible la propia Ilustración.

- Háblenos ahora de la tesis fundamental de su nuevo libro

Intento mostrar la pérdida de la doctrina de la participación en Dios, proveniente de un largo proceso de secularización, la importancia de la religión en la vida pública, recobrando así un factor determinante capaz no sólo de fundar y ordenar la vida personal, sino de constituir un verdadero correctivo en los excesos de la democracia y de enriquecer la vida cultural y la misma sociedad. Pero el esfuerzo mayor consiste en exponer el influjo benéfico de la religión para la libertad democrática, así como la importancia de las creencias religiosas como factor de cohesión social y convivencia político-democrática.

- ¿En qué consiste esa doctrina de la participación?

En el pensamiento patrístico y medieval, el hombre sólo puede ser comprendido en la medida en que participa de Dios, teniendo un solo fin: el fin sobrenatural. No tiene dos vocaciones yuxtapuestas, sino una sola vocación. Es desacertado postular un orden “temporal” o político desgajado del orden espiritual, un orden “puramente natural” completo que dependería de la sola razón y del ejercicio de las virtudes morales “naturales” yuxtapuestas a un “orden espiritual” también completo gobernado por la gracia y las virtudes teologales. No hay más que un fin en la vida del hombre, un fin sobrenatural: inmanente, por cuanto radicado en su naturaleza, pero trascendente, sólo alcanzable por gracia. Esta finalización del hombre consiste en una participación por gracia en el ser mismo de Dios. Sin embargo, esta “doctrina de la participación” se resquebraja con la secularización. La necesaria distinción entre la naturaleza y lo sobrenatural se convertirá en una real separación de estos dos órdenes.

- Algo que afecta de lleno al cristiano

El cristiano corre el peligro de vivir sometido a categorías liberales, como es el caso de una libertad desgajada de la verdad. O bien desgajar la religión de las realidades humanas en lugar de vivificarlas desde el interior. La conclusión es clara: un hombre arrancado de su vocación sobrenatural en una sociedad que aprende a vivir como si Dios no existiera. Declarar la vida religiosa paralela a la vida real, sin concederle apenas influencia sobre ella, es una postura que somete al hombre religioso a un dualismo insostenible, que le lleva a declarar lo religioso superfluo para la vida real, superfluo para el hombre. La separación de la vida humana entre lo sagrado y lo profano testimonia la muerte de una cultura propiamente religiosa. La relación religiosa es vivida en la vida profana; se expresa también en ella, presta a la actividad profana del hombre un sentido último, relativiza las realidades mundanas, conduce a la aceptación gozosa de la vida como obra del designio personal amoroso de Dios. Es decir, acepta la vida humana en todas sus dimensiones (pública, profesional, ética) como mediaciones para su realización. Pero su condición de orden de lo último y definitivo en el hombre permite la acción de la vida religiosa sobre el orden de lo profano sin privar a éste de su especificidad y autonomía y sin imponerle criterios externos de acción.

- ¿Cuál es el lugar que la religión debe ocupar en la sociedad democrática?

Esta es la gran pregunta: el lugar de la religión en la sociedad democrática. Alexis de Tocqueville y Jürgen Habermas me han parecido, entro otros, dos autores que abordan sin complejos esta cuestión. Proponer la articulación de la religión en la democracia, el acuerdo entre religión y libertad, constituye una parte relevante del proyecto político de Tocqueville. Por su parte, según Habermas la pérdida de función y la tendencia a la individualización no implica que la religión pierda influencia y relevancia ni en el terreno político y cultural de la sociedad ni en el terreno personal. Considera el autor de Teoría de la acción comunicativa que las comunidades religiosas están ganando influencia en la esfera pública, asumiendo el rol de “comunidades de interpretación” en las sociedades seculares, es decir, contribuyen a formar la opinión de los ciudadanos sobre ciertas controversias, proporcionándoles argumentos para poder debatir en la esfera pública.

- ¿Usted también lo cree?

Con total seguridad. No sólo desde una vertiente antropológica, desde la conciencia de la propia finitud y el anhelo de un más allá de la realidad terrenal, sino también desde el punto de vista político existe una influencia beneficiosa de la religión para la libertad democrática, como factor espiritual de cohesión social y de convivencia político-democrática. Las sociedades democráticas necesitan basarse en la fe religiosa para que sobreviva la libertad.

- Señala usted que “la Iglesia está en serio peligro si no encuentra el tertium quid, la importancia de la selección cuidadosa de candidatos al sacerdocio”. ¿Qué debería hacer la Iglesia para que no se produjesen en su seno tantos escándalos como los de Pensilvania?

Disponer de formadores virtuosos. Quien desempeña un cargo debe exhibir un conjunto determinado de virtudes en coherencia con la representación de su ejercicio. De nada sirve ser “competente”, poseer una amplia formación doctrinal y moral, si el sacerdote no interioriza sus conocimientos, de tal modo que su sentir, razonar y actuar sean coherentes y compatibles entre sí, si no hace suyas determinadas virtudes que lo conviertan en alguien capaz de elegir y obrar de modo excelente. Sólo desde esta previa formación podrá lograrse una vida personal santa, a través del esfuerzo constante de la conversión y con la ayuda de la gracia. Aunque, como señalara la Pontificia Comisión para la Protección de menores, la “prioridad” está en una respuesta adecuada a los abusos sexuales, en la adopción de medidas eficaces con el fin de salvar la evangelización y la caridad, es necesaria, sin embargo, una tarea preventiva apremiante, puesto que la Iglesia tiene un problema grave de homosexualidad activa en el clero cuyo encubrimiento, además de producir inmenso dolor, facilita la implantación de la ideología y la corrupción en su seno.

- ¿Clericalismo quizá?

Hay una vinculación evidente, en la que el papa Francisco insiste, entre clericalismo y abuso sexual, pero es la homosexualidad activa y una desviación de la sexualidad lo que provoca mayor sufrimiento. Cuando hablo de homosexualidad activa quiero decir que el verdadero peligro está en la corrupción ideológica, en la mala enseñanza, en someter la doctrina y la moral a la aceptación acrítica de comportamientos espurios que se quieren dominantes y esperan ser asimilados en el interior de la Iglesia.

- Una última cuestión. Sostiene que el mejor modo de vivir es que todos vivamos como si Dios existiera

Es el modo más humano de vivir. Es necesaria una relación correlativa entre razón y fe, entre razón y religión. La religión no es una especie de "quantité négligeable", un asunto banal, como si no tuviera que decir nada importante a los hombres, sino que remite a la verdad del hombre y constituye un esencial correctivo ante una peligrosa arrogancia de la razón instrumental, capaz por sí sola de destruir al propio hombre.

Fuente: Los blogs de La Razón

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Totalmente de acuerdo con tu mensaje, El Español.

Sacar a la religión del espacio público ha sido una reivindicación tradicional de la izquierda, pero la derecha la ha ido asumiendo de buen grado. Quedan las procesiones y otros actos a los que se les da un carácter más bien folclórico. Pero la religión hace mucho tiempo que está fuera del espacio público. La derecha moderada hace tiempo que cree que la religión debe relegarse al ámbito privado. La ultraderecha pagana no es que quiera relegarla, sino que en algunos casos quiere erradicarla. Y en cuanto a la ultraderecha católica -o que presume de tal-, poco a poco entra por el aro, justamente tras la estela del "debate" que hay montado en torno al el islam, sobre la expresión de las creencias en la vestimenta (velo, etc.) o la crítica por mezclar religión y política. Además, ya es muy evidente que muchos de los que se reivindican católicos en política no sienten demasiado esta religión y más bien la utilizan la como una herramienta identitaria o ideológica con la que señalar a los "enemigos".

Y la religión también está desapareciendo del ámbito privado. El primer paso es que desaparezca de lo público y quede relegada al ámbito privado. Pero al poco tiempo empieza a desaparecer también del ámbito privado. Así, por ejemplo, es posible que personas con varios divorcios a sus espaldas se presenten como católicos y sermoneen a la Iglesia sobre lo que debe hacer. O que sodomitas declarados fustiguen al papa por ser demasiado comprensivo con los homosexuales. O que políticos católicos tengan turbios negocios justamente con esos países que dicen que son los enemigos o con empresas sanitarias que operan al margen de la bioética católica. Parece que lo que uno haga en la vida privada no importa. Uno puede ser nominalmente católico sin que esto se refleje en su vida cotidiana. La religión queda reducida a una ideología que se esgrime contra el enemigo pero que no tiene que por qué reflejarse en la conducta privada. Al final, ni religión en el ámbito público ni religión en el ámbito privado.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, me gustaría preguntarte una cosa que sólo guarda una ligera relación con el hilo.

¿Qué opinas de toda la polémica que hay formada sobre los cambios en el Instituto Juan Pablo II? Es uno de los temas que han cogido últimamente como talismán los contrarios al Papa Francisco. A mí me da que es una polémica artificial e interesada, pero quisiera consultar contigo.

Roberto Esteban Duque, el sacerdote cuyo libro mencionabas, se ha sumado a las críticas desde Infocatólica:

El nuevo instituto Juan Pablo II o cuando mantener el nombre degrada a su fundador - Roberto Esteban Duque

Según dice en su biografía, enseña en la Universidad Francisco de Vitoria, por lo que presumo que es de los Legionarios.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Mi impresión personal es que se está sobredimensionando el tema por parte de algunos medios, con objeto de seguir haciendo leña contra las reformas que está promoviendo el Papa Francisco, que con todo lo polémicas que puedan parecer a veces, no olvidemos que objetivamente tienen su fundamento, y afectan en muchos casos a intereses concretos y personales, que a menudo quedan fuera de lo que deberían ser los intereses generales de la Iglesia.

Lo que yo veo es que el Papa, como buen jesuita, está tratando de acercar la realidad de la Iglesia a la realidad del mundo, de manera que pueda producirse un diálogo constructivo. Y esto es completamente diferente a querer adaptar el magisterio a los intereses del mundo, tal como algunos pregonan. Eso es evangelizar y no dar por sentado que ya estamos evangelizados. En definitiva de trata de poner a la Iglesia en salida, que tantas veces ha predicado este Papa. Es decir, se trata de observar la realidad presente y actuar en función a ella y no en función de un ideal de perfección que resulta imposible hoy en día para la mayoría. A ese ideal se ha de llegar, pero no desde otro ideal sino desde la realidad. Lamentablemente el mundo está podrido de materialismo de todo tipo y la espiritualidad es difícil de abrazar, si no se le ofrece un camino, desde la realidad de este mundo.

Por ejemplo, cuando se le acusa de minar el matrimonio por querer admitir a los divorciados vueltos a casar en la vida de la Iglesia, tenemos que pensar que, desgraciadamente en este mundo hay millones de matrimonios fracasados, que ahora tratan de reconstruir sus vidas con otras parejas, y algunos buscan en la Iglesia lo que antes no supieron encontrar en sus vidas. ¿Es eso lo querido por Dios para el matrimonio? Objetivamente no pero ¿debe la Iglesia por ello condenar a perpetuidad a toda esa gente? ¿Debe hacer oídos sordos al gravísimo problema de los matrimonios fracasados, y hacer como si no existieran todas esas nuevas parejas? Evidentemente esa tampoco fue nunca la voluntad de Dios.

Por eso el Papa ha propuesto, entre otras cosas de las que no se suele hablar, como prepararse mejor para el matrimonio y abundar en la pastoral familiar, integrar a esas personas en la vida pastoral y de comunidad. Pero cuando los detractores se refieren a ello solo hablan del bulo de la comunión, que además es falso pues, Francisco no dice que puedan comulgar, sino que propone integrarlos en la vida de la comunidad.

Rescato al respecto una pregunta que le hicieron hace algún tiempo donde lo explica bastante bien:

Cita

Pregunta: Santo Padre Ud. ha hablado mucho sobre la familia y el Año Santo de la Misericordia durante este viaje, pero algunos se preguntan, ¿cómo es posible que una Iglesia misericordiosa con más facilidad perdona a un asesino que un divorciado vuelto a casar?

Papa Francisco: Ah, ¡me gusta esta pregunta! Sobre familia, han hablado dos sínodos. El Papa habló todo el año durante las catequesis de los miércoles, y la pregunta es verdadera, me gusta la pregunta porque usted la ha hecho ‘plásticamente’ bien.

En el documento post-sinodal que saldrá antes de Pascua, se retoma todo lo que el Sínodo abordó en uno de los capítulos  habló sobre los conflictos o sobre las familias heridas y la pastoral de las familias heridas. Es una de las preocupaciones, como otra es la preparación al matrimonio. Imagínese: para ser cura, es necesario estudiar por 8 años y luego, si no lo logras, pides una dispensa y te vas.

Pero, para un sacramento que dura toda la vida, tres, cuatro clases…  La preparación al matrimonio es muy importante, muy muy importante, porque creo que es algo que en la Iglesia, al menos en la pastoral común, al menos en mi país en Sudamérica no ha contado tanto.

Por ejemplo, ahora no mucho, pero hace algunos años había en mi país la costumbre de los casamientos ‘de apuro’, casamientos hechos con prisa porque viene un niño, para taparlo socialmente y salvar el honor de la familia y ahí no eran libres. Y muchas veces estos matrimonios son nulos, y yo, como obispo, he prohibido hacer esto a los sacerdotes cuando existía esto… que nazca el niño, que permanezcan como novios y cuando sientan hacerlo para toda la vida que vayan adelante, pero existe una falta del matrimonio.

Otro capítulo muy interesante es la educación de los hijos. Las víctimas de los problemas familiares son los hijos, pero también los problemas de la familia que el marido y la mujer quieren, por ejemplo, las necesidades de un trabajo, cuando el padre no tiene tiempo para hablar con sus hijos, cuando la madre no tiene tiempo libre para hablar con sus hijos cuando yo confieso a una pareja que tiene hijos, un matrimonio les digo: ‘¿cuántos hijos tienen?’.

Algunos se asustan porque dicen: ‘el sacerdote me preguntará  por qué no tengo más…’ y yo digo ‘le haré una segunda pregunta: ‘¿Usted juega con sus hijos?’ Y la mayoría, casi todos, dicen que ¨Padre no tengo tiempo, trabajo todo el día¨, y los hijos son víctimas, es un problema social que hiere a las familias. Me gusta su pregunta.

Una tercera cosa interesante es que en el encuentro con las familias en Tuxtla Gutiérrez había en una pareja de casados en segunda unión integrados en la pastoral de la Iglesia y la palabra clave que usó el Sínodo y que yo retomaría es integrar en la vida de la Iglesia a las familias heridas, las familias vueltas a casar, pero no olvidar a los hijos en medio. Ellos son las primeras víctimas, sea para las heridas, sea para las condiciones de pobreza, de trabajo…

Pregunta: ¿Esto quiere decir que pueden recibir la comunión?

Papa Francisco: Esto es algo último, integrar en la iglesia no significa conceder la comunión porque yo conozco a católicos casados en segundas nupcias que van a la iglesia tres o cuatro veces al año, y ‘yo quiero hacer la comunión’, como si fuera un título honorífico. Un trabajo de integración... Todas las puertas están abiertas, pero no se puede decir que estas personas puedan comulgar.

Esto sería una herida, también para los matrimonios, porque esto no los haría proceder por ese camino de integración. Y estos dos eran felices y usaron una expresión muy linda: nosotros no hacemos la comunión eucarística, pero sí estamos en comunión cuando visitamos a hospitales y en esto, y en esto.  Su integración es esa. Si hay algo más, ya lo dirá el Señor. Es un camino.

En cuanto a lo del Instituto Juan Pablo II, entiendo que lo que se busca es adaptar la enseñanza que presta la institución, a la nueva dinámica de pastoral que propone el Papa, abierta a la realidad del mundo. Pero de nuevo se está haciendo sangre con el tema, y se están extendiendo bulos como el de la famosa carta de 150 estudiantes cuestionando los cambios, cuando en realidad solo hubo una carta de los delegados de curso preguntando cuales iban a ser los cambios, cosa lógica en cualquier institución de enseñanza que acometa cambios en su programa. Además de que también es falso que se les obligue a estudiar en el nuevo programa, pues el Insituto ofrece ahora los dos programas formativos en su oferta. Es decir, de bulo en bulo hasta que el Papa caiga o deje de molestar.

Dejo una nota de prensa que publicó el Instituto ante las noticias aparecidas en los medios pues para poder opinar sobre el tema es bueno acudir a las fuentes originales. Está en Italiano pero se entiende fácil:

Cita

Comunicato Stampa – Pontificio Istituto Teologico Giovanni Paolo II per le Scienze del Matrimonio e Famiglia

COMUNICATO STAMPA

A seguito di alcune voci e commenti relative all’approvazione degli Statuti e del nuovo Ordinamento degli Studi del Pontificio Istituto Teologico Giovanni Paolo II, si precisa quanto segue:

  • L’approvazione del doppio titolo di studi (Licenza e Dottorato in Teologia del matrimonio e della famiglia e in Scienze del matrimonio e della famiglia) assicura un guadagno alla specificità della ricerca teologica che viene al contempo esplicitata e connessa con il resto delle scienze che studiano il matrimonio e la famiglia. Inoltre tale duplice percorso risponde con maggior cura agli standard previsti dal processo di Bologna.
  • All’interno di questo rafforzamento dell’assetto teologico, la riflessione morale trova nuova e più specifica collocazione, che si declina nel duplice insegnamento di Morale del matrimonio e della famiglia e di Etica teologica della vita. Viene meno invece l’insegnamento di Morale Fondamentale, già previsto nel piano di studi teologici del primo ciclo, senza il quale non si può accedere alla licenza in Teologia (art. 3 degli Statuti).
  • In questo senso il progetto accademico del nuovo Istituto, approvato dalla Congregazione per l’Educazione Cattolica, si configura come un allargamento della riflessione sulla famiglia e non come una sostituzione di temi e argomenti. Tale allargamento, mostrando ancor di più la centralità della famiglia nella chiesa e nella società, conferma e rilancia con vigore nuovo l’intuizione originaria e ancora feconda di san Giovanni Paolo II.
  • A questo proposito sono destituite di ogni fondamento le voci che vedono la soppressione della Cattedra Karol Wojtyla e l’allontanamento del suo direttore, l’ottantacinquenne prof. Grygiel.
  • Altrettanto destituita di fondamento è la notizia di una lettera di 150 studenti che si lamentano delle novità. A oggi, alle autorità accademiche risulta giunta una sola lettera da parte dei rappresentanti degli studenti del corso di licenza e di master in cui chiedono spiegazioni circa le novità in atto. A differenza di quanto divulgato, tutti gli studenti sono stati prontamente informati delle novità e rassicurati, a norma dell’art. 89 dello statuto, circa la validità triennale dei vecchi programmi di studio. A tutti sarà data la possibilità di scegliere tra vecchi e nuovi ordinamenti e il tempo per redigere eventuali nuovi piani di studi.
  • Gli Statuti approvati regolano con precisione i ruoli delle diverse autorità accademiche, a partire dal Gran Cancelliere cui sono affidati precise incombenze, secondo quanto indicato da Veritatis Gaudium. Risulta dunque falsa la notizia relativa a un accentramento di potere nelle mani di quest’ultimo. Ad esempio, a differenza di quanto accadeva in passato, la nomina dei nuovi docenti stabili dovrà avvenire mediante un concorso pubblico (cfr art. 24).
  • La cessazione del vecchio istituto e l’attivazione del nuovo ha comportato, a norma dell’art. 90 degli Statuti, la nomina ex novo di tutti i docenti (in via eccezionale e solo per questo primo passaggio a cura del Gran Cancelliere e del Preside, in quanto non ancora operante il consiglio di Istituto) e, nei prossimi mesi, delle cariche accademiche. In tale occasione si è dovuto prendere atto dell’impossibilità del prof. Noriega a occupare il ruolo di docente stabile in quanto superiore Generale di un ordine religioso, (ai sensi del can. 152 CJC, dell’art. 29 della Veritatis Gaudium, recepiti dall’articolo 31 degli Statuti). Non è stato inserito tra i docenti stabili del nuovo istituto il prof. Melina poiché non è più presente la cattedra di teologia morale fondamentale da lui occupata fino a oggi. Naturalmente, per entrambi saranno assicurati tutti i diritti acquisiti.
  • In base a un criterio di coerenza ed economia, grazie anche ad alcune sinergie con la Pontificia Università Lateranense, sono stati ridotti inoltre il numero dei corsi complementari e dei seminari. Questo ha determinato il mancato rinnovo, per quest’anno, di alcune collaborazioni con docenti incaricati. A tutti loro è stata comunicata l’ipotesi di riprendere la collaborazione per gli anni futuri, grazie a una programmazione ciclica di alcuni insegnamenti complementari.
  • È assolutamente falsa la notizia relativa al licenziamento di alcun dipendente amministrativo dell’Istituto. Tutti continuano il loro servizio, particolarmente gravoso in questo tempo di cambiamento. A loro va la gratitudine per tutto il lavoro svolto in queste settimane.

 

Le precisazioni qui riportate nascono a fronte di una comunicazione distorta, faziosa, talvolta in mala fede, che spesso non ha mai neanche cercato una verifica delle notizie alla fonte. Si ringraziano tutti quei giornalisti che, anche con legittime posizioni critiche verso alcune scelte, hanno voluto raccontare con onestà i cambiamenti in atto. L’ufficio stampa è sempre disponibile per chiarimenti e informazioni.

Città del Vaticano, 29 luglio 2019

 

Ufficio Stampa

Pontificio Istituto Teologico Giovanni Paolo II per le Scienze del Matrimonio e della Famiglia

www.istitutogp2.it – press@istitutogp2.it

Si os fijáis, condenan las informaciones “distorsionadas y facciosas, a veces de mala fe, que a menudo ni siquiera ha intentado verificar en su origen”.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Español, me queda mucho más claro el asunto con tus explicaciones. Mi impresión inicial es que estaban sacando de quicio el tema, por ejemplo, manipulando con lo de la "comunión de los divorciados vueltos a casar", mientras por otro lado hacen la vista gorda con las anulaciones de matrimonios al por mayor o con la planificación familiar a la que se contentan con cambiarle el nombre. Pero como es un terreno delicado el de la moral familiar, y como estoy bastante soliviantado con estos antifrancisquistas, prefería consultar con una persona que sepa del asunto antes de adoptar una posición definitiva.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Bueno, yo tampoco soy ningún experto vaya. Solo digo lo que pienso en función de lo que he leído y lo que se comenta dentro.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Hispanorromano
      Creo que merece la pena rescatar y comentar este texto que dejó un lector anónimo de un blog tradicionalista católico:
      Creo que tiene razón en varias cuestiones.
      Aunque rechacemos algunos aspectos de la modernidad, todos somos modernos en cierta medida. Los que presumen de estar al margen de la modernidad con frecuencia son tan modernos como los otros y en algunos casos puede que sean más modernos.
      El contraste entre esa pureza antimoderna que invocan algunos y la realidad ofrece numerosos ejemplos desternillantes: curas sin sotana que sacuden al Papa Francisco por moderno, mujeres tradicionalistas con minifalda que sin embargo consideran el velo un complemento chic, impugnadores de la misa moderna que terminan por no ir a ninguna misa y prefieren dedicar el domingo a las habituales sesiones de onanismo en internet, fieros guerreros contra el mundo moderno que lucen tatuajes y argollas y que se dedican profesionalmente al porno, acérrimos críticos del Concilio Vaticano II que hacen gala de su homosexualidad en internet, personas que claman contra el aborto sólo si el que lo practica no es de su tribu ideológica, lefebvristas fanáticos que consideran sagradas e intocables las peores innovaciones en materia familiar de Pablo VI, tradicionalistas antimasónicos que se entregan al gnosticismo con escasa vergüenza, furibundos antiliberales que creen que la religión y la sexualidad son un asunto privado, sedicentes reaccionarios que sacralizan la libertad de expresión y que no reconocen más  autoridad que sus propias apetencias, que por lo general cambian al son de las modas en internet.
      Los ejemplos son inagotables. Pero lo importante es que se atisba en muchos antimodernos un perfecto acople con el siglo (además, en sus manifestaciones más perversas) y un espíritu subversivo muy similar al de los anarquistas. La invocación a lo tradicional no pasa de ser un grito romántico o una elección estética sin ninguna concreción en la vida real. Al final es una especie de juego de rol, una forma de jugar a las tribus en el ámbito urbano de las muchas que ofrece el capitalismo sin Dios.
      Así que cuidado con los que se presentan como "antimodernos" y con los que sólo muestran apego a las formas externas de la tradición, aunque por lo general también adulteran y convierten en un esperpento esas formas externas. Ni en ese aspecto externo son capaces de ser tradicionales. Pero en particular muchísimo cuidado con los que utilizan expresiones contradictorias como "revuelta contra el mundo moderno", que están sacadas de Giulio Evola, un gnóstico demoníaco que decía que el cristianismo destruyó el "mundo tradicional", es decir, la pederastia y otras costumbres precristianas que le resultaban gratas a dicho "pensador". El peor espíritu subversivo adora vestirse con ropajes tradicionales, quizá porque así camufla mejor sus intenciones.
      Pero no quiero terminar mi escrito con una diatriba contra otras personas, lo que sería quizá un tanto moderno. Reconozco que yo también he incorporado algunos aspectos poco tradicionales a mi vida que intento moderar: excesiva dependencia de internet, poca vida familiar, tendencia a opinar de demasiadas cosas, cierto desprecio por la autoridad junto con una tendencia a glorificar a los rebeldes, ausencia de práctica religiosa durante algunas temporadas, ideologización de cuestiones políticas, sociales y religiosas en las que no debería entrar la ideología. Entre muchas.
    • By Hispanorromano
      Hace tiempo que quería abrir un hilo sobre este tema. Hay muchos autotitulados «patriotas» que se revuelven contra la propia patria. Y hay una derecha vendepatrias, que se vende a países extranjeros o que pone los intereses económicos por delante de la propia patria. Siempre ha existido ese tipo de derecha, aunque la cosa parece ir en aumento. Naturalmente, no se trata de blanquear a la izquierda, que en su mayor parte es antipatriótica y que no le tiene mucho cariño a la idea de España, por desgracia. Simplemente se trata de mostrar que en la derecha también cuecen habas y de ver si se le puede poner remedio.
      No lo planteo como gran hilo para teorizar sobre el tema, pues tampoco lo acabo de tener claro, sino más bien para recoger ejemplos de esa derecha a la que la patria le importa tres cominos, pese a que apele con frecuencia a ella.
      Algunos de estos ejemplos versarán sobre personas y grupos que presumen de «patriotas» y que se ubican ideológicamente en la extrema derecha. Pero no necesariamente. Por ejemplo, este fragmento que traigo hoy es de Antonio Burgos, un columnista de derecha moderada muy apreciado por el público conservador, tanto el que sigue votando al PP como el que se ha pasado a Vox.
      El artículo de Antonio Burgos es una crítica a la sumisión que muestra Pedro Sánchez hacia Torra. La crítica, por tanto, es merecida y se puede decir que lleva razón en ese punto. El problema es que lo aliña con una serie de consideraciones sobre Estados Unidos que producen vergüenza ajena, a mi modesto entender:
      Iré recogiendo ejemplos de este tipo. Podéis aportar los ejemplos que queráis y también podéis discutir los ejemplos que pongo si consideráis que no son acertados. (Puede que en ocasiones se me vaya la mano.) Ya digo que lo concibo como un hilo ligero, en el que se puedan aportar y discutir ejemplos, pero está abierto a todas vuestras reflexiones.
    • By Hispanorromano
      En Teatro Crítico Universal, el P. Feijoo realiza una defensa de la mujer muy meritoria para la época:
      Defensa de las mujeres / Feijoo / Teatro crítico universal 1, 16
      Feijoo niega que la mujer sea inferior al hombre y pone ejemplos de mujeres eximias. No obstante, explica de forma muy convincente por qué no es posible que en una sociedad de dos, como es el matrimonio, manden los dos a la vez:
      Pues efectivamente, si en una sociedad de dos mandan los dos por igual, aquello sería la discordia permanente, que es lo que ocurre ahora cuando las mujeres se proclaman emancipadas del patriarcado. Si una sociedad de dos quiere llegar a buen puerto, uno debe estar subordinado al otro -lo que no quiere decir que éste tenga derecho a ejercer la tiranía- y ambos deben estar subordinados a Dios.
      Ese capítulo de Feijoo es delicioso y recomiendo leerlo entero; es una defensa de la mujer muy católica y muy española. Pero he seleccionado, por su actualidad, estos párrafos en los que Feijoo explica que, a pesar de igualar en prendas a los hombres, si la mujer mandase en pie de igualdad con el varón, de ello resultaría un terrible desorden para la sociedad.
    • By Hispanorromano
      Perdonad el título un tanto sensacionalista para un hilo que sólo pretende conocer mejor las costumbres antiguas. Cuando hablo de tradicionalismo no me refiero a los carlistas sino al tradicionalismo católico que reivindica la liturgia antigua y que es contrario al Concilio Vaticano II. Dejo claro que en principio el tradicionalismo católico y la reivindicación del latín tienen mis simpatías, lo cual no impide que detecte algunas incongruencias en este sector.
      Una de las cosas que llevan a gala los tradicionalistas es que sus mujeres llevan la cabeza cubierta en misa, como era costumbre hace sesenta años. Esta reivindicación tiene toda mi simpatía: creo que la mujer debe recuperar su antigua modestia y al varón tampoco le vendría mal. Pero veo algunas cosas extrañas en las fotos que publican en internet las sociedades tradicionalistas.
      De algunas conversaciones con mi madre, recuerdo que me comentaba que, efectivamente, en aquella época la mujer debía llevar la cabeza cubierta en misa. Pero casi más importante que eso era que la mujer observase una modestia general en todo su atuendo y comportamiento, lo que implicaba no llevar los brazos desnudos y no vestir faldas cortas. Sin embargo, en muchas fotos de misas tridentinas de sociedades tradicionalistas, observo que, si bien las mujeres llevan cubierta la cabeza con un vaporoso velo, no tienen en cambio empacho alguno en mostrar sus brazos desnudos o vestir faldas bastante cortas. Y ahí veo una contradicción. En el espíritu católico que algunos añoran, lo importante no era llevar tal o cual prenda, en este caso el velo, sino vestir y comportarse de forma modesta. No tenía ningún sentido portar velo y, sin embargo, llevar los brazos desnudos o vestir una falda por encima de las rodillas.
      Pongo un ejemplo que he visto ayer en la web de la FSSPX, pero no es el único caso ni el más llamativo que he visto:

      Lleva tiempo rondándome una idea a este respecto. ¿El velo que usan algunos tradicionalistas no habrá perdido su sentido original y se habrá convertido en un simple elemento identitario o incluso de moda femenina? Porque el hecho de que lleven los brazos desnudos o vistan faldas cortas parece apuntar a que el verdadero motivo de portar el velo no es la modestia.
      Pero hay una razón por la que, de momento, no puedo dar por cierta esta tesis: no sé si lo que me contaba mi madre era lo generalizado en aquella época. En suma, realmente no conozco las costumbres antiguas más que de oídas y ya de personas que tampoco las han vivido plenamente.
      Por eso apelo a vosotros y especialmente al Español, que por tener más tiempo vivido quizá conozca mejor las costumbres antiguas. ¿Es cierto que en aquella época no se veía bien que la mujer llevase los brazos desnudos o vistiese faldas cortas? En consecuencia, ¿se habría visto una incongruencia en llevar el pelo tapado pero no los brazos ni las pantorrillas?
      Mi interés primario es conocer las costumbres antiguas para entender mejor los cambios que han ocurrido en la Iglesia y en la sociedad. Pero creo que también habría que estudiar si algunas señas de identidad que usan los tradicionalistas no son más que eso, señas de identidad, en vez costumbres plenamente vividas y enraizadas en la Tradición.
    • By Hispanorromano
      Un antropólogo desconocido para mí publica un libro crítico con el arte contemporáneo:
      Carlos Granés: "El arte incorrecto está acabado. Triunfa el buenismo" | La Esfera de Papel
      En la entrevista que le hace El Mundo encuentro algunas reflexiones interesantes sobre el arte contemporáneo:
      Es verdad que el capitalismo se apropia de cualquier corriente cultural que surja en los márgenes de la sociedad. No hay movimiento "contracultural" que quede al margen. También es cierto que los valores que, por medio de provocaciones, promovían los rebeldes de aquel entonces han terminado asimilados por la sociedad actual.
      Pero más interesante es lo que comenta a continuación sobre al carácter comercial de cualquier rebeldía o, dicho con otras palabras, la "corrección política" inherente a toda proclama de "incorrección política":
      La doble moral de los artistas progres:
      Las técnicas del arte vanguardista las aplican a la política movimientos como el de Podemos o el de Trump, y tienen su mejor vehículo de expresión en las redes sociales, donde hay que hacer el salvaje para que te han un poquito de caso:
      En fin, tampoco es nada del otro mundo. Pero me pareció que esta entrevista ofrecía alguna reflexiones de provecho para el foro.
  • Corazón Español is a community of forums founded in October 2017, aimed at promoting harmony and the common good from the universal perspective of Hispanic Catholic culture and tradition. The registration of a personal account is public and free, and allows you to participate in general forums, create forums communities, and enjoy different services in accordance with the rules of participation. Register now if you do not have your user account yet.

     

    Spanish Heart

  • Popular Now

  • Our picks

    • https://www.mundorepubliqueto.com/2020/05/01/no-todo-lo-que-brilla-es-oro/

      Una vez más, por aprecio a estos amigos dejo solo el enlace para enviar las visitas a la fuente.

      Solo comento la foto que ponen de un congreso internacional identitari que hubo un México. Ahí se plasma el cáncer que han supuesto y parece que aún sigue suponiendo aquella enfermedad llamada CEDADE. En dicha foto veo al ex-cabecilla de CEDADE, Pedro Varela -uno de esos nazis que se dicen católicos- junto a Salvador Borrego -que si bien no era nazi, de hecho es un mestizo que además se declara hispanista y favorable a la mezcla racial propiciada por la Monarquía Católica,  sí que simpatizó con ellos por una cuestión que quizá un día podamos comentar- uno de los "revisionistas" más importante en lengua española, así como el también mexicano Alberto Villasana, un escritor, analista, publicista, "vaticanista" con gran predicamento entre los católicos mexicanos, abonado totalmente a la errática acusación contra el papa Francisco... posando junto a tipos como David Duke, ex-dirigente del Ku Kux Klan, algo que lo dice todo.

      Si mis rudimentarias habilidades en fisonomía no me fallan, en el grupo hay otro español, supongo que también procedente del mundillo neonazi de CEDADE.

      Imaginemos la corrupción de la idea de Hispanidad que supone semejante injerto, semejante híbrido contra natura.

      Nuestra querido México tiene la más potente dosis de veneno contra la hispanidad, inyectado en sus venas precisamente por ser un país clave en ella. Es el que otrora fuera más próspero,  el más poblado, también fue y en buena parte sigue siendo muy católico, esta en la línea de choque con el mundo anglo y... los enemigos de nuestra Hispanidad no pueden permitir una reconciliación de ese país consigo mismo ni con la misma España, puente clave en la necesaria Reconquista o reconstrucción. Si por un lado está infectado por el identitarismo amerindio -el indigenismo- por el otro la reacción está siendo narcotizada por un identitarismo falsohispanista, falsotradicionalista o como queramos verlo, en el cual CEDADE juega, como vemos, un factor relevante.

      Sin más, dejo ahí otra vez más mi sincera felicitación al autor de ese escrito. Enhorabuena por su clarividencia y fineza, desde luego hace falta tener personalidad para ser capaz de sustraerse a esa falsa polarización con que se está tratando de aniquilar el hispanismo.

       





        • Excellent (25 positive and improvement points)
      • 17 replies
    • La libertad sexual conduce al colapso de la cultura en tres generaciones (J. D. Unwin)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
        • Extraordinary (100 positive and improvement points)
    • Traigo de la hemeroteca un curioso artículo de José Fraga Iribarne publicado en la revista Alférez el 30 de abril de 1947. Temas que aborda: la desastrosa natalidad en Francia; la ya muy tocada natalidad española, especialmente en Cataluña y País Vasco; las causas espirituales de este problema, etc.

      Si rebuscáis en las hemerotecas, hay muchos artículos de parecido tenor, incluso mucho más explícitos y en fechas muy anteriores (finales del s. XIX - principios del s. XX). He traído este porque es breve y no hay que hacer el trabajo de escanear y reconocer los caracteres, que siempre da errores y resulta bastante trabajoso, pues ese trabajo ya lo ha hecho la Fundación Gustavo Bueno.

      Señalo algunos hechos que llaman la atención:

      1) En 1947 la natalidad de Francia ya estaba por los suelos. Ni Plan Kalergi, ni Mayo del 68, ni conspiraciones varias.

      2) Pero España, en 1947 y en pleno auge del catolicismo de posguerra, tampoco estaba muy bien. En particular, estaban francamente mal regiones ricas como el País Vasco y Cataluña. ¿Será casualidad que estas regiones sean hoy en día las que más inmigración reciben?

      3) El autor denuncia que ya en aquel entonces los españoles estaban entregados a una visión hedonística de la existencia, que habían perdido la vocación de servicio y que se habían olvidado de los fines trascendentes. No es, por tanto, una cosa que venga del Régimen del 78 o de la llegada al poder de Zapatero. Las raíces son mucho más profundas.

      4) Señala que el origen de este problema es ético y religioso: se ha perdido la idea de que el matrimonio tiene por fin criar hijos para el Cielo. Pero también se ha perdido la idea del límite: las personas cada vez tienen más necesidades y, a pesar de que las van cubriendo, nunca están satisfechas con su nivel de vida.

      Este artículo antiguo ilumina muchas cuestiones del presente. Y nos ayuda a encontrarle solución a estos problemas que hoy nos golpean todavía con mayor fuerza. Creo que puede ser de gran provecho rescatar estos artículos.
        • I like (5 positives and 3 improvement points)
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • En torno a la posibilidad de que se estén usando las redes sociales artificialmente para encrespar los ánimos, recojo algunas informaciones que no sé sin son importantes o son pequeñas trastadas.

      Recientemente en Madrid se convocó una contramanifestación que acabó con todos los asistentes filiados por la policía. Militantes o simpatizantes de ADÑ denuncian que la convocó inicialmente una asociación fantasma que no había pedido permiso y cuyo fin último podría ser provocar:

      Cabe preguntarles por qué acudieron a una convocatoria fantasma que no tenía permiso. ¿Os dais cuenta de lo fácil que es crear incidentes con un par de mensajes en las redes sociales?

      Un periodista denuncia que se ha puesto en marcha una campaña titulada "Tsunami Español" que pretende implicar a militares españoles y que tiene toda la pinta de ser un bulo de los separatistas o de alguna entidad interesada en fomentar la discordia:

      El militar rojo que tiene columna en RT es uno de los que difunde la intoxicación:

      Si pincháis en el trending topic veréis que mucha gente de derechas ha caído en el engaño.

      Como decía, desconozco la importancia que puedan tener estas intoxicaciones. Pero sí me parece claro que con las redes sociales sale muy barato intoxicar y hasta promover enfrentamientos físicos con unos cuantos mensajes bien dirigidos. En EEUU ya se puso en práctica lo de citar a dos grupos contrarios en el mismo punto para que se produjesen enfrentamientos, que finalmente ocurrieron.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
    • Una teoría sobre las conspiraciones
      ¿A qué se debe el pensamiento conspiracionista que tiene últimamente tanto auge en internet? Este artículo baraja dos causas: la necesidad de tener el control y el afán de distinguirse de la masa.
        • An applause (10 positives and 5 improvement points)
      • 67 replies
  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

    • Bingbot(6)
    • Chrome(2)
×